1. Título:
    Yūbokumin O
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    1579
    Capítulo 1

    El Nacimiento De Un Nomade​

    A la salida de la escuela de la ciudad de Fukui un grupo de chicos caminan hacia la vereda y miran el cielo disfrutando del hermoso viento y el paisaje soleado, mientras de fondo suena la campana de la escuela acompañado del ruido de las palomas y los pasos de la gente
    -Bueno, al fin hemos terminado las clases-
    -sí, pensé que no iba a terminar más-
    -deberíamos ir a algún lado para festejar del fin de semana que viene ahora-
    -suena genial, oye Ushio no has dicho nada, ¿vas a venir?-
    Las miradas se centraron sobre un chico que seguía distraído mirando el cielo de pelo marrón corto, ojos celestes claro y con una sonrisa en la cara
    -hey Ushio, ¿nos escuchas?-
    Ushio se percató de que estaba ignorando a sus compañeros de clase y giro la cara hacia ellos sonriendo
    -disculpen jaja, me quede distraído viendo el hermoso cielo-
    -¿vas a venir con nosotros a la plaza?-
    -chicos me encantaría ir con ustedes, "respondió alegremente Ushio", pero mis padres me pidieron que volviera temprano, así que para la próxima será-
    -jaja tú te lo pierdes Ushio, cuídate-
    -cuídate Ushio-
    -cuídense chicos-
    Los jóvenes ivan riendo y hablando sobre las cosas que iban a hacer al llegar a la plaza y Ushio se dio la vuelta y emprendió su camino a casa, mientras Ushio caminaba por las calles de la ciudad, ve sentada a una chica de cabello color verde claro cerca de la calle con su cabeza apoyada en sus piernas y tapándose con los brazos y se da cuenta de que esta chica lloraba, Ushio se acerca a la chica, inseguro si estaría bien entrometerse o no
    -¿te encuentras bien?-
    La chica alza la cabeza, con sus ojos lleno de lágrimas y se las seca un poco, Ushio observa los hermosos ojos color verde claro y por un momento queda atrapado por tanta belleza, la chica termina de limpiarse los ojos y mira a Ushio
    -mi gatito se escapó y no lo encuentro por ningún lado-
    Ushio observa a la chica y a pesar de que en su mente rondaba el pensamiento y la preocupación de que no debía llegar tarde a su casa, decide ayudar a la chica en su problema
    -te ayudare a encontrarlo-
    La chica observa sorprendida al chico desconocido que le sonreía
    -¿de verdad lo harías?-
    -No te preocupes yo encontrare a tu mascota, solo dime donde la perdiste y ¿cómo es?-
    La chica se levanto
    -Es un gatito negro, se me perdió en esos callejones, no fui por que la oscuridad me da miedo-
    La chica señala un callejón no muy lejos de donde se encuentran
    -no te preocupes, lo buscaremos juntos-
    Ushio y la chica se dirigen al callejón para buscar al gato extraviado
    -espera aquí iré a buscarlo-
    -de acuerdo-
    Ushio entro al callejón y observaba a su alrededor intentando encontrar al gato perdido
    -Vamos gatito, gatito, gatito....ven aquí rápido que tengo cosas que hacer-
    En eso se escucha un ruido y el gato aparece sentado tranquilamente
    -Ahí estas-
    Ushio Se acerca con cuidado al gato, lo toma y se lo lleva a la chica
    -Aquí tienes, espero que sea este-
    Ushio le da el gato a la niña y lo abraza muy contenta
    - ¡Si es el! pensé que no te vería nunca, muchas gracias....¿cómo te llamas?-
    -Ushio Asakura y no hay de que-
    Ushio sonríe alegremente al ver que la niña está contenta de nuevo
    - Me llamo Akari Aruka dijo la chica mientras seguía acariciando el gato contenta-
    - Me alegro de que estés contenta, bueno he de irme-
    - Tu recompensa-
    Akari se acerca a Ushio y le da un beso en la mejilla sonriendo, Ushio queda sonrojado y sorprendido
    - Bueno no hay de que jeje, pero con verte feliz ya es mucha recompensa-
    Ushio hace una reverencia y observa como el en el cielo el sol se va ocultando lentamente
    - Igual muchas gracias por traerme mi gato eres un buen chico-
    Ushio recuerda que debía volver temprano a su casa y se pone nervioso
    - Hay no.....mis padres, Akari me encantaría quedarme pero he de irme espero verte algún día adiós-
    Akari Observa a Ushio alejarse y sonríe un poco
    -te aseguro Ushio Asakura que nos volveremos a ver....algún día-
    Ushio sigue corriendo a toda prisa para llegar a su casa, cuando Ushio se acerca a su casa ve que hay policías alrededor de su casa y muchos vecinos murmurando, sorprendido se acerca a uno de los policías para averiguar que sucede
    -¿Que pasa aquí porque la policía se encuentra en casa?-
    El policía lo mira y al ver que es un chico no le presta atencion
    -Lo siento, no puede pasar-
    -¿Que no puedo pasar a mi casa? ....MIS PADRES DONDE ESTAN!!!-
    El policía mira sorprendido al chico
    - Espera, ¿tú eres Ushio Asakura?, ¿El hijo de los Asakura?-
    -así es, ¿qué sucede?-
    El policía mira triste al joven
    -no es como decirte esto…pero…tus padres han sido asesinados-
    EL chico queda en shock al terminar de escuchar las palabras del policía
    -me estas…mintiendo-
    -lo lamento pero no es asi, aparentemente alguien entro a la casa por la fuerza y los mato a sangre fría-
    Ushio sigue inmóvil escuchando las palabras de los policías
    -¿dónde están?-
    -ahí adentro, pero no podes entrar ahí-
    Esquiva al policía y se mete dentro de su casa, Ushio observa la casa en desorden, los muebles rotos y los cadáveres de sus padres y se acerca
    - ¡PAPÁ!…..¡MAMÁ!-
    Las lágrimas inundan los ojos de Ushio, siente una gran presión en su pecho y un nudo en la garganta
    -....no puede ser esto....no es posible...¿qué paso, quien hiso esto?-
    El policía entra a la casa y apoya su mano en el hombro de Ushio
    -Lo sentimos mucho, pero todavía estamos buscando quien lo hizo-
    -La culpa es mía….-
    -tenes que acompañarme para que te llevemos a un hogar de acogida hasta que veamos qué podemos hacer con este asunto-
    Ushio sigue mirando los cadáveres de sus padres mientras las lágrimas recorren sus mejillas
    -no pienso ir con vos-
    -eso no es decisión tuya-
    -¡NO PIENSO IR CONTIGO!-
    Ushio sale corriendo del lugar, haciendo caso omiso de los gritos y llamados de las personas, sigue corriendo con lágrimas en sus ojos y con un gran dolor en su corazón
    -....no puede ser es mi culpa...de haber estado de no haber tardado...tal vez...tal vez-
    3 años después del incidente, Ushio movido por el odio y la angustia, pasó su vida dedicándose a la delincuencia, robando y haciendo vandalismo, en los barrios bajo de Fukui un Policía persigue a Ushio por las sucias calles
    -¡Ahí esta! Atrapen al ladrón-
    - JAJAJAJA son lentos amigos.....apenas un chico de 12 años les gana que incompetentes-
    Mientras Ushio corre tira unas cajas con manzanas y sigue corriendo pero varios policías rodean a Ushio
    - te hemos rodeado, ríndete-
    - si claro-
    Ushio corre hacia los policías y logra esquivarlo a todos con facilidad
    -que lentos son señores jajja-
    -¡Tras El! Que no se escape-
    Ushio sigue corriendo y logra despistar a los policías escondiéndose en un callejón, los Policías siguen corriendo pero no lo ven y lo pierden de vista
    - tss...inútiles jaja nadie puede contra mi jajaja-
    La tarde pasa y la noche llega, Ushio se encuentra sentado solo descansando en un callejón y observando la luna, en la oscura noche solo se escuchan los ladridos de los perros y algún que otro paso solitario
    - bueno...que debería robar para mañana-
    Mientras Ushio piensa, aparece un viejo estrafalario en el callejón, Ushio observa al anciano y sonríe ya que será un blanco fácil
    -podría comenzar ahora jejeje-
    Ushio Se pone delante del anciano y ambos son iluminados por el resplandor de la luna
    -¡Oye tú! anciano....si valoras tu vida dame lo que tengas de valor-
    El anciano con ropas andrajosas se rio un poco y no hiso caso a la advertencia
    - jejeje lo lamento pero no tengo nada y si lo tuviera no te lo daría-
    - muy valiente pero muy tonto.....ahora paga por tu ignorancia-
    Ushio le tira un golpe al anciano pero el anciano bloquea el ataque fácilmente sorprendiendo a Ushio
    -así que haciéndote el duro-
    Ushio ataca con varios golpes y patadas pero el anciano hábilmente cubre fácilmente todos los ataques y golpea a Ushio en la cara
    -¿qué pasa? ¿Por qué no te puedo derrotar?-
    - es porque tus golpes están cargados de ira y tristeza-
    Ushio observa al anciano, desconcertado por las palabras que dijo
    - Sígueme y serás más fuerte o quédate aquí y sumérgete en tu mundo destrozado -
    Ushio mira con odio al anciano
    - no sabes nada de mí -
    - lo sé todo, se ve la ira, la tristeza todo en tus ojos, eres tan vulnerable-
    - ¡MIENTES!-
    - ¿quieres demostrarme lo contrario? ¿Demostrarme que eres fuerte?, pues sígueme y veremos que tal lo haces-
    Ushio mira al anciano detenidamente y luego lanza una carcajada
    - encantado anciano, pero por cierto…¿Cómo te llamas?-
    - por ahora solo dime Maestro-

    Fin Del Capitulo
     
  2.  
    Asdfghjklñ

    Asdfghjklñ SKZ

    Cáncer
    Miembro desde:
    6 Junio 2011
    Mensajes:
    394
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Saludos.

    Bueno, te diré que tienes errores de ortografía, debes mejorar tu gramática y la narrativa, aquí solo vi diálogos y más diálogos y a veces eso se hacer aburrido de leer.

    También te recomiendo que utilices el guión largo y pases tu escrito a Word o solicites la ayuda de un Beta. Aquí te dejo algo que te puede servir: http://fanficslandia.com/index.php?threads/¿cómo-hacer-un-ff.27771/

    Sigue mejorando y suerte C;
     
  3. okas, gracias por el comentario, sabia que medio se ivan a quejar de la cantidad de dialogos XD , sinceramente por mas que lo intento intentar describir no se me da muy bien, pero bueno seguire probando, aparte tengo el problema es que la serie es bastante larga, (hablando de eso tendria que seguir terminando los demas capitulos), pero bueno, vere que puedo hacer para mejorar la narrativa y las descripciones, voy a revisar el cap 2 y veo que puedo hacer n.n
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4. Título:
    Yūbokumin O
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    1938
    Los inicios de un nómade​

    5 Años después Ushio paso el tiempo entrenando con su maestro y aprendiendo a comportarse de una manera distinta, la vida era dura pero valía la pena, a veces la tristeza invadía el corazón de Ushio, pero la compañía y las enseñanzas de su maestro lo ayudaban a sobrellevarlo
    En el patio de una casa cerca de los barrios bajos de Fukui Ushio y su Maestro entrenaban una vez más

    —Ushio, no puedes ayudar a la gente si no puedes ayudarte a ti mismo—

    —no entiendo a qué te refieres—

    —vamos Ushio tienes 17 años y parecieras que llevaras las preocupaciones de un hombre aun mayor, libérate de tu carga— Decía el Maestro mientras esquivaba los golpes de Ushio

    Ushio y su Maestro siguen intercambiando golpes, en eso el maestro cubre el ataque de Ushio y lo golpea con mucha fuerza haciéndolo retroceder

    —Vamos, no seas idiota, bajo esa sonrisa oculta el dolor y el odio que llevas en tu corazón—

    —Cállate de una vez— Dijo Ushio con un tono de ira

    Ushio arremete con ira hacia su maestro para atacarlo, pero el maestro fácilmente esquiva los ataques, golpea una patada de Ushio y lo hace desequilibrar haciéndolo caer

    —cómo puedo liberarme si fui yo el culpable de sus muertes….si hubiese estado tal vez—

    —Tal vez nada, eso forma parte de tu pasado y quieras o no ya no lo puedes cambiar, además si hubieses estado ahí, ahora serias un cadáver—

    — ¡NO! yo los hubiese salvado— Dijo desesperado Ushio

    —ni siquiera puedes vencerme a mí, un anciano y crees que a tus 10 años ¿hubieses salvado a tus padres de quien sea que los haya matado?, que iluso—

    —No lo sabes, no sabes nada—

    Ushio se vuelve a levantar y de nuevo arremete contra su maestro en un ataque de furia y vuelven a intercambiar golpes entre ellos

    —Lo que sé es que eres débil y no sabes superar tu pasado—

    El maestro hace retroceder de nuevo a Ushio con sus golpes y lo observa, Ushio derrama sangre por la nariz y lágrimas por sus ojos

    —no…no puedo hacerlo—

    —Si puedes, acepta lo que sucedió, no puedes cambiar el pasado, pero cambia tu futuro, porque el que te aguarda si sigues con esa mentalidad es de autodestruirte—

    Ushio a duras penas se levanta y se acomoda un poco, respira profundamente e intenta relajarse

    —mi…futuro…hare el intento—Dijo relajadamente Ushio

    —bien...vas progresando mentalmente, a ver cómo te desenvuelves estando relajado—

    Una vez más Ushio y su maestro comienzan a pelear, pero Ushio es más rápido a la hora de cubrir contra-atacar y logra asestarle un golpe fuerte en el estómago a su maestro haciéndolo retroceder

    —bien, vas progresando, pero aun te falta, esa energía, ese ánimo tiene que ser constante, si no estarás de vuelta en el mismo camino oscuro—

    —Si maestro, estaba tranquilo y podía centrarme y ver con claridad cuales iban a ser sus movimientos—

    El viento sopla y Ushio y su Maestro disfrutan de la tranquilidad

    —cuando alcanzas la paz en tu corazón, todo se vuelve más claro…debes asegurarte de que siempre este en tu corazón, de lo contrario no podrás lograr tus objetivos—

    —gracias maestro, le prometo que lo haré— Dijo Ushio sonriendo Alegremente

    El maestro mira el cielo y luego dirige su mirada a Ushio

    —Ushio solo te falta una prueba—

    —si maestro hare lo que me pida—

    Al día siguiente en la mañana, el maestro le dice lo que tiene que hacer para superar la prueba

    —Quiero que vayas y ayudes a alguien en esta ciudad antes de que se haga de noche, no creo que sea tan difícil y quiero que me traigas una prueba—

    —De acuerdo Maestro—

    Ushio hace una reverencia y se dirige hacia la puerta

    —Bien, espero que no te pierdas por ahí— Dijo el Maestro riéndose

    —Conozco Fukui como si fuera la palma de mi mano—

    Ushio camina por las calles y observa la gente…….la gente pasa miserias y constantes preocupaciones por las guerras, no debe ser muy difícil encontrar alguien para ayudar…….el tiempo pasa y ushio todavía no sabe qué hacer ni a quien ayudar en eso mientras camina escucha la conversación de un hombre y su esposa.

    —lo siento no podemos hacer nada, si vamos nos mataran— Dijo el esposo preocupado

    —pero es la única comida que tenemos para esta noche, tenemos que hacer algo—

    Ushio se acerca dispuesto a ofrecer ayuda

    —disculpen que me entrometa, escuche que tenían un problema y me gustaría ayudarlos—

    El hombre y la mujer lo miran detenidamente y acto seguido el esposo comienza a reírse

    —claro si podes pelear contra una banda de ladrones y asesinos con todo gusto jajaja—

    —Al menos deme una oportunidad, puedo ser muy útil—Dijo Ushio al esposo

    El hombre mira detenidamente a Ushio una vez más y resopla

    —está bien, pero no esperes nada a cambio, lo haces porque quieres ¿entendido? —

    —lo entiendo, ¿en dónde se encuentran los ladrones? —

    —se encuentran en una bodega en el puerto de la ciudad… ¿de verdad vas a ir? —

    —Por supuesto, enseguida vuelvo—

    Ushio sale corriendo hacia las bodegas del puerto, presionado por que el sol se va ocultando, mira detenidamente las bodegas y sigue caminando hasta que cerca de una ve a unos hombres con actitud sospechosa y se dirige allí, al entrar se encuentra con un grupo de hombres armados con palos y fierros cuidando unos contenedores.

    —pero mira ¿que tenemos aquí? — Dijo uno de los hombres balanceando de un lado a otro su palo de fierro

    —Seguro que es alguien que quiere una dosis de golpes gratis— Dijo otro sonriendo

    —vamos chicos creo que no hay necesidad de pelear innecesariamente— Dijo Ushio con la esperanza de poder tranquilizarnos

    Los ladrones miran a Ushio y se ríen para luego correr hacia el

    —Bueno parece que no entran en razones— Dijo Ushio resoplando

    Rápidamente Ushio esquiva los ataques, logra desarmar a los ladrones y dejarlos inconscientes con sus golpes

    —Bueno, creo que con eso bastara— Dijo Ushio respirando tranquilamente

    Ushio revisa el lugar y encuentra en una bolsa la comida que había mencionado el hombre y vuelve a la casa de este para entregárselo, al llegar a la casa el hombre estaba afuera y este al ver a Ushio con la comida se sorprende enormemente

    —vaya chico, sinceramente no esperaba que volvieras….en realidad que siguieras vivo jeje— Dijo asombrado

    —ya se lo dije puedo ser de ayuda—

    —Si no lo niego, debo saber tu nombre—

    —Ushio Asakura señor—

    —Muchas gracias Ushio, nos has hecho un gran favor a mí y a mi esposa—

    —no hay de que—

    El hombre revisa la bolsa y saca una manzana y se la da

    —toma…no es mucho pero bueno, te lo mereces—

    —Muchas gracias— Dijo riéndose Ushio

    Ushio emprende camino de vuelta a la casa de su maestro y de paso aprovecha y come la manzana, el sol termina de ocultarse y finalmente Ushio llega a la casa de su maestro, entra tranquilamente y se dirige a la cocina donde su maestro se encontraba comiendo un poco de pan.

    —Ayude a alguien maestro pero…lo siento no tengo ninguna prueba—

    —No la necesito, veo que ayudaste a alguien por que lo noto en tu sonrisa y en tu corazón….has hecho bien— Dijo burlonamente el maestro

    El maestro se levanta y va hacia una vitrina que se encontraba en el living con una katana colgada en ella

    —Ushio…son tiempos difíciles el caos y la corrupción anda por doquier, por eso no debes sumirte a este mundo cruel, tienes que traer la paz a este mundo— Decía seriamente

    —no sé si pueda maestro….solo soy un simple humano— Dijo ushio mientras miraba a su maestro un poco preocupado

    —Eres más que eso, aun te falta encontrar tu potencial—

    El maestro se da la vuelta y dirige su mirada hacia Ushio con la katana en la mano

    — ¿a qué se refiere? —

    —Lo entenderás con el tiempo, ahora toma este regalo—

    El maestro le entrega la katana a Ushio y Ushio la toma solemnemente

    —maestro…—

    —Úsala sabiamente, intenta traer la paz con ella, no la guerra—Dijo posando su mano sobre el hombro de Ushio

    —Lo intentare maestro—

    Ushio se levanta con la katana en mano y sonríe

    —bueno ushio debes estar cansado ¿porque no te tomas un baño y vas a dormir? —

    —de acuerdo maestro…gracias por todo—

    —no hay de que ushio has crecido y has aprendido mucho, puede que aun te falte pero lograras ser aún mucho mejor de lo que eres—

    Ushio se retira a bañarse y luego se acuesta, el maestro sigue en el comedor pensando profundamente, cuando en eso golpea la puerta, el maestro va a abrirla y hay un hombre de cabellera plateada y una
    complexión física grande.

    —te hemos encontrado Jurobei Juzo— Dijo sonriendo el extraño hombre

    El maestro queda mirando al hombre y luego lanza una pequeña risa

    —ya era hora…no demos vuelta y acabemos con esto de una vez—

    El hombre agarra del cuello con fuerza al anciano y la mano derecha se le transforma en una hoja afilada, Ushio logra escuchar unos ruidos extraños se viste y baja, para encontrarse con la terrible imagen de su maestro siendo apuñalado.

    — ¡MAESTRO! — Dijo Ushio desesperado

    El hombre tira al maestro hacia el costado haciéndolo golpear contra la pared y mira a Ushio

    —sea quien seas no me interesas, ya he logrado lo que quería—

    —voy…voy a ¡MATARTE! —Grito Ushio con odio

    Ushio entra en un estado de ira y corre hacia el hombre para atacarlo con todas sus fuerzas, la cuchilla del hombre y la espada de ushio chocan varias veces, Ushio aprovecha un descuido del hombre para hacerle un corte en la costilla a su enemigo, pero no hay signos de que sangre

    —eres débil muy débil—

    — ¡CALLATE Y MORI! —

    El hombre transforma la cuchilla en un látigo y agarra del pie a Ushio y lo azota contra las paredes, dejándolo herido

    —no pienso perder el tiempo contigo el mundo se encargara de acabar contigo—

    El hombre se marcha y Ushio mal-herido se levanta

    —vue...vuelve maldito— Decia Ushio mientras respiraba agotado

    Ushio va hacia donde está su maestro, el maestro tose un poco de sangre, y ushio comienza a desesperarse

    —maestro….solo quédese conmigo conseguiré ayuda solo tiene que aguantar—

    Ushio agarra ambas manos de su maestro y las sujeta con fuerza

    —Ushio vete ahora—

    —no maestro no lo hare—

    —de nuevo estamos en la mismas, no puedes cambiar esto mi destino esta sellado…no quiero que mires hacia el pasado, mira al futuro y cámbialo— Dijo mirando tranquilamente los ojos de Ushio

    —No maestro….no puede abandonarme...no usted—Decía derramando lágrimas de sus ojos

    —Ushio…las cosas se pondrán difíciles pero debes pelear, no debes rendirte…y por sobre todo…no quiero que busques venganza sobre mi muerte…esa es una mala senda que puede destruirte—

    Ushio mira a su maestro

    —promételo…promételo que no buscaras la venganza— Dijo el maestro mientras agarraba con fuerza el cuello de la camisa de Ushio

    Ushio cierra los ojos, respira con tranquilidad y finalmente resopla lentamente

    —yo…yo…está bien…yo no lo haré lo prometo maestro—

    El maestro se ríe y tose un poco

    —siempre intentando cambiar lo ya ocurrido…sigue adelante Ushio…..trae la paz a este mundo…—

    El maestro cierra sus ojos y deja de respirar, ushio queda inmóvil viendo a su maestro…respira profundamente, le cierra los ojos a su maestro y sale hacia afuera y se larga a llover.

    Fin del capitulo
     
  5. Título:
    Yūbokumin O
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    1201
    La despedida​

    El sol sale lentamente iluminando vagamente la ciudad, ushio camina despacio y de fondo se puede ver como la casa de su maestro lentamente es consumida en flamas y ushio se ve invadido por más pensamientos

    —maestro… ¿Por qué le tuvo que pasar eso? No se lo merecía—

    Ushio sigue caminando, observando a su alrededor como la gente sale hacer sus tareas diarias

    —me pregunto quién habrá sido este tipo y por qué hiso semejante acto—

    Vienen a la mente de Ushio mas recuerdos de lo bien que lo paso con su maestro y todo lo que le enseño, mientras camina hay anuncios de la Compañía EdenTech

    —EdenTech mejorando tu vida y trayendo el paraíso a este mundo—

    Ushio observa a su alrededor y ve el caos, la pobreza y el miedo

    —Paraíso para el que tenga recursos, si no, esto es un infierno— Dijo en un tono sarcástico

    En eso una niña de vestiduras pobres, se acerca a él con una tímida mirada

    —señor, ¿tiene comida? —

    —no, no tengo, pero tengo estas monedas, a lo mejor te sirven para comprarte algo— Dijo sonriendo

    Ushio saca las monedas, se las da a la niña y la niña toma las monedas muy contenta

    —gracias, es usted una buena persona—

    La niña sale corriendo alegremente y Ushio la observa alejarse

    —espero que pueda cuidarse en este mundo cruel….el maestro tenía razón, debo pelear por esta gente, pelear para que tengan un futuro mejor, pero aun así…sigue siendo algo demasiado grande para mí solo—

    Mientras camina, sin darse cuenta Ushio llega hasta la casa de sus padres y la observa detenidamente, el lugar seguía tal como cuando se fue aquella vez que era un niño

    —pareciera que hubiese pasado una eternidad desde que me fui de aquí—

    Ushio comienza a tener recuerdos de sus padres.

    Una mujer de pelo largo color marrón claro, ojos verdes claro y con una sonrisa amable llamaba a un hombre alto de pelo negro y ojos color marrón claro

    —Cariño, apúrate o llegaremos tarde—

    —si ya voy, Ushio cuídate, tenemos cosas que hacer intentaremos llegar temprano—

    —si padre, no te preocupes estaré bien—

    Otro recuerdo diferente aparece en el que Ushio se encontraba en su pieza acostado en la cama y su padre estaba al lado sentado en una silla

    —papá, estoy aburrido—

    —Te contare una historia, sobre algo que sucedió en este mundo hace tiempo—

    —sí, cuéntame—

    Ushio mira y escucha atento a su padre

    —Hace mucho tiempo, el mundo se encontraba en caos y al borde de la destrucción, las personas se mataban unas a otras por ser de diferentes religiones hasta que se dio el año Zero—

    — ¿año Zero? — Dijo mirando desconcertado a su padre

    —Sí, el año Zero fue cuando aparecieron 2 grandes dioses en el mundo, un dios de la luz y otro de la oscuridad, la gente se encontró muy confundida ante este suceso, sus creencias se vinieron abajo ante
    estos seres—

    — ¿y que paso? —

    El padre de Ushio suspira y mira la ventana que daba al patio con nostalgia

    —Con el tiempo, la gente se fue acostumbrando, no fue fácil, esos dioses nos sorprendieron, pero luego bajo el liderazgo de ambos empezamos a progresar y ser felices, lamentablemente no todo duraría
    para siempre por qué…—

    En eso la madre de Ushio interrumpe la historia

    —Debemos irnos amor—

    — ¿Qué paso padre? —

    —Debo irme hijo, luego te contare el resto de la historia— Dijo mientras acariciaba el pelo de su hijo

    Ushio deja de recordar y se le escapa una lágrima que seca rápidamente

    —padre…pensar que nunca terminarías de contarme esa historia….padre…madre…les prometo que hare que se sientan orgulloso de mi, se los prometo…pero…—

    El rostro de Ushio se pone serio y aprieta su mano derecha con firmeza

    —les prometo que también encontrare al que les hiso esto y vengare su muerte…igual que la de mi maestro—

    Se va alejando de la casa y camina hacia la salida de la ciudad

    —No puedo quedarme aquí, este lugar no trae más que tristeza y dolor a mi corazón, debo seguir mi camino y...No mirar al pasado—

    Sigue caminando y dirige la mirada al suelo con un poco de tristeza

    — ¿Estaré maldito?, siempre que algo bueno me pasa, algo me lo arrebata—

    Al caminar justo un gato corre rápidamente enfrente de él, y recuerda al gato que rescato para la niña

    —Me pregunto que habrá sido de esa chica—

    En eso escucha la conversación de unas personas

    —tú crees que la policía ¿haga algo? —

    —Lo dudo mucho, no tienen tiempo para nada—

    —Si es verdad, la ciudad está hecha un caos—

    La cara de Ushio muestra un poco de disgusto y rabia mientras camina

    —era de esperarse que no hagan nada, nunca encontraron nada, nunca encontraron al que mato a mis padres, son unos incompetentes—

    Ushio sigue caminando y en eso un antiguo compañero de la escuela, lo mira de manera extraña y se acerca

    —oye tú te me haces familiar... ¿no eres Ushio Asakura?—

    —Te debes estar confundiendo— Dijo haciendo caso omiso a su antiguo compañero

    — ¿estás seguro?, te pareces bastante a el—

    —Déjame en paz, no soy quien vos crees— dijo en tono molesto

    Ushio llega hasta la salida de la ciudad, se da vuelta y la mira tristemente

    —Fukui…me pregunto si volveré a este lugar algún día—

    Ushio sigue mirando la ciudad

    —maestro, ¿por qué me pide defender un mundo que me lo arrebata todo? — dijo suspirando largamente

    Los rayos de sol iluminan con fuerza la ciudad

    —bueno hice una promesa y debo cumplirla—

    Se da la vuelta y se aleja de la ciudad y el viento sopla moviendo el pelo de Ushio

    —Veremos a donde me llevan los caminos—

    En eso en la casa del maestro ya consumida por el fuego se encuentran 2 personas, uno con un largo cabello plateado y ojos color marrón claro armado con unas pistolas y un Rifle de franco tirador y
    otro con un traje elegante

    —Parece que Jurobei ya está muerto—

    Ambos hombres se acercan a los escombros de la casa observando el lugar

    —si, al parecer sí, pero es extraño, creo que alguien más estaba con el—

    — ¿crees que sigue vivo? —

    El hombre trajeado de cabello oscuro, con una mirada seria y de ojos color celeste se inclina para observar el cadáver del maestro calcinado

    —Lo ignoro, ahora tenemos asuntos más importantes—

    —recuérdame, ¿por qué nos encargaron matar a un viejo vagabundo? —

    —Tal vez tenía la pinta de un viejo vagabundo, pero te aseguro que Jurobei sabía muchas cosas, la mayoría peligrosas para nuestra organización— Dijo mientras se volvía a incorporar

    —vámonos este lugar me está aburriendo—

    Ambos hombres se suben a una camioneta con el logo de EdenTech y arrancan el motor

    —Es muy muy extraño, solo EdenTech logro obtener la información de donde se encontraba Jurobei—Dijo el hombre trajeado mirando pensativo desde la ventanilla

    —está muerto eso es lo importante—

    —Si es cierto pero aún nos queda esa duda, tendré que ponerme a revisar quien más podía saber dónde se encontraba Jurobei Juzo—

    El hombre de cabello plateado acelera la camioneta y se largan del lugar

    Fin del capitulo
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso