Long-fic Un Sueño Feudal

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Cmmv, 29 Agosto 2009.

Cargando...
?

¿Que te parece la trama del fanfiction?

  1. Muy buena

    100.0%
  2. Regular

    0 voto(s)
    0.0%
  3. Mala, no deeberias escribir más!

    0 voto(s)
    0.0%
  1.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    234
    Re: Capitulo 27: "Yam es golpeado"

    Muchisimas gracias mi querida Pan-chan ;) me alegra que te haya gustado bastante el capitulo, me agrada ver que no se pierde substancia alguna de la historia al momento de la narrativa eso por un lado me pone bastante contento y me indica que debo de continuar con esa misma calidad. Jajajajaja no puedo ponerte musica de DBZ como opening o ending, me demandarian de inmediato jeje, pero se a lo que te refieres ;)

    El misterio de la sombra será revelado en este el capitulo 28, disculpenme la tardanza en publicarlo, pero tuve problemas con internet (cortado) y bueno comprenderan mi ausencia por esa semanita.

    Me alegra que te haya gustado la imagen, pronto subire otras ;)

    Saludos!

    Hola mi encantadora MiiKuuZ!! gracias por esos comentarios jejeje, de verdad me pone muy contento saber que te haya gustado tanto este episodio, y sobre todo que te haya atrapado tanto asi jejeje, prometo hacer los siguientes tan atrapantes como este o incluso aun más ;)

    Muchas gracias por lo del dibujo, me alegra que les haya gustado, me anima a seguirles subiendo más. Prometo subirles más poco a poco, por ahi viene uno, asi que si me tardo un poquitin en publicar un cap ya saben porque es ;)

    Bueno ahora sin más preambulos y agradecimientos por sus comentarios, les dejo aqui el capitulo 28, espero que lo disfruten!!

    Saludos cordiales ;)
     
  2.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    2895
    Capitulo 28: "El misterio de un hechicero"

    Capitulo 28:
    “El misterio de un hechicero”

    Yam había entrado en un estado de completa desesperación y de furia al verse perdido ante un simple humano, entre gritos empezó a decirle al joven que se callara, pero este sin prestarle la menor atención se disponía a marcharse, cuando de pronto el cuerpo de Yam comenzó a sufrir cambios, disminuyendo su masa muscular y volviendo a la apariencia de antes, solo que ahora se le notaba más débil, este acontecimiento extraño mucho a Kai quien reparo en ese detalle al sentir como disminuía la energía, más aun se extraño el mismo Yam al ver lo que le ocurria.

    Pero… ¿Qué está sucediendo? — se pregunto Yam asustado —, mi cuerpo…

    << ¿Qué ocurre?>> se dijo Kai. << ¿Por qué habrá sufrido ese cambio? Su energía ha disminuido drásticamente ¿Qué le habrá pasado? Acaso… >>

    ¡Todo mi poder… se ha ido! — gritó Yam mirando hacia el cielo — Pero… ¿Por qué?
    Tu mismo has sembrado el fracaso en esta pelea — dijo Kai —, por eso has tenido este final.
    ¿Qué? — exclamó el yökai
    Tu peor error fue haberte aliado con ese demonio llamado Naraku, creo que ahora has pagado las consecuencias bien caro, tal parece que tu jefe también se involucro con él.
    Te equivocas… — replicó Yam con voz agitada —, mi señor no sabe nada acerca de Naraku.
    Veo que ese sujeto les está tendiendo una trampa, al ver que no han cumplido con sus objetivos, solo los está usando para su beneficio, al igual que te uso a ti. Pero no le dio resultado, y, tu… estas acabado.
    ¡Cállate! — gritó Yam —, basura… un gusano tan insignificante como tú nunca me ganara, no pienso perder nunca.

    Kai no le prestó importancia al comentario y salió volando en dirección opuesta a la que había tomado Inuyasha y Koga, Yam se enfureció al haber sido completamente ignorado y tomando la reserva de energía que le quedaba creó una bola de energía lo suficientemente poderosa como para acabar a un centenar de espíritus, se la arrojo al joven con intención de acabarlo, este se percato de las intenciones del yökai, aparte de sentir la energía que iba hacia él, rápidamente se volvió y con su mano derecha arrojo un rayo de energía que triplicaba en poder a ese.

    ¡Estúpido! — grito Kai, lanzando el rayo de energía hacia Yam.

    Aquel rayo de energía desvaneció el que había arrojado el yökai y luego lo golpeo por completo desintegrándolo lentamente hasta hacerlo polvo, una gran explosión se había generado ya que había chocado contra el suelo, dejando nada más que un enorme agujero en la aldea y polvo.

    El estruendo causado por aquella explosión se llego a sentir levemente en la aldea de la anciana Kaede, esto causo preocupación y cierto alboroto en la aldea por parte de los aldeanos, Kagome, Shippo y la anciana Kaede salieron de la casa para ver que ocurria por los alrededores, pero todo se veía tranquilo, y sin señales de peligro retornaron al interior de la casa algo confundidas.

    ¿Qué habrá sido ese estruendo? — preguntó Kagome
    No tengo ni la menor idea — respondió la anciana Kaede
    Es probable que algo haya pasado en la aldea de los exterminadores — dijo a su vez Shippo.
    Espero que no le haya ocurrido nada malo a Inuyasha — dijo la hermosa chica, llevándose sus manos hacia su pecho.

    Sango en ese momento había recuperado el conocimiento, y lentamente empezaba a abrir sus ojos, hasta que para sorpresa de quienes estaban ahí, comenzó a moverse e intento levantarse.

    ¡No lo hagas Sango! — exclamó Shippo —, aun estas muy débil.
    ¡Sango! — exclamó Kagome, dirigiéndose a donde estaba la exterminadora.
    ¡Por favor detenla! — dijo Shippo — Sango trata de irse.
    Sango — dijo la anciana Kaede — ¿Se puede saber a dónde quieres ir?
    Tengo… que derrotarlo — murmuro Sango.
    ¿Qué? — preguntó Kagome — ¿A quién?
    A ese monstruo — respondió alzando la voz —, tengo que ayudar a Kai, si no hago algo de seguro le hará daño de nuevo.
    ¿Acaso piensas que él permitiría eso?
    ¿Qué dices?
    Gracias a él te has salvado, estaba realmente furioso al ver como ese monstruo te había hecho daño, no creo que sea conveniente que solo vayamos a causar problemas y hacer que se preocupe.
    Todo lo que paso fue mi culpa… — dijo Sango en tono de arrepentimiento.
    ¿Por qué dices eso?
    Esta nuevamente arriesgando su vida por mis descuidos, y aun así…

    En ese momento Sango se lanzo en los brazos de Kagome y prorrumpió en sollozos, su amiga empezó a darle caricias en la cabeza consolándola.

    No te preocupes mi amiga Sango — dijo Kagome —, todo estará bien, ya verás que pronto estará nuevamente a tu lado.

    Mientras tanto Inuyasha y Koga continuaban siguiendo el rastro de aquella misteriosa sombra, rastro que estaba desapareciendo a medida que avanzaban. Al dar unos cuantos pasos llegaron al borde de un precipicio, debajo de este se encontraban tres sujetos de aspecto misterioso, una de ellas era mujer.

    Parece que el camino llega hasta aquí — dijo Inuyasha
    ¿Quiénes son? — preguntó Koga al ver a esos sujetos.
    No lo sé, pero huelen a yökai.
    ¡Oigan ustedes! — grito Koga — ¿Quién rayos son?
    ¿Y tú quien eres? — respondió la otra persona —, que yo recuerde no se nos dijo nada de un lobo y un hanyö.

    Al decir eso, aquella extraña muchacha les arrojo unas bolas de fuego que amenazaron con desintegrarle hasta los huesos, pero hábilmente Inuyasha y Koga pudieron esquivarlas sin dificultad, y, rápidamente se lanzaron al fondo del precipicio para ir tras esos extraños individuos, pero de pronto se vieron bloqueados por ocho demonios que tenían aspecto de ogros muy amenazadores, pero a pesar de su apariencia era demasiado débiles, esto les facilito el trabajo a Inuyasha y Koga quienes se deshicieron de tres de ellos fácilmente, los otros cinco se dieron a la fuga, yendo el hanyö y el joven lobo tras ellos.

    ¡Regresen cobardes! — gritó Koga mientras corría tras ellos.

    De pronto Inuyasha sin quedarse atrás se impulso del peñasco y bajo rápidamente para reemprender la carrera y emparejar a Koga y luego rebasarle en la carrera.

    ¡Oye bestia! — exclamó Koga — ¿Qué crees que estás haciendo?
    Necesitamos alcanzarlos cuanto antes.

    Luego de haber corrido por unos cuantos metros se toparon con un gigantesco muro de piedras que le bloqueo el camino, ambos se frenaron en seco y miraron extrañados el muro, de pronto Miroku empezó a recuperarse y entre abrió sus ojos.

    Inuyasha — dijo Miroku entre dientes.
    ¡Miroku! — exclamó Inuyasha — ¿Ya te sientes mejor?
    Sí, creo que si — respondió el monje, bajándose de la espalda de Inuyasha. —, por cierto ¿En dónde estamos?
    Pero… ¿Qué hace un muro aquí? — exclamó Koga.
    ¿Qué sucede Koga? — grito alguien que venía a lo lejos.
    Desaparecieron su olor para no seguirles el rastro — respondió Koga, a quienes reconoció como sus acompañantes Ginta y Hakkaku. — ¿Se puede saber dónde diablos andaban?
    Lo sentimos — dijo Ginta
    Recuerda que a veces se nos dificulta seguirte — agregó Hakkaku.
    Es verdad, los olores de ellos y de aquel sujeto que seguíamos se han esfumado.
    Probablemente — dijo Miroku —, estén usando un campo de energía como el que usa Naraku.
    ¿Un campo? — exclamó Inuyasha, desenvainando en instantes a tessaiga.
    ¿Qué se supone que vas a hacer bestia? — preguntó Koga con desdén arrogante, pero luego aquella arrogancia se convirtió en asombro al ver como la espada cambiaba a un color rojizo.
    Inuyasha permanecía con los ojos cerrados, concentrando la energía sobre natural de tessaiga para que esta se tornara de un color rojo intenso, repentinamente abrió sus ojos y de un salto agito la espada.
    ¡Kaze no kizu!

    Un impresionante rayo de energía, el cual se dividió en cuatro se dirigió hacia aquel muro, haciéndole una especie de cicatriz, este luego se fue desvaneciendo lentamente, revelando lo que había al otro lado, la espada regreso a su color natural.

    Si tan solo era una ilusión — dijo Inuyasha riendo burlonamente.
    Al volverse para burlarse de Koga, este se le había adelantado y tomo la delantera en el camino.
    ¡Vaya! — exclamó el joven lobo —, me sorprendes bestia esta vez has hecho una gran hazaña.
    ¿Qué dijiste tonto? — gritó Inuyasha.
    ¡Espéranos Koga, no nos dejes! — gritaron a coro los Ookami.
    ¡Alto! — grito Inuyasha, alzando su espada.
    Lo mejor será seguirlos — dijo Miroku —, no te quedes ahí parado y démonos prisa.
    Si — replico Inuyasha —, la entrada, esos malditos deben de estar hasta el fondo de este bosque.
    De prisa.

    Inuyasha y Miroku corrieron hacia las profundidades de aquel bosque, siguiendo el rastro dejado por aquellos individuos, a pocos metros se toparon con una aldea totalmente destruida.

    Qué lugar tan raro — dijo Inuyasha en voz tan baja que apenas se le pudo escuchar.
    Por su apariencia puedo decir que esto era un pueblo — dijo Miroku —, y parece que se encuentra al pie de un palacio.

    Ambos comenzaron a indagar en el pueblo para ver si podían hallar algún tipo de respuesta, pero no encontraron más que ruinas y destrucción.

    Todo indica que la gente huyo de sus casas — dijo Miroku —,y no hay rastro de Koga y sus hombres.
    ¿En donde se habrá metido maldito de Koga?

    En ese momento unas presencias sombrías empezaron a rodearlos, cuando se dieron cuenta, diez ogros amenazaban con atacarlos, pero no solamente eran ellos, también había aparecido aquella chica que los ataco en aquel peñasco.

    ¡Así que aquí están! — exclamó Inuyasha, desenvainando a tessaiga y realizando a su vez un ataque muy veloz.

    Pero aquel ataque no había sido lo suficientemente rápido, aquella chica lo había esquivado fácilmente dando un salto hacia atrás cayendo encima de una roca, mientras los feroces ogros se lanzaron al ataque, dos de estos empezaron a atacar a Miroku, quien se defendía bloqueando los ataques con su arma, luego los atacó extendiéndola para golpearlos.

    Inuyasha por su lado ejecutaba un kaze no kizu el cual destruyo a unos cuantos de estos molestos ogros.

    ¡Inuyasha! — exclamó Miroku —, no te precipites, recuerda que debemos averiguar sobre aquella extraña presencia.

    El hanyö se tranquilizo y se mantuvo a la defensiva, pero de nuevo los ogros escaparon del lugar, rápidamente Inuyasha y Miroku fueron tras ellos para acorralarlos, cosa que les funciono al hacer uso de su estupenda velocidad.

    No sabía que fueran tan entrometidos — dijo aquella chica misteriosa —, fueron capaces de destruir uno de los campos de protección y se atrevieron a entrar sin avisar.
    ¡Oye ¿Quién diablos eres?!
    Mi nombre es Mihara y soy una de las doce comandantes de la triada.
    ¿Quién es su jefe? — pregunto Miroku desafiante —, responde.
    No tiene caso que lo sepas, porque morirás aquí mismo.
    ¡Maldita! — exclamó Inuyasha
    Por supuesto, nos será más conveniente si no nos estorbas.

    Al decir esto empezó a crear una pequeña bola de fuego entre sus manos, luego esta se expandió creciendo de manera colosal y amenazaba con arrojársela, mientras los ogros arrojaban lanzas para herir al monje y al hanyö, pero estos evadían los ataques.

    ¡Basta no se resistan! — exclamó Mihara.

    De pronto un resplandor azul ilumino el lugar y un poderoso rayo de energía blanco atravesó justo en el medio entre Inuyasha y aquella extraña yökai llamada Mihara, aquel imponente rayo de energía levanto una ventisca, teniendo todos que cubrirse, luego de que el polvo se disipara apareció alguien inesperado.

    ¡Sesshömaru! — exclamó Inuyasha
    ¿Qué es lo que sucede aquí? — pregunto Sesshömaru con su frialdad acostumbrada —, se supone que aquí se debería encontrar ese sujeto con el extraño olor a Naraku.
    ¡Sesshömaru! — exclamó Mihara sorprendida.
    ¿Acaso se conocen? — susurro Miroku.
    ¡Oh! — exclamó levemente Sesshömaru —, no esperaba encontrarte aquí… Mihara.
    ¿Se puede saber qué es lo que haces aquí?
    Lo mismo quiero saber, yo solo vine para acabar con Naraku.
    Lamento informarte que Naraku no se encuentra aquí… si quieres continuar esta pelea, visítanos en nuestro palacio.

    Al decir esas palabras ella y los ogros se marcharon hacia el castillo, dejando a un Sesshömaru e Inuyasha frente a frente.

    Sesshömaru ¿Qué estás haciendo aquí? — preguntó Inuyasha algo desafiante.
    Precisamente eso iba a preguntarte — contesto el daiyökai —, lárgate imbécil.
    ¿Qué es lo que has dicho?
    No permitiré que te involucres en este asunto.
    No necesito de tu permiso — respondió Inuyasha molesto.

    Sesshömaru sin contestar, extendió su espada la cual creó una bola de energía azul, esta golpeo de lleno a Inuyasha, haciéndolo volar por los aires y enviándolo a los escombros de una de las casas ya destruidas.

    Más vale que te quede claro Inuyasha — dijo Sesshömaru, mientras envainaba a Tokijin — Naraku es mi presa, yo acabare con él.
    Amo Sesshömaru — dijo Jaken llegando hasta él —, creo que este no es el momento para molestarse con el incompetente de Inuyasha.

    El daiyökai no le prestó la menor atención a su sirviente y paso por encima de él, pisándolo, mientras Miroku fue a ayudar a Inuyasha a ponerse de pie.

    Mientras en el palacio que se encontraba más arriba, aquella misteriosa sombra había llegado, se adentraba en los interiores del palacio mientras era recibido por sus súbditos, quienes le atendieron de inmediato.

    Qué bueno que llego amo — dijo uno de los demonios — ¿Se encuentra bien?
    Ese maldito, por poco acaba conmigo.
    Señor Takeshi — dijo otro de ellos —, acaban de informarme que uno de los guerreros celestiales estuvo aquí, y fue él quien ayudo a Inuyasha y a ese Ookami.
    Ya veo, esa fue la razón por la cual desvanecieron la ilusión — respondió mientras apretaba fuertemente sus puños —, debemos prepararnos.
    ¿Tan pronto señor?
    Si… les daremos una lección que nunca olvidaran.

    El aspecto de aquel joven al que llamaron Takeshi era muy diferente al del hechicero, aunque bien podría tratarse de la misma persona, pero eso aun no lo sabemos, lo cierto es que la energía maligna que emanaba era por mil veces superior, su cabello era de color negro y largo, sus ojos revelaban que era un demonio por naturaleza, de color vino tinto, mirada fría y calculadora.

    Mientras tanto… consíganme una ropa nueva, esta está algo desgastada — dijo mientras se desvestía y se rebeló en su espalda una gigantesca marca de una araña.

    Sin quedar rastro de Yam, Kai se dirigió a la región Musashi al lugar donde había quedado citado con Yuji, sin la menor prisa posible. Por lo demás, estaba pensante en su querida Sango y en su mente se excusaba también con el pobre de Inuyasha a quien dejo persiguiendo aquella extraña sombra.
     
  3.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: Capitulo 28: "El misterio de un hechicero"

    :shaaa:aparecisteeeeee que bien y este capitulo ha estado muy interesante.


    No se ni por donde empezar, en serio que me gustan tus narraciones de las batallas al estilo Goku, si hasta volvi a ver DBZ para recordar los viejos tiempos xD. Aunque no me esperaba que ese demonio tuviera la marca de Naraku, creo que eso fue lo que mas me sorprendio de este capitulo.

    Definitivamente sabes como manejar a Sesshomaru, jeje he puesto mucha atencion y me agrada como escribes sus apariciones, siempre tan frio y poderoso, no se molesta en darle explicaciones a su hermano Inuyasha y tampoco presta atencion a su sirviente (jaja paso por encima de el como si fuese una mosca xD) pero no es para menor, Sesshomaru quiere acabar con Naraku por haber secuestrado a Rin y por haberlo usado de conejillo de indias en una ocasion con el brazo que tenia un fragmento incrustado, es razonable su odio ahcia el...Pobre Naraku nadie lo quiere todos lo odian xDxDxD

    Otra batalla se acerca, y el cobarde de Naraku cuando dara la cara? todos se estan matando y el como si nada jaja alborota el abispero y sale corriendo :P, oye de verdad espero que coloques el proximo capitulo pronto porque me dejaste con ganas de seguir leyendo. Cuando vi el capitulo pense "mm que bien esta largo" pero creo que en el momento de leerlo se me hizo muy corto.

    Nos vemos pronto (eso espero) ;)
     
  4.  
    Nothing

    Nothing Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    14 Septiembre 2009
    Mensajes:
    236
    Pluma de
    Escritora
    Re: Un Sueño Feudal

    ¡Hello! :3 Wow, sinceramente un buen capítulo :3 Todo muy bien narrado y cómo siempre esa trama atrapante y asdf. Bueno, cómo dijo Pan-chan; está genial que hagas las batallas al estilo DBZ x'DDD Me hace recordar mis tiempos viciosos (? Ok, no. x'D Pero está genial :3

    Bueno, se te pasaron algunos tildes; pero ya, nada de gran importancia. Bueno, me gusta cómo manejas la personalidad de los personajes, sin un rastro mínimo de Occ. Lo cual obviamente es bueno. Bueno, espero la continuación con ansias *---*

    Bye~Bye.
     
  5.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    215
    Re: Capitulo 28: "El misterio de un hechicero"

    Muchisimas gracias mi querida Pan-chan, estare siempre agradecido por esos comentarios y el apoyo que me has brindado a lo largo de estos capitulos. Y se que muchos no esperban eso, debo decir que ni yo mismo me lo esperaba, fue algo que surgio casi a ultimo momento y decidi incorporarlo.

    En cuanto a Sesshömaru es asi, trato de mantener la escencia del personaje lo más que pueda y lo mismo trato de hacer con los demás, para mi es importante mantener la originalidad de los personajes, asi como su escencia, ya que es lo que los caracteriza.

    Respondiendo a tu pregunta... aun falta para que se presente una batalla contra Naraku. ¿Quieres el proximo capitulo? precisamente aqui lo traigo jejeje espero que te guste.

    Saludos ;)

    Muchas gracias mi encantadora MiiKuuZ, tus comentarios tambien son de mucha importancia para mi, y de verdad me alegra que te haya gustado tanto la trama como el capitulo. Como le mencione a Pan-chan, para mi es importante la personalidad de los personajes y es algo donde hay que ser detallista y tener mucho cuidado al plasmarla en un capitulo.

    La continuación pues aqui la traigo, espero que la disfruten y sea de su completo agrado.

    Saludos ;)
     
  6.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    2748
    Capitulo 29: "Los guardianes celestiales y el ejercito de feroces ogros de Takeshi"

    Capitulo 29:
    “Los guardianes celestiales y el ejercito de feroces ogros de Takeshi”

    Kai no conocía a nadie en esa región, a excepción de la amistad que trabo con Kosuke. Se dirigió pues al lugar que había quedado citado con Yuji sin llevar testigo alguno, resuelto a contentarse con los que hubiera elegido su adversario. Por lo demás, tenía la intención de presentar al valiente guerrero una disculpa conveniente, pero sin doblegarse temiendo de que aquel combate resultase lo que siempre hay de molesto en un asunto de esta índole cuando un hombre fuerte lucha contra un adversario herido y debilitado: vencido, dobla el triunfo de su antagonista; vencedor, queda mal ante los ojos de cualquiera que haya presenciado aquella pelea.

    Así pues, iba decidido con todo, repitiéndose a sí mismo que la lucha era inevitable, y no estaba dispuesto a resignarse. Reflexiono pues sobre los diferentes caracteres de aquellos con quienes debía combatir y comenzó a ver más claro su situación. Esperaba, gracias a las excusas leales que le reservaba, hacerse un amigo de Yuji, cuyos aires majestuosos y cuyo rostro austero le agradaban muchísimo. En cuanto a Kenji tenía la ventaja de poderle meter miedo con la anécdota de la armadura, que podría, si las cosas salían bien en su primera pelea, contar a todo el mundo, relato que, sacado a relucir hábilmente, debería cubrir a Kenji de ridículo; en fin, en cuanto a la sutil Nayako, no le daba mucho que temer, ya se encargaría de despacharla por las buenas o por las malas.

    Por otra parte, había en Kai aquel fondo de inquebrantable solución que habían depositado en su ánimo uno de los tantos consejos que recibió de su padre, consejo que era: <<No soportar nada de nadie. >> Voló pues rápidamente hacia la región de Musashi a una velocidad impresionante, solo en cuestión de segundos diviso la pequeña región y aquella majestuosa montaña, donde se encontraba el lugar sagrado de los guerreros, lugar que conectaba este mundo con el de arriba.
    Yuji, que seguía aun débil, aunque parte de sus energías fueron restablecidas por el dios, se encontraba sentado en una roca y aguardaba a su adversario con aquella actitud apacible y aquel aire digno que nunca le abandonaban. Al divisar a Kai, se levanto y anduvo algunos pasos hacia él. El joven, por su parte, no abordo a su adversario más que con un respetuoso saludo.

    Caballero — dijo Yuji —, he hecho avisar a dos de mis amigos que me servirán de testigos, pero estos no han llegado aún. Me asombra que tarden; no es su costumbre.
    Por mi parte, yo no tengo testigos — dijo Kai —, creo y estarás al tanto de la situación por la que se está pasando, por lo que deje a mis amigos atender esos asuntos para venir yo a arreglar los míos pendientes, además de ellos no conozco a nadie más, si no a Kosuke y el dios que me entreno.

    Yuji reflexiono un instante.


    ¿No conoces más que a Kosuke y a nuestro dios guardián? — preguntó
    Así es.
    Eso es una situación incómoda — continuó Yuji, hablando a medias para sí y a medias para Kai —, ciertamente dejaste a tus amigos involucrados en un problema que debe incomodarte mucho, por lo que no estarías bien concentrado a la hora del combate.
    No tanto — respondió Kai —; confió en mis amigos, y sé que ellos podrán resolver ese problema cuanto antes, además creo es un honor pelear contigo sabiendo tus condiciones.
    Desde luego, me has causado una molestia terrible, debo decirte; pero de igual forma no deberías preocuparte por eso, tengo la habilidad de restablecer rápidamente mis energías, por lo que ya estoy mejor. Lamento no haberte comunicado antes este pequeño detalle, se que vienes de una batalla.
    Realmente — dijo Kai dando un saludo de cortesía — es un honor para mí, y no sé cómo mostrarte mi agradecimiento.
    Me confundes — respondió Yuji con aire de gentileza —; si quieres podemos hablar de otra cosa, a menos que no desees hacerlo.

    En ese momento Yuji empezó a palidecer y sus ojos se cerraban por si solos.

    Parece que aun no te has recuperado del todo — dijo Kai — si quisieras permitirme…
    ¿El qué?
    Puedo llevarte nuevamente a donde el dios para que restablezcan tus energías y así descanses lo necesario.
    ¿Y luego?
    Pues bien, como tú mismo dijiste eres capaz de restablecer tus energías ¿No es así? Y en menos de un segundo, estarías con tus energías al máximo, para mi seguiría siendo un honor ponerme a tu disposición.

    Kai dijo estas palabras con una sencillez que hacía honor a su cortesía, sin atentar en lo más mínimo a su valor.

    ¡Vaya! — dijo Yuji —, puedo ver que eres una buena persona. Es lamentable que en estos días no veamos esos comportamientos, desgraciadamente no estamos ya en esas épocas. Estamos en los tiempos feudales, donde las guerras son constantes solo por una ambición y de aquí a mucho tiempo se sabría el destino de estas regiones. ¿Pero es que esos perezosos no van a venir nunca?
    Si tanta prisa tienes — dijo Kai a Yuji con la misma sencillez —, si te complace puedes despacharme rápidamente, no te preocupes por eso.
    He ahí otra frase que me agrada — dijo Yuji haciéndole un signo gracioso con la cabeza —; procede de un hombre inteligente, y es indudablemente un hombre de corazón. Amigo, creo que si no nos matamos el uno al otro, después tendré un verdadero placer en volver a conversar contigo. Esperemos a esos señores, te lo pido; el tiempo me sobra, y eso sería lo más correcto. ¡Ah! Creo que ahí viene uno.

    En efecto, por uno de los extremos de aquel portón comenzaba a aparecer Kenji.


    ¡Cómo! — exclamó Kai — ¿Así que Kenji es uno de tus testigos?
    Si ¿Hay algún problema?
    No, de ninguna manera.
    Y he ahí la segunda.

    Kai se volvió hacia el sitio indicado por Yuji y reconoció a Nayako.


    ¡Que! — exclamó con un acento más asombrado que el anterior — ¿Tu segundo testigo es la señorita Nayako?
    Sin duda, somos compañeros desde hace tiempo y siempre andamos juntos, nunca se nos ve al uno sin el otro ¿No sabias eso? Claro que como tu vienes de…
    La región donde está la aldea de los exterminadores. — dijo Kai
    Esta permitido que ignores ese detalle — dijo Yuji.
    ¡Esto es increíble! — dijo Kai —, sin duda esta aventura se está poniendo cada vez más emocionante, esto causara mucha sensación.

    Durante aquel tiempo, Kenji se había acercado, había saludado con la mano a Yuji; luego, volviéndose hacia Kai quedo asombradísimo. Digamos que también aprovecho y se cambio la armadura y se había despojado de la capa.


    ¡Pero! — exclamó — ¿Qué significa esto?
    Este es el joven con quien voy a combatir — dijo Yuji mostrando con la mano a Kai, y saludándolo con el mismo gesto.
    Pero también tengo un asunto pendiente con este joven — dijo Kenji.
    Y yo también tengo algo pendiente con él — dijo Nayako llegando a su vez al terreno. ¿Y a propósito de que combates tu Yuji?
    No lo sé muy bien; me ha lastimado en el hombro; ¿Y tu Kenji?
    ¡Rayos!, lo hago porque quiero combatir — respondió Kenji ruborizándose.

    Yuji, que no perdía detalle, vio pasar una fina sonrisa por los labios del joven.


    Tuvimos una tonta discusión sobre la resistencia de las armaduras. — dijo Kai.
    ¿Y tú, Nayako? — pregunto Yuji.
    Yo lo hago por motivos personales — respondió Nayako al mismo tiempo que le hacia un signo a Kai rogándole que mantuviera en secreto la causa de este.

    Yuji vio pasar una segunda sonrisa sobre los labios de Kai.


    ¿Será posible? — dijo Yuji
    Si, un pequeño desacuerdo entre nosotros.
    Decididamente, es un hombre de espíritu — murmuro Yuji.
    Estoy muy emocionado, peleare con sujetos realmente fuertes — dijo Kai —, pero antes quisiera que me disculparan.

    Aquella palabra de “disculpas”, una nube paso por la frente de Yuji, una sonrisa altiva se deslizo por los labios de Kenji, y un signo negativo fue la respuesta de Nayako.

    No me comprenden — dijo Kai levantando la cabeza — ofrezco esas disculpas porque es probable que no pueda satisfacer mi deuda con los tres, pues Yuji es quien tiene derecho a acabar conmigo primero, lo cual quita mucho valor a tu crédito Kenji, y hace el tuyo mucho más nulo, señorita Nayako. Solo eso… y ahora ¡en guardia!

    A estas palabras, con el gesto más caballeresco que se pueda ver, Kai se puso en posición de combate.

    Kai estaba tan emocionado que se había enfrentado contra todos los guerreros celestiales del mundo de arriba como acababa de hacer contra Yuji, Kenji y Nayako. Era sin duda medio día, el sol se encontraba en su punto más alto y en aquel lugar se encontraba expuesto a todo su ardor.


    Hace mucho calor — dijo Yuji preparándose para pelear.
    Es verdad — respondió Kai —, espero que esta circunstancia no afecte en tu rendimiento.
    Vamos, vamos — dijo Kenji — basta de palabrerías y piensen que hay dos personas esperando su turno.
    Habla por ti solo Kenji — dijo Nayako.
    Cuando gustes, Kai — dijo Yuji, poniéndose en guardia.
    Esperaba a que dijeras eso — dijo Kai.

    Pero apenas se habían puesto en guardia, cuando de pronto aparecieron unos demonios mandadas por seis de la triada.


    ¡Paren todo! — exclamaron a la vez Kenji y Nayako — ¡Son demonios de la triada!

    Kai y Yuji bajaron la guardia y se volvieron para ver la llegada de lo que sería sus nuevos adversarios.


    ¡Vaya! — gritó Ginji, avanzando hacia ellos y dirigiendo un signo a sus demonios y compañeros popara que hicieran otro tanto. — Pero si son los guardias celestiales. No sabía que pelaran entre ustedes ¿Qué sucede?
    Eres muy generoso al traer cierta visita — dijo Yuji, lleno de rencor porque Ginji había sido uno de los agresores de la vez pasada. — Creo que queda un asunto pendiente entre nosotros.
    Por supuesto que sí — dijo Ginji —, y hemos venido con la intención de saldar cuentas, esta vez no correrás con la misma suerte, y acabaremos con ustedes en un instante.
    Disculpa — dijo Nayako —, tu oferta parece tentadora y con mucho gusto tendría el honor de destruirte ahora mismo, tanto más si dependiera de mi; pero, desgraciadamente la cosa es imposible: nuestro dios guardián no los tiene prohibido a menos de que sea una falta grave. Lo mejor que puedes hacer es seguir tu camino y deja que sigamos con nuestros asuntos.

    Aquella burla exasperó a Ginji.


    ¿Acaso te burlas de maldita? — exclamó —, me veré entonces obligado a atacarte para que rompas tus reglas.
    Los demonios no son lo que me preocupan — dijo Yuji a media voz —, ellos son en total seis y nosotros no somos más que tres; nos derrotaran una vez más y tendremos que morir aquí, ya que les aseguro que no volveré a aparecer derrotado delante de nuestro dios.

    Yuji, Nayako y Kenji se aproximaron inmediatamente los unos a los otros, mientras que Ginji alineaba a los demonios y a su gente.

    Aquel momento bastó a Kai para tomar una decisión, ya que por su condición no estaría desobedeciendo las reglas y de seguro les seria de mucha ayuda a esos guardianes celestiales, y volviéndose hacia estos dijo:

    Yuji, permite que te corrija algo que dijiste. Afirmaste que son tres, pero creo que somos cuatro.
    Pero tú no eres de los nuestros — dijo Kenji.
    Es verdad — dijo Kai —, pero he escuchado lo que dijeron y tanto más que no pertenezco a ese mundo, tengo la libertad de luchar libremente aquí.
    Apártate — gritó Ginji —, el asunto no es contigo, si no con ellos. Por tanto puedes retírate, te lo permitimos.
    Aguarda — interrumpió uno de las triada —, no seas tonto Ginji, ese muchacho es el que andamos buscando, creo que será una gran ventaja si acabamos con él de una vez aquí.
    Ah ya veo — dijo Ginji —, así que tu eres Kai.
    ¿Algún problema? — preguntó el joven.
    Al contrario, será estupendo, puedes luchar con ellos si gustas. — dijo con cierto tono de burla.
    Veamos — dijeron Kenji y Nayako —, hagamos lo siguiente.
    Se muestran muy confiados — dijo Yuji.

    Pero los tres temían la inexperiencia de Kai en las peleas y además de su poder de pelea.


    No seríamos más que tres, de los cuales, uno se encuentra débil, más un joven — continuo Yuji —, pero no por eso dejara de decirse que éramos cuatro hombres.
    ¡Sí, pero retroceder…! — dijo Kenji.
    Es difícil — completo Yuji.

    Kai comprendió las vacilaciones de los guerreros celestiales.


    Tal y como esperaba —dijo—, veo que no observaron la pelea que tuve hace poco, si quieren pueden ponerme a prueba. Les prometo que no saldremos de aquí si somos vencidos.
    Pues bien, adelante — grito Yuji.
    Así que ya se decidieron — dijo Ginji
    Así es
    ¿Y qué decisión han tomado?
    Vamos a tener el honor de acabar con todos ustedes aquí mismo — dijo Nayako.

    Y los diez combatientes más los demonios se precipitaron unos contra otros con una furia que daba inicio a una batalla histórica y realmente sorprendente.

    Mientras que Inuyasha y Miroku se encontraban avanzando cada vez más en los interiores de aquella aldea que los llevaba hacia un misterioso palacio, Koga quien había tomado la delantera se encontraba a pasos de este, y por otro lado Sesshömaru estaba muy cerca de un puente que conectaba hacia una de las entradas de aquel palacio.

    El dios consciente de lo que sucedía en el mundo de abajo, decidió no reparar en la batalla que iban a librar sus guardianes y Kai, más bien mostro cierta preocupación por la ubicación de Inuyasha y compañía y decidió por tanto enviar a dos guardianes celestiales para retirarlos de ahí. Podía haber enviado un tercero para Sesshömaru, pero conociendo la actitud del daiyökai seria más bien causar problemas.

    Por otro lado la angustia crecía por parte de Kagome, Sango y Shippo, quienes no tenían noticias aun de Inuyasha, Miroku y Kai, y sin saber aun, lo que les deparaba dentro de los próximos minutos.
     
  7.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: Capitulo 29: "Los guardianes celestiales y el ejercito de feroces ogros de Takesh

    Vaya vaya! primero que nada muchas gracais por haber colocado el capitulo hoy ;) de verdad tenia ganas de leer un poco más de tu historia y si que me lleve muchas sorpresas, el pobre Kai acaba de salir de una batalla y ya tiene que entrar en otra xD jajaja me dio tanta risa que todo quisieran pelear con el por esos tontos malentendidos, creo que en el fondo Kai es un chico que atrae problemas.

    Los guerreros de la Triada estan buscando a Kai, para variar su extraño pasado y sus sorprendentes poderes lo colocan en situaciones fuera de lo normal, espero que salgan victoriosos, aunque son poderosos hay que aclarar que todo puede pasar con semejante narrador de batallas como lo eres tu :D

    Me cortaste la inspiracion en el ultimo parrafo, donde Sango, Shippo y Kagome no se esperaban...¿No se esperaban queee? xD jaja que malo eres te gusta hacerme sufrir :P pero bueno me queda el consuelo de que tu eeres constante con tu fic y no te atreverias a dejarlo a medias.

    Espero tu conti ;) nos vemos!
     
  8.  
    Nothing

    Nothing Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    14 Septiembre 2009
    Mensajes:
    236
    Pluma de
    Escritora
    Re: Un Sueño Feudal

    ¡Hola! ¿Cómo estás? Uy, gracias por haberme echo acordar que comentara; porque si no, hubiera pensado que ya lo había echo x'D Sinceramente ando distraída estos días. Bueno, pusiste la continuación pronto lo cual es bueno *---* Cómo dijo Pan-Chan no nos dejas con tanta duda xD Bueno, el capitulo me encantó en sí; estuvo plagado de suspenso, muy interesante.

    Sinceramente me mató esta parte:





    Es decir... ¡Por Dios! ¿qué pasará? Me estoy muriendo prácticamente de la intriga y de leer más x'D Parezco una fangril de éste fic si:: x'D Pero bueno, la verdad es que excelente capítulo, espero el próximo con ansias.

    Bye~bye.

    MiiKuuZ
     
  9.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    211
    Re: Capitulo 29: "Los guardianes celestiales y el ejercito de feroces ogros de Takesh

    Jajajajaja muchisimas gracias mi querida Pan-chan! Sin duda alguna, las aventuras del grupo de Inuyasha en especial las de Kai iran aumentando a medida que avance la historia. El extraño pasado de Kai se vera sin duda revelado dentro de los proximos capitulos, es algo que esta muy cerca y creo que todos merecen saber esa parte de la historia.

    Si con el cap 29 quedaste corta de inspiración creo que con este tambien quedaras jejejeje.

    Aqui te dejo el cap 30!!!! espero y te guste.

    Saludos ;)

    Muchisimas gracias por tu comentario mi encantadora MiiKuuZ! Me alegra saber que este capitulo estuvo bastante intrigante para ti, y creo que los proximos capitulos estaran llenos de intriga tanto o más que este.

    Cumplire lo que quieres y por eso les traigo el cap 30, espero y les guste tanto como les ha venido gustando la historia.

    Que lo disfruten!!!

    Saludos cordiales ;)
     
  10.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    2782
    Capitulo 30: "Envuelto por un resplandor de maldad: Primera Parte"

    Capitulo 30:
    “Envuelto por un resplandor de maldad”
    Primera Parte

    Kagome no podía ocultarlo una angustia total recorría su cuerpo, a su vez este malestar le generaba un mal presentimiento cosa que le hacía cada vez más instintiva. Trato por lo tanto de no pensar nada malo y concentrarse en solo generar pensamientos positivos, ya que su preocupación podría traer como consecuencia la preocupación de las personas restantes que se encontraban con ella.

    En la región de Musashi, la batalla había comenzado entre los guerreros celestiales acompañados de Kai, contra los demonios de la triada, aquella batalla sin duda reflejaba una gran importancia en lo que sería la evolución de esta poderosa banda de demonios.

    Yuji acometió contra un tal Kötarö, favorito de los miembros de la triada y en especial de su jefe, a su vez se hacía cargo de otro más; Kenji, a Phyllo, y Nayako se vio frente a tres adversarios.

    En cuanto a Kai hayo la oportunidad de desplazarse a gran velocidad y desintegrar de forma casi inmediata a más de la mitad de aquellos molestos ogros, luego se vio lanzado contra Eichi y otros tres en persona.

    El corazón del joven guerrero latía de emoción; combatía como un tigre furioso y de forma esplendida, doblando diez veces en habilidad a sus adversarios. Eichi era como se decía entonces, un virtuoso de las batallas, y era todo un experto; sin embargo, le costaba un trabajo difícil defenderse contra un adversario que, como hemos dicho le superaba en poderes.

    En fin, aquella lucha acabo por hacerle perder la paciencia a Eichi. Furioso al verse superado por un humano, se acaloro y aumento sus poderes de un solo golpe, pero aquello no dio grandes resultados, Kai se mantenía igual sin siquiera haber aumentado un poco sus poderes. Eichi queriendo acabar, lanzo un rayo realmente poderoso a su adversario, desperdiciando una gran cantidad de energía; pero éste lo esquivo fácilmente y mientras que Eichi se recuperaba, se deslizo a una velocidad fenomenal, y lo atravesó con un solo golpe. Eichi cayó derrotado.

    Rápidamente Kai se deshizo de los otros tres, y arrojo entonces una mirada inquieta y rápida sobre el campo de batalla.
    Nayako había matado ya a dos de sus adversarios; pero el otro le hostigaba vivamente. Sin embargo, Nayako estaba todavía en perfectas condiciones y podía defenderse aún.

    Phyllo y Kenji se encontraban heridos. Kenji había recibido una estocada a través del brazo y Phyllo a través del muslo y brazo izquierdo. Pero como ni la una ni la otra de las dos heridas era grave, ambos seguían combatiendo con mayor intensidad.

    Yuji, herido de nuevo por Kötarö, palidecía; se vio por lo tanto en la necesidad de sacar su espada, peleando con la mano izquierda.
    Kai termino de deshacerse de los ogros restantes para que no molestaran en la batalla, y según las leyes de combate podía socorrer a quien quisiera; mientras que buscaba con los ojos a aquel de sus compañeros que tuviese necesidad de ayuda, sorprendió una mirada de Yuji. Aquella mirada era de una elocuencia sublime. Yuji se habría dejado matar antes que pedir ayuda; pero podía mirar, y con la mirada solicitar apoyo. Kai lo adivinó, y apareció rápidamente al lado de Kötarö dándole un golpe certero en el estomago.

    Tú serás ahora mi oponente.

    Kötarö se recupero de aquel golpe y quedo frente a Kai. Yuji, al que solamente sostenía su extremado valor, cayó sobre una rodilla, respirando agitadamente.

    ¡No lo mates! — le gritaba a Kai —, no lo mates, te lo ruego; tengo un viejo asunto pendiente con él, cuando este curado y fuerte. Si quieres desármalo, tan solo quítale su espada. Así. ¡Bien! ¡Muy bien!

    Aquella exclamación le había sido arrancada a Yuji por la visión de la espada de Kötarö, que se deslizo a cincuenta pasos de distancia, éste quiso recuperarla pero Kai se interpuso en su camino.

    Kötarö en ese momento perdió la paciencia y distrajo a Kai soltando un resplandor que le cegó completamente los ojos, algo que solo duro unos segundos y que ya cuando recupero su vista, Kötarö se encontraba con espada en mano, y quiso volver contra Kai; pero en el camino volvió a encontrarse con Yuji, quien, durante aquel minuto de respiro, había recuperado el aliento, y que, con el temor de que Kai le matase a su enemigo, quería re iniciar el combate.

    Kai comprendió que sería disgustar a Yuji no dejándole actuar. En efecto, pocos segundos después, Kötarö, fue pulverizado por la espada de Yuji.
    En el mismo instante Nayako cortaba en dos a su adversario, cayendo ambas partes al suelo del escenario del combate.

    Quedaban Kenji y Phyllo. Kenji hacia mil fanfarronadas, preguntándole a Phyllo que hora podría ser, y por más que bromeaba, no conseguía nada si no más que enfadarlo. Phyllo era uno de esos demonios orgullosos que no caen más que muertos.

    Pero hacía falta acabar, podían llegar más refuerzos de la triada y se verían en grandes problemas. Kenji finalmente se decidió a ejecutar una de sus poderosas técnicas, la cual emitió un resplandor y explosión impetuosos, esto acabo por desintegrar a Phyllo reduciéndolo nada más que a cenizas.

    Todo había acabado, Kai se reunió con sus tres compañeros a quienes les saludo con una sonrisa.

    Peleaste formidablemente — dijo Yuji —, jamás pensé que tuvieses tanto poder.
    Sin duda nos fuiste de mucha ayuda — agregó Kenji —, después de todo me alegra que seas uno de los nuestros.
    Solo hice lo que tenía que haber hecho — dijo Kai —, al parecer estamos involucrados en la misma batalla.
    Lo que me intriga es — interrumpió Nayako —, porque la triada te está buscando.
    No lo sé — respondió Kai —, lo único que sé es que quieren vengarse porque soy hijo de mi padre.
    Eso solo nos deja — agregó Kenji —, que tu padre tiene que ser alguien importante, lo más seguro es que se encuentre entre los guerreros celestiales.
    Es probable — dijo Yuji —, pero no podemos asegurar eso.

    Mientras en el mundo de arriba, el dios quien había observado todo se encontraba muy contento al ver los resultados, aquella intervención sin duda había causando bajas en la triada de demonios, cosa que era muy importante en una circunstancia como esta. Pero sin embargo no había que bajar la guardia, y tan precavido como siempre ya había dado la orden de dos guerreros celestiales, para que transportaran a Inuyasha y Koga hacia estas regiones, se notaba por tanto la necesidad de seres poderosos como ellos en esta lo que sería una batalla historia.

    De pronto el dios se vio interrumpido por otro tan poderoso como él.

    Veo que Sesshömaru te ha dado problemas.

    El dios se volvió y reconoció en aquella voz un gran amigo de muchos años.

    No sabía que andabas por aquí Inu no Taisho.
    Es injusto dejar que mi compañero se encargue solo de un mundo tan grande como el de abajo.
    No es tan grande como crees.
    Veo que las cosas se han complicado.
    Si, por eso necesitamos la ayuda de estos jóvenes para hacerles frente, tú mismo sabes lo poderosos que son los demonios de la triada.
    Siempre te preocupaste por proteger ese mundo, pero entiendo a lo que te refieres, yo también me di cuenta de la situación y no es de confiarse.
    He enviado a dos guerreros para que trasladen a tu hijo y a ese Ookami a estas regiones, sin duda he querido enviar un tercero para tu hijo Sesshömaru, pero tú más que nadie sabes cómo es de carácter.
    Te entiendo perfectamente, y no te preocupes por eso, yo me encargare de él.

    Luego de eso Inu no Taisho desapareció del lugar misteriosamente.

    Inuyasha y Miroku estaban casi a la entrada de aquel misterioso palacio. Las energías malignas que emanaban de él eran realmente aterradoras, algo que ni aun en las batallas más terribles contra el demonio Naraku habían presenciado. Aun así decidieron entrar al palacio, pero apenas al haber dado unos pasos, misteriosamente apareció frente a ellos uno de los guardianes celestiales enviados por el dios, cosa que Inuyasha y Miroku desconocían la identidad de este, además de que estaba cubierto completamente con una túnica de color blanco y capucha la cual no dejaba que se le viese el rostro.

    Tanto el hanyö como el monje pensaron naturalmente que se trataba de un enemigo, y que había aparecido ahí para proteger la entrada al palacio, pero a pesar de pensar eso sus energías no eran malignas cosa que Miroku sintió al instante, hubo pues por tanto la necesidad de interrogar al desconocido.

    ¡Oye! — exclamó Inuyasha — ¿Quién eres?
    Inuyasha, Miroku — agregó el guerrero —, los esperaba.
    ¿Acaso sabe quiénes somos? — preguntó Miroku en voz baja dirigiéndose a Inuyasha.
    Anda responde — dijo Inuyasha —, y ¿Cómo es que sabes nuestros nombres?
    No hay tiempo para responder a esas preguntas, deberán venir conmigo antes que sea demasiado tarde.
    ¿Y que pasara si no lo hacemos? — respondió Inuyasha desafiante.
    Lo harán de todas formas.

    Inuyasha desenvaino a tessaiga y se precipito sobre el desconocido, Miroku se quedo a la defensiva esperando por si este hacia algún movimiento extraño y así atacarlo por sorpresa, pero nada de eso sucedió. El guardián evito fácilmente el ataque de Inuyasha e inmediato produjo una especie de resplandor el cual cegó a los dos jóvenes, ahí aprovecho su oportunidad y desapareció junto con ellos.

    Por otro lado Koga también se encontraba cerca del palacio, y precisamente a pasos de él también se encontraba el otro guardián que había ido en su búsqueda, Koga, Ginta y Hakaku se pararon frente al desconocido y también le interrogaron.

    ¿Acaso tú eres uno de esos demonios? — pregunto Koga
    Te equivocas — respondió el guerrero —, si te guías por tu olfato sabrás la respuesta.
    Tiene razón — agrego Ginta —, el no huele a esos demonios.
    ¡Tontos! — exclamó Koga —, no se dejen engañar, quizás sea una trampa.
    Bien joven Koga, tenemos que marchamos.
    ¡Que! ¿Cómo sabes mi nombre?
    Llevo tiempo observándote
    ¿Acaso me estabas espiando?
    Por favor, no haga más larga esta conversación, debemos irnos.
    ¡Ya cállate! — grito Koga, mientras corría hacia él.

    Apenas Koga lanzo una patada atravesó por completo al guardián como si se tratase de un simple reflejo, pero esto no fue motivo para desalentar al joven lobo, pero si motivo de preocupación, así que nuevamente se lanzo al ataque esta vez siendo paralizado por una de las técnicas del guardián, y valiéndose de eso realizo lo mismo que su otro compañero y desapareció junto con los tres lobos.

    Kai aun en la región de Musashi con sus tres nuevos compañeros, reanudo sus pensamientos y decidió marcharse a la aldea de la anciana Kaede para saber del estado de su querida exterminadora.

    Discúlpenme, pero debo irme por unos momentos.
    No te detengas por nosotros — dijo Yuji —, sabemos que quieres ver a la exterminadora y de seguro deseas estar con ella.
    Lo más probable es que se haya recuperado — agregó Kenji — ve con ella.
    No olvides que a partir de ahora cuentas con nosotros — dijo Nayako.
    Muchas gracias — respondió Kai. —, nos veremos pronto.

    Y diciendo esto desapareció.

    En la aldea de la anciana Kaede, Kagome acompaño a Sango a dar una camina, se veía la necesidad de respirar un poco de aire fresco y de ver otro ambiente. Shippo y una Kirara ya recuperada les acompañaban en su caminata, todo estaba muy tranquilo y el día sin lugar a dudas estaba muy hermoso, por lo que la caminata se hizo larga pero muy amena y agradable.

    Así sin más, y sin darse cuenta llegaron a la pradera sagrada del bosque, lugar donde se habían dado cita Kai y Sango, lugar que sin dudas representaba algo muy importante para ellos dos. Kagome se detuvo pensando que mejor no era buena idea, pero Sango le asintió con la cabeza, signo con el que aprobó y dijo que todo estaba bien, se decidieron por entrar y quedarse un rato ahí. El lugar sin duda aun conservaba su belleza singular, los resplandores penetraban suavemente a través de las hojas de los majestuosos árboles, dándole una claridad única, la brisa soplaba confortablemente, todo aquello era para relajarse y disfrutar de la hermosura de aquel recóndito lugar tan mágico.
    Fue ahí cuando las facciones de Sango cambiaron, se le noto un aire de tristeza, tristeza que venía acompañada de lágrimas que rodaban por sus mejillas.

    Sango… — dijo Kagome, dirigiéndose a su amiga, pero se detuvo y se llevo una sorpresa al ver a la persona que se encontraba detrás de la hermosa exterminadora.

    Aquella persona sin duda era Kai, quien guiándose por la presencia de su hermosa Sango había aparecido ahí, y estando tras ella poso delicadamente sus manos encima de sus hombros y con palabras dulces le dijo:

    No me gusta verte así triste, mi querida Sango.

    Ella al sentir las manos y esa voz no pudo contenerse y se volvió rápidamente y vio a un Kai sonriente, aun con lagrimas en los ojos su tristeza se transformo en felicidad y sin pensarlo dos veces se lanzo encima de él para abrazándolo fuertemente.

    Lamento mucho haberte preocupado.
    ¡Eres un tonto! — dijo Sango, reprochándolo — ¿Por qué haces esas cosas?
    Lo sé, y prometo que jamás volverá a suceder ya que me quedare aquí a tu lado.

    De pronto en los interiores de una montaña, Naraku se encontraba reunido con los comandantes de la triada, quienes se decían eran los integrantes más poderosos de esta.

    Es necesario acabar con él pronto — dijo uno de ellos —, están acabando rápidamente con los ogros y con nuestro grupo también.
    Debemos matarlo — agregó otro.
    Calma — dijo Naraku —, no hay que precipitarse.
    ¿Acaso tienes algún plan?
    Yukie, ven.

    Aquella persona apareció ante el llamado de Naraku.

    Estoy lista, señor.
    ¿Crees que puedas encerrarlo de nuevo?
    Descuide — respondió la persona que había sido llamada por el nombre de Yukie, y quien repentinamente transformo su apariencia a la de la madre de Kai. —, esta vez pondré un sello demasiado fuerte con el que jamás podrá recordar lo sucedido aquí.
    Bien, entonces hazlo, pero esta vez asegúrate de hacerlo bien.
    No se preocupe, me encargare de dejarlo encerrado ahí, para siempre.

    Los preparativos se iniciaban, una misteriosa bola de cristal había aparecido ante ellos, Yukie la tomo y desapareció repentinamente ante ellos.

    Por otro lado Sesshömaru, aun continuaba siguiendo el rastro de aquel demonio, pero en ese momento un olor familiar le hizo perder el rastro, lo que no sabía era, que la persona de aquel olor se encontraba solo a pasos de él.
     
  11.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: Capitulo 30: "Envuelto por un resplandor de maldad: Primera Parte"

    Me encanta entrar al foro y encontrarme con un capitulo tuyo, y te preguntaras como es que puedo conectarme a cemzoo entre clases ;) muy simple: Una amiga lleva a veces su laptop a la universidad :shaaa: asi que se la pido prestada por ratos xDxD

    Bueno ahora con el fic: Primero que nada, me has dejado sorprendida con esa batalla, y lo mejor de todo es que tu narracion cambia en cada capitulo, en otras palabras sabes darle un toque unico a cada pelea para que no se vuelva igual a la anterior y eso es un punto muy importante a tu favor.

    No me imaginaba que Inu no Taisho apareciera en este fic, resulto ser amigo del Dios del mundo de arriba, te juro qu cuando lei la parte donde Inu no Taisho dice que ira a ver a Sesshomaru grite xD lo lei de nuevo y volvi a gritar jajajaja van a pensar que estoy loca y ni que decirte de la pequeña pero linda escena de Kai y Sango, me parecio muy tierno aunque creo que ellos si deberan separarse un tiempo, en especial con esa misteriosa mujer llamada Yuki que tomo la apariencia de la madre de Kai.

    Estamos a punto de descubrir el pasado de Kai, tengo la impresion de que guardas lo mejor para el final y eso me emociona aun mas!! xD no te tardes mucho que quiero seguir leyendo tu fic :) ciao!!
     
  12.  
    Tsubaki

    Tsubaki Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    17 Septiembre 2009
    Mensajes:
    470
    Pluma de
    Escritora
    Re: Un Sueño Feudal

    Saludos.

    ¡Ya llegué! xD Debo decir que me tardé y... ¡Realmente me estaba perdiendo de lo mejor! D: Me encantó tu fic y todo. Realmente eres un buen escritor. :3 Y desde ahora debo decir que te tengo envidia te admiro. xD

    Narración: Bueno, me encanta esa manera tan detallista que tienes para narrar una batalla. ¡Hace mucho no leía un fic con tantos combates y acción! Porque como te dije una vez, la gran mayoría aquí en CemZoo son de "amor, amor, amooooor~". Y ya estoy harta. Bueno, por lo menos le has dado una pisca de romance a tu historia pero también la has basado en peleas. ;) Además que he adorado ese toque "Dragon Ball" que le has dado. =D

    Ortografía: Pues,... Tienes varios errores de ortografía. :o Te daré unos ejemplos aquí porque no quiero señalartelos todos.

    Todas las palabras rojas son los problemas. Todas llevan tilde al final.

    Bueno, la gran mayoría de tus errores fueron esos... creo. e.e

    Trama: Como te dije, la trama está genial. No sabes cuanto me ha gustado todo. Me ha encantado cómo has traído a Kai desde un chico común, hasta el que es ahora.

    Esta parte hizo que me cayera de la silla a causa de la risa. xD Es que me río por todo.

    En fin, espero la continuación pronto, por favor. *---* Y avísame. ¬¬

    ¡Nos vemos! ;D
     
  13.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    616
    Re: Capitulo 30: "Envuelto por un resplandor de maldad: Primera Parte"

    Jajajaja eres increible mi querida Pan-chan!!! sin duda tus aportes y tu apoyo es algo que sin duda me hace continuar cada día con este fanfiction. A tal punto de que hagas esos pequeños esfuerzos, eso sin duda me da mucha gratificación y me alegra bastante. Sin duda la aparición de Inu no Taisho causo bastante sorpresa y debo decir que para mi tambien, de hecho creo que será todo un reto incluirlo apartir de ahora, ya que como no hay mucho acerca del personaje, mantener en cierta parte la escencia y personalidad del mismo será algo dificil, pero no imposible. Quizas gritaras mucho más cuando sepas lo que sucedera en la segunda parte jejejejeje, ahi creo que se explicara mucho más sobre Yuki y los sucesos que vendran dentro de poco.

    El pasado de Kai se descubrira muy pronto, ya cada vez falta menos para descubrir el origen de este misterioso personaje.


    Hola KaoriSama, pues gracias por haber llegado y me alegro que al fin hayas podido emparejarte con la historia. Muchisimas gracias por esos comentarios, y bueno ciertamente como tu dices "Un Sueño Feudal" es una historia que contiene de todo un poco, más que todo acción y romance, siendo estos los más destacantes de la historia. Y creo que aun falta mucho más en esta historia, cosas que en el desarrollo de la misma las iremos viendo a medida que vaya evolucionando.

    Veo que eres muy detallista y eso me agrada, agradezco que te hayas dado cuenta de esos detalles, y bueno en mi defensa como respondi en comentarios anteriores, muchas de estas se me pasan por alto, y en la otra parte son aquellas, que cuando estoy en la edición, se me pierden de vista. Son cosas que pasan, tal y como expuse tambien en ese comentario, errar es de humanos, en especial esto que son detalles que bien pueden pasarse por alto. Igual repito agradezco tu detalle el haber hecho esa observación.

    Bueno sin duda Kai es un muchacho excepcional, creo que aun le falta mucho potencial que explotar y quizas se sorprendan con lo que se revelara más adelante. Este es un muchacho dispuesto a todo y a luchar a muerte si es necesario por el amor y vida de su hermosa exterminadora.

    Y bien, quizas se esten preguntando el porque no he publicado hasta ahora el capitulo, y antes presento mis disculpas para aquellas(os) lectoras(es) que hayan estado esperando la continuación de este capitulo, la razón es que ya inicie las clases y practicamente asi como las inicie las debo terminar porque lo que queda es nada. Pero tambien la razón más fuerte es que como fanatico del Beisbol, mi enfoque estuvo más presente a la final que paralizo a toda Venezuela y hablo de un Caracas - Magallanes, donde el campeonato lo obtuvo, mi equipo, los Leones del Caracas, es simplemente algo que no podia pasar por alto y una pasión que llevo en la sangre desde niño como lo es el beisbol, simplemente no podia perderme esta grandiosa final. Y ahora que todo ha terminado pues, les prometo que para esta misma noche a más tardar le estare subiendo la continuación de esta historia, y aprovecho tambien para decir que si tardo entre un capitulo y otro es por cuestiones de estudio, pero más de ahi no deberan preocuparse porque de igual forma les traere los capitulos.

    Gracias a todos por su apoyo y disculpen las molestias ocasionadas.

    Saludos cordiales ;)
     
  14.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    3086
    Capitulo 31: "Envuelto por un resplandor de maldad. Segunda parte"

    Capitulo 31
    “Envuelto por un resplandor de maldad”
    Segunda parte

    Sesshömaru había detectado el rastro de otra persona cuyo olor le era demasiado familiar, lo único era que aquella persona a la cual el daiyökai había identificado por su olor se encontraba en dirección opuesta a donde se dirigía. Esto basto para cambiar su decisión y con la calma que le caracterizaba tomo la dirección de donde provenía aquel familiar olor, cosa que no le tomo mucho tiempo llegar ahí aun con la calma y elegancia que le caracterizaba, así que llegó pues al lugar y se encontró con un sujeto envuelto en una túnica blanca, esta tenía una capucha lo que hacía ocultar el rostro a ese misterioso personaje.

    Pero debemos decir que tal personaje cometió un descuido al subestimar el olfato de Sesshömaru, este como ya habíamos dicho reconoció a la persona oculta tras aquella capucha.

    Así que eres tú… padre. — dijo Sesshömaru.
    Sabría que vendrías, Sesshömaru.

    Ya con su identidad revelada Inu no Taisho se quito aquella túnica que le cubría, esta salió volando por los aires y fue cayendo lentamente como pluma.

    Aquel ser llamado Inu no Taisho aun se veía imponente, de contextura fuerte, una gran armadura que le protegían los hombros, parte del brazo y finalmente el pecho. A diferencia de Sesshömaru, su estola cubría toda la parte de la espalda, dividiéndose en dos al final, su rostro tenía una sola línea de color rojizo en vez de dos, su traje era similar al de Sesshömaru, a diferencia de este la cinta que le cubría la cintura era de color rojo y las mangas no era tan largas, siendo estas substituidas por otra parte de la armadura que le cubría los antebrazos.

    Aquella escena no era del todo agradable, Sesshömaru sintiéndose despreciado por haber heredado a Tenseiga a la cual calificaba como un arma inferior, esto era motivo a preguntarse porque se le habían dejado. Ahora presentándose esta oportunidad quizás esta duda seria aclarada por su mismo padre.

    ¿Aun sigues deseando tener tanto poder? — preguntó Inu no Taisho. — ¿Cuál es tu afán en perseguir ese poder? Me he dado cuenta que incluso has creado un arma que supera los poderes de uno de los colmillos de tu padre.
    Debo recorrer el camino de la conquista. El poder, es necesario para recorrer ese camino. Sin embargo fuiste capaz de dejarme un arma totalmente inútil con la cual no puedo combatir a mis enemigos.
    Sesshömaru… ¿Existe algo que quieras proteger?
    Yo… Sesshömaru, no protejo a nadie.
    Veo que aun no lo comprendes. Tenseiga tiene un secreto, no es solo un arma para salvar vidas.
    ¿Un secreto? — musito Sesshömaru.
    Tus sentimientos serán los responsables de despertar el verdadero poder de Tenseiga.

    De pronto Inu no Taisho sintió que algunas presencias malignas se acercaban a ese lugar, por tanto era necesario marcharse de ahí cuanto antes. Se notaba lo indispensable la presencia de Sesshömaru en lo que sería el inicio de una gran batalla contra poderosos enemigos. Así que para distraer a Sesshömaru se transformo en el gigantesco perro blanco y salió corriendo hacia los cielos.

    Para su suerte el plan dio resultado, Sesshömaru como suponemos aun tenia ciertas cosas que resolver con su padre, así que también tomo la iniciativa y se transformo también, persiguiendo a su padre por todo el ancho del firmamento.

    Mientras eso ocurría, Kai se encontraba con Sango, Kagome y Shippo en la pradera sagrada. La felicidad del joven en esos momentos era incuestionable e indescriptible, el estar con su amada exterminadora para él lo era todo, en ese instante Kai permanecía abrazado con Sango. Pero no nos olvidemos de los sentimientos de nuestra linda exterminadora, al igual que nuestro joven ella también desbordaba una felicidad indescriptible, aquella felicidad la hacía ver radiante y mucho más hermosa.

    Apreciaba por tanto aquel momento mágico y abrazaba con fuerzas al hombre que ama. Luego de esa escena comenzaron las preguntas por parte de Sango y de Kagome, quienes aun tenían la intriga en cuanto a la supuesta muerte que tuvo Kai.

    Cuéntanos Kai — dijo Kagome — ¿Cómo fue que pudiste regresar a la vida?
    En realidad nunca llegue a morirme, aunque si estar al borde de la muerte.
    ¿Qué fue lo que ocurrió? — preguntó Sango.
    Verán, cuando me decidí a explotar junto a Yam, antes de que ocurriera eso una luz blanca muy intensa me rodeo en ese instante, cuando desperté estaba en el mundo de arriba.
    ¿Al mundo de arriba? — preguntó Shippo mezclándose en la conversación.
    ¿Quieres decir que estuviste en el mundo de los dioses? — exclamó Kagome.
    Así es, al principio estaba confundido, y pensé que había muerto como era de esperarse. Pero todo se aclaro cuando Kosuke me explicó la situación y que el dios guardián de este mundo me había traído a ese lugar para poder prepararme y enfrentarme a lo que está por venir.
    ¿A lo que está por venir? — preguntó Sango preocupada.
    ¿Y qué es lo que está por venir? — preguntó a su vez Kagome con el mismo tono de preocupación que el de Sango.
    Al parecer Naraku se encargó de liberar a una poderosa legión de demonios, que hace muchos años atrás causaron terror y pánico en la región de Musashi. Esta legión se hacía llamar la Triada. También me contaron que le causo muchos problemas a los guardianes celestiales que se encargan de proteger la montaña sagrada que se encuentra al norte de dicha región.
    Pero… ¿Con que fin Naraku liberaría a esos demonios? — preguntó Sango.
    Al parecer Naraku tiene un acuerdo con ellos, pero realmente el objetivo de la triada es aniquilarme.
    ¿Matarte? — exclamó Kagome
    No permitiré que hagan eso. — exclamó a su vez Sango.
    Disculpa Kai pero… ¿Por qué querrían matarte? ¿Acaso tú los conoces?
    No, pero mi padre si los conoció, y él fue uno de los que ayudo para lograr encerrarlos. Pero como ya él no se encuentran lo más lógico es que me busquen a mí para vengarse de lo que él les hizo.
    ¿Y que pasara ahora? — preguntó Shippo.
    Lo más probable es que estén preparando algún plan para atacarnos. — dijo Kai usando un tono serio —, lo mejor será que esperemos en la aldea de la anciana Kaede, pues lamentablemente aquí no estamos seguros.
    Tiene razón — dijo Kagome — regresemos a la aldea y esperemos a que lleguen Inuyasha y el monje Miroku.

    Sin esperar un segundo, rápidamente se dirigieron a la aldea de la anciana Kaede, Kagome se adelanto con Shippo mientras que Kai y Sango caminaban lentamente abrazándose.

    Oye Kagome — susurro Shippo — ¿Por qué nos adelantamos? ¿Crees que está bien que los dejemos solos?
    No quiero estropearles ese momento a solas Shippo — respondió Kagome — además no creo que sea mala idea que estén juntos, después de todo ellos se gustan.
    Ojala tú y ese perro tonto se llevaran igual que ellos.

    En ese momento Kagome se sonrojo tanto que no sabiendo que decir, regaño al pobre Shippo.

    Pero ¿Qué cosas estás diciendo? — exclamó algo avergonzada.

    Mientras Kagome discutía con Shippo, Kai caminaba a gusto con su hermosa Sango, ambos iban conversando tranquilamente, hasta que el joven se dio cuenta de la preocupación que tenia Sango.

    ¿Te ocurre algo preciosa? — preguntó Kai con dulzura.
    No, no es nada — respondió Sango para tranquilizarlo.
    Te noto preocupada.
    No en serio, no es nada no te preocupes por mí.
    No me digas eso — dijo Kai — No digas que no me preocupe por ti, porque si lo hago. Recuerda que tú significas mucho para mí en mi vida, y también me importas mucho.
    Es que…
    ¿Qué sucede? Dime — insistía Kai dulcemente mientras acariciaba el rostro de Sango suavemente con su mano.
    Quisiera que acabara todo esto.
    ¿Qué acabara todo esto?
    Desde que decidí estar contigo pareciera que es imposible dado a las situaciones que están pasando. Cuando desapareciste y creí que habías muerto, pensé que te había perdido, la felicidad que había en mi se desmorono de nuevo.
    Sango...
    Pero cuando supe que estabas con vida y que fuiste tú quien me salvo, no pude evitar sentirme feliz de nuevo al saber que estabas de vuelta en mi vida.
    Sango, escúchame — dijo Kai interrumpiéndola — No me sucederá nada malo, te lo juro por mi sangre y por el amor que siento por ti. Si hay algo que es invencible es el amor que siento por ti, la prueba de ello es que pude regresar nuevamente hacia ti en ambas ocasiones.
    Kai… yo no quiero perderte como he perdido a Kohaku. — dijo Sango mientras unas lagrimas salían de sus ojos.
    Hey, no quiero que te pongas triste mi querida Sango — dijo Kai con voz dulce —, no vas a perderme, te lo juro. No dejare que me aparten de ti y tampoco permitiré que te hagan daño para apartarte de mí. Te prometo… que saldremos de esto cuanto antes y así poder pasar el resto de mi vida a tu lado. Más aun será también la oportunidad perfecta, porque así me encargare de traerte a Kohaku de vuelta.
    ¿De verdad harías eso por mí? — exclamó Sango con alegría.
    Por supuesto que si mi vida, por supuesto que sí. Recuerda que es algo que te prometí. Quiero que seas muy feliz y yo me encargare de que así sea. Eres una chica maravillosa, Sango y por eso te amo.
    ¿Qué dijiste?
    ¿Qué?
    ¿Dijiste… que me amas? — preguntó Sango con cierto tono de duda al no creer lo que había escuchado.
    Si eso dije Sango — respondió Kai afirmando su pregunta —, te amo. Te amo demasiado, quiero pasar el resto de mi vida contigo, quiero casarme contigo.

    Sango se quedo cabizbaja por unos segundos, actitud que dejo un poco confundido a Kai, pero luego la hermosa exterminadora levanto su rostro el cual tenía la sonrisa más encantadora y hermosa que haya visto.

    Cualquiera se hubiera enamorado al verla en ese instante. Así pues con lágrimas en los ojos y esa sonrisa se abalanzo sobre el joven, besándolo con el debido amor que le corresponde.

    Kai impresionado de igual forma correspondió el beso de su amada exterminadora, fundiendo su amor y pasión en ese beso, lo que represento finalmente la fuerte unión entre ellos como pareja, quedándose luego abrazados, musitando así Sango en el oído de Kai:

    Yo también te amo, Kai.

    Luego de un rato retomaron el rumbo hacia la aldea de la anciana Kaede, y mientras ellos se dirigían hacia la aldea, Koga despertó en la región de Musashi, a su lado se encontraba Inuyasha quien por extrañas circunstancias se encontraba inconsciente, pero que despertó en instantes también.

    ¡Cara de perro! — exclamó Koga.
    Maldito lobo sarnoso — grito Inuyasha —, eres un cobarde.
    Como fastidias bestia. A propósito ¿Cómo llegaron ustedes aquí?
    Eso mismo quisiera saberlo.
    ¿Quieren saberlo? — respondió una voz.
    ¿Quién está ahí? — exclamaron los dos a su vez.

    Al volverse se encontraron con los mismos guardianes celestiales que los habían transportado hacia el lugar correspondiente.

    Pero si son… — dijo Koga sorprendido al verlos.
    Oigan respondan — exclamó Inuyasha — ¿Por qué nos trajeron hasta aquí?
    Por órdenes celestiales era necesario traerlos hasta aquí.
    ¿Ordenes celestiales? — preguntó Koga.
    Una batalla terrible estará por iniciarse dentro de poco.

    Inuyasha y Koga se miraron las caras al escuchar la noticia, el modo por el cual fue transmitido no dejaba duda alguna que era un asunto de extrema gravedad y que por tanto requería todas las previsiones requeridas. Así pues tanto el hanyö como el Ookami, se contentaron con preguntarles a los guardianes celestiales los detalles respecto a aquella guerra que estaba por aproximarse.

    Kai y Sango estaban llegando a la aldea, Kagome se encontraba fuera de la casa junto a Shippo y la anciana Kaede, pero algo extraño ocurría, los tres permanecían tensos y como si de alguna manera los obligaran a permanecer parados exactamente en ese lugar.

    ¡Kagome! ¡Shippo! — grito Sango — ¿Qué ocurre?

    De pronto se vieron interceptados por un grupo de demonios y otro tanto que amenazaban con matar a Kagome a la anciana Kaede y a Shippo. En ese instante una misteriosa mujer hace acto de presencia, caminaba lentamente hacia donde estaba Sango y mientras lo hacía dio tres aplausos en forma sarcástica.

    Me alegra que hayan venido — dijo aquella misteriosa mujer —, los esperaba.

    Pero esta sin darse cuenta Kai había desaparecido ante la presencia de todos y rápidamente había puesto a cinco demonios fuera de combate, todo esto de manera silenciosa y cautelosa.

    No esperaba que vinieran a atacarnos tan rápido — dijo Kai apareciendo tras la mujer.

    Aquella misteriosa chica se sorprendió al escuchar al joven tras ella, pero rápidamente se calmo y cerró sus ojos sonriendo de forma maliciosa.

    Vaya, vaya. Así que te has vuelto más hábil.
    Ordénales que las liberen, o morirás aquí mismo.

    Ella sabía que no tenía que vérselas con un tonto,así que rápidamente hizo un ademan con la mano y los demonios se retiraron,quedando así Kagome,la anciana Kaede y Shippo fuera de peligro. Esto fue tiempo suficiente como para que Kagome y la sacerdotisa buscaran sus respectivos arcos y flechas, Shippo se resguardo ocultándose tras Sango y Kirara había reaparecido nuevamente en acción transformándose en una gigantesca pantera.

    ¿Y quién eres? — pregunto Kai — ¿Acaso formas parte de los demonios de la triada?
    ¿En realidad quieres saber quien soy Kai? — preguntó la mujer en tono sarcástico y burlón.

    De pronto aquella mujer empezó a cambiar de forma tomando el aspecto de una humana, Kai inmediatamente se quedo sorprendido al ver el aspecto de la persona que había tomado por apariencia.

    ¿Estás sorprendido? Querido hijo.
    ¡No puede ser! — exclamó Kai.
    ¿Qué ocurre? — preguntó Kagome angustiada. — ¿Por qué Kai se puso así? ¿Acaso conoce a esa mujer?
    ¿Qué significa esto? — exclamó Sango.
    ¿Acaso tú la conoces Sango?
    Ella es… la madre de Kai.

    Aquella revelación impacto a todos, pero extrañamente Kai no estaba tan asombrado como lo estaba demostrando.

    <<Finalmente se descubrió>>, se dijo Kai <<Y para que actuara tuve que amenazarla de esa forma>>
    ¿Qué sucede? — preguntó la madre de Kai ¿Acaso no te alegra que tu madre este aquí contigo? He venido para llevarte de vuelta, al lugar a donde perteneces.
    ¿Qué dijo? — exclamó Sango — ¡No se lo permitiré!

    Unos ogros intentaron arremeter contra ella, pero fácilmente se deshizo de estos, ya con el camino libre se intento acercar a donde se encontraba la madre de Kai, pero esta estaba protegida por un campo de energía, chocando así Sango contra él.

    ¿Qué quieres llevarme? — preguntó Kai — ¿Y acaso piensas que voy a permitir que hagas eso?

    <<Perfecto>> se dijo aquella mujer <<Se está confiando, un poco más y lo encerrare de nuevo en aquella dimensión>>

    <<No estoy seguro de si esto marchara a la perfección>> se dijo Kai <<Solo espero que de resultado>>

    Solo estás haciendo que pierda el tiempo — dijo Kai —, acabare contigo inmediatamente.

    De pronto un extraño resplandor apareció tras Kai, expandiéndose enormemente para cubrirlo, el joven sintió la presencia de aquel resplandor y se sorprendió un poco al ver que casi ya lo cubría.

    ¡Energía! — grito Kai, haciendo aparecer su aura, mientras que el resplandor lo cubría por completo y lo hacía desaparecer lentamente.

    Kagome y Sango corrieron para evitar que ese cometido se cumpliera, pero rápidamente la figura de Kai desapareció por completo. Aquella mujer empezó a reír estruendosamente al ver que su plan había dado resultado, rápidamente ella también desapareció, así como también los demonios, dejando la aldea en un ambiente de tragedia.
     
  15.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: Capitulo 31: "Envuelto por un resplandor de maldad. Segunda parte"

    Rayos ._. Kai se fue de nuevo noooo xD jaja bueno quiero decirte que no me esperaba muchas cosas que pasaron, por ejemplo la aparición de la madre de Kai y sus intenciones de mandarlo a "esa dimension" ¿Es decir que la vida que Kai tenia como estudiante ordinario solo era una farsa? todo fue una ilusion creada por su madre ¿Por que ella haria tal cosa?

    Se que te preocupaba mucho la escena donde se encontraban Inu no Taisho y Sesshomaru, pero a mi me pareció bastante buena, creo que dominaste bien ambas personalidades, me muero por saber lo que ellos dos haran ahora que han tomado sus formas originales.

    Por otra parte, me agradó ese momento romantico que agregaste al capitulo, fue bastante tierno jaja y por un momento llegué a dudar con el silencio de Sango, sigo preguntandome como reaccionara Miroku cuando se entere de todo eso, pero supongoq ue mas adelante se descubrirá.

    Me has dejado con muchas preguntas, pero eso es lo bueno de tu fic que nunca sabes lo que puede pasar, espero la conti pronto amigo, no dejes de escribir!
     
  16.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    244
    Re: Capitulo 31: "Envuelto por un resplandor de maldad. Segunda parte"

    Muchisimas gracias mi querida Pan-chan!!! De verdad me excuso por la demora en subir el capitulo 31, pero como estoy ya en las etapas finales de la universidad (culminando materias) pues me encontraba bastante atareado en eso. Y tambien esa escena entre Inu no Taisho y Sesshömaru me complico un poco, porque a decir verdad Inu no Taisho es un personaje que vine incorporando a ultimo momento, ya que originalmente no aparecia en esta historia.

    Pero menos mal que todo salio bien, poco a poco le fui buscando vueltas al asunto y las ideas surgieron al momento fue cuando aproveche al maximo de sacar esa parte, jejeje como diria un narrador de Meridiano: "Lo dificil lo hizo facil".

    Se que este capitulo pasaron muchisimas cosas inesperadas, hay muchas de estas que se iran revelando dentro de los siguientes capitulos, como lo es por ejemplo el misterio de la madre de Kai. Y en capitulos más adelante se vera con detalle lo de la extraña dimensión. En este capitulo 32 se explica algo, pero no del todo.

    En cuanto a lo de Sango con Miroku, pues debo decir que esas escenas estan un poco lejos, pero tampoco taaaan como para que esperen mucho. Estoy seguro que tus preguntas se veran contestadas dentro de estos proximos capitulos.

    Por hoy, aqui les dejo el capitulo 32, espero que les guste y lo disfruten.

    Saludos cordiales ;)
     
  17.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    2646
    Capitulo 32: "Envuelto por un resplandor de maldad. Tercera parte"

    Capitulo 32:
    “Envuelto por un resplandor de maldad”
    Tercera Parte


    Lo ocurrido no tardo en hacerse llegar a Inuyasha, Miroku y Koga que se encontraban hablando con los guerreros celestiales, rápidamente estos al sentir que la presencia de Kai había desaparecido de este plano, se dirigieron hacia la aldea de la anciana Kaede. Por otro lado, Yuji, Kenji y Nayako sintieron también que la presencia de su joven amigo había desaparecido repentinamente, así que sin pensarlo dos veces también se dirigieron a ese lugar.

    La noticia llegó a oídos de Kosuke quien de manera inmediata se encargó de avisarle al dios lo que había ocurrido, pero como era de esperarse este ya estaba al tanto de la situación. Era demasiado obvio los motivos de preocupación por parte de este poderoso personaje, así que el dios decidió que era necesario tomar acciones y sacar a Kai de esa dimensión cuanto antes, de esta forma se transporto a la aldea para hablar directamente con Inuyasha.

    Entre tanto Kai empezó a abrir sus ojos lentamente y despertó en su acostumbrada habitación, al enfocar bien su vista lo primero que observo fue el rostro de su madre que lo observaba con preocupación.

    ¡Mamá! — exclamó Kai sobresaltándose.
    Cálmate hijo — dijo la madre tratando de calmar al joven. — veo que al fin has despertado.
    ¿Qué al fin he despertado? — preguntó el joven algo confundido — ¿Qué ha ocurrido?
    Has estado dormido por cuatro días, ya empezaba a preocuparme por ti.
    ¿Cuatro días? — exclamó Kai.
    Así es, ya no sabía qué hacer. — dijo la madre en tono de preocupación —, pero dime ¿Cómo te sientes?
    A decir verdad algo confundido.
    ¿Confundido? — preguntó algo alarmada.
    Si, a decir verdad, pensé que estaba en otro lugar, pero creo que solo fue un sueño.
    Exactamente hijo, ha sido solo un sueño. — respondió con ciertos aires de malicia —, por que mejor no vas y te lavas la cara, hace un bonito día.
    Sí, eso hare.

    En ese momento el joven se levanto enérgico, fue directamente al baño y se lavo su cara, luego se quedo mirando en el espejo y sin duda algo le parecía extraño, pero por más esfuerzos que hiciera no podía recordar nada. Sus pensamientos se vieron interrumpidos por el llamado de su madre, anunciándole la llegada de su amigo Chu que había ido a visitarlo, se termino de secar la cara y bajo rápidamente para recibir a su mejor amigo.

    ¡Chu! — exclamó con alegría — Que bueno que estas aquí.

    En ese instante Chu le paso por el lado a la madre de Kai, y detecto en esta un comportamiento inusual, pero no reparo mucho en esto y fue directamente a saludar a su amigo.

    ¡Kai! — exclamó a su vez Chu con la misma alegría que demostraba su amigo — Pensé que nunca más iba a verte.
    Pero que cosas dices — respondió Kai —, si yo no me he ido de aquí. De hecho jamás pienso irme.

    A Chu le pareció extraña esa respuesta por parte de Kai, así que se aseguró de que nadie los estuviese escuchando, para así poder hablar con libertad.

    Pero ¿Qué diablos te ocurre? — preguntó Chu
    ¿A qué te refieres?
    ¿Qué paso con todo lo que me contaste en aquella ocasión?
    ¿Contarte que Chu?
    Vamos no finjas ¿O acaso no recuerdas nada?
    No sé de lo que me estás hablando, tal parece que a alguien le convienen unas buenas vacaciones.
    Pero… ¿Qué te han hecho? — se pregunto Chu a medias para sí a medias para Kai.

    Chu había quedado desconcertado al escuchar las respuestas de Kai, un mal presentimiento vino a su cabeza luego de eso.

    Mientras en la época feudal, rápidamente Inuyasha, Miroku y Koga habían llegado a la aldea de la anciana Kaede, así mismo hicieron Yuji, Kenji y Nayako, sin duda que la llegada de estos tres genero cierta duda a Inuyasha y compañía, por lo que no tardaron ni un segundo en preguntarle quienes eran y que era lo que buscaban.

    Oigan y ¿Quiénes son ustedes? — preguntó Inuyasha con aquel tono tan acostumbrado que solía usar.
    Nosotros somos guardianes celestiales — respondió Yuji con aquel aire majestuoso que no le abandonaba nunca —, y estamos aquí para saber sobre la situación de Kai.
    ¿Acaso lo conocen?
    Por supuesto — respondió Nayako — Kai es amigo nuestro, de otra forma no vería la necesidad de que estuviésemos aquí.
    ¿Y se puede saber de dónde vienen ustedes? — continuó Inuyasha con el interrogatorio.
    Caballero — dijo Yuji —, me parece que esas preguntas están demás, por lo que propongo a que te las reserves.
    ¿Y quién eres tú para decirme eso? — exclamó Inuyasha desafiante.
    Pero que vulgar es este hanyö — dijo Kenji metiéndose en la discusión —, se nota que no te han enseñado buenos modales.
    ¿Algún problema si soy hanyö?
    ¡Inuyasha! — exclamó Kagome —, compórtate.
    No permitiré que unos gusanos se quieran pasar de listos conmigo. — agregó Inuyasha, desenvainando a Tesaiga.
    Parece que no quieres aprender — dijo Kenji —, no sé qué tan útil vayas a ser en esta guerra, pero si sigues actuando así me veré obligado a acabar contigo.
    Inténtalo si es que puedes.

    Kenji también desenfundo su espada, arma igual de imponente que Tesaiga pero que superaba a esta en poder diez veces más. Inuyasha al desconocer la naturaleza de su adversario se iba a lanzar de lleno contra este, Kenji aguardaba el momento adecuado para hacerlo desaparecer con una de sus técnicas, pero en ese momento un poderoso rayo cayó en medio de ambos contrincantes, el estruendo que se genero en aquel lugar fue bastante ensordecedor, el polvo de pronto se comenzó a disipar y empezó a aparecer la silueta de un misterioso personaje. Yuji, Kenji y Nayako se dieron cuenta rápidamente de quien se trataba y sin pensarlo dos veces se hincaron ofreciendo su más respetuosa reverencia.

    Sin duda alguna aquel misterioso personaje se trataba nada menos que del poderoso dios guardián del mundo de arriba y protector de este mundo. Aquella visita le pareció un tanto inesperada a los tres guerreros celestiales y más aun su aparición impresiono a Inuyasha y compañía.

    Oye Kagome — murmuro Shippo — ¿Acaso sabes quién es el sujeto de la capucha que acaba de llegar?
    No Shippo, no tengo idea.
    Sin embargo — agregó Miroku —, puede sentirse una gran cantidad de energía muy poderosa.
    Tienes razón — dijo Kagome —, y lo más impresionante es que no se trata de una energía maligna. Su aura es muy pura y divina, jamás había sentido algo así.
    Su presencia me resulta algo familiar — dijo Sango
    ¿Acaso la has sentido anteriormente?
    No estoy segura, pero es posible…

    El dios guardián quien iba acompañado de Kosuke, se dirigió a los tres guardianes celestiales que se encontraban ofreciéndole la más respetuosa reverencia.

    Creo que ustedes también están al tanto de la situación ¿No es así? — preguntó el dios.
    Si señor — respondió Yuji —, tan pronto sentimos que la presencia de Kai desapareció, nos dirigimos hacia esta aldea para saber que había ocurrido.
    Sin embargo — agregó Kenji —, la hostilidad de aquel hanyö no nos permitió preguntarles qué era lo que había ocurrido.
    Sabíamos que Kai se dirigía para esta aldea — continuó Nayako —, porque nos había dicho que quería ver a esa chica llamada Sango.
    Sí, eso ya lo sabía muchachos — comentó el dios —, pero no era necesario iniciar una pelea absurda. Si bien conocen el estado de la situación ahora, bien es cierto que necesitamos de la ayuda de estos jóvenes y no sabríamos con exactitud qué pasaría de ahora en adelante.
    Disculpe señor — interrumpió Sango tímidamente — ¿Usted sabe que ocurrió con Kai?
    Sango — dijo el dios pronunciando el nombre de la exterminadora —, lamentablemente Kai ha sido llevado a la dimensión donde lo han mantenido encerrado durante mucho tiempo. Lo que no se con exactitud es si en realidad han forzado encerrarlo o es que se ha ideado de algún plan para descubrir ese engaño.
    Entonces ¿Quiere decir que todo lo que ha vivido Kai en esa dimensión ha sido una ilusión? — preguntó Kagome.
    Exactamente, lo que me preocupa es que lo dejen encerrado ahí para siempre, ese era el plan que tenia la triada desde un principio.
    ¿Y porque no lo llevaron a cabo? — preguntó Miroku.
    Quizás porque nunca creyeron que Kai sería capaz de descubrir los poderes que guardaba dentro de sí, pero una vez que ese sello empezó a debilitarse se dieron cuenta de su error y enviaron a Gintaro para matarlo.
    ¿Hay alguna forma de traerlo de vuelta? — preguntó Sango
    De hecho si la hay, y es la razón por la cual estoy aquí. — dijo el dios aclarando el motivo de su visita —, Inuyasha, por favor ven aquí y acércate.

    Inuyasha se acerco hacia el dios.

    ¿Estarías dispuesto a ayudar a Kai y traerlo de vuelta? — preguntó el dios —, sabrás que te pido este favor porque eres el único que puedes hacerlo.
    ¡Yo quiero hacerlo! — exclamó Sango. —, yo estoy dispuesta a traerlo de vuelta. Hare lo que sea necesario.
    Sango, admiro tu valor — dijo el dios —, se cuanto quieres a Kai y sé que estarías dispuesta a todo. Pero no puedo permitir que te arriesgues de esa forma, en realidad no sabemos a qué nos estamos enfrentando allá adentro, es probable que a Kai le hayan borrado la memoria, así mismo cuando intentaron hacerlo la segunda vez que lo encerraron.
    Está bien… iré — respondió Inuyasha.
    Debes tener cuidado Inuyasha — agregó el dios —, probablemente tengan pensado destruir esa dimensión para dejarlo encerrado para siempre. No contamos con mucho tiempo, debemos actuar rápido. Yo creare un portal a partir de aquí, en el podrás viajar a esa dimensión, debes encontrar a Kai lo más rápido posible y traerlo de vuelta. Ya aquí no las ingeniaremos para volverlo a normalidad si es que algo le han hecho. Recuerda, todo lo que veras es una ilusión, no te fíes en lo más mínimo o tu también podrás caer en aquella trampa.
    No se preocupe — dijo Inuyasha — confíe en mi.
    Hagamos esto rápido, probablemente Naraku se haya dado cuenta de nuestro plan y quiera actuar antes que nosotros.
    ¿Cree que Naraku esté detrás de todo esto? — pregunto Kagome.
    Él es quien tiene bajo su control a la triada, hará lo posible por informarles todo lo que acontezca con tal de que le puedan cumplir sus cometidos.
    Inuyasha ten cuidado — dijo Kagome acercándose al hanyö.
    Si — respondió este —, no te preocupes regresare pronto.

    El dios extendió sus manos y de pronto un pequeño agujero empezó a abrirse en el fondo, este se extendió generándose así el portal que llevaría a Inuyasha a la dimensión donde se encontraba Kai, el hanyö dio unos pasos y se paro justo delante del portal.

    Inuyasha ten mucho cuidado — grito Kagome.

    Inuyasha finalmente se decidió y salto hacia el portal, transportándose así hacia aquella extraña dimensión.

    Ese mismo día Kai había salido al centro comercial donde una vez se había reunido con sus amigos, pero estaba tan metido en sus pensamientos que no reparo su atención en la chica que estaba delante suyo llegando así a tropezarse con ella tumbándola al suelo.

    ¡Oh no! — exclamó Kai —, disculpa ¿Te hice daño? — preguntó preocupado mientras le tendía su mano y la ayudaba a levantarse.
    No te preocupes, estoy bien. — respondió con tranquilidad.

    Kai miro fijamente a aquella chica y sin duda su apariencia le resulto bastante familiar.

    Oye dime ¿No nos hemos visto en otra ocasión? — preguntó Kai confundido.
    No — afirmo la chica — no, que yo recuerde.
    Oye de verdad que me da pena contigo por esto que acaba de ocurrir ¿Te gustaría tomar un refresco?
    Por supuesto, me encantaría.
    Y dime ¿Cómo te llamas?
    Me llamo Sango — respondió la chica.
    ¿Sango? — preguntó Kai con cierto aire de duda.
    Si ¿Por qué?
    Tienes un nombre muy hermoso, aunque creo que antes lo había escuchado, pero en realidad no recuerdo donde.
    No necesitas hacerlo — respondió con cierto aire de malicia —, vayamos mejor por ese refresco ¿Si?
    Eh… si, está bien.

    El parecido de aquella chica llamada Sango era exactamente igual a la Sango que ya nosotros conocemos, se podría decir que era su doble o su hermana gemela, la única diferencia estaba en el color de ojos. Los ojos de Sango eran marrones oscuros, mientras que los de esta impostora eran de color rojizo, y su mirada reflejaba pura maldad, aun cuando Kai no reparaba en estos detalles estaba encantado con la presencia de esta chica que se hacía llamar por Sango, ambos la estaban pasando en grande y luego empezaron a pasear por un camino el cual estaba iluminado por hermosos faroles. Aquella chica se sentía muy a gusto con el joven, pero en su mente sus intenciones eran otras.

    Muy pronto vas a morir Kai — murmuro la chica, mientras sonreía maliciosamente.

    En la era feudal todos se mostraban muy preocupados, Inuyasha había partido hace unos pocos segundos, pero la expectativa y la ansiedad se mantenían presentes. Sango se apartó un poco del grupo, más que nadie era ella quien estaba sufriendo todos aquellos sentimientos ligados, pero a su vez mantenía las esperanzas en que Inuyasha traería de vuelta a su amado salvador.

     
  18.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: Capitulo 32: "Envuelto por un resplandor de maldad. Tercera parte"

    ¡Imperdonable! la propia madre de Kai lo encierra en esa dimension y le oculta la verdad, lo peor del caso es que Kai parece haber perdido la memoria, aunque no del todo ya que cuando vio a esa chica parecida a Sango comenzó a dudar un poco.

    Inuyasha va a buscar a Kai a esa dimensión extraña! vaya esto se va a poner interesante, me pregunto que reaccion puede tener Kai cuando vea a Inuyasha en su mundo, si nisiquiera lo recuerda lo mas probable es que piense que se trata de un loco disfrazado xD pero bueno...eso lo veremos mas adelante.

    Naraku ha estado bastante ausente, lo nombran en cada capitulo pero me da la impresion de que cuando aparezca las cosas se van a poner feas, y en estos momentos que Inuyasha ya no esta para proteger a Kagome y a los demas no seria muy conveniente que el aparezca ._.

    Ashhh si te soy sincera me dejaste picada co la escena de Inu no Taisho y Sesshomaru xD pense que en este capitulo se revelaba un poco mas de ellos ToT supongo que tendre que esperar mas tiempo, gracias por poner el capitulo, espero el siguiente con ansias! cuidate ;)
     
  19.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    201
    Re: Capitulo 32: "Envuelto por un resplandor de maldad. Tercera parte"

    Muchisimas gracias por tus comentarios mi querida Pan-chan!!! Jejeje si, es realmente imperdonable que su propia madre le haga eso, pero... no te puedo decir la verdad oculta, porque si no arruinaria en parte ese pequeño misterio de la historia ;)

    El encuentro entre Inuyasha y Kai si que será bastante interesante, eso lo prometo, y lo veras en un capitulo 34 o 35 (lo más posible sea el 34)

    La ausencia de Naraku es temporal, ya dentro de poco saldra y se iniciara una batalla bastante guerrida, pero por estos momentos permanecera oculto y descuida aunque Inuyasha no este, recuerda que esta el dios en el mundo de abajo junto a Kagome y los demás, aparte con ellos se encuentra Yuji, Nayako y Kenji, dudo mucho de que Naraku se llegase a acercar, aunque seria bastante interesante crear una escena asi. ;)

    Con respecto a lo de Inu no Taisho pues si te prometo que habra más revelaciones, pero estoy seguro de que la proxima no te gustara mucho jejeje pues te dejara más picada aun.

    Bien, aqui les dejo el capitulo 33!!! Espero que les guste bastante!!

    Saludos cordiales ;)
     
  20.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    2400
    Capitulo 33: "La misteriosa dimensión"

    Capitulo 33:
    “La misteriosa dimensión”


    Mientras Inuyasha se encontraba atravesando el portal que lo enviaría hacia aquella extraña dimensión, mentalmente se preparaba, ya que no sabía a lo que estaría por enfrentarse y eso también implicaría en el peor de los casos enfrentarse al mismísimo Kai.

    Desgraciadamente las cosas se habían salido de control en tan poco tiempo, Kai se comportaba de manera muy extraña, se encontraba destruyendo todo a su paso, parte de esa ciudad yacía en ruinas, todo se encontraba completamente destruido y a medida que iba avanzando el caos era peor. A todas estas podemos decir que Kai no estaba solo, se encontraba completamente acompañado, y, era de esperarse que aquella compañía fuera nada menos que la de Sango.

    — Me encanta el poder destructivo que tienes — dijo Sango, en tono sensual, ocultando en eso, la malicia tras aquellas palabras.
    — Y eso que aun no has visto nada — respondió Kai.

    En ese momento Kai creó una bola de energía en su mano y desplego aquella cantidad de energía sin titubear, generando así una explosión que
    termino por destruir parte de esa ciudad.

    — Pero que impetuoso eres. No necesitas impresionarme, sabes muy bien que ya me tienes a tu lado.
    — ¿Y qué te gustaría hacer ahora? — preguntó Kai sonriendo maliciosamente luego de haber visto aquella destrucción masiva.
    — Vayamos a ver qué hay de nuevo en la universidad.
    — Bien. — dijo Kai, tomando a Sango en sus brazos, mientras desaparecían de lo que fue una vez una ciudad poblada.

    Mientras que en la cafetería de la universidad, Chu se encontraba con Sonny, tomando un pequeño desayuno y a la vez bebiéndose un buen vaso de té helado. Ya ahí aprovecharon para hablar sobre las cosas que estaban sucediendo actualmente.

    — Oye ¿Y que sabes de Kai? — preguntó Sonny con cierta curiosidad.
    — Tengo días que no se de él.
    — Tiene varios días que no asiste a clases. ¿Acaso sabes si algo le ocurre?
    — No tengo la menor idea — respondió Chu, pensativo —, todo esto es muy extraño.
    — Ni que lo digas, tengo entendido que su comportamiento ha cambiado mucho en estos días.
    — ¿Acaso tú sabes algo y no quieres decírmelo? — preguntó Chu, mirando fijamente a Sonny, como si quisiera leer en lo más profundo de su corazón.
    — Realmente desconozco el asunto Chu — respondió Sonny tranquilamente —, lamento decepcionarte, pues se que no era lo que querías escuchar.
    — Ya veo — dijo Chu —, en realidad no entiendo que pudo haberle ocurrido.
    — ¿Están hablando de mí? — exclamó una voz, interrumpiendo la conversación.
    — ¡Kai! — exclamaron los dos al unísono.
    — Me parece que es de mala costumbre hablar de los amigos a sus espaldas — agregó Kai — aparte que es mal visto.
    — Kai — dijo Chu —, no sé hasta dónde escuchaste. Ciertamente si hablábamos de ti, amigo mío, pero es porque estamos preocupados por ti. ¿En dónde has estado? ¿Te encuentras bien?
    — No te preocupes por mi — respondió Kai con cierta picardía —, he andado por ahí divirtiéndome.

    En eso Chu mira fijamente a aquella chica de extraordinaria belleza, pero por mucho que esta belleza fuera resaltante, también resaltaba su personalidad fría y malévola, detalles que Kai no había reparado en ella, y que si los había visto, prefería no prestarles la menor atención posible.

    <<Estoy seguro que su comportamiento se debe a esa chica>> pensó Chu <<La impresión que me da es que lo estuviese manipulando. Probablemente su madre también tenga que ver con esto. >>

    — ¿Qué diablos te sucede? — preguntó Sango dirigiéndose a Chu en actitud desafiante — ¿Acaso tengo algo en mi rostro que no te agrado?
    — No, no es nada — respondió Chu, desviando su mirada — Kai ¿Podemos hablar?
    — Seguro.

    Chu llevó a Kai a un lugar más apartado y se aseguró de que nadie los estuviese escuchando.

    — Kai ¿Qué te ocurre? — preguntó Chu con preocupación.
    — ¿A qué te refieres?
    — Al parecer tu comportamiento ha cambiado mucho en tan pocos días.
    — Pues claro que mi comportamiento ha cambiado. Y la razón es que me siento ahora feliz ¿Qué acaso no lo ves? — dijo Kai señalando a Sango —, he ahí la razón de mi felicidad, Sango sin duda me hace muy feliz.
    — ¡No, te equivocas! — exclamó Chu —, esa no es Sango.
    — ¿Qué estás diciendo?
    — Esa no puede ser la Sango que tú me describiste. Esa chica que esta allá no puede ser ella, además, no me da buena impresión.
    — Chu, amigo creo que estas exagerando.
    — Quien quiera que sea, ella no es Sango, Kai. — exclamó Chu, furioso al ver lo indiferente de Kai — Y te está haciendo daño ¿Qué acaso no te das cuenta?

    Molesto Chu se marcho de ahí, Kai se quedo un rato compartiendo con Sango y Sonny en la cafetería de la universidad. Sin embargo como las horas pasan tan rápido cuando se pasa un rato agradable, había oscurecido. Kai decidió acompañar a Sango hasta su casa, lugar que quedaba bastante lejos de la suya. Al llegar ahí ambos se despidieron con un cálido abrazo, y aprovechando la oportunidad Sango se abalanzo sobre él para darle un beso tierno en la mejilla, casi cerca del labio, rápidamente ella corrió hasta la entrada de su casa y con señas se despidió del joven, quien felizmente emprendió su camino hacia su casa.

    Como era de esperarse Sango no había entrado, al parecer no vivía en ese lugar por lo que rápidamente corrió en dirección opuesta a la que había tomado el joven.

    Kai entre tanto, habiendo hecho uso de sus habilidades, había llegado ya a su casa, se le veía algo agitado, y esto quizás se deba al desgaste de energía que tuvo al destruir toda una ciudad entera. Así pues entro pesadamente a su casa y fue recibido dulcemente por su madre.

    — ¡Hijo! — exclamó ella — Empezabas a preocuparme ¿En dónde estabas?
    — Hola mamá, estaba dejando a Sango en su casa.
    — Qué bueno ¿Y cómo estuvo tu día?
    — Bastante agotador — respondió algo agitado —, pero a pesar de eso estuvo genial, con ella siempre mis días son grandiosos.
    — Me alegra verte así. Y sobre todo me alegra que finalmente la hayas encontrado.

    Kai dudo por un momento ante aquel comentario, pero de pronto tocaron la puerta, momento que le interrumpió sus pensamientos, y que viendo también a tan altas horas de la noche, surgió la intriga por saber quién era.

    — ¿Quién podrá ser a estas horas de la noche?

    El joven se sorprendió cuando abrió la puerta de par en par y vio de quien se trataba.

    — ¡Sango! Pero ¿Qué haces tú aquí? — exclamó sorprendido al ver a la chica, quien tenía un vestido de cuero negro muy ajustado y resultaba muy revelador en ciertas partes.
    — ¿Acaso no te agrada verme? — preguntó con aires de picardía, a la vez que le guiñaba un ojo.
    — Por supuesto que me agrada verte, pero… si hace unos momentos acabo de dejarte en tu casa.
    — Sí, pero tenía muchas ganas de verte y me preguntaba si querías acompañarme.
    — ¿Acompañarte? ¿Pero a donde?
    — Descuida es un lugar muy divertido, solo que para una chica tan indefensa como yo, puede resultar algo peligroso.
    — Si querías divertirte otro rato me lo hubieses pedido. — replicó Kai — ¡Mamá! Saldré otro rato, no me esperes despierta.

    Apenas Kai terminó de cerrar la puerta Sango lo tomo de la mano y ambos se fueron corriendo. La madre de Kai, retiró un poco la cortina y observo a través de la ventana como ambos se alejaban por el extremo sur de aquella solitaria calle.

    <<Así que quiere desgastarle todo su poder>> pensó <<me parece un plan bastante astuto, de esa forma, si llegase a recuperar el completamente el conocimiento, no tendrá las suficientes fuerzas para defenderse y es ahí cuando morirá>>

    En la época feudal, el ambiente que se mostraba en la aldea de la anciana Kaede, era de preocupación y sobre todo estaban a la expectativa por lo que podía suceder. Yuji, Kenji y Nayako se mantenían alertas por si se presentaba cualquier imprevisto, pero a su vez se distraían con uno de los juguetes que le había entregado Shippo. Kagome, Miroku y Sango se encontraban dentro de la casa de la anciana Kaede, la expectativa por parte de ellos era aun mayor, y nadie se tranquilizaría sino hasta ver a Inuyasha y Kai cruzar por ese portal.

    — Parece que las cosas se están complicando cada vez más — decía Miroku mientras se servía una taza de té caliente.
    — Me pregunto si Kai estará bien. — dijo Sango preocupada. — También me preocupa Inuyasha.
    — Espero que no les haya ocurrido nada malo. — agregó Kagome —, aunque sabemos que ambos son fuertes, pero aun no puedo estar tranquila.
    — Entiendo cómo se sienten — dijo Miroku —, pero a este punto todo parece inevitable. Lo único que nos queda es aguardar y confiar en ellos.

    En ese momento se generó una breve tensión entre Miroku y Sango, lo que daba a acertar que el monje recién se estaba enterando de la situación de Sango con Kai. Kagome astuta como siempre reparo en ese pequeño detalle y con la sutileza adecuada le dijo a Miroku que quería hablar con él afuera.

    — ¿Puede decirme que ocurre señorita Kagome?
    — Vamos no finja monje Miroku, acabo de darme cuenta lo que ocurrió allá adentro.
    — No sé a qué se refiere.
    — Quizás se esté preguntando sobre la situación entre Sango y Kai, y, la decisión que tomo ella.
    — ¿Y eso que tiene de malo?
    — Creí que tú sentías algo por ella.
    — Esa decisión solo le concierne a Sango y creo que ya la tomo — dijo Miroku desviando la vista —, además, no somos nadie para decirle que hacer respecto a eso.

    Kagome y Miroku continuaron conversando, Yuji y Kenji quienes se encontraban cerca no pudieron evitar escuchar, y escucharon todo de cabo a rabo. Más allá se encontraba el dios vigilando el portal que conectaba el mundo feudal con aquella dimensión, Kosuke, quien se encontraba a su lado entablaba una conversación con el dios.

    — ¿Y qué cree usted? — preguntó Kosuke — ¿Piensa que esa mujer este controlando a Kai?
    — No estoy seguro, aun me genera duda, pues la forma en cómo se dejo atrapar, fue quizás muy simple.
    — Es increíble a usted si que no se le escapan los detalles. — replicó Kosuke —, pero aun así, tengo un mal presentimiento.
    — ¿A qué te refieres? — preguntó el dios.
    — Pues aun me extraña que dada las condiciones de Kai, Takeshi haya podido manipularlo. Si hasta donde sabemos, él solo puede controlar a aquellos que tienen el corazón o auras malignas.
    — Si, y debo decir que a mí también me impresiono, pero creo que hay una razón para que haya sucedido eso.
    — ¿Acaso cree…?
    — Es probable — interrumpió el dios.
    — ¿Pero cómo?
    — Su cuerpo y alma deben de estar dentro de Kai, es la única forma de que Takeshi haya podido manipularlo.
    — Espero que de aquí en adelante todo salga bien.
    — Confiemos en Inuyasha — dijo el dios.

    Kai y aquella extraña chica, habían llegado a donde una vez se había enfrentado a las sombras que eran comandadas por Gintaro. Ambos se detuvieron en aquel misterioso y oscuro callejón y el joven le preguntó:

    — ¿Qué quieres hacer?
    — Pues quiero ver que tan fuerte eres — replicó Sango.
    — ¿Acaso no fue suficiente con lo que te demostré esta mañana?
    — No lo creo — respondió con cierta insatisfacción —, se que aun tienes más poder y quiero que me lo demuestres.
    — ¿Con que eso quieres? Bien, entonces llévame a un lugar donde pueda demostrarte mis habilidades.
    — Me parece que este lugar es perfecto.
    — ¿Tú crees? Pues hasta ahora se ve como un simple callejón solitario.

    Al decir eso, Kai y Sango fueron rodeados por una pandilla de maleantes que se encontraban bien ocultos en el callejón, el joven se sorprendió un poco al no haber detectado la presencia de esos individuos.

    — ¡Vaya pero miren que tenemos aquí! — exclamó uno de ellos —, carne fresca.
    — Pobres, estos no saben en donde se han metido.
    — Perfecto, ustedes vayan por la chica, que nosotros nos encargaremos del muchacho.

    Tres de ellos sujetaron fuertemente a Sango quien de forma extraña se dejo atrapar fácilmente por aquellos maleantes, mientras que un numeroso grupo, de unos veinticinco más o menos rodearon a Kai y no con buenas intenciones.

    — ¿Qué piensas hacer ahora muchachito? —, creo que debes saber que, el que ingresa a este callejón, no sale con vida de aquí. Este es nuestro territorio y podemos hacer lo que nos plazca, ni los propios policías se atreven a meterse por estos lugares.
    — Es bueno saber eso — contesto Kai —, eso quiere decir que, seré el primero y el único que salga con vida de este lugar.
    — Pero que cosas dices — replicó el jefe de la pandilla —, será mejor que dejes de fanfarronear y comiences a orar.

    Este enseguida se precipito sobre Kai para atacarlo, pero sin siquiera molestarse, el joven lo detuvo dándole un puñetazo en el rostro, el jefe de la pandilla cayó tendido en el piso y luego haciendo uso de su velocidad, ataco a los otros tres que tenían como rehén a Sango.

    — Creí que ibas a demorar un poco — dijo Sango.
    — Pensé que querías ver mis habilidades.
    — Ya lo creo, pero me parece que aun no has terminado con todos.

    Kai al volverse encontró que a los que habia golpeado estaban nuevamente de pie, como si nada les hubiese pasado, eso sumado a los otros restantes se fueron al ataque, comenzando así una pelea, pero lo que Kai no se habia percatado aun, era que aparte de esos individuos habían presencias malignas acechando el lugar, esperando el momento oportuno para lanzarse al ataque.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso