Cafetería

Tema en 'Planta baja' iniciado por Yugen, 9 Abril 2020.

  1.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    La cafetería de la academia, espacio para dar cabida a un gran número de estudiantes. Lugar de reunión usual durante los recesos.

    Desde sus numerosas ventanas puede observarse el patio norte.

    [​IMG]

    En el exterior: Patio norte
    Fuera:
    Pasillo
     
    • Fangirl Fangirl x 2
  2.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    Nagi ya decidida se levantó sacudiéndose el polvo de su falda, tomó aire hondo, relajándose un poco, su rostro ya no estaba tan caliente por el llanto, pero sentía aun vergüenza, que le hizo seguir su rumbo cabizbaja, más pendiente de lo común de que alguna mirada se fuera a posar en ella, sus ojos aún seguían algo hinchados.

    Caminando por los pasillos del colegio, con la rara capacidad para amortiguar el ruido de sus zapatos, llegó hasta las puertas de la cafetería, zumo, quería un zumo, de manzana de ser posible, por lo que tímidamente se asomó por una de las puertas del lugar. La cafetería se veía linda por toda la iluminación que tenía, eso la alegró un poco, pero que hubiera tanta gente presente cuando aún estaba lidiando con los sentimientos generados por el incidente anterior, la verdad, no ayudaba para nada.

    Hizo la fila para comprar algo en la cafetería, tronándose los dedos mientras esperaba, para después sacudir ambas manos a sus costados, mirando a los alrededores, después se cruzó de brazos mientras marcaba un ritmo monótono con el pies, para suspirar al final y terminar mordiéndose una que otra uña.

    —Ho-hola —dijo de manera casi inaudible, al inicio sin mirar a quien atendía, pero hizo un esfuerzo por hacerlo, pues era demasiado descortés no mirarle— ¿Ha-hay zumo de manzana? Si... si hubiera ¿Cuánto vale?
     
    • Adorable Adorable x 2
  3.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Dancing Queen #TeamWarzone

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    8,515
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Alisha Welsh

    No iba a mentir, por muy animada que estuviese ya, la conversación con Joey solo había conseguido subirme más los ánimos. Ese chico era todo un caso, ¡y eso solo lo hacía ser más genial! Y, por supuesto, no pensaba soltarle la información que tan valiosa se había vuelto de repente así como así, ¡oh, no! Y la simple idea de tenerlo pidiendo por conocer a esa chica (chica que conocía, hoho) se me hacía... ¡demasiado excitante!

    Por supuesto, las dos cervezas fueron más que suficientes para ponerle la guinda al pastel. ¡Oh, bendita bebida de los dioses~!

    Me despedí del chico lanzándole un beso al aire para después mover el brazo de un lado a otro, bien alto. Y mi siguiente parada fue decidida por mi estómago, que en ese momento decidió recordarme con un rugido que era hora de llevarse algo a la boca.

    Así que ahí estaba, en la cafetería, después de haberme servido quizás demasiadas cosas a ojos de los demás, sentada en una mesa junto a algunos chicos de los clubes deportivos en los que había estado o ayudado.

    ¡Mi parte favorita del día, sí, señor! ¡A comer!
     
    • Adorable Adorable x 2
  4.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche r e l o a d a b l e Pelotudos gang Toretto Tarot pals The kid with the rage Ravenous

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    1,238
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    La presunta calma de los pasillos fue reemplazada por el ruidoso ambiente de la cafetería que, sin orden ni concierto, se mantenía suspendido en el aire. Sólo estaba allí de paso, por lo cual lo atravesó rápidamente, pero no sin aprovechar la oportunidad de observar todo aquello que allí la rodeaba. Su corazón se agitó en su pecho. ¡Ah, fresca juventud! ¡Cuánta vitalidad! Era, cuanto menos, una espectadora de la realidad. Disfrutaba con amplio gozo absorber todo lo que le fuera permitido de sus alrededores, la gente, la vida cotidiana. Sus expresiones de alegría y desconcierto, sus lapsos de duda y nerviosismo. Sus charlas triviales, sus risas cantarinas. Sus ansias por destacar o de volverse invisibles. Tanta variedad, tantas aristas, y sin embargo, una misma raíz: la construcción de sus identidades.

    Aquella cafetería bien podía ser a su vez un crudo, salvaje y despiadado campo de batalla.

    Satisfecha, llegó hasta los límites del recinto y salió al patio norte.
     
    • Adorable Adorable x 3
  5.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    aika.png

    Como si se tratase de un pequeño ejército Aika lideraba la comitiva de aquel extraño grupo tan dispar. El gruñón, la mimada, la chica tímida, la chica maternal y ella... la chica alegre y torpe.

    Sin lugar a dudas eran un grupo curioso. ¿Cómo los habían unido los acontecimientos? Parecía un mal chiste. Pero Aika estaba sumamente feliz, alegre por haber resuelto satisfactoriamente la incógnita de la extraña niña misteriosa.

    Nada más pisar el suelo pulido y sentir en la piel la luz del día que se colaba por las amplias ventanas y percibir el murmullo de los estudiantes y el chocar de cubiertos y platos, Izumi dio un giro sobre sí misma, de forma dramática. Su corto cabello azulado se meció con la brisa.

    —Damas y caballeros, con todos ustedes...—dijo con cierta teatralidad y extendió los brazos como si pretendiese abarcar todo el espacio— ¡La cafetería!

    Tal vez ella fuese la más rara de todos.

    Mimi había sacado su móvil del bolsillo de su falda y en aquel momento se encontraba revisando los mensajes recibidos. Arqueó ligeramente las cejas al ver la respuesta de Emily. ¿El patio norte? Eso quería decir que estaba frente a ellas. Las ventanas de la cafetería y la puerta exterior daban al patio de ese cerezo centenario.

    —¿Qué vas a comer senpai-kun?—le preguntó Aika a Hiroki con una sonrisa y las manos cruzadas tras la nuca, despreocupada. Hiroki soltó un gruñido por toda respuesta—. Pienso ¿dices? Nah, no creo que haya.

    Hiroki la fulminó con la mirada. ¿Pienso? ¿Ahora ella también pensaba que era un perro? Las venas se marcaron en su cuello y en su frente, irritado. Todo en su expresión indicaba que no le gustaban ese tipo de bromas, mucho menos de parte una total desconocida tan hiperactiva como ella.

    Joder.

    —¡Era broma, era broma, senpai!—se apresuró a disculparse nerviosa, asustada, imponiendo los brazos frente a sí como una especie de escudo protector improvisado. Se rio histérica y nerviosamente.—¡Era broma~!

    Mimi suspiró con resignación y se apresuró a responder el mensaje.

    "No te vas a creer lo que ha pasado, Em. Es un día de locos. Estoy en la cafetería con Aika y... otros alumnos que acabo de conocer. No sé lo que pasa, pero parece que vamos a comer juntos. Qué cosas, ¿huh? Tampoco vi a Liza hoy."

    PD: "¿Te uniste al final al club de jardinería?"

    Sabía que desde primero la amable y servicial Emily Hodges había intentado unirse al club sin éxito. Siempre terminaba echándose a atrás en último momento, dando una variedad sin igual de excusas. Internamente se sonrió. Si lo había hecho de una vez, iba a sentirse sumamente orgullosa de ella.

    Orgullo genuino, no nacido de la soberbia y la sensación de superioridad. Probablemente Emily era la única persona en toda esa academia del demonio que la conocía de verdad. Su auténtico yo. Y no esa fachada hosca y obstinada que mostraba al mundo.

    Una vez envió el mensaje guardó el móvil.


    Bueno, ya estamos aquídijo a nadie en particular—. ¿Ahora dónde nos sentamos Kurosawa-san? Porque no veo ni un solo lugar libre entre toda esta marabunta de alumnos congregados.

    —¿Y si comemos afuera?

    Aquella parecía una gran idea. Gracias Aika.
     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Adorable Adorable x 1
  6.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    —... Como tu novio es el sueño de toda mi vida— Watanabe miró directamente a Honda, sorprendida y algo boquiabierta, volteando después a ver al senpai de Kurosawa, aún más impactada, para finalmente dirigirse a su ex-tutora, con los dientes apretados, pero antes de poder preguntarle algo, Aika contesto energéticamente.

    Había agarrado a "Mii-chan" de los hombros, diciendo que también venía con ellas, Watanabe no estaba segura de que tan entusiasmada estaba en realidad la señorita Honda, pero como habían empezado a dirigirse al lugar no le dio tiempo para hacer la pregunta que quería, solo atinó a suspirar.

    Cuando llegaron a la cafetería escucho como Aika empezaba a molestar al único chico del grupo, que parecía fulminarle con la mirada, obviamente la chica se disculpó casi de inmediato, aunque Watanabe inconscientemente ya estaba aferrada a la manga de Kurosawa. Por el simple hecho de ver el rostro enfadado de Hiroki, más la idea equivocada de que era novio de Shiori, fueron detonantes suficiente para formar ideas erróneas en la cabeza de Nagi.

    Dejo de mirar al par, no quería que notarán la leve desconfianza en sus rostro. Si Kurosawa resultaba ser alguien de guardarse las cosas, tendría que tener ojo con Hiroki, los malos recuerdos le hicieron sacar un gruñido casi inaudible.

    Para su suerte, Mimi preguntó que les parecía comer en el patio, distrayéndola de sus divagaciones, ese lugar era de lo más agradable, y como bien mencionó su senpai, había menos gente aglomerada, definitivamente una buena opción.

    —Yo... Yo iré a ver si puedo comprar algo, si... Si quieren se adelantan—. Le dio una sonrisa nerviosa a Kurosawa y Mimi, mientras apuntaba la tienda del lugar, para finalmente dirigir su mirar por un pequeño momento a Hiroki, con mucha seriedad, pero rápidamente volvió a las chicas, en específico a Honda— ¡Ah! M-me gusta la... Idea de ir a al patio... S-si Kurosawa-senpai está de acuerdo, yo igual— Les sonrió una última vez y se volteó caminando hacia su objetivo, ya volteada suspiro y frunció el ceño, en verdad deseaba estar malinterpretando la relación de sus senpais.

    Aparte, el chico no había dado ningún motivo para desconfiar de él... ¿Verdad?
     
    Última edición: 13 Abril 2020
    • Adorable Adorable x 3
  7.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Beta-reader Comentarista empedernido Game Master Editor Gráfico This is a dark song, real dark Toretto C.A.O.S Kami-sama BLACKOUT d i z z y MASOQUIST Tarot Bitch Tarot pals ¡Yeah, Yáahl!

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    2,813
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]
    Primero Akaisa y ahora Honda, pero bueno que le dieran un respiro al menos, ¿no?

    Apenas había terminado de escuchar las palabras de la rubia cuando ya había desviado a la mirada, con el rostro ligeramente enrojecido.

    Iba a abrir la boca para soltar un apenas audible "No es mi novio" cuando ya Aika había intervenido, aceptando por ambas. Hiroki avanzó primero, ¿qué, entonces sí las iba a acompañar? Lo siguió con la mirada, de repente extrañamente cohibida.

    Cachorro tonto.

    Al final Aika guió el camino, enérgica, y ella apenas puso atención, al menos hasta que la vio molestar al mecha corta que era Hiroki. Tuvo que soltar de inmediato que iba de broma, porque definitivamente a él no le había venido en gracia. Se le acercó de nuevo al chico perro, más tranquila de lo que se sentía realmente, y le acarició el brazo con mimo antes de colocarse junto a Nagi y revolverle el cabello de nuevo.

    —Al patio entonces~ —dijo con una sonrisa—. Te acompaño, soy tonta y dejé el bento en casa esta mañana.

    Finalmente se dirigió a Aika.

    >>Como dice Watanabe-chan, si quieren van avanzando y nosotras ya casi llegamos.

    Su mirada se deslizó casi sin permiso al chico perro un instante, pero de inmediato la desvió hacia cualquier otro lugar.
    La falta de reacción de su parte al menos indicaba que no le molestaba, aunque, ¿qué le importaba a ella si le molestaban los comentarios sueltos de gente como Mimi o Katrina?
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  8.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    "Hnnnn, la costumbre de insultarse por olvidadiza es más común de lo que pensé" Nagi volteo a ver a Shiori, y con algo de timidez posó su mano empuñada en su cabeza.

    —N-no eres tonta, senpai... — Mirando el suelo, obviamente— ¿Có-cómo serías mi tutora entonces? — Y empezó a caminar llevando a Shiori de la manga, sin fijarse si el resto las esperaría o no.

    Ya formadas en la fila soltó la prenda de su senpai, respaldándose en el mostrador de madera, había mucha gente en la cafetería, se abrazo a si misma mientras marcaba un ritmo con su zapato.

    >> Se-senpai —trató de llamar la atención de Kurosawa—. Pe-perdon... Si soy entrometida... pero... ¿Sus padres han aceptado que... Sa-salga con ese chico? — Había alzado el rostro, y su expresión era claramente preocupada, pero rápidamente sonrojó, y empezó a negar con sus manos — ¡O-olvidalo! — Y se volteó a ver a la persona frente a ellas en la fila, nuevamente abrazándose asi misma, haciendo un puchero, si Kurosawa tomaba una decisión era claro que estaba segura de está, nunca había visto a su senpai dudar... Aunque tampoco es que la conociera mucho fuera de su faceta de tutora. Suspiró, no quería desconfiar en las elecciones de su ami... Senpai, pero sus inseguridades eran difícil de lidiar de vez en cuando, más le valía al chiquillo ese no darle motivos para desconfiar.

    —¿Qué te apetece comer? —preguntó sin dirigirle la mirada, esperando que se distrallera de sus divagaciones anteriores, aunque lo más probable es que no pasarían desapercibidas, Nagi empezó a frotarse su brazos.
     
    Última edición: 13 Abril 2020
    • Adorable Adorable x 2
    • Gracioso Gracioso x 1
  9.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Beta-reader Comentarista empedernido Game Master Editor Gráfico This is a dark song, real dark Toretto C.A.O.S Kami-sama BLACKOUT d i z z y MASOQUIST Tarot Bitch Tarot pals ¡Yeah, Yáahl!

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    2,813
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    shiori.png
    La forma en que Watanabe intentó animarla le resultó asombrosamente tierna, sobre todo cuando la arrastró de la manga. Era una chiquilla rara, pero era buena.
    Su voz volvió a llamar su atención cuando ya estaban en la fila y el rostro volvió a encendérsele.

    ¿Se lo había creído? ¿Watanabe se había creído esa estupidez? Retiró la mirada de nuevo, visiblemente abochornada. Aunque... si lo pensaba, realmente no creía que sus padres le dieran la mayor importancia. Aunque bueno, no es que se la dieran a muchas cosas.

    —No estoy saliendo con él —dijo por fin, luego de una eternidad, y lo cierto es que soltar semejante cosa había hecho que le doliera el pecho, como si hubiese aguantado la respiración todo el rato que tardó en soltarlo—. No sé por qué la princesa dijo eso.

    Un momento, ¿aceptado? ¿Qué había que aceptar? Era como si nunca hubiese reflexionado a profundidad sobre las pintas de Hiroki.
    Sonrió, una sonrisa apenas perceptible. Ah, de verdad era tonta, ya no solo por olvidar el bento, si no por no haber pensado en nada de eso.

    >>Tiene pinta de que te va arrancar la mano de un mordisco, pero Usui-senpai no es mal chico —añadió entonces y su mirada naranja dio con la silueta de su senpai, esperando al otro lado de la puerta de cristal—. Recuerda más a un cachorro perdido que a cualquier otra cosa. Deja que se las haga de niño rudo si quiere... Al final si te ganas algo de su confianza, aguardará por ti aunque no quiera admitirlo.

    Agitó la cabeza, avergonzada por todo lo que acababa de decir y ni siquiera recordó responder la otra pregunta de Nagi. Tomó el almuerzo más básico y esperó a que la menor decidiera, para ir a encontrarse con los demás.
     
    • Adorable Adorable x 3
  10.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Dancing Queen #TeamWarzone

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    8,515
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Satoko Shichimiya

    Vi como el semblante de Yukie parecía animarse después de mi propuesta y eso hizo que mi sonrisa también fuese más amplia. Realmente no me gustaba verla triste, y menos en nuestro primer día, así que eso me hacía feliz.

    Asentí con la cabeza y cuando estuvimos preparadas, nos dirigimos a la planta inferior de la Academia, encontrando la Cafetería con facilidad gracias a que numerosos alumnos acudían a la misma para comer.

    Empecé a mirar alrededor, en busca de una mesa y casi no pude creerme nuestra suerte cuando vi una rubia de ojos azules alejarse junto a un grupo de lo que parecían deportistas, dejando una mesa libre.

    Hacía buena día así que muchos alumnos se arremolinaban con intenciones de salir al patio, por lo que pudimos sentarnos en aquella mesa justo después de que Yukie pidiese lo que quería pedir.

    —Entonces... —comencé a decir, abriendo mi propio almuerzo—. ¡Qué aproveche~!
     
    Última edición: 13 Abril 2020
    • Adorable Adorable x 2
  11.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    yukie.png

    La observaba de forma disimulada mientras almorzaba. Compartían la misma mesa y aquello era suficiente para que el pulso se le dispara en las venas y un rubor muy evidente escalara hasta sus pálidas mejillas. Quizás el lugar no era perfecto, quizás había demasiado ruido general... pero a Yukie, cualquier lugar con Satoko le parecía idílico.

    Con sinceridad, aquellos sentimientos... a veces no sabía cómo manejarlos. Le asustaban. No el hecho de tenerlos que, aunque le hubo preocupado en algún momento, ya había aceptado que era así, que había sido así siempre y que siempre lo sería. Que de hecho, no quería que cambiase. Satoko era una persona dulce, torpe, algo despistada... parecía requerir atención constante. Y aunque Yukie era en sí misma sumamente tímida y torpe, estaba más que dispuesta a ser esa persona que velara por su seguridad. Aunque sabía que no podía hacer gran coss por ella.

    Sí, le gustaba una chica. Le gustaba Satoko Shichimiya. Estaba enamorada de ella hasta el tuétano de los huesos.

    Esa era la verdad.

    Sus ojos aguamarina aprovecharon la luz tan clara que entraba por la ventana para apreciar nítidamente todos sus rasgos. Su suave cabello castaño, la dulce sonrisa en sus labios, la forma en que sus ojos se iluminaban y parecían los de una niña...

    Su corazón dio un vuelco.

    No debería mirarla tanto.

    Bajó la vista hasta su propio almuerzo, apretando los labios hasta que formaron una fina línea en su semblante. Tenía la certeza de lo que deseaba escribir en la tarea que le había puesto su tutora.

    Lo sabía de sobra.

    Debía decírselo sin falta ese año.
     
    • Adorable Adorable x 4
  12.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Dancing Queen #TeamWarzone

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    8,515
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Satoko Shichimiya

    Me tomé el almuerzo en silencio, mayoritariamente, solamente haciendo un par de comentarios sobre lo buena que estaba la comida. Por supuesto, si la hubiese hecho yo ni de lejos hubiese estado tan bueno (ni tan presentable) pero mi padre sabía cocinar realmente bien y se había encargado de dejarme el almuerzo preparado antes de ir a trabajar.

    Cuando me encontraba casi acabando, le dirigí una mirada a Yukie y sonreí, amable.

    —¿Qué tal lo que has comprado? —pregunté, en tono suave.

    Normalmente no me molestaba pasar el almuerzo en silencio si ella lo prefería, pero tenía la sensación que quizás después de todo lo pasado, no vendría mal un poco de conversación. De todas formas, ya habíamos pasado la mitad del descanso solo comiendo, ¡eso sí que era aprovecha el tiempo, eh!
     
    • Adorable Adorable x 2
  13.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    yukie.png

    Alzó la mirada al escuchar la dulce voz de Satoko. La miró un instante, ruborizada por sus propios pensamientos antes de que su cerebro lograra procesar la pregunta que le había hecho.

    —¿Hm?—murmuró—. O-oh, está muy bueno Satoko-chan.

    Declaró con una sonrisa amable. Y un pensamiento nacido de la necesidad de no dejar morir aquella conversación y hallarse sola con sus pensamientos, prosiguió:

    >>¿Quieres... probar un poco?
     
    • Adorable Adorable x 3
  14.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Dancing Queen #TeamWarzone

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    8,515
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Satoko Shichimiya

    —¿Oh?

    La sorpresa se extendió por mi rostro al escuchar las palabras de Yukie, sin poder evitarlo. Jo, que amable era conmigo.

    >>Pero es lo único que tienes, Yukie~ —respondí, con una sonrisa—. No te preocupes por mí, ¿sí~? ¡Confío en tu palabra!

    Mientras decía aquello, la campana empezó a sonar, indicando el final del descanso. Mi expresión pasó a ser una de completa decepción, ¿tan pronto, jo~? ¡Ah! Pero tenía que recuperar la alegría pronto, pues había prometido ser una buena estudiante. ¡Así que volver a clase tenía que ser una buena noticia!

    >>Oh, vaya... —dije, aun con cierta pena en mi voz, mientras me ponía en pie tras recoger las cosas de mi almuerzo—. Parece que tenemos que volver a clase, ¿vamos? —ofrecí, finalmente, a mi amiga con una sonrisa.
     
    • Adorable Adorable x 3
  15.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    yukie.png
    Cierta decepción cruzó el rostro de Yukie cuando Satoko se rehusó. Sinceramente no le importaba que fuese lo único de comer que tenía, quería compartirlo con ella. Le hacía especial ilusión el solo hecho de que probase parte de su almuerzo.

    En cualquier caso la campana sonó anunciando el fin del receso. Volverían a separarse. Yukie partió un trocito de brioche y se lo ofreció a Shichimiya, ruborizada hasta las orejas, incapaz de hacer contacto visual con ella.

    —P-puedes comerlo de camino Satoko-chan, de verdad no me importa. Te hará bien.

    Cuando esa chica le sonreía, Yukie sentía como el corazón se le iba a salir del pecho. Tenía una sonrisa tan linda, tan honesta.

    Tan ella.

    —¡V-vamos, sí!

    No le hacía especial ilusión regresar a clase y rememorar aquella ridícula presentación que había logrado apartar de su mente gracias al cariño desinteresado de Satoko, pero no había de otra. Aunque los estudios no le desagradaban, tener que tratar con gente que no conocía, gente que podía burlarse de ella, hacía que le temblasen las piernas. Su corazón aleteaba nervioso y asustado.

    >>Satoko-chan—dijo entonces y nerviosamente se alisó las trenzas sobre sus hombros. Mientras caminaba con pasitos cortos junto a ella. La mirada estaba fija en sus zapatos—. ¿Has pensado en, huh... unirte a algún club?
     
    • Adorable Adorable x 3
  16.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    Multitud; ¿Cómo era posible que olvidara qué la cafetería era el lugar perfecto para pasar un día de lluvia? Y no era que las multitudes le acomplejaran, pues en Ikekuburo casi podía caminar sin mayor problemas en soledad; pero la escuela era diferente: en la escuela debías tener amigos, porque si no parecías un marginado... un blanco fácil.

    De la nada se sintió nerviosa; sus ojos recorrieron toda la cafetería, frenéticos, mientras se aferraba al tirante de su bolso. Su corazón tamboreaba con fuerza.

    Sí; extrañaba los días lluviosos donde veía anime con Haruka y Natsumi a su lado, pero ellas ya no estaban... Shiori tampoco, a quien inconscientemente había buscado con su mirar, se sonrojó al percatarse de ello ¿Por qué diablos era tan dependiente?

    Definitivamente no era su día; el par de lágrimas que cayeron cuando miró el suelo lo confirmaban, pero esta vez eran más de frustración que de pena.

    Frustración por no poder estar bien cuando detestaba tanto estar mal; frustración de no poder hacer nada ante la mudanza; frustración de separarse de sus amigas y no poder ir a visitarlas; de que Ichirou no contestara el condenado teléfono solo por qué estaba ocupado "estudiando"... Bueno, aunque él en realidad si se esforzaba con sus estudios.

    Su rostro se entristeció un poco; suspiró. No quería enojarse con quienes sabía que le querían... Aunque últimamente lo dudaba mucho, pero recodar como Natsumi le animaba cuando estaba triste fue suficiente para calmarse un poco.

    En verdad las quería mucho.

    Se pasó el antebrazo por sus ojos, limpiando las lágrimas; esperando que nadie la hubiera visto. Ya podría desahogarse en casa, el colegio no era un lugar para exponerse.

    Con paso firme, pero mirada gacha; se fue a una esquina de la tienda: la que conectaba con la pared y, por ende, no era donde se ubicaban los estudiantes para comprar las cosas. Si le preguntaban tenía la escusa de que el comedor estaba muy lleno: en realidad nunca tuvo problemas con sentarse en el suelo. Sacó el bento de su bolso, para después usar este ultimo como una especie de cojín: procedió a abrirlo con cuidado y una gran cara de decepción cruzó su rostro.

    Definitivamente esos panqueques eran una clara representación de su persona: mediocres.
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Sad Sad x 1
  17.  
    Liza White

    Liza White Equipo administrativo Comentarista empedernido Hey Adora~

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    9,468
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]


    Contuvo un bostezo con el dorso de su mano libre, aguardando en la fila de pedidos con notorio cansancio. No había dormido especialmente bien, y el hecho de que allá donde su mirada se posase solo encontraba rostros y más rostros de alumnos aglomerados en el lugar solo crispaba más sus nervios. Empezaba a hacerse la idea, de hecho, de que pasaría el receso completo en la cola de espera y llegaría tarde al aula para terminar de comerse el almuerzo. Aunque si lo pensaba bien, no tenía mucho más que hacer. Molestar a su hermano como el grano en el culo que era, quizá, pero en aquella ocasión no parecía especialmente animado para ello.

    Para su sorpresa llegó su turno antes de lo que hubiese esperado, y tomó el envase de chocolate caliente y el dulce que había encargado mientras sacaba con cuidado el dinero de su bolsillo. Tras agradecerle al encargado se abrió paso entre la multitud, contando el cambio y medio haciendo malabares en el proceso para agarrarlo todo entre sus manos. Tal y como esperaba de su torpeza y de los empujones de los impacientes alumnos a su alrededor, varios yenes cayeron de entre sus dedos, rodando por el suelo para escapar de él. Por suerte, se había alejado lo suficiente de la zona de pedidos para no ser un estorbo.

    Al encaminarse a agachar la última moneda, con notorio hartazgo en sus facciones, su mirada acabó por encontrar a cierta castaña que se encontraba apoyada en la pared, bastante cerca de su moneda. La sorpresa adornó su expresión y se detuvo por un instante, con el chocolate humeando en su mano contraria.

    —¿Watanabe-san...? —murmuró, intercambiando miradas entre sus panqueques y ella. ¿No era incómodo comer en el suelo? Tras unos instantes regresó su atención a lo que venía—. ¿P-Puedes pasarme ese yen, por favor?
     
    • Adorable Adorable x 3
    • Ganador Ganador x 1
  18.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png


    Iba a dar una mascada al helado postre; sinceramente no le apetecía mucho: hacía bastante frío y los panqueques casi congelados, guardados en la nevera desde ayer, no le eran una opción muy apetecible.

    Pero antes de que pudiera hacer algo: un tintenear de monedas la distrajo; obligándola a mirar de reojo a su costado.

    Tensa; estática.

    —... ¿P-puedes pasarme ese yen, por favor?

    Su rostro se giro, aunque solo un poco, para poder apreciar a su locutor.

    Era el chico del lápiz; pidiéndole que le pasará una moneda... Con el "por favor" agregado.

    Su vista lentamente se dirigió al plato de bento, sus ojos parecían desconectados de la realidad; como si no se creyera lo que estuviera pasando.

    También parecía un tomate.

    Tomó el yen casi con sigilo; sin apartar la mirada de su comida, y dejo el brazo algo extendido a su costado: Estabas esperando que el chico posicionase la mano por debajo para poder soltar la moneda.

    Nunca había visto a alguien... Con tanto nerviosismo en su rostro; no siendo hombre: por último, no siendo compañeros de curso, para evitar exageraciones.

    Toscos; indiferentes, demasiado estúpidos o extremadamente serios.

    Eran o unos totales confianzudos; o pasaban de ella, sin pena ni gloria.

    Era definitivo; los únicos chicos con los que se sentía cómoda eran sus hermanos.

    Chisteó inconsciente; aún mirando el bento, cuando recordó a Ichirou.

    ... Pero a pesar que generalmente les dieran miedo o, mínimo; desconfianza: con ese chico se sentía diferente.

    Incómodo; sí, pero no por querer salir corriendo, más bien por sentirse capaz de quedarse ahí: estática, sin querer marcharse al parecer...

    Aunque su corazón, galopante contra su pecho; si parecía querer escapársele desde dentro lo antes posible.

    Ahhh, tal vez los chicos de suave apariencia le atemorizaran al final más que los rudos y toscos; eran impredecibles: recordó cosas que no quería recordar, pero siempre estaban presentes.

    El cálido verano.

    Cuando el chico ya tuvo su yen en mano; Nagi procedió a darle un pequeño mordisco a su panqueque: sentía un nudo en el estomago al tragar, y no entendía por qué aun no había escapado de esa situación extraña, incómoda y calida...

    ¿Tendría fiebre?

    ... Ah, el lápiz y la nota; era primera vez que un chico le hacía un gesto tan adorable —sin contar los regalos de Kazuki cuando aprendió a escribir—. Definitivamente eso era lo que le dejaba una pequeña esperanza de que no iba a pasar nada malo; también el hecho de que anhelaba algo de compañía, aunque no lo admitiera, influía.

    Esas las últimas dos cosas no se había percatado ni ella.
     
    • Adorable Adorable x 4
  19.  
    Liza White

    Liza White Equipo administrativo Comentarista empedernido Hey Adora~

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    9,468
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Permaneció allí, de cuclillas, su dedo señalando el yen a la espera de una reacción por su parte. La vio mover su rostro hacia él durante un breve instante y regresó la mirada a su bento, extendiendo la mano con el yen hacia él. El chico, algo incómodo ante su silencio, extendió la palma debajo de ella y esperó a que cayese la moneda para regresarla a su bolsillo.

    Al erguirse el chocolate se removió hasta desbordarse ligeramente, varias gotas café deslizándose por el envase, y masculló algo entre dientes buscando una servilleta en sus bolsillos. Siempre acababa olvidando algo, cómo no.

    —Gracias... —dijo al fin, volviendo la atención hacia ella. Un par de gotas no iban a agujerearle la piel, después de todo. Miró hacia ambos lados, sin saber muy bien qué hacer a continuación. Y mientras pensaba, sus palabras parecieron querer hacer tiempo—. ¿Te... Te encuentras mejor? Ya sabes, por lo de antes.

    Se llevó la mano libre tras la nuca, algo nervioso, y retrocedió un paso.

    >>L-Lo siento, no te molesto más.
     
    • Adorable Adorable x 4
  20.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Al segundo mordisco escuchó la pregunta de su compañero... ¿Mejor? ¡Ah, verdad! El tema del lápiz y demás... ¿Qué tan desanimada se habría visto? ¿Preguntaba por la tarea... o él había notado algo más? Dejó escapar lentamente el aire contenido por su nariz; su cara estaba rojiza aún.

    —Logré hacerlo; gracias —dijo con sencillez, sin observarlo. Miraba los panqueques; grumosos, helados y el manjar utilizado... sabía horrible. Por lo menos estaba segura que no había utilizado ningún ingrediente vencido.

    El sutil sonido del pie ajeno contactando con el piso; al retroceder: le hizo voltear automáticamente a ver sus piernas, casi por instinto, para luego dirigir la vista despacio hacía arriba: hasta dar con su cara.

    Tenía ojos azules y profundos; su mirada era tímida era claramente tímida y nerviosa, casi como la suya... pero le pareció sentir una leve gentiles, algo apocada por su mirar algo angustiado... Se acordó de Natsumi...

    Ambos tenían gentiles ojos azules; aunque su amiga era mucho más expresiva, directa: confianzuda... Él... casi parecía ser igual de precavido que ella misma.

    >> No, no molestas —dijo sin más, para luego percatarse que se había quedado inmersa en sus ojos; aparte de tener una mirada completamente seria. De inmediato su piel se degradó hasta un rojo enorme; sus ojos se abrieron de par en par.

    Dios ¿Por qué decía estupideces?

    Rápidamente posó su cabeza en sus rodillas; con sus brazos rodeándolas, pero no abrazándolas: pues los tenía estirados; con la caja de bento entre sus manos.

    —Saben asquerosos —sentenció finalmente en un murmullo avergonzado; por diversos motivos.
     
    • Adorable Adorable x 4

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso