Casilleros

Tema en 'Planta baja' iniciado por Yugen, 9 Abril 2020.

  1.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    El primer espacio con el que te encuentras al entrar en la academia. Los casilleros de los estudiantes suelen usarse para cambiar los zapatos por los reglamentarios de gimnasia antes de estas clases o para guardar libros y objetos. Tienen una llave propia y numeración que corresponde a cada alumno.

    Este es vuestro espacio. En el casillero podéis guardar todo lo que deseéis mantener protegido o en secreto. En San Valentín suele llenarse con misivas de índole romántica.

    Asimismo, cuenta con un paragüero donde los estudiantes pueden dejar o tomar paragüas durante los días de lluvia.

    d1d5293e7d97874f8d94ed7ce85d9972.jpg

    En frente: Ascensor
    Exterior: Patio frontal
    Al este: Pasillo
     
    • Fangirl Fangirl x 2
  2.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    Jadeante había llegado a un lugar totalmente vacío, sentía su respiración agitada mientras el pecho le subía y bajaba, las lágrimas habían frenado a mitad de camino, pero su rostro y ojos seguían enrojecidos, claramente se notaba que había estado llorando, y podría volver a pasar si recordaba lo ocurrido. Decidió sentarse en el sobrerelieve cerca de su casillero, esperaba que no molestara a nadie ahí, pues se apoyó de espaldas a este, con ambas piernas reposando el piso doblas en dirección a su lado derecho, se tocó el corazón que aún le palpitaba con fuerza, más por la carrerilla en esas alturas, después se tapó el rostro con ambas manos, suspirando, se sentía estúpida, por haber tarareado la canción y por haber llorado como si le hubiera ladrado un perro en vez de una chica, demasiado vergonzoso, y ni siquiera sabía bien el por qué ¿Le había dado miedo? Sí, los gritos le solían alterar los nervios, hasta los suyos propios nunca llegaban a ser tan fuerte, era simplemente su tono de voz escuchándose claro, pero ni comparado al calibre de la rubia.

    Y hablando de ella, no entendía el por qué de su enojo ¿Tarareaba muy mal? ¿Era cargante? ¿O había otro motivo detrás? Lo único que entendía es que la situación ahora se le hacía absurda, solo habían sido un poco brusca con ella y ya se desmoronaba, ni siquiera le afectaba el hecho de que las palabras de la chica pudieran referirse a su mal cantar, pues le era irrelevante, hasta ella tenía asumido que lo hacía mal y no le importaba, definitivamente la forma en que se expresó fue lo que más le afectó. Ay ¿Qué iría a ser cuando le tocara enfrentar cosas en verdad peores? Solo pensarlo le daba escalofríos.

    Miró el patio tras los ventanales, estaba soleado, y ella tenía una expresión totalmente apagada... Jugo... Le había dado sed... Azúcar con zumo, tal vez eso le animaría.
     
    • Sad Sad x 3
  3.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    Sonrió al ver que Aika tomaba con agrado su propuesta, pero rápidamente se volvió una mueca de hastío al enterarse que no se sabía el número ¿Qué se le iba a ser? Al parecer tendrían que ir a los casilleros... Sacudió la cabeza ¿Cómo que "tenían"? ¿Qué hacía invitándose sola? Ni siquiera sabía que iría a hacer cuando se encontrara con la chica que buscaba, que supuso, sería su amiga, sería algo incomodo para Nagi ¿Huiría de nuevo en tal caso? Lo más probable, pero de manera más sutil que la última que hizo... ¡Oh! ¿A caso era tonta? ¿Cómo iba a ser su senpai amiga de esa chiquilla si ni siquiera sabía su apariencia?

    De todas formas, para su sorpresa, la propuesta de su senpai le llegó como agua fresca, le miró anonadada ¿Hablaba en serio? ¡Claro que hablaba en serio! Esa tipa parecía de las que no sabían mentir, o lo hacían muy bien, pues siempre sonaba sincera.

    —E-e-e... Esta bien —dijo tartamudéante, pero al mismo tiempo se notaba algo de emoción en su voz ¿Por qué le ocurría aquello? No estaba segura ¿Será que tenía vibras parecidas a cierta persona? En ese momento estaba bastante confundida para responderse sus preguntas, porque de por sí sentía que no entendía sus propias acciones, simplemente actuaba por inercia, seguramente atraída por la vitalidad, confianza y alegría de la de hebras azules.

    Y así emprendieron camino hacia los casilleros, en busca del teléfono de su senpai para conseguir información sobre la apariencia de la incógnita chica, que lío.
     
    Última edición: 12 Abril 2020
    • Adorable Adorable x 3
  4.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Aika se apresuró a acercarse a los casilleros. ¿Cual era su taquilla ahora? ¿La recordaba siquiera? ¿La ciento tres? ¿La doscientos cinco? ¿La treinta? ¿La cuatro? ¿La ciento treinta y dos?

    ¡Dios!

    ¿Cómo iba a hablar con Mimi para preguntarle sobre la niña si no tenía su teléfono a mano y ni siquiera podía buscarlo porque había cientos de taquillas y su vacío cerebro había vuelto a olvidar algo? ¿Cómo le iba a decir eso a kohai?

    Bueno, se lo diría con una sonrisa, como siempre. Venga Aika. Go, go~

    —E-esto... Watanabe-chan, probablemente te vas a reír y es gracioso, pero...—se rio ella misma. Una risa débil, culpable— no recuerdo cual es mi taquilla.


    Rio durante unos segundos, una risa distinta, menos alegre, pero terminó suspirando. No perdía la cabeza porque la tenía pequeña al cuerpo. Cierta pesadez cayó sobre la siempre alegre Aika Izumi como un balde de agua gélida y su expresión, usualmente brillante, se ensombreció a medida que la sonrisa se le borraba de los labios.

    Era un puñetero lío.

    Dejó caer la mano con la que se había sobado la nuca, incómoda, como un peso puerto.

    Su voz sonó distinta cuando habló. Grave, seria y vibraba en ella un evidente tono de lástima, de culpabilidad.

    —Soy... un desastre ¿no?—preguntó. Pero no esperó respuesta—. Siento haberte hecho venir para nada, Watanabe-chan.
     
    • Adorable Adorable x 1
    • Sad Sad x 1
  5.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    La voz de su senpai llamó su atención, su actitud y tono eran claramente distintos, más... decaídos, eso le sentó mal a la chica. Al parecer había olvidado cual era su casilla y eso le estaba afectando.

    Soy... un desastre ¿no?

    Nagi le miró impactada, tragó grueso, en verdad no le estaba gustando para nada verla tan desganada. Su senpai se había disculpado con ella por hacerle perder el tiempo, a lo que Watanabe solo atinó rascarse la nuca con nerviosismo, desviando la mirada, incomoda ¿Qué diablos tenía que hacer en esas situaciones? Trató de hacer memoria de si le había pasado alguna situación similar ¿Cómo se animaba ella en momentos tristes? Ah, verdad, tan solo lloraba y lloraba... A menos que una de ellas interviniera... Natsu era de dar halagos bonitos, Haruka hacía lo posible para quitarle peso al asunto... Suspiró.

    —¡Qu-qué va! —trató de decir con dificultad— Entre tantos casilleros... E-es normal, hay... cosas peores... como... — Se empezó a alborotar el pelo de la coronilla, tratando de recordar algún ejemplo peor— ¡Qu-qué se te olvide tú hermano! ¡Uuuuuy! —hablaba con nerviosismo y algo más fuerte de lo normal, haciendo algunas gesticulaciones exageradas— ¡Imaginate! El pequeñajo esperando tres horas más en el colegio, solo, con cada vez menos docentes cuídandole—. Recordaba el día en que olvidó ir a buscar a su hermanito a la escuela, y este se quedo hasta las seis de la tarde en el lugar, llorando a moco tendido, ese día le confiscaron la compu por tres días— Definitivamente... olvidar un casillero no es nada... Porfa... no te sientas mal, ha sido divertido... — Su voz fue bajando el volumen mientras miraba el piso, pateando suavemente este, en un gesto nervioso, tenía las manos jugueteando tras sus espaldas— Pasar tiempo contigo... n-no fue un desperdicio ¿Vale? Nunca vi a alguien tragar tanto jugo de una... Ay, tal vez eso no sea un buen halago —masculló al final, algo sonrojada, ni siquiera habían hecho algo interesante, pero se estaba quedando sin ideas, soltó un gruñido algo brustrado, agarrándose el cabello con ambas manos, cabizbaja... Un pequeño silencio, y de repente dejo escapar un grito ahogado.

    >> ¡Ah! Pe-pero... Puede que los casilleros tengan algún orden ¿N-no? Co-como apilados por cursos —miró a sus senpai a los ojos, con el ceño fruncido ¿Y algo de determinación? — ¡So-solo hay que probar la llave en todos!

    Al parecer la chica aun no era consciente de la barbaridad de casilleros que eran.
     
    Última edición: 12 Abril 2020
    • Adorable Adorable x 3
  6.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Lentamente, a medida que Nagi hablaba, agitada y nerviosa, más crecía la pequeña sonrisa de Aika. Lo estaba intentado ¿verdad? Animarla.

    Aunque era menor que ella y ella era su senpai, era la pequeña quien tenía que estar consolando a la mayor. En cualquier caso, eso no le daba vergüenza. Porque el intento de Watanabe era tan puro y genuino a pesar de su evidente nerviosismo, que su corazón se ablandó. No podía estar decaída en frente de alguien así. La iba a poner triste también. Y aquello era lo último que Aika quería.

    No quería que la gente estuviera triste. Quería que sonriera. Porque todo era mucho más hermoso de esa forma.

    Cuando Nagi quiso darse cuenta, tenía a una nuevamente alegre Aika, revolviéndole el cabello castaño con una mano.

    —Eres muy linda, Watanabe-chuan~—le dijo con una risita. Pero su voz sonó suave, definitivamente menos animada de los usual. Sabía que era un desastre, no iba a negar algo tan evidente. Pero de momento, estaba bien así. Exhaló—Bueno, vamos a probar la llave... aunque nos va a llevar un buen rato...

    Comentó observando la inmensa cantidad de casilleros.

    En ese momento. Un grito irrumpió el silencio. Una voz procedente del pasillo, suave y femenina, que estaba llamando su nombre. Watanabe-chan.

    Aika la miró.

    —¿Oíste eso?—preguntó— Alguien te está buscando.
     
    • Adorable Adorable x 3
  7.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    Si de por sí sonrojó cuando la chica acarició su cabeza, peor aún fue ante tal halago, vaya, ella si sabía decir esas cosas, que a pesar de ser una pequeñez Watanabe no estaba acostumbrada a recibirlos de personas que apenas conocía, sus amigas eran las únicas que se sacaban cursilerías de vez en cuando. Se llevó las manos al pecho, el corazón iba frenético ¿Había conseguido animar a su senpai? Tragó, esperaba que sí.

    —Qu-que-que va, senpai —trató de contradecirle, a pesar de que claramente se refería a su actitud y no apariencia. "Usted es más linda" Ni loca lo decía, ya estaba a punto de que se le saliera el corazón como para seguir dando leña al fuego— No se que tanto pueda ayudarte a buscarlo, no tengo la llave... pero te acompaño —contestó.

    Y entonces lo escuchó, al igual que su senpai, era obviamente Kurosawa quien la estaba llamando, perfecto, de un nervio a otro, Watanabe tragó grueso.

    >> ¿O-oír qué? Pu-puedes haberte confundido, a-aun así, Watanabe es un apellido bastante común, estarán... buscando a otra ¡Va-vamos a por ese casillero! — Y se fue a acuclillar delante de uno, el más lejano, y quedó mirándolo fijamente, los nervios le jugaron en contra, había hecho una acción totalmente ridícula ¡Si hace un par de segundos había dicho que no podía abrir los casilleros! ¿Qué hacía ahora frente a uno? Se palmeteó el rostro, algo fuerte por casualidad, no se sentía lista para ver a Kurosawa, la vergüenza que sentiría al verla le incomodaba de tan solo pensarlo. Dio un suspiro, mientras el peso de todo su cuerpo se iba a la cabeza estampada en el casillero, Kurosawa no merecía que la ignorara así.
     
    Última edición: 12 Abril 2020
    • Adorable Adorable x 2
    • Sad Sad x 1
  8.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Beta-reader Comentarista empedernido Game Master Editor Gráfico This is a dark song, real dark Toretto C.A.O.S Kami-sama BLACKOUT d i z z y MASOQUIST Tarot Bitch Tarot pals ¡Yeah, Yáahl!

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    2,813
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    shiori.png

    Siguió andando hasta que al pasar cerca de los casilleros percibió una silueta con el rabillo del ojo, una muchacha de cabello blanco. Se acercó a ella, dispuesta a preguntarle si había visto a Watanabe cuando notó la segunda silueta, frente a uno de los casilleros del fondo.
    Pero... ¿Qué se suponía que estaba haciendo?

    —Princesa —llamó a Mimi, ya sin la molestia presente en su voz, era... casi el tono de voz con el que le habla a Hiroki en un día normal, paciente, tranquilo. La miró un instante, para luego señalar la figura de Nagi—. Creo que llegó tu momento de brillar.

    Se quedó allí de pie, esperando por la reacción de la menor a su voz aunque no había intentado acercarse. No quería que saliera huyendo. A decir verdad, esperaba que ninguno de esos tres saliera huyendo, porque los veía capaces.

    ¿Por qué terminaba siempre con un montón de gente rara?
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  9.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    La búsqueda pareció dar sus frutos. Allí estaba la niña, la manzana de la discordia. Y Aika estaba con ella. ¿Aika? ¿Pero por qué diablos no la había avisado? Ah, de verdad no tenía remedio.

    Miró de reojo a Kurosawa cuando la habló notando el tono ciertamente irónico en su voz. No necesitaba que se lo dijera, sabía muy bien lo que tenía que hacer por su propia cuenta. Lo había sabido tan solo segundos después de gritar de esa forma en el pasillo. Lo había sabido justo en el momento en que escuchó la voz rota por el llanto de aquella niña y el corazón se le apretó en el pecho. ¿Sinceramente? Odiaba esa situación horrible. Odiaba reconocer sus errores, bajar la cabeza y admitir que se había equivocado. ¿Pero importaba acaso lo que odiara a aquellas alturas? Podía ser muchas cosas pero definitivamente no era una desconsiderada. No tenía el corazón de hielo.

    Aunque por ahí corrían rumores sobre la princesita terrible y la comparaban con Vlad el Empalador, la inspiración para Drácula. Imbéciles. Todos esos paletos descerebrados e inútiles no sabían nada de ella.

    No sabían nada de la Mimi real. Pero ella tampoco hacía mucho por mostrarla al mundo.

    Aika no tardó en verla y se acercó corriendo hacia ella.

    —¡Mii-chan, no pude encontrar a la niña!—se disculpó al alcanzarla— ¿La encontraste tú?

    Mimi ni siquiera rodó los ojos. Su mirada no se había apartado de ella en momento alguno, resguardada tras los casilleros. El corazón le latía con fuerza en el pecho, pero su mirada estaba llena de determinación.

    —Aika, está ahí.

    Curiosa, Aika se giró y la confusión llenó su semblante.

    —¿Eh? Ahí solo veo a Watanabe-chan—dijo. Y en ese momento, la bombilla pareció encederse en su cabeza—Woah woah woah. Espera, ¿Watanabe-chan es la niña?

    Mimi no iba a perder más el tiempo allí. Caminó con seguridad, luchando con uñas y dientes contra su propio y férreo orgullo. Se detuvo a un par de pasos de ella, manteniendo cierta distancia prudencial por si volvía a aterrarla. ¿Estaba nerviosa? Sí. Extrañamente.

    Podría haberse mordido las uñas y a la mierda su manicura cara, dios.

    —Hola—aquello fue todo lo que pudo decir en un primer momento. Se mordió el labio—. Esto... lo siento ¿vale? No sé porque hice lo que hice, yo solo...

    —Tiene muchos problemas.

    —¡Aika!

    ¿Ni en un momento así podía callarse? Mimi frunció el ceño y cerró los ojos, renuente, apretando con fuerza los puños para infundirse valor. Agh, idiota. ¡Ahora la había desconcentrado!

    Bufó.

    —Pero creo... creo que sí, esa puede ser una de las razones—convino y buscando algo en lo que escudar la vergüenza jugueteó con un mechón de cabello rubio. Desvió la mirada nerviosamente incapaz de enfocar sus asustadizos ojos castaños—. Y... y eso. Solo quería. Solo trataba de... disculparme ¿de acuerdo?

    No era lo que esperaba. Pero era mucho más de lo que Mimi acostumbraba a hacer.

    Y era todo un logro.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Ganador Ganador x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  10.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    Al escuchar la voz de Kurosawa su cuerpo de tensó, diablos, no estaba lista para verle, solo de pensarlo un puchero y sonrojo involuntario aparecían, sentía vergüenza, las únicas que podían verle llorar eran sus amigas... y tal vez Kazuki ¡Si otros lo hacían le sentaba fatal! Por inercia se puso los cascos, como si aquello fuera impedir que su senpai se acercara.

    ¿Princesa? ¿Momento de brillar? ¿Había alguna estudiante con complejos de idol en la escuela? Pasó saliva, su corazón empezó a bombear frenético cuando reconoció la voz de la chica.

    Sin pensarlo aferro sus manos a los cascos, como si no hubiera querido escuchar aquella voz, que parecía estar hablando con Aika, pero en dos tiempos la sintió tras suyo, a ese paso se quedaría sin saliva para tragar.

    Tiene muchos problemas —escuchó la voz de su más reciente senpai, la otra bufó ¿A caso era un toro?

    —… Puede ser una de las razones—. Casi tiritando volteó lentamente, ahora respaldándose en el casillero, aun sentada, manteniendo sus manos en los cascos, confusión y miedo se veía en su mirada, vaya que era imponente la tipa para parecer muñeca de porcelana, no entendía nada ¿No estaba ahí para meterse con ella? Hasta Nagi podía notar como estaba algo nerviosa—… ¿De acuerdo?

    … Se... ¿Se había disculpado? ¿Con ella?

    Su mirada reflejaba su impacto, Watanabe no se lo creía, estaba totalmente en blanco, tenía una sensación extraña en la garganta ¿Era por todo el aire contenido? Pestañeo un par de veces, se refregó los ojos, miró el piso e intento levantarse, perdiendo un poco el equilibrio, apoyándose en el casillero tras eso. Miró a la rubia a los ojos, después corrió la vista a Kurosawa, Aika... Un tipo raro, repitiendo la secuencia en reversa, dando nuevamente con la Idol , apretó lo diente, frunciendo el ceño la miró.

    —Ehhh —exhaló bajo, empuño una mano cerca de su pecho ¿Qué diablos se suponía que debía hacer ahora? Con dificultad recordaba la última vez que alguien que la molesto se disculpara genuinamente con ella, miró el piso, que en ceño aun fruncido... Que lindos zapatos tenía la chica ¿Serían muy caros? ¡Rayos! ¿En que pensaba ahora? — Ahhh —salió lastimero, quejón. Miró a la rubia a la cara nuevamente, y con la misma expresión seria que había mantenido por los nervios alejo las palmas de sus manos en paralelo a sus mejillas, y... ¡Paf! Se las estrello sincronizadamente así misma, dejando salir un fuerte sonido, había cerrado los ojos— ¡No-no hay problema! ¡Mu-muchas gracias! — Hizo una reverencia, casi llegando a rozar el cuerpo ajeno con su cabeza, y se quedó ahí, estática... ¿A caso siquiera estaba pensando en sus acciones? Su rostro parecía un tomate, procesando lo que había dicho— N-no... no todos se disculpan—. Se mantenía inclinada para que no vieran su cara, la voz le salió media dolida— Así que... ¿Gra-gracias? — Sus murmullos apenas se escuchaban, se volvió a sentar, y escondió su rostro entre los brazos y piernas— N-no se... que más... de-decir...

    " Kurosawa , ayúdame" Sentía que había olvidado como ver a la cara a las personas.
     
    Última edición: 12 Abril 2020
    • Adorable Adorable x 2
  11.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Beta-reader Comentarista empedernido Game Master Editor Gráfico This is a dark song, real dark Toretto C.A.O.S Kami-sama BLACKOUT d i z z y MASOQUIST Tarot Bitch Tarot pals ¡Yeah, Yáahl!

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    2,813
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    shiori.png

    Sus facciones se suavizaron aún más ante lento intento de Mimi por disculparse con la menor, como si le hubieran quitado un gran peso de los hombros. En algún momento había regresado sobre sus pasos, para permanecer al lado de Hiroki y ahora, extrañamente aliviada, había apoyado el peso de su cuerpo en él un segundo, antes de reaccionar y enderezarse.

    Watanabe estaba al borde de un colapso.
    Dejó su lugar junto al chico perro y se acercó por fin a la menor, acuclillándose a su lado.

    —Está bien así, Watanabe-chan. —Le revolvió el cabello con cariño y levantó la vista hacia la princesa y el cachorro, como buscando una aprobación que dudaba mucho encontrar, porque era obvio que ninguno tenía idea de cómo lidiar con la gente. Regresó la vista a ella, casi hecha un ovillo en el suelo—. Lamento haber tardado tanto en encontrarte, pero veo que al menos no estuviste sola. Eso me alegra... nadie debería estar solo.

    Se refería a Aika, con quien estaba agradecida de alguna forma. Se levantó entonces, alisando su falda y volvió a clavar sus ojos naranja en Mimi, ya sin desdén alguno.

    >>Fui su tutora en verano —explicó aunque no sabía si le importaba, es más, casi lo aseguraba. De nuevo pasó la vista de Mimi a Hiroki—. Y ahora quiero que sepa que también soy su amiga, así que supongo que de ahí mi molestia. La quieras o no, te extiendo una disculpa por lo de arriba, Hime-chan. Supongo que la disculpa también va para ti, senpai, por haberte arrastrado con nosotras. Bueno, es una disculpa y un agradecimiento a partes iguales.
     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Adorable Adorable x 1
  12.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    Suavidad, en su voz, en su tacto, su mera presencia, su corazón se había calmado, su mente empezó a acomodar los acontecimientos, la calma que siempre le llegaba a transmitir su ex-tutora siempre le sorprendía más, se le revoloteó el corazón. Escuchó como se disculpaba "Nadie debería estar solo" En eso tenía total razón, y Nagi también la había dejado sola, y muy confundida también, tragó saliva.

    —N-no es tu culpa, senpai, yo me alejé, lo siento por preocuparte—. Aunque Shioriya se había erguido Watanabe sabía de antemano que estaba perdonada, nunca se enfado con ella para empezar, su sempai volvió a dirigirse a la Idol… ¡Espera! ¿Le estaba diciendo que eran amigas? Rayos, sentía que recibía sorpresa tras sorpresa, aunque esta ultima en realidad le alegró más de la cuenta.

    —… también va para ti, senpai—. Nagi volteó a ver al único chico en escena, era verdaderamente alto e intimidante... ¿No le había visto en la mañana? Nunca pensó en que se volverían a topar nuevamente.

    —¡Si! ¡Gracias, senpai! — Se sumó al agradecimiento de Shiori con una leve inclinación, si ella le agradecía debía ser por algo ¿No? En cualquier cosa que le haya ayudado a su... a-amiga... le agradecía también, porque si ayudaba a Shiori no debía ser mala persona... o eso esperaba, aquella chica tenía juntas taaan raras.

    —Oh, senpai —. Se dirigió esa vez a Aika, acercándosele— ¿Vamos a seguir buscando a la chica? — Entre tantas emociones arremolinadas no se había enterado aun que aquella chica era ella misma—. Ah, también... —dijo algo más seria, llevándose un mechón tras la oreja— Dígame su apellido, por favor.
     
    Última edición: 12 Abril 2020
    • Adorable Adorable x 3
  13.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Mimi no tenía la más mínima remota idea de como actuar ahora. ¿Le había dado las gracias? ¿Por disculparse? ¿Quién hacía eso? Parecía... sumamente incómoda y aterrada por alguna razón. Aquella chica. Quiso decir algo, intervenir de alguna forma... ¿pero qué decir? ¿Qué hacer? Ella no tenía idea de nada de eso. Como senpai, su deber era... consolarla, ¿no? ¿Verdad? ¡Ugh! ¿Por qué no sabía hacer nada? Bueno, al menos tenía una senpai no tan inútil como ella.

    Kurosawa corrió a su encuentro poniéndose a su altura para revolver su cabello y calmar sus ánimos. Tenían... una gran complicidad. Quizás no lo reconocería, pero podía entender parte de su reacción en la azotea. Parte.

    Sí, bueno. Había actuado como una completa imbécil. Podía entender eso.

    —No me llames Hime-chan, aún puedo oír el sarcasmo—le respondió sin mirarla, ceñuda. Aunque había cierta reticencia en su gesto dejó de tener los brazos cruzados y mostró una postura más abierta, más dispuesta a colaborar. Una pequeña sonrisa se dibujó en sus labios cuando la miró. No era ni simpática ni amable, pero derrochaba confianza y seguridad—. Mi nombre es Mimiko. Mimiko Honda. Y acepto tus disculpa, tutora-san. Supongo que debería disculparme también pero... son demasiadas disculpas por hoy.

    Y sonrió más, en una mueca de ojos cerrados. De algún modo parecía... ¿divertida? ¿burlona? Era difícil saberlo.

    Aika por su parte había observado la escena con cierta contrariedad en su semblante. Mimi siendo amable. En todos sus años juntas jamás la había visto serlo. O bueno, la definición de "amable" más aproximada al carácter de la Honda. Porque seguía siendo terca y orgullosa. Una soberbia que no tenía rival.

    —¿Eh?—preguntó Izumi en respuesta a la cuestión de la menor. ¿Tampoco se había dado cuenta? Bueno, era comprensible. Se sobó la nuca con una sonrisita culpable—. Esto... la niña eras tú, Watanabe-chan. ¿Qué cosas? ¿No?

    Y se rio tan alegre como siempre.

    Hiroki, con las manos en los bolsillos del gakuran soltó una risa por la nariz, apartado de todo ese escenario extraño. Una de circunstancias. Parecía que todo había terminado bien de alguna manera. Era gente extraña en situaciones extrañas haciendo cosas extrañas. Agh, se sentía raro eso en su pecho. ¿Qué era? ¿Alivio? ¿Felicidad? No lo sabía. Pero cuando miró a Kurosawa solo una frase cruzó su mente.

    Apoyó el hombro contra la pared, reclinándose sobre esta.

    "Buen trabajo pajarito".
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Ganador Ganador x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  14.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Beta-reader Comentarista empedernido Game Master Editor Gráfico This is a dark song, real dark Toretto C.A.O.S Kami-sama BLACKOUT d i z z y MASOQUIST Tarot Bitch Tarot pals ¡Yeah, Yáahl!

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    2,813
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    shiori.png
    Watanabe disculpándose cuando no tenía por qué hacerlo, nada nuevo. Ah, era increíble lo nerviosa que podía ser.

    La voz de la princesa atrajo su atención de nuevo. ¿El sarcasmo? Quizás era involuntario, creía que lo había eliminado de su voz cuando dieron con Watanabe, pero parecía estar equivocada. De todas formas, la había llamado Hime-chan porque no sabía de qué otra forma hacerlo y, aunque fuera una inútil social, realmente era así como se imaginaba a las princesas de los cuentos. Sí, justo como Mimiko Honda, pero sin el humor de una versión debilucha de Hiroki.

    Una sonrisa se formó en su rostro al ver que relajaba un poco su postura. Ya era algo.

    Y acepto tus disculpas, tutora-san. Supongo que debería disculparme también pero... son demasiadas disculpas por hoy.

    Soltó una risa genuina, no era burlona o grosera, era solo una risa sin ninguna otra intención tras ella.

    —Me da igual —soltó, como si nada—. Solo me importaba Watanabe. Shiori, Kurosawa Shiori ese es mi nombre, Honda.

    Le daba igual como la llamara, a decir verdad, aunque le daban igual todas las cosas que hiciera Mimi mientras no se metiera con sus amigos, pero parecía correcto decirle su nombre a alguien con quien se había disculpado luego de haber querido aflojarle la quijada de un golpe.
    Volvió a mirar a Watanabe.

    >>¿Quieres almorzar conmigo? —le dijo sin ningún tapujo, como si hubiera sido eso lo que quería decirle desde que la encontró fuera de su clase, después se acercó a Hiroki y clavó sus ojos anaranjados en él, para luego darle un golpecito en la frente con el dedo—. Y tú no creas que ya te libraste de mí, porque también estás invitado.

    ¿Que si lo molestaba? Le daba igual, es más, hasta le hacía gracia si así era. Había cosas a las que tenerles miedo, pero a pesar de que había levantado a una chica como si fuera de aire, lo cierto es que él no era una de esas cosas.

    Se volvió entonces de nuevo hacia Mimi y Aika.

    —Si no es demasiado impropio para usted compartir el almuerzo con los de mi calaña, señorita, también le extiendo la invitación junto a su amiga. —Esta vez sí sonaba verdaderamente burlona, o más bien divertida, era una provocación, por supuesto, pero dentro de sí de alguna forma realmente esperaba que aceptaran.

    En el fondo también quería alcanzar lo que sea que hubiese en el corazón de Mimiko Honda.
     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Adorable Adorable x 1
  15.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador Bola de Nieve M.E.D.D.A DragonWoman BirdGirl BabbyRabbit Delirio navegante Mori me Morí

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    1,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagi Watanabe edición hecha por Liza.png

    Nagi quedó un rato en silencio ante la respuesta de Aika ¿La buscaba a ella? Pero... ¿Por qué?... Ah, claro, seguro que era por el incidente, pensar que estuvo delante de las narices de Aika y ella ni enterada, le daba gracia.

    —… Que cosas ¿no? — Watanabe le sonrió de vuelta, dejando sacar una pequeña carcajada.
    —Bueno, ahora sabes como se veía la chica —contestó en un tono alegre, para después escuchar la oferta de Shirokawa— ¿N-no te molesta? Aish — Se topó la cabeza con el puño cerrado— ¿Qué cosas digo? —masculló— S-si, me encan… si. —dejó la frase a medias, demasiado emocionada por una simple invitación a almorzar. Miró al chico de cabello cenizo algo alejado del grupo de manera neutra, intentando no demostrar la gracia que le hacía que un grandote como el fuera por ahí desentonando con ellas, podría ser que en realidad se negara, pero su ex-tutora demostraba que no quería un no como respuesta, no estaba segura si le apetecería ser él en esos momentos.

    —Ah, senpai, sería agradable tu presencia—. Se dirigió a Aika—. Tenías hambre ¿No? ¿Te gusta la idea de Kurosawa-senpai? — Hace un rato ella había insinuado algo de ser amigas, por lo que podían empezar por ir a almorzar juntas.

    Definitivamente ya estaba mucho más calmada.
     
    • Adorable Adorable x 3
  16.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    mimi.png

    Mimi cruzó los brazos y enarcó una ceja ante la provocación de Kurosawa. Sin embargo, algo se removió en su pecho al escuchar que la estaba invitando a comer con ellos. Ella, que era una completa negada para todo tipo de reuniones sociales que no incluyeran comida gourmet y gente vestida como si aquello fuera un velorio. En el fondo, detestaba las absurdas reuniones empresariales de su padre.

    —Oh, Kurosawa-san—le respondió con una mano en la cintura, burlona también. Desafiante incluso—. Ir a almorzar con un troglodita anabolizado como tu novio es el sueño de toda mi vida.

    ¿Novio? ¿Se refería a Hiroki? El chico enarcó una ceja y soltó un gruñido por lo bajo. ¿Algo se había removido dentro de él también? Por un momento a Mimi le pareció que ese perro enorme y bruto había meneado el rabo.

    Aika se apresuró en intervenir, brazo en alto.

    —¡Será un placer Ir con todos a almorzar, Watanabe-chan!—convino y le echó los brazos sobre los hombros a Mimi logrando por su parte una especie de quejido molesto, un "Aika, ¿qué haces idiota?" y un leve rubor de mejillas.—Mii-chan en el fondo está encantada ¿verdad que sí~?

    Mimi apartó la mirada.

    —Hmph. No me llames Mii-chan, demonios.

    ¿Orgullo? Orgullo en toda su expresión. Pero era un hecho, iban a almorzar juntos.

    Hiroki se pasó una mano por el cabello y se adelantó unos pasos. Su voz como siempre, fue un gruñido áspero. ¿Pero había, quizás, un leve rubor en sus mejillas? Era difícil saberlo.

    —Vamos entonces. Antes de que empiecen esas clases de mierda.
     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    mimi.png

    No la soportaba. Simplemente era muy superior a su escala de nimia e ínfima paciencia. Su habilidad para observar a las personas lograba darle una imagen bastante amplia del entorno y Mimiko Honda sabía de sobra como se las gastaba Shiori Kurosawa.

    No necesitaba mucho más. Un solo día, unas simples horas eran suficientes para ver que no congeniaban en nada. Eran elementos diametralmente opuestos. No necesitaba un año entero para ponerla en su interminable lista negra. En cierta forma podía ver las similitudes con Emily. Ambas buscaban molestar por el simple placer de hacerlo, pero Kurosawa... Kurosawa iba más allá.

    Zorra.

    Había un componente casi sádico en sus acciones. Y Mimi no estaba dispuesta a dejarle ganar sin luchar.

    En aquel momento vislumbró por el rabillo del ojo dos figuras conocidas acercándose desde el pasillo. Una era Emily. La otra, una jovencita callada—casi robótica—que respondía el nombre de Kashya.

    —Hey—las llamó mientras terminaba de guardar sus cosas en su taquilla y recoger su bolso. De este, pequeño, planteado, pendía un pequeño llavero del pokémon Jirachi. Un regalo de hacía años que tenía un gran valor sentimental para la Honda.

    >>¿Os vais ya?—preguntó—. Estoy esperando a Aika. Dios, no sé qué mierdas está haciendo aún en el aula.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  18.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Dancing Queen #TeamWarzone

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    8,515
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Emily Hodges

    Tranquilamente bajamos los pisos que nos correspondían hasta llegar a la planta baja, dispuestas a salir del lugar. Sin embargo, nos vimos interrumpidas por una voz y un figura que acabaron por corresponderle a Mimi.

    Saludé a la chica con una leve sonrisa y Kashya con su típico saludo monocorde. Ladeé la cabeza después, cuando acabó de hablar.

    —Sí, bueno, hoy Kashya va a comer con nosotros y papá nos va a hacer una comida especial por haber sido nuestro primer día, ya sabes, Fred y Alice también empezaban hoy así que...

    Me quedé en silencio unos segundos mirando a Kashya para después mirar a Mimi una vez más.

    >>Oh, Aika está en la clase 2, ¿cierto? Ahí está Kashya pero... no recuerdo haberla visto mientras la esperaba, ¿quizás se habrá ido ya?

    Emily con toda su familia viva, what is this happiness for her
     
    • Adorable Adorable x 4
  19.  
    Yugen

    Yugen Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    2,716
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    mimi.png

    —¿Aika?—enarcó una ceja— ¿Haberse ido sin mí? No, no lo creo. Aunque no niego la posibilidad.

    Era extraño, cuanto menos. Esa chica torpe y despistada estaba quizás demasiado pegada a ella. Era raro que no la hubiera avisado al menos cuando parecía incapaz de dejarla a sol ni a sombra. En cualquier caso, tal vez solo lo había olvidado. No sería la primera vez. Dios, ¿qué tenía esa chica tonta en la cabeza?

    El pecho de Mimi se vio estremecido por un suspiro de circunstancias.

    >>Sí ese es el caso llamaré a Watari para que pase a recogerme.

    Aquellas cuestiones quedaron pronto en el olvido. Había algo mucho más importante, una pregunta que necesitaba sacar de su cabeza. Y no tenía que ver con Aika.

    Cerró la taquilla con brusquedad.

    >>Emily, ¿qué piensas de Kurosawa?

     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Impaktado Impaktado x 1
    • Espeluznante Espeluznante x 1
  20.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Dancing Queen #TeamWarzone

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    8,515
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Emily Hodges

    Me encogí ligeramente de hombros cuando escuché su respuesta y volví a mirar a Kashya después. Quise entonces avanzar una vez más pero mis pasos se vieron cortados por el golpe que dio Mimi al cerrar la taquilla.

    Kashya no se había movido del sitio, como si hubiese sabido que aquello no era un adiós, ¿acaso tenía poderes o algo? Siempre hacía cosas muy parecidas...

    Sea como fuere, escuché la pregunta de la rubia y no pude evitar un suspiro pesado salir de mis labios, mientras cerraba los ojos. Cuando los volví a abrir, miré a la chica con cierta seriedad.

    —Mimi, sinceramente, no entiendo exactamente que ha pasado con vosotras y por qué te cae mal, pero sinceramente... nos la hemos encontrado de camino a la salida y... me parece una chica muy amable y la verdad es que me gustaría ser su amiga.
     
    • Adorable Adorable x 3

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso