One-shot de Naruto - Un silencio compartido [Nejiten/AU]

Tema en 'Fanfics Terminados de Naruto' iniciado por Fenix Parker, 31 Julio 2020.

  1.  
    Fenix Parker

    Fenix Parker Spider-man Comentarista destacado

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Noviembre 2011
    Mensajes:
    2,274
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Un silencio compartido [Nejiten/AU]
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    3016
    Quise documentarme para hacer una historia más completa donde no solo fuera que ellos se encontraron, se besaron y se acabó. Mi novia quería que fueran sobre mimos, que tomara ese elemento en la historia, así que bueno, busqué el que creí yo el mejor contexto de época para ponerlo.

    Tengo algunos easter eggs o huevos de pascua ocultos para ustedes.

    1-¿En que personajes literarios están "inspirados" o están situados Neji y Rock Lee?

    2- ¿Qué otros personajes de Naruto salen en la historia sin ser mencionados? ¿Pueden identificarlos por referencias a ellos? Una pista, son 9.

    Es la imagen más cercana alusiva al tema, considero bastante el comenzar hacer fan art.

    +++++++++++++

    Ambos caballeros recorrían una conocida calle de Gran bretaña aquel otoño sombrío de 1912, un motor de combustión interna crujió mientras que el escape dejaba emanar humo negro como una chimenea, uno de los dos, el que llevaba el pelo largo atado en una cola de caballo hacia atrás, vestido con saco y levita negros, dirigió sus ojos aperlados con cierto asombro a esa dirección, con el bastón que llevaba en la mano interrumpió el caminar de su asistente y amigo, que llevaba en la cabeza un bombín cubriendo unas pobladas cejas con portando una indumentaria similar pero de color gris claro.

    Le volteó a ver y lo encontró asombrado a tal punto que no emitía una palabra.

    — ¡Es un increíble vehículo Profesor!— se arriesgó a decir señalando.

    Pero este negó con la cabeza y estiró más su cuello cuando el Ford modelo T pasó frente a él, como si este le entorpeciera la vista. Rock Lee llevaba hasta ahora cinco años al servicio del genio Hyuga, calificativo otorgado por sus estudiantes, colegas y la real academia de ciencias luego de las aportaciones que éste había hecho por años. Nada le fascinaba más que encontrarse un nuevo artefacto que analizar y admirar buscando escudriñar con su vista privilegiada su complejo mecanismo. Fue por esa razón que sin dar crédito a sus acciones, Lee buscó en todo el lugar que había robado por primera vez la atención de estos.

    Del otro lado de calle, en la acera opuesta, había una joven mujer, era una castaña hermosa, en cuyas mejillas rosadas sobre su piel trigueña parecía descansar un bello atardecer, sus ojos vivaces y pasionales estaba el reflejo del sol mismo y en sus labios teñidos de carmesí su brillo, con un abanico ondeando en su rostro hacía ondear un rizo sobre su rostro. Vestía una falda circular color violeta, ceñidas con un cinturón y acampanada en la parte inferior, completaba el vestuario con una blusa de cuello alto y mangas ligeramente abullonadas y una chaqueta corta que hacía juego con la falda, su cabeza se cubría con un sombrerete de paja pequeño.

    Neji Hyuga, el afamado inventor avanzó entonces sin percatarse del tráfico, como lazado por un hechizo, avanzando hasta donde se encontraba la chica.

    — Profesor ¡profesor espere se hará daño!— exclamó siguiéndole el paso— ¡alto en nombre de la ciencia caballero! es un experimento — le indicó a un conductor de carreta que le maldecía por interponerse en su camino— ¡Profesor tenga cuidado! ¡alto! ¡alto! —le adviritió a una segunda carreta que de haber sido por un empujón hubiera arrollado al Hyuga.

    Ya del otro lado, a salvo, observó que en el rostro de ella se dibujaba una pequeña sonrisa mientras que elegantes florituras daba esbozos con pintura a un lienzo en blanco hasta comenzar a dar forma a un paisaje nocturno donde la luna se reflejaba en un lago.

    Rock lee permaneció mirando el retrato al igual que otros más que exponía en la acera, desde retratos, paisajes y seres fantásticos.

    — Discúlpeme ¿Conoce a este caballero?— preguntó la chica tocándole el hombro.

    Lee entonces se viró hacia ella encontrándose a Neji bastante cerca de la castaña observándola fijamente, reconocía esta costumbre del inventor, lo hacía en el momento en que algo le fascinaba, le intrigaba y buscaba a toda costa averiguar todo de ello a como diera lugar. Costumbre que funcionaba con objetos inanimados que no se sentían invadidos en su espacio vital.

    Rock Lee, rió nerviosamente y tomó a su amigo de los hombros haciéndolo retroceder a una distancia más correcta.

    — Tiene que disculparlo, no sale mucho a socializar.— señaló Lee.

    La chica torció su boca en señal de molestia.

    — Su amigo es extraño ¿se encuentra bien?— preguntó la chica mirándolo de pies a cabeza.

    — Claro, claro que lo está, es una persona muy lista, un inventor— dijo Lee con cierto orgullo.

    La chica arqueó una de las cejas, mirando a aquel chico teniendo aparentemente cierta dificultad para respirar.

    — ¿Un inventor?

    Rock Lee lo miró en ese momento y su semblante era tal, que dudó de sus palabras. Sin embargo, se recordó a sí mismo hace tiempo, cuando fue flechado y cayó enamorado, lo comprendió a la perfección.

    —La verdad— Lee se aclaró la garganta tosiendo— si me permite decirlo madam es que se comporta así por usted.

    —¿Por mi?— preguntó aún extrañada pero con una postura más relajada.

    — Cree que sus obras son increíbles, cautivadoras, inspiradoras y que su autora lo es aún más.— declaró el asistente.

    Ella miró entonces a Neji, éste aún permanecía petrificado pero logró esbozar una leve sonrisa,

    ella jugueteó un poco con el mechón que caía sobre su rostro.

    — Me llamo Tenten— indicó ella extendiendo su mano hacia el Hyuga.

    Este educado con las mejores costumbres recuperó la compostura y con una reverencia se inclinó y besó su mano, percibiendo un ligero perfume. Rock Lee esperó que Neji se presentara, pero no ocurrió, era comprensible que Neji se comportara de esta manera, el contacto más cercano que éste había tenido con una mujer había sido con su nana a los doce años.

    — Se llama Neji Hyuga— señaló Lee.

    Acto seguido lo tomó del hombro y dando una reverencia a la chica se alejó con él, ella terminó riendo ante la peculiar escena que había vivido y mientras ambos caballeros se alejaban, acarició con su otra mano la muñeca que le había besado.

    ********************************

    Un joven de cabello negro, un sombrero de copa, un monóculo y una gabardina atravesó el umbral de la residencia Hyuga, su nombre era Shino Aburame, una autoridad en entomología en todo el mundo, Rock Lee se acercó a recibirlo guiándolo por uno de los pasillos.

    — Se supone que el día de hoy lo vería en las oficinas de la universidad— declaró el extraño despojándose del sombrero y la gabardina.

    — Tuvo ciertos asuntos pendientes— lo excusó Lee mientras abría la puerta de la biblioteca, que era donde se encontraba el genio Hyuga.

    Al entrar se halló con Neji con el rostro hacia la pared, cubriéndolo con sus manos, respirando pesadamente, presionando sus dientes.

    — ¿Una artista castaña cerca de la estación Charing Cross?— Preguntó Shino.

    Escuchar esto a Neji le hizo vacilar y provocar que tropezara con sus propios pies.

    — ¿Qué tal va ese asunto?— preguntó Shino mientras tomaba asiento.

    Neji se giró y exhaló con frustración, arrastró sus manos sobre su rostro, aunque su cara parecía generalmente inexpresiva, se le notaba tenso.

    — No he podido resolverlo— confesó el Hyuga dejándose caer en el sofá. — Nos hemos escrito por dos meses, ha sido gratificante, ella no solo destella por su apariencia, sus modales, su inteligencia, su forma de ser, sus motivaciones, son...— Neji se interrumpió intentando encontrar un calificativo correcto, se tomó las sienes molestó al no dar con alguno.

    — ¿Increíbles? ¿hermosas? ¿inigualables?— sugirió Lee.

    Neji lo observó señalando dándole la razón.

    — Eso en mi, no es natural— señaló el Hyuga mirando a Lee— no me es sencillo exteriorizar lo que siento— confesó el Hyuga. — una carta diaria, donde le hablo de mis hallazgos, de mi día en general, no se si le parezca algo aburrido, por la tarde a las seis, recibo su respuesta, me habla de sus pinturas, de lo que esconde su imaginación, ella me sugiere soluciones, maravillosamente ingeniosas para mis problemas. — tomó sus manos y entrelazo sus dedos. — es todo aquello que ha comentado Lee y más.

    Shino lo miraba como si analizará una ecuación en la pizarra, ambos eran callados hombres de ciencia por eso se llevaban tan bien.

    — ¿Ustedes han salido?— preguntó.

    A esto Neji negó con la cabeza.

    — Pero ¿y las flores?

    Neji tomó algo del bolsillo de su saco y se lo arrojó cerca

    — Un tallo.

    — Antes de llegar a ella, el nerviosismo y la tensión del momento hizo que... yo me la comiera, di la media vuelta y volví por mis pasos. —declaró Neji avergonzado.

    Rock Lee no pudo evitar reírse secretamente, después le dio una palmada de consolación y sentó con ellos.

    — Encontraremos la forma profesor, mientras tanto, creo que deberíamos salir para que despeje un poco su mente— le sugirió.

    — Yo no estoy de humor

    — Pensaba en que pudiéramos asistir a una exhibición de cine.— indicó Shino.

    — ¿Cine?— preguntó el inventor con cierto brillo en sus ojos malva— ¿el invento francés de proyección de imágenes?.

    —Iré por su abrigo.

    **********************************

    En una carpa muy similar a las usadas por los circos, un grupo de unas veinte personas se encontraban reunidas frente a una manta blanca y un proyector con dos discos. En ese momento Neji ya se le encontraba más repuesto y hasta algo emocionado -a su modo- por encontrarse allí, el anfitrión dio una pequeña introducción, las luces se apagaron, todos sufrieron un sobresalto cuando se escuchó un sonido como un chisqueó y una luz intensa emergió hacia la manta de color blanco, en esta se formaron sombras, el pianista comenzó a tocar una melodía y en entonces apareció un título en la pantalla:

    Police - De Charlie Chaplin.

    Las imágenes se movían, el inventor no daba crédito a algo tan magnífico, por supuesto luego de verla a ella, las cosas carecían un poco de luz, pero de igual manera le encantaban.

    En la escena aparecía un hombre triste saliendo de prisión, se percató en lo similar que Lee vestía a él, sin embargo había algo más, un aspecto más relevante, el protagonista, él en cada escena y con ninguna o apenas algunas pocas palabras transmitía hacia todo el publico: pena, alegría, vergüenza, él los estaba haciendo reir con suma facilidad. Así fue como tuvo la idea que consideró como la más ambiciosa y complicada que su mente ingeniosa había tenido.

    De regreso a su domicilio comenzó a afinar detalles con sus amigos, estos los miraran con cierta incredulidad y bastante intriga.

    — No parece tan descabellado— señaló Lee.— Siendo tú, no te será sencillo dar el primer paso, aún sin palabras, lo mejor es que actúes como alguien más.

    — ¿Cómo una fiesta de disfraces?— preguntó Shino levantando la ceja.

    — Algo similar, yo creo que puedo ayudar profesor— agregó Rock Lee sonriendo, golpeando su palma con su puño— tengo que darme prisa, señor Hyuga lo veo el día de mañana.

    *****************************************

    Tenten tomó con cierto anhelo el estuche de pinturas ya sin barniz que su abuela le había obsequiado a su madre y esta a su vez a ella, tomó un pincel y ondeando en un tono magenta claro las cerdas de este comenzó a realizar pinceladas en lienzo en blanco que ya se encontraba en un caballete postrado.

    — ¡Es increíble!— exclamó una mujer detrás de ella.

    Un hombre de pelo grisáceo con el rostro cubierto con una bufanda tomaba en sus manos uno de sus cuadros en venta, en ella se dibujaba la silueta de una mujer de pelo verde de manera sugerente y al mismo inocente de la cual parecían surgir al menos seis sombras como de aves.

    — ¿Le gusta? — preguntó la castaña con gentileza.

    — Es increíble, le daré 500 libras por él— dijo el caballero.

    La chica se encontró sorprendida por cantidad que le había ofrecido, pensó en que era más que lo habían pagado por todo lo que había vendido hasta ahora y se sintió muy feliz.

    Dos casas más adelante una pequeña multitud se reunía, un niño emitía una sonora risa, la gente aplaudía luego, acontecía un espectáculo callejero.Curiosa, la joven artista se aproximó para ver; por lo que levantó finamente el vestido turquesa que llevaba en aquella ocasión y se acercó.

    Era un personaje peculiar, portaba un smoking sencillo con una corbata de moño, su rostro estaba teñido de blanco y llevaba un sombrero de copa.

    — Disculpe señorita ¿son sus cuadros?— preguntó una mujer rubia con un sombrero con una pluma, sus ojos eran celeste— a mí esposo le gustará .— declaró mientras sostenía uno pequeño en sus manos, en este había unas pequeñas criaturas distintos animales, surgiendo de unas frutas.— el solo hace algunos dibujos al carbón.

    Tenten le afirmó buscando indicarle el precio, pero la emoción no se lo permitió, la chica rubia sonrió y le entregó 200 libras.

    Generalmente ella como una artista aficionada con sus cuadros en venta en la acera vendía con suerte un par al mes, hoy había vendido dos en un día.

    La gente aplaudía de nuevo, se aproximó de nuevo al mimo. En ese momento fingía cargar una caja en sus manos de un peso considerable, con cierta angustia en el rostro llamaba a una persona del publicó un hombre rollizo de traje rojo y con bigote, el actor callejero le advertía del peso de dicha caja, la bajaba en el piso y entonces le sugería hacer algo de calistenia antes de darle dicho paquete, el mimo comenzaba a instruirle y la persona del público le imitaba haciendo sentadillas así como varios estiramientos.

    — Madam, no quisiera importunar...— indicó una voz masculina.

    La chica se giró, se encontró con un hombre que vestía más al estilo oriental, tenía el pelo largo y de color blanco, un semblante amigable.

    — Tiene clientes.— agregó mientras señalaba a cuatro personas que iban con él.

    Una mujer rubia con un kimono y melena hasta el cuello, madura pero elegante; igualmente tres jóvenes: un joven flemático pelirrojo que cabizbajo sostenía abrazando ya un cuadro en sus manos, una chica de pelo azul que observaba unas flores que parecían en el cuadro estar fabricadas de papel y un muchacho de pelo anaranjado que tenía apilado tres cuadros, en sus manos. El hombre sin miramientos le otorgó un pequeño saco de monedas que Tenten ocultó al instante, eran monedas de oro.

    — He ganado bastante escribiendo, madam sus cuadros son únicos— dijo mientras tomaba de la mano a la mujer rubia y daba la vuelta.

    Tenten observó la acera incrédula, sonrió y pegó un grito de emoción, en el lugar donde siempre se ponía solo estaba el caballete y el lienzo que apenas comenzaría. Exhaló muy fuerte y decidió que merecía relajarse, se aproximó de nuevo al espectáculo para dedicar su completa atención, de igual manera le atraía de este sin saberlo explicar.

    El mimo volvía a cargar la caja que había dejado en el piso y cuando se iba a volver a acercarse, al parecer alguien le llamó tocándole el hombro. El mimo se giró y puso una cara de molestia, discutía con el viento molesto, este le tomaba tiraba un par de golpes, la multitud entonces le animaba a que se defendiera. Este entonces sacudía la cabeza, se acomodaba el sombrero, subía sus pantalones y tiraba un puñetazo, entonces parecía vencerlo pues presumía de su fuerza. Tenten se reía, se encontraba muy feliz.

    El artista callejero miraba al público, cubriendo sus ojos como si hiciera sol, aunque generalmente en Londres estuviera nublado, en su vista entonces se cruzó Tenten, el mimo entonces fingía estar deslumbrado como por una intensa luz, atónito se acercaba mientras buscaba entre sus bolsillos algo desesperadamente.

    Neji se encontraba bastante nervioso, pero buscó tranquilizarse, su plan era infalible y con la ayuda de Rock Lee lo había perfeccionado, no era momento de retroceder.

    — Mantente en tu papel, es un papel a interpretar— se repitió a sí mismo en su mente una y otra vez.

    Con su personalidad, su forma de ser, ni en un millón de años hubiera podido actuar de esta manera, tan absurda, tan espontánea, tan directa, pero la fórmula era simple: actuar como alguien más, interpretar un papel, uno que no requería decir nada, pues su esencia radicaba en no hacerlo.

    Así es como es como un mimo se armó de valor y con total galanura le entregó una flor escondida en su manga para luego hacer una reverencia y besar su mano. Este gesto detonó un recuerdo en la castaña al momento pues aunque el maquillaje disimulaba por mucho la apariencia del caballero que había conocido hace unos meses, no olvidaría por nada la sensación que le había provocado sentir sus labios en su muñeca.

    Neji entonces le dio la espalda y comenzó a andar hacia el lado opuesto, la multitud comenzó a disiparse y de la flor en sus manos cayó una tira de papel que había estado enrollada en su tallo, dentro de esta había un verso breve, pero significativo.

    Les he hablado a muchos de tus pinturas.

    Tenten, comprendió todo en ese momento, había sido por su causa, rememoró como ella en cada carta le daba detalles de la creación de estas y él la elogiaba, él las conocía, sus obras casi tanto como ella.Claro, por supuesto que en ella había talento, él le había ayudado a convencerse de ello, pero había un enorme mérito en guiar a esas personas en el camino correcto.

    Corrió para alcanzarlo, apenas doblaba la esquina mientras se le puso enfrente, los tacones que llevaba le daban altura y de igual manera el prácticamente habersele arrojado encima provocando que cayera su sombrero de copa, lo besó en los labios sin pensar en el maquillaje blanco de su rostro, se abrazó de su cuello mientras este la sostenía de la cintura, el beso fue atrevido lleno de tanta pasión que ambos había reservado, escandaloso para las miradas incrédulas de las personas de aquella época, pero no les importó. Neji se sorprendió al verse actuar de esa manera, al desatarse y entregarse a cada impulso sin interpretar ningún papel, pero con una vida dedicada a descubrir cosas maravillosas, encontró la más grandiosa de todas, en su mirada.
     
    Última edición: 2 Agosto 2020
    • Fangirl Fangirl x 1
  2.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador del Mes Orientador Comentarista destacado

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,870
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Me darás un premio si respondo tus preguntas? Tengo que analizar bien esto... XD

    Bueno, un NejiTen en un mundo diferente al universo de Naruto siempre es refrescante de leer, y, aunque los personajes pierden un poco su esencia original (Neji actuando impactado por Tenten y su arte me descolocó un poco), creo que fue bien llevado en tu escrito.

    Gracias por escribir, buen vecino
     
  3.  
    Fenix Parker

    Fenix Parker Spider-man Comentarista destacado

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Noviembre 2011
    Mensajes:
    2,274
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Claro, te daré un premio. Si le adivinas a ver si le encuentras más ciertos cambios de actitud de parte del genio Hyuga, tomando en cuenta el personaje literario que "vendría" siendo.

    Gracias por leer tu la alquimista de fuego
     
    • Adorable Adorable x 1
  4.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador del Mes Orientador Comentarista destacado

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,870
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Compañero, el post anterior debe ser un comentario! Te explico como cambiarlo?... ☺☺☺

    Por ahí encontré a Kakashi, a Jiraiya con Tsunade, Nagato, Konan y Yahiko; también surgió Ino comprándole una pintura para Sai... ☺☺☺ (me falta uno aparte de Shino, no doy y no identifico a nadie con el hombre rollizo con bigote... Choji?). En cuanto al personaje literario base de inspiración pues me declaro incompetente, no lo reconozco. Una pista más, por fa please... ☺☺☺
     
  5.  
    Fenix Parker

    Fenix Parker Spider-man Comentarista destacado

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Noviembre 2011
    Mensajes:
    2,274
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Adivinaste todos incluso el que dudas.

    Una pista, su aventura comenzó con una apuesta
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...
Similar Threads - silencio compartido [Nejiten
  1. Pire
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    229
  2. BipolarBear
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    697

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso