One-shot Volver a nacer [Ishida&Orihime]

Tema en 'Bleach' iniciado por sessxrin, 3 Diciembre 2010.

  1.  
    sessxrin

    sessxrin Fanático

    Virgo
    Miembro desde:
    17 Enero 2009
    Mensajes:
    1,047
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Volver a nacer [Ishida&Orihime]
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1685

    Titulo: Volver a nacer.
    Letras: 1.077 letras.
    Advertencias: Cliché, Ooc, errores ortográficos, redundancia y pésimo manejo de los tiempos verbales ._.
    Aclaraciones: Las frases/líneas en cursiva son parte de la canción "Resistance" de Muse. Son sólo un complemento, nada más. Para el concurso "En el lugar perfecto"



    .Volver a nacer.


    .​


    .​


    .​


    By: sessxrin.




    ¿Tu secreto está seguro esta noche?

    No se ha rendido. Es una frágil esperanza que mantiene para estar cuerda, que la mantiene en vilo, alimentando ese amor enfermizo y obsesivo que la consume todos los días, enviándole calidez por todo su cuerpo, pero que la quema bruscamente en las noches heladas, lastimándola.

    Tal vez debería olvidar y hacer todo de nuevo, pero no lo hace, porque aún cree que tiene alguna oportunidad, ella creé tenerla, creé poder verla…más no la puede tocar, porque no existe.

    Abrazó sus piernas con necesidad y recostó su mejilla contra su rodilla; necesitaba un alivio a su dolor, uno innecesario, pero que ella lo mantiene contra su pecho, porque la ilusiona un poco.
    Se escapó por un momento de la realidad y dejó que todo a su alrededor diera vueltas, pues no quería pensar, sólo dejar de sentir.

    ¾Orihime-san
    La susodicha pegó un respingo y miró hacía el origen de aquella voz tan conocida.
    ¾Ishida-kun… ¿qué haces aquí? ¾preguntó mientras cruzaba sus piernas.
    ¾Eso mismo te iba preguntar ¾respondió mientras se sentaba al lado de la chica, recogiendo sus extremidades¾. Está haciendo frío y no deberías estar sola en este lugar.
    ¾Gracias por preocuparte por mi Ishida-kun, pero en verdad, no es necesario ¾replicó ella con una sonrisa amable. “Además, he estado sola siempre, sé cuidarme” completó en su fuero interno.
    ¾Ya lo sé, pero no me gusta ¾dijo mientras negaba y frotaba sus manos.

    Orihime lo miró curiosa y luego dirigió su mirada al frente, teniendo como paisaje las luces amarillas intermitentes, que iluminaban la fría ciudad.
    Se sentía extraño. Era algo raro estar junto al Quincy, le producía una sensación rara, pacifica. Se sentía bien tenerlo al lado, era como un tranquilizante, le aliviaba un poco su peso, era muy bueno.

    Pero aún no se sentía bien del todo, era muy complicado.

    ¾ ¿No crees que este lugar es muy desalentador? ¾preguntó de la nada Ishida, mirando el cielo cubierto por nubes.
    ¾Sí, un poco. Pero es muy tranquilizante ¾respondió mirándolo.
    ¾No lo había notado, pero sigo creyendo que es muy deprimente ¾replicó con una sonrisa.
    Ella también sonrió, era contagioso.
    ¾No ves lo que yo veo ¾y no sientes lo que yo siento”.
    ¾¿Qué es lo que ves? ¾preguntó mirándola de reojo.

    Para eso no tuvo respuesta.
    Era inesperado, nadie le había preguntado aquello, nadie se había tomado la molestia de fijarse tanto en ella como para notar esos detalles que Inoue mantenía lo mejor ocultos posibles.

    ¾Puedo verte Orihime-san, puedo ver la forma en como sonríes, en como contestas, en como miras a Kurosaki, en como lo escondes… ¾dijo sin mirarla¾ yo lo sé, lo puedo ver.
    ¾Yo…
    ¾No no, no digas nada, no estás sometida a responder ¾dijo tranquilo, como si tuviera todo tan claro, todo previsto¾. Y tampoco creo que quieras ¾concluyó suspirando.

    Orihime miró al suelo un momento y sintió como su ser recibía aquella oleada de sentimientos y emociones entremezcladas, como un torbellino que la confundía. Se sentía extraño tener de nuevo a alguien que mirara aquellos puntos, se sentía como una primeriza, como volver a nacer y tener por primera vez a alguien junto a su alma.

    Nunca se había fijado pero…
    Era muy placentero tener a alguien junto a ella, que enviara calidez por todo su cuerpo, suavizando esa llama brusca que la rallaba.

    Era nuevo, o tal vez… quizás no lo había notado antes, sin embargo era bien, se sentía bien.


    ¿Encontrarán nuestro escondite?

    Las noches pasaron junto con las nubes en el firmamento y con ellas las llamas que día a día destruían a Inoue.

    No sabían si lo hacían inconscientemente, pero siempre se encontraba en el mismo lugar, a la misma hora, en la misma noche, en la misma terraza; más no le daban mucha importancia, pues el resultado de fuego con frío era muy placentera, estando juntos se sentía muy bien.

    Orihime le busca respuestas, Ishida las sabía de antemano, pero aún para el Quincy, que analizaba cada cosa, esto era nuevo.

    Nadie sabía nada, era innecesario, no tenía importancia. Era una rutina que sólo ellos entendían. A veces intercambiaban algunas palabras o sólo se quedaban callados, disfrutando de la compañía del otro.

    Orihime aprendió a sonreír de nuevo con la felicidad incrustada en sus ojos, a reír sin importar lo que sentía por dentro, a aprender a valorar lo que tenía.

    ¾Yo también te puedo ver, Ishida-kun ¾dijo una noche Inoue, sonriendo.
    ¾ ¿Eh? ¾musitó sorprendido el joven.
    ¾Sí…puedo ver como me miras, como respondes. Puedo sentir tus emociones en mi piel ¾respondió con naturalidad, en voz baja.
    ¾Interesante, muy interesante ¾dijo sonrojado.

    La chica rió y dejó que todo siguiera su curso, sin importar nada.

    Podría no durar...

    Podrían estar equivocados, estar perdidos.


    Pero podría ser cierto.

    La chica se dio cuenta de una algo: de que las cosas coloridas y rosas no siempre significan felicidad; de que el frío y el gris también podía ser alegría, de que Uryuu podría ser eso que tanto necesitaba.
    Esa cosa que tanto pidió pero que nunca se lo dieron y que ahora lo está recibiendo sin ninguna exigencia ni esfuerzo.

    ¾Nunca he tenido una novia ¾respondió el peli-liso a una pregunta de la chica.
    ¾ ¿Tampoco una cita? ¾preguntó sorprendida y hasta un poco triste.
    ¾No ¾dijo con simpleza.

    La humana miró con un puchero molesta hacía el suelo, era ridículo que ninguna chica se fijara en tan interesante y amable Quincy.

    ¾Entonces esto es una cita. Nuestra cita ¾soltó Orihime mirándolo con los ojos extasiados.
    ¾ ¿Qué? ¾musitó atónico el chico, dirigiéndole la mirada.
    ¾Sí… ¿no te gusta? ¾preguntó triste Inoue al ver los ojos como platos de Uryuu.
    ¾Eh no no...es sólo que no sé nada de esto ¾sí, para la sorpresa de la chica, Ishida Uryuu no sabía como era estar en una, es más, ni sabía lo que era una cita.
    ¾No te preocupes, para eso estoy yo ¾respondió con entusiasmo.

    El peli-negro soltó un suspiro y frotó de nuevo las manos.

    Los ojos grises soñadores de Orihime brillaron en alegría, pues aunque no se había dado cuenta, las llamas habían desaparecido y ahora sólo quedaba una suave y neutra calidez, que se complementaba sólo cuando Ishida estaba a su lado, en las mismas noches frías, en la misma terraza del mismo apartamento cotidiano.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
Cargando...
Similar Threads - [Ishida&Orihime]
  1. sessxrin
    Respuestas:
    7
    Vistas:
    800

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso