1. Anuncio importante:


    Debido a los diversos cambios que se han manejado en el foro, se ha actualizado nuestro reglamento a una versión más acorde a las demandas actuales.

    Recomendamos ampliamente leerlo, dado que el ignorar las reglas no exime a nadie de su cumplimiento. Gracias por su tiempo y comprensión:

    Click al siguiente enlace para dirigirse al tema:

    Reglamento










Fanfic - Amigos de la infancia; amor de adolescentes

Tema en 'FanFics sobre Inuyasha y Ranma 1/2' iniciado por SARA BUTLER, 26 Abril 2009.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1. SARA BUTLER

    SARA BUTLER Usuario ocasional

    Piscis
    Pluma de
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Amigos de la infancia; amor de adolescentes
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    18
     
    Palabras:
    5606
    Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    Capitulo 1.- Reencontrándonos

    En la ciudad de Tokio; vivan la familia Taisho; sus miembros que la componían eran: Inuno el padre, el es un Yokai del tipo perro. Tiene el cabello plateado largo, amarrado en una coleta alta, y tiene ojos ámbares. Izayoi; la madre una humana, tiene cuerpo de adolescente, cabello largo y negro; y ojos cafés; y su hijo Inuyasha, un hibrido. Es bastante parecido a su padre en el cabello, ojos; pero como es hibrido, tiene orejas de perro en lugar de humanas. Por esa razón es molestado en el instituto Shikon; además de que lo molestan por ser pobre (es que era un instituto de ricos, e Inuyasha entro por una beca que se gano); y que sus padres se dediquen a la costura como trabajo. Aunque él no se quejaba de lo último; ya que sus padres ganaban bien; además, a él le gustaba a veces ayudarlos con encargos que le pedían.

    También esta Sesshoumaru; el hijo del primer matrimonio de Inuno. Su madre murió de una enfermedad cuando el tenia cinco años. Y cuando el tenia siete, su padre se caso con Izayoi; al inicio no quería a Izayoi, pero se acostumbro; pero cuando nació Inuyasha, el jamás lo acepto como su hermano, y por eso lo rechazaba. En la actualidad el está en Inglaterra estudiando la universidad. Ellos adoptaron hace tres meses a Shippo; un kitsune de 7 meses, tenia cabello rojizo, ojos verdes y una colita de zorro; era el hijo de un amigo de Inuno; pero él y su esposa murieron en un accidente de auto y los Taisho se quedaron con el bebe.

    Todo iba regular en su vida hasta que un día Inuno; en la hora de comer, les dio una noticia.

    -Tengo algo muy importante que decirles.- dijo mientras bebía un poco de agua.

    -Que es papa; Sesshoumaru regresa?.- dijo Inuyasha, lo ultimo lo dijo con asco por que el también odiaba a su medio hermano.

    -No es eso Inuyasha.- le contesto su padre.

    -Entonces qué es?.- dijo Inuyasha impaciente.

    -Hijo, no seas impaciente con tu padre.- le reprendió Izayoi mientras alimentaba a Shippo en su sillita.

    -Como decía; la noticia es; que vienen aquí a Tokio los Higurashi; se acuerdan de ellos?.- les pregunto Inuno contento; ya que el señor Higurashi; era su viejo amigo de preparatoria; era un yokai del perro como él; mientras que Sayo era una humana, por tanto; sus hijos eran híbridos como Inuyasha.

    -Te refieres a Reiko y Sayo, y sus hijos Hirotaru y Kagome?.- pregunto Izayoi emocionada; ella recordaba a los hijos de ese matrimonio; los vio de bebes y cuando crecían, eran amigos de su hijo Inuyasha. Pero Inuyasha, apenas hacia memoria, cuando el tenia ocho años, dejo de verlos; y ahorita a sus diecisiete; no sabía nada de ellos; pero cuando su madre dijo los nombres; empezó a hacer memoria.

    -Así es; hoy en la tarde, me encontré con Reiko y Sayo; nos saludamos; y hablamos un rato, y además me dijeron que tienen un nuevo hijo; se llama Souta; el dijo que por razones de trabajo, se mudaron de Osaka hace una semana, y van a vivir aquí en Tokio; nos van a visitar hoy mismo; esta noche.- dijo Inuno emocionado; ya quería ver de nuevo a sus viejos amigos ya los pequeños que vio crecer, hasta que se fueron de Osaka.

    -Hoy mismo?; que emoción, empezare a limpiar la casa; y tu Inuyasha; metete a bañar y arréglate.- le ordeno su madre, mientras sacaba a Shippo de su sillita y lo limpiaba de la comida que tiro.

    -Si, mama.- le dijo Inuyasha, al irse al baño, ya empezó a recordar quienes eran los Higurashi; recordaba que con sus hijos Hirotaru y Kagome se llevaba bien, aunque tenían sus diferencias.

    -Ya recuerdo a Hirotaru y Kagome; ellos venían a veces de visita y yo iba a su casa a veces; que tiempos; como se verán después de tanto tiempo?.- se preguntaba Inuyasha mientras se daba un baño; recordaba también como su medio hermano, nunca quería jugar con ellos; solo por ser hanyous, y cuando Kagome lo invitaba a jugar o le quería dar algo, el la rechazaba y a veces la hacía llorar.

    Mientras tanto, en la otra familia; los Higurashi.

    -Recuerdan a los Taisho hijos?.- les preguntaba Reiko a sus hijos mayores; mientras comían en su mansión; el padre también era un yokai del perro, tenia cabello negro corto, ojos azules como zafiros, ellos también hace tiempo eran pobres; pero gracias al negocio de su padre en las empresas textiles y de moda “Perla Negra” (n/a: jajajajajaja, no se me ocurrió algo mejor); se volvieron adinerados, pero eso si, no olvidaron respetar a los demás que no son ricos como ellos.

    -Quienes papa?.- pregunto Kagome algo confusa, tenia diecisiete años, parecida a su padre, tenia cabello largo y negro; ojos como los de su padre, y unas orejas negras de perro en lo alto de su cabeza y cuerpo divino. Era amable, alegre y dulce, y quería mucho a su familia; pero a veces los demás la quería por su dinero o belleza y eso la entristecía. Una vez estuvo a punto de ser la novia de un chico llamado Hoyo, pero antes de aceptar se dio cuenta que la quería por dinero; y eso la destrozo y se prometió no dar de nuevo su corazón.

    -Los Taisho hija; a veces los visitábamos o nos visitaban, tienen un hijo que jugaba con ustedes; se llamaba Inuyasha, pero se tuvieron que ir de Osaka hace tiempo.- le explico tranquilamente Sayo; tenia cabello corto café; ojos castaños, era de cuerpo también divino; era muy alegre. Trabajaba de maestra de primaria.

    - Ya recuerdo; ellos tenían un taller de costura a un lado de su casa, a veces íbamos y jugábamos con Inuyasha; pero Sesshoumaru nunca quería estar con nosotros.- dijo Hirotaru; el mayor, tenia diecinueve años, como su hermana, tenia cabello negro que le llegaba a los hombros y se lo amarraba en una coleta baja. Tenía ojos azules y cuerpo atlético y musculoso.

    -Así es hijo; son ellos, el caso es que hoy, tu madre y yo nos encontramos con Inuno; y después de platicar; nos invito hoy a su casa. Quieren ir?.- les pregunto su padre emocionado.

    -Yo si.- dijo Hirotaru.

    -Yo también.- dijo Kagome.

    -Pues ya que.- dijo Souta; el menor, tenía ocho años, y era parecido a su madre, tanto cabello como sus ojos, tenía también orejas de perro en lugar de humanas.

    -Contesta bien Souta; solo di si quieres ir o no ir.- le regaño su madre.

    - Si voy a ir.- le dijo Souta.

    -Entonces bañense y arréglense, que en un rato mas salimos.- les dijo su padre a sus hijos, a lo cual hicieron enseguida.

    -Ya te recuerdo Inuyasha, jejejeje, como nos divertíamos tu, yo y Hirotaru, jeje, y te enojabas cuando te decíamos Inushi, jajajaja, como me acuerdo que eras caprichoso y berrinchudo.- decía Kagome mientras estaba en su baño del cuarto donde dormía. Fue una gran sorpresa al saber que se mudarían de Osaka para ir a Tokio. Fue un shock; pero lo supero, porque asi veria a sus tios, tias y primos, familiares de ambos padres.

    ///////////////////////////////////////////////////

    Ya era de noche, y en la casa de los Taisho estaba listo para recibirlos.

    -Hijo, ya fuiste a la tienda por la leche, café y galletas?.- le pregunto su madre; quien estaba vistiendo y cambiándole el pañal a Shippo quien no dejaba de moverse.

    -Si mama.- contesto Inuyasha en la sala. Tenía puesto un pantalón de mezclilla, camisa negra que decía “Mago de Oz” con un dibujo del grupo, y tenis blancos, se dejo el cabello largo suelto. En eso su padre recibe la llamada de Reiko.

    -Hijo; ya llegaron; puedes mover el auto para que metan el suyo?.- le pide Inuno a Inuyasha; ellos vivían en una casa bastante modesta de un piso, con cuatro recamaras, un baño, cocina integral, comedor amplio, y sala cómoda que estaba enfrente del comedor y un taller de costura a un lado de la casa, pero como el lugar donde vivían era peligroso; le dijo a su amigo que meta su auto a su casa para evitar que lo roben.

    -Si papa; ya voy.- contesto Inuyasha, sale de su casa; abre la puerta y mueve la camioneta roja de su padre más adelante para dejar entrar un auto blanco último modelo.

    -Jejejeje, me pregunto cómo se verán ustedes dos después de ocho años.- se preguntaba Inuyasha al apagar la camioneta y salir de ella para recibir a la visita. Sale y al verlos bajar; no puede creer lo que ve: los padres siguen igual como recordaba, pero los hijos estaban más grandes y maduros que la última vez que los vio; hasta se sorprendió de ver a un niño pequeño, pero supuso que ha de ser el nuevo hermanito.

    -Bueno, llegamos, saluden a Inuyasha.- les dijo el padre al bajar del auto a sus hijos, mientras él y su esposa saludaban a Inuyasha y el a ellos. Kagome se queda sorprendida al verlo, vio que se ha convertido en todo un hombre; porque aun estando en el auto recordaba al pequeño Inuyasha. Pero el que tiene enfrente esta mas grande, maduro y guapo, se sonroja al pensar en lo último.

    -Donde esta ese niño, alegre, caprichoso y berrinchudo que conocí?.- pensaba Kagome al verlo. Ella tenía una camisa manga larga negra, que se ajustaba al cuerpo dejando ver su figura y enorme busto; pantalón mezclilla y unas botas negras largas, y un gorrito de lana tejido para tapar sus orejas. Su hermano Hirotaru tenía un pantalón mezclilla gastada, camisa blanca, chamarra negra y tenis. Souta tenía camisa roja, pantalón de mezclilla y zapatos negros, sus hermanos para taparse las orejas se pusieron unas cachuchas.

    Inuyasha por su parte se sorprendió al ver a Kagome, mas crecida y dotaba que recordaba y más hermosa; se sonroja al pensar en eso ultimo.

    -Donde está la niña alegre, caprichosa e inocente que conocí?.- se preguntaba Inuyasha.

    -Hola.- dijo Kagome al darle la mano, el la toma y su piel era bastante suave y tersa.

    Los hijos saludan a Inuyasha y el los deja pasar a su casa, al entrar saludan a los padres de Inuyasha.

    -Hola Inuno, Izayoi, cuánto tiempo.- dijeron alegremente los padres de Kagome al saludarlos.

    -Recuerdan a Hirotaru y Kagome?; él es nuestro bebe Souta.- dijo Reiko padre a los padres de Inuyasha.

    -Ese es el bebe?.- dijeron ambos Taisho sorprendidos de ver a Souta; según lo que Hirotaru le dijo a Inuno, Souta tenía ocho años, pero el que ven, parece de once.

    -Eeyyy, no soy bebe.- dijo Souta molesto, odiaba que le dijeran así, si tenía ocho, no tres meses de edad. Los Taisho solo se ríen.

    -Que grande estas, como has estado Hirotaru?.- saludaba alegremente Inuno a Hirotaru.

    -Pues, bien bueno, y usted?.- bromeo Hirotaru sonriendo.

    -Igual de bueno, como siempre.- contesta riéndose Inuno.

    -Como estas hija? Mírate, que grande estas.- saludaba Izayoi a Kagome, quien solo le sonreía; Inuyasha, al ver su sonrisa, le pareció bastante hermosa.

    -Bien, y ustedes?.- saludo Kagome.

    -Igual de bien, pasen siéntense. Quieren café?.- les ofreció amablemente Izayoi, mientras los padres se sentaban en el comedor y los hijos en el sofá.

    -Y Sesshoumaru?.- pregunto Reiko a Inuno; Kagome al escuchar ese nombre se pone tiesa y nerviosa; porque recordaba como los trataba, y por eso le daba miedo, ese miedo y nerviosismo, no paso desapercibido por Inuyasha, quien olio como el aroma de Kagome cambio rápidamente.

    -Esta en Inglaterra, estudiando la universidad allá, se gano una beca y no dudo en ir.- le contesto Inuno mientras servía café.

    -Quieren café o leche hijos?.- pregunta Izayoi.

    -Café por favor.- pide Hirotaru.

    -Yo también café por favor?.- dijo Kagome; se sentó a lado de Inuyasha, pero estaba rígida desde que llego, por los nervios.

    -Tu no tomas café.- bromeo su padre.

    -Papa, tomo café desde los catorce.- contesto molesta Kagome, a lo cual todos se ríen.

    -Aquí hay leche y galletas, si gustan.- ofreció Izayoi.

    Se la pasaron platicando de varias cosas, solo que Kagome, por los nervios no hablaba; Inuyasha platicaba con Hirotura sobre música y Souta jugaba con su celular.

    -Y como le va a tu hijo en la escuela?- pregunto Sayo.

    -Muy bien, saca excelentes calificaciones, además tiene beca en la institución Shikon.- le responde Inuno a Sayo.
    -Una vez, se gano un premio por el concurso de historia y le ofrecieron ir a E.U.A, pero no quisimos enviarlo, es que con dieciséis, no era correcto; Inuyasha, como se llamaba tu maestro de historia que te quería enviar?.- le pregunta Izayoi.

    - José Joshua Viquelio, mama.- le contesta Inuyasha a su madre, Kagome se sorprende al escuchar ese nombre, en Osaka, ese profesor le daba historia, ella lo adoraba, porque era un excelente profesor. Le decían en ese instituto “Mario Bros”; por su parecido al personaje de ese videojuego.

    -Ese profe te da clases?.- le pregunta Kagome a Inuyasha.

    -Si, es un buen profesor, algo enojón, pero enseña bien.- le dice Inuyasha a Kagome al verla de frente, más hermosa que recordaba.

    -Es estricto, no enojón, pero es bueno, una vez me llamo la atención por haberme dormido en sus clases.- le dice Kagome riéndose, provocando que Inuyasha también se riera.

    -Como fue eso?.-

    -Es que estábamos viendo un documental de la guerra fría, y a mí los documentales me aburren, agarre mi mochila y me acomode y me dormí; cuando termina, voy con el maestro para que me deje ir al baño; cuando le pregunto si me dejaba ir, me pregunta: durmió bien?, no como regano sino más bien como burla, enrojecí de vergüenza y Salí.- le conto Kagome a Inuyasha; provocando su risa y la de los demás.

    -Jajajajajajaja, ya te imagino, babeando con lagañas en los ojos, jajajajaja.- le dice Inuyasha burlón.

    -No tanto.-le dice Kagome.

    Después Inuyasha y Hirotaru se van a la habitación de Inuyasha a tocar las guitarras que Inu tenía guardadas.

    -Y a tu niña, como le va?- pregunta Izayoi a Sayo.

    -Muy bien, sacaba buenas notas; además gano varios premios en concursos de gimnasia rítmica y danza árabe. – le dice Sayo a Izayoi.

    -Mama.- contesta Kagome sonrojada.

    -Si es la verdad, eras muy buena en esas actividades.- le contesta su padre.

    -Y tus otros hijo, como les va?-

    -Bien, Souta va en tercero de primaria, Hirotaru cursa la universidad en Psicologia.- dice Reiko.

    -Un psicólogo; con la buena falta que hace, con este mundo de locos.- dice Inuno en broma. Todos se ríen, y en eso Kagome capta un olor muy raro, sigue olfateando y descubre que debajo de la mesita de la sala estaba un bebe, un pequeño zorrito; lo carga y observa que es un niño precioso.

    -Que niño tan hermoso; como se llama?.- pregunta Kagome al poner al pequeño Shippo en sus piernas.

    -Se llama Shippo; es un pequeño kitsune, lo adoptamos hace meses, porque sus padres fallecieron en un accidente. Se supone que estaba dormido; pero veo que se despertó y solito se bajo de la cuna de nuevo.- le explica Inuno a Kagome. Ella solo se sorprende al igual que su familia que un bebe quedo huérfano tan chiquito.

    -Así también era Souta de bebe; varias veces al despertar se baja solo de la cuna; al inicio creíamos que se caía por accidente; pero después descubrimos que no era así. Solito se bajaba de la cuna. - le explica Reiko a Inuno.

    -Bueno; hola Shippo, me llamo Kagome y seré tu nueva amiga.- le dice tiernamente Kagome a Shippo, el cual solo sonríe y aplaude. Los Taisho se sorprenden al ver como Shippo acepto rápidamente a Kagome; desde la muerte de sus padres, no dejaba que alguien extraño, más que ellos, se le acerque, pero con Kagome era diferente.

    -Tu hija tiene don con los bebes.- dice Izayoi, al ver como Kagome jugaba con Shippo, en una de esas jugadas, Shippo le quita la gorra a Kagome dejando ver sus orejas caninas a la vista de todos.

    -Ella los adora; le encanta cargarlos y jugar con ellos.- le dice Reiko a Izayoi.

    -Te gusta mi gorrita bebe?.- le pregunta tiernamente Kagome al poner su gorrita en la cabecita a Shippo; el cual solo ríe y acaricia sus orejas. Inuyasha había salido al baño, y al ver como Kagome jugaba con el bebe, se detiene y se queda viendo como Kagome era alegre jugando con su “hermanito”.

    -Que tierna es Kagome; ella sería una buena madre para mis hijos; momento; he dicho madre de mis hijos. Que me pasa?; la acabo de reencontrar.- se reprendió a sí mismo al pensar en esas cosas. Se va de nuevo a su habitación con Hirotaru.

    -Te gustan mucho los niños, Kagome?- le pregunta Izayoi al verla jugar con su hijo.

    -Los amo y adoro tanto.- le contesta Kagome alegre.

    -Jejeje, ya me di cuenta, también note que te encanta estar en ese sillón, hasta parece que quieres quitar a Souta.- le dice Inuno divertidamente.

    -Así es; hazte para allá Souta.- dice Kagome bromeando, como queriendo darle una patada a su hermanito para quedarse con el sofá.

    -Sabes hija; eres muy bonita.- le dice Inuno.

    -Gracias.- le responde Kagome sonriendo.

    -No cambio en nada; tiene aun su misma sonrisa.- dice Izayoi.

    /////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

    -Y tu hijo tiene novia?.- le pregunta Reiko a Inuno; Kagome al escuchar eso se sorprende, y escucha atentamente todo.

    -No, iba a tener una , pero no fue asi; una jovencita, una humana, de nombre Kikio, le estaba insinuando a mi hijo; el al inicio la rechazo, pero después empezaron a salir como amigos; pero ella le insistía en que dieran el siguiente paso; él decide aceptar, después de tanto ruego, y una vez lo cita en un baile de la escuela, en ese baile mi hijo le iba a decir que quería tener una relación formal con ella, pero al llegar, la descubre besándose con un joven de la edad de tu hijo mayor; y lo que escucho le sorprendió, enfureció y entristeció: descubrió que esa joven era una actriz de películas para adultos; y que ese joven con quien se besaba era su representante y amante; y escucho que planeaban hacer una película pornográfica, donde estaría teniendo relaciones con un hibrido como se hizo el acuerdo. Regresa a casa destrozado y enojado, porque lo habían engañado y utilizado; pero después a esa jovencita la descubrieron cuando vieron sus videos, la corren de la escuela; y sus papas al saber lo que se dedicaba su hija, la envían a un convento de monjas en España.- le explica Izayoi enojada al recordar como esa joven engaño a su hijo, y más aun, se molesto al saber que era ella y que planeaba hacer con él. Por suerte Inuyasha se dio cuenta antes de tiempo. Eso dejo a todos sorprendidos; incluyendo a Kagome.

    -Que muchacha tan jugadora; como se atrevía a hacerle eso a mi Inuyasha; que, dije mi Inuyasha?; que tonta, lo acabo de encontrar.- se reprendió Kagome al seguir jugando con Shippo.

    -Así es; lo tuve aquí llorando en mi brazo.- explica Inuno. Porque Kami nos maldijo con un hijo tan noble?.- dijo Inuno casi gritando a la habitación de Inuyasha.

    -No debería enojarse por tener un hijo así. Hombres como él y Hiro ya casi no hay.- pensó Kagome al escuchar lo que Inuno dijo. En eso se va al baño; e Inuyasha va por unas galletas.

    -Y tu Kagome, tiene novio?.- pregunta Izayoi. Inuyasha al escuchar a su madre, se queda para escuchar todo.

    -Iba a tener novio; un humano de nombre Hoyo la estaba pretendiendo; se mostraba como el atento y cariñoso; pero antes de que mi hija aceptara, lo escucho hablar con un hombre, diciéndole que solo le interesaba el dinero y que Kagome era su seguro de vida; que cuando se casaran, le quitaría su fortuna. Eso la destrozo por completo, no se repuso en semanas.- explica Sayo enojada al recordar, el sufrimiento de su hija; y como su hijo mayor se encargo de el, dándole una tremenda paliza. Inuyasha se sorprende al escuchar como ese patán se quería aprovechar del estatus monetario de Kagome.

    -Con una mujer tan linda como ella, no deben destrozarle su puro corazón.- pensó Inuyasha. En eso se le ocurre invitar a Kagome a ir con él y Hirotaru a tocar música, junto con Souta.

    -Kagome, quieres venir con nosotros a tocar a tocar las guitarras y piano eléctrico que tengo, junto conmigo y tus hermanos?; Hirotaru me dijo que tocas también.- le ofrece Inuyasha, a lo cual ella no niega. Trato de dejar a Shippo con sus padres; pero el bebe se aferro a ella, no quería soltarla, hasta lloraba.

    -Está bien, ve con ella.- dijo Izayoi al ver que Shippo no quería separarse de Kagome. Ella se va con Inuyasha; Souta y Shippo a su habitación, en el segundo piso. Entran y ven a su hermano mayor con un guitarra elcetrica, tocando una canción de “ Los Beatles”.

    -Que instrumentos tocas Kagome?.- le pregunta Inuyasha al sentarse en el suelo a su lado.

    -La guitarra, la flauta y el acordeón.- le explica Kagome sonriéndole; a lo cual el se sonrojo levemente.

    -Y tu Souta?.-

    -La guitarra; pero mi favorito es la batería.- le explica Souta emocionado.

    Se la pasan tocando y platicando sobre viejos tiempos de pequeños y de música; en eso Souta se pone en el piano eléctrico de Inuyasha y empieza a tocar; en eso Kagome se pone a lado de el y le acomoda el piano para que suene como batería.

    -Que canción sabes tocar?.- le pregunta Inuyasha a Kagome.

    -La que sea; tu pide.- le dice Kagome retadoramente.

    -A si? Toca una de Mago de Oz.- le reta Inuyasha creyendo que no conocía esa banda, y por tanto no se sabía sus canciones. Pero su sonrisa se borro al escuchar que Kagome tocaba la canción “Hoy toca ser feliz” en una guitarra acústica color café.

    -Te gusta Mago de Oz, Kagome?.- pregunta Inuyasha Sorprendido.

    -Me encanta.- sonríe ella.

    -Y a ti Hirotaru?.-pregunta Inuyasha al hermano de Kagome.

    -A mi también; yo fui quien le mostro a Kagome música del grupo, y desde entonces le encanta.- le explica tranquilamente Hirotaru.

    -Te sabes la canción “ Deja de llorar?- pregunta Inuyasha a Kagome.

    -Si; también fiesta pagana.-

    -Cantata del diablo?.-

    -También; y la de molinos de viento.-

    -La voz dormida?.- pregunta aun mas sorprendido Inuyasha.

    -La que sea, me encanta ese grupo; y aunque suene raro, me encanta también Andrea Bocelli; el canta opera bien hermoso.- le dice Kagome alegre.

    -A mí también me encanta Andrea Bocelli, una de sus canciones que me encanta es “Vivo por ella”.- contesto Inuyasha sorprendido aun mas; creía que era el único que le gustaban esos artistas que nada que ver el uno con el otro y que todos le hacían burla por ello; pero con Kagome todo era diferente, como si estuvieran destinadas a ser compatibles en todo.

    -A mí también, me encanta esa canción.- le dijo Kagome alegremente.

    -Vaya, ella y yo somos tan compatibles; fue como si desde siempre estuviéramos destinados a estar juntos en todo.- pensaba Inuyasha al verla tocar su guitarra, pero en eso su vista se fijo en sus labios rojos, carnosos y lindos. Se preguntaba: como seria que ella lo besara; que sabor tendrían aquellos labios tan exquisitos? Sacudió su cabeza alejando esas imágenes que ya empezaban a brotarle en su mente, sobre ella y el besándose si parar.

    ////////////////////////////////////////////////////////////////////

    Se la pasaron un buen rato tocando música, mientras que sus padres platicaban. Pero llego la hora, en que los Higurashi se retiraran a su casa.

    -Adiós cuídense; vengan pronto.- les dice Izayoi al despedirse.

    -Gracias ustedes también, nos vemos.- dijo Reiko al despedirse.

    Inuyasha y Kagome se despiden de abrazo y se sueltan sonrojados. Kagome intenta dejar al bebe zorro con Inuno, pero Shippo empezó a llorar aferrándose de su blusa.

    -No llores Shippo; te prometo que regresare luego a visitarte.- le dijo Kagome tiernamente logrando que Shippo la suelte.

    En la noche, cada quien estaba en su habitación dormidos, pero dos hanyous, un hombre y una mujer, no podían dormir, seguían en sus camas pensando el uno al otro.

    -Como me gustaría verte de nuevo; quisiera esta vez que no nos volvamos a separar.- pensaron al mismo tiempo quedándose dormidos. Pero al dia siguiente habría una grata sorpresa para los dos.

    CONTINUARA……………….
    a Akane Tendo y Nowhere Girl les gusta esto.
  2. zayreth

    zayreth

    Acuario
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    hola!

    que padre esta tu fic me encanto, espero la continuacion pronto
    y que grata sorpresa va a ver espero con ancias la continuacio
    y que lindo shippo ya me lo imagine ja ja bueno eso es todo
    adios
    cuidate, besos
  3. sessxrin

    sessxrin Aprendiz de escritor

    Virgo
    Pluma de
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    holaaaaa!!!!soy yo sessxrin en tu segundo fic jajaja
    haber me confundi al leerlo...haber si entiendo son youkais en la era actual ????
    me imagino que te gusta mago de Oz jajaja
    deja el fic de un solo color es dificil leerlo
    en si la historia me gusta no es muy comun a kagome de youkai eso es raro pero me gusta xD
    continualo que a mi me gusta mucho la pareja inu/kag despues de sessxrin claro xD
    estare leyendo este fic y el otro
    desde ak en pluton chaolin ping ping xD
    SESSXRIN
  4. SARA BUTLER

    SARA BUTLER Usuario ocasional

    Piscis
    Pluma de
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Amigos de la infancia; amor de adolescentes
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    18
     
    Palabras:
    3979
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes INU/KAG

    Capitulo 2.- Sorpresa.​

    Con esos pensamientos, los dos hanyous se pusieron a dormir. En la mañana siguiente Kagome se despertó; estaba emocionada porque ese día empezaba sus clases en su nueva escuela; la inscribieron en la misma escuela de Inuyasha “Instituto Shikon”. Además ahí podía pasar más tiempo con él, además de ver de nuevo ese profesor de historia que ella adoraba.

    -Que emoción; estaré en una escuela nueva; y lo mejor hare amigos nuevos y pasare más tiempo con Inuyasha.- todo eso pensaba Kagome mientras se bañaba y cambiaba en su propio baño. Ese día escogió para ponerse una blusa de tirantes color rosa fucsia; un pantalón negro de mezclilla y unas sandalias doradas. Se peino y se dejo el pelo suelto y para cubrir sus orejas de perro, se puso un listón a modo de diadema de color rojo, y se maquillo con sombras rosas y labial rojo.

    Bajo a desayunar con su familia; su hermano mayor estaba de traje formal, porque también ese día estaría en la nueva universidad; y para cubrir sus orejas, se amarro el pelo en una coleta alta y se las escondió perfectamente. Souta estaba con su uniforme escolar color azul marino y se peino con el cabello hacia atrás para cubrir sus orejas. Su mama estaba sentada tranquilamente; tenia traje formal color café, su padre se había ido temprano a su trabajo.
    -Buenos días, hija. Lista para ir a tu nuevo instituto?.- le pregunto contenta su mama al verla sentarse para comer.

    -Si mama; aunque estoy algo nerviosa.- le dice Kagome al estar comiendo sus hotcakes de chocolate.

    -Es normal que lo estés; pero veras que saldrá todo bien.- le tranquiliza su mama.

    -Y ustedes dos, como se sienten?.- les pregunta Kagome a sus hermanos.

    -Yo me siento bien y tranquilo.- le contesta Hirotaru al terminar su desayuno.

    -Yo algo nervioso, pero bien.- le contesta Souta.

    Terminan de desayunar y cada quien se va a su destino; Hirotaru se va a la Universidad de Tokio en su mustang negro del año. Sayo se va en su camioneta con Souta para llevarlo a su nueva escuela y KagomE, después de darle de comer a Sweeney, (le puso así por la película “Sweeney Todd” de su director favorito Tim Burton), su gatito mononoke de color negro con una raya blanca, se va al instituto en su mercedes plateado último modelo.
    /////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////
    Mientras tanto; Inuyasha estaba desayunando con su familia; esta fastidiado de tener que ir a ese instituto donde era molestado por muchos; sobre todo por Kouga Martsetzu; un yokai lobo hijo del dueño de la empresa de modas” Wolf”; además se creía el rey de la escuela porque su madre, era la maestra de danza árabe de ahí. Era también conocido por seducir y jugar con las mujeres, por eso tenía montones a sus pies. Termina su desayuno y parte hacia la escuela. Ese día escogió una playera color gris, unos jeans azules, tenis blancos y una gorra para taparse las orejas; aunque eso ultimo no tenía caso, porque de todos modos, en la escuela sabían lo que él era realmente.

    -Que te vaya bien hijo.- le dice su madre al despedirse de él mientras estaba cargando a Shippo, quien estaba tomando su biberón.

    -Si mama.- dijo Inuyasha al salir de su casa y caminar al escuela, vivía cerca de ahí a 10 minutos.

    -De nuevo voy a mi miserable infierno; si pasa hoy un milagro, me alegrare de estar ahí.- dijo Inuyasha al estar caminando a la escuela.

    Llega a su salón, no después de que lo insultaran y le quitaran la gorra camino a su aula. Al llegar a su lugar y sentarse, se encuentra con el yokai mas desagradable de ahí.
    -Pero miren quien se atrevió a mostrarse ante todos?; la bestia mas horripilante del mundo. Haznos un favor estúpido hanyou, matate y así harás el mundo un lugar mejor.- dijo socarronamente Kouga al ponerse frente a él, tenía el cabello largo amarrado en una coleta alta, ojos azules, piel morena y cuerpo musculoso.

    -Si tengo que hacer al mundo un lugar mejor; tendría que matarte a ti, lobo rabioso.- le contesto Inuyasha al ponerse frente a él.

    -Si claro; y como lo harás, con equipo de costura de tu mami, bestia asquerosa?.- le dice burlonamente Kouga.

    -Lo haría con mis propias garras, lobo torpe.- dijo Inuyasha ya furioso; en verdad odiaba al lobo que tenia frente a él. Siguieron pelando hasta que llego el maestro y tuvo que separarlos.

    -Chicos basta; o tendré que reportarlos a la dirección, siéntense de una vez.- les ordeno el profesor. Se sientan de mala gana en su lugar, no sin antes maldecirse por lo bajo.

    -Bueno chicos; antes de iniciar el día, les daré un aviso. Hoy se integra a nuestra clase una nueva alumna; ella viene directamente de Osaka, así que denle la bienvenida a Kagome Higurashi. Por favor pase y preséntese ante todos señorita Higurashi.- les anuncio el maestro, dejando pasar a Kagome al aula, Inuyasha al escuchar su nombre se emociono por dentro; ahora estará más tiempo con ella para recuperar el tiempo perdido.

    -Genial; ahora que ella estará conmigo en el instituto; nos haremos amigos como antes, y a lo mejor llegaremos a algo más.- pensó Inuyasha por dentro; al verla entrar se quedo embobado al ver cómo iba vestida, en verdad se veía igual de bonita que ayer.

    Kagome por su parte; desde que llego estaba nerviosa, no sabía cómo reaccionar ante esa escuela nueva; pero cuando capto el olor de Inuyasha desde afuera del salón, se calmo porque tendría a alguien de confianza con quien estar.

    -Bueno, como dijo el profesor, me llamo Kagome, vengo de Osaka; y me gusta mucho la música, las películas de Tim Burton y la danza árabe. Espero que nos llevemos bien.- dijo Kagome al estar ante todos, pero observo como muchos chicos la miraban con lujuria y su olor era de excitación, y eso la asusto. Pero cuando vio a Inuyasha lo saludo y le sonrió. Pero Kouga, como estaba dos mesas atrás de él; en su arrogancia creyó que le sonreía a él y se formo en sus labios, una sonrisa pervertida.

    -Que bomboncito es esa chica; la conquistare y la tendré a mis pies como a las demás.- murmuro Kouga bajito. Después de presentarse; el maestro le ordeno a Kagome sentarse en un sitio, y como eran mesas de dos personas, se sentó a lado de Inuyasha; quien estaba enfrente del profesor.

    Kouga se enojo por eso, porque creyó que vendría a sentarse junto a él. Siempre cambiaba de acompañante cada día, pero ese día, nadie se sentó con él. Además, lo que lo enfureció aun más, es que ella se haya sentado al lado de ese perrucho pobretón.

    -Maldito chucho con suerte; pero pronto se te acabara cuando haya conquistado a esa lindura.-

    -Hola Inuyasha, como estas?.- le pregunto alegremente Kagome al sentarse.

    -Bien; ya que el día empezó a ponerse bueno.- le dijo Inuyasha al verla sentada a su lado; creyó que estaría en otro lugar, pero al verla sentada a él, lo alegro muchísimo.

    -Me alegro; oye, que clase es esta?.-
    -Algebra.- le contesta Inuyasha; en eso ve que Kagome saca de su mochila un cuaderno forrado con dibujos de Pucca besando a Garu.

    Se pasan las horas lentas para unos y rápidas para otros. Mientas que Inuyasha y Kagome estaban alegres de estar en la misma escuela; Kouga por su parte ideaba un plan para seducirla y conquistarla como una más de sus aventuras.

    -Que lentas se pasaron las horas, no Kagome?.- pregunta Inuyasha al guardar sus cosas para irse a la cafetería con Kagome para comer; pero antes la llevaría a la dirección a que se inscriba en una paracurricular.

    -Tienes razón; pero lo bueno es que no tendremos mas matemáticas hoy.- le respondió Kagome mientras guardaba sus cosas. En eso ambos huelen a alguien acercándose a ellos; y se dan cuenta que es Kouga quien se acerco a Kagome y le tomo ambas manos.

    -Hola mi hermosa dama, me llamo Kouga Martsetzu; de seguro habrá escuchado de mi.- le dijo Kouga mientras que Inuyasha estaba furioso porque, en primera; ese cretino le tomo las manos a Kagome, y en segunda, de seguro tratara de conquistarla como a las demás chicas.

    -Perdóneme, pero no he escuchado sobre usted, pero su apellido sí; su padre es el dueño de la compañía de modas “Wolf”, no es así?.- dijo amablemente Kagome; pero el olor de Kouga le daba asco, tenía el olor de varias humanas y Yokais, en el; y por lo mismo supuso que es un yokai que le valen las leyes de los demonios y que no toma en serio a las mujeres.

    -Así es, mi bella mujer; mi padre es el dueño de esa empresa; el suyo es el dueño de la empresa “Perla Negra” no?.- dijo Kouga usando voz seductora; esa siempre funcionaba, porque hacía que las chicas cayeran redonditas a sus pies.

    -Así es.- dijo Kagome ya hastiada de eso olor; además de seguro tratara de conquistarla como un juguete más de él y que no la tomara en serio como ella quería.

    -Bueno, preciosa, te gustaría almorzar conmigo para conocernos aun mas?.- le dijo Kouga poniendo una sonrisa que derretía a cualquier mujer, creyendo que Kagome no se negaría, pero no funciono.

    -No gracias; ya he quedado con Inuyasha; además debo ir a la dirección para ver las materias extraescolares.- le dijo Kagome soltándose de él; haciendo que Kouga se sorprenda y que Inuyasha ponga una sonrisa de triunfo al salirse del salón junto con Kagome.
    -Maldita bestia, me las pagaras, pero no me daré por vencido; esa preciosura será mía.- dijo Kouga al irse de ahí.

    -Oye Inuyasha y él quien es?.-le pregunta Kagome al estar rumbo a la dirección.

    -Como sabrás es un lobo de nombre Kouga, se la pasa atormentándome por ser pobre, además de ser un hanyou. Es popular por ser el hijo de la maestra de danza árabe y porque su padre es el dueño de la empresa “Wolf”. Ten cuidado porque le gusta jugar con chicas.-

    -Ya me di cuenta; su olor con el de ellas es repugnante.-

    -Aun así cuídate; yo además te protegeré de el.- le dijo Inuyasha al abrazarla, ella se sonrojo, pero no se aparto.

    -Como fue que descubrieron que eres un hanyou?.- le pregunta curiosa Kagome al separarse de él.

    -Es que un día ese maldito lobo, cuando estábamos en clase de deportes, se le ocurrió quitarme la gorra, en cuanto vieron mis orejas, empezaron a burlarse y en la salida me siguió, además de seguir riéndose de mí, empezó a golpearme, armamos una pelea. Desde entonces, no me deja en paz, a demás se burla del oficio de mis padres; cree que es algo tonto.- le dijo Inuyasha estando furioso al recordar ese suceso.

    -El no sabe apreciar el trabajo humilde de los demás, porque desde pequeño era un mimado.- le dijo Kagome al calmarlo.

    -Bueno Kagome aquí está la dirección, afuera te espero.- le dijo Inuyasha al dejarla pasar. Ella pasa y se sienta enfrente de la secretaria.

    -Buenos días, que se le ofrece jovencita?.- le pregunta amablemente la secretaria.

    -Buenos días, vengo a escoger una materia extraescolar, por favor.- le dice amablemente Kagome, la señora le da una hoja con el nombre y horario de cada extraescolar. Kagome la revisa y empieza a decidir cual, deportes no, no le gustan, matemáticas tampoco, las odia, física menos; porras tampoco, se le hacen tontas las rutinas. Danza hawaiana menos, no andará en cocos y hojas de palmas, no gracias. Danza árabe, esa si la tomara. En su antigua instituto la llevaba y le encantaba esa clase. La escoge y ve que la profesora se llama Lisama Martsetzu; las clases son de martes, jueves y viernes a las dos de la tarde, duran dos horas las clases. Después de hacer los trámites, sale de la dirección, se encuentra con Inuyasha, se van a la cafetería, entran en ella pero en eso Kagome capta un aroma conocido y se detiene de repente.

    -Kagome, que sucede, porque te detienes?.- le pregunta Inuyasha al ver que se detuvo y olfateaba el aire.

    -Hay un aroma muy conocido.- le dijo ella, siguió el rastro de ese aroma; mientras que Inuyasha la seguía, hasta que se detuvieron en una mesa donde estaba una muchacha de la edad de ellos, tenía el cabello en una coleta alta, ojos castaños y buen cuerpo. Estaba entretenida comiendo ramen hasta que.

    -Ya decía yo, que ese cabello, ojos y olor me eran conocidos. Sango.- dijo Kagome con una sonrisa; la chica al escuchar esa voz voltea y se llena de gozo al ver a su amiga de la secundaria ahí mismo; hace un año no la veía, porque por el trabajo de su padre se tuvo que ir de Osaka.

    -KAGOMMMMEEEEEE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!QUE ALEGRIA VERTE!!!!!!!!!!!!!!.-grito Sango al ver a su querida amiga en su misma escuela. Sin pensarlo le dio un fuerte abrazo y Kagome le correspondió.

    -Sango; que alegría, como te ha ido en la vida?-

    -Muy bien, aquí adaptándome más al mundo.- le dice Sango mientras la soltaba; en eso ve al lado de Kagome a Inuyasha, uno de sus amigos; quien estaba sonriendo por el reencuentro de sus dos amigas. Ya conociste a mi amigo Inuyasha, Kagome?.- le pregunta Sango con voz picara.

    -Ayer nos reencontramos; éramos amigos de pequeños; pero no nos habíamos visto en ocho años.- le dice Inuyasha a Sango al sentarse él y Kagome, dejando a Sango sorprendida.

    -Ya se conocían desde hace tiempo?.-

    -Así es Sango; es que su papa y el mío se conocían desde el bachillerato.- dijo Kagome tranquilamente sorprendiendo aun mas a su amiga.

    -Después de ese reencuentro, los tres estaban comiendo y charlando tranquilamente; se la estaban pasando muy bien, hasta que llego alguien no muy agradable para ciertos híbridos.
    -Hola preciosa; aun sigues con esa bestia asquerosa?; debes estar con alguien de mejor categoría.- le dijo Kouga al entrar a la cafetería, arrancando varios suspiros de las chicas, se sienta al lado de Kagome e intenta agarrar algo de su comida con sus palillos; pero alguien lo detiene, picándole sus palillos en la mano hasta casi atravesarlos, voltea y observa que es Kagome, quien estaba enojada con el por insultar a Inuyasha y por querer agarra de su comida sin pedirle.

    -Mira; no te quieras pasar de listo; solo por ser el hijo de un empresario y ser alguien de raza pura, no te da derecho a insultar a los demás y de agarrar de la comida de los demás. Entendiste?.- le dijo Kagome furiosa al quitar sus palillos de la mano de Kouga; se levanta y se va de ahí con Inuyasha y Sango al jardín, estaban ellos dos estaban sorprendidos y contentos. Era la primera en bajar de su nube a Kouga, las demás chicas, normalmente dejaban que el agarre su comida o que les haga lo que él quiere, pero ella no se dejo. En cambio, Kouga estaba sorprendido, era la primera chica que le hablaba o trataba así.

    -Jejeje te felicito Kagome, eres la primera en poner en su lugar a ese rabioso engreído.- le dijo Inu contento por lo de hace rato; ella lo defendió, nadie, más que Sango o Miroku lo defendían.

    -Siempre hay una primera vez, además que se cree?; no es el rey del mundo, y no le perdono ni a mi padre que agarre de mi plato sin pedirme.- le respondió Kagome, en eso se acercan tres chicas; estaban furiosas con ella por haber tratado así al chico más popular de la escuela.

    -Oye tu; como te atreves a hablarle así a Kouga?.- le dijo una de ellas, era de pelo corto y café.

    -No sabes acaso, con quien te metiste?.- le amenazo otra de pelo chino rubio, pero Kagome no les hacía caso.

    -No estás escuchándonos tonta?.- le dijo la tercera chica de pelo largo negro a punto de darle una cachetada, pero Kagome la detuvo, se levanto del pasto y le puso la mano atrás de la espalda de chica, lastimándola fuertemente; por ser hanyou, su fuerza era extraordinaria, además su hermano mayor le había enseñado karate hace tiempo. Estaba lastimando a la chica que estaba por pegarle y en eso le dice al oído con voz amenazante.

    -Mira, aquí la tonta eres tú y tus amiguitas por defender a alguien que no las toma enserio; además, ustedes vuelven a amenazarme, y les juro que las romperé hasta mandarlas al hospital.- les dijo Kagome al apretar aun más el brazo de esa chica, quien estaba asustada como sus amigas y los demás que estaban cerca; daba miedo esa nueva mujer. La soltó y esas tres se van corriendo asustadas.

    -Jajajaja, Kagome, veo que aun sigues sin dejarte de los demás. Te felicito amiga.- le dice Sango al ver como ella amenazo casi de muerte a tres seguidoras de Kouga.

    -Gracias, no entiendo que le ven; el solo las usa para divertirse.- le contesta Kagome al sentarse de nuevo al pasto; en eso se acerca a ellos Miroku; el amigo de Inuyasha; era conocido por ser pervertido con las chicas y por pedirles un hijo a todas; está enamorado de Sango, pero ella cada vez que le toca el trasero, le pega un buena cachetada.

    -Hola, como estas amigo; Sanguito.- dice Miroku al sentarse y tocar el trasero a Sango, a lo cual responde con un golpe.

    -Sango; sabes que mi mano esta hechizada.- le dice Miroku con un golpe en la mejilla.

    -Si claro; y yo soy la reina de Inglaterra; me vuelves a tocar ahí y te juro que te corto la mano como le hacen en medio oriente a los ladrones.- le amenazo Sango.

    -Oye Inuyasha; quien es el?.- le pregunta Kagome a su amigo.

    -Es un amigo; se llama Miroku; es un pervertido; le pide a todas un hijo y siempre les toca el trasero; Sango es la única quien lo mantiene a raya.- le dice Inuyasha al ver lo que acababa de pasar.

    -Y ella quien es?.- pregunta Miroku al ver a Kagome a lado de Inuyasha.

    -Es Kagome, una amiga de la infancia.- le dice Inuyasha al presentarla.

    -Mucho gusto.- dice Kagome al ser presentada.

    -El gusto es mío; quiere tener un hijo conmigo?.- pregunta Miroku al conocer a Kagome dejando sorprendida; en eso le toca el trasero; Kagome se enoja y se abalanza contra él; dándole unos buenos golpes; dejando a sus amigos aun mas sorprendidos y a los que estaban alrededor; era normal que a Miroku le pegaran por ser pervertido; pero esa chica se lo estaba moliendo a golpes. Inuyasha la separa de él y observa que los ojos de Kagome se volvieron rojos y que aparecieron marcas moradas en sus mejillas, en sus manos tenía sangre de Miroku; le pego fuertemente en la nariz.

    -Kagome, calma tranquilízate.- le pide Inuyasha; en eso Kagome recupera su aspecto normal. Sango se asusto por la reacción de su amiga; ella sabia como se ponía cuando le hacían algo indebido; daba miedo de verdad. Kagome se acomoda su ropa y por suerte su listón, no se quito de su lugar, así que nadie descubrió que es ella.

    -Espero, que con eso aprendas a no tocar lo que no debes, y si lo haces; a la próxima te corto ambas manos.- le amenazo Kagome mientras se limpiaba la sangre de sus manos con una toalla húmeda.

    -Si, ya capte el mensaje.- le dice Miroku asustado; todo golpeado de la cara; era sorprendente la fuerza de esa chica; y por el aspecto que tomo supuso que era una hanyou como Inuyasha. Los demás chicos que querían conquistar a Kagome; con esa golpiza que le dio a Miroku, se quitaron la idea de tocarle el trasero o su busto, no querían correr la misma suerte que el pobre Miroku.

    -Oye; Kagome; acaso tu eres una…..?.- pregunta Miroku, pero lo interrumpen.

    -Ella también es una hanyou del tipo perro como yo; pero ni se te ocurra divulgarlo; de acuerdo Miroku?.- le amenazo Inuyasha.

    Después de ese suceso; se fueron a clases; donde paso todo normal y tranquilo; cachetadas de Sango a Miroku; peleas entre Inuyasha y Kouga por tratar de conquistar a Kagome; pero ella rechazaba a Kouga.

    Después, toca el timbre de salida; Inuyasha y el grupo se van a la puerta de salida, pero de nuevo, llega alguien que no se daba por vencido.

    -Mi querida Kagome; te llevo a tu casa en mi auto?; debes alejarte de esa bestia, te contagiara de la estupidez.- le dice Kouga al tomar la mano de Kagome, muchas chicas enloquecían cuando el ofrecía llevarlas; era solo por su fama y porque su auto era un convertible de lujo negro.

    -No gracias; ya tengo mi auto; y deja de insultar a Inuyasha.- le dice Kagome lo más amable posible, pero estaba por perder la paciencia. Que él no se daba cuenta que ella no lo quería; y que además, no olía que ella también es una Hanyou, o simplemente le vale?.

    -De acuerdo; pero algún día estarás conmigo; adiós preciosa.- le dice Kouga al retirarse. Ella era bastante difícil; de conquistar; pero ya verá quién es Kouga Martsetzu. Inuyasha y los demás se despiden, Miroku se va a su casa; Kagome invita a Sango y a Inuyasha a su casa; pero Inuyasha debía estar en la suya, porque debía ayudar a sus padres con unos encargos de uniforme que les pidieron. Sango, en cambio acepta.

    -Nos vemos mañana adiós Kagome.- se despide Inuyasha al abrazarla; ella le corresponde; pero después se separan bastante rojos.

    -Bueno; te cuidas; adiós.- se despide Kagome al subir a su mercedes con Sango.

    En el camino Inuyasha estaba absorto en sus pensamientos; no entendía porque tenía tanta necesidad de que Kagome estuviera a su lado todo el tiempo; trataba de convencerse de que era por la vieja amistad que tenían, pero su corazón le decia otra razón que aun no descifraba.

    CONTINUARA…………………………
  5. zayreth

    zayreth

    Acuario
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    hola!

    que padre te esta quedando tu fic, me gusta mucho y hay ese
    kouga de rogón que no se da cuenta que kagome no lo quiere de
    verdad e cierto eso que dicen entre menos le hagas caso mas se va
    a obsesionar y que bonito estuvo el reencuentro de sango y kagome
    pobre miroku como lo dejo kagome´pero el se lo merece ¬¬ ja ja
    y si este fic se basa en tu vida que envidia me das bueno eso es todo
    adios
    cuidate......besos.......
    te quiere ZAYRETH
  6. NutS

    NutS

    Acuario
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    waaa¡¡¡ me encanto tu fic
    que genial que kagome sea una hanyou igual que inu
    uy ese kouga que no capta que kagome no quiere nada con el ù.u
    jaja pobre miroku... para que aprenda jajaja
    aaa inu q lindoooo¡¡¡ y pobre todos lo molestan ú.ù
    kyaaa¡¡ espero la conti ^^
    :inuinu:

    IxK NutS :vacabaila:
  7. SARA BUTLER

    SARA BUTLER Usuario ocasional

    Piscis
    Pluma de
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Amigos de la infancia; amor de adolescentes
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    18
     
    Palabras:
    3699
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    Capitulo 3.-Sin darse por vencido y las optativas.


    Eso estaba en la mente de Inuyasha, mientras caminaba a su casa; estaba tratando de convencerse de que era solo la vieja amistad que tenían; pero algo le decía otra cosa. Pero como se dijo en la mañana; estará alegre de estar en la escuela si pasaba un milagro, se alegrará de estar ahí; cosa que sucedió, Kagome estaba en su misma escuela, así que ya no lamentara su existencia.


    -Hola hijo; como te fue en la escuela?.- le pregunta su madre al llegar a casa.


    -Bien mama; adivina qué?.- le dijo Inuyasha emocionado; quería contarle todo sobre Kagome.


    -Que sucedió hijo?-


    -Kagome se inscribió en el mismo instituto y estamos en la misma clase.-


    -Qué bien, hijo; como se sintió ella en su primer día?.- le preguntaba su madre mientras le preparaba la mamila a Shippo; quien estaba en su columpio jugando con un peluche.


    -Al inicio estaba nerviosa; pero después se sintió mejor; se reencontró con Sango, hasta le dio una buena golpiza a Miroku por pervertido.- le comento eso ultimo al reírse cuando lo recordó.


    -Como fue que le pego; fue porque le toco algo indebido y le dio una cachetada?.-pregunta su mama sorprendida.


    -No le dio una cachetada cuando le toco el trasero; más bien le propino unos buenos golpes.- le dijo Inuyasha mientras mecía a Shippo.


    -Sabía que a ese muchacho le pasaría algo malo si seguía con sus mañas, tienes hambre?. Hoy hice ramen casero-


    -Gracias mama, y papa?.- le pregunta Inuyasha al comer su plato; el adoraba bastante ese platillo.


    -Esta comprando las telas que necesitamos para terminar los uniformes.- le dice Izayoi al darle el biberón a Shippo; quien lo recibe gustoso.


    -Hijo, puedes encargarte de tu hermanito mientras voy a la tienda por unas cosas?.- le pide su madre al dejar a Shippo en los brazos de Inuyasha.


    -Si, mama.- le dice Inuyasha al cargar al pequeño kitsune; al inicio no quería a Shippo; pero se acostumbro a él y hasta lo consiente. Izayoi se va, dejándolos solos un momento.


    -Como estas hoy, enano?, como te envidio a veces, no debes ir al escuela; no te van a molestar por ser hanyou; pero sabes algo?; la vida a veces es buena. Hoy Kagome resulto ser mi compañera, de nuevo será mi amiga.- le dice Inuyasha mientras cargaba a Shippo y le hacía de avioncito; en cuanto el bebe escucho el nombre de quien jugó con él; se ríe de alegría y agita sus bracitos.


    -Jejeje; ella te agrada no enano?; pero no te apures, después la podrías ver; mientras tanto olvídate de verla pronto mugroso; ella no vendrá a verte hoy ni mañana.- le dijo eso burlonamente, haciendo que Shippo empiece a llorar.


    -Hijo; has hecho llorar a Shippo de nuevo?.- le pregunta su padre al llegar a casa con las telas nuevas que necesitaban. El y su esposa, sabían que Inuyasha a veces hacia llorar al bebe zorro.


    -No papa.- dijo Inuyasha asustado; se metería en un grave problema si no callaba al pequeño; y más aun si se enteraban que otra vez hizo que el pequeño kitsune llorara.- Solo está llorando, porque…….le debo cambiar el pañal, ahora vuelvo.- le dice mientras se iba a la habitación de Shippo; con él en brazos, dejando a su padre en la sala, quien no le creía mucho eso.


    -De la que me salve.- dijo Inuyasha al llegar al cuarto del bebe; en eso capta un olor raro y pestilente que provenía del pañal de Shippo.


    -Condenado enano; que no pudiste esperar?.- dijo Inuyasha fastidiado al tener que realmente cambiarlo; el pequeño solo se ríe de él.


    -Y encima te ríes de mi desgracia; mugroso zorrito; pero ya me las pagaras Shippo; algún día.- le dice Inuyasha mientras le ponía un pañal limpio; el solo se reía de él como venganza por hacerlo llorar; ahora debía cambiarlo sabiendo que el detesta hacerlo.


    Mientras tanto Kagome llego a su casa junto con Sango; debían platicar mucho de lo que paso mientras estuvieron separadas esos doce meses.


    -Wwwooowww, vives aquí Kagome?.- le pregunto Sango sorprendida de ver la enorme casa de Kagome.


    -Así es; desde hace una semana que este es mi hogar; ven entra.- le dice Kagome alegremente. Entran y en eso Sweeney brinca a los brazos de Kagome ronroneando de felicidad.


    -Hola mi pequeño Sweeney; como estuviste hoy, te portaste bien?.- le preguntaba Kagome mientras lo acariciaba. Sango también lo acaricio con gusto; ella adoraba los gatos, tenía una gatita color amarillo llamada Kirara; era una gata mononoke como Sweeney.


    -Que gatito tan bonito; cuando te lo dieron?.- pregunto Sango al cargar a Sweeney.


    -La navidad pasada; y tu gatita Kirara como esta?.-


    -Muy bien, en casa, debe estar dormida como siempre; jejeje, mama la adora.- le dijo Sango al dejar al gatito abajo. En eso se encuentran en la sala a Sayo y Hirotaru.


    -Hola mama; hermano, ya llegue; miren a quien traje.- dijo Kagome al entrar a la sala. En consecuencia ellos dos voltearon y se sorprendieron de ver a Sango; la vieja amiga de Kagome, que no volvieron a ver desde que se fue de Osaka hace tiempo.


    -Sango; como te ha ido hija?; mírate como estas.- dice Sayo al abrazar a Sango; Hirotaru en cambio; solo la saluda de mano; él era bastante reservado, con ciertas personas.


    -Muy bien señora; como le va a usted?-

    -Bien hija; Kami nos llena de bendiciones cada día; te quedas a comer?.- le ofrece amablemente Sayo; a lo cual Sango no niega.


    Se la pasan comiendo y charlando amenamente; Sango contaba cómo le ha ido desde que se mudo a Tokio; mientras que Kagome le contaba cómo fue que se mudo a la misma ciudad y como se sintió cuando ella se fue de ahí. Terminan de comer y se van a la habitación de Kagome, que era espaciosa como dos cuartos medianos juntos; tenía una cama de doble espacio, una computadora, dos closets, un baño, televisión de pantalla grande, una mesita y un sofá enfrente del mismo. En su ventana tenía un balcón. Al lado de su cama, estaba la canasta donde dormía su gatito. Las paredes eran de color lila y la alfombra verde.


    -Y tu familia; como ha estado?.- pregunta Kagome al sentarse en el sofá con Sango.

    -Mi papa; le va bien en su hospital, y mi mama anda de enfermera en turno nocturno; mi hermano Kohaku, se fue a Francia a estudiar.-


    -Otra vez?.- le pregunta Kagome sorprendida; desde hace dos años sabia que el hermano mayor de Sango se fue a Francia a estudiar un semestre; y hasta se iba tanto que parecía que Sango era hija única.


    -Así es; parece que le gusta estar más allá que acá. Mis papas hasta le ruegan que regrese.- le dijo Sango soltando un suspiro.


    Se la pasaron la tarde platicando de su vida, sobre sus fallidas relaciones, la vida familiar; hasta que Sango toco un tema importante.


    -Oye; y quien te gusta o te ha gustado alguien?.- pregunta Sango muy picara; haciendo que Kagome se le suban los colores.


    -Hace tiempo que no; porque la pregunta?.- pregunta Kagome nerviosa.


    -Jejejeje, te gusta alguien, quien es?. Anda dime.- decia Sango picándola, pero Kagome se negaba a decir.


    -No te diré nada Sango; y por cierto: SOUTA QUITATE DE LA PUERTA QUIERES?????????!!!!!!!!!!!!!!!!.- grito Kagome al sentir el aroma de su hermanito menor. El
    niño solo entro medio aturdido porque lo habían sorprendido.


    -No grites tan fuerte hermana; me aturdes.- le reclamo Souta al acariciar sus orejas; Sango se ríe de lo que acababa de pasar; ese niño seguía de travieso como recordaba.


    -Pues no andes de chismoso chamaco; mejor vete o te aplico mi mejor llave.- le amenazo su hermana; el cual Souta se fue asustado; porque sabía muy bien que
    Kagome era más fuerte que él y llegaba a lastimarlo.


    -Jejejejeje, ese niño, tan travieso como siempre.- dijo Sango bien divertida.


    Así se la pasaron divirtiéndose las dos; pero eso sí, cuando Sango le preguntaba a Kagome sobre quien le gustaba, ella se negaba a decirle, por mucho que ella insistia o le hacía cosquillas para torturarla.


    //////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////


    -Inuyasha; ven a ayudar con estos uniformes.- grito su padre desde el taller de costura; estaba junto con su esposa; y Shippo estaba dormido en su mecedora.


    -Ya voy papa.- dijo Inuyasha al entrar al taller. Entra y le debe ayudar a su padre a meter los encargos a la camioneta.


    -Para cuantos encargaron; papa, para un ejército?- se quejo Inuyasha. De verdad las cargas eran pesadas.


    -No exageres Inuyasha; sabes bien que en inicios de escuela nos encargan de esta cantidad, y ve a llevar a Shippo a su cuna.- le dijo su madre mientras le daba a Shippo en sus brazos, quien estaba profundamente dormido. Inuyasha lo carga y se lo lleva a su habitación; cuando lo pone en su cunita, no deja de observarlo, tan tierno y pacifico. No entendía porque; pero esa carita tierna de Shippo, le recordaba a Kagome, ella tan tierna, linda y amable. Sin querer de nuevo se puso colorado de solo pensar en ella.


    Con Kagome no era diferente; estaba en su habitación acariciando a Sweeney, lo veía tan hermoso y tranquilo, que le recordaba a Inuyasha; el siempre tan tranquilo; tierno, celoso, protector, sin querer se puso colorada de pensar en eso. Así que mejor se puso a dormir, e Inuyasha también hizo lo mismo; dejo de pensar en todo eso y se fue a su habitación a dormir.


    ////////////////////////////////////////////////////////////////////////


    Mientras que Kagome estaba tranquilamente dormida; escucha que su celular empieza a sonar; molesta por haberla despertado contesta y observa que es un mensaje de un número desconocido.


    -A quien se le ocurre enviar un mensaje de celular a las 3 de la mañana.- dijo molesta para sí misma. Lo contesta y observa que el mensaje estaba escrito así:

    Hola preciosa
    Tienes dulces sueños; acaso sueñas conmigo linda?.
    Espero que aceptes mi invitación para salir a cenar.
    Qué te parece, aceptas?
    Pd: aléjate de ese estúpido hanyou. Te contagiara las pulgas.
    Espero tu respuesta.


    Kagome al leer el mensaje, se enoja bastante, porque supo de quien venía ese mensaje: Kouga Martsetzu. Sin estar atrás, le contesta:

    Donde conseguiste mi numero?
    Y deja de hablar así de Inuyasha. Es una buena persona.


    Kouga, quien acababa de llegar a su casa después de una fiesta; donde conoció a varias chicas y, donde más de una se le insinuó y el no las rechazo y se metió
    con todas; llego y después de estar en su habitación; pensó en invitar a cenar a Kagome, pensando que con eso no se negaría y la tendría a sus pies como todas.
    Al enviarle el mensaje; espero y cuando sonó su celular, se rio, pero cuando leyó lo que ella dijo de Inuyasha; se enojo cuando dijo que es una persona buena.


    -Maldito chucho, deja de meterte en mis asuntos.- dijo con rabia y le contesta el mensaje.

    Oh princesita, es un secreto; además yo siempre consigo el numero que sea, sin importar las fuentes. Que dices, cenas conmigo mañana en la noche?

    Pd: ponte algo hermoso para esa noche.


    -Uuuyyy pero que arrogante lobo engreído.- murmuro Kagome con rabia al leer su mensaje, y sobre todo, al leer la posdata, así que le dio un último mensaje.


    Después te digo; déjame de dormir. Que maleducado eres, despertando a los demás en madrugada.


    Kagome le envía ese mensaje y apaga su teléfono y se va adormir. Kouga en cambio; por su respuesta, creyó que acepto; así que le restregaría en la cara a ese perrucho de quinta que Kagome es suya; pero no pensó que con eso Kagome le quiso decir que no saldría con él.


    En la mañana siguiente; acababa de llegar al escuela, Inuyasha, quien se encontró con Kagome y le dijo lo que paso
    en la madrugada; le mostro los mensajes. Inuyasha le entra tal rabia, que nadie era capaz de detenerlo.


    -No te preocupes Inuyasha; le dije que luego le diría, no que aceptaría salir con él; solo es para que me dejara dormir.- le calma Kagome al ver como se puso Inuyasha.


    -En serio?.- pregunto temeroso de que la respuesta fuera un no.

    -Así es; yo no quiero salir con él ni a la vuelta de la esquina.- le dijo Kagome;
    al entrar al salón y tomar sus lugares, entra al salón el profesor de lenguaje; y empieza con las clases. Después de tocar la campana; se encuentran con Sango y Miroku; ellos van en otro salón. Van a los casilleros para guardar sus cosas y se encuentran con quien menos Kagome quería ver.


    -Hola linda; por fin aceptaste que deseas salir conmigo y no con ese pobre perro?.- le dijo Kouga al ponerse en un lado del casillero en pose arrogante, Kagome pidió silenciosamente calma, mientras que Inuyasha quería romperle la cara a ese engreído.


    -Oye dije que luego te diría; no que si aceptaba.- le dijo Kagome lo más calmada posible. Pero el olor de Kouga con nuevos olores de mujeres le estaba asqueando aun más.


    -Pero, entonces si saldrás conmigo linda?.- le pidió Kouga al tomarle las manos.


    -No quiero ser grosera, pero no puedo aceptar tu invitación a cenar; invita a otras, ellas si aceptaran ir contigo; hasta luego.- le dice Kagome al darle palmadas e ir a comer con sus amigos. Kouga solo se queda sorprendido; es la segunda vez que lo rechaza; pero ya aceptara algún día; pensaba Kouga.


    -Uuyy Kouga, es la primera que no acepta salir contigo y que te cambia por un mestizo muerto de hambre.- le dice Soka; un amigo de Kouga.


    -Lo sé; pero no hay quien se resista a mí; ella me aceptara algún día, y dejare a ese perrucho pobretón aun mas humillado.- le dijo Kouga arrogantemente.


    -Ese hombre; nunca se dará por vencido hasta que aceptes salir con el Kagome.- le dijo Miroku al entrar a la cafetería y pedir su comida.


    -Lo sé; eso es triste; no quiere darse cuenta que no quiero nada con el.- le dice Kagome al sentarse en una mesa. En eso Inuyasha y ella captan el olor de alguien acercándose a ellos; era una lobo hembra, se acerca y ven que es una chica pelirroja; ojos verdes, tenia buen cuerpo y cara inocente y simpática.


    -No sabes cómo te envidio Kagome.- le dijo esa chica al ponerse en brazos de Kagome y empezar a llorar desconsoladamente; mientras que los demás están sorprendidos.


    -Ella quien es?- pregunta Kagome al consolar a esa loba lo mas que podía.


    -Es Ayame Haruno; es una becada como Inuyasha; no la toman en cuenta por eso y no es rica como los demás porque sus padres son trabajadores en la empresa de helados del señor Tatewaka, padre de Hakku; aunque ganan bien.- le explica Sango al ver como Ayame lloraba desconsoladamente en brazos de Kagome.


    -Porque dices que me envidias Ayame?.- pregunta Kagome.


    -Es que no sabes la suerte que tienes; yo estoy enamorada de Kouga desde hace tiempo; no me interesa su dinero o fama, lo quiero por ser el mismo. Pero el no me toma en cuenta porque no soy como las mujeres a las que está acostumbrado; además que no soy rica como él, y mírate; eres hermosa y rica y lo conquistaste en un día.- le dijo Ayame al secar sus lagrimas.


    -Oohh; Ayame, yo daría lo que fuera por pasar desapercibida como tu; además Kouga no sabe valorar a los demás porque cree que con dinero y fama es feliz. Además esas mujeres, no lo valoran, lo quieren solo por su fama y dinero. Lo sé porque yo lo viví. Es bueno saber que tu si lo valoras en serio.- le dijo Kagome sorprendiendo a Ayame.


    -Como sabes que ellas no lo quieren; si se le cuelgan a sus brazos?.-


    -Es que ellas son interesadas; cuando saben que alguien es famoso por algo o que tiene dinero, se le insinúan para obtener beneficio propio.- le dice Kagome tranquilamente.


    Después de esa charla, Ayame se hizo amiga de Kagome y de los demás. Asi pasaron el dia normal como ayer, perversiones de Miroku y Kouga peleando con Inuyasha por Kagome.


    Después de las clases regulares, llegaron las optativas, Inuyasha, Kouga y Miroku se fueron a Karate. Sango y Kagome a Danza Árabe, mientras que Ayame estaba en poesía. Llegan al salón de danza donde ahí estaba la profesora Lisama, la madre de Kouga; parecía una jovencita como las alumnas, pero en verdad tenía el doble de edad, tenia piel, morena, pelo ondulado, ojos castaños, y era de estatura mediana. Cuando daba clases vestía con ropa deportiva; pero casi siempre eran unitardos frescos; era ropa que consistía en un pantalón de malla ajustado y blusa cosidos por una malla negra transparente por enfrente de la panza y por detrás de la espalda completa en los que son halter, en los de tirantes, cubre todo el pecho el cual siempre es tapado con licra negra y un poco de la espalda. Despues que todas se pusieron el unitardo; se metieron al salón con la profesora.

    -Buenas tardes, mi nombre es Lisama Martsetzu y este curso les enseñare lo básico de la danza árabe. Pero escuchen bien; si alguna de ustedes empiece a bailar bailes vulgares como tabledance o desnudismos aquí en mi clase o que crea de que eso se trataran mis clases; la voy a expulsar de acuerdo?.- dijo la maestra en tono severo.


    Después de esa presentación las puso a calentar, y les puso ejercicio de cadera y combinados de brazos y caderas (n/a: es que yo voy también a danza árabe, y ese tipo de ejercicios nos pone la profe, y créanme, no son fáciles). Después de dos horas; las alumnas estaban exhaustas. En karate no era diferente, el maestro los puso a trotar por todo el salón, y además de ponerles ejercicios de patadas y golpes consecutivos; los muchachos estaban cansados que no podían ni moverse.
    Después de esas cansadas clases; cada quien se va a su casa.


    ////////////////////////////////////////////////////////////////////////////


    En la mañana siguiente; al iniciar las clases, entra el director Tokiro al salón de Kagome e Inuyasha. Estaban los alumnos sorprendidos de ver ahí el director.


    -Buenos días muchachos; vengo a darles un anuncio, este semestre les dará una clase de valores los miércoles en la tarde un joven universitario. Denle la bienvenida por favor.- dice el director al dejar pasar a un joven conocido por una pareja de hibridos.


    -Buenos días mi nombre es………………..-

    CONTINUARA……..
  8. NutS

    NutS

    Acuario
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    aahh¡¡ que intriga quiero saber quien es...
    aunque creo que tengo mis sospechas ¬¬ jeje
    jaja ese shipo burlandose del pobre inu
    q lo tiene que cambiar +.+
    uuyyy ese kouga nunca aprende?
    es un engreido jaja
    espero la conti
    :qbello:

    IxK NutS :panda:
  9. SARA BUTLER

    SARA BUTLER Usuario ocasional

    Piscis
    Pluma de
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Amigos de la infancia; amor de adolescentes
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    18
     
    Palabras:
    4239
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    Capitulo 4.- El nuevo profesor es mi hermano mayor.


    -Buenos días mi nombre es Hirotaru Higurashi; soy psicólogo; no me llamo profesor, no soy Hiro, ni Hirito, ni Hir, no vengo a agarrar cura con nadie; si me respetan, yo lo voy a hacer; si no lo hacen, no esperen compasión de mi; quedo claro todo?.- dijo severamente Hirotaru (estaba vestido de traje formal, y para esconder sus orejas, se amarro el cabello en una coleta alta) a todo el salón, quien se quedo callado al escuchar lo que ese joven dijo; hasta su propia hermana se sorprendió; sabia que él era severo, pero no sabía que tanto.

    En eso Hirotaru voltea a ver a la mesa donde estaba su hermana menor e Inuyasha; y se sorprendió, cuando entro no los olio, porque estaba concentrado para decir su discurso. Pero después debería hablar con Kagome sobre ciertos límites que habrá entre ellos, mientras él sea su maestro.

    -Como es el primer día; les daré el temario de este semestre.- dijo Hirotaru al anotar los temas que verían ese curso; las chicas empezaron a cuchichear entre ellas emocionadas; ese joven era muy guapo; aunque severo. En eso Kagome capto el olor de excitación de esas mujeres y no le gusto nada; pero sabía muy bien que su hermano no cedería ante ellas, porque es muy maduro y profesional, sabia dividirse entre vida personal y laboral. Mientras tanto, Kouga ideaba un plan para tener a Kagome: haría que su hermano la obligara a salir con el si no quería salir reprobada; pero que equivocado estaba.

    Sonó la campana y todo el mundo estaba guardando sus cosas para salir. Kagome estaba por irse, cuando su hermano la detuvo.

    -Kagome, quiero hablar contigo sobre algunas cosas.- le dijo Hirotaru frio; salen del aula y se miran serios entre los dos.

    -Quiero que te quede claro algo; puedes decirles a todos que soy tu hermano, a mi me va a valer un pepino; pero mientras yo te de clases a ti, te tratare por igual a los demás, si fallas en mi materia te reprobare si es necesario, y no te ayudare solo porque eres mi hermana. Pero ten en cuenta que si necesitas que te ayude sobre ciertos problemas, aquí estaré. Entendiste?.- le dijo Hirotaru a su hermana; ella ya sabía que su hermano le diría algo semejante, así que asintió firmemente. Después la deja irse a comer. En eso Kouga se acerca a él para poner en marcha su plan.

    -Oye, tú eres el hermano mayor de Kagome, no es cierto?.- pregunta Kouga con una sonrisa de victoria.

    -Puedes decir que lo soy.- le dice Hirotaru bastante frio y serio. Ese muchacho no le daba buena espina, algo se traía entre manos; además como a Kagome, su olor con el de humanas y Yokais hembra le repugnaba.

    -Perfecto; entonces podrías hacer que Kagome salga conmigo en una cita?.- dice Kouga bastante seguro que aceptara. -Si se pone difícil tu preciosa hermana; amenázala con reprobarla por todo el semestre si no sale conmigo y deja a ese hanyou muerto de hambre.- dijo Kouga arrogantemente; Hirotaru solo sintió ira; su hermana, quien le tenía confianza le había platicado sobre él, y resulto que lo que ella le dijo es cierto. Así que tomo un respiro hondo y dijo frio y severo.

    -Mira; solo te diré algo; me vuelves a proponer algo así y hare que te suspendan; es prohibido hacer tratos con profesores para perjudicar a otros alumnos. Y escúchame bien, mi hermana es libre de estar con quien ella desee; y si ella no quiere salir contigo es su decisión, no la mía. Si ella no quiere salir contigo, por más que insistas, es mejor que desistas de ello. Entendiste?- le dijo fría y severamente Hirotaru al retirarse a la sala de profesores a descansar.

    Kouga solo se quedo sorprendido y frustrado. No solo lo amenazo con suspenderlo si le proponía algo así; sino que le dijo que desista de sus intentos de tener a Kagome para él solo.

    ///////////////////////////////////////////////////////////////////

    -Oye Kagome; me puedes presentar a Hirotaru?.- le pregunto Yura; una chica hermosa; pero era una superficial; y se iba con todos los hombres que se proponía; en pocas palabras se le ofrecía a todos; menos a Inuyasha, que no le interesaba en lo mas mínimo por ser hanyou y pobre.

    -Háblale tu misma; el te escuchara sin dudas.- le dijo Kagome; a lo cual Yura se emociono y se fue en busca de ese guapo psicólogo.

    -Mas no dije que aceptara salir con ella; ofrecida.- dijo Kagome bajito. Estaba con el grupo en los pastos de la escuela sentados.

    -Crees que tu hermano acepte citas con ella?; ella es una zorra que se va con quien se propone.- le dijo Sango algo preocupada por el hermano mayor de su amiga.

    -No te preocupes; él es muy maduro, no se va con cualquiera; a él no le llama la simple belleza física; el busca también el intelecto; lo cual ellas carecen por completo.- dijo Kagome; a lo cual todos se rieron por lo último.

    -Que poco hombre; el debería aprovechar a las bellezas que están aquí.- dijo Miroku con cara de pervertido.

    - Que dijiste de mi hermano Miroku?; a ver repítelo.- le dijo Kagome furiosa por lo que acababa de decir de Hirotaru. Inuyasha y Sango ya detectaban problemas para el pobre Miroku.

    -Nada Kagome; era broma, lo juro.- dice Miroku asustado; le daba miedo cuando ella se ponía así; y más aun le temía al recordar la paliza que le dio el otro día.

    -Mas te vale; respeta a mi familia.- le dijo Kagome; a lo cual los demás dieron un suspiro de alivio; en verdad creían que se enojaría de nuevo.

    /////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

    Estaba Yura buscando a Hirotaru; lo ve sentado en una banca revisando unos papeles; en eso olfatea que cierta chica con hormonas alborotadas se le acerca; deja sus papeles y voltea a verla.

    -Que se le ofrece jovencita?.- pregunto amablemente, pero serio.

    -Queremos que nos conozcamos muy a fondo, querido profesor.- dijo Yura seductoramente, sentándose en una banca cercana con pose sensual mostrando las piernas; eso siempre hacia que los chicos se pongan nerviosos, pero a Hirotaru no le impresiono en lo más mínimo.

    -A que te refieres con conocernos a fondo muchacha?.-

    -O por favor dime Yura guapo.- le dice tratando de sentarse en sus piernas, pero Hirotaru la empuja con el mayor tacto posible.

    -Porque me empuja?; sabes muy bien que soy irresistible.- dice Yura al tratar de besarlo. Hirotaru pierde la paciencia, la empuja de nuevo y le dice con voz amenazante.

    -Mira, te diré algo muy serio Yura; este establecimiento es una escuela; no un prostíbulo vulgar para que ande con ese comportamiento; ya me dijeron sobre ti los profesores. Si veo que intentas hacerme eso de nuevo. Hare que te expulsen por ofrecida. Que acaso no te valoras?- le dijo Hirotaru bastante enojado; Yura solo se frustra porque no cayó en su juego; además le dijo prostituta.

    -Pero si nadie se enterara de lo nuestro si sabemos mantenerlo en secreto.- le dijo Yura tratando de convencerlo. Pero de nuevo, no funciona.

    -Ya dije; a la próxima, hare que te corran.- le dijo Hirotaru al retirarse de ahí. Yura se enoja y se va directo donde estaba Kagome.

    -Oye Kagome, no dijiste que tu hermano me aceptaría sin dudas?.- le pregunta Yura; Kagome y los demás se echan a reír.

    -Te dije que te escucharía sin dudas si hablabas con él, pero no te dije que te aceptaría; pero al ver el caso, te rechazo, no es así?.- le pregunta Kagome riéndose de ella.

    -Así es; no sé porque no aprovecha que tiene el momento; merece a una mujer de verdad, que lo haría muy feliz y satisfecho en sus necesidades.- dijo Yura arrogantemente; haciendo que el grupo se ría aun mas fuerte; causando molestia en ella.

    -Así es, necesita a una mujer, no una ofrecida como tu.- le dice Inuyasha burlándose de ella.

    -Con hibridos pobretones no hablo.- le dice Yura enojada por lo que dijo Inuyasha.

    -Pero es cierto; Hirotaru merece a una mujer de verdad; y por más que insistas, nunca saldría contigo ni con superficiales cualquieras como tú, aunque estuviese necesitado y no haya mujeres al alrededor, solo zorras.- le dice Kagome burlándose; Yura solo sale de ahí enojada.

    Durante varios días ella y otras chicas intentaron seducir al guapo hermano de Kagome, pero él era rígido y no las aceptaba; hasta una lo amenazo, o sale con ella o le diría al director que fumaba drogas enfrente de los alumnos, el solo le contraataco diciendo que si hace; le dirá al director que ella estaba teniendo relaciones en el estacionamiento; lo cual la chica se asusto y se fue. Así que finalmente se rindieron en tratar de conquistarlo; aunque más de una no lo hizo.

    /////////////////////////////////////////////////////////////////////////

    Los días pasaron demasiado lentos para muchos; el joven universitario era bastante estricto; no se andaba por las ramas, hasta a veces usaba lenguaje poco ético cuando hablaba. Pero la estrategia de Hirotaru, era usar lenguaje vulgar y presionarlos bastante, para que tenga alguien el valor de decirle a alguna autoridad de la escuela. Su plan era que trabajaran en equipo y que se formen valores y moralidades.

    -Oye Kagome; tu hermano sí que es muy estricto y enojón; es siempre así?.- le pregunta Ayame un día cuando estaban descansando todos en un árbol.

    -En casa y en familia no es así; solo cuando esta serio hablando con alguien.- le explica Kagome, ella tampoco aguantaba el programa de su hermano; era muy duro y los presionaba demasiado.

    -Jeje nunca creí que Hirotaru seria así; antes no me lo creería.- dijo Inuyasha al estar acostado en el pasto. En eso se acerca Kouga de nuevo con sus amigos; hace de lado a Inuyasha y se sienta a lado de Kagome tomándola de la cintura; haciendo que Ayame se entristezca y se vaya a llorar al baño de mujeres.

    -Hola linda; nunca pensé que tu hermano seria así; pero es buena persona, y por cierto, el me ayudo con nuestra cita para esta tarde preciosa.- mintió Kouga descaradamente; Inuyasha se enoja y de un golpe lo separa de Kagome.

    -Oye, quien te crees para decir esas mentiras lobo rabioso?.- le dice Inuyasha al golpearlo; Kagome solo da gracias en silencio por eso; en verdad está empezando a detestar a Kouga; por lo menos su madre sabe cómo mantenerlo a raya.

    -No son mentiras perro rabioso; el propio Hirotaru me ayudo con una reservación que hice en un restaurante para salir con su preciosa hermana.- dijo Kouga sonriendo con victoria; haciendo que Inuyasha se ponga celoso y que Kagome se ponga triste; pero en eso se acerca su hermano, quien escucho todo y le dijo al oído que él jamás haría algo así si ella no quería; así que eso la tranquilizo. Pero Inuyasha y Kouga no se dan cuenta de su presencia por estar peleándose.

    -Chicos sepárense ahora o me los llevo a ambos a la dirección por un reporte.- dijo Hirotaru al separarlos.

    -Muy bien joven Martsetzu; exactamente cuando y donde le ayude con la reservación que usted dice para que salga con Kagome?.- pregunta serio Hirotaru.

    -Ya sabes, cuñado.- dijo Kouga dándole énfasis a esa palabra, haciendo que Inu se ponga celoso y le hierva la sangre de furia. -Fue en el restaurante Sakane; el más lujoso de la ciudad; me ayudaste ayer en la tarde, como a las tres para darle una sorpresa a tu querida hermana.- le dijo descaradamente y sin remordimientos; haciendo que Kagome e Inuyasha se pongan furiosos. Uno por celos, y la otra por ser un cínico mentiroso.

    -Qué raro; no recuerdo eso; recuerdo que a esa hora estaba en mi casa, exactamente en la sala, viendo la tele con mi madre; mi hermanito y mi hermana menor.- dijo sarcásticamente Hirotaru, dándole énfasis y fuerza a las últimas palabras; haciendo que Inuyasha y Kagome sonrían burlones y victoriosos, y que Kouga se sorprenda; arruinándosele sus planes.

    -Te dije que estaba prohibido hacer tratos con los maestros para perjudicar a un tercero; lobo bruto y mentiroso. Pero es peor decir mentiras para engañar a los demás y beneficiarte. Esta es una; si a la tercera falta; sales con algo así, iré con el director para que te suspenda por decir calumnias.- le dijo Hirotaru severa y seriamente; se va de ahí al estacionamiento para irse ya a la universidad.

    -Bueno; no importa que eso no haya funcionado; aun así, Kagome, quieres salir a cenar esta noche conmigo en el Sakane?; hare que sea una velada inolvidable; y por fin te darás cuentas que tú me quieres y no a ese rabioso; tanto juntarte con él te hace mal. Hasta hueles a hanyou apestoso.- le dice hipócritamente Kouga; provocando que a Inuyasha, se ponga aun mas celoso y enojado; está a punto de pegarlo; pero en eso.

    -No gracias Kouga; no quiero salir contigo ni hoy, ni otros días; estoy furiosa contigo por mentiroso; por decir que mi hermano te ayudo con eso. Invita a Ayame; ella con gusto saldría contigo.- le dice Kagome al poner enfrente de Kouga a la pelirroja, quien regreso hace rato del baño. Ayame solo se sonroja, esperando que esta vez, ella si pueda salir con el chico de sus sueños. Además Kagome, estaba pensando seriamente que Kouga no sabe distinguir olores; que no se da cuenta que ella es una hanyou de la misma especie que Inuyasha?.

    - No gracias; con ella no saldría ni aunque estuviera necesitado; además la cena es solo para nosotros dos. Tu y yo; disfrutando de una mágica noche.- le dice Kouga sin darse cuenta que a Ayame se le llenan sus ojos de lagrimas otra vez.

    -Pues lo siento; pero no saldré contigo; invita a otras o cancela tu reservación; que de seguro; no te haría bien, con lo caro que sale hacer reservaciones ahí.- le dice Kagome al irse de ahí consolando a Ayame; y haciendo que Inuyasha ponga una cara burlona al lobo engreído.

    //////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

    Las clases de valores con Hirotaru de nuevo resultaron pesadas y el usando a veces lenguaje vulgar con los alumnos; después de varios días, muchos no aguantaron y se quejaron con el orientador sobre el universitario; como los presiona y a veces el lenguaje que utiliza; a lo cual el orientador promete hablar con él. Lo manda llamar y Hirotaru se presenta ante lo más pronto posible.

    -Me mando llamar señor Yasuka?.- pregunta amablemente Hirotaru.

    -Así es; he recibido quejas el día de hoy sobre sus clases; varios jóvenes me acaban de decir que usted los presiona mucho; y que hasta dice groserías, joven, le sugiero que cambie el plan de estudios y que deje de usar lenguaje, que no es propio de un profesor.- le reprende severamente el anciano; en cambio Hirotaru se siente victorioso; logro que los alumnos trabajen en equipo acusándolo con alguna autoridad. Ese era el plan A; el siguiente seria que trabajen en equipo en dinámicas de valores que tiene bajo la manga.

    -Disculpe si los ofendí; pero ese es mi plan; tenía que hacerlos trabajar en equipos de algún modo.- le dice Hirotaru tranquilamente al mostrar sus planes de estudio para ese semestre. El orientador comprende y lo deja ir. Despues llega la hora de su clase, con el salón de su hermana, al entrar todos se quedan serios; algunos mirándolo con rencor; las chicas estaban sentidas con el por haberlas rechazado cuando le pedían una cita; otras le pedían que tuvieran un romance secreto; pero él era muy profesional y las rechazo a todas. En realidad, también es porque en su escuela conoció a alguien especial; estaba en un semestre inferior al suyo, aunque esa chica le ganaba a el por cuatro años. Llega y comienza a hablar muy serio.

    -Bueno chicos; supe hoy que muchos me echaron de cabeza con el orientador Yasuka; quiero saber quien lo hizo?.- pregunta serio; pero nadie respondió, por miedo a que si le decían los castigaría.

    -Así que nadie me quiere decir?.- dijo mirándolos seriamente. -Pues solo quiero decirles, que la persona que me acuso con el orientador iba a ser exentada por el resto del semestre en mi clase. Pero como nadie hablo, no habrá exentados- dijo Hirotaru, a lo cual muchos se sorprendieron, hasta su hermana y amigos lo hicieron, nunca pensaron cual era el plan de Hirotaru.

    -Pero Hirotaru él fue quien lo hizo y yo también.- dijo un chico de pelo castaño; también muchos empezaron a quejarse delatando a quienes lo hicieron.

    -Lo siento; pero como nadie me dijo en su oportunidad; no habrá exentados. El plan era presionarlos y frustrarlos en ciertas áreas, así espera sus reacciones: que me acusen con una autoridad escolar, o que hablaran directamente conmigo, para ver que tan bien trabajaban juntos; y también era para checar si tenían suficiente valor para decir cosas que no les gustaba, sin temor de las consecuencias o lo que les dirán, pero ni modo, no supieron aprovechar.- dijo Hirotaru.

    Era la hora de salida; muchos se fueron a sus casas; cuando Kagome estaba por entrar a su mercedes; la detiene su hermano.

    -Oye Kagome, le puedes decir a mama, que llegare tarde a casa porque tengo que hacer un trabajo en casa de un amigo?.- le pide Hirotaru.

    -Sí, yo le aviso; por cierto; vaya sorpresa que nos diste hoy hermano.- le dice Kagome riendo, a lo cual su hermano también se rie.

    -Ese era el plan. En casa te explico detalladamente.- le dice su hermano al dirigirse a su mustang negro.

    /////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////
    El jueves paso regular como los demás días; aun a pesar de los intentos de Kouga para tener a Kagome consigo y humillar a Inuyasha; pero ellos les frustraban los planes.

    Llega la hora de la clase de karate de Inuyasha, y de danza árabe de Kagome. Llegan a sus respectivos salones y empiezan con la cansada rutina de ejercicios. La profesora Lisama les estaba poniendo una coreografía estilo Hindu, llamada “Bollywood”. Era una coreografía hermosa, pero cansada; porque era de varios saltos, y los más pesados eran los de ranita; de esos tenían que hacer ocho enfrente y veinte de lado sin apoyarse de las manos. Con Inuyasha, tampoco era fácil, el maestro Ryoga los hacía trotar por el salón y hacer abdominales casi sin parar. Además de mostrarles técnicas de patadas y golpes consecutivos y combinados. Los pobres estaban que se rompían si no paraban pronto.

    En eso el profesor los llama en grupo para un aviso.

    -Jóvenes, debo decirles algo importante; el salón de la profesora Lisama lo van a reparar por unos daños, como no hay salones disponibles los días que tiene clase, ella y sus alumnas estarán con nosotros dos semanas completas recibiendo sus clases de danza en la mitad del salon. Así que les pido por favor que sean respetuosos con ellas, si alguien le hace o dice algo impropio; lo suspenderé una semana. Quedo claro?.- les anuncio el profesor muy severamente. Los chicos se sorprendieron por la noticia, dejándolos sin habla.

    /////////////////////////////////////////////

    -Como dijo?.- pregunta una chica sorprendida a la profesora Lisama.

    -Como escucharon, van a reparar los daños al salón, y como no había disponibles, el maestro Ryoga nos ofreció la mitad del suyo para tener las clases las dos semanas que no tendremos nuestro salón.- repitió la maestra.

    Ambas clases se sorprendieron por la noticia; muchos se quejaron incorformes; otros se emocionaron por eso.

    -Dos semanas; dos semanas tendré a Kagome en mi salón de karate bailando; como quisiera que fueran más.- decía en su mente Inuyasha mientras entraba a las duchas.

    -Dos semanas estaré con Inuyasha en su salón bailando; me gustaría que fuesen mas semanas para estar más a su lado.- pensaba Kagome mientras se cambiaba en los vestidores.

    CONTINUARA……………………………………
  10. NutS

    NutS

    Acuario
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    que kouga no aprende
    y mas encima hace llorar a ayame
    pero que insensible ù.u
    kyaa¡¡¡ kagome e inu van a estar en el mismo salon¡¡¡
    ya quiero saber que pasara ^espero la conti ^^
    :inuinu:

    IxK NutS :0jitos:
  11. SARA BUTLER

    SARA BUTLER Usuario ocasional

    Piscis
    Pluma de
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Amigos de la infancia; amor de adolescentes
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    18
     
    Palabras:
    5699
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    Capitulo 5.- Compartiendo el mismo salón.

    Llego la hora de salida; todos fueron a la puerta de entrada, Kagome se despidió de sus amigos; fue a su auto; pero en el parabrisas encontró una carta; no estaba firmada, pero olfateo de quien la pudo mandar; descubrió que ese olor no era de su insoportable y engreído pretendiente Kouga; era de Bankotsu Anaketsu, el capitán de futbol soccer, iba en su mismo salón, junto con tres de sus seis hermanos, todos ellos eran septillizos, aunque cada uno era de físico diferente, él era el mayor de los siete por tres horas; era moreno; de ojos parecidos a los de ella, el pelo agarrado en una trenza y con cuerpo musculoso; las chicas también morían por él y unos cuantos de sus hermanos, excepto por Jakotsu, quien era gay.

    Era uno de sus tantos pretendientes, pero por lo menos no era insoportable. Ese chico también la invitaba a salir, haciendo que Inuyasha se ponga celoso; pero ella lo rechazaba cuando la invitaba a ir con él a alguna parte. La carta decía así:

    Hola mí querida Kagome:
    Me entere que estarás en el salón de karate dos semanas de Kouga; no sabes la envidia que me da; me gustaría que fuera en la cancha de futbol; pero que se le puede hacer?
    A lo que quiero llegar, es que me gustaría que aceptaras salir a almorzar conmigo este domingo en la tarde, como eso de las tres. Que dices linda?.
    Espero tu respuesta en la salida.
    Anónimo.

    Kagome termino de leer la carta; Bankotsu le caía bien, pero lo malo era que hacía que Inuyasha se pusiera celoso a propósito. En eso huele a Bankotsu acercándose; él tenía intenciones de abrazarla por detrás; pero Inuyasha, quien se quedo un rato ahí viendo a Kagome leer esa carta y ver como Bankotsu se le acerca con esas intenciones, siente como hierve su sangre de celos y furia, se le acerca rápidamente con intenciones de golpearlo. Pero no tuvo que hacerlo por lo siguiente.

    -Hola Bankotsu; tu mandaste esto, cierto?.- pregunta Kagome fingiendo no saberlo, para que no la descubran, Inuyasha al inicio se confundió, pero luego recordó que no se debe saber lo que es ella.

    -Así es linda; como supiste que era yo si no la firme?.- pregunto Bankotsu tratando de tomarla por la cintura; pero ella discretamente lo separa, haciendo que Inu respire de alivio, aunque los celos no se fueron.

    -Por el tipo de letra, solo tú escribes así. Con respecto a tu invitación, no podre salir contigo, porque los domingos los tengo familiares; lo siento.- dijo Kagome disculpándose y tratando de subir a su mercedes; pero Bankotsu la detiene de un brazo.

    -Oh linda, por favor sal conmigo; o es que el gruñón de tu hermano no te dejara?.- dijo Bankotsu burlándose de Hirotaru; ella se enojo cuando lo dijo en ese tono.

    -Ya la escuchaste Bankotsu; ella no puede salir ese día.- dijo Inuyasha de repente; la verdad los celos ya le andaban carcomiendo.

    -No te metas en esto; costurero hibrido de quinta.- le dijo Bankotsu enojado por la interrupción de Inuyasha.

    -Lo siento, señor Anaketsu; no saldré contigo por lo que acabo de decir de los domingos familiares, y no es por Hirotaru de quien te debes preocupar, a el no le interesa con quien salga. Si no que debes preocuparte de mi padre; yo que tu no insistiría, con el debes tener mucho cuidado de no hacer nada extraño o malo, porque lo harías enojar, él sabe muy bien manejar armas de fuego, de por si es campeón de tiro al blanco en torneos de armas por cinco años seguidos. Además de que mi abuelo, bisabuelo y sus antecesores fueron excelentes tiradores.- dijo Kagome, haciendo que Bankotsu se asuste y se vaya de ahí; no quería enfrentarse al padre de Kagome, mejor conservar su vida sin tener su cita con Kagome, a que invitarla a salir y probar en persona la puntería de su padre. Se va corriendo asustado; haciendo que Inuyasha se ría del pobre miedoso. Kagome también se ríe de él, usaba esa técnica de intimidación y rechazo cuando los humanos insistentes la invitaban a salir; pero con los yokais e híbridos, no funcionaba mucho, porque decían que podían vencerle con sus poderes.

    -Jejejeje, olvide mencionar que cuando mi padre se transforma en un demonio-perro es bastante peligroso, también que cuando no está transformado; sus garras son venenosas y bastante afiladas, además de sus garras de fuego.- dijo Kagome riéndose del miedo de Bankotsu, como es humano; no aguantaría a su padre yokai.

    -Jajaja, pero eso fue increíble Kagome.- dijo Inuyasha felicitándola al abrazarla, tomándola desprevenida. Ella se sorprende, pero no lo aleja y le corresponde. Después se sueltan sonrojados.

    -Quieres que te lleve Inuyasha?.- le ofrece amablemente Kagome.

    -No gracias Kag; te veo mañana, por cierto, mañana compartimos salón, eh?.-

    -De hecho Inu; empezamos a compartir el martess, la profesora Lisama tiene un compromiso medico mañana; por lo tanto no tengo optativa.- dijo Kagome tristemente; haciendo que a Inuyasha se le baje el ánimo. De verdad, ya quería verla bailando esa danza tan sensual.

    -Bueno no importa; te veré mañana, cuídate.- le dice al despedirse. Kagome se despide de él, dándole un beso en la mejilla, dejándole marcado su labial color mora. El se sonroja por esta acción y se va; aunque por dentro, le hubiera gustado corresponderle a esa acción, pero dándole un beso en los labios, pero aun no quería hacerlo, porque aun no sabía los sentimientos de ella hacia él, por tanto no quería tomar el riesgo de perderla, y nunca lograr ser algo más que amigos. Porque aunque no lo admita abiertamente; ya estaba enamorado de su mejor amiga. Así que mejor esperara un poco para decirle lo que siente.

    Kagome, también estaba muy pensativa en su auto, le hubiera gustado darle el beso en los labios de Inuyasha; pero sería muy pronto, además no sabía sus sentimientos hacia ella y tampoco si ya supero la situación de la actriz pornográfica. Así que decidió esperar un poco más para decirle lo que sentía; porque al igual que Inuyasha, ella ya se enamoro de su amigo de la infancia.

    /////////////////////////////////////////

    Llega Inuyasha a su casa cansado; pero feliz; en primera porque vera bailar a Kagome por dos semanas, y en segunda, porque le dio un beso, aunque solo fuese en la mejilla. Entra a su casa y se encuentra a su padre cargando y dándole el biberón a Shippo; su madre estaba terminando un encargo en el taller.
    -Hola papa, Shippo; ya llegue.- saludo al entrar.

    -Hola hijo; como te fue?.- pregunta Inuno mientras le quitaba el biberón vacio al bebe kitsune y le daba palmadas para que saque el gas.

    -Bien papa; y mama donde esta?.- pregunto mientras se servía un poco de guisado de pollo con tomate.

    -Está terminando un encargo en el taller; por cierto quien es la afortunada Inuyasha?.- pregunta pícaramente Inuno al ver la marca del beso que le dio Kagome a Inuyasha; este solo se sonroja cuando escucho la pregunta de su padre, mientras que Inuno estaba durmiendo a Shippo.

    -A que te refieres papa?.- pregunta Inuyasha bastante colorado y nervioso. Pero recordó que Kagome tenía labial en la boca, por lo tanto, la marca que dice su padre, debe ser la que ella le dejo al despedirse.

    -A ese beso marcado que tienes hijo; quien te lo dio?.- pregunta Inuno riéndose de él.

    -Hijo; no me digas que ya tienes una novia?; espero que sea Kagome, ella sería una buena mujer para ti, y pronto seria abuela.- dijo Izayoi de repente al entrar a casa después de terminar el encargo, Inuyasha casi se ahoga con el agua cuando su madre dijo de ser abuela pronto.

    -Mama, en primera tengo casi dieciocho años; soy muy joven para ser padre, aun no termino la escuela. En segunda, este labial si es de Kagome, pero solo fue cuando nos despedimos al salir de clase.- dijo Inuyasha algo molesto, a veces su mama se le metían ideas muy raras.

    ///////////////////////////////////////////////////////////

    Kagome llega a su casa; entra y se encuentra con Sweeney y sus hermanos en la sala; sus padres aun no llegaban, Souta estaba jugando videojuegos, en eso Kagome ve que al lado de su hermano Hirotaru estaba una joven, tenía cabello castaño, ojos claros, era de rostro dulce y simpático, estaba un poco llenita, pero se veía bonita. Al entrar, sintió su aroma y se dio cuenta de que es una yokai del perro como su padre.

    -Hola Kagome; te presento a Jinzu, mi novia; Jinzu ella es mi hermana menor Kagome.- le dice alegremente Hirotaru.

    -Mucho gusto; Jinzu.- dice amablemente Kagome al verla, le agrado de inmediato la joven, era más hermosa que las ofrecidas de su instituto; y por tanto supuso, que también por esa razón, su hermano las rechazaba.

    -Igualmente Kagome, no te preocupes, no te hare nada.- le dijo sonriendo al sentirla tensa. No tengo nada en contra de los humanos o hanyous como ustedes, tengo familiares de esas razas, si tuviera algo en contra, no hubiera querido algo con tu hermano.- dijo sonriendo al besar a Hirotaru.

    -Como te fue hoy, Kagome?.- le pregunta Hirotaru.

    -Bien hermano; durante dos semanas mi grupo de danza y yo estaremos teniendo clases en la mitad del salón de karate, Inuyasha está ahí, en esa optativa.- dijo Kagome algo roja.

    -Bueno; y que tiene de malo?.- pregunta Hirotaru, al abrazar a Jinzu.

    -Es que me da un poco de pena; pero eso no es lo único. Ese lobo insoportable de Martsetzu está también en esa optativa, no me quiero imaginar lo que hará cuando sea el momento de las clases.- dijo Kagome algo enojada y frustrada.

    -No te preocupes, si empieza con sus cosas, dile a su mama, se que su mama es tu profesora de danza. Pero si aun sigue, ven conmigo y yo te ayudare.- le dijo su hermano al tranquilizarla. Después de un rato platicando y riendo; Kagome conoce muchas cosas de su cuñada nueva: tiene 23 años, su mama es dermatóloga, dueña de su propia clínica; su padre murió hace meses de cáncer y su hospital lo atiende su hermano mayor, le gusta la música, le encantan los postres y hornearlos, sobre todo el chocoflan y las galletas, y le gustar dar clases de música a los niños. Descubrió muchas cosas de ella, y resulto ser una mujer bastante agradable.

    ////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

    El sábado, la familia Higurashi, a excepción de Hirotaru, quien salió con Jinzu; sale a pasear y de compras, en la tarde, decidieron comer takiyoki, que son bolitas de pulpo empanizadas. Pero al señor Higurashi se le ocurrió algo mejor.

    -Estaba pensando y se me ocurrió. Porque no le llamamos a Inuno e Izayoi; les invitamos y llevamos a su casa takiyoki, para comer con ellos, les parece? – pregunta emocionado Reiko a su familia, a lo cual asintieron positivamente. En ese momento Reiko marca el número de casa de los Taisho.

    //////////////////////////////////////////////

    En ese momento en la casa de los Taisho, los papas estaban guardando un encargo de informes de fabrica que les pidieron, Inuyasha estaba con el pequeño Shippo en la sala jugando, en eso suena el teléfono.
    -Hijo contesta.- le dice su mama al entrar al baño.

    -Hola, señor Higurashi, como ha estado?,……. yo bien aquí en casa tranquilo, jugando con mi hermanito,…… si, enseguida se lo paso.- dijo Inuyasha después de saludar a Reiko. -Papa es para ti; es el señor Higurashi.- le dijo a su padre, quien apenas estaba entrando.

    -Gracias hijo.- le dice Inuno al tomar el teléfono, lo toma y empieza a platicar con Reiko, quien le conto su plan y si podían llevar comida para comer con ellos; Inuno pidió un momento y les hablo a su esposa e hijo.

    -Escuchen; aquí Reiko me dice que les gustaría venir a visitarnos y que van a traer takiyoki, que les parece?.-

    -Por mi está bien.- dice Izayoi.

    -Por mi también.- dice Inuyasha al sentar a Shippo en sus piernas. En ese momento su padre le confirma a su amigo que si pueden llegar a visitarlos; en ese momento, arreglan todo cuando lleguen. Inuyasha se baño y cambio, se puso un pantalón negro, tenis blancos y una camisa azul marino; pero para su mala suerte, tuvo que cambiarle el pañal a Shippo, además de vestirlo; porque su mama se dio un baño y su padre estaba cambiándose.

    -Me pregunto porque no aprendes a ir de una vez al baño, enano, ya estas grande como para que estén cambiando los pañales.- se quejaba Inuyasha al ponerle un pañal limpio y tirar el sucio a la basura; mientras que Shippo se reía y movía sus bracitos regordetes.

    -Pero sabes enano?; esto lo vale, porque hoy viene de visita Kagome.- dice Inuyasha mientras le ponía su camisita color verde con puntos blancos y pantaloncitos azules a Shippo, el bebe zorrito solo sonríe de alegría y mueve más los bracitos al escuchar lo que dijo su hermano.

    -Tu también te alegras de que venga de visita, no Shippo?; igual yo, y lo mejor es que el lunes empezamos ya a compartir salón para las optativas.- dijo Inuyasha ilusionado; estaba contando los días que faltaban para que ya empiecen a tener sus clases juntos. Shippo, en cambio, no entendió lo que dijo, pero solo por diversión, le jalo el cabello.

    -Condenado enano, ya verás lo que pasa por jalarme el cabello.- le dice Inuyasha molesto al agarrarlo y hacerle cosquillas, Shippo solo se divierte. Pero en eso su padre los llama, porque ya estaban por llegar los Higurashi. Inuyasha se sienta en el sofá, esperando que ya llegue Kagome.

    En eso escuchan que tocan la puerta, su madre abre y resulta que Kagome y su familia llegó ya, traían bolsas de comida en las manos. Inuyasha le sonríe a Kagome mientras que veía su ropa; ella tenía puesto una blusa roja de un tirante del lado izquierdo y el derecho estaba desnudo y tenía un pantalón negro y zapatillas plateadas, para cubrir sus orejas caninas, se puso un paliacate rojo a modo de diadema y se dejo suelto el pelo, y ella le corresponde la sonrisa, lo saluda y en eso el pequeño Shippo salta a sus brazos feliz de verla de nuevo. Ella lo abraza e intenta dejarlo con Inuyasha, pero el bebe se aferro a ella y no le queda más que cargarlo. Deja las bolsas de comida en la cocina; saluda a los papas de Inuyasha, al igual que su familia, se va al sofá y se sienta al lado de Inuyasha.

    -Hueles a pañales sucios Inushi.- se burlo Kagome al sentir el olor de Inuyasha con ese olor pestilente, el, en cambio enrojeció de vergüenza.

    -Es que hace rato tuve que cambiar a este enano travieso; no sé porque no lo entrenan de una vez para que deje de usarlos.- se quejo Inuyasha; Kagome solo se ríe.

    -Pero si solo es un bebe de siete meses; los niños empiezan a usar el baño desde el primer año; así que deberás aguantar un poco mas; te entiendo porque yo pase lo mismo cuando Souta era bebe.- le dijo Kagome a Inuyasha. Después se ponen todos a comer las bolitas de pulpo, como Shippo no se quería separar de Kagome le acomodaron su sillita a su lado e Izayoi se puso al lado de Shippo para alimentarlo; Inuyasha se sentó en el otro lado de Kagome, estaban disfrutando las bolitas, pero en eso Kagome siente mucho calor, y poco a poco se le dificultaba respirar. Su rostro se puso rojo; preocupo a los presentes su aspecto.

    -Kagome hija; te sientes bien?.- le pregunta Inuno preocupado al igual que los demás; mientras que su mama estaba asustada por el aspecto de su hija, solo se ponía así cuando comía algo condimentado con pimienta; ella era alérgica a ese condimento, no respiraba si lo ingería. Inuyasha estaba empezando a asustarse por la salud de Kagome.

    -No se preocupe; no es nada.- le dijo Kagome para no asustarlos; pero no se lo creían. Pero en eso Kagome ya no pudo respirar bien, apenas podía tomar aire sin que sintiera que sus pulmones se le estaban cerrando; alarmo a todos; su padre, por su excelente olfato olio los ingredientes que contenían las bolitas para ver qué era lo que tenían, esperando que no fuera lo que el temía.

    -Pero qué servicio tan malo y pésimo; claramente dije que no pongan pimienta al takiyoki; ahora mismo iré a reclamar.- dijo Reiko furioso. Por culpa de los que condimentaron con pimienta la comida, su hija no respiraba y se ponía cada vez más grave.

    -Te acompaño Reiko.- le dijo Inuno igual de enojado, ambos salieron en el auto de Reiko. Mientras que los demás se pararon de la mesa, Inuyasha cargo a Kagome en sus brazos, llevándola al sofá, sentándola ahí mismo. Izayoi estaba abanicando desesperadamente a Kagome, Sayo estaba buscando la medicina en la bolsa de Kagome; Souta fue por agua para su hermana, estaba a punto de llorar, el pequeño Shippo estaba llorando bastante asustado, e Inuyasha tenía a Kagome recargándole su espalda en su pecho fuerte y varonil, sosteniéndole sus brazos. Sayo le dijo que la ponga así respirando hondo con ella, para que le estimule la respiración en sus pulmones y evitar que se le cierren pronto, mientras buscaba su medicina.

    -Vamos Kagome, no te rindas; anda respira hondo conmigo; tú puedes, tienes sangre de demonio en tus venas, anda pequeña no te rindas; respira conmigo. Sigue así.- le animaba Inuyasha muy preocupado; sentía que se destrozaba su corazón y alma al verla así. Maldecía completamente furioso al idiota que por un desliz, condimento con esa maldita especia la comida, poniendo grave a su adorada Kagome.

    -Ya la encontré.- dijo Sayo y rápidamente, inyecto la medicina en el brazo a Kagome, tranquilizándola y haciendo que se le abran sus pulmones, respirando de nuevo; provocando suspiros de alivio en los presentes.

    En eso llegan ambos hombres que fueron a reclamar el mal servicio que les dio el restaurant a los Higurashi. El dueño se disculpo, y les cocino el mismo; pero con la supervisión de los dos demonios. Lo hizo como disculpa y no les cobro nada. Después el mismo dueño despidió a quien anteriormente hizo la comida a los Higurashi. Ya ha habido quejas de él; y estaba advertido, una mas y era echado del trabajo. Lo había hecho también para evitar demandas.

    -Como esta sintiéndose Kagome?.- pregunto rápidamente Reiko al llegar a la casa con Inuno.

    -Ya está mejor; le aplique su medicina y su respiración se está estabilizando.- le explico Sayo a su esposo. Después de calmar al pequeño kitsune; se disponen a comer, pero la familia de Kagome la andaba vigilando bastante preocupados de que no suceda nada malo de nuevo, que afortunadamente no sucedió nada. Después de comer, los papas se ponen a ver una película con sus hijos en la sala, mientras tomaban café y pan. La película era de Silvester Stallone; se llamaba “Alto, o mi mama dispara”. Era de comedia. Se trataba de que Silvester era policía y su mama lo sobreprotegía como si fuera un bebe y a cada rato lo ponía en ridículo, mostrando sus fotos de bebes o de niño; y la mama es testigo de un asesinato y no le da información a su hijo a menos que la acepte como compañera. Inuyasha le decía a Kagome que se sentía identificado con el pobre Silvester, porque a veces su mama, lo trataba como bebe, y cuando visitaban familiares, les mostraba sus fotos de bebe. Kagome lo comprende, porque con su padre era lo mismo, la sobreprotegía demasiado como bebe; y cuando llegaban amigos varones de ella a casa, ponía cara de pocos amigos y con ganas de mostrar su verdadera naturaleza.

    Después de ver la película, los padres se pusieron a platicar; Inuyasha y Souta estaban jugando videojuegos. Estaban jugando “Super Smash Brothers”. Iban a la par, Kagome solo los veía jugar, porque ella no sabía cómo se jugaba; estaba entretenida con Shippo, quien jugaba con su peluche. En una de esas, Souta estaba usando de muñeco de pelea a la princesa Zelda; Inuyasha estaba usando a Luigi, pero en cuanto la muñeca de Souta salto al aire con las piernas al frente, Souta pidió que le pusiera pausa.

    -Acerca un poco más la cámara Inuyasha.- pidió Souta; Inuyasha y Kagome creyeron que vio algo en el juego, pero en eso el niño mueve la cámara cerca de donde estaba su personaje.

    -Mira; falda.- dijo Souta cuando puso y movió la cámara cerca de las piernitas de la princesa Zelda; la pareja de híbridos casi se caen de la impresión cuando Souta dijo eso y mostro lo que quería ver.

    -Condenado niño; donde aprendiste eso?.- le reclamo Kagome entre risas.

    -De ningún lado, se me ocurrió.- le dijo Souta mientras se reía de las caras de su amigo y hermana.

    -Pues cuántos años tienes Souta?.- le pregunta Inuyasha tratando de calmarse de la impresión y risa.

    -Ocho, pronto voy para los nueve.-

    Chamaco, estas muy chico para eso.-

    Después de un rato, solo Souta se quedo jugando videojuegos; Inuyasha y Kagome estaban tocando música; el tocaba la guitarra y ella su acordeón. Shippo ya se durmió desde hace un rato.

    -De donde aprendiste a tocar el acordeón?- pregunta Inuyasha curioso.

    -Tome cursos de verano de música en Osaka; al inicio se me hacía difícil, pero se acostumbra uno.-

    -Quien o que te inspiro?.- le pregunta Inuyasha mientras entonaba su guitarra; ella se pone colorada, porque quien la inspiro fue el actor y cantante Pablo Montero, cuando estaba actuando en la novela “ Fuego en la Sangre”, que hace poco termino. Se quedo callada al escuchar la pregunta de su amigo.

    -Vamos hermana; dile que te inspiro Pablo Montero después de ver su novela.- le dice burlonamente Souta cuando su hermana se quedo callada.

    -El te inspiro?; pero si es un drogadicto, no me digas que te gusta él?.- dijo su papa cuando Souta su burlo de Kagome, la pobre estaba tan colorada que si la comparaban con un tomate; el tomate se vería pálido.

    -No me gustaba el actor papa, solo el personaje.- dijo Kagome viendo a otro lado; se estaba muriendo de la vergüenza, Inuyasha solo se reía de ella, sus padres también como los de Inuyasha.

    -Déjame adivinar veías la novela por Juan Reyes (el personaje).- le pregunta Reiko, tratando de dar carrilla a su hija. Ella solo voltea y sonríe.

    -Y por Franco Reyes (otro personaje), papa.- le dijo Kagome sonriendo victoriosa sin intimidarse, a lo cual se sorprendieron todos.

    -Y ese quien lo interpreta?.- pregunta Inuyasha confundido.

    -Franco Reyes lo interpretaba Pablo Montero; Juan Reyes lo interpretaba Eduardo Yáñez; hasta salió como actuación especial Vicente Fernández Jr. Como tío de los Reyes.- dijo Kagome sacando lo que sabía de esa novela. Y su mama ya entendió porque ella se encerraba en su cuarto a las nueve de la noche, era solo por ver la novela.

    -Bueno, mejor préstenos acá sus instrumentos.- dijo Reiko; el tomo la guitarra de Inuyasha; e Inuno tomo el acordeón de Kagome.

    Los papas estaban recordando su vida de estudiantes, cuando tocaban en la banda de la escuela; y en eso se ponen a tocar una canción de Vicente Fernández padre, estaban cantando la de” El Rey”. Estaban cantando a todo volumen mientras tocaban los instrumentos; sus hijos se querían morir de la vergüenza al ver a sus padres cantando como si nada, sus gritos se podían escuchar hasta la calle. Después de un rato, Kagome la vence el sueño y se acorruca en el sofá; pero como estaba al lado de Inuyasha, se mueve a mover dormida e inconscientemente lo abraza, como si fuera su oso de peluche, el se sonroja, aunque no se incomoda; porque su abrazo era muy cálido y suavecito; pero muy a su pesar la tenía que quitar para que su madre no ande con sus cosas de ser abuela, pero por más que intenta quitarla, ella lo apretaba fuertemente y se volvía a acurrucar.

    Souta aprovecho para tomar una foto; los padres de ambos chicos estaban riéndose y comentando cosas entre ellos. Intenta quitarla de nuevo; pero ella se acomoda de nuevo y dice entre sueños -“no te vayas; quédate conmigo por favor “-el solo se sonroja aun mas; y sus padres ya se burlaban de él. Para su suerte era hora de que los Higurashi se retiraran, no quiso despertar a Kagome, así que se ofreció llevarla al auto.

    -Debo admitir que se sintió suave su abrazo y muy cálido; con lo que dijo mientras dormía; debió soñar conmigo debe significar que ella me quiere como yo a ella.- pensó Inuyasha mientras se metía a su cama para dormir.

    ////////////////////////////////////////////////////////////////////////

    El lunes paso como un día normal cualquiera; los chicos se peleaban con Inuyasha por Kagome; Kouga de nuevo tratando de conquistarla y humillar a Inuyasha; ella rechazándolo como siempre. Llega el martes, era el dia que Inuyasha y los demás esperaban, porque empezarian
    la hora de las optativas; cada grupo se va vestuarios diferentes para ponerse el uniforme. Después se van al salón de Karate, los chicos ya estaba dentro del salón; pero al ver como vestían las chicas, sobre todo Kagome, empezaron a babear, echaban baba como para llenar una piscina olímpica. Inuyasha al verla con semejante unitardo; empezó a echar baba; si no fuera porque es respetuoso y civilizado, se le echaría encima y la haría suya en ese instante; de inmediato se sacudió la cabeza de esos pensamientos. Pero Kouga como siempre; se le acerco y le tomo las manos.

    -Mi preciosa Kagome, te ves hermosa con ese uniforme; me alegra mucho que compartamos este salón dos semanas; así me deleitaras con tu danza.- dijo Kouga, provocando de nuevo que Inuyasha se ponga celoso. Estaba a punto de golpearlo; pero el profesor Ryoga se le adelanto.

    -Señor Martsetzu; deje en paz a la señorita; dije que si decían o hacían algo impropio a las alumnas de la profesora Lisama lo suspendería una semana; esta es una, a la próxima lo suspendo.- le dijo seriamente el profesor; Kouga se enoja y suelta a Kagome; ella se va a su grupo, se pone un cinturón de monedas color rosa fuerte y empieza con el calentamiento; al igual que Inuyasha. Empiezan las de danza con las coreografías que les ponía la profesora; los de Karate con los ejercicios del profesor Ryoga; pero de vez en cuando Inuyasha volteaba a ver como bailaba Kagome; a veces el pobre no podía aguantarse; ella se movía tan sensual; tanto caderas como el resto del cuerpo; en una de esas distracciones; le dieron fuerte en la cabeza por distraído; y tuvo que salirse de la rutina de ejercicios por el resto de la clase; así que mejor se sentó en una banca para observar la danza de Kagome; pero él no era el único que la veía bailar. Muchos de su clase lo estaban haciendo. Las compañeras de Kagome, por su parte, sabían que los chicos; sobre todo Kouga las veía, así que hacían lo mejor para lucirse enfrente de el; pero exageraban tanto; que echaban a perder la coreografía; Sango y Kagome, no se lucían ante los chicos, porque se concentraban en los pasos.

    -Muchas de ustedes están exagerando solo por lucirse con los chicos; el solo hecho que compartamos su salón, no significa que debemos echar a perder la coreografía; observen a Kagome y Sango, ellas no se quieren lucir con ellos, por lo tanto están concentradas; la próxima que exagere y eche a perder el ensayo, la saco del resto de la clase.- les regaño la maestra Lisama.

    Después llego la coreografía de espadas; Kagome, como otras mas no la querían bailar, así que fueron a descansar y tomar agua, Inuyasha aprovecho para acercársele.

    -Oye; te felicito Kagome, bailas tan bonito.-

    -Gracias Inuyasha; me di cuenta que peleas bien antes de que tuvieras que salirte; mejor concéntrate los días que estaré aquí, o terminaras con el cráneo roto por tantas distracciones.- se burlo Kagome de él; Inuyasha enrojeció de pena; como concentrarse, teniendo semejante bailarina en su salón?.

    Terminaron ambas clases y se fueron a las duchas correspondientes de cada grupo.

    -Preciosa, quieres que nos duchemos juntos los dos?.- le pregunto pervertidamenté Kouga a Kagome, ella se enojo tanto que estuvo a punto de golpearlo, al igual que Inuyasha al escuchar semejante peticion. Pero la maestra Lisama se le adelanta.

    -Hijo; qué clase de semejante porquería le estas pidiendo a la señorita Higurashi?; no por ser popular y mi hijo te da derecho a ser lo que quieres; si me llego a enterar que pides algo semejante o lo mismo a esta joven u otra. Hare que te corran de aquí y no pediré clemencia por ti solo por ser mi hijo.- le regaño fuertemente la profesora Lisama a su propio hijo; el cual enojado se va a las duchas que le corresponden.

    -Lo siento Kagome; por lo que hizo mi hijo, si te dice algo semejante, dime y yo lo corrijo.- le dice la profesora al irse de ahí.

    -Que lobo tan engreido e insoportable; como se le ocurre pedir algo asi?; es una escuela, no un prostíbulo.- dijo Inuyasha bastante furioso.

    -Ya Inuyasha; esta advertido, además, lo bueno es que no lo escucho mi hermano o lo mata de seguro.- le dice Kagome al calmarlo.

    -Como que lo bueno es eso?; si lo mata Hirotaru, sería un lugar mejor y tranquilo el mundo.-

    -Jajajajajaja, estas en lo cierto Inu; bueno, tengo que ir a ducharme, te veré luego.- se despide Kagome al darle otro beso en la mejilla. Kouga, quien salió de las regaderas, y los demás, al ver esa imagen; les entraron celos y enojo abundante.

    -Maldito perro; crees que con un solo beso que ella te dio ya la ganaste?; tú no la mereces, muerto de hambre, ella debe ser mía, yo le daré lo que quiere y necesita; tu eres un pobre costurero que no le puede dar ni una migaja de pan.- le dijo Kouga bastante enojado; enfrentándose a Inuyasha.

    -Cierto; le puedes dar lo que quiera, pero no lo que necesita; ella no necesita a un millonario, ella ya es rica; además no es trofeo, para que estés peleándola, ella decide con quien estar, además tu no le ganaste ni la lástima, la desesperas con tus perversiones lobo rabioso.- dijo Inuyasha retirándose a las duchas.

    En la noche estaba Inuyasha en su cama dormido; en eso escucha que alguien se mete a su habitación, cree que es su padre o madre; pero se da cuenta que es Kagome, estaba vestida con una falda dorada y top dorado, dejando ver su maravillosa figura; le empieza a bailar una danza tan sensual, que al pobre se estaban subiendo los colores y la excitación, despues de que Kagome bailara; se sube a su cama, el intenta hacerle o decirle algo, pero ella le sonríe y se sube encima de él; le quita la camisa que usa de pijama y ella estaba por quitarse el top; cuando en eso; se despierta rápidamente. Se da cuenta que solo fue un sueño; pero que sueño. Estaba con el corazón acelerado y un poquito duro. Intenta relajarse y dormir de nuevo.

    -Que habrá significado ese sueño?.- se pregunta Inuyasha al volver a dormir.

    CONTINUARA………………
  12. windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Pluma de
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    A Inuyasha ya se le pego lo pervertido jeje XD, perdona pero soy nueva
    en tu Fic y me a encantado por completo, tienes un buena historia, me
    gusta la idea de que Kagome sea una hanyou igual que sus hermanos
    me gusto mucho la conti, y aqui Koga sale de malo jeje, Bankotsu me cae
    bien por lo menos no sigue los pasos de Koga XD.
    sayonara
    :lein:
  13. zayreth

    zayreth

    Acuario
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    hola!

    que bueno esta tu fic, me maldigo por no haberlo leido antes y atrasarme 2 capitulos
    buan, bueno esta muy padre a Inuyasha soñando semejante cosa nunca me lo hubiera
    imaginado que el soñara eso, ni en mis imaginaciones mas locas ja ja bueno me encanta
    tu fic espero y pongas la conti pronto bueno
    adios
    cuidate, besos
  14. Karin Cullen

    Karin Cullen

    Aries
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    Guaooo!! Holaa!! ^^ Soy nueva en tu fic, aunque... en realidad lo leo desde que lo comenzastes ñ_ñ pero no me habia dado tiempo de comentar por las clases u_u asi q imprimia los caps y los leia en el recreo xD Bueno, esta muy bueno tu fic!! Muy original!! ^^ oh... Inu se esta poniendo perver!! muaajaja!! xD Este Kouga es un desvergozado!! Pero que clase de peticion es esa?! yo, sinceramente, ya lo ubiera golpeado u_u Este Souta!! Tan pequeño y ya diciendo cosas asi!! xD que horror... u_u Estuvo muy pero muy buena la conti!! Me encanto!! Pero debo decirte que tuviste un pequeño error que fue este: "se mueve a mover dormida", para resolverlo te recomiendo que leas el fic antes de publicarlo y si consigues algun problema o algo que no te gusta, arreglarlo, para que asi no te llamen la atencion, aunque no creo que por error asi de pequeño te regañen n_n Bueno! Espero conti con ansias!! :) Quiero saber porque ese sueño tan... erotico xD Chao! Cuidate!
  15. LiFeInu

    LiFeInu

    Piscis
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    Hola!!! Me gusta mucho tu fic y me gustaria que le siguieras
    y tambien que Kagome acepte a Inuyasha como algo mas que
    un buen amigo y me gusta tu forma de narrar las cosas.
  16. SARA BUTLER

    SARA BUTLER Usuario ocasional

    Piscis
    Pluma de
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Amigos de la infancia; amor de adolescentes
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    18
     
    Palabras:
    6266
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    Capitulo 6.- La llegada de alguien inesperado.

    El resto de la noche, Inuyasha intentaba dormir, pero cuando cerraba los ojos, de nuevo visualizaba a Kagome entrar a su cuarto con ropas de esa danza que ella practicaba, lo peor era cuando estaba en su cama y ella estaba a punto de quitarse la ropa de la cintura para arriba, el sueño desaparecía y el despertaba sudado y cierta parte de su cuerpo bastante excitada. Apenas logro dormir unas cuantas horas.

    En la mañana siguiente, se despertó y se dio un baño y se puso una camisa negra que decía “Linkin Park”. Otro de sus grupos favoritos. Un pantalón negro y zapatos negros. Se amarro el cabello en una coleta alta, y en ella se escondió sus orejas, fue a desayunar y en la mesa estaban sus padres y el pequeño Shippo.

    -Buenos días Inuyasha.- le saludo alegremente Izayoi, mientras le daba papilla de arroz a Shippo en su sillita.

    -Buenos días mama, enano.- saluda devuelta Inuyasha a su madre y hermanito. Shippo al escuchar que le dijeron enano, se molesto y le aventó su platito donde estaba su papilla, que le cayó a Inuyasha, justamente en su cara; provocando que el pequeño bebe se ría de él.

    -Condenado mugroso, vas a ver.-le dijo Inuyasha al tener que quitarse el plato y la comida con una servilleta.

    -Ya ves hijo, te lo merecías, sabes que a el no le gusta que le digan enano.- le dijo Inuno al estar riéndose de la desgracia de Inuyasha.

    -Pero si es solo un bebe; aun es muy pequeño para saber que le gusta y que no.- le contesta Inu molesto. Después desayunar, se va al escuela, en cuanto llega se -topa primeramente con Miroku.

    -Buenos días amigo, ¿como estas; no te alegras de compartir nuestro salón de karate con esas bellísimas bailarinas, nosotros deleitándonos con sus movimientos?.- dijo Miroku poniendo una cara y sonrisa pervertida.

    -Ya sé porque tuve tal sueño pervertido; es por juntarme tanto tiempo con el.-piensa Inuyasha al escuchar lo que su amigo dijo; por lo menos el sabe controlarse, no como Miroku, que le dan una cachetada, pero desde que Kagome le dio una paliza, el se controla bastante con sus perversiones.

    En ese instante llega un mercedes bastante conocido, su dueño se baja y es Kagome quien salía de el. Ese día ella estaba usando un vestido de los que se usan hoy en día con mallas o pantalón. El vestido era strapless de color morado fuerte y pantalón negro de vestir con unas botas negras, para tapar sus orejas se puso una diadema gruesa con dibujitos de Jack Skellington y Sally, él y todos los demás, al verla derramaban baba para llenar tres piscinas de tamaño olímpico, varios se le acercaron a ella, insinuándosele, provocando que a Inuyasha se encelara, pero ella al verlo, sonríe y se acerca a él, haciendo que los demás chicos se enojen por eso, no lograban comprender que era lo que ella le veía a ese mediocre hanyou, que era un muerto de hambre y se dedicaba su familia a la costura, un puesto demasiado bajo en la categoría de empleos. Ellos le pueden dar lo que ella quiera, hasta un país entero si deseaba, pero lo extraño, es que Kagome no le interesaban los lujos, cuando más de un chico le daba de regalo joyas caras o ropa fina, hasta una invitación a un lugar de mucha categoría, ella los rechazaba, pero si le daban un dulce o algo sencillo, lo recibía con gusto, como si fuera algo incalculable.

    -Hola Inuyasha.- le saluda Kagome al darle un beso en la mejilla. Dios, como adoraba que ella lo saludara así, solo esperaba el día en que le pueda dar un beso en los labios. Entran al salón, aun faltaba para las clases, pero en el lugar donde ellos se sientan, estaba un adorno floral con varias rosas rojas, muy hermosas, pero parecía que era un arreglo costoso. Tenía una tarjeta y una cajita pequeña, al abrirla era un anillo de diamantes hermoso, pero igualmente costoso.

    -¿Quién pudo enviar esto?.- se pregunta Kagome curiosa al igual que Inuyasha, lee la tarjeta y decía así:
    Mi preciosa y linda Kagome:
    Espero que te guste estas flores que envié solamente para ti, también veras que hay un anillo en el arreglo. Cuando te lo pongas, significara que me amas y aceptaste ser mi novia y futura esposa, se que tu también me amas, pero ese perrucho no te deja expresarlo.
    Te amo
    Kouga Martsetzu.
    Al leer la tarjeta; los dos se ponen furiosos a más no poder, ¿ese lobo nunca aprende que ella no quiere nada con él?, Inuyasha estaba a punto de salir y buscar a Kouga y darle una paliza que jamás olvidara. Pero en cuanto va a la puerta, Kagome lo detiene.

    -Espera un poco Inuyasha; no vayas enojado con él, eso es lo que Kouga quiere.- le dice Kagome al agarrarle el brazo.

    -Pero Kagome, ¿no me digas que aceptaras su propuesta?, por favor dime que no.- pide Inuyasha rogando, mientras sentía que su alma y corazón se rompía ante la sola posibilidad de que ella acepte.

    -Por supuesto que no aceptare; lo hare en cuanto empiece a caer bolas de fuego -del cielo y aparezca mi difunta abuela de la tumba frente a mis ojos.- dijo Kagome algo molesta, Inuyasha, al escuchar lo que dijo, se empieza a reír, ella sabia como calmarlo.

    -Además tengo una mejor idea, sabes que ahora nos toca cálculo con la profesora Sikino, y ella como acaba de romper con su novio, está destrozada y cualquier cosa que le dé un hombre, se le encima como chicle. Se me ocurre que cambiemos la tarjeta y hagamos otra donde diga que Kouga la ama desde hace tiempo. A ver qué cara pone ese lobo insoportable.- le dice Kagome con una sonrisa malvada; a lo cual a Inuyasha también se le forma una, tiran la tarjeta y escriben otra que decía así:

    Mi querida y amada profesora Sikino:
    Desde hace tiempo que le he querido decir que la amo, pero usted tenia novio y no podía expresarle mis sentimientos. Pero ahora que estas libre, me siento con total libertad de decirle todo mi amor a ti. Cuando tengas este anillo en tu dedo, significará que eres mi novia oficial y que pronto nos casaremos.
    Te amo tanto por y para siempre.
    Kouga Martsetzu.

    Los dos terminan de escribir la tarjeta. Como era caligrafía fina, Kagome la escribió e Inuyasha le decía lo que le debía poner en la tarjeta falsa. Se tenían que aguantar la risa para que no los descubran. Ponen esa tarjeta en el arreglo y las flores las ponen en la mesa del profesor, en eso entran los demás alumnos, y la profesora que les tocaba ahora. Era una mujer joven, tenia cabello rubio y ondulado, y estaba algo gordita, pero tenía una cara bonita, era una buena profesora, pero algo estricta y sus ejercicios a veces no eran entendibles, pero últimamente casi no ponía trabajos por la crisis emocional que tenia. En eso entra Kouga y se extraña de ver su regalo en la mesa del profesor. Se acerca a la pareja y haciendo de lado a Inuyasha, le toma una mano a Kagome.

    -Hola princesita, ¿te gusta mi regalo?, lo mande hacer especialmente para ti, después cuando por fin aceptes expresar lo que sientes por mi y que me amas y no a ese inútil, seremos felices tu y yo..- dijo Kouga descaradamente, Inuyasha estaba por golpearlo, pero Kagome lo detiene.

    -Si, ya sabrás lo que sucederá después, creo que te encantara.- le dice Kagome con sarcasmo, haciendo que Kouga se sienta el rey del mundo y se va a su lugar, pero en cuanto se retira, Kagome le guiña un ojo a Inuyasha en complicidad de la broma que le van a hacer, el entiende y se calma, aunque apenas podían calmarse por guardar la risa que les quería salir.

    -Buenos días chicos, empezaremos a ver los límites divisionales. ¿ Y esto?.- dice la profesora al ver las flores en su escritorio. Kouga estaba confundido, y dos híbridos estaban aguantando la risa. En eso la profesora lee la tarjeta, abre la caja donde estaba el anillo, su rostro serio cambia a uno feliz, se coloca su anillo en su dedo.

    -Muchas gracias joven Kouga, es un hermoso detalle el que me diste, aunque tú seas un joven estudiante, no importa, me da gusto que me escribas diciendo lo que sientes hacia mí, y con respecto a la boda, es mejor esperar a que te gradúes, y entonces sí, podemos casarnos y ser felices.- dice la maestra Sikino bastante feliz y emocionada, todo el salón estalla en risas, incluyendo a Inuyasha y a Kagome, quienes observaron que la broma funciono. Kouga solo se enoja por este hecho, muchos empezaron a gastarle bromas.

    -Oye Kouga, no sabía que te gustará tanto la profesora, como para pedirle matrimonio.-

    -¿Ya te quieres casar tan pronto con ella, pues que hiciste, la embarazaste?.-

    Mientras que las chicas, estaban enojadas con el por querer casarse con un profesora, haciendo de lado a ellas.

    -¿Qué te pasa Kouga, acaso ya perdiste el buen gusto?.-

    -¿Por qué quieres casarte con ella, te hace sentir un mejor hombre que yo?-.

    Kouga estaba harto de recibir burlas de sus amigos y reclamos y reproches de las chicas, debía encontrar y pronto quien fue el causante de esa bromita de mal gusto, aunque tenía como principal sospechosos a cierta bestia. Pero lo peor, la profesora Sikino lo acosaba a cada rato con lo de la “boda”.

    -¿Qué te parece si nos casamos en la playa? Sería muy romántico.-

    -¿A cuántos invitados crees que debemos llamar?.- le preguntaba la profesora de cálculo bastante emocionada, el solo hacia lo posible por quitarse la de encima.

    /////////////////////////////////////////////////////////////

    -¿En serio, ustedes fueron quienes le hicieron la broma a Kouga?.- pregunta Sango sorprendida al igual que Miroku. Ellos estaban sentados en el pasto, solo que Inuyasha estaba acostado y Kagome estaba también acostada, con su cabeza recargada en el vientre de Inu, quien pasara por ahí y los viera, observaría que ellos formaban una T, Inuyasha estaba de forma horizontal y Kagome estaba de forma vertical.

    -Así es, también es para que aprenda que se siente que te acosen sin parar.- dice Kagome molesta, en eso se pone de ladito y le acaricia en vientre a Inuyasha, quien le acariciaba donde estaban sus orejas ocultas en esa diadema. Aunque le gustaría que fuese como la vez en que ella se durmió abrazándolo fuertemente.

    -¿Pero ya pensaron que harán cuando él se entere que fueron ustedes los causantes?.- pregunta Miroku preocupado.

    -No seas aguafiestas Miroku, mejor disfruta el momento.- le dijo Inuyasha mientras seguía acariciando la cabeza de Kagome.

    Después llego la clase de valores de Hirotaru, cuando entro todo mundo estaba callado, le tenían miedo cuando daba clases, pero en los descansos platicaban con él se hacían amigos.

    -Bueno jóvenes, la clase de hoy se tratara sobre el amor y el noviazgo, y por lo que he visto, muchos de ustedes no saben distinguir el amor del interés y no saben tener una buena relación de pareja.- dijo Hirotaru mirándolos seriamente, a lo cual muchos respondieron ofendidos.

    -¿Cómo que no se tener una buena relación de pareja Hirotaru? A mi novia la hago feliz dándole lo que quiere como paseos a lugares exclusivos o dándole cosas, hasta cuando me pide que la haga sentir mujer; ella me ama como yo, porque después de eso me lo dice.- le responde un chico de cabello y ojos castaños.

    -¿Seguro que te ama por ser tu mismo, o por lo que le das materialmente?, por lo que me acabas de decir, jamás te pide apoyo moral, cariño o comprensión, solo te pide cosas interesadamente.- dijo Hirotaru levantando una ceja, a lo cual desarmo al chico.

    -Pero si yo le ofrezco lo mejor a tu hermana, le doy las joyas más finas, los mejores vestidos o invitaciones a lugares caros, pero ella me rechaza por un pobre costurero, que no le puede dar ni la mitad de su casa. No lo puedo comprender, las demás chicas no lo rechazan, pero ella si.- dijo Kouga de repente, buscando apoyo en Hirotaru para poder quedarse con Kagome.

    -Es que a ellas solo les interesa lo que puedes dar con el dinero. En pocas palabras, solo les interesa tu dinero y no les interesas tu, a ella no le llama la atención los lujos; solo alguien que la haga sentir feliz y alegre. Lo básico para tener una buena relación, es el amor desinteresado y una buena comunicación; quien ama realmente, no le va a importar lo que tienes en el bolsillo.- dijo Hirotaru seriamente, a lo cual Kouga se le vino el mundo abajo, y sus planes de conquistar a Kagome. Inuyasha observa a Kagome y vicerversa, y se sonrojan. Hirotaru pudo observar eso y el olor a feromonas que desprendían y sonrió ligeramente, ya se notaba que ellos dos se amaban y se les sanaría las heridas que les dejaron aquellas personas del pasado.

    -Además, muchos no saben distinguir el amor del deseo u obsesión. Esos son cosas diferentes; el deseo, es solo para un rato, la obsesión es un deseo enfermizo de posesión; es cuando se empieza a ser autoritario con la otra persona, no se respeta sus decisiones con quien estar, y están dispuestos a matarlas si no están con él. Tengan cuidado con eso. Además, muchas veces, el amor verdadero está enfrente de uno mismo, pero no saben reconocerlo; y eso causa que la persona que los ama se canse de esperar y los dejan ir, o de plano ya los dejan de amar.- dijo Hirotaru al ver a Ayame; la cual se sonroja al entender a que iba con eso.

    - Tienes novia Hirotaru?; porque si no, aquí estoy yo, para lo que quieras, aunque si tengas.- dijo Yura insinuándosele de nuevo a Hirotaru.

    -Ya te he advertido que si sigues con esa actitud, hare que te corran, tú no me causas ni el más mínimo interés, ni siquiera para el arranque. Y respondiendo a tu pregunta; si tengo novia desde hace un mes; la amo tanto y no la engañaría con semejantes como tú. Entendiste?, y eso va para todas.- dijo Hirotaru fríamente mirándolas con seriedad. Las chicas empezaron a reprochar enojadas y más de una lloro por la noticia de que el tenia novia, Yura solo se enojo y mejor decidió rendirse, a cabo, hay más hombres que conquistar.

    ///////////////////////////////////////////////////////////////

    -En serio Kagome, Hirotaru tiene novia?.- le pregunto Inuyasha al terminar la clase, Hirotaru se fue directo a la universidad.

    -Así es; ya la conocí; es muy amable, es más hermosa que todas las ofrecidas de aquí juntas; pero es más grande que él; tiene 23 años.- le explica Kagome al guardar sus cosas y salir del salón con él.

    -Y el cuantos años tiene?.-

    -Tiene diecinueve, pronto tendrá veinte en unos meses.- le explica tranquilamente sorprendiendo a Inuyasha. En eso se acerca Kouga enojado hacia ellos; otra vez la profesora Sikino lo fastidio con lo de la boda. Y él tuvo que decirle casi cruel y fríamente que no hay boda, que todo fue una broma que le hicieron y que jamás se casara con ella; la dejo destrozada y se fue al baño llorando.

    -Oye maldito pulgoso; tú fuiste el causante de que la maestra de cálculo este encima de mí como chicle, no es así, tú fuiste quien cambio la tarjeta diciendo que yo la amaba y que me quería casar con ella?.- pregunto Kouga bastante furioso; a lo cual Inuyasha y Kagome pusieron sonrisas de superioridad; delatándolos por completo.

    -Tu también lo hiciste preciosa?; por favor dime que no lo hiciste a propósito y que esta bestia te obligo.- rogo Kouga cuando observo la sonrisa malvada de Kagome.

    -No, el no me obligo, yo lo ayude, es más, la idea de la broma fue mía.- dijo Kagome burlonamente; sorprendiendo bastante a Kouga.

    -Pero porque princesita? Yo te amo; se que tu también lo haces, pero este perro rabioso no te deja expresarlo.-
    -Te equivocas, yo no siento nada por ti, ni el más mínimo afecto, tal vez sentiría amistad hacia ti, sino hubieras sido tan insoportable y pervertido conmigo; además tu olor me hastía; eres un hipócrita, dices que me quieres y tienes el olor nuevo de una mujer.- le dijo Kagome fríamente y se va al estacionamiento junto con Inuyasha, quien estaba feliz de que ella haya puesto en su lugar a ese lobo pulgoso. En cambio Kouga, se sorprende de escuchar esas palabras de Kagome, pero el orgullo le gana y piensa que es por influencia de esa bestia pobretona.

    -Hola ya llegue.- dice Inuyasha al entrar a su casa. Encuentra a sus padres comiendo y al pequeño Shippo en su cunita dormido.

    -Hola hijo; ven siéntate a comer.- le dice Izayoi al darle un plato de ramen casero. Inuyasha se lo engulle casi completito; como adoraba ese plato.

    -Hola hijo; hay algo que debemos decirte tu madre y yo.- dijo Inuno algo serio, a Inuyasha no le gusto mucho ese tono de voz.

    -Que es papa?.-

    -Tu hermano Sesshoumaru regresa este viernes en la tarde, acabo de recibir su llamada desde Inglaterra.- dijo Inuno serio; sabía que su hijo menor no lo tomaría con calma, ellos dos no se llevaban bien.

    -Pero porque ahora regresa ese imbécil papa; no es mejor que se quede allá?.- dijo Inuyasha enojado al recibir la desagradable noticia.

    -Lo siento hijo; pero sabes bien que el solo se fue por un año a estudiar en Inglaterra.- le explica Inuno tranquilamente. En eso se escucha el llanto de un bebe, Shippo se despertó cuando Inuyasha grito enojado, Izayoi va por el y regresa de nuevo a la cocina.

    -Inuyasha; tendrás que estar aquí este viernes sin falta para recibirlo en el aeropuerto todos juntos. Entendiste?.- le dice Izayoi mientras calmaba a Shippo. A Inuyasha no le gusto eso para nada.

    ////////////////////////////////////////////////////

    Llega el viernes en la tarde; todos los Taisho estaban en la sala del aeropuerto esperando a Sesshoumaru; Inuyasha estaba ahí solo por obligación de su padre. Le organizaron una comida de bienvenida e invitaron a los Higurashi. Inuyasha le comento a Kagome esa noticia; ella se asusto y estremeció al escuchar eso, recordaba con claridad como él los trataba y cuando ella le quería dar algo la rechazaba y hacia llorar.

    -Recuerda hijo; nada de peleas y recibe bien a tu hermano.- le recuerda su madre al estar meciendo a Shippo en su carriola, quien jugaba con su peluche. En eso escuchan que ya llego el vuelo de Sesshoumaru que venía directo de Inglaterra, van a la puerta de entrada y alcanzan a ver a un joven de cabello plateado, ojos ámbares, pero muy fríos, tenía apenas 23 años, tenia cuerpo musculoso y ese día estaba vestido con pantalón mezclilla azul y camisa de bocamanga negra, dejando ver sus brazos fuertes.

    -Hijo; qué bueno que ya llegaste.- dijo su padre al recibirlo.

    -Gracias padre.- dijo Sesshoumaru con un tono de voz frio, pero amable.

    -Sesshoumaru; al fin llegas, todos estos doce meses te echamos de menos.- dijo Izayoi al abrazarlo, el solo le corresponde a duras penas.

    -Inuyasha, saluda a tu hermano.-le reclama Inuno; a lo cual Inuyasha hace muy a su pesar, al posar su mirada con la de Sesshoumaru, salieron chispas de odio.

    -Hola inútil.-

    -Hola imbécil hibrido.- le contesta Sesshoumaru.

    -Por cierto hijo; el es Shippo, es tu nuevo hermanito; lo adoptamos hace meses. Es un demonio zorro- le dice Inuno al calmar la tensión, le da al pequeño bebe a Sesshoumaru. El en cuanto recibe al pequeño zorro; lo mira fríamente; pero Shippo solo le sonríe y le pone una manita en su rostro; Sesshoumaru sonríe ligeramente al sentir ese gesto de ese bebe.

    -Que niño tan simpático eres Shippo.- le dice Sesshoumaru al bebe. Se van al auto y llegan a su casa, dejan las maletas de Sesshoumaru en su habitación.

    -Por cierto hijo; te hicimos una comida especial; además viene hoy los Higurashi, los recuerdas?.- le pregunta Inuno a Sesshoumaru.

    -Un poco papa; son unos viejos amigos tuyos y tienen dos hijos que son unos hanyous como Inuyasha?.-

    -Así es; por favor te pido que trates bien a los jóvenes, sobre todo a Kagome; por cierto tienen un nuevo hijo.- le dice Inuno al retirarse. Un rato más llegan Kagome y su familia, ese día ella llevaba puesto unos shorts cortos hasta la rodilla, sandalias plateadas, y una blusa tipo halter color morado, uso una gorra para taparse las orejas. En cuanto les invitaron a la comida en honor de la llegada de Sesshoumaru; fueron de inmediato, llevaron pan para acompañarlos.

    -Hola, como han estado, recuerdan a mi hijo Sesshoumaru?.- pregunta Inuno alegremente al recibirlos, todo mundo lo saluda, pero en cuanto Kagome lo vio y el a ella, recuerdos le llegaron a su mente.

    Flash back
    Se veía a una pequeña Kagome de tres años con una paleta de dulce, estaba vestida con un vestidito rosa y con dos coletas; estaba de visita en casa de los Taisho; estaba jugando con Inuyasha, quien tenía su edad y Hirotaru de cinco años.

    -Aquí tienen hijos, dulces para todos, no coman muchos o se les pican los colmillos.- dijo Reiko al darles a cada quien una bolsa de dulces. Kagome saco una paleta y se va con Sesshoumaru, quien tenía diez años, el estaba leyendo en la sala, no quiso jugar con ellos.

    -Hola Seshoumalu; quielles un dulche?.- pregunta la pequeña Kagome al llegar donde él estaba. El no le hace caso y sigue leyendo.

    - Mejol te dale eta paleta; es muy lica.- dijo Kagome al dejarle la paleta a un lado; Hirotaru e Inuyasha observan todo. En cuanto ella le deja su paleta, Sesshoumaru le avienta el dulce a un lado, haciendo que ella empiece a soltar lagrimitas.

    -Déjame en paz, tonta hibrido; no me estés molestando, los hanyous como tú y mi hermano no deben existir, son solo escoria y un estorbo para este mundo; no sé porque los dejan vivir al igual que a los humanos.- le dice cruelmente Sesshoumaru, haciendo que Kagome empiece a llorar, en eso llegan los padres de Inuyasha y de Kagome para ver que sucedía, Kagome se va con su madre llorando.

    -Que paso aquí?.- pregunta Izayoi al ver como Kagome lloraba en brazos de su madre.
    -Kagome le quiso dar una paleta a Sesshoumaru y el la aventó y le dijo que no lo moleste, que es una tonta hanyou, y que tanto ella como los demás hanyous son escoria y no deben existir.- le explica el pequeño Hirotaru a Izayoi.

    -Sesshoumaru, porque lo hiciste?; la pequeña solo quería darte un dulce.- le regaña Inuno a Sesshoumaru.

    -Porque es una inútil hanyou; no tiene porque estar molestándome con regalos que no valen la pena.- dijo Sesshoumaru molesto.

    Fin de flash back

    Kagome recordaba eso y otras cosas más, era recuerdos malos e ingratos; aun le daba escalofríos y temor el solo recordarlo. Ahora estaba enfrente de un Sesshoumaru mas grande; solo esperaba que no fuera igual de cruel y malo como antes. Sesshoumaru al verla se sorprendió grandemente; esa pequeña niñita que lo molestaba invitándolo a jugar o queriéndole dar una cosa, ya creció y está hecha una mujer; pero que mujer, estaba bastante desarrollada en todos los sentidos, le inspecciono con la vista, observo que su rostro era fino y hermoso; pecho enorme, y unas curvas envidiables y cuerpo fino.
    -Hola.- dijo Kagome con algo de temor al saludarlo, le dio la mano como cortesía al saludar, la iba a retirar rápidamente, sentía que no podía estar cerca de el sin que le lleguen los malos recuerdos. Pero en cuanto lo iba a hacer, el se la retiene.

    -Hola, mucho gusto Kagome.- dijo al besar su mano, ella se sorprendió de ese gesto, Inuyasha se puso celoso ante lo que hizo su hermano, trata de separarlo de ella de un golpe, pero la mirada inquisidora de su padre lo detuvo.

    -Igualmente.- dijo Kagome al quitar de inmediato su mano; la verdad ya se sentía incomoda. En eso, cuando termina de saludar a los padres de Inu, el pequeño Shippo salta a sus brazos como resorte.

    -Hola pequeñito, como has estado?.- pregunta Kagome tiernamente a Shippo al darle un beso. Sesshoumaru observa eso y se asombra grandemente.

    -Vaya; ella es bastante tierna con los niños, sería una excelente madre.- piensa Sesshoumaru al ver como Kagome jugaba con el pequeño bebe. Inuyasha estaba a punto de abalanzarse contra él y sacarle los ojos con sus garras; no le gustaba la forma en que veía a Kagome; no era común en el verla así, el la traba mal de pequeña; él lo recordaba perfectamente. Después llego la hora de comer; Sesshoumaru intento sentarse al lado de Kagome, pero ella se alejaba de el, e Inuyasha no se lo permitió, sentándose al lado de ella; Sesshoumaru se molesto por eso y se sentó al lado de su padre, pero quedando frente a Kagome.

    -Y cuéntanos hijo, como te has sentido allá en Inglaterra estudiando?.- pregunta Izayoi al servir junto con Sayo la comida, que consistía en pollo asado con ensalada de camarones.

    -Al inicio, me sentía extraño pero luego me adapte; se siente bastante hogareño el trato que te dan.- decía Sesshoumaru mirando a Kagome fijamente; ella se incomodaba cada vez que la veía, no sabía que era peor; el trato que antes le daba o las miradas fijas y penetrantes con que la veía. Inuyasha estaba más celoso que nunca; ahora no solo el rabioso lobo de Martsetzu andaba tras de Kagome; sino que ahora el inútil de su medio hermano la miraba como todos los chicos lo hacían; así que posesivamente puso una mano en la cintura de Kagome, en cuanto lo hizo, ella carraspeo incomoda; lo escondió fingiendo que le picaba un poco el chile de la ensalada, pero Inuyasha entendió a que se debía, así que la soltó, pero no dejo de mirar con odio a su hermano.

    En la hora del postre; Sesshoumaru saco unos panecillos que trajo desde Inglaterra; pero algunos eran de pimienta. Agarro uno de esos panecillos y se lo dio a Kagome.
    -Anda; prueba uno de estos, están deliciosos.- le dice al ponerle el panecillo en su plato; ella lo tomo con algo de temor; lo olfateo, y le llego ese olor picante; sentía que sus pulmones se querían cerrar, así que lo alejo un poco.

    - De qué es?.- pregunta Kagome, esperando que no fuera de lo que ella temia.

    -Son de pimienta.- le contesta Sesshoumaru; ella al escuchar eso deja el pan en donde estaban el resto y agarra mejor una canasta de queso (n/a: mis favoritas). Sesshoumaru se sorprende ante eso e Inuyasha pone una sonrisa burlona.

    -Que pasa Kagome, no te gustan?.- pregunta Sesshoumaru sorprendido.

    -Es que soy alérgica a la pimienta; si como algo condimentado con ella, no respiro.- dice Kagome tratando de no verlo, si lo hacía, de nuevo recordaba los viejos tiempos. Sesshoumaru no dice nada y se come uno de esos panes. Después, se van a la sala a ver películas; Sesshoumaru trata de nuevo sentarse con Kagome; pero Inuyasha le gana de nuevo el lugar; él se enoja de nuevo con él, varias veces trataba de estar al lado de ella, pero Kagome se alejaba de el, “mejor prefiero conservar mi pellejo”, pensaba Kagome cada vez que el intentaba acercarse. Inuyasha, se ponía posesivo con Kagome hacia Sesshoumaru. Después de un rato; Kagome se duerme; Sesshoumaru trata de recargar su cabeza en su pecho; pero Inuyasha se le adelanta; abrazándola por la cintura; e inconscientemente Kagome lo abraza como un peluche. Varias veces trataba de quitar a Kagome de su mediocre hermano; pero ella se aferraba a Inuyasha; hasta que en sus sueños dijo: -“no me alejes de el por favor; lo quiero”-; sorprendió a todos; hasta al mismo Inuyasha; pero miro a Sesshoumaru con sonrisa de superioridad. Después de un rato los Higurashi se retiraron. En su cama, cierto yokai estaba acostado, pensativo viendo el techo, pero más que nada sus pensamientos llegaban a cierta hibrido que se encontró de nuevo.

    -Que linda es Kagome, quisiera compensar todo lo que te hecho pasar de pequeña; eres muy hermosa. No quiero que me odies por eso.- pensó Sesshoumaru al quedarse dormido.

    CONTINUARA…………….
  17. windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Pluma de
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    Me fascino la conti jeje, !!Sesshomaru se esta enamorando de Kagome XD!!
    se supone que es mi cuñado XD, la verdad me gusto los ataques de celos
    que tiene Inuyasha, Wow Sesshomaru si que la trataba mal, la broma que le
    hixieron a Koga XD me gusto mucho, bueno espero con ansias la conti,
    sayonara
    :lein:
  18. zayreth

    zayreth

    Acuario
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    que bonita conti me gusto mucho "pero Sesshomaru se esta enamorando de Kagome"
    o que dios estuvo muy padre la conti tambien la parte donde Kagome e Inuyasha le
    jugaron la broma a Kouga estuvo muy buena y que lindi Sesshy pensando que no quiere
    que la odie por eso lo que me sorpendio que hasta en sueños Kagome diga sus sentimientos
    hacia Inuysha pero ya me confundi va a ser un InuKago o un SesshoKago dinos.....
    a una cosa te comiste varias letras y te faltaron algunas tildes casi nada pero si espero
    la conti pronto sayonara
  19. NutS

    NutS

    Acuario
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    kyaaa¡¡¡¡ sesshoumaru quiere a kagome
    no puede ser jajaajaj
    aayyy¡¡¡¡ que lindo inu se pone celoso
    me encanta cuando le dan esos ataques y se pone posesivo jeje
    me encanto la broma que le hicieron a kouga jajaja se lo merecía ¬¬
    pero pobre la profe la dejo mas destrozada de lo que ya estaba u.u
    wauu¡¡ kagome le dijo a inu que lo quiere kyaaaa¡¡¡
    aunque fue dormida u.u pero igual vale ajaaj

    IxK NutS :vacabaila:
  20. Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Pluma de
    Monedas:
    $25
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    wow!!
    me encanta tu fic, siempre lo leo(aunque no postee)
    estuvo muy bien la broma a Koga,
    se la merecia, aunque pobre de la maestra.
    y me encantan los ataques de celos de Inuyasha
    ¡¡¡¡es tan lindo!!!!
    ¿y como esta eso de Sesshomaru?
    me dejas pasmada... espero muy pronto la conti.
  21. kagometaisho

    kagometaisho

    Tauro
    Pluma de
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    wooo!!! me encanto!!! qbonito

    espero pronto conti me encanta que kagome

    se haya dormido en el pecho de inuyasha y haya

    confesado en cierta forma su cariño hacia el

    aunque haya sido sin voluntad propia jejeje

    espero pronto conti ^^_^^

    sayonara! ojito^^
  22. Karin Cullen

    Karin Cullen

    Aries
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    Hay... Que lindo Seshomaru ^^ Intentaba acercarse mas a Kagome, pero Inu no lo dejo!! ñacañacañaca xD Me encanto la broma que le hicieron a Kouga!! Fue tan gracioso!!
    Y Kagome tan tranquila le dijo que si fue ella n_n WII!!
    Esta muy buena la conti!! Espero la proxima, pronto!! Chao!!
  23. kgomefanatic

    kgomefanatic

    Piscis
    Monedas:
    $10
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    me encanta tu fic jajajaja koga
    se tenia vien merecida esa broma
    q no entiende q kagome no qiere nada
    con el, acaso es idiota
    bueno espero la conti pronto
    sayonaraaaaa
  24. Jesi

    Jesi

    Cáncer
    Pluma de
    Monedas:
    $365
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    que lindo esta tu fic me encanto, espero la continuacion pronto
    claro que me encantaria ser tu amiga. escribes muy bien te felicito.
    Bien por kagome, ojala que con esa "jugarreta" Kouga entienda que Kag no quiere estar junto a el.

    eres muy bena
    espero tu proxima conty
    :bye:
  25. LiFeInu

    LiFeInu

    Piscis
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    Hola!! me gusto tu conti siguela pronto.
    Hay Sesshomaru se esta haciendo iluciones
    con Kagome o acaso solo pienza curar las
    haridas que le hizo en le pasado, pero sino
    es haci Kagome solo se fijara en Inuyasha <xd>
    Dale conti pronto...Bay.
  26. SARA BUTLER

    SARA BUTLER Usuario ocasional

    Piscis
    Pluma de
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Amigos de la infancia; amor de adolescentes
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    18
     
    Palabras:
    158
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    Hola chicas; muchas gracias por su apoyo, la verdad no he podido poner conti, porque he estado muy ocupada con cosas de la escuela, es que es fin de semestre y es pesado, pero prometo en estos dias poner la continuacion. Por cierto, quiero que me ayuden a decidir algo, en unos capis mas a Sesshoumaru le pondre pareja, pero no me decido quien, asi que ustedes la van a escojer, no pondre como opcion a Kagome, porque este fic no es un Sessh/Kag, esa pareja no me gusta, aunque no tengo nada en contra en quien si le guste, este es un Inu/Kag. La pregunta es:

    ¿Quien es apropiada para ser la novia de Sesshoumaru?

    • Rin
    • Kagura
    • Sara
    Espero sus votaciones, y los tomare en cuenta junto con los votos de otro foro donde tengo la historia.

    Gracias y cuidense.
  27. SARA BUTLER

    SARA BUTLER Usuario ocasional

    Piscis
    Pluma de
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Amigos de la infancia; amor de adolescentes
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    18
     
    Palabras:
    5978
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    Bueno chicas; aqui esta el nuevo capitulo; espero que les guste; ademas esta una encuesta donde escogeran a la novia de Sesshoumaru; espero sus respuesta de preferencia, en mi perfil; les dire cuando se cerrara. Cuidense, Adios.


    /////////////////////////


    Capitulo 7.- El nuevo profesor de literatura.



    En la mañana siguiente los Taisho; estaban desayunando tranquilamente; solo que Sesshoumaru seguía pensando en Kagome; como esa molesta niña, se convirtió en una hermosa mujer. Inuyasha seguía pensando también en Kagome; en lo que dijo inconscientemente mientras dormía en su pecho, eso lo hizo sentir muy alegre, pero también pensaba en lo incomoda que estaba cuando su imbécil medio hermano se le acercaba, por supuesto que la entendía y no la culpaba, él la trato horrible de chiquita. Ahora sabía que Sesshoumaru la veía diferente; pero no le gustaba la forma en que la miraba.

    -Buenos días hijos.- saludo Inuno al entrar al comedor con Shippo en brazos.

    -Buenos días papa.- le saludaron los dos hijos. En eso Inuno pone al bebe en su sillita para comer; e Izayoi le da su papilla de verduras a Shippo.

    -Qué tal te la pasaste ayer con los Higurashi, Sesshoumaru?.- le pregunta Inuno al tomar su desayuno.

    -Muy bien papa; como crecieron sus hijos; además ese pequeño niño es simpático y juguetón.- dijo Sesshoumaru tranquilo con su voz fría.

    -Qué bueno hijo; además me alegra que hayas tratado bien a sus hijos, sobre todo a Kagome.- le dijo su padre al ayudarle a Izayoi a alimentar a Shippo.

    -Si la trataste bien, pero la incomodaste demasiado al querer acercarte a ella, inútil.- dijo Inuyasha molesto al recordar cómo se alejaba ella de él cuando se le acercaba.

    -Inuyasha, basta.- dijo su madre al evitar que ellos se peleen de nuevo.

    -Pero es cierto mama; no te diste cuenta como Sesshoumaru miraba a Kagome; en la forma que se le quería acercar a ella; y cuando ella se durmió, como él quería recargar su cabeza en su pecho?.- dijo Inuyasha molesto.

    -Exageras hermanito; solo quería intentar compensar lo que le hice en el pasado.-

    -Si claro; solo viste que es hermosa y tratas de acercártele y tener algo con ella; de seguro si Kagome no fuera así de preciosa; la seguirías tratando mal.- dijo Inuyasha molesto mientras terminaba de desayunar. Sin embargo, Sesshoumaru escucho lo que dijo Inuyasha hace rato y lo que acababa de decir ahora; él veía a Kagome de una manera que no creía posible; jamás le había pasado con alguna de sus antiguas novias; sabía que Kagome era especial y diferente.

    ///////////////////////////////////////////////////////////////

    Mientras tanto en la mansión de los Higurashi; en la recamara de la única hija de la familia, estaba Kagome dormida en su cama; pero soñaba con los malos recuerdos que le dejo Sesshoumaru de pequeña; apenas podía conciliar el sueño sin que le lleguen esos terribles recuerdos; en eso tocan su puerta y entra Hirotaru para despertarla.

    -Buenos días hermana; mama dice que ya te levantes, es tarde.- dijo Hirotaru al entrar al cuarto de Kagome y sentarse en su cama.

    -Buenos días Hirotaru; como llegue aquí?.- pregunta Kagome al ver que aun estaba con la misma ropa de ayer.

    -Pues ayer cuando estábamos en la casa de Inuyasha; te dormiste ahí, y cuando era hora de irnos, Inuyasha no quiso despertarte y te llevo al carro; al llegar a casa, te cargue hasta tu cuarto y te quite los zapatos.- le explica tranquilamente su hermano mayor; ella se sonroja cuando le dio la explicación, sobre todo en cuanto le dijo que Inuyasha la llevo al carro, lo último que recuerda es haberse dormido al lado de Inuyasha. Pero se estremece al recordar cómo Sesshoumaru la miraba, y como trataba de acercarse a ella; ese estremecimiento no pasa desapercibido por Hirotaru.

    -Que tienes Kagome?.-


    -Nada; es solo que recordé algunas cosas que pasaron ayer.- le dijo Kagome algo tranquila.

    -El solo recordar que Sesshoumaru regreso te puso así, no Kagome?.-


    -Algo; es que no puedo evitar recordar el pasado cuando se me acercaba; me sentía incomoda y sofocada.-


    -Te entiendo; es normal que eso pase; he tratado con personas así, cuando alguien que te dejo pésimos o buenos recuerdos lo ves de nuevo; es común que sentirse así.- le dice Hirotaru al tranquilizarla. Después bajan a desayunar con toda la familia. Estaban platicando de diversos temas triviales.

    -Kagome; a qué hora empieza el concierto?.- le pregunta Sayo a su hija mientras terminaba su omelete con carne y salchicha.

    -A las tres mama; quede de recoger a Sango y Ayame a las dos y media; el concierto durara tres horas.- le explica Kagome a su madre; ella y sus amigas iban a ver a “Los hermanos Reyes”; protagonistas de “Fuego en la Sangre”; y que ahora están de gira.

    -Muy bien hija; tienes dinero suficiente?.- le pregunta su padre.

    -Si papa, no te preocupes.-


    -Oye Kagome, te llevaras tu acordeón al concierto?.- le pregunta burlonamente Hirotaru.

    -Si; quisiera que Eduardo Yáñez y Pablo Montero me lo firmen; además de que intentare tomarme una foto con ellos.- le explica tranquilamente Kagome. Su padre fue un patrocinador de ese concierto; además de dar dinero, suministro la ropa que necesitaban los artistas, y los managers le dieron tres boletos; y como sabe que su hija los adoraba, y era una fanática de la novela, se los dio y ella invito a sus amigas.

    Después de un rato Kagome se pone un traje de vaquera sexy, que era una blusa negra strapless; falda corta a mitad del muslo, botas y chaleco café, en los hombros del chaleco y en la cintura de la falda era de estampado de vaca, además de un sombrero café y paliacate rojo en el cuello. Coge su acordeón y se va por Sango y Ayame para llegar juntas al concierto.

    /////////////////////////////////////////////////////////////////////////

    Los Taisho estaban de compras en el supermercado; y a Inuno se le vino la idea de visitar a los Higurashi y comer con ellos. Le marca a Reiko, lo saluda y le pregunta si pueden pasar a visitarlos; a lo cual Reiko afirma. Y los Taisho parten rumbo a la mansión Higurashi; era la primera vez que iban para allá, al llegar, se maravillaron del esplendor de la mansión y de lo hermosa que era. Un sirviente estaciono su camioneta roja; y entraron a la casa y se encontraron con los Higurashi.

    -Hola; como están?; pásenle con confianza.- dice Reiko al recibirlos.

    -Hola; Reiko; Sayo; Hirotaru y Souta.- saludan los padres de Inuyasha a los de Kagome. Inuyasha saludaba a los Higurashi, y se extraño de no ver ahí a Kagome; igualmente Sesshoumaru se extraño de no verla ahí.

    -Y Kagome?.- pregunta Inuyasha.

    -Salió con unas amigas a ver el concierto de la gira de “Los hermanos Reyes”; ella adoraba esa novela donde ellos participaban, al rato regresa.- le explica Hirotaru a Inuyasha; Shippo, al escuchar que Kagome no estaba, empieza a llorar desconsolado.

    -Ya pequeño; no llores; ya oíste que al rato viene Kagome.- le dice Inuno al mecer suavemente a Shippo para calmarlo.

    /////////////////////////////////////////////////////////////////////

    En el concierto; estaban Kagome, Sango y Ayame en primera fila, viendo a los tres Reyes cantar, en eso uno de los cantantes se les acerca a las tres como si les estuviera cantando solo a ellas, y ellas gritan emocionadas.

    Al final del concierto; Kagome va atrás del escenario, acompañada de sus amigas, por ser la hija de uno de los patrocinadores, podía ir backstage si quería, en eso se topan con los tres artistas, quienes amablemente le firman el acordeón a Kagome, y unas fotos que Kagome, Sango y Ayame tenían, además de tomarse fotos con las tres; se van al auto de Kagome y durante el camino, comentaban emocionadas lo mejor del concierto.

    -La mejor parte fue cuando Pablo canto “Piquito de Oro” y “Gata Salvaje”.- dijo Ayame emocionada; ella era una gran fan de él.

    -No, lo mejor fue cuando bajo Eduardo Yáñez a cantarnos a las tres.- dijo Sango emocionada.

    -Tal vez, pero creo que lo mejor fue cuando cantaron “Y me he equivocado” los tres; y también lo mejor fue cuando fuimos atrás del escenario y los conocimos personalmente, y nos dieron su autógrafo y varias fotos con ellos.- dijo Kagome llena de emoción; a lo cual las tres estuvieron de acuerdo con lo último que dijo Kagome. Kagome deja a cada una en su respectiva casa y se dirige a la suya.

    Al dejar su auto en el estacionamiento de su casa; observa que adelante esta la camioneta roja de la familia de Inuyasha; se estremeció al saber que con ellos podría estar Sesshoumaru, solo esperaba que no fuera así; en verdad se incomodaba cuando él estaba cerca.


    -Hola ya vine.- dijo Kagome al entrar a su casa; en eso ve que la familia de Inu estaba ahí, y por desgracia suya, estaba Sesshoumaru con ellos. Inuyasha al verla con semejante traje, empieza a derramar baba, pero vio que su medio hermano también miraba fijamente a Kagome y no le gusto para nada.

    -Hola; como están?.- dijo Kagome alegremente al saludar a los padres de Inuyasha y a el mismo Inuyasha; a todos los saluda de abrazo y beso; pero cuando llega con Sesshoumaru, le llegan de nuevo esos malos recuerdos y solo se limita a saludarlo de mano; Sesshoumaru se siente decepcionado y triste, creyó que lo saludaría de abrazo y beso como a su familia, pero lo trato como si fuera un extraño; un desconocido; si se conocían desde que ella era bebe.

    En cambio a su inservible medio hermano lo saludo de forma en que él quería, incluyendo a sus padres, pero entendió que tomaría tiempo ganarse su confianza, y luego su amor. En eso; el pequeño Shippo, quien estaba dormidito; al sentir el aroma de Kagome, se despierta y brinca a ella como resorte, feliz porque ella regreso.

    -Hola pequeñito.- saluda tiernamente Kagome al darle un beso.
    -Como te fue en el concierto Kagome?.- pregunta Inuyasha curioso.

    -Fue una de las mejores experiencias que he tenido; pude tener fotos con ellos y hasta me autografiaron mi amado acordeón, mira.- dice Kagome emocionada al mostrar las firmas que estaban en la izquierda del acordeón. También le mostro las fotos autografiadas y las que se tomo con ellos. Pero en varias de esas fotos, ella abrazaba y estaba siendo abrazada por Pablo Montero en unas fotos y por Eduardo Yáñez en otras (n/a: ya quisiera que alguno de ellos dos me abrace), los celos no se hicieron esperar.

    -Porque ellos te están abrazando?.- pregunta Inuyasha bastante celoso; y a decir verdad, Sesshoumaru también estaba celoso, cuando vio esas fotos, en ellas veía a Kagome muy feliz, si apenas ella los conoció hoy y los abrazaba como si se conocieran desde siempre, en cambio ella lo ve y lo saluda como un desconocido, y eso que se conocen desde hace tiempo.

    -Jajajajajajajaja; celoso; es que así son los artistas, siempre abrazan a sus fans cuando se toman fotos con ellas, es parte de su rutina diaria.-le explica Kagome riéndose de sus celos, mientras jugaba con Shippo. Sus padres salieron a platicar en el jardín y ellos se quedaron en la sala.

    -Mejor llevo mis cosas a mi habitación ahorita vuelvo.- dijo Kagome al levantarse del sofá junto con Shippo y su acordeón.

    -Déjame te ayudo Kagome.- se ofrece Sesshoumaru rápidamente; lo veía como una oportunidad de poder estar con ella a solas. A Inuyasha; quien le adivino las intenciones, no le gusto nada y se disponía a golpearlo ahí mismo.

    -No gracias, yo puedo sola.- le dice Kagome amable, pero fríamente; haciendo que a Sesshoumaru se le caiga el mundo encima, comprendió que para ganar su confianza y amor seria un larguísimo camino. Inuyasha se burla de él, al ver que Kagome no lo quiere cerca de ella.

    -Yo te ayudo con tu acordeón hermana.- le dice Hirotaru al agarrarle el instrumento a Kagome, quien le agradece y se va con Shippo en brazos, quien no quiso separarse de ella.

    -Oye Inuyasha; ahora que recuerdo, me habías pedido prestado unos libros, quieres venir a escogerlos?.- le ofrece amablemente Kagome, a lo cual Inuyasha no niega y le hace una cara burlona a Sesshoumaru. Suben a la habitación de Kagome, dejan el acordeón encima de un mueble y Hirotaru se retira porque recibió una llamada de Jinzu, cuando ella le marca, se tarda horas en hablar; Kagome deja su sombrero en el armario, dejando ver sus orejitas caninas, Inuyasha observa los posters que ella tiene pegados en la pared, era sorprendente, algunos eran de Mago de Oz, otros eran de Jack Skellington, de varias películas de Tim Burton, hasta algunos eran de Gerard Butler, Orlando Bloom, Pucca y hasta de Andrea Bocelli.


    -Oye Kagome, donde conseguiste estos posters?.- le pregunta Inuyasha maravillado.

    -La mayoría los hice yo; no habían posters que realmente me gustaran para comprarlos, así que mejor yo misma me encargue de hacerlos, si quieres te hago unos luego.- le dice tranquilamente Kagome.

    -Y estos trofeos?.- le pregunta al ver su vitrina llena de placas, medallas y trofeos que Kagome gano en gimnasia rítmica y danza árabe.

    -Los gane en varios concursos de gimnasia rítmica y danza árabe.-

    -No sabía que practicabas gimnasia.-

    -Tengo tres años de no hacer gimnasia; es divertido pero cansa.- le explica Kagome, haciendo que Inuyasha se sorprenda. En eso Sweeney se le acerca a Inuyasha ronroneando feliz y restregándose a sus pies.

    -Qué raro; normalmente él nunca hace eso con un desconocido; al menos que yo le diga.- dice Kagome al ver que su gatito ronroneaba feliz a Inuyasha. En eso Inuyasha lo carga y Sweeney se restriega con el feliz y disfrutando las caricias que le daba Inuyasha.

    -Que tierno gatito tienes.- dijo Inuyasha al estar acariciando el lomo de Sweeney.

    -Eso sí que es raro; casi siempre cuando alguien que no conoce lo carga; lo rasguña o se transforma en un demonio.- dice Kagome extrañada.

    -Quieres decir que tu gato es un…..?.- pregunta Inuyasha sorprendido sin terminar la pregunta.

    -Así es, es un mononoke; no le viste las dos colas?.-

    -Como se llama?.-

    -Sweeney; por la película “Sweeney Todd”.- le dice Kagome, al agarrar los libros que Inuyasha le había pedido; eran de leyendas y mitología griega.

    -Aquí están los libros que me pediste; ten cuidado con uno, porque se le caen las hojas.- le dice al darle los libros a Inuyasha; después, se salen de ahí y se van a la sala, donde estaba Sesshoumaru muy serio y con el rostro frio. A decir verdad, estaba teniendo envidia de Inuyasha, porque él tenía toda la confianza, cariño y si no es mucho decir; el amor de Kagome, y el solo obtenía la mirada y trato serio de ella.

    ////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

    -No, Sweeney, detente ahora mismo, abajo.- dijo Kagome al ver que su gato estaba arañando a Sesshoumaru, el gatito obedece a Kagome y se va en un rincón castigado.

    -Que paso?.- pregunto Sayo al ver a Sesshoumaru rasguñado de la cara.

    -No mucho mama; solo que Sweeney rasguño a Sesshoumaru en cuanto lo vio.- explico Souta. Sesshoumaru fue curado por una de las sirvientas de la casa, cuando termino de ser curado, Kagome se disculpo varias veces con el por la conducta de su gato.

    -De verdad; siento mucho que Sweeney te haya arañado; no sé que le sucedió, porque a Inuyasha no le hizo eso y a ti si.- se disculpaba una y otra vez Kagome.

    -No te preocupes Kagome; está bien.- dijo Sesshoumaru tranquilo.

    -Jejejeje, buen gatito; eres un buen chico.- dijo Inuyasha maliciosamente mientras acariciaba el lomo y panza del gato. Estaba contento con ese gato; rasguño terriblemente al imbécil de Sesshoumaru.

    Después de ese mal rato, Sesshoumaru fue con los padres de Kagome y su padre y madrastra a platicar afuera; Hirotaru salió con su novia Jinzu, y Souta, Kagome, Shippo e Inuyasha se quedaron a jugar videojuegos en la sala, Inuyasha llevo su consola de videojuegos y algunos cartuchos. Estaban jugando de nuevo Super Smash Brothers; Kagome jugaba con Shippo y Sweeney, después el bebe kitsune se duerme y lo deja con cuidado a un lado de ella.
    -Oye Kagome quieres jugar?.- le pregunta Inuyasha al darle su control.

    -Es que yo no sé cómo se juega.- le dice Kagome apenada.

    -Es fácil, deja te digo como es.- le dice Inuyasha al enseñarle como debe usar los botones; a Kagome le gusto mucho el juego, aunque perdía; después de un rato se canso un poco y dejo que su hermanito y amigo solo jugaran.

    -Escoge un muñeco de pelea por mi Kagome.- le pide Inuyasha a Kagome.

    -Este, cual quieres?.- le dice nerviosa.

    -Escógelo tú por favor, anda.- le suplica Inuyasha.

    -Está bien; que tal el doctor Mario?.- le dijo Kagome al ver a los personajes al azar; entonces Inuyasha lo toma, y Souta toma a Wario como personaje de pelea, varias veces Inu le ganaba a Souta con el doctor Mario; el cual estaba satisfecho y contento con el muñeco que escogió Kagome por él.

    Después de un rato, los Taisho se retiran a su casa; Kagome se despide de ellos de la misma forma en que los saludo; de abrazo y beso; Sesshoumaru esperaba que esta vez, ella se despidiera de el cómo lo estaba haciendo con su familia, pero cuando Kagome llego a él, solo se despidió de saludo de mano, de la misma forma en que lo saludo cuando llego. Sesshoumaru de nuevo se sintió triste, decepcionado y frustrado, pero no dice y hace algo y se va con su familia.

    /////////////////////////////////////////////////////////////////////////

    El lunes llego y todos fueron a la escuela o al trabajo. Kagome llega al instituto y se encuentra con Inuyasha y los demás, al llegar cada quien a su salón, se encuentran con alguien bastante insoportable.

    -Hola princesita; como deslumbras el día con tu belleza.- dijo Kouga al querer acercársele y tomarle las manos, pero Inuyasha no se lo permitió.

    -Y tú lo opacas con tu fealdad, jajajajaja.- se burlo Kagome de Kouga, haciendo que se le bajen los ánimos y orgullo; y que Inuyasha se ría.

    -Aun así; te envió los ángeles de Kami princesa.-
    -Y yo te envió los demonios de Satanás jajajajajajaja.- le contraataca Kagome de nuevo; haciendo que Inuyasha se ría más fuerte. Después se van a sus lugares; les tocaba clase de arte y expresión.

    En un rato después, les tocaba literatura, estaban ansiosos y curiosos de saber quién sería el nuevo profesor; la antigua profesora se fue a otra escuela, donde le ofrecieron mejor sueldo. En eso entra el director Tokiro al salón.

    -Buenas tardes chicos; como sabrán, la clase de literatura se quedo sin maestro, ya encontré a otro, así que denle la bienvenida por favor.- dijo el director al retirarse; en eso entra un joven; bastante conocido por ciertos híbridos, resulta que el nuevo profesor era nada menos, que Sesshoumaru; al entrar, las chicas empezaron a cuchichear emocionadas. Sesshoumaru, al entrar noto el delicado aroma de Kagome, volteo a verla y sonrió ligeramente; ahora tenía más oportunidad de intentar ganarse su confianza y amor; pero vio que al lado de ella estaba Inuyasha, quien lo veía con mirada fría y cruel; él era el único obstáculo para poder tener a Kagome, pero noto que Kagome lo miraba fría y seria, eso le dolió, pero haría lo que fuera por cambiarlo.

    -Buenos días chicos; mi nombre es Sesshoumaru Taisho, seré su nuevo maestro de literatura; no quiero ruidos en mi clase, las tareas deben entregarse a su tiempo, el que no lo haga a tiempo, no se lo contare para después; con cada falta de ortografía, les bajare un punto.- dijo Sesshoumaru con su típica voz fría; a todos los dejo sorprendidos; él era más severo que Hirotaru.

    Después de esa clase, todos salieron a tomar un descanso, se sintieron muy tensos por el nuevo maestro de literatura, era como el triple de serio y estricto que el hermano de Kagome; pero las chicas aun lo consideraban guapo, menos Kagome, que le incomodaba cada vez que el la veía fijamente.

    /////////////////////////////////////////////////////////////

    -Oye Inuyasha; me presentas a tu hermano?.-pregunto Yura emocionada.

    -En primera; no es mi hermano, es medio hermano, en segunda, te recomiendo que no andes con esa actitud con él, o te ira mal.- le dijo Inuyasha molesto.

    -No lo creo, ya verás como seré tu nueva cuñada.- le dijo Yura desafiante; se va con Sesshoumaru, lo encuentra en unas bancas tomando agua.

    -Hola guapo; como estas?.- dijo Yura seductoramente sentándose al lado de él.
    -Que quieres?.-le pregunto Sesshoumaru cortantemente; eso le sorprendió a Yura, nadie le hablaba así, solo lo hizo Hirotaru, pero lo había hecho amablemente.

    -Solo estar aquí contigo lindo.- le dijo ella, sentándose en sus piernas y tratar de besarlo, pero Sesshoumaru la empuja y se la lleva a la dirección; en donde explica el comportamiento de la muchacha, y el director la corre definitivamente del Instituto. Eso se supo de inmediato en la escuela.

    -Oye supiste que el nuevo profesor hizo que corrieran a Yura?.- dijo un chico a otro.

    -Jejejeje, sí que Sesshoumaru es directo; mi hermano solo le advirtió a esa ofrecida.- dijo Kagome al estar en los pastos con sus amigos.

    -Siempre ha sido así el; jamás anda por las ramas y no da oportunidades; no es compasivo como tu hermano Hirotaru.- le dijo Inuyasha tranquilamente.

    //////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

    Llega el martes; y en la hora de las optativas; todos estaban en sus salones, las de danza árabe y los de karate estaban en la última semana de estar juntos en el mismo salón. Entran al salón y como aun no llegaban los maestros, se pusieron a platicar y a estirarse, en eso retan a Kagome a arquear la espalda atrás, haciendo que su cabeza y brazos pase por debajo de las piernas; al principio se negó, pero le insistieron tanto que término haciéndolo, en cuanto lo hace, entra Inuyasha y los demás entran y se sorprenden de ver a Kagome haciendo esa acrobacia. Ella en cuanto los ve se pone erguida y solo sonríe.

    -Hola; listos para nuestra última semana juntos?.-

    -Esta es la ultima?.- pregunta Inuyasha sorprendido.

    -Así es.- le dice Sango. Inuyasha y los chicos se decepcionan. En verdad disfrutaban la danza de esas bailarinas; sobre todo a Kagome bailando. Empiezan las clases; todo estaba normal, hasta que entraron los hermanos mayores de Kagome e Inuyasha; Hirotaru estaba promoviendo un concurso de talentos junto con la profesora de arte y expresión; Sesshoumaru le estaba ayudando a llevar los folletos y repartir información; pero en cuanto Sesshoumaru vio como Kagome bailaba, se quedo maravillado; en verdad lo hacía muy bien,además de ver que ese uniforme dejaba ver su cuerpo hermoso; pero a Inuyasha y los demás chicos no les gusto que ese profesor se le quede viendo así a Kagome. Las chicas, en cuanto vieron que esos profesores tan guapos las miraban, empezaron a exagerar y a echar a perder las coreografías; llevándose un regaño de la profesora Lisama.

    -Bueno chicos; venimos a informarles, que en una semana habrá concurso de talentos independientes; consistirá en que los que quieran participar, hagan la presentación que quieran, será en el teatro del instituto; pero les advertimos que si hacen show de baile, no sean nada eróticos ni con contenido sexual; porque los descalificaremos y serán suspendidos.- les informan Sesshoumaru y Hirotaru; todos empeizan a preguntar sus dudas y ellos las resuelven; y varios se inscriben, Kagome quería cantar, pero lo pensó mejor y puso que hará una presentación de gimnasia rítmica; hacía tiempo que no lo hacía. Inuyasha se apunto para cantar; Miroku para hacer magia y Sango para tocar su violín.

    Todos terminan por inscribirse; Hirotaru se va porque debía ir a la universidad; se despide de su hermana y se va. Sesshoumaru pide quedarse; lo cual le permiten los maestros, siempre y cuando no interrumpa a sus alumnos. Se sienta en una banca y ve como Kagome bailaba, y la imaginaba bailando solo para él; Kagome sentía la mirada penetrante de Sesshoumaru y por lo mismo a veces se equivocaba; Inuyasha quería ir a sacarle los ojos con sus garras de una buena vez; ya era suficiente con que la viera diferente cuando la veía, ahora que la veía bailar; sentía más rabia, porque ella solo danzaría para él y nadie más.
    Cuando casi acababan la clase; Kagome levanto un pie como movimiento final, pero su zapatilla blanca de ballet se zafo del pie y fue directamente a la cara de Sesshoumaru. Todos quedaron en silencio; pues creían que le haría algo malo a Kagome, si fue capaz de hacer que expulsaran a Yura cuando se le insinuó, sería capaz de hacerle algo a Kagome.

    -Disculpa, de verdad, no fue con intención.- se disculpo Kagome con Sesshoumaru al ir con él para que le devuelva su zapatilla.

    -No hay problema, permíteme ponerte la zapatilla.- le dijo Sesshoumaru tranquilamente; sorprendiendo a todos; Sesshoumaru quería ponerle su zapatilla lentamente como lo hacen los novios a sus parejas; así tocar su suave piel y conquistarla poco a poco; dándole besos en la pierna. Eso funcionaba con sus antiguas novias, quienes caían rendidas ante eso; pero Kagome e Inuyasha adivinaron sus intenciones; Kagome se puso nerviosa; e Inuyasha se puso furioso.

    -No gracias, yo me la puedo poner; no quiero molestar.- decia Kagome, para que le de de una vez su zapatilla.

    -No es molestia; por favor deja que te la ponga.- suplicaba Sesshoumaru, para poder tocar su piel; Inuyasha estaba riendo; sabia que ella no lo dejaría tan fácilmente que le toque la pierna. Después de tanto insistir; Kagome se desespera.

    -Sabe qué?; mejor quédesela; a fin de cuentas, es solo una vieja zapatilla de ballet desgastada y vieja; de todas formas me iba a comprar otro par.- le dijo Kagome desesperada al irse de ahí a las duchas; Inuyasha se burla de su hermano y se va a los vestidores; Sesshoumaru solo se queda sorprendido; Kagome si se desespero por su culpa y se sintió una basura; su comportamiento no era el de un profesor rígido y estricto; era de un acosador de jovencitas.

    //////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

    Kagome se va con los demás al estacionamiento; Sango y Miroku se van a sus respectivas casas.

    -Kagome, antes de que te vayas, no te olvides de esto.- le dice Inuyasha al sacar de su mochila la zapatilla de ballet de Kagome, con la cual Sesshoumaru intento aprovechar para tocarla; el se la quito en cuando pudo.

    -Gracias Inuyasha.-le dice Kagome; al tomarla y abrazarlo; él se sonroja y corresponde. En eso Kouga se le acerca a Kagome; ideo un plan para que Kagome ceda a su petición.

    -Preciosa; me puedes ayudar con algo?; resulta que a la llanta de mi auto se le clavo un pedazo de vidrio y no tengo llanta de repuesto ni herramientas. No sé qué hacer- dijo Kouga fingiendo desesperación; claro que tenia la llanta de repuesto en la cajuela al igual que las herramientas; pero la idea era que Kagome le ofrezca transporte y así estar con ella y conquistarla.

    -Claro; espera un momento.- dijo Kagome al revisar el cenicero de su mercedes; Kouga creyó que cayó en su mentira y sonrió triunfante; pensó que buscaba su teléfono para avisar que llegaría tarde. En eso Kagome sale del auto con unas monedas de cinco yenes.

    -Ten; creo que con 15 yenes te alcanzara para tomar el autobús.- dijo Kagome al darle esas monedas a Kouga; él se saca de onda; e Inuyasha se ríe del pobre lobo; él creyó al inicio que Kagome cayó en las redes de ese lobo rabioso; pero cuando dijo lo del autobús; se partió de risa; era lógico que ella jamás cederá ante ese sarnoso.

    -Pero preciosa; necesito que me lleves a mi casa. No tomare un transporte de plebeyos mediocres.- le suplica Kouga tomándole las manos.

    -Tú dijiste si te ayudaba con lo de tu auto; así que te di monedas para que tomes el camión; y no es transporte mediocre, que mucha gente rica también viaja en ellos; además debo estar temprano en casa.- le dijo Kagome hastiada del repugnante olor de Kouga.

    -Pero linda; no tengo repuesto para cambiar la llanta averiada.-

    -Pues llama a un mecánico; además no soy estúpida; sé muy bien que averiaste la llanta a propósito; lo vi todo. Adiós Kouga.- le dijo fríamente Kagome.

    -Adiós Inuyasha.-dice tiernamente Kag; dándole un beso en la mejilla y se mete a su auto y se va a su casa.

    -Lobo sarnoso; mejor invéntate algo menos patético que eso para la próxima.- le dice Inuyasha burlón.

    -Cállate perro rabioso; no creas que esta batalla por Kagome la tienes ganada; ella será mía algún día.- dijo Kouga molesto y se va a su auto a cambiar la llanta averiada por la de refacción.

    -Si claro; maldito lobo; esta batalla siempre la has tenido perdida, Kagome no será tuya; ella me quiere a mi solamente.- dijo Inuyasha al caminar a su casa; en su corazón le salieron esas palabras; sabía que era cierto; solo debía esperar el momento adecuado para decirle a Kagome lo que él siente por ella.

    CONTINUARA……..

    PD: Los hermanos Reyes; y todo lo que tenga que ver con fuego en la sangre; no me pertenece, es de televisa; solo uso sus nombres con fines lucrativos.
  28. windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Pluma de
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    Me encanto la conti jeje, pero por primeras vez siento lastima por mi cuñado
    Sesshomaru XD, se me hizo bien que corrieran a Yura ya me tenia harta jaja
    bueno yo ya participe en la votacion, yo tambien quisiera conocer a los
    galanes de la tevenovela XD !!que emocion!!, espero la conti, saludos.
    sayonara
    :arigato:
  29. Orianna

    Orianna

    Libra
    Pluma de
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    Pobre Sesshomaru, pero bueno entiendo que quiera tener una amistad con Kagome pero esta un poco acosador para ser sincera.
    He Koga se pasa de verdad, !pero que se cree!. Bueno espero que lo sigas cuando puedas y porfa no hagas sufrir tanto a Sesshomaru. jeje bueno es tu fic tu decides que pasara...
    Xao.
  30. SARA BUTLER

    SARA BUTLER Usuario ocasional

    Piscis
    Pluma de
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Amigos de la infancia; amor de adolescentes
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    18
     
    Palabras:
    230
    Re: Amigos de la infancia; amor de adolescentes

    Hola chicas, perdon de no haber puesto la conti, es que se me agotaron las ideas, pero ya regresaron a mi y en estos dias lo pondre.

    Solo quiero que les quede bien claro a todas, este fic no sera un Sessh/Kag; esta pareja no me gusta. Lo dije cuando puse la pregunta sobre la novia de Sesshoumaru, he recibido mensajes, que por cierto estan borrados, que no haga sufrir a Sesshoumaru, y que si puedo poner un poco de esa pareja en el fic, y la verdad, me canse de escribir mensajes en sus perfiles, asi que lo escribire aqui para que quede claro: En este fic, Sesshoumaru se enamora de Kagome, pero ella no le corresponde, porque esta enamorada de Inuyasha, ademas no se puede acercar a el sin que le lleguen sus malos recuerdos que le dejo de pequena.


    espero que eso no suene agresivo, pero debia ser directa y dejar claro todo, y las que quieren que si ponga algo de Sessh/Kag, lo siento, pero este no es el fic indicado con la autora indicada.
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página