~Vettel Karma~

Tema en 'Novelas Terminadas' iniciado por AntoniA Rose, 11 Agosto 2009.

Cargando...
  1.  
    AntoniA Rose

    AntoniA Rose Usuario popular

    Aries
    Miembro desde:
    25 Septiembre 2007
    Mensajes:
    793
    Pluma de
    Escritora
    Re: [Original] ~Vettel Karma~

    *________________________* -Muere dos veces por leerla tan tarde.

    No sé si es mi imaginación o es un poco larga (*3* más para leer). No sé como le haces Heke pero tus escritos, a pesar de la extensión, son muy ligeros de leer, y si es meloso pero pero pero tenía que ser meloso ioi Mur-Mur es feliz y Alysa también y los neñios gemelos malvados conquistadores del mundo también.

    Sólo falta la de Katha =D
     
  2.  
    Elizabeth

    Elizabeth Usuario popular

    Libra
    Miembro desde:
    11 Enero 2008
    Mensajes:
    748
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    ~Vettel Karma~
    Total de capítulos:
    12
     
    Palabras:
    2548
    Re: [Original] ~Vettel Karma~

    No me gustó mucho, además prácticamente toda la idea es de Sango y yo solo la escribí. Siento la tardanza.

    Epílogo Vettel karma: Elizabeth Dunkelmeer.

    6 personas, por la mente de Elizabeth pasaban los rostros de las 6 personas muertas en menos de una semana. Cerró los ojos, no se encontraba bien y lo sabía, su cabeza no funcionaba correctamente.

    Una vez que llegó al último escalón se detuvo, a un lado estaba su habitación y, próxima a ella, la de Sebastian. Maldijo al ver que una parte de ella pensaba en entrar a la habitación de su hermano. Recordó cuando atravesó el cuerpo de su hermano con la espada, había cumplido lo que dijo: sólo ella podía dañar a su hermano. Le ardían los ojos; mierda, no iba a llorar, Elizabeth Dunkelmeer no lloraba.

    Necesitaba distraerse, salir de esa casa, dejar de ver las miradas de pena de sus familiares. Se vistió con lo primero que encontró en el armario y salió de la casa sin decir nada, con la mirada de su abuela fija en su nuca.

    No tardó mucho en llegar a su destino y, al ver la ligera sonrisa de quien la esperaba, dudó si había hecho bien.

    Pensé que nunca aceptarías comentó Isaac con su clásica sonrisa mientras le ofrecía un folleto a la Dunkelmeer Son las reglas del torneo, yo me encargaré de enseñarte.

    Vale, aunque el premio que dan tampoco es para tanto recriminó Beth, la verdad
    no esperaba ganar sólo quería distraerse un poco.

    A Isaac no le gustó mucho la respuesta, le extrañaba que la Dunkelmeer no hubiera dicho que ganaba él con eso. Después de todo Isaac Priest no daba la mano si no se llevaba la otra llena.

    Hagamos un trato, si ganas te diré algo muy importante propuso intentando motivar a la morena.

    Después de todo había apostado a que la Dunkelmeer iba a ganar y él nunca perdía, ni siquiera una apuesta.

    Ella se encogió de hombros intentando restarle importancia, aunque por dentro se preguntaba qué sería eso tan importante.
     
     
    ***
    Desde entonces Elizabeth pasaba la mayor parte del tiempo con Isaac, acción que no tardó en percibir la matriarca.

    La joven lo sabía, siempre que abandonaba la casa sentía la mirada de su abuela en la nuca y, si no era la de ella, la de su madre. No le daba importancia, ha decir verdad no se arrepentía de haber aceptado que Isaac la entrenara. Aprendía a manejar la moto -a pesar de saber repararlas no sabía montar muy bien en ellas-, descargaba cierta tensión conduciendo y, aunque no lo admitiera, sentía cierta curiosidad por lo que el joven fuera a decirle.

    Esto es todo, no puedo enseñarte nada más el chico supuso, por la cara de la Dunkelmeer, que esta no había escuchado nada de lo que había dicho Elizabeth recuerda que la gente hace trampas.

    La joven alzó la mirada.

    Ya lo sé, si no hicieran trampas no sería divertido y no digas que te preocupo, cuando gane descubriré porqué tanto empeño en que gane y me llevaré la mitad de lo que consigas respondió Elizabeth con una sonrisa arrogante.


    Isaac observó la figura de la chica alejarse en dirección a la casa Dunkelmeer mientras una sonrisa aparecía en sus labios. Beth había salido de su estado solo-hago-esto-porque-si para volver a ser la Beth competitiva que era.
     
    Había llegado el día de la carrera, el olor a gasolina y asfalto hacía que Elizabeth se sintiera ligeramente cómoda. Observó al resto de competidores, con solo mirarlos supuso que harían trampas. Sonrió, mejor para ella.

    Se colocó en su puesto de salida, no tardó mucho en distinguir a Isaac entre los observadores. Cuando éste se dio cuenta de que le observaba se movió ligeramente hacia un lado, como si intentara ocultar algo.

    Elizabeth miró al frente y bufó. Descubriría que tramaba pero primero iba a ganar esa carrera y a borrarles la sonrisa a los idiotas que la había mirado preguntándose que hacía una mujer compitiendo. La sonrisa de la Dunkelmeer aumentó, hacia tiempo que no humillaba a nadie y ¿Qué mejor que unos idiotas que la menospreciaban?

    Una vez dada la salida no pasó mucho tiempo antes de que la morena ya se colocara entre las primeras posiciones.

    Sin previo aviso, la motocicleta se balanceó provocando que la Dunkelmeer casi se cayera. Le habían golpeado por detrás cosa que sólo aumentó sus ganas de ganar. Se colocó justo delante de quien la había golpeado, impidiendo así que la adelantara.

    No tardó mucho en localizar a los tres que iban en cabeza, adelantándolos y dándoles algún que otro golpe, según Beth en defensa propia.
     
    Quedaban pocos metros para la línea de meta e iba segunda. Bufó molesta, el ir segunda la molestaba más que ir tercera. Miró por el retrovisor como, el que iba tercero, pensaba adelantar y llevarse por delante a quien encontrara. Elizabeth estaba segura de que si se chocaba con ella, la mandaría a volar por los aires.

    Un sonrisa apareció en su rostro. La recta final, la gente gritando, empujándose para ser los primeros en ver quién cruzaba la meta.

    Una sonrisa se formó en los labios de Isaac cuando Elizabeth se apartó del camino del que iba tercero, quien embistió al primero y se hizo más grande cuando esta cruzó la meta.

    Poco después la Dunkelmeer estaba siendo arrastrada hacia donde estaba su premio: una motocicleta. Beth sonreía ligeramente.

    Me pregunto a que se debe la sonrisa, dudo que sea por el premio comentó Isaac una vez que pudo acercarse a la morena.

    Claro que no es por el premio, esta motocicleta no superaría ni a un triciclo en un carrera la bruja puso mala cara cuando volvió a mirar su premio la sonrisa es por las caras de los demás competidores, son para fotografiarlas.

    Eres demasiado crítica, no está tan mal, hasta hay algunas que usaron para competir que están peor.

    Elizabeth lo miró de mala manera mientras se alejaban de la multitud, su mirada se dirigió a la motocicleta que él llevaba y a la que llevaba ella. Se preguntó si podría cambiar esa motocicleta por la de Isaac.

    No pienses que se me olvida, he ganado debes decirme que has obtenido tú con mi victoria además de esa cosa tan importante que tenías que decirme prácticamente la joven Dunkelmeer le ordenaba que lo hiciera, después de todo ella no pedía nada.
    Priest rió, se le acababa de ocurrir algo de eso estaba segura-

    ¿Te parece bien una carrera amistosa? Si ganas te diré y si pierdes me quedo con la motocicleta y exijo una respuesta, ¿entendido? preguntó intentando que su propuesta sonara lo mejor posible.

    La joven dudó, perder esa motocicleta no la importaba, pero le iba a ser difícil ganar con ella; además no tenía ni idea de a que se refería con eso de “exijo una respuesta”. Tras pensarlo, asintió con la cabeza.

    Para sorpresa de Elizabeth estaban bastante igualados, a pesar de eso Isaac la obligaba a tomar cierto camino cosa que no hizo más que aumentar su enfado. Apretó los dientes reprimiendo las ganas de gritarle.

    La meta es el parque que hay a la derecha.

    La joven no respondió, estaba enfadada y Priest lo sabía.
    Ambos llegaron a la vez a su destino.

    Pudiste mantener mi ritmo con esa motocicleta, no ésta nada mal Beth comentó el joven de cabellos aqua mientras saltaba la valla para entrar al parque.
    La chica imitó su acción.

    ¿Sabes una cosa? Eres más idiota de lo que pensaba, ¿por qué me dejas ganar? O mejor dicho ¿crees que necesito que mes des ventaja? Con una moto decente te ganaría así que no era necesario esa actuación de hace un momento dijo la Dunkelmeer, odiaba que la menospreciaran Visto que es un empate, es como si hubiéramos ganado los dos, quiero la mitad del premio y que digas eso tan importante, quédate con la motocicleta no la necesito.
     
    Isaac se mantuvo en silencio, caminando por el amplio parque, ignorando la voz de la Dunkelmeer que cada vez se tornaba más enojada.

    Andaba de espaldas a ella mientras sonreía, con tantas peleas había olvidado lo divertido que resultaba enfadar a la Dunkelmeer.

    Isaac Priest estas agotando mi paciencia, más bien ya la has agotado. Me voy, cuando decidas dejar de hacer el idiota y quieras responder me llamas tras decir eso dio media vuelta, estaba enfadada y los juegos del chico no la ayudaban a calmarse.

    El chico dejó de dar vueltas para acercarse a la Dunkelmeer y coger su brazo, deteniéndola. La respuesta había sido más favorable de lo que había esperado, no le había gritado, ni insultado ni, en el peor de los casos, golpeado.

    Con la apuesta obtengo el dinero de todos los que habían apostado por otro competidor, por suerte sólo yo aposté por ti.

    La joven le miró de reojo.

    Tienes una semana para darme la mitad, tienes suerte de que no te pida el 75% después de lo que acabas de hacer exigió Beth ante la sonrisa del chico También tienes que decirme eso tan importante y rápido, quiero irme a casa.

    Te quiero dijo Isaac a diferencia de lo habitual su rostro estaba serio.

    Ambos se quedaron en silencio, mirándose directamente a los ojos justo cuando la Dunkelmeer comenzó a reírse de forma descontrolada.

    Es el mejor chiste que has hecho en tu vida Priest, con eso casi desaparece mi enfado la chica se reía sujetándose el estómago ante la atenta mirada del joven.

    Sin previo aviso, Isaac tiró del brazo de la Dunkelmeer atrayéndola a él y posó sus labios los de ella en un repentino beso. Cuando se separaron el joven se quedó observándola con una sonrisa divertida, la Dunkelmeer tardó un poco en reaccionar.
    Isaac no consiguió esquivar el puño de la morena.

    Idiota, no hagas eso de forma tan repentina Elizabeth agradecía la oscuridad que les rodeaba, con suerte no percibiría el ligero sonrojo de su rostro.

    Eso dolió Beth, bueno me lo esperaba; ahora ¿serías tan amable de darme una respuesta? preguntó el joven a quien le dolía la cara del golpe.

    Una sonrisa apareció en los labios de la Dunkelmeer.

    ¿A qué pregunta? preguntó ella, sabía perfectamente cual era pero quería obligarle a decirla en voz alta, si él era maquiavélico ella también.

    Elizabeth Dunkelmeer ¿quieres ser mi novia?

    Beth lo observó durante unos instantes, parecía meditar su respuesta.

    Eso ha sido tremendamente cursi ¿no se te ocurría nada mejor?
    ¿Qué quieres que haga? El problema es tuyo por ser tan poco femenina y romántica respondió él, la chica le miraba de mala manera Espero la respuesta.

    El sonrió y ella sólo bufó antes de tomar aire para contestar.
     
     
    ¡¿Qué?! el grito de sorpresa que emitieron los Dunkelmeer no pudo ser mayor.

    Elizabeth juraría que el viejo edificio había retumbado aunque, para los presentes, no era para menos: no todos los días se descubría que Elizabeth Dunkelmeer e Isaac Priest pensaban casarse.

    En ese momento, Isaac hablaba con la matriarca y su hija mayor, quienes no parecía muy dispuestas ha aceptar dicho matrimonio. Mientras Elizabeth se lo comunicaba a sus primas, a su hermano y a Murtagh.

    Elizabeth debes estar loca, esas cosas se piensan sobretodo si la persona es Isaac Priest y ahí estaba Shamuel intentando que su hermana entrara en razón, no le hacía ninguna gracia lo que le acababa de contar.

    Shammy llevamos un año y medio saliendo, no es precipitado. Además yo no te dije nada cuando te casaste con Leelu con sólo un año de relación respondió ella, sabía que su hermano sólo la protegía pero ella sabía lo que hacía.

    Leelu, Alysa y Murtagh sólo miraban la discusión entre ambos hermanos, ninguno se atrevía a intervenir. En el fondo tanto ellos tres como Shamuel sabían que Isaac tenía mucho valor para intentar algo con la Dunkelmeer. Aunque, según Murtagh, ese chico o era idiota o deseaba morir.

    Pasaron varias horas hasta que Isaac salió del despacho con expresión seria que no tardó en cambiarse por una sonrisa.
     
     
     
    Poco después de la boda ambos se mudaron a una dúplex a una hora de la casa Dunkelmeer. Si la sorpresa de que ambos se iban a casar fue grande, la noticia de que Yatnia sería abuela fue aún mayor. Los dos pequeños gemelos fueron los primeros de los bisnietos de la matriarca.

    Un fuerte golpe sacó a Elizabeth de sus recuerdos quien se dirigió al salón.

    Su marido- sí, todavía le resultaba extraño decirlo- estaba sentado en el sofá jugando con sus dos hijos: Caín y Joan. Todo era demasiado pacífico, ya descubriría que habían hecho para estar tan tranquilos.

    Se dirigió a su despacho, cerrándola la puerta tras pasar. Una sonrisa se formó en sus labios al ver sobre su escritorio una fotografía tomada por Alyson McClain un día que fueron a las atracciones.

    La puerta no tardó en abrirse.

    ¿ Nos llevarás a nosotros al parque de atracciones? preguntó Joan mientras asomaba su pequeña cabeza al mismo tiempo que Caín.
    Esta bien, id a vestiros respondió la Dunkelmeer, sin duda era su familia: si se mostraban amables era porque querían algo a cambio.
     
  3.  
    Sango_extermina

    Sango_extermina Fanático

    Capricornio
    Miembro desde:
    23 Abril 2005
    Mensajes:
    1,231
    Pluma de
    Escritora
    Re: [Original] ~Vettel Karma~

    MadrA~ Ya te he dicho lo que me ha gustado de este epilogo~.

    Una Beth amable xD. Vaya! No se que pensar, si da miedo o ternura [?]. Pues, en fin, hemos logrado acabar Vettel! Ahora viene Vettel II -que creo aun no se decide el nombre-.
     
  4.  
    AntoniA Rose

    AntoniA Rose Usuario popular

    Aries
    Miembro desde:
    25 Septiembre 2007
    Mensajes:
    793
    Pluma de
    Escritora
    Re: [Original] ~Vettel Karma~

    *3* Nu, aun no tiene nombre Vettel 2.

    ¡Al fin todos los finales! Beth y su adorable familia (?). No sé porque creo que el más "normal" será Isaac. Si así viven separados, imagínense las tres familias juntas. Por cierto, nunca imaginé que Beth terminara en una carrera de motocicletas, en el futuro me imagino a ella y Murmur arreglando autos en la cochera.

    Muchas gracias por participar y seguir Vettel hasta su final. Dejaré lo poco que llevo en el grupo del colectivo, creo también será el mismo para la continuación.
     
  5.  
    Tsukihiki

    Tsukihiki Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    9 Septiembre 2008
    Mensajes:
    166
    Pluma de
    Re: [Original] ~Vettel Karma~

    Tan especial Murmur xDDDDD como si el no estuviera peor que Isaac con su relacion Alysa xDDDDD

    Por ciertoo quedo ruleoso el capitulo x3 Ame el BethxIsaac, su relacion es taaaan caramelito acido xD

    Y en cuanto a Vettel 2 yo opino q hay que tratar de hablar todas un dia por msn o que se yo y/o abrir una discusion en el grupo para que terminemos de planear la cosa x3
     
  6.  
    AntoniA Rose

    AntoniA Rose Usuario popular

    Aries
    Miembro desde:
    25 Septiembre 2007
    Mensajes:
    793
    Pluma de
    Escritora
    Re: [Original] ~Vettel Karma~

    Se cierra el colectivo

    ~~~~~~~~~~
    FIN...

    ?
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso