Yo chiquito y ella grande.

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Hina Kagiyama, 24 Septiembre 2010.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Hina Kagiyama

    Hina Kagiyama Guest

    Título:
    Yo chiquito y ella grande.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    556
    Yo chiquito y ella grande.

    Algún día pensaron "Ella o él es mayor que yo, no podemos estar juntos", para mi el amor no tiene edad, aunque ella no lo comprenda.
    Me llamo Yang el conejo del infortunio, bueno chico mitad conejo, solo me quedan la patas, orejas y cola de conejo, tengo once años y estudio en el internado de criaturas mágicas, junto con mi hermana Yin y mi molestosa dueña Maribel.

    Capítulo 1: Su llegada.

    Todo empezó ya casi a la mitad del año, era hora de descanso y mi hermana estaba con Maribel, luego toca la campana, la profesora nos pidió a todos que fuéramos al escenario que queda en el pabellón principal, al llegar todos se sentaron en las sillas que estaban por ahí, yo me senté al frente con mi hermana y Maribel.
    Al llegar vemos a la directora en el escenario, anunciaba el ingreso de alguien, detrás de ella aparece una chica de tez blanca, cabello blanco algo despeinado, llevaba una blusa con la mangas blancas que llegaban por debajo de sus manos separadas por dos correas negras y en medio de la blusa habían dos botones grandes en forma de 'X' negros, llevaba una gran espada en su espalda (si, en esta escuela si están permitidas las armas), un cinturón negro con broche plateado, una falda larga negra algo desteñida, zapatos negros, a simple vista se le notaba que su canino izquierdo salía de su boca, pero lo mas bonito de ella eran esos hermosos ojos azules que me dejaron hipnotizado, desperté de aquella hermosa distracción cuando escuche que mi hermana me había llamado, ya que parecía que no estaba en este mundo.
    Mire a mi alrededor, algunos parecían molestos, entre ellos Maribel, otros confundidos, entre ellos mi hermana Yin y por allí algunas risas, volví a mirar a la chica, de pronto supe por que todos estaban así, tenía orejas y cola de lobo color negro, se preguntaran "¿será racismo?", pues en parte si y en parte no también, los okamis, o sea su especie, son reconocidos mundialmente como los que provocaron casi la destrucción de los seres mágicos, la chica se acerca para hablar a través del micrófono.

    - Hola -Se escucho algo tímida, luego empieza a hablar con mas claridad,.- ...como dijo la directora, mi nombre es Sonia, pero si quieren pueden llamarme Sony, ya se que los okamis tenemos una mala reputación y todo eso pero espero que no podamos llevar muy bien -Sonríe, de nuevo me quedo mirándola como si se tratara del ser mas bello que halla visto, pues así fue, ya al terminar Sony baja del escenario, alejándome rápido de mi hermana y Maribel me fui corriendo donde ella, tropiezo con algo y termino cayendo al frente de la okami “Que gran forma de empezar Yang” me critico en la mente, me levanto y cuando trato de hablar mi hermana y Maribel me llaman, no se ¿Qué hago?, dejo allí a Sony sola o me voy. “Auxilio”, piensa rápido Yang, al final decidí quedarme con Sony pero cuando intento hablar las tontas palabras no salen… ¿Por qué a mi?.
     
  2.  
    Hina Kagiyama

    Hina Kagiyama Guest

    Título:
    Yo chiquito y ella grande.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    587
    Re: Yo chiquito y ella grande.

    Algún día pensaron "Ella o él es mayor que yo, no podemos estar juntos", para mi el amor no tiene edad, aunque ella no lo comprenda.
    Me llamo Yang el conejo del infortunio, bueno chico mitad conejo, solo me quedan la patas, orejas y cola de conejo, tengo once años y estudio en el internado de criaturas mágicas, junto con mi hermana Yin y mi molestosa dueña Maribel.

    Capítulo 2: La rosa marchita.

    - Emh disculpa, ¿quieres algo? -Dice la peliblanca al mirarme ya que no hablaba.
    - Eh, l-lo siento y-yo, es que eres muy bonita... disculpa es que yo, no-o que-quería decirte e-eso, no es que este diciendo que no eres bo-bonita, pero yo... -Si hasta yo lo creo, un tonto tartamudo que quería hablar bien, pero parece que eso no la hizo enojar, mas bien, la hizo reír un poco, pero no de una forma de burla hacia mi, me hizo sentir bien que no pensó que era un tonto.

    -Eres tierno mi amigo conejo...

    "Eres tierno", eso era un avance, de pronto siento que alguien me agarra las orejas, no era Maribel para arrastrarme donde ella, si no era una pequeña caricia de la chica Okami, me sonrojo al ver sus manos en mis orejas… se hace un silencio hasta que ella dijo “me tengo que ir amigo conejo, nos veremos luego”, tenía que detenerla pero al escuchar la voz de Yin me tuve que ir yo también.
    Ya pasando al próximo día me levante de mi cama, yo duermo en un camarote, mi hermana arriba y yo abajo, mi dueña duerme en una cama individual, noto que Yin y Maribel siguen dormidas y sin ningún ruido me cambio la pijama y salgo, me voy al comedor para tomar mi desayuno.
    -Hola amigo conejo…
    Su voz fue reconocible, parece que le gusta llamarme “amigo conejo”, le explico que mi nombre es Yang, pero dijo que le parecía más bonito llamarme amigo conejo, sonríe y se sienta a mi lado con su desayuno, nota que yo tenia dos zanahorias y un poco de agua mientras que ella tenía un sándwich de pollo, una taza de café con leche y un poco de ensalada, me dijo que si quería crecer debía comer bien, así que me da su ensalada (ustedes saben que aun sigo comiendo como conejo).
    A la mitad del desayuno se escuchan gritos y murmullos de parte de las chicas, yo ya sabía de qué se trataba, ya que siempre eso pasaba todos los días, mientras que Sony pone cara de confundida, le empiezo a explicar y en frente de ella se pone la razón de tanto drama: Shun, el mas popular de todo el internado.
    -Hola linda damisela –Dice ese chico arrogante entregándole una rosa a Sony, ¿¡Una rosa!? Lo que me faltaba, yo estaba a punto de largar a Shun cuando noto que se agarraba la nariz, mire bien y noto que estaba sangrando, Sony le había golpeado en la nariz y le dice: “Amigo vete antes de que el próximo golpe no sea en la cara”. Shun se va corriendo seguido por sus fans, muchas de las chicas miran mal a Sony pero ella no lo toma en cuenta y toma un poco de café con leche.
    Así me gustan las chicas, lindas y fuertes.
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso