White Dragons volumen 1: Dioses y Hombres

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Larfleeze, 21 Octubre 2010.

  1.  
    Larfleeze

    Larfleeze Guest

    Título:
    White Dragons volumen 1: Dioses y Hombres
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    3729
    White Dragons volumen 1: Dioses y Hombres

    Disclaimer:
    Saludos, querido lector.
    La siguiente historia ni por asomo contiene clichés de anime, ni un final feliz, ni momentos fanservice o cualquier cosa que se podría leer en un 70% del original fiction.
    Es fría, sarcástica y te dejará mal sabor de boca. Y se burlará de las cosas que te gustan, parodiando cómics, manga y cultura popular en general; de formas realmente ácidas.
    Eso que ni qué, tiene un Soundtack extremadamente kick-ass.

    Esta historia fue publicada a principios de año allá en ForosDZ (donde nadie lee algo que tenga más de un párrafo), y tuvo un éxito moderado entre varios escritores de dicho foro. Mi vagancia online me trajo hasta aquí y les presentó un intento de creación de superhéroes originales.
    Esto no nombra orígenes de personajes, ni los introduce como uno esperaría en una historia original. Supuse que era un buen toque (dependiendo de la recepción, postearé a su vez una precuela).

    Originalmente publicitada como "El Watchmen de ForosDZ", les traigo a ustedes esta pequeña historia.

    White Dragons, copyright mío.
    Autor: Larfleeze.



    [FONT=&quot]La Primera Historia de los Dragones Blancos.[/FONT]

    [FONT=&quot]“Come mothers and fathers throughout the land[/FONT]
    [FONT=&quot]And don't criticise what you can't understand[/FONT]
    [FONT=&quot]Your sons and your daughters are beyond your command[/FONT]
    [FONT=&quot]Your old road is rapidly aging[/FONT]
    [FONT=&quot]Please get out of the new one if you can't lend your hand[/FONT]
    [FONT=&quot]For the times they are a-changing”[/FONT]
    [FONT=&quot]-Bob Dylan. “The times, they’re a-changing”.[/FONT]​

    [FONT=&quot]1. Amanecer.[/FONT]
    [FONT=&quot]Jack Alexander miró nervioso el número de piso ascendiendo conforme se acercaba a su cita con el coronel James Baziron, el Supremo Comandante de las Fuerzas Armadas del Imperio Krizánico, la potencia agresiva que dominaba la mayoría de las Américas desde hacia quinientos años.[/FONT]
    [FONT=&quot]No era tanto por el hecho de que el hombre lo hubiese llamado para hablar de algo, si no por que en realidad, tenía muchas cosas qué ocultar respecto a armamento experimental.[/FONT]

    [FONT=&quot]Principalmente la DragonSlayer.[/FONT]

    [FONT=&quot]Probablemente el arma más sofisticada que se haya creado en el mundo, un armadura de guerra que le daba al portador la capacidad ofensiva de un ejército entero. Una supercomputadora, un tanque, un cazabombardero y una fuente inagotable de energía.[/FONT]
    [FONT=&quot]Todas en una sola armadura de dos metros de altura y media tonelada de peso.[/FONT]

    [FONT=&quot]El joven dueño de la corporación Arlington, una multinacional enfocada no solo en producción de tecnología armamentista, si no en software computacional extremadamente avanzado y otros proyectos de punta; se preparó para salir del ascensor conforme veía acercarse el infame número veinte que lo llevaría directo a la enorme oficina del coronel Baziron.[/FONT]

    [FONT=&quot]Su llegada fue anunciada por el sonido del elevador parándose en un piso y las puertas de metal abriéndose de par en par. Frente a él aparecieron dos soldados de gran tamaño, portando uniformes ceremoniales del Imperio Krizánico; con el pecho atascado de condecoraciones y un sable en el cinto.[/FONT]
    [FONT=&quot]Jack sonrió tratando de ocultar su nerviosismo. Los soldados se creyeron el sutil engaño de una sonrisa “de negocios”, esas que el inventor dominaba desde los doce años para hablar en público y ocultar detalles privados.[/FONT]

    [FONT=&quot]Los soldados lo flanquearon y lo escoltaron hacia una enorme puerta de madera oscura, con impresionantes decoraciones labradas, representando dos guerreros jaguar trabados en combate y representados hasta el último detalle en ese relieve.[/FONT]
    [FONT=&quot]Su eterna lucha se interrumpió cuando uno de los soldados abrió las puertas de par en par y le indicó a Jack que entrara.[/FONT]

    [FONT=&quot]El Coronel era una imagen impresionante. No por las condecoraciones, o el hecho de que midiera dos metros; si no porque su figura era la de un lobo humanoide. Todo pelo gris de color oscuro y músculos. Ojos amarillos, brillantes como ámbares contra la luz,; y con un gesto que Jack no supo descifrar.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Alexander. Tome asiento. –le indicó el enorme militar, haciéndole un gesto de invitación con su mano derecha; una poderosa mano gruesa y terminada en afiladas garras negras de varios centímetros.[/FONT]

    [FONT=&quot]Naturalmente, Jack se sentó no tanto por que quisiera, si no por inercia al oír la gruesa y feroz voz de Baziron. Tamboriléo con los dedos sobre la carpeta que llevaba en las manos; pues su anfitrión no habló inmediatamente con él, si no que siguió firmando unos cuantos papeles que Jack instantáneamente identificó como importantes al ver el dragón estilizado que servía como escudo del Imperio.[/FONT]

    [FONT=&quot]Por unos momentos, todo fue silencio con los únicos sonidos perceptibles siendo la pluma de Baziron al firmar, y el tic-tac de un reloj de pared que Jack no vio al entrar. Sus dedos golpeando rítmicamente el dorso de la gruesa carpeta de argollas que llevaba en las manos ni siquiera se oían.[/FONT]

    [FONT=&quot]Ni loco haría algo que molestara al Coronel. Así que mejor esperó a que el imponente licántropo se dirigiera a él.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Alexander, quiero que me responda algo. –Jack reaccionó bruscamente, más por el hecho de que el Coronel ni siquiera lo miró a los ojos.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Sí, señor. ¿Qué quiere saber? –por su frente desfilaron gruesas gotas de sudor. Nervios. Sabía que no debía haber probado su armadura en Nevada unos meses atrás, sobretodo tras toda la histeria a raíz de la aparición del Tyrant Lizard hacia medio año.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Quiero saber su opinión al respecto de los “vigilantes” que han estado apareciendo desde hace un par de años. Dos, para ser precisos. –Jack se quedó callado por un minuto antes de responder sagazmente. Baziron siguió sin verlo, todavía concentrado en la papelería de su escritorio.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Si quiere mi opinión, Coronel…me parece que nos hacen un favor. O al menos en la Capital, tan solo basta ver el descenso en los índices delictivos. –Baziron no lo miró en lo absoluto, y siguió firmando un par de hojas amarillas.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Le parece eso correcto?[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Qué defiendan a la gente y hayan reducido el crimen? Por supuesto, no solo como empresario, si no como ciudadano de la capital.[/FONT]

    [FONT=&quot] -No, Alexander. Me refiero al hecho de que muchos de ellos poseen habilidades que los convierten en armas de destrucción masiva, si sabe a lo que me refiero.[/FONT]

    [FONT=&quot] -No, señor… -mintió. Por supuesto que sabía de lo que eran capaces los vigilantes y criminales con poderes especiales que han estado apareciendo de todos lados desde hace un par de años. Si hablaba de más, Baziron no tardaría en sacarle la verdad de la DragonSlayer, y adiós proyecto personal. Hola, división de DragonSlayers en el Imperio y fin de la guerra contra la Alianza Sudamericana.[/FONT]

    [FONT=&quot]Baziron finalmente levantó la mirada, clavando esos malditos ojos de depredador en los de Jack. El empresario sintió como si el Coronel pudiese ver todo lo que pensaba, cada cosa que pasaba por su mente y todos sus secretos. Era imposible, pero Jack tenía esa sensación.[/FONT]
    [FONT=&quot]Ese es el efecto de un depredador. Baziron era un lobo.[/FONT]

    [FONT=&quot]El Coronel se levantó de su silla de piel y se dirigió hacia una gaveta, de la cual extrajo una botella de tequila realmente costosa. La destapó usando dos dedos y se sirvió una copa gorda, casi totalmente llena.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Gusta beber algo? –dijo, mirando a Jack. Éste, por cortesía aceptó.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Sí, Coronel.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Qué bebe? ¿Gin? ¿Ron? ¿Tequila? ¿Whisky, acaso?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Ron, señor. –dijo, asegurándose de camuflar el nerviosismo en su voz con habilidad. Baziron sirvió una copa más pequeña y se la entregó sin hacer gesto alguno.[/FONT]
    [FONT=&quot]Por un par de segundos, hubo silencio. Evidentemente el Coronel disfrutaba muchísimo poder tomarse un trago de tequila de vez en cuando.[/FONT]
    [FONT=&quot]Jack le dio un sorbo a su copa.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Iré al grano, Alexander. Puedo oler su nerviosismo desde aquí…es un olor agradable, por cierto. –Jack pasó saliva pesadamente. No se le había ocurrido que un licántropo como Baziron tuviese sentidos sobrehumanos.[/FONT]
    [FONT=&quot]De hecho, algo estúpido el no haberlo pensado anteriormente. Era algo lógico. [/FONT]

    [FONT=&quot] -Sí, señor. –respondió él, con un susurro de voz.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Sé que ha estado desarrollando armas en secreto. Vi su armadura no solo por lo que hizo esa noche contra el “Tyrant Lizard”, si no por fotografías de satélite tomadas sobre Nevada hace un par de meses… Y créame, muchos de los altos mandos están nerviosos de que usted tenga un arma más veloz que nuestro mejor Raptor en servicio y con un potencial destructivo superior al de una Legión Imperial. Incluso el Emperador expresó su desaprobación.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Es…¿cómo decirlo? Mi “aporte” al Imperio. [/FONT]

    [FONT=&quot] -Su “aporte” le pone el cabello de punta a la Fuerza Aérea, y a mí también. Y de hecho, no es conveniente para usted pasearse en ella, mucho menos actuar abiertamente…la Sociedad de Naciones se escandalizaría de saber que estamos desarrollando proyectos tecnológicos y armas más avanzadas que cualquier cosa que pueda estar produciendo la Unión Europea, Rusia o Japón. [/FONT]

    [FONT=&quot] -Sí, Coronel. Lo sé, pero quiero aportar un granito de arena para lidiar con estos monstruos que han aparecido últimamente…usted sabe perfectamente lo que ocurrió en Dragon City el día que apareció el Tyrant Lizard. Se necesitó de cada metahumano activo en la ciudad para detenerlo.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Lo sé. Y eso también nos preocupa. –Jack alzó la mirada, sorprendido. Baziron se volvió a sentar en su silla, se cruzó de brazos y lo miró fijamente.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Sé cual es su preocupación. Es un peligro cuando descubre que el chico de al lado acaba de volar la mitad del edificio, o que hay ladrones a los que les rebotan las balas o pueden volverse electricidad para desaparecer por los cables de la luz. Pero, ¿qué espera que hagamos si es el próximo paso en la evolución? –al oír esto, Baziron extendió la mano hacia un cajón de su escritorio y sacó un fólder negro con el escudo imperial.[/FONT]

    [FONT=&quot]Picó el fólder con la garra índice derecha.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Esto, Alexander; es el acta Limoncelli. Ideada por el mismo general, y es un plan que haría que Mengele se sonrrojara…estoy luchando porque no se apruebe, pero si no encuentro una excusa, créame que la Cámara de los Regentes votará porque se lleve a cabo y habrá muchas pérdidas.[/FONT][FONT=&quot] Pérdidas civiles.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Qué…? -Jack estaba impávido. No sabía qué decir al respecto.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Hablamos de una ley que automáticamente decreta ilegal el vigilantismo y ordena que cada individuo potencialmente peligroso se dé de alta con el gobierno como integrante de una serie de escuadrones que concentrarán el poder metahumano como arma de guerra; o que sea encarcelado o ejecutado, dependiendo de sus habilidades. Y no quiero entrar en detalles, como el control genético pre-natal, la esterilización obligada a quien no se registre, y una prisión que hará ver a Skarragath o al Abismo como suites de lujo en Atlantic City. –Jack abrió los ojos como platos, horrorizado de tan solo imaginarse eso.[/FONT]
    [FONT=&quot]¿Realmente sería capaz el gobierno de joder a sus mismos ciudadanos de forma tan cruel e inhumana?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Oiga, pero esto… ¡esto es inhumano! Allá afuera hay hombres y mujeres que arriesgan sus vidas todos los días, ¿y así les pagará el gobierno? ¿Convirtiéndolos en criminales y en conejillos de indias para disecarlos y ver qué los hace funcionar?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Sé que es un ultraje, Alexander; pero el poder de Limoncelli es enorme ante la Cámara del Comando Central. Usted sabe que su padre fue miembro de la Cámara Central durante más de cincuenta años…la influencia de Limoncelli, a pesar de que aún tiene veinticinco años, es gigantesca. Y sé que en cualquier descuido u oportunidad intentará tomar mi lugar como supremo comandante de las fuerzas imperiales. –Jack puso el fólder sobre el escritorio y miró fijamente a Baziron a los ojos.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Coronel, esto que me dice…bueno, es algo que no esperaba oír. Pero ahora quiero que usted me escuche. -Baziron se recargó en su silla y le dio un trago a su copa, para luego fijar toda su atención en el empresario.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Adelante.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Uno de los planes que he contemplado desde el episodio con el Tyrant Lizard, es que el Imperio necesita en realidad de un grupo o una organización netamente aislada del ejército o de la policía, principalmente formada por voluntarios metahumanos. Una milicia, si así gusta verlo.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Quiere formar una milicia metahumana? ¿Sabe acaso el acto de malabarismo político que necesitaríamos para que funcionara? Limoncelli la prohibiría automáticamente, y si no lo hace él directamente, moverá influencias para lograrlo. Es un buen plan, pero lamentablemente no hay suficiente apoyo para ejecutarlo. No con la situación actual.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Me arriesgaré a hacerlo, señor. Necesito su apoyo, yo personalmente reclutaré a un grupo que en lo personal he llegado a considerar con una buena reputación entre el público, sin mencionar que algunos poseen poderes que pueden llegar a ser extremadamente útiles dado el caso. –Baziron analizó seriamente la situación por un par de minutos, sin decir nada, guardando sus pensamientos para sí mismo.[/FONT]

    [FONT=&quot]Le dio otro trago a su tequila y luego hojeó brevemente el fólder que Jack llevaba. Fotografías de casi cada metahumano conocido, y sobretodo, un análisis detallado de estos en base a lo ocurrido con el Tyrant Lizard esa noche.[/FONT]
    [FONT=&quot]Baziron se sorprendió un poco al ver toda la investigación que Jack se había tomado tiempo de elaborar. Información que incluso el Departamento de Defensa o el Departamento de Investigación y Desarrollo en lo más recóndito de Nevada, desconocían.[/FONT]
    [FONT=&quot]El tipo ya llevaba tiempo ideando esto, de eso no había duda.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Está bien, Alexander. Le daré la oportunidad de desarrollar su equipo, pero con una condición.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Cuál condición?[/FONT]

    [FONT=&quot] -El equipo será monitoreado por el gobierno, como un seguro a prueba de fallos. Hay mucha presión, y un equipo así incrementará esta como espuma…hablaré con los altos mandos, y ellos monitorearán al equipo y su desempeño. Si es exitoso, adelante y esté seguro que la ley de Limoncelli no será aprobada por ningún motivo, pero de fallar, la repercusión será enorme. –dijo esto haciendo énfasis en la última frase. Jack lo miró fijamente y recibió su fólder cuando Baziron se lo regresó.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Tenga por seguro que no será un error, Coronel. Confíe en mí.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Eso espero, Jack. –dijo esto con una mirada que el joven empresario no pudo descifrar. De hecho, nadie sabía descifrar a la perfección los planes del Coronel hasta que ya eran llevados a cabo.[/FONT]
    [FONT=&quot]Y eso, era algo realmente espeluznante.


    [/FONT] [FONT=&quot]Upper Capitol District, unas horas después.[/FONT]
    [FONT=&quot] -Algo te incomoda, Jackie… ¿qué es? –la pregunta de su hermana menor, Julie, fue suficiente para que Jack tuviese qué volver a concentrarse en el filete que estaba desayunando y dejara de pensar en lo que habló con Baziron unas horas antes en la Ciudadela.[/FONT]
    [FONT=&quot]Jack la miró por un momento. Julie era la viva imagen de su madre, Janice, que había muerto unos diez años atrás cuando él acababa de cumplir diecisiete y su hermana apenas tenía seis años.[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -Oh, nada. Es un asunto personal, J. Cosas del trabajo. –la chica frunció el ceño al oír eso.[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -Jackie, sé que no son cosas del trabajo. No te preocupó mucho el hecho de que Scythe te quitara los contratos para la Wermacht del Reich de Ironclad, y sé que tampoco te preocupan muchas cosas de la Compañía… ¿qué es? –Un incómodo silencio y un intercambio de miradas antes de que Julie volviera a hablar-. Ah, ya sé qué es… ¿es por lo del traje, verdad?[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -Sí. –asintió Jack fríamente.[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -¿Qué…oye, no querrás decir que te lo pidieron, verdad? –en el tono de voz de Julie había una clara consternación, a lo que Jack contestó dejando el tenedor sobre su plato y mirándola a los ojos.[/FONT]
    [FONT=&quot]La chica llevaba reprochándole desde hace dos años, cuando vio por primera vez los planos y los diseños de la armadura de combate.[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -Son los metahumanos, Julie.[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -¿Los superhéroes?[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -Si así los quieres llamar…sí. –Julie clavó sus enormes ojos color aceituna en los de su hermano, que comenzó a garabatear algo en una servilleta.[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -¿Qué hay con ellos?[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -El gobierno quiere convertirlos en un ejército controlado. Algo fascista, si me lo preguntas.[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -¿Por qué? –durante varios minutos, Jack le contó a su hermana el plan del coronel Limoncelli, y las cosas que podrían ocurrir si todo seguía de acuerdo al plan de éste. Julie se quedó horrorizada tras escuchar la historia, y el oscuro futuro en el Imperio Krizánico.[/FONT]
    [FONT=&quot]Pensó de inmediato en el Holocausto, en las leyes de segregación de la provincia de Florida a inicios del Siglo XX y en la situación de la exterminación indígena en África por parte de los Británicos.[/FONT]
    [FONT=&quot]Se traumó al pensar en que el Imperio pudiese siquiera pensar la idea de controlar y exterminar a sus propios ciudadanos, aún si eran gente que salía de los “estándares” de lo normal.[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -Dios mío…eso es… -no encontró palabras para describirlo, y Jack respondió por ella.[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -Terrible. Sí, fue lo que pensé en un principio. Y el punto es, que me comprometí con Baziron para lograr que el plan de Limoncelli no salga adelante, por eso crearé un equipo de héroes controlado, para asegurarle al público que no son una amenaza.[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -Jack… ¿estás seguro de esto? ¿No resultará peligroso?[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -Para nada. Créeme, he pensado en varios tipos que podrían conformar el equipo, y ahora sólo me queda contactarlos y ofrecerles un puesto, y esperar que quieran unirse.[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -¿Y qué tal si te dicen que no?[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -Iré con el siguiente en la lista. Lo peor que puede pasar es que tenga qué fabricarlos. –a Julie le dio un escalofrío de solo imaginarse eso. Que Jack hablara tan fríamente sobre la creación de entidades con poderes fuera del alcance de cualquier humano común.[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -No estás hablando en serio, ¿o sí? –preguntó la joven, a lo que Jack contestó riendo.[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -Nah, por supuesto que no. Sería inhumano, por no decir prohibitivo en términos de costos. En fin, creo que tendré que reunir a un grupo icónico, a tipos en los que la gente pueda confiar. [/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -¿Y en quién estás pensando? –Jack le extendió la servilleta. En ella, se encontraba un burdo dibujo hecho con rayones de una pluma multicolor, de esas de varios cartuchos. Una silueta negra con ojos rojos y con rasgos imperceptibles.[/FONT]
    [FONT=&quot]Julie levantó la mirada y negó con la cabeza, incrédula.[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -¿Él?[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -Sí. Él.[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -¿Es real?[/FONT]
    [FONT=&quot] [/FONT]
    [FONT=&quot] -Sí. Tan real como tú o yo. –y lanzó una mirada hacia la ventana, viendo la zona de rascacielos y más allá, los barrios de clase media baja. Ahí se encontraba su primer objetivo.[/FONT]

    [FONT=&quot]
    Continuará.
    -----------
    Próximamente un mini-dossier con información de los personajes.
    [/FONT]
     
  2.  
    Naila

    Naila Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    16 Julio 2010
    Mensajes:
    65
    Pluma de
    Escritora
    Re: White Dragons volumen 1: Dioses y Hombres

    Me ha encantado tu historia.

    Al princiipio me era un poco confusa, pero poco a poco l e he ido cogiendo la trama y me encanta.

    Tengo mucha curiosidad por saber quein es el primero. Y por saber como actúa y que pasa en general <.<

    Espero la conti, ojala la tengas pronto ^-^

    Un saludooo :3
     
  3.  
    Larfleeze

    Larfleeze Guest

    Título:
    White Dragons volumen 1: Dioses y Hombres
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    5914
    Re: White Dragons volumen 1: Dioses y Hombres

    Gracias por el comentario.
    Aunque invito a otros usuarios a expresar sus dudas, comentarios o sugerencias.
    Continúo.
    "You say you want a revolution
    Well, you know
    We all want to change the world
    You tell me that it's evolution
    Well, you know
    We all want to change the world
    But when you talk about destruction
    Don't you know that you can count me out
    Don't you know it's gonna be all right
    all right, all right

    You say you got a real solution
    Well, you know
    We'd all love to see the plan
    You ask me for a contribution
    Well, you know
    We're doing what we can
    But when you want money
    for people with minds that hate
    All I can tell is brother you have to wait
    Don't you know it's gonna be all right
    all right, all right
    "
    -The Beatles, "Revolution".
    [FONT=&quot]2. Hielo y Fuego.[/FONT]
    [FONT=&quot] -Lanza del Relámpago. –Y Ulquiorra Schiffer en su segunda liberación lanzaba su técnica en dirección a un transformado Ichigo Kurosaki, que desaparecía en cuestión de nada y esquivaba la ráfaga de energía.[/FONT]

    [FONT=&quot]Ichigo aparecía tras un sorprendido Ulquiorra, lanzando un mandoble que el Espada apenas pudo esquivar. Ulquiorra aún portando su Lanza del Relámpago, adoptó una postura de pelea, lanzándose para atacar al Shinigami.[/FONT]
    [FONT=&quot]Ichigo detuvo la lanza con la mano, deshaciéndose de la energía de Ulquiorra con facilidad, y estaba por empalarlo con su propia Zanpakuto cuando…[/FONT]

    [FONT=&quot] -¡Mamá! ¡Comida![/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Qué? ¡Ay, no! ¡Qué poca madre! –Kasumi Narusegawa reaccionó de golpe, y luego volteó a ver la televisión, lanzando un grito de frustración al perderse lo que había estado esperando desde hacia casi un año. La escena final de la pelea entre Ichigo y Ulquiorra, esa escena que tanto la impresionó en el manga y que llevaba casi un año esperando a que saliera animada, y se la acababa de perder.[/FONT]
    [FONT=&quot]Se llevó las manos a la cara, en señal de frustración y se levantó para atender a su hija, Claire, de dos años. La pequeña y casi regordeta niña llevaba un plato en la mano, y señalaba la olla sobre la estufa en la pequeña cocina del departamento.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Comida? ¿Po favo?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Sí, está bien… ¿y Valerie?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Momida. ¿Comida? –dijo de nuevo, a lo que Kasumi contestó sonriendo. La delgada joven se estiró perezosamente, no sin antes echarle una mirada de reojo a su hija recién nacida, Breeze, que dormía en una pequeña sillita mecedora.[/FONT]
    [FONT=&quot]Sonrió un poco, orgullosa.[/FONT]
    [FONT=&quot]Le acababa de dar de comer a la niña, y naturalmente tardaría un rato en despertar tras echarse su siesta del medio día.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Claire, bebé… ¿puedes ir a despertar a tu papá? Dile que ya vamos a comer. –la pequeña niña asintió y salió en dirección a la habitación de sus padres, mientras que Kasumi se encaminaba a servir el picadillo que hervía aún en la estufa.[/FONT]

    [FONT=&quot]Se acomodó la manga de la sudadera para no mancharse, y cuidadosamente sirvió tres porciones de picadillo en platos desechables. Suspiró un poco, pues ya le estaba cansando el hecho de que debían comprar siempre platos y vasos desechables, ya que no podían permitirse pagar vajillas o cosas que resultarían cotidianas para cualquier otra pareja.[/FONT]
    [FONT=&quot]No con lo que ganaba Ryan, ni con lo que ella hacía vendiendo artesanías hechas en casa; ni con el gasto que significaban sus tres hijas. Aún así, agradecía los pocos lujos que se podían dar.[/FONT]
    [FONT=&quot]Al menos Ryan aún pagaba el cable.[/FONT]
    [FONT=&quot]Sonrió pensando en eso. Algo estúpido, pero no sabía qué haría si quitaran Animax.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Qué hora es, K? –preguntó su novio, Ryan. Kasumi lanzó una mirada al reloj de la cocina.[/FONT]

    [FONT=&quot] -La una y cuarto, mi amor. ¿Ya vas a comer o vas a bañarte antes de salir?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Como. Hoy tengo hueva de salir… -se acercó a ella y la abrazó por la cintura, luego le dio varios besos en el cuello.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¡No! Espérate…ahorita no –dijo Kasumi, riéndose penosamente, mientras terminaba de servir la comida en los platos-. Oye, ¿podrías quitar las flores de madera y mi material de la mesa?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Ah, sí. Seguro. –y se fue a retirar todo el material de trabajo de su novia. Al levantar los pedazos de madera, lazos, pinturas y demás; sintió algo de culpa por el hecho de que no ganaba lo suficiente como para que Kasumi pudiera volver a la escuela, o que no podía sacar a su familia del pequeño departamento en el Lowery.[/FONT]
    [FONT=&quot]Que Michelle Valentine, su ex-esposa le quitara la mitad de lo que ganaba para manutención de su hija, Alcione, tampoco era mucho de ayuda. Y de hecho, si no fuera por eso, bien podría comprarles juguetes a sus hijas, o pagarle la escuela a su novia de 20 años.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Ya?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Sí, ya. Oye, estaba pensando… ¿te parece que deje un rato lo del superhéroe y me consiga un trabajo de tiempo completo? –Kasumi abrió los ojos como platos, y luego se limitó a servir la comida.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Mira, no quiero que dejes de hacer lo que te gusta. Ya salimos de lo más pesado, y no se me hace difícil cuidar a las niñas…en serio, podemos mantenernos con lo que ganas, con lo que yo vendo y con lo que me manda mi mamá al mes. Ya llevamos así dos años. Podremos salir adelante. –cerró los ojos y sonrió cordialmente, a lo que Ryan contestó con una sonrisa amigable.[/FONT]

    [FONT=&quot]Demonios, como amaba a esa mujer.[/FONT]
    [FONT=&quot]Estaba pensando en eso cuando oyó llorar a la gemela de Claire, Valerie; y luego vió a las dos niñas caminando hacia ellos por el pequeño pasillo. Claire llevaba a su hermana de la mano, dando pinitos.[/FONT]
    [FONT=&quot]Valerie se talló los ojos, mientras seguía llorando. Kasumi dejó los platos sobre la mesa y la cargó por unos momentos, consolándola hasta que dejó de llorar. Ryan se sentó con Claire en la mesa, y la detuvo de empezar a comer.[/FONT]

    [FONT=&quot] -No, espera a que tu mamá se siente.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Sip. –y la pequeña esperó hasta que Kasumi y Valerie se sentaron a comer. Cuando esto ocurrió, pasaron varios minutos en silencio hasta que Kasumi abrió la boca para decir algo que tenía en la cabeza hasta hace días.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Amor…[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Qué?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Estaba pensando el otro día, y bueno, desde que descubrí que puedo…que puedo hacer esas…uhm, cosas…que tú haces… Dime, ¿qué opinas de que…yo te…ayude…? –trató de no mirarlo a los ojos, para evadir la reptiliana mirada de su marido.[/FONT]

    [FONT=&quot] -No.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Porqué no? –respondió, ligeramente molesta.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Kasumi, hay mucho en juego. No es como una caricatura, donde puedes esperar que el héroe salve a la coprotagonista. Si juegas a ser Rukia, no hay forma de asegurarte que yo pueda salvarte, y eso lo sabes. ¿Qué pasó con Scarecrow? ¿Qué pasó con el Tyrant Lizard?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Eso…¡eso fue diferente! –se llevó las manos instintivamente a la espalda. Aún tenía las cicatrices ocasionadas esa noche por los ganchos…por esa vez que ese jodido maniático la tuvo colgando como res, preparándose para disecarla.[/FONT]

    [FONT=&quot]Se estremeció al recordar lo visto esa semana.[/FONT]

    [FONT=&quot] -No, no fue diferente. Si intentaras jugártela a ser una heroína, podrías morir… ya casi me matan una vez, y no quiero que te pase lo mismo. Quiero que estés aquí, cuidando de las niñas por si algo me pasa.[/FONT]

    [FONT=&quot]Ese era un buen punto.[/FONT]
    [FONT=&quot]Si moría, si quedaba mal… ¿quién cuidaría de sus hijas? Bajó la mirada, algo perturbada por la sola idea de que sus hijas pudiesen quedar huérfanas, o sin madre. Luego de eso, volvió a mirar a Ryan.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Sí, pero me siento mal de que estés allá afuera todas las noches, tratando de salvar vidas. Como esa vez que te dispararon, estaba aterrada…no supe si podría sacarte la bala, o si sobrevivirías a la noche. Quiero ayudarte.[/FONT]

    [FONT=&quot] -No, Kasumi. No quiero arrastrarte, no pienso… -sonó el timbre, callándolo. Kasumi suspiró para sus adentros, y se levantó de la mesa para abrir la puerta; pero Ryan la interceptó como un relámpago-. Yo abro. No quiero que te vuelva a pasar algo como lo del borracho de hace un mes.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Ok… -respondió sumisamente, aún algo enojada y triste por el hecho de que Ryan no le permitiera ayudarlo. Se volvió a concentrar en el picadillo, y jugueteó por unos segundos con un pedazo de papa en su plato. Las risas de Claire y Valerie la hicieron mirarlas, y sonrió un poco cuando las vio jugando con un chícharo y un vaso.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Quién…? –volteó bruscamente cuando vio a Ryan de pie en la puerta, viendo sorprendido a una figura del otro lado del umbral. Se irguió y caminó hasta posicionarse tras él, para encarar a quien fuera que lo hubiese sorprendido así.[/FONT]

    [FONT=&quot]Y se sorprendió también. Jack Alexander, probablemente uno de los cinco más brillantes y millonarios hombres del imperio, estaba ahí de pie en la puerta, cargando una cesta con alimentos de todo tipo.[/FONT]
    [FONT=&quot]El hombre de traje sonreía de oreja a oreja, y habló con un tono digno de un político.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Ryan Drake y Kasumi Narusegawa. –la pareja lo miró con ojos como platos, sin saber qué decir-. Ah, disculpen que haya venido sin avisar, pero, bueno, tenía qué hablarles de algo que probablemente sea beneficioso para los dos, y para sus hijas-. A Kasumi se le heló la sangre cuando escuchó eso. ¿Qué tal si Jack quería comprar a sus hijas?[/FONT]

    [FONT=&quot]El hombre les entregó la cesta, y Kasumi la puso en un sillón con rapidez, volviendo como rayo al lado de su marido. Se apartó un mechón de cabello de la cara con un soplido, y parpadeó un par de veces de forma algo sorprendida.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Oiga, ¿cómo sabe de…?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Sé bastante de los dos. Y quiero decirles que su desempeño en la pelea con el Tyrant Lizard fue excepcional, y es por eso que vengo. –Kasumi se agarró con fuerza del brazo de Ryan, asustada. ¿Cómo era posible que Jack supiese que los dos habían estado ahí?[/FONT]

    [FONT=&quot]Por su parte, Ryan se estremeció aún más.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Escuche, no sé como lo…pero es mentira, no estuvimos ahí. Esa noche estábamos acostados, porque trabajé hasta tarde y llegué a descansar. Créame, no lo… -Jack lo interrumpió sonriendo.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Lo sé todo, Night Dragon.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Ja, ja, ja…no, en serio…no soy el… -Jack le lanzó un fólder negro, que Ryan leyó con rapidez, y casi se fue de espaldas al ver que ahí había bastantes cosas que él consideraba privadas, que no se imaginó que alguien pudiese saber, entre ellas, el complicado detalle de su identidad secreta.[/FONT]
    [FONT=&quot]¿Qué más sabría Jack?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Escuche, señor Alexander... desde ese día, Ryan ha mantenido un perfil bajo, y bueno, desde ese día nos hemos concentrado en tratar de criar a nuestras hijas, y de vivir como una familia normal. –añadió Kasumi, haciendo la sonrisa más cortés que podía intentar.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Lo sé, señorita Narusegawa. Y por eso quiero ofrecerles un trato que me temo no podrán rehusar, dada su actual situación económica. –Kasumi se estremeció un poco, pues su idea de que Jack quisiera comprarle a las niñas por alguna razón, se estaba haciendo más y más posible con cada segundo que pasaba.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Qué clase de trato?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Quiero que pertenezcan a mi equipo. –la joven pareja se miró entre sí por unos momentos, y Kasumi suspiró aliviada. Al menos no quería comprar a sus hijas.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Equipo? ¿De qué o qué?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Estoy creando un equipo de metahumanos, un grupo de “superhéroes”, si así lo quieren ver. Lo del Tyrant Lizard me hizo pensar que, de verdad, el imperio necesita una fuerza conformada por lo mejor de lo mejor; para poder proteger a la gente. –Ryan lanzó una carcajada.[/FONT]

    [FONT=&quot] -A ver…deja ver si entendí. ¿Quieres armar una jodida JLA?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Si así lo quieres ver. Sí, una “jodida” JLA. –Kasumi lanzó una mirada confundida a Ryan. No comprendía el término, y supuso que se trataba de algo de cómics; así que ya no preguntó.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Lo siento, pero no estoy interesado. Y mi novia mucho menos. Trabajo solo, y ella sólo actuó una vez… vaya a buscar al Redeemer o a Rapier. Ellos probablemente lo hagan…nosotros no. Gracias por tomarnos en cuenta, y disculpe la molestia. –Jack le dedicó una sonrisa confiada, y se llevó la mano derecha a la barbilla en señal de pensamiento.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Di un precio.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Qué? –preguntaron Ryan y Kasumi al unísono.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Sí, dame un precio. Dime qué se te ofrece, qué es lo que quieres…dinero, un auto, una casa, todo eso…dime qué quieres. ¿Te preocupa tu seguridad y la de tu novia? Tienen seguro médico cubierto para toda la familia. ¿Quieres ganar cien grandes al año? Perfecto, te meteré en la nómina de mi compañía. Sólo acepta. –era una oferta jodidamente tentadora, y algo que Ryan no podría rehusarse a aceptar.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Se-señor Alexander…etto… ¿podemos hablarlo en privado? Es…muy tentador, pero creo que es una decisión que ambos tenemos qué pensar a fondo.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Qué hay qué pensar, señorita? ¿Quiere una casa en Hollow Hill? ¿Un viaje a París? Nombre lo que quiere, y le aseguro que lo tendrá…piense en el futuro de sus hijas. Puede asegurarles la mejor escuela, los mejores médicos y una vida que probablemente no pueda darles actualmente…. Piense en ello, por favor. –dijo esto haciendo énfasis en lo último, y mirando a las dos niñas en la mesa, que aún comían su picadillo. Claire le lanzó una mirada apenada y lo contempló por un momento, antes de resumir su alimentación.[/FONT]
    [FONT=&quot]Ryan emparejó un poco la puerta, para que Jack no pudiera seguirlas viendo. Algo en este tipo le ponía los cabellos de punta.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Jack, con todo respeto… Quiero tomar esta decisión en privado con mi novia, y estoy seguro que ella también quiere hacerlo así. Mire, deme un número de teléfono o algo así, y yo le llamaré más tarde para comunicarle nuestra decisión.[/FONT]

    [FONT=&quot] -De acuerdo, pero por favor, considérenlo. Su ayuda me sería bastante útil en el equipo, y tengan por seguro que no se arrepentirán de nada. Que tengan buena tarde. –dijo esto despidiéndose de los dos con un apretón de manos. Al cerrar la puerta, Ryan y Kasumi se vieron mutuamente un buen rato, por lo menos hasta que Valerie comenzó a molestar, diciendo que quería ir al baño.[/FONT]


    [FONT=&quot]Al anochecer.[/FONT]
    [FONT=&quot] -Desde un principio sabías que la mera idea de reclutar al Night Dragon fallaría. Aún si era alguien real, ¿qué esperanza crees que tenías de obligarlo a convertirse en una figura popular? ¿no quieres también intentarlo con el Mothman o el Demonio de Jersey?[/FONT]

    [FONT=&quot]Jack se removió un poco, dándole un trago a un vaso lleno de ginebra hasta el tope. Los hielos en él hicieron un ruido agudo y ahogado cuando volvió a depositarlo en su escritorio, Jack mismo lanzó un gruñido de fastidio por la reprimenda que Baziron le estaba gritoneando vía telefónica.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Mire, Coronel. Sé que él y su mujer no son lo que llamaríamos “figuras confiables”. Son niños, prácticamente…niños con tres hijas pequeñas y con una situación económica jodida. Quise no solo reclutarlos, también quería ayudarlos. –Baziron lanzó una risa seca a través del teléfono.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Claro. Seamos sinceros, Jack… Los quieres en el equipo por una razón en específico, no por el hecho de que los quieras ayudar a salir adelante. Tú y yo sabemos que el Night Dragon ya estaba pateándole el culo a ese maniático de Aegypt cuando tú aún curioseabas con los planos de tu armadura, y no sé quién sea su novia, pero créeme que no quiero a una niña de veinte años corriendo por ahí, ejerciendo justicia mientras piensa si sus hijas tienen pañales o no.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Coronel, la gente respeta al Night Dragon como no tiene idea. El tipo es una leyenda allá afuera, y ya es parte de la cultura de la ciudad… Sería excelente para el equipo que él formara parte, pues nos ganaríamos gran parte del apoyo de la gente. Piense en eso.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Entiendo el punto, pero, ¿qué tiene qué ver su novia en esto?[/FONT]

    [FONT=&quot] -La chica es una crioquinética bastante decente. Pudo contener al Tyrant Lizard por un momento, y según sé, puede llegar a causar muchísimo daño si se concentra.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Y esta chica tiene algún tipo de entrenamiento? ¿Cómo sabemos que no se descontrolará y acabará congelando la ciudad entera, o matando a alguien sin querer?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Es parte del programa, señor. Haré que el equipo tenga sesiones de entrenamiento, incluso hablaré con Reiko Asamiya para que usemos sus instalaciones para adiestrar a gente como la señorita Narusegawa.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Narusegawa?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Sí, Narusegawa. Es hija del Gobernador de Shinedo, Iwao Narusegawa…. Aunque aquí dice que está alejada de su familia desde que tenía dieciséis. –pasaron unos minutos en silencio hasta que Baziron respondió de nuevo.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Sabes qué? He considerado el hecho de que ella esté en el equipo, y tras analizar la situación que me acabas de presentar, quiero que hagas lo posible porque esa pareja esté en el grupo. Serían bastante útiles. –algo ocultaba Baziron en esas palabras. Jack no sabía qué, pero sin equivocación había algo realmente extraño en el hecho de que el viejo Coronel Baziron, comandante supremo de las fuerzas de defensa Imperiales, cambiara de parecer tan rápido.[/FONT]

    [FONT=&quot]Era una sensación inquietante. Como la que tendría alguien saliendo de un callejón oscuro solo para entrar a un túnel del metro después de las doce de la noche. Esa sensación que le hacía estremecer, y que le erizaba el cabello en la nuca.[/FONT]

    [FONT=&quot] -De acuerdo, Coronel. Pero siendo sincero, créame que de verdad ya es decisión de ellos el entrar o no al equipo.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Jack, quiero a esos dos trabajando en el equipo. Haz lo que sea para obligarlos a entrar…y cuando digo lo que sea, no me importa si tienes qué darle a Drake un edificio o un portaaviones. Ya me oíste. –ese tono hizo que al empresario se le helara la sangre. Meditó por un momento, y se levantó del escritorio cuando terminó el enlace con Baziron.[/FONT]

    [FONT=&quot]Se recargó en la ventana de su oficina, esa que le permitía ver la parte Sur del Upper Capitol District, los barrios de clase media como las Colinas, el Blackwitch Village, Riverside, Emerald Bay y otras áreas; así como los barrios bajos del Lowery y el West Lower; y las áreas industriales y las bahías de Wellington Beach, Torrington Bay y el Bittery Park.[/FONT]
    [FONT=&quot]Miró el Lowery por unos minutos, preguntándose como le haría para llevar a los Drake al equipo. ¿Qué podría hacer, siendo que les ofreció todo el mundo y ellos lo dudaron?[/FONT]
    [FONT=&quot]Probablemente algo que él no entendería jamás.[/FONT]


    [FONT=&quot]El Lowery.[/FONT]
    [FONT=&quot]Kasumi se rodó sobre Ryan, desplomándose a su lado tras haber hecho el amor. Algo no le había permitido desempeñarse tan bien como siempre, y tampoco tenía sueño, incluso tras repetir el acto varias veces durante el transcurso de la noche, desde que las niñas se durmieron a las nueve.[/FONT]

    [FONT=&quot]Eran las tres de la mañana con dos minutos, según el reloj digital en su cómoda.[/FONT]

    [FONT=&quot]El frío la obligó a cubrir su desnudez con las sábanas blancas que obtuvieron de un hospital tras el nacimiento de Breeze, y con el edredón que su amiga Diana les regaló cuando ella se mudó a casa de Ryan tras el nacimiento de las gemelas.[/FONT]
    [FONT=&quot]Era patético el hecho de que la mayoría de sus cobijas fueran regaladas.[/FONT]
    [FONT=&quot]Parpadeó un par de veces, y sopló levemente para quitarse un mechón de cabello del rostro.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Ryan.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Qué? –respondió sin retirar la mirada del techo. Kasumi instintiva y mecánicamente repitió el procedimiento que llevaba haciendo desde que Ryan le quitó la virginidad hace casi cuatro años. Encendió un cigarrillo y le dio una profunda fumada.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Qué le diremos al señor Alexander?[/FONT]

    [FONT=&quot] -No lo sé. ¿Ya pensaste en algo?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Sí. Sabes que te amo, y que aunque no quiera, tengo qué respetar tu decisión. Si no quieres que te ayude, está bien… es solo que me asusta la idea de perderte, y lo que nos ofreció el señor Alexander es…bueno, ¿podemos pensar en las gemelas y en Breeze?[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Qué quieres que le diga? ¿Qué seremos los Hank y Janet Pym de su equipo? [/FONT]

    [FONT=&quot] -Deja las referencias a los cómics. Hablo en serio. Nos ofreció mucho, quiero que, bueno, que las niñas tengan una buena vida. No quiero que crezcan aquí.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Sí, pero… -Kasumi se incorporó y le dedicó una mirada de soslayo, entrecerrando los ojos.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Piensa en tus hijas, piensa en mí. Podemos mantenernos bien ahora, pero, ¿se te ocurre qué pasará el día que tengamos qué surtir listas escolares? ¿Qué pasaría si alguna de las niñas se enferma de gravedad? Será decidir si las salvamos o si morimos de hambre. –de nuevo, el maldito silencio.[/FONT]

    [FONT=&quot]Un silencio cortado por un disparo a lo lejos. Probablemente algún pobre diablo debería estar muriéndose en ese momento a unas calles de distancia.[/FONT]
    [FONT=&quot]Típicos sonidos del Lowery.[/FONT]

    [FONT=&quot]Kasumi dejó salir una nube de humo de cigarro y se pasó una mano por el cabello, para hacérselo hacia atrás y apartarlo de su rostro. La espalda le brillaba por el sudor.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Sabes qué? Tienes razón. No me parece bien la idea de ser parte de un equipo, pero si al final ustedes serán las que ganen, quiero hacerlo. Quiero que las niñas y tú estén bien, aún si eso involucra hacer cosas que no quiero, o ir contra lo que creo. –dijo esto, acariciándole la espalda a su novia.[/FONT]

    [FONT=&quot]Kasumi se estremeció un poco y sonrió, mientras le lanzaba una fumada a su cigarro; pero cuando Ryan subió la mano por su espalda para acariciarla aún más, Kasumi se movió bruscamente.[/FONT]
    [FONT=&quot]Las cicatrices en su espalda, ocasionadas por dos ganchos para colgar reses, eran algo que la avergonzaba sobremanera, y aún cuando hacían el amor; evitaba que Ryan la tomara por la espalda o que las pudiera ver abiertamente. Eso era el porqué de que siempre tuvieran relaciones con la luz apagada.[/FONT]
    [FONT=&quot]Eso la hacía sentirse mal.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Perdóname. Es que, ya sabes…[/FONT]

    [FONT=&quot] -Sí, lo sé. Se me olvidó en donde estaban; disculpa. –se volvió a acordar por un momento de cuando entró a rescatarla, como estaba colgando, desnuda y a tres metros del suelo; gritando de dolor por los ganchos enterrados en su espalda. [/FONT]

    [FONT=&quot] -Entonces, ¿piensas llamarlo mañana?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Sí, no te preocupes. ¿Qué le pediremos? –Kasumi se volvió a recostar, y apagó el cigarro en un cenicero pequeño de vidrio azulado que habían tomado de un hotel. Luego se dio media vuelta y se recostó, abrazando a Ryan.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Quiero salir de aquí, y quiero que aceptes el trato que te propuso de estar en la nómina. Y quiero ser parte del equipo. –Ryan la miró fijamente por unos segundos, y suspiró con desesperación.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Bien, lo llamaré mañana… veré qué puedo hacer. –y se dio media vuelta, pensando en lo jodido que era hacer que Kasumi cambiara de decisión. La mujer era terca, impulsiva y algo necia cuando se decidía a hacer algo.[/FONT]
    [FONT=&quot]De vez en cuando, no sabía si eso era algo bueno o no. No le dio más importancia y trató de dormir.[/FONT]


    [FONT=&quot]Torre Arlington, al amanecer.[/FONT]
    [FONT=&quot]Jack Alexander caminó hacia el lobby, seguido por su joven secretaria. El hombre lanzó una sonrisa de bienvenida en cuanto vio a Ryan y a Kasumi de pie al lado del escritorio de la recepción, ambos vestidos con trajes de vestir y tomados de la mano.[/FONT]
    [FONT=&quot]La chica asiática se veía bastante bien con minifalda y medias de color negro; con el cabello un poco más arreglado y sin un exceso de maquillaje en el rostro. Incluso llevaba un par de pendientes dorados.[/FONT]
    [FONT=&quot]Si eran de oro o imitación, Jack no lo pudo decir.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¡Hola, bienvenidos a mi torre! –Saludó de forma enérgica, estrechándole la mano a ambos-. Veo que decidieron tomar mi oferta, eso me da gusto. Pero, vengan, vayamos a mi oficina y hablemos de ello.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Claro… -dijo Kasumi, algo insegura. Subieron al elevador, en dirección a la cima de la torre; escuchando mientras Jack hablaba de sus planes, y de cómo al imperio le convenía que un equipo de metahumanos se formase.[/FONT]
    [FONT=&quot]Si cualquiera de los dos hubiese sabido algo de las intenciones de Limoncelli y el verdadero porqué tras la creación del equipo, estaría vomitando de asco. Pero Jack no dijo nada, siempre lanzando mentiras tras mentiras; tan bien camufladas que incluso Ryan con sus enormes sentidos sobrehumanos, no pudo discernir.[/FONT]

    [FONT=&quot]Llegaron en cuestión de dos minutos al último piso de la torre, el más elegante de todos. El Penthouse de Jack, así como su oficina; elegantes muestras de cuanto podía gastar una persona en decorar un hogar.[/FONT]
    [FONT=&quot]Los pasillos estaban llenos de todo tipo de decoraciones. Animales de todo tipo disecados, estatuillas de alrededor del mundo, pinturas renacentistas…por un segundo, Ryan incluso juró haber alcanzado a ver el esqueleto de un T-Rex en una de las salas contiguas.[/FONT]
    [FONT=&quot]Kasumi se aferró al brazo de su novio, tratando de no tocar nada en la decoración. Cualquiera de las estatuillas de mármol, o los animales disecados en el pasillo; por no decir las estatuillas o la impresionante máscara funeraria egipcia, deberían valer más que todo el edificio en el que vivían.[/FONT]

    [FONT=&quot]La secretaria se adelantó y abrió las puertas dobles de la oficina de Jack. El piso lustrado, los muebles modernistas y un escritorio de metal bastante extraño; eran lo que rompía el encanto de museo que tenía el lugar.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Adelante, siéntanse en casa. ¿Gustan tomar algo? –Jack les hizo señas, y la pareja se sentó en un sillón negro de piel. Algo incómodo.[/FONT]
    [FONT=&quot]Kasumi pidió una piña colada y Ryan un trago de vodka. La secretaria los preparó a toda velocidad y se los llevó. Una tipa muy eficiente, pensó la joven asiática.[/FONT]

    [FONT=&quot] Jack se sentó frente a ellos, en un elegante sillón blanco de una sola plaza. Le dio un sorbo a su copa, disfrutando la superioridad que ejercía ante los dos.[/FONT]

    [FONT=&quot] -No me gusta andar con rodeos, así que, díganme… ¿Qué quieren a cambio de su membresía? –los dos intercambiaron miradas y luego de unos segundos, Ryan se aclaró la garganta.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Queremos una casa nueva, y que nos asegure que nuestras hijas estarán bien. –Jack alzó una ceja.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Nada más?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Sí. Seguro médico, escuela… ya sabe, lo usual. Y queremos irnos del Lowery, a una bonita casa en Serpent Hill. Sabe, lo básico…[/FONT]

    [FONT=&quot] -Está bien. ¿Necesitan algo más? –Kasumi le susurró algo a Ryan en el oído.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Ah, sí. Una garantía, de que si algo nos llega a pasar a cualquiera de los dos; usted personalmente se hará cargado de la manutención de nuestras hijas. –Jack asintió, obligado a hacerlo. Era lo menos que podría hacer por ellos.[/FONT]

    [FONT=&quot]Y lo que necesitaba para cumplir las órdenes de Baziron, fuesen cuales fuesen sus intereses finales. El solo cumpliría con su cometido, ya si el militar quería otra cosa más, ese ya no era problema suyo.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Bien. Me da gusto que acepten… desde este momento, ambos están en la nómina de las Industrias Arlington. Todos sus gastos, incluso los más insignificantes; son cubiertos por mí. A cambio, estarán en mi equipo, trabajando para mí sin importar la misión. Claro, antes de que piensen que cometeremos asesinatos y ataques militares, créanme que no pienso convertirme en alguien con el control de un grupo de personas de destrucción masiva.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Qué clase de misiones, Alexander? –preguntó Ryan, cruzándose de brazos y dedicándole una memoria con la misma confianza que le tendría un perro golpeado y encerrado por meses, a un dueño nuevo; incluso si éste le tendía un filete de tres kilos.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Operaciones contra el crimen a gran escala, cazar supervillanos, lo usual. Por eso quiero que estés en el equipo, Ryan… Ya has peleado contra casi todo lo que esta ciudad pudo ofrecer… Vulture, Scorpion, Scarecrow, Spine Aegypt, Sandstream, Black Viper… Eres un veterano, un héroe de Guerra prácticamente.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Sí, y todas esas veces casi me mataron. ¿Qué es lo que quiere? ¿Qué nos maten en el primer asalto? Además, ¿Quién más forma parte del equipo?[/FONT]

    [FONT=&quot] -Cierto, hablando del equipo; he pensado en muchos nombres. Y si bien varios de ellos ya me negaron su asistencia, estoy considerando a algunas personas nuevas… Hay mucho de donde elegir, y la verdad, siendo que eres uno de los más veteranos en esto, quiero que me ayudes a elegir al personal. Tú sabes, quiero personas confiables.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Se me ocurren algunos nombres. Rapier, Moon Dancer, Redeemer, Titanosaur… -Jack lo interrumpió tajantemente.[/FONT]

    [FONT=&quot] -De hecho, estaba pensando en que tú me ayudases a ir por el siguiente miembro del equipo. Creo que ya lo conoces desde hace mucho.[/FONT]

    [FONT=&quot] -¿Quién es? ¿Moon Dancer? –los labios de Jack se tensaron y dijo dos palabras que hicieron que a Ryan se le empequeñeciera todo atisbo de alegría en el cuerpo.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Zero Lycane.[/FONT]

    [FONT=&quot]Al oír eso, Ryan hizo una mueca de desagrado total. Si no hubiera sido por Kasumi, seguro le habría dicho a Jack que se jodiera, y que no habría forma de que estuviera en el mismo equipo con ese maniático borracho, drogadicto, psicótico y posiblemente caníbal; según algunas historias que Hyena hizo correr por el Lowery y el Hell’s Garden.[/FONT]
    [FONT=&quot]Sintió unas ganas terribles de vomitar.[/FONT]

    [FONT=&quot] -Jack, con todo respeto… ¿Está drogado o qué? –Kasumi hizo una mueca de sorpresa al oír eso, y sintió mucha vergüenza. [/FONT]

    [FONT=&quot]El empresario le lanzó una mirada confiada, como si ya hubiese previsto cualquier posible resultado de lo que estaba por hacer. Era como si todo estuviese bajo control, una mirada que incluso pudo tranquilizar a Ryan por unos momentos.[/FONT]
    [FONT=&quot]Hasta que de nuevo se acordó que iban a tratar de reclutar a un jodido asesino cuya mayor diversión era empalar gente en garras metálicas que usaba como armas. Y de nuevo, llegó el dolor en el estómago.[/FONT]
    [FONT=&quot]Miró a su novia por un segundo, apretándole la mano con fuerza, y ella a su vez se asustó al ver su mirada desencajada, partida por el miedo absoluto.[/FONT]
    [FONT=&quot]Algo en ese nombre la hizo preguntarse quién o qué sería ese tipo como para espantar así a Ryan, a un tipo con la velocidad del rayo, control sobre el fuego y fuerza capaz de derribar un muro de ladrillos con un manotazo.[/FONT]

    Continuará.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso