[Versión "beta"] Nuestros destinos se re-enlazan (Advanceshipping y otros)

Tema en 'Fanfics Abandonados Pokémon' iniciado por Steve Yops, 3 Agosto 2010.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
Cargando...
  1.  
    Rojo FireRed

    Rojo FireRed Orientador

    Acuario
    Miembro desde:
    12 Abril 2013
    Mensajes:
    1,500
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola Steve, aquí vengo yo después de un rato xD
    Guau.... Pobres May y Marina, dejaron de ser amigas de manera muy dramática, de verdad de que Dawn es una pesada de toneladas, ahí me quedé sin palabras, aunque me gustaría que se reconcilien, son un dúo dinámico en la extensión de la frase.
    Con Brock, ¡Al fin que tuvo suerte! Jeje, bastante agradable, me gustaría ver que pasará a continuación, tiene pintas de ser un romance bonito xDDD
    Ash y Drew, personalmente quiero que gane Ash, por que según yo, Drew es un auténtico idiota y egocéntrico, aunque no creo que se lleven más que un simple regaño, quería ver el combate, pero llegó Misty a fastidiar, menudo fiasco... xP
    Respecto a la directora, concuerdo con Liza xD, no digo nada al respecto por que se me adelantó y era lo mismo que pensaba yo... XDDD
    Lo técnico, no tengo nada que decir, ¡Es excelente! Nada de errores de gravedad, comas y acentos, nada del otro mundo ewe, espero el siguiente capítulo jeje
    Me despido, bye!
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    George Asai

    George Asai Maestro del moe

    Aries
    Miembro desde:
    15 Mayo 2011
    Mensajes:
    976
    Pluma de
    Escritor
    Ya leí el capítulo, vamos por partes.

    La trama se divide ahora en dos cosas, el problema de May contra la rivalidad de Ash, vamos con la primera, todo un mal entendido creado por Dawn, ella como personaje me encanta, verla de antagonista por acá se me hace raro, pero ese es su papel y motivos tiene. Espero que al final este Ash logre elegir sabiamente sus puntos de elección para no caer en un bad ending. Ese mal entendido de poner al interés romántico junto a la mejor amiga fue brillante, esta Dawn si usara ese conocimiento para mejorar como coordinadora en vez de hacer el mal sería mejor.

    May seguro encontrará la respuesta hablando, si aprecia a Marina entonces le tendrá paciencia y podrá arreglar el mal entendido.

    Ahora Ash, como te comenté tiene potencial de ser protagonista eroge, muchas chicas detrás de él y éste sin saber que chocolate comer. Pero su nivel de entrenador es muy bajo, se supone que debería ser de los más OP en la académia por su experiencia, pero no lo es. Necesita centrar su mente y usar a los pokémon más fuertes si quiere lograr su sueño, por más badass que sea con Pikachu era obvio que no iba a derrotar nunca a Torterra.

    El secreto no lo sé xD, lo descrubiré leyendo y la sanción, a lo mejor los hacen pasar tiempo juntos xDDD

    Este fue el comentario moe :33
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3. Threadmarks: Capítulo 20: Dilemas de amistad
     
    Steve Yops

    Steve Yops Usuario popular

    Acuario
    Miembro desde:
    16 Marzo 2010
    Mensajes:
    850
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    [Versión "beta"] Nuestros destinos se re-enlazan (Advanceshipping y otros)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    25
     
    Palabras:
    6640
    ¡Hola, hola, queridos amigos lectores! :D ¿Cómo va todo? Espero que de maravilla. Aquí les traigo el nuevo capítulo de esta historia, espero que se entretengan leyendo y me dejen un bonito comentario como siempre, jajajaja.

    *Redoble de tambores* Y aquí va:

    Capítulo 20: Dilemas de amistad

    May se dejó caer lentamente sobre uno de los sillones del vestíbulo, sintiendo como la angustia iba apareciendo en su corazón.
    Sus manos cubrieron su boca por unos instantes, y luego éstas fueron recorriendo el rostro de la chica hasta llegar a su cabeza, delatando la desesperación que sentía en ese momento.

    —¡No puede ser, no puede ser! —susurró la castaña.

    Un tanto lejos de ella, unas risitas fueron emitidas, seguidas de un choque de palmas… era como una especie de celebración. Las emisoras de dichos ruidos pasaron totalmente desapercibidas, tan sólo una que otra plantita se movió cuando ellas se fueron del lugar.

    Por su parte, May no era consciente de lo que sucedía a su alrededor. Esa pelea que tuvo con su amiga no se la esperaba para nada… mucho menos por cómo iban las cosas, al menos ella no había notado algún signo de que esto pasaría.

    —¡May! —exclamó una chica.

    Era Caty, quien venía corriendo hacia nuestra castaña preferida con Pichu en sus brazos.

    La ranger dejó a Pichu sobre las piernas de la chica, y aceleradamente le explicó que tenía que verse con Nicolette y se le había hecho tarde.
    La coordinadora de Hoenn tan sólo asintió y luego bajó la mirada. Pichu, que notaba rara a su entrenadora, le tocó el hombro.

    La castaña levantó su cabeza, y el ratoncito aprovechó para lamerle la mejilla con dulzura, logrando sacarle una sonrisa a su dueña.

    —¡Es bueno contar con tu compañía, pequeñito! —exclamó la chica de ojos zafiro, abrazando a su pequeño pokémon.

    ————————————————————————————————————————

    En esos momentos, la directora Helen se encontraba mirando fijamente a “los chicos problema”, denominados así por Misty por razones que todos conocemos…

    —Son libres, bromistas, fue todo por hoy… —anunció la dirigente de la Poké-academia.
    —¡Hurra! —exclamaron ellos.

    Sin pensarlo dos veces, los tres infantes se levantaron de sus asientos y se fueron corriendo a la salida de la oficina.

    —¡Suerte, Ash! Esperamos que salgas con vida de aquí… —dijo el pequeño Balance, antes de irse.
    —¿Qué…? —dijo Ash un tanto confundido.

    Pero luego de eso la puerta fue cerrada sin que el joven Ketchum pudiera obtener alguna respuesta.

    En la oficina quedaron solamente Ash, Drew, Misty y la directora. Sobraba decir que la tensión era muy evidente con tan sólo respirar el aire de ahí adentro.
    La directora Helen, con una mirada juzgadora hacia los “chicos problema”, se sentó lentamente y empezó a jugar con un lapicero que tenía entre sus manos.

    —La escucho, señorita Misty…
    —Resulta, señora directora, que estos jóvenes encantadores tuvieron la brillante idea de tener una batalla de nuevo —dijo Misty con un tono bastante sarcástico.
    —¿¡Cómo!? —La directora se exaltó y se levantó de su silla rápidamente, intimidando a Ash y Drew—. ¿Pero qué tienen en sus cabezas?, ¿acaso no les bastó con la vez anterior?, ¿quieren que alguno termine en el hospital o de qué se trata?

    “La vez anterior”. Sólo eso bastó para que ellos entendieran que la directora estaba al tanto del asunto… y era lógico. Por cómo le había dicho Misty las cosas, era muy probable que ella ya le hubiera hablado de eso el día en que ocurrió el incidente en medio de la batalla.

    Ash y Drew tragaron saliva de los nervios. La directora se veía indignadísima, y eso sólo significaba una cosa: problemas graves.

    —Jóvenes, ¿ustedes nunca han escuchado el dicho de “hacer el amor y no la guerra”?
    —Emmm… —dijeron el par de estudiantes algo incómodos.
    —¡Shh! No respondan… —los interrumpió la directora.

    La dirigente de la academia se acercó a un estante y sacó un gran pliego de papel craft.
    Luego, miró al par de alumnos y les lanzó el pliego de papel mientras los miraba con descontento. Por su parte, Ash y Drew atraparon el papel con algo de torpeza, producto de los nervios.

    —Quiero que después de la cena hagan una exposición sobre la importancia de la amistad frente a toda la Poké-academia... para que todos, sobretodo ustedes, tomen conciencia de la buena convivencia.
    —¿De la amistad?, ¿¡con él!? —exclamaron el par de chicos señalándose el uno al otro con desprecio.
    —Así como lo oyen, señores… ¡A trabajar! —La directora pegó un par de aplausos para indicarles a los estudiantes que debían salir de su oficina.

    Ash y Drew se miraron con cierto repudio mutuo y salieron de la habitación de mala gana, siendo seguidos por una resignada Misty mientras que la dirigente de la Poké-academia esperaba que salieran, para luego tirarse sobre su asiento bastante agotada.

    ————————————————————————————————————————

    Mientras tanto, en la habitación 21D…

    —¡Wuuju!

    La coordinadora de cabellos azules pegó un salto de su cama con una notable sonrisa en su rostro…

    —¡Ahhh! —exclamó ella—. Hace tiempo que no sentía esa satisfacción plena… ¡todo salió súper!

    Lyra, luego de brincar de su cama también, se acercó a su amiga con un semblante de admiración.

    —¡Estuvo increíble, Dane! —afirmó la entrenadora de Johto—. Con esto te desquitaste de las dos de una vez.
    —Lo sé… ¿verdad que estuvimos fabulosas?

    Las chicas pegaron un grito de celebración y comenzaron a brincar en el suelo para celebrar como si fueran un par de niñas en una fiesta de cumpleaños a punto de romper una piñata.
    Seguido de eso, Brianna entró a la habitación, y cuando vio a sus amigas muy contentas, supuso que estaba ocurriendo.

    —¡Chicas!, ¿cómo salió todo? —preguntó la chica de capul.
    —Observa… —La joven de ojos lapislázuli intercambió una mirada con Lyra, y posteriormente adoptó una pose super dramática—. ¡Ma-ma-Marina! ¡Escúchame, amiga!
    —¡Oh! Ya basta, May. Tú, yo, nosotras… ya no somos amigas —dijo Lyra con una pose igual de sobreactuada.
    —¡Uhh! Debió haber sido duro… —comentó Brianna.
    —Es que hubieras visto su cara —dijo Dawn entre risas—, irónicamente había dicho que su ex-amiguita se iba a quedar congelada… ¡y la congelada resultó ser ella!
    —Wow… —dijo Brianna con algo de desánimo.

    Dawn notó el desgano del último comentario de su compañera de habitación. Por un breve momento, la gran sonrisa que tenía en su rostro se esfumó, y se fue acercando lentamente a la chica de capul…

    —¿Y ese “wow”? No me digas que estás sintiendo lástima por esas dos…
    —¿Q-qué? ¡No, Dawn! —respondió la coordinadora de Isla Crisantemo rápidamente—, ¿de dónde sacas eso?
    —Oye, Brianna, ¿y por qué Ash y Drew estaban combatiendo? —preguntó Lyra—, la última vez que lucharon fue cuando Ash terminó en la enfermería, ¿no?

    Brianna comenzó a balbucear mientras pensaba en alguna respuesta inteligente, tomando en cuenta la pose juzgadora en que se encontraba la coordinadora de Sinnoh en esos momentos.

    —¡Ohh! Ya saben… —dijo al fin—. Ellos dos no se llevan muy bien así que querían seguir con aquel inconcluso combate…
    —Ajá… ¿pero por qué estaban peleando la otra vez? —cuestionó la chica de ojos lapislázuli.

    Brianna, resignada, suspiró.

    —¿Quieres saber la verdad?

    Dawn asintió, a lo que Brianna suspiró resignada.

    —Ese día Drew se le declaró a May frente a todos, y entonces llegó Ash furioso diciéndole “¡May no quiere nada contigo!”. Drew se enojó y decidieron tener una batalla —explicó la chica de capul.

    Dawn comenzó a reír sarcásticamente, pero al ver que Brianna se mantenía muy seria, comenzó a detener su risa con algo de incomodidad.

    —Espera… ¿entonces no es una broma de pésimo gusto? —preguntó la coordinadora de Sinnoh.

    Brianna negó con la cabeza. Dawn, por su parte, asintió un tanto mosqueada y luego dijo:

    —Ok… igual no está nada dicho aún, y tarde o temprano Ash volverá a ser mío.
    —¿¡Qué!? —exclamaron Lyra y Brianna—. ¿¡Y es qué piensas volver con él!?
    —¡Claro!, ¿por qué se extrañan tanto?
    —Bueno, yo pensé que luego de la forma tan fea en la que te botó… —dijo Lyra.
    —Pero aún nos quedan varios meses aquí, y tengan por seguro que haré todo lo que esté a mi alcance para enamorarlo… ¡sea como sea! —afirmó decidida la coordinadora de cabellos azulinos.

    ————————————————————————————————————————

    Mientras tanto, Marina iba en dirección a la sala telefónica, tratando de contener las lágrimas que caían por sus ojos y de normalizar su respiración. ¿Por qué iba para allá? Pues resulta que su más reciente momento, sumados a los vividos en los días anteriores la han llevado a tomar una decisión…

    Paralelamente, un alegre Vincent acababa de salir de dicha sala mientras silbaba una alegre canción, pero frenó en seco al ver el estado de Marina.

    —¡Marina! —exclamó el castaño, aterrado—, ¿qué ha pasado, princesa?
    —¡Ugh! —gruñó ésta—. ¡déjame sola, Vincent!
    —¿Pero cómo me pides eso?, ¡sólo mírate!

    La ídolo pokémon se quedó mirando al chico con peinado de cresta por un momento. Ha tenido que pasar por varias situaciones incómodas, y ya no sabía que pensar.

    —Escucha, Marinita —dijo el castaño—: Yo sé que en este momento debes estarme odiando por el rollo de las fotos… es sólo que de verdad me gustas mucho y tenía celos de Jimmy, y créeme que lo último que quería era hacerte daño. ¡Me duele verte así! Y de verdad, haría cualquier cosa por verte sonreír.

    >>Por favor, déjame acompañarte hasta que llegue May o alguna de tus amigas, pero no me pidas que te deje sola, porque no puedo hacerlo en el estado en que estás.

    Los ojos de Marina se aguaron ante las palabras de Vincent. Se encontraba súper sensible en esos momentos, y de una u otra forma, pudo ver estelas de sinceridad saliendo de los ojos del chico; y tenía bases firmes para estar segura, puesto que lo conoce de toda la vida…

    —N-no te preocupes, Vincent, y gracias… Pero debo hacer una llamada urgente.
    —¿Ocurrió algo?
    —Sí, y ya no aguanto más. Quiero llamar a mamá y decirle que me voy de la Poké-academia.
    —¿¡Qué qué!? —gritó Vincent atónito—. ¿¡Pero qué onda con esa decisión tan fea!?
    —¡Estoy agotada…!
    —¡Pues no, señora! Debe haber otra solución, tú vienes conmigo —dijo tomándola de la mano y llevándosela arrastrando de los pies.
    —¡No, Vincent…! —exclamó Marina en tono de perezoso berrinche—. ¡No quiero, no quiero…!
    —Eso dices ahora, pero ya verás después que ibas a hacer algo bien chungo…

    ————————————————————————————————————————

    En tanto, Nicolette estaba en la biblioteca de la Poké-academia, pero no haciendo tarea precisamente.

    La chica de cabellos revueltos aún tenía mucha intriga por el pokémon que había visto, y dado que aparentemente todos desconocían de lo que estaban hablando, ella decidió investigar por su propia cuenta acerca de la criatura.
    Para eso, la ranger se puso a revisar minuciosamente la sección de mitología y mística pokémon:

    —¡Hmmm! Veamos: Pokémon Variocolor, Espejismos Pokémon, Leyendas Dormidas… —La estudiante ranger ojeaba y ojeaba libros, pero ninguno le convencía del todo— Bueno, creo que llevaré este de “Misterios Pokémon”.

    Luego de tomar el mencionado libro, la chica se dispuso a dirigirse a una mesa, pero en el camino vio a alguien conocido, así que silenciosamente se sentó frente al susodicho…

    —¡Bú! —exclamó ella.
    —¡Ahh! —El chico pegó un salto del susto y casi llega a caerse de la silla por mera torpeza— Oh, Nicolette, me asustaste.
    —¿Qué hay, Timmy? —saludó Nicolette—. Veo que estás ocupado…

    En efecto, Timmy estaba rodeado de dos grandes montañas de libros, carpetas, folletos, recortes, entre otras cosas escolares.

    —Sí, esto es todo lo que tengo de tarea…
    —¿A los coordinadores les dejan todo este trabajo? —preguntó la estudiante ranger, atónita.
    —¡Oh, no! —aclaró Timmy rápidamente—. Esto en realidad es sólo para mí…

    >>Desde que era pequeño, mi mamá me tiene acostumbrado a hacer tarea de matemáticas, de ciencias y todas esas cosas porque no quería que me relacionara con los pokémon de alguna forma.

    >>Y hace un tiempo atrás, accedió a dejarme a participar en los concursos, pero con la condición que no dejara los estudios de lado, y eso mismo me impuso para dejarme venir a la Poké-academia.

    —Vaya… —dijo Nicolette un tanto impresionada—, te ha tocado sudar para poder seguir tus sueños, ¿no?
    —Sí, aunque todos tienen sus propias historias con sus carreras soñadas, ¿no?

    Nicolette asintió enternecida. Esa frase le recordó a aquellos días en su hogar…

    —Sí, en mi caso era yo la que ponía los obstáculos. Mis padres me decían que si quería salir de viaje, ellos me apoyarían en todo; pero a mí me resultaba tan difícil salir de mi casa… no sé, me daba nostalgia. Pero entonces conocí a May y ella me dio el valor para perseguir mis sueños, y curiosamente, me di cuenta que lo mío era ser ranger, porque antes de esto quería ser coordinadora...
    —¡Wow! —exclamó Timmy—. Pues si algún día te animas a participar en un concurso y necesitas algún asesoramiento, puedes contar conmigo…

    Nicolette sonrió grandemente al escuchar las palabras de Timmy, y le respondió con un suave y sincero “gracias”.

    En esos momentos, Caty llegó corriendo hacia la ranger de cabellos revueltos mientras gritaba su nombre, pero se detuvo rápidamente…

    —¡Oh! Veo que interrumpí algo… ¡Disculpen! —Y sin decir más, Caty se fue en un dos por tres de la biblioteca.
    —¿¡A qué te refieres con interrumpir!? —gritó Nicolette notablemente ruborizada.
    —¡Shh! —la calló la bibliotecaria que pasaba cerca de la ranger.

    Nicolette se disculpó con la bibliotecaria. Luego, volteó a mirar a Timmy y no pudo evitar sentirse aún más avergonzada, y no era la única. El comentario de Caty también había hecho sonrojar a Timmy… y a decir verdad ninguno sabía muy bien el por qué, debido a que no se les había ocurrido eso ni de broma.

    —D-disculpa, Timmy. Caty venía a ayudarme con una investigación, pero bueno… se fue insinuando “cosas”.
    —N-no hay lío. Y… ¿qué investigación? —preguntó el coordinador de Verdanturf para cambiar de tema.
    —¡Oh! Bueno, confiaré en ti… porque esto es secreto, ¿de acuerdo?

    Timmy asintió con un semblante tranquilo.

    —Hace unos días nos llevaron a un lugar llamado “La Cueva Frondosa”. Es hermosísima, por dentro está llena de vegetación y tiene una cascada, y nadie sabe de su existencia. Pero lo que me llamó la atención fue que un día vi una silueta brillante y flotante… era como un pokémon misterioso, pero cuando me acerqué a él, desapareció.
    —¡Hmmm! Interesante… —afirmó Timmy—. Entonces, ¿estás buscando información en algún libro de mística pokémon?

    Nicolette le mostró el libro que escogió, pero Timmy no se vio muy convencido que digamos.

    —Nicolette, ese libro lo único que tiene es un listado de pokémon enigmáticos, pero es bastante general… Si quieres llegar a la respuesta, tienes que ser más precisa.
    —¿Y entonces qué debo hacer? —preguntó Nicolette.
    —Pues yo me manejo en este asunto de las bibliotecas, así que te puedo echar una mano si quieres.
    —¡Sería fantástico, Timmy!
    —Genial —comentó el coordinador de Verdanturf con una sonrisa—, pero tendrás que esperar a que termine mi laaarga tarea…
    —¡Yo te echo una mano con geografía! Para que el señorito vea que yo también sé algo… —dijo Nicolette entre risas tomando uno de los tantos cuadernos.

    Para la ranger, su año académico en el Tec-pokémon durante la niñez le había servido para adquirir algunos conocimientos, por lo que no le era muy difícil ayudarle a Timmy a aflojar un poco su carga escolar.

    ————————————————————————————————————————

    —…y entonces May me dijo que no había hablado con nadie más, y con eso confirmé que ella me estaba ocultando algo —dijo Marina.

    La ídolo pokémon en esos momentos se encontraba en el restaurante, bebiendo una botella de leche Mu-mu en compañía de Vincent.

    —Ouch… pero, ¿quién te mandó los avioncitos de papel?
    —No tengo idea, pero la verdad no importa, al fin y al cabo esa persona terminó teniendo razón con sus advertencias…

    Terminada esa frase, Marina se mandó lo que le quedaba de leche al seco, colocando con relajada rudeza la botella sobre la mesa. Ante eso, Vincent silbó asombrado.

    —Voy a traer más leche…
    —¡De acuerdo!

    Vincent se levantó de su asiento y se dirigió al mostrador para comprar más de la deliciosa bebida láctea. Paralelamente, Jimmy se asomó por la entrada del restaurante, y miró a todos lados, hasta que encontró a la persona que estaba buscando y sonrió.

    —¿Puedo sentarme? —preguntó Jimmy haciendo su aparición.

    Marina, al reconocer esa voz, miró hacia arriba con seriedad y se encontró con el entrenador del largo flequillo.

    —Ah, hola, Jimmy…

    El entrenador de pueblo Primavera notó inmediatamente la actitud fría de Marina. No obstante, tan sólo supuso que estaba desanimada por su pleito, por lo que pasó eso por alto y se sentó frente a ella.

    —Quiero decirte algo.
    —De acuerdo…

    El entrenador apellidado Goldenstone tomó las manos de Marina, y la miró fijamente a los ojos con un aire conmovido.

    —Marina, quisiera pedirte perdón por haber sido tan indiferente contigo en estos días. Siendo sincero, me dolió un poco cuando me dijiste que no volviéramos a hablar, pero en verdad te extraño. Eres la chica más especial que conozco, y de verdad no quiero que nos alejemos… ¿qué dices?

    Marina entrecerró sus ojos con indignación ante las palabras de Jimmy. Inspiró aire con rabia, y se soltó bruscamente de las manos del chico.
    A continuación, se levantó de su asiento y le dijo:

    —¿No te da remordimiento todo lo que haces? —cuestionó la coordinadora de Johto—. Digo, ¿a cuántas chicas le dices lo mismo, Jimmy Goldenstone?
    —¿Qué? —preguntó Jimmy sin entender.
    —Te vi con May hace un rato… ¡abrazándose y burlándose de mí! —le reveló la joven de cabello cerúleo—. Pero yo ya lo sé todo, y los secretitos se terminaron…

    Jimmy, captando a la perfección lo que pudo haber ocurrido, se llevó la mano en la frente con frustración.

    —Marina, no es lo que estás pensando…
    —No quiero escucharte más, Jimmy.

    El joven Goldenstone abrió sus ojos grandemente de la impresión al escuchar aquellas palabras tan serias provenientes de su amiga de la infancia. Pero Marina, por su parte, estaba de pie y con los brazos cruzados, mientras sus ojos reflejaban una determinación producto de un corazón roto.
    Finalmente, Jimmy decidió no protestar, y se fue cabizbajo del lugar, mientras que Marina lo seguía con la mirada mientras negaba con la cabeza, reflejando toda su decepción.

    Paralelamente, Vincent estaba comprando las botellas de leches Mu-mu, y al darse vuelta, casi se cae de espaldas al ver a Marina con Jimmy.

    —¿Y éste qué cosas se trae ahora?

    Sin embargo, se sintió algo más relajado al ver que el entrenador de largo flequillo se estaba alejando de su admirada chica, aunque aún tenía intriga de saber qué hacía con ella, por lo que dio un paso en adelante, pero una mano en su hombro lo detuvo…

    —¡Qué hay, Vincent! —exclamó Lyra.
    —Oh, Lyra… estoy ocupado ahora.
    —¡Shh! —La joven de ojos marrones pasó su dedo de manera exagerada sobre la boca del chico para callarlo— ¡Te tengo buenas noticias!
    —¿Ah, enserio? Pues suéltalas…
    —¡Gracias a Dane la pelea de Jimmy y Marina será definitiva!

    Vincent sintió muchísima incertidumbre al escuchar aquella frase…

    —¿C-cómo?
    —¡Sí! No sé si Marina ya te contó lo de la pelea con May y blah blah…
    —Sí —afirmó Vincent—, me dijo que le llegaron unos avioncitos de papel y…
    —¡Los mensajes en esos aviones los escribimos nosotras! —reveló Lyra—. En realidad no hay nada entre May y Jimmy…
    —¿¡Qué!? —exclamó Vincent impactado—. ¿Entonces es todo una farsa?
    —¡Exacto!
    —P-pero eso es terrible, Marina está muy mal…
    —¡Entonces aprovecha de consolarla! —sugirió la entrenadora de sombrero—. Esta oportunidad no se da todos los días Vincent, aprovéchala.

    Lyra le dio unas palmaditas en la espalda al castaño entrenador, y luego salió súper relajada del restaurante, como si nada hubiese pasado.
    Vincent, por su parte, quedó sintiendo cierta incomodidad. De alguna manera, el dato que le revelaron no le gustó mucho que digamos…

    —¡Oye, Vincent! —exclamó Marina, ya sentada nuevamente—. ¡Ven! Ya quiero tomar más leche Mu-mu.
    —¡…claro, Marinita! —respondió el castaño entrenador con esfuerzo.

    ————————————————————————————————————————

    Mientras tanto, Pichu se encontraba acostado sobre las piernas de su entrenadora, mientras ésta le acariciaba suave y continuamente la cabeza. No obstante, la chica tenía su mente en otra cosa, siendo delatada por su mirada.

    Unos cuántos segundos más tarde, llegó Jimmy con semblante de derrota y se acercó a May.

    —May, fui a hablar con Marina y…
    —…te rechazó porque piensa que entre tú y yo hay algo —completó la frase la castaña.
    —Oh, ya sabes tú también.

    May asintió con aires de melancolía.

    —Hace un rato atrás, Marina empezó a hacerme una serie de preguntas, y luego me dijo que nos vio abrazándonos y toda la cosa, y dijo que no quería ser más mi amiga —se lamentó la coordinadora de ojos zafiro—. Nunca la había visto tan dolida, es que… ni siquiera me dejó explicarle nada.
    —Pero, ¿no viste si te siguió o algo al salir del restaurante?
    —¡Ya ni estoy segura! —exclamó la castaña, encogiéndose de hombros—. Yo le había encargado cuidar de Pichu, y no se mostró muy curiosa cuando me fui…

    Ante eso, Jimmy quedó pensativo. Quizá todo esto era mucha coincidencia… demasiada para su gusto. ¿Acaso podría haber algo turbio detrás de todo eso?

    —¿Y si hay algo que ni tú ni yo sabemos? —cuestionó Jimmy—. Porque si se enojó contigo, es obvio que no le habías contado nada, y Marina no es de las que llega y dice “Estoy aburrida, voy a seguir a May a donde quiera que haya ido, aunque me haya dicho que ya regresaba…”
    —¿Pero quién le hubiera dicho algo? Sólo tú, yo y Ash sabemos, y dudo mucho que Ash haya ido con el chisme…

    El joven apellidado Goldenstone guardó silencio. La verdad no tenía respuesta a esa pregunta, pero un “no sé qué” le decía que algo externo pudo haber influido en la situación.

    (…)


    Un par de horas más tarde, la campana sonó para indicar que era hora de la cena.

    May Balance, acompañada de su Pichu, fue con un tanto de desgano, algo completamente inusual, ya que la chica era la segunda persona de toda la Poké-academia en tener más apetito, siendo el primero el joven Ash Ketchum, por supuesto.

    La castaña miró de un lado a otro, y vio a Marina en una mesa cerca de la ventana, leyendo una revista.

    —¿…está ocupado? —preguntó la castaña tímidamente.
    —Ajá… —contestó Marina totalmente indiferente, sin despegar la mirada de la revista.

    La coordinadora de Hoenn miró hacia el suelo bastante desanimada, aunque esta emoción cambió rápidamente al escuchar un “¡con permisito!” de cierta voz, para luego ver a un joven castaño con un peinado similar a una cresta pasar por el lado de ella, para luego sentarse frente a la coordinadora de Johto.

    —…no estás hablando en serio —dijo May levemente indignada.
    —¿Hmm? —cuestionó Marina, volteando a ver a la castaña.
    —¡Estás sentada con Vincent después de todo lo que pasó!
    —¿Y quién eres tú para decirme con quién debo sentarme…?
    —¡Marina…! —alegó May, impresionada.
    —Suficiente, May —dijo Marina—. Puede que Vincent haya cometido varios errores, pero no estuvo jugándome sucio a mis espaldas como otras personas… ¿verdad, Vincent?

    En ese momento, el entrenador castaño de pueblo Primavera estaba silbando mientras miraba a todos lados con nervios, hasta que escuchó la pregunta de la muchacha de cabellos cerúleos.

    —¡Oh! Este... sí, claro, lo que tú digas —dijo el joven Vincent, que no había seguido el hilo de la conversación para evitar problemas con la castaña.
    —¡Ah! Entonces dale las gracias… —contestó May sintiendo más indignación.
    —Ya lo hice —afirmó la chica de cabello cerúleo—. Y no tengo ganas de discutir contigo, así que si no quieres que pida cambio de habitación, déjame tranquila. ¿De acuerdo?

    May sintió un nudo en la garganta al escuchar la advertencia de la joven Kristalli, no podía estar hablando en serio…

    —¿…qué?
    —No creo que necesites que te lo repita, así que no me molestes más —Tras eso, Marina volvió la mirada a su revista sin darle chance de responder a su “ex-amiga”.

    May suspiró con tristeza y se fue a sentar a la mesa de al lado, dejando a una aturdida Marina y a un incómodo Vincent.
    La joven Balance apoyó la cabeza con sus manos mientras empezaba a sentir como la tristeza se apoderaba de ella, mientras que su pequeño acompañante eléctrico la miraba con pesar.

    —Pichu Pi… —susurró Pichu, sacudiéndole el brazo.
    —¡Oh! Pero miren que tenemos aquí… —gritó una voz a lo lejos.

    Y oficialmente, se juntó el hambre con la necesidad.
    Como si no hubiera suficiente lío, las chicas de la 21D hicieron su aparición, parándose en medio de las mesas en las que May y Marina estaban sentadas.
    La frase anterior, fue pronunciada por Dawn Berlitz con un muy notable aire de satisfacción.

    —¡Chicas!, ¿ustedes ven lo mismo que yo? —preguntó Dawn con cierto tono sobreactuado.
    —¡Ay, por Dios! May y Marina no están sentadas juntas… —dijo Lyra en el mismo tono.
    —Uy, uy, uy… ¿pero qué pudo haber pasado? —añadió Brianna.
    —Quizá se pelearon… —dijo Lyra.
    —¡Pues hasta lógico! —afirmó la coordinadora de Sinnoh—. Digo, las dos son tan insoportables, que de seguro ya no se aguantaban la una a la otra.

    El trío de chicas soltaron una risotada burlona y luego se fueron caminando hacia su propia mesa, cada una con su propia expresión de triunfo.
    May trató de ignorarlas lo máximo posible, pero de una u otra manera, las burlas de las de la 21D lograron desanimarla más.
    Marina por su parte, estaba muy molesta…

    —¡Uy, Vincent, no las soporto! —alegó Marina.
    —¡T-tranquila te ves más bonita! —dijo Vincent, tratando de mantener la calma—. Mejor vamos a hacer la fila, ¿te parece?

    Marina expiró aire para relajarse y asintió, para luego ir a hacer la fila.
    Poco a poco, más gente se unió a la fila para recibir sus bandejas de comida, y en menos de media hora ya estaban todos comiendo. En el transcurso, Nicolette se sentó con May, notando que Marina no estaba con ella, por lo que la castaña la puso al tanto de las cosas.

    Cuando ya casi todos terminaron de comer, Ash y Drew se pararon de sus asientos, tomaron el papelógrafo, y se pararon sobre una mesa, extendiendo el pliego de papel.

    —¡Su atención, por favor! —exclamó Ash, golpeando suavemente un vaso con una cuchara para llamar la atención de sus compañeros.
    —“¡Su atención, por favor!” —dijo Drew, imitando a su compañero con desprecio.

    Ash volteó a mirar con odio puro al coordinador, y sintió un profundo deseo de golpearlo con la cuchara, pero inspiró aire profundamente para mantener la calma.

    Finalmente, el entrenador con “z” en las mejillas miró a todos sus alrededores, para darse cuenta que ya todos lo observaban en silencio.
    El joven Ash Ketchum se aclaró la garganta y luego señaló al cartel.

    —Compañeros, Drew De Larousse y yo quisiéramos hablarles de algo muy importante: la amistad.

    Drew no pudo evitar lanzar un sonido de fastidio al escuchar aquellas palabras por parte del azabache. No es que no le gustara del tema, pero justo la persona con la que tenía que dirigir la charla no era precisamente su mejor amigo…

    —¿Qué cosa? —comentó May en voz baja.
    —Esto no es cierto… —musitó Dawn atónita.
    —Todos deben saber de lo que hablamos —continuó el azabache—, los amigos son aquellas personas que nos apoyan en todo momento, en las buenas y en las malas, aquellos que nos aceptan tal cual somos y siempre nos tienden una mano.

    >>Y así como nuestros amigos humanos, están los pokémon. Ellos también son nuestros amigos, pues cuando nosotros no creamos en nosotros mismos, allí estarán ellos para hacernos espabilar y recuperar el ánimo.

    Todos reaccionaron de manera positiva frente al discurso de Ash, aunque esperaban algo más, porque se quedaron en silencio rápidamente y volvieron a mirar al par de chicos.
    Ash volteó a mirar al coordinador de ojos verdes y le propinó un codazo para indicarle que él debía hablar.

    —¡Auch! Ten más cuidado, baboso… —alegó Drew.

    Ash, con cierta desesperación, le señaló con la mirada al resto de la gente que miraba expectante. Ante eso, el joven Drew reaccionó.

    —Oh, claro —dijo él—. Un amigo verdadero siempre estará para ti, y nunca te defraudará, o al menos no a propósito… porque recuerden que los humanos cometemos errores, pero ya verán, si la amistad es real, esos conflictos no serán capaces de distanciarlos por mucho tiempo.

    >>Así que, ánimo todos, que si están peleados con algún amigo… “la amistad supera las circunstancias”.

    Concluyendo con esa inspiradora frase, Drew hizo su típico movimiento de flequillo, mientras el azabache alzó el dedo pulgar con una cálida sonrisa.

    El resto de la Poké-academia, respondió con un alegre aplauso. A decir verdad nadie se lo esperaba, pero sin duda, fueron de esas sorpresas positivas.

    Ash y Drew miraban felices a sus compañeros, aunque ambos se percataron que entre toda la multitud, estaba una triste castaña que no aplaudía, al igual que una coordinadora de cabello cerúleo… ambas en distintas mesas.

    May, por su parte, sintió una tremenda nostalgia y volteó a ver a Marina, pero ésta no le devolvió el gesto ni por accidente.

    —Oye, ¿acaso ves lo mismo que yo? —preguntó Ash un poco preocupado.
    —Eso creo…
    —¿Será que May y Marina se pelearon?
    —Así parece —afirmó Drew sonriendo levemente.

    El par de chicos se quedaron pegados observando al par de chicas. Ese detalle les había llamado la atención, aunque generó un efecto distinto para cada uno.

    Pasado medio minuto, Ash reaccionó.

    —No fue un gusto trabajar contigo, De Larousse… —susurró Ash de mala gana.
    —Lo mismo digo, Ketchum… —respondió Drew con el mismo humor.
    —¡Fabuloso, jóvenes! —exclamó la directora Helen emocionadísima—. Sigan todos las palabras de estos alumnos, y verán cómo será un año grato y armonioso.

    Luego de eso, alumnos y profesores se levantaron de sus sillas y se fueron a sus habitaciones para poder descansar.
    Cuando Marina se despidió de Vincent, ésta dio un paso para irse a dormir, pero May la detuvo.

    —Marina, por favor… tenemos que hablar.
    —Basta, May, ¡no quiero escucharte más! —contestó Marina, zafándose del agarre de la chica de pañoleta.

    Y sin decir más, la ídolo pokémon se fue del lugar con molestia de sobra.
    La chica de ojos zafiro, sumida en una gran tristeza, se sentó lentamente y se quedó mirando abajo mientras un par de lágrimas salían de sus ojos.

    —¿Pichu…? —dijo el pequeño raton eléctrico, preocupado por su entrenadora.

    La castaña soltó un suspiro y se echó a llorar en silencio. En el pasado, nunca había tenido una pelea con su amiga, o al menos no una tan grave, y eso le quitaba muchas esperanzas, pues daba para pensar que no podría recuperarla…

    Paralelamente, el joven de cabellos azabaches, quién aún no había salido para ver si quedaron sobras de comida, vio que May se había quedado sola en el comedor, y se acercó a ella, pudiendo notar que se encontraba afligida.
    Pikachu se fue dando pequeños pasitos rápidamente hasta llegar sobre la mesa, y Pichu lo saludó uniendo las colas y liberando una pequeña chispa.

    —¡May…! —exclamó Ash.

    May volteó a mirar al entrenador originario de pueblo Paleta mientras seguía sollozando silenciosamente.

    —Hola, Ash…
    —¿Qué ocurre? —Impulsivamente, el azabache pasó suavemente su dedo por la mejilla de la castaña para secarle las lágrimas.

    May quedó helada al sentir como el chico de sus sueños le tocó el rostro de manera tan cuidadosa para limpiarle la cara, fue algo un tanto… romántico.

    —Marina se enojó conmigo porque piensa que tengo algo con Jimmy… —musitó la castaña, reaccionando.
    —¿¡Qué!? —exclamó el entrenador de cabellos puntiagudos, exaltado—. Pero... eso no es cierto, ¿verdad?
    —¡No! —aclaró May rápidamente—. Es que había logrado convencer a Jimmy de hacer las paces con ella, y me emocioné tanto que lo abracé, pero entonces ella nos vio y ahora tiene cucarachas en la cabeza.

    Ash se vio notoriamente más calmado cuando la joven Balance le aclaró que entre ella y Jimmy no había nada. Lanzó un suspiro de alivio, y luego volteó a ver a su amiga, conmovido.

    —Tranquila, May. En algún momento Marina recapacitará y se dará cuenta de que tú no le jugarías sucio, porque eres una chica muy noble, dulce y leal…

    Pikachu y Pichu voltearon a ver al entrenador un tanto impresionado, ¿Ash Ketchum se había convertido en un poeta acaso?

    —Ash… ¿De verdad piensas eso? —preguntó tímidamente la chica de pañoleta, sonriendo enternecida.

    El azabache, con una sonrisa cálida, asintió, haciendo crecer la sonrisa presente en la castaña.

    —Muchas gracias, en serio… —musitó May.

    Ash asintió y le acarició la cabeza a su amiga de manera amistosa. May rio dulcemente con dicho gesto, y pasados unos minutos, miró al entrenador un tanto pensativa.

    —¿Te puedo pedir algo?
    —¡Claro! —asintió el azabache, sonriente.
    —¿…quisieras darme un abrazo? —preguntó la chica de ojos zafiro, levemente sonrojada y jugando con sus dedos índices.

    El azabache quedó atónito ante la petición de la castaña. ¿Un abrazo? Vaya… él no era muy practicante de esos gestos. Salvo, claro, cuando sus pokémon ganaban una batalla, o bien, cuando se re-encontraba con algún amigo o familiar después de mucho tiempo.

    El chico de cabellos puntiagudos comenzó a titubear mientras pensaba en una respuesta, y sin que se diera cuenta, un pequeño rubor comenzaba a aparecer en su rostro.

    —Olvídalo, no sé qué estaba diciendo… —dijo la castaña entre risas, a punto de levantarse de su asiento, pero el azabache se lo impidió, tomándola del brazo.

    Lentamente, el azabache se puso de pie y rodeó con sus brazos a la coordinadora de Hoenn, para luego sonreír.
    La castaña, que en un principio no asimiló las cosas, espabiló y le correspondió ese gesto que para ella muy especial. Dejándose llevar, puso su cabeza sobre el hombro del chico, y cerró sus ojos bastante contenta.

    ¡Todo se sentía tan mágico! Incluso ambos llegaron a sentir el latido del corazón del otro… ¡y latían al mismo ritmo!

    —Como en mi sueño… —susurró Ash.

    La castaña abrió sus ojos súper emocionada. Con esto, ya quedaba más que claro que el azabache sí había soñado con ella, y había sido un sueño en el que se abrazaron… y eso era una buenísima señal.

    —¡Muy bien, jóvenes, a dormir! —gritó una voz.

    Con aquella inesperada interrupción, Ash y May se despegaron rápidamente y voltearon a ver a la emisora de la frase, quién era nada más ni nada menos que la directora Helen.

    —Mañana pueden abrazarse, tomarse de la mano y toda la cosa… pero ahora es momento de que cada uno vaya a su habitación —afirmó la dirigente de la Poké-academia.

    Ash y May intercambiaron una mirada de vergüenza, y se despidieron con algo de timidez y torpeza, para luego irse cada uno a su dormitorio en compañía de sus eléctricos acompañantes.

    El azabache tomó la delantera y se fue a su habitación sin mirar atrás. No estaba muy seguro de que era lo que había hecho, porque bueno, no fue un abrazo ordinario… éste se sintió muy diferente.
    Aunque no fue nada incómodo para él, porque al llegar a su habitación, sonrió levemente pensando en ello.

    Paralelamente, la castaña llegó a su habitación, y pegó un pequeño brinquito de alegría. Ese pequeño momento la hizo olvidar de todos sus problemas, y era algo que sólo ella y su Pichu sabrían, puesto que sus compañeras ya se encontraban sumidas en un profundo sueño.

    ————————————————————————————————————————

    A la mañana siguiente, los coordinadores estaban llegando al salón luego de cumplir con la rutina de despertarse, ducharse y desayunar.

    Entre ellos, estaba Drew De Larousse, que se encontraba afirmado a la entrada del lugar como si estuviera esperando a alguien.
    Efectivamente, cuando vio que cierta chica iba llegando, el joven de cabellos verdes caminó hasta la susodicha, quien resultó ser Dawn Berlitz.

    —¿Te enteraste de las últimas noticias? —preguntó Drew.
    —¿Últimas noticias? —preguntó Dawn.
    —Al parecer, May y Marina ya no son amigas… —dijo Drew con una sonrisa maliciosa.

    Al escuchar la frase de Drew, Dawn sonrió con satisfacción y se pasó la mano por el cabello con cierto aire de arrogancia.

    —Ah, eso… ¡Of course, my friend! Yo fui la autora de esa obra de arte.

    Drew miró a la chica de cabellos azules con incertidumbre. Por alguna razón, no se le había pasado por la cabeza que ella pudo haber tenido que ver con lo ocurrido, ¡y vaya que se lució!

    —Wow… ¡la hiciste, Dawn! —afirmó Drew—. Ahora esa chica no será una molestia cuando quiera coquetear con May.
    —¡Eeh!, ¡me gusta esa actitud! —dijo Dawn asintiendo con el dedo—. Bueno, hablando de las reinas de Roma, ahí viene una, así que nos vemos.

    Tras decir eso, Dawn le guiñó un ojo a Drew en señal de complicidad y luego fue a reunirse con Brianna, que le estaba guardando un puesto.

    Paralelamente, Drew vio que la chica que estaba llegando era May, por lo que dirigió su mano al bolsillo, y le lanzó una rosa.

    —Espero que esto te alegre el día —dijo Drew haciendo su típico movimiento de flequillo.
    —Oh… gracias, Drew —respondió May oliendo la rosa.

    Luego de eso, Solidad llamó a todos los estudiantes para que fueran a sentarse y así dar inicio a la clase.

    May, buscando un asiento, se encontró con Marina, pero ésta la ignoró totalmente, por lo que supo que no era muy buena idea pedirle que se sentara con ella.
    Finalmente, la chica tomó asiento a unas tres sillas de distancia, sintiendo mucho la tensión del momento.

    —Bien, hoy iniciaremos con una nueva actividad práctica. De seguro no tendrán mucho problema en dominarla, pues está basada en una modalidad que ya conocen…

    Los estudiantes comenzaron a cuchichear comentarios variados… ¿actividad nueva basada en otra ya vista?, ¿qué podría ser?

    —Necesito que dos alumnos me ayuden… —La coordinadora de elite se detuvo a pensar en algunos nombres, hasta que le llegaron dos buenas opciones a su cabeza—. ¡May, Marina! Éste será un trabajo en equipo, y estoy segura que ustedes pueden hacerlo muy bien.

    May volteó a mirar a Marina con timidez, y ésta le devolvió una mirada de desaprobación.

    —No, Solidad, lo siento… —negó la coordinadora de Johto—. No tengo muchas ganas de pasar adelante.
    —¿Eh?, ¿por qué? —preguntó Solidad.

    Pero antes de que la ídolo pokémon pudiera responder, el muchacho de ojos verdes se levantó de su asiento —ubicado unas dos filas más delante de la del par de “ex-amigas”—, y se dirigió hacia la castaña y le extendió la mano.

    —Si Marina no quiere colaborar, yo sí… —afirmó Drew—. ¿Vienes conmigo, May?

    May abrió la boca sin saber que decir. De una u otra forma, sabía que el coordinador de ciudad Larousse podría tener segundas intenciones ante esa propuesta.
    No obstante, la joven Balance no pudo evitar sentir cierta presión al notar que todos la estaban observando.

    —D-de acuerdo —respondió May, tomando la mano de Drew para luego ir al escenario.

    Al ver aquello, Dawn se sintió como toda una ganadora, y por el contrario, Brianna se mostró bastante ofendida.

    —¡Qué oportunista! —exclamó la muchacha originaria de isla Crisantemo.
    —‘La hiciste, Drew…’ —pensó la coordinadora de Sinnoh.

    El par de coordinadores llegaron al escenario, Drew con una sonrisa imponente y May con cierta inseguridad, esperando a que Solidad les explicara qué hacer.

    —Bien, muchachos… ¡vamos a ver lo que se llama la Presentación Aleatoria! —anunció Solidad.

    Drew volteó a mirar a May y la abrazó de costado, a lo que ésta respondió con una sonrisa dudosa…

    ¿De qué se tratará la nueva modalidad de la que habla Solidad?, ¿Drew logrará acercarse más a May o será Ash el que lo haga?, y… ¿la amistad de May y Marina logrará superar las circustancias? ¡Atentos al próximo capítulo!
     
    Última edición: 5 Octubre 2014
    • Me gusta Me gusta x 8
  4.  
    Rojo FireRed

    Rojo FireRed Orientador

    Acuario
    Miembro desde:
    12 Abril 2013
    Mensajes:
    1,500
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    *aparece de metiche de la nada*
    Here i go! (¡Qué mal ingleeeeeés! XDDDD)
    Qué ondas Steve, aquí vengo de nuevo muejejeje:
    Pocas veces he visto una historia que de verdad deja enganchado y no pierde calidad con el tiempo, de verdad, aplaudo de pié tu gran creatividad a la hora de hacer fics, felicidades bro.
    La idea de poner a Dawn, Lyra y Brianna (Creo que así se escribe xD) como las típicas pesadas de institutos es perfecta, y hace que su comportamiento no sea chocante de leer, se acoplan a la perfección a su papel en la trama, o ese es mi pensamiento, otra cosa que me llamó la atención es que Marina se haya pasado de rencorosa con los pobres Jimmy y May, osea, ¡Ni se preocupa saber el porqué! Bueno, van a terminar siendo amigas otra vez, eso es seguro :D
    Drew y Ash... No sé como describirlo, osea, la directora juntando a agua y aceite a trabajar juntos no lo concibo, pero bueno, espero que ojalá con sus charlas de amistad ayuden a Marina y May a reconciliarse, me gustó, al igual que ese toque sutil de Advance también, aunque a Drew le veo como un simple oportunista, aparte, en lo técnico todo perfecto, la combinaciones entre narración y diálogos es simplemente perfecta, ¡Excelente, espero a la próxima!
    *se va corriendo a toda pastilla*
     
    Última edición: 6 Septiembre 2014
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Frantz

    Frantz Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    2 Septiembre 2009
    Mensajes:
    110
    Pluma de
    Escritor
    Hola Steve debo felicitarte por haber escrito ya 20 capítulos de esta historia que se pone mejor capitulo a capitulo, realmente has mejorado mucho y espero que sigas así. Debo decir que este ambienté que has montado de la poke academia es interesante, los combates los narras muy bien al igual que las presentaciones de los coordinadores pero sin duda las partes de comedia son las mejores, me has sacado algunas carcajadas.

    Las faltas de ortografía y las cosas relacionadas a la gramática, aunque no les presto mucha atención, debo decir que sabes llevarlas muy bien tan sólo un poco de cuidado con los dedasos que a muchos nos pasa.

    ¿De qué se tratará la nueva modalidad de la que habla Solidad?

    La verdad esperaba combates entre coordinadores y que allí Marina se desahogué de alguna manera en una batalla contra May bueno con respecto a Solidad debo decir que no tengo idea, espero que sea algo entretenido y para tener a esos dos allí de seguro será una presentación de calidad.

    ¿Drew logrará acercarse más a May o será Ash el que lo haga?

    Con esa petición de May y lo que dijo Ash de seguro es el quien se acerca más a May, después de todo Drew es algo fastidioso y no creo que llegue a más de una amistad con May, espero que se quede con alguna de sus admiradoras XD.

    ¿La amistad de May y Marina logrará superar las circustancias?

    Of curse, desde el principio han sido muy unidas de seguro este problema hará más fuertes sus lazos, sólo me preocupa con quien se emparejarán para la actividad, tal vez si es Brianna con Marina ella pueda explicarle lo que sus compañeras hicieron, o tal vez si le toca con Dawn, ella la convierta y Marina "entenderia" porque le hizo cosas tan malas y junto con Brianna y Dawn se una al grupo que cree que May quiere quitarle a sus chicos. Sea lo que sea el próximo capitulo será emocionante.

    Con respecto a otros temas creo saber quien es la directora Helen, lo único que diré es que creo que es una líder de gimnasio, y el pokemon que se le apareció a la Ranger también tengo mis especulaciones cofcelebicof bueno espero el siguiente capitulo.

    See u

    Frantz
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  6.  
    PokemonLoveShippings

    PokemonLoveShippings Kiss me and dont let me go please ♥

    Escorpión
    Miembro desde:
    8 Julio 2014
    Mensajes:
    15
    Pluma de
    Escritora
    Hola Steve! Aquí vengo con mi comentario...
    Fantastico ep! Pero que escenas Advance! Temblé, bailé y hasta chillé! Estuvo realmente fabolous! Ahora si Vincent y Drew tienen el "camino libre"... En suss sueños! (Buen trabajo con tu escena del abrazo)
    ¿De qué se tratará la nueva modalidad de la que habla Solidad?
    Batallas, quizás? Me mataste
    ¿Drew logrará acercarse más a May o será Ash el que lo haga?
    Ash, por supuesto!
    ¿La amistad de May y Marina logrará superar las circustancias?
    Y por supuesto que sí. Tar de o temprano Marina se dará cuenta de no jugar sin saber la verdad...
    Genial cap! Avisame cuando llegué el proximo!
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  7.  
    George Asai

    George Asai Maestro del moe

    Aries
    Miembro desde:
    15 Mayo 2011
    Mensajes:
    976
    Pluma de
    Escritor
    Ya leí, la cosa va seria entre May-Marina, las dos necesitan hacer las paces y aclarar el mal entendido, dios, Dawn está haciendo un gran papel como antagonista de la trama, su enemistad con May le da cierto sabor picante a la historia, por otro lado Ash necesita poner los pies en la tierra y darse cuenta de todo lo malo que ocurre a su alrededor. Si bien no pudo terminar su duelo con Drew dentro de poco creo que por fin lograrán arreglar las diferencias.

    Me sigue intrigando el pokémon legendario, a lo mejor es una especie que no habían visto, por el contrario, Lyra mantiene una actitud tan light heart, que me es imposible odiarla, lo que hizo es malo, pero... No lo sé, no puedo odiarla xDDD

    Espero ver una batalla increíble en el siguiente cap y la demostración en pareja, veremos si Drew juega bien sus cartas.

    Saludos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Erwin Alfonzo

    Erwin Alfonzo Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    25 Julio 2011
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    ¡Vaya vaya! ¡Por fin pude saciar mis ansias de leer la continuación de esta historia sin sentir presión por tener algo pendiente :'D

    ¡Hola amigo! ¿Cómo has estado? Ha sido un tiempo… otra vez xD (ya me estoy sintiendo incomodo por esta mala costumbre). La última vez que leí tu historia iba en el capítulo 17, así que tener tres capítulos pendientes por leer fue bastante satisfactorio para evitar quedarme intrigado con algunas cosas de la historia en las que si quede pendiente meses atrás (y no lo digo en un mal sentido, de verdad te pido disculpas por ausentarme tanto sin siquiera avisar). Así que, como ya te había dicho por chat, hay muchas cosas que quiero decir después de haber leído estos tres últimos capítulos del fic.

    Bien… en primer lugar: ¡¡¡Nooooooooo!!! (si has visto la película “Hércules” de Disney, mi grito sería equivalente al de Zeus cuando se da cuenta de que su hijo fue raptado).


    ¡¿Por qué May y Marina?! ¡Eso no me lo esperaba para nada! Imaginaba que las cosas entre Jimmy y Marina iban a estar muy tensas después de lo ocurrido, pero no creí que las secuelas involucrarían víctimas inocentes. Y de verdad que me pone muy triste, ya me había acostumbrado a la bonita amistad de esas dos chicas y asumía que May sería la que ayudaría en gran parte a solucionar las cosas. Sabía que Dawn no se rendiría tan fácilmente, pero la verdad creí que le llevaría más tiempo hacer su primer movimiento de “contraataque”. Y vaya que sigue empeñada en jugar sucio… ya me está molestando tanto como el cabeza de lechuga (palabras de Ash, muy rudo y tal xD).

    Y hablando de Drew, me dejaste con las ganas de ver su batalla contra el azabache. El resultado de dicha batalla para mí era incierto, ya que Ash tiende a sorprender mucho cuando pierde en batallas que uno asume que ganará, así que a pesar de apoyarlo (necesito de verdad ver a Drew mordiendo el polvo, fue bastante patética su forma de utilizar a sus “fans” para beneficio propio) también me esperaba con precaución una posible derrota que le complicase más las cosas en su acercamiento emocional a May. Pero que Misty les arruinara la batallita fue bastante inesperado, y divertido en cierto modo XD. Pensé que la exposición que a ambos les tocó hacer sobre la amistad “casualmente” tocaría a fondo los sentimientos frustrados de Marina hacia May, pero por lo visto no fue así T-T espero que no pasen mucho tiempo distanciadas.

    ¡Advance aquí, advance acá! ¡Un Advance Shipper te saludará! ¡Pero cuanto ha avanzado (ok, ya como que es redundante la palabrita xD) la principal pareja de la historia! Hasta que por fin Don Quiero Ser Maestro Pokémon se pone los pantalones, sentí bastante satisfacción al ver como no se dejó intimidar por la peliazul (¡Soñó con May! *-*), eso sin contar mi sorpresa al leer la escena del abrazo con la castaña. Algo tan simple y mágico como eso bastó para sincronizar sus latidos cardiacos al punto de crear un momento inolvidable, que posiblemente formará parte del lazo que los está empezando a unir. Aquí me gustaría hacer un enfoque en tu narración, la cual de verdad que ha mejorado muchísimo e hizo de esta escena mi favorita del capítulo indudablemente. Ni se excede, ni es escasa. Tu forma de relatar la historia desde el punto de vista de cada personaje es atrapante. Simplemente impecable, simplemente espectacular, así dan más ganas de seguir leyendo.

    Recuerdo que en mi comentario anterior mencionaba que Vicent me estaba empezando a caer de la patada, y aunque todavía sigo pensando lo mismo, al menos me alegra saber que ya es consciente de lo mal que está actuando al sobreponer sus sentimientos sobre los de Marina. Aunque todavía no termina de autoconvencerse del todo para alejarse de Lyra, pero bueno, al menos está avanzando “bien” (bendita cámara XD). Me sorprendió bastante que se confesara justo cuando la chica se encontraba destrozada, pero de por sí no lo quedaba de otra si quería justificar sinceramente su preocupación hacia ella. El hecho de que Lyra apruebe mantener distantes a May y a Marina me entristece mucho, ya que es una de mis personajes favoritas por su personalidad activa (especialmente cuando intenta acercarse a Jimmy xD), pero bueno, en parte es entendible las ansias que tiene de llevar a cabo sus aspiraciones sentimentales. Solo espero que Jimmy pueda ser paciente ante la avalancha de problemas y malos entendidos que presiento que tendrá a partir de ahora.

    Los tres bromistas no han tenido mucho protagonismo últimamente, pero presiento que van a jugar un papel muy importante con ese asunto de que la directora habla francés, eso en lo personal lo veo bastante sospechoso… Y no me puedo olvidar de Paul, el cual a pesar de tampoco tener mucho protagonismo, ya dejó en claro sus pensamientos con Ash, y espero que siga actuando así. No sé porque pero prefiero más que sea Paul el que moleste al azabache y no el coordinador xD. No puedo creer que el Pokémon que vio Nicolette sea… ese mismo, es mucha coincidencia :confused: (tu me entiendes XD) pero al menos le está ayudando a acercarse a cierta personita cuyo nombre termina en “immy” (ya ni en la biblioteca nadie se salva de ser “víctima” de un malentendido XD).

    Bien, en parte creo que podría decir más cosas, pero no quiero seguir encadenándome xD. Así que, yendo a lo técnico, solo noté un error ortográfico (no recuerdo en cuál de los tres capítulos fue) pero no es algo fuera de lo común, así que está demás de decir que tu ortografía sigue siendo tan impecable como lo venía siendo ya meses atrás. ¡Sigue así! No necesito volver a repetir lo de la narración, puesto que lo haces tan bien que dejas bastante intriga al finalizar cada capítulo. ¡Y eso sin contar que todavía no ha empezado la acción en la historia!

    Ahora, respondiendo a tus preguntas:

    ¿De qué se tratará la nueva modalidad de la que habla Solidad?
    R= Pues, según ella se llama “Presentación Doble Condicionada”. Es una presentación, es doble, y tiene condiciones… eso C: Ok no xD, la palabra “condicionada” es lo que no permite dar una idea clara de que podría tratarse. Pueden ser condiciones específicas distintas a lo que uno llamaría una presentación “normal” en un concurso. Así que ya quiero ver de qué se trata. (PD: Casi me olvido de Solidad, me dio mucha risa lo poética que estaba después de lo sucedido con Lance xD).

    ¿Drew logrará acercarse más a May o será Ash el que lo haga?
    R= Actualmente Ash esta barriendo el piso con el cabeza de lechuga en ese aspecto, pero no se… Tengo un MUY MAL presentimiento sobre lo que pueda pasar con May y Ash en un futuro si Drew sigue haciendo de las suyas, apoyado (directa e indirectamente) por Dawn.

    ¿La amistad de May y Marina logrará superar las circunstancias?
    R= ¡Ojala sea así! ¡No quiero seguir viéndolas así de distanciadas! :(

    Bueno, de momento eso es todo. Gracias por seguir esta maravillosa historia amigo. Espero con ansias la continuación :D
     
    Última edición: 27 Septiembre 2014
    • Me gusta Me gusta x 1
  9. Threadmarks: Capítulo 21: Intenciones no tan escondidas
     
    Steve Yops

    Steve Yops Usuario popular

    Acuario
    Miembro desde:
    16 Marzo 2010
    Mensajes:
    850
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    [Versión "beta"] Nuestros destinos se re-enlazan (Advanceshipping y otros)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    25
     
    Palabras:
    5197
    ¡Hola, gente! :D ¿Cómo están? Espero que todos estén bien bien. Aquí les traigo un capítulo más de este long-fic. La verdad he hecho algunos pequeños cambios, y si bien ya hice las respectivas ediciones en los capítulos anteriores, les aclaro qué cosas han sido modificadas para evitar alguna confusión:
    • El apellido de Lyra fue levemente modificado. Lo pueden ver al final del capítulo :) (Apuesto a que más de uno irá al final del capítulo sólo para matar la curiosidad xD)
    • Cambié tanto el nombre como el funcionamiento de la nueva modalidad de los concursos Pokémon mencionados al final del capítulo anterior. En este capítulo se explica como funcionará el nuevo tipo de presentación.
    Bueno, ahora sin mas preámbulos, les dejo el capítulo. ¡Qué lo disfruten!

    Capítulo 21: Intenciones no tan escondidas

    “Presentación aleatoria”, ¿qué era eso?
    Eran tantas las cosas nuevas que han escuchado los coordinadores, que daba la sensación que el comité de concursos pokémon estuviera planteando varias reformas… para algunos eso resultaba muy enredado, pero para otros se trataba de algo bastante interesante.

    —Se trata de una presentación de uno o dos pokémon, y por ende puede ser una presentación individual, doble o mixta, que puede estar restringida a ciertas condiciones —explicó Solidad—. Esto va a ser algo que regirá en los futuros Grandes Festivales, y es por ello que decidí entrenarlos para esto también.
    —¿Y a qué se refiere con “condiciones”? —preguntó un alumno.
    —¡Uf! —exclamó la tutora—. Los criterios son varios: pueden exigirte usar un determinado tipo de pokémon, usar cierto escenario o hasta incluso demorarte un tiempo en concreto.
    —¿Pero dónde entra el azar? —preguntó Timmy.
    —¡Muy buena pregunta! —comentó Solidad—. Todas esas condiciones te las ponen al azar en un gran tablero y tú tienes que apretar un botón para ver que te sale.

    >>Puedes tener muy buena suerte y quedar libre de restricciones, o por el contrario, puede que te toquen todas las restricciones juntas.

    ¡Todo era pura cuestión de suerte! Algunos entrenadores quedaron en shock, pues el hecho de imaginarse que les exijan usar un tipo de pokémon y escenario bajo a un tiempo limitado, era mucha presión.

    —¿Y cuál es la gracia de todo eso? —cuestionó Dawn.
    —Evaluar la habilidad de crear presentaciones espontáneas —respondió la coordinadora de élite.

    La coordinadora de cabellos azules, junto a muchos otros coordinadores del grupo avanzado, tomaron aire hondamente. Definitivamente estaban pasando a otro nivel, donde se encontrarían con muchas exigencias.

    —Bueno, en este caso será una presentación mixta con un máximo de 2 minutos y deben ocupar pokémon que sean de tipo bicho —anunció Solidad.

    May se llevó la mano al pecho. Una presentación completamente improvisada… era por primera vez en toda su vida que le tocaba hacer algo así. Porque la vez que tuvo que hacer la presentación doble tuvo tiempo de pensar los movimientos que usaría puesto que le habían avisado la noche anterior… pero ahora todo era diferente. Y como si fuera poco, su cabeza en esos momentos andaba dando vueltas en otro asunto.

    —Vamos, May, podemos hacerlo… —susurró Drew, para luego dar un paso al frente.

    La castaña no fue capaz de siquiera asentir. Poco a poco el pulso de su corazón aumentaba y sus músculos comenzaban a tensarse. Era una sensación conocida, pero que no había vuelto a sentir desde hace un rato, hasta ahora… Estaba muy nerviosa.

    —Bien, Masquerain… ¡que comience la función! —exclamó Drew lanzando una pokébola.

    De la cápsula esférica salió el insecto volador que se destacó por brindar muy buenos espectáculos en todos los concursos que participó, Masquerain.
    May, por su parte, seguía con la mirada al pokémon globo ocular como si no hubiera un mañana…

    —May, ¿qué estás esperando? —susurró Drew un tanto exasperado.
    —¡Ah, s-sí! Ya voy… —contestó la castaña, poniéndose a buscar una pokébola en su mochila.

    Los coordinadores expectantes se miraron unos a otros extrañados. ¿Qué pasaba con la coordinadora de Hoenn que estaba tan distraída? Eso era algo nuevo para ellos, y algunos no le pronosticaban un buen futuro a su presentación.

    —Está perdida… —musitó Dawn, divertida con la situación.
    —Wow… nunca había visto a May tan nerviosa —afirmó Brianna.
    —Damas y caballeros: ¡El fracaso de Johto ha regresado! —comentó la coordinadora de Sinnoh con tono burlón.
    —‘¡Vamos, May!, ¿qué pasa?’ —dijo Marina en sus pensamientos, preocupada.

    Y al fin, la coordinadora de ojos zafiro pudo encontrar la pokébola que estaba buscando. Respiró hondamente, y la arrojó al vociferar:

    —¡Beautifly, sal a escena!

    Saliendo de la pokébola, hizo su aparición la bella y elegante mariposa que fue la primera captura de May en su debut. Con ella, ganó su primer listón de concurso de la vida y fue metiéndose cada vez más y más al tema de los concursos pokémon.

    —Bien, Masquerain: ¡Usa Hidropulso! —ordenó Drew.

    Masquerain comenzó a generar lentamente una esfera azul de energía llena de agua en su interior…

    —Ve pensando que hacer, May… —susurró Drew.

    La castaña volteó a mirar con inseguridad al joven de cabellos verdes, y respirando hondamente, dirigió la mirada a Beautifly.

    —Usa… ¡usa Golpe Aéreo! —decidió la castaña con estelas de duda.
    —¿¡…qué!? —musitó Drew—. ¡No, espera!

    Lamentablemente era demasiado tarde.
    Beautifly tomó impulso, y a continuación comenzó a volar con gran fuerza mientras varias líneas blancas le rodearon como si se tratara de un campo de fuerza. Entonces, Masquerain justo cuando liberó la esfera de Hidropulso hacia arriba, Beautifly le pegó una fuerte embestida, liberando una gran cascada de agua que golpeó a Masquerain en cuestión de segundos, haciéndolo caer fuertemente al suelo.

    —¡Ay, no! —exclamó May, cubriéndose la boca con sus manos rápidamente, llena de vergüenza.

    Drew volteó a ver a May con mucho fastidio. Pareciese que la chica le ordenó el primer movimiento que se le ocurrió a su pokémon sin siquiera pensar en las consecuencias o analizar los posibles resultados.

    —¡Alguien va a reprobar hoy…! —celebró Dawn con tono cantarín.
    —¡A ver si aprende a ser menos oportunista! —alegó Brianna.
    —¿¡Quieren callarse!? —La emisora de esa frase fue Marina Kristalli, quien no aguantaba más las burlas y reclamos del par de chicas.
    —Disculpa, estamos muy ocupadas burlándonos de tu ex-amiga como para escucharte ahora —respondió la coordinadora de cabellos azules odiosamente.

    Marina le sacó la lengua al par de chicas de la 21D y se volteó mosqueada con la mirada fija en el escenario.

    —¡Drew, en serio lo siento! —se disculpó May un tanto ansiosa—. Yo no tenía la intención de…
    —Y bueno, muchachos —la interrumpió Solidad, dirigiéndose a los estudiantes—, esto fue una pequeña muestra de una Presentación Aleatoria… al menos ya tienen la idea de lo que es, ¿no?
    —¿Nos tiene que salir así de mal? —preguntó Dawn levantando la mano para pedir la palabra.

    Varios de los coordinadores expectantes no pudieron contenerse y liberaron numerosas carcajadas ante el comentario de la coordinadora de Sinnoh.

    —¡Dawn…! —la regañó Solidad.
    —¡Drew, de verdad lamento todo esto! —insistió la castaña—. Si quieres yo…

    Sin embargo, no pudo concluir lo que iba a decir puesto que el chico de cabellera verde le puso el dedo sobre la boca para que dejara de hablar. Seguido de esto, el joven coordinador de ciudad Larousse se dirigió a la tutora de cabellos rosados.

    —Solidad, me gustaría que esto no quedara así. ¿Está bien si entreno con May el resto del día para ver si hay mejoras?
    —Vaya, me sorprende tu buena disposición, Drew —comentó la coordinadora de élite—. Sí, no se preocupen; mañana dan la presentación junto al resto para la evaluación. Hoy aprovechen de entrenar lo máximo posible porque veo que tienen trabajo por hacer…

    May bajó la mirada apenada. Rápidamente se le vino a la cabeza sus concursos en Johto, donde tuvo experiencias más o menos similares a la que acababa de vivir.

    —Bueno, entonces te veo esta tarde… —le dijo el galán de ojos verdes a la joven Balance, tomándola del mentón para levantarle su cabeza a modo de que pudiera mirarlo. Luego le acaricio rápidamente la cabeza, para finalmente irse caminando con las manos en los bolsillos y una sonrisa de triunfador.

    La castaña se rascó el cuello con algo de incomodidad y nervios. La idea de haber hecho un papelón frente a la Poké-academia no le hacía sentir muy ganadora que digamos, y la única forma de que no le volviera a ocurrir sería, precisamente, entrenando con Drew, su compañero de las Presentaciones Aleatorias.

    Suspirando resignadamente, la chica de ojos zafiro decidió volver a su asiento, evitando a toda cosa contacto visual con la coordinadora de Sinnoh, pues pronosticaba algún tipo de burla. Ésta por su parte, la siguió con una mirada burlona mientras jugaba con su cabello.

    —Bueno —dijo la tutora revisando la lista—, Oscar trabajará con Susie, Brianna con Marina…
    —¡Uff! Mucha fuerza Brianna… —dijo Dawn dándole unas palmadas leves al hombro de Brianna.
    —Meh, pudo haber sido peor… Al menos no me tocó contigo —comentó Marina, guiñándole un ojo con cierto sarcasmo a la chica de cabellos azules.

    Dawn se quedó mirándola con la boca abierta, muy ofendida, mientras que la ídolo pokémon volvió a mirar al escenario con una sonrisa triunfadora. May, por su parte, se tapó la boca para disimular su risa.

    —…y a Dawn le tocará con Timmy —anunció Solidad, terminando de revisar la lista.
    —¡No! —se precipitó Timmy, quién estaba en la fila de atrás de la de Dawn—. ¿¡Qué hice para merecer esto!?
    —¡Oh, relax! —exclamó la joven de ojos lapislázuli—. Me imagino lo difícil que debe ser el asumir tanto honor, pero en una de esas hiciste muchos méritos en tu vida para tener el placer de trabajar conmigo…

    Una vez que la coordinadora de Sinnoh se volteó a ver al frente de nuevo, Timmy se puso a golpearse la cabeza con el asiento del frente numerosas veces, liberando toda la frustración por tener que someterse a lo que para él sería un martirio.

    ————————————————————————————————————————

    Mientras tanto, los entrenadores se encontraban buscando compañero de batalla para seguir practicando la técnica de la Neutralización.
    Entre ellos, estaba Vincent que miraba a todas partes en busca de alguien.

    —¡Bu! —exclamó Lyra a sus espaldas.
    —¡¡Mamaaá!! —gritó Vincent, pegando un salto lleno de escalofríos.

    El castaño entrenador se agachó levemente mientras se llevaba la mano al pecho para recuperar el aliento. Al alzar la mirada, notó quien fue su temible asustadora…

    —¡Ly-Lyra! Ca-casi me matas…
    —Relájate, fue una bromilla… —contestó Lyra, llevándose las manos a la nuca— En fin, ¿qué haces?
    —B-busco un compañero para la Neutralización —respondió Vincent, retomando la compostura—. ¿Te apetece un combate para practicar?
    —Nah, ya tengo compañero… Sólo venía a conversar —afirmó la chica de ojos marrones—. ¿Cómo te fue con Marina ayer?
    —Hmm… no lo sé, ella estaba muy afectada con todo lo que ocurrió.
    —¡Ay, por favor, Vincent! De verdad nos tomó mucho trabajo a Dane, Brianna y a mí para que esas dos se pelearan, ¿y tú vas a desaprovechar esta oportunidad?

    Aquellas frases de Lyra fueron escuchadas por un tercero, sin que ella lo sospechara…

    —¡Uh, pues discúlpame por no valorar tus avioncitos de papel! De seguro debieron sudar kilos de transpiración mientras los hacían… —contestó Vincent con gracioso sarcasmo.
    —No seas pesado… —protestó Lyra—. Tienes que jugar ahora que hay tensión entre Jimmy y Marina, o si no estarás llorando después por no haber reaccionado a tiempo…

    Y sin decir más, Lyra se dio media vuelta y se alejó del castaño entrenador, pero al cabo de unos segundos chocó con la tercera persona que había escuchado la conversación, y retrocedió varios metros hacia atrás mientras el “espía” se había quedado rígido en su lugar…

    —¡Ji-Jimmy! —exclamó la joven de cabello marrón un tanto nerviosa—. ¿Cómo va tu vida?
    —Creo que tú estás más informada que yo, ¿o no? —respondió Jimmy cruzándose de brazos.
    —¡Pero qué cosas dices, payasito! —dijo Lyra tomándolo del brazo—. ¿Quieres ser conmigo para la Neutralización? ¡Ven, vamos!

    No obstante, Jimmy se soltó del agarre con brusquedad, haciendo que Lyra lo volteara a ver un tanto asombrada.

    —Acabo de escuchar tu conversación con Vincent. Ya sé lo que hiciste, Lyra, y no quiero que me vuelvas a hablar —afirmó el entrenador de pueblo Primavera, bastante molesto.
    —¡Pe-pero, pero, pero…!

    Sin embargo, las insistencias de Lyra fueron completamente inútiles puesto que Jimmy se alejó de ella sin mirar atrás en ningún momento.
    Lyra, frustrada, volvió hacia donde Vincent disimuladamente.

    —Y… ¿aún buscas un compañero?
    —Sí, está difícil…
    —¡Pues voilà! Seamos juntos.
    —¿Eh? Pero si me dijiste que tenías compañero…
    —¿Qué?, ¡no, no! Te lo debiste haber imaginado… ¡Deberías llamarte Vincent el imaginador!
    —‘A ésta ya se le zafó un tornillo…’ —dijo Vincent en sus pensamientos.

    Jimmy, por su parte, se acercó a Ash y le pidió ser compañeros para el combate de entrenamiento, a lo que el azabache aceptó con su usual entusiasmo.
    El par de entrenadores, entonces, se ubicaron en una parte del campo de batalla, y tomaron una pokébola, respectivamente.

    —¡Bien, Sceptile, yo te elijo! —vociferó Ash lanzando la cápsula esférica.

    Y el pokémon bosque hizo su aparición, levemente incado. Se fue irguiendo lentamente, y luego soltó un potente gruñido de combate, afilando las hojas de sus brazos.

    —¡Al combate, Gliscor! —gritó Jimmy arrojando la pokébola.

    Y entonces, salió el gran murciélago morado con su característica sonrisa maliciosa. Miró a su oponente mientras comenzaba a preparar sus tenazas.

    —La ventaja de tipos no lo es todo… ¡Usa Atizar! —exclamó Ash.

    Sceptile pegó un gran salto en dirección a Gliscor, y empezó a girar para golpearlo con la cola…

    —¡Bloquéalo con Ataque de Arena! —ordenó Jimmy.

    Scizor liberó una gran ola de arena, encegueciendo a Sceptile por completo.

    Ash, entonces, comenzó a analizar la situación para pensar en algo. No obstante, perdió el hilo de la situación al ver el estado del entrenador de pueblo Primavera. El chico estaba frunciendo el ceño notoriamente y empuñando las manos con mucha fuerza.

    —¡Acábalo con Ataque celestial! — gritó el joven de largo flequillo.

    Gliscor, entonces, fue rodeado por una fulgurante energía blanca, y se dirigió hacia la cortina de arena…

    —¡No tan rápido! ¡Usa Tormenta de hojas!

    De repente, una especie de lucesitas verdes pudieron apreciarse en medio de la arena… ¡Y una colosal corriente de hojas salió disparada hacia el colmicorpio!
    Ante eso, Jimmy se mostró aún más exasperado…

    —¡Quítatelas de encima! Usa Tajo Umbrío, Terremoto… ¡¡Lo que sea!!
    —Jimmy… ¿quieres calmarte? —comentó Ash, atónito.

    El entrenador de pueblo Primavera abrió los ojos grandemente al darse cuenta de su comportamiento. Gliscor, por instinto, voló hacia arriba para evitar la Tormenta de hojas y Sceptile pegó un salto, volviendo al suelo, dándose cuenta que era necesario pausar el combate por un momento.

    —¿Qué pasa, amigo? —preguntó el azabache, preocupado.
    —Pika, Pikachu… —comentó Pikachu en el mismo estado.

    Jimmy pegó un suspiro, mostrándose avergonzado.

    —Me enteré de algo no muy agradable…

    Ash y Pikachu sintieron incertidumbre ante esa frase, pues tomando en cuenta tanto el tono de voz como la expresión facial del chico, pareciese que se trataba algo realmente serio.

    A continuación, Jimmy se les acercó para decirles en voz baja:

    —Como sospechaba, alguien estaba detrás de todo el rollo de May, Marina y yo…
    —¿…cómo? —dijo el entrenador de cabellos puntiagudos, estupefacto—. ¿Y quién fue?
    —Las "reinas" de la 21D…

    Ash abrió los ojos como platos ante aquella revelación. Definitivamente no era agradable enterarse de que Dawn y sus amigas seguían en la misma tónica…

    —Increíble… —susurró el azabache, indignado.
    —¡Pikachu…! —gruñó Pikachu, molesto.
    —¿Y cómo te enteraste? —preguntó Ash.
    —Escuché una conversación entre Lyra y Vincent, donde ella le mencionaba que “les había tomado mucho trabajo a ella y sus amigas que esas dos se pelearan”.
    —Pues tenemos que hacer algo, porque de verdad se pasaron… —comentó el entrenador de pueblo Paleta bastante molesto.

    Pikachu comenzó a emitir un par de chispas a través de sus mejillas, queriendo decir que él se podría encargar del trabajo sucio…

    —No, Pikachu, electrocutarlas no es buena idea… —dijo el azabache, riendo.
    —¡Pika!, ¡Pika, Pikachu! —protestó el ratón eléctrico mientras señalaba el cielo.
    —No, Pikachu. No las mandaremos volar al estilo equipo Rocket…
    —¡Chu! —exclamó Pikachu, inflando sus mofletes a modo de berrinche.

    ————————————————————————————————————————

    El resto de la mañana fue “normal” por decirlo así. Los coordinadores se pusieron a entrenar con varios de sus pokémon, pues no sabían exactamente qué condiciones les pondrían a cada uno en la Presentación Aleatoria.
    Los entrenadores siguieron practicando para la Neutralización, estando Jimmy mucho más calmado, pudiendo seguir su combate con Ash, y Norman se dispuso a darles un par de consejos para que pudieran mejorar.
    Los rangers estuvieron en una clase teórica, donde les mencionaron los rangos ranger y otras cosas administrativas sobre éstos.
    Los aprendices tuvieron una clase de laboratorio con la profesora Junniper, donde supieron a hacer elementos novedosos como Ataque X y otros similares.

    Tocada la campana, los estudiantes, maestros y directivos se fueron a almorzar, donde todo estuvo en calma, sin haber nada fuera de lo común; sólo el sonido de cucharas rozando platos y voces diversas participando en conversaciones.

    Y, aproximadamente una hora más tarde, aquellos niños que recientemente hemos conocido como “los tres bromistas” se encontraban ingresando a la oficina de la dirigente de la Poké-academia.

    —¡Tres bromistas! Hoy es el último día de su sanción. Espero que después de esto los pueda conocer como “los tres ángeles”.
    —Oh, sí, seguro… —dijeron los tres al unísono, no muy convencidos.

    Landis y Vivi estaban de lo más normal, sin nada que llamara la atención, pero Max estaba medio despeinado, con los lentes desacomodados y bostezando frecuentemente.

    —¡Yaaaaawn! —fue uno de los tantos ruidos somníferos que emitió Max.
    —¿Qué pasa qué estás tan cansado, Max? —le preguntó Vivi en voz baja, acomodándole los lentes.
    —Ese último libro era larguísimo, me quedé hasta las 2 de la madrugada… —respondió Max, pestañeando continuamente.
    —¿Y es que te leíste el libro? —musitó Landis con tono burlón—. ¡Te dijimos que leyeras el resumen de internet!

    Max simplemente bostezó. Desde pequeño él había sido muy estudioso, por lo que la idea de no leer un libro que tenía de tarea era bastante poco usual en él…

    —Bueno, niños, tomen asiento —dijo la directora.

    Los tres infantes hicieron caso a la directora y se sentaron en las sillas que estaban frente a su escritorio, dispuestos a responder las preguntas de comprensión lectora —ya fuera del libro o del resumen, según el caso—.

    —Bueno, ¿qué relatos pudieron encontrar en este último tomo?
    —Estaba el de una niña en el día de los inocentes, que le tiró pescado podrido a una de sus compañeras, y luego se fue al hospital… —dijo Vivi.
    —Ya veo… ¿y por qué era que se fue al hospital?
    —Porque esa chica era alérgica al pescado… —respondió Landis.
    —Así es —afirmó la directora—. Dime, Max, ¿qué broma fue la más peligrosa de las que narraron en el libro?

    Max miró con mucho esfuerzo a la directora, y dijo:

    —…la de… semáforo y entonces…en TV.
    —¿…qué? —preguntó la directora, confundida.

    Landis le propinó un suave golpe en la nuca al pequeño niño de anteojos, haciéndolo reaccionar.

    —¡La del adolescente que quería asustar a un amigo suyo con una torta que explotaba, pero en vez de eso hizo estallar un semáforo, provocando un accidente automovilístico masivo que salió en televisión! —exclamó Max precipitadamente.
    —Sí, esa misma… —dijo la directora—. Bueno, te veo un poco cansado, ¿dormiste mal anoche?
    —Un poco… —susurró Max, dejando caer su cabeza en el escritorio.
    —Prepararé un poco de café con leche que de seguro te despertará.

    Tras decir eso, la directora Helen se levantó de su asiento y se dirigió a la pequeña cafetera que tenía detrás de su escritorio, dándoles la espalda al trío de niños.
    Landis, entonces, sacó un pequeño dispositivo que parecía ser un micrófono, y lo pegó a un costado de la mesa, pasando bastante inadvertido por su diminuto tamaño.

    —¡El café está listo, niños! —exclamó la dirigente de la Poké-academia, dándose media vuelta con una bandeja con cuatro tazas de café con leche.
    —¡Gracias, directora! —dijeron Vivi y Landis al unísono. Max, por su parte, liberó un potente ronquido, indicando que ya era tarde prevenir su dormida.

    ————————————————————————————————————————

    Mientras tanto, la joven May Balance se encontraba balanceándose en uno de los columpios del patio de recreos mientras miraba el cielo fijamente.

    Había sentido la mañana bastante larga. Sin su amiga las cosas era muy distintas, y hacer que todo fuera como antes estaba un poco difícil, pues la ídolo pokémon se mostraba demasiado esquiva.
    Sumida en sus pensamientos, lanzó un suspiro y cerró los ojos, sintiendo como el aire fresco chocaba con sus mejillas, logrando relajarse un poco.

    Sin embargo, al abrir sus ojos, pegó un grito y un salto del susto al ver que de la nada alguien estaba balanceándose en el columpio de al lado, observándola fijamente.

    —¡Epa! Nos sorprendimos con mi presencia, ¿no es así? —dijo la persona entrante, que resultó ser nada más ni nada menos que Dawn Berlitz.
    —¡Dawn! —exclamó May mientras recuperaba el aire—. ¿Qué quieres?
    —Conversar de la life… —respondió la coordinadora de Sinnoh sonriente y encogiéndose de hombros.
    —Pues no creo que tus “conversaciones de la life” sean muy positivas, así que si no te importa…
    —¡Relájate! —la interrumpió la joven Berlitz—. ¿Qué son esos modales, May? Deberías aprender a escuchar, ¿eh?

    La castaña giró sus ojos con ironía ante los comentarios sarcásticos de la chica de ojos lapislázuli. Luego, tomó aire hondamente y dijo de mala gana:

    —Bueno, te escucho…
    —¿Te has dado cuenta todas las vueltas que da la vida? —cuestionó Dawn con un semblante medio burlón.

    May, sin entender mucho a lo que se refería, se encogió de hombros y negó con la cabeza.

    —Digo, hace unos días me echabas en cara que Ash no me quería y que él trato de besarte y toda la cosa… y ahora mírate.

    La coordinadora de pañoleta comenzó a incomodarse con el flujo de la conversación. Ya tenía una leve corazonada a donde quería llegar la chica de cabellos azules.

    —¡Resulta que te peleaste con tu amiguita! —reprochó Dawn con semblante de victoria—. Vas a tener que cuidar tus palabritas, May Balance, o si no se te va a ir muuucho peor. ¡Cosechas lo que siembras!

    La chica originaria de Hoenn sintió un fuerte escalofrío al escuchar las amenazantes palabras de la coordinadora de Sinnoh. Ésta, sin decir ninguna palabra más, se fue del lugar con una maliciosa sonrisa, sintiéndose toda una ganadora.

    ————————————————————————————————————————

    Paralelamente, Nicolette se encontraba en la biblioteca de la Poké-academia en espera de alguien. Miraba para todos lados, hasta que se encontró con alguien conocido, pero no era precisamente a quién buscaba y tampoco era de su agrado:

    —¡Aww! Mi primita se siente perdida en la biblioteca —dijo Keith en tono burlón.
    —¡Claro que no! —respondió Nicolette mosqueada—. Estoy esperando a alguien.
    —¿Ah sí?, ¿y cómo a quién?
    —¡Eso no te incumbe! Mejor vete a dormir.
    —¡No me digas qué hacer! —protestó Keith, aunque irónicamente, se fue a una de las mesas de la biblioteca con una almohada en la mano.

    Nicolette no pudo evitar reírse un poco ante la reacción de su primo.
    Luego, al darse media vuelta, pudo encontrar a quién estaba buscando…

    —¡Timmy! —gritó ella.
    —¡Shh! —la calló la bibliotecaria que pasaba cerca suyo.
    —Lo siento…
    —Hola, Nicolette —dijo Timmy—. Aquí está lo que buscabas…

    El coordinador de ciudad Verdanturf le pasó a la joven ranger un pequeño libro que en su portada decía “Leyendas pequeñas pero poderosas” en letras de color dorado.

    La joven Campbell, curiosa, se puso a ojear el libro, y encontró a fotos de cinco pokémon diferentes con su descripción respectiva.

    —Mew, Celebi, Jirachi, Manaphy y Shaymin… —susurró la chica de cabellos revueltos—. ¿Crees que pueda ser alguno de ellos?
    —Bueno, de acuerdo con la descripción que me diste, sí —afirmó el coordinador de cabello marrón—. Verás, Mew es conocido por vivir en lugares como “el árbol del comienzo”, por lo que podría vivir en la Cueva Frondosa. Celebi es el guardián de los bosques y tiene la capacidad de crear árboles y vegetación a su alrededor, lo que podría explicar la vegetación de la cueva.

    >>Por otra parte, se dice que Jirachi cayó como un cometa desde el cielo, lo que podría ser una explicación a la abertura del techo de la cueva. Manaphy es el príncipe de los mares, por lo que podría vivir en la cascada que hay en la cueva; y Shaymin es un pokémon que hace aparecer flores a su alrededor, por lo que tendría una razón similar a Celebi de ser el pokémon misterioso.

    —Vaya… —dijo Nicolette tomando aire profundamente—. Todos se oyen demasiado convincentes, ¡puede ser cualquiera!
    —Exactamente, pero créeme que estás mucho más cerca de dar con la respuesta que antes, porque digo, es mejor tener cinco opciones por descartar que tener unas veinte, ¿no? —dijo Timmy entre risas.

    Nicolette sonrió y asintió. Posteriormente, se acercó lentamente a Timmy y le dio un pequeño beso en la mejilla.

    —Gracias, Timmy… te debo una.

    Timmy tragó saliva nerviosamente y se balanceó de un lado a otro con torpeza.

    —D-de nada.
    —¿…estás bien? —preguntó Nicolette un tanto confundida.
    —S-sí —dijo el tartamudeante chico un poco sonrojado—. ¡Adiós!

    Con los nervios apoderados de su cuerpo, el joven Timmy Grimm salió corriendo como un rayo de la biblioteca.
    Nicolette, un tanto extrañada, se encogió de hombros y finalmente se echó a reír. El chico le caía bastante bien, a decir verdad.

    ————————————————————————————————————————

    Regresando con la castaña, la chica se encontraba paseándose por el patio de recreos, con Pichu en sus brazos.

    La razón por la que no la habíamos visto al ratoncito con su entrenadora hasta entonces se debe a que se había mantenido en su pokébola por toda la mañana a duras penas, puesto que May había previsto que quizá la harían pasar al escenario en algún momento de la sesión para alguna actividad, y no tendría con quien dejar a Pichu tomando en cuenta que su amiga seguía enojada con ella.

    Y hablando de la susodicha, la chica de ojos zafiro logró ver a Marina Kristalli sentada en una banca bastante pensativa, y aprovechó el momento para hablarle.

    —Hola… —dijo la joven Balance tímidamente.

    Marina levantó la mirada y no le respondió. No obstante, no se notaba tan enojada como antes, de hecho, estaba un tanto pasiva.
    Pichu, entonces, aprovechó de saltar a los brazos de la joven Kristalli, y ésta lo recibió gustosa, logrando sacarle una sonrisa.

    —¡Chu, Pichu! —exclamó el ratoncito mientras le hacía cariño a la ídolo pokémon.
    —Marina, de verdad necesito aclararte lo que ocurrió, ¡por favor! —pidió May tomándose las manos en señal de ruego.

    Marina sonrió muy levemente y dijo:

    —De acuerdo, te escucho.

    May se alegró ante la respuesta de la coordinadora de Johto. Abrió la boca para comenzar a hablar, pero entonces…

    —¡Maay! —gritó una voz.

    Y lamentablemente, se trataba de alguien que en el momento resultó ser un tanto inoportuno. Era, precisamente, Jimmy Goldenstone.

    —¡May! Tengo que decirte algo importante.
    —¡Por favor!, ¡no ahora! —le dijo May entre dientes.
    —No, tranquila —dijo Marina poniéndose de pie—. Los dejo solos para que puedan hablar en privado.

    Y sin decir más, la chica de cabello cerúleo se fue en dirección a la entrada del vestíbulo, sin mirar atrás, por más de que la joven Balance la llamara para que regresara.

    —¡Jimmy! Justo había convencido a Marina para hablar del asunto… —protestó la castaña frustrada—. Por favor, dime que lo que vienes a decir es algo importante.
    —Uff… en verdad lo siento, May, pero precisamente vengo a hablarte de algo que tiene que ver con eso. He descubierto algo que puede ayudarnos a solucionar todo.
    —¿...en serio? —preguntó la chica de ojos zafiro, sintiendo cierta incertidumbre—. ¿Y qué descubriste?
    —¡May! —gritó otra voz.

    La castaña se golpeó el rostro exasperada. Pareciese que fuera el día internacional de las interrupciones, porque ya era segunda vez que le interrumpen una conversación importante.
    Y, precisamente, era otra persona no muy oportuna en esos momentos: Drew De Larousse.

    —Vamos, tenemos que ir a entrenar —dijo el coordinador de ojos verdes, tomándola de la mano.
    —Estamos ocupados, De Larousse… —dijo Jimmy tomando a May del otro brazo.
    —¡Tenemos una calificación de por medio, que es mucho más importante que sus dramas adolescentes! —afirmó el coordinador, logrando quitar a la castaña del agarre de Jimmy.
    —¡Drew! De verdad es algo importante lo que estoy haciendo… —comentó May.
    —Puedes hacerlo más tarde, si no entrenamos ahora después será muy tarde y no quiero sacarme una mala calificación… ¡Vamos!

    La castaña decidió no protestar más, puesto que Drew tenía algo de razón con lo que decía, porque si no entrenaban a tiempo, al día siguiente les iría muy mal en la evaluación de las difíciles Presentaciones Aleatorias.
    Pichu, al ver que su entrenadora iba hacia los campos de batalla casi a rastras, pegó un salto de la silla y salió corriendo detrás de los coordinadores.

    Jimmy, por su parte, pegó un suspiro rabioso.

    —Ahora entiendo por qué Ash odia tanto a ese cabeza de lechuga… —murmuró.

    ————————————————————————————————————————

    Mientras tanto, Lyra Silverwinds se encontraba caminando de un lado a otro en el vestíbulo con cierta desesperación presente.

    —‘¡Tengo que arreglar esto!, ¡tengo que arreglar esto! Sino Jimmy no me va a volver a hablar nunca más y eso será muy triste…’ —dijo la entrenadora de ojos marrones en sus pensamientos.

    La chica siguió caminando sin rumbo por un buen rato, hasta que vio que cierta personita estaba entrando al vestíbulo, por lo que se acercó rápidamente a ella.

    —¡Tú! —exclamó, y sin darle tiempo de reaccionar, le agarró del brazo e hizo que se sentara en uno de los sillones del vestíbulo.
    —¡Oye!, ¿¡qué rayos te pasa!? —preguntó la persona que recién hizo su aparición, tratándose de Marina.
    —Tenemos que aclarar un par de cosas, y espero que te hayas lavado muy bien los oídos hoy, porque no pienso repetirlo dos veces, ¿de acuerdo? —dijo Lyra apuntándola con el dedo.

    Marina, un tanto confundida —y aterrada—, asintió con una notoria duda presente.

    ————————————————————————————————————————

    Paralelamente, el joven de cabellos puntiagudos se encontraba saliendo de una de las cabinas telefónicas luego de haber llamado a su madre.
    Mientras caminaba hacia la salida, se cruzó con su ex-novia, quién al notar que la había mirado, decidió saludar.

    —¡Ash!, ¿qué tal todo?
    —Aunque no lo creas, me alegra verte, Dawn, porque justamente quería hablar contigo…
    —Pika, Pikachu… —susurró Pikachu con desagrado.

    La coordinadora de cabellos azules se alegró ante las palabras del azabache, y dijo:

    —¿En serio?, ¿y de qué quieres hablar?
    —¿Se puede saber por qué hiciste que May y Marina se pelearan? —cuestionó el entrenador con “z” en las mejillas, cruzándose de brazos.

    La coordinadora de Sinnoh abrió grandemente ojos y boca al escuchar la pregunta del joven Ketchum. En ningún momento se esperaba que alguien se enterara de su plan, mucho menos el azabache.

    ¿Qué responderá Dawn ante la pregunta de Ash?, ¿qué asuntos querrá “aclarar” Lyra?, ¿descubrirán alguna cosa importante Max y sus amigos a través del micrófono?, ¿May logrará reivindicarse en las Presentaciones Aleatorias? ¡Atentos al próximo capítulo!
     
    • Me gusta Me gusta x 7
  10.  
    FanDeFic Sama

    FanDeFic Sama Guardián de las joyas más hermosas (Aria y Serena)

    Libra
    Miembro desde:
    19 Septiembre 2014
    Mensajes:
    537
    Pluma de
    Escritor
    Hola , bueno pasa a desirte nada mas , que tu fic es muy bueno, la trama es genial ...
    _______________
    ¿que respondera danw ante la pregunta de Ash? ___seguramente se va a victimizar jejeje
    _______________
    ¿que asuntos querra aclarar Lyra con Marina? ___seguramente le dira la verdad
    _______________
    seguramente Max ,y sus amigos se enteraran de primero de lo que la directora Helen
    _______________
    y May seguro lograra reivindicarse a las presentaciones
    _______________
    bueno eso son mis opiniones, claro que , las verdaderas respuestas las sabes tu nomas jejejej
    _________
    Suerte ... con el fic , y espero la continuacion. Me llamo mucho la atencion este fic , estare esperando en siguiente cap con ansias jejeje
    Saludos
    ATT : FanDeFic
     
    Última edición: 6 Octubre 2014
    • Me gusta Me gusta x 3
  11.  
    Erwin Alfonzo

    Erwin Alfonzo Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    25 Julio 2011
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    No... No por favor, no puede terminar así. ¡No no no no no nooooooo! ¡¿Por qué dejas tanta intriga?! T-T

    ¡Hola amigo! Gracias por avisarme de la publicación de este capítulo. Perdiste la apuesta, no mate la curiosidad con Lyra xD (esperando mi premio) aunque me gustó su nuevo apellido, le queda bastante bien. Ya me había acostumbrado tanto a leer capítulos largos que, al terminar de leer este me quedé con ganas de mas XD (aunque también fue por la forma en que terminó, ¡no es justo! xD).

    ¡Vaya que me sorprendió lo de la Presentación Aleatoria! Hasta pude sentir la presión que todos los coordinadores sintieron después de escuchar las reglas (y no es broma, de verdad que es bastante nivel O.o te luciste con esa modalidad). Me sorprendió lo exigente que Drew se mostró en este capítulo, ya tenía tiempo que no actuaba así a causa de los concursos, pero por lo menos no tuvo confrontación directa con Ash en esta ocasión. Y en efecto, esa Dawn está de regreso... Ya en parte extrañaba su "irritable pero adorable" personalidad xD, presiento más encontronazos entre ella y May sobretodo en esta nueva modalidad de concursos. Me dio un ataque de risa cuando leí el lamento de Timmy al quedar emparejado con la ex de Ash (fue fácil imaginarme la dramática escenita, la aterrorizada cara del chico y la carita de angelito de la coordinadora, simplemente no pude evitar reírme xDDD).

    Wiiiii, las cosas entre Marina y May están empezando a calmarse un poco más :D , aunque la intervención de Goldenstone a lo último no fue nada oportuno, pero me alegró mucho leer como la ídolo sigue preocupándose por la castaña. Y por fin "Vicent el imaginador" está haciendo las cosas de manera consciente, a pesar de no aparecer mucho en este capítulo se mostró más sensato de la terrible situación que ayudó a crear. Pobre Max xD quedó traumado con esa extensa lectura, sé lo que es trasnocharse leyendo un libro (aunque no precisamente para una tarea) y de verdad que es agotador, pero su estado de cansancio fue bastante convincente para los otros dos "bromistas", ya quiero saber las cosas que se descubrirán a través de ese micrófono... (ahorita que apenas regresando, la directora lo descubre con suma facilidad y lo pisotea, o lo mete dentro del café, o algo xD). En particular me gustó bastante la escena entre Timmy y Nicolette, por lo menos entre ellos no hay tantos problemas como en las otras parejitas (lo que me hace caer en cuenta ahora de que en éste capítulo no hubo casi ninguna escena "Shipping" :O )

    Bien, fue un excelente y tranquilo (en cierto modo) capítulo a pesar de la SUPER intriga con la que me dejaste en las escenas finales (¡¿Por queeee!? :'( ). Vi una palabra de mas en una parte del capítulo (en la explicación del porque Pichu estaba en la pokebola si mal no recuerdo), siendo ese el único error en lo que al escrito se refiere, porque de resto sigue estando tan impecable como siempre. ¡Sigue así! Con respecto a las preguntas:

    ¿Qué responderá Dawn ante la pregunta de Ash?
    R= Como esa Dawn regresó, lo típico seria hacerse la desentendida y actuar de una forma tan... tan Dawn pues xD. No sé cómo explicarlo, pero si puedo imaginarme de que forma responderá, al menos que nos sorprendas con un repentino arranque de sinceridad por parte de ella, lo cual dudo.

    ¿Qué asuntos querrá “aclarar” Lyra?
    R= Y hasta que por fin, una de las dos se aventuró a decidir dejar claras las cosas. Quizás le dejará claro a Marina que gusta de Jimmy, así como también que sabe de su enamoramiento hacia él. O también le podría decir sobre lo que hizo para “enemistarla” con May, y así no tener más remordimientos con Goldenstone. O ambas cosas xD, esta fue la escena que mas intriga me dejo la verdad.

    ¿Descubrirán alguna cosa importante Max y sus amigos a través del micrófono?
    R= Presiento que sí. Me sigue inquietando bastante lo del francés la verdad. No recuerdo si había una villana en la serie que hablase francés, y eso es lo que me estoy temiendo...

    ¿May logrará reivindicarse en las Presentaciones Aleatorias?
    R= Emmm, desde mi punto de vista, si pero no. Quizás practicando con el cabeza de lechuga logre mejorar su confianza (rayos Ash, ¿en donde estas?) y avanzar. Pero es indispensable recordar que esa Dawn regresó, así que le veo un camino difícil pero no imposible a May en esa modalidad.

    Bueno, sin más que agregar me despido amigo :D . Espero con ansias la continuaci... ¡La intrigaaaa! T-T
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  12.  
    Frantz

    Frantz Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    2 Septiembre 2009
    Mensajes:
    110
    Pluma de
    Escritor
    Excelente capi Steven, la presentacion aleatoria muy bien explicada, un interesante recurso aunque me pregunto que pasaria si el entrenador no tiene el tipo de pokemon impuesto. Me gusta mucho la manera en la que pones humor en tu historia, lo de los tres bromistas muy acertado, recuerdo cuando yo hacia lo mismo el el cole, leer los resumenes en internet XD.

    He de decir que me decepsionaron un poco las parejas queria que a Marina le tocase con Dawn asi ella podria meter mas tension entres esas dos, aunque la amenaza que Dawn le hizo a May lo compenso. Me gusta que las cosas entre May y Marina empiecen a mejorar aunque Jimmy fue muy inoportuno, pero a lo menos el y muchos otros ya saben la verdad estoy casi seguro que las cosas se arreglaran entre Jimmy, May y Marina, despues de todo han pasado por mucho.

    ¿Qué responderá Dawn ante la pregunta de Ash?,
    De seguro hallara la manera de usar eso a su favor, puede utilizar la ingenuidad de Ash y hacerle creer como a Marina que May y Jimmy tienen algo para que ellos dos se peleen, aunque despues arreglen las cosas. De segura Dawn sabria que vendria algo como esto y tiene un as, despues de todo las cosas que hacen son a su propio beneficio para que Ash vuelva con ella.

    ¿Qué asuntos querrá “aclarar” Lyra?
    Esa niña esta loca por Jimmy y cree que Marina quiere quitarselo, le dira "por las buenas" que se aleje de Jimmy y alli Marina le contestara que el esta con May y en una parte de esta discusion Lyra dira algun comentario que haga ver a Marina que no hay nada entre Jimmy y May, y ella se dara cuenta que May nunca la traicionaria, aunque me gustaria ver una charla entre Marina y Ash donde de alguna manera el demuestre que tiene sentimientos hacia May.

    ¿descubrirán alguna cosa importante Max y sus amigos a través del micrófono?
    Espero que la verdadera identidad de Helen, tal vez la usen para una broma, aunque eso seria suicidio, o leerse toda una biblioteca de porque las bromas son malas, posiblemente le digan inderectamente que saben quien es, jaja no creo que vayan a chatejear a la directora no es prpio de Max de Ladis o Lili tal vez.

    ¿May logrará reivindicarse en las Presentaciones Aleatorias?
    Los nervios de Jotho atacan, estoy seguro que Marina la ayudara a superarlo, espero que la aliatoriedad se haga presente y tega que usar a Pichu, el cabeza de lechuga de un mal paso y este a punto de dañar la presentacion y May la salve.

    Para el proximo capitulo espero leer mas del T.R y de que trata su operacion, me gustaria ver mas a Paul ha pasado un poco desaparecido desde hace algunos capitulos y leer un poco mas de parejas como Dawn y Paul, Brock y Lucy y Solidad y Lance.

    Hasta el proximo capitulo.

    Frantz.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    Hygge

    Hygge Luminary of the stars Señorita psicñóloga Dodandy

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    12,550
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Perdón por la enoorme tardanza en escribirte el comentario, Steve, pero al haberme quedado un tanto atrasada no sabía muy bien cómo escribirlo, mea culpa xD
    Buff, aquí han pasado tantas cosas interesantes *^* , veamos como me pongo al día;

    Capítulo 20
    Este fue en verdad uno de mis capítulos favoritos, más por el hecho de que me encantó el advanceshipping que hubo en él pero también la charla que dieron Ash y Drew como castigo me hizo pasar un buen momento xD Espero que el enfado de Marina y May se solucione pronto, no me gustar verlas así u.u Y tampoco quiero que la parejita de Jimmy y Marina se distancie como lo están haciendo por ahora, en verdad que esos dos juntos me gustaban mucho. Ah, y esperemos que Nicolette averigue pronto de qué pokémon se trataba aquella vez en la cueva, la cosa me sigue intrigando. Pasando de nuevo al advance, repito, ¡me encantó el que hubo en éste cap! Poco a poco esos dos se van acercando más y parece que Ash está madurando de igual forma, solo hay que ver cómo animó a May, las palabras que usó y...ese abrazo que fue inesperado pero muy bonito <3

    En fin, por lo técnico no hay nada que decir, no vi faltas ni errores de tipeo y todo se entiende perfectamente, usas todo correctamente y te felicito por ello :3

    (Me paso las preguntas porque la mayoría ya se respondieron con el siguiente capítulo xD)

    Capítulo 21
    Este otro cap sí que fue más tranquilo como dijeron allá arriba, no hubo ni advance ni shipping casi pero el anterior lo compensó, por lo que me conformo con eso :p (También hay que pensar que las cosas no pueden ir tan rápido y que está bien como llevas los shipping, poco a poco y cuando se de la ocasión n.n) Me dio un poco de pena May, la pobre anda distraída con el tema de su amiga y encima Drew se aprovecha de ello e.e Arg, qué malo. Lo que sí, me gustó que Marina esté cediendo un poco a su enfado y que casi dejara que May le contara lo sucedido...casi. ¿Por qué tuvo que aparecer Jimmy, por qué? TnT

    En un principio, cuando Dawn apareció en el columpio al lado de May, pensé que hablaría con ella de verdad, pensé que quizás la peliazul se iba a comportar un poco y que algo bueno saldría de esa conversación, que a lo mejor empezarían a llevar bien...pero al escuchar lo último no pude evitar quedarme así: .__. ¿qué...? x'DD Ya me parecía a mí que eso era muy raro xD

    En fin, paso a las preguntitas:

    -¿Qué responderá Dawn ante la pregunta de Ash?
    De seguro se inventará algo o se hará la tonta, esquivando al pregunta y logrando salir de allí sin responder e.e

    -¿Qué asuntos querrá “aclarar” Lyra?
    Espero que sea todo el plan de Dawn para separarlas, sería genial que fuera eso. De una vez por todas se haría justicia (?)

    -¿Descubrirán alguna cosa importante Max y sus amigos a través del micrófono?
    Sí, por lo menos que descubran algo de su verdadera identidad, estoy esperando demasiado para saberlo xD

    - ¿May logrará reivindicarse en las Presentaciones Aleatorias?
    Por supuesto que sí, ella tiene mucho potencial, de seguro lo logrará :3

    Y eso es todo, esperaré al siguiente cap con ganas c: ¡Nos leemos!

    Liza White
     
    Última edición: 16 Octubre 2014
    • Me gusta Me gusta x 1
  14. Threadmarks: Capítulo 22: Refrescante venganza
     
    Steve Yops

    Steve Yops Usuario popular

    Acuario
    Miembro desde:
    16 Marzo 2010
    Mensajes:
    850
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    [Versión "beta"] Nuestros destinos se re-enlazan (Advanceshipping y otros)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    25
     
    Palabras:
    8249
    ¡Hola, gente! :D Aquí les traigo el "capítulo mensual" jajajaja.
    Bueeeno, este capítulo me volvió a quedar un poco más largo, pero es que realmente lo ameritaba puesto que debía plasmar varios sucesos de la historia que tenía en mente. Este es uno de los capítulos que más he disfrutado en escribir, está lleno de hechos relevantes y escenas muy divertidas :)!
    Espero que les guste, y me dejen un comentario para saber qué tal les pareció. ¡Aquí va!

    Capítulo 22: Refrescante venganza

    La coordinadora de cabellos azules se puso a mirar de un lado a otro, evitando todo contacto visual posible con el azabache o su eléctrico acompañante. Aquella pregunta había sido tan de golpe, que no hallaba qué decir.
    Sin idea alguna, Dawn se aclaró la garganta y dijo:

    —Disculpa… ¿qué dijiste?
    —¿Por qué hiciste que May y Marina se pelearan? —insistió el chico de cabellos puntiagudos, mirando a la chica con seriedad y cruzado de brazos.
    —¡Wow, Ash! No te voy a negar que esa noticia que me estás dando es: ¡fa-bu-lo-sa! —exclamó la coordinadora de Sinnoh haciendo énfasis en la palabra en cursiva—. Pero, lamentablemente, yo no tuve nada que ver…
    —Seguro que no… —musitó Ash con sarcasmo.
    —Pikachu… —gruñó el ratón eléctrico con desconfianza.
    —Mira, Dawn, hoy en la mañana Jimmy escuchó que…
    —Bueno, en todo caso eso explica por qué ahora May pasa más tiempo con Drew… —lo interrumpió Dawn precipitadamente, mirándolo con picardía.

    Esas palabras no cayeron muy bien en el oído del azabache. Poco a poco, éste comenzó a sentir que la duda y la incertidumbre se apoderaban de su cabeza.

    —…n-no intentes cambiar el tema —dijo el joven Ketchum, con leves estelas de inseguridad.
    —¡Pero si es verdad! —insistió Dawn encogiéndose de hombros—. Tú mismo puedes ir a verificarlo en el patio…

    Sin decir más, la chica de cabellos azules le lanzó un guiño coqueto a su ex, para luego emprender el rumbo a una cabina telefónica jugando con su cabello.
    El entrenador con “z” en las mejillas, un tanto incómodo, la siguió con la mirada, y tomó aire.

    Sinceramente se esperaba muuuchas cosas de la conversación: que la chica se hiciera la víctima, que le reprochara la forma en que terminaron, o que insistiera todo el tiempo de no saber nada del tema… pero ni por si acaso se esperaba esa noticia tan pesada.


    —¿Q-qué dices, Pikachu?, ¿vamos a ver? —preguntó el joven originario de pueblo Paleta.
    —¡Pika Pikachu! —exclamó el amarillo pokémon mientras negaba con la cabeza, queriendo decir “¡No caigas en su trampa!”.

    El azabache miró a su pokémon y luego miró a la salida, tomando así una decisión:

    —Creo… creo que iré a matar la curiosidad.
    —Pika-chu… —susurró Pikachu con aires de resignación.

    ————————————————————————————————————————

    Hablando de los susodichos, un elegante Masquerain que se encontraba volando en lo alto, fue aterrizando lentamente, hasta posarse sobre la cabeza de su entrenador, Drew De Larousse.


    —Veo que has mejorado un poco, aunque aún te faltan cosas que pulir… —comentó Drew.

    May soltó un suspiro y luego acarició a Beautifly, que se encontraba volando a su lado.

    —De verdad lo siento, Drew, es que tengo muchas cosas en la cabeza ahora…
    —Lo sé, pero tienes que aprender a controlar tus emociones, porque el día de mañana pueden pasar muchas cosas y deberás encontrar la forma de que eso no te impida brillar como tú quieres.

    May, sonriendo melancólicamente, asintió.

    —Y bueno —prosiguió Drew—, no creo que sea sólo lo de Marina lo que te tiene así, ¿verdad?

    La castaña levantó la mirada un tanto confundida.

    —La presentación de hoy, te recordó a tus tiempos en Johto… ¿verdad? Me imagino que debes sentirte un tanto presionada por la evaluación de mañana.
    —Bueno, sí. Me temblaban las piernas, mi mente estaba nublada, me salían ideas confusas… La Presentación Aleatoria me asusta mucho, si te soy sincera —confesó May, rascándose suavemente su brazo.
    —Y si yo te soy sincero a ti, a mí también me asusta un poco… creo que a todos. Porque, bueno, siempre preparamos nuestras exhibiciones de movimientos con anterioridad, pero acá todo es en el momento y te puede salir cualquier cosa; pero vamos, no estamos en el Grupo Avanzado por nada —dijo el coordinador de ojos verdes sonriente, poniendo su mano sobre el hombro de la chica.

    May sonrió ante las palabras de Drew. El hecho de que su compañero ya no se mostrara tan exigente como hace un rato y se inclinara más por brindarle apoyo sin duda la relajaba mucho. Ambos coordinadores acordaron que fue suficiente entrenamiento por ese día, y devolvieron a los tipo bicho a sus respectivas pokébolas.

    La castaña, entonces, se detuvo a pensar por unos segundos. Ella tiene las habilidades necesarias para pasar la prueba, sólo tiene que confiar un poco más en sí misma… Todo va a salir bien.

    Luego de dicha reflexión, la chica de ojos zafiro volteó a mirar a su alrededor y vio a lo lejos a Paul Verity saliendo del campo de batalla de al lado.

    —¡Paul! —gritó la castaña, corriendo en dirección al muchacho.

    Drew, por su parte, la siguió con la mirada, sintiéndose un tanto extrañado.

    —¿Ah? —dijo Paul, dándose media vuelta.

    May se detuvo frente a él y levantó una mano como muestra de saludo.

    —Hola, soy May…
    —Ah, sí. La chica de la foto y de los sueños de Ash… —dijo Paul con una mirada irónica.
    —¡S-sí! Esa soy yo… —respondió la coordinadora de Hoenn un tanto sonrojada—. ¿Has visto a Ash?

    El coordinador de cabellera verde escuchó la pregunta de la chica de ojos zafiro, lo cual fue absolutamente desagradable para su gusto. No obstante, el joven Drew decidió no interrumpir la conversación para ver qué rumbo iba a tomar dicha charla.

    —Sí, sí —respondió el entrenador de cabellera morada—. Salió a comprarte unas flores y un peluche.
    —¿Q-qué? —preguntó May inocentemente—. No estarás hablando en serio… ¿o sí?
    —¡Por favor, claro que no! —exclamó Paul soltando una risotada burlona—. ¿De verdad caíste con esa broma, niña?

    La castaña entrecerró los ojos y abrió grandemente la boca, ofendida. Tratando de mantener la compostura, la chica intentaba decir algo, pero no se le ocurrió nada, puesto que se sintió bastante ingenua en creer una broma tan evidente como esa.

    —Bueno, creo haberle escuchado a tu noviecito que iba a la sala telefónica, así que anda echar un vistazo si te apetece.
    —¡Oh! Gracias, Olafo… —respondió May cruzándose de brazos, con una expresión de enfado un tanto cómica.
    —¿Qué dijiste? —cuestionó Paul.
    —Oh, nada, Olafo el amargado… —dijo la castaña, alejándose del entrenador.

    Paul lanzó una mirada irónica a la coordinadora de Hoenn y se marchó del lugar susurrando la palabra “papanatas”.

    —Oye, May, ¿ese chico te estaba molestando? —preguntó Drew.
    —Nah, es un Grinch cualquiera, pero no hizo nada que me afectara, sólo un poco de humor pesado…
    —Hmm… ya veo —dijo el coordinador de cabellera verde pensativo—. Y... ¿por qué quieres saber dónde anda Ketchum?

    La castaña abrió los ojos como platos, muy sonrojada, al darse cuenta que el chico pudo escuchar la conversación.

    —May… insisto que no te conviene ilusionarte con ese chico. Digo, ¿al menos supiste por qué terminó con Dawn? —cuestionó el joven proveniente de ciudad Larousse.
    —…no hace falta —respondió May—. Yo conocí a Ash meses antes de que tú aparecieras, ¿recuerdas? Más allá de lo que puedas estar pensando, él es mi amigo, y en estos momentos es la persona en la que más puedo confiar.

    Las últimas palabras cayeron del hígado para el muchacho de ojos verdes. “La persona en la que más podía confiar”, eso decía mucho: el cariño que le tenía al chico era gigante, tanto, que sólo con él se sentía segura en ausencia de Marina.

    —Pues te deseo suerte, ojalá no te hagan pedazos tan rápido —dijo ásperamente Drew De Larousse, comenzando a emprender el paso para marcharse.
    —¡Drew…! —exclamó May, atónita—. ¿Qué pasa?, ¿por qué pareciera que estuvieras molesto?

    El coordinador se detuvo, y se dio vuelta para mirar a su compañera por unos segundos para decirle:

    —Trata de descubrirlo por tu cuenta, yo no voy a decirte lo mismo todos los días.

    Y sin decir más, el joven Drew continuó su rumbo, alejándose de la castaña. Ésta, por su parte, soltó un muy largo suspiro.

    —Otro más que se enoja… —susurró resignada, llevándose la mano a la frente.

    Pichu, que había estado dentro de su cápsula esférica durante el entrenamiento, salió de su pokébola y osciló sus patitas en dirección a Drew como si lo estuviera echando.

    —¡Chu chu, Pichu! —exclamó el ratoncito, queriendo decir “Déjalo, que se vaya…”.

    May se echó a reír ante las expresiones de su pokémon, y luego prosiguió a acariciarlo, sintiéndose agradecida de contar con su compañía.
    ————————————————————————————————————————
    —¡Muy bien, Marina, presta muuucha atención! —exclamó Lyra levantando su dedo índice—. Ando de pésimo humor, así que no quiero que digas “¡Ay no, no te escuché! Please, repítelo, Lyra querida…”. Porque, uh, eso sería realmente molesto. Digo, uno que anda de malas, ¿y que te pidan que repitas las cosas? No, no. Eso es lo último que debes hacer porque…

    Marina, un tanto exasperada, giró sus ojos impacientemente.

    —¡Habla ya, Lyra! —protestó la ídolo pokémon.
    —Uy, bueno ya… que impaciente estamos hoy, ¿no? Me parece que alguien durmió mal anoche y anda con las mañas.

    Marina respiró agitadamente y luego se mordió la manga para soltar toda la desesperación contenida en el momento.

    —A ver… como empiezo. Hay un chico llamado Jim que le gusta a una chica llamada Mara… ¡Pero hay una tal Karina que no deja que Jim y Mara estén juntos y contentos! Cuando Karina podría irse perfectamente con su pretendiente, Victor, muy feliz de la vida.
    —¿…y quiénes son esos? —preguntó Marina, confundida, rascándose la cabeza.
    —¡Oh por Dios, qué lenta…! —exclamó la joven de ojos marrones, llevándose la mano al rostro con exasperación—. ¡eres Karina, Vincent es Victor, yo soy Mara, y Jim es mi Jimmisito! —añadió haciendo énfasis en las palabras en cursiva.

    Marina comenzó a susurrar los nombres moviendo el dedo de un lado a otro para asimilar todo, y pasados unos siete segundos, entendió lo que Lyra quería decirle.

    —Con que así son las cosas… —dijo la chica de cabello cerúleo—. Pues lamento decirte que te faltó agregar que “Jim” tiene una relación secreta con una chica llamada Macy, por lo que ni Karina ni Mara pueden estar con él.

    Lyra adoptó la misma pose pensativa mientras susurraba el nombre “Macy” para ver a quién le sonaba, y cerca de diez segundos, supo la respuesta…

    —¿Te refieres a May? —preguntó la entrenadora de Johto.
    —Sí; así que “Mara” debe preocuparse más de May que de Marina…
    —¡Ay, por favor! —exclamó Lyra sarcásticamente—, ¡esos ni siquiera están saliendo! Fue todo un montaje…
    —¿…qué?

    Lyra, al darse cuenta de lo qué había hecho, se tapó la boca con sus dos manos, sintiéndose muy pero muy nerviosa. Definitivamente, había metido la pata…

    —¿A qué te refieres con “montaje”? —cuestionó Marina, poniéndose las manos en la cintura.
    —¿Montaje? Oh, Marina, dormir poco te hizo mal… ya estás imaginando cosas —respondió la joven de cabellos marrones junto a una risa nerviosa.
    —¡No me vengas con esos cuentos! —vociferó Marina, frunciendo el ceño.

    Lyra tragó saliva nerviosamente, y luego tomó aire de manera profunda.

    —Bueno, ya… Dane escuchó una conversación entre Jimmy y May, donde ella se juntaría con él al día siguiente para poder hablar de lo que pasó entre ustedes. May quería convencer a Jimmy de que hiciera las paces contigo, y cuando lo logró se emocionó tanto que le dio un abrazo.

    >>La cosa es que Dane quería vengarse de ustedes dos y yo quería a Jimmy completamente disponible, así que junto a Brianna, hicimos malinterpretaras todo con unos avioncitos de papel que tenían unos mensajes anónimos.

    Marina se quedó atónita durante unos segundos. Era muchísima información que cambiaba en gran perspectiva las cosas, poniéndole en claro que…

    —Entonces… ¡May nunca me mintió! —exclamó Marina sonriente.
    —¡Sí! Entonces Mara y Karina no tienen por qué preocuparse de Macy…

    Tras escuchar las palabras de Lyra, la sonrisa de la ídolo pokémon se borró por completo.

    —¡Entonces fue toda una farsa de ustedes! —gritó Marina, furiosa.

    Rápidamente, Marina corrió para abalanzarse sobre la entrenadora de cabellos marrones, pero ésta, al pegar un grito se hizo a un lado y tomó uno de los cojines que habían en los sillones para cubrirse la cabeza.

    —¡Por favor no me lastimes! —suplicó “Mara”.

    La chica de cabello cerúleo comenzó a respirar más lentamente para poder calmarse. Quizá no era buena idea si le hacía algo a su compañera, pues podría meterse en problemas.

    —Caracoles… ¡Todo salió mal! —dijo la joven de ojos marrones—. Jimmy se enojó conmigo, y yo quería convencerte de salir con Vincent, para que así le dijeras a Jimmy que entre ustedes no podría haber nada y así él hubiera considerado darme un chance... ¡Pero se me chispoteó el cuento de los aviones!

    Marina inclinó levemente la cabeza con sus ojos entrecerrados, como queriendo decir “¿Disculpa?”. Lyra, por su parte, se le pasó cierta idea por la cabeza, por lo que comenzó a jugar con sus dedos índices para decir:

    —Bueno… nadie tiene que salir perdiendo. Tú le dices a Jimmy que yo fui buena chica contándote la verdad, y así las dos nos reconciliamos con él, y además recuperas tu amistad con May… ¿no te parece grandioso?

    Marina se quedó mirando fijamente por unos segundos a la joven Silverwinds, y soltó una carcajada.

    —¡Oh, sí, sí! Seeeguro… —dijo la coordinadora de Johto con notorio sarcasmo—. Digamos que Mara se hundió a sí misma, y va a tener que atenerse a las consecuencias; mientras que Karina, Macy y Jim podrán gozar de un hermosísimo y merecido final feliz.

    Tras decir eso, Marina le guiñó un ojo sarcásticamente a la joven Lyra, y posteriormente se fue caminando muy sonriente.

    —¡No, no, no! —protestó la entrenadora de Johto, dando varios zapatazos contra el suelo—. ¿Qué voy a hacer ahora?

    Lyra miró a sus alrededores, y vio que Dawn iba acercándose al vestíbulo, por lo que se fue corriendo a toda velocidad a su habitación.

    (...)

    Unos minutos más tarde, el chico de cabellos puntiagudos se encontraba corriendo a toda velocidad por el vestíbulo para ir en dirección al patio de recreos, y pudo a ver a cierta distancia a Paul Verity, quien lo hizo frenar para decirle algo.

    —Oye, niño, tu noviecita andaba preguntando por ti.
    —¿Noviecita? —preguntó Ash, estupefacto, alzando una ceja.
    —Ya sabes… la castaña, con la que soñaste una noche.

    Al darse cuenta de quién estaban hablando, Pikachu comenzó a reírse pícaramente y Ash se ruborizó de manera considerable.

    —Idiota… —susurró el entrenador de pueblo Paleta.

    Sin decir más, el azabache emprendió la corrida para seguir su camino, mientras que su compañero de habitación lo siguió con una mirada burlona.

    —Ya quiero ver si en un par de meses siguen negando eso… —musitó Paul con una sonrisa irónica.

    El joven con “z” en las mejillas cruzó la puerta que daba al patio con mucho apuro. Necesitaba quitarse la incertidumbre de encima, puesto que tenía dos versiones completamente distintas del asunto: Una en la que la castaña estaba pasando el tiempo con Drew, y otra en que la chica lo estaba buscando.
    No obstante, el azabache frenó el paso a metros de los campos de batalla, percatándose que May andaba por esos lados, y Drew de Larousse, que iba acercándose a él, parecía venir de ese mismo punto.

    —Miren lo que trajo el conserje… —dijo Drew mirando con desprecio al azabache.
    —Una ensalada podrida de lechuga es lo que parece —contraatacó Ash.
    —¡Woow! Qué gracioso, Ketchum. A ese paso harás llorar a un payaso…
    —Piérdete, De Larousse, no vine a conversar con las hierbas.
    — Y es que a mí tampoco me interesa hablar con niñitos que juegan al superhéroe —comentó Drew con un gesto arrogante—. Porque, bueno, pasé una tan excelente tarde con May que… conversar contigo podría echar a perder la buena onda que tengo ahora, así que, hazte a un lado.

    El coordinador de ojos y cabellos verdes emprendió el paso luego de hacer su típico movimiento de flequillo, sintiéndose completamente satisfecho al darse cuenta que de cierta forma, su comentario hizo desestabilizar al azabache.

    —¡Pika, Pika Pikachu! —exclamó el ratón eléctrico queriendo decirle “no le hagas caso a ese engreído”.
    —¡Tienes razón, Pikachu! —dijo Ash en tono decidido, entendiendo perfectamente lo que le había querido decir su fiel inicial.

    El azabache siguió su camino con mucha determinación, confiando en que esa tarde quizá no haya sido la gran cosa y Drew sólo estaba exagerando.
    Al estar relativamente cerca de la coordinadora de ojos zafiro, el entrenador y pokémon fueron avistados por Pichu, quien se alegró de gran manera al reconocerlos.

    —¡Pichu, Pichu! —exclamó el ratoncito, alegre.
    —¡Pikachu! —saludó Pikachu con el mismo estado de ánimo.

    La castaña volteó la mirada con curiosidad, y sintió una especie de fogonazo en su corazón al ver que se trataba del chico de cabellos puntiagudos.
    Una grandísima sonrisa se formó en su rostro, y un brillo incandescente comenzaba a aparecer en su mirada. Su presencia era más que suficiente para alegrarle el día.

    —¡Ash! —exclamó la joven Balance—, ¡no sabes lo feliz que estoy de verte!

    El azabache sintió cierto cosquilleo en el estómago al escuchar la frase pronunciada por su amiga.

    —¿Ah sí? —preguntó él.
    —¡Sí! Había preguntado por ti y ahora iba a buscarte, realmente quería verte hoy.
    —Oh, bueno, por ahí le había escuchado a Dawn que habías pasado la tarde con Drew, así que no pensaba que me estabas buscando…
    —¡No, no! Estábamos entrenando. Me asignaron a él como compañero en la nueva actividad, pero eso es todo.

    El azabache sonrió grandemente al escuchar las palabras de su amiga. El hecho de que quisiera verlo y clarificara inmediatamente que lo de Drew no era gran cosa lo animaban a descartar las dudas que Dawn y Drew le habían hecho sentir.

    —Bueno… aquí me tienes. ¿Qué ocurre?

    La castaña sonrió melancólicamente.

    —La verdad… me siento muy sola ahora que estoy peleada con Marina, y bueno, tú y yo somos amigos desde hace tiempo, ¿no? —dijo May—. Quería preguntarte si te gustaría hacerme un poco de compañía.

    El azabache sintió mucho pesar por su antigua compañera de viajes al escuchar cómo se sentía. Y obviamente no le iba a decir que no…

    —¡Claro que sí, May! —respondió Ash—. Cuándo sea, dónde sea y para lo que sea, siempre podrás contar con mi ayuda. No lo dudes nunca.

    La chica de ojos zafiro, fascinada, se llevó las manos a su pecho y le dio un muy sincero gracias. Ash, por su parte, le ofreció una muy tranquilizadora sonrisa.

    —¿Te invito a un helado? —propuso el azabache.
    —¡Me encantaría! —respondió la castaña, feliz.

    El joven con “z” en las mejillas esperó a que la coordinadora de Hoenn llegara a su lado, para irse caminando juntos hacia el restaurante. Pichu y Pikachu, por su parte, intercambiaron una mirada de curiosidad, pero al mismo tiempo, de buena impresión.

    ————————————————————————————————————————

    Mientras tanto, en la base secreta del árbol se encontraba el pequeño Max Balance, con unos grandes audífonos puestos, configurando un dispositivo similar a una radio. A su lado, estaban Vivi y Landis, ambos contando también con un juego de auriculares.

    —¡Detecté la señal! —exclamó Max.
    —¡Bien! —celebraron sus amigos.

    Los tres infantes comenzaron a escuchar una especie de emisiones sonoras, hasta que la señal se fue clarificando y escucharon la voz de la directora Helen.

    “¡Está decidido Edward, mañana lo diré todo!”

    —¿Todo? —se preguntaron los tres niños, confundidos.

    “No, señor. Ya fue suficiente tiempo de espera. Así que aunque no te presentes, daré el anuncio de todas maneras.”

    —¿Un anuncio? —cuestionó Max.
    —¿Mañana? —dijo Vivi.
    —¿Quién es el tal “Edward”? —preguntó Landis.
    —Excelente pregunta… —dijeron Max y Vivi al unísono.

    “¡Tú eres el que no entiende!, ¡yo merezco tener un poco de libertad para decidir!”

    Tras decir eso, el sonido comenzó a distorsionarse completamente, pudiendo escucharse sólo las siguientes palabras:

    “Derr.. café… la mesa”

    —¡Oh, no! —exclamó Landis—. ¡La directora derramó café sobre el micrófono!

    Y así fue. La directora Helen se había enojado tanto con su contacto telefónico, que pasó a botar una taza de café que tenía sobre el escritorio, empapando así el pequeño micrófono.

    —¡Sacrebleu!, ¡tengo que secar esto ya! —exclamó la dirigente de la academia.

    La directora Helen sacó un trapo de un cajón, y comenzó a restregarlo precipitadamente sobre la mesa para limpiarla, y sin siquiera darse cuenta, terminó por destruir al micrófono, haciendo caer todos sus restos en el piso.
    Finalmente, soltó el trapo y dijo:

    —¿¡Ves lo que me haces hacer!? —gritó la directora a través del teléfono.
    —Ya… tranquilízate —dijo el receptor de la llamada—. Y está bien, acepto. Mañana podrás hacer la develación de manera oficial.
    —¡Espectacular! —exclamó la directora con una gran sonrisa—. Bueno, entonces por favor contacta a las maquilladoras, peluqueras y todo el personal, ¿de acuerdo?
    —Sí, déjamelo a mí.

    Tras eso, la llamada fue finalizada, dejando muy satisfecha a la directora Helen.

    No obstante, la cosa era completamente contraria para Max y sus amigos, al darse cuenta que perdieron la señal por completo.

    —Y así concluye nuestra brillante investigación… —musitó Max, sintiéndose derrotado.
    —Apuesto a que ni siquiera se dio cuenta del micrófono —comentó Vivi—. La culpa la tiene el tal Edward.
    —¿Qué hay con ese Edward que estaban discutiendo? —se preguntó el hijo del presidente de Poké-reloj S.A.

    El trío de aprendices adoptó una pose pensativa. No obtuvieron mucha información, pero algo era algo… ¿Podrían sacar alguna conclusión al respecto?

    —¡Ya lo tengo! —exclamó Vivi—. ¡La directora Helen se va a casar!
    —¿…qué? —dijeron Max y Landis para nada convencidos.
    —¡Sólo piénsenlo! Estaba discutiendo con ese señor, y dijo que iba a anunciar algo con o sin él… ¡De seguro él es su prometido!

    Max y Landis intercambiaron una mirada de duda. La idea de que todo el misterio se tratara de una futura boda no les cuadraba mucho.

    —Y eso explica porque la directora Helen habla francés… ¡ese es el lenguaje del amor! —continuó la pequeña Winstrate—. Y no quiere que nadie sepa la razón por la cual sabe hablarlo si aún no ha anunciado la boda…
    —Pues… podría ser. Pero lo dudo, y mucho —afirmó Landis.
    —¡Les apuesto un dulce de Baya Aranja! —dijo Vivi.
    —¡Hecho! —respondieron Max y Landis.

    ————————————————————————————————————————

    Paralelamente, Marina se encontraba en su cuarto, recortando y pegando una gran cantidad de papeles en una cartulina, como si se tratara de un trabajo de manualidades.

    Mientras la ídolo pokémon se encontraba muy concentrada en su actividad actual, la ranger pokémon abrió la puerta de la habitación, agotada.

    —¡Uff! Nunca pensé que investigar a un pokémon tomara tanto trabajo… —susurró Nicolette.

    Al percatarse de la llegada de su compañera de habitación, la coordinadora de Johto volteó la mirada.


    —¡Hola, Nicolette! —exclamó Marina—. ¿Dónde andabas?
    —En la biblioteca, buscando información sobre algo —respondió la chica de cabellos revueltos—. ¿Y tú a qué te dedicas?
    —Estoy haciendo una cosita importante… —Marina se detuvo unos momentos, y miró sonriente a su compañera de habitación—. ¿Me quieres ayudar?
    —¡Claro!, ¿qué tengo que hacer?

    Marina le hizo una seña para que se acercara, y entonces comenzó a explicarle de qué se trataba aquel trabajo manual…

    (…)

    Durante todo el tiempo en que Marina y Nicolette estuvieorn ocupadas, May y Ash estuvieron en el restaurante, cada uno con una copa de helado.

    Ambos charlaban sobre temas diversos y se reían constantemente, y como bien era evidente, para ninguno fue problema terminarse su helado, pero eso sólo fue una parte de su tarde, porque después de eso, ellos siguieron conversando, y aprovecharon de caminar por el patio y observaron el hermoso paisaje de la ruta 22 que estaba siendo iluminado por un cálido atardecer.

    Pichu, y Pikachu, por su parte, aprovecharon de estar en los juegos como el resbalín y el“sube y baja” para pasar la tarde.

    Luego, cuando se percataron que la cena estaba por aproximarse, ambos decidieron volver al vestíbulo, aunque hay que dejar en claro que para ellos el tiempo se pasó volando. Durante esas horas compartidas, tanto el entrenador como la coordinadora se olvidaron de todo lo que les rodeaba.

    —Ash, de verdad te tengo que dar las gracias —dijo May llevándose una mano a su pecho—. Te prometo que en estas horas logré distraerme y relajarme, ¡me olvidé de todo por un momento!

    El azabache, conmovido, sonrió.

    —Cuando quieras, May —respondió el joven con “z” en las mejillas—. Yo también la paso muy bien contigo, así que más que hacerte un favor, para mí es un agrado el compartir contigo de nuevo.

    La castaña sonrió grandemente y cruzó sus manos mientras su mirada despedía un brillo de emoción.

    —Siempre estaremos para el otro… ¿verdad? —Tras decir eso, la chica de ojos zafiro sacó su mitad del listón Terracota.
    —Siempre —afirmó Ash, sacando su fragmento de listón, uniéndolo con el de su amiga.

    Luego de volver a ver el listón completo una vez más, la coordinadora de Hoenn se despidió de su amigo, y cada uno se dirigió a su habitación.

    En lo que corresponde a la castaña, la chica se dirigió llena de felicidad a su dormitorio mientras su mente estaba transportada en otra realidad: Haber comido helado, conversar por muchas horas y caminar en un hermoso atardecer junto al chico de sus sueños había sido un gran regalo.
    May soltó un gran suspiro, y prosiguió a abrir la puerta de su habitación, pero alguien se le adelantó. Era Nicolette, que iba saliendo con un cepillo de dientes…

    —¡Yo voy a dejar las bandejas, no te preocupes! —exclamó Nicolette hacia dentro de la habitación.

    Luego, la chica volteó la mirada y vio que al frente suyo estaba la coordinadora de Hoenn con su pequeño pokémon.

    —¡Oh!, ¡May, Pichu! —Al pronunciar dicho nombre, Nicolette dio un pequeño golpe a la puerta como si se tratara de una señal—. Pasen…

    La castaña y el ratoncito saludaron a la ranger, y luego de que ésta última se dirigiera al baño, prosiguieron a entrar.

    Una vez adentro, la chica de ojos zafiro abrió grandemente los ojos y se tapó la boca con sus dos manos al encontrarse con una grandiosa sorpresa.
    Ahí estaba Marina Kristalli, sosteniendo un gran cartel de colores lleno de fotos de las dos, en las que se incluían varias como: de compras en el centro comercial de ciudad Caña Dorada, montando en el Expresso Endrino Primaveral cuando su viaje en Johto estaba finalizando, ambas junto a Pichu y Peque Miss en el barco del capitán Arenque, entre muchas otras.
    Todas estas fotos estaban dispersas alrededor de una gran frase que decía “Mejores amigas para siempre”.

    —M-Marina… —musitó la castaña.
    —¡Pichu…! —murmuró el ratoncito, el cual se bajó del hombro de su entrenadora para observar el cartel de cerca.
    —Nosotras prometimos ser mejores amigas para siempre, y hoy me di cuenta que tú jamás me jugarías sucio, así que, quería pedirte que hiciéramos las pases —afirmó Marina, sonriendo melancólicamente.

    Los ojos zafiro de la castaña se aguaron al mismo tiempo que una sonrisa de alegría se formó en su rostro. Sin pensarlo dos veces, la coordinadora de Hoenn corrió a abrazar a su amiga, y ésta, luego de dejar el cartel sobre un escritorio, corrió para recibirle el abrazo.
    Pichu observó la escena con mucha felicidad, llegando a pegar varios saltitos en el lugar para celebrar la reconciliación del par de amigas.

    —¡No sabes lo feliz que me hace saber esto! —susurró May, muy contenta.

    Marina soltó un suspiro de emoción. Luego, el abrazo finalizó y la joven Balance preguntó:

    —Pero… ¿qué te hizo cambiar de parecer?
    —Aunque no lo creas, fue Lyra la que me contó toda la verdad,, aunque fue por accidente… —afirmó Marina.
    —¿Lyra? —cuestionó la chica de pañoleta un tanto extrañada—. ¿Pero ella qué tiene que ver?
    —Pues… resulta que las brujas de la 21D fueron las que armaron todo este rollo. A mí me llegaron unos avioncitos de papel anónimos que decían que alguien me estaba jugando sucio y que en esos momentos andaba por el patio, y ahí fue cuando te vi con Jimmy…

    La castaña quedó atónita. Con eso se clarificaban muchísimas cosas, pero vaya que era desagradable enterarse que todo fue un montaje de esas chicas…

    —¡Ugh… las odio! —replicó May, indignada.
    —Y yo… —afirmó Marina—. Pero lo importante es que tú nunca hiciste nada, y de verdad, te pido disculpas por haber desconfiado de ti, te prometo que nunca más lo vuelvo a hacer.

    La joven de ojos zafiro sonrió enternecida y respondió:

    —No te preocupes, igual es comprensible. Pero tenemos que sacar algo de esto: La próxima vez que pase algo parecido, le preguntaremos a la otra su versión antes de sacar conclusiones.
    —¡Estoy de acuerdo! —dijo la chica de cabello cerúleo, sonriente.

    La castaña cerró sus ojos alegremente, aunque su humor cambió rápidamente al pensar en algo…

    —Aunque, ¿sabes? Creo que es hora de que esas chicas prueben una cucharada de su propia medicina —dijo la coordinadora apellidada Balance.
    —Oh… ¡claro que sí! —aseguró la ídolo pokémon—. Y yo tengo una idea, si quieres cenas primero y luego te cuento lo que podemos hacer.

    La coordinadora de Johto le señaló una bandeja con comida que estaba sobre la mesita de noche de la castaña, por lo que May pudo inferir que sus compañeras le habían traído la cena.

    —¡Me parece perfecto! —afirmó May.

    ————————————————————————————————————————

    Mientras tanto, Ash entró a su habitación silbando una alegre canción mientras caminaba a paso bailarín.
    Jimmy y Paul, que estaba cada uno en lo suyo, se percataron inmediatamente del tan buen humor que traía el azabache, y cada uno sacó sus propias conclusiones.

    —¿Qué pasó que andas tan de buenas? —preguntó Jimmy levantando las cejas pícaramente.
    —Hmm… nada, sólo fue un buen día —afirmó Ash sin captar la broma de su amigo.
    —Pika, Pikachu… —susurró Pikachu con tono burlón.
    —¡Ketchum está feliz porque pasó la tarde con su noviecita! —exclamó Paul con tono de burla.
    —¡Ya basta, Paul! —gritó Ash, sonrojándose nuevamente.

    Tanto los compañeros de habitación del azabache como su pokémon se rieron ante su reacción.

    —Así que pasaste la tarde con May, campeón… —dijo el entrenador de pueblo Primavera.
    —Sí, pero no fue la gran cosa, sólo comimos helado y caminamos por el patio mientras charlábamos…
    —Eso es lo mismo que una cita, niño… —dijo Paul con los mismos aires bromistas.

    Ash se ruborizaba cada vez más y más de manera inconsciente ante las insinuaciones de sus compañeros de habitación. Finalmente, decidió no tener contacto visual con ninguno para evitar alguna otra vergüenza…

    —Bueno, Jimmy, Casanova: me voy a cenar —anunció el entrenador de cabellera morada, saliendo de la habitación.
    —Ese tipo no se aburre, ¿no? —comentó Ash, una vez que el chico originario de ciudad Veilstone se había ido.

    Jimmy, por su parte, sólo rio y luego se tiró a su cama. No obstante, su sonrisa se borró rápidamente al recordar el asunto que tenía pendiente.

    —¿Y cómo va lo de Marina? —preguntó el azabache.
    —Igual todavía… —Entonces, una idea pasó por la cabeza del chico originario de Johto—. ¡Ash!, ¿de casualidad no le dijiste nada a May de lo que descubrimos hoy?
    —¡Rayos! —exclamó el joven con “z” en las mejillas—. Lo olvidé por completo. Sólo le mencioné que Dawn me había dicho que andaba con Drew pero no me acordé de lo otro.

    El entrenador de largo flequillo lanzó un suspiro de resignación al escuchar la respuesta de su amigo.

    —Lo siento, Jimmy… de verdad olvidé muchas cosas ahora que estuve con May.

    Jimmy aguantó la risa al oír las palabras de su amigo. Prosiguió a sentarse sobre su cama, cosa que pudiera ver el rostro del chico.

    —Ash, sé sincero… ¿de verdad no te gusta May?

    Ash sintió un pinchazo al escuchar esa pregunta. No era primera vez que la escuchaba, y se sentía un tanto incómodo al oírla…

    —Bueno… no sé, quizás... no, o sí, bueno… —balbuceó el entrenador de pueblo Paleta—. Ugh… ¡Cambiemos de tema!

    Jimmy se rio ante la tímida respuesta del azabache mientras negaba con la cabeza irónicamente. “El maestro pokémon está comenzando a crecer…” pensó el entrenador de pueblo Primavera.

    ————————————————————————————————————————

    Yendo al comedor de la Poké-academia, algunos estudiantes ya estaban terminado de comer. Entre ellos, estaban las chicas de la 21D…

    —¡Estuvo delicioso! —exclamó Lyra.
    —¡Vaya que sí! —afirmó Dawn.
    —Bueno, pásenme las bandejas, yo voy a dejarlas… —dijo Brianna.
    —Claro. Yo voy a botar la basura —dijo Lyra, recibiendo todas las envolturas del postre de esa noche: Una barra de chocolate con maní.
    —Hoy es mi turno de descanso, ¡las espero! —anunció la coordinadora de Sinnoh, sacando una lima de uñas.

    Las amigas de Dawn asintieron y cada una se dirigió a su respectivo destino mientras que la chica de ojos lapislázuli las esperaba en el asiento.

    La coordinadora de isla Crisantemo dejó las bandejas en el pasaplatos y le dio las gracias al chef Eduardo, pero antes de darse vuelta, sintió que algo la golpeó en la nuca.

    —¡Auch!, ¿pero qué…? —Sin embargo, no terminó su frase puesto que se encontró con un avioncito de papel en el suelo que decía: “Léeme”.

    Con cierta intriga, la chica de capul abrió lentamente el avión de papel y se encontró con una pequeña rosa muy conocida, la cual olfateó gustosa, y luego procedió a leer el siguiente mensaje:

    “Hola Brianna.
    ¿Sabes? Estoy harto de May. Esta tarde no hizo sino sólo hablar del baboso Ketchum, así que creo que es hora de darle una oportunidad a una nueva chica, y decidí que tú serás la afortunada. Te espero mañana a las 7:00 AM en el patio.


    Firmado: Drew De Larousse”

    Los ojos de Brianna brillaron incandescentemente al leer la carta voladora… ¡Su ídolo quería verla mañana en el patio! Literalmente, ese había sido uno de sus sueños.

    —¡Gaah!, ¡Drew me quiere ver mañana! —susurró alegre la coordinadora de Isla Crisantemo, y se fue dando varios saltitos.

    Lyra, por su parte, botó las envolturas de chocolate en el basurero y se dio media vuelta para volver a la mesa, pero entonces vio como un avión de papel estaba llegando a su cara.

    Asustada, la entrenadora pegó un grito y agarró el avión con la mano.
    Respirando más lentamente para calmarse, la chica observó el avión de papel, que también indicaba que tenía un mensaje adentro:

    “Lyra:
    Marina me dijo que le contaste toda la verdad, lo cual fue un gesto muy noble de tu parte. ¿Qué te parece si nos vemos mañana en el patio a las 7 AM? Quisiera decirte algo importante:


    Fimado: Jimmy.”

    —¡Woah!, ¡Jimmy me perdonó y quiere verme mañana! —exclamó Lyra—. ¡Karina perdió y Mara ganó!

    Paralelamente, Dawn Berlitz se encontraba limándose las uñas, y cuando iba a dejar el utensilio sobre la mesa, vio como un avión de papel aterrizó sobre ésta.

    —¿Y esto? —preguntó Dawn, procediendo a abrir el papel.

    Dawn, ¿qué tal todo?


    Bueno, soy Ash… Y tenías razón, May estuvo pasando la tarde con Drew, te debí haber creído desde el principio. Y, quizá no me creas, pero creo que te veías un poco linda esta tarde… ¿Podría conversar contigo mañana? Estaré en el patio a las 7 AM, ojalá vayas.”

    —¡Wow, wow, wow! —exclamó la coordinadora de cabellos azules—, ¡Ash me citó a conversar los dos solos! ¡Qué día tan padre!

    La coordinadora de Sinnoh se llevó la carta a su pecho sintiéndose enormemente feliz. No obstante, al ver que sus amigas se acercaban, decidió guardar el papel porque prefería conversar con Ash primero antes de hablar del asunto con otras personas.
    Sus amigas hicieron lo mismo, Lyra porque no quería que sus amigas se enteraran que pasó a revelar todo, y Brianna porque temía que Drew no se apareciera si la gente se enteraba que se verían al día siguiente.

    —Y… ¿cómo les fue? —preguntó Dawn.
    —Sí… bien —respondieron ambas al unísono.

    En esos mismos momentos, Drew se encontraba comiendo silenciosamente en compañía de su amigo Vincent. Timmy, por su parte, se había ido hace unos minutos, puesto que ya no se sentía tan cómodo con la presencia de sus compañeros de habitación.

    —¿Qué pasa, Drew? —preguntó Vincent—. Te veo como mosqueado…
    —May no deja de pensar en el inepto de Ketchum —respondió el joven de ojos verdes.
    —Bah… ¡no te amargues! —afirmó el castaño entrenador—. Hace unas semanas Marina no dejaba de pensar en Jimmy, y ahora pasa más tiempo conmigo qué con él…
    —Sí, pero sabes que eso fue por lo que ocurrió entre ella y May...
    —Vamos, hombre, ¡tú tienes la ventaja! —insistió el chico con peinado de cresta—. Estás en la misma clase que ella y encima son compañeros en esa actividad nueva que dices.

    Drew miró pensativo por unos minutos a su compañero y luego dijo:

    —Sí… quizá tengas razón.

    ————————————————————————————————————————

    Unas horas más tarde, ya en el anochecer, cierto individuo se encontraba entrando a una oficina de los cuarteles Rocket. Era Proton. Se sentó tranquilamente en una de las sillas, junto a los otros ejecutivos.

    —Bueno, creo que está demás decirte que tu maniobra de escape en el Viridian Plaza fue patética y arriesgada, ¿no? —comentó Archer.
    —Sí, sí… Ya lo he escuchado como quinientas veces —replicó Proton.
    —Pues ojalá las quinientas veces se te hayan quedado grabadas, ¡porque en estos momentos no estamos en condiciones de perder integrantes! —intervino Ariana, haciendo énfasis en la palabra en cursiva—. Eso lo dijo el mismísimo Giovanni de forma explícita.
    —¡Ya, gente, ya entendí! —insistió el ejecutivo Rocket de cabello verde, comenzando a perder la paciencia.
    —Esperemos que sí —dijo Archer—. Bueno, se avecina tu misión, Petrel. ¿Tienes todo listo?
    —Sí… digamos que sí. Tengo la maniobra pensada… —afirmó Petrel bastante relajado, apoyando la nuca con sus manos—. Sólo necesito a los integrantes acompañantes, y todo estaría completo.
    —Bien, ¿y quiénes serían?
    —Ustedes saben que necesito completa eficiencia para que mi plan funcione a la perfección, y para eso necesito gente experimentada; así que estaba pensando en los agentes de élite que fueron llamados por el jefe.
    —¿Hablas del agente Pierce y la agente Dominó? —preguntó Ariana.
    —Exactamente.
    —Pues… lo siento, pero eso no será posible —aseguró Archer—. Yo ya los tengo reservados para la última misión preliminar, y ahora están sometidos a un arduo entrenamiento.
    —Pero… ¿no pueden tomar aunque sea un breve descanso? —cuestionó el ejecutivo de cabello y barba morada.

    Archer negó con la cabeza.

    —Uh… de acuerdo —dijo Petrel, cruzándose de brazos un tanto escamado.
    —Vamos, Petrel… —dijo Proton—. Si es por lo de los disfraces aún estás a tiempo de entrenar a algunos agentes, ¿no?

    Petrel miró pensativo a sus colegas por unos instantes, y luego exhaló aire.

    —Sí, supongo que sí. Creo que iré con Cassidy y Bobby.
    —¡¡Qué mi nombre es Butch!! —gritó una voz que parecía venir de varios pisos abajo.
    —Vaya... esa audición tan aguda me será útil —afirmó el maestro del disfraz, un tanto sorprendido.

    ————————————————————————————————————————

    Al día siguiente, Dawn se levantó mucho más temprano de lo habitual para irse a duchar. Lo que le extrañó fue que a los pocos minutos sintió que otras duchas habían sido abiertas. Al salir, miró a los alrededores y vio que no había nadie, por lo que fue corriendo a su habitación.
    Se terminó de arreglar lo más rápido posible, y se fue a toda velocidad hacia el vestíbulo. Vio que no habían moros en la costa, y partió como un rayo a la puerta que daba al patio.

    Al llegar a su destino, tomó aire para recuperar el aliento, pero no veía a su ex por ningún lado.

    —Hmm… al parecer llegué primero —musitó la coordinadora de Sinnoh.

    Pero entonces, oyó como la puerta del patio había sido abierta. Rápidamente volteó la mirada pero no era quién esperaba…

    —¿¡Lyra!? —exclamó Dawn—. ¿Qué haces aquí?
    —¡Dane!, ¿qué haces tú aquí?
    —Ash me citó a esta hora para hablar conmigo.
    —¿En serio?, ¡qué genial! —afirmó la chica de cabellos marrones—. Jimmy también quería conversar conmigo, ¡quizá sea una cita doble!
    —Humm… no estoy muy segura.

    Pero entonces, escucharon como de nuevo alguien abría la puerta. Cada una con sus propias esperanzas, miraron hacia dicha dirección, pero en su lugar vieron a la chica de capul.

    —¡Drew! Ya estoy a…quí —En un principio Brianna venía corriendo muy contenta, pero al ver a sus amigas comenzó a retrasar el paso y a bajarle a la emoción—. ¿Y ustedes en qué andan?
    —Bueno… yo me iba a ver con Ash y Lyra con Jimmy —respondió Dawn, a lo que Lyra asintió.
    —Qué raro… yo me iba a ver con Drew en esta misma hora y en este mismo lugar —aseguró la coordinadora de isla Crisantemo.
    —¿No les parece mucha coincidencia…? —cuestionó la coordinadora de Sinnoh.

    Pero sin que pudiera terminar su frase… ¡Splash! El sistema de regadío de la Poké-academia se encendió, empapando por completo a las chicas de la 21D. Éstas comenzaron a gritar histéricas mientras sentían como todo su cuerpo iba siendo mojado por los chorros de agua.

    Hubo un momento en que intentaron escapar, pero eso sólo fue para peor, porque apenas Dawn dio un paso, empezó a resbalarse, y por intentar sostenerse de sus amigas... ¡las tres cayeron sobre el lodo!

    —¡¡Esto debe ser obra de la insufrible de May Baloser!! —vociferó la coordinadora de Sinnoh, histérica.
    —¡Baloser! Esa es buena… —celebró Lyra, pero después volvió a gritar al ser empapada.

    Y efectivamente así había sido. May y Marina observaban desde la ventana del vestíbulo como las de la 21D estaban siendo completamente mojadas de pies a cabeza, además del tremendo baño de lodo que se mandaron. Ambas, riendo sin parar, chocaron las palmas como muestra de celebración. Y por supuesto, Pichu también estaba ahí, comiendo su infaltable paquete de palomitas.

    —¡La hicimos, Marina! —celebró May.
    —¡Oh, claro que sí! —afirmó Marina.

    Entonces, el sistema de riego comenzó a apagarse lentamente, por lo que May y compañía, luego de haberse reído por un buen rato, se dieron media vuelta para ir a desayunar.

    Y en esos mismos intantes, el par de chicas vio a Jimmy y Ash a lo lejos.

    —¡Hey, Marina! Ahí está Jimmy… —susurró May.

    Marina asintió un tanto emocionada. Ash, Jimmy y Pikachu también vieron a las chicas junto al ratoncito, y las saludaron a la distancia.

    —¡Marina! —exclamó Jimmy—. Quisiera saber si…

    Pero mientras él hablaba, Marina lo miraba fijamente, y hubo un momento en que no pudo contenerse más, y comenzó a correr a toda velocidad en dirección al chico y… ¡Todos quedaron sorprendidos con lo que pasó!

    Nuestra ídolo pokémon llegó hacia el joven Goldenstone, miró sus ojos azules y luego de tomar aire, lo agarró del suéter, cerró sus ojos, y sin poder resistir el impulso, junto sus labios con los de él y… ¡oficialmente tuvieron su primer beso!
    Jimmy, impresionadísimo, abrió grandemente los ojos y sintió una especie de sofoco por toda la cara, pero lentamente se fue dejando llevar por el momento, y cerró los ojos.

    Los latidos de ambos comenzaban a acelerarse considerablemente, y sintieron un agradable cosquilleo por todo el cuerpo. ¡Después de tanto tiempo...! Ambos habían expresado, de manera indirecta, lo que sentían por el otro. Y entonces, Jimmy pudo relajarse del todo y tomó a Marina de la cintura. Ella, por su parte, rodeó por completo el cuello del chico con sus brazos.

    May cruzó las manos, sintiéndose muy feliz por su amiga. Ash, por su parte, sonrió, cruzándose de brazos como muestra de satisfacción. Y entonces, tanto Ash como May cruzaron miradas y sintieron ese “fogonazo” en el corazón.

    Finalmente, los labios de Marina y Jimmy comenzaron a despegarse lentamente y a continuación, ambos se miraron fijamente a los ojos, enternecidos.
    No obstante, el momento fue interrumpido por un gemido de impresión. Todos los presentes voltearon a ver a la emisora de tal ruido, y se encontraron con las embarradas y mojadas chicas de las 21D.

    —¡Maldita besucona! —exclamó Lyra, empuñando las manos y con cara de berrinche.

    Marina, por su parte, le sacó la lengua bastante divertida.

    —¡¡Ustedes dos!! —gritó Dawn, furiosa, señalando a May y a Marina.

    Ese alarido hizo que todos pegaran un pequeño brinco del susto. La chica de cabellos azules comenzó a caminar lentamente, hasta estar relativamente cerca al par de amigas.

    —¿¡Se divirtieron con su bromita de pésimo gusto!? —cuestionó Dawn, respirando agitadamente.
    —¡Oh, Dawn!, ¡te ves fabulosa! —exclamó May sarcásticamente.
    —¡Sí! Estás a la moda, linda… —añadió Marina con el mismo tono, despegándose de Jimmy para acercarse a la castaña.
    —¡Esto es el colmo! —intervino Brianna—. Nunca pensé que caerían tan bajo, May…

    La castaña, levemente indignada, se cruzó de brazos y volteó a ver a Brianna con una mirada acusadora.

    —¿Ah sí? Pues mira quién lo dice. ¡Tú participaste en ese sucio plan de separarnos a Marina y a mí, Brianna!

    La coordinadora de isla Crisantemo abrió grandemente los ojos de la impresión ante la oración de la castaña. Dawn también se mostró un tanto atónita al darse cuenta de que su plan había sido descubierto. Lyra, por su parte, comenzó a sentir algo de inquietud.

    —Si alguien ha caído bajo aquí eres tú con estas malas juntas… —añadió Marina, señalando a Dawn y Lyra.

    Brianna bajó la mirada rápidamente, sintiéndose muy incómoda ante las afirmaciones de May y Marina. Dawn, por su parte, miró escamada a sus adversarias.

    —¿¡Pero qué es esto!? —gritó una voz a lo lejos.

    Era la directora Helen, que venía corriendo hacia las chicas de la 21D.

    —¿¡Pero qué creen que hacen!?, ¡no es momento de jugar a ser los tres cerditos! —exclamó la dirigente de la academia—. ¡Vayan a bañarse en este mismo instante! Y por si no alcanzan a desayunar a tiempo, quiero que después del almuerzo se dirijan al auditorio.
    —¡Pero...! —trataron de decir las tres chicas.

    Pero la directora Helen rápidamente chasqueó los dedos y apuntó al pasillo D para que fueran a bañarse.
    Lyra y Brianna suspiraron resignadas y se fueron a rastras en dirección al baño. Dawn, por su parte, se acercó por unos breves segundos a las coordinadoras y les dijo:

    —¡Ni piensen que van a salir ilesas de todo esto!
    —Oh, sí, seguro… —dijo la castaña con tono irónico.
    —Tenemos muucho miedo —agregó la joven de cabello cerúleo.
    —Seguro que sí —dijo la coordinadora de Sinnoh, y luego volteó a ver a May—. Va a ser chidísimo ver como fracasas en las presentaciones Aleatorias.

    Ante lo último, May se quedó fría. La joven de cabellos azules les dirigió una mirada llena de odio al dúo de chicas y luego se fue al pasillo para volver a ducharse.

    —No le hagas caso… —dijo Marina.
    —A decir verdad estoy un poco nerviosa. No sé si esté preparada… —respondió la coordinadora de Hoenn.
    —¡Te irá bien! Relájate —afirmó Marina, guiñándole un ojo de manera amistosa.

    May sonrió y asintió.
    A continuación, Jimmy apareció al lado de Marina y le dio un abrazo de costado, mientras que Ash apareció junto a May y le sonrió amigablemente.

    —Bueno, vamos a desayunar, chicas —dijo Jimmy.
    —¡Sí! —exclamaron ambas al unísono.
    —¡Bien! Muero de hambre… —dijo Ash.
    —¡Pika, Pikachu! —exclamó el ratón eléctrico.
    —¡Pichu, Pi! —añadió su forma preevolucionada.

    Entonces, las coordinadoras y los entrenadores fueron por sus bandejas de comida, y luego se sentaron los cuatro en la misma mesa, y sacaron a todos sus pokémon y les sirvieron su alimento.

    Marina aprovechó de aclarar las cosas con Jimmy del todo, explicándole lo de los aviones de papel y la confesión accidental de Lyra. May y Ash escuchaban en silencio la conversación, y de vez en cuando cruzaban miradas y compartían una sonrisa.

    Unos diez minutos más tarde, la directora llamó la atención de todos para decir:

    —Alumnos, profesores y demás funcionarios: Necesito que todos vayan al auditorio después del almuerzo, voy un anuncio de grandísima importancia.

    Sin decir más, la directora volvió a tomar asiento. Los estudiantes, entonces, comenzaron a murmurar comentarios variados. Un anuncio muy importante, esa misma tarde… definitivamente causaba intriga.

    —¡Va a anunciar su boda! —exclamó Vivi.
    —¿Por qué la directora anunciaría a toda la academia que se va a casar? —cuestionó Landis.
    —¡Porque quiere que todos le demos regalos!, ¡duh! —contestó la pequeña pelirroja.
    —Recuerda Vivi, un dulce de baya Aranja para el que gane la apuesta… —dijo Max.

    Vivi asintió, sintiéndose muy segura de que sería la ganadora de tal apuesta. Max y Landis, en cambio, ya se imaginaban ganando un dulce de baya Aranja.

    El resto de los estudiantes seguía murmurando sobre qué podría ser el gran anuncio, a excepción de Jimmy y Marina, que, tomados de la mano, se miraban fijamente y muy felices.

    May suspiraba de alegría al ver como su amiga al fin estaba con el chico de sus sueños, y luego volteó a ver disimuladamente a Ash, y pudo notar como él la andaba mirando en esos instantes, por lo que ambos terminaron por ruborizarse y miraron a cualquier otro lado.

    ¿De qué se tratará el tan importante anuncio de la directora?, ¿cuál será el siguiente paso que darán Jimmy y Marina a partir de ahora?, ¿cómo le irá a la castaña de ojos zafiro en las presentaciones Aleatorias? ¡Atentos al próximo capítulo!
     
    Última edición: 3 Noviembre 2014
    • Me gusta Me gusta x 8
    • Gracioso Gracioso x 1
  15.  
    ArtistA

    ArtistA Iniciado

    Escorpión
    Miembro desde:
    18 Octubre 2013
    Mensajes:
    16
    Hola Hola :D
    Hace milenios que ni dejaba comentarios (Muchas tareas, laminas, exposiciones, dibujos y catrinas) lo siento U.U
    El capitulo me ha encanto, el rumbo que han tomado la historia es fascinante :D muy entretenido a mi punto de vista.
    No tengo nada que criticar.

    ¿De qué se tratará el tan importante anuncio de la directora?
    Uhhhhhh... Interesante...

    ¿Cuál será el siguiente paso que darán Jimmy y Marina a partir de ahora?
    YEI! <3 Su escena fue fantástica.

    ¿Cómo le irá a la castaña de ojos zafiro en las presentaciones Aleatorias?
    :D Ash debe ser su entrenador, !Ash debe entrenarla! !!Ash!! XD
    De una manera u otra ella debe recobrar su seguridad y recordar porque razón decidió ser cordinadora <3

    Nos vemos
    BYE :D
     
    Última edición: 3 Noviembre 2014
    • Me gusta Me gusta x 3
  16.  
    Naiffita

    Naiffita Yes, my lord *^*

    Géminis
    Miembro desde:
    9 Junio 2014
    Mensajes:
    23
    Pluma de
    Escritora
    Heyyyyyyyy(?)¿Te acuerdas de mí?(Nadie se acuerda de mí :()
    Bueno, ya que hoy no tenía deberes ni clases particulares puees leí tu fanfic wiii
    •Al leerlo me he dado cuenta de que le dedicas mucho tiempo e imaginación, y eso la trama cada vez más es interesante, y cuando leí el ultimo capitulo estaba en plan :eek: xDDD
    •Sobre el anuncio de la directora;me intriga *Q*,luego la relación de Jimmy y Marina;ewe no sé que decir a lo mejor salen a lo mejor no uwu...Y por último, sobre May, ojalá tenga suerte :D(??)

    Bueno, saludos de este "fantasma"por culpa de los estudios...Ptabidatt
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  17.  
    PokemonLoveShippings

    PokemonLoveShippings Kiss me and dont let me go please ♥

    Escorpión
    Miembro desde:
    8 Julio 2014
    Mensajes:
    15
    Pluma de
    Escritora
    HEELLOO MY DEAR FRIEND!!! Mucho tiempo sin hablar, y tampoco sin comentar! Odio estos estudiós, però anoche me conecte al FFL y cuando lei este episodio... Empezé a saltar y a bailar por mi cuarto, gritando que era el major dia de mi vida... Asi que me vuelves loca,con tus episodios...

    Me encanto el episodio! Fue fantastico! Y mi questshipping... YAY!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!1 No me imaine un beso.... Pero lo hubo! Y ha sido muy especial para mi... El corazon me late todavia... y el Advance moment fue tan sublime que.. Bueno, en fin, me atreviria a decir que es mi capitulo referido de todo el fanfic... Vamos con las preguntes, then!

    De qué se tratará el tan importante anuncio de la directora?,

    Mmm... No ceo que se case, personalment, lo mas seguro es que reveles u verdadera identidad

    ¿cuál será el siguiente paso que darán Jimmy y Marina a partir de ahora?,

    Tienes que ser pareja, si no haces que sean pareja, me tiro del balcon.

    ¿cómo le irá a la castaña de ojos zafiro en las presentaciones Aleatorias?

    Yo soy maga, de modo que se que le ira genia, porque cierto “cabeza de lechuga” no le hara sentir cosquillas en el estomago.. como Ash. Asi que como my Satoshi no se presente a apaoyarla, tu y yo tendremos una laarga harla.

    Bueno, en fin, que mas peudo decir? Avisame por la conti!!!

    Nos leemos!

    PD: Esoy escribiendo el comentario en mitad de mi classe de Sociales, mentras el professor explica que saldra en el examen...Asi que ya ves lo que hago por ti y el fanfic :3
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  18.  
    Hygge

    Hygge Luminary of the stars Señorita psicñóloga Dodandy

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    12,550
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    ¡Y al fin estoy aquí con mi comentario, Steve! Siento la espera, pero como al resto que comentó allí arriba, los estudios no me dejan ni un respiro >o< Bueno, pero vayamos directo al grano, que aquí hay mucho que comentar :'D

    ¡Peeedazo de capítulo nos traes aquí, fue uno de los mejores sin duda! En cuanto lo subiste, que aquí eran como la 1 y algo de la madrugada no pude evitar leérmelo todo del tirón a escondidas en mi cama xD Pero mereció la pena <3

    Como me esperaba, Dawn evitó la pregunta de Ash al principio del cap y contraatacó como ella sola sabe, pero hay que estarle agradecida porque si no hubiera sido por ella, Ash no hubiera ido al patio a buscar a May y no hubieran pasado ese momento advance tan bonito x3 "Siempre estaremos para el otro, ¿verdad? Siempre" Awww.
    Por otro lado, la reconciliación de May y Marina también fue muy bonito, adoro a la bocazas de Lira por irse de la lengua (?) xD Y el beso de Marina y Jimmy fue algo que sin duda no me lo esperé, asdfgh <3
    Y por último el tema de la directora y los tres bromistas me mantiene intrigada, estoy deseando saber su verdadera identidad y confirmar si mis sospechas son acertadas e.e

    Un estupendo cap sin duda Steve, espero el siguiente con ganas ^^ Ahora las preguntas:

    ¿De qué se tratará el tan importante anuncio de la directora?
    -Por supuesto debe ser que revelará su identidad, tiene que serlo T.T No aguantaré más la espera (?)


    ¿Cuál será el siguiente paso que darán Jimmy y Marina a partir de ahora?
    -Una citaaa *0*

    ¿Cómo le irá a la castaña de ojos zafiro en las presentaciones Aleatorias?

    -Después de todas estas buenas noticias y momentos estupendos que ha vivido May espero que le vaya mejor y se sienta más segura :3

    Bueno, esto es todo por ahora. ¡Hasta la próxima!

    Liza White
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • No me gusta No me gusta x 1
  19.  
    FanDeFic Sama

    FanDeFic Sama Guardián de las joyas más hermosas (Aria y Serena)

    Libra
    Miembro desde:
    19 Septiembre 2014
    Mensajes:
    537
    Pluma de
    Escritor
    Hola Steve, tu fic es muy bueno jajaja. Fue muy gracioso, jajaja. (unos de los mejores que e leído).

    Otra cosa-----—¡Wow, wow, wow! —exclamó la coordinadora de cabellos azules—, ¡Ash me citó a conversar los dos solos! ¡Qué día tan padre! ------
    El padre que usa Dawn cuando esta feliz, me mata jajajaa, en el buen sentido.
    ________________________________________________________________________________________________________

    Pasando a las preguntas...

    ¿De qué se tratará el tan importante anuncio de la directora? ----------- Obviamente de su verdadera identidad jajaja, si yo también no aguanto la espera. jejeje --(a esperar).

    ________________________________________________________________________________________________________

    ¿cuál será el siguiente paso que darán Jimmy y Marina a partir de ahora?--------- Bueno, obviamente "NOVIOS", asiendo énfasis en la palabra mayúscula jajaja.

    ________________________________________________________________________________________________________

    ¿cómo le irá a la castaña de ojos zafiro en las presentaciones Aleatorias? ------- Bueno en esta en mi punto de vista, le tendría que ir bien, claramente ahora tiene el apoyo de Marina y el de Ash así que le tiene que ir bien. A menos que tu lo escribas de otra manera, osea; que le valla mal.

    ________________________________________________________________________________________________________

    Bueno Steve, solo queda esperar jajaja.

    Bueno desde ya saludos y suerte con el fic

    PD: Tenia razón, Dawn se iba a victimizar ente la pregunta de Ash jajajaja ... Espero el beso de Ash y May jejeje

    PD de la PD: este capitulo la lo había leído, pero no deje comentario y como vez aquí estoy mejor tarde que nunca jajaa

    ATT:FanDeFic

    images (8).jpg
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    George Asai

    George Asai Maestro del moe

    Aries
    Miembro desde:
    15 Mayo 2011
    Mensajes:
    976
    Pluma de
    Escritor
    Piedra-kuuuuuuuuun, por fin logro leer tu historia y como prometí te dejo mi comentario moe. Los dos capítulos fueron buenos, Marina y May por fin se reconciliaron pero tardaron un buen en sacarse el mal entendido. Dios, el primer beso de Jimmy-Marina fue inesperado, un momento que me dejó WTF porque la verdad creí que hablarían un poco del asunto, pero mocos directo al beso para reconciliar y empezar un romance. Las chicas malas recibieron su merecido, pero esto no ha terminado, veremos si hay contraataque y cómo se va desarrollando la trama.

    Veré igual si la presentación sale bien o May termina regándola, pero con la mente clara y el corazón contento tengo fe en que ella logrará salir triunfante. Ash también anda de ligador, pero sigo creyendo que él tiene el poder de convertirse en un protagonista de harem, sigo esperando más chicas por él hahahaha, también deseo ver el combate de Ash y Drew para que vean quién es el más fuerte de los dos.

    Vas por buen camino mi querida piedra, avísame cuando dejes capítulo nuevo.
     
    Última edición: 1 Enero 2015
    • Me gusta Me gusta x 3
    • Gracioso Gracioso x 1
Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso