vida después de amanecer

Tema en 'Fanfics abandonados sobre Libros' iniciado por venuspink, 14 Octubre 2009.

Cargando...
?

¿qué les parecio la primera parte?

  1. bien

    41 voto(s)
    100.0%
  2. aburrida espero que mejore

    0 voto(s)
    0.0%
  1.  
    Lili-chan

    Lili-chan Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    4 Marzo 2009
    Mensajes:
    67
    Pluma de
    Escritora
    Re: vida después de amanecer

    que bueno tu fic!!!! llevo un tiempo leyendolo pero hasta ahora es q posteo xD
    es interesante la forma en como se desenvuelven las cosas...!! :P
    de verdad espero seguir leyendo todo eso q pasa por tu cabecita y logras escribir xD
    espero sigas
    Un beso
    Sayito
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    venuspink

    venuspink Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    36
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    vida después de amanecer
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    2423
    Re: vida después de amanecer

    Capítulo -19-

    La Vuelta


    Mi padre, Mike y Jacob estaban en el aeropuerto, nada más ver a la niña Jacob me la quito de mis brazos, Mike corrió a abrazar a Tania, mi padre nos saludo a todos, montamos el equipaje en los coches, y por fin llegamos a casa…

    Después de un rato en el cual cada uno de nosotros había contado su versión de la historia, Edward, Renesme y yo nos fuimos a nuestra casa.
    Cuando Renesme se durmió, mi marido y yo nos fuimos a nuestra habitación, no habíamos tenido tiempo de hablar a solas sobre lo ocurrido en Volterra, yo sabía que Edward estaba dándole vueltas a la cabeza, no había vuelto a sonreír desde que habíamos estado bailando en la desastrosa fiesta, se quito la ropa, se metió en la cama sin decir nada, yo hice lo mismo, después de un rato, ya cansada de esperar le dije:

    - Edward mi amor, ¿Qué te ocurre?
    - Nada… - me contestó-
    - Sé que te ocurre algo, y espero que tengas la confianza de contármelo, soy tu esposa.
    - Bella no es nada, solo son tonterías…
    - ¿tonterías?, tonterías era la semana pasada cuando pensabas en cambiar el color de la habitación de Renesme pero lo de ahora no son tonterías.
    - Bella no pasa nada, solo estoy avergonzado.
    - ¿Avergonzado? ¿Por qué?... tú no has hecho nada malo para sentirte así.
    - Bella os he conducido a la peor guerra que podíamos tener, seguro que yo he sido el responsable de que ahora los Volturis estén planeando matarnos.
    - ¿Estás loco?, ellos saben que eso es imposible, lo dejaran pasar como dice Carlisle, tú sabes que él nunca se equivoca.
    - Bella esto es diferente, atente con la vida del Volturis más poderoso… ahora mismo soy su peor enemigo y su principal objetivo, no descansara hasta matarme.
    - Eso no sucederá, no lo permitiremos jamás, si ellos quieren guerra, guerra tendrán y será su fin… no el nuestro.
    - Bella ahora mismo no es para jugar a guerras, lo he estado pensando y lo mejor sería que ustedes se alejasen de mi, hasta ver cómo reaccionan los Volturis…
    - ¿Me estas pidiendo que nos separemos?
    - No, eso no pero si deberían todos, no solo tú y la niña alejaros de mi, durante una temporada.
    - Edward ¿eso es en lo que has estado pensando?, ¿en irte solo a enfrentar a los Volturis?... como no se me había ocurrido.
    - Bella es la mejor opción, ninguno de ustedes se vería implicado si pidiesen disculpas, Aro sabe de mi temperamento me culpará tan solo a mí como paso con Irina.
    - NO! Estas realmente loco… yo no voy a permitir eso, te amo…
    - Yo también las amo, a ti y a la niña, y por eso es… Bella deberían irse junto con los demás, y si dentro de un tiempo vemos que los Volturis no han tomado represalias contra mí, yo mismo volveré con ustedes.
    - NO! No puedes decirme que me amas y luego apartarme de tu lado… ya lo hiciste una vez y casi no lo pude resistir… si esa guerra comienza y perdemos lo aremos juntos.
    - Eso sí que no… Bella es mi decisión, tu y la niña se marcharán en dos días… las quiero poner a salvo… Alice me dirá si los Volturis emprenden camino hacia aquí…
    - ¿Quieres que me marche?... ¿No quieres seguir a mi lado?...
    - Bella no deseo que te separes de mi, pero es lo que tenemos que hacer, tu seguridad y la de la niña es lo primordial para mí.
    - Edward si me marcho no volveré… cuando me case contigo jure que estaría a tu lado en lo bueno y en lo malo, pero si no me quieres lo entenderé…
    - Bella mi amor, te amo, pero no voy a permitir que vuestras vidas se pongan en riesgo… yo desee matar a Aro, hubiese acabado con él de no ser por ti, no puedo permitir que el te codicie de esa manera, tu eres mía y nadie pondrá su cuerpo sobre el tuyo si yo estoy vivo… asique Bella tu deber es marcharte.
    - Edward no seas necio por favor…
    - Ya compre los pasajes para ustedes, se irán a Alaska en dos días.
    - No vamos a ir a ninguna parte…
    - Si que irán…

    Después de un rato gritándonos, (nunca nos habíamos enfadado de esa manera), al final si hubiese podido llorar lo hubiese hecho, Edward estaba parado de pie, yo agarre los vaqueros más cercanos me puse una camiseta y fui a la habitación de mi hija, me dolió mucho despertarla, pero lo hice, la vestí la cogí en brazos, cuando iba bajando las escaleras Edward dijo:

    - Pero Bella ¿Dónde vas?
    - Nos vamos, así podrás estar tranquilo y ya no te hará falta buscar escusas para que no estemos a tu lado.
    - Bella por favor no te marches así, yo solo quiero ponerlas a salvo.
    - Eso es lo que estoy haciendo, nos vamos…(tenía un nudo en el pecho, me moría de ganas de romper a llorar pero mi congelado cuerpo no me lo permitía).

    Quede a Edward allí parado, note en su facciones que no se esperaba mi reacción, salí corriendo con mi hija en brazos, ella tan solo me preguntaba que donde íbamos, y yo no sabía que contestarle, después de un rato sin parar decidí donde quería ir, tenía varias opciones pero la mejor era sin duda ir donde mi padre, volví a emprender la marcha, le dije a la niña que iríamos donde el abuelo, la notaba nerviosa aunque yo no estaba mejor, al llegar allí mi padre nos abrió la puerta, se asusto mucho al vernos, pasamos y una vez que había acostado a la niña en mi antigua cama baje al salón, le estuve contando a mi padre lo que podía sobre lo que me había pasado con Edward… cuando terminé me dijo:

    - Bella hija, las discursiones son cosas que pasan muy frecuentemente entre los matrimonios. Yo discutía con tu madre y aun así nos llevamos bien.
    - Papa, mamá y tu están divorciados… eso no me ayuda.
    - Bueno olvida esa pequeña parte, deja que esto corra, pronto Edward vendrá a buscarlas y yo no las voy a echar de aquí pero tu deber es volver con tu marido y arreglar esto, Edward te ama eso no lo dudes.
    - Gracias papá…
    - Bella has madurado mucho en este tiempo, ahora en vez de ponerte a llorar como una mocosa eres capaz de hablar razonadamente.
    - Si, supongo que es eso…

    No era eso, tenía ganas de llorar pero no podía, me hubiese pasado la noche llorando pero no iba a ser posible… mi padre se fue a dormir, yo volví a mi antigua habitación, estaba exactamente igual a como la había dejado yo antes de casarme, Charlie no había movido nada, era un sentimental que me echaba mucho de menos, me senté en la mecedora donde tantas noches se había sentado Edward, era la primera vez que pasaba la noche en mi casa desde que era inmortal.

    (CASA DE LOS CULLEN, NARRACIÓN POR JASPER)

    Todos estaban muy nerviosos, Esme y Rosalíe estaban sentadas en el impecable sofá blanco, Emmett tan solo decía no con la cabeza, y Alice andaba de un sitio para otro gritándole a Edward:
    - Tu eres idiota, ¿no pensaste las cosas, verdad?, ¿cómo se te pudo ocurrir echar a Bella de tu lado?, ahora se ha ido y por lo que veo no piensa volver…
    - Alice no la eche, solo le dije que en dos días saldrían ella y la niña para Alaska.
    - Eso es lo mismo que si le hubieses dicho: “Bella mi amor ya no te quiero vete lejos”
    - Yo no quise decir eso, yo la amo…
    - Edward hijo, ya sabemos que no era tu intención, pero tienes que saber que no puedes alejar a Bella y a la niña cuando te venga en ganas, son una familia y como tal deben afrontar los problemas juntos y no tienes que llevar tu solo todo el peso.
    - Carlisle, es que si yo me hubiese comportado como un ser civilizado, no estaríamos corriendo peligro.
    - ¿peligro? –pregunto Alice-
    - Si, no sabemos que intentaran hacer los Volturis pero seguro que Aro me quiere ver arder.
    - Edward es cierto que Aro de seguro te odia pero también te teme y no creo que vengan a por nosotros. – dijo Carlisle-
    - Yo lo vería, y si en el caso de que viniesen Bella es nuestra salvación, es la que nos da la fuerza para acabar con ellos, es una tontería que la hagas partir a un desierto helado. –respondió Alice-
    - Tu alejarías a Jasper si corriera el mínimo peligro… es más ustedes se marcharon hace un tiempo, más bien, huyeron de la verdad.
    - Nosotros no estuvimos huyendo, y nadie lo podrá comprender, porque ni yo misma lo he hecho, pero aún así, Edward, no deberías haber alejado a Bella, ella es parte de esta familia y como tal se merece no ser apartada cuando te venga en gana. –dijo Alice-
    - Lo sé, sé que me he equivocado, estoy arrepentido de haber hecho de nuevo daño a Bella, si todos ustedes se sienten mal, imagínense como me siento yo que soy el verdadero culpable…

    Esme no dejo terminar a Edward, lo abrazo y mando a callar a Alice, ella furiosa porque no la dejo seguir con la reprimenda a su hermano salió por la puerta corriendo.

    -Edward ya sabes lo que tienes que hacer, como hijo mío se que vas hacer lo correcto, ve a por ellas, son tu familia… -le dijo Esme a Edward-

    Todos nos quedamos en silencio, Edward salió de casar Rosalíe y Emmett se fueron de caza, Esme fue a sentarse junto a Carlisle y yo salí al jardín, había sido una noche larga, los Cullen no estábamos pasando los mejores momentos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Lili-chan

    Lili-chan Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    4 Marzo 2009
    Mensajes:
    67
    Pluma de
    Escritora
    Re: vida después de amanecer

    Sera que Edward va a cambiar alguna vez?? simpre hace ese tipo de cosa xD
    muy bueno tu fic
    espero sigas y no nos dejes con la intriga xD
    Un beso
    Sayito
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Moliry

    Moliry Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,094
    Pluma de
    Escritora
    Re: vida después de amanecer

    Hay ese Edward, siempre con sus cosas, pobre, él solo quiere proteger, pero pues su esposa realmente es la salvacion de todos en una guerra, jajaja.

    Me gusto como todos, super !!

    Por favor no tardes en continuarla, va super emocionante la historia, me gustó muchisisisimo ;)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    furubakisa

    furubakisa Guest

    Re: vida después de amanecer

    hay por dios
    que cosas le pasan por la cabeza a Edward
    y sinceramente todos los Cullen
    son unos mendigos vampiros bipolares
    y mas Edward osea
    primero le dice a Bella que la ama y
    luego le dice que se valla
    hay alice gritandole a Edward
    pero se lo merece
    bueno tu vas al maximo con la historia
    me gusto el cap
    porfa ya no nos dejes con la intriga
    bueno quisiera decirte mas cosas pero
    posiblemente me tardaria mas

    SAYONARA
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Andreína

    Andreína Usuario VIP

    Virgo
    Miembro desde:
    6 Marzo 2010
    Mensajes:
    717
    Pluma de
    Escritora
    Re: vida después de amanecer

    ¡Yo si que lloré! ToT .
    Pero si te soy sincera no creo que Bella deje a Edward , es más estoy segura de que ella dejara a Renesme con Jacob y se escapará a ver a Edward , y en medio de la guerra aparecen los Cullen*-* y hasta los licántropos.
    Pero bueno mejor no me hago tantas ilusiones :suspiro: .¡Me gusta tu FF! :)

    Mmmmm ..... creo que deberías tener piedad con nosotras , ¡casi nos matas de un infarto cuando hicistes a Edward echar a Bella! .O por lo menos a mi casi me matas.

    Sigue así.
    ¡ANIMO! ¡ANIMO!

    ATTE: MONIN-CHAN
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    venuspink

    venuspink Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    36
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    vida después de amanecer
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    2310
    Re: vida después de amanecer

    [FONT=Bookman Old Style, serif]Capítulo -20-[/FONT]​

    [FONT=Bookman Old Style, serif]Perdoname[/FONT]​



    Estaba amaneciendo, había sido la noche más larga de mi existencia, seguía en la misma posición, sentada con las piernas cruzadas y dándole vueltas a la cabeza, encerrada en mi misma pensando si debería volver o esperar... pasaron dos horas y como no sabía que era lo correcto baje al salón, llame al colegio de la niña y le dije a la directora que Renesme no iría hoy a clase porque estaba enferma, cuando colgué volví a subir las escaleras, Renesme se había despertado y se había ido a jugar a cama con mi padre, yo aproveche para darme una ducha y cambiarme de ropa, conseguí apañarme con unos vaqueros viejos y una camiseta que había dejado en casa porque Alice me hubiese matado si los hubiese llevado conmigo, al recordar a Alice me vine a abajo, sabía que estarían sufriendo pero por el momento no volvería, no hasta estar segura de que era lo correcto. Termine en el baño y baje a hacer el desayuno, era un habito casi perdido pero seguía siendo permanente ante la humanidad de Renesme, yo hice con que tomaba un café y prepare tortitas para Charlie y para la niña, cuando bajaron ansiosos por el olor a sirope que embriagaba toda la casa se sentaron uno en cada en silla y empezaron a comérsela, nada más acabar Charlie dijo:​



      • Bella esto si que lo echaba de menos, Sue a la hora de desayunar no viene asique me tengo que preparar yo esos rancios cereales.
      • No te preocupes abuelo, ahora que ya no estamos con papa podemos hacerte tortitas todos los días. -dijo la niña-​
      • Renesme, ahora no están con papá pero volverán a vivir los tres... - le contestó mi padre, al ver que yo no tuve palabras.-​
      • cariño ¿porque no te vas a jugar a la habitación? -dije-​

    la niña se fue obedientemente cantando una canción que le había enseñado mi suegra unos días atrás, cuando estaba segura de que ya no nos escuchaba le dije a mi padre:​



      • papá, yo se que tu tienes una vida con Sue, y que seguramente la niña y yo hemos venido a trastocar, pero lo siento, es que no sabía donde ir.
    Bella ya te lo dije anoche, nunca las voy a echar de mi casa pero si espero que seas lo suficientemente adulta como para manejar esta situación de la forma correcta, tú sabes lo que pensé de esta boda, te lo deje claro que para mi estaban corriendo demasiado pero para serte totalmente sincero ahora mismo no dudo para nada de que hicieron lo correcto, se aman, el amor que siente Edward por ti y por la niña no se acaba de un día para otro y el que tu sientes hacia él tampoco... ¿o lo has dejado de querer?... - dijo mi padre-
    ¡no! lo amo como el primer día, eso no ha cambiado ni cambiará jamás... (me quede pensando) pero.... -dije-
    Bella no me cuentes los peros... en una relación no existen o se ama o no, y tú al parecer lo haces asique deberías llamarlo y hablar de la situación. Aunque solo sea por Renesme, la niña esta sufriendo, esta mañana mientras te duchabas me dijo que si se iban a separar, que ella eso no quería...
    pobre de mi niña... papá hablaré con Edward, en cuanto este segura de que él quiere haberme no me negare.
    Esta bien hija..​


    Alguien llamando a la puerta cortó nuestra conversación, por un solo instante mis sentidos se dejaron llevar por la imaginación de que podía ser Edward pero solo me hizo falta una décima de segundo saber que no era mi marido sino Jacob.​

    Él entro muy deprisa, la niña que había presenciado el olor bajaba las escaleras a toda velocidad, casi no había abierto la puerta cuando ella ya estaba en sus brazos.

    Renesme supuso que no lo escucharía pero le dijo al oído a Jacob:​






      • Hemos pasado la noche aquí en casa del abuelo, mis papas se han separado.
    Renesme, tus papás no se han separado, solo han tenido una discursión de vampiros adultos tontos.
    Jacob y cuando yo me haga mayor y tu seas mi marido ¿vamos a tener discursiones como estas?​


    Todos nos quedamos atónitos con lo que había dicho la niña, ni Jacob supo contestar, todos sabíamos de la imprimación del lobo pero nadie daba por echo de que Renesme estuviese tan segura de que su vida estaría por siempre ligada a la de Jacob... ​

    la niña de nuevo nos volvió a sacar del trance diciendo...​


      • Jacob contestame...
      • Renesme, mi amor, ahora eres una niña para pensar en esto, tu solo ahora tienes que jugar, aprender y ser feliz... y cuando seas mayor veremos si tienes discursiones como esta ¿ok? - le respondió Jacob-​


    A la niña le pareció buena la respuesta porque no insistió más, se paso un rato jugando con Jacob, luego mi padre que no había ido a trabajar ese día decidió ir a por ella para llevarla a ver a Sue, con el único fin de que Jacob y yo hablásemos.​



      • Bella esta destrozado... no sabe que hacer, cree que no le perdonarás por haberte alejado de nuevo. -me dijo Jacob-
    ¿has hablado con él?, ¿te ha dicho algo?...

    no... no quiere hablar con nadie, estuve hablando esta mañana con Carlisle, él ha sido quien me lo ha dicho.​




    Me quede pensando, me dolía que él estuviese sufriendo, no quería por nada del mundo que fuese infeliz... ​




      • Bella supongo que esto ya lo sabrás, eres más adulta que yo y siempre has sido más vampiro que humana asique sabrás lo que tienes que hacer, no podéis tirar esto por la borda... hace un tiempo esto me hubiese parecido fabuloso, hubiese matado por una oportunidad pero al final me di cuenta que tú solo eres para él y Edward solo para ti... vuestro destino es estar eternamente juntos.
    Jacob, de eso te diste el cuenta el día que te imprimaste de mi hija... olvidándome ami.

    Nunca te olvidare, solo es que ahora te veo como tú siempre has querido que lo haga.​




    De nuevo la puerta sonó y volvió a interrumpir otra conversación:​





    Jacob fue abrir, yo cuando la vi me quede helada, no contaba con ella, me hubiese supuesto que Alice, incluso Rosalie hubiesen venido pero no Tania. ​





      • ¡HOLA! - dijo al entrar
    Hola, - contesté



    Jacob de un modo extraño con un movimiento de cabeza me hizo saber que nos dejaba solas, se despidió y salio corriendo.​




      • Bella supongo que no me esperabas, pero Edward no dejo que Alice ni ninguna viniese...
    ¿y a ti si? -pregunte extrañada-

    no... no sabe que estoy aquí, yo estaba con Mike asique ami literalmente no me prohibió nada, por eso Alice me llamo y me dijo donde estabas. -me contestó-
    De acuerdo
    Bella, anoche cuando te marchaste, Edward vino de inmediato a la casa a ver si por casualidad habías ido allí, Alice echo una reprimenda que lo hundió más de lo que estaba, ella esta muy enfadada con él, ni siquiera quería decirle donde estás.
    ¿porque se enfado con Edward, ella no tiene nada que ver?...
    Es Alice... (lo dijo resignada), Bella, tu sabes por todo lo que he pasado con Mike, ustedes dos fueron los que más me ayudaron, saben de verdad lo que es amar, asique no lo desperdicien, Edward es un sobreprotector, de un granito de arena saca un desierto, pero sabes que en verdad las quiere como a nadie.
    Eso ya lo se... pero me dolió mucho que otra vez me alejase de su lado con la escusa de protegernos, aún no ha comprendido que no quiero ni podría vivir en un mundo donde no estuviese.
    Bella él lo sabe pero está en su naturaleza, él nos habría mandado a todos a Alaska si no supiese que los Volturis también quieren acabar con nosotros... ´tú eres la única que podría sobrevivir, eres inmune a ellos.
    Tania, si mi familia pereciese en la batalla, yo no querría vivir, si por casualidad los Volturis atacasen, todos saben que como en otras ocasiones yo soy la única que puede daros el tiempo para que acaben con ellos... si le hiciese caso a Edward os estaría llevando yo misma a una muerte segura y sin piedad... y eso comparado con vivir segura en Alaska sola con mi hija es un infierno.
    Te entiendo... solo he venido a decirte eso... Edward te ama, no cierres la puerta de tu corazón... perdonalo...
    Por favor, perdoname... -dijo Edward-​




    No lo habíamos escuchado entrar, me quedé petrificada al verlo allí parado como una estatua, en su cara estaba reflejado el dolor y el miedo... no se movía, tan solo me miraba...​




      • yo los dejo para que hablen... Bella, hasta luego.
    Adiós Tania, gracias por venir. -creo que dije-



    Ella también salio en silencio, ya solo estábamos los dos, él allí parado junto a la puerta del salón y yo sentada aún en el sofá.

    Poco a poco me fui levantado, otra vez me inundaban las ganas de ponerme a llorar, aún así espere de pie a que él se acercase, lo hizo también muy lentamente como si tuviese miedo a que yo saliese corriendo otra vez. Cuando estuvo lo suficientemente cerca como para sentir su tenue aliento en mi cara dijo:​





      • Bella, de verdad no se como pedirte de nuevo que me perdones... me prometí hace tiempo que nunca más te iba a alejar de mi lado y lo he vuelto hacer, no quería hacerles daño, tan solo quería ponerlas a salvo...
    (no le deje continuar cuando dije)
      • Edward quiero que entiendas que no puedes apartarme de tu lado cuando te venga en gana, que nuestro matrimonio significa que tenemos que estar juntos en lo malo y en lo bueno y ya no solo por eso... piensa en que si los Volturis se decidiesen atacar si estoy lejos Esme, Alice todos quedarían cegados y condenados a una muerte segura... es cierto que no se pelear pero si puedo darles espacio y tiempo para que todos ustedes lo hagan... ¿no lo crees?​
      • Tienes razón pero solo por imaginar que estarías en el campo de tiro de los Volturis me hace hervir la sangre... temo que te ocurra algo, no podría vivir sin ti.​
      • Ni yo sin ti...​
      • Bella mi amor, te amo... como te dije hace años, “vos sos como una droga para mí”, cuanto más tengo más quiero, cada día que pasa mi amor va en aumento y no puedo pensar en un solo momento que no estés ami lado. Por eso te ruego, te imploro amor mio que me concedas de nuevo tu ansiado perdón, y me dejes recompensar todo el dolor infringido por mi causa.​
      • Edward, no implores lo que es tuyo por derecho... soy tuya, mi corazón te pertenece, gracias a ti aprendió a vivir, y aunque esté sin latido para mi late como el primer día que te vi... Te amo.​
      • ¿entonces me perdonas?... te prometo que jamás te alejare de mi lado. No puedo vivir sin ti, los muros de la casa parecían venirme encima, con lo pequeña que es anoche me parecía enorme, tan vaciá, en silencio sin ustedes...​
      • Edward no tengo nada que perdonarte... ​



    No terminé de decir la frase cuando sus labios ya estaban rozando los míos, no había terminado de expulsar el aire que llenaban mis pulmones cuando sus brazos me rodeaban con un alto frenesí, de nuevo eramos uno solo, no había partes sino una unión de amor eterno...




    Pasaron dos horas hasta que mi padre llegó con la niña, no habíamos querido ir a por ella porque necesitábamos tiempo para nosotros, al entrar ella grito diciendo:​





      • Mamá ¿donde estás?...
    En el salón mi amor – le contesté-



    Cuando entró y vio a su padre, se fue corriendo a sus brazos, e´él la cogió y la achucho contra su pecho, la niña casi sin poder preguntó:​




      • Papi, ¿has venido a buscarnos?, ¿no os vais a divorciar?...
    por supuesto que no mi pequeña, tu mama y yo nos amamos y vamos a estar los tres juntos por siempre.

    Gracias papi... - dijo-​




    Mi padre entró, miró a Edward con una sonrisa de oreja a oreja y dijo:​




      • bien hecho muchacho... como te dije ellas son tu familia y no debes perderles jamás.
    Gracias Charlie... -dijo Edward-



    Yo me había perdido de la conversación, no sabía cuando Charlie había hablado con Edward... más tarde me enteré que mi papá lo había llamado para decirle que estamos bien y con él. No puedo recriminarle por eso, porque gracias a él de nuevo estoy en casa con mi marido y mi hija. Todos muy felices con nuestro regreso, Alice ya había perdonado a su hermano favorito y sin más preámbulos ahora nos tocaba esperar a la reacción de los Volturis, eso si pasase lo que pasase lo afrontaríamos todos juntos​



     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Niphredil

    Niphredil Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    23 Octubre 2009
    Mensajes:
    131
    Pluma de
    Escritora
    Re: vida después de amanecer

    Hola me gusto bastante que bella le perdonara a su necio marido, tu fic esta cada ves mas bueno, pero te recomendaria como me lo hacen a mi siempre jejejeje que pongas la letra tamaño 2.

    Solo es un consejo, yo tampoco soy muy buena escribiendo.

    Sayonara
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    venuspink

    venuspink Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    36
    Pluma de
    Escritor
    Re: vida después de amanecer

    ola a todos... lo siento por tardar tanto en volver... he tenido problemillas con mi servidor, pero ya e vuelto y espero seguir con mi fic... Xao
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    Andreína

    Andreína Usuario VIP

    Virgo
    Miembro desde:
    6 Marzo 2010
    Mensajes:
    717
    Pluma de
    Escritora
    Re: vida después de amanecer

    Tan lindo y hermoso Edward... Lo amo, lo adoro... :D :D Espero que pongas pronto la continuación. Me gusta que haya más actividad, así que espero que sigas como hasta ahora y no abandones el FF. Avísame en lo que pongas la conti.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    venuspink

    venuspink Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    36
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    vida después de amanecer
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    1566
    vida despues de amanecer 2

    Capítulo -21-
    Nervios, Locura y Sorpresa
    Alice estaba como loca, andaba más ajetreada de lo normal, cada vez que la veíamos todos le preguntábamos que si había visto lo más mínimo sobre la reacción de los Vulturis, ella se enfadaba y nos gritaba que cuando viese algo nos lo diría pero que la dejásemos respirar... Jasper la seguía como perrito faldero, donde iba ella, él iba unos metros por detrás intentando darle espacio pero a la vez controlando su estado.
    Mi suegro se pasaba las horas en su despacho, Esme seguía arreglando cada milímetro cuadrado de la casa, Rosalie y Emmett andaban cazando como locos... mi hija sentía que todos estábamos nerviosos, nos preguntaba por lo que pasaba, Jacob por quitarle preocupaciones a la niña delegaba sus órdenes en Seth y jugaba con ella todo el tiempo.
    Era miércoles, Edward se levantó de nuestra cama en silencio, se vistió y me dijo que no lo aguantaba más, que se iba acercar a la frontera del país para ver si alguien comentaba algo, yo le dije que lo acompañaba, al principio se negó pero después de recordarle nuestra discusión de días anteriores, cedió y me dejo ir, dejamos a la niña con sus abuelos y sus tíos, Emmett se empeñó en venir pero Edward le dijo que no, que levantaríamos muchas sospechas, nuestro viaje juntos era menos sospechoso ya que diríamos que era una escapada de pareja, nos alojaríamos por un par de días en un hotel que estaba en una ciudad junto a la frontera, era un Hotel Relax, perfecto para nuestra tapadera. Cuando nos habíamos despedido de todos, cogimos el coche y nos fuimos, mientras conducía Edward, yo intente poner mi mente totalmente en blanco, eso lo distrajo y me dijo que parase de hacerlo, íbamos hablando sobre qué pasaría si nuestros enemigos se decidiesen a atacar, él lo tenía todo planeado, se suponía que yo era la encargada de darles la ventaja y el resto de la familia acabaría con los Vulturis sin mucho problema, eso sí por supuesto Aro y Demetri serían suyos pero sobre todo Aro, se moría de ganas por tenerlo entre sus brazos y acabar con él, a mi esa idea me ponía un poco nerviosa, eso de imaginarme a Edward peleando con Aro... no lo soportaba.
    Cuando llegamos al hotel la recepcionista se quedó maravillada con mi marido, no le salían las palabras de la boca, se puso tan nerviosa que la letra de nuestra tarjeta de ingreso parecía escrita en una montaña rusa... a mi ese comportamiento no me gustaba para nada pero lo que más me fastidio fue cuando al darle la llave de la habitación le entrego una tarjeta con su número de teléfono, sin darse cuenta nadie le cogí la tarjeta de la mano de Edward y se la puse a la recepcionista en el mostrador diciéndole:

    - El señor está casado asique no necesita la compañía de ninguna señorita, y menos teniéndome a su lado. ¿lo ha entendido?...
    - Lo siento, de verdad espero que me disculpen, no sé cómo he podido osar a tal acto, es una falta de respeto…

    Sin darle más vueltas al asunto, Edward me cogió de la mano y subimos a la habitación, allí me dijo:

    - Bella me vuelves loco cuando te pones celosa…
    - Edward, yo no me he puesto celosa…
    - ¿a no?, ¿entonces que ha sido lo de la recepcionista?
    - Nada, tan solo le he informado a la señorita que usted caballero estaba casado y que no precisaba de su
    compañía.
    - Bella no la necesito no solo porque estés aquí conmigo o porque este casado sino porque eres a la única mujer que amo y eres la persona a la cual me entrego con cuerpo y alma… eres mi vida Bella y eso nadie lo va a cambiar, ya te lo dije eres mi marca de heroína, cuanto más tengo de ti más quiero. Te Amo mi vida y lo hare por siempre…
    - Edward mi amor, yo también te amo…
    La conversación se acabó cuando caímos como plumas en la cama, sus dedos recorrían mi cuerpo con una delicadeza enorme, sus labios besaban cada rincón de mi cuerpo, nuestras almas se fundían y de nuevo como cada noche estábamos unidos por un lazo eterno e invisible… no teníamos por costumbre estar juntos si no era de noche, durante el día lo dedicábamos a la niña o a intentar llevar una vida normal… pero estábamos en aquel hotel, y fue una tarde maravillosa la cual no olvidare…

    El reloj marcaba las 11 de la noche, cuando entramos en la recepción, Edward le pregunto al joven botones si conocía un lugar romántico para tomar una copa, él muy amable nos indicó, salimos del hotel y fuimos justamente en la dirección opuesta a la que nos había indicado el botones, Edward me explico que solo lo había preguntado para no levantar sospechas…
    Llevábamos dos horas dando vueltas por la ciudad, estábamos casi en la frontera cuando allí vimos a Jane y a Félix, estaban hablando con dos vampiros muy raros, por lo poco que pudimos escuchar, Jane estaba intentado de convencer a los dos desconocidos de que los Vulturis eran el clan más poderoso sobre la tierra que pisábamos… Edward no perdía el hilo de la conversación, estuvimos escuchando durante un rato, de pronto Jane se enfadó muchísimo con uno de los vampiros, sin mover un solo dedo el caballero cayó al suelo gritando de dolor, Félix muy calmado le decía a Jane que parase pero ella ni caso, al final el otro vampiro le dijo:
    - Señorita… le imploro que deje de hacer lo que esté haciendo con mi hermano. De verdad ya nos ha quedado claro su poder y el de su familia….

    Jane pestañeo y miro a Félix, luego les dijo a los vampiros:

    - Recuerden que es mejor tenernos como amigos que como enemigos, porque todo vampiro que no nos tiene a su favor, no vive durante mucho tiempo.

    Sin más palabras, Jane y Félix salieron corriendo en dirección opuesta a la nuestra… seguíamos agazapados en nuestra sitio, el vampiro que fue atacado por Jane se levantó y junto con su hermano partieron hacia el oeste.

    Edward y yo nos movimos a la vez, él me miro y yo le pregunte:

    - ¿Qué ha sido todo eso?... Edward.
    - Nada…
    - ¿Cómo que nada?
    - Solo eso nada… están muertos de miedo
    - Hombre como para menos, esa mujer aterroriza… Jane es un verdadero monstruo.
    - No… ellos no tenían miedo, los que lo tenían eran los Vulturis.
    - ¿Qué dices?
    - Están aterrorizados porque la gente ya no les teme… todos andan hablando de lo sucedido con nosotros en Volterra.
    - Los Vulturis nos tienen miedo… eso es nuevo.
    - Bella no nos temen a nosotros exactamente, temen lo que hemos provocado.
    - ¿y que hemos provocado?
    - La REVOLUCIÓN.

    No dije nada más… me quede pensando en todo lo ocurrido y lo que ocurriría…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    848
    Pluma de
    Escritora
    Re: vida despues de amanecer 2

    Tienes otra discusión ya empezada con esta historia, sólo te la han cerrado. Y se re-abre cuando ya tienes la continuación lista, no es necesario que vuelvas a abrir otra discusión. Moveré este capitulo a donde pertenece ;).
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    venuspink

    venuspink Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    36
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    vida después de amanecer
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    2213
    CAPITULO 22​
    PLANES, VISITAS Y RENESME

    Nada más entrar en Forks, su olor lleno mis pulmones, nunca me lo hubiese creído si me lo hubiesen dicho hacía unos años pero ese olor me resarcía, me encantaba, era la fragancia más pura y eterna.
    Estaba deseando ver y abrazar a mi hija, los dos días sin ella se me habían hecho eternos, ser un vampiro te daba la oportunidad de poder pensar en varias cosas a la vez, mi cabeza era como un baúl, llena de cosas dando vueltas y vueltas…
    Aparcamos delante de la casa de mi padre, Edward sabía que Renesme estaba allí, me baje del coche y llame a la puerta, mi padre se sorprendio al verme y dijo:
    - Bella, ¿ya están aquí?, pensé que su viaje iba a durar más…
    - Ya estamos de vuelta papá, por cierto, ¿Dónde está Renesme?
    - La niña está arriba dormida, no se hoy estaba un poco adormilada.
    - ¿Arriba en mi habitación?...
    - Sí

    Edward llegaba a la puerta, le deje saludando a mi padre y subí más deprisa de lo que debía las escaleras, al llegar mi hija estaba dormida en la que había sido mi antigua cama. Me senté en el lado derecho, puse mi mano sobre su carita y para mi sorpresa estaba ardiendo, sus mejillas estaban del color del fuego, la arrope con mi vieja colcha morada, la cogí entre mis brazos y bajamos al salón; allí estaba mi marido y mi padre tomando un café, Edward en cuanto me vio corrió y me quito la niña de los brazos, la puso en el sofá y me dijo:

    - Tiene muy alta la temperatura…
    - Papá ¿desde cuándo esta la niña así? –pregunté
    - Hija pues esta mañana estaba un poco adormilada pero no tenía fiebre eso te lo aseguro… le ha tenido que subir mientras dormía la siesta.
    - Bella será mejor que la llevemos con Carlisle, él sabrá como bajarle la temperatura. –dijo Edward-
    - Pero muchachos el doctor Carlisle no se encuentra en la ciudad… esta mañana él y Esme trajeron a la niña porque su tía Helen sufrió un colapso y tuvieron que ir a verla. Pensé que lo sabían.
    - ¿Helen?... –pregunté-

    Edward se quedó durante dos milésimas de segundos en el limbo, pero luego dijo:

    - La tía Helen está muy delicada desde hace un tiempo, supongo que abra sido una emergencia… aun así Bella deberíamos llevar a la niña a casa.
    - Está bien…
    Cogimos a la niña y la metimos en el coche, mi padre nos dijo que luego nos llamaría y justo cuando termino de hablar, Edward arranco y nos alejamos en dirección a nuestra casa.
    Mientras íbamos de camino yo pregunte:
    - Edward ¿La tía Helen no existe, verdad?
    - Claro que no, supongo que abra surgido algún imprevisto y ellos inventaron una excusa.
    - Edward y que va a pasar si Carlisle no vuelve, ¿tendremos que llevar a la niña al hospital?, le sube la temperatura por minutos.
    - Mi amor se te olvida que yo también estudie medicina… no necesito a Carlisle para esto, pero delante de tu padre no era lo correcto examinar a la niña, tu padre desconoce mi edad.
    - Es cierto, siempre se me olvida eso…

    Llegamos a la casa de mis suegros, Edward puso a la niña en el sofá y subió a por el maletín de Carlisle, no tardó ni una milésima de segundo en estar allí de nuevo con nosotras, empezó por desnudar a la niña, luego la reconoció, le miro los oídos, la garganta, le apretó el abdomen… por último la vistió y me dijo que lo que tenía era una infección bastante fuerte en la garganta, tenía placas con pus y eso daba mucha fiebre…
    - Edward, ¿Qué le podemos dar para que tome y le baje la temperatura?
    - Le voy a inyectar un acetominofeno, así le bajara.
    - ¿tú crees que le hará efecto?, eso se usa para los humanos y ella…
    - Seguro que sí, siempre me he preguntado si podía coger enfermedades humanas, Carlisle defiende que hasta que la niña no sea adulta está expuesta a toda enfermedad, lo único que esas enfermedades no son mortales para ella.
    - Está bien…

    La niña no quería que la pinchásemos, mientras Edward fue a buscar una aguja de un material especial yo intente convencerla, pero igual de cabezotas que su padre, al ver a Edward salió a correr pero sus pocas fuerzas le flaquearon y cayó desmayada al piso, mi marido la cogió y la puso de nuevo en el sofá, le inyecto el medicamento y la dejamos descansar bien arropadita.
    Pasaron tres horas muy largas, la niña seguía con fiebre, Edward llamaba al móvil de Carlisle pero este lo tenía apagado, estábamos ansiosos, no sabíamos que había sucedido, yo me ponía en lo peor… y si Alice había visto que algún peligro y ellos habían ido a combatirlo… estaba aterrada.
    Ya era de noche cuando todos llegaron a casa, Edward en seguida le explico la situación de la niña a Carlisle, él insistió en verla, el resto de la familia estábamos en la cocina para no molestar, Esme me conto que habían llevado a la niña con mi padre porque Alice había visto como se acercaban a Forks un grupo de vampiros… al final tenía yo razón, aunque había exagerado ya que los vampiros no eran peligrosos, tan solo era un grupo que venía a darnos su apoyo por ir en contra de los Vulturis.
    Seguíamos hablando cuando Edward me llamo, entré en el salón y les vi unas caras aterradas… me preocupe y me puse muy nerviosa, entonces Carlisle dijo:
    - Bella tranquilízate… pero creo que la infección de la niña está siendo bastante grave…
    - ¿se va a poner bien, verdad?
    - Por supuesto mi amor… ya te dije que para ella no es mortal. – dijo Edward-
    - No es mortal, pero sí muy molesto y doloroso, yo he pensado en extraerle la pus y a lo mucho operarle de las anginas… pero Edward dice que te lo teníamos que consultar. – dijo Carlisle-
    - Edward cariño, ¿es peligroso?, ¿la intervención supone algún riesgo?...
    - No, la intervención es muy fácil, pero exactamente no sabemos la cantidad de anestesia adecuada y si tendrá algún efecto secundario. – me respondió Edward-
    - ¿efecto secundario?... –dije
    - En los humanos con unos días de reposo y sin forzar la garganta se recuperan… pero yo pienso que Renesme al ser mitad vampiro va a necesitar mantener más reposo, es decir debe mantenerse sin hablar algunos días. – dijo Carlisle-
    - ¿Por qué?, ella es medio vampiro, es decir es inmortal y más fuerte que los humanos.
    - Por eso cariño… haber te explico. Al tener una parte inmortal, tiene una parte que cada cambio por lo más mínimo que tenga queda permanente… es decir la niña crece pero sigue teniendo la piel dura, y la temperatura más baja de lo normal… hay aspectos que pueden traer alguna consecuencia… si la operamos de las anginas y la niña fuerza la voz podría suponer una lesión al ser medio vampiro. – me explico Edward-
    - Muy bien hijo, pero Bella si no la operamos también puede haber consecuencias, porque aunque no sea mortal, la fiebre alta tiene muchos efectos… - me dijo Carlisle-
    - ESTA BIEN!!!!, Edward hay que intervenir… pero quiero que lo hagan ustedes…
    - Por supuesto mi vida. Prepararemos de nuevo la habitación donde nació.

    Me despedí de la niña porque mi suegro no me dejo entrar, dijo que solo entrarían él, Edward y Rous… fue la hora más larga del mundo, por más que Alice me intentaba distraer no pudo, al final todo pasó, Edward salió sonriendo, vino directo a mí y me dijo que todo había salido muy bien y que incluso no iba a ser peligroso de que la niña hablará porque las anginas no estaban tan inflamadas como pensaban; me puse muy contenta y me disponía a entrar para ver a la niña cuando alguien llamó a la puerta, Alice se puso muy nerviosa y bajo como una bala por las escaleras, Edward la siguió, Rous seguía con la niña dentro asique baje y me puse detrás de Esme, se nos unió Carlisle que se colocó al frente de la puerta, la abrió y todos estábamos asombrados porque delante había al menos una docena de vampiros desconocidos, con sus ojos inyectados del color de la sangre, me aterré y desplace mi escudo cogiendo a toda mi familia, incluidas a mi hija y a Rous; Carlisle alzo la voz y dirigiéndose al vampiro más adelantado dijo:
    - Soy Carlisle Cullen, ¿ustedes son?
    - Buenas noches señor Cullen, mostramos nuestro respeto por interrumpir en su casa y a su familia.
    - Aun no me ha contestado señor… ¿Quiénes son?, y ¿qué hacen en mi casa?
    - Discúlpeme de nuevo, soy Emilio Sánchez, este es mi clan, venimos de España para conocer a los nuevos señores del poder, y mostrarle nuestro respeto y apoyo.
    - Señor Sánchez, creo que se está equivocando… - dijo Carlisle-
    - Yo creo que no, ya corrió la voz de que se enfrentaron a los Vulturis, casi todos los vampiros del mundo ya conocen la situación y aunque ustedes vean aquí solo a doce vampiros hay cientos de hermanos que han sufrido de alguna manera la agresividad de los Vulturis y apoyan su revolución.
    - No hay revolución…
    - Aún no, ya lo sabemos pero cuando suceda queremos hacerles saber que les apoyamos y estamos deseando destronar a esa panda de reyes sin corona…

    No había terminado de hablar cuando los vampiros que estaban detrás gritaron al unisono ¡REVOLUCIÓN!
    - Como ya les he dicho no existe tal situación, no les voy a mentir diciéndoles que tenemos una relación cordial con los Volturis pero no queremos una revolución tan solo buscamos vivir nuestras vidas sin guerras ni jaleos. – dijo Carlisle.
    - Como deseen, pero aquí en la tarjeta que le entrego le dejo mi teléfono, en cuanto decidan algo avísennos, estaremos deseando despedazar algún Volturis, tienen muchas cosas que pagar a nuestro Clan.
    - Conoci los años en los cuales los Volturis persiguieron a los nuestros por España, pero eso no es motivo para ir contra ellos. Y menos encabezar nosotros esa guerra.
    - Usted dice que conoció esos años… entiéndalo, queremos VENGANZA… y al parecer todos estos años nos la van a proporcionar, es hora de que esos estirados salgan de su fortaleza y sientan el dolor que ellos causaron.
    - Señor Sanchez, estoy de acuerdo con usted, pero por el momento no encabezaremos nada en contra de los Volturis, eso sí le aseguro que si en algún momento nuestra decisión cambiase serian informados.
    - Gracias, les mostramos nuestro respeto y ofrecemos nuestra fuerza. Esperaremos ansioso a que cambien de opinión, no les molestaremos más. Adios cordiales compañeros.

    Entramos todos en casa, Edward y yo subimos para estar con nuestra hija, a ella le molestaba un poco pero se hizo caso de Edward y no forzó el habla, al final se quedo de nuevo dormida… Mi marido y yo empezamos a hablar, yo le pregunté:
    - ¿Por qué creen que hemos montado una revolución?
    - Bella, te lo explique durante nuestro viaje, la gente esta cansada de los abusos de los Volturis y ahora que saben que existes y que hemos conseguido anular a los Volturis van a ir contra ellos, han dejado de ser los poderosos.
    - ¿Pero si hiciésemos eso, lo de la revolución, y les ganásemos quién haría cumplir las leyes?
    - Esa pregunta tiene respuesta ¿no crees?
    - ¿NOSOTROS?
    - Si, los demás vampiros creen que Carlisle podría ser el nuevo Maestro, porque creen que no sería como Aro.
    - Es que Carlisle nunca será como Aro… lo primero Carlisle no viviría en Volterra.
    - Eso esta claro, pero conoces a Carlisle y pensaras como yo que sería un gran Maestro, sería justo y concedería libertad, Carlisle es más humano que cualquier hombre, por eso teme esta situación, él sabe que tendría que asumir ese papel, y teme por ello.
    - ¿Carlisle no quiere derrocar a los Volturis por miedo?
    - No Bella, no quiero una guerra no por asumir mi cargo eso no me quita el sueño, pero como sabes a lo largo de mi vida he visto muchas guerras y en ella mueren gente inocente y si por ahora puedo mantener con vida a muchos de los nuestro lo haré, porque aunque no exista tal Revolución los Volturis saben que ahora contra nosotros no podrán ir, asique por el momento prefiero seguir siendo solo un médico, un padre de familia, un abuelo y un marido ejemplar. – contestó Carlisle, que acababa de entrar por la puerta.
    Ese fue el punto final de la conversación, en una sola semana nuestras vidas habían vuelto a girar 360º, teníamos un ejército fuera por el mundo, esperando a que mi suegro diese el gripo de “A por ellos”, mi hija se recuperaría de su intervención, La gente quería a Carlisle como nuevo Maestro… todo podía volver a cambiar pero lo que estaba claro era que mi familia encabezaba el poder, el amor, la felicidad y la humanidad.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  14.  
    cristty

    cristty Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    16 Julio 2008
    Mensajes:
    51
    Hola, creo que soy nueva en tu fic, y he decidido pasar a dejarte mi comentario...
    Yo la habia estado leyendo desde sus inicios, pero solo ahora me he atrevido a hablar. Que te puedo decir?
    Desde el principio ha sido una gran historia, ya que contestas algunas cosas que quedaron pendientes en el cuarto libro. Me encanta la idea de que tratas a los Volturis, porque yo quiero guerra... Sip!
    Espero que no la dejes habandonada otra vez, porque me has dejado con varias intrigas, en especial eso de que Carlisle tal vez se convierta en el lider... Yeah!! Yo lo apoyo... Sip!
    de verdad... No dudes en avisarme de tu proxima actualizacion, ya que me has dejado con muchas ganas de seguir leyendo.
    Bueno, muchos besos de mi parte!!
     
  15.  
    venuspink

    venuspink Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    36
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    vida después de amanecer
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    4198
    CAPITULO .23.
    ISLA ESME
    Con Renesme ya recuperada las cosas casi habían vuelto a la normalidad, cada día pasaba igual que el anterior, se había vuelto por costumbre que a diario tuviésemos alguna visita de algunos vampiros dando su apoyo contra los Volturis, a mí eso me ponía muy nerviosa ya que la mayoría de los visitantes no seguían nuestra dieta y aunque Carlisle les explicaba nuestra forma de vida yo seguía al pendiente de todos aquellos que podía, temía de que alguno se alimentase con la sangre de mi padre, de Sue o de mis amigos.
    Pasaron dos semanas y las visitas iban en aumento, la voz había corrido asta oídos de las amazonas que se habían puesto en contacto con Esme dándonos su apoyo, todo era muy estresante sobre todo para mi suegro, esta situación estaba influyendo en su rutina, ya que en los últimos 3 días no había podido ir al hospital por temor a que apareciesen por el pueblo.
    Edward y Alice tampoco lo llevaban muy bien, ella cada pocas horas tenía que avisar de las visitas, de los comportamientos que tendrían, etc.; y Edward decía que tanta voces gritando lo mismo ya lo estaban agobiando. Aunque todos intentábamos llevar todo esto de una manera correcta mi suegro propuso unas vacaciones en familia.
    Esa tarde todos proponían lugares, Esme decía que París, Rosalie y Emmett Alemania, Tania propuso Egipto y así una tarde entera proponiendo lugares sin decidir uno en particular; al final por cambiar de tema le pregunte a Tania que si pensaba invitar a Mike, ella nos miró a todos y clavo la mirada en Carlisle, como si mi suegro no tuviese bastante presión ahora le tocaba decidir si llevar de vacaciones al novio humano de su supuesta sobrina, Carlisle miro a Esme y luego a Tania diciendo que si a Mike no le molestaba viajar con vampiros que podría venir sin problemas, ella se puso muy contenta y justo cuando iba a levantarse para llamar a Mike, Edward la paro diciendo:
    -Tania, ¿vas a llamar a Mike para preguntarle que si le apetece venir aún viaje del cual no sabemos el destino?
    - Es verdad, entonces ¿Dónde nos vamos de vacaciones? –pregunto Tania.
    Otra vez de nuevo todos a la discusión, al final Edward, la niña y yo nos fuimos a nuestra casa esa noche sin tener nada en claro.
    A la mañana siguiente Alice llego a nuestra casa antes de levantarnos de la cama, subió corriendo y apenas nos dio tiempo a taparnos con las sábanas cuando gritó:
    - Ya sé dónde nos vamos, lo he visto esta mañana, apenas miraba como se le iba a presenta el día a Renesme cuando les vi explicarle a la niña que allí pasaron sus mejores momentos y que iba a disfrutar mucho con los delfines.
    - ¿La isla Esme? –Pregunte
    - Si, va a ser magnifico, solo ustedes y Carlisle junto con Esme conocen esa isla, los demás no, asique no solo la niña va a disfrutar, Emmett y Rosalie tienen para hacer deportes, Jasper y yo queremos nadar en una cala que me dijo Esme en la cual se refleja la luna justo en el centro, Tania y Mike podrán crear su historia de amor, ya que allí a los Cullen les sale la vena romántica asique por favor no se nieguen. ¿ok?
    - No tengo problema, ¿Bella mi amor te apetece ir? –me pregunto Edward-
    - Por supuesto… deseaba ir desde que la niña nació.
    - Ok, decidido pues, ahora por favor Alice vete de la habitación porque quiero aprovechar los últimos minutos con mi esposa antes de que mi torbellino de hija se despierte.
    Edward se metió debajo de las sábanas y empezó a darme besos por el cuerpo, Alice cerró los ojos y se marchó diciendo…
    -Hermanito esta te la guardo, esperen por lo menos a que me marche. BUAJ! Son terribles………… no sé cómo esta debilucha cabaña les aguanta…….
    Edward cuando se marchó Alice salió de entre las sábanas y se rio a carcajadas… Estoy segura de que Alice pudo escucharlo pero aun así no volvió. Al final tan solo paso unos diez minutos hasta que mi niña entro dando saltos en la habitación, como Edward ya estaba con los pantalones puestos mi niña abrió el armario, saco un vestido y me lo dio para que me vistiese, ella estaba deseando ir a la casa para jugar con sus tíos y enterarse del destino de las vacaciones.
    El viaje hasta Río de Janeiro me trajo muchos recuerdos de mi luna de miel, pero cuando llegamos al puerto en vez de coger una lancha como hicimos Edward y yo tiempo atrás, nos subimos todos a un yate muy lujoso, Carlisle y Edward lo manejaban como si de un coche se tratase, Emmett, Jasper y Mike jugueteaban con las velas y Esme, Rous, Alice, Tania mi niña y yo tomábamos el sol tan apetecible en la cubierta, mientras lo hacíamos Tania dijo:
    - Van a ser las primeras vacaciones de mi vida sin mi hermana Kate.
    - Kate y Garrett se merecían unos días de intimidad en Málaga… igual que Carmen y Eleazar que siguen en París viviendo de nuevo una luna de miel –dijo Esme-
    - Además Tania, no tendrás a tu lado a Kate pero tienes a tu Romeo ¿Qué más puedes pedir? –pregunto Rous-
    - No si yo no digo nada, ya era hora que Kate no tuviese ese peso de verme sola. –respondió-
    - Bueno chicas iros preparando porque en menos de diez minutos llegaremos –dijo Carlisle-
    Agarre de la mano a Renesme, y fui hasta la parte delantera del barco para mostrarle a Renesme la isla donde pasaríamos las vacaciones, ella estaba maravillada, en su carita se reflejaba todas la ilusión y las ganas que tenía de poner un pie en la tierra y disfrutar de todo
    Llegamos a la casa y Esme repartió las habitaciones, para mi sorpresa a Edward y a mí nos indicó la habitación azul, la que habíamos usado cuando habíamos llenado de plumas la otra habitación durante nuestra luna de miel, nada más abrir aquella puerta, los recuerdos llenaron mi cabeza y la sorpresa me inundo al ver la cama restaurada pero no de forma perfecta, Esme seguramente lo había querido así para que recordásemos lo que había significado esa estancia, allí en la habitación sabiendo que Esme se había quedado con la niña enseñándole su cuarto, Edward y yo nos dejamos caer en aquella cama, seguía igual de blanda y perfumada, era la primera vez que estábamos allí desde que era una vampira, me moría de ganas por estar con Edward y recordar la noche en la cual lo seduci, en la cual concebimos a nuestra hija, en la cual él perdió el miedo y a cada segundo de la noche me hacía suya… todo era fabuloso; era de noche, el viaje había sido agotador para Renesme y Mike, la niña se quedó dormida en los brazos de Alice, la cual la acostó y Mike se marchó con Tania a su habitación, Esme y Carlisle se quedaron en el porche, Emmett y Rosalie se perdieron en la jungla, Alice y Jasper se fueron a la cala en la que deseaban nadar y Edward me agarro de la mano, me llevo de nuevo al cuarto, se quitó la ropa y la dejo caer en el suelo, luego salió por la puerta de cristal y se fue directo a la playa, yo me quede helada, eso me llevo al pasado, a la vez que él había hecho lo mismo dejándome unos minutos para que fuese humana en nuestra luna de miel, pero me dije que ya no lo era, ya no necesitaba esos minutos porque ahora estaba a iguales con él, reaccione y me quite toda la ropa, salí por la misma puerta y al llegar a la orilla allí estaba de nuevo de espalda, las olas pegaban contra su pecho, la luna se reflejaba en él, seguía siendo el ser más hermoso que había visto en mi vida, no lo seguí pensando y entre en el agua, estaba caliente, era relajante, llegue a su lado y le di la mano, él me miro y me dijo que me amaba, luego nos hundimos y fue una experiencia nueva, estaba con Edward, su cuerpo se unía al mío, lo sentía dentro de mí, todo era perfecto, no se el tiempo que estuvimos allí pero me saco del agua en sus brazos y me llevo a la cama, de nuevo allí estuvimos juntos, nuestra vida era perfecta, estuvimos toda la noche amándonos en silencio, pero apasionadamente, me encantaba aquella sensación, aquella habitación era mágica, todo en nuestra vida iba sobre ruedas, llevábamos solo unas horas en aquella isla y ya todos estábamos más relajados, allí no había visitas ni nadie que pronunciase con la boca llena lo de la REVOLUCIÓN contra los Volturis. Allí solo tocaba disfrutar.
    A la mañana siguiente fuimos con Renesme al arrecife de coral, ella estaba maravillada por ver todos aquellos colores en el fondo, se volvía loca cuando los pececitos nadaban a su alrededor y sobre todo disfrutaba viendo los saltos que daban los delfines. Mike también estaba alucinado al ver todo aquello, ponían cara de pensar que estaban en un sueño, supongo que yo puse la misma cara hacía tiempo, todo aquello era un paraíso para cualquiera.
    La primera semana fue muy rutinaria, casi todo era hacer turismo por la isla para que disfrutasen los que nunca habían estado allí, hicimos senderismo, escalada y toda clase de actividades posible; Mientras que Mike y mi niña caían rendidos por la noche, Edward y yo disfrutábamos de una segunda luna de miel.
    Llevábamos ya nueve días de vacaciones cuando mi suegra mando llamar a Kaure y a su marido para que nos trajesen comida y viniesen a limpiar la casa. Al llegar allí, el hombre no estaba tan rígido como la mujer, a ella se le notaba espantada, para que se sintiese más cómoda en la casa solo nos quedamos Edward, Esme, Carlisle, mi hija y yo. Esme y Carlisle los recibieron muy amablemente y les dieron una lista de lo que debían hacer. Al verme ella abrió ampliamente los ojos, dijo algo para ella misma que yo pude escuchar perfectamente, se lo repetí a Edward y me lo tradujo como: “su alma blanca ha sido corrompida por el demonio de sangre”, cuando lo escuche me eche a reír y le dije a mi marido con tono de dramatismo: “CORROMPE MI ALMA”, “HAZLO DE NUEVO”… Edward se quedó serio pero luego se rio junto a mí y dijo:
    -Bella es cierto que corrompí tu alma, pero quiero pensar que como te salve de la muerte y hemos traído al mundo un alma nueva, estoy perdonado.
    - Demonio de sangre, amor mío, tu no corrompiste mi alma, tú la salvaste, porque con lo torpe que era la hubiese destrozado nada más poner un pie en Forks.
    -Bella te lo tomas todo a broma… contigo no se puede.
    Termino la frase y me beso, de pronto Kaure grito, Edward me soltó y corrió hacia la habitación donde se encontraba, yo le seguí, al llegar Edward se quedó parado en posición de defensa, yo pasé por delante de él y agarre con fuerza a mi hija, justo cuando iba a salir, Carlisle llego, se puso por delante de Edward y hablo en la lengua de Kaure, la mujer seguía aterrada mientras que Carlisle le decía que viese el rubor de las mejillas de mi hija, que ella no era un demonio… el marido de Kaure entró en la habitación, agarro fuerte a su mujer y le dijo que era una niña, que si hubiese sido un demonio se le hubiese tirado al cuello y la hubiese desangrado como se creía en su tribu, Edward seguía rígido delante de nosotras, al final Carlisle le dijo que nos llevase fuera de la casa, le hicimos caso y salimos corriendo, él llevaba a la niña cogida y a mí de la mano, atravesamos la isla, cuando ya estábamos a punto de llegar a la playa paró en seco, me miro y me pregunto que si estaba aterrada, yo le dije que no pero que me explicase qué había pasado antes porque no entendía lo que decía nadie, él bajo a la niña y nos sentamos junto a un árbol:
    -Bella estuve a punto de matarla, debería haber estado a la escucha, en cuanto entro pensó mal de ti.
    -Pero amor, ¿en qué pensó?, ¿Por qué Carlisle le hablaba?,¿Qué le decía?...
    -Bella ella estaba aterrada al ver a nuestra hija, ella quería matarla, en su tribu corre la leyenda de que varios demonios infantiles, niños sin almas llegaron al poblado y sin fin fueron matando a todos y a cada uno de los habitantes.
    -¿quería matar a mi hija?
    - En un principio sí pero luego estaba confundida, ella podía ver rasgos humanos en Renesme, su respiración y las cosas no le cuadraban, en su cabeza estaba la imagen tuya de cuando eras humana, ella recordaba perfectamente tus ojos, los mismos que ha visto en la niña, y también ve mis rasgos en ella eso es lo que no le cuadra, como dos seres condenados podían procrear.

    -¿pero quería matarla?
    -Bella me estas escuchando, no dejes que esa idea te envuelva, no seas tan idiota como yo, porque si no hubiese llegado Carlisle no sé lo que hubiese hecho.
    - Edward pero esa mujer sabe la verdad.
    - No la sabe, ella cree en las leyendas de su tribu pero no tiene ninguna certeza, es más su marido no cree y por eso antes él le decía que no se dejase llevar por absurdas leyendas tontas.
    - Edward mi amor, corremos peligro.
    -No, no lo hacemos, pero estoy segura de que Esme no volverá a llamarlos para que trabajen aquí, y me da pena por el hombre, él es listo y hace bien su trabajo, piensa que mientras que trabaje bien y paguen mejor da igual a quien se sirva.
    -¿volvemos ya?
    -Sí, ellos ya se han marchado, Carlisle les ha dado una buena cantidad por las molestias. Ahora mismo Esme está pensando a gritos que desea que volvamos.
    De nuevo en la casa, ya estaba todo más tranquilo, se lo estuvimos contando a los demás y fue Mike quien dijo:
    -Esa mujer está loca. Hay humanos que son 1000 veces peor, además vosotros sois honestos, caritativos y buenos. Seguro que ella no lo es ni la mitad.
    -Ya muchacho, pero a esa mujer la han educado de una forma muy arcaica, y la verdad es que sus temores no son infundados.-le contesto Carlisle-
    -¿Me está diciendo que paso de verdad?,¿Qué unos niños masacraron a una tribu de indios? –Pregunto a Mike-
    - Mike no deberías preguntar esas cosas, cuanto menos sepas mejor. –Le dijo Tania-
    - ¡NO! Yo quiero saberlo, si voy a pertenecer a esta familia y algún día ser uno más debo conocer todo, el pasado, el presente y todo lo que venga.
    - Mike no empieces con ese tema… -dijo Tania muy enfadada-
    -Chicos ya está bien, Tania, Mike está aquí, y debe saber toda la verdad. –Contesto Carlisle-
    -Mira Mike hace muchos años, mientras yo estaba pasando mi época con los Volturis, en la tribu de Kaure se produjo una masacre, a algunos vampiros no les parecía ya suficientemente malo matar que para condenar más sus almas fecundaban mujeres humanas, cuando estas llegaban al final del embarazo, que te aclaro que no dura nueve meses, los niños mordían las entrañas de sus madres para salir, matándolas y convirtiéndose ellas en sus primeras víctimas, una vez un Vampiro demasiado cruel fecundo a nueve mujeres de la tribu de Kaure, las mujeres fueron expulsadas a la selva porque el chamán se dio cuenta de que el demonio las había condenado, cuando nacieron los niños, sus madres no les saciaron su sed y movidos por su sed atacaron el poblado, por eso la tribu de Kaure teme a los de nuestra especie. –Explico Carlisle-
    -¿Qué pasó con esos niños?-pregunto Mike.
    - Los Volturis se ocuparon de ellos, por eso cuando nació Renesme ellos estaban dispuestos acabar con ella. –Le contesto-
    - Pero Renesme no atacó a Bella, ¿Por qué esos niños mataron a sus madres? – Volvió a preguntar Mike-
    - Mi hija sí que me ataco, Edward fue quien abrió mi tripa para que ella saliese, pero ella al salir se abalanzo sobre mí y me mordió. –Le explique a Mike-
    -Y entonces ¿Por qué no moriste?
    - Todo estaba preparado para que Bella no muriese, aunque estuvo a punto, además Renesme no es venenosa. –Dijo Edward-
    Todos se quedaron callados, Mike cerró los ojos y dijo:
    -Esto es increíble, la gente de fuera vive en la sombra, pero para zanjar el tema tengo una última pregunta: ¿esos niños eran unos salvajes, porque Renesme no?
    -Yo nunca he sido salvaje y no me gusta que me compares con esos niños malos.-dijo mi hija-
    La niña no había abierto la boca hasta ahora, todos nos quedamos impresionados porque no pensábamos que se estuviese enterando de todo pero al parecer mi hija era más inteligente de lo que pensábamos.
    -Renesme mi amor, Mike no ha querido compararte a ti sino a la situación aún así es tonto por querer saber estas cosas.-dijo Tania-
    -Mike la niña no fue una salvaje gracias a su don, los nuestros y sobre todo porque estábamos preparados para saciar su sed.-dijo Rous-
    - De acuerdo, gracias por explicarme todo.
    Tania al ver que la conversación término salió corriendo a una velocidad que Mike ni con un coche la hubiese atrapado, él se quedó en la puerta y yo le toque el hombro, le dije que iría a hablar con ella y salí por la puerta.
    Corri en dirección Norte, justo encima de de una piedra Tania estaba sentada, me sente a su lado y le pregunte:
    - ¿En qué piensas?
    - En que no entiendo porque Mike esta tan interesado por nuestro mundo.
    - Es lógico, no es lo mismo convertirte y luego conociendo lo que es un vampiro a conocer antes todo y serlo luego.
    - Eso es otra cosa, que él quiere ser como yo.
    - Tania ¿Qué esperabas?
    - Yo no puedo hacer eso, él tiene a su familia, a sus amigos, una vida plena.
    - Y también envejece, se pone enfermo…
    - Bella quiere que lo transforme, le da igual todo lo demás, y anoche mismo me dijo que si no lo hacía buscaría a otra persona, refiriéndose a ti.
    - No, yo aún no puedo, aunque mi expediente este limpio, no creo que no matase a Mike, asique que se olvide de esa idea.
    - Yo lo he intentado persuadir con lo de su madre pero él me dice que te mire a ti, que tú no has perdido nada, al revés lo has ganado.
    - Tania es que tú lo ves como lo veía Edward, pero yo le entiendo, no ser como tu limita las cosas, y habiendo pasado por todo lo que está pasando, te aseguro que querrá saber lo que es cazar, lo que es correr, lo que es ser fuerte, y deseara con todas sus fuerzas unirse a ti para siempre.
    - Esa es otra, llevo tres días agotándolo porque por las noches él quería dar un paso más en nuestra relación.
    - Es normal, yo también lo hice, y para serte sincera Edward intento hacer conmigo lo mismo, “Voy a agotar a Bella, así ella no quiere sexo conmigo”.
    - ¿Y funciono?
    - ¿Tú que crees?
    - Si lo hubiese hecho Renesme no existiría. Sabes no me has animado con esto. Pero aunque él quiera yo no puedo hacer el amor con él, podría destrozarlo.
    - Edward no lo hizo conmigo, mira Tania yo no soy experta en este tema, yo era la humana en ese tiempo pero también te digo que todo se puede controlar, solo tienes que canalizar la energía.
    - ¿Sobre que la canalizo Edward, si puede saberse?
    - La primera vez mordió almohadas y el resto de las veces sobre el cabecero de la cama.
    - Y como quieres que me ponga a destrozar los muebles, Mike se aterrorizará.
    - Yo no me enteraba cuando Edward lo hacía.
    La conversación acabó, volvimos a casa y Edward me felicito por cómo había llevado la situación, él había estado a la escucha desde que salí de allí. Tania y Mike salieron a dar un paseo, ellos tenían mucho de que hablar.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  16.  
    Ainara

    Ainara Guest

    Me ha gustado un motón pero quiero mas capitulos si puede ser, el final a quedado un poco seco, bueno no esta mal. Saludos y besos desde España.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso