1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Hotel Mirai

Tema en 'Isla 1' iniciado por Nami Roronoa, 25 Junio 2017.

Cargando...
  1.  
    Hey Miguel

    Hey Miguel Sobrevivió al Arceus Emo Esbirro

    Aries
    Miembro desde:
    23 Noviembre 2012
    Mensajes:
    1,242
    Puntos en trofeos:
    301
    Pluma de
    Escritor
    Rin Takuya

    No había podido conciliar el sueño tras la pequeña función de Monokuma en el Parque Jabberwock. La premisa de matar para salir de la isla y averiguar la veracidad de las imágenes era por demás incoherente. ¿Qué sentido tenía comprobar aquello si en los videos daban a entender que nuestros familiares ya estaban muertos? Mas la duda residía en diferenciar lo real de lo falso, ya que no todas las personas en los videos "morían", otras simplemente desaparecían... como con mi padre. Tragué saliva. Monokuma claramente buscaba darnos un incentivo para matar a través de una extorsión, era su forma de demostrarnos el alcance "real" de sus amenazas. Por más de que me fuese difícil ignorarlo, hice un gran esfuerzo para no dejarme llevar por las emociones y apegarme sólo a los hechos. Estábamos atrapados en una isla contra nuestra voluntad y la persona detrás de esto estaba coaccionándonos bajo amenaza para que nos matáramos entre nosotros. Hasta donde sabía, el video bien podía ser un montaje. No seré muy conocedor de los efectos de montaje y edición, pero sí he visto lo que se puede lograr con un buen presupuesto, y una persona capaz de comprarse su propia isla privada no parece de las que escatimaría en precios.

    Cualquiera fuese el caso, lo segundo que soltó el oso bicolor fue lo que más me intrigó: teníamos un traidor entre nosotros. Era esa la verdadera razón por la que se me escapaba el sueño, pensar que había un lobo disfrazado de oveja entre nosotros. Eso daba pie a dos nuevas hipótesis: Si lo que dijo Monokuma es cierto, uno de los videos es definitivamente un montaje, por lo que no se podía descartar que los demás también lo fueran; La segunda teoría era que Monokuma había dicho eso para que desconfiáramos de nosotros. Si realmente hubiese un traidor entre nosotros y fue el que trajo al oso, ¿por qué Usami no dijo nada? Eso sólo da a entender que Monokuma miente o que Usami no es lo que dice ser.

    Sin darme cuenta, el sol había salido y como unos cuantos habían quedado en reunirse en el Hotel Mirai, decidí unirme a ellos para mantenerme al tanto de las novedades. Con las ojeras usuales de siempre pero esta vez más acentuadas por la falta de sueño prolongada, me dirigí a la cafetera más cercana y me serví una taza de café negro, sentándome a beberlo en silencio mientras analizaba la conversación que mantenían los estudiantes.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
    • Fangirl Fangirl x 1
  2.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master Esbirro

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    1,960
    Puntos en trofeos:
    411
    Pluma de
    Escritora
    —No… no era mi intención establecer el horario o reglas definitivas —dijo Nagito, alzando sus manos al lado de su cabeza como si se estuviese defendiendo, aunque sin perder su sonrisa—. Sólo era una idea…

    >> Creo que hemos pasado demasiado tiempo aquí… yo por mi parte, intentaré seguir explorando la isla… hay algunas cosas que quiero investigar. La Playa y el Aula donde llegamos parecían algo sospechosas, y no pude revisarlas a fondo… también me intriga ver cómo funciona esa Máquina Expendedora… y creo que aún había algunas cosas sin descubrir por el Aeropuerto y el Rancho… además que anoche no pude revisar mucho el Parque Jabberwock, seguro ese lugar guarda algunos secretos… nos veremos luego entonces…

    Y, sin mas, Komaeda se marchó del restaurante.

    ¡Continúa la Vida Diaria!

    Sois libres de seguir explorando; encontrarán nuevas cosas en los lugares señalados ;)
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  3.  
    Nekita

    Nekita Maestre Esbirro

    Piscis
    Miembro desde:
    18 Marzo 2012
    Mensajes:
    4,336
    Puntos en trofeos:
    566
    Pluma de
    Escritora
    Ziro Allen

    Las cosas no habían salido exáctamente como hubiera esperado que terminaran, ni Celia ni Crow estaban de acuerdo de establecer algun horario y de cierta forma podía comprenderlo pero... mi petición original era que todos nos presentaramos a desayunar y listo, tener un tiempo para que todos nos veamos la cara por las mañanas y asegurarnos de que estábamos bien.

    Saludé al último chico en unirse a nosotros y me levanté de la mesa para tomar una manzana que comería en el camino a mi nuevo destino —Bueno... iré al rancho, los veré mas tarde —me despedí de ellos y salí del restaurante. Dado que no había visto a Adam por aquí, suponía que el hecho de probar los controles tendría que esperar un poco más.
     
    • Adorable Adorable x 2
  4.  
    Rojo FireRed

    Rojo FireRed Radio FFL Esbirro

    Acuario
    Miembro desde:
    12 Abril 2013
    Mensajes:
    556
    Puntos en trofeos:
    333
    Pluma de
    Escritor
    Joseph

    Eh, hora de ponerse en marcha de nuevo, flojo de pacotilla

    Pensaba, casi adormilado, lo mejor que podía hacer era eso, necesitaba encontrar material útil y si acaso unas monedas para comprar en el supermercado de la isla

    Me dispuse a revisar el mapa de la isla en el pasillo

    Aeropuerto

    Sonaba tentador para mí, así que no decidí ir a investigar
     
    • Gracioso Gracioso x 1
  5.  
    GalladeLucario

    GalladeLucario Game Master Esbirro

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    1,873
    Puntos en trofeos:
    471
    Pluma de
    Escritor
    Allan "Crow" Jordan.

    Mis pasos se aventuraron en el hotel, avanzando por sus pasillos con mirada atenta. Buscaba una puerta en concreto, y entre mis dedos bailaban ahora las ganzúas, mis preciosas ganzúas. No habría puerta que se me pudiese resistir gracias a esas cosas. Hasta con una horquilla podría abrir algunas cerraduras, más aún teniendo material profesional.

    Estábamos investigando el caso de la muerte de Aika. La evidencia circunstancial parecía indicar a un suicidio, pero aquellas heridas tan extrañas en la espalda hacían que todo se volviese más complejo. Hacía que todo pareciese un asesinato que el asesino trataba de camuflar como un suicidio.

    De modo que, ¿dónde obtener más pistas? Si necesitaba verificar la posibilidad del suicidio, la posibilidad de un enfrentamiento entre Aika y su asesino, o cualquier cosa que concerniese a la vida privada de la víctima, todo ello posibles datos de relevancia para el caso (y, por ende, para mi supervivencia, que era lo único, junto con mi curiosidad, que me preocupaba realmente)... su habitación podía ser una buena fuente de evidencia.

    —Aquí es —dije, deteniéndome en su puerta.

    Las ganzúas y mis manos harían el resto.

    Nami Roronoa, habitación de Aika, ábrete sésamo e.e
     
    • Fangirl Fangirl x 2
  6.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master Esbirro

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    1,960
    Puntos en trofeos:
    411
    Pluma de
    Escritora
    Mientras Crow se encontraba trabajando en la cerradura, Nagito apareció, encontrándose con "el cuervo" justo donde le había indicado que lo esperaría.

    —Ah, Crow, has conseguido las ganzúas —observó el muchacho de cabellos blancos—. ¿Crees poder abr-

    Nagito dejó de hablar cuando oyó el click que indicaba que Crow había finalizado su trabajo. La puerta había sido desbloqueada.

    —Parece que fui un tonto por tan sólo preguntar —dijo Nagito, soltando una risa suave—. Como era de esperarse del súper ladrón de preparatoria…

    >> ¿Entramos?

     
    • Fangirl Fangirl x 3
  7.  
    Fushimi Natsu

    Fushimi Natsu Alquimista Esbirro

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2011
    Mensajes:
    940
    Puntos en trofeos:
    316
    Pluma de
    Escritora
    Karen Foster

    Luego del llamado de Monokuma, me quedé un rato más reposando sobre la cama mientras trataba de recordar cómo es que había llegado hasta mi habitación. La noche anterior habíamos participado en nuestra primera clase de juicio y... Bueno, por un lado me sentía contenta porque habíamos conseguido descubrir la verdad y salvado nuestras vidas. Pero, por el otro lado, el saber que Aika jamás regresaría me entristecía. Y ahora que Rei también se había marchado...

    Aún perdida en tal mezcla de sentimientos, terminé por alistarme para enfrentar un nuevo día en esta terrible isla. No tenía muchas ganas de salir, menos de hacerle frente a lo que fuera que Monokuma nos tenía preparado. Sí, de verdad que no quería. La mera idea de abandonar la seguridad de mi pequeño cuarto me sumía en un hervidero de nervios, pero ¿qué sería de mí si decidía pasar de su anuncio? Específicamente nos había citado al restaurante e incumplir su llamado me dejaría a merced de cualquier castigo que se le ocurriera, ¿verdad?

    Un estremecimiento me sacudió y fue todo lo que precisé para ponerme en camino.

    —Al menos podré desayunar algo —me recordé mientras paseaba la vista por el lugar—. Parece que... Soy la primera en llegar.
     
    • Adorable Adorable x 3
    • Me gusta Me gusta x 2
  8.  
    Liza White

    Liza White Orientador Líder Equipo Creativo Editor Gráfico Esbirro

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    3,142
    Puntos en trofeos:
    521
    Pluma de
    Escritora
    Evangeline Jones

    Tan grande fue el cúmulo de emociones que caló en mí la noche anterior, y tan grande el agotamiento en sí, que nada más llegar a mi habitación caí súbitamente en los brazos de Morfeo. No tuve tiempo de darle más vueltas de tuerca a lo que acababa de suceder, ni siquiera pude asimilar del todo el castigo tan cruel y despiadado que Monokuma le había dado a Rei Amantinae. Solo me dejé caer en la cama, cerré los ojos, y decidí descansar por una vez desde que había llegado a la isla.

    Al día siguiente me desperté gracias a la voz chillona de Monokuma reportándose una vez más desde el monitor. No tuve la suficiente lucidez como para lanzar otra almohada hacia este, aún me encontraba entre el sueño y la vigilia y podría caer dormida de nuevo en cualquier momento. Sin embargo, parte de sus palabras se repitieron una vez más en mi mente, como si me dieran un aviso.

    "Son las 7 am".

    —¿Las siete...? —murmuré, removiéndome entre las sábanas. Abrí los ojos de repente, siendo consciente de lo que eso significaba—. ¡No, el desayuno!

    Creo que nunca me había levantado con tanta velocidad ni me había alistado tan rápido, qué decir. Y allí estaba yo, caminando a paso algo más acelerado de lo usual por el complejo del hotel Mirai bajo la luz de los tenues rayos de sol, refregándome los ojos mientras reprimía un bostezo ahogado. Había quedado en que me despertaría antes para poder desayunar tranquila en el restaurante, pero estaba tan cansada que me había quedado dormida. Y cuando subí hacia el propio comedor, efectívamente, supe que ya no sería la primera en llegar. Karen, la fotógrafa, ya se encontraba allí.

    La observé en silencio, mientras se encontraba de espaldas escogiendo la comida para el desayuno, y comencé a caminar hacia el interior de la estancia. Una parte de mí pensó en ese entonces que ignorar al resto, al menos hoy, no era la solución. Es decir... Todos estábamos sufriendo por lo de anoche. Sabía que nadie habría resultado indiferente (excepto alguien que yo me sé), y... Quizás sí que estaba siendo algo egoísta.

    Así pues, cuando dejé mi inseparable estuche de pintura en la mesa y tomé un plato, y Karen acabó por percatarse de mi presencia, alcé una mano vagamente para hacer un intento de saludo.

    —Buenos días —me limité a decir, con un tono de voz tranquilo. Tomé asiento, abrazando mis rodillas mientras colocaba en ellas mi bloc de dibujo, y mientras probaba una pieza de fruta de mi plato, con la otra mano decidí dibujar algún que otro elemento de la mesa, para mantener la cabeza distraida. Sin embargo, en medio del silencio, decidí agregar algo más. Ladeé la cabeza durante un segundo, mirando de reojo a Karen—. ¿Pudiste pegar ojo esta noche?
     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Adorable Adorable x 1
  9.  
    Fushimi Natsu

    Fushimi Natsu Alquimista Esbirro

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2011
    Mensajes:
    940
    Puntos en trofeos:
    316
    Pluma de
    Escritora
    Karen Foster

    —Oh, buenos días —contesté, dibujando una pequeña sonrisa. Me alegraba no estar sola allí.

    Con mi desayuno dispuesto para ser disfrutado, me senté cerca de la súper artista. Tratando de ser disimulada, le eché un vistazo al dibujo que empezaba a iniciar en su bloc antes de distraerme con mi bebida.

    —Bueno... No estoy muy segura de cuándo me dormí, pero me siento bastante descansada —admití, guardándome para mí ciertas cosas que tampoco podía recordar—. Y, eh, ¿qué hay de ti?
     
    • Adorable Adorable x 3
    • Fangirl Fangirl x 1
  10.  
    juanjomaster

    juanjomaster Rey del Colmillo Esbirro

    Aries
    Miembro desde:
    24 Junio 2012
    Mensajes:
    1,598
    Puntos en trofeos:
    351
    Pluma de
    Escritor
    Suzugamori Ren.

    Una pena que el juicio terminase de esa manera. No porque me doliese lo sucedido con Rei, sino que, más bien, había sido demasiado obvio. Desde que se había comportado tan extraño al ser cuestionado por Evangeline, la verdad es que tenía todas las papeletas. Y a cada momento todo se había vuelto cada vez más obvio, sin ocurrir en ningún un momento un buen giro de tuerca.

    —Al menos —me dije, tras salir del cuarto con mi monomoneda en mano— Nagito ha dado un buen espectáculo. Alterar la escena del crimen para que el caso se complicase más. Aunque nuestros objetivos son ligeramente diferentes, nuestra manera de proceder es bastante similar.

    Una vez en el comedor pude constatar que, a diferencia de la vez anterior, había sido el tercero en llegar. Una mejoría considerable, se podría decir. Tomé algo de fruta y yogur, para después sentarme en la mesa junto a las chicas.

    —Se ve que te has levantado con prisas Evangeline —le dije a la pelirroja—. Tu pelo luce como si aún tuvieras la almohada en la cabeza. Un poco más e incluso podrías asfixiarte con ella.

    Y reí levemente por un chiste que, aunque no fuese gracioso, me contentaba pensando de que, en el algún otro mundo paralelo o escenario ficticio, el chiste tendría más gracia por algún contexto que, ahora mismo, no existía.

    Las posibilidades existían, desde luego.
     
    • Gracioso Gracioso x 5
  11.  
    Lucas Diamond

    Lucas Diamond Rolero Esbirro

    Aries
    Miembro desde:
    22 Marzo 2015
    Mensajes:
    248
    Puntos en trofeos:
    296
    Pluma de
    Escritor
    Celia Ackerman

    El caso quedó resuelto. Entre todos habíamos conseguido descifrar quién había llevado a cabo el asesinato; ni siquiera hicieron falta las votaciones, Rei confesó todo y pagó por ello... Durante unos minutos hasta me compadecí de él, viendo cómo Monokuma se encargaba de "castigarle", pero se lo había ganado. Si no hubiese acabado así, hubiéramos sido nosotros los que hubiésemos muerto, ¡y eso no podía permitirlo ni mucho menos! Mi vida valía más que la de aquel informático, técnico, o lo que narices fuera.

    En cuanto al móvil del crimen... era algo aterrador pensar en que todo había sido culpa de Nagito. Desde luego aquel tipo estaba completamente pirado, ¡yo lo sabía! Desde el primer momento en que lo vi supe que había algo raro con él. Al menos ahora todos andaríamos con cuidado y no nos fiaríamos de un loco de remate.

    Tras la clase de juicio abandoné el monte y me fui a dormir a mi habitación en el hotel. Había sido un día duro y necesitaba descansar todo lo que pudiera...

    Hasta que Monokuma nos volvió a despertar. ¡Venga ya, solo eran las siete! Por muy perturbado que estuviera el osito de peluche nadie sería capaz de madrugar tanto. ¡Eso sí que era un crimen! Pero a pesar de mis quejas, no quedaba otra. Monokuma nos citó en el hotel para desayunar, pues tenía que darnos alguna noticia, lo cual me puso en tensión.

    Acudí allí tan rápido como pude (poco, pues estaba aún dormida) y vi que un par de alumnos ya estaban esperando al resto.

    —... Buenos días. —Y no dije más, pues el cansancio me calentaba el humor y me sacaba la vena antisocial.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  12.  
    Graecus

    Graecus Sobreviví a la Boda Roja Game Master Esbirro

    Libra
    Miembro desde:
    26 Marzo 2013
    Mensajes:
    378
    Puntos en trofeos:
    271
    Pluma de
    Escritor
    Jackson Mervin

    A duras penas pude llegar al restaurante a una hora que se pudiera calificar como temprano en la mañana. La noche anterior me había ido a dormir tarde, y casi me pierdo el anuncio de Monokuma entre sueños. Había añadido el proceso del primer juicio y parte del final en esa suerte de diario que desde ayer llevaba escribiendo, pero no había sido eso lo que me había mantenido en estado de vigilia, ni mucho menos.

    Buenos días—saludo con desgano, al ver que ya hay gente reunida en el restaurante. Me muevo entonces hacia la silla más cercana en la más aparatosa marcha robótica matutina y me tomo los siguientes segundos en terminar de despertar. De niño tenía una teoría de que si nuestro cuerpo se rebela contra la idea de madrugar debía de ser porque es nocivo para la salud. A esta edad ya tengo claro que es todo lo contrario, que la mente humana tiene esa particularidad de anhelar eso que lo destruye y odiar lo que lo mantiene sano, pero hay veces en las que todavía dudo.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • De acuerdo De acuerdo x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  13.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master Esbirro

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    1,960
    Puntos en trofeos:
    411
    Pluma de
    Escritora
    • De acuerdo De acuerdo x 2
  14.  
    Bruno EVF
    • Posteador intelectual

    Bruno EVF Equipo administrativo Esbirro El Intelectual

    Libra
    Miembro desde:
    9 Octubre 2012
    Mensajes:
    1,716
    Puntos en trofeos:
    351
    Pluma de
    Escritor
    Adam Valenti

    No me fue muy difícil descansar en el curso de la noche, a diferencia de lo que de seguro ocurrió con parte de mis compañeros de “clase”. Si había algo a lo que estaba muy acostumbrado, eso era el ser espectador en primera fila de la muerte de personas. La muerte manifestada en variantes numerosas, tantas, que provocarían la náusea de cualquier persona que no fuese soldado o mercenario. Balas, accidentes con vehículos, aplastamientos, torturas, desangramiento, decapitación y demás. Junto con las balas, las explosiones eran la forma más habitual de morir en el campo de batalla, casi tan común como verse salpicado por los resto de los camaradas o enemigos caídos.

    Por tanto, la muerte de aquel sujeto no me había inmutado en lo más mínimo. No era aquella la primera vez que una cabeza rodaba hasta mis pies. Y, para empezar, yo no sentía empatía por nadie. ¿Por qué debería quitarme el sueño la pérdida de un completo desconocido y, además, asesino? Hasta agradecía su desaparición, porque eso era beneficioso para mí: volví a ver el amanecer cuando salí de mi habitación.

    Acudí con paso calmado a la cita con el Director en el Hotel Mirai. En el umbral de la puerta del restaurante pude comprobar que era el séptimo en llegar. Los escudriñé con la mirada, tiré la correa que me cruzaba el torso para que el subfusil en mi espalda quedara bien acomodado y tomé asiento en la mesa, al lado de la Super-Fotógrafa.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  15.  
    GalladeLucario

    GalladeLucario Game Master Esbirro

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    1,873
    Puntos en trofeos:
    471
    Pluma de
    Escritor
    Allan "Crow" Jordan

    Terminado el caso de la muerte de Aika, una vez más estaba en el hotel, acudiendo todos a la llamada de Monokuma. Había sido Rei, ese informático ridículo, el que mató a la chica... pero la culpa de todo era de Chalado, por supuesto. Estaba realmente loco, más de lo que en un principio pensé. Su concepto de la esperanza era realmente escalofriante, enfermizo, siniestro. Pero bueno... la clase de juicio había pasado, y eso era señal de que la vida diaria volvía a comenzar. Monótona, aburrida y rodeada de aquellos imbéciles.

    Con lentitud, tomé asiento junto a los demás, en silencio. El ambiente, probablemente, estuviese un poco enrarecido, y no lo criticaba, a decir verdad. La situación ahora era tensa. el juego de asesinato había empezado, y era cuestión de tiempo que se repitiese... ¿verdad?

    Suspiré, cruzándome de brazos. Me pregunto qué querría ese "Director" nuestro.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Ganador Ganador x 1
  16.  
    Nekita

    Nekita Maestre Esbirro

    Piscis
    Miembro desde:
    18 Marzo 2012
    Mensajes:
    4,336
    Puntos en trofeos:
    566
    Pluma de
    Escritora
    Ziro Allen

    Dormir se había vuelto a convertir en un problema.

    La mayor parte de mi noche se había basado en recordar una y otra vez como había terminado aquel juicio, como aquel gancho había tomado a Rei y lo había arrastrado a lo que se convertiría en un muy crudo final dictado por Monokuma como si eso se tratara de un gran y horroroso show, lo cual me hacía preguntarme si a todos nosotros nos esperaría un final similar si ese oso se aburría de nosotros.

    Y tan solo las últimas horas antes del aviso de Monokuma mi cuerpo había podido "descansar" (si es que esí podía llamarle), después me dirigí a tomar un baño con agua fria para poder estar lo más despierto posible para así, poder dirigirme finalmente a la reunión que teníamos en el Hotel Mirai donde tal y como lo hubiera esperado, ya se encontraban muchos estudiantes esperando en el restaurante.

    —Hola a todos... —saludé sin querer dirigirme a nadie en específico y poder servirme una taza de café para aprovechar lo poco que podía quedar del desayuno.

    [​IMG]
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  17.  
    EliLover

    EliLover Cosa biodegradable. Esbirro

    Virgo
    Miembro desde:
    17 Febrero 2013
    Mensajes:
    2,581
    Puntos en trofeos:
    431
    Pluma de
    Escritora
    Daniela Vilches.

    —Buenos Días —saludé apenas entrar al hotel, podía ver que ya casi todos estaban aquí, lo cual, de alguna forma, me aliviaba un poco después de lo ocurrido el día de ayer.

    Caminé con un paso tranquilo hasta una de las mesas y allí tome asiento, para luego recostar mi cuerpo sobre la mesa, estaba un tanto agotada, cosa que podía ser una costumbre para mi, pero las razones para dormir poco habían sido un tanto distintas ahora. Aún lograba recordar los ultimos momentos de Rei y por alguna extraña razón mi cerebro se autotorturaba repitiendo las imágenes como si de un tétrico montaje se tratase, dios, ¡incluso le había puesto una banda sonora al momento!, es más, ahora sentía que si me quedaba lo suficientemente calmada podía volver a repetir la música espelustante. Simplemente no había sido de las mejores noches.
     
    Última edición: 12 Octubre 2017
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Adorable Adorable x 1
  18.  
    Amane

    Amane Orientador Líder Equipo Creativo Crítico Esbirro Kitten

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    2,106
    Puntos en trofeos:
    461
    Pluma de
    Escritora
    Alethea Ethans

    Cuando entré por la puerta del restaurante, lo hice arrastrando los pies y con un evidente rastro de cansancio en mi rostro: ojeras y ojos rojos, además de un tono ronco y apenas audible al saludar con un leve "buenos días".

    La noche anterior, tras aquella dantesca escena producida ante nuestros ojos, no fui capaz de conciliar el sueño a pesar del cansancio que todo había creado en mí. En cuanto cerraba los ojos, la ejecución se repetía en mi mente de manera tortuosa, no dejándome dormir.

    Así que cuando el anuncio de Monokuma resonó por mi habitación, me pilló sentada en la cama, mirando hacia la pared con el temor extendido por todo mi rostro.

    Intenté ponerme en pie lo más rápido posible, pero mis pasos eran pesados, todos mis movimientos lo eran. No había descansado a pesar de toda la carga física y emocional que había sentido, no sería raro que me cayese dormida sobre la mesa del desayuno.

    Hubiese querido quedarme en mi cuarto todo el día, intentando conciliar el sueño y aunque fuese dormir una hora seguida, pero el macabro oso nos había preparado una sorpresa y, a pesar de todo, quería saber que más quería de nosotros. No solo eso, separarnos ahora solo sería más peligroso y crearía más desconfianza.

    Así que me di una ducha con agua fría que por suerte ayudó a que, al menos, me despejara un poco. No tuve ganas ni tiempo de maquillarme y esconder las terribles ojeras que adornaban mi cara, supuse que mucho estarían así. Finalmente, llegué al restaurante.

    Con aquellos pasos agotados y cansados, acabé sentada en una silla y, aunque ver la comida me causaba náuseas, un café sería algo imprescindible. Así podría, al menos, aguantar algo más de cinco minutos sin cerrar los ojos y sin bostezar.

    Me dolió ver que faltaban esas dos figuras, y desconfié al no ver a Nagito, pero al menos parecía que casi todos estábamos ya reunidos y habíamos logrado superar, dentro de lo posible, la pesadilla de anoche. Fui de las últimas en llegar, no estaba segura cuando alumnos más faltaban, pero quería que Monokuma nos diese su "sorpresa" lo antes posible.

    Bebí el café, cargado, mirando hacia la mesa, cabizabaja.

    Bueno, espero que este post medianamente respetable sea suficiente por lo que he tardado en ponerme al día xD han sido días difíciles (?
     
    • Adorable Adorable x 3
    • Me gusta Me gusta x 1
  19.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master Esbirro

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    1,960
    Puntos en trofeos:
    411
    Pluma de
    Escritora
    A medida que los estudiantes se ponían a desayunar, el resto fue llegando. Hugo Weiss, Joseph Monroe y Rin Takuya fueron los últimos en llegar, uniéndose al resto.Y luego de que pasaran un rato comiendo, finalmente…

    —¡Buenos días a todos, mis queridos estudiantes! ¿Han dormido bien? ¡Yo dormí como un bebé! —exclamó Monokuma; apareció súbitamente, como siempre, y con una voz enérgica y tenebrosamente alegre—. ¿Han llegado todos? Hum, no, aún falta Komaeda… oh bueno, ¿a quién le importa? Ya se enterará. Pasemos a lo importante ahora.

    >> Me imagino que se preguntarán, "¿para qué nos llamó nuestro guapo y admirable director?" Pues bien, la verdad es que han sobrevivido a una clase de juicio… ¡y por haberlo logrado, se merecen una recompensa! Así que decidí darles un poco más de libertad… ¡a partir de ahora, la Isla 2 del Archipiélago Jabberwock abre sus puertas para ustedes!

    >> Hasta ahora había una enorme puerta metálica que bloqueaba el acceso a todas las islas, excluyendo esta, desde la isla central. Como recompensa, ahora podrán acceder a una nueva isla, y a nuevos lugares que allí encontrarán… ¡no puedo a esperar a ver cómo utilizarán estos lugares para planear sus asesinatos! Upupupupu

    Y tan rápido como vino, Monokuma se marchó. Eso… ¿eso era todo? Aunque no era poco lo que había revelado tampoco… al parecer, ahora podrían acceder a otra de las islas de la enorme Isla Jabberwock… ¿valdría la pena investigarla?

    Todos los lugares de la Isla 2 están abiertos y listos para ser explorados… ¡adelante, continuemos con el rol! :3

    Rein Hey Miguel Rojo FireRed Amane EliLover Nekita Lucas Diamond Graecus GalladeLucario Liza White Bruno EVF Fushimi Natsu juanjomaster
     
    • Fangirl Fangirl x 3
    • Me gusta Me gusta x 2
  20.  
    Graecus

    Graecus Sobreviví a la Boda Roja Game Master Esbirro

    Libra
    Miembro desde:
    26 Marzo 2013
    Mensajes:
    378
    Puntos en trofeos:
    271
    Pluma de
    Escritor
    Jackson Mervin

    — ¿Han llegado todos? Hum, no, aún falta Komaeda… oh bueno, ¿a quién le importa? Ya se enterará. Pasemos a lo importante ahora.

    Decido esperar a que Monokuma termine de hablar, pero no puedo evitar reaccionar al escuchar a ese oso maniático hablar de Nagito. Esta fingiendo, ¿verdad? Es imposible que no lo sepa ya.

    De todas formas cuando Monokuma deja de hablar y se retira, aparto lo que quedaba de mi desayuno y me levanto de mi silla. Busco a Evangeline entre los demás, pero como veo que estoy llamando demasiado la atención al no moverme de mi sitio, termino decidiendo explicarlo solo hasta donde pueda.

    Sobre Nagito, dudo mucho que se presente al desayuno.

    Si estuvieramos de mejor humor, bromearía al respecto. Daría una descripción detallada pero falsa sobre los ultimos segundos de vida de Nagito Komaeda antes de ser brutalmente asesinado, o crearía una versión cómica en la que Nagito se quedaba atrapado para siempre en su cuarto luego de sellar por accidente su propia puerta con pegamento.

    Si estuvieramos de mejor humor, pero no lo estamos. Y eso es culpa de Nagito. Rápidamente encuentro a Evangeline entre los presentes, y continúo.

    Evangeline y yo nos aliamos anoche por unas horas para detener una amenaza mutua—continué entonces, con el semblante serio.—Nagito se encuentra atado y amordazado en el Rancho Usami hasta nuevo aviso.
     
    Última edición: 12 Octubre 2017
    • Gracioso Gracioso x 3
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Ganador Ganador x 2

Comparte esta página