One-shot Un regalo para ti... ☺

Tema en 'Soul Eater' iniciado por InunoTaisho, 2 Enero 2018.

  1.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho とうが 犬の大将 Comentarista destacado ¡ 面倒く せい! ¡Amo a los humanos, los amo, los amo a todos! ¿Por qué existo y vivo? Para existir, necesitas un propósito.

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    1,989
    Puntos en trofeos:
    431
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Un regalo para ti... ☺
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    4086
    Un regalo para ti…



    Con cariño primero para ti, Yáahl... y ya con su permiso lo compartimos aquí para ustedes, amantes de este anime. Ojalá sea de su agrado ya que es mi primer corto en este subforo, pero se aceptan jitomatazos en salsa después de sus observaciones... ☺☺☺


    [​IMG]



    Mansión de Shinigami – sama, en Death City, la noche antes de Navidad.



    Death the Kid, el hijo del gran Shinigami–sama, director de la escuela SHIBUSEN, conocido solamente como Kid para los amigos y gente cercana, miraba y miraba la decoración navideña de toda la estancia, desde todos los ángulos posibles, como queriendo comprobar que verdaderamente no había ningún defecto en la proporción.



    ─ En serio, Kid, ¿sigues con eso? ─le reprochó Liz Thompson, una de sus armas y compañeras más cercanas, después de colocar la gran olla de ponche en la mesa de servicio para disfrutar del bufete navideño con todos los amigos del colegio.


    ─ La simetría debe ser la atracción principal de la fiesta, Liz… ─contestó éste sin prestarle demasiada atención de tan concentrado que estaba en su labor, enmarcando a la distancia el árbol navideño entre sus dedos.


    ─ Por favor… ─suspiró la muchacha cruzándose de brazos mientras que su hermana menor, Patty, reía alborozadamente porque consideraba que Kid se comportaba más bien como un niño caprichoso.


    ─ Ahora sí, todo está muy bien ─tras diez minutos de análisis el muchacho pareció satisfecho, así que se acomodó un poco de lado el gorrito navideño que hacía juego con su elegante traje rojo de época, ocultando así las notorias e incompletas líneas blancas Sanzu que adornan su negra cabellera como una señal de su condición de shinigami. Después volvió la vista a sus compañeras y entonces torció el semblante con ligero desagrado─. ¡Patty, tu gorro navideño no está puesto simétricamente en tu cabeza! ─le regañó haciendo la puntual observación y señalando el desperfecto.


    ─ Ups… lo siento mucho, Kid–kun… ─respondió la chica sin mostrarse enfadada y procedió a reacomodarse el gorrito─. ¿Así está mejor? ─le preguntó inocentemente a continuación.


    ─ Eres un desastre… ─dijo él después de poner los ojos en blanco por una fracción de segundo para inmediatamente acercarse a ella y ajustarle el gorro a su gusto.


    ─ Vamos, Kid, tu gorro también está chueco ─aclaró Liz con leve fastidio tras soltar un nuevo suspiro.



    Mejor no hubiera dicho nada porque, cuando se trata de su asimétrica apariencia, Kid es bastante sensible por lo que, después de hacer una mueca horrorizada y lanzar un grito de espanto, se arrojó al suelo rostro en piso para ponerse a llorar desconsoladamente con desilusión.



    ─ ¡Lo sabía, ya sé que soy una basura despreciable!... ¡debería morir como un cerdo!... ¡mi existencia no tiene sentido alguno!... ─declaraba a la desesperada golpeando el piso con un puño.


    ─… eee… Kid… no te lo tomes así… ─dijo Liz con gesto de preocupación arrepintiéndose de sus palabras.


    ─ ¡Kid–kun es tan gracioso! ─expresó Patty por su parte soltándose a reír una vez más, sobándose el estómago.


    ─ Kid… oye, Kid… ya sabes que cuando seas mayor serás tan guapo como tu padre… ─bueno, la mayor Thompson se acercó al muchacho para brindarle consuelo en tanto le palmeaba la espalda con cariño. Inmediatamente se volvió a su hermana para pedirle su apoyo indirectamente─… ¿verdad que sí, Patty?


    ─ Claro que sí, Kid–kun, serás tan grande, guapo y simétrico como Shinigami–sama ─la aludida no se hizo de rogar y, sin dejar de sonreír divertida, prontamente le dio al chico unas fuertes palmadas como una forma de transmitirle su afecto.


    ─ ¿Ustedes lo creen así… Liz… Patty?... ─a lo que Kid levantó la vista deteniendo su llanto, con el agradecimiento dibujado en sus doradas pupilas y sus mejillas encendidas en un lindo color rojo brillante.


    ─ Ajá… ─dijeron las dos muchachas al unísono.



    El semblante del joven shinigami brilló con mayor intensidad pero al siguiente segundo volvió a mudar el gesto en un mohín de enfado.



    ─ ¡Patty, tu gorro sigue estando asimétrico! ─le reprochó al instante, levantándose con prontitud para acomodárselo de mejor manera según su percepción.



    Liz suspiró resignada y Patty le dejó hacer para tenerlo contento.



    Mientras tanto, camino a la mansión iban los compañeros de Kid en la escuela SHIBUSEN: Maka, Soul, Black☆Star, Tsubaki y Chrona con su espada Ragnarok sobresaliendo de su espalda. Y Black☆Star parecía un poco nervioso por algo.



    ─ ¿Sucede algo, Black☆Star?... no te ves muy alegre ─le dijo Soul un tanto suspicaz mirándole con detenimiento.


    ─ Son imaginaciones tuyas, Soul… alguien tan genial como yo no tiene tiempo para andarse preocupando por cualquier cosa ─respondió el aludido haciéndose el desentendido.


    ─ ¿Cómo les fue con la búsqueda del regalo? ─le preguntó Maka a Tsubaki sospechando la verdadera causa del malestar de su amigo.


    ─ La verdad sí fue un poco complicado encontrar algo adecuado para Kid-kun, ¿verdad, Black☆Star? ─respondió la aludida sonriendo con timidez, mirando a su técnico con una mezcla de pena y cariño.


    ─ ¡Ese trabajo fue de lo más fácil, Tsubaki!... ¡por algo yo soy un genio y pronto superaré a dios, ténganlo por seguro! ─respondió éste dándose sus habituales aires de grandeza lanzando una carcajada burlona para minimizar el hecho.


    ─… ya lo creo… ─observó Soul en voz baja soltando un disimulado suspiro de resignación.


    ─ Yo aún no sé cómo lidiar con esto de los regalos… ─confesó Chrona sin que se lo pidieran mostrándose bastante nerviosa.


    ─ Tú nunca sabes nada porque eres bastante tonta, Chrona… por eso tendré que castigarte… ─respondió Ragnarok con aguda voz y empezó a pegarle en la cabeza con sus pequeños puños como una manera de regañarla. Los demás les miraron con un cómico gesto de resignación dibujado en sus rostros.


    ─… ya deja de golpearme Ragnarok que me duele… ─se quejó la muchacha intentando detenerle sin mucha suerte.


    ─… Aahh… oye, Ragnarok, debemos apurarnos para la fiesta… ─observó Maka con una sonrisa tonta y voz apenada esperando hacer reaccionar a la simbiótica espada.


    ─ Es cierto, tengo mucho que comer en la fiesta… toda esa deliciosa comida me está esperando… ─respondió ésta deteniéndose al instante, aunque no dejó de llamarle la atención a su técnica dándoselas de ser una criatura sensata─. Chrona, tienes que ir más rápido porque no quiero quedarme sin probar el pastel.



    Ya sin percances llegaron a la mansión y unidos disfrutaron de la fiesta junto con varios de sus condiscípulos en SHIBUSEN.



    ─ La decoración es tan bonita… ─observó Kim, otra de las técnicas de armas, acompañada de Jacqueline, su inseparable amiga y arma correspondiente.


    ─ Yo optaría por una ornamentación más refinada ─opinó Ox Ford, uno más de los técnicos, acercándose a ellas con aires de importancia, para después dedicarle unos ojitos de amor a Kim tras sus estrafalarias gafas─. ¿Algún día aceptarás una cita conmigo, linda Kim? ─le preguntó con ilusionada voz.


    ─ Preferiría salir con Kilik antes que contigo ─respondió ella rápidamente lanzándole una mirada de leve desagrado. Harvar, el compañero arma de Ox Ford, disimuló una risita burlona con un carraspeo bajo.


    ─ ¿Pero por qué? ─dijo él un tanto dramático lagrimeando ridículamente.


    ─ Oye, Tsubaki, ¿quién puso estos lindos adornos? ─Jacqueline se alejó de su lado para aproximarse a la mesa más cercana donde se encontraban Liz, Patty y Tsubaki sirviéndose unos bocadillos.


    ─… Aahh… es una larga historia… ─respondió ella un tanto apenada e indecisa. Y es que se había pasado la mitad del tiempo intentando que Black☆Star comiera moderadamente y no hiciera competencia con Ragnarok, quien obligaba a Chrona a ir de aquí para allá para poder comer de todo.


    ─… y qué lo digas… ─comentó Liz soltando un suspiro en tanto Patty no dejaba de reír por todo lo que estaba viendo.


    ─ Ciertamente es tan agradable encontrar personas que sepan apreciar la belleza de la simetría ─justo entonces Kid se apersonó a su lado sonriendo de forma discreta en tanto el rostro le brillaba de felicidad y agradecimiento─, por eso déjame decirte que está decoración es una de mis mayores obras…


    ─… ahí vamos… ─murmuró Liz poniendo los ojos en blanco por un momento.



    ********** Flash Back **********



    ─ ¡Black☆Star… eso es… horrendo! ─exclamó Kid con irritación juzgando la decoración que Black☆Star estaba colocando.


    ─ ¡Por supuesto que no, Kid, esta decoración es tan genial porque yo soy genial!... ─replicó el aludido con una mezcla de enfado y pedantería en la voz dándose sus habituales aires de grandeza.


    ─ ¡No es nada, nada simétrico! ─remarcó el joven shinigami casi a punto de sufrir un colapso nervioso.


    ─… ¿simétrico?... ─el otro joven se rascó la cabeza con desconcierto y volvió la vista para ver la decoración con sus propios ojos, aunque, según su apreciación, no había nada de malo─. Creo que otra vez estás exagerando, Kid… ─le dijo en tono neutro haciéndole rabiar un poco más.



    Todos los demás, Maka, Soul, Tsubaki, Liz y Patty, sólo se limitaron a sonreír tontamente; bueno, en el caso de Patty no dudó en soltar una carcajada de diversión. Justo entonces escucharon la voz de Shinigami–sama saliendo del espejo que engalanaba la estancia.



    ─ Kid–kun… ¿cómo están tus tres líneas hoy? ─dijo primeramente dirigiéndose a su precioso y perfecto hijo con melosa voz, y después saludó a los otros con amabilidad─. Qué hay, muchachos, me da tanto gusto que todos sean tan buenos amigos de Kid–kun.


    ─ ¡Muy buenas tardes, Shinigami–sama! ─contestaron los jóvenes con igual amabilidad intentando disimular lo acontecido apenas unos segundos antes.


    ─ Honorable padre… ─correspondió por su parte Kid dedicándole una leve y respetuosa reverencia, y después agregó─… las líneas siguen siendo bastante asimétricas si quieres mi opinión ─remarcó un tanto desilusionado.


    ─ Pero siguen siendo lindas… ─apuntó el gran shinigami mientras era rodeado por corazones como una muestra de su amor por él… si no fuera por la máscara y el espejo que les separaba podría decirse que le daría muchos besos a su retoño. Prontamente pareció fijarse en la decoración todavía a medias, y les dijo a todos con complacencia─. Esa fiesta va a estar muy divertida, lástima que no puedo ir ─agregó con algo de pena.


    ─ No se preocupe, Shinigami–sama, que yo personalmente le llevaré algo de pastel ─intervino Maka con una gran y dulce sonrisa para hacerle sentir mejor.


    ─ ¡Maka–chan, no olvides que papi también está aquí! ─se escuchó la llorosa voz de Spirit Albarn, el papá de Maka, intentando asomarse por detrás de Shinigami–sama para saludar a su pequeña personalmente.


    ─… papá… ¿por qué no te mueres de una vez? ─dijo ella haciendo un gesto de desagrado para darle la espalda con prontitud, ocasionándole al hombre un sincope que lo mandó al suelo moribundo.


    ─ ¡Maka–chan!... ─dijo agonizante.


    ─… ─el gran shinigami prefirió pasar por alto el drama paterno de su arma personal y se despidió de todos diciéndoles adiós con sus enormes manos─. Pásenla muy bien en la fiesta, muchachos, y muy feliz navidad… ah, y Liz–chan, no dejes de tomarle muchas fotos a mi precioso Kid–kun, ¿quieres? ─agregó con mayor amabilidad dirigiéndose a la mayor Thompson en tono paternal.


    ─ No hay problema, Shinigami–sama ─respondió la joven con una sonrisa algo tonta en la cara y la imagen del espejo se desvaneció.


    ─ ¡Feliz navidad, Shinigami–sama! ─todos soltaron un suspiro de alivio para continuar en lo suyo pero, en menos de un minuto…


    ─ ¡Black☆Star, te faltaron diez centímetros de luces en la pared para que fuera simétrica con la de enfrente! ─le reclamó Kid a Black☆Star tras medir con una regla la colocación de la cascada de luces navideñas para decoración de interiores.


    ─ ¡Claro que no, Kid, esa decoración es tan fenomenal como yo! ¡Además, para alguien tan fabuloso como yo no es necesaria la simetría para ser grandioso! ─replicó éste dándose sus aires con una mordaz sonrisa dibujada en su rostro.


    ─ ¡Nadie se burla de la simetría en mi presencia! ─por ello el joven shinigami, arrojando humo por los poros a modo de demostrar su ira, acabó metiéndole un golpazo en la cara que terminó lanzándole por la ventana más cercana. Y sus acompañantes sólo hicieron gesto de cómica resignación puesto que eso podía decirse que era una costumbre entre ellos.



    ***** Fin de Flash Back *****



    Llegó el tiempo de intercambio de regalos, y entonces Black☆Star le entregó a Kid el correspondiente presente como muestra de amistad.



    ─ Feliz navidad, Kid… aquí tienes este regalo de mi parte, algo tan fabuloso como yo que quise compartir contigo ─le dijo alegremente con presunción en cuanto llegó su turno.


    ─ Muy amable de tu parte, Black☆Star ─respondió Kid educadamente y se dispuso a abrir el obsequio con sumo cuidado para no arruinar la simetría de la envoltura.



    Todos los demás les miraban con curiosidad y sonrisas alegres porque la fiesta sí que había resultado bastante amena, incluso Chrona se veía contenta y eso ya es mucho decir. Después de un par de minutos Kid sacó el presente de su envoltorio y lo quedó mirando con mueca de incredulidad absoluta, y sus acompañantes pusieron gesto de duda.



    ─ Ya sabía que te quedarías sin palabras, Kid… ─le dijo Black☆Star dándose sus aires en tanto Tsubaki ponía carita de pena soltando con una sonrisita tonta y una gota anime en la sien a modo de representar su bochorno─… no cualquiera tendrá ese privilegio de recibir de mí algo tan personal porque soy demasiado genial ─agregó soltando su habitual carcajada de presunción regodeándose por su logro.



    El regalo en cuestión era una fotografía enmarcada del mismo Black☆Star en una de sus mejores poses ninjas, con Tsubaki transformada en Espada Demoniaca. Para rematar tenía su firma al calce en grandes caracteres negros.



    ─ Esto es… ─tartamudeó Kid levantando la fotografía por encima de su cabeza para apreciarla en su totalidad, con el gesto contraído por el minucioso análisis al que la sometería.


    ─ ¿Es en serio, Black☆Star, ahora te dedicas a regalar fotos autografiadas? ─le cuestionó Soul con voz de escepticismo y mohín de asombro.


    ─ De ninguna manera, Soul, no cualquiera merece una fotografía del fabuloso yo; sólo aquellos que han llegado a mi nivel pueden tener el privilegio de recibir algo de mí ─respondió el aludido sin dejar de darse ínfulas.


    ─ Pues yo preferiría una foto de tu compañera en traje de baño; además ella sabe cocinar ─expresó Ragnarok con su aguda vocecita dando su opinión muy personal, recostado sobre la cabeza de Chrona.


    ─ No digas esas cosas, Ragnarok… ─a lo que Tsubaki enrojeció levemente de las mejillas sintiéndose observada por todos en un instante. Y es que Kid al fin alcanzó a decir algo.


    ─ ¡Black☆Star, está fotografía no es para nada simétrica! ─se quejó amargamente poniendo gesto de molestia absoluta con un tic en la ceja.


    ─… ¿Aahh?... ─dijeron todos y Black☆Star pareció confundido pues consideraba que había tenido el suficiente cuidado para no pasar por alto ese detalle de su amigo, un criticón profesional de elite.


    ─ ¿De qué hablas, Kid?... ─preguntó rascándose la sien.


    ─ ¡Fíjate bien, este cuadro tiene más adornos del lado izquierdo que del derecho, tu pose no está perfectamente alineada en medio y la firma desentona todo porque la recargaste sobre tu costado derecho además que la escribiste mal! ─señaló el joven shinigami remarcando cada uno de los desperfectos─. ¡La única que salió bien es Tsubaki, colocada justo al centro del ángulo! ─puntualizó.


    ─ ¿De verdad tiene todo eso?... ─dijo el joven ninja parpadeando más aturdido.


    ─… eee… Kid, ya sabes que los regalos son regalos… te lo dijo tu padre esta mañana… ─le dijo Liz a su técnico intentando hacerle entrar en razón; ante todo nada como los consejos de papá.


    ─ Eso es verdad, Liz, ya lo había olvidado ─respondió el muchacho recobrando el porte de caballero en tanto se acomodaba el saco, entregándole la fotografía con todo y envoltura a la menor Thompson─. Muy bien, Patty, ya sabes donde se guarda este tipo de regalos… ─le señaló dándole la orden con total tranquilidad.


    ─ Como tú digas, Kid–kun ─contestó ella muy sonriente y sin más se llevó el paquete perdiéndose un momento por uno de los pasillos que conducen al interior de la mansión.


    ─… eto… Liz-chan, ¿a dónde guarda Kid-kun esos regalos asimétricos? ─le preguntó Maka disimuladamente en tanto una gota anime adornaba la frente de todos.


    ─ Es mejor no saberlo… ─dijo ésta soltando un suspiro bajo de estoicismo.



    En cuanto Patty regresó pudieron continuar con el intercambio, y ahora fue el turno de Kid.



    ─ Adelante, Soul, es toda tuya… sólo te pido tengas cuidado con la envoltura pues es un hermoso papel simétrico desde todos los ángulos ─le dijo a su compañero haciéndole la entrega de una enorme caja (la cual no estaba allí cuando ellos llegaron) con la perfecta forma de un hexaedro regular.


    ─ ¡Uhau! ─dijeron todos soltando una exclamación baja de asombro. De verdad tenía que tratarse de algo grande porque la caja parecía bastante espaciosa como para que cupiera en ella alguien dentro.


    ─ Caramba, Kid, no sé qué voy a hacer con todo eso… ─expresó Soul a su vez soltando un silbido de admiración, intentando imaginar lo que había ahí adentro. Tal vez se tratara de un par de bocinas nuevas, justo lo que necesitaba.


    ─ Lo sabrás en cuanto la aprecies bien sin su envoltura… de hecho supe que era la mejor elección en cuanto la vi ─respondió el joven shinigami minimizando el hecho.



    Patty reía por lo bajo y Liz intentaba conservar el gesto relajado pero Maka se dio cuenta de que allí había algo raro.



    ─ Oye, Liz-chan, ¿qué tipo de regalo le dio Kid-kun a Soul? ─le habló mediante señas en tanto su compañero arma desenvolvía el obsequio con total delicadeza para no destrozar el papel de regalo y enfadar así al joven shinigami.


    ─ Lo verás con tus propios ojos… ─fue la respuesta de la mayor Thompson desviando el tema con una sonrisa fingida.



    A Soul le pareció bastante extraño que la caja no pesara nada cuando la cargó. Y es que, realmente, después de quitarle la adornada cubierta parecía una simple caja.



    ─ Eh, Kid, ¿estás seguro de que hay algo aquí? ─le interrogó un tanto extrañado.


    ─ Claro que esta ahí porque el regalo es la caja… ─señaló el mencionado en tono de sabihondo después de poner los ojos brevemente en blanco por esa falta de cultura y atención.


    ─… ¿Aaahhh?... ─exclamaron todos menos Liz y Patty, quien reía alborozadamente por lo divertido de la situación. Ciertamente ese regalo superaba con creces al de Black☆Star.


    ─ ¿Estás de broma?... ─dijo Soul parpadeando con escepticismo.


    ─ Yo no acostumbro bromear… ─observó el de doradas pupilas y sin más se acercó a la caja mirándola con devoción─. Estuve buscando por muchos lugares hasta que la encontré, y estaba ahí, tan perfecta… por supuesto que tuve que asegurarme porque a veces suelen estar mal cortadas y las aristas mal pegadas, lo que rompe el encanto y la armonía ─recalcó más serio sacando su escalímetro para empezar a medir─. Después de un análisis detallado ya no quedó duda y me dije a mí mismo: “Este es el regalo perfecto para regalar…”. El problema posterior fue encontrar la envoltura adecuada para que no se maltratara y perdiera su simetría, y por supuesto que ésta también tenía que conservar la proporción de la caja para hacerla lucir bien ─puntualizó con énfasis.


    ─ ¿De verdad?... ─dijo su interlocutor intentando no sonar mordaz.


    ─ Soul, ¿sabes lo útil que puede ser una caja grande y simétrica como esta? ─le cuestionó Kid muy seriamente─. En ella puedes guardar todos aquellos objetos que desentonan con la armonía de tu habitación para que luzca mejor, simétrica y ordenada; incluso puede ser el escondite de tus secretos y tu refugio personal cuando no quieras que Maka te moleste por cualquier cosa ─recalcó.


    ─… Eso suena bastante conveniente… ─dijo la mencionada muchacha con una cómica mueca de resignación en el rostro y una sonrisita boba.


    ─… Si tú lo dices… ─suspiró Soul ya sin ánimo de debatir. Ahora la dificultad era cómo llevarse la caja y meterla en su habitación. Sin lugar a dudas tendría que desbaratarla sin que Kid se enterara.



    ***** Epílogo *****



    El personal de SHIBUSEN también tuvo su propio festejo navideño con intercambio de regalos en el Death Room…



    ─ Feliz navidad, Spirit–kun… ─le dijo Shinigami–sama a Spirit Albarn entregándole el correspondiente presente del intercambio de regalos; una bella cajita de razonable tamaño envuelta primorosamente en un lindo papel dorado─. Kid–kun me recomendó esto como tu regalo especial ─añadió con voz alegre en tono de complacencia.


    ─ Muchas gracias, Shinigami–sama… me siento tan honrado ─respondió el aludido intentando conservar el porte de hombre serio para que no le ganara la alegría de saltar como un niño con juguete nuevo.


    ─ De verdad se ve que es un buen regalo, senpai… ─le dijo Franken Stein tras arrojar un poco de humo del cigarrillo que estaba fumando, dándole una palmada afectuosa en el hombro sin mostrar en realidad nada de emoción a pesar de ya haber recibido su presente de parte de Marie Mjöllnir, quien ahora es su acompañante y arma.


    ─ Sin lugar a dudas Shinigami–sama es una persona de muy buen gusto… y lo digo de verdad porque esa era la clase de hombre que solía ser cuando vivía, hablando siempre con la verdad ─adicionó Sid Barett afirmando al mismo tiempo con la cabeza.


    ─ ¿Por qué no lo abres, Spirit–kun? ─fue la pregunta de Marie sin ocultar su entusiasmo con una sonrisita alegre en el rostro.


    ─ Sí, todos queremos saber qué es ─añadió Mira Nygus, la enfermera y actual compañera arma de Sid, uniéndose a la petición.


    ─ Está bien, ya que insisten… ─dijo el señalado y sin más rompió la envoltura para descubrir el contenido del obsequio.



    Todos ─menos Stein y Shinigami–sama, porque él oculta sus emociones tras la máscara que le cubre el rostro─ se mostraron asombrados al verlo.



    ─… ah... Shinigami–sama, esto es… tan original… ─dijo Spirit con una especie de tic en la ceja y gesto de incredulidad.


    ─ Kid–kun consideró que los necesitarías porque cada vez que Maka–chan te manda a volar quedas hecho un asco de persona y desentonas con la armonía de la habitación ─respondió el gran shinigami con mucho orgullo─. Mi Kid–kun es un chico tan listo y lindo… y sus tres líneas son tan preciosas… ─agregó al tiempo que era rodeado por una brillante aura dorada a modo de representar su alegría paternal.


    ─ ¡Maka–chan!... ─por su parte Spirit empezó a sollozar recordando el desdén que le mostraba su hija cada dos por tres, y sacó uno de los pañuelos desechables de la cajita que Shinigami–sama le había regalado limpiándose ruidosamente la nariz, con que le ocasionó a todos (menos a Stein, aclaramos) una breve mueca de consternación por su mala suerte.



    En ese momento alguien le golpeó fuertemente en la cabeza con algo bastante pesado, provocándole un chichón muy doloroso de ver.



    ─ ¡Bakame! ─le dijo el pequeño sujeto que se presentó ahí señalándole acusadoramente con el bastón que traía en la mano─. ¡Una fiesta no puede ser una fiesta si te pones a llorar por cualquier cosa! ─regañándole con dureza.


    ─ Llegas tarde, Excalibur… ─fue el saludo que el gran shinigami le dio a la criatura, conservando la calma como si nada raro hubiera pasado.


    ─ Mis disculpas, Shinigami, ya que estaba preparando mi debut porque hace años no presento el show en su totalidad ─se excusó el recién llegado con total respeto dirigiéndole una leve reverencia antes de empezar a bailar y cantar su propia canción dándose sus aires de ser genial:



    ♪ Excalibur, Excalibur!… From United Kingdom, I'm looking for him… I'm going to California… ♪



    Casi todos huyeron cuando tuvieron la oportunidad y sólo el pobre Spirit tuvo que quedarse junto a Shinigami–sama porque el show de Excalibur podía durar hasta cinco horas.








    Nota: Afortunadamente ya llegó la simétrica caja que Kid – kun le mandó a Yáahl con todo su amor… ☺☺☺.

    Pensé que no me iba a llevar mucho dado que acabo de terminar tanto el manga como el anime y ya ven… pero es que Soul Eater se ha prestado para la comedia y eso es algo que me encanta, así que no podía parar de escribir e imaginar tantas y tantas cosas, aunque el final pueda no ser el adecuado.

    Y ya saben, el crédito de la obra al gran Ohkubo Atsushi, sólo usamos algo de la trama y personajes para divertirnos un poco.

    P.D. Editado para hacer las correcciones que Yáahl me señaló... gracias, linda hermosa!
     
    Última edición: 9 Enero 2018
    • Adorable Adorable x 2
  2.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Líder de Betas Comentarista empedernido Editor Gráfico The Trickster Hummingbird XIII Nameless Crazy Cat Lady

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,177
    Puntos en trofeos:
    356
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    ¡Hola, Inuno! Te dije que iba a dejarte un comentario. así que a eso vengo.:eyebrow:
    Prepárate porque siento que esto quedará kilométrico. :shani:

    Primero, de nuevo te agradezco muchísimo por tus regalos, pero además por sacar el tiempo para ver y leer Soul Eater, yo lo vi hace años y hasta la fecha me encanta. Otra cosita que te quiero agradecer es que con este regalo le hayas traído un poquito de vida a este subforo tan bonito, pero tan inactivo. ¡Yo lo amo y me encanta que aunque sea una vez perdida alguien venga y publique! Me alegraste muchísimo por diferentes razones, ya ves.

    Death the Kid es de mis personajes favoritos de toda la serie, especialmente en el manga, a decir verdad, porque evoluciona muchísimo como persona y como Dios de La Muerte que es. Aquí, sin embargo, vemos marcadísimo su TOC que siempre se presta para la comedia. Me gusta cómo manejaste su personaje. :/*-*\:
    Otro de mis personajes favoritos es, graciosamente, su padre, Shinigami-sama. ME ENCANTA LO QUE HICISTE AQUÍ. Sí, así en mayúsculas. Adoro ver cómo este Dios de La Muerte siente tanto amor por su hijo, por un fragmento de sí mismo, y que tiene tanta fe y confianza en él, aunque se tomó todas las precauciones para no cometer el mismo error que cometió con Asura. Ay, es que me mata de ternura. Es una figura que impone respeto, sí, pero igualmente es un ser imperfecto y bastante emocional en algunos casos, mientras que su hijo (fragmento del orden, qué decirte) a veces puede parecer más bien poco dado a las emociones.
    De Black Star no puedo decir mucho xD no me gusta tanto como personaje, pero hay que admitir que lo manejaste igual de bien. Vamos, que su complejo de Dios se nota a kilómetros de distancia.

    Ahora, un poco más con la parte técnica, porque bueno, siempre la pongo. Sin bien no noté, o se me pasaron, errores de ortografía, si hay otras cositas que quiero señalarte.

    Siento que te falta descripción, que se nos fue el escrito a punta de diálogos, habrá a quienes no les moleste, pero a mí como que me hace falta para darle ambiente a lo que estoy leyendo. Es como si le faltara cuerpo a la historia.

    Algo que noté mucho, es que se te fue la mano con los puntos suspensivos. Usarlos unas cuantas veces está bien y hasta es necesario, pero el exceso pausa la lectura de forma innecesaria y puede llegar a entorpecerla o quitarle fuerza. A ver, ejemplo:


    ¡Hay muchísimos y así te llevas toda la historia! No sé ni qué hacer con ellos.
    Reducirlos no estaría mal. Tenlo en cuenta para otras cositas que escribas.

    Para ir terminando, una cosa que más que nada es de estética, creo:

    La separación del guión de las palabras cuando tenemos los sufijos. Sería mejor que estuviera todo junto: Spirit-kun, Maka-chan, Kid-kun, Shinigami-sama, etc.

    Y bueno, creo que eso era todo. Igual no quedó taaaan largo el comentario. :.O.::kuku:
    De nuevo, te agradezco muchísisisisisisismo por esto tan bello y por el tiempo que le dedicaste. No lo olvides, ¡mantén la calma y ama la simetría! :shani:


    ¡Excalibuuuur, Excalibuuuur! From the United Kingdom, I'm looking for him… I'm going to Californiaaaaaaaaa~ ♪♫♫♪
    [​IMG]


     
    Última edición: 6 Enero 2018
    • Adorable Adorable x 1
  3.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho とうが 犬の大将 Comentarista destacado ¡ 面倒く せい! ¡Amo a los humanos, los amo, los amo a todos! ¿Por qué existo y vivo? Para existir, necesitas un propósito.

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    1,989
    Puntos en trofeos:
    431
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Ciertamente Kid en el manga evolucionó bastante haciéndole encantador como un dios en desarrollo, por eso también es el personaje que me agradó más... En el anime, que quedó bastante corto, es más bien algo cómico con su obsesión por el orden y la simetría, pero de que se lleva casi de a cuartos con Black Star es indudable. De hecho también Black Star es un tanto odioso en el anime pero me acabó de agradar más en el manga.
    Lo demás ciertamente me quedé corta al describir pero sentí que así sería bastante más pesado por el diálogo en exceso como bien señalas, algo que debo corregir, y tomaré en cuenta tus sugerencias.
    Gracias a ti por leer, espero también te haya gustado mi intento de edición con cariño.

    P.D Excalibur es la ley!!
     
    • Fangirl Fangirl x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso