1. ¡FFL TE DESEA UNA FELIZ NAVIDAD!
    Descartar aviso

Una bella historia de amor

Tema en 'Fairy Tail' iniciado por angel reinoso, 7 Noviembre 2014.

  1.  
    angel reinoso

    angel reinoso Viviendo en el limite de la locura.

    Aries
    Miembro desde:
    15 Octubre 2014
    Mensajes:
    43
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Una bella historia de amor
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    1319
    Capítulo I- Un repentino e inesperado beso


    — ¿Ya te sientes mejor natsu?— Pregunto una chica de pelo rubia a su amigo que se encontraba a su lado.

    — ¡Sí!—Respondió el pali-rosa a su compañera—Nunca más me volveré a montar en eso.

    — Si, si— Dijo la chica en un tono sarcástico— Siempre dices lo mismo. Además— Agrego la peli-rubio— Recuerda que fue tu idea.

    Flash Back
    Era un día frio para el reino de Fiore especialmente, para la ciudad de magnolia. La nieve cubría las calles, los arboles, el agua y todos los alrededores de la ciudad, dejando ver, un frio e impecable ambiente. El sol no había hecho acto de presencia en todo el día, logrando así, una ciudad más fría y solitaria de lo normal. Todo estaba en silencio en la ciudad, todo excepto el gremio de magos Fairy Tail.

    Mesas voladoras, barriles en las esquinas, sillas rotas, esos y muchos otros desastres más que se podían apreciar al entrar al gremio. Al parecer, los magos se encontraban en una celebración.

    — Mira— llamo una rubia mientras se acercaba a la barra— ¿Qué estamos celebrando?

    De inmediato una albina se acerco y dijo:

    —Nada en particular— Respondió mientras una sonrisa se dibujaba en su rostro— Como vez, no necesitamos un motivo en especial para estar celebrando ¿o sí?

    — ¡No!— Respondió— ¡Así es Fairy Tail!— Dijo mientras mostraba una gran sonrisa en su cara.

    — ¡Lucy!— Se escucho a lo lejos a alguien que gritaba— Ágamos esta misión— Al instante, poso su brazo por el hombro de la rubia que se encontraba sentada.

    — ¡Natsu!— Exclamo la rubia— ¿Por qué siempre te me acercas así por la espalda?

    — Es más emocionante así— Respondió— Tomo— Dijo mientas le entrego un papel— Ágamos esta.

    —No lo sé natsu— Dijo mientras miraba por la ventana— No creo que pueda salir con este climas. Además— Agrego— Esta misión parase fácil, puedes hacerla tu solo con happy.

    — No, quiero ir contigo— dijo natsu un tanto serio.

    — ¡Eh! ¿Y eso por qué?— se quejo Lucy un poco nerviosa por la seriedad de sus palabra.

    — Es que— Quedo un momento en silencio natsu— Happy está en una misión con Wendy y Charle y no volverá dentro de unos días—Dijo natsu un poco deprimido.

    — Y por qué no mejor vas con gray o con erza— Dijo Lucy un poco sonrojado por el hecho de que natsu quiera ir a una misión solo con ella.

    —No— Dijo natsu— Es más divertido cuando estamos juntos—Dijo mientras soltaba una gran sonrisa que cubría la mitad de su cara lo que provoco que Lucy se sonrojara aun más

    — Est.t.a bi.en— Dijo Lucy mientras volteaba la cara para que no notaran su sonrojo.

    — Rarara— expreso mira que se había dado cuenta del sonrojo de su amiga— Cuidado con lo que hagan ustedes dos solos— Dijo mientras soltaba una pequeña risita.

    Natsu no entendió del todo las palabras de mira y Lucy se sonrojo a más no poder por el sentido que dejaban ver sus palabras


    FIN Flash Back

    Pov Lucy

    La misión había resultado más fácil de lo esperado y a pesar de eso, natsu había destruido medio pueblo. Tuvimos que caminar todo el camino de regreso ya que, la nieve habia cubierto todas las vías y las estaciones de los trenes cercanos al pueblo y no estarían funcionando hasta el próximo día, lo que a natsu le agrado bastante.

    La nieve me cubría un poco más arriba de los tobillos logrando así, que mi cuerpo se encontrara totalmente helado. Mis pies me dolían de tanto caminar, mi visión era casi nula debido a la nieve y mis brazos y pecho estaban decolorados por causa del frio. Estaba a punto de dejarme caer sobre la nieve, sobre la fría y blanca nieve. En ese momento, sentí como me sujetaba una fuerte y cálida mano, la de natsu.

    — ¡Lucy!— Escuche la voz de natsu— ¿estás bien?—Me pregunto mientras me miraba preocupado.

    — Estoy bien— Mentí— solo es…

    — No hay más remedio— me interrumpió mientras hablaba—Sube— Dijo mientras se acachaba y me daba la espalda.

    — Gra...— No pude terminar la frase debido a que natsu, me había jalado y me monto en su espalda.

    — Sujétate— Dijo mientras comenzaba a caminar.

    —Gracias natsu— Dije mientras pegabas mi pecho a su espalda y metía mi cabeza entre su hombro.


    La espalda de natsu era tan cálida, era como estar cerca de una chimenea, una chimenea andante. Trate de acercarme lo más que pude a esa chimenea que tenía como compañero así que, cruce mis piernas por su cintura y mis brazos por su pecho quedando en forma de un fuerte y cálido abrazo.

    — Etto, Lucy— Escuche a natsu que trataba de hablar pero algo se lo impedía— Lucy yo— Peque mi pecho lo más que pude para acercarme y escucharlo mejor.

    —Siii— Dije mientras me acercaba.

    Al estar tan cerca, note que natsu estaba sonrojado y miraba de un lado a otro. Debe ser mi imaginación pensé, natsu no suele comportarse así, amenos que…

    Flash Back
    Días atrás en la ciudad de magnolia.

    —Oye Lucy ¿estás bien?— Pregunto mira un poco preocupada por su amiga.

    —Si— Respondió sin ánimo— Es solo que— Continúo mientras se acercaba a la barra— Los chicos se fueron sin mí— Dijo mientras recostaba su cabeza en la barra.

    —Anímate— Dijo tratando de que su amiga levántala la cabeza— Apuesto a que solo es un mal entendido.

    —No lo es— Dijo Lucy aun más deprimida— Vi como natsu se iba con Happy y Lisanna.

    —Oye Lucy— dijo mira tratando de animarla otra vez— Escuche algo muy interesante de natsu.

    — ¿Qué?— Preguntó Lucy mientras se acomodaba en el asiento.

    — Escuche que natsu está enamorado de ti— Dijo con una pequeña risa en su cara.

    —No otra vez mira— Dijo Lucy levantando su cabeza— ¿Recuerdas la última vez que me dijiste eso?— Pregunto mientras la miraba— Al final— Prosiguió— Resulto que todo solo era un mal entendido.

    — ¡No! esta vez es verdad —expreso— Escuche al mismo natsu cuando decía “HOY POR FIN CONFERARE MI AMOR POR ELLA”

    — ¡¿Qué!?— Se levanto Lucy de la silla— ¿Lo dices enserio?

    — ¡SÍ!— Contesto mira con toda seguridad

    FIN Flash Back

    FIN Pov Lucy

    ¡Maldición!— Se cuestiono Lucy— Porque tenía que recordar lo que me dijo mira en un momento como este. Ahora que hago— Se pregunto— No tranquilizante, natsu no sería capaz de hacer eso— Reflexiono— ¿o sí?

    — Etto, Lucy— Interrumpió natsu los pensamiento de Lucy— Lucy yo…

    Antes de que natsu terminara de hablar, resbalo y rodaron él y Lucy cuesta abajo. Por suerte para ambos, la nieva había amortizado su caído y por cosas de destino quedaron en una posición un tanto incomodad.

    Natsu había chocado con una árbol que se encontraba en el centro, rodeado por toda la nieve, evitando así, que Lucy resultara lastimada. Lucy quedo debajo de natsu debido al impacto contra el árbol lo que provoco que se ruborizara. Al natsu intentar levantarse, acerco sus labios a los de Lucy quedando en una posición aun más incómoda. Ninguno de los dos se movía esperando la reacción del otro hasta que, por razones de la vida, del árbol comenzó a caer nieve golpeando a natsu en la nuca, como resultado, los centímetros que separaban los labios de ambos comenzaron a disminuir hasta que sus labios se encontraron en un y tierno suave beso. Natsu, al percatarse de lo ocurrido se separa de un salto de Lucy totalmente rojo, Lucy solo se limito a levantarse y mirar a un natsu confundido.

    — Lu…— Natsu trataba de hablar pero el sonrojo era demasiado— Lucy yo— Retorno mientras miraba a otro lado.

    — Nooooo— Interrumpió Lucy a natsu antes de salir corriendo del lugar.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    angel reinoso

    angel reinoso Viviendo en el limite de la locura.

    Aries
    Miembro desde:
    15 Octubre 2014
    Mensajes:
    43
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Una bella historia de amor
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    2785
    Perdón por la demora, es que no e tenido tiempo en estos dos últimos meses. Espero que les guste

    Disclaimer: Fairy Tail y sus personajes no me pertenecen, sino que son propiedad del gran Mashima.


    Capítulo II- En busca de respuestas

    Nooooo, se escuchaba el eco de las palabras de Lucy resonando en la cabeza de natsu. Natsu trato ir tras ella, quería seguirla pero su cuerpo lo traiciono, sus piernas no se movieron y solo pudo ver como Lucy se alejaba hasta quedar fuera de su vista. Después de ver como su amiga se había ido, su cuerpo por fin lo obedeció y pudo comenzar a caminar en dirección a magnolia.

    Tardo 10 minutos en regresar al pueblo, 10 minutos en los que todos sus pensamientos fueron entorno a ella. Sin darse cuenta, estaba frente a las puertas del gremio. Luego de que las dudas abordaran su mente decidió entrar y comprobar si Lucy se encontraba allí. Para su sorpresa, ella no se encontraba y tampoco había signos de que había pasado, al parecer se había ido directo a su casa.

    Después de que examinar el lugar, se acerco a Mira, le reporto sobre la misión y después se dirigió a la salida. Mientras se acercaba a las puertas para salir del gremio siento que algo lo jalaba. Al darse vuelta se encontró con la albina que lo sujetaba.

    — ¿Estás bien Natsu?— Le pregunto con cara de preocupación.

    — Si— Dijo mientras se alejaba con una gran sonrisa.

    Al verlo salir, una gran preocupación la lleno por dentro. Nunca antes había visto a Natsu entrar sin antes patear la puerta o gritar que ya estaba devuelta como acostumbraba pero lo que más le preocupo, era esa falsa sonrisa que se había dibujado en su rostro.

    Luego de haber abandonado el gremio, se dispuso a ir hacia su casa pero estaba demasiado preocupado por Lucy como para dormir sin antes hablar con ella, por lo tanto decidió primero pasar por su casa y disculparse por lo sucedido. Al encontrarse a unos escasos metros de la posada donde ella se alojaba, alzo su vista y noto que la ventana estaba abierta y siendo ocupada por una rubia, una rubia con la mirada perdida en el cielo. Al acercarse un poco más pudo ver como de los ojos de aquella rubia comenzaban a caer unas pequeñas gotas de agua lo que a él lo lleno de una gran tristeza.

    Al ver a Lucy llorar solo pensó en correr, Correr tan rápido como sus piernas y la nieve se lo permitieran, correr lo más lejos posible de allí y así lo hiso. Corrió tan rápido que no se dio cuenta cuando había llegado a casa. En ese momento solo era puro instinto, no pensó cómo ni cuándo ni que debía hacer, solo pensaba en Lucy. Al estar frente a la puerta solo la abrió para luego dejarse caer sobre el duro y frio piso donde allí, luego de varias horas, cayó en los brazos de Morfeo.

    La noche había resultado larga para un natsu solitario y a la vez muy corta. Luego de haber entrado en su casa, la tristeza lo invadió logrando que su cuerpo perdiera sus fuerzas y se desplomara en el suelo. Después de más de 1 hora recostado en el piso se durmió, lo que no le duro mucho puesto que, varios minutos después, se había despertado exaltado y gritando “Lucy” al parecer, había tenido una pesadilla. Varios minutos después cayó, otra vez en los brazos de Morfeo y otra vez se despertó. Esto se repitió varia veces hasta que por fin pudo dormirse lo que no pudo disfrutar por mucho.

    Los rayos del sol comenzaban a entra por la ventana en señal de que la noche había terminado. Parte de la luz que se filtraba le daba en la cara lo que, a los pocos minutos, comenzó a molestarle. Se movía de un lado a otro para evitar que la luz le diera pero le resulto imposible, no le quedo más remedio que levantarse e irse a otro lado.

    …….

    Mientras tanto en el gremio

    — ¡He mira!— Llamo un peli-negro que se acercaba a la mesera— ¿Has visto a natsu?— Le pregunto.

    —No— contesto mientras se le acercaba— ¿por qué preguntas Gray? ¿Paso algo?

    — Es solo que Erza quiere que hagamos una misión con ella— Dijo al dirigirse a la salida— Si lo ves le avisas.

    Antes de que lograra salir las puertas se abrieron y logro ver la silueta del chico de cabello rosa que le paso por el lado.

    — ¡Natsu!— Grito para después sujetarlo del hombro— Vamos tenemos que irnos.

    Todos en el gremio esperaban ver a natsu inicial una pelea con Gray como es costumbre entre ellos pero para sorpresa de todos, solo se quito la mano del hombro para luego dirigirse al tablero de misiones. Al ver esto el silencio se apodero del gremio, nadie se lo podía creer ni siguiera el mismo Gray.

    — Oye flamitas— Lo insulto— Vámonos que Erza nos está esperando— Dijo al acercarse a Natsu que se encontraba junto a Mira indicándole que haría esa misión.

    Al terminar de hablar con Mira se dirigía a la salida. Solo pudo avanzar unos pocos pasa debido a que Gray se le atravesó impidiendo que se fuera.

    — Acaso se te quemo el cerebro o qué— Se burlo de el— Dije que Erza nos espera— Pronuncio en tono amenazante.

    —Tsk— Se limito a expresar mientras lo evadía y seguía caminando.

    Al verlo caminar hacia la salida, lo tomo del brazo e hizo que se diera la vuelta.

    — No me escúchate— Dijo furioso.

    — Si te escuché— Expreso sin ánimos

    — ¿¡Entonces!?— Dijo de una forma aun más furiosa por el desinterés de sus palabras.

    — No me interesa— Contesto de una forma fría para después soltarse e irse.

    Al escuchar esas palabras el gremio entro en pánico. Unos gritaron otro corrieron y algunos se desmayaron pero los que quedaron mas impactados fueron Mira y el mismo Gray.

    Al salir del gremio, natsu se encontró con Lissana, al parecer había regresado de una misión. Al ella ver a natsu se acerco a él y dijo:

    — ¡Natsu!— Le dio un abrazo en forma de saludo lo cual él no respondió— ¿Vas a una misión?— Pregunto un poco dudosa.

    — Si— Respondió.

    Al instante, se aparto de ella para comenzar a caminar lo que le impidió, Lissana lo había tomado de la mano, al percatarse trato de soltarse y continuar lo que no pudo.

    — ¿Te encuentras bien?— Le pregunto.

    — Si— Dijo mientras miraba a otro lado.

    — Mírame a los ojos— Dijo un poco molesta.

    — Ya te dije que estoy bien— Dijo de una forma molesta.

    — ¿Acaso nosotros no somos amigos?— Pregunto mientras soltaba su mano.

    — ¡Claro que sí!— Contesto alterado y un poco confundido por la pregunta.

    — Entonces dime la verdad— La tristeza se reflejaba en los ojos de ella.

    — No es nada— Miraba de un lado al otro mientras hablaba.

    — Sabes Natsu, somos amigos desde hace mucho y se cuando algo te preocupa— Dijo para después darle un fuerte abrazarlo— Puedes contarme lo que sea que te preocupe.

    — Gracias Lissana— Le contesto el abrazo con uno más fuerte.

    Al separarse, Natsu le mostro una gran sonrisa para luego irse a su misión. Ella quería seguirlo pero sabía que en ese momento lo mejor era dejarlo solo.

    Al entrar al gremio vio que todos estaban en silencio y con la mirada fija en Gray. Se acerco a Mira para saber que pasaba pero la interrumpieron.

    — ¿Gray que le hiciste a Natsu?— cuestionaron al peli-negro.

    — Ya les dije que no le hice nada— Se defendió furioso.

    — Claro que le hiciste algo— Lo seguían acusando.

    — Por qué piensan que le he hecho algo a ese cabeza de fuego

    — Natsu nunca antes había desobedecido una orden de Erza— Le recordaron.

    La acusaciones de todos seguían hacia él y de todas se defendió. Después de varios minutos, como era de esperarse, la conversación acabo en una gran pelea que involucro a la mayoría del gremio. Mientras tanto, Mira y Lissana estaban en una esquina conversando.

    — ¿Mira que le pasa a Natsu?— Le pregunto a su hermana.

    — No lo sé— Contesto de forma preocupada— Creo que le paso algo con Lucy.

    — ¿Con Lucy?— Pregunto dudosa.

    — Si— Se podía ver la certeza de sus palabras— Esta así desde que regreso de la misión con ella.

    — Y que hay de Lucy.

    — No la he visto desde……. Antes de la misión— Dijo mientras se ponía la mano en la cabeza para recordar.

    Al otro lado, la pelea estaba en su clímax, Gray estaba siendo sujetado por cinco mientras que dos le estaban cuestionando. De pronto se comenzaron a escuchar el sonido de campanas. De inmediato el gremio se tranquilizo y comenzaron a mirarse unos a otros. De pronto, el silencio acabo y se pudo escuchar como todos gritaban de alegría

    ¡Gildarts ha regresado!

    …….

    Pov Natsu

    La misión había acabado más rápido de lo que pensé, solo era un montón de debiluchos. Que mas da y yo que pensaba que podría olvidar lo ocurrido con Lucy y poder hablar con ella como siempre. Maldición. Porque tuvo que acabar así, fue un accidente, de seguro ella ya no esté enojada, no claro que esa enojada. Quizás deba hablar con Lissana. No, eso sería ridículo, no podría decirle que accidentalmente bese a Lucy, de seguro se reirá de mí. Sera mejor ir a un lugar tranquilo a pensar, eso es, el lago debe estar congelado y con esta nieve debe estar vacio si, ese será el mejor lugar.

    Mientras me acercaba pude ver la silueta de alguien sentado a orillas del lago, no puede ser, ese es

    — Gildarts— Grite mientras me acercaba.

    — Oh Natsu— Dijo al voltear y verme.

    — ¿¡Cuando volviste!?— Dije aun sorprendido por que estuviera aquí.

    — Pues llegue al pueblo haces más o menos un hora.

    — Y ¿¡Qué haces aquí!?

    — Te estaba buscando.

    — Buscando— repetí dudoso

    — Si— Dijo mientras me hacías señas de que me sentara a su lado.

    — ¿Por qué?— Le pregunte al sentarme.

    — Dime Natsu— comenzaba a hablar mientras observaba el lago— ¿Hay algo que te preocupe?

    — ¿Por qué preguntas?— Dije un poco nervioso, nunca espere que me preguntara eso.

    — Pues Mira me dijo que has actuado algo extraño últimamente. — Dijo para luego mirarme a los ojos— ¿Es por Lucy?

    Al escuchar su nombre me espante y por alguna razón estaba todo ruborizado lo cual él noto.

    — ¿¡Que!? qui...en tee di.jo eso— Dije nervioso.

    — Mira.

    De un momento a otro Gildarts se levanto y comenzó a caminar. Al ver que no lo seguía, me hacía señas con la mano de que fuera con él, al instante me pare y lo seguí. Luego de varios minutos dando vuelta, Gildarts se dirigió a un árbol que se encontraba cerca, al estar debajo, se dejo caer sobre la nieva y recostó su espalda en el árbol. Al acercarme vi como me hacía señas de que me sentara a su lado, lo cual hice. Duramos aproximadamente un minuto en silencio, sabía que tenía que decir algo pero no encontraba las palabras. Mientras me debatía si contarle o no lo sucedido, mis pensamientos fueron interrumpidos por Gildarts.

    — Sabes Natsu— Comenzó a hablar— No sé si pueda ser de ayuda pero puedo escuchar lo que te molesta.

    — Si, tienes razón— Después de todo Lissana tenía razón— Esto fue lo que paso.


    Flash Back

    La misión había sido divertida y gracias a la nieve no tengo que subirme al tren. Todo estaba saliendo bien, aunque me siento un poco mal por Lucy.

    — Oye Lucy P…— Al voltearme, vi como Lucy estaba con la mirada perdida y a punto de desmallarse, corrí desesperado hacia ella. — Lucy ¿estás bien?— Dije preocupado.

    — Estoy bien— Su voz se escuchaba débil— Solo es….

    — No hay más remedio— No puedo dejar que camine en ese estado— Sube— Dije mientras le daba la espalda y me acachaba.

    — Gra…— La tuve que jalar para poder montarla en mi espalda.

    — Sujétate— Dije mientras me levantaba y comenzaba a caminar.

    — Gracias Natsu— Dijo y se pego a mi espalda e hundió su cabeza en mi hombro.

    Mientras caminaba sentí como Lucy se me pegaba cada vez más hasta el punto de cruzar sus piernas por mi cintura y sus brazos por mi pecho. Debido a que Lucy estaba tan cerca de mí, podía sentir su respiración en mi cuello y sus pechos en mi espalda. Porque estoy tan nervioso, no es como si me molestara tenerlas en la espalda pero estaba demasiado cerca.

    — Etto, Lucy— Debía decirle que se apartara un poco— Lucy yo— Trate de hablar pero estaba demasiado nervioso.

    — Siii— Escuche como decía mientras se acercaba aun más.

    De inmediato desvié mi mirada hacia otro lado, no quería que viera mi cara sonrojada y que pensara que me había convertido en un pervertido igual que Gray. Por alguna razón Lucy no había hecho ningún comentario, o no, me vio, tengo que hacer algo.

    — Etto— Comencé a hablar— Lucy— Debía decirle que estoy un poco incomodo por estar tan cerca de mi— Lucy yo….

    No pude terminar de hablar debido a que me resbale y caímos cuesta abajo, por suerte, la nieve había suavizado la caído.

    Mientras caíamos pude ver que nos dirigíamos en dirección a un árbol y que Lucy chocaría con él, en un movimiento algo desesperado me deslice para quedar adelante y que Lucy no se lastimara. Debido al deslice que hice, al chocar con el árbol, quede encima de Lucy, intente levantarme pero al intentarlo solo empeore la situación. Al levantarme solo acerque nuestros rostros y pude sentir como esos hermosos ojos me miraban fijamente, quizás esperando a que me quitase.

    Qué grande y hermoso tiene los ojos, nunca los había visto tan de cerca y sus labios son tan…. Qué demonios estoy pensando, debo apartarme, debía hacerlo pero en lugar de eso me acerque más, no podía evitarlo, mi cuerpo se movía solo. Por alguna razón cerró los ojos, por qué lo haría, debe de estar molesta, será mejor que me aparte.

    Antes de que me levantara, sentí que algo me golpeaba en la cabeza logrando que me abajara más lo suficiente para que nuestros labios se encontraran. No sé porque pero me sentía bien, que estoy pensando, Lucy debe estar incomoda con esto así que me aparte lo más rápido que pude de ella.

    —Lu…. — Trate de hablar pero estaba demasiado nervioso— Lucy yo— Mire a otro lado para que no pueda ver mi cara.

    — Noooo— La escuche decir antes de salir corriendo.

    FIN Flash Back

    Fin Pov Natsu

    Al Natsu terminal de contarle lo sucedido, Gildarts lo miro de una forma seria y dijo:

    — La besaste— Dijo para después señalarlo de forma burlona mientras se reía.

    — Maldito— Dijo molesto y listo para inicial una pelea.

    — Espera, espera— Decía mientras intentaba taparse la boca para evitar reírse.

    Al verlo, se levanto e intento irse lo que se lo impidió.

    — Entonces— Dijo un poco más serio— ¿Te gusto?

    — ¿¡Eh!?— Fueron las únicas palabras que pudo formulas.

    — El beso— Se levanto y se acerco a él— ¿Te gusto?— Le volvió a preguntar.

    Al ver la seriedad de sus palabras se puso nervioso y solo pudo decir:

    — Si— Dijo tímidamente y con la cara hacia otro lado totalmente roja.

    — ¿Qué piensas de Lucy— Al ver la cara de confusión que puso le volvió a preguntar de forma más sencilla— ¿Te gusta Lucy?

    — Bueno si, es mi amiga— Dijo aún confuso por la pregunta.

    — ¿Solo como amiga o como algo más que una?

    Natsu quedo un momento en silencio mientras trataba de entender las preguntas que le hacía. Al pensarlo detenidamente quedo más confuso de lo que estaba, su cabeza era un mar de preguntas.

    — ¿Te sientes bien al estar con ella— Interrumpió sus pensamientos con la pregunta.

    — Si— Dijo sin dudarlo.

    — ¿Igual que como con Erza o mejor?— Le pregunto en forma de ejemplo, sabía que esa sería la única forma en la que él lo entendería.

    — Creo que mejor— Dijo dudoso pero con algo de seguridad en sus palabras.

    —Entonces— Concluyo Gildarts— Te gusta

    — Supongo que sí— Confirmo aún dudoso de lo que decía.

    — Pues ve y diré— Dijo para después comenzar a caminar.

    — Pero no puedo— Lo siguió— Que pasa si...

    — Prefieras que las cosas sigan como están— Lo interrumpió— Ve y diré como te sientes, de seguro se pondrá feliz.

    — ¡Eso crees!— Dijo emocionado.

    — Seguro— Se podía escuchar la certeza de sus palabras.

    — Gracias Gildarts— Dijo para después salir corriendo listo para decirle a Lucy sus sentimientos hacia ella.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    angel reinoso

    angel reinoso Viviendo en el limite de la locura.

    Aries
    Miembro desde:
    15 Octubre 2014
    Mensajes:
    43
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Una bella historia de amor
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    2132
    Capítulo III- Buenas noches Natsu.


    Un día antes ciudad de magnolia.

    Pov Lucy

    Mientras rodábamos cuesta abajo vi como Natsu se deslizo por debajo de mí para evitar que me estrellase con el árbol lo que, en pocos segundos, condujo a una posición embarazosa. Natsu quedo encima de mí y en un intento fallido de levantarse empeoro la situación. Nuestros ojos se encontraron en una intensa mirada. Ninguno de los dos dimos señal alguna de querer apartarse en vez de eso nos quedamos inmóviles, como si estuviésemos esperando la reacción del otro. Nuestros labios se encontraban tan cerca que, instintivamente, cerré mis ojos y levante la cabeza unos cuantos centímetros los suficientes para, después de pocos segundos, nuestros labios encontrarse. Sentí los fuertes y cálidos labios de Natsu sobre los míos era una sensación que nunca había experimentado antes pero, a pesar de que lo estaba disfrutando, no duro mucho.

    Natsu se aparto rápidamente de mí, me levanta pocos segundes después y solo me limite a mirarlo. Miraba de un lado a otro se veía que estaba nervio pero ¿por qué? Porque estaría nervioso, acoso fui yo la única que no se molesto por eso Vi como, en varias ocasiones, intentaba decir algo cuando por fin pudo calmarse y reintentar hablar un NO salió de mi boca y salí corriendo.

    Corrí todo el camino de regreso hasta la posada donde me alojaba. Al entrar subí las escaleras tan rápido como pude, entre y cerré rápidamente la puerta tras de mí. Mi corazón latía desesperadamente en mi pecho, espere unos minutos recostada en la puerta hasta que mi pulso se normalizara, cuando por fin se tranquilizo camine hasta llegar a mi cama y me deje caer sobre ella.

    No podía creer lo que había hecho ¡bese a Natsu!— RecordéAunque no fue intencional claro que no — Me defendí—Fue por culpa de la situación eso fue lo que paso — Afirme— yo nunca hubiera besado a Natsu si no fuera por eso ¿o tal vez si?— Las dudas comenzaron su jugada— Bueno no estuvo tan mal que digamos ¡Que no! — Me decía— Me convencí a mí misma de que solo fue un impulso, algo que solo sucedió. Una tras otra fueron las dudas que llegaron a mi mente, no podía creer lo que pensaba, si es que pensaba. Mientras esos estúpidos pensamientos seguían invadiendo mi mente me acerque a la ventana, la abrí y una brisa fría golpeo mi rostro, me quede embelesada mirando caer la nieve mientras ponía orden en mi enrevesada mente.

    Por un lado estaban los “a favor” con sus argumentos más que convincentes recodándome que fui yo la que cerró los ojos y levantó la cabeza no la situación y haciendo énfasis en lo mucho que lo había disfrutado a pesar de ser una “accidente”como tantas veces me había repetido;y por el otro lado “los contras” que, a pesar de todo, seguían firmes con el hecho de que nada de lo ocurrido fue intencional si no un impulso, algo que solo ocurrió en el momento. Los argumentos siguieron uno tras otro,era como estar en un verdadero juicio. Después de más o menos 7 minutos de discusión interna mis pensamientos se detuvieron y dieron origen a un nuevo contrincante que se abría con paso firme entre los demás. Y qué tal si no le gusto— pensé— Él no se veía feliz por el hecho de haberme besado— Recordé— Y peor aún ¿Qué es esta sensación de rechazo que siento en mi pecho? Poco a poco fue recordando aquella que tanto quería olvidar.


    Flash Back

    Días atrás en la ciudad de magnolia.

    —Oye Lucy ¿estás bien?— Me pregunto mira un poco preocupada.

    —Si— Respondí sin ánimo— Es solo que— Continúe acercándome a la barra— Los chicos se fueron sin mí— Dije recostado la cabeza en la barra.

    —Anímate— Dijo tratando de que levántala la cabeza— Apuesto a que solo es un mal entendido.

    —No lo es— Dije aun más deprimida— Vi como natsu se iba con Happy y Lisanna.

    —Oye Lucy— dijo tratando animarme otra vez— Escuche algo muy interesante de natsu.

    — ¿Qué?— Pregunte acomodándome en el asiento.

    — Escuche que natsu está enamorado de ti— Dijo con una pequeña risa en su cara.

    —No otra vez mira— Dije levantando— ¿Recuerdas la última vez que me dijiste eso?— Pregunte mientras la miraba— Al final— Proseguí— Resulto que todo solo era un mal entendido.

    — ¡No! esta vez es verdad —expreso— Escuche al mismo natsu cuando decía “HOY POR FIN CONFERARE MI AMOR POR ELLA”

    — ¿¡Qué!?— Me levanto de la silla o más bien me tire— ¿Lo dices enserio?

    — ¡SÍ!— Contesto mira con toda seguridad

    — ¿¡Quién te lo dijo!?— Pregunte curiosa.

    — Nadie— Respondió ella— Lo escuche del mismo Natsu cuando este se lo gritaba a Happy.

    — ¿Es en serio?— Ya no podía creer lo que escuchaba— Estas segura.

    — Si no me crees— Dijo señalando la puerta— Puedes ir a la parte trasera del gremio y comprobarlo por ti misma.

    Cuando termino de hablar, Salí corriendo a comprobar por mi misma si lo que decía era cierto o no. Al llegar, efectivamente Natsu estaba allí pero no como esperaba, Natsu estaba arrodillado al lado de Happy y frente a Lissana. Instintivamente me escondí y observe detenidamente la escena.


    — Natsu díselo ya— Dijo Happy.

    — Ya lo sé— Contesto él.

    — ¿Qué es lo que tienes que decirme?— Pregunto Lissana entre risa.

    Tomo su mano aun arrodillado, la miro a los ojos y dijo:

    — Estoy completamente enamorada de ti, desde el primer momento que te vi no he dejado de pensar en ti por favor sal conmigo.

    Natsu pidiéndole a Lissana que saliera con él, no lo podía creer, al final resulto que si era un error después de todo, no era de mí que estaba enamorado si no de ella, Salí lo más rápido que pude de allí no querría escuchar como terminaba.

    FIN Flash Back


    Pequeñas gotas comenzaron a derramarse de mis ojos ya enrojecidos por los recuerdos de aquel día, los recuerdos que pensaba haber sumergido en lo más profundo de mi. Me jure a mi misma ese día que no volvería a derramar lágrimas por eso pero, a pesar de todo, aquí estoy, mirando el cielo nocturno cubierto por las nube que poco a poco dejan caer su contenido en la ciudad, recordando ese día y volviendo a llorar. Lentamente me fui retirando de la ventana caminando en dirección al baño tenía que relajarme y que mejor forma de hacerlos que con un largo y refrescante baño de agua caliente.

    Olvidando el frio que hacia me di un largo baño de aproximadamente 1 hora al salir me coloque mi pijama, cerré la ventana y me metí en la cama alejándome poco a poco de la realidad en la que estaba.


    Fin Pov Lucy

    ……..

    Pequeños pero imponentes rayos de luz poco a poco iban iluminando la habitación y a su vez, todo lo que se encontrase en ella. Lucy, que aun estaba profundamente dormida, fue abriendo pesadamente los ojos por los rayos solares que se habían apoderado de su cama provocándole un poco de incomodada que, minutos después, la hizo levantarse y dirigirse al baño.

    Tardo 30 minutos en arreglarse y otros 15 desayunando. Al terminar se levanto de la silla alejándose de la mesa, pasó por aquel firme escritorio en el que tantas noches se había desvelado escribiendo su novela y termino otras ves postrada en la cama mirando fijamente el reloj, el cual marcaba las 10:30 A.M.

    — ¿Y ahora qué?— se pregunto así misma con voz casi inaudible. No podía ir al gremio, eso ni pensarlo, el solo hecho de tener que encontrarse con él hacía estremecer su cuerpo y que su cara cambiara rápidamente de color.

    —No es como si me gustara Natsu— se repetía tratando de convencerse— El es mi “amigo” nada más— se decía dando vueltas en la cama.

    Luego de habérselo repetido una y otras vez hasta quedar exhausta, decidió levantarse y sentándose delante de su confiable escritorio dispuesta a continuar con su novela, como una forma de olvidarse de todo en especial todo lo relacionado con ese incidente. Sujeto la pluma con su diestra mojando la punta en el líquido de color negro azabache y coloco una hoja blanca sobre el escritorio. Los minutos pasaron uno tras otro y nada, la tinta de la pluma se había secado y el papel seguía igual de blanco, no había sido capaz de escribir ni siquiera una simple línea y no era porque no lo intentase, claro que no, era más bien una enfermedad de las que sufren todos los escritos en momentos de tensión y estrés, falta de inspiración.

    El tiempo pasó y Lucy desistió en su intento de escribir aunque sea una oración. Se paro lentamente de la silla, camino unos pasos y se tiro nuevamente en su cama, estaba agotado aunque no sabía realmente cual era el motivo de eso. Se quedo unos minutos estática abrazando su almohada y mirando a la nada hasta que el calor del día salió a relucir, se paro por un momento para abrir una de las ventanas y volvió a retornar su posición inicial con la diferencia de que esta vez su mirada quedo fija en el reloj. Lo miro por largo tiempo como si estuviera analizando cada una de sus partes, tratando de averiguar el procedente y las historias detrás de cada una de sus piezas, hasta que poco a poco fue perdiéndose en sus manecillas quedando nuevamente dormida.

    Las horas pasaron, el sol empezó a ocultarse entre las nubes, un ambiente frio, igual que el día anterior, se había aposentado en las calles de magnolia. Poco tiempo después del ocaso las calles se volvieron desiertas, las pocas personas que aun transitaban prefirieron resguardarse en sus casas que seguir deambulando por la ciudad. La fría brisa de la noche hizo su entrada abriéndose paso en las casas y establecimientos que mantenían algunas de sus ventanas abiertas o cada vez que se abrían las puertas cuando se entraba o salía de las tiendas.

    El frio no se hizo esperar en la habitación de Lucy invadiendo sin permiso ni autorización gran parte de su casa. Gracias a que una de las ventanas permaneció abierta por casi toda la tarde y parte de la noche, una parte de la nieve soltada por las nubes habías caído en su habitación y por la clara intervención del viento que, en cada oportunidad, la empajaba cada vez más fuerte permitiendo su avance dentro de la casa. Una juguetona e impetuosa brisa se estaba paseando por toda la habitación impactando, sin previo aviso, el rastro de Lucy haciendo que esta abriera los ojos de golpe y que todo su cuerpo se estremezca por el frio. Mientras se acorrucaba y frotaba sus brazos entre sí hizo una rápida inspección y pudo ubicar casi de inmediato la causa de que su habitación hubiese acabado igual que el interior de una nevera. En un rápido movimiento se levanto, cerro la ventana y se metió en el baño para poder eliminar los efectos de haber permanecido tanto tiempo bajo el frío. Al salir miro nuevamente la ventana, como forma de asegurarse que estuviese bien cerrada, luego miro su cama y quedo en shock. Una pequeña parte de su cobertor está levantado en una forma no muy natural, como si estuviese alguien acostado debajo de él. Acercándose con cautela para no despertar a su invasor, fue tomando un poco temerosa el cobertor con ambas manos y despacio lo fue levantando hasta que se desespero y tiro violentamente de él.

    —Natsu— Fueron las palabras que salieron de su boca al ver el ocupante de su cama.

    Su rostro reflejaba una expresión de alivio y sorpresa— ¿Cómo había llegado ahí?— Se pregunto así misma en voz baja por unos segundos y recordó que la ventana había estado abierta por largo tiempo y no le sorprendería que hubiese pasado toda la noche junto a él. Se quedo ahí parada mientras reflexionaba sobre que hacer hasta que su cuerpo tembló por el frío. Olvidando por un momento a su invasor, se tiro en la cama, agarro el cobertor y se cubrió junto a él. Ya abrigada, se dio la vuelta para quedar de frente a él y mirándolo con más determinación pudo apreciar la paz que emanaba su rostro. En un impulso tomo su brazo e hizo que la abrazara, inclino un poco su cabeza acorrucándose en su pecho y termino nuevamente dormida, no sin antes despedirse soltando unas últimas palabras “Buenas noches Natsu”
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Adorable Adorable x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso