Long-fic Un Sueño Feudal

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Cmmv, 29 Agosto 2009.

Cargando...
?

¿Que te parece la trama del fanfiction?

  1. Muy buena

    100.0%
  2. Regular

    0 voto(s)
    0.0%
  3. Mala, no deeberias escribir más!

    0 voto(s)
    0.0%
  1.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    3181
    Capitulo 22: "No te mueras Sango, Kai finalmente llega al campo de batalla"

    Capitulo 22
    No te mueras Sango, Kai finalmente llega al campo de batalla.

    Yam sin aguardar mucho se dispuso a buscar a Sango en la aldea de los exterminadores, sabía que estaba ahí pues su presencia la delataba, sin embargo el yökai no sabía dos cosas. Una que ella estaba bien oculta ante los ojos de él, habilidad exclusiva de los exterminadores cuando aguardan a un enemigo peligroso y así tenderle una emboscada. La segunda era, que la aldea estaba completamente minada de bombas, otra digna habilidad de los exterminadores en plantar trampas para los demonios que van a exterminar, se entendía la necesidad de usarlas ya que viendo la naturaleza de Yam, tenía que tenderle todas las trampas posibles para así poder agotarlo y luego acabar con él.

    Así pues, de esta manera dando pasos imprudentes y sin saber lo que esperaba, Yam piso la primera de ellas sin darse cuenta, generando una gran explosión la cual se pudo escuchar a gran distancia fuera de la aldea, esta genero una pequeña onda expansiva y una fuerte ventisca.

    — ¿Qué diablos fue eso? — preguntó Koga al escuchar aquella explosión.
    — Fue en la aldea de Sango — exclamó Inuyasha
    — Chicos — dijo Kagome llamando su atención —, siento la presencia de un fragmento de la perla.
    — ¿Qué dices? ¿Un fragmento de la perla? — preguntó Inuyasha
    — Y también se puede sentir una gran cantidad de energía maligna — agregó Miroku
    — Es verdad, la presencia sobre natural de monstruos es increíble.
    — Es mejor darnos prisa, antes de que sea demasiado tarde. — dijo Inuyasha.

    Todos partieron lo más rápido posible, estaban algo cerca de la aldea, pero a la vez lejos. Aquella explosión había deformado por completo a Yam, pero no lo suficiente como para que Sango tuviese tiempo de atacarlo, así que habilidosamente el yökai se regenero sin sufrir el menor daño, además de que contaba con el asombroso poder del fragmento, aquellas minas realmente no surtían mucho efecto.

    — ¡Maldita! — susurro Yam — Apuesto a que todo el lugar debe de estar minado. Eres muy astuta exterminadora — gritó — ¿Por qué mejor no sales y así terminamos esto de una buena vez? Prometo matarte rápido.

    Yam levito y por prudencia paso por donde el solo creía que había bombas escondidas, Sango se encontraba algo nerviosa al ver que ese demonio se acercaba más a donde ella se encontraba. Yam creyó que no habría más minas así que dejo de levitar y piso tierra, pero lo que realmente había pisado netamente era una bomba, esta emitió un resplandor amarillento el cual sorprendió al yökai y sin tener tiempo a nada exploto irremediablemente. Explosión que se genero mucho más fuerte que la anterior causando un gran estruendo y escuchándose nuevamente en las afueras de la aldea.

    — Ya esta es la segunda explosión que ocurre en la aldea. —dijo Miroku
    — Debemos darnos prisa — dijo Kagome.

    Esta vez Yam había sufrido más daño que la vez anterior, Sango aprovecho la oportunidad para salir y asestarle un golpe con su hiraikotsu, dicho golpe corto en dos al yökai dejándolo en terribles condiciones. Pero aquello no fue más que una alegría momentánea, Yam logro reponerse de los daños recibidos por la explosión y del golpe recibido por el hiraikotsu, la hermosa exterminadora se angustio al ver como ese demonio se recuperaba, pero se preparó para continuar con esta pelea.

    — Así que al fin decidiste salir muñeca — dijo Yam luego de haberse recuperado por completo. —, no esperaba que me atacaras así, tengo muchos deseos de jugar contigo.
    — Que asqueroso eres — replicó Sango.
    — Ah pero no te precipites, pronto te mandare al infierno junto al inútil que sacrifico su vida en vano.
    — ¿Te refieres a Kai? No permitiré que hables así de él, te hare pagar por lo que has hecho.
    — Si, se ve que te precipitas demasiado.

    Sango salió al ataque lanzando su hiraikotsu, Yam esquivo fácilmente el gigantesco boomerang, pero no se percato de que la exterminadora estaba cerca de él, aprovechando la oportunidad para herirlo con su espada, y luego darle una patada en el rostro al yökai. Este ni se inmuto por aquellos golpes, tomo el pie de Sango y decidió empezar a atacar, arrojándola fuertemente hacia los cielos, por fortuna conto con la ayuda de Kirara quien socorrió en instantes a Sango quedándose ambas en el aire.

    Pero ahí no finalizaba todo, el yökai comenzó a arrojar bolas de energía hacia donde estaban ellas, hábilmente Kirara comenzó a esquivarlas, y algunas por poco impactan. Sango ya habiendo recuperado su hiraikotsu, lo arrojo nuevamente contra Yam, esta vez con una fuerza increíble, pero el demonio aprovechando su superioridad lo detuvo con ambas manos, cometiendo el error de incrustarlo en el suelo, una de las bombas se acciono y exploto por completo. Por fortuna para Yam no le hizo ningún daño, pero sí lo hizo retroceder debido a la onda expansiva de esta.

    — Si que eres fuerte — dijo Yam mientras se sacudía las manos, y luego su vestimenta —, hiciste que me ensuciara por completo. Jamás pensé que una simple humana como tú llegara a estos extremos.

    Sango se paralizo por completo al ver la increíble resistencia que tenía aquel demonio, pensó por unos instantes que le sería imposible derrotarlo, pero aun así no abandono nunca las esperanzas ni se rindió ante la superioridad que mostraba Yam en esos momentos. En ese instante el yökai desaparece repentinamente y aparece justo detrás de Sango, ella se percato pero no pudo reaccionar con tiempo, Yam le había dado una fuerte patada en la espalda haciéndola volar por los aires.

    La exterminadora comenzó a gritar del dolor, y mientras volaba Yam apareció en su trayectoria y le propino dos fuertes golpes, cayendo Sango bruscamente en el suelo.

    Mientras eso ocurría, Kai había atravesado la antecámara con una gran velocidad y se lanzaba a la escalera, dispuesto a bajar los peldaños de cinco en cinco, cuando, impulsado por su carrera, fue a dar de cabeza contra un guerrero celestial que salía de una de las habitaciones por una puerta excusada, y chocándole de frente, le hizo lanzar un grito o, mejor dicho, un rugido.

    — Discúlpeme — dijo Kai, tratando de reemprender su carrera —, discúlpeme pero llevo mucha prisa.
    Apenas había puesto el pie en el primer escalón, cuando un puño de hierro lo sujeto por el hombro y lo detuvo.
    — ¿Con que tienes prisa? — exclamó el guerrero, pálido. — Con ese pretexto chocas conmigo, me dices <<discúlpeme>> y crees que con eso basta, ¿No? De ninguna manera, jovencito. ¿Crees que porque hayas oído a nuestro dios guardián nos hablaba un tanto brusco, se nos puede tratar como el nos habla? Pues desengáñate, compañero; tú no eres ese dios.
    — En serio — dijo Kai, que reconoció a Yuji, el cual después de la cura hecha por el dios, volvía a su alojamiento —, en serio, no lo he hecho apropósito, y, no siendo así, he dicho: <<discúlpeme>>. Creo que eso es más que suficiente. Y te repito sin embargo, y esta vez ya es quizás demasiado, te doy mi palabra de que tengo prisa y mucha. Suélteme, se lo ruego y déjeme ir a atender mis asuntos.
    — Caballero — dijo Yuji, soltándole —, no eres cortes. Se ve que vienes de lejos.

    Kai había bajado cinco o seis escalones, pero al oír la conversación de Yuji se detuvo en el acto.

    — ¿Qué has dicho? — exclamó —, por lejos que sea de donde yo venga tú no eres quien para darme lecciones de cortesía, te lo prevengo.
    — Tal vez si — dijo Yuji
    — ¡Jum!, Si no tuviera tanta prisa — exclamó Kai
    — No te preocupes, si es por prisa, a mi me podrás encontrar sin necesidad de correr ¿Comprendes?
    — Y, ¿Cuándo?
    — Cuando termines tu pequeña pelea.
    — ¿En dónde?
    — Cerca de la región de Musashi en donde se reúnen nuestros camaradas.
    — Está bien, no faltare.
    — Procura no hacerlo, porque sino seré yo quien correré para ir tras de ti y cortarte las orejas.
    — No te preocupes, ahí estaré.

    Y se puso a correr nuevamente a gran velocidad, esperando aun recobrar el tiempo que perdió en esa discusión. Pero, llegando al portón de salida de la antecámara, Kenji estaba hablando con un guerrero que estaba en guardia. Entre los dos interlocutores había justamente el espacio para pasar un hombre. Kai creyó que aquel espacio era suficiente como para el pasar sin problema alguno, así que se lanzo como una flecha entre las dos personas. Cuando iba a pasar, una ligera brisa se hincho en la larga capa de Kenji, y Kai vino a tropezar de lleno con la misma. Sin duda, Kenji tenía razones para no abandonar aquella parte esencial de su vestimenta, puesto que, en lugar de soltar el trozo que tenia, tiro hacia él, de suerte que Kai se enrollo en el terciopelo por un movimiento de rotación motivado por la resistencia del obstinado Kenji.

    Kai al oír maldecir al guerrero, quiso salir debajo de la capa que le cegaba y buscó su camino entre los pliegues. Temía, sobre todo, haber atentado contra la pulcritud de aquella magnifica armadura que portaba; pero al abrir tímidamente los ojos, se vio con la nariz pegada entre los dos hombros de Kenji, es decir, precisamente sobre la armadura.

    ¡Ay!, como la mayor parte de las cosas de este mundo, que no tienen más que apariencia, la armadura era totalmente de oro por delante y reconstruida en su totalidad con un vulgar bronce. Kenji como autentico vanidoso que era no pudiendo tener la armadura completa de oro, tenia al menos la mitad; se comprendía por tanto lo imprescindible de la capa.

    — ¡Maldición! — grito Kenji haciendo toda clase de movimientos para deshacerse de Kai que le hacía cosquillas en la espalda — ¿Estás loco para lanzarte así sobre la gente?
    — Discúlpame — dijo Kai, reapareciendo bajo el hombro de Kenji —, pero tengo mucha prisa, necesito llegar a tiempo y…
    — ¿Es que te olvidas de tus ojos cuando te pones a correr de esa manera?
    — No — respondió Kai algo molesto —, no, y gracias a ellos puedo ver incluso lo que no pueden ver los demás.

    Kenji comprendió o no comprendió, el caso es que, dejándose llevar por el momento, dijo:

    — ¡Caballero, te han de dar una golpiza, te lo prevengo, si empujas de esta forma a los guerreros!
    — ¿Una golpiza? — replicó Kai — Vaya, es una expresión bastante dura.
    — Es la que suele emplear alguien acostumbrado mirar cara a cara a sus enemigos.
    — Bueno ya veo que no das la espalda ni a tus amigos.

    Y el joven, encantado con su picardía, se alejo riendo. Kenji espumeo de la rabia e hizo un movimiento para precipitarse sobre Kai.

    — No ahora — le grito este — Quizás luego, cuando ya no tengas tu armadura.
    — Está bien, en la región de Musashi luego de que termines tu pelea.
    — Perfecto — respondió Kai atravesando el portón.

    Nuevamente continuo su rumbo hasta que vio pasar a la guerrero Nayako, paso por su lado y reparo que se le había caído un extraño papel, el cual era como una especie de fotografía, se detuvo y recogió la foto con el aire más gracioso que pudo adoptar y le dijo:

    — Creo que este es un papel que sentirás mucho perder.

    Nayako lanzo a Kai una de esas miradas que hacen comprender a un hombre que acaba de ganarse un enemigo mortal; luego recobrando su acostumbrado aire almibarado, dijo con tono despreocupado.

    — Pues te equivocas, este papel no es mío.
    — ¿Estás segura? — pregunto Kai — Pues yo vi que cayó de tu bolsillo.
    — Estoy segura — respondió Nayako — Y no sé porque has tenido la torpeza de entregármelo a mí.
    — Pues bien me parece que mientes, porque yo he visto salir ese papel de tu bolsillo.
    — ¡Ah, con que lo tomas en ese tono, señor Kai! Pues bien, yo te enseñare a vivir.
    — ¡Y yo te devolveré al mundo de abajo, señorita Nayako!
    — No ahora amiguito, tal parece que tienes un asunto pendiente y al menos aquí no podemos luchar adecuadamente.
    — Supongo que dirás que nos encontremos cerca de la región de Musashi.
    — Si ya lo sabes, entonces no hay más nada que decir.

    Los dos jóvenes se saludaron, luego Nayako se alejo tomando hacia el portón de la antecámara, mientras que Kai continuo hasta llegar al portón que divide el mundo de abajo con este, se encontró con Kosuke quien ya tenía instrucciones de dejarle pasar.

    — Ya era hora — dijo Kosuke — ¿Dónde estabas?
    — Perdona, pero tuve unos contratiempos.
    — Y ¿Te hiciste más fuerte?
    — Ujum, si
    — Perfecto, entonces ve y acábalos
    — Muchas gracias Kosuke.
    — Hey Kai, eres un buen chico, si necesitas alguna vez mi ayuda, solo llámame.
    — Lo tendré en cuenta.

    Y diciendo esto atravesó el portón, apareciendo en una extraña montaña, luego del portón se encontraba una especie de fortaleza, la cual estaba protegida por guerreros celestiales, Kai atravesó la fortaleza sin problema alguno, salto la reja y cayó en el camino de la montaña la cual llevaba a una pequeña aldea que se encontraba abajo.

    En ese momento Sango adolorida se recupera del golpe, y se pone de pie para continuar luchando con Yam, en el instante en que se pone de pie, en el instante que lo hace, Inuyasha entra de un salto a la aldea de exterminadores para sorprender a Yam, este casualmente se percato de la presencia del hanyö y en el mismo momento levanto su mano, donde en el acto aparecieron cientos de demonios, los cuales Inuyasha y el resto del grupo reconocieron como los demonios de Naraku.

    — ¿Qué significa esto? — exclamó Inuyasha, mientras eliminaba a cientos de ellos con el kaze no kizu — ¿Acaso Naraku está apoyando a este sujeto?
    — ¡Inuyasha! — grito Miroku — Parece que Naraku está detrás de todo esto.
    — Así parece — replico el hanyö
    — ¡Cubranse todos! — exclamó Miroku — ¡Este es su castigo! — grito, quitándose el rosario que sella el agujero de su mano, llamado Kazaana, este inmediatamente comenzó a succionar a todos los yökais que había llamado Yam.
    — ¡Usa tus poderes espirituales! — grito Shippo.
    — ¡Monje Miroku, eres increíble! — exclamó Kagome.
    — ¡Excelencia! — dijo a su vez Sango.

    De pronto Yam empezó a recordar lo que le había dicho Naraku:

    <<Adelante, puedes usarlo. Este es un panal de insectos del infierno los cuales son excelentes guerreros, esta arma es estupenda para sellar la mano derecha de ese monje. >>

    — Un consejo muy astuto — susurro Yam, sosteniendo en su mano derecha el panal, el cual arrojo hacia los cielos haciendo que una gran cantidad de insectos Saimyosho, estos comenzaron a volar hacia el agujero del monje Miroku, dejándose succionar por este. Miroku rápidamente cerró su mano antes de absorberlos.
    — ¡Son los insectos de Naraku! — gritó Kagome
    — Ahora sí, no cabe duda de que Naraku está apoyando a este demonio — dijo Miroku.
    — Esta pelea es entre la exterminadora y yo — gritó Yam —, así que porque mejor no se entretienen salvando sus vidas de estos monstruos.

    Nuevamente una nube de demonios apareció, pero esta vez en mayor cantidad y comenzaron a dirigirse hacia Inuyasha, Koga, Miroku y Kagome. El pobre Shippo se resguardaba en el hombro de la hermosa joven, por su parte Sango se enfureció demasiado y arrojo su hiraikostu con una fuerza esplendida, pero no fue lo suficiente ya que Yam se lo regreso solamente con generar una onda al extender su mano, hábilmente Sango pudo esquivar su propio ataque dando un salto hacia atrás, pero justo en ese instante Yam apareció detrás de ella y le dio un golpe con mucha fuerza, aquel golpe hizo que la pobre exterminadora chocara contra una roca, esta se rompió por el impacto y aun luego de eso Sango siguió siendo arrastrada hasta detenerse, dejando una marca en el suelo.

    Increíblemente se repuso luego de aquel golpe, aunque le costaba mucho trabajo ponerse de pie, comenzaba a sangrar y tenía heridas graves, mientras intentaba ponerse de pie, susurro el nombre de Kai, quizás esto le dio un poco más de ánimos para ponerse de pie por completo, mientras un Yam esperaba con los brazos cruzados, rápidamente Sango se precipito sobre él, pero en el momento en que el yökai la intento atrapar ella dio un salto y saco una cadena la cual arrojo y enrollo en el pie de Yam haciéndolo caer al suelo, aprovecho entonces para darle unos cuantos golpes, pero este esquivo el último de ellos diciendo:

    — Pero ¿Qué fue eso? — dijo sarcásticamente — ¿Crees que con eso puedas derrotarme?

    Y al decir eso, Yam le metió un rodillazo en el estomago a Sango y luego un codazo en la mejilla haciéndola caer al suelo. Inuyasha, Miroku y Kagome observaban impotentes como Sango estaba siendo lastimada, pero no pudiendo hacer nada, tenían que encargarse de aquella inmensa cantidad de monstruos que asechaban contra ellos. Pero a pesar de eso, Sango logro ponerse en pie, ella intento atacar al poderoso yökai pero este la esquivo dando un salto y empezó a arrojar varias bolas de energía hacia ella, por fortuna esquivo unas cuantas, pero cuando estas chocaban contra el suelo generaban una explosión, haciéndola perder el equilibrio y lastimarse severamente.

    Un último aliento la hizo ponerse de pie, su traje estaba algo roto y desgastado, producto de los golpes, su cuerpo estaba seriamente lastimado y tenía heridas muy graves. En sus mejillas tenia raspones los cuales le hacían brotar sangre. Nuevamente salió al ataque, pero esta vez todo cambio, Yam la esquivo dando un salto y a la vez dándole una patada mortal. Inuyasha, Kagome y Miroku se quedaron atónitos al ver el ataque que había recibido, Sango cayó al suelo botando sangre por la boca y se quedo completamente inmóvil.

    Por otra parte Kai había salido ya de ese territorio sagrado, se encontraba flotando en los cielos, finalmente había llegado al mundo de abajo y estaba por dirigirse hacia donde se encontraban sus amigos.

     
  2.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: Capitulo 22: "No te mueras Sango, Kai finalmente llega al campo de batalla"

    AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH ToT si matas a Sango te mato yo a ti!!!

    Disculpa que ayer me fui asi de repente, se me fue el internet y estuve esperando a que regresara, pero no regresó hasta hoy.

    Fue un excelente capitulo, de verdad te felicito, me gustó mucho como manejaste la batalla entre Sango y Yam, y los insectos de Naraku sirvieron para mantener a Inuyasha y los demas ocupados, sin poder ayudar a su amiga :eek:...Ese Naraku...¬¬

    Otra cosa que me dio risa fue los problemas que Kai se consiguio por andar de descuidado, cuando todo acabe el tendra que ir a esa Montaña para arreglar cuentas,pobre Kai xD las peleas lo siguen.

    De verdad no puedo esperar para ver la reaccion de Kai cuando sepa el estado en que se encuentra Sango, será una batalla sorprendente de eso no tengo duda ;) se nota que narrar batallas es lo tuyo. Pon el siguiente capitulo pronto, ciao!
     
  3.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    80
    Re: Capitulo 22: "No te mueras Sango, Kai finalmente llega al campo de batalla"


    Jajajaja muchisimas gracias mi querida Pan-chan!!! no, para nada puedes estar tranquila, ella no morira. Muchas gracias, me alegra que te haya gustado bastante el capitulo la verdad se me extendio demasiado jeje. La reacción de Kai, la veras en este capitulo 23, y en cuanto a los problemas que dejo atras, volveremos a ellos más adelante ;)

    Aqui dejo el capitulo 23 no te lo pierdas!!!
     
  4.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    3065
    Capitulo 23: "El guerrero legendario"

    Capitulo 23:
    “El guerrero legendario”

    El dios se percato que Kai ya se encontraba fuera del territorio sagrado y estaba a punto de dirigirse a la aldea de los exterminadores, esto le genero cierta alegría, pero también algo de angustia. Quizás se deba al hecho de que ya sabía de antemano que Naraku estaba tras todo esto, lo que aun faltaba por revelarse era el motivo por el cual, ese perverso demonio había resucitado a esa temible banda.

    En ese instante Kai se encontraba en los cielos, y rápidamente comenzó a mirar hacia varias direcciones:

    Tengo que buscarlos — dijo para sí — Espero que no sea demasiado tarde.

    Kai miro hacia la derecha, sintiendo la presencia de alguien, dicha presencia era la del terrible Naraku, al instante detecto otras hacia su izquierda, estas eran las del grupo de la triada, que se encontraban en el templo que habían invadido.

    No puedo creerlo — dijo sorprendido — La cantidad de energía que despiden esos sujetos es enorme.

    De pronto Kai sintió la presencia de Sango debilitarse.

    ¡Sango! — exclamó — No puede ser cierto... su presencia está muy débil. Ese maldito se encuentra en donde esta ella. Resiste preciosa, pronto estaré ahí, les demostrare el resultado de mi entrenamiento.

    Al decir esto, Kai elevo sus poderes e hizo aparecer su aura característica, repentinamente desapareció del lugar y empezó a volar hacia la aldea de exterminadores a una velocidad imperceptible.

    En la aldea, Yam obstinado por la poca resistencia de Sango, se acerco a ella y la tomo por sus ropas, para darle el golpe final, ella con las pocas fuerzas que le quedaban pudo abrir sus ojos y ver al yökai que amenazaba con matarle con tan solo un golpe. Ella de la desesperación por no poder hacer nada, empezó a llorar, y, las lágrimas comenzaron a brotar de sus ojos.

    Yam alzo su mano derecha y la coloco en forma como para dar una estocada, luego de eso miro con una sonrisa maquiavélica a Inuyasha, Miroku y Kagome, quienes no pudiendo hacer nada se defendían y a la vez observaban con impotencia que aquel demonio iba a matar a Sango en esos momentos, nuevamente dirigió su mirada hacia ella y se dispuso a atravesar su cuerpo, pero de pronto una línea dorada se vio en el horizonte, Yam lanzo el golpe pero solo logro golpear la tierra, una expulsión de energía se sintió en ese momento, aquel impresionante poder sorprendió a todos y se volvieron de inmediato para ver de quien se trataba, y para su sorpresa no era más que el mismísimo Kai, quien llevaba a Sango entre sus brazos.

    La impresión de todos al verlo llegar en ese momento, fue de alegría, pero también algo que no podían creer, ya que pensaban que estaba muerto, Kai no reparo en ese momento de quienes se encontraban ahí ni quiénes eran sus enemigos, su mirada estaba fija sobre su hermosa exterminadora quien sin duda estaba en muy mal estado y con heridas graves.

    Sango — le susurro suavemente — Por fin estoy aquí.

    Kai le tomo el pulso a la hermosa exterminadora, el cual estaba algo bajo, la noticia de que aun quizás seguía con vida lo mantuvo tranquilo, pero al verla en ese estado, altero por completo su estado emocional, irradiando solo ira. Limpio la cara de la bella Sango y a su vez la acaricio por la frente removiendo un poco su cabello.

    ¿Qué? — exclamó el yökai — ¿Tu aquí? Se suponía que estabas muerto. ¿Cómo te atreves a aparecerte así?
    Kai ¿Eres tú? — pregunto tímidamente Kagome acercándose a él.
    ¡Kagome! — exclamó Kai — ¿Qué fue lo que sucedió?
    Pues, ese monstruo llego y empezó a atacar a Sango — respondió
    Kagome contándole lo sucedido —, nosotros llegamos pero… al parecer Naraku está apoyando a ese monstruo.
    ¿Naraku? — pregunto Kai
    Si — contesto Kagome — Pero, oye Kai ¿Acaso tu…?
    No, no estoy muerto.
    ¿Y entonces explícanos que diablos sucedió? — preguntó Inuyasha impaciente por saber la respuesta.
    Ahora no hay tiempo para eso, necesito por favor que se lleven a Sango y se alejen de aquí, pueden dejar todo en mis manos.
    ¿Qué dices? — exclamó Shippo —
    ¿Dejarlo en tus manos? — pregunto Inuyasha — ¿Acaso estás loco? ¿Piensas acabar con ese demonio sin nuestra ayuda?
    Así es — respondió Kai dejando a Sango a manos de Kagome e Inuyasha, luego se dirigió caminando hacia Yam expulsando unos poderes sorprendentes.
    ¿Qué haces? — le pregunto el pequeño Shippo mientras pasaba delante de él.
    ¿Realmente eres tu Kai? — pregunto a su vez Kagome impresionada por la actitud del joven. —Tengo el presentimiento de que ya no eres el mismo.
    Se siente una energía muy sorprendente — dijo para si Miroku, quien observaba todo — Cuando apareció aquella vez, era totalmente distinta.
    Koga estaba destruyendo a unos cuantos demonios, pero se percato también de la presencia de Kai, la cual le sorprendió bastante y también el hecho de ver a esa persona a la cual creían muerto.
    Pero… ¿Qué significa esto? — se preguntó para si Koga — ¿No se suponía que ese muchacho estaba muerto?

    Sus pensamientos se vieron interrumpidos al ser atacado nuevamente por otra cantidad interminable de monstruos, aunque estos fueran muy débiles, la cantidad en número era sorprendente, algo que incluso podría ser agotador hasta para los yökai más poderosos. Aun así no tuvo trabajo para acabar con ellos y encima reclamar a los demás para que fueran a ayudarle.

    Oigan ¿Se puede saber que tanto están haciendo? — gritó Koga — Oye bestia, no te quedes ahí parado como un inútil y haz algo.
    ¿Qué dijiste Koga? — grito Inuyasha, mientras corría hacia el joven lobo. — Ya me las pagaras.
    Kagome — exclamó Kai — Por favor hazte cargo de Sango, quiero que se vayan de aquí y la lleven a un lugar seguro.
    Lo sé, pero Kai…
    No te preocupes por mi — interrumpió Kai —, les prometo que regresare con ustedes en poco tiempo.
    Está bien, pero ten cuidado Kai… ese sujeto lleva consigo un fragmento de la perla de shikon.
    Será mejor que nos vayamos señorita Kagome — sugirió Miroku — dejemos esto en manos de este joven.

    Miroku monto a Sango junto a Kagome en Kirara, luego se subió en ella y esta se elevo hacia los cielos, al avanzar un poco se encontraron con Inuyasha y Koga quienes aun destruían a los demonios de Naraku. El monje le anuncio a Inuyasha que se irían a la aldea de la anciana Kaede para dejar a Sango, ya que estaría segura en ese lugar, Inuyasha en cortas palabras les respondió que se marcharan dejándolos a ellos encargarse de la situación.

    Yam al ver que el monje se marchaba con Kagome y Sango, comenzó a reír de manera malévola, y alzo su mano para lanzarles un ataque y así no permitir que escaparan.

    No los dejare escapar, insectos.

    Kai al ver la amenaza del yökai se enfureció, desapareció y apareció rápidamente frente a él, momento que sorprendió a Yam al ver la rapidez de este. El joven miro a Yam con odio, con su mano izquierda sujeto bien fuerte la mano que había alzado Yam para atacar, y, la empezó a llevar hacia afuera, de pronto apretó más fuerte la mano del yökai, causándole algo de dolor.

    Más vale que te calmes — dijo Kai con un tono muy serio —, maldito infeliz. —Al decir esto el joven apretó aun más duro la mano del yökai, el cual lanzo un grito de dolor. — Te atreviste… a lastimar a Sango.

    Yam cayó de rodillas, ya que el joven le estaba haciendo daño al apretarle y doblarle la mano de esa manera, de pronto el yökai no aguantando más la situación empezó a expulsar sus poderes para zafarse de Kai, cosa que logro en pocos segundos ya que el joven voluntariamente soltó la mano de Yam, saliendo este disparado hacia atrás.

    ¿Pero porque ahora tienes tanta fuerza? — preguntó Yam, mientras le daba a su mano lastimada movimientos circulares.
    Yo estoy… yo estoy… — decía Kai, mientras apretaba fuertemente sus puños, su aura empezó a aparecer repentinamente y su masa muscular a incrementarse, esto ocasiono que Yam se aterrorizara al sentir el aumento de poder de Kai. — yo… yo estoy furioso, Yam.

    Al decir esto, Kai expulso parte de sus poderes haciendo estallar su aura, inmediatamente despego a una velocidad increíble, destrozando por completo el suelo y en fracciones de segundos le asesto un golpe en la mandíbula el cual lo hizo volar por los aires, sin detenerse el joven fue tras él, lo tomo por el brazo y pierna izquierdos dándole luego un rodillazo en la columna, doblándolo como para partirlo en dos, esto le hizo lanzar un grito de dolor al yökai, inmediatamente lo soltó y le asesto un golpe tan fuerte que lo envió a tierra, haciéndolo estrellar contra el suelo.

    El joven se mantuvo en el aire viendo el lugar donde había caído Yam, el sabia que esos ataques no era como para rendirse, así que espero a que saliera, cosa que no duro mucho, ya que el yökai con sus poderes hizo estallar el suelo en pedazos, abriendo una gran grieta y a su vez generando una explosión, haciendo volar miles de rocas por todo el lugar.

    Parece que la pelea ya comenzó — dijo Inuyasha observando lo ocurrido.
    Van a destruir el lugar, si siguen peleando así — replicó Koga.
    Oye no te distraigas lobo sarnoso.
    Mira quien lo dice.

    Yam se situó frente a Kai, estaba completamente lastimado, le salía sangre de la boca y tenía unos raspones ligeros.

    Ya entiendo — dijo Yam — así que ahora te has vuelto más fuerte que antes.
    En esta ocasión yo me encargare de aniquilarte.
    ¿Te refieres a mí? — exclamó Yam señalándose con el dedo pulgar —, estúpido. Más vale que dejes de presumir, tú nunca me vas a ganar, y, no me importa si te has vuelto más fuerte.

    El yökai miro hacia atrás y desapareció volando a gran velocidad, Kai hizo otro tanto para seguirle, aquí ambos se detuvieron, donde el joven sonriendo mostro su superioridad ante Yam, esto lo hizo enfurecer y comenzó a arrojarle consecutivamente varios rayos de energía, hasta que finalmente se calmo. Una nube de humo cubrió el lugar, el yökai lucia agitado debido a la energía que utilizo para realizar esos ataques, el humo se fue disipando poco a poco gracias al viento que soplaba constantemente, de pronto apareció Kai tras esa cortina de humo, quien no tenía ningún rasguño.

    Esto sorprendió a Yam, haciéndolo enfurecer aun más, su furia fue tal que comenzó a expulsar una energía sorprendente, lanzando nuevamente rayos de energía más poderosos que los anteriores, pero estos no alcanzaban a tocar a Kai quien permanecía inmóvil, pero por la desesperación, el yökai las continuaba arrojando, generando grandes estallidos y explosiones, cuando estas chocaban contra el suelo.

    Nuevamente una cortina de humo se genero, apareciendo Kai detrás de esta sin haber recibido daño alguno, la mirada del joven aun permanecía seria y llena de rencor hacia Yam, esta se intensifico aun más y le dijo:

    No te perdonare aunque trates de disculparte.

    Aquel comentario hizo reír a Yam, pero enfurecer más a Kai quien extendió su mano e hizo aparecer su aura, de pronto con su poder hizo salir una intensa onda de energía la cual golpeo a Yam enviándolo más lejos de donde estaba, por fortuna se encontraban en los cielos y el yökai pudo frenarse antes de ir a parar más lejos. Luego de haberle dado aquel golpe, Yam lucia agitado, Kai sonrió al verle la cara de preocupación, y, bajo su mano para después salir disparado a gran velocidad hacia él y darle un codazo en el rostro, este golpe hizo lanzar un grito de dolor al yökai, quien se repuso rápidamente, pero fue nuevamente golpeado den la mandíbula, haciéndole botar sangre de la boca, Kai siguiendo la continuidad fue tras él y le dio un cabezazo en toda la espalda, esto hizo lanzar otro grito de dolor, pero se repuso rápidamente para quedar frente al joven, quien sonreía al ver la cara de dolor del yökai, esto hizo que se enfureciera y se precipito a atacarlo con una patada.

    Kai bloqueo la patada estupendamente, pero luego el yökai le lanzo un puñetazo el cual también lo bloqueo, de ahí los ataques por parte de Yam fueron consecutivos, pero estos eran bloqueados y esquivados perfectamente por Kai, la pelea siguió dándose en lo más alto del cielo, la velocidad con la que atacaba Yam era sorprendente, pero no era ninguna dificultad para el joven que esquivaba y bloqueaba muy bien esos ataques. El choque de aquellos golpes se podía ver a través de las nubes como especie de relámpagos, de pronto algo similar a un rayo de color rojizo comenzó a descender, era nada más que el mismo Yam, quien había aterrizado en una roca alta, Kai también descendió pero con más calma, se paro y se quedo ahí tranquilamente observando al yökai aun con esa mirada rencorosa.

    Yam por su parte no podía soportar la idea de que un individuo que tuvo dificultades para pelear con él, ahora sea superior, por lo que su desesperación lo llevo a lanzar un rayo de energía totalmente mortal, Kai esquivo esta tan rápido que su movimiento fue casi imperceptible.

    Pero… lo esquivo — exclamó Yam, sorprendido —, no puede ser posible ¿Por qué?

    Al decir esto salto muy alto, y, lanzo diez más de estos rayos, los cuales Kai esquivo fácilmente con su velocidad al igual que el anterior, uno de esos impacto sobre una pequeña montaña, haciéndola polvo en fracciones de segundos. Kai se había transportado a otro lugar cerca de una gigantesca, Yam apareció de inmediato arrojándole otro de esos rayos, pero el joven desapareció y apareció nuevamente sobre el suelo de la aldea, Yam siguiéndolo apareció y le arrojo otro rayo de energía, el cual Kai volvió a esquivarle, así estuvieron por unos segundos, cayendo Yam en la desesperación y disparando por doquier esos rayos de energía devastadores.

    Kai había permanecido en el mismo lugar, aprovechando la ventaja de que su adversario no sabía ubicarlo por la presencia del ki, habilidad que había adquirido en el entrenamiento reciente que tuvo, luego de que el yökai se calmo y las nubes de polvo se disiparan, el joven salió y se elevo para quedar frente a su enemigo.

    ¡Maldito! — exclamó Yam —, si tan solo te hubiese golpeado con uno de mis rayos, estarías de vuelta al otro mundo.
    ¿Ah sí? — preguntó Kai — hagamos la prueba entonces.
    ¿Qué dijiste? No te burles de mi — dijo Yam, mientras lanzaba el rayo, este se dirigió hacia Kai, golpeando al instante en el mentón, dicho impacto le hizo mover la cabeza hacia atrás, el yökai se impresiono al ver que el joven se quedo inmóvil por unos segundos, pero luego este bajo su cabeza y se quedo mirando fijamente a su enemigo.

    Lo que acaban de presenciar, lleno de pánico al yökai Yam, quedando boquiabierto al ver que Kai no tenía ningún rasguño.

    ¿Qué sucede? — preguntó Kai — Esto no es como para que te sorprendas.
    Pero… ¿Quién rayos eres tú? — preguntó Yam atemorizado y temblando como una hoja de papel.
    Tú debes ya saberlo, yo soy el guerrero Kai.
    ¿Qué eres tú el guerrero Kai? — pregunto mientras reía a carcajadas —

    No deberías confiarte basura, solo por el simple hecho de haber recibido de lleno mi rayo de poder, no quiere decir que hayas superado mis poderes.

    Ya veo, entonces le pondré fin a esto cuanto antes.
    Es una lástima — replico Yam — Pero déjame decirte que soy yo quien tiene ganada esta pelea… y si acaso lo dudas te demostrare mis verdaderos poderes al cien por ciento.
    ¿Crees poder resistirlo? — preguntó Kai —, sabes que ya fue suficiente, es hora de acabar con esta pelea.

    Kai elevo sus poderes haciendo aparecer la distintiva aura, y salió a toda velocidad hacia Yam, este hizo otro tanto saliendo también a una gran velocidad, uno y otro se dirigían para iniciar el combate, mientras Inuyasha y Koga luchaban por acabar con la enorme cantidad de los monstruos de Naraku, que amenazaban con arrebatarles la vida.
     
  5.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: Capitulo 23: "El guerrero legendario"

    vaya!! que interesante capitulo, kai llego justo a tiempo, ya que Inuyasha y los demas deben lidiar con los monstruos de Naraku entonces el debera encargarse de Yam.

    Que bueno que Sango no se murio (por un momento pense que si lo haria), esta ha sido una batalla intensa, los poderes de Inuyasha y ssus amigos son fuertes pero no pueden estar en ambas eleas al mismo tiempo, me gusta como incluiste a Kai, no hiciste ver a Inuyasha como un debilucho, simplemente cada quien estaba ocupado en su batalla.

    Espero el proximo capitulo con ansias ;)
     
  6.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    176
    Re: Capitulo 23: "El guerrero legendario"

    Muchisimas gracias por el comentario mi querida Pan-chan!!! pensaste mal jejeje jamás me atreveria a matar a Sango ¿Luego como la revivo? solo existiria un metodo si eso llegase a suceder, pero no seria el adecuado, además de que extenderia aun más la historia o pasaria lo que no quiero que suceda. En fin existen varios factores y por eso me aseguro que a ninguno de los personajes llegue a ese punto.

    Lo mismo pues con lo de las batallas, si excluyo mucho a Inuyasha y los demás personajes, centrandome solo en Kai, la historia se tornaria muy aburrida, y en terminos tecnicos, pasaria a ser solo una historia centrada en un personaje, utilizando como secundarios a los de Inuyasha, por eso me cuido mucho de eso y trato en lo posible de mantenerlos siempre presentes y no menos preciando sus excelentes habilidades.

    Disculpa por mi tardanza, pero aqui te dejo el capitulo 24, espero y lo disfruten y les guste tanto como los anteriores!!!

    Saludos cordiales ;)
     
  7.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    2800
    Capitulo 24: "El poder de un fragmento; Yam utiliza su maximo poder"

    Capitulo 24
    “El poder de un fragmento; Yam utiliza su máximo poder”

    Tanto Kai como Yam se dirigían a toda velocidad, generando así el primer impacto el cual desplego una onda de choque levantando una increíble cantidad de polvo, luego más arriba se presencio otro, generándose así otra onda, la velocidad con la que se desplazaban era imperceptible a los ojos humanos. Por un momento Yam evadió uno de los ataques del joven, pero inmediatamente el yökai recibió un fuerte golpe en la mejilla por parte del guerrero, seguido de un rodillazo en las costillas el cual le hizo escupir sangre, siendo esta de color verdoso.

    Kai aprovecho la oportunidad y le propino un golpe en la espalda al yökai enviándolo fuertemente hacia abajo, este logro detenerse en pleno aire y al voltearse el joven ya se encontraba justo delante de él y lanzo una patada, golpe que Yam logro evadir y así volar nuevamente hacia arriba, en instantes Kai logro alcanzarlo y le dijo:

    ¿Qué sucede? — preguntó Kai — ¿Acaso ese es el máximo poder del que hablas?

    De pronto el joven lo rebaso con una velocidad increíble, se giro, dando varias vueltas en forma de pelota, ya cuando Yam estaba cerca de él, Kai estiro sus piernas dándole así una fuerte patada con ambos pies en el mentón al yökai, saliendo este lanzado hacia atrás por el golpe. El joven aprovechando su velocidad se adelantó a la trayectoria que llevaba Yam, y nuevamente le dio una fuerte patada enviándolo más arriba, Kai salió tras él para seguirle golpeando, pero de pronto el fragmento que se encontraba dentro de Yam palpito, este comenzó a aumentar sus poderes de forma que los fusiono con el poder del fragmento, repentinamente se detuvo bruscamente en el aire, su masa muscular se incremento solo un poco, cosa que impresiono a Kai, y en ese momento expulso una onda de energía con sus manos.

    Kai boquiabierto, solo recibió el ataque de lleno, aquel soberbio ataque lo golpeo tan fuerte que lo envió al suelo haciéndolo estrellar contra este, levantando así una gran nube de polvo.

    Inuyasha y Koga quienes aun permanecían peleando con los monstruos de Naraku, observaron claramente lo que estaba ocurriendo y se impresionaron al ver la batalla que se estaba desarrollando, pero aun así no debían descuidarse ni un momento, ya que la cantidad de yökais no disminuía. A pesar de que llevaban cierto tiempo batallando, aquellos monstruos no cesaban de salir y volver al ataque, cosa que de un momento a otro comenzaba a agotar al hanyö y al Ookami yökai debido a la cantidad interminable de aquellos demonios, por lo que se vieron en la necesidad de ponerse a la defensiva. Inuyasha cayó de rodillas clavando su espada en la tierra.

    ¡Maldición! — exclamó —Son demasiados.
    ¿No que eras muy fuerte? — dijo Koga mientras pasaba cerca de Inuyasha —, fanfarrón.
    Cállate ¿Quieres? — gritó mientras se recuperaba — Aprovechare para darte tu merecido.

    Justo en ese instante un demonio por poco golpea a Inuyasha, pero gracias a una rápida intervención del joven lobo, pudo destruir a aquel amenazante yökai con una poderosa patada.

    No te daré las gracias — dijo Inuyasha.
    ¡Eres un mal agradecido! — exclamó Koga, volviendo nuevamente a la acción.

    Inuyasha hizo otro tanto, acompañando a Koga en la destrucción de aquellos monstruos. Mientras Miroku, Kagome y Shippo se dirigían a la aldea de la anciana Kaede para recuperar a Sango de sus graves heridas.

    ¿Cómo estarán Inuyasha y los demás? — preguntó Kagome.
    Lo más probable es que aun estén exterminando a esos monstruos — contesto Miroku. — Asi que lo mejor será acompañarla a usted hasta la aldea y luego regresare para ayudar a Inuyasha.
    Descuida yo iré contigo — replico Kagome.
    No se preocupe señorita Kagome, no es necesario que vaya, además recuerde que alguien debe quedarse cuidando a Sango.
    Shippo, encárgate de cuidar a Sango — dijo Kagome
    ¿Quieres que la cuide?
    Pero señorita Kagome…
    Descuida Miroku, pero yo también quiero ir, es necesario que ayudemos a Inuyasha. Sango estará segura con la anciana Kaede.
    Nunca deja de sorprenderme — dijo Miroku halagando el comportamiento de Kagome.

    En la aldea de los exterminadores, Yam lucia algo agitado luego de haber expulsado de esa manera parte de sus poderes, en el suelo se podía ver una gran zanja, esta fue ocasionada por el impacto que tuvo Kai en el suelo, el yökai permanecía algo impaciente cuando de pronto un destello comenzó a salir de aquella zanja, este empezó por romper la superficie del suelo, creándose otro destello más, y aumentando así la intensidad de este generándose luego una explosión, la cual despidió varias rocas. Kai apareció rodeado por su aura ante Yam quien comenzó a reír al ver a su oponente.

    Por muy increíble que fue el impacto, Kai no recibió daño alguno y sus ropas aun se conservaban en perfecto estado.

    Me subestimaste — dijo Yam riendo —, déjame decirte que no he usado aun todo mi poder. Utilice solo un sesenta por ciento… pero de ahora en adelante, peleare usando mi máximo poder.

    <<Acabare contigo fácilmente en cuestión de minutos>>, pensó; <<no, solo me tomara unos segundos. >>

    Inmediatamente Yam hizo aparecer un aura justo como lo hacía Kai, el joven intento precipitarse sobre él pero se detuvo al sentir el aumento de poder del yökai, la energía que emanaba en esos momentos era realmente sorprendente, estaba acompañada de cierta oscuridad, pequeños rayos lo rodeaban, era claro la influencia del fragmento sobre Yam, el cual estaba reaccionando a los poderes malignos del yökai e incrementándolos de manera abrumadora. Los cambios que estaba sufriendo Yam en ese momento eran notorios, su masa muscular estaba incrementando, las venas comenzaban a brotarle del cuerpo, esto ocurría a medida que iba incrementando su poder.

    ¡Increíble! — exclamó Kai — Tiene una energía sorprendente, no cabe duda que el fragmento acaba de reaccionar a la energía maligna que está despidiendo. Asi que este es el máximo poder de ese individuo.

    A pesar de aquella energía Kai se mostraba tranquilo, aun conservaba aquella mirada de rencor hacia aquel demonio, quizás lo que lo mantenía así era pensar que ese sujeto casi le arrebata la vida a la mujer que ama, y no obstante el daño que le causo. Esto hizo hervir más la sangre del joven, quien también empezó a expulsar sus poderes. En ese momento una voz se escucho en la mente de Kai.

    Oye Kai ¿Se puede saber que estás haciendo? Atácalo de una buena vez.

    Pero Kai no reparo o no quiso contestarle a aquella voz que reconoció como la del dios que lo entreno en el mundo de arriba.

    Aprovecha la oportunidad de atacarlo ¿Qué acaso no me escuchas?
    Si, por supuesto que te escucho — le respondió este —, solo quiero ver que tan lejos puede llegar ese individuo.
    ¿Acaso te volviste loco? — exclamó el dios — No tienes idea de lo que estás haciendo, no eres más hombre solo por recibir más golpes.
    En ese momento los poderes de Yam comenzaron a incrementarse de manera asombrosa, el suelo temblaba y las rocas empezaban a levitar, pequeños rayos de energía se podían ver sobresaliendo de la energía que emanaba el yökai.
    Explícame ¿Qué quieres decir con lo que acabas de decir? — pregunto algo molesto el dios.
    Yo solo quiero pelear con el — respondió Kai mientras apretaba fuertemente sus puños —, y quiero… ganar.
    ¿Qué diablos estás diciendo? Esto no es un juego.
    ¡Quiero vengarme por lo que le hizo a Sango! — grito Kai furioso mientras expulsaba de manera violenta sus poderes — Y ese sujeto, casi acaba con la mujer... que amo.
    Sí, pero antes de eso debiste haber pensado en los demás.
    No te preocupes, a ellos no les pasara nada malo.
    Que así sea, recuerda que tú eres más que ese individuo, así que derrótalo.

    Miroku, Kagome y Shippo estaban muy cerca de la aldea de la anciana Kaede, de pronto se vieron abatidos por una fuerte ventisca ocasionada por la expulsión de los poderes de Yam, viéndose obligados a aterrizar con Kirara y continuar el trayecto a pie.

    ¡Ay! — grito Shippo — ¿Pero que está sucediendo?
    Parece que viene de la aldea de los exterminadores — dijo Miroku.
    No podremos seguir con Kirara — dijo Kagome — Al menos falta poco para llegar a la aldea.
    Lo mejor será que nos quedemos en la aldea hasta que esto pase — replicó Miroku
    Tienes razón.
    Bien, vayamos entonces.

    Con dificultad terminaron el camino llegando a la aldea de la anciana Kaede y resguardándose enseguida en la casa, mientras Inuyasha y Koga experimentaban más de cerca lo ocurrido, el hanyö se vio obligado a clavar su espada y sostenerse de ella, Koga aprovecho y se sostuvo también de ella.

    ¡Oye! — exclamó Inuyasha — ¿Quién te dio permiso de sostenerte con mi espada?
    No molestes bestia — replicó Koga — Por cierto ¿Qué demonios es lo que está pasando?
    No lo sé, pero la energía que se siente es espantosa.
    Pero que inútil es ese muchacho, debió acabar con él cuando empezó la pelea.

    Fuertes vientos comenzaban a generarse, las nubes eran atraídas hacia donde estaba Yam, aquella energía que se encontraba expulsando en esos momentos era devastadora, las rocas se encontraban levitando, poderosos rayos similares a los de una tormenta, se formaban debajo de estas.

    Ya me falta poco — dijo Yam, concentrando sus poderes.

    El viento comenzaba a arrasar con todo, los arboles comenzaban a desprenderse y las rocas salían volando por todos lados.

    Perfecto, quiero derrotarte cuando estés usando tu máximo poder — dijo Kai —, así no tendrás ningún arrepentimiento como guerrero.

    Al decir esas palabras Yam comenzó a sonreír maliciosamente, de pronto su masa muscular comenzó a incrementarse más que antes, pequeños rayos de energía se encontraban rodeándolo, en ese momento, de manera violenta Yam termino de expulsar todos sus poderes, desintegrando por completo las rocas que se encontraban levitando y generando así una fuerte ventisca que hizo desaparecer todo a su paso, algunos de los demonios de Naraku se vieron afectados debido a este acontecimiento.

    Estoy listo — dijo Yam —, por fin he obtenido mi máximo poder.

    El cambio que pasó Yam al expulsar su máximo poder era demasiado notorio, su masa muscular había incrementado de manera considerable, algunas venas brotaban de su cuerpo, y unas pequeñas franjas de color violeta aparecieron en su rostro, esta comenzaba por los ojos y bajaba delicadamente por las mejillas, hasta el mentón.

    Perfecto, comencemos esto cuanto antes — respondió Kai

    Yam soltó una risa muy ligera, y repentinamente desapareció frente a los ojos de Kai, sorpresivamente el joven recibió un golpe muy fuerte en el estomago haciéndolo escupir sangre, la velocidad que manejaba el yökai era inimaginable, rápidamente Yam tomo al joven por la cabeza y lo golpeo con un fuerte rodillazo, esto hizo que volara por los aires, rápidamente Yam lo intercepto en la trayectoria y esta vez le dio un codazo en el rostro, de ahí aprovecho la vulnerabilidad del joven para atacarlo con puñetazos y patadas consecutivos.

    La fuerza y la velocidad de esos golpes era impresionante, Kai no podía hacer nada para defenderse, estaba siendo brutalmente golpeado por el yökai quien continuaba golpeándolo sin piedad, luego dejo de hacerlo para tomarlo por los brazos y arrojarlo hacia el suelo, en la trayectoria Kai se repuso y cayo suavemente en el suelo, pero fue pateado en la espalda y hundido en el suelo por aquel golpe, Yam salió volando y el joven fue tras él, pero nuevamente en el aire el yökai comenzó a golpear nuevamente a Kai, quien estaba recibiendo una paliza por parte de Yam. Dentro de esa golpiza el joven pudo escapar a toda velocidad, Yam no se quedo por mucho tiempo y fue tras él, ambos volaban a una velocidad increíble, desapareciendo luego, creando solo un gran estruendo en el lugar.

    ¡Maldita sea! — exclamó Inuyasha, quien al principio observaba la pelea —, se está dejando ganar por ese cretino.
    Te lo dije — replico Koga —, fue un inútil al dejar que ese sujeto obtuviera todos sus poderes. Lo extraño es que los monstruos de Naraku hayan dejado de atacar.
    Es verdad, pero aun permanecen ahí.

    Dicho esto, los gigantescos monstruos empezaron a salir de las nubes y comenzaron nuevamente su ataque.

    Kai había perdido de vista a Yam y se detuvo por completo para buscarle, de pronto el yökai apareció repentinamente volando a toda velocidad.

    ¡Lento! — exclamó Yam, dándole un fuerte golpe a Kai en la mejilla haciéndolo salir disparado por los aires.

    Hábilmente el joven se repuso y empezó a volar a toda velocidad, Yam nuevamente fue tras él, Kai se impresiono al ver que el yökai estaba casi cerca, así que se detuvo para golpearlo pero cuando lo hizo este había desaparecido.

    ¿Qué? — exclamó el joven — ¿A dónde se fue?

    Kai miro hacia todos lados y no lo encontraba, arriba de él se encontraba el yökai quien golpeo al joven en la espalda con un rodillazo.

    Aquí estoy — respondió el yökai.

    El joven se estrello contra el suelo, levantando así una nube de polvo, rápidamente se repuso pero Yam venia al ataque, y pateo fuertemente en el rostro a Kai, tumbándolo al suelo. Adolorido se levanto rápidamente para continuar con el combate, el yökai lanzo un golpe el cual Kai detuvo, nuevamente Yam empezó a lanzar consecutivamente puños y patadas, quedando el joven solo a la defensiva, recibiendo aquellos fuertes ataques.

    Los ataques continuaron y eran tan fuertes que llevaron a Kai hasta una roca de gran tamaño, destruyendo por completo esta, Yam fue a golpearlo nuevamente y el joven aprovecho de bloquear su ataque deteniendo ambos puños por la muñeca. Ambos comenzaron a ejercer gran resistencia, uno para soltarse y otro para sostenerle.

    ¡Suéltame maldito! — exclamó Yam —, de ninguna manera vas a poder conmigo.

    La resistencia aun continuaba por parte de ambos y hacían un gran esfuerzo, pero hábilmente Yam se logro zafar y golpeo a Kai en el estomago fuertemente con un rodillazo. Aquel golpe privo por unos segundos al joven dejándolo algo adolorido o eso al menos hizo creer.

    Esto fue solo el principio — dijo Yam, riendo maliciosamente —, dentro de poco te daré el golpe final.
    Eso espero — replico Kai con un tono serio —, a decir verdad sería una verdadera pena que estos sean tus poderes.

    Aquel comentario hizo enfurecer a Yam, quien ya creía que tenia la batalla asegurada, ambos quedaron frente a frente de nuevo para iniciar su combate, mientras Kagome y Miroku dejaban a Sango al cuidado de Shippo y la anciana Kaede y se dirigían nuevamente a la aldea de los exterminadores.
     
  8.  
    Nothing

    Nothing Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    14 Septiembre 2009
    Mensajes:
    236
    Pluma de
    Escritora
    Re: Un Sueño Feudal

    ¡Hola! Sí, lo sé. x'D Lo siento mucho, es que estos días estuve estudiando y todo eso. Pero ya, terminé, aprobé y dasdsa. Bueno, vi a lo largo de los capítulos que me perdí, que la falta de tildes disminuyó, lo cual claro, me alegra (: x'D Claro, algún que otro, falta, pero ya. En síntesis, nada importante.

    Amo la trama de los capítulos, cómo siempre tan interesante y dsadsa. Dios... Que comentario tan molesto de parte de Kai x'D Es bastante obio del porque Yam se enfadó x'D Ahora... ¿qué pasará? :C No sé u,ú Justamente ahí tuviste que cortarlo x'D Bueno, ya.

    Sigue escribiendo (:

    Saludos,

    MiiKuuZ
     
  9.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: Un Sueño Feudal

    Vaya!! una exceente batalla muy bien narrada!! xD eso era lo que me esperaba y aun hay mas. Creo que tienes un talento especial para hacer que las batallas esten tan bien escritas que nos sea facil imaginarlas en nuestra mente.

    Pobre Sango, ojala y mejore pronto, es algo emocionante saber que Kai esta peleando con todo su ki para vengar lo que le hicieron, pero me parece un poco arriesgado que haya dejado que Yam aumentara al maximo sus poderes ._. Y no pude pasar desapercibida esa ultima frase un poco arrogante de nuestro protagonista xD sin duda tiene confianza en si mismo.

    No entendi bien por que los demonios dejaron de atacar por un momento, ¿Tuvo algo que ver con el fragmento que Yam uso para incrementar su poder? bueno, dijiste que hasta Naraku se vio algo afectado, tal vez por eso los ataques cesaron un rato ._.

    Sin mas que decir, solo que continues pronto ;) esto se pone cada vez mas interesante!
     
  10.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    261
    Re: Un Sueño Feudal

    Hola MiiKuuZ jejeje no te preocupes, primero son los estudios, luego nuestros hobbies. Me alegra mucho que hayas aprobado y pasado con exito. Tan detallista como siempre eso me gusta, y por tanto me alegra saber que has encontrado mejorias, de verdad me alegra bastante, pero más me alegra aun saber que te guste bastante la trama de los capitulos, trato por siempre mantener vivo eso en cada capitulo quizas aumentando en uno más que otro la intensidad de la misma, y, precisamente aqui te traigo lo que sucedera, el capitulo 25 esta aqui presente, espero y lo disfruten y les guste tanto como los anteriores.

    Saludos cordiales ;)


    Muchisimas gracias mi querida Pan-chan, jajaja me alegra saber que estabas esperando eso y cumplir con tus espectativas, estoy bastante seguro que Sango se pondra bastante bien ;) pero las cosas no será para ellos nada facil en lo que resta de historia. Si bien es cierto lo de dejar que Yam aumentara sus poderes, pero como todo guerrero, su orgullo lo llevo a hacer eso, para derrotarlo cuando este usando todo ese potencial, quizas es algo que veremos dentro de poco.

    Te explico lo de los demonios, estos se vieron afectados por la energía desplegada por Yam al momento de usar sus poderes al 100%, Naraku no se vio afectado, más si los demonios, pero tambien hay otra cosa oculta en esos insistentes monstruos ¿Que será? La respuesta, la veran dentro de poco. Mientras tanto les dejo aqui el capitulo 25, espero y lo disfrutes.

    Saludos!
     
  11.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    2889
    Capitulo 25: "En el que los fragmentos de shikon resonaron ante la aparición de...

    Capitulo 25
    En el que los fragmentos de shikon resonaron ante la aparición de una sacerdotisa.


    Tras haber dejado a Sango en la aldea, sin pensarlo dos veces Miroku y Kagome se regresaron a la aldea de los exterminadores, en el camino se encontraron con los estragos causados por Yam cuando expulso su máximo poder, aquella destrucción les causo cierto temor y a la vez angustia ya que no sabía lo que les deparaba a sus amigos y en especial a Inuyasha por quien Kagome siempre tenía mucha preocupación de que no le sucediese nada malo.

    Aun así Inuyasha se encontraba luchando incansablemente junto a Koga en contra de los demonios de Naraku, aquella batalla la cual parecía incesante comenzó por agotarlos, tanto hanyö como al Ookami (I) les pareció extraño el interminable numero de demonios que aparecían a pesar de ya haber destruido centenares de estos la cantidad no bajaba, aun así con esa desventaja numérica ambos peleaban al cien por ciento, faltando aun así mucho para llegar al límite de sus energías.

    Por otro lado Kai quien estaba rodeado por su aura se encontraba frente a Yam quien empezó a reir en forma burlona debido al comentario que le hizo el joven luego de haberlo golpeado de esa manera y le dijo:

    Veo que regresaste más engreído que antes… pero déjame decirte que no tienes otra alternativa más que morir.

    Kai permanecía mirando fijamente a su enemigo, sin expresar ninguna otra emoción más que el rencor y el deseo de venganza por lo que le hizo a su hermosa exterminadora, repentinamente el joven comenzó a moverse a una velocidad que hacía imposible hacerse seguir, apareciendo y desapareciendo se fue alejando un poco del yökai quien también comenzó a moverse con una velocidad similar para ir tras él, rápidamente y sin esfuerzo Yam logro alcanzarlo e intento darle un golpe, pero Kai lo esquivo fácilmente desapareciendo y apareciendo algo distante, nuevamente el yökai intento golpearle pero sin obtener resultados, la velocidad que usaba el joven era por tanto superior a la del demonio.

    Antes de que mueras — dijo Yam volviéndose —, déjame decirte algo… debo felicitarte tu poder es esplendido, guerrero, tu serias por tanto el más fuerte, si yo no existiera.

    Al momento de decir eso, unos rayos comenzaron a caer repentinamente del cielo, era como si estuviese cayendo una gran tormenta eléctrica encima de la aldea, la energía que se desbordaba era indescriptible, esta se podía ver y sentir en lugares muy lejanos a esta.

    Kagome y Miroku llevaban gran parte del camino adelantado gracias a que contaban con la ayuda de Kirara, en los aires se podía ver a lo lejos la energía antes mencionada, Miroku sintió una gran energía maligna que provenía de ahí, lo mismo Kagome, pero aparte ella pudo sentir la presencia del fragmento de la perla que llevaba Yam, eso le indico al menos que ese monstro continuaba con vida, de pronto una especie de rayo los impacto, golpeando fuertemente a Kirara, el monje hábilmente tomo a la joven y cayeron en el suelo sin hacerse daño. Kirara al haber recibido el impacto perdió la transformación quedando inconsciente.

    ¿Qué ha ocurrido? — pregunto Kagome mientras tomaba a Kirara y la sostenía en sus brazos.
    Tal parece que esa energía sobrenatural se está esparciendo cada vez más — respondió Miroku —, es impresionante… jamás en mi vida había sentido tanta energía maligna.
    Quizás esto ocurrió por el fragmento de shikon — dijo Kagome.
    Eso explica la cantidad de energía que se siente.
    Hay que darnos prisa, si purificamos ese fragmento de seguro la energía desaparecerá.
    Bien.

    Al dar apenas tres pasos algo así como una especie de espíritu en forma de serpiente de color blanco paso volando por encima de ellos, Kagome reconoció rápidamente de quien eran aquellos seres espirituales, Miroku también se percato de la presencia de estos y se sorprendió al verlas.

    Una mujer de una hermosura singular y de rasgos muy finos se encontraba caminando a paso tranquilo en las profundidades del bosque.

    Lo percibo — decía para sí, mientras continuaba caminando hacia la aldea de los exterminadores.

    Era una mujer de dieciséis a dieciocho años, de cabello negro muy largo, amarrado ligeramente con una coleta de color blanco, ojos marrones, y teniendo una nariz muy fina y una tez blanca de gran hermosura. Sin embargo reflejaba una mirada fría y llena de odio, sus vestimentas eran las que usaban los sacerdotes o sacerdotisas de Shinto, el cual estaba compuesto por un kimono de color blanco, y, un kosode de color rojo, en su espalda portaba unas flechas, llevando consigo en su mano izquierda un gran arco.

    Aquella hermosa chica se detuvo frente al pie de un risco, terminándosele así el camino, claramente se veía la aldea de los exterminadores, y la energía que la rodeaba.

    << ¿Qué significa esto?>> pensó; << ¿De quién será esa energía tan poderosa? Puedo sentir además otro poder maligno, pero si es…>>

    En la aldea de los exterminadores, la batalla aun continuaba presente, Inuyasha y Koga ponían lo mejor de sí para acabar de una vez por todas con aquellos molestos demonios, pero a medida de que transcurrían los minutos sus energías disminuían, estaban a punto de llegar al límite.

    Esto no me gusta — se dijo para si Inuyasha —, si esto continua así tessaiga podría perder su transformación, y no sé cuanto más pueda resistir Koga.
    Maldición — exclamó Koga —, por más que los derrotamos aun siguen saliendo, parece como si se procrearan.
    No vayas debilitarte lobo rabioso — dijo Inuyasha —, odio admitirlo pero ahora más que nunca necesito de tu apoyo.
    Lo mismo digo, trata de no cansarte bestia.

    Por otro lado Kai y Yam se encontraban en el cielo frente a frente, el yökai continuaba en cierta forma dialogando con el joven.

    ¿Estás impaciente eh? — pregunto Yam

    Kai no respondió semejante pregunta, ya que no le pareció necesario hacerlo, su mirada se fijaba única y exclusivamente en Yam, luego de un breve silencio el yökai reacciono y dijo:

    Ya entiendo, estás perdiendo el tiempo, para que esa muchacha y el monje puedan escapar junto a la exterminadora. Bueno no importa, ellos serán mis próximas víctimas, su vida se alargara un poco más.
    ¿Qué estoy perdiendo el tiempo? — exclamó Kai —, no es necesario que haga eso, mis planes no han cambiado, tu morirás aquí.

    Al decir eso algunos rayos comenzaron a aparecer cayendo en la aldea creando grandes agujeros y grietas en esta. El yökai empezó a reír una vez que escucho el comentario de Kai, y luego exclamó:

    Ya deja de decir estupideces y prepárate para morir.

    Kai se puso en su posición habitual de combate, observando atentamente a Yam, esperando si este se decidía atacar, pero antes de que sucediera esto pensó:

    << ¿Qué están haciendo? ¿Por qué Kagome se está regresando? Les dije claramente que se quedaran en la aldea de la anciana Kaede. >>

    Yam se precipito sobre Kai, este se sorprendió por el ataque del yökai e intento defenderse pero fue golpeado en el rostro, se repuso rápidamente de ese golpe pero Yam extendió sus manos y le arrojo una especie de energía, Kai solo alcanzo a cubrirse, pero en realidad esta no le había hecho nada, cuando abrió sus ojos se percato de que Yam estaba detrás de él, y, había usado aquella técnica para cegarle los ojos e intento atacarlo con un puño, el joven se dio cuenta de esto y rápidamente esquivo aquel ataque sujetando el brazo Yam contra su cuerpo no pudiendo este zafarse.

    Kai le dio un cabezazo en el rostro a Yam, sujetando aun el mismo brazo que tenia, empezó a dar vueltas en círculo rápidamente hasta que arrojo de manera violenta al yökai hacia el suelo, pero este lanzo una bola de energía para no caer en el, aquella bola impacto contra el suelo generándose así una gran explosión destruyendo parte de la aldea, luego Yam subió hasta donde se encontraba Kai y quedaron nuevamente frente a frente.

    A pasos del portón de la aldea de los exterminadores se encontraba aquella hermosa sacerdotisa, se detuvo al ver sentir la gran cantidad de energía que se iba expandiendo cada vez más y más, también observo la cantidad de monstruos que bajaban de las nubes del cielo, y que estos también aprovechaban la energía maligna para ir expandiendo el territorio.

    Pero si es… — se dijo para sí la sacerdotisa —, puedo sentir este poder maligno, también hay un fragmento de la perla presente. ¿Qué estará suscitándose dentro de esta aldea?

    Lentamente se dirigió a la aldea y atravesó sin dificultad las energías malignas que rodeaban la aldea, repentinamente una especie de palpitación surgió en los interiores de la aldea, así como también en el camino donde se encontraban Miroku y Kagome.

    ¿Qué sucede señorita Kagome? — pregunto Miroku al ver que ella se había detenido.
    Es… el fragmento de la perla.
    ¿Qué dice?
    Esta brillando.
    Pero… ¿Qué significa? ¿Acaso la perla esta cerca?
    No estoy segura, pero…
    Mejor démonos prisa, ya estamos cerca.

    El fragmento que se encontraba dentro de Yam, también comenzó a brillar, ambos fragmentos estaban resonando en conjunto, esta acción inmovilizo al yökai por unos segundos.

    Pero ¿Qué diablos sucede aquí? — se preguntó — El fragmento mi cuerpo se está haciendo pesado.

    Yam pensó que tal vez era alguna jugarreta de Kai, y se irrito al tener esa idea, de pronto un gran rayo cayó frente a ellos, desapareciendo el joven de ahí, Yam comenzó a moverse rápidamente para evitar ser atacado, pero Kai iba tras él e intento darle un golpe pero con su velocidad el yökai logro esquivarlo, Kai continuo moviéndose a gran velocidad apareciendo y desapareciendo rápidamente, en eso y para sorpresa de este apareció tras él.

    Pero Yam se volvió de inmediato y arrojo una gran bola de energía, Kai la detuvo con ambas manos y aprovecho de atravesarla por completo, esto sorprendió al yökai recibiendo una doble patada en el rostro por parte del joven, aquel golpe le hizo botar sangre de la nariz, luego rápidamente el joven apareció arriba de Yam y extendiendo su mano creó una bola de energía golpeándolo con esta, estrellándose luego contra el suelo.

    A pesar del buen resultado Kai no se alegro por ello, simplemente permanecía pendiente a que Yam saliera del suelo, ya que eso no era un ataque como para que se rindiera con facilidad, en ese instante, se preparó para desplegar aquella técnica con la cual fue capaz de destruir al demonio Gintaro, pero antes de que hiciera eso el yökai salió disparado del suelo y apareció nuevamente en los cielos, mucho más arriba de donde se encontraba Kai, el joven lentamente subió su mirada hacia donde se encontraba su contrincante, el yökai en cuestión estaba realmente furioso, las venas le brotaban de la cabeza su desesperación estaba alcanzando los limites.

    Enfadado, comenzó a gritar como un loco sobre pasando los límites de su poder, su masa muscular aumento más de lo que ya estaba, mientras que en las manos de Kai comenzó a formarse aquella bola de energía la cual se agrando hasta chocar con ambas manos, la mantuvo así concentrando la mayor cantidad de energía posible para arrojársela a ese demonio y así acabar con él.

    Pero las cosas no resultarían tan fáciles para el joven, Yam se precipito sobre el creando con su misma energía un campo que le protegería de cualquier ataque, a Kai le pareció extraño que el yökai atentara de esa forma contra él, así que, calculo el momento oportuno para atacarle con esa poderosa técnica. Ya estando a pocos metros cerca de él el joven se decidió para desplegarla, pero algo que no esperaba ocurrió, Yam había desaparecido en el momento oportuno desconcentrando por completo a Kai, luego apareció golpeando al joven por el costado derecho y llevándolo consigo hasta estrellarlo contra el suelo, enterrándolo a una gran profundidad, en eso Yam salió de aquel agujero quedando como vencedor, la energía de Kai había desaparecido, esta acción desconcertó a Inuyasha y más aun a Kagome quien ya estaba casi llegando a la aldea de los exterminadores junto a Miroku.

    Pero… ¿Qué significa esto? — dijo la hermosa chica — ¿Acaso Kai…?
    ¿Qué sucede señorita Kagome?
    Miroku hay que darnos prisa, tengo un mal presentimiento.
    Tiene razón, yo también pude sentirlo.

    Mientras la misteriosa sacerdotisa quien se había adentrado en la aldea observaba la batalla que liberaba Inuyasha y Koga con los demonios de Naraku, y vio también con claridad como aquel demonio enterró a ese joven misterioso para ella.

    Allá está Inuyasha y ese Ookami — dijo para sí la sacerdotisa — La energía maligna no viene de esos monstruos. Ese demonio… tiene un fragmento de la perla, dos más vienen hacia acá, pero… puedo sentirlo, puedo sentir la presencia de la perla, y está cerca. Solo hay una forma de averiguarlo.

    Lentamente saco una de sus flechas y la coloco cuidadosamente en el arco, disparando luego esta hacia donde estaban los demonios, provocando un gran resplandor y haciendo que el fragmento que tenia dentro Yam, los dos de Kagome, más los que llevaba Koga, y, un tercero que se encontraba dentro de la aldea resonaran entre sí, resplandeciendo como si la perla estuviese completa.

    El yökai observo que en el interior de su cuerpo el fragmento se purificaba, esto lo paralizo por unos momentos provocándole un dolor y cierta pesadez en su cuerpo.

    ¿Qué significa esto? — dijo Yam, agarrándose la parte donde tenía incrustado el fragmento — Mi poder esta… desvaneciéndose, ¿De dónde salió ese resplandor?

    Aquel resplandor ilumino toda la aldea, desconcertando a Inuyasha y aun más a Koga quien no entendía lo que sucedía y observaba la reacción de los fragmentos en sus piernas.

    ¿Qué ocurrió? ¿De dónde salió esa flecha? — pregunto Inuyasha
    Y yo qué diablos voy a saberlo — respondió Koga.
    <<Desde que se produjo ese resplandor>>, pensó; <<mis piernas se sienten pesadas ¿Qué demonios es lo que está pasando aquí?>>
    Pero si es… Kikyö — dijo Inuyasha reconociendo a la sacerdotisa que había disparado la flecha. —, pero ¿Qué hace aquí?

    Yam también se percato de la presencia de la sacerdotisa a quien Inuyasha había llamado por el nombre de Kikyö, al haberla visto se recupero por completo restableciendo sus energías malignas y contaminando a su vez el fragmento, una sonrisa malévola se dibujo en sus labios.

    Así que todavía queda basura indeseable por recoger — dijo Yam — Tal parece que la cualidad de estos individuos es molestar a las personas.
    Al decir esto, apretó fuertemente sus puños hasta hacerse sangre, y una pequeña vena se broto en su frente.
    ¡Ya fue suficiente! — grito enfadado —, hare pedazos este maldito lugar junto a todos ustedes.
    ¿Qué dijiste? — exclamó Inuyasha
    Maldición, nos matara si no hacemos algo — dijo Koga.

    Yam empezó a elevarse aun más con intención de arrojar una bola de energía hacia la aldea, de pronto un inmenso resplandor comenzó a salir del agujero donde había enterrado a Kai, el yökai se sorprendió al ver aquel brillo, de pronto el lugar tembló y de aquel agujero salió el joven rodeado por su aura y se elevo hasta donde se encontraba Yam.
     
  12.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: Capitulo 25: "En el que los fragmentos de shikon resonaron ante la aparición de..

    Vaya vaya!! una pelea muy bien narrada mi estimado Kai (xD), no me canso de decirlo, tienes talento para narrar estas peleas tan reñidas, Yam y Kai no dan su brazo a torcer. No me asuste cuando sepultaron a Kai en el suelo, sabia que no iban a derrotarlo tan facil.

    Inuyasha y Koga estan cansandose, es normal despues de haber peleado tanto, ahora para completar las cosas aparece Kikyo...me llamo la atencion una cosa cuando la describias, que su rostro reflejaba odio, bueno, ya veremos como evoluciona este personaje en medio de aquella inmensa batalla, después de todo es una sacerdotisa.

    Me dio lastima el pobre Kirara, me lo electrocutaron:(. El y sango estan temporalmente fuera de combate, ya quiero ver que pasa en el proximo capitulo, nada mas imaginarme a Kai saliendod e aquel agujero con su aura poderosa...:yess:

    Espero tu conti, Que pases una Feliz Navidad ;)
     
  13.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    271
    Re: Capitulo 25: "En el que los fragmentos de shikon resonaron ante la aparición de..

    Jajaja muchismas gracias mi querida Pan-chan, me alergra mucho saber que te guste la narración de las peleas, como dije anteriormente siempre trato de narrar una buena pelea y de hacer todos los capitulos con la misma intensidad, bien pudiendola aumentar un poco para ponerle esa pizca de emoción. Pense que te asustaria un poquito jejeje, pero veo que conoces muy bien a nuestro personaje, mucho más de lo que yo esperaba.

    Lo de Kikyo, pues recuerda que cuando ella revivio sus almas estaban llenas de odio por haber sido engañada de la forma en como lo fue cuando sucedio lo que sucedio entre ella e Inuyasha, es natural que el sentimiento de odio se conserve y mucho más ahora que se saben la verdad de las cosas y quieren a Naraku muerto. Su incorporación es recien, originalmente ella no aparecia en esta historia, pero la introduje, para que sea un elemento importante en las batallas que se presentaran de aqui en adelante. Ni yo mismo puedo asegurarte que participación tendra, eso lo vere dentro de muy poco.

    No tendras que esperar mucho por la continuación porque aqui la tengo jejeje como regalo de navidad aqui les dejo el capitulo 26, más emocionante que nunca!!!

    Cuidate mucho y que pases una feliz navidad tambien.

    Y a todos aquellas lectoras (es) que se pasen por aqui tambien les deseo una FELIZ NAVIDAD, llena de felicidad, alegria, paz y amor junto a sus familiares y seres queridos.

    Saludos cordiales ;)
     
  14.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    3115
    Capitulo 26: "Una extraordinaria batalla en la aldea de los exterminadores"

    Capitulo 26:
    “Una extraordinaria batalla en la aldea de los exterminadores”

    Kai y Yam se encontraban nuevamente frente a frente, debido a aquel ataque que recibió el joven, se veía algo agitado, sus ropas estaban algo rasgadas, un hilo de sangre corría desde el pómulo cerca del ojo y rodaba por su mejilla, también le salía por la parte derecha del labio, más unos raspones ligeros.

    Su aura se mantenía brillando y rodeándolo como de costumbre, Inuyasha y Koga se alegraron de saber que el joven se encontraba con bien, aunque en parte estaban furiosos por haberles hecho pasar ese gran susto.

    Qué bueno, al menos sigue con vida — dijo Koga al ver a Kai.
    ¿En que estará pensando? — exclamó Inuyasha — ¿Por qué no acaba de una vez con ese monstruo? Por cierto… ¿En dónde está Kikyö?

    Inuyasha empezó a buscar con la mirada a la sacerdotisa, pero no la encontró por ninguna parte, misteriosamente había desaparecido y como espíritu que era tenía la habilidad de poder hacerlo, el hanyö sintió una leve decepción al no verla más, pero sintió de pronto el olor de Kagome quien se encontraba cerca de la aldea.

    Es el olor de Kagome — dijo Inuyasha
    ¿El olor de Kagome? — pregunto Koga, al mismo tiempo que salió disparado en la dirección de la portón de la aldea.
    ¡Oye regresa aquí!

    Yam por su parte se encontraba muy enfadado al ver que Kai aun seguía con vida.

    ¡Qué tenacidad tienes! — exclamó Yam —, si te hubieras quedado enterrado tendrías el mismo destino que tendrá esta aldea y no sentirías el terror de la muerte. Y eso es porque ustedes los humanos son unos imbéciles y sobre todo ignorantes porque no saben con quién están peleando.
    Tu tampoco sabes con quien estas peleando, Yam. — replicó Kai.
    ¿Qué? — exclamó lanzando un rugido — como gustes, entonces te hare sufrir lentamente, como lo hice con esa exterminadora.
    ¿Cómo lo hiciste con esa exterminadora? — pregunto Kai algo enfadado — ¿Acaso te refieres a Sango?

    Una escena paso por la cabeza de Kai y recordó el estado de su bella Sango cuando llego a la aldea, esto hizo estallar la ira del joven.

    ¡Acaso te refieres a Sango! — grito Kai, expulsando su poder de manera violenta provocando que rayos cayeran del cielo, y un temblor indescriptible en la tierra. Su aura se incremento de un tamaño colosal, y su masa muscular solo se incremento un poco, era impresionante ver la cantidad de energía que estaba expulsando, y, se podía notar que aun eso no era todo.
    Si — dijo Yam indiferente a la actitud de Kai —, los humanos son muy sentimentales, se precipitan demasiado.

    Al decir esto lanzo dos rayos de energía hacia Kai, el joven logro rechazarlos sin ningún esfuerzo y desvió el ataque hacia los cielos, Yam sonrió al ver como su ataque fue rechazado pero repentinamente su expresión cambio y desapareció, Kai también hizo otro tanto. Ambos volaban a una gran velocidad en eso un gran choque se presencia en el cielo, el combate había iniciado, tanto Kai como Yam se arrojaban golpes y a la vez se defendían de estos, la velocidad que manejaban al pelear era increíble, en ese momento Kai bloqueo un ataque de Yam, pero este aprovecho la ocasión para arrojar un rayo de energía, el cual el joven esquivo con agilidad y de igual forma con su mano derecha lanzo un potente rayo de energía.

    Pero Yam también con agilidad esquivo ese ataque y con ambas manos arrojo varias bolas de energía simultáneas, Kai solo retrocedió un poco y lanzando un rayo de energía logro desintegrar el ataque del yökai, nuevamente este se precipito sobre Kai para iniciar el combate cuerpo a cuerpo y le lanzo un puño, golpe que el joven guerrero pudo evadir y cuando Yam quiso ir tras este Kai lo recibió dándole un rodillazo en el rostro haciéndolo volar por los aires.

    Mientras tanto Inuyasha y Koga aprovecharon la oportunidad de restablecer sus energías cuando Kikyö arrojo aquella flecha, el resplandor que produjo había desintegrado a una buena cantidad de ellos, pero no fue lo suficiente como para acabar con todos, estos aun continuaban saliendo.

    Parece que ahí vienen de nuevo — dijo Koga
    Me parece muy bien, ya recupere las energías suficientes como para exterminarlos a todos.
    Oye bestia dime una cosa ¿Acaso no te has dado cuenta?
    ¿A qué te refieres? — preguntó confundido
    Que no importa la cantidad de monstruos que destruyamos, siempre continúan saliendo. Es extraño… jamás en mi vida vi una cantidad de monstruos tan sorprendente.
    Es verdad, ahora que lo dices yo también lo veo muy extraño, no importa cuántos mueran aun siguen saliendo monstruos para atacar.

    El hanyö observo a su alrededor y vio el centenar de cadáveres de monstruos que yacían tanto dentro como fuera de la aldea, era algo sumamente increíble, que ni en tiempos de batallas contra Naraku se había visto algo igual.

    Debemos resolver ese misterio cuanto antes bestia — comentó Koga —, si no, nos agotaremos como ahora y no servirá de nada el esfuerzo de esa sacerdotisa.
    Comencemos entonces.

    Inuyasha saco su espada transformándola en el enorme colmillo, agito está fuertemente para ejecutar un kaze no kizu, el cual en cuestión desintegro a un centenar de espíritus, pero nuevamente salían más al ataque. Koga por su parte también se encargo de exterminar a unos cuantos, gracias a su rapidez y a los fragmentos de sus piernas, unas cuantas patadas eran lo suficientemente fuertes como para acabarlos en cuestión.

    Kai mientras peleaba con Yam, observo el extraño comportamiento de los demonios y la enorme cantidad de estos, en ese momento el joven le había arrojado un rayo de energía a Yam a quien casi golpea, rápidamente aprovecho de intentar comunicarse con un amigo y de solicitarle un primer favor.

    Kosuke — dijo Kai en sus pensamientos — ¿Me escuchas? Soy yo… Kai
    Claro que te escucho ¿Qué ocurre?
    Lamento molestarte ahora, pero necesito que me hagas un favor.

    Kai continuaba arrojando rayos de energía pero Yam los esquivaba todos dirigiéndose hacia él, de pronto desapareció justo cuando el joven había lanzado un último rayo, y apareció repentinamente tras este, Kai se dio cuenta y en menos de un parpadeo Yam comenzó a arrojar varias bolas de energía, el joven empezó a bloquear todas estas con sus manos.

    Algo extraño está sucediendo… Inuyasha y ese joven lobo llevan rato luchando contra un centenar de monstruos, pero estos no acaban.
    Lo sé, he estado observando todo, y esa cantidad de demonios no es algo normal, no para el mundo de abajo.
    Necesito que los ayudes por favor, yo me quedare pelear con Yam.

    El joven termino de bloquear una última bola de energía y luego desapareció, para aparecer un poco más atrás y así lanzar un rayo de energía.

    De acuerdo amigo como tu digas — respondió Kosuke —, y entiendo cómo te sientes, por eso debes acabar con el ¿Me has entendido?

    Kai le lanzo un puño a Yam pero este bloqueo el golpe y ataco al joven con varios golpes consecutivos, él esquivo estos, luego Kai le dio dos puños en el estomago a Yam, el yökai luego lanzo un ataque defensivo y se separaron.

    Eso no tienes que decírmelo — dijo Kai —, vamos de prisa no hay tiempo que perder.

    Inuyasha y Koga estaban destruyendo aun a los demonios, pero con más precaución, evadían a muchos de estos para ver si podían ver algo extraño, pero no hallaban nada que reparara su atención.

    Maldición — dijo Inuyasha —, si no hacemos algo pronto, estos monstruos nos agotaran.
    ¿Qué ha pasado bestia? — pregunto Koga — ¿Aun no encuentras nada?
    No, no veo nada extraño.
    Pero que inútil eres, estás perdiendo el tiempo.
    Mira quien lo dice lobo rabioso — replicó Inuyasha —, tu tampoco has hecho mucho que digamos.

    Mientras tanto Kosuke, atravesó el portón y se transporto de manera increíble a la aldea de exterminadores, llevo consigo su arma, la cual era una impotente alabarda de bastón negro, adornada con anillos y un fleco de pluma roja.

    <<Bueno aquí es>>, se dijo Kosuke. <<Allá está el hanyö y el Ookami amigos de Kai, están en dificultades, parece ser que aun no se han percatado del verdadero problema. >>

    Kosuke se acerco un poco más a lugar de donde salían aquellos demonios, mientras que Kagome y Miroku recién estaban entrando a la aldea de los exterminadores, aquel centenar de cadáveres de demonios les sorprendió mucho, y, mucho más les sorprendió el ver la cantidad que salían de los cielos, rápidamente detectaron a Inuyasha y Koga que aun continuaban exterminando a esos monstruos.

    Parece que llegamos a tiempo — dijo Miroku
    Allá esta Inuyasha y Koga.
    Bien ayudémosle.

    Kagome comenzó a arrojar unas flechas las cuales purificaron a los demonios, Inuyasha se percato de la presencia de Kagome y Koga abandono el combate para juntarse a ella, mientras que Miroku exterminaba a unos cuantos demonios con la ayuda de unos pergaminos.

    ¿A dónde crees que vas Koga? — gritó Inuyasha
    Kagome dime ¿Estás bien? — pregunto Koga, mientras juntaba las manos de la joven con las suyas — ¿No te paso nada?
    Estoy bien Koga — respondió Kagome con la dulzura que le caracterizaba —, gracias por preocuparte.

    En ese instante se apareció Inuyasha y se interpuso entre el joven lobo y Kagome, apartándolos de manera brusca.

    Inuyasha — exclamó Kagome — dime ¿Te encuentras bien?
    Sí, estoy bien Kagome ¿Qué paso con Sango?
    La dejamos con la anciana Kaede y Shippo.
    ¡Inuyasha! — exclamó Miroku
    ¡Miroku! — exclamó a su vez el hanyö
    Hay que darse prisa, la cantidad de monstruos se ha incrementado.
    Démonos prisa, hay que exterminarlos.
    ¿Y Kai? — pregunto Kagome

    De pronto unos estruendos se escucharon en el cielo acompañado de unas ondas que producían destellos, aquello era increíble y se podía observar a cierta distancia. Distancia en la cual Sesshömaru se encontraba, y, observo también aquellos destellos, pero no fue aquello lo que lo trajo hacia ese lugar.

    <<Finalmente ese muchacho regreso>> se dijo Sesshömaru. <<Puedo olerlo, Naraku está cerca, esta vez no se me escapara. >>

    Kai y Yam se encontraban frente a frente, de pronto el joven empezó a escuchar la voz de Kosuke, anunciándole este último que ya estaba en la aldea.

    Ya estoy aquí, puedes pelear tranquilo — dijo Kosuke —, no importa lo que suceda, tú tienes que acabar con ese maldito.
    Sí, pero veo que te has esforzado demasiado.

    A Yam le pareció extraño el comportamiento de Kai, quien luego se percato de la presencia de Kagome y del monje Miroku.

    <<Así que Kagome y Miroku ya están aquí>>, pensó — Ahora puedo pelear contigo sin ninguna preocupación así que adelante Yam.

    ¿Qué? — exclamó Yam, lanzando un rugido, pero la curiosidad llamo por unos instantes al yökai quien dirigió la mirada a donde se encontraba Kagome y se percato de los fragmentos de shikon que ella tenía en su poder, dibujándose luego una sonrisa en sus labios. — Estupendo.
    Yam no le dio importancia a Kai y salió volando a gran velocidad a donde se encontraba Kagome, el joven le dio un grito de advertencia y salió volando tras él, presentándose así una persecución, donde por los momentos Yam parecía volar a mayor velocidad que Kai dejando a este por detrás, pero repentinamente Kai aumento su velocidad y apareció frete al yökai bloqueándole el camino.

    Kai lo ataco con un codazo, pero Yam lo esquivo fácilmente y luego este empezó a atacar al joven y así se inicio nuevamente un combate entre ellos, lanzándose golpes a una velocidad increíble, ambos peleaban de una manera formidable, aquellos golpes que bloqueaban generaban ondas de choque las cuales se podían ver con gran facilidad. Todos por un momento se impresionaron por la increíble pelea que se estaba presentando en los cielos.

    Miroku se arriesgo a usar su agujero negro y empezó a absorber a una gran cantidad de demonios, repentinamente y de la nada empezaron a salir los Saimyosho y comenzaron a volar hacia la mano del monje, quien aun continuaba absorbiendo a los demonios, pero estos por más que eran absorbidos aun continuaban saliendo. Las ventiscas provocadas por el agujero de Miroku eran terribles, Kosuke se percato de la imprudencia del monje y se apresuro en actuar.

    ¡Es un tonto! — exclamó —, si continua absorbiéndolos morirá. Será mejor acabar con esto.

    Miroku se vio en la necesidad de cerrar su mano, había absorbido una gran cantidad de veneno por parte de los insectos, en ese momento Kosuke agito su alabarda desplegando una sorprendente técnica.

    ¡Kusuryuha!

    Un poderoso rayo de energía de color purpura en forma de dragón se dirigió a un lugar especifico de esa nube de monstruos generando un estallido, una gran ventisca se formo por aquella explosión y rápidamente una sombra salió de aquellas nubes, ocultándose en lo profundo del bosque, Inuyasha y Koga fueron los únicos capaces de observar aquella extraña sombra, y sin pensarlo dos veces fueron tras ella.

    Pero ¿Qué demonios fue eso? — exclamó Koga, impresionado al ver aquella técnica.
    No lo sé, lo que si estoy seguro es que hemos sido engañados por una ilusión.
    Bestia hay que darnos prisa antes de que esa cosa escape.
    Si

    Kai y Yam aun continuaban peleando arrojándose golpes y patadas a velocidades sorprendentes, el yökai comenzó a lanzar golpes muy consecutivos pero Kai bloqueaba estos, golpeando repentinamente a Yam con un rodillazo en el estomago, recuperándose este rápidamente y continuando la pelea, en eso el yökai golpea a Kai en el estomago con una doble patada y se impulsa para ir tras los fragmentos de Kagome.
    Koga se percata de la presencia de Yam y protege rápidamente a Kagome, Inuyasha intenta devolverse pero ya iba demasiado lejos, repentinamente Kosuke como último acto para ayudar a su amigo, transporto a Kagome a la aldea de la anciana Kaede, desapareciendo así hasta llegar al territorio sagrado.

    ¿Qué? — exclamó Koga — ¿A dónde se fue Kagome?
    No debes preocuparte — grito Kai —, ella se encuentra en un lugar seguro. Llévense a Miroku y váyanse de aquí.
    ¿Qué está en un lugar seguro? — pregunto Inuyasha
    Así es, ahora váyanse.

    Inuyasha cargo a Miroku y se fueron en dirección a donde había escapado aquella extraña sombra. Yam estaba realmente furioso por lo que había acontecido y no explicaba que había sucedido con la chica de los fragmentos.

    Es una pena — dijo Kai —, al parecer tus planes se han frustrado al querer apoderarte de los fragmentos de Kagome, pero sí que me lleve un buen susto.
    Ahora dime ¿Qué fue lo que sucedió con esa muchacha?
    Bueno simplemente le pedí un favor a un gran amigo — respondió Kai con una sonrisa de satisfacción—, y la traslade a un lugar más seguro.

    La noticia que le acababa de dar Kai no le agrado mucho al yökai por lo que su enfado lo llevo a elevar sus poderes y destruir con estos partes de la aldea. Mientras que Kagome estaba realmente sorprendida por no saber cómo había llegado a la aldea de la anciana Kaede, Shippo se percato de su presencia y fue corriendo hacia ella a recibirla con gran afecto.

    ¡Kagome! — exclamó con alegría Shippo.
    ¿Eres tu Shippo? — pregunto confundida.
    Si, oye Kagome ¿Qué no habías ido a la aldea a ayudar a Inuyasha?
    Si pero… no se qué sucedió, tampoco sé como llegue aquí.

    Ya de nuevo en su puesto habitual, Kosuke se puso nuevamente a observar la pelea entre Kai y Yam, aquella ayuda que le había prestado le sirvió de mucho y por tanto evito que el yökai se apoderara de los fragmentos que tenia Kagome en su posesión.

    <<Bien Kai>> se dijo Kosuke. <<Ya cumplí mi parte, ahora espero que tu cumplas la tuya y acabes con ese yökai. >>

    En la aldea, Kai y Yam se habían quedado solos, estando a punto de comenzar uno de los combates más desesperantes e impresionantes que se hayan visto, mientras que Inuyasha se dirige con Miroku y Koga en búsqueda de aquella misteriosa sombra que salió en el momento que el guardián, desplego aquella impresionante técnica.
     
  15.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: Capitulo 26: "Una extraordinaria batalla en la aldea de los exterminadores"

    :eek:...

    No lo puedo creer! por un momento te juro que vi a kagome muerta y a Inuyasha vuelto loco matando gente en su version demoniaca xD, menos mal que Kai a parte de fuerte es inteligente y precavido, asi Kagome regreso a la aldea y Yam no se apodero de sus fragmentos.

    Me da curiosidad esa sombra que esta siguiendo Inuyasha, ¿De verdad todo lo que estaban viendo era una ilusion?, por algo estaban los insectos de Naraku...mm no se, tengo un leve presentimiento pero prefiero esperar a que coloques el proximo capitulo para ver si acerté.

    La parte donde Kai recuerda a Sango y enfurece no tiene precio xD, en serio, esta pelea ha sido bastante emocionante, me da gusto saber que involucraras a Kikyo de alguna manera en las batallas, despues de todo ella era una sacerdotisa muy poderosa en su epoca.

    Espero tu proximo capitulo ;) no te tardes mucho!

    Pd: Wiii Sesshomaru aparecio en dos lineas xDxDxD
     
  16.  
    Nothing

    Nothing Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    14 Septiembre 2009
    Mensajes:
    236
    Pluma de
    Escritora
    Re: Un Sueño Feudal

    ¡Hola! ¡Uh! x'D Me perdí dos capítulos u,ú Me encantaron. Estuvo cómo siempre tan interesante y con esa trama tan 'wow' x'D Pero tengo curiosidad (La misma que Pan-chan x'D) ¿Qué sombra está siguiendo a Inuyasha? x'D Creo que vamos a saberlo unos capitulo más adelantes.

    Bueno, la falta de tildes disminuyó. Pero aún siguen faltando algunas que otras, pero ya, nada importante (: Me gusta cómo va tomando la trama la historia *--* Bueno, lamento no haber comentado tan seguido, es que cómo te conté en el msn he estado renegando con algunas cosas y dsadsa. x'D Bueno, me han encantado los capítulos, sigue así (:

    Saludos,

    Atte. MiiKuuZ
     
  17.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    261
    Re: Capitulo 26: "Una extraordinaria batalla en la aldea de los exterminadores"

    Jajajajaja me alegra que te haya gustado el capitulo ¿Asi que viste a Kagome muerta? Mmm bueno quizas esa era la intención pero no del todo jejejeje, por suerte Kai conto con la ayuda de un aliado muy poderoso, el cual gracias a él, Kagome se encuentra a salvo en la aldea.

    La sombra que esta siguiendo Inuyasha pues, pronto ya sabras que es, de hecho en el capitulo 27 (que viene ahora) se me escapa algo en detalle, con respecto a esa sombra, si lees atentamente podras saber y ahi veras si acertaste jeje ;), los monstruos en si eran una ilusion que fueron creadas por ese misterioso personaje, los insectos como tal, salieron del panal que le otorgo Naraku a Yam.

    Kikyo sin duda puede resultar un personaje relevante en esta historia, pero ni aun yo mismo se en que ocasiones pueda presentarse esa poderosa miko. Y bueno, ya veremos lo que le sucede a Yam por andar provocando la ira de Kai de esa manera ;)


    Hola MiiKuuZ, jejeje tan encantadora como siempre con esos comentarios, me alegra mucho saber que te esta gustando la historia y como va la trama de la misma :) Si tienes las mismas curiosidades que mi querida Pan-chan, podras salir de ellas en este siguiente capitulo, espero que les guste.

    Ah y perdonen la tardanza en subir este capitulo, pero me dedique a hacerles una sorpresa algo "rapido", espero que tambien les guste.

    Sin más vueltas aqui les traigo el cap 27, disfrutenlo!
     
  18.  
    Cmmv

    Cmmv Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    24 Marzo 2007
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Sueño Feudal
    Total de capítulos:
    73
     
    Palabras:
    3294
    Capitulo 27: "Yam es golpeado"

    Capitulo 27
    “Yam es golpeado”


    En instantes el combate había iniciado, ambos se atacaban y defendían formidablemente, los puños y las patadas eran consecutivos, la velocidad de estos era algo imperceptible, incluso para un guerrero celestial. El polvo comenzó a levantarse del suelo debido a los movimientos y golpes que estos lanzaban, inesperadamente Yam salió volando hacia los cielos pero en segundos Kai fue tras él, y, al haber recorrido cierta distancia el yökai se detuvo y se volvió para quedar frente al joven, este se detuvo también para quedar frente a Yam.

    Los rayos comenzaban a caer más seguido en el lugar, estaba muy oscuro, la cantidad de nubes negras y el mal clima hacían ver que un terrible poder maligno estaba presente sobre la aldea de los exterminadores, Yam observaba furioso a Kai y con un desdén le dijo:

    ¡Jah! No me dejare ganar por un ser tan insignificante como tú. Porque eso es lo que realmente eres, un maldito ser insignificante.

    Yam expulso sus poderes haciendo aparecer su aura y rápidamente se precipito sobre Kai, el joven también hizo aparecer su aura y salió de igual forma hacia Yam, produciéndose así un choque entre ambos, el cual genero un gran estruendo, Kai había recibido un codazo en la mejilla y Yam un golpe en el mentón, rápidamente comenzaron nuevamente a pelear formidablemente, dándole el yökai una patada en el estomago al guerrero y por su parte este le propino un cabezazo en el rostro al monstruo, como esta pelea se llevaba a cabo en los cielos, lo único visible para el ojo humano y quizás de algunos otros demonios no tan poderosos, eran unas ondas acompañadas de un estruendo, esto era ocasionado por los golpes tanto de Kai como los de Yam.

    Inuyasha y Koga se encontraban siguiendo el rastro de aquella misteriosa sombra que había salido disparada luego de aquel resplandor, Koga por tener mayor libertad iba unos pasos más adelante que el hanyö quien llevaba a un Miroku adolorido en sus espaldas, la presencia de esa misteriosa sombra iba desapareciendo a medida que estos seguían su rastro.

    ¿Aun no ves nada? — grito Inuyasha siguiendo los movimientos del Ookami.
    No — respondió Koga —, pero tiene que estar cerca.
    Debemos darnos prisa, su rastro está desapareciendo.
    Si, y lo más extraño es que a medida que avanzamos se va perdiendo aun más.

    Ambos aceleraron el paso y continuaron a toda velocidad por el bosque sin siquiera pensar lo que les pudiera deparar más adelante.
    Poco más atrás se encontraba Sesshömaru, quien luego de ver los extraños sucesos en la aldea, decidió cambiar de rumbo e ir tras aquella extraña presencia que seguían Inuyasha y Koga, aquel olor le resulto familiar al poderoso Daiyökai quien a su vez no había perdido ni un solo instante el rastro de aquella extraña presencia, cautelosamente se dirigía tras ella y por más extraño que parezca ni siquiera el mismo Inuyasha se percato de su presencia.

    <<Este olor se me hace conocido>> se dijo Sesshömaru. <<Tiene un gran parecido con el de Naraku, es muy probable que se trate de alguna de sus extensiones, si lo sigo probablemente llegue hasta su escondite, esta vez… pienso eliminarlo. >>

    Sesshömaru continuo siguiendo el rastro con la serenidad que le caracterizaba, sabía que tarde o temprano lo alcanzaría y no importando de quien se tratase estaba dispuesto a acabar con él.

    Mientras que en la aldea de los exterminadores, la pelea entre Kai y Yam se continuaba, aunque nada se podía ver por los alrededores, claramente se escuchaba el sonido de los golpes en el aire, de pronto comenzaron a mover a una velocidad imperceptible, destruyendo una de las casas de la aldea, luego se vio claramente como el yökai golpeaba en el estomago al joven y lo llevaba así hasta estrellarlo contra una de las partes de la montaña, Kai pudo evadir el resto del ataque y salió volando hacia los cielos, yendo Yam tras él para continuar así la pelea allá arriba.

    Ambos se atacaban y defendían rápidamente, los golpes que se lanzaban tenían una fuerza y velocidad sorprendentes, los dos estaban peleando a un nivel fuera de lo inimaginable, Kai estaba más a la defensiva pero tras recibir un golpe su defensa se quebró y comenzó a recibir de lleno todos los ataques de Yam, quien aprovecho esa oportunidad para castigar a fuerza de puñetazos y patadas a Kai.

    Lo ves — dijo Yam, mientras golpeaba a Kai —, yo nunca me dejare vencer por un humano que es inferior a mí, que eso no se te olvide nunca.
    Golpes, patadas y rodillazos eran los golpes que asestaba Yam contra Kai quien no podía hacer nada para defenderse, estaba siendo castigado brutalmente, de pronto el yökai deja de golpearlo y se preparaba para lanzarle una patada capaz de dejarlo inconsciente, al momento de hacerlo, el joven quien andaba cabizbajo estuvo a punto de recibir tal golpe, pero reacciono a tiempo para sujetar la pierna de tal forma que estuvo a punto de quebrarla.

    Yam lanzo un grito de dolor y con una patada en el rostro a Kai pudo zafarse de aquel agarre, dicha patada hizo volar al joven, el yökai fue tras él y lo pateo en el estomago llevándolo así hasta una de las casas que se encontraba en la aldea, destruyéndole el techo por completo, pero rápidamente se reanudo la pelea entre estos dos dentro de la misma casa, Kai lanzaba golpes al igual que Yam y ambos se defendían de manera increíble, Yam lanzo un puño pero el joven se lo evadió, asestando este contra la pared, Kai aprovecho de darle un gancho derecho en el rostro a
    Yam, haciéndolo volar fuera de la casa y destruyendo esta.

    Rápidamente Yam se repuso del ataque y se precipito sobre Kai y lo ataco lanzándole un puño con su mano izquierda, el joven lo esquivo de un salto y con la pierna izquierda lo pateo fuertemente, aquella patada lo estrello contra otra de las casas, destruyendo esta por completo, el yökai se levanto rápidamente y furioso grito:

    ¡Vas a morir maldito!

    En segundos apareció ante Kai lanzándole una patada, el joven la esquivo con facilidad haciéndose a un lado, luego desapareció y apareció tras Yam, y, antes de que este se volteara le dio un golpe fuerte en el cuello haciéndolo gritar de dolor, rápidamente se repuso de aquel golpe y salió disparado contra el joven dándole un golpe en el estomago y con una rapidez increíble de un giro lo pateo fuertemente en la espalda, estrellándose Kai contra la casa donde Sango reparo su hiraikotsu y a su vez generando una explosión en el suelo producto de alguna de las bombas que quedaban aun ahí.

    En la aldea de la anciana Kaede, Kagome aun confundida por su aparición en ese lugar fue a la casa de la sacerdotisa, donde se encontraba Sango aun inconsciente y recuperándose del daño que le había ocasionado aquel monstruo.

    ¡Anciana Kaede! — exclamó Kagome
    Kagome ¿Qué sucedió? — pregunto la sacerdotisa confundida —, creí que habías ido con Miroku a ayudar a Inuyasha.
    Si y llegamos a la aldea, pero… — Aquí Kagome se detuvo, la confusión no permitía explicarle con detalle lo que había ocurrido en ese lugar.
    Bueno no importa, lo importante es que estas bien esperemos a que todo se solucione pronto y los demás regresen con bien.
    Si — respondió Kagome con tranquilidad — A propósito ¿Cómo esta Sango?
    Esta mejor, ya he curado la mayoría de sus heridas algunas de ellas son graves, pero se pondrá bien.
    Qué bueno — dijo con cierto alivio.

    Sango se encontraba dormida en una de las camas de la casa de la anciana, aun continuaba algo manchada de sangre, tenia algunos vendajes en su cuerpo y en sus manos, Kagome para ayudarle en su sanación saco su botiquín medico y empezó a limpiarle las heridas con un trozo de gasa y alcohol, en eso noto que Sango comenzó a temblar y fuertemente apretaba la funda con la que se encontraba cubierta.

    En la aldea de exterminadores se pudo apreciar a lo lejos un gran choque de dos energías, rápidamente se vieron a los dos salir en direcciones opuestas, Kai se encontraba en lo alto de un peñasco mientras que Yam un poco más debajo de este, ambos se miraban fijamente mientras que los relámpagos y rayos aun continuaban cayendo en el lugar, de pronto el yökai se lanzo a atacar al joven y ambos chocaron sus hombros como si fueran carneros cuando se embisten entre sí, de pronto no se pudieron ver más viéndose apenas los choques que se producían por los golpes, repentinamente Yam apareció e intento golpear a Kai, pero este le evadió fácilmente desapareciendo detrás de él y apareciendo sorpresivamente por su lado derecho dándole un codazo en el rostro.

    El yökai reacciono lanzando una patada, pero al igual que el anterior fue esquivada con gran facilidad, recibiendo luego un golpe contundente en el estomago y después un rodillazo en el rostro haciéndolo volar hacia atrás, Yam pudo recuperarse rápidamente y se impulso de una de las paredes del fuerte, luego toco el suelo y comenzaba a moverse un lugar a otro tan rápido que era imposible para Kai seguirle los movimientos, así que valiéndose de esa ventaja, Yam apareció sorpresivamente detrás del joven y lo sujeto dándole un abrazo de oso, apretándolo tan fuerte que el guerrero gritaba de dolor y a la vez porque quería zafarse de aquel apretón.

    Gracias a aquel forcejeo, el joven tuvo cierta libertad de poder mover un poco sus brazos, así que violentamente empezó a golpear con el codo las costillas de Yam, aquellos golpes eran tan fuertes que el yökai, por más que quisiera ya no podía aguantarlos, así que poco a poco fue cediendo, pero el joven aun continuaba golpeándolo, y, ya después de verse liberado le propino un último codazo que hizo volar hacia atrás y estrellarse contra una de las paredes del fuerte echando esta abajo.
    Yam se repuso luego de aquellos golpes y se levanto muy furioso, su ira le hizo brotar varias venas en su cabeza y unas cuantas en su cuerpo y lanzando una especie de rugido gritó:

    ¡Hasta cuando vas a seguir insistiendo, maldito humano!

    El enfado del yökai fue tan grande que expulso sus poderes haciendo aparecer su aura, se precipito hacia él y golpeo fuertemente en el rostro a Kai haciéndolo volar por los aires, rápidamente Yam apareció tras él para golpearlo nuevamente en el rostro, seguido de un codazo por la espalda, aquel golpe hizo gritar de dolor al joven, y, nuevamente lo golpeo con un doble puño hacia abajo por la espalda, enviándolo violentamente hacia el suelo.

    Kai quedo tendido en el suelo por un rato, Yam bajó muy cerca de él riendo victoriosamente.

    ¡Que te pareció eso! — exclamó Yam, riendo y cruzándose de brazos — ¡Imbécil!
    ¿Eso es todo? — pregunto el joven, mientras se ponía de pie.
    ¿Qué es lo que has dicho?
    ¡Te pregunte que si eso es todo! — exclamo el joven volviéndose hacia Yam.
    ¡Ya me canse de ti, maldito gusano! — grito Yam, furioso y expulsando sus poderes. Rápidamente se lanzo al ataque lanzándole un puño a Kai, este esquivo aquel ataque y lanzando un feroz grito golpeo fuertemente el estomago del yökai.

    Aquel golpe lo hizo escupir sangre, y lo dejo privado en el suelo de rodillas, con una mano rasgando la tierra y con la otra sosteniéndose donde había sido golpeado, Kai se quedo mirando a Yam con aquella mirada de odio y rencor que le tenía desde que iniciaron el combate, mientras que el yökai por unos momentos, lo miro con cierto temor, luego dirigió su mirada al piso y golpeando el suelo se levanto repentinamente y le lanzo una patada al joven en el rostro, patada que hizo volar a Kai muy lejos, pero al parecer no había sido lo suficientemente fuerte como para hacerle daño, ya que se recupero de inmediato y aprovechando el viaje se impulso de una de las montañas y se regreso hacia Yam con una patada voladora, la cual esquivo o parecía, repentinamente Yam es golpeado en su rostro con una fuerte patada por el lado izquierdo, esta lo tumbo al suelo y lo arrastro por casi toda la aldea.

    Furioso, el yökai intento levantarse pero antes de que lo hiciera se percato de que Kai ya estaba justo donde estaba él, cuando se levanto para atacarlo, el joven hábilmente se desplazo hacia un lado y con un codazo golpeo a Yam en el rostro, tumbándolo al suelo nuevamente, luego sin aprovechar si quiera a que se recuperara del ataque Kai lo pateo por las costillas, haciéndolo volar hacia arriba, pero con su velocidad lo intercepto en el aire y lo remato con un golpe en estomago, haciéndolo estrellar contra unas rocas.

    Kai aterrizo cerca del lugar donde Yam se había estrellado, mirando fija y seriamente hacia ese lugar esperaba a que se disipara el polvo, hasta que por fin se pudo divisar a Yam quien con dificultad intentaba levantarse luego de haber recibido esos golpes, furioso y lanzando unos rugidos dirigió su mirada hacia atrás ya que sabía que el joven estaba ahí, cuando se volvió se percato de que no estaba, luego sintió algo a su derecha y ahí estaba Kai. El yökai se sorprendió y empezó a saltar hacia atrás para alejarse de él, pero cuando dio el último de estos saltos, el joven apareció detrás de él y se preparo para atacarlo.

    Rápidamente utilizando su velocidad Yam desapareció de ahí y se traslado a otro lugar de la aldea, cuando reparo su atención se dio cuenta de que Kai estaba justo frente a él, nuevamente se preparaba para atacarlo, en ese momento el yökai empezó a tener miedo al ver que el joven estaba superando su velocidad, Kai no dejaba de verlo por un instante su mirada se mantenía fija, luego Yam desapareció y apareció en otro lugar, al percatarse ya el joven se encontraba ahí, lo mismo sucedió otras dos veces cuando el yökai intento cambiar de lugar, la tercera vez se paro detrás de una roca, pero su temor aumento cuando sintió la presencia de Kai, quien estaba justo del otro lado de esta.

    Yam enfurecido golpeo la roca fuertemente destruyéndola en pedazos, pero al ver al otro lado no se encontraba nadie.

    ¡Vas a morir! — grito Yam, perdiendo sus cabales.

    Luego se dio cuenta que Kai se encontraba arriba y fue tras él para atacarlo, rápidamente comenzó a lanzarle una serie de golpes consecutivos, todos a una velocidad increíble, pero a pesar de la velocidad de estos, el joven los esquivaba con gran facilidad. Yam continuaba atacando con la misma intensidad, pero su mirada no reflejaba más que frustración y cierta extrañeza al ver como ninguno de sus golpes hacia efecto.

    Después dejo de atacarlo, estaba bastante agitado luego de haber lanzado todos esos ataques, Kai no reflejaba emoción alguna, más que la seriedad y la furia en persona, esta expresión se intensifico un poco más y repentinamente Yam recibió un golpe fuerte en su estomago, aquel golpe le hizo escupir sangre nuevamente, de pronto otro golpe más fue directo al mentón del yökai haciéndolo volar hacia atrás, el joven fue tras el y continuo golpeándolo con una serie de patadas y puñetazos, todos en distintas partes del cuerpo de aquel monstruo, quien estaba recibiendo una paliza increíble y no podía hacer nada para defenderse, tres golpes en el rostro y uno de remate en su cabeza fueron lo suficientemente fuertes como para enviarlo al suelo y hacerlo estrellar contra este, pero en el momento de darle el último de los golpes, el fragmento que tenia Yam incrustado en su cuerpo lo había botado, Kai reparo en ese detalle y fue tras el fragmento.

    Pero en ese momento uno de los insectos venenosos apareció para llevarse el fragmento, como orden para devolvérselo a Naraku, Kai impidió esto destruyendo al molesto insecto, cosa que no le causo muchas molestias, tomo el fragmento en sus manos y lo guardo en su ropa. Yam, para no estrellarse más de lo debido había arrojado un poder contra el suelo para tomarlo como especie de impulso y así reponerse rápidamente.

    Ambos quedaron nuevamente frente a frente, Yam lucia demasiado agitado, se podía notar que era por exceso del uso de sus poderes, aparte también de haber perdido el fragmento estos habían disminuido considerablemente.

    ¡Tú no puedes derrotarme! — exclamo Yam — ¡Te hare pagar uno por uno de los golpes que me has dado!
    Eso es inútil — respondió Kai
    ¿A qué te refieres?
    Al haber usado tu poder al máximo, tu energía ha ido disminuyendo, eso sin contar que ahora no posees el fragmento de shikon, lo que hace más notorio la disminución de tu poder. Ya no eres el oponente indicado para mí, no tiene caso seguir peleando contigo, creo que con esto es más que suficiente, además tu orgullo de ser un yökai está hecho pedazos, todo esto se debe a que apareció alguien más fuerte de lo que tú te imaginabas Yam, peor aún más para ti porque… se trata de un ser humano. No tiene caso derrotarte si tienes miedo, prefiero que vivas con este trauma para toda tu vida. Yo iré tras tus jefes, ellos serán los siguientes… uno de ellos está muy cerca.

    Yam al escuchar aquellos comentarios temblaba de miedo y a la vez una furia corría por sus venas, al ver que había sido derrotado y totalmente humillado por un ser humano, seres a quienes les tenia repugnancia y los trataba de la manera más cruel y despectiva, por ser inferiores a él. Kai en ese momento le dio la espalda y le dijo que más nunca quería volver a ver su cara y que si le veía, lo mataría al instante.
     
  19.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: Capitulo 27: "Yam es golpeado"

    Vaya!! me quito el sombrero ante tu forma de narrar esta batalla xD en serio me has dejado sin palabras, y es que leyendo cada parrafo te imaginas facilmente todo lo que ocurre, es decir te creas esa imagen en tu cabeza y cuando llega el final casi que se me raya el disco de musiquita estilo DBZ en mi mente jajajaja pensaras que estoy loca pero es asi.

    Es un alivio saber que Sango se encuentra relativamente mejor, al menos ya no corre riesgo de morirse. Otra cosa que no pude evitar notar fue que Sesshomaru sintio aquel extraño olor, supongo que esa misma sombra que Inuyasha y Koga estan siguiendo, cuando los hermanos se encuentren de seguro habra problemas. Y Kai, jaja el no podia pasar desapercibido, al parecer la batalla entre el y Yam ha terminado, pero yam sigue muy molesto por haber sido derrotado por un humano asi que dudo mucho que eso quede ahi, Kai tendra que matarlo.

    Apenas hoy leo la conti y ya quiero mas xD rayos, procura no tardar mucho.

    Pd: Buena imagen, dibujas bien ;)
     
  20.  
    Nothing

    Nothing Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    14 Septiembre 2009
    Mensajes:
    236
    Pluma de
    Escritora
    Re: Un Sueño Feudal

    ¡Hola! *-* Bueno... Ya sabes, lo que te dije por msn lo voy a volver a repetir ¡Amé el capítulo! Tubo una acción impresionante y muy atrapante x'D Además, la forma en que está narrado fue tan atrapante *--* Se te olvidaron algún que otro tilde, pero nada importante :3

    Bueno, el dibujo sinceramente me ha encantado (Te lo repito de nuevo xD); me encanta cómo dibujas, la cara y asdf x'D Hmp, yo quiero dibujar así :( Ok, no. x'D Bueno, eres un excelente dibujante y buen escritor (:

    Nos vemos

    MiiKuuZ
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso