Patio norte

Tema en 'Planta baja' iniciado por Yugen, 9 Abril 2020.

  1.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    El patio norte es un entorno plagado de belleza natural. Salpicado de pequeños bancos donde sentarse a almorzar o descansar, es un lugar tranquilo en sintonía con la naturaleza. En el centro del mismo se localiza un cerezo que suele dar sombra durante los días de primavera y verano.

    Cuentan que este árbol se hallaba allí mucho antes de la construcción de la academia. Los alumnos suelen referirse al patio norte como: "la plaza del viejo cerezo".

    1338e890d98f47d2a6c58a7e776a8b9b.jpg

    Actualmente el cerezo se encuentra floreciente y sus pétalos rosados danzan en la brisa primaveral de Abril.

    Sur: Patio frontal
    En frente: Cafetería
    Por el camino de piedra: Invernadero
     
    Última edición: 10 Abril 2020
    • Fangirl Fangirl x 2
  2.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    Para su suerte si había jugo de manzana y no era tan caro, agradeció a quien atendía cuando lo tuvo en sus manos, camino nuevamente hacia los casilleros, cambio sus zapatos y dispuso a salir al patio, un poco de sol no le vendría mal, el aire fresco le quitaría el sofoco y seguramente habría espacios con menos gente a las afueras del colegio, de seguro que si.

    Cuando se encontraba ya fuera habrió la botella con el jugoso contenido, valga la redundancia, y tomaba pequeños sorbos de una manera muy lenta, con el rostro agotado, ojos medios caídos, una cara de sueño definitivamente.

    Vio la tentadora sombra del gran cerezo, con sus hermosos colores rosados, le brillaron los ojitos y decidió sentarse debajo. Cerró los ojos respaldándose en el banco, inspirando hondo, exsalando lento, después los abrió y un par de rayos que se colaban entre las hojas le llegaron, por lo que inmediatamente se cubrió con el antebrazo.

    Dejó de respaldarse para apoyar sus brazos en las piernas, con la botella sujetada con ambas manos, le dio otro sorbo, observando sus alrededores, después de todo no tenía nada más que hacer...

    ¡Ah! La bendita, dio un pequeño gruñido, ya podía dejarla para después, más aún cuando su cuerpo poco a poco se iba tranquilizando, y con ello yéndose de costado, hasta que terminó totalmente horizontal en el banco, y sus párpados cada vez eran más y más pesados, ni siquiera había cerrado bien la botella cuando se quedó dormida.

    No debía volver a quedarse jugando hasta las cinco de la mañana.
     
    • Adorable Adorable x 3
  3.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Definitivamente Mimi tenía razón. Aika era rápida. En tan solo unos minutos había recorrido gran parte de los alrededores de la academia, el patio frontal, la piscina, la cafetería... preguntando a todo el mundo si habían visto a una niña. Cuando indagaban sobre su apariencia, ofreciéndose a ayudar, sin embargo, Aika no podía decirles nada. Y allí acababa la ayuda.

    Sus pasos terminaron llevándola al patio norte con los brazos cruzados tras la cabeza. Ah, tenía hambre. No había comido nada, con lo mucho que le apetecía una soda ni siquiera la había comprado en la cafetería con las prisas. Tampoco había desayunado ese día.

    Soplaba una brisa suave. Y los rosados pétalos del viejo cerezo en flor flotaban en la brisa. Una señal inequívoca de la primavera. Y allí, bajo la sombra fresca de sus ramas, vio una figura pequeña dormida sobre un banco.

    Había perdido toda esperanza de encontrarla. ¿Pero qué importaba? No la mataría preguntar a una persona más. Se acercó al banco y se acuclilló frente a ella. Era una chica joven, probablemente de primero. Su cabello castaño caía suavemente sobre sus hombros.

    Aika picó su mejilla con un dedo.

    —Hey. Hey...—susurró— ¿has visto de casualidad a una niña?
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Gracioso Gracioso x 1
  4.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    Sus sueños de días de antaño se vieron interrumpidos por alguien picando su mejilla tras una suave voz.

    Habrió los ojos lentamente, encontrándose con un rostro demasiado cerca de ella, y en dos segundos toda su sangre se le había subido al rostro, incorporándose en el acto, pero tan veloz y descuidada provocó un pequeño golpe de frentes con la chica ajena, miró su botella de zumo, está vacía hasta la mitad, tras reparar en que parte de su hombro y del banco estaban mojado entendió que está se había derramado mientras dormía... Espera ¿Se había quedado dormida delante de todos?

    Se sobó la cabeza, pidiendo disculpas por el pequeño accidente, miro al suelo, aunque aún veía bastante bien a la chica por estar acuclillada, hizo un puchero con el rostro enrojecido, que vergüenza.

    —¿Una... Niña? — Se quedó pensando un momento, aquella pregunta era... extremadamente ambigua ¡el colegio estaba lleno de niñas! niñas tirando a adultas, niñas tirando a literalmente niñas ¿cuántas habrían? era imposible saber a quien se refería con tan poco información—. ¿Por... Por qué?... Es que, esto... no... no conozco a nadie—. Se llevó un mechón tras la oreja, desviando la mirada ¿Cuántas chicas más de extravagante cabello iban a aparecer? ¿Les dejaban siquiera estar así en la escuela? El sonrojo había disminuido un poco, pero ahí se mantenía—. Tal-tal vez los profesores puedan... ayudarte... No, mejor no —negó sacudiendo ambas manitas delante de si, suspiró, arremolinándose el cabello de su nuca, algo nerviosa— Tal vez Kurosawa sabría —susurró para sí misma,con las vista clavada en el suelo, volvió a suspirar, no se sentía con la confianza para mirarle, aún arrepentida de que le hubiera visto llorar. Miró a la chica, con una clara muestra de nerviosismo y algo incómoda ¿En serio habría sido buena idea preguntarle a ella? — Lo- lo siento, no tengo idea, soy... nueva... por... acá.

    El silencio le incomodaba, ya no sabía que más responderle a la chica, miró a los lados de reojo, no había nadie más en el patio... Hacía calor... ¿Estaría bien?

    >> ¿ Qui-quieres ? — Le tendió la botella a la chica, bastante tensa, intercalando miradas entre ella y la botella, para terminar con la vista en el piso, haciendo un puchero, recién caía en cuenta de que compartir de una misma botella podría llegar a ser asqueroso, Natsu la había malacostumbrado a ello, a pesar de todo, no reclinó la oferta del zumo, pues ya lo había hecho y no podía retractarse ahora.
     
    Última edición: 12 Abril 2020
    • Adorable Adorable x 3
  5.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Ante la negativa de la joven, Aika suspiró con resignación y se irguió. Con las manos cruzadas tras la cabeza cerró los ojos.

    —Vaya, así que tampoco sabes nada...—dijo—. Por una vez que Mimi quiere disculparse con alguien. Esa chica es muy rara pero es súper maja en el fondo cuando la conoces...

    Y pensando en eso se le escapó una pequeña y alegre risa. ¿Cómo es que eran amigas? Dios.

    En ese momento se dio cuenta de que la muchachita le tendía su botella de zumo. Aika abrió ligeramente lo ojos de la sorpresa y entonces sonrió. El hambre burbujeando en su estómago sin darle tregua.

    —¡Woah!—exclamó com cierto asombro y dio un saltito hacía atrás, una pierna flexionada delante de la otra para mantener el equilibrio—. ¿En serio? ¿Toda para mí? ¡Gracias, me muero de hambre!

    Declaró con energía y sin pensarlo la tomó, bebiendo hasta la última gota y limpiándose después la boca con la manga del uniforme. Soltó una pequeña exclamación ahogada. ¡Qué refrescante! Venía tan bien después de la carrera que había hecho...

    Ni siquiera pensó que la gente normal podía considerarlo un beso indirecto. Aika no tenía en cuenta esa clase de cosas. Con sorprendente habilidad lanzó la botella vacía a una papelera cercana y se sentó junto a Watanabe con ambas manos apoyadas en el banco.

    —Entonces... cuéntame peque-chan... ¿quieres que seamos amigas? Así ya no estarás aquí sola. Yo me llamo Aika. ¡Aika-chan~!


    Y le sonrió, amplia y genuina. Como solo Aika Izumi podía serlo.
     
    • Adorable Adorable x 3
  6.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    ¿Rara y buena gente al mismo tiempo? Se acordó de Haruka, ella era bastante tosca muchas veces, pero bien intencionada la mayoría del tiempo ¿Sería la amiga de está chica igual?

    Cuando se bebió todo su jugo de un trago sus ojos se abrieron impactados, casi se le cae la mandíbula del asombro, pero tan solo llegó a tragar grueso.

    —E-esto... —tartamudeó, en realidad ella pensó que tan solo tomaría uno que otro sorbo ¡No toda la botella! Pero había parecido tan aliviada tras tomar tal trago que prefirió guardarse el arrepentimiento para si misma, después lamentaría la perdida completa de su jugo, al fin y al cabo la chica estaba transmitiendole un poco de su alegría, recriminarle la acción ahora sería injusto de su parte.

    —Wooo —exclamó casi inaudible al ver cómo acertaba en el tacho de basura con mucha maestría, no es que estuviera muy lejos, pero igual le sorprendía.

    La enérgica chica se sentó a su lado, apoyando ambas manos en el respaldo del banco, y por ende, una cerca de su espalda... Sonrojo... ¿Peque-chan? Le habían llamado de diversas maneras, pero nunca referente a la altura, juraría que su 1,63 estaba un poco arriba del promedio japonés ¿O se refería a otras pequeñeces? Tragó grueso.

    Se quedó un poco perdida en su sonrisa, pero no le sonrió de vuelta, parecía ser una tipa bastante confiada, algo linda, tendría que pisar con cuidado a su alrededor, no le gustaban las confianzas apresuradas.

    —No... No es necesario, senpai —respondió ante la pregunta, aparte, su definición de amigos iba de la mano con la de confianza, y aparte de su familia Haru y Natsu eran las únicas... Y puede que otra chica más... Tal vez... Sacudió su cabeza de un lado a otro ¿En qué diablos pensaba?— Soy Watanabe, un... Un gusto, su-supongo—. Había evitado decir su nombre de pila, seguramente era de las que lo decían sin más y quería evitar más dolores de cabeza. Volvió a mirar el piso jugueteando con sus manos, sonrojada, aún no sé lo podía creer, ¿En serio llamaba mínimamente la atención de esa chica para que quisiera pasar el rato con ella? ¿Acaso también estaba sola? Con lo social que parecía ser lo dudaba... Aunque no sería primera vez que conocía a una linda y buena persona que fuera ignorada por todos— ¿No... No piensas seguir buscando a la niña?
     
    • Adorable Adorable x 3
  7.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Senpai. Aquella palabra hizo eco y rebotó en la aparente cabeza vacía de Aika. Cierto, ahora era senpai para otros. Aquello hizo que sus mejillas enrojecieran ligeramente de vergüenza y orgullo y soltó una risita entre dientes, algo que sonó como "tehee~", como si acabaran de soltarle el mayor halago de todos.

    Lo era, de hecho. Teniendo en cuenta lo torpe y despistada que era, siempre había tenido que depender de otros. "senpai" implicaba que otros dependían de ella. Y eso le daba cierto sentido de independencia.

    —Es un placer entonces, Watanabe-chuan—. Sí, "chuan". Aika tampoco sabía muy bien lo que significaba la desconfianza. Acababa de conocerla y ahí estaba, poniéndole un apodo.

    Cruzó los brazos tras la cabeza apoyándose en el respaldo del banco con pereza. Qué paz y qué calma se respiraba allí. La brisa suave y fresca de primavera, el murmullo de las hojas, las flores de cerezo, el cantar de los pájaros... un momento, ¿no estaba olvidando algo?

    —Ah, que lugar tan genial para echarse una siesta...

    Sí. Y Watanabe no tardó en recordárselo con aquella voz tímida y diminuta, frágil como el vidrio. ¿No iba a seguir buscando a la niña? ¿Niña? ¿Qué niña?

    ...

    ...

    ...

    ¡Ah, la niña!—exclamó abriendo de golpe los ojos. Miró a Watanabe y esbozó en sus labios una ligera mueca de disculpa—. Sí, debería seguir buscándola. Pero ya no sé donde más mirar. Si tan solo supiera algo más de esa chiquilla...

    Suspiró.

    >>Espera, voy a llamar a Mii-chan—y sacó el móvil del bolsillo de su falda. O lo intentó. Porque palmeó sus bolsillos y no logró encontrarlo por ninguna parte. Cada vez más y más ansiosa, el miedo era visible en su lívida expresión, hasta que los engranajes de su cerebro parecieron funcionar y recordó algo de suma importancia—. ¡Ah, pero si lo dejé en la taquilla esta mañana!

    Y volvió a reír, despreocupada. Una risa alegre y pura, como el repiqueteo de un centenar de campanillas.

    ...

    No tenía remedio.
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  8.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    Su risa entre dientes le pareció adorable... pero... ¿Chuan? ¿No chan? ¿Se había confundido? Su rostro expreso su confusión, pero no comento nada al respecto... Pero en realidad no entendía que tenía que ver un estilo de pelea con su nombre.

    Pareció que se relajaba por un momento, ella tan solo le miro ensimismada, echarse una siesta, obviamente conjeneaba con aquello. De todas formas, la chica no demoró en reaccionar a su pregunta.

    —¿Mii-chan? —murmuró para si misma, aún más confundida... ¿Eso no eran algo relacionado a la Wii? La forma de referirse a la gente de aquella chica era de lo más raro, solo atinó a suspirar.

    Al parecer su senpai no podría llamar a su objetivo, se le había olvidado el celular en los casilleros, sonaba a algo que perfectamente le podría ocurrir a ella también. Sonrió levemente, con el ceño encorvado en un mirar algo conmovido, definitivamente era admirable como la de cabello corto tomaba sus errores con tanta tranquilidad.

    —Ehmmm, esto... — Se tronó los dedos, volteando el rostro a un costado, había pensado en ofrecerle su compañía a los casilleros, pero se le ocurrió una opción más sencilla— ¿Te... Te sabes su nu-número? Pue... pue-edo prestarte... Ahh, ya sabes, mi-mi teléfono — Se mordió el labio girando el rostro ahora hacia el lado contrario, con las mejillas algo más rojizas, alzando el celular a su costado— No... no tengo problemas en... prestartelo, tiene saldo—. El corazón le latía frenético, no estaba acostumbrada a tratar tanto tiempo con desconocidos, menos que estos fueran tan amables, eran demasiado sentimientos a los que no se acostumbraba ¿Sería que la secundaria hacía madurar a todas esas molestas personas de básica? Eso sería hermoso, no más gente molestándole por su piel, o por ser blanco fácil... Ah, verdad que había chicas como la rubia, era claro que uno no podría vivir sin pasar a llevar a alguien, dio un suspiro pesado, el rostro se le entristeció por instantes.
     
    Última edición: 12 Abril 2020
    • Adorable Adorable x 3
  9.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Aika se volteó hacia Watanabe al escuchar su propuesta. ¡Ah, le iba a prestar su teléfono! Eso era genial. Así podría llamar a Mimi.

    O no.

    —¡Hey, gracias Watanabe-chan!—sus cejas se fruncieron ligeramente en una mueca de lástima al recordar algo—. Pero... no me sé su número.

    Y se rió.

    >>No te preocupes, iré a buscar el móvil a los casilleros—se incorporó de un salto. Su cuerpo era sorprendentemente ágil y flexible—¿Quieres venir conmigo?
     
    • Adorable Adorable x 2
  10.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Dancing Queen #TeamWarzone

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    8,515
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Emily Hodges

    El camino de piedra acabó por desembocar en el patio norte y lo cierto es que me pareció un buen lugar para finalmente tomar mi almuerzo. Así pues, me dirigí a uno de los bancos que había por la zona, vacío, y me senté, dejando el maletín a mi lado.

    Suspiré mientras estiraba las piernas y los brazos, sonriendo ampliamente cuando acabé de hacerlo. Oh, que buen primer día~

    Revisé mi móvil mientras cogía mi almuerzo y empezaba a desempaquetarlo, descubriendo en ese momento el mensaje de Mimi. ¡Oh, cierto! Ni siquiera había tenido oportunidad de hablar con Liza, ¿le estaría yendo todo bien? Seguro que sí, además ella tenía a Nikolah siempre a su lado.

    "He estado en el Invernadero, pero ahora estoy en el Patio norte, ¡creo que voy a almorzar aquí! No sé nada de Liza, pero si quieres puedes venir."

    Escribí aquel mensaje rápidamente y lo envié, para segundos después mirar el almuerzo que tenía delante de mí. No me consideraba una cocinera excelente, pero hey, aquello tenía buena pinta.

    —Sin más demora... ita-da-ki-ma-su~
     
    Última edición: 12 Abril 2020
    • Adorable Adorable x 3
  11.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche r e l o a d a b l e Pelotudos gang Toretto Tarot pals The kid with the rage Ravenous

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    1,239
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    —¿Aquí les parece bien? —murmuró, de pie bajo el enorme cerezo del patio.

    Habían llegado sin contratiempos, caminando simplemente en silencio o intercambiando algunas palabras simples. Las aves trinaban en lo alto del árbol y Bleke las buscó con la vista durante un momento, utilizando el brazo de visera. Falló, sin embargo, y volvió la mirada a sus compañeras, Jezebel y Kashya. Sonrió con calma.

    —Podemos sentarnos aquí, sobre el césped. Traigo una pequeña manta en el maletín, así no nos ensuciamos el uniforme. ¿Qué les parece?



    [​IMG]

    Apenas si notó la presencia de su prima bajo el árbol de cerezos. Una vez puso sus pies fuera del establecimiento, la brisa dulce del mediodía meció su cabello y se permitió inhalar profundamente el aroma de la naturaleza. Ah, era delicioso. Sin concederle demasiada reflexión, caminó por donde sus piernas la llevaran y se detuvo a un costado del patio, desde donde tuviera un amplio panorama del mismo. Se sentó en uno de los bancos de madera, satisfecha con la elección. Luego desenvolvió su almuerzo, probó un par de bocados pequeños, y colocó su cuaderno de bocetos sobre el regazo.

    Una vez su lápiz marcó el primer trazo sobre la hoja, Ophelia navegó hasta su propio mundo; ese donde nada lograba perturbarla, interrumpirla ni inquietarla. Con suerte sería capaz de oír el sonido de la campana más tarde, anunciando el fin del receso.
     
    Última edición: 12 Abril 2020
    • Adorable Adorable x 3
  12.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Dancing Queen #TeamWarzone

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    8,515
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Kashya Thornton

    Parecía que ninguna de las chicas necesitaba ir a la cafetería así que nos dirigimos directamente al patio como habíamos decidido. Debía admitir que el camino había sido placentero, la poca conversación que fluyó no fue forzada pero tampoco innecesaria... los silencios nunca me parecían incómodos pero de alguna manera parecía que en aquella ocasión no era incómodo para nadie.

    Llegamos al lugar y Bleke entonces ofreció sentarnos en el césped, sobre una manta que ella misma había traído. Asentí con la cabeza y no mucho después nos encontramos ahí sentadas, en una especie de picnic.

    Una vez sentada abrí el paquete que había traído conmigo y miré con atención lo que había dentro de la caja. Emily había preparado un bento bastante bonito, con arroz, algo de verduras, tortillas y aquellas salchichas con forma de pulpo.

    Tras comprobar lo que había, no tardé en sacar mis palillos y comenzar a comer, sintiéndome algo curiosa, incluso.

    —Uhm... —murmuré, con los palillo aun cerca de mis labios—. Está rico... —seguí hablando en voz baja, volviendo a mirar la comida.

    Después de unos segundos lo extendí hacia las dos chicas, mirándolas después sin cambiar mi expresión.

    >>Lo ha hecho una amiga.
     
    Última edición: 12 Abril 2020
    • Adorable Adorable x 4
    • Gracioso Gracioso x 1
  13.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    aika.png

    —¡E-mi-chii~!

    Aquella fue Aika. Nada más dejar la cafetería había salido corriendo y en poco menos de segundos estaba detrás al banco donde se encontraba Emily lanzándose a sus hombros por su espalda. Era ligera y sumamente rápida pero se lanzó con impulso, de forma sorpresiva y brusca.

    —Aika, ¡vas a hacer que se ahogue con el bento, idiota!

    ¿Es que esa chica no podía tener cuidado con nada? Mimi exhaló y caminó hasta tomar asiento a su lado, descubriendo su bento. Una comida que habían preparado sus cocineros, obviamente. Como toda señorita de alta alcurnia no tenía la más mínima idea de eso. De hecho, era una cocinera pésima. ¿Lo había intentado siquiera? No. ¿Para qué? Ni sabía cómo funcionaba un maldito horno.

    Ugh.

    —Buen provecho—murmuró juntando sus manos.

    En contraposición, aquel almuerzo tenía una pinta estupenda. Una pequeña ensalada, algo de arroz y un dorado y gordo bistec de ternera. Era una comida balanceada. Separó los palillos con un clack.

    —Entonces... —empezó de forma casi desinteresada en medio del murmullo generalizado del patio y los pétalos de cerezo—. Entraste al club ¿verdad? Dime que esta vez entraste o me enojaré contigo.

    No parecía estar hablando en serio, aunque estaba cansada de oír las excusas de Emily. Era momento de que tuviera el coraje de hacerlo. Le sonrió, sin embargo. Levemente.

    Aika le picó una mejilla con el dedo.

    —Cuidar plantas tiene que ser muy aburrido ¿no, Emichii?—inquirió con un mohín— ¿Por qué no te apuntaste a algún club de deportes? Dime. Di~me~

    Y la movió ligeramente.

    Hiroki por su parte se había mantenido bastante apartado de ellas. De hecho, no se había alejado un solo centímetro de la puerta de la cafetería y de vez en cuando le dirigía miradas ladeadas y breves a Watanabe y Kurosawa a través del cristal de la puerta. Pese a su reacción, aquella idea daba vueltas y vueltas a su cabeza. ¿Novio? Venga ya. ¿Cómo iba a estar Kurosawa con alguien como él? Era de imbéciles asumirlo.

    Se pasó una mano por el cabello cenizo, frustrado, apartándolo de su frente. Soltó un gruñido bajo. Ella tampoco había reaccionado mal a eso. Y encima le había tocado el brazo. Le. Había. Tocado. El. Puto. Brazo.

    ¿Qué significaba eso? ¿Significaba algo? ¿Por qué estaba tan preocupado, dios?

    No entendía una mierda de nada. Tal vez porque era complicado para él saber lo que había en la cabeza del pequeño pajarito. Era como esa ave que guardaba bajo su ala a sus polluelos desvalidos y desprotegidos y lanzaba picotazos a todo aquel que amenazaba su supervivencia.

    Kurosawa era rara. Era rara por querer estar con un tipo amargado y gruñón como él. Era una especie de imán de problemáticos. Akaisa, la princesita mimada, él... Y lo peor de todo es que ella parecía perfectamente feliz con eso.

    —Kurobaka.

    Así la llamaba Akaisa.

    Resopló con pesadez.

    No la entendía para nada.
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  14.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Dancing Queen #TeamWarzone

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    8,515
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Emily Hodges

    Estaba comiendo tranquilamente de mi bento cuando sentí aquellos brazos rodeándome con energía, y afortunadamente no tenía nada en la boca en ese momento por lo que pudimos evitar una tragedia.

    Tosí, eso sí, por la sorpresa hasta que bebí algo de agua de mi botella y, tras calmarme, miré a las dos chicas con una sonrisa.

    —Hola, Aika, Mimi~ —saludé, amable, mientras veía como se acomodaban cerca de mi posición.

    Por supuesto, había visto pasar a Kashya con las otras dos chicas que estaban en el club de lectura, Bleke y Jezebel, y por muy contenta que estuviese supe que lo mejor sería no molestarlas. Así que me había quedado sola en el banco, y si bien no me molestaba, estaba agradecida por la compañía de aquellas dos chicas.

    Volví la atención a lo que quedaba de mi bento (era prácticamente igual que el que le había hecho a mi amiga) y jugueteé nerviosa con un tomate antes de comérmelo.

    Asentí con la cabeza, mis mejillas ligeramente sonrojadas, cuando volví a mirar a Mimi y después centré mi atención en Aika, riendo ligeramente.

    —Sí, al final me he unido. Conocí a la presidenta, a otra chica algo mayor y otra que parecía más pequeña que también quería unirse... Creo que nos vamos a llevar bien —sonreí antes de seguir hablando, tomándome una pausa para pensar lo que iba a decir a continuación—. No creo que sea aburrido cuidar plantas... a mí me relaja mucho, ¿sabes? Y hoy cuando he estado en el invernadero, rodeada de toda aquellas flores tan bonitas, coloridas, oliéndolas y solo escuchando un leve murmullo... no sé, creo que podría pasar horas ahí.

    Me di cuenta en ese momento de lo mucho que me había perdido en mi discurso y sentí que el rubor se acrecentaba, así que volví a bajar la vista hacia mi comida.

    >>Oh, bueno... supongo que se me ha pegado algo del carácter tranquilo de Kashya, heh… Y lo siento, Aika, pero no soy realmente buena en los deportes~ —me rasqué la mejilla, algo nerviosa—. Como sea... ¿qué tal vuestro día?
     
    • Adorable Adorable x 3
  15.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    No estoy saliendo con él — Nagi suspiró... ¿Aliviada? Prestando atención a todo lo que empezaba a contar su senpai sobre el chico, que al parecer las esperaba fuera de la cafetería, tras las palabras de su amiga se sentía algo más tranquila al respecto.

    —Je —sonrió nerviosa mirándole a lo lejos— Su rostro le juega totalmente en contra... —. Vio como Shiori pedía su orden— Pe-pero si dices que es buen chico... — Se rasco la nuca, viendo que podía pedir... ¿Cuál sería buena opción?... — Te creo, ah, quiero lo más barato —pidió al final, le dieron el mismo bento que a Shiori. Ya listas empezaron a caminar—. ¡Pe-pero recuerda que los cachorros también muerden! Ha-hasta escuché que tienen dientes... más... filudos... Ugh—. Definitivamente no se llevaba con ningún animal que pudiera sacarle un dedo, hasta a los conejos les mantenía respeto, y no se había percatado de que empezó a referirse a perros reales, Hiroki ya había pasado a segundo plano.

    Cuando salieron de la cafetería alzó la vista al cachorro, se tuvo que morder el labio para no reír ¿Estaba esperando a Shiori ? Eso solo justificaba las anteriores palabras de la chica, sacudió la cabeza, evitando pensar más en el dúo y su peculiar relación de no-pareja, Shiori debía ser menos tierna al hablar de él si no quería dar más malentendidos, exhaló, sonriendo de paso mientras buscaba a Aika y la rubia, las vio junto a otra chica... Wow ¿Cuántos chocolates debía recibir para san Valentín?

    —¿Va-vamos? —preguntó Watanabe, tironéando suavemente la manga de Kurosawa, cosa que podría volverse mala costumbre a ese paso.
     
    Última edición: 13 Abril 2020
    • Adorable Adorable x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  16.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Beta-reader Comentarista empedernido Game Master Editor Gráfico This is a dark song, real dark Toretto C.A.O.S Kami-sama BLACKOUT d i z z y MASOQUIST Tarot Bitch Tarot pals ¡Yeah, Yáahl!

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    2,813
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    jez.png
    Gracias a que Bleke traía algo consigo pudimos sentarnos en el césped sin mayor problema, lo que que era bueno teniendo en cuenta que ya empezaba a llegar bastante gente al patio, aprovechando el día también.
    Sacó su bento, cuidadosamente preparado por su tía y se dispuso a comer, disfrutando de la tranquila compañía de las dos chicas.

    Tenía que admitir que cuando Kashya había extendido su bento hacia ellas la había tomado por sorpresa. Posó sus ojos dorados en la comida, lucía bastante bien, pero sobre todo daba la sensación de haber sido preparada con cariño.

    Lo ha hecho una amiga.

    Lo había dicho sin cambio alguno de expresión en el rostro y aún así, a Jez le resultó increíblemente tierno y en su mirada apareció un brillo casi infantil.

    —¡Le ha quedado muy bonito! —soltó, quizás con más emoción de la planeada.


    shiori.png
    Akaisa, Honda y Watanabe la iban a matar con sus comentarios, no iba a mentir. Se le había atorado su propia saliva en al garganta.

    Su rostro le juega totalmente en contra.

    Joder, ya estaba bien, ¿no? ¿Qué le pasaba? Ni siquiera entendía por qué estaba tan malditamente nerviosa.
    Inhaló aire con fuerza, deseando que se le bajar la sangre del rostro cuando tuvieran que salir al patio, y aún así soltó una risa cuando escuchó a la menor hablando de que los cachorros también mordían. Punto para ese argumento.

    —No es que me importe mucho que me suelten un par de mordidas. —Casi era como si hablara a partes iguales de lo mismo que Nagi, simples perros, y a la vez del gruñón que las esperaba al otro lado de la puerta.

    Antes de poder hacer nada, Watanabe estaba tirando de su manga de nuevo y ella extendió la mano libre hacia Hiroki, logrando asirlo por la manga del gakuran, arrastrándolo con ellas. El corazón se le descontroló en el pecho y se maldijo a sí misma, esa conversación rara con la menor la había dejado alterada.

    —D-disculpa, senpai —soltó con un hilo de voz mientras se dejaba guiar por Nagi.
     
    • Adorable Adorable x 3
  17.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche r e l o a d a b l e Pelotudos gang Toretto Tarot pals The kid with the rage Ravenous

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    1,239
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Bleke extendió la manta sobre el césped y procedieron a sentarse. Buscó el almuerzo dentro de su maletín mientras las chicas hacían lo mismo, y tras quitarle la tapa comenzó a comer sin más. Apenas le había echado un vistazo al contenido del bento; era el mismo menú de los lunes desde el año pasado, después de todo. La misma cocción del arroz, el mismo sabor de los vegetales, la misma consistencia del omelette. En ese sentido, la cocinera de la casa era impecable.

    Alzó la vista cuando la voz de Kashya la distrajo. Kashya hablaba tan poco, de hecho, que cualquier palabra proveniente de ella activaba sus sentidos. La observó mientras parecía disfrutar de su comida y parpadeó, sorprendida, cuando la chica les acercó su almuerzo.

    "Lo ha hecho una amiga."
    "¡Le ha quedado muy bonito!"

    —Ciertamente.

    Bleke alzó sus palillos y extrajo del bento de Kashya una pequeña salchicha. Les tendió su propio almuerzo mientras masticaba y, al levantar la mirada hacia sus compañeras, sus labios se curvaron en una sonrisa. Se la veía algo divertida, y su voz sonó ligeramente más jocosa al agregar:

    —¿Les gustaría algo?
     
    • Adorable Adorable x 4
  18.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    mimi.png

    Mimi pareció genuinamente sorprendida al escuchar la respuesta de Emily. Pero su expresión no tardó en suavizarse, su gesto se dulcificó y todo su cuerpo pareció relajarse. La encantadora y adorable Emily Hodges era la única persona en el mundo que parecía capaz de calmar a la princesita tirana.

    Ella y Shiori podían hacer buenas migas como domadoras de fieras.

    Mimi cruzó los brazos.

    —Oh dios, al fin—dijo y en su voz sonó cierto orgullo y alivio que no pudo disimular—. Creía que iba a tener que terminar llevándote de la manita con la presidenta ¿sabes? Me iban a salir canas de esperar a que te lanzaras, Em.

    Aika intercambió miradas entre ambas. Mimi definitivamente se veía más tranquila y feliz cuando estaban juntas. Era como si esa fachada agresiva simplemente desapareciese. Hizo un mohín.


    Le seguía pareciendo aburrido cuidar plantas. Eran lindas y coloridas y adornaban cada lugar... pero no les veía más cualidades a parte de esas. Era una persona demasiado hiperactiva. Probablemente terminase rompiendo las macetas por un error o de un tropiezo o... ahogándolas por regarlas demasiado.

    >>Aunque me alegra que lo hicieras—prosiguió Mimi—. ¿Recuerdas cuando yo me uní al club de teatro? Siempre he amado los escenarios, los focos, el calor del público. No tuve que pensarlo demasiado.

    En ese momento cerró los ojos rememorando aquel momento en particular. Su cuerpo se relajó y descruzó los brazos. Siempre había sido fan del ámbito interpretativo. Era una persona ciertamente dramática.

    —Nosotras... hemos tenido un día raro. ¿No leíste mi mensaje? Bueno no sé si Aika habrá tenido un día totalmente raro, pero el mío ha sido una maldita tragicomedia. Le... le grité a una chica que estaba tarareando en el pasillo porque... ya sabes el problema que tengo con la música ¿no?—jugó con un mechón de cabello rubio, nerviosa y tensa. Apretó los labios y carraspeó para aclarar su garganta y sus ideas—. E-en cualquier caso, su amiga se enfadó, estuvimos a punto de matarnos en la azotea y ahora hemos quedado para comer todos juntos. No entiendo nada.

    —Pero es lindo hacer amigos ¿verdad Mii-chan?—Aika apoyó la cabeza sobre sus brazos cruzados, estos sobre el banco. Se le escapó una pequeña risita entre dientes.— Se te nota en los ojitos~

    Y esta vez, ciertamente divertida, le picó la mejilla. La piel bajo sus dedos en seguida se encendió.

    —¡¿Ah?! ¿Q-qué dices, boba?—farfulló— ¡No sueltes estupideces!

    Y apartó la mirada, indolente y orgullosa. Tenía los puños apretados sobre sus altas medias negras. ¿Amigos? Aún no los consideraba como tal.

    Eran unos completos desconocidos extraños. Sobre todo esa chica maternal con la que sentía tendría una extraña rivalidad a partir de entonces.


    "Kurosawa-san"

    Si lo pensaba fríamente tenían algunas cosas en común. Ambas eran protectoras con las personas que querían, capaces de pelear con uñas y dientes por preservar aquello que les importaba. Pero no era como si fuese a admitirlo en voz alta...

    Ni siquiera ante sí misma.


    ***
    hiro.png

    —¿K-Kurosawa?

    Aquel fue la especie de ladrido, gruñido y exclamación de sorpresa que dejó salir el chico lobo cuando sintió como Shiori lo tomaba de gakuran y lo arrastraba con ella.

    No se salía del patrón usualmente confianzudo del pequeño pajarito pero sí de sus esquemas. Logró sacarlo completamente de onda.

    >>¿Qué cojones haces? ¡Oye! ¡Kurosawa!

    Tampoco importaba demasiado porque igual se dejó llevar por ella como un cachorrito perdido. Estaba nervioso, coño. ¿Era por lo que había estado pensando? ¿Porque lo había tomado por sorpresa? ¿Por qué carajos estaban tan exaltado?

    Le ardían las mejillas y estaba tenso como una ramita a punto de partirse en dos.

    ¿Novio? ¿Y seguía sin negarlo? ¿Es que nadie iba a negarlo allí?

    Gruñó con aspereza.

    Hija de puta esa Honda y sus comentarios de mierda que tenían efectos de mierda en él.

    Al menos quería creer que eran los comentarios. Y que su actitud actual no se debía a aquel pajarito protector y maternal... que lo arrastraba ahora bajo su ala.
     
    • Adorable Adorable x 2
  19.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    Fue bajando la velocidad de su caminar cada vez que se acercaban más al grupo de chicas, deteniéndose completamente a unos pasos del banco, miró a Honda, quien parecía estar gruñéndole a Aika por algún motivo que no entendía, frunció el ceño sonriendo extrañada ¿Entonces sus gritos eran cosas comunes? Por suerte tenía sus cascos, aunque esta vez evitaría tararear, no quería cometer el mismo error dos veces.

    Después observó a la chica que les acompañaba ¿Otra amiga de ellas? Le alegró que Aika tuviera gente con quien juntarse. Nagi saludo meneando su mano, pero ni siquiera levantó el brazo, así que no supo si la vio. Volteó a ver a sus senpais, sonriéndole a Shiori y… ¿al tal Usui le hacía mal el sol? Estaba algo rojo, aunque no se notaba tanto, tocó su propia mejilla, estaba cálida, claro, hacía mucho calor, debía ser eso.

    —Ho-hola senpai—. Le dijo a Aika, posicionándose a su lado, para acto seguido sentarse en el suelo tras el banco, respaldándose en este... Parecía raro, pero no se atrevía a ubicarse al lado de la chica que ni sabía su nombre, aparte, desde ahí el asiento le daba sombra y en realidad poco le importaba empolvar su uniforme. Cruzó sus piernas una por encima de la otra, flexionándolas un poco, para después abrir la caja de almuerzo con sumo cuidado, estaba algo caliente, era genial que la escuela vendiera comida tan apetecible, sentía como se le hacía la boca agua, así que saco los palillos desechables— ¡Itadakima~su! — Separo sus palmas y abrió las bolsa con los palillos, dispuesta a comer, pero rápidamente volteó a ver a Aika, levantando mucho la cabeza— ¡Senpai, no me has dicho tu apellido! — El ceño fruncido no mostraba enojo, más bien preocupación, se echó un bocado a la boca, sin apartarle la mirada, esperando respuesta.
     
    Última edición: 13 Abril 2020
    • Adorable Adorable x 3
  20.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Beta-reader Comentarista empedernido Game Master Editor Gráfico This is a dark song, real dark Toretto C.A.O.S Kami-sama BLACKOUT d i z z y MASOQUIST Tarot Bitch Tarot pals ¡Yeah, Yáahl!

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    2,813
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora

    jez.png
    Tímida como era, estuvo por negar la oferte de Bleke, le daba algo de vergüenza tomar comida de otros o cualquier cosa prácticamente, aunque se lo estuvieran ofreciendo, pero verla sonreír fue suficiente para hacerla cambiar de opinión.
    Con lo que le gustaba ver a la gente contenta.

    Tomó una pequeña salchicha del bento de Bleke y un poco de verdura del de Kashya, para luego extender el propio, que difería por el hecho de que había algo de pan en él y unas pequeñas bolitas recubiertas de pan también.

    Nani no se acostumbrará nunca a la cocina japonesa.

    —Gracias —murmuró, sonriendo ligeramente.

    shiori.png
    Cuando escuchó la protesta de Hiroki, que era realmente una protesta a medias porque se había dejado hacer, en vez de soltarlo su mano se aferró con más fuerza a la manga de su ropa.
    Se detuvo en cuanto Watanabe lo hizo y a pesar de que el corazón se le iba a salir del pecho, fue capaz de regresarle el gesto cuando ella le sonrió. La vio pasar la mirada al chico perro y luego tocarse su propio rostro.

    ¿Pero por qué solo lo había negado con Nagi? Bueno, qué más daba, ¿no? La única otra persona que podía confundir aquello era... la amiga de Honda, o todo el mundo, si no soltaba al cachorro ahora mismo.
    No era que tuviera que negárselo a él, ¿o sí? ¿Tenía que aclararle que no tenía intenciones raras? Es decir, más raras que el hecho de querer ser su amiga por motivos que desconocía.

    Bingo, Shiori.

    ¿Por qué acercarse a un perro malhumorado?

    Soltó al muchacho de golpe, como si hasta ahora se diese cuenta que lo había arrastrado todo el camino, y volteó un poco el rostro para mirarlo apenas para notar el color que le había subido al rostro.
    Bueno, igual y sí debería decírselo, era medio denso, pero no allí con toda esa gente.

    Inhaló aire con fuerza, buscando detener el latir descontrolado de su corazón y saludó con la mano a la otra muchacha de cabello negro, amiga de Honda, se veía muchísimo más amable, no iba a mentir. ¿Cómo es que la princesa terminaba juntándose con gente que parecía tener un carácter tan distinto?
    La pregunta se respondió prácticamente sola, ahí estaba ella, la tonta que hablaba con Akaisa y arrastraba a Usui por toda la academia.

    Tomó asiento en el pequeño pretil de concreto que separaba el césped del camino, colocando su almuerzo sobre sus piernas, se hubiera sentado junto a Watanabe pero no le apetecía mucho llenarse de polvo y tampoco quería invadir más el espacio de Honda. De haber sabido hubiese traído algo para sentarse.

    —Senpai —llamó a Usui sin levantar la vista hacia él, tratando de sonar lo más tranquila que le fue posible—. ¿Te quedas de pie o te sientas?

    La pregunta era más un "¿Te sientas conmigo?", pero no iba a decirlo así. Había que ver el poder que había tenido el simple comentario de la rubia, para cohibirla cuando en general pasaba provocándolo.
     
    • Adorable Adorable x 4

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso