"Tenemos lenguaje para que no nos podamos comunicar,
religión para que yo pueda amar y odiar,
música para que yo pueda exagerar mi dolor
y poderlo nombrar."

—U2 [The Miracle (Of Joey Ramone)]
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Como he dicho en entradas anteriores, ciertamente no me gusta mucho el terror, y la malísima película de terror/suspenso de la que les puedo hablar la vi hace ya varios años: seguido se me olvida cómo se llama.

    Se trata de "El llanto del diablo"/"Nothing left to fear". Creo que nunca antes me había basado en el trailer para estar segura de que es esa, simplemente googleaba algo como "película sobre la familia de un pastor que se muda a un pueblo nuevo".

    Les dejo la sinopsis copiada y pegada de Google. "Esta película nos muestra a una familia que se muda de la ciudad al pueblo de Stull en Kansas, Estados Unidos, pues el papá y esposo sustituirá al pastor de la comunidad. Al llegar son muy bien recibidos, lo que no saben es que la gente de aquel lugar tiene planes oscuros y diabólicos para ellos."

    Recuerdo que la historia es mala, los jumpscares son malos, probablemente los actores también son malos. Estoy hablando de que vi esta película con otras, no sé, 4 o 5 personas si mal no recuerdo. Todos la odiaron. Definitivamente no me interesa repetirla.
    a Ichiinou le gusta esto.
  2. Las alcantarillas.

    El problema con la palabra fobia es que no diría que mis miedos son tan intensos como las personas que de verdad tienen fobias, como los claustrofóbicos que se niegan a usar un elevador o los aracnofóbicos que genuinamente pierden la cabeza en cuanto ven a una araña aunque sea técnicamente inofensiva. Tengo miedo de que si me paro en una alcantarilla podría caerme al drenaje, pero en realidad no evito a toda costa pasar por encima de ellas.

    Pero creo que ese es mi mayor miedo irracional. Aunque ahora sé que un miedo similar, que se me atore un pie en una alcantarilla de rejillas, es totalmente posible que suceda, porque ya le pasó a un chico que conocí en la preparatoria. Creo que eso lo convierte en un miedo relativamente racional, el hecho de que sea probable que ocurra.

    Fuera de ahí, aunque odio las arañas, cucarachos y casi cualquier insecto, es más asco que un miedo profundo. No le temo a la oscuridad como cuando era niña. No le tengo la misma aversión a la máscara de Scream ya tampoco. Las alturas no son necesariamente un problema, y así.
    a Ichiinou le gusta esto.
  3. Depende.

    Como lo mencioné en mi entrada anterior, mi mejor amiga cumple años el 30 de Octubre, por lo que siempre la pregunta inicial es ¿hará ella una fiesta de disfraces por su cumpleaños? Si la respuesta es no, la siguiente sería ¿hará alguien una fiesta de disfraces?

    Si la respuesta a eso es no, entonces supongo que técnicamente no celebraría Halloween, más allá de tal vez ver El Extraño Mundo de Jack (probablemente con mi papá, porque le gusta mucho). Aunque el año pasado mis padres lo celebraron en casa de mi hermana porque la idea era que ella fuera parte de las casas que tuviera dulces listos para los niños de la privada en la que vive. Tal vez esa sea la alternativa de ahora en adelante, especialmente a medida que su hijo (mi precioso sobrino de actualmente dos meses de edad) crezca y vaya también a pedir dulces.
    a Ichiinou le gusta esto.
  4. Muchas veces.

    De niña al menos tres veces, aunque dos de esas tres reutilicé disfraces que utilicé para otra cosa y no eran realmente relacionados a Halloween o monstruos o así. Un año me disfracé de mariposa porque había sido vestuario que utilicé en el kinder, y otro año utilicé un vestido de Rapunzel (versión Barbie) que utilicé como traje de cumpleaños a mis seis años.

    A mis siete años me disfracé de bruja. Y probablemente fui a pedir dulces otro par de veces, pero esos son los disfraces que recuerdo con más seguridad. Y es que también recuerdo que uno o dos años los pasé en casa con mi entonces mejor amiga, cuya familia es muy religiosa y por lo tanto ella nunca salió a pedir dulces.

    Cuando entré a la secundaria, resultó que mi nueva mejor amiga cumple años el 30 de octubre, y por lo tanto suele festejarse con fiestas de disfraces. No recuerdo si el primer año en que la conocí hizo fiesta, o si ya eramos lo suficientemente buenas amigas como para ser invitada. Pero gracias a esas fiestas me he disfrazado tanto de vaquera como de pirata y de beisbolista, al menos. No tengo idea de si se me olvida algún otro disfraz.

    Pero la última vez que me disfracé en Halloween, fue en 2018, y la fiesta a la que fui en realidad fue también por el cumpleaños del novio de otra amiga. Me disfracé de Miguel, de "Coco". Le copié la idea a mi cuñada, y le pedí prestada su chamarra roja y guitarra. Además fui a que me maquillaran en una estética y le pedí a mi papá que me consiguiera unos guantes de esqueleto. Afortunadamente no hacía demasiado calor ese día, por lo que solo se corrió la pintura facial de mi cuello, y además llevaba solo una blusa interior blanca debajo de la chamarra.

    Desde el 2019 tengo preparado un disfraz de Superwoman, el cual consistiría de una playera con el logo de Superman, puesta debajo de una camisa de botones blanca abierta, acompañada de pantalón negro y lentes falsos: veremos si se me da vestirme así este año, y si es que se me ve bien en lo más mínimo.
    a Mori y Ichiinou les gusta esto.
  5. Tendré que ser básica y decir que El Extraño Mundo de Jack/Nightmare Before Christmas.

    ¿Por qué? Pues porque las canciones son buenas, la historia es entretenida, la animación es increíble.

    Y es que esa es mi única respuesta si la pregunta se refiere a "película con temática de Halloween", tal cual. Supongo que una segunda favorita sería Abracadabra/Hocus Pocus, aunque en realidad no la he visto en años y la recuerdo más como la película que empecé a ver cada Halloween que me quedaba en casa porque no había otra cosa en la televisión.

    En cuanto a películas "halloweenezcas", similares a mi primer respuesta, me ENCANTAN El Cadáver de la Novia/Corpse Bride y Coraline. Ésta última la verdad me dio algo de miedo cuando la vi en el cine a los... diez años (los fantasmas del espejo especialmente). Cosa que causó que mirara con duda a mamá cuando, un año después creo, me regaló el videojuego para Wii, que acabé jugando varias veces con un primo través de los años.

    Como dije en entradas anteriores, no me gusta el terror. Si tuviera que ver otro tipo de películas en esta época del año serían de las sagas Scary Movie o Destino Final (tengo menos problema con cosas sangrientas que con jumpscares). O bien películas que creo serían más consideradas de suspenso, como por ejemplo La Huérfana, o tal vez Oculus (aunque esa me gusta un poco menos porque creo que sí tiene fantasmas, o simplemente porque no me gustan mucho las cosas de terror relacionadas con espejos). Pero en general me gustan más las películas cómicas, como La Mansión Embrujada (de Disney) o el live action de Scooby-Doo (pero nunca he visto la dos).
    a Ichiinou le gusta esto.
  6. Yo no... escuchaba leyendas urbanas cuando era niña (?)

    Siempre he escapado activamente del terror y nunca voy a comprender a las personas a las que les encanta. Con toda sinceridad, a mi de niña me aterraban la oscuridad, la máscara del asesino de Scream, y cosas que veía una vez y lograban mortificarme por dos días y luego podría decirse que se me olvidaban (al día de hoy no he vuelto a ver la versión de Disney del jinete sin cabeza, por ejemplo, porque para Ruki de kinder eso era muchísimo).

    En serio que hasta necesito ejemplos de leyendas urbanas porque no sé. Porque no es lo mismo que un creepypasta (algunos de los cuales milagrosamente me atreví a escuchar con voz de Loquendo en YouTube). ¿Qué se supone que podría responder: la llorona o algo de eso?

    Si el mismo orientador ha dado diferentes dulces a diferentes personas, una disculpa, esta pregunta está desperdiciada conmigo. No tengo una buena respuesta. O no escuchaba leyendas urbanas o las borré de mi memoria para que dejaran de asustarme. Espero que esta entrada no parezca inválida para la actividad (he dado peores respuestas a prompts de actividades parecidas, pero esas nadie las leyó y ahora sí las leen ASDFAFDSASDF nada más por eso me da vergüenza no tener nada que ofrecer).
    a Ichiinou le gusta esto.
  7. Híjole asdfadsasdf tengo que confesar que para Halloween 2019 conté las únicas dos historias paranormales que he escuchado a lo largo de la historia dentro de mi familia; bastante pesadas y sorprendentes, la verdad.

    Destaca la anécdota sobre el espíritu del niño en casa de mi tía Bety porque la he escuchado muchísimas más veces: básicamente, un niño fantasma se aparecía tanto en casa de mi tía como en dos casas vecinas. Y bueno fuera que la historia terminara en que el niño se paseara de un lugar a otro, pero había un poco más.

    Ah, bueno, cabe añadir un poco más a esa historia; algo que escuché recientemente y que no escribí en esa entrada de hace dos años.

    Resulta que una noche estaban mi tía y un par de sus amigas (ya olvidé si mamá también estaba ahí) platicando en la sala comedor, mientras mis primos estaban en su habitación con unos amigos suyos jugando (o tal vez durmiendo, que es lo que me hace dudar que yo estuviera ahí también). Cuando de repente, tanto mi tía como sus amigas escuchan claramente que alguien grita "¡Mamá!" desde la habitación de mis primos.

    Mi tía y sus amigas se voltearon a ver la una a la otra y a preguntarse "¿Fue el tuyo? ¿Sería el mío?" antes de decidir ir todas a la habitación.

    Independientemente de si los niños estaban dormidos o despiertos, ninguno de ellos era quien había gritado. En esa ocasión en particular nadie vio al espíritu, pero tuvo que haberse tratado de él, muy seguramente.


    Realmente la anécdota sobre el reloj en casa de la amiga de Karla solo la he escuchado una vez, hace tiempo, pero también es un relato impactante.
    a Ichiinou y quem les gusta esto.
  8. En realidad casi no veo series, mucho menos de terror o suspenso.

    ¿Puedo citar los animes de los que hablé un poco en una charla de "Entretenimiento de miedo" aquí mismo en FFL? La verdad es que creo que es probablemente lo único que puedo ofrecer para responder a esta pregunta.

    Another es uno de mis animes favoritos. El misterio de la clase 3-3 es uno que me ha atrapado las tres veces que he visto la serie y las dos veces que he leído el manga. Además mucha gente está familiarizada con la escena del paraguas y supongo que deben saber que hay otras cuantas muertes grotescas a lo largo de toda la historia.

    Corpse Party tiene unos OVAs estupendos. Cuatro capítulos de mucha sangre y una historia sumamente resumida. Me gusta muchísimo más el videojuego pero no deja de ser una experiencia entretenida. Mueren todavía más personajes de los que deberían y el final es bastante abrupto, pero igual me parece muy bueno.

    Danganronpa lo he visto dos veces y está bastante bien. El videojuego obviamente entra un poco más a detalle en algunas cosas, pero la historia principal está adaptada bastante bien. Me gustan mucho los personajes que sobreviven, me agrada la animación, me gustan el opening y el ending. A lo mejor esos último no son detalles a tomar en cuenta para recomendar un anime exactamente pero el punto es que creo que el anime merece algo de reconocimiento a pesar de no ser tan bueno como el juego. A resumidas cuentas es bastante entretenido.

    Mirai Nikki no lo he visto una segunda vez. Pero sí lo volvería a ver. Tengo curiosidad de si me gustaría menos unos diez años después. Recuerdo estar bastante intrigada por la historia entera y los personajes secundarios, y que el final fue un tanto impactante. Claro, el protagonista es insoportable y Yuno no es precisamente la mejor waifu, pero hay tantos otros involucrados que creo que podemos perdonar su existencia (?) Tal vez es el que menos recomendaría de esta lista pero no es el peor anime que he visto.
    a Ichiinou, Mori y quem les gusta esto.
  9. De la pequeña lista de ejemplo que me proporcionaron (zombies, vampiros y alienígenas), prefiero a los vampiros.

    En realidad no me gusta el terror, pero, como debería ser obvio, me gusta mucho la escritura; y lo que no es precisamente obvio pero debo haber hablado de ello alguna vez o dos aquí en el foro, es que además me gusta bastante el role play escrito. Durante los últimos cuatro años más o menos, he roleado exclusivamente con una de mis mejores amigas, con la cual me he inventado muchísimas historias y personajes para divertirnos las dos.

    Entre esas historias tenemos una en la que un vampiro caza a un humano y resulta gustarle tanto su sangre que decide no asesinarlo para tratar de beber de su sangre durante todo el tiempo que pueda; y obviamente termina enamorándose de él. Al principio al humano le da igual si vive o muere o el vampiro hace con él lo que quiera, y luego de mucho tiempo en el que pasan muchas tonterías dramáticas también se enamora del vampiro. Y con el tiempo acaba por pedir que lo convierta en vampiro para pasar el resto de sus inmortales vidas juntos y felices.

    No creo que nos salga igual de buena una historia de amor con un zombie o alienígena. O, al menos, no se me hubiera ocurrido intentarlo JAJAJAJAJA. Pensar en intentar escribir romance con un zombie me hace pensar en la película "Warm Bodies" (título que tradujeron a literalmente "Mi Novio es un Zombie"). Con un alien veo más felxibilidad porque los aliens pueden verse básicamente de cualquier forma que uno quiera en realidad.

    También tenemos un par de personajes fantasmas; y al acordarme de ellos me he acordado también de todos los monstruos de los juegos Monster Prom y Monster Camp, los cuáles tampoco dan miedo, obviamente. Me gusta más el romance y la fantasía, cosa que probablemente también es obvia. Los juegos que acabo de decir son de citas y los monstruos que puedes conquistar son muy atractivos. Entre mis favoritos están una bella gorgona (de la que escribí un lindo drabble), una computadora que adquirió vida además de un cuerpo con forma más "humana", y une grim reaper. Me encantan.
    a Ichiinou, quem y Mori les gusta esto.
  10. Escribe sobre tus metas y deseos para 2021

    No me gusta plantearme metas.

    Con sinceridad, fácilmente podría decir “ver más anime” otra vez, y añadir “leer más libros”.
    Ya hace tiempo que dejé de engañarme respecto a mi sueño de ponerme a escribir un libro.

    Con algo de pena, me temo que citaré otra vez una de mis entradas de blog del año 2019.

    “En cuanto a deseos, ojalá me enderece como «adulta». Se lo suplico a la vida. No voy a poder yo sola.
    (…) Creo que pueden darse cuenta por mis metas para el año que viene. No tengo cosas de adulta en mi
    cabeza. Por momentos no me tomo la vida muy en serio. Por momentos me quiero morir joven para no
    enfrentar el estrés de crecer.”


    Y así (?)

    Les deseo a todos un excelente cierre para este 2020 y un próspero 2021.
  11. Si tuvieras que pedir un deseo para Navidad, ¿qué pedirías?

    Ser una chica más normal.

    Véase mi novena entrada (?)

    Alternativamente… desearía que me dieran trabajo. No poseo experiencia laboral alguna.
    Me llevé un mal sabor de boca luego de que una empresa me hiciera pasar por varios
    filtros de contratación para al final cancelarme una entrevista con la que sería mi jefa
    directa, sin siquiera decirme que ya hubieran tomado la vacante o darme explicación…
    Solo quiero que en algún lugar me den la oportunidad de aprender, de empezar.​
  12. ¿Te sientes satisfecho/a por lo que hiciste este año?

    En parte creo que sí (?)

    Es decir, cumplí con mi servicio social de una manera absolutamente satisfactoria.

    Y cumplí con mi meta de ver más anime, añadiendo ocho de ellos a mi lista de vistos.

    Y cumplí con mi meta de ahorrar para un viaje: con el detalle de que tal vez no habrá viaje.

    ¿Qué más hice? (???)

    Dibujé a mi bebé Mary uvu y me quedó muy bonita la niña <3 :’v

    Leí “Monsters of Men”, terminando finalmente de leer la saga “Chaos Walking”.

    Leí varios de los mangas cortitos que compré en diciembre, y me gustan mucho.

    No hice nada excepcional pero (?????)

    … Bueno, hice cosas este año.
  13. Escribe sobre una persona especial que apareció este 2020

    Me gustaría iniciar este blog citando una publicación que me tocó leer un par de veces en Facebook,
    ya no me acuerdo muy bien hace cuánto, tal vez un mes o dos atrás, no lo sé.

    Aquella corta y adorable publicación decía más o menos así: “Si pudieras tener en tus manos la cura
    para erradicar la pandemia, pero tuvieras que deshacerte de todos tus recuerdos que hiciste este año,
    incluyendo a las personas que conociste, para conseguirla ¿lo harías?”

    Estoy bastante segura que leí esa pregunta después de mediados de septiembre, tal vez en octubre;
    y lo menciono porque, tal vez si me lo hubieran planteado en agosto habría dicho sí, sin dudarlo.
    Sin embargo, en la primera semana de septiembre, sucedió algo inesperado.

    Me llegó una solicitud de amistad en Facebook de un sujeto que conocí en cuarto semestre de
    preparatoria. Al ver su nombre, amigos en común y algunas de sus fotos, finalmente me acordé
    de él y pensé que no había daño en agregarlo: en parte me preguntaba si algo en específico querría.
    Y pues, inmediatamente al aceptarlo me envió mensajes saludando y preguntándome si
    efectivamente estuvimos juntos en la prepa, y así empezamos a hablar.

    Pasamos semanas conociéndonos, preguntándonos por nuestras familias, carreras, gustos, amistades,
    recuerdos, y así. Somos bastante diferentes y la misma preparatoria es casi que lo único en lo que
    coincidimos. Él es claramente algo más extrovertido, aunque solitario al mismo tiempo; sabe manejar,
    tiene trabajo, tiene casa propia, pero al mismo tiempo me parece muy inmaduro en otros aspectos; le
    gustan cosas como LOL, Halo, LOTR, y también la moda. Me parece una persona muy interesante, me
    encanta escucharlo hablar y admiro muchas cosas de él; mientras tanto yo sé que soy algo extraña, se
    me ha dado más escuchar y aunque tengo mis cualidades buenas al mismo tiempo no tengo muy buena
    autoestima.

    Estoy bastante segura que fue exactamente un mes después de que me mandara solicitud cuando
    finalmente colmé su paciencia. Y voy a tratar de resumir bastante a qué me refiero.

    Pero será mejor añadir un par de cosas como contexto antes de que me juzguen demasiado.

    a) Soy consciente y no estoy nada orgullosa de que tengo un temperamento súper fuerte,
    por lo que puedo ser muy terca y se me hace muy difícil dejar cosas ir en conversaciones.

    b) Al menos cada dos días, por mensajes, por teléfono, en persona, básicamente le estuve
    preguntando directamente a este sujeto si yo le interesaba como más que una amiga.

    Entonces, se dio esta conversación.

    [“¿Sabes, Ruki? Si le bajaras tantito a tus dramas, serías una buena novia”]

    [“JAJAJAJAJA Vete a la ver--”]

    [“Te lo digo bien”]

    [“Uy, pues, creo que no se va a poder… Bueno, además, ¿para qué quiero novio?”]

    [“Pues porque *inserte aquí supuestos motivos o razones para querer novio*”]

    [“Para algunas de esas cosas tengo a mi mejor amiga: además, hombres, ew”]

    [“¡Hey!”]

    [“Bueno, quiero decir, hombres como interés romántico, ew”]

    [“Sigo siendo hombre”]

    [“Pero no entras como interés romántico”]

    Luego de ahí, él trató de dejar el tema, pero me estaba haciendo sentir como que de verdad lo había
    ofendido, y yo de verdad no entendía por qué. Y se lo dije. Porque, de verdad. Ya que soy también
    una persona que deja volar su imaginación de las formas más estúpidas, más de una vez me aseguré
    de hacerlo externar sus intenciones conmigo si eran más que de amistad. Digamos que para yo… no
    ilusionarme. Y ni siquiera diría que fue por eso, sino más bien porque soy tonta y no tengo una buena
    percepción para decir quién quiere ser mi amigo y quién me está ligando. ¡Cosa que fue también tema
    de conversación con él, sépase!

    El caso es que, básicamente, lo noto enojado, le pregunto por qué, y quiere seguir evitando seguir con
    el tema; y como yo tenía una clase en línea que atender, dejé de contestarle un rato. Pero tenía abierto
    WhatsApp Web y me di cuenta de que estuvo rato “escribiendo…”

    Estaba a mitad de mi clase cuando me llegaron los párrafos básicamente haciéndome sentir que soy
    una estúpida por no captar que no me habló de la nada solo porque sí; que no me llamaba por teléfono
    sin ninguna razón; que no se esforzaba en sacarme plática sin motivo alguno. Etcétera. Y al final añadió
    que yo no tenía que decir nada al respecto si no quería, que tenía que sacárselo del pecho, que
    fingiéramos que no dijo nada y seguir siendo amigos.

    Y yo rompí en llanto. Era una fortuna que no tenía mi cámara activada para la tonta clase.

    Estuve, no sé, una hora o algo así, hablando con mi mejor amiga al respecto. Porque no podía yo sola.
    No podía ni conmigo misma, menos podía contestarle algo a él. Nunca antes había tenido que lidiar
    con algo como esto. Tuve que tomarme mi tiempo para calmarme, para pedir consejo, para transcribir
    esos consejos en mis propias palabras. Y aun así creo que tomó un día completo que volviéramos a algo
    parecido a la normalidad. Fue exhaustivo.

    Creo que le contesté, disculpándome por ofenderlo o lastimarlo, ya que obviamente no era mi intención.
    Y estuvimos hablando por un rato; en parte, quería que quedara en claro que me preocupaba lo que él
    estuviera sintiendo, pero en algún momento también tuve que decir cómo me sentía yo (es decir,
    agobiada, de pronto dándome cuenta de muchas cosas).

    Y después de eso, me estuvo contestando muy a secas, muy a huevo, a pesar de que según él podíamos
    seguir como si nada. Entonces, me quedé sin ánimos de seguirle respondiendo yo. Luego, cuando
    estaba trabajando en una tarea con mis amigas, me escribió; pero justo por lo que estaba haciendo,
    no le contesté. Después, me envió una pregunta relacionada con si dejaba ir a las personas o algo así.
    Me enojé y le contesté que nada me hubiera gustado más que contestarle de inmediato y seguir
    contestando, pero que estaba ocupada.

    No recuerdo exactamente como fue nuestra conversación después de eso, en realidad. Me regresaría
    a leerla si no fuera porque aún me… ¿molesta? No lo sé, no sé cómo explicarlo.

    El caso es que, nos seguíamos hablando, por mensaje, por teléfono, venía a mi casa incluso.

    Considerando aquel largo mensaje suyo, mi instinto me llevó a pensar que ya no estaba inesperado en
    mí; pero, con el paso de los días, pensé que a lo mejor estaba equivocada en pensar eso. Y es que, cabe
    decir que no le dije tajantemente “no me gustas” o “no te veo de ese modo” o “no tienes oportunidad”
    o algo por el estilo. Porque… si me detenía a pensarlo, no estaba completamente segura de que me
    interesara él o no genuinamente.

    Luego hubo una ocasión en que, después de que cambió de trabajo, me dio a entender que de repente
    de cinco a diez chicas de pronto empezaron a hablarle como si supieran que era de dinero (?)

    Después hubo otra ocasión en que me platicó que tuvo una cita, o algo así: parecía no muy interesado
    en platicármela, en parte, no lo sé, fue definitivamente una de nuestras llamadas más raras (?)

    Y hace como una semana directamente me pregunto si alguna vez tuvo una oportunidad conmigo,
    a lo que yo le dije que sí, y luego le dije que me di cuenta que preguntó en pasado.

    Esa conversación telefónica fue de unos, 15 minutos de nuestra charla usual, 45 minutos de
    “¿te gusto? ¿por qué sí o por qué no?” y 30 minutos de ninguno de los dos saber qué decir
    mientras él jugaba a LOL.

    Y uno o dos días después, hace poco, vino a mi casa, charlamos, vimos algo de Death Note, me hizo
    saber que mi mejor amiga le mandó solicitud de Facebook (lo que me hizo tomar nota mental de
    que soy estúpida porque esa es señal de que claramente está más que interesada/preocupada de
    mi insistencia en ser amiga o algo más de este sujeto), por lo que le confesé a él que probablemente
    a ella no le cae súper bien… le di un regalo de Navidad…



    No sé si realmente tiene… lo que quiero o necesito… en un novio en realidad…

    Pero le tengo mucho cariño.
  14. Escribe sobre un hecho que te haya impactado durante este año.

    ¿Cuánto me enfermé en Febrero? JAJAJAJAJA

    No sé por qué me gustan tanto las actividades en las que escribo blogs si a veces no me sale.

    Okay, trataré de explicar por qué mi primer insisto fue escribir acerca de esa enfermada.

    Más o menos una semana antes del día de San Valentín, me enfermé terriblemente, como no he enfermado nunca/en años. Principalmente, me dolía muchísimo la garganta: es lo que más
    recuerdo, por encima de si tal vez también estuve tosiendo y estornudando en esos días.

    Me dolía tanto la garganta que sentía que tenía algo atorado en ella que me dolía al hablar y
    no me dejaba comer prácticamente nada. Me harté de galletas Canelitas en café y de gelatinas;
    moría por comida de verdad. Hubo un día en que me la pasé horas y horas en cama durmiendo
    o haciendo nada porque el puro dolor de garganta me tenía mal en serio. No me levanté de la
    cama sino hasta que tuve que bañarme o sólo vestirme porque frío para irme a la escuela (este
    año tuve el turno nocturno) ¡y no hice nada en esas clases! Según yo fue otro día, uno antes o
    uno después, que tuve un examen oral para el que simple y sencillamente no pude estudiar, y
    no quise ni siquiera fingir que me trataba de acordar de lo que me preguntaba el profesor.
    No tenía cabeza para ello. Fueron días espantosos.

    Cuando ya estaba saliendo del dolor de garganta, empezó a dolerme intensamente el oído. ¿Saben qué
    más fue impactante? Que mi papá (doctor) me revisó el oído a como pudo, pero dedujo que lo mejor era
    llevarme con un amigo suyo otorrinolaringólogo a que me checara mejor. Entonces, descubrieron que
    había un pedazo de un cotonete
    atorado en mi oído. Por lo tanto, me dieron unas gotas especiales
    para… ¿encogerlo? Y poder sacarlo días después.

    Creo que podemos calificar esas experiencias como “impactantes”, ¿no lo creen? (?)
  15. ¿De qué te sientes más orgulloso/a del 2020?

    Mi ya cumplido servicio social.

    Probablemente es la respuesta más acertada que puedo dar. Estuve más que satisfecha y aliviada
    una vez que terminé mi servicio, y más aún cuando me lo acreditaron hace poquito.

    Estudio administración y hace poco oficialmente terminé mi noveno semestre de carrera.

    Debido a la pandemia, mi servicio social consistió en redactar ejercicios (con solución) de estados
    financieros proyectados, utilizados para la elaboración del presupuesto maestro. Dichos ejercicios
    contribuirían a un manual para laboratoristas (alumnos que dan asesorías), y teníamos que
    traspasar uno de ellos (junto con teoría sobre el tema) a un video tutorial. Para esto, me asignaron
    una excelente compañera que fue muy cooperativa y amable durante nuestro tiempo de trabajo.
    Gran parte de nuestro manual se la debo más a ella. Pero del video me encargué yo. Utilizamos
    Canva, ambas grabamos audios, yo lo edité en mi viejo confiable Movie Maker, y luego de muchas
    correcciones, de cosas que notaba ella o que a veces notaba yo, finalmente lo subimos para revisión.
    Fue un alivio inmenso que los líderes del servicio social no nos pidieran más correcciones y nos lo
    aprobaran, la verdad.

    Además, simple y sencillamente me gustó mucho como quedó el video ya terminado :’v <3
  16. ¿Cuál es la mayor lección que has aprendido este año?

    No tengo la menor idea.

    Debe ser, no sé, triste que esa sea mi primera respuesta (?)

    Pero en verdad no se me ocurre nada: este año no tuve nada de crecimiento personal.

    En teoría, tal vez podría decir que aprendí que “a veces la imaginación es intuición” (?)

    Lo voy a mencionar en una entrada futura de hecho (adivinen cuál), pero me refiero a que…
    tengo la mala costumbre de dejar volar mi imaginación de muchísimas formas diferentes.
    Una de esas formas es cuando conozco a alguien nuevo y me hago preguntas tontas como
    “¿y si yo le gustara a esta persona?” o “¿y si de hecho quisiera salir conmigo?”, por ejemplo.

    Y no hace falta que la persona dé la más mínima señal de que esa una verdadera posibilidad;
    es simplemente mi mente divagando entre escenarios que probablemente no ocurrirán.

    La parte en que digo “escenarios que probablemente no ocurrirán” es mi baja autoestima
    hablando por mí; la parte que me impide ver señales de posibilidades que son más que eso.

    Una vez, luego de haberle dicho a alguien que mis juegos favoritos probablemente son los de
    ligue, ese alguien me dijo algo así como que debía tratar de aplicar mis habilidades para esos
    juegos en la vida real: pero no tengo habilidades para ello ni siquiera en los juegos xD

    Además, aparentemente mi estúpido problema es que no tengo habilidad siendo ligada.
  17. ¿Qué cosas aparecieron este año y quieres conservar durante el 2021?
    ¿Qué te gustaría quitar?

    Bueno pues, por segundo año consecutivo, creo que no tengo respuesta para esta pregunta.

    “No sé si han aparecido cosas nuevas en mi vida (?) que no sean materiales”, citando
    nuevamente mi entrada del 2019. No soy la fan número uno de esta pregunta, en realidad.

    Hablando de alguien que quiero que siga apareciendo en mi camino, pues… probablemente
    se podrá leer en mi increíblemente larga novena entrada de blog para esta actividad x2

    “En cuanto a algo que me gustaría quitar... No sé.”

    ¿Se supone que piense en cosas que aparecieron en mí? ¿Por ejemplo en mi personalidad?
    No creo haber cambiado mucho respecto a cómo era el año pasado. ¿En mi estilo de vida?
    Definitivamente he engordado porque la pandemia me ha hecho sedentaria y comer peor,
    cosa que definitivamente califica dentro de cosas que me gustaría quitarme, obviamente.

  18. Escribe un recuerdo feliz de este 2020

    Desde hace mucho tiempo, mis amigas de la facultad y yo traíamos la idea de irnos una tarde a un
    parque de nuestra ciudad y pasárnosla pintando, botaneando y charlando. Y a mediados de febrero,
    con la excusa del cumpleaños de una de ellas y hartas de no habernos visto desde marzo, finalmente
    llevamos a cabo dicho plan y fue uno de los mejores días del año. Caminamos hasta el extremo
    opuesto a por donde entramos, escogimos cada una lo que íbamos a dibujar y pintar, abrimos
    nuestras bolsas de botana, nos contamos cosas que habían pasado en los últimos meses,
    hablamos de la escuela, y así nos pasamos la tarde.

    En la noche que volví a casa por alguna razón me dolía la cabeza y, cuando papá opinó que podía ser
    estrés, me di cuenta de que podría ser porque elegí hacer un dibujo que de verdad quería que me
    quedara bien JAJAJAJAJA por lo tanto le puse mucho esfuerzo y me tensé.

    Y es que, si iba a pintar, lo primero que vino a mi cabeza es que tenía que pintar a Mary <3

    [​IMG]

    Para quien no sepa, Mary es un personaje de un juego al estilo de RPG Maker llamado “Ib”, de puzzles
    y terror (?) Esta niña es un personaje al que le tengo un cariño increíblemente ridículo desde hace
    aproximadamente siete años: uno de esos traumas que no creo superar.
  19. ¿Cumpliste tus metas para este año?

    Citemos mi entrada sobre metas del 2019 xD

    “En cuanto a metas, de nuevo, ver más anime JAJAJAJAJA pero esta vez en serio, en serio“

    —Cumplido, como lo mencioné en mi primera entrada de este año: vi ocho, buenísimos.

    “También ahorrar para mi viaje de graduación”

    —Bueno, ahorré cinco mil pesos, pero algo me dice que el viaje no se hará, o no a tiempo.
  20. Escribe lo peor del 2020

    Aunque soy consciente de que, afortunadamente, no me ha afectado de la misma manera que a muchas
    personas, incluyendo a muchas que siguen con su salud intacta o casi intacta, la pandemia
    definitivamente ha sido un asco y no hay duda de que ha marcado este año.

    En marzo, me interrumpió el semestre justo en medio de mis exámenes parciales.

    En abril, me obligó a suspender un viaje planeado desde hace casi dos años ya.

    En mayo-junio, me hizo enfrentar el semestre en línea y sus muchas desventajas.

    En julio-agosto, me impidió salir de vacaciones de verano (a diferencia de muchos).

    En septiembre-octubre-noviembre, me empezó a volver loca otro semestre en línea.

    Y este diciembre no podré viajar a Estados Unidos a celebrar fin de año con mis tíos de allá, como mi
    familia y yo hemos hecho cada año durante los últimos diez años, más o menos.​
  21. Escribe lo mejor del 2020
    Aunque probablemente es algo cuestionable, probablemente lo mejor de mi 2020 se podrá leer en mi
    increíblemente larga novena entrada de blog para esta actividad JAJAJAJAJA <3 Pero hay más cosas
    excelentes salidas del año.

    · Finalmente tengo mi librero soñado que mide 2 metros de alto y 1.8 metros de ancho

    · Finalmente tengo mi Nintendo Switch, y mi Nintendo Wii de hecho sigue funcionando

    · Mi mejor amigo volvió a hablarnos a mi mejor amiga y a mí después de unos 16 meses

    · Mi mejor amiga se quedó casi una semana conmigo mientras mis padres fueron de viaje

    · Dediqué todo mi esfuerzo a mi servicio social y lo pude acreditar sin muchos problemas

    · Dediqué varios días del mes de agosto a verme unos 8 animes porque de verdad quería

    · Fui testigo del crecimiento y muerte del importantísimo “Unus Annus” (memento mori)

    · Fui de las personas a las que les gustó tanto Among Us que mejor lo compró en Steam

    No sé qué decir: sé perfectamente bien que el mundo entero está de cabeza y han pasado un sinfín de
    cosas malas a muchas personas, y que no estoy exenta de que me sucedan en los días que restan del
    año (Dios no lo quiera) pero soy muy agradecida de lo afortunada que soy de que me pasaran varias
    pequeñas cosas buenas, por muy pequeñas que sean. Puede que mi lista de excelentes cosas parece
    algo tonta, pero… de verdad estoy contenta.​
  22. Escribe sobre tus metas y deseos para el 2020.

    En cuanto a metas, de nuevo, ver más anime JAJAJAJAJA pero esta vez en serio, en serio (?) No lo sé, me gusta tener cosas que me gusten (???) Que no sean ya caricaturas americanas porque esas se hacen largas y hay casos decepcionantes y cuando se acaban es algo... terrible (?) Porque con los animes-- antes de Kenichi no recuerdo cuándo fue la última vez que vi un anime mayor a 24 o 26 capítulos, en realidad. No acostumbro ver cosas que me van a tomar TANTO tiempo. Ni cosas en emisión. Por eso Steven Universe y Voltron han sido tan duras con mi corazón (?) Les he invertido AÑOS de mi vida (?) Mientras tanto cuando se trata de anime probablemente los tenga "torturandome" durante máximo un par de meses tal vez (?) Y por eso, si FFL dice que va a hacer un nuevo Ultimate Anime Challenge (creo que así se llamaba el desafío) esta vez sí lo voy a cumplir al 100% y no al 20%.

    También ahorrar para mi viaje de graduación; hablé de eso en una entrada anterior, no recuerdo cuál era.

    En cuanto a deseos, ojalá me enderece como "adulta". Se lo suplico a la vida. No voy a poder yo sola. Según he entendido, dentro de seis meses haré mis prácticas profesionales y finalmente me introduciré por primera vez en mi vida al mundo laboral. No sé si estoy lista. Estoy muerta de miedo. Creo que pueden darse cuenta por mis metas para el año que viene. No tengo cosas de adulta en mi cabeza. Por momentos no me tomo la vida muy en serio. Por momentos me quiero morir joven para no enfrentar el estrés de crecer. Y vaya cambio que hay entre el primer párrafo y este ¿huh?

    Qué manera de terminar esta actividad. Perdonen muchísimo mi humor, quien quiera que lea esto.

    Les deseo a todos un excelente cierre para este 2019 y un próspero 2020.
  23. Escribe sobre tus emociones ahora que has llegado hasta aquí. ¿Te sientes satisfecho/a?

    ¿Hasta el final del 2019? Seguro (?)

    ¿Satisfecha con mi vida? Supongo (?)

    Eso último está muy mal. Soy sumamente consciente de que debo estar agradecida con la vida que tengo. Y lo estoy. En gran gran parte, REALMENTE lo estoy. Sé que tengo muchísima suerte, que estoy en una muy buena posición en muchos sentidos. En ese aspecto nunca me ha gustado ser pretenciosa (pero probablemente lo he sido absolutamente sin querer). Simplemente... es algo que me han tenido que recordar muchas personas en ocasiones que he dicho cosas como "odio mi vida", "me quiero morir", "¿por qué a mí?", "odio a mi madre".

    ...

    Volviendo a si estoy satisfecha con este año... Bueno, ya dije que no cumplí con mi absurdo propósito de ver más anime-- de ver veinte animes; teniendo todo el tiempo del mundo en vacaciones pero enviciada sólo con YouTube. Pero fuera de eso también he hablado de muchas cosas buenas (y algunas malas) de este año. No ha sido el peor año, realmente.
  24. Has sido visitado por el fantasma del pasado,
    el fantasma del presente y el fantasma del futuro.
    ¿Qué es lo que te muestran?


    Ya quiero ver cómo se supone que deberé responder lo del fantasma del futuro exactamente (?)

    ... ODIO esta pregunta aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah.

    Preferiría responder esto en forma de un escrito que sea "Los Fantasmas de X OC", no los míos.

    Porque entonces tendría que pensar en qué lección buscan estos fantasmas que aprenda y eso es tremendamente estúpido. No puedo escribir un problema que tengo y cómo OTROS me ayudarían a encontrarme una solución. Y no sé si me estoy tomando la pregunta muy a pecho o qué pero... nope.

    Tal vez es arrogancia (?) ¿Suena a arrogancia? Tal vez algo de eso me tienen que enseñar (?)

    Fuera de estas líneas, la pregunta queda sin respuesta.
  25. Si tuvieras que pedir un deseo por Navidad, ¿qué pedirías?

    Que a mi mejor amigo le vaya bien en el army estadounidense.

    Por lo general, con total honestidad soy más que feliz cuando a él, a mi mejor amiga, a otras amistades y a varios miembros de mi familia les va bien, tienen suerte, son felices. Preferiría morir antes que ellos (????)

    Soy pésima para responder algunas de estas preguntas, ¿ya dije eso?