Una Vampiro y un Cazador... ¿Amigos?

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Kirah Isoro Nyan, 17 Julio 2012.

?

¿Que les ha parecido? por favor, si tienen algo que escribir, no duden en hacerlo :'D

  1. Este Roll play tiene muchas continuaciones si lo desean publicare mas ^^

    0 voto(s)
    0.0%
  2. Si creen que quedarse con este final estilo "..." (nunca se sabe que significan los tres puntos) xD

    1 voto(s)
    100.0%
  3. ._. soy nueva, no me coman viva T_T... :*

    0 voto(s)
    0.0%
Se permite votar por más de una opción.
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Kirah Isoro Nyan

    Kirah Isoro Nyan Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    17 Julio 2012
    Mensajes:
    83
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Una Vampiro y un Cazador... ¿Amigos?
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    4045
    Caminaba sola por la calle, en busca de un olor que atrajera mi aburrida atención, ya los humanos me fastidiaban, tener que sonreír para parecer agradable a las personas de esta vecindad, la Gran ciudad... aburrido... ya acababa de dejar la estatua de la libertad, y como todas las noches, iba a buscar un ático vacío en alguna casa para descansar un rato, cuando de repente olfateo algo... entre las sombras había alguien que caminaba con botas grandes hacia la luz de una bombilla en la calle.

    —Puaj... Buenas noches —dije desinteresada mientras caminaba de largo a espaldas del chico…

    — No tan rápido... esta ves no te me escapas —me mira fijamente con aire de grandeza. Normalmente Tomas nunca hacia caso a las advertencias; al escucharle me bufo y volteo— Me debes una — dice mientras aprieta su puño

    — Tu otra vez... ¿no te fue suficiente antes? —pongo los ojos en blanco y soy una media sonrisa burlona.

    — ¡La ultima ves te me escapaste! no te creas victoriosa...

    — Ah ¿así que deseas la revancha de algo que nunca ocurrió? —Reía sin gracia y me volteo para encararle, retándole físicamente.

    — Hablas como si fueras a ganar —Mostraba sus blancos dientes cuadrados como todo humano, saca su espada oscura y me reto a un duelo, sin decir una palabra más.

    — ¿Y es mentira? —Seguía burlándome y mostré esta vez los colmillos— No necesito armas —Digo entra carcajadas.

    — Ja, que cosas dices — Desaparece entre las sombras con una risita entre dientes.

    — no importa donde te escondas... tu olor te delata... recuerda que los vampiros, tenemos un agudos sentido — Girando mi mirada hacia donde se escondía el cazador.

    — Gracias por esa vital información, pero no te servirá de nada— luego de esas palabras me ataca desapareciendo entre cortes, moviéndose de lugar cada vez que aparece.

    Todos los cortes me habían atinado cayendo desangrada al suelo, con la boca ensangrentada, empecé a reír del pecho hacia fuera y la sangre burbujeaba en mi boca, saliendo mas y mas cada ves que creía mi risa desquiciada y me iba regenerando de manera asquerosa y me levantaba sin impulso mientras mi tórax aun se reformaba.

    — ¡¡Tonto!! ¡Soy un vampiro y un demonio! No moriré tan fácil —Risa de pecho malevola— y lo mas gracioso... es que ni siquiera has viso mi verdadera forma.

    — He visto cosas peores, créeme —Reposa su espada en su hombro. Desaparezco del suelo dejando una marca de sangre y aparezco atrás de el, apoyando mi espalda con la suya confiada, aclara su garganta sin susto alguno— Como decía.

    — ¿Aja?

    Voltea su cara y le dice al oído derecho— ¿Lista para la pelea? —sonriendo entre dientes

    — Me encantaría —sonreía cínicamente mostrando un par de perlantes colmillos.

    — O… ¿O quieres que ambos nos vayamos a nuestras casas? — se voltea y se ríe, moviendo su cuerpo, estirando y tronando su espalda. Voltee ¬¬

    — Tu eres el que deseaba pelear —Le miro con desdén.

    — Solo digo —encogiéndose de hombros.

    — No lo se... si empezamos, esta pelea nunca acabara —mirando mis uñas de negro y luego tronando mi cuello confiada.

    — Después de todo es un duelo, pero usaras armas, como iguales —se rasca la cabeza aburrido

    — Iguales… — me burlo mirando abajo con desden— Igual te matare si veo la oportunidad —Sonrío cínicamente —iguales, ja.

    Se voltea con firmeza y su chaqueta de cuero hasta los tobillos se mueve a la par, cierra los ojos y sonríe, ofreciéndole la mano, que es muy rígida, con las uñas cortadas

    — Vale. —Dice él. Mientras me volteo mi traje se transforma en su traje de batalla y toma su mano firmemente.

    — hecho. — El traje era: falda corta negra con vuelos, Medias negras sobre la rodilla, Botas negras de cuero, en un cinturón rojo una Cruz de oro, franela sencilla blanco opaco, un accesorio en el ante brazo izquierdo, y su arma una daga con una cadena en su mango que esta atada a la muñeca izquierda que se alarga todo lo que ella quiera.

    El cazador desaparece, saliendo humo por los alrededores, para luego aparecer en la barandilla de una casa a unos centímetros del lugar de pelea. Yo me agacho y agarro impulso y salto hasta caer con delicadeza sobre el techo de una casa a unos metros de la zona

    — Bien creo que es momento de comenzar a jugar —sonrío y a lo lejos; se nota en brillo de sus comillos.

    — Me parece bien —rascándose la barbilla luego, saltando hacia atrás, hacia el techo, para acomodarse... Lanza su espada izquierda hasta ella, con mucha fuerza, luego desaparece. Tomas carga consigo dos espadas negras con una extraña aura en su filo. Me lanzo del techo, la esquivo y lanzo mi daga y golpeo la espada para desviarla. Él al notar mi movida aparece donde quedo la espada izquierda rápidamente, para agarrarla, mirándome luego.

    — Jeje —al tocar a penas el suelo salto y corro x los techos a unos kilómetros. Me persigue con una velocidad un poco menor, para no gastar muchas energías, sonriendo.

    — no me digas... tu te agotas al correr, claro, claro, sigues siendo un humano —Digo corriendo los techos sin esfuerzo alguno— puedo tener menor velocidad que la tuya natural, pero mi energía no se agota, x lo menos no como la tuya jeje

    — Puede de que sea humano, pero no soy un humano normal —ríe entre dientes— mientras muchos no hacen nada, yo siempre he estado practicando, además de recibir está espada que me dio muchos dotes sobrenaturales, no me subestimes, sigo siendo mejor que esa escoria subdesarrollada —dando un giro en el aire para pasar por los techos.

    — ¿Escoria? —Salto volteada y le miro con una vena en la frente— ¿me dijiste escoria? —lanzo la daga y hago maromas para que la cadena se enrolle en su cuerpo.

    Trata de esquivarlo, pero falla, cortándole una parte más o menos mediana en la mejilla.
    — ¡Coño!, maldita sea. —mira las gotas de sangre que deja atrás.

    — ¡No Soy una escoria! —lanzo de nuevo de la misma manera la daga. El se agacha muy rápidamente, tirando su espada derecha para taparse la herida y rodar. Devuelvo mi daga tirando de la cadena y la tomo con la derecha— joder...

    Lanza su espada derecha hacia ella rápidamente, que se ve que la espada tiene un aura negra rojiza, que se hace más grande.

    — ¿Que? — freno mi carrera en un techo liso... y salta hacia tomas. Con la cadena amarra la espada y la desvía… Pero el aura negra rasga su muñeca al acercarla mucho— Ah!! —se desvía y frena en otro techo a la izquierda. Rápidamente Tomas se acerca a su otra espada tirada y la toma con la mano derecha, tapándose la herida con la mano izquierda. La vena de mi muñeca sangraba espesa y oscura, como siempre, la sangre de los vampiros siempre parece coagulada, por lo menos antes de alimentarse. Él Sonríe.

    — Se me olvidó decirte, esas auras son de personas que agonizan, su voz es tan fuerte que puede cortar el tejido. Solo para que lo sepas... —Agita su cabeza, se nota que gotas de sangre caen por doquier, quitándose la mano de la herida. Su mano está llena de sangre. Aprieto mi herida mientras sangra como mermelada, mirando la espada de Tomas.

    — Si, ya me di cuenta —lamo la herida— Umm, A+ —olfateo la sangre de la herida de él— Umm ¿de que será la tuya? —sonrío cínicamente.

    — Ya lo averiguaras —corriendo hasta la espada que golpeó a Andrea, sacando una pequeña cuchilla de su abrigo con la mano izquierda, y lanzándosela a Andrea luego; fina y afilada como la de un cazador en temporada de patos. Sin darme cuanta del ataque a tiempo, esquivo sorpresivamente

    — Ah!! —Descuidada puse inconciente la misma muñeca y el mango de la cuchilla me golpeo ahí— ¡Argh! ¡Maldición! —Enfurecí, mis ojos se tornan rojos— me estas haciendo enojar...

    — Una lástima —mientras sonríe y toma su espada lentamente. Saco de mi accesorio en el brazo izquierdo agujas y lanzo dos, una hacia la frente y otra hacia la mano que carga la espada y una aguja escondida en las sombras desde su izquierda. Le impactan la aguja en la frente, esquiva las que van hacia sus manos, jalándolas hacia arriba rápidamente, pero la que estaba oculta le impacta donde tenía que impactar, en un costado

    — Blargh —escupiendo sangre, quitándose las agujas luego. Yo me reía burlona de nuevo.

    — a ver sí sabes algo de cultura general.... ¿Sabías que los vampiros tenemos ponzoña? —Mostrando una aguja que tenía en la mano— ¿Mm? ¿Entiendes?

    — si... buen chiste — sin gracia alguna, lanzándole las mismas agujas rápidamente, mientras se agacha. Las agujas no son esquivadas y se clavan en mi pecho y mi estómago.

    — jejeje y lo más gracioso de esa ponzoña es que es buena para nosotros los vampiros —Me quito las agujas y las boto— ya no me sirven.... Arruinaste mi traje.... —los agujeros en el pecho sanan... pero la tela quedo arruinada y ensangrentada— tss, joder —me dolía la herida de la muñeca. Se abre su chaqueta, se puede notar que lleva su cinturón con muchas botellas de colores oscuros, armas afiladas arrojadizas y un libro.

    — No esperaba tener que usarlo, pero bueno —tomando una pequeña botella de color rojizo, con una sustancia que es viscosa.

    — ¿Que se supone que es eso? —me agacho y miro el frasco de lado, con la cabeza volteaba y confundida. Abre la botella y se la toma rápidamente, al terminar de tomarla, la rompe con las manos y se frota las manos, cortándoselas con los residuos de la botella que es de vidrio.

    — Ya lo averiguaras —ríe. (Una medicina poderosa, además que da cierta resistencia y fuerza temporal… Pero para que aparezcan los efectos, deben pasar mas o menos 30 minutos a una hora, y cuando se acabe el efecto, se vuelve más débil, aunque puede seguir peleando, pero no con tanta fuerza como antes)

    — tú sangre huele extraño.... Te quiero puro, no arruines tú cuerpo —olfatea y se pone es guardia y muestra los dientes.

    — Blargh, sabe a medicina barata de hospital. —Rápidamente, corre hacia Andrea, al llegar empieza a atacarla con sus espadas, repetidas veces. Mientras me defiendo con las cadenas y la daga retrocedo poco a poco.

    — Esta vez no me tocarás con esa cosa negra —me quejo mientras retrocedo poco apoco. En eso esquivo, doy una vuelta sobre mi misma y lanzo una patada a sus partes débiles esperando a golpearlo o que se aleje. Pero ya que su pantalón es de cuero, además de tener unas cadenas alrededor y su cremallera es metálica, no duele tanto, pero se queda sin atacar.

    — Vaya, tan cobarde, pegando por ahí, lástima que no servirá para tanto —mientras suspira— ya siento un efecto fuerte —cierra los ojos lentamente. Al ver que deja de atacar salta y se aleja bastante hasta una casa de dos pisos. Se revisa las heridas... Algunas en el costado y la de la muñeca que ya los coágulos estaban sanando…

    — Bien sí jugamos fuerte será de ambas partes —saco lo colmillos más de lo normal y me muerdo el brazo derecho, y mis ojos se tornan rojo— juguemos.... —dice una vos más cínica y sonriente— a ser demonios... —Abro los ojos, se nota que están tomando un tono rojizo con amarillo, algo anaranjado, La Daga se vuelve espada de dos manos, larga y grande y la cadena mas fina y delgada.

    — Muy bien, sí así lo quieres. —sonrío y salto y desde el aire le lanza la espada enorme había la cabeza. Él la esquiva fácilmente rodando hacia delante, luego desaparece muy rápidamente, apareciendo frente de ella, dándole un cabezazo en la frente.




    La espada choca contra un techo y lo agrieta por su peso

    — Demonios —en ese momento lo pierdo de vista y cuando por fin lo veo me mareo de repente.... me había lanzado un cabezazo que me mandó a volar... Halo la espada y esta se devuelve, pega el mango el la espalda de él para quitarlo del camino y llegar a mis manos. Aterricé en el suelo abriendo un agujero hasta donde quede. La espada izquierda de él cae a la calle, ya que estaban en el aire cuando se efectúo el golpe, Tomás se gira para caer en el techo de la casa y luego lanzarse a buscarla.

    — Auch me duele la cabeza —me levanto y noto que él salta hacia la espada y salto rápido quedando en el aire... Lanzo otras agujas hacia el y luego me lanzo hacia el con el impulso de mis pies en una pared de una casa; voy con la espada preparada para atacarlo. Él con la espada derecha aún en mano, me mira yendo hacia él, pero al estar cayendo, se defiende nada mas con la espada derecha como escudo. Salgo desviada a sus espaldas ya que me esquivo el golpe pesado... pongo mis pies y freno de nuevo el impacto.

    — tss —corro hacia él mientras cae, salto y lo ataco con un “Speed” de la espada lanzando un trozo de cadena a la vez. (Speed, es un impulso de energía acumulada en la espalda que impulsa a su posesor hacia adelante) Con su espada, bloquea las cadenas, pero al no saber el ataque de la espada, le impacta la espada en todo el pecho y cae al piso. Sonrío y retrocedo con el impacto para frenar en el suelo en posición de batalla. En él se nota una cortada entre el hombro derecho hasta el ombligo, cae sangre, no mucha pero sí cae

    — Joder si no me la hubiera tomado estuviera peor —se levanta lentamente, mirando de reojo a su espada y luego a ella, luego corre hacia su espada, la toma y se pone en modo defensivo.

    —jmjmjm… Ese olor a sangre me despierta... —Rie del pecho hacia fuera. Olfatea profundamente y cierra sus ojos que al abrirlos se ponen mas rojos y esta vez su pupila cambia (como los ojos del mayordomo demonio) — jejeje —De repente desaparece dejando solo el polvo a sus pies. Tomas mira hacia sus alrededores, aún en posición defensiva

    — Dónde esta... —aparece la espada en el cuello de tomas y ella tomándola desde atrás... olfateando su herida del hombro.

    — me pregunto ¿a que sabrá? —pongo la mano libre en la herida provocando ardor por las sangre de ella que contiene ponzoña. Ríe levemente, mientras en un acto rápido y fugaz, la golpea con la apoyadura de su espada izquierda y derecha, desapareciendo luego del golpe delante de ella— Ah!! —Me aleja y desaparezco también para aparecer en otro techo frente a donde se supone que aparecería él— jeje —lamo la mano que tenia su sangre... abre sus ojos y brillan bastante y vuelven a su rojo normal— sabe a. ¿magia? —relamiendo mi boca.
    — Magia, que risa, eso ya no existe, al menos para mi —mientras se quita su chaqueta ya ensangrentada, rota y sucia, notándose que lleva una camisa marrón oscuro de tela, además de notarse también todas las cosas que lleva en el cinturón— umm —Saca rápidamente de su cinturón, un shuriken (de 5 que tiene), lanzándoselo a ella. Clavo mi espada en el suelo y me apoyo en ella con el codo y con la otra mano hago maromas con la cadena que hace que la shuriken se quede clavada entre sus espacios.

    — Sabes, ya en esta etapa de Vampiro/Demonio en la que ando esos ataques no me hacen nada... —se detiene la cadena que deja ver la shuriken clavada ahí. Rápidamente desaparece tomas del lugar, apareciendo delante de ella y ataca con la espada derecha, disminuyendo la fuerza de la izquierda para aumentar el aura de la derecha, se nota que el aura ahora es un púrpura oscuro con rojo y con mas rango — ¿ehh? —Recibe el golpe y me envía al suelo cortándome a la mitad— arckkkhhh —vomitando sangre... caigo al suelo cortada por la cintura y desangrándome con los ojos abiertos… muerta.






    — Ja, pensé que darías más, al parecer, me he equivocado, —se acerca y clava su espada izquierda al lado del cuerpo— que decepción —Se voltea y se aleja lentamente, luego se sienta en la acera a mirar el cuerpo, con los efectos de la botella disminuyendo, ya sintiendo la fatiga. Cuando ya estaba bajando la guardia, la sangre empieza a burbujear y a volver al cuerpo cortado, y se hacia mas espesa y formaba tendones para reconstruir de nuevo su cuerpo.

    — mjmjmjjajajajajajaja!!! —Reía desquiciadamente mientras cerraba mis ojos y la sangre se convierte como en una pega y se van uniendo los tejidos del cuerpo uniéndolo— jeje... —abre los ojos en rojo brillante... la espada se achica y se vuelve daga delgada, mas que la anterior y la cadena se ensancha. Desaparece del suelo dejando a la vista solo un charco de sangre negra… desde las sombras dijo—mi ultima fase... demonio/vampiro...

    — Jeh, supuse por un momento eso —se levanta, mirando su espada al lado del charco. Desde el techo se ve una silueta con orejas de gato.

    — jeje espero no me creas tan débil como para acabar así —risa cínica— Esta es mi verdadera forma... —bajo y caigo en la sangre salpicando por todas partes... orejas de gato, cola de gato... un traje de cuero negro... signos y tatuajes por todo el cuerpo. Ojos rojos, alas negras y las cadenas flotando a mi alrededor— ¿que sucede O-? ¿Te sientes débil acaso?

    — Podría decirse —sacando una pequeña botella metálica de su cinturón, abriéndosela y tomando un poco lentamente, luego la cierra y la guarda otra vez en cinturón

    — ¿Esta ves que tomaste? —se arrodillo en la sangre y le lanzo un poco a su rostro— es interesante ese estilo de "poder" el tuyo...

    — Solamente ron —camina hacia su espada, tomándola luego y yendo hacia atrás de nuevo, luego de eso, empieza a hacer fuerza a las espadas, uniéndolas otra vez, se ve que al unirlas provoco una explosión leve del aire (ahora la espada es mas grande y su aura se mucho más rojiza que púrpura, con un aura de mayor alcance) Camino tranquilamente por los alrededores... miro de reojo a Tomas y sonrío desapareciendo y dejando de estela sangre en el aire... El se está sintiendo más débil, aunque aún sigue teniendo más fuerza de lo normal, aunque solo un poco— Vaya, —se pone en modo defensivo con la espada. Desde su derecha aparece parte de la cadena hacia su cara (como si te lanzaran una bola de papel a la “100”) y ella ataca desde la izquierda con la daga apuntando hacia su estomago. El bloquea el ataque de la daga, considerándola más peligrosa, pero no logra bloquear el golpe de la cadena la cadena le pega en la cara rasguñándole cerca del ojo

    — Bien —digo alejándome por haber fallado— recuerda que aun mi cadena esta envenenada... y mas aun... el veneno de demonio es mas evidente q el de vampiro... —digo cayendo delicadamente en el suelo.

    — Oh —secándose la herida con la mano izquierda, con la otra saca rápidamente otra botella, de vidrio, y el color es azul marino oscuro.

    — ¿y ahora que beberás? —resoplo fastidiada— tss-

    —“Evita que tus heridas se infecten” — lee la etiqueta diminuta del frasco— así no podrá pasarme nada temporalmente —se la bebe y se la tira a la vampiro con rapidez. La tomo con la mano

    — Umm —miro la botella y la olfateo— huele horrible —levanto las alas y hago que la cadena se divida y ataque desde varios sitios. Desvió unos, y le golpean otros, se sienten como azotes o golpes fuertes.

    — Joder, que fastidio es esto de las formas —gruñe de dolor al hablar.

    — Jajaja al ser una ser no-humano las formas están de tu identidad genética —devuelvo las cadenas y las uno de nuevo— además, tu empezaste. —Me cruzo de brazos y pienso— ¿será que acabamos con esto de una vez por todas? Umm...

    — ¿No había acabado ya? —ríe, mientras suspira porque el efecto de la poción. Pensando en voz baja— Ya me estoy cansando, qué mierda.

    — Pues sí... Esto ya se acabó —desaparece y aparece a su espalda y con la punta de su daga toca a penas su nuca— Buh...

    — Bah, Ya no tengo fuerzas suficientes —se nota que está agotado, al respirar muy fuerte— Hasta ya me duelen las heridas —sonríe

    — Lo se... Mi intención nunca fue matarte humanito... Tú olor delataba tú medicina... Ya sabes... Más glóbulos rojos y Bla Bla Bla... —lo abrazo desde la espalda— siendo un demonio vampiro puedo hacer muchas cosas. Excepto curar —le entrege un frasco todo elegante con un líquido amarillo— pero esto ayudara a sanar rápido —me alejo caminando mientras me trasformo de nuevo a mi forma humana— Por cierto... La próxima vez que me digas escoria... —volteo la cara y lo veo de reojo— te mataré en verdad... — digo entre una sonrisa alejandome.

    — Ya lo veremos vampirito, ya lo veremos —se sienta en el piso, mirando el frasco…


    "Se lo dedico a un gran amigo mio, Quien representa al cazador en mi vida jajaja ^-^!! para él siempre seré la arisca mas tierna del mundo" (o eso creo que me dijo ._.)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Asdfghjklñ

    Asdfghjklñ SKZ

    Cáncer
    Miembro desde:
    6 Junio 2011
    Mensajes:
    394
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Saludos mi querida C:

    Estuvo bien para ser tu primer escrito C: Como ya te lo había dicho te faltan acentos, el guión largo (—) y narrar más.

    Describe los lugares, los personajes y su forma de ser, que piensan, ¿si me entiendes?, entra en detalles; no dejes a tus lectores incompletos, porque un buen escrito no solo se basa en diálogos.
    También mejora la gramática y controla los puntos suspensivos.

    Para más información (ok, no ._.) aquí hice algo que te puede ayudar C; http://fanficslandia.com/index.php?threads/¿cómo-hacer-un-ff.27771/

    Te quiero y sigue mejorando linda c:
     
  3.  
    Kirah Isoro Nyan

    Kirah Isoro Nyan Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    17 Julio 2012
    Mensajes:
    83
    Pluma de
    Escritora
    Gracias Choko-chan! ^^ me hace falta editarlo aun! D:
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso