Un Mundo Perfecto

Tema en 'Relatos' iniciado por Muddy Waters, 13 Abril 2009.

  1.  
    Muddy Waters

    Muddy Waters Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    11 Septiembre 2008
    Mensajes:
    123
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Mundo Perfecto
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1216
    Un Mundo Perfecto

    Un Mundo Perfecto


    Imagine usted por unos momentos un mundo vació, crezca el verde a su voluntad. Imagine grama perfecta, árboles perfectos, animales perfectos, cielo escampado y perfecto, encapotado de nubes suaves y perfectas.

    Antes de proseguir, usted debe entender que no tiene que imaginar esto como algo real, debe imaginarse como algo falso, algo intangible, como figuras hechas en el aire. Si es incapaz de esto pues imagíneselo como algo existente, pero intocable en lo que usted no puede intervenir, como el arte del museo de Louvre, como un castillo de cartas sobre una mesa tambaleante, como la punta del obelisco en Buenos Aires, algo imposible de tocar.

    Imagínelo usted, tan pequeño como para que los animales deban ser agarrados con un considerable celo, como con pinzas de algodón, si es que algo como esto existe. Si es así use usted sus conocimientos, pero sencillamente imagínelos como seres ínfimos casi invisibles.

    Ahora en ese lugar hay exactamente cuatro hombres, ni uno más ni uno menos. Hay cuatro hombres en total en todo ese pequeño mundo imaginario, cada uno colocado en una de las aristas del pedazo de terreno cuadrado.

    Haré unas aclaraciones antes de continuar: Debe quedar claro que ese mundo no es paralelo al nuestro, es uno completamente independiente. Allí nunca existió un Da Vinci, un Greco, un Einstein o un Newton, es un mundo imaginario sin conexión alguna —más allá de la imaginación de usted— con este mundo nuestro.

    No hay intención alguna de que en ese mundo haya vida después del corte en negro del relato, no pretendo cortar su imaginación en este relato, pero quiero, y es de capital importancia que se entienda que todo en los que usted pueda creer como real no existe en este mundo imaginario que estamos formando. No hay tal cosa como un Dios —si crees en él—, no hay madres, padres, ejecutivos o relojeros. Nada, no existe el tiempo, no existe el arte, no existe nada más allá de los cuatro hombres.

    Al no haber intención alguna de que haya una vida después del relato, considero una nimiedad el género de las personas en este pequeño mundo, por ello en este momento debe plantearse que no hay una sola mujer en todo el territorio.

    Visualice usted ahora, el terreno cuadrado en el que habitan las cuatro personas, en cada una de las esquinas del cuadrado cuelga una piedra de oro amarrada a una cuerda. Hay una exactamente igual en cada una de las esquinas.

    Los hombres hacían actividades muy parecidas a diario, cazaban en su territorio delimitado, recolectaban frutas de sus árboles, comían, bebían y hacían prácticamente lo mismo.

    De cuando en cuando esto variaba, se cruzaban dos, tres o hasta los cuatros. Se miraban e intercambiaban señas o gruñidos en ese primitivo lenguaje suyo.

    Un día el Hombre del Este —lo llamaremos Hombre del Este de manera tentativa, son tan pocos y tan conocidos ellos en ese pequeño mundo que realmente no necesitan nombre propio para identificarse, pero seguramente a usted le agradan mucho más que a mí lo nombres, así que los usaremos sin mayor divagación— se recostó sobre una rama después de un día cansado y monótono, miraba el cielo buscando formas e imaginando.

    Los otros hombres lo vieron y enseguida buscaron un árbol para hacer lo mismo, imitando al Hombre del Este, siendo primero el Hombre del Sur quien se subía a un árbol y miraba el cielo escampado.

    No tardaron los hombres restantes en conseguir otros árboles e imitar, lo que habían visto del otro lado del mundo. El Hombre del Este vio esto, lo pensó como algo insólito, se sintió asaltado, insultado, herido, de un salto bajo del árbol, grito un sarta de gruñidos incomprensibles y se fue corriendo a su arista.

    La noche llego, los hombres miraron en el cielo las estrellas, las formas, la belleza de la luna y el parpadeo del prisma que se formaba en el roció con la luz de la luna.

    Ese día no murió nadie.

    Aquel día no volvió a repetirse, los hombres se cansaron del cielo y volvieron a sus acciones repetidas y conocidas.

    Una noche el Hombre del Norte, cansado y hastiado de todo lo visto en su lado decidió ir a las tierras del Hombre del Sur. Paso por el borde, sigiloso y maravillado por todo lo que tenía el Hombre del Sur —a pesar de ser exactamente lo mismo que se encontraba en su tierra—. Entonces la vio, la piedra que se mecía con cierta parsimonia, se veía hermosa y llamativa bajo la luz de la luna que le cegaba los ojos al hombre. Grito de felicidad y lleno de euforia se agarro de la cuerda deslizándose hasta la piedra, quería tocarla, quería hacerla suya. Era tan fría, tan inaudita, tan distinta a todo.

    El hombre durmió ahí, recordando lo sucedido con la idea de los árboles, temía que así como el Hombre del Este tuvo una idea, y todos la robaron, le sucediera lo mismo a él, pero él no veía más piedras brillantes como aquellas, si los otros llegaban a saber le intentaría quitar su piedra.

    Abrazado a ella paso todo el día, se maravillo con el calor que transmitía cuando el sol la iluminaba, la luz que reflejaba le dejaba ciego cada vez que la miraba directamente. Maravillado paso pues el día, pero llego la noche, y así como se canso del árbol se canso del oro, pero al momento de subir la cuerda sus piernas flanquearon y sus brazos sencillamente dejaron de responder.

    Ese día murió el Hombre del Norte y nadie se entero.

    Nadie noto la ausencia de uno de los hombres, la vida continuo normalmente sin mayor cambio causado por la muerte de uno de ellos. Todos siguieron cazando, durmiendo y gimiendo.

    No fue hasta que el Hombre del Sur, se acerco curioso al borde por el que había visto pasar una vez al Hombre del Norte y miro la piedra, su amarillo le atrajo por su brillo, su forma esférica, todo en ella le agrado, pero él, con un par de meses más encima, fue mucho más inteligente que el Hombre del Norte.

    Él recorrió una noche el borde de todo el mundo, paso por las tierras del Hombre del Este y vio una piedra semejante a la suya, maravillado igual como antes la quiso para él.

    Cuidando de no hacer mucho ruido tomo una piedra y corto la cuerda que la sostenía, intento tomarla pero solo logro que esta se cayera.

    Visiblemente enojado, tiro la piedra al vació y comenzó a gritar. Salto, gruño y finalmente se tropezó, cayendo al vació como antes lo hiciera el Hombre del Norte.

    Ese día murió el Hombre del Sur y entonces el mundo fue perfecto.
    ---------------------------------------------------------------
    Tristes y bellos sentimiento, blah, segundo lugar, blah, versión corregida y remasterizada, blah.

    Enjoy.[FONT=&quot]
    [/FONT]
     
  2.  
    berlinQueer

    berlinQueer Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2003
    Mensajes:
    304
    Pluma de
    Escritor
    Re: Un Mundo Perfecto

    darlin.
    Si hay algo que me gusta muchisimo de este cuento, y que por cierto, ya te dije, es la forma tan genial que tenes de armar el mundillo. Esta contado de forma sencilla, pero a la vez logra describirlo perfectamente, cada cosa en su lugar. (acaso tu introduccion a los cuentos infantiles)
    La resolucion, bueno, ya lo hablamos tambien, lastima que te cortaron las palabras.
     
  3.  
    berlinQueer

    berlinQueer Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2003
    Mensajes:
    304
    Pluma de
    Escritor
    Re: Un Mundo Perfecto

    fgdj
     
  4.  
    Reiko_T

    Reiko_T Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    10 Diciembre 2007
    Mensajes:
    130
    Pluma de
    Escritora
    Re: Un Mundo Perfecto

    Este argumento fue muy difícil ¿eh?
    Me pusiste a pensar ToT

    Primero te di un... no sé, una calificación baja porque me parecía sin sentido y luego, por arte de magia llegó la inspiración.

    Tienes suerte de que yo sea una chica inteligente (?) y lo haya pillado (?).

    x'DDDDDDDDD

    Muy bueno, de verdad.

    PD: Bota OpenOffic (?) a la basura... bueno, a la papelera de reciclaje...xD

    (:
     
  5.  
    Anneliese

    Anneliese Usuario popular

    Géminis
    Miembro desde:
    15 Octubre 2006
    Mensajes:
    970
    Pluma de
    Escritora
    Re: Un Mundo Perfecto

    Este escrito sí que es rebuscado, te hace pensar bastante y yo no soy de esas personas que entienda tan fácilmente, pero bueno, logré entender al fin y al cabo, especialmente porque esa última oración te deja preguntas como: ¿Y por qué ahora sí es perfecto el mundo?, ¿qué tienen que ver aquellos dos hombres?

    En fin, cuando la gente se deja llevar por ese tipo de cosas, es cuando el mundo se vuelve imperfecto e inestable, reflejaste muy bien el sentimiento que te había tocado.

    Felicidades, el segundo lugar lo merecías perfectamente :).

    Cuídate.
     
Cargando...
Similar Threads - Perfecto
  1. Bettle Red
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    364
  2. Accel
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    369
  3. Reiko_T
    Respuestas:
    6
    Vistas:
    1,041

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso