~ Wonderful Days ~

Tema en 'Prince of Tennis' iniciado por ~Gris Ootori Fuji~, 19 Agosto 2010.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    ~Gris Ootori Fuji~

    ~Gris Ootori Fuji~ Usuario popular

    Acuario
    Miembro desde:
    8 Marzo 2008
    Mensajes:
    529
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    ~ Wonderful Days ~
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    4167
    ~ Wonderful Days ~

    Holaa!! Nuevamente yo!! Bueno, aquí dejo algo de Rikkaidai que es mi escuela favorita xD
    Personaje(s): Nioh y Yukimura como principales y el resto de equipo.
    Argumento: Una serie de One-shot relacionados entre sí, patéticos pero con sentido... en su mayoría, las pericias de los embusteros del Rikkaidai... con un toque de locura subliminal.
    Advertencia: Menciones de cosas sugestivas y malas palabras (¿Quién dijo que eran malas?)

    ++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
    Gris Ootori era una muchacha terca o cabezota como sólo ella, fría y paradójica, exageradamente dramática y teatral; su forma de ser era engañosa y escurridiza.
    Pero claro, era evidente, siendo amiga de Nioh Masaharu desde que tenía memoria, siempre estaban juntos en las buenas y… en las buenas, aunque ciertamente en las malas también; los dos andaban juntos de arriba para abajo hasta el punto de que los rumores en la Rikkaidai decían que andaban de novios por lo que cuando se acercaban a la peliazabache a preguntarle, siempre soltaba un “¿Nioh mi novio? Ptfff” pero aunque eso no importaba mucho a las fans del peliplateado cuando se le declaraban bajo el árbol de cerezo que crece tras la escuela. En fin.
    — ¡¡Ootori!! — Vociferó el profesor de física efectivamente molesto por la falta de atención de los mencionados —. ¡¡Nioh!!
    — ¿Sí Kanazawa-sensei? — cuestionó la peliazabache levantando la vista incrédula una vez dejó de enviar un mensaje de texto con su carita de niña buena e inocente.
    — ¡¡¿Les parece aburrida mi clase?!! — Ciertamente sí, pero jamás lo iban a admitir. El profesor arqueó una ceja, demostrando una vez más su poca expresividad.
    — Realmente no, Kanazawa-sensei — respondió Masaharu tan serio y ofendido que era muy creíble. Se merece el Oscar, decidió Gris mientras sonreía por la astucia del chico.
    El sensei aprovechó el renovado silencio para indicar a sus alumnos de tercer año, clase B, sobre el duro año que les esperaba si pretendían tomar como ejemplo a estos dos alumnos, ya sea Ootori Gris o Nioh Masaharu, para que al graduarse no viviesen miserablemente por los siglos de los siglos, amén. Obviamente Gris no escuchó ni media palabra de aquel sermón, al igual que Nioh, que estaba interesado en molestar a la alumna nueva del salón colocando una nota en su pupitre que estaba en el lado derecho del suyo.
    — ¡¡Bien!! Minna-san, mañana tomaré un examen teórico sobre teoría cuántica— soltó como si fuera la cosa más normal del mundo, carraspeó las dos últimas palabras con premeditada acentuación. Una exclamación general indicó que la idea no era bienvenida —. ¡¡Silencio!! Además esta nota irá directamente a su promedio anual ¿Les quedó claro?
    Un ‘Sí’ decepcionado se escuchó en el interior del aula. Por supuesto que esta última disposición hizo que los ánimos de Gris cayeran al suelo y más abajo. El profesor esbozó su maléfica sonrisa antes de tomar sus cosas y salir por esa maldita puerta.
    “¡Genial!”
    Y ese fue un genial sumamente desganado.

    ~Wonderful Days~



    • The Tricksters •

    [-1-]






    Gris entró a su casa, había sido un día agotador para ella, definitivamente lo había sido, sólo quería entrar a su cuarto darse un buen baño, comer un poco y dormir para siempre. Sus tareas cotidianas la tenían sin cuidado, era una chica relajada, no le importaba nada de nada, vivir su mundo era lo que realmente le interesaba y le apasionaba.
    — Repasemos las normas. Primero: no hagas la cama hasta pasadas las cinco de la tarde, segundo: no toques los platos que hay en el fregadero hasta que no estén a rebosar y tercero: pese a las protestas de mi padre, el suelo de mi cuarto es como otro armario — se dijo a sí misma, mirando el desorden de su cuarto con una sonrisa satisfactoria—. Sí, está todo en orden.
    Luego de bañarse encontró su jean debajo de la cama, su polo en el armario, su ropa interior encima de la cama. Bajó a la velocidad de Kenya hasta la cocina, tenía un hambre de los mil y un demonios cuando el tono característico de su celular le indicó que era Masaharu al teléfono.
    — ¿Qué quieres, Masaharu? Ya te dije que me llamaras si ibas a decirme la forma de cómo aprobar teoría cuántica — soltó de pronto la chica mientras se disponía a abrir la nevera.
    — ¡Tengo un plan! — admitió Nioh desde el otro lado de la línea.
    — Hmm… — Gris analizó que eso no traía nada bueno así que estaba cien por ciento aprobado.
    — Voy para allá, espérame — Y colgó así como así.
    Gris lo ignoró y lanzó el celular por allí, cuando tenía hambre ya no podía razonar adecuadamente y así como la señorita que era buscó algo de comer en la alacena y ¡Demonios! No había nada de nada, sólo pan y posiblemente en la nevera encontraría jamón. Eso jamás faltaba en casa.
    — Una torta de jamón no estaría nada mal, las costumbres occidentales siempre me han atraído — habló ella casi en un grito, total, nadie la escuchaba. Tomó el pan, le colocó el jamón y ¡Listo! Además la cocina no era su fuerte y sin embargo comía como si nunca lo hubiera hecho.
    Volvió a abrir la nevera para encontrar algo más que comer cuando…
    —… Esto está pasado — tomó el frasco de la leche que ya estaba vencida y con el mal olor incluido —. ¿Es que acaso no vive nadie en esta casa? — y encima reclamó enfadada alzando la voz unos cuantos decibeles más. Salió de la cocina y se tiró en el sillón, seguidamente encendió el televisor, sí que era grande ese televisor, se parecía al televisor de la abuelita, se quejó por la falta de programación y del hecho que no tenía cable ya que seguro, como recordó, su querido padre olvidó de pagarlo, no quedaba de otra que divertirse viendo como los elefantes se reproducían —… Ver esto me ha entrado ganas de molestar a Yukimura, ¿qué estará haciendo Yukimura? Y ¿Sanada-fukubuchou? — empezó a reír entretenida mientras se imaginaba a Sanada bailando como en Hawai y con la vestimenta incluida, el ula ula seguro, y en esas estaba cuando escuchó que la puerta se habría —. ¡Oh, no!, fin de la diversión.
    — Gris, prepara la ropa interior de encaje para convencer de todo lo contrario al profesor— sugirió el peliplateado entrando a la casa como si fuera la suya con una sonrisa divertida en los labios, a cambio recibió un almohadazo en la cabeza y claro, entró porque tiene una copia de la llave de la casa.
    — Ese profesor ya me... — Gris se detuvo allí, no quería sonar grosera —. ¡No sabes cuanto odio física!
    — ¿Y si tomamos prestado el examen? — sugirió Nioh, despreocupado.
    — ¿Eh?
    — Claro, no sería la primera vez — admitió Nioh acomodándose en el sillón y tomando el control remoto—. He hecho trampa desde que tenía seis años.
    — Pero… ¿Cómo hacemos?
    — Mientras yo le cuento al profesor mi problema de adolescente, tú tomas el examen y copias las claves en el baño. ¿Hecho? — ¡Nioh-soy-el-hombre-de-acero-Masaharu al rescate!, tranquilamente podía aprobar el examen pero su amiga no, así que sugirió el plan. Gris no lo dudó dos veces así que así quedaron.
    — ¡Hecho!
    — Bien, el examen es en la tarde. Mañana en la mañana hacemos esto y en la tarde daremos el examen con éxito.
    Sonrió sensual como siempre.
    — ¡Perfecto!
    Sin duda, era un buen plan, admítanlo.
    *+


    Gris salió disparada de su casa, se había quedado dormida y como siempre nadie se atrevía a despertarla, “Ya eres grande, asume tus responsabilidades” siempre le recordaba su adorada madre.
    ¡Malvados!, nadie se molestaba por lo menos en despertarla, para eso tenía mamá (Ootori Yuuki), papá (Nishikado Tsukasa, de hecho era su padrastro), un perro (Golden Retriever llamado Youjirou), una gata (igual al gato de Stuart Little llamada Carla Sofía) además que el plan de Masaharu era a primera hora antes del inicio de las clases.
    Gris respiró profundo, preparándose mentalmente para hacer lo planeado el día anterior. Se ajustó la corbata, se abotonó la chaqueta, sacudió su falda suavemente, cruzó su bolso hacia atrás y caminó normal hacia la entrada. Masaharu la esperaba apoyado en la pared cerca del salón donde supuestamente Kanazawa-sensei tendría su clase, cruzado de brazos y con una media sonrisa, cuando la tuvo cerca le palmeó la espalda.

    — ¿Lista? — quiso saber el peliplateado mientras con un sutil movimiento de cabeza y cuello indicó la puerta del aula de tercer año, clase D.
    — Sí.
    Y así, Nioh se arregló la corbata y entró al salón lentamente seguida por una Gris que estaba realmente decidida y como que muy casual.

    — Kanazawa-sensei — llamó Nioh ubicándose en un sitio estratégico de manera que el profesor le diera la espalda a su pupitre y, dicho sea de paso, a la peliazabache.
    — ¿Sí Nioh-san? — volteó el profesor Kanazawa hacia el peliplateado que traía un rostro muy preocupado y serio y apagado y…
    — Yo… yo… yo quería comentarle un problema que tengo — comenzó con balbuceos, aunque no había necesitado ensayar, estaba improvisando realmente.
    — Lo escucho — Kanazawa se cruzó de brazos mirando atentamente al peliplateado dándole la espalda a Gris que estaba sospechosamente esperando cerca del pupitre del profesor.
    — Últimamente, cuando… estoy en los vestidores de los hombres y los veo cambiarse delante de mí…
    — ¿?

    El profesor tragó saliva, levantó las cejas y tenía unos símbolos de interrogación adornándole el rostro. Habían tres ideas rondando en la cabeza de Nioh: si exponía de tema como el supuesto caso del divorcio de sus padres no sería muy adecuado porque no tomaría mucho tiempo hablar de eso y si decía que tenía un cuadro de hemorroides tampoco era muy convincente, así que le quedaba una opción que sería muy creíble después de todo.

    — Yo… yo me siento diferente cuando los veo… — la voz que empleaba el chico era taaaaaaaan convincente que el profesor tenía la sensación de estar frente a un caso realmente grave.

    Mientras Nioh explicaba su supuesto problema a Kanazawa-sensei, Gris rebuscó apresurada y cuidadosamente entre las carpetas del profesor hasta que…
    ¡Bingo!
    Encontró el maldito examen y acto seguido, sin dudarlo, salió corriendo a toda velocidad, aferrada a la carpeta contra su pecho, volteó la esquina y su sorpresa fue tal que se frenó de golpe, jadeante con el corazón acelerado sobremanera.

    — Hola — saludó casual Yukimura Seiichi, tan pacífico como siempre. Gris abrió sus ojos muy, muy grandes, estaba entre asustada y sorprendida, de hecho era el miedo de ser descubierta en cualquier momento.
    — A... a… — comenzó a balbucear y tratando de controlar su hiperventilación, logró articular —. Hola, lo siento pero tengo que irme.
    — ¿Estás molesta conmigo? — quiso saber Seiichi, ingenuo.
    — Oh… no, no, no, para nada… pero tengo prisa… ¡Adiós!
    Seiichi la miró como que muy exigente de explicaciones y cuando iba a preguntarle algo, Gris ya estaba volteando la esquina.
    Lo siguiente que hizo Gris fue entrar violentamente al baño de las chicas, respiró hondo, profundo, buscó la última puerta y entró con el corazón en la garganta, se sentó en la taza del baño y tan pronto como sus dedos se lo permitían copió las respuestas en un papelito de su libreta negra con calaveritas.
    *+


    —… Y me siento mal por eso. ¿Estoy cometiendo un pecado? ¿Dios me va a condenar al infierno por el resto de mis días? — en esas estaba Nioh cuando vio a Gris que regresaba y dejaba la carpeta en el mismo lugar donde el profesor lo había dejado y salió del aula como si nada hubiese pasado y ciertamente los alumnos de ese salón se la quedaron mirando y negaron con la cabeza.
    — Oh, no, no, no, no te sientas mal Nioh-san, no creo que sea un pecado — el profesor palmeó la espalda del peliplateado para supuestamente consolarlo.
    — Gracias Kanazawa-sensei por escucharme — soltó un suspiro el peliplateado para después abrazar al profesor efusivamente y salir por la puerta completamente inmune a las miradas de reproche que recibía por parte de todos sus compañeros. ¿No se merece el Oscar?
    … Buscó a la peliazabache.

    En uno de los árboles del patio trasero de la Rikkaidai, donde la mayoría de los alumnos se sentaban a descansar y seguramente a ligar. Una muchacha estaba sentada a la sombra del árbol más grande, estaba concentrada en su cuaderno en la mano. Gris tomó un mechón de su cabello negro y se lo colocó tras la oreja y suspiró. Ella mantenía sus ojos cerrados con la cabeza arrimada al cerezo cuando la presencia de alguien la obligó a abrirlos. Masaharu se encontraba parado frente a ella, con sus ojos verdes brillantes y su corbata desatada. Se detuvo en el césped frente a ella, mirándola fijamente. Masaharu esbozó una media sonrisa aún así sin mostrar sus dientes. Se acercó a ella y se sentó a su lado.
    — Masaharu, te tengo un regalito — Gris metió las claves en el bolsillo delantero de la camisa blanca de Nioh. El peliplateado se quedó mirando a Gris atentamente como analizándola —. ¿Qué me ves?
    — Nada, simplemente que te haz vuelto toda una mujer. Puri ~~ — se rió pícaramente.
    — ¿?
    — Es decir, parecía que fue tan sólo ayer que eras una mocosa con dos colitas disparejas y—
    — ¡Púdrete!
    La peliazabache fijó sus ojos café en él. Parecía tan misterioso, serio y lleno de secretos. Bastante enigmático y a la vez apuesto. Entendía por qué las chicas de la Rikkaidai se morían por él y sin embargo, ella no veía nada especial en él que llamara su atención. Todo lo que él era, ella también lo era a la vez. Le sonrió una vez salió de sus cavilaciones cuando la presencia de alguien los hizo voltear.
    — Así que se saltearon las clases, ¿ne?
    Esa voz les era muy conocida, ¡Ah, claro! Era como que muy chiquito de cabello rojo o rosa, no se podía definir y, andaba por el mundo autodenominándose tensai. Así es, Marui Bunta, Bun-chan para los amigos, Tensai para los enemigos, estaba allí frente a ellos increpándoles su total rebeldía. Gris revoleó sus ojos en son de fastidio y Nioh agregó.
    — ¿De qué hablas? Tú también te volaste las clases. ¿Qué quieres? Puri ~~ — soltó Masaharu mirándolo con esa sonrisita pícara.
    — Eh, bueno — se sentó frente a ellos —. A estas alturas ya deben tener las claves del examen y…
    — ¡Oh! — se ofendió la peliazabache —. ¿¡Cómo crees eso de nosotros!?
    — Grisu-chan… eres la manager del equipo de tenis y por lo tanto debes cuidar de tus jugadores porque si pasa que desapruebo este examen me tendré que salir del equipo y ¿Qué harían sin un tensai como yo?— Genial, el chico tenía sus artimañas para convencer, aunque pensándolo bien, concluyó Gris, no creía que fuera mala idea darle las respuestas del examen, además él apoyaría con la goma de mascar.
    — Claro, sólo necesitamos goma de mascar — sentenció la peliazabache con una sonrisa triunfante.
    Las siguientes horas, Bun-chan se la pasó llenando las claves del examen en la envoltura de la goma de mascar de los tres ya que le habían dicho que sus kanjis eran más pequeños que los suyos y, si quería estar dentro tenía que hacerlo. El chico a regañadientes comenzó a clavetear la envoltura, aunque no entendía muy bien para qué hacía esto.
    — Bien, escucha la explicación puri, copiamos las claves en la envoltura de la goma de mascar — Nioh señaló las envolturas una vez Bunta terminó de llenarlas.
    — Sí, ok — Marui estaba realmente muy atento a las explicaciones de los grandes de las trampas y mentiras.
    — Jamás hagas una copia en tu propia piel, ya sea el brazo o la pierna — indicó Gris señalando su brazo.
    — Primero: Nunca hagas todo el examen, siempre deja dos respuestas sin contestar y las demás marca erróneamente — sugirió Masaharu, aunque más bien había sonado a una orden.
    — Segundo: Nunca te sientes cerca de tu compañero para guardar sospechas — ordenó Gris haciendo un énfasis en el nunca.
    — Tercero: Una vez copiaste tus claves, destruye la evidencia — señaló específicamente esta última. En vista de que Marui había puesto una cara de no entendimiento, Gris insinuó.
    — En otras palabras mi dulce pastel, cómetelas.
    — ¿Te quedó claro, Bun-chan?
    — Ahh… Pues sí. Soy un tensai después de todo.
    Nioh y Ootori se miraron y suspiraron, claro, era un ton-… tensai después de todo, así que no debería preocuparles que lo fueran a pillar o ¿sí?
    *+


    Finalmente llegó la tarde, el aula rebosaba en un silencio sepulcral. Masaharu, Gris y Bunta se habían sentado separados como lo planeado. Kanazawa-sensei empezó a repartir las hojas del examen, mirando con inusual atención a todos sus alumnos del tercer-año-malditos-engendros-del-demonio-clase-B…
    — ¡Comiencen! — proliferó el profesor.
    Los siguientes veinte minutos fueron un completo averno para Bunta Marui quien estaba intentando actuar lo más casual del mundo. Comenzó a sudar frío, las piernas le temblaban, sabía que en cualquier momento sus nervios lo iban a traicionar tan vulgarmente, y claro, hay que tener en cuenta que era la primera vez que copiaba.
    Todo lo contrario, su compañera peliazabache, se deleitaba con su situación. Sacó la barrita de la goma de mascar, la abrió, metió el chicle a la boca y empezó a supuestamente jugar con la envoltura mientras claveteaba rápidamente su examen, con éxito.
    Nioh Masaharu encontraba divertida las circunstancias, ya que tenía un perfecto panorama que enmarcaba a la peliazabache y al pelirrojo/rosa. Este último en cualquier momento iba a delatarse por sí mismo. El peliplateado mientras masticaba el chicle sonreía divertido ante lo patético que se veía su desaforado compañero de clase y de equipo también; en cambio, le resultaba excesivamente interesante la astucia de la chica al ver como luego de terminar de pasar las claves metía la evidencia a la boca, cosa que Bunta realizó minutos después.
    — ¡Es suficiente! Dejen sus lápices sobre su carpeta y dejen de escribir o les anularé el examen.
    Una vez Kanazawa-sensei se perdió por esa puerta del aula, Gris salió disparada directo al baño de mujeres para escupir la goma de mascar y la evidencia también cuando el destino volvió a cruzarse por su camino.
    “¡Ay no! ahora no” pensó la chica ante un Yukimura Seiichi que la miraba curioso e impertérrito “¿Por qué siempre me lo encuentro cuando estoy con la soga al cuello?”
    — Hola, Ootori — saludó el escéptico capitán del equipo de tenis.
    Sus miradas se cruzaron…
    … Gris miró a Seiichi…
    … Seiichi miró a Gris…
    …Se analizaron…


    …Sonrojo mutuo…

    …Doki, doki…



    Gris hubiese deseado no tener nada en la boca y aprovechar esta ventaja que le daba la vida para por fin entablar una conversación como la gente con su querido capitán, pero no, resulta que siempre que quería hablar con él pasaba algo que causaba el alejamiento del chico y…

    … su ruina si lo ponemos así.

    Frustración…
    … Más frustración…
    … Triple frustración…




    Por lo que no respondió nada en absoluto, en lugar de eso salió disparada hacia el baño. Yukimura la vio perderse.
    “sospechoso” pensó “muy sospechoso”


    ~ Ĝ r I § •
    Espero que les haya gustado tanto como a mi al escribirlo xD Adoro a Nioh ^^
    Dewa matta ~
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Eri

    Eri Usuario popular

    Tauro
    Miembro desde:
    24 Abril 2009
    Mensajes:
    624
    Pluma de
    Escritora
    Re: ~ Wonderful Days ~

    No soy de las chicas que le gustan el Mary Sue... Pero decir que espero que no se te le sume a los humos... Hay pocas chicas en POT, pero lo suficiente para hacer parejas Kannon (?)

    No encontré errores ni Fallos, sólo el hecho de la manera en que usas el guión largo es incorrecto...

    Las palabras debe estar unidad al guión, así suelto se ve... adfs...
    Debe quedarm así

    La palabra "Tercero" y "Señaló" van pegado de sel guión.

    Ah, por cierto, si quieres saber qué es el Guión, entra aquí xD
    Y si quieres "practicar" puedes pasarte por acá
    Sólo si quieres puedes pasarte por allá y echar un vistacito ;)

    Demás, creo no tener quejas, me parece que tiene buen uso de los acentos [Para ser exactos, no soy buena corrigiendo historias largas] Y espero que sepas controlar ese "personajito" tuyo ;)

    Chaíto.
     
  3.  
    Acero

    Acero Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    28 Noviembre 2006
    Mensajes:
    418
    Pluma de
    Escritor
    Re: ~ Wonderful Days ~

    Fue divertido xD
    Me resultaron graciosas algunas partes, y me dio la impresión de que a Gris le gusta Yukimura :o

    Estuvo interesante de leer y me gustó mucho el final, aunque noté unas cuantas faltas de varios tipos, algunas de las cuales te señaló ya Eri.
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso