Explícito Vídeo [Le Rouge | Syel x Leslie | AU]

Tema en 'Relatos' iniciado por Amane, 27 Julio 2019.

  1.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico de Oro Nickmoji Gang Duende bloguero

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    4,228
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Vídeo [Le Rouge | Syel x Leslie | AU]
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1155
    Título: Vídeo
    Fandom: Le Rouge
    Personajes: Leslie Ness, Syel Lamperouge.
    Palabras: 918
    Summary: "Syel tiró su mochila al suelo con violencia. Posteriormente fue él quien se dejó caer sobre la cama, bocabajo, resoplando. Estaba de mal humor. Estaba de muy mal humor. No sabía cómo demonios lo conseguía, pero Leslie siempre lo sacaba de sus casillas."
    N/A: Wow, is this a horny Gabi escribiendo un explícito a las dos de la madrugada just because? Well, indeed. Resulta que he acabado leyendo cosas de este colectivo otra vez y se me ocurrió esto tras leer unos drabbles que Tarsis y yo escribimos en su momento. Tarsis, baby, to' pa' ti. Tiene que tener un montón de OoC porque hace siglos de estos dos, pero no sé, me apetecía so yeah. Y pues nada, enjoy (?) | Por si no queda claro, contenido sexual +18. No es especialmente explícito pero mejor prevenir que curar, estáis avisados.

    * * *

    Syel tiró su mochila al suelo con violencia. Posteriormente fue él quien se dejó caer sobre la cama, bocabajo, resoplando.

    Estaba de mal humor. Estaba de muy mal humor. No sabía cómo demonios lo conseguía, pero Leslie siempre lo sacaba de sus casillas.

    Pasó unos segundos en completo silencio, tirado en la cama, hasta que sintió que poco a poco su temperamento se calmaba levemente.

    Giró con lentitud la cabeza, fijando su mirada en el portátil medio abierto sobre su escritorio, con su fiel cámara al lado.

    Hizo una mueca de molestia con su rostro, odiándose por estar pensando lo que estaba pensando. Y por mucho que su mente dijese que no lo hiciese, su cuerpo no obedeció en absoluto, dejándose guiar por sus propios deseos.

    Lentamente, se incorporó en la cama, quedándose sentado en el borde. Miró su puerta. Estaba cerrada, pero tuvo que levantarse para echar el pestillo, asegurándose más intimidad.

    No quería pero a la vez lo deseaba.

    Echó las cortinas, dejando su habitación con una iluminación mínima, dándole un ambiente mucho más íntimo.

    Cogió después su ordenador y se dejó caer en la cama, sin dejar de maldecirse. Realmente era estúpido.

    Abrió por completo el portátil y lo encendió. Movió el ratón por la pantalla, entrando en la carpeta donde guardaba todas sus grabaciones y entró en la correspondiente a la fecha de la fiesta de la semana anterior.

    <<Leslie>>

    Click.

    Chasqueó la lengua, ligeramente molesto. Ese día, sorprendido como estaba por la aparición de la chica, dejó la cámara en un sitio aleatorio y no captó del todo bien todo lo sucedido, había detalles que se perdían.

    Eso le molestaba.

    “¿Qué haces, loca?”

    “Syel…”

    El chico tragó saliva, recordando perfectamente el olor y el tacto de la pelirroja cuando vio como ella se acercaba a él, acorralándolo contra la cama. Se llevó la mano a su entrepierna, que ya había reaccionado ante el vídeo y el recuerdo, acariciándose levemente sobre los pantalones.

    “No lo entiendo… ¿Por qué eres el único que se me resiste?”

    Syel gruñó, comenzando a desabrochar el cinturón de sus pantalones.

    “Estoy muy buena, mira.”

    Para esa parte de la grabación, Syel ya había liberado su erecto miembro y lo sujetaba entre su mano. Relamió sus labios que ya estaba algo secos, y tragó saliva una vez más, masajeando con su pulgar su glande.

    No era la primera vez que veía el vídeo, ni mucho menos, pero siempre le provocaba la misma sensación.

    A partir de ese momento, Leslie comenzó a desvestirse. La cámara no consiguió grabar todo su cuerpo, pero no era del todo relevante, él lo recordaba de manera muy vívida.

    Empezó por desabrocharse los botones de la camisa que había decidido llevar esa noche, dejando poco a poco ver más de su pálida piel hasta que se la quitó por completo, enseñándole al Syel del vídeo su negro sujetador de encaje.

    El Syel de su habitación cerró brevemente los ojos, recreando en su mente la ropa interior de la chica. El erótico contraste entre su blanca piel y la negra lencería.

    Su mano se movía de arriba debajo de forma rítmica, estimulando su miembro con lentitud, y su respiración empezaba a agitarse un poco más con cada movimiento.

    Pero Leslie no paró y Syel tampoco la detuvo.

    La falda fue más fácil y rápida de quitar, pero Leslie supo juguetear un poco antes de deshacerse de ella, jugando con la expectación del francés.

    Cuando finalmente se encontró semi-desnuda, se dejó caer sobre la cama, encima del chico.

    “¿No quieres ver más? ¿No quieres tocarme?”

    Recordó como el calor del cuerpo de la chica traspasó su ropa, recordó su alcohólico aliento rozando su oreja provocando que su piel se erizase, recordó sus ojos llorosos por culpa del alcohol y como eso lo excitaba aún más.

    Joder.

    El movimiento de su mano se volvió casi frenético. El vídeo continuó durante unos pocos segundos más, hasta que la cámara se apagó de manera oportuna, pero él ya se encontraba con los ojos cerrados, reviviendo la escena en su mente con total claridad.

    Leslie cogió la mano derecha de Syel y la colocó sobre uno de sus pechos. La chica dejó escapar un gemido que provocó al francés, y ella pudo notarlo.

    —Agh… j-joder…

    Jadeando, el chico notó como había llegado a su clímax en ese momento.

    Suspiró, parpadeando un par de veces para intentar volver a la realidad. De todas formas, el recuerdo dejaba de perder intensidad a partir de ese momento: Syel apartaba a la chica de encima, evitando una posible catástrofe, y se iba de la habitación.

    El francés se tapó los ojos con su antebrazo.

    “Maldición”

    Era un miserable. Se masturbaba con el vídeo de Leslie a pesar de que no la soportaba y a pesar de que se arrepentía de haber acabado con ese vídeo en su cámara.

    Pero no fue capaz de borrarlo y antes de darse cuenta, ya lo había guardado y hecho una copia de seguridad.

    Leslie no le gustaba.

    Leslie era una insoportable.

    Pero Syel no entendía en absoluto por qué se excitaba cada vez más cuando la recordaba. Y Leslie se había vuelto cada más irritante, con sus faldas cada vez más cortas y su cuerpo cada vez más sinuoso.

    Syel estaba seguro de que ella lo sabía. Por mucho que él intentase ocultarlo, ella debía saberlo y por eso le estaba jodiendo la vida, provocándole y jugando con él como si fuese un juguete más de su colección.

    —Maldita bruja.
     
    Última edición: 28 Julio 2019
    • Zukulemtho Zukulemtho x 2
    • Ganador Ganador x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  2.  
    Tarsis

    Tarsis Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    7,047
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    OMG.

    PUEDO MORIR EN PAZ.

    Acabas de despertar el demonio en mí. Sabes? Siempre he pensado en ellos como una de las parejas que he hecho que más más me han gustado.

    Fue perfecto, porque así son ellos: Él DICE que no le gusta, él dice que no la quiere, que no la desea, que no la tiene bajo su piel, él se le resiste por pura voluntad, por llevarle la contraria, por orgulloso, por no ceder. Pero la verdad al final del día, es que Leslie lo tiene envuelto en sus dedos, jajaja. Es completamente de ella..


    /corre a escribirle por tg sobre una idea que acaba de tener.
     
    • Fangirl Fangirl x 2

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso