Ascensor (2º piso)

Tema en 'Segunda planta' iniciado por Yugen, 10 Abril 2020.

  1.  
    Yugen

    Yugen D e p r e s s e d | m e s s

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    5,616
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    • Fangirl Fangirl x 2
  2.  
    Reual Nathan Onyrian

    Reual Nathan Onyrian Adicto

    Capricornio
    Miembro desde:
    31 Julio 2017
    Mensajes:
    2,115
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    [​IMG]

    — Cierto, es verdad. Poner cámaras en los baños suena a bastante mal gusto —coincidí, mientras observaba como Alisha le mandaba un beso a la cámara.— Supongo que te conoces bastante bien con la persona que está mirando a través de ellas, ¿no? Oh, ¿y el gimnasio tiene duchas? Genial.

    Sonreí, algo aliviado. Lo mejor que podía hacer uno después de entrenar era pegarse una buena ducha. Relajaba, y también abría el apetito. Y bajaba un poco la hinchazón de mi pierna. Que hablando de eso, recordaba que tenía que asistir a mis primeras sesiones de fisioterapia niponas. ¿Serían muy distintas? ¿Te atenderían robots? ¿O sería todo mucho más espiritual? Creo que estaba entrando en estereotipos dañinos. Más valía sorprenderme. Aunque los japoneses eran raros, la verdad. O al menos, demasiado distintos a los europeos. Y eso que nosotros teníamos a Rusia.

    — Bueno, tal vez no una cita per sé —comenté, carraspeando un poco. ¿Jackie?— Es almorzar nomás juntos en el comedor de la escuela. Pero bueno, es una cita entonces.

    Le sonreí divertido, para luego guiñarle el ojo y dedicarme a mi labor diaria de enfrentarme a mi más acérrimo enemigo: las escaleras. Observé a mi acompañante por el rabillo del ojo.

    — Oye, si sientes que voy muy lento, te puedes adelantar, ¿eh? O puedes ir por el ascensor. Esto de subir por las escaleras es más que nada por orgullo propio —señalé, sonriendo. Se la veía bastante ansiosa. O puede ser simplemente que tenía hormigas en el culo. En cierto modo, era parecida a mí.— ¿Una enfermera que no nos presta atención? Vaya, que conveniente. Supongo que no estará muy contenta de trabajar en una escuela. Aunque el dato de las siestas es bastante útil.

    La miré medio extrañado, en cuanto se refirió a la sala de arte. ¿Kitten? ¿Había un gatito en la escuela? Tal vez era la mascota del club de arte o algo así. O tal vez era como la mascota de la directora o de la escuela, un animal callejero que fue adoptado por todos. Carajo, y yo siendo alérgico a los gatos. Con lo que me gustaban, además. Bueno, hasta que no pudiera conseguir los antialérgicos que solía usar en casa, más valía quedarse algo alejado de la sala de arte, entonces. Mis pulmones me lo agradecerían.

    Me giré hacia la siguiente escalera, pero me frené. Tal vez arrastrar a alguien tan inquieto como Alisha con mi paso de tortuga no fuera lo mejor. Parecía algo ansiosa por llegar arriba. Además, la humedad del día me estaba matando la pierna. Esto de que tus huesos todavía se estuvieran soldando después de partírtela en cuatro partes no era para nada compatible con el clima de lluvia.

    Así que redirigí mis pasos hacia el ascensor, y pulsé el botón para llamarlo.

    — Tal vez por el ascensor sea mejor. Se te ve algo inquieta, y además, quisiera descansar mi pierna un poco.

    Le sonreí, y en cuanto las puertas se abrieron, la dejé pasar, entré yo, y me apoyé en una pared, sosteniendo el peso con la pierna sana.

    — De dónde soy, que pregunta. De Europa. Austria e Irlanda, para ser más exactos. Nací en Irlanda, me mudé de chico a Austria, y luego fui rebotando de un país a otro. La verdad que no tengo un hogar bien fijo. ¿Y tú, Ali? No, no, déjame adivinar... Americana, ¿verdad? Mi tío tenía un pub en Irlanda, y es increíble la cantidad de turistas estadounidenses que recibíamos. Aprendes a identificarlos a la legua.
     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Adorable Adorable x 1
  3.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista destacado that's that me espresso

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    16,002
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Riamu 2.png

    Las cosas como eran, podía pretender jugar con él y hacer el estúpido todo lo que quisiese que al final del día yo tampoco era de piedra, y eso quedó más que claro cuando se enganchó a mi cintura para pegarme a él y tuve que ahogar un suspiro directamente contra sus labios, siendo que el choque me había lanzado un chispazo a lo largo de la espalda y todo. Se hundió en mi cuello inmediatamente después de que yo dejase de hacer eso mismo y, casi por instinto, acabé echando la cabeza hacia atrás para darle todo el acceso que necesitase.

    A ver, yo tampoco tenía ganas de que parase y claramente me quedé un poquito decepcionada cuando lo hizo, incluso cuando había sido yo misma la instigadora de lo mismo. Pasaba que, bueno, iba a ser muy difícil aguantar todo el día si nos pasábamos con la calentura desde tan temprano, ¿o no~?

    Claro que no esperé que Kou pasase tanto del móvil y siguiese insistiendo después con la tontería de los pagos, sacándome una sonrisa sedosa nada más escucharlo volver al asunto. Mira que una pretendía ser decente, pero me lo estaba poniendo muy difícil y ya tenía que haberse dado cuenta que era, de hecho, bastante débil.

    —Mhm~ —murmuré, casi en un ronroneo, al notar el paso de su mano tan jodidamente cerca de mis pechos.

    El jodido cabrón este seguía más caliente que la mierda y, sinceramente, ¿cómo negárselo cuando yo estaba prácticamente igual? Si es que encima tenía razón. Digo, aproveché la posición para echarle un vistazo al panel dónde salían los pisos que íbamos subiendo y apenas íbamos alcanzando el segundo piso, ¿no era mejor aprovechar el trayecto que nos quedaba en lugar de estar aburridos sin hacer nada?

    La mano que había enredado en su cabello se había quedado ahí todo el rato, si bien fue sin ejercer ninguna presión, y ahora que tenía la otra libre, pude levantarla para apoyarla sobre su pecho y juguetear con los dedos sobre la tela, de manera distraída, mientras me tomaba mi tiempo para pensar la respuesta.

    >>Tiene usted razón, señor, aún le queda una cuota final por pagar —contesté contra su oído, bajando el tono de voz hasta unos niveles mínimos, y me sonreí justo antes de darle un mordisco leve en el lóbulo de la oreja—. Y si le quiere dejar alguna propina a esta servidora, le estaría eternamente agradecida~

    JAJAJAJA qué hago, soy extrañamente weak por tus hijos de puta (???)
     
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Zukulemtho Zukulemtho x 1
  4.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Equipo administrativo Game Master sixteen k. gakkouer

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    7,179
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Kou 2.png

    En ningún momento me preocupé por chequear cómo venía el trayecto, la verdad, pero confiaba en que Riamu conectara las suficientes neuronas para preocuparse por ello. Vete a saber si era prudente, tampoco me mortificaba tanto que algún pobre imbécil nos pescara en el tercer piso comiéndonos la boca apenas se abrieran las puertas. De por sí había cámaras, el show para alguien nos lo estábamos montando.

    Ya me veía cayendo a casa con una sanción y todo.

    Como para que a papá le salieran canas verdes.


    La cabrona casi que ronroneó al notar que seguía subido al tren como el jodido adolescente hormonal que estaba hecho y ¿la verdad? No me importó en lo más mínimo. Condujo la mano libre a mi pecho y aguardé quieto, en lo que se inclinaba encima de mi oído y lo mordisqueaba apenas. Una risa baja vibró en mi pecho y hundí el rostro entre su mata de cabello rosado. Dejé un beso ahí, pues por la pura gracia, luego en su mandíbula y seguí por su mejilla hasta alcanzar sus labios. La besé con una nota de ansiedad impresa, como ya venía siendo la cosa, y al pensar que otra vez iba a quedarme con la calentura encima por poco me tuve que descojonar.

    Me monté el show un par de segundos, comiéndole la boca y colando la lengua sin ningún tipo de vergüenza, hasta que me alejé por voluntad propia y acaricié las puntas de su cabello a la pasada, cuando despegué la mano de la pared.

    —Así que somos casi vecinos —susurré, sin apartarme realmente, y ocupé las manos en acomodarme el cabello y el uniforme valiéndome de mi reflejo—. ¿Y tú cómo sabías eso, Ri-chan?
     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Zukulemtho Zukulemtho x 1
  5.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista destacado that's that me espresso

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    16,002
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Alethea 2.png

    Era bastante obvio que no estaba nada versada en cuanto a relaciones se trataba, principal motivo por el que Ri siempre acababa burlándose de mí cuando no entendía algo de las anécdotas que me contaba de sus múltiples relaciones, y principal motivo por el que no capté ni aunque hubiese querido la intención de la sonrisa de Jack. Luego cuando soltó la pregunta entendí un poco más por donde iban los tiros, pero no me inmuté demasiado ni con esas.

    —¿A Wickham-san? Qué va. Pero a mi amiga sí que le gusta, así que supongo que se me ha pegado de ella o algo —comenté, con una risa ligera, y le dirigí una mirada de soslayo con un poquito de diversión en el gesto—. Seguramente tú también le gustarías~

    O no, la verdad es que los gustos de Ri iban de un espectro a otro sin ningún tipo de compasión, así que no tenía realmente manera de saber cual era su tipo ideal ni nada por el estilo. Tampoco sabía de todos sus líos con pandilleros y el hecho de que los mismos le solían gustar casi siempre, pero aun así solo con ver los últimos chicos con los que había estado tonteando se demostraba mi punto.

    Había negado con la cabeza cuando dijo lo de ir en ascensor, de por sí había pensado que era la opción más lógica, y nos encaminamos hacia el mismo para cogerlo mientras hablábamos. No comenté tampoco nada más a sus palabras porque si bien me había disculpado porque lo sentía, también era un poco de educación y sabía perfectamente que no le había prometido nada. Y bueno, tampoco vi qué añadir de por sí.

    >>Entonces... ya conoces a varias personas de nuestra clase, ¿no? Eso es bueno.
     
    • Adorable Adorable x 1
  6.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista destacado that's that me espresso

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    16,002
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Riamu 3.png

    Abby logró sacarme otra carcajada suave cuando acabó elevando la voz, posiblemente culpa de la sorpresa. Luego me soltó una sarta de preguntas que, si bien sabía que no iban con ninguna mala intención, lograron desanimarme un poco al final. Pude disimularlo rápidamente, tampoco era el fin del mundo, pero la sensación se quedó pinchando un poco más de lo necesario.

    —No fue ideal, pero podría haber sido peor —acabé por contestar, liviana como siempre, y me encogí de hombros para enfatizar en la poca importancia que le daba realmente.

    No era ninguna mentira tampoco, vaya, que aunque era un poco coñazo estar dando clases sin compañeros, también era un modelo que me daba mucho tiempo libre y que no me obligaba a estudiar tanto como pudiese parecer. Además, siempre me había gustado ver el lado positivo de las cosas, así que prefería pensar en las cosas buenas que me había llevado de esos dos años.

    Sea como fuere, se distrajo tanto con el ascensor que no pareció darse cuenta de ninguno de mis debates internos y eso, contrario a lo que pudiera parecer, me alivió más que otra cosa. También me devolvió la sonrisa enternecida al rostro, de paso, porque me pareció muy gracioso verla distrayéndose con algo tan simple como el sitio aquel.

    >>Ah, ¿tú primera experiencia del sitio fue con Yoshida-sensei? Me sorprende que hayas decidido quedarte, entonces —comenté, claramente divertida, pero no mucho después negué con la cabeza—. No me he sentido muy bien estos días así que me he quedado en casa. ¡Qué mala suerte! ¿Casi una semana aquí y yo ni enterada? Injusto~

    Luego me respondió a la pregunta que le hice, justo después de entrelazar sus dedos con los míos, y yo fui asintiendo de vez en cuando con la cabeza, primero frunciendo ligeramente el ceño al saber que lo de su trabajo no había durado mucho, para después acabar sonriéndole al asegurarme de que de todas formas estaba bien.

    Me picó la mejilla después, a lo que respondí inflándola en un gesto medio infantil pero que realmente solo pretendió seguirle el juego. Me dejó después de un rato y de puro milagro le dejé acabar la frase antes de asentir con la cabeza, emocionada, y prácticamente aguantarme las ganas de dar saltos en el lugar.

    >>¡No tengo nada, así que podemos comer juntas! Ya verás, nos lo vamos a pasar super bien las dos. Te tengo que presentar a un par de amigos que he hecho, ¡y me tienes que llevar a lo del sótano de tu amigo también! Ah, y... en el receso te cuento lo que he estado haciendo en este ascensor, también~ —añadí, al final, bajando un poco el tono de voz y dando un par de pasos hacia ella para darle un toque confidencial al asunto.

    Porque de chica pura me quedaba más bien poco, las cosas como eran.
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  7.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Equipo administrativo Game Master sixteen k. gakkouer

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    7,179
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Kou 2B.png

    En cuanto Riamu no acordó con mi suposición, la miré de soslayo mientras ella alzaba la vista al techo, pensativa. Al final me dio una respuesta bastante ambigua, lo cual también concordaba con su personalidad, suponía. Era probable que no le diera demasiada importancia y simplemente hiciera lo que le viniera en gana y estaba bien; yo era el imbécil que solía sobrepensar todo.

    —Bueno, si al final no vas puedes avisarme —resolví tranquilo, volviendo la vista al frente—. Da la coincidencia que me obsequiaron unas entradas para el teatro y que, con un par de llamadas, no sería problema cambiarles la fecha.

    Mi sonrisa no se inmutó en ningún momento, aunque sabía que esa clase de iniciativa no era tan común viniendo de mí y que a Riamu probablemente le sorprendería, lo cual me divertía. Cuando se enganchó a mi brazo, la acepté en mi espacio sin problema y sentí que apoyaba la mejilla en mi hombro. Volví a mirarla de reojo. La niña tenía puesta cara de cordero y todo.

    —¿Sí? —Arrugué ligeramente el ceño, confundido—. A menos que la memoria me esté fallando, nos conocimos en un lugar bastante más... estilizado.

    Pero ya que lo había mencionado, ¿por qué no honrar los recuerdos? Justo antes de tomar las escaleras hacia el primer piso, me sonreí y di un giro bastante cerrado hacia la derecha; estando enganchada de mi brazo, básicamente la arrastré hasta llamar al ascensor. Qué suerte que justo hubiera estado en ese piso, ¿cierto? Las puertas se abrieron de inmediato y saqué la mano del bolsillo para instarla a ingresar primero.

    —Pero ya que lo dices —retomé, presionando el botón de planta baja y girándome hacia ella—, aquí sí tengo un par de recuerdos~
     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Zukulemtho Zukulemtho x 1
  8.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista destacado that's that me espresso

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    16,002
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Riamu 4.png

    Mentiría si dijese que la repentina propuesta de Kou no me tomó completamente desprevenida, siendo tal la sorpresa que ni siquiera tuve demasiado tiempo para pretender disimularla antes de girar el rostro para mirarlo de nuevo, alzando las cejas. Él se quedó mirando hacia el frente sonriendo como si nada, y yo me obligué a hacer lo mismo mientras soltaba el aire por la nariz en una especie de risa, permitiéndome al fin relajar el semblante.

    —Sopesaré la oferta~ —ofrecí finalmente, encogiéndome de hombros y reflejando su sonrisa, sin poder evitar el aire risueño de la mía.

    Claro que hubo una parte de mí que había esperado que usase las entradas conmigo, por mucho que hubiese puesto lo contrario en la nota y hubiese asimilado que existía la posibilidad de que fuese con alguien más; no sabía con quién, pero me imaginaba que alguien habría por ahí. La cuestión es que la invitación tan explícita por su parte me hizo mucha ilusión, no iba a pretender esconder ese hecho, y como tal, esa alegría acabó transformándose en la búsqueda de contacto físico de después.

    Kou me aceptó en su espacio sin mayor problema aparente, y aunque su respuesta a mi posterior pregunta no fue tan satisfactoria, lo cierto es que logró sacarme una risilla divertida por la misma, especialmente con su reacción facial. Moví la mano que tenía más libre en un gesto que pretendía quitarle importancia a ese detalle, pero antes de poder añadir nada más al respecto, el chico dio un giro de ruta tan abrupto que me hizo prácticamente olvidar de lo que estábamos hablando hasta el momento.

    Lo seguí sin rechistar, a pesar de que realmente me había llevado a rastras, y la confusión que se había apoderado de mi rostro se transformó en una expresión sedosa por el conocimiento de sus intenciones. Acepté su ofrecimiento de entrar primero al ascensor y esperé a que las puertas del mismo se cerrasen detrás de nosotros para girarme a mirarlo, impostándome encima un aire inocente que, de todas maneras, no pudo disimular el brillo provocativo de mis ojos.

    >>¿Ah, sí? —murmuré, llevándome las manos tras la espalda y echándome hacia atrás, hasta apoyarme contra la pared del cubículo—. Me quiere sonar... ¿Quizás podrías ayudarme a refrescar la memoria~?
     
    • Fangirl Fangirl x 3
  9.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Equipo administrativo Game Master sixteen k. gakkouer

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    7,179
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Anna 3.png

    Dante aceptó mi idea y me erguí prácticamente de un brinco, con la alegría a flor de piel. Solté una risilla entusiasmada y volví a tomar la pila de postres y juguitos para salir juntos al pasillo. En el camino eché un vistazo general a la 2-3, fijándome si topaba con Emi, o incluso Aleck, ¡o Hubert, que también venía aquí! Todos mis amigos o conocidos de segundo pertenecían a esta clase y era algo triste que a mí me hubiese tocado en la 2-2.

    Fui caminando con liviandad y buen ánimo, y miré a Dante en cuanto me preguntó qué tal estaba.

    —Todo bien~ Ha estado tranquilito ¡y más vale así! El campamento fue... una experiencia, eh. Creo que volví veinte veces más cansada de lo que llegué, así que me alegra haber estado limitándome a estudiar, trabajar y dormir. ¡Y rascarle la pancita a Berta! ¡Y ver pelis!

    Hice malabares para presionar el botón del ascensor con el codo. En sí, mentira no era. Mi vida había sido muchísimo más caótica y, en comparación, no me podía quejar. Había piezas que se habían acomodado y todo parecía estar viajando en una dirección de relativa estabilidad. Aún no había vuelto a hablar con Kakeru desde el invernadero, solía comer con Emi, a veces se nos unía mini Ishi, y mi relación con Altan... bueno, era Altan. Ya no pensaba mucho en eso y le dejaba su espacio sin más.

    —Tú no fuiste al campamento, ¿verdad? O al menos no te vi —agregué, ingresando al ascensor cuando llegó a nuestro piso. Le dediqué una sonrisa muy amplia—. ¡Estuvo divertido! Algo extremo, pero divertido. ¿El año pasado tú asististe al campamento del Sakura?
     
    • Adorable Adorable x 3
  10.  
    Insane

    Insane Maestre Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    4,015
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    La última vez que habíamos hablado había sido en la piscina, hace no sé cuántas semanas, aunque daba bastante igual. Entré al ascensor luego de ella, mencionó que era una broma su segundo comentario al primero hacerme reír de manera nasal. Me recosté en la pared de la izquierda, girando el cuello para observar las luces que iban mostrando el descenso de los pisos, además de que se escuchaba la típica canción de ascensor.

    Mencionó luego que elegiría al llegar a la cafetería, y ya después preguntó por noticias nuevas. Además del trabajo medio tiempo, la escuela, mi madre... ¿qué podría contarle que no fuese monótono? Y lo de Sasha, logicamente no ingresaba en la ecuación.

    —Recién conocí un sitio llamado Maharaja. ¿Has ido? —deslicé la atención visual a ella—. Supongo que estoy descubriendo la vida nocturna de esta ciudad, pero más allá de eso nada. ¿Y tú? ¿Algo nuevo que contar?
     
    • Fangirl Fangirl x 2

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso