Nagano Nagano

Tema en 'Prefecturas' iniciado por Amelie, 21 Septiembre 2020.

Cargando...
  1.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Comentarista empedernido Death Penalty Erode

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    7,039
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Yuzuki Minami

    Las primeras palabras que llegaron a mí fueron las de Azai y tuve que arreglármelas para permanecer firme desde ese momento, siendo que ya la visión del cuerpo de Ujihisa había minado la resistencia que mantuve durante la guerra. Aún así las facciones, hasta entonces algo tensas, se me relajaron lo suficiente para dedicarle la sombra de una sonrisa, a la vez que negaba con la cabeza.

    Ellos nos habían prestado su fuerza, lo mínimo que podíamos hacer era sostenerlos cuando lo requirieran.

    Takeda se había acercado para decir lo que yo había pensado, pero al verlo hincarse sentí que el corazón se me caía del pecho para caer directo al suelo y retrocedí un paso, lo que dijo solo continuó abriendo surcos en mi corazón, tuve que pasar saliva y contener el impulso de volver a hincarme para llevar la frente al suelo. Por mucho que hubiese comenzado a verlo como mi familia, en momentos así seguía siendo el señor al que le servía y todo esto desencajaba con lo que entendía como correcto o lo que debía hacerse.

    El líder que había perdido un brazo por nuestra incompetencia no debía hincarse.

    Nos parecíamos, eso ya lo había entendido, nos parecíamos demasiado para nuestro propio bien y sabía que yo le habría dicho algo similar si los papeles estuviesen invertidos. No supe qué responderle o no supe hacerlo sin que el desastre de mi templo de piezas de madera cayera frente a él, con los cientos de nombres pintados detrás de cada una.

    Para cuando Takano se hincó también tuve que alzar la vista, incapaz de mantenerme centrada de otra forma, y tomé muchísimo aire de repente. Noté a Takeda levantarse y mientras se alejaba con intención de dejarnos solos alcancé a girar apenas el rostro en su dirección, deshacer el nudo de la garganta y decir algo, quizás lo único que importaba.

    —Gracias —dije por fin, la voz me salió algo más baja de lo que había pretendido, pero imaginé que me habría escuchado.

    Antes de que me diese cuenta la mano de Takano había encontrado mi cuello, el tacto me tomó por sorpresa y estuve a nada de zafarme, un poco como un animal asilvestrado, pero terminé por aflojar el cuerpo y dejarme arrastrar. Me llevó a su pecho, me abrazó, y entonces sí se me desenfocó el mundo detrás de las lágrimas que se me acumularon en los ojos en cosa de un instante. Los brazos me reaccionaron con cierto retraso, pero lo envolví con fuerza y solté el aire en un suspiro pesado.

    —Tenía miedo —murmuré dado que no podía hablar más alto sin desmoronarme—. Dioses, tenía muchísimo miedo, pero tuve que guiarlos aún así y no sabía si los perdería a todos antes de que llegaran.


    mis prioridades en orden
     
    • Adorable Adorable x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Sad Sad x 1
  2.  
    Monpoke

    Monpoke Absol

    Géminis
    Miembro desde:
    6 Julio 2016
    Mensajes:
    2,719
    Pluma de
    Escritor
    Fujiwara no Riku

    "Lo sé". Asentí a Shinko. Lo mire no con desafío, aceptando en silencio su nuevo liderazgo. "Volverá cuando sea el momento". Podrá derrumbarse, pero se que no abandonará su deseo de luchar.

    "Para bien o mal, compartimos la misma fuerza". Me acerque a Kirara, en silencio posicionadondome a su lado. "Cuánta con nosotros así como nosotros contamos contigo".
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Amelie

    Amelie Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    12 Enero 2005
    Mensajes:
    6,534
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagano

    Ginko se despidió de los Asakura, mientras partía con Oki a toda prisa; sin ser detenido por nadie, de esa manera, un pequeño grupo de emishi avanzaron hacia Yamanashi.







    El rol de Ginko continúa en Minami






    Takano se mantuvo allí para Yuzuki —Venciste el miedo; y allí habla tu valor —Siguió abrazándola mientras Hayato se acercaba con algo de temor.

    —Gracias —mencionó Hayato con voz trémula para después dejarse caer a su lado —Gracias por dejarme junto a ti, defendiéndote. Yo no vi miedo, vi tu decisión.

    Takeda miró hacia el humo en la cima de la montaña; la última vez que pisó el templo que ahora se perdía en las llamas, fue cuando había ofrecido la katana de Chikusa en oración; estaba junto a Kenzaburo; Mao; Hideyoshi y Togashi; había perdido a Kenzaburo en Shizuoka, la ubicación de Hideyoshi y su seguridad le eran desconocidas, agregando un peso a su angustia; Togashi aun no llegaba a Nagano junto con Hashimoto; y Mao... la vida de Mao pesaba en todo su cuerpo. Por simple inercia apretó su puño en búsqueda de las esferas de madera , no estaban más en su brazo, eran de Rengo ahora. Estaba de pie mirando al cielo nocturno.

    —Quiero oírlo de ti — era la voz de Hideki, quién se acercó a la comitiva Minamoto —Háblame de tu justicia; dime por qué mi hija tuvo que morir.

    Takeda miró a Hideki a los ojos; no rebajaría su mirada. Sabía que era un tema delicado, y que por más que él también sintiera un dolor profundo por sus acciones no podía quebrarse frente a Hideki.

    —Yo he sido quién ha tomado la vida de su hija; Kobayashi no Masuyo—mencionó Takeda sin mostrar un atisbo de duda en su mirar —Traicionó al clan dejando en libertad a uno de nuestros enemigos más despiadados y peligrosos. Ha puesto en peligro a toda la alianza, dejándonos expuestos a sus acciones.

    Hideki bajó la mirada afirmando; después levantó el mentón encarando a Takeda—¿No dudaste? ¿No pensaste que el perdón podía ser una mejor opción?

    —Me temo que mis sentimientos son distintos a mi deber con la justicia, señor Kobayashi; la justicia demanda credibilidad. Y siempre debo sobreponer la justicia sobre mis propios deseos.

    —Tus palabras son filosas ¿No lo ves?

    —Lamento que las palabras sinceras no sean agradables; así como la traición no puede ser perdonada en esta guerra. Jamás he negado mi dolor ante mis acciones; he sido honesto con usted y mis principios; pero si usted ve en mis acciones una traición a mis directrices, por favor, sea usted la mano ejecutora.


    Hideki se acercó a Takeda; algo que hizo que Tsubaki se interpusiera de inmediato, protegiendo a Takeda; pero este último apartó a Tsubaki afirmando, dejándole claro que se encontraba seguro. Hideki miró a Takeda, y sin contener sus lágrimas habló —Me has arrebatado lo que creí haber recuperado; llevas la vida de mi hija sobre tu espalda, si fallas a tus palabras no seré yo quien ejerza justicia en tu contra, será Japón.

    —Soy arma del pueblo japonés; soy consciente al saber que mis anhelos y deseos son los de mi gente. Lo que debo hacer es proteger a mi gente, no pretender mi propia expansión.

    Hideki miró a los presentes; habían ganado una guerra, habían salvado a un pueblo; pero ninguno sonreía.

    —Se ha alcanzado un propósito el día de hoy —interrumpió Yamagata a sorpresa de varios de los presentes que no sabían que había ayudado en esta batalla — Señor Kobayashi, no puede ver en ninguno de nosotros una exhibición de triunfo sobre el enemigo, ¿No es eso lo que se pregunta? ¿El por qué no estamos celebrando y humillando a nuestro enemigo? —Yamagata miró a Takeda —Yo tampoco confiaba en Takeda cuando era niño, fue difícil volverme su subordinado, simplemente porque no lo sentía humano, sentía que no había empatía en su alma, que actuaba con un código anticuado y sin sentido —sonrió burlón, para después colocarse de rodillas frente a Takeda, mostrando humildad a pesar de su sonrisa— Y me incliné ante él por primera vez cuando entendí que el no sentía orgullo en derrotar a sus oponentes; su mirada me ha hablado desde aquel día dónde lo entendí todo.—volvió la vista hacia Hideki —Takeda fue quién dio la orden de asesinar a mi hermano por traición; jamás se lo he recriminado. Porque si usted se detiene un poco a ahondar en su mirada, entenderá que allí vive el dolor; pues siempre se lamenta el no haber sido capaz de detener el enfrentamiento en primer lugar.

    Y fue en ese instante; dónde un par de lágrimas escaparon de los ojos de Takeda; quién cerró los ojos.

    "El cielo no pide permiso para llover"




    Kirara miró a Riku, sus ojos nublados por completo por sus lágrimas; no pudo decir nada pero abrazó con fuerza a Riku continuando el llanto en él. Era culpa, arrepentimiento, toda la tristeza acumulada.




    La noche transcurrió con una despedida a los caídos, entre ellos a Ujihisa; que a deseos de Ginko, se llevaron a cabo rituales Taoistas, dirigidos por Hideki y Xiao.

    Alcanza el supremo Vacío.
    Abraza la paz interior con corazón decidido.
    Cuando todas las cosas se agitan a la vez, sólo contemplo el Retorno.
    Para florecer como lo hacen, cada una de ellas retornará a su raíz.
    Retornar a su raíz es encontrar paz.
    Encontrar paz es realizar el propio destino.
    Realizar el propio destino es ser eterno.
    A conocer lo Eterno, se sume uno ciegamente en la desgracia.
    Si se conoce lo Eterno, todo se puede comprender y abarcar.
    Si se puede comprender y abarcar todo, se es capaz de hacer justicia.
    Ser justo es como un rey; ser como un rey es ser como el cielo.
    Ser como el cielo es como ser uno con el Tao, ser uno con el Tao es permanecer para siempre.
    Alguien así permanecerá a salvo y eterno, incluso tras la desintegración de su cuerpo.


    Nagano se encontraba herido; pero no destruido. Tal vez nadie podría conciliar el sueño aquella noche; pero habían cumplido con su deber.
    Yáahl
    Monpoke

    Con esto cierro el día; pueden postear, hacer algo en la ciudad antes de que inicie el siguiente día. Si no quieren hacer nada, mi siguiente post en con el nuevo día iniciando con misiones.
     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Ganador Ganador x 1
    • Adorable Adorable x 1
  4.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Comentarista empedernido Death Penalty Erode

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    7,039
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Yuzuki Minami

    Tan siquiera había conseguido no romper en el mismo llanto desconsolado de Shizuoka, ya eso era un avance de cierta forma, aunque también podía verlo como una señal de que comenzaba arrancarme a mí misma del espacio a voluntad para evitarlo. Las lágrimas me corrieron por el rostro en silencio, asentí apenas a las palabras de Takano porque llevaba razón y traté recuperar algo de compostura.

    No había notado a Hayato acercarse hasta que su voz me alcanzó, sonó temblorosa y me hizo deshacer suavemente el agarre alrededor de Takano para poder verlo. El pequeño se había dejado caer también y sus palabras me arrancaron una sonrisa bastante cansada, pero sonrisa al fin y al cabo. Si lo había mantenido a mi lado y con él a Shinrin era por el miedo de perderlos allá en el campo.

    Había sido una elección completamente egoísta.

    Su agradecimiento llegó a mí a pesar de ello y estiré los brazos para arrastrarlo en mi dirección con tal de abrazarlo. Lo abracé con fuerza, dediqué una caricia amplia en la espalda y luego hundí la mano en su cabello, a la vez que tomaba aire. No era de mi sangre, pero su clan había perecido y había sacado la cabeza de su padre de donde la habían colocado. El lazo que había establecido con este niño había surgido directo el humo y la sangre, de ahí que ni siquiera me cuestionara la necesidad de velar por él.

    Y pensé que quizás, solo quizás, podría pretender hacer las cosas mejor por una vez.

    —Cuida de mí —le pedí en voz baja, deshaciendo el abrazo para colocar las manos en sus hombros—. Confío en ti para que lo hagas cuando Takano no está conmigo, como yo te cuidé a ti en Fujimi. Somos más fuertes así, ¿no crees? Cuando nos defendemos entre nosotros.

    Busqué su mano, también la de Takano y los insté a los dos a incorporarse. Me sentía absolutamente drenada, pero tenía a dos pilares conmigo y sabía que con eso podía resistir cualquier cosa, lo estaba aprendiendo a pasos lentos. No dejé ir la mano de ninguno de los dos, ni siquiera cuando empecé a caminar ya algo más tranquila, al menos del desastre emocional.

    —Vamos con los demás —dije presionando apenas la mano de cada uno—. Debemos despedir a Ujihisa también.

    Porque nunca celebrábamos la victoria sobre el enemigo.

    Los enfrentamientos que no habíamos podido evitar.

    agárrenme el relleno, este es mi último post del día lo prometo (?
     
    • Adorable Adorable x 3
    • Ganador Ganador x 1
  5. Threadmarks: Día 47_Clan Minamoto
     
    Amelie

    Amelie Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    12 Enero 2005
    Mensajes:
    6,534
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    La ciudad se levantaba al primer rayo del sol; el trabajo de reconstrucción de la muralla había comenzado; sus habitantes regresaban lentamente, y ayudaban a la reconstrucción; agradeciendo en su paso a los aliados que encontraran en el camino; dándoles alimento y llevándolos en sus oraciones. Nadie permanecía dentro de alguna locación; todos rondaban por las calles aun nevadas; pero del cielo, ya no caían copos.

    Los Asakura se veían abatidos, aun así ayudaban en lo posible.

    Yamagata se mantenía a un lado de Takeda; Tsunayoshi; Toshikage y Tetsuo; sus alianzas ahora eran evidentes.

    Shinrin se mantenía con los heridos mientras Tsubaki ayudaba a dirigir la reconstrucción junto con Terunobu.

    Hideki se había reunido con sus pequeños alumnos, quienes se veían preocupados por su maestro.

    Los Fujiwara estaban en el cementerio; acompañando a los que despedían a sus seres queridos.

    Oboro junto con Takano se dirigirían al santuario; buscarían alguna pista para saber quién lo incendió

    Hayato no se separaba de Yuzuki; ahora la seguía a todos lados, cumpliendo su promesa.

    • Ayudar a los civiles con Shinrin [podrán de este modo obtener información de las personas en general]
    • Reunirse con Takeda y los líderes [Podrán influenciar en los siguientes movimientos políticos]
    • Ayudar a reconstruir la muralla con Terunobu y Tsubaki [Levantar escombros y escuchar a los soldados]
    • Entrenar con Hideki y sus alumnos
    • Seguir a Oboro y Takano [Investigar en los escombros del santuario]
    • Podrán hacer otra cosa si lo desean

    Monpoke Yáahl recibieron 1,000 monedas de parte de Takeda :/*-*\: estadísticas actualizadas
     
    Amelie ha tirado dados de 50 caras para Evento Total: 3 $dice
    • Fangirl Fangirl x 4
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Comentarista empedernido Death Penalty Erode

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    7,039
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Yuzuki Minami

    Con el primer rayo de sol llegaron también, despacio, los civiles de Nagano para poner manos a la obra, reconstruyendo su ciudad. Aquí y allá se escuchaban los agradecimientos a los aliados, a esos que habíamos llegado a tiempo para brindarles soporte, se nos ofrecía alimento, oraciones también y pensé que eso era lo único que importaba en realidad.

    Las vidas que habíamos protegido.

    Las alianzas ahora saltaban a la vista, de hecho pensé en reunirme con Takeda y los demás primero, pero consideré sobre la marcha que eso comenzaba a arrastrarme demasiado hacia el centro político del clan, era una labor con la que podía cumplir, lo sabía, pero no era el mejor momento para ello. Había sustituido a Takeda como General, ahora necesitaba regresar a mi posición y revolverme con ellos no iba a permitirme eso. Sabía que las decisiones que se tomaran estarían bien fundamentadas por el resto de todas maneras, confiaba en ello.

    Más allá de eso Takeda me había entregado unas monedas, por un momento pensé en rechazarlas, pero acabé por recibirlas cuando pensé que era parte de lo que había costado su brazo. De hecho, todavía no podía lidiar del todo con la visión de su extremidad faltante, había algo en ese vacío marcado de culpa con la suficiente fuerza para activar la ilusión del olor a sangre, fresca y podrida.

    Hayato no se despegaba de mí desde la promesa que habíamos establecido ayer, sus lealtades eran marcadas y eso de alguna forma me recordaba a mí misma. Sabía que podía ponerlo en peligro esa noción de compromiso, desdibujaba los límites, pero también podría ser la base de su carácter. La fortaleza de este chico comenzaba a ser de admirar, a decir verdad.

    Mientras seguía caminando noté las siluetas de Takano y Oboro, al reparar en ellos con algo más de atención me pareció que se dirigían al santuario, a lo que quedaba de él más bien.

    —Vamos —le dije al pequeño Sugawara, caminando a su ritmo—. Tal vez necesiten algo de ayuda para investigar.


    Me voy con Takano y Oboro pues

    Paseo familiar al santuario incendiado (???
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  7.  
    Amelie

    Amelie Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    12 Enero 2005
    Mensajes:
    6,534
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]
    Santuario
    [Takano; Oboro; Yuzuki; Hayato]
    Avanzaron hacia lo más alto de Nagano, caminando con cuidado por los resbalosos escalones, esquivando aglomeraciones de hielo que podría representar un peligro para caer; lentamente llegaron a dónde el santuario se encontraba; al rededor de árboles carbonizados se encontraba un arco, dónde algunos civiles no pudieron huir del ataque sorpresa.
    [​IMG]
    —Llegaron de la montaña... no lo esperaban, se sentían seguros aquí —mencionó Oboro mientras avanzaba.

    Hayato se mantuvo alerta, sin soltar su arco. Takano se quedó observando la entrada.

    Yáahl a buscar cositas un d20 para encontrar algo de utilidad es de 15 hacia arriba. Pero con cualquier número obtendrás algo.

    [​IMG]
    Muralla
    [Tsubaki; Terunobu; Riku]


    Riku pasó primero por la armería; el armero era algo viejo, seguramente su descendencia estaba en las filas de Nagano. Riku vendió su katana simple y después se dirigió hacia la muralla.

    Terunobu y Tsubaki habían tomado el pico en lugar de la espada; golpeaban grandes rocas para volverlas más pequeñas y ayudar a su transporte a las afueras de Nagano; las piedras destruidas eran removidas en grandes grupos, ayudándose de la fuerza de los caballos y un buen sistema de troncos que iban colocando frente a las rocas más grandes, para deslizarlas y no cargar con su peso. Era una manera eficiente de iniciar la limpieza antes de comenzar con la reconstrucción.

    Monpoke has obtenido 100 por la katana simple; el armero local menciona que con la economía actual, no podría darle más

    Actividad=
    Lanzar 1 dado de 50 caras
    1-10=no la destruyes rompiendo el pico en su lugar; por lo que te mandan a descansar
    11-20= no la destruyes pero lograste crear el suficiente daño para que alguien más fuerte pueda romperla
    21-30= la destruyes después de varios golpes
    31-40= la destruyes con golpes planeados, tu técnica es imitada por los que te rodean
    41-45= no sólo logras destruirla con algunos golpes bien ejecutados; sino que en el interior de la roca encuentras acero
    46-50= no sólo logras destruirla con algunos golpes bien ejecutados; sino que en el interior de la roca encuentras oro
     
    Amelie ha tirado dados de 20 caras para Oboro Total: 5 $dice
    Amelie ha tirado dados de 20 caras para Takano Total: 19 $dice
    Amelie ha tirado dados de 20 caras para Hayato Total: 6 $dice
    • Fangirl Fangirl x 3
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Comentarista empedernido Death Penalty Erode

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    7,039
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Yuzuki Minami

    Una vez alcanzamos a Takano y Oboro seguimos avanzando en dirección al santuario, no sin dificultad, pero llegamos a él, a los árboles carbonizados. Entre ellos yacía un arco, el vestigio de los civiles que no habrían logrado huir a tiempo del ataque sorpresa de los Taira. Tomé aire con cierta fuerza, lo liberé de la misma manera y asentí a las palabras de Oboro.

    Takano se había quedado en la entrada, observando, y Hayato permaneció alerta con su propio arco. No era lo que se dice un lugar agradable en lo más mínimo, pero lo cierto era que me sentía segura con las personas que estaban allí y eso era suficiente, sino lo único que importaba.

    No acoté nada, simplemente me puse en marcha y me dediqué a investigar entre los escombros por cualquier cosa que pudiese brindarnos algo de información.

    nada como volver a las tradiciones con ese 1
     
    Yáahl ha tirado dados de 20 caras para Total: 1 $dice
    • Adorable Adorable x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
  9.  
    Monpoke

    Monpoke Absol

    Géminis
    Miembro desde:
    6 Julio 2016
    Mensajes:
    2,719
    Pluma de
    Escritor
    Fujiwara no Riku

    Me movilice alrededor de la zona destruida de la muralla, moviéndome hacía las zonas menos despejadas de las rocas.

    Sujete en pico con ambas manos y comencé a trabajar en silencio, solitario en mí mente y alrededores, solo teniendo el golpeteo de las rocas como el único sonido de fondo.
     
    Monpoke ha tirado dados de 50 caras para Mí nombres es pico(?) Total: 38 $dice
    Monpoke ha tirado dados de 50 caras para Ataque especial Total: 118 $dice $dice $dice
    • Ganador Ganador x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  10.  
    Amelie

    Amelie Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    12 Enero 2005
    Mensajes:
    6,534
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]
    Santuario
    [Takano; Oboro; Yuzuki; Hayato]
    Takano exploró la entrada; para después adentrarse a dónde antes se levantaba el santuario, ahora reducido a escombros; empezó a buscar entre ellos, llenándose de cenizas las manos; tardó un poco pero encontró una caja que llamó su atención; la tomó.

    Oboro caminó buscando entre los escombros, trastabillando ligeramente con una viga quemada; tosió intentando ocultar su vergüenza. Pero fue Yuzuki la que si tropezó directamente en la nieve; Hayato corrió a ayudarla y lo único que logró fue ser sumergido en la nieve.

    —Revisen el terreno antes de pisarlo

    [​IMG]

    La voz de Takano fue seguida de una risa estridente; a pesar de ser burlona, provenía de una seguridad y confianza con los presentes; pues no solía mostrarse así en lo regular.

    Oboro sólo se irguió y se cruzó de brazos, ignorando su terror de hace unos instantes; Takano se inclinó, dejó a sus pies la caja encontrada, limpió sus manos sucias con nieve y se acercó a Hayato para tomarlo de las axilas y sacarlo de la nieve que se lo había tragado a la mitad; tras sacar a Hayato extendió sus manos para que Yuzuki tomara las suyas, así ayudarla a levantarse con cuidado.

    —Hey, Hayato —mencionó Takano mientras limpiaba la nieve en Yuzuki con cuidado.

    Hayato bajó la bola de nieve que había formado y que seguramente le lanzaría a Takano.

    —Esa caja; es tuya ahora— Takano señaló la caja que había encontrado. Hayato avanzó a la caja y la abrió.
    [​IMG]
    Flechas incendiarias= diseñadas para soportar el fuego, lanzándolo al enemigo
    • Sirven para asedios disparando desde el exterior de una muralla.
    • En combate directo agregan un daño de +5 de daño directo. Sólo por un turno.
    • Si tres flechas incendiarias hacen contacto de manera consecutiva; incendian al objetivo, creando un daño directo de +10 por turno (sólo podrán ser apagados si el objetivo decide perder el turno para atacar y rodar en el suelo para apagar las llamas)

    —La caja tiene el mon de los Hidetoshi; tal vez Yamagata pueda decirnos de que se trata eso.

    [​IMG]
    Muralla
    [Tsubaki; Terunobu; Riku]


    Riku logró romper la roca; y los hombres a su alrededor lo imitaron, su técnica era precisa. A su vez parecía estar haciendo un entrenamiento adicional.

    Monpoke+50EXP
    Has desbloqueado tu ataque especial en nivel 4
    Podrás una vez por combate utilizarlo, tirando un dado de 50 caras que se sumará a tu ataque normal.
     
    • Fangirl Fangirl x 3
    • Ganador Ganador x 1
  11.  
    Monpoke

    Monpoke Absol

    Géminis
    Miembro desde:
    6 Julio 2016
    Mensajes:
    2,719
    Pluma de
    Escritor
    Fujiwara no Riku

    Un golpe. El primero contra las rocas.
    Se había sentido aceptable, pero incómodo en las vibraciones que sentí en los brazos y espalda al impactar. No fue correcto.

    Busque solucionarlo.
    Reajuste el agarre y me posicione diferente, corrigiendo la postura dónde creí necesario. Solo teniendo como guía el recuerdo incómodo en mí cuerpo, seguí mis instintos.

    Un segundo golpe.
    Menos energía, mejor equilibrio y postura para un efecto superior.

    Podría seguir a este ritmo y estaría bien. Pero no me fue suficiente, no, cundo tenía la mente y cuerpo ardiendo en ir a por más, no es mí límite.

    Destruir el objetivo. Ah... ¿Por qué me viene un recuerdo lejano ahora..?

    Me prepararé y seguí, escuchando susurros imaginarios, guiando el pico y mi cuerpo. Instandome a que termine el trabajo.

    Y un tercero.
    Conscientemente, no llegaría a decir que cambie para mejorar, solo sucedió y se sintió superior, más fuerte. Había llegado a sentir algo.

    Entonces me perdí en los siguiente golpes, sumergido en el trabajo, buscando y seguiendo mis instinto para mejorar. Encontrar ese algo que me atrae.

    Con un último golpe superior a todos los demás, la gran roca se desmoronó. Había terminado. Y creo haber llegando a entender.

    Levanté la vista y dejé el pico cuando todo estuvo terminado, un trabajo rápido, y a su vez cargado con tanto que se sintió eterno.

    Un pico no tiene relación con la katana, no, y a un así, al trabajar por unos instantes sentí algo. Una revelación para mejorar en el manejo de la katana katana, dar un paso más hacia adelante.

    Tal como me propuse la noche anterior.

    Empecé en silencio y me retire en silencio, pero llegando a llamar la atención durante el trabajo. A su vez, siendo más en solo unos minutos de trabajo.

    Todavía queda más por hacer, a lo que aportar.
    Ha irse con Shinrin si todo está dicho y echo :bil:

    *Le tiran una cuchara de albañil y lo ponen a pegar ladrillos*?
     
    Última edición: 18 Junio 2022
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Ganador Ganador x 1
    • Adorable Adorable x 1
  12.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Comentarista empedernido Death Penalty Erode

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    7,039
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Yuzuki Minami

    Me pareció ver a Oboro tropezar, al menos esa sensación me dio aunque pretendió disimularlo, y estaba por abrir la boca para decirle que tuviese cuidado cuando la nieve cedió bajo mi peso y terminé en el suelo, sin posibilidades siquiera de pretender detener la caída con las manos. Lo siguiente que supe fue que alguien se había acercado a ayudarme, Hayato, pero el niño terminó zambullido en la nieve.

    Iba a tratar de levantarme cuando escuché la voz de Takano, su risa después y giré el rostro en su dirección con el ceño ligeramente fruncido. No estaba molesta en realidad, sabía que no se reía con cualquiera, pero que se riera de nosotros era distinto. Igual se acercó, sacó al pequeño Sugawara de entre la nieve y con eso terminé por aflojar los gestos, de forma que cuando me ofreció sus manos las tomé sin problema para poder levantarme.

    —Gracias —dije casi en voz baja y seguí sus movimientos con cuidado, observándolo mientras me limpiaba la nieve.

    No hacía falta decirlo ni nada, lo había observado con cariño toda mi vida, ahora solo había cambiado un poco la naturaleza de ese afecto. Cuando llamó a Hayato volví a la atención al niño, que había formado una bola de nieve para lanzársela a Takano seguramente. El caso es que le dijo que la caja era suya y me acerqué para husmear su contenido cuando el pequeño la abrió.

    Eran flechas, no era ninguna experta del arco ni mucho menos, pero tampoco había que ser demasiado avispado para diferenciar sus funciones. Notarlo me hizo cruzar los brazos bajo el pecho y soltar una risa baja.

    —¿Incendiarias? —comenté un poco al aire, con cierta diversión impresa en el tono—. A este paso el niño va parecer criado en Kamakura.

    En cualquier caso, miré la caja en sí misma y asentí a lo del mon de los Hidetoshi.

    —Llevemos la caja con él.
     
    • Gracioso Gracioso x 3
    • Fangirl Fangirl x 1
  13.  
    Amelie

    Amelie Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    12 Enero 2005
    Mensajes:
    6,534
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]
    Santuario
    [Takano; Oboro; Yuzuki; Hayato]
    Takano negó —Dejarlo hundirse en la nieve sería el estilo de Kamakura; debería tener la fuerza e inteligencia suficiente, para salir del propio error que cometió sin ayuda alguna —miró a Yuzuki— Darle armas para defenderse es más... — sonrió —... Minami.

    Oboro sonrió ligeramente al verlos; mientras que Hayato inspeccionaba las flechas afirmando a Yuzuki, dándose cuenta que eran incendiarias—¿Puedo usarlas? ¿En serio?—preguntó emocionado, para después correr a abrazar a ambos.

    Takano se congeló en ese instante, casi por instinto lo iba a empujar; pero se contuvo y dejó ser a Hayato.

    Lentamente, bajaron del santuario destruido, nuevamente hacia la ciudad.




    Nagano

    Yamagata se encontraba conversando con Takeda; Tetsuo; Tsunayoshi y Shinko. Takano se acercó a ellos sin preocupación alguna de interrumpirlos.

    —Yamagata.

    Yamagata lo miró y sonrió extendiendo los brazos —¿Vienes a darme un abrazo? —se acercó a él y fue recibido con un empujón al pecho, rompiendo su guardia al instante.

    —Encontramos el mon de tu clan en los escombros del Santuario—dijo mirando a Hayato, que al instante reaccionó y le mostró la caja a Yamagata.

    —Fue... una ofrenda —La sonrisa burlona de Yamagata se disipó, para después dirigirse hacia Takeda —Las flechas están hechas de ramas del árbol Bodhi de Nara; sitio dónde oraba Chikusa todos los días.


    Nagano
    [Shinrin; Riku]

    Se encontraba atendiendo a los heridos, los cuales más que quejarse parecían querer levantarse de inmediato. Muchos de los civiles ayudaban a traer trapos calientes y limpios.

    Shinrin levantó la vista hacia Riku, al verlo allí de pie —¿Buscas a la señorita Fujiwara? No está aquí; sus manos no dejan de temblar, no puede ayudarme con los heridos en ese estado, se ha ido al cementerio.

    —Si no hubiera sido imprudente, el señor Ujihisa podría estar...

    Shinrin sometió al guerrero que hablaba, llevándolo al suelo empujándolo del hombro —Será mejor que guarde silencio —miró a Riku y ofreció una disculpa con una leve inclinación —A veces olvidan la fuerza que tiene el apellido Fujiwara... representan la flor del invierno en los clanes de las flores. Y el invierno, siempre es la estación más inclemente; no cualquier flor sobrevive en la tempestad.

     
    • Fangirl Fangirl x 3
    • Ganador Ganador x 1
  14.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Comentarista empedernido Death Penalty Erode

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    7,039
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Yuzuki Minami

    La corrección de Takano alcanzó a hacerme sonreír a pesar de todo, llevaba razón en cierta parte, aunque lo cierto es que había dicho Kamakura y no estilo Kato. Ambos habíamos crecido en el mismo espacio físico, éramos hijos de los montes que resguardaban la ciudad incluso en su decadencia, pero habíamos avanzado hacia extremos diferentes por mucho tiempo. Ambos habíamos sido moldeados por nuestros correspondientes padres de maneras muy diferentes.

    —Los cachorros nacen sin dientes —dije todavía con los brazos cruzados—. Pero no tardan mucho en adquirirlos, son su principal defensa en caso de que el lenguaje corporal no funcione. Hay que afilarle los colmillos si ya los tiene.

    La pregunta de Hayato fue la que hace cualquier niño al recibir un regalo, por mucho que fueran flechas, y ni siquiera nos dejó responder cuando ya se había acercado corriendo para abrazarnos. Pensé que Takano lo apartaría, estaba lista para recibir al niño en ese caso, pero le permitió ser, así que yo sí le correspondí el gesto como planeaba de por sí.

    —Puedes —afirmé a su pregunta, dedicándole una caricia en el cabello—. Ya sabes, úsalas solo para proteger, nada más.

    Terminamos por regresar a Nagano, al llegar Takano se acercó al grupo sin preocuparse por interrumpirlos y llamó a Yamagata, que lo recibió ofreciéndole un abrazo que claramente fue rechazado. La escena me hizo negar suavemente con la cabeza, pero no añadí nada, dejé que fuese él quien hablara. La respuesta disipó la sonrisa en el rostro de Yamagata y suspiré.

    Una ofrenda.

    Busqué a Takeda con la vista en cuanto Yamagata hizo lo mismo y aproveché para adelantarme un poco a los hechos.

    —Fue lo más que encontramos en el santuario. —Desvié la mirada a la caja de flechas y me acerqué a Takeda para hablarle directamente, sin tener que hablar demasiado fuerte—. Le dijimos a Hayato que se las quedara, tiene su arco, pero si eran una ofrenda creo que te corresponde a ti decidir qué hacer con ellas.
     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Adorable Adorable x 1
  15.  
    Monpoke

    Monpoke Absol

    Géminis
    Miembro desde:
    6 Julio 2016
    Mensajes:
    2,719
    Pluma de
    Escritor
    Fujiwara no Riku

    "Soy consciente de su ubicación". Mencioné breve por su pregunta, siendo que me separé de ella y Shinko antes de ir al muro.

    "Vine a cooperar en lo posible y-...". Me corté, totalmente conciente de las palabras dichas por el soldado.

    Hablando demasiado sin saber por el dolor que pasa, es insultada...

    Me contuve el enojo con los dientes apretados, no por miedo de reprimenda o la falta del coraje de defender su nombre.

    No es lugar para iniciar una discusión o pelea, hay heridos aquí. No es enemigo... solo alguien adolorido... todos los estamos.

    Tampoco es su culpa. Ni de Kirara. Solo de esta guerra.

    "... Y comprobar el estado en que se encuentran los civiles...". Termine mí oración luego de una larga pausa.
     
    • Adorable Adorable x 2
  16. Threadmarks: Día 49_Clan Minamoto
     
    Amelie

    Amelie Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    12 Enero 2005
    Mensajes:
    6,534
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nagano
    [Takeda; Yamagata; Shinko; Tetsuo; Hayato; Takano; Tsunayoshi; Yuzuki]

    Takeda le sonrió a Yuzuki —Si soportaron el fuego fue para llegar a dónde están ahora —afirmó con seguridad.

    —Takeda —llamó Takano su atención —No la encontré

    Takano se refería a la katana destruida de Chikusa. Takeda negó aun con la sonrisa en su rostro —Y aquello que se oculta en la ceniza, debe mantenerse allí, imperturbable. Lo agradezco, Takano.


    Nagano
    [Shinrin; Riku]

    Aquel guerrero no dijo nada más a Riku, simplemente permaneció allí mientras Shinrin trataba sus heridas.

    —Todos los civiles se encuentran a salvo; las mayores bajas fueron con los emishi.








    El rol de Misato proviene de Tonami






    [​IMG]

    Pasaron dos días; la reconstrucción de la muralla iba mejorando, el escombro ya no estaba más en la ciudad; ahora seguía rearmar la estructura.
    Los líderes de clan hablaron de qué proseguía ¿Cuál sería el siguiente movimiento para los Minamoto?

    Se habló de las posibles represalias que podían caer en Nara debido a su participación en la defensa a Nagano. Por lo mismo se habían enviado defensas a Mie; la Prefectura que permanecía como aliada en secreto, estaban listos para actuar si Nara sufría alguna especie de invasión.

    Yamagata supo de las muertes que habían afligido a los clanes en aquel tiempo; no sólo reaccionó con profundo dolor a la muerte de Taiyo y Obata; sino que le preocupaba enormemente la desaparición de Matsuda, su mejor amigo.

    Kirara había permanecido en su habitación en el castillo de Nagano; sin aceptar la visita de nadie más que Shinko y Riku, quienes se habían cerciorado de que había comido bien; pero su sueño mermaba.

    Yuzuki se encontraba con Takano y Hayato buscando frutos en los árboles que rodeaban el castillo cuando fueron informados que Misato había llegado a Nagano, se había anunciado su presencia a Takeda; quién la esperó junto con Yamagata en una de las habitaciones de conferencias del castillo. También se anunció su llegada a los demás, mencionando que podían acompañarlos en el recibimiento.

    Monpoke Yáahl Kuno Vizard estadísticas actualizadas.

    Pueden mencionar que se acercan al recibimiento de Misato; o simplemente pueden esperar.
     
    • Fangirl Fangirl x 3
  17.  
    Kuno Vizard

    Kuno Vizard Rolero, dibujante

    Virgo
    Miembro desde:
    8 Septiembre 2013
    Mensajes:
    1,505
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Misato Aoyama

    Los Fujibashi se habían despedido de nosotros una vez más hasta nuestro próximo encuentro, al contrario de ellos Shingen y Yato decidieron ir con nosotros, no había forma de discutir pero no me molestaba su presencia en lo absoluto.

    Dejamos atrás a Toyama y nos encaminamos hasta la prefectura de Nagano, esperando que todo estuviera bien.




    El viaje fue algo duro de nuevo, el clima jugó en nuestra contra y el resfrío había regresado como hace varias lunas.

    —Y-Yin, apenas lleguemos tomaremos los remedios, al final si los necesitare—dije con un estornudo tan fuerte que solo acrecentaba mi jaqueca.

    Pero el dolor no duró mucho cuando al arribar a la ciudad que hace unos amaneceres debió sufrir un asedio, parecía estar aún de pie con sus habitantes trabajando para reparar ciertos daños; no habían rastros de ningún estandarte rojo, eso alegro más mi corazón. La ciudad se había salvado y nuestras alianzas se mantenían fuertes y unidas.

    —Consiguieron resistir al final de todo, espero mis nuevos conocimientos den al clan lo necesario para estar un paso adelante—mi voz parecía de una niña regañada pero al contrario podía contar con una nueva oportunidad.

    >>Seguro usted tiene algo que decir aquí señorita Shingen, los Fujiwara deberían estar cerca también.
     
    • Adorable Adorable x 2
  18.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Comentarista empedernido Death Penalty Erode

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    7,039
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Yuzuki Minami

    Le dediqué a Takeda una sonrisa de agradecimiento, porque una parte de mí sabía que diría algo del estilo, pero siempre prefería no dar las cosas por asumidas y algo tan importante como eso era mejor decírselo. Si habían resistido el fuego, lo cierto es que estaban donde correspondían y si eso eran las manos del cachorro que habíamos salvado de ese mismo fuego, para variar, no sería yo quien lo discutiera.

    No sabía si ya había perdido a uno de mis niños para siempre.

    No podía perder otro.

    Ahora que lo pensaba, no tenía idea de qué habían ido a buscar en específico al santuario, pero el caso es que no lo habíamos encontrado. Debía pertenecer a Chikusa de igual manera, de ahí la importancia, pero siendo el caso tan siquiera podíamos decir que se había intentado.

    Los días pasaron, se habló de las represalias, de lo que habíamos perdido y Fujiwara permanecía aislada, como si hubiese pescado un virus que se la comía viva. Podía intentar hablar con ella, incluso si se había negado a recibir visitas de nadie que no fuesen los suyos, pero eso no ocurriría en ese momento, sabía que necesitaba su espacio. No dejaba de ser una de nuestras flores aún así, deberíamos atenderla directamente. Si no recuperaba o reconstruía el fragmento de mente que había entregado con la vida de Ujihisa pronto se secaría.

    En cualquier caso, más me valía aprovechar el tiempo que tenía para tratar de regresar mi propia cabeza sobre el cuello, de ahí que no me despegara de Takano y Hayato que eran los que me brindaban cierta sensación de tranquilidad y normalidad, o al menos de rutina. Estaba con ellos recogiendo frutos alrededor del castillo cuando nos informaron de la llegada de Misato.

    Me limpié las manos, busqué a Takano y al pequeño Sugawara con la mirada y suspiré con cierta pesadez.

    —Acerquémonos a recibirla —sugerí.
     
    • Fangirl Fangirl x 2
  19.  
    Amelie

    Amelie Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    12 Enero 2005
    Mensajes:
    6,534
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]
    Castillo
    [Takeda; Takano; Hayato; Yamagata; Yin; Yuzuki; Misato; Yato; Hikari]


    Takeda se alegró de ver a Misato; y sus palabras le aseguraron que su misión había sido un éxito; y antes de que pudiera decir algo para que descansaran de su viaje, del cual habían contraído una enfermedad; Misato le dio la palabra a Hikari, palabras que hicieron bajar la mirada a Yato.

    Pero antes de que alguien más hablara; Yuzuki entró a la habitación junto con Takano y Hayato.

    "Shingen" el apellido resonó en Yamagata quién se detuvo a inspeccionar a los recién llegados —Takeda; tienes ante ti a Shingen no Hikari; señora de Yamanashi— dijo haciendo una reverencia ante aquella mujer —Mi señora; y a mi lado está Minamoto no Takeda —Yamagata presentó a su líder —Señor de Kanagawa.

    —Es bueno volver a verte; Yamagata —mencionó Hikari sin formalidad alguna —A mi lado está Yato —dijo señalando a su acompañante pero mirando a Takeda —Takeda; necesito reunirme con los Fujiwara.

    —No creo que sea el mejor momento —Yamagata se cruzó de brazos al ver tanta informalidad

    —Tal vez sea el mejor momento —la voz de Takeda era amable —Iré a buscarlos —Yamagata lo miró con molestia; pues estaban rompiendo todos los protocolos de una audiencia y eso le molestaba enormemente.

    —No es necesario —negó Hikari —Yo iré a dónde estén ellos. Sólo indíquenme el camino.

    Takano afirmó y empujó ligeramente a Hayato por la espalda, y con sólo esto, Hayato entendió que sería el guía —Por aquí... — mencionó Hayato guiando a Hikari y a Yato hacia dónde estaban los Fujiwara.

    Con ellos fuera; Takeda miró a Misato y Yin —Me alegra volver a verlos; pero debo decirles que hay un anuncio que debo darles antes —enfocó su mirada en Yin —La vida de Ujihisa se perdió en la defensa de Nagano. Dio su vida por su oficio como médico; lo lamento mucho —dijo con una reverencia.

    Yin bajó la mirada.

    [​IMG]
    Habitación Fujiwara
    [Hayato; Yato; Hikari; Kirara; Shinko; Riku]

    Hayato le indicó a Hikari y Yato que esa era la habitación dónde se encontraban los Fujiwara; Hayato iba a tocar para avisar de la intromisión; pero antes de que el pequeño pudiese hacer algo, Hikari ya había deslizado la puerta, entrando sin reparo.

    Se colocó frente a los Fujiwara con las manos en puño sobre su cadera, esperando encontrar alguna de las miradas. Hayato simplemente dio media vuelta y se retiró, mientras Yato esperaba fuera de la habitación.

    Fue Shinko quién la miró; y en ella había algo familiar. Kirara no levantó la vista. Hikari repasó con la mirada a los presentes hasta dar con Riku —Soy capaz de reconocer a Kirara e intuyo que el más pequeño es Shinko. ¿Quién eres tú?

     
    • Fangirl Fangirl x 3
    • Impaktado Impaktado x 1
  20.  
    Kuno Vizard

    Kuno Vizard Rolero, dibujante

    Virgo
    Miembro desde:
    8 Septiembre 2013
    Mensajes:
    1,505
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Misato Aoyama

    Llegamos hasta el interior del castillo, en su interior Takeda aguardaba por nosotros en una habitación para reuniones.

    Al entrar el nos recibió con calidez, por mi parte estaba muy complacida de ver a todos con bien y más con una victoria contra los Taira. Pero además tuve la sorpresa de ver a alguien que hace más de 10 amaneceres se había apartado de nuestro viaje.; Yamagata.

    —Señor Yamagata, ha pasado mucho tiempo—salude con una reverencia, parecía que solo había pasado un día desde que el decidió quedarse en Nara como parte del plan contra Tenshin Hidetoshi. Pero ante que mi voz fuera escuchada Yuzuki, Takano y el pequeño niño que vi desde Shizuoka habían entrado, preferí saludarles con una rápida inclinación, esperando más palabras de Yamagata o Takeda.

    A la señora de Yamanashi no parecía importarle la formalidad, ella solo exigía una reunión con los Fujiwara, Hayato fue finalmente quien los guío por el castillo.

    Finalmente Takeda tomo la palabra mostrando su alivio de vernos con bien.

    pero debo decirles que hay un anuncio que debo darles antes.


    Aquello no me auguraba nada bueno, algo le había ocurrido a alguno de los nuestros.



    La vida de Ujihisa se perdió en la defensa de Nagano. Dio su vida por su oficio como médico; lo lamento mucho


    Después de todo así era la guerra, no sabías si en medio de la misma podías vivir o morir. El médico que había conocido en Nagoya, había dado su vida en batalla. Recordé haberlo invitado a nuestra misión para dar con los Fujibashi.

    —Ya veo—baje la mirada al escuchar la gráfica noticia—al final fue un médico con el objeto de salvar vidas, dispuesto incluso a sacrificar su vida...es una verdadera pena, pero digno de ser recordado con respeto y admiración—Toque el brazo de Yin como un simple pero claro gesto de compasión.


    Tome aire y frote mis ojos para limpiar la humedad en mis ojos, pese a mi enfermedad me preparé para dar mi parte de la misión en Tonami.


    —Mi señor le informo que mi misión ha sido un éxito, hubo ciertos problemas pero finalmente—Saque el rollo Nin que Yato me había entregado—he conseguido la ayuda de la escuela de los Fujibashi, podré hacer uso de la conspiración para confundir al enemigo propagando un rumor que alcance a todas las prefecturas, además de disponer de algún espía personal que me brinde información—dije detallando las habilidades más destacadas, estaba algo agotada y pensaba que no era necesario contarles sobre Kaze al menos por el momento.
     
    • Impaktado Impaktado x 2
    • Ganador Ganador x 1
    • Adorable Adorable x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso