Long-fic Un juego por la vida de... naraku?

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por InunoTaisho, 3 Octubre 2010.

  1.  
    surisesshy

    surisesshy Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    18 Febrero 2008
    Mensajes:
    610
    Pluma de
    Escritora
    XDDDDDDDDDDDDDDDD, creeme, me hiciste reir un montón, perdón por no coemntar antes, pero, la risa no me dejó (eso y el inter, que esta cabreado conmigo) muy buena las contis, ese Kouga no deja de meter la pata y lastimar a la linda okami, jajaajajajaja, que buen Zape le dió Sesshy a Inu por pensar cosas "indevidas" hasta yo hubiera querido entrar en el fic y azotarlo varias veces en el suelo por poner en duda la masculinidad de Sesshy, jump.

    Que linda porra, me encantó que le dieran una de Sesshy a Kagura, es momento de ponerla como es, sexi y bonita, Xd eso si, Hakudoshi y Byakuya tirandosele encima, que par de pervertidos, ya lo esperaba del rarito, epro de Hakudoshi ¿desde cuando es fans del gran lord? bueno, quien no y Akago, pobre bebé "indefenso", XD.

    Esta muy buena, continuala, ya quiero ver el shou y como Naracu ahse trampa (pues para nada mas habrá llevado él su piel de mandril) bey amiga y gracias por avisar.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    SangoxMiroKagoxInu

    SangoxMiroKagoxInu Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    21 Noviembre 2010
    Mensajes:
    91
    Pluma de
    Escritora
    xD jajajajajajaj ahii Dios me hiciste reir una vez mas sabes? me encanta como me haces reir jajajaja ahii Dios bueno
    que lindas se ven todas ese Inuyasha todo "Kagome me das otro bocado kykio me rascas la oreja" taaaan lindo ^^ que ternurita y ese Kouga todo posesivo pero bueno toca que se ponga asi para que Ayame no se sienta mal jjajajajaj ese Miroku miiijooo aguantese si? debe controlarse que no entiende? C-O-N-T-R-O-L-A-R-S-E ahhh pobr Kohaku que lindo cuñado tienes amigo jajajaj xD y Naraku jajajajaaj no me lo imagino con ese traje de mandril ajajaj xD
    pobre kagura cuando sus "hermanitos" comienzan a jalarle su ropa pobresita....TANTO ODIO LE TIENEN A NARAKU SUS "HIJOS"? O MAS BIEN SUS "CREACIONES"? jajajaj bueno yo hubiera hecho lo mismo y tmbn me hubiera puesto la camiseta de Sesshomaru jajaj esa kagome kykio ayame y kagura como presumen el estampado de sus camisetas jajajajajaj ole esa Sango esta toda RE-COQUETA jaaaaiiii quien la ve
    jajajaja xD
    bno espero la conti supero pronto jajajja xD Sayo bss
    pd:perdon por no haberte comentado tanto en "pasado mañana" ahh esque no se mi hermana llego al compu cuando yo terminaba de leer la conti y es taaaaaaaaaaaaaaaan impaciente que no me dejo escribirte mucho -.- que paila pero bueno ahora si SAYOO
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    kagomeG

    kagomeG Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Septiembre 2009
    Mensajes:
    340
    Pluma de
    Escritora
    hahahahaha!!! nooo paro de reir!!! sigue el problema del brasier!! hahaha!!! no paro de reir!!

    En cierta manera tiene razon... en muchos sentidos... *Inuyasha la mira feo* Es verdad!!

    Ahora Seshomaru puede leer la mente?! wow!!! hahaha me encanta!

    Me tiro al piso cuando la leeo! (por algo tubiste que ir al santario... ) casi no me aguanto! hahaha!!

    O luego cuando llegan Kagome y Kikyo con su "ropa" pobre Inuyasha, Me alegras el dia amiga!!! y gracias por avisarme!! muero por saber como empezara todo... pero no se por que ahora hakudoshi... se me esta volteando... peleando por el estampado de Seshomaru?! owo!
    te esperamos!! no te tardes muchoo!! onegaii!!

    kagomeG
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Lucy J Watson

    Lucy J Watson Usuario común

    Aries
    Miembro desde:
    16 Agosto 2010
    Mensajes:
    241
    Pluma de
    Escritora
    Yo-estuvo increíblemente cómico.Hikaru-es verdad,realmente casi me caigo de la silla.Yo-casi no,te caíste de la silla.Hikaru-bueno es verdad que me caí,en fin me mato la parte en donde kikio y kagome le dan de comer a inuyasha.Yo-si esa parte estuvo re buena,en especial que después inuyasha quería mas.Hikaru-es verdad,¿y de que se trata eso de hakudoshi peleándose por una camisa de sesshomaru?eso no me lo pedo creer.Yo-eso fue muy sorprendente, ahí koga va a terminar muerto por ayame como se le ocurre hacer eso,bueno en fin estuvo buenísimo.
    continualo pronto y avísame.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    yulisesshy

    yulisesshy Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    16 Septiembre 2009
    Mensajes:
    79
    Pluma de
    Escritora
    Hola, mucho tiempo que no me paso por aca, pero no dare ninguna escusa, solo un los siento amiga.
    Wao, cuanto a avanzado la historia, ya casi vamos por el juego, yo quiero entrar a la porra de Sesshy, definitivamente, el es el que vaa agnar el juego, es muy inteligente, si hubiera sabido eso, le hubiera pedido ayuda con los examenes de matematica o de algebra.

    I-nu-ya-shaaaaaaaaaaaaa, como te atreves a desir o a pensar eso d emi Sesshy, no ves que él es muy macho, solo que no es tan "vergonzoso" como tú, (le da un coscorron) como vuelvas a desir eso, le digo a Kagome que te entierre con sus abajos, torpe, jump.

    Me gustó la conti y como pones a Kagura, ademas de la comedia que llevas, quien pensaria que hakudoshi se pelearia por una camiseta de Sessh, XDDDD, se ve lo querido que es el gran demonio, en contrastación con Naracu, que es odiado hasta por sus "hijos", bueno, s elo merece por ser tan mal "padre" en especial con la pobre de Kagura.

    Siguela pronto, bey y besos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador ejemplar Orientador Waku-waku

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,764
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Un juego por la vida de... naraku?
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    3678
    Capítulo 11

    Los cuatro contendientes se encontraban en un camerino especial… por el momento. Sesshōmaru había aceptado estar con ellos porque era para la inauguración, después… para él había un camerino aparte, con una gran estrella en la puerta en la que se leía su nombre. Koga e Inuyasha le lanzaban miradas de molestia a Naraku y entre sí. El engendro estaba bien envuelto en su piel de mandril, como escondiendo algo. Y el gran demonio… apartado de ellos lo más que se podía.

    Por cierto Sesshōmaru, — le espetó Inuyasha mirándolo con enfado — ¿a qué se debe que tú no traigas la misma ropa de siempre? Te gusta lucirte, ¿verdad?

    El Daiyōkai sólo lo miró brevemente, casi lo mata con la mirada, para después ignorarlo por enésima ocasión.

    Pues en eso se parecen. — dijo Koga con burla — “Perros” tenían que ser.

    Ni tiempo le dio a Inuyasha de enojarse cuando Koga yacía en el suelo y Sesshōmaru cerca de ellos, mirando al Ōkami como si fuera un insecto.

    Por tu bien más te vale cerrar la bocota, lobo. — dijo con calma el gran demonio, aunque sonó a amenaza — O tal vez… te vayas antes que Naraku.

    El Ōkami tenía un chipotón en la cabeza, y lo miraba entre molesto y asombrado. Naraku sólo sonrió un poco tembloroso. El Daiyōkai volvió a su posición anterior.

    En otro lado… Miroku, Sango y Shippou repasaban por última vez las instrucciones escritas en sus tarjetas.

    Así que… — dijo el monje — Shippou se colocará en donde se desarrollará el juego… y Sango… estarás a mi lado — y la miró con cara entre inocente y maniaca pervertida.

    Recuerde Excelencia, — dijo la castaña mirándolo con ojos de rendija enojados — un movimiento en falso y… ya sabe.

    Sanguito, ¿me crees capaz? — dijo en tono aparentemente ofendido.

    Eres capaz Miroku. — intervino Shippou — Ahora entremos que el show debe comenzar.

    Los jefes de piso y de staff fueron por ellos y los condujeron a sus posiciones. Al ojiazul le dieron un micrófono de mano, a los otros dos micrófonos pequeños como los que usaron en la entrevista, y a los varones les colocaron un diminuto auricular como apuntador en la oreja derecha, para indicarles la secuencia del programa.

    Confiamos en ustedes. — indicó el señor Zaotome con una sonrisa y tono amable — Bien, todos a sus puestos — le dijo al responsable de cámara.

    Despejen el área y entramos al aire en un minuto. — dijo el jefe de piso a los demás — A mi señal Excelencia — le indicó al monje.

    Oiga Excelencia, — le susurró Sango cerca del oído izquierdo, haciéndole un poco de cosquillas, antes de entrar al aire — si estamos aquí, ¿quién estará en la porra por nosotros?

    La señorita Aome me dijo que estaba todo bajo control. — contestó aquel en el mismo tono bajo y hablándole también muy cerca de la orejita, aspirando levemente su perfume — ¡Qué rico hueles! — dijo un poco en éxtasis.

    No empiece… — se sonrojó la muchacha, y cerró un poco los ojitos con pena.

    ¡Al aire! — indicó el jefe de piso, y la cámara enfocó a la pareja en lo que una voz en “off” daba la entrada del programa.

    Los dos parpadearon un poco asombrados en tanto el público espectador aplaudía como loco, y vieron a lo lejos a sus amigos en la porra. Miroku se armó de valor y empezó la presentación… después de que alguien lo presentó.

    Muy buenas noches a todos nuestros fans, está es la primera de varias en las cuales se disputara el más esperado torneo de póquer con todas sus variantes, — dijo con tono amable y alegre — con la finalidad de decidir la suerte del más malo entre los malos… y si me lo permiten les presentaré a la encantadora dama a mi lado… Sango, adelante.

    Gracias Excelencia. — sonrió ella de forma coqueta y seductora, en tanto Miroku no quitaba la sonrisa y pensaba en no echar a perder el momento por tener la bella figura femenina… al alcance de su mano “maldita”. La castaña miró a la cámara — Buenas noches a todos, este programa se transmite vía satélite e Internet gracias al patrocinio de SHONY T.V. y sus asociados en Japón y el mundo…

    El público no paraba de aplaudir y chiflar ante la mención de los patrocinadores. Aome dirigió a las “porristas” unas palabras.

    Prepárense, que ya van a hacer acto de presencia.

    Miroku volvió a hablar.

    Gracias hermosa Sango. — la miró con picardía guiñándole un ojo para posteriormente dirigir la vista hacia la cámara una vez más — Y ahora presentaré al que presenciará las acciones en el lugar de los hechos… nuestro pequeño y gran amigo Shippou.

    La cámara y las luces apuntaron hacia el kitsune, que se encontraba el centro del lugar, en donde había una mesa lo suficientemente amplia para que se desarrollara la partida de póquer. El zorrito dirigió un saludo amigablemente, aunque se notaba un poco asustado.

    Bien Shippou… regresaremos contigo un poco más adelante. — dijo el ojiazul en cuanto la cámara volvió a enfocarlos a ellos — Y sin más preámbulo… con ustedes el protagonista de nuestra serie, favorita de muchos… ¡INUYASHA! — lo último lo dijo la pareja al unísono, señalando hacia la parte central de una escalinata, en lo que sonó una música de fondo característica y representativa en el anime.

    Se abrió una puerta dorada en lo alto de la escalinata, para dar paso al peli plateado Hanyō, el cual entró un tanto despistado ya que alguien atrás de él lo empujó hacia el foro. Después reaccionó en cuanto la cámara lo enfocó y las luces le dieron de lleno. Recordó que tenía que saludar… y saludó, para descender por la misma en tanto Sango y Miroku lo fueron a alcanzar. Desde la zona de las porras, Aome, Kikyō, y la anciana Kaede levantaban los pompones, y al mismo tiempo gritaban junto con Kohaku y unos cosplayer disfrazados como el monje y la exterminadora, los cuales fueron los suertudos elegidos entre varios por llenar bien los trajes. Kirara maullaba de gusto.

    ¡Inuyasha, el mejor! — decían al mismo tiempo, y las pelinegras hacían una especie de piruetas girando con los pompones arriba.

    Él las quedó mirando un instante con cara de idiota.

    Bienvenido Inuyasha. — le dijo la castaña como si fuera la primera vez que lo veía, y sonriéndole con alegría — Todo el público está ansioso por ver tu actuación.

    ¿Cómo te sientes? — le preguntó el ojiazul en tono de no saber nada en absoluto — ¿Qué piensas de este torneo?

    El Hanyō los miró con cara de incredulidad.

    Oye Miroku, — le dijo en tono de duda — pensé que tú podrías explicarme porque tengo que jugar póquer con los tres seres más despreciables para mí.

    Es parte del show. — sonrió el monje como bobo — Sango linda, conduce a Inuyasha a su lugar — le dirigió a la muchacha una mirada amorosa.

    Vamos amigo, por aquí — dijo la chica sin dejar de sonreír, y lo jaló delicadamente del brazo, conduciéndolo a la mesa en donde ya esperaba el kitsune.

    El mañoso pervertido no pudo reprimir su expresión de bobo al ver a la castaña y su bello caminar, pues el vestidito se movía al compás de sus caderas.

    Lo que sigue, y cambie la cara — le indicaron por el apuntador.

    Recuperando la compostura volvió a señalar la puerta.

    Con ustedes, amado público espectador… el veloz comandante del clan de los lobos… ¡KOGA! — y sonó una melodía de entrada, la que le da paso al lobo dentro del anime.

    El Ōkami entró con una misma expresión de perplejidad como la del ojidorado, y por un momento también se quedó ido en cuanto las luces lo señalaron. En el lugar de las porras…

    ¡Arriba Koga! — dijo Ayame, haciendo unos pasos semejantes a los de las otras chicas en tanto que Guinta, Hakkaku y los lobos aullaron un poco alto.

    Eso lo hizo abrir la bocota en lo que Miroku lo alcanzó y Sango los esperaba en el foro.

    Es un gusto verte Koga — le habló el ojiazul igual que como antes, con su gran sonrisa y como si llevara días sin verlo — Espero que estés cómodo en este lujoso hotel.

    Por aquí Koga, — le indicó Sango con una sonrisa semejante — te conduciré a tu lugar.

    Gracias Sanguito, eres un amor. — dijo el monje sin cambiar la expresión y mirando al aludido.

    El lobo puso cara de menso al ver bien y por enésima ocasión a esa suculenta mujer mostrando su “carnita”, lo que hizo que el monje lo mirara más seriamente en tanto la exterminadora enrojeció un poquito.

    ¿Qué esperas para ir a tu lugar… Koga? — le indicó en un tono más duro, haciéndolo reaccionar.

    ¿Eh? — parpadeó tantito — Perdón monje, no quise ver a tu mujer de más — se excusó un tanto apenado.

    Adelante… Koga. — Miroku le lanzó una mirada fúrica — Y ten cuidado — le indicó.

    Cambie la cara y continué — le repitieron por el apuntador.

    Ya oí — susurró tapando el micrófono y sin dejar de fulminar al Ōkami atrevido con la mirada, hasta que Sango lo dejó rápidamente en su lugar y volvió a su lado, bastante más ruborizada.

    Recuperando la cara sonriente, tanto el uno como la otra, volvieron a señalar la puerta.

    Y ahora, — dijo Miroku una vez más — demos paso al más imponente, importante y espectacular demonio de los últimos tiempos… el más admirado por chicos y grandes… el atractivo visual de la serie… ¡SESSHŌMARU! — volvieron a decirlo juntos en lo que se escuchaba la conocida melodía misteriosa del Inugami.

    El gran demonio arrancó más gritos, aplausos, suspiros y otras expresiones que sus antecesores, entrando con su paso elegante y su atractiva presencia, con su expresión de “poker face”, luciendo ese distinguido traje azul marino que destacaba la blancura de su piel, lo platinado de sus cabellos y el ámbar de sus ojos. Él no perdió ni tantito el sentido de orientación y se encaminó a su lugar, en tanto que Sango lo siguió mirándolo con expresión soñadora.

    Bienvenido Sesshōmaru, — dijo suspirando tantito — te llevaré a tu lugar.

    Es un gusto y un honor que estés aquí Sesshōmaru — a Miroku le brotó una gotita anime y puso cara de resignación al ver actuar de esa forma a su dulce tormento, pero al Daiyōkai no tiene porque reclamarle nada… el hombre no es tan bobo, aunque a veces lo aparente.

    Lin y Kagura saltaban de alegría… con Ah – Uh, Jaken sacó de quien sabe donde una enorme matraca, y le dio vueltas haciendo mucho ruido.

    Koga e Inuyasha ya se encontraban sentados, uno al lado del otro. Sesshōmaru se colocó en el mejor lugar sin mirarlos ni una vez, en tanto que ellos si lo miraron con molestia; sólo por un instante le dirigió una mirada fría y dorada a Shippou, el cual tenía ganas de hacerse invisible y salir corriendo… pero la producción le encomendó esa importante tarea, así que no debía acobardarse.

    Gracias Sanguito bella. — dijo el ojiazul en cuanto la chica volvió a su lado, sin cambiar la expresión soñadora por un momento — Y ahora con ustedes… el malvado por el cual se realiza todo este show… el responsable de esta historia, lo cual no le agradecemos del todo… el villano que quiere ser el mejor villano… el temible Naraku.

    La clásica melodía tenebrosa sonó y el seudodemonio hizo su aparición aun envuelto en su piel de mandril. Se le acercó a la pareja, mismos que dieron un paso atrás, Sango oculta un poco tras Miroku, y le lanzaron al engendro una mirada de desagrado por un breve segundo.

    Adelante Naraku, — dijo hipócritamente el monje, sin permitirle al horrendo ser acercarse más a su amada — se te esperaba porque sabes que eres… el especial de la noche.

    Gracias monje. — contestó igual de hipócrita — Creo que Sango podrá acompañarme, me sentiría tan honrado de tenerla cerca un momento — y frotó un poco sus manos, como dispuesto a saborear algo.

    Al fondo a la derecha. — dijo ella sin dejar de ocultarse tras su amor, y viendo un poco al de rojos ojos malvados — Apúrate para que se pueda empezar.

    Como buena edecán deberías guiarme… — dijo mirándola maliciosamente bajo la piel de mandril — pero bueno, tengo que hacer mi entrada triunfal… solo. Disfrútala en cuanto puedas monje — se apartó de ellos y descendió unos cuantos escalones — Ahora verán al nuevo yo — levantó un poco la voz.

    La piel de mandril voló unos cuantos metros, la cámara siguió su movimiento y después enfocaron al engendro… el cual lucía un traje que dejó a todos con la boca abierta de la impresión, menos ya saben a quien.

    Naraku había tratado de decolorarse el negro cabello, consiguiendo sólo quemarlo un poco y tal vez un tono de gris en algunas partes, lo que quiso solucionar con una peluca no bien acomodada… y vestía una réplica del vestuario de Sesshōmaru en el Sengoku, la cual no le lucía pero para nada, adoptando una pose de lo más ridícula… inclusive se puso pupilentes.

    A todos, incluyendo al público espectador y personal de área, les brotó una gotota anime y sonrieron con vergüenza ante… la actuación del seudodemonio, hasta los Saimyōshō que lo acompañaban, y que se encontraban en el área de las porras, dejaron de revolotear y cayeron al suelo con un sonido sordo. Quince segundos de silencio sepulcral. Inuyasha y Koga también habían abierto la boca con expresión de incredulidad, mirándose por una fracción de segundo, desviando la vista hacia Sesshōmaru y observándolo detenidamente. El gran demonio conservaba el rostro de “poker face” como si todo eso no estuviera pasando, los dos “amigos” volvieron a verse… y rompieron el silencio al reírse como dementes.

    ¡JAJAJAJAJAJAJA! — se carcajearon y cayeron de sus sillas, revolcándose en el piso.

    Por primera vez en la historia del anime le brotaron como quince signos de enfado en la frente a Sesshōmaru. Esa burla no podía quedarse sin castigo. Naraku se había atrevido a insultarlo de semejante manera y, encima de todo, ese par de idiotas sin cerebro se reían… de él. Su aura maligna casi se desborda llenando el lugar, sus doradas pupilas enrojecieron, su expresión se hizo fúrica y la plateada cabellera se elevó con su enfado. Se levantó rápidamente partiendo al horrendo ser con un veloz movimiento de su látigo de energía.

    Más vale que digan aquí corrió… — Shippou huyó al momento de notar que la ira del gran demonio saldría a flote, y se fue junto a sus amigos, del otro lado del foro.

    Miroku y Sango se habían abrazado fuertemente haciéndose también más atrás. Ni el monje pensó en agarrar nada que no deba ni la exterminadora se preocupó por esa posibilidad.

    ¡NARAKU IMBÉCIL! — rugió el Daiyōkai al rebanarlo por enésima ocasión — Y ustedes… ¡conozcan su lugar! — mandó volando de una patada certera a su hermano y al lobo.

    Los “animales” se percataron de su enfado pero no pudieron huir a tiempo.

    ¡Los golpes de Sesshōmaru onee –sama son geniales! — dijo Inuyasha con los ojos girando en espiral.

    Siii — dijo Koga en éxtasis total.

    Ambos fueron a parar… a la “porra”.

    ¡Inuyasha! — gritó Aome con preocupación, y fue a donde había caído.

    ¡Koga! — Ayame hizo el mismo gesto desesperado, y también fue a alcanzarlo.

    Tiene razón Sesshōmaru en enojarse. — observó Kikyō sin preocuparse por el peli plateado golpeado — Ese Naraku se paso de veras.

    ¡Naraku no podía ser más torpe! — dijo Lin con molestia — ¿Cómo se atrevió a querer vestirse como el Señor Sesshōmaru?

    ¡Merece morir de una buena vez! — opinó Jaken igual de enojado.

    Los “hijos” de Naraku tenían expresiones de vergüenza en sus caras y decidieron… cambiarse de lugar, dejando únicamente a Byakuya en el sitio correspondiente a la porra, junto a los Saimyōshō muertos.

    Y eso, ¿por qué? — preguntó el de las ilusiones con molestia, empleando tono de hombre, en cuanto Akago le indicó que tenía que quedarse ahí.

    Porque traes la playera ridícula — espetó Hakudoshi señalando su ropa.

    Ahora me explico porque piensan traicionarlo. — dijo con gesto resignado, cambiando al tono raro — A veces se le ocurre cada cosa…

    Naraku… lo que había de él, se quedó flotando sobre la mesa, esforzándose en regenerarse, pero el aura maligna de Sesshōmaru le impedía siquiera moverse. El Daiyōkai seguía teniendo esa expresión de furia desbordada mirando con sus pupilas enrojecidas los fragmentos del seudodemonio, con los colmillos casi de fuera y gruñendo, la plateada cabellera se elevaba aun, haciendo que se viera mucho más terrible. Tal vez sentía ganas de aplastarlo en ese momento, aunque sabe que todavía no le toca morir… para buena suerte del engendro.

    Hagan algo. — le indicaron a Miroku por el apuntador — Mande a comerciales en lo que el Señor Sesshōmaru se tranquiliza.

    ¿Eh? — al monje se le había olvidado por un momento en donde estaban, queriendo proteger a su amada castaña con su propio cuerpo, mientras la poderosa energía maligna casi los asfixia — Claro. — contestó, y miró primero si Sango estaba bien — ¿Cómo te sientes? — le dijo cariñosamente, controlando sus ganas de tocar los atributos femeninos que los tenía tan cerca.

    Gracias Excelencia. — contestó ella sonriéndole y mirándolo igual de cariñosa, sin dejar de abrazarlo — Se enojó mucho, ¿verdad? — volteó a ver al gran demonio por un instante.

    Y no es para menos. — observó el ojiazul — Shippou, ¿te encuentras bien? — le preguntó con preocupación al pequeño y tembloroso zorro, que estaba escondido tras las piernas de la castaña.

    El público también se había quedado helado de miedo al sentir ese nivel de poder. Después recuperaron la calma al ver que ya no pasaría nada, aunque el Inugami no había regresado a su serenidad habitual y aun emanaba furia.

    ¿Ves a lo que me refería? — casi llora el pobre kitsune — Eso ni yo lo soporto… Sesshōmaru puede matarnos a todos, y no creo que Naraku, Koga, y menos Inuyasha, se comporten frente a él.

    Cálmate, es comprensible el porque de su enojo. — le indicó con sonrisa falsa y boba — Ve por Lin, ella podrá calmarlo.

    ¿Tú crees? — puso cara de incredulidad.

    Sesshōmaru vino porque ella se lo pidió. — dijo Sango comprendiendo — No creo que quiera arruinarle las vacaciones a su pequeña.

    El kitsune se dirigió a la porra. Miroku y Sango recuperaron la compostura y se soltaron delicadamente para continuar el show, como si no hubiera pasado nada. La cámara los enfocó… bueno, lo que quedó de ella.

    Ejem… — carraspeó el ojiazul, en tanto que los dos exhibían falsas sonrisas — Después de esta exhibición del poder del ídolo de las multitudes… unos mensajes de nuestros patrocinadores… regresamos.

    Nota: Corte comercial y regresamos… próxima parte el primer juego y la cena con las invitadas, si me alcanza el espacio jajaja. Sayonara.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    surisesshy

    surisesshy Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    18 Febrero 2008
    Mensajes:
    610
    Pluma de
    Escritora
    ¡¡¡¡AHORA SI, DE QUE LO MATAMOS, LO MATAMOS, NADA DE NADA DE QUE SOLO INUYASHA Y COMPAÑIA MATARAN A NARACU, NOSOTRAS, LAS FANS DE SESHY SAMA, LO HAREMOS!!!! (ya mas calmada) como se atreve a insultar de esa manera a mi lord, se las vera conmigo, grrrrrrrrr.

    XD, pero me gustó mucho la porra de kagome y los demás, valla solución la de kagome, entrar cosplayer, yo quiero entrar, les aseguro que me paresco a Sango, o de perdida, como chippo convertido en mujer, aunque me saltaria de porra y me uniria al bando de Sesshy, jajajajaaja, Byakuya tiene razón, por eso quieren traicionar a Naracu, se le ocurre cualquier cosa, por eso estaba con su traje de mandril y yo que juraba y perjuraba que era para haser trampa y fue para algo peor, mira que humillar de esa manera a Sesshoamru, espero y Rin pueda calmarlo, o sera el fin de nuestro querido Chippo XD, me encanto la patada que le dio Sesshy a Inu y Kouga y mas lo que estos dos dijeron, XDDDDDD (por cierto, creo que estare erronea con el japones pero ¿onee sama no es para referirse a las hermanas, no sera nii sama?)

    Me matas de la risa con tu historia, ya quiero ver la segunda parte, benditos comerciales, los odio, uyyyy, espero conti pronto, beys.

    PD: ¿yo soy una de las invitadas? Ya quisiera yo (ojitos soñadores).
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  8.  
    pinkprincess

    pinkprincess Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    28 Octubre 2008
    Mensajes:
    135
    Pluma de
    Escritora
    Wiii! Menuda conti! xD No puedo dejar de reirmeee! jajajjaja XDDDDDDDDDD Fue buenísimoo! xD

    Bueno, como no, Sesshomaru estubo.... impresionante se queda corto *¬* Es que es el mejor! xD
    Jajaja! Miroku lo hace muy bien de presentador :) Y se controlaa! Aunque sea por miedo! xD
    Pobre Shippo! Lo pusieron al frente de las trincheras! xD Con esos dos bestias, el deforme del pobre de Naraku y el increible de Sess! xD
    Vaya porra señores! Vaya porra! jajaja Sobretodo la de Naraku, no creo que quepa tanta gente en el sitio! xD
    Menudo petardo que es Naraku! u.u Como se le ocurre hacer eso? A nadie en su sano juicio se le ocurre! xD A nadie! Pero claroo... se me olvidaba... él no está en su sano juicio! xD
    Sii! Corre a por Lin! jejej que ella lo soluciona tooodooo :) jejej
    Vaya con el par de dos... si que volaron lejos! xD Lo mejor fue Kikyo... que pasó de Inu como de la mierda! xD Con perdón... jejeje No me digas que es ella su mujer ideal? jijijijiji

    Bueno, me tengo que ir :) Nos vemos en el próximo capítuloooo! -o- Bss! ;) ^3^
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  9.  
    Whitemiko

    Whitemiko Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    9 Agosto 2010
    Mensajes:
    228
    Pluma de
    Escritora
    jajajajajajajajjajajajajajajaj ese wei!!!
    no manches!!te pasaste de solo imaginarmelo me ataque de la risa!!!!!
    de haber estado yo ahi chillaba y me desmayaba!!!que miedo debe dar sesshomaru sama en ese estado!!!
    de estar yo en el lugar de shippo me hubiera convertido en hormiga y me largo de ahi!!!
    aunqueeee estar cerca de la perfeccion encarnada es una gran tentacion...pero prefiero mantener mi cabeza justo donde esta!!!xD
    ese estupido de naraku!!!se paso!!!queria verse igual a sesshomaru!!y sabes que lo logro!!!era una copia del mercado de la lagunilla!!!
    eso es idiota!!!nadie puede parecerse a sesshomaru sama!!!y tambien concuerdo con suri creo que en japones hermano es onii y hermana onee
    me hubiera dado mucha gracia eso de que el tonto de inuyasha se hubiera llevado una buena patada en el trasero!!y y que hubiera dicho eso!!me recordo a ranma 1/2 xD
    bueno espero que pronto continues!!!!jajajaja aun tengo risa de eso!!!lo ame!!!
    XOXO
    bye!!!!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    SangoxMiroKagoxInu

    SangoxMiroKagoxInu Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    21 Noviembre 2010
    Mensajes:
    91
    Pluma de
    Escritora
    JAJAJ-cierro mi boca tratando de contener la risa....pero...no-JAJAJAJJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAAJAJJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJ-caigo al piso me abrazo la panza-jajajjajajajajajajajJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJ-me revuelco en el piso como loca-JAJAJAJJAJAJAJAJAAJAJJAJAJAJAJAJAJJA-ufff alfin me calmo-ahii mi pancita jajajajajaj xD LOL QUE?!!?!!?? NARAKU COMO SESSHOMARU MI QUERIDO SESSHOMARU!!!??? JAJAJAJAJAJAAJJAJAJAJAJAJ NO JODA!!! Naraku nadie...escuchame bien NADIE PUEDE COMPARARSE CON MI QUERIDO (o mas bn NUESTRO QUERIDO)SESSHOMARU!! y menos tu!! tu pequeño engendro del mal que me caes como una PATADOTA EN EL TRACERO tu! insecto malholiente fetida inmunda que solo causas REPUGNANCIA ANTE LOS DEMAS que eres un bichito eres como una plaga de ratas o de insectos como cucarachas moscas mosquitos zancudos...etc! TU NO TE PUEDES, PERO ESCUCHAME BIEN! ABRE TUS IMBECILES OIDOS Y ESCUCHAME!, TU NO TE PUEDES CMPARAR CON ALGUIEN COMO EL HERMOSO Y serio y...algunas veces frivolo mas bien muchas veces frivolo y bueno HERMOOOOSOO SESSHOMARO QUE TE CREES-ahora cmo una cancion ppular de un canal que en colombi telmex tenemo llama "radiola tv" no se si ustedes lo tengan...que dice "que te crees perfecto melquetrefe"-jajajajaj tu obviamente te verias RIDICULO con el traje de Sesshomaru solo a Sesshomaru le puede quedar bien solo A EL!-bueno ya debo calmarme primero toda risueeña y burlona y ahora toda regañona bueno debo calmarme-bueno ya pero obvio conrazon como no se iva a poner furioso pobre Inu y Koga pero que yo tambn rei jajajaj xD esque que voleta se pego ese Naraku pobre Shippo jajaj que pecaito ahii que lindo como se abrazaron Miroku y Sango ^^ que liiiindo que bueno que ese pervertido no le quiso agarrar nada jajajaj me dio miedo lo que dijo Naraku"disfrutala mientras puedas" que esta planiando ese misarable :@
    bueno despues de todo esta conti estuvo comica espero el proximo capitulo SAYONARA!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    Fernandha

    Fernandha Maestre Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,169
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Mucho gusto InuNoTaisho, gracias por aceptarme como una más de sus lectoras. He leído el texto desde el primer capítulo, muy bueno a decir verdad, comico.

    No puedo parar de reir, tienes una gran escritura, esperaré la continuación. Adiós

    At: °°°Fer-chan°°°
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    kagomeG

    kagomeG Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Septiembre 2009
    Mensajes:
    340
    Pluma de
    Escritora
    Um... Creí haber comentado... Bueno... Perdón.
    Morí de la risa... (en realidad pensé que le haría de desnudista) puagh! Que asco!
    Pero NUNCA pensé en Seshomaru... Tan solo de leer se me puso la piel chinita del miedo... Me lo imagine como en uno de los capítulos cuando luchas contra el clan de los leopardo... O no se si sean leopardo pero eran como gatos. Allí le hace una de esas miraditas terrorificas a Inuyasha U.U
    Y luego lo de "Al fondo a la derecha" hahaha con tan solo de imaginarmela!
    Muero por que empiece el juego y como le valla a Naraku... Pobre zopenco!
    Te esperamos!
    KagomeG
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador ejemplar Orientador Waku-waku

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,764
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Un juego por la vida de... naraku?
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    4140
    Capítulo 11 parte 2

    Nota: Agradezco sus post, ¡siiiii hay que matar a Naraku antes de que vuelvan al anime! Es broma, sobre lo de onee – sama me suena así, por lo menos lo he escuchado así en “Ranma ½”, tal vez tengo que afinar el oído. Y me inspire en “Rosario + Vampire” para el patadón de Sesshōmaru hacia los dos atarantados. Disfruten lo que sigue.

    Al momento de enviar al corte el público aplaudió como loco y gritando consignas de apoyo al Daiyōkai, que no recuperaba la calma del todo, en tanto la voz en “off” mandaba saludos de costa a costa y la última toma fue de Inuyasha y Koga en el área de la porra. En un instante todo el personal del lugar empezó a limpiar rápidamente y a volver a acomodar varias cosas que se cayeron, cambiando lo que había sido afectado por el golpe de energía. Y eso que no empleó todo su potencial.

    — Tranquiliza al Señor Sesshōmaru por favor, — le dijo el señor Zaotome a la pequeña Lin, que había bajado con Shippou — para que Naraku se regenere y podamos continuar.

    — Sí — dijo ella con gesto afirmativo, y se dirigió donde estaba el gran demonio, seguida de cerca por el kitsune.

    — ¿Estás segura de que… no nos va a matar? — preguntó tembloroso el pequeño zorro.

    — El Señor Sesshōmaru es muy bueno, — dijo la niña con su sonrisa habitual — sólo que Naraku lo pone de malas… ¿cómo pudo hacer eso? — se enojó una vez más al ver flotando los restos del engendro.

    Shippou ya no avanzó con ella, pues la energía que aun rodeaba al Inugami le dio más miedito. Lin se acercó con toda confianza en tanto el gran demonio estaba sentado en su lugar privilegiado, con esa expresión de rabia y casi matando a los fragmentos del seudodemonio, pues caían más pedacitos a cada movimiento de su aura. Lo que se veía del gesto de Naraku tenía expresión de dolor.

    — Señor Sesshōmaru, — habló dulcemente la pequeña, jalándolo de la manga, con su característica sonrisa, como si la fuerza a su alrededor no le afectara en absoluto — quiero verlo jugar. ¿Puede dejar que el feo de Naraku se recomponga para continuar? — y lo miró con carita de puchero, y en sus grandes ojos marrones se reflejaba el cariño y la admiración que sentía por él.

    El Daiyōkai fijó momentáneamente sus rojas pupilas en ella y, tal como cambiaron a expresión de rabia, recuperaron a su habitual serenidad con su cálido tono dorado. Toda su energía volvió a su interior, le sonrió un momento a “su” niña y le acarició la cabellera antes de retornar a su expresión de “poker face”.

    — Regresa a tu lugar — le indicó ya sin mirarla.

    — Sí — afirmó la chiquilla y se fue dando saltitos de alegría.

    Sesshōmaru le dirigió a Naraku una mirada asesina por un breve instante.

    — Muévete y regenérate, — le espetó casi gruñéndole — antes que me arrepienta… Y agradece que sigues vivo… por ahora.

    — Señor Sesshōmaru, — dijo el aludido en tono un tanto adolorido y juntándose poco a poco — cada día me cuesta más trabajo regenerarme.

    Inuyasha y Koga también habían reaccionado al ser atendidos por sus damas.

    — ¿Estás bien? — le dijo Aome amorosamente, ayudándolo a levantarse.

    — ¿Anotaron la placa del camión que me arrolló? — preguntó un tanto ido, luego sacudió la cabeza con presteza — ¡Keh! ¿Qué carajo traía Naraku encima? — preguntó mirando fijamente a la pelinegra.

    — Eee… — tartamudeó ella — Era un traje de cosplay.

    — ¿¡Qué!? — exclamó asombrado — ¿Un… qué?

    — Los usan las personas que les gusta disfrazarse como un personaje de su anime… — respondió con carita tonta — como ellos — y señaló a los dos fans que estaban suplantando al monje y la exterminadora, vestidos con esos trajes de segunda, los cuales saludaron tímidamente al protagonista.

    Inuyasha parpadeó una vez más con sorpresa ante eso, mirando por un instante a los cosplayer, y después retornó a su expresión habitual de desagrado.

    — No cabe duda… ese engendro es un pedazo de…

    — ¡Inuyasha! — lo interrumpió Aome lanzándole una mirada de molestia — Regresa a tu lugar para empezar el torneo… y ya no le busques a Sesshōmaru.

    — ¡Carajo, qué sensible! — ladró y terminó de levantarse para dirigirse al foro.

    Shippou, Miroku y Sango lo alcanzaron.

    — Más te vale comportarte frente a tu hermano, — le dijo el kitsune tembloroso y enojado — o la próxima si te manda al hospital.

    — ¡Keh! Ni aguanta nada.

    — Tranquilo Inuyasha. — le dijo Sango con una sonrisita — Te acompaño.

    Y lo encaminó al área del torneo, seguidos por el pequeño zorro.

    — Koga, — dijo Ayame a la vez, por su lado, y en tono preocupado — no hagas enojar al Gran Sesshōmaru.

    — Perrucho… “piel de mariposa” — refutó el lobo un tanto molesto, levantándose con un gesto de dolor.

    — Como sea es mucho más fuerte y veloz que tú. — la chica lo miró fijamente — Además no es con él con quien debes pelear… es por ganarle a Naraku.

    — Maldito miserable… vistiéndose de forma… ¿qué tiene Naraku en el cerebro? — se preguntó con ironía.

    — Ve a jugar ya Koga — sonrió tímidamente la loba.

    El Ōkami bajó también, y esta vez fue Miroku quien lo condujo a su lugar.

    Moryumaru se había acercado para darle a Naraku la piel de mandril antes de que terminara de regenerarse, porque el traje de cosplay había sido destrozado por el gran demonio y ya no traía nada más abajo.

    — ¿Así quieres que luche con él más adelante? — dijo el “hijo” un tanto dudoso, mirando disimuladamente al sereno Daiyōkai — Tendrás que conseguirme una armadura mejor.

    — A su tiempo Moryumaru. — dijo el engendro colocándose cuidadosamente la piel de mandril — Lo que siento es que no he terminado de pagar ese traje… me costó una fortuna, tirada a la basura.

    — ¿No se te ocurrió que algo como esto podría pasar? — preguntó el deforme ser un tanto sorprendido — Naraku, tú eres muy calculador…

    — Me emocioné, — respondió con expresión de vergüenza — quise lucir fenomenal como él…

    A Moryumaru le brotó una gotita anime y mejor se retiró.

    Ya con los ánimos en su lugar, habían vuelto al aire, pero aun había cosas que recomponer. Así que…

    — Bienvenidos nuevamente. — dijo Miroku sonriendo una vez más, con Sango a su lado, igual de sonriente — Mientras las cosas se arreglan otro poco por acá, nos enlazaremos a Japón…

    — … a los estudios de la SHONY T.V., — intervino Sango para completar — nuestro patrocinador principal…

    — … en donde se encuentran, apoyando a su favorito, varios más de nuestros compañeros del anime, que no pudieron estar con nosotros para acompañarnos — concluyó Miroku de forma sincronizada.

    — Vamos hacia allá — terminó Sango, y ambos señalaron hacia el fondo, del otro lado de la mesa de juego.

    Aplausos del público. En ese instante descendió una pantalla gigante de T. V. (marca SHONY), en donde se veía un gran alboroto. De ese lado hizo la presentación… Daisuke Takahashi.

    — Gracias a nuestros amigos allá en Las Vegas. — saludó amablemente — Y aquí con ustedes escuchen el apoyo.

    Todos los que se encontraban allá también vestían las playeras significativas con varias imágenes de sus favoritos. Abundaban las negras de Sesshōmaru y los gritos de apoyo al gran demonio. Se encontraban varios de los conocidos a lo largo de la historia: Myoga, Totosai, Hachi el mapache junto al maestro Mushin, Akitoki Houjo, Shima y su familia, Kuranosuke Takeda, Koharu, Shiori y su mamá, Jinengi y su madre, Rollacan y algunos lobos, el clan leopardo, Soten y su pequeño dragón, Korium, la anciana “exterminadora” de monstruos, la familia y amigas de Aome junto a Houjo, los pobladores de la aldea de Kaede, los zorritos mágicos, los monitos y el dios Mono, algunos cuantos monstruos de tercera, etc.

    — ¡Mamá! — gritó la pelinegra muy alto mientras agitaba la mano — ¡Aquí estoy!

    — ¡Aome! — saludó entre el bullicio — ¡Venimos a apoyar a Inuyasha!

    — ¡Hermana, “Orejas de Perro”! — saludó Sota muy contento — ¡Esto es fabuloso!

    — ¡Hola Inuyasha! — saludaron al unísono Eri, Yuka y Ayumi, también agitando unos pompones — ¡Te apoyamos, pero tu hermano es guapísimo! ¡Viva Sesshōmaru! — gritaron y brincaron.

    A Aome le brotó una gotita anime, en tanto que Inuyasha, el cual se había quedado absorto al ver la pantalla, parpadeó sorprendido y también puso cara de incredulidad al escuchar los halagos de las amigas de Aome... para su hermano.

    — ¡Amo Inuyasha, hoy le doy mi apoyo! — gritó Myoga sobre el hombro de Totosai para hacerse oír sobre el alboroto — ¡Pronto nos veremos por allá!

    Totosai también agitó la mano en señal de saludo… aunque él traía la playera negra.

    — Regresamos a Las Vegas, — dijo el señor Takahashi por sobre el ruido de los personajes — y seguimos en contacto.

    — Gracias. — dijo Miroku una vez más en cuanto la cámara volvió a enfocarlo junto a Sango — Seguiremos enlazados, porque ellos también podrán ver el juego.

    — Y antes de empezar… — intervino la chica una vez más, de forma sincronizada en cuanto el ojiazul terminó de hablar — les tenemos una breve reseña de nuestros participantes… ¡corre video! — dijeron al unísono.

    En el video se mostraba y describía cada una de las habilidades de los contendientes y el por qué estaban tras el seudodemonio, así mismo por qué el engendro se había involucrado con ellos. Las imágenes habían sido tomadas del anime y otras fuentes fidedignas, como el manga. Mientras, el señor Zaotome le entregó a Shippou los naipes y un barajador electrónico… marca SHONY, en tanto los cuatro jugadores se encontraban ya en su lugar, listos para empezar.

    — Tú tranquilo, — le dijo el hombre muy sonriente al kitsune — si algo se pone pesado te escondes bajo la mesa… aunque no creo que el Señor Sesshōmaru vuelva a perder el control de esa forma.

    El chico lo miró escrutadoramente con ojos de rendija por un breve instante, y después concentró la vista en el aparato y el manual sobre las reglas del juego que también le proporcionaron. Los cuatro contendientes se lanzaban miradas rabiosas… en realidad Sesshōmaru volvió a su expresión de “poker face” desde que recuperó la compostura y no se dignó en ver a nadie. Parecía tan calmado y sereno como si no hubiera ocurrido nada, y su cabellera lucía como recién peinada en tanto los otros si traían sus melenas un tanto alborotadas. Naraku aun tenía cicatrices en el rostro, que se cerraban poco a poco.

    — ¡Qué información tan útil! — volvió a hablar Miroku al terminar el video, una vez más con una amplia sonrisa — Y ahora… lo que todos han esperado para esta noche… y nos vamos ya al área de juego para empezar con la primera partida — miró a Sango indicándole su turno, y guiñándole un ojo una vez más.

    — Adelante Shippou, — dijo la castaña también sonriendo como desde hacía un rato, un poco ruborizada porque el monje la abrazaba por la cinturita — ahora la narración es toda tuya.

    Las cámaras enfocaron el área del juego y al pequeño zorro sobre la mesa, el cual tembló un poquito para después hablar.

    — Gracias chicos. — saludó — Muy buenas noches a todos los fans que nos siguen, transmitimos desde esta gran ciudad y en este hermoso lugar…

    — Apúrate chaparro — le espetó Inuyasha.

    — No me interrumpas, grosero — contestó Shippou viéndolo feo.

    — ¿A quién carajo le importa eso? — no se calló — Ya lo dijeron al principio.

    — ¿Quieres callarte y dejarlo hablar? — Sesshōmaru lo miró tan duramente que lo hizo cerrar la bocota. Después dirigió la vista al kitsune, con la misma dureza, sólo por un breve instante.

    — Eee… — Shippou tartamudeó tantito — el Gran Casino del Caesars Palace, lugar de grandes eventos, — continuó hablando con más seguridad — que nos ha abierto las puertas para el desarrollo de esta serie de juegos. Y ahora les explicaré para todos ustedes… la normatividad de las partidas.

    Abrió el manualito que le había proporcionado el señor Zaotome, en lo que los jugadores estaban de brazos cruzados, esperando para escuchar. Las porras continuaban por todo lo alto.

    Regla Núm. 1: — dijo con gravedad — No golpear al barajador.

    — ¿¡Qué!? — soltaron Inuyasha y Koga al mismo tiempo.

    — Aquí lo dice, sonsos — les recriminó el kitsune.

    — Si te lo mereces… — el ojidorado lo miró de fea manera.

    — Continua zorro — intervino el gran demonio, indicando con su tono que dejaran de discutir.

    Regla Núm. 2: — continuó hablando, volviendo a leer el libro — No golpearse bruscamente entre ustedes durante el desarrollo de una partida.

    — Déjame ver eso — Inuyasha le arrebató el manualito para checar si efectivamente eso era lo escrito.

    — ¿Conforme? — le espetó el pequeño zorro mirándolo feo una vez más.

    — ¡Keh! — le devolvió el libro con la misma brusquedad con la que se lo quitó.

    Regla Núm. 3: No adquirir su verdadera forma en el transcurso de una partida.

    — ¿Verdadera forma? — preguntó Inuyasha un tanto asombrado de lo que consideraba una regla absurda — Aquí el único que haría eso es Sesshōmaru, o… ¿acaso te transformas en un lobo de verdad, Sarnoso? — le preguntó irónicamente a Koga.

    ¡PAF!, el aludido le dio un zape, mirándolo con más enojo.

    — Idiota, — le soltó con rabia — soy un lobo de verdad.

    — ¡Keh! — se sobó la cabeza, lanzándole también una mirada rabiosa al Ōkami — No me refiero a tu peste, tarado. Me refiero a forma lobuna… como el gran sabio de las montañas.

    — Bueno… — tartamudeó tantito, como meditando algo — tal vez hasta que llegue a cien años… aun tengo 21.

    — ¿A quién le importa eso, Comandante? — ironizó Naraku por primera vez — No creo que llegue a viejo.

    — ¿Me dejan continuar? — Shippou habló un poco alto, consiguiendo que se callaran, pero más bien fue por la mirada gélida del gran demonio que decidieron ya no hablar — Gracias. Regla Núm. 4: Al término de cada partida los jugadores podrán desahogarse golpeándose un poco. — los miró una fracción de segundo para ver si decían algo más, y continuó con su perorata — Fracc. I. En cuanto se mande a corte. Fracc. II Permitir en primer lugar que el barajador huya o se oculte en un lugar seguro. Fracc. III Se recalca que únicamente podrán golpearse un poco, debido a que no pueden matarse fuera del anime, como esta establecido en sus respectivos contratos.

    Los jugadores escucharon todo esto con las mismas expresiones de molestia del principio, el único aparentemente calmado y que ya ni miraba al kitsune era el Daiyōkai, su expresión parecía mostrar un poco de aburrimiento. Una última regla respecto al resultado de cada partida y al fin estaba todo listo para empezar a jugar.

    — Aclarados estos puntos vamos a comenzar. — concluyó Shippou y colocó los naipes en el barajador electrónico, y esto porque sus manos son muy pequeñas para sostener todas las 52 cartas — Ya saben cuales son todas las combinaciones posibles, el que gane la partida obtendrá 5 puntos, se jugaran cinco esta noche y sumaremos el puntaje.

    — ¿Y el que pierda? — observó Inuyasha con ganas de molestar al pequeño.

    — Pues no gana nada, — dijo Koga antes que el kitsune — ¿no es obvio? — ironizó.

    — A ver sabelotodo, — le espetó con el mismo tono descarado — si hay un ganador y un perdedor… ¿qué pasa con los otros dos?

    — El que da las indicaciones y explicaciones soy yo. — intervino Shippou una vez más, lanzándoles al par de peleoneros una mirada enojada — Así que me dejan hablar y cierran la bocota.

    — Mira chaparro del demonio… — decía Inuyasha lanzándole también una mirada enfurecida con sus doradas pupilas, Koga hizo exactamente lo mismo pero sin decirle nada.

    — Recuerden la regla Núm. 1, — el kitsune le mostró el manual, casi se lo restriega en la cara — cualquier desacato a esto será penalizado con un punto menos de los que acumules.

    — Dejen de perder el tiempo. — Sesshōmaru habló nuevamente, esta vez el tono fue un poco más amenazador y los miró a todos por lo menos dos segundos, con tanta dureza que cualquiera cerraría la boca de miedo — No tengo toda la noche para ustedes.

    Naraku es el que no se había atrevido a hablar otra vez, no quería ganarse otro golpe debido a que apenas se estaba recuperando.

    El barajador terminó de revolver las cartas y Shippou le dio otra manita, con un poco de trabajo, y se dispuso a repartir, primeramente para ver quien comenzaría, y posteriormente para iniciar el juego. La cámara enfocaba los movimientos del kitsune y las expresiones de los contendientes. Las porras cantaban consignas de apoyo, mientras que Miroku y Sango se sentaron un poco atrás de las mamparas. En lo que se desarrollaban las partidas ellos estarían fuera de escena, pero listos para entrar en cuando se los indicaran. El ojiazul guardó la compostura, admirando un poco más las lindas piernas de la castaña, porque también notó que varios hombres del personal del área la veían con cara de estúpidos, y mejor no hacerla enojar para no permitir que alguno de esos se aprovechara de la situación. Todos dirigieron su atención a la parte central en cuanto Shippou habló otra vez.

    — Listo, — dijo con tono serio y profesional — esta partida será póquer abierto, el as será el comodín. Empezaran a mi señal.

    El orden sería el siguiente, de acuerdo a la carta mayor que cada uno tomó: Sesshōmaru el primero, con un As de corazones; Inuyasha el segundo, con Rey de picas; Koga el tercero, con Joker de diamantes; y Naraku el último, con 10 de tréboles.

    Shippou acomodó el juego abierto y colocó el mazo sobrante para tomar a un lado de las mismas, retirándose un poco para permitir el desarrollo de la partida. Entre las cartas abiertas… un As, el cual fue tomado por el gran demonio en cuanto el zorrito dio la señal de inicio. Sesshōmaru desechó la carta que no tenía utilidad para él, y únicamente tenía la mirada fija en su “juego”, sin dignarse a ver a nadie más ni decir media palabra.

    — ¡Carajo! — Inuyasha no podía mantenerse callado — ¿Por qué mierda tenías que ser tú primero? Y encima dejas cosas inútiles.

    El Daiyōkai continuó con la misma cara de “poker face”, como si no hubiera oído nada.

    — ¿Vas a tomarla o agarras del mazo? — indicó el kitsune con un poco de dureza.

    — ¡Keh! No me presiones enano. — le espetó, y observó detenidamente sus naipes — Esa basura no me sirve.

    Tomó del mazo… y la desechó también.

    — Ni esta. — dijo al arrojarla sin mucho cuidado — Te toca Sarnoso — se dirigió al Ōkami con fastidio.

    — Ya lo se Bestia. — dijo aquel, y miró más detenidamente la carta que Inuyasha dejó — Hasta que haces algo útil para mí — la tomó y dejó una que no le servía.

    Naraku miró la carta desechada, vio su juego y decidió tomar del mazo… y tampoco la conservó.

    — Es una pena, — exclamó con tono de tristeza fingida — ahora no me sirve de nada. Señor Sesshōmaru… — le indicó observándolo de soslayo.

    El gran demonio no contestó, no miraba de hecho a nadie, como si se encontrara solo en ese lugar. Miró la carta desechada por el engendro y… tomó del mazo, dejando una de las que no le servían. Sus finas facciones no habían cambiado de expresión. La cámara enfocaba a los contendientes en cada turno, pero no el juego que tenían en su mano, únicamente las cartas que iban descartando.

    — ¡Hasta que me das algo bueno! — dijo muy contento el Hanyō tomando la carta dejada por su hermano — Aun así no te lo agradezco — y desechó la que no le servía, mirando un poco al Inugami, el cual ni se inmutó.

    — Yo tampoco te agradezco esto — agregó Koga tomando rápidamente la carta desechada por el peli plateado, con tono de ironía, dejando la que ya no le era útil.

    — Pues deberías, — le soltó el aludido con un tono descarado y burlón — estas armando tu juego por mi ayuda.

    — Por favor, — intervino Naraku sonriendo al tomar la carta que el lobo había dejado — yo tampoco pienso agradecerle por esto, Comandante — y soltó el naipe que ya no le era de utilidad.

    Sesshōmaru volvió a tomar del mazo ni bien el seudodemonio dejó la carta, y también soltó la que tomó sin decir nada, igual de indiferente como es su costumbre. Continuaron por cuatro rondas más hasta que Naraku hizo el “toque”, señal de que ya tenía una combinación favorable, con una expresión de triunfo.

    — Por lo menos no creo perder con esto — dijo con su tono arrogante y característico.

    Inuyasha y Koga lo miraron con molestia… Sesshōmaru… como si el engendro no existiera. Tomó la que sería su última oportunidad de hacer un buen “juego”, y la botó con suavidad con las otras cartas desechadas.

    — ¡Keh! — se quejó el menor de los peli plateados al tomar también su última carta — ¡Pura mierda! — y la botó sin delicadeza.

    — Bestia torpe, — murmuró el lobo por lo alto, haciendo también su último movimiento — seguramente eso es lo que tienes — y realizó la misma acción de los hermanos, dejando la carta tomada, pues ya no veía el caso cambiar.

    — Muestra tu juego Naraku — le indicó Shippou.

    El seudodemonio mostró los naipes que tenía en mano, bajándolos a la mesa…

    — Dos pares — dijo sonriente.

    Efectivamente mostró dos 10 y dos J.

    — ¿Qué tienen ustedes? — dijo el kitsune a los demás.

    Inuyasha y Koga pusieron rostros de felicidad, y mostraron su juego. El ojidorado hizo full con tres 8 y dos 7; el lobo tercia con tres 9.

    — Ustedes perdieron — dijo el gran demonio al mostrar… Flor Imperial o Corrida Alta con A, K, Q, J y 10 de corazones.

    Los otros, incluido el pequeño zorro, parpadearon asombrados. Inuyasha se acercó un poco a su hermano, lanzándole una mirada de enfado.

    — Eres… despreciable — le escupió las palabras y casi otra cosa.

    — La puntuación queda de la siguiente forma: — habló Shippou con solemnidad — Sesshōmaru, cinco puntos al ganar con la Flor imperial; — aplausos, chiflidos y gritos del público espectador que se encontraba presente, y también los del otro lado del océano — Inuyasha, tres puntos al hacer Full; — continuaron los aplausos — Koga, dos puntos con una tercia; y Naraku rescata un punto para su causa al perder con dos pares.

    La cámara fue enfocando uno a uno a los jugadores conforme el kitsune mencionaba sus nombres y la combinación de cartas obtenida por cada uno. Las expresiones de sus rostros reflejaban un poco lo que sentían, pues Inuyasha le sonrió a Koga con arrogancia en tanto el Ōkami le lanzó una mirada fea, después vieron a Naraku con burla y al último observaron a Sesshōmaru con algo de molestia. El engendro también miró a los “animales” con enojo, y el gran demonio… con su habitual expresión de “poker face”.

    — Gracias Shippou, — dijo Miroku en cuanto la cámara volvió a enfocarlo junto a Sango, con esa sonrisa que debían lucir en el transcurso del show — volvemos contigo en un momento.

    — Vamos a mensajes de nuestros patrocinadores, — agregó la castaña con la misma sonrisa — y en cuanto regresemos nos iremos directo a la segunda ronda de hoy.

    Salieron del aire entre los gritos, aplausos y chiflidos del público y las coreografías de la porra, lideradas por Aome.

    Nota: La descripción del juego y las jugadas sería mucho decir, por lo mismo el fic no se va a enfocar tanto en eso como en lo chusco de otros actos, por ello se alargó esto. Sayonara y no pierdan detalles de lo siguiente.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  14.  
    kagomeG

    kagomeG Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Septiembre 2009
    Mensajes:
    340
    Pluma de
    Escritora
    MUY BUEN CAPITULO!! GRACIAS POR AVISARME!!!
    MI vida con Lin!! (asi se trata a un hombre/youkai!) haha siii!!! con MUUUCHOO AMORR!!!
    JURO que de la risa me pegué en la pared... y lo peor es que seguia riendome. Esa frase sono muy chistosa... o almenos a la manera que lo interpré.
    Todo eso ah de ser un caos, Una acosada por los del staff, otras hechando porras como locas, otro reuniendose, otro que nadie lo saca de su misma pose de estatua griega, otro que no cierra la boca... bueno tal vez los dos.
    y luego Seshomaru sacandolos del sueño... pobres!

    Tambine me dio mucha risa la parte de:
    poooobre ilusionado... sería muy comico ver eso. al igual son las reglas de Shippo... basicamente son: no golpear a Shippo y que se golpeen despues de la ronda. (pienso que les va a costar mas trabajo la primer regla)
    nos vemos amiga!! gracias por avisar!!

    kagomeG
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  15.  
    SangoxMiroKagoxInu

    SangoxMiroKagoxInu Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    21 Noviembre 2010
    Mensajes:
    91
    Pluma de
    Escritora
    Jjajaajaj WOWW Que bien Sesshomaru gano!! y que bien que el engendro de Naraku haya perdido MUAJAJJAJAJJ te lo mereces INEPTOO jajajajajaj bueno ya calmada jajaj bueno las amigas de Kagome jajaja xD:
    "— ¡Hola Inuyasha! — saludaron al unísono Eri, Yuka y Ayumi, también agitando unos pompones — ¡Te apoyamos, pero tu hermano es guapísimo! ¡Viva Sesshōmaru! — gritaron y brincaron."
    jajajjaaj jjuuuf estuvo super comico pobre de Shippo T.T que pecaito que bueno que existen esas reglas osino POBE SHIPPO :(
    no se porque noo se porque este capi se me hizo corto -.- ahora que leo capitulos tuyos (porque aveces los releo) se me hacen tan cortos...creo que los disfruto mas :D jajja bnoo sayo! espero la conti super pronto jeje
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    surisesshy

    surisesshy Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    18 Febrero 2008
    Mensajes:
    610
    Pluma de
    Escritora
    ¿pudiera ser esto uno de esos programas que no dan anuncios por ser especiales? XD, ok, no, seria imposible, pero me encantó la conti, me reí como loca, especialmente con las reglas de las jugadas, creo que será imposible para inu no hacer la primera y la tercera y para Couga igual XD, siguela pronto y repito NARACU NUNCA PODRAS SER TAN GENIAL COMO MI SESSHY SAMA, OYELO ¡NUNCAAAA! Con esto último, me despido.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    Whitemiko

    Whitemiko Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    9 Agosto 2010
    Mensajes:
    228
    Pluma de
    Escritora
    hola!!!
    JAJAJAAJAJAJAAJJAAJAJAJAJAAJAJAAJAA no tengo palabras!!!!
    es q sesshomaru es bueno en todo???CREO QUE SSIII!!!
    jajajajaja me dio risa imaginar la cara de las amigas de kagome!!!!!es que si me las e imaginado asi diciendo que sessho es guapisimo!!!
    mmm van algo parejos inu y sessho no? veamos que pasara!!!!
    estuvo WOW!!quien va a ganar??muero por saberlo!!
    XOXO
    bye!!
     
  18.  
    Fernandha

    Fernandha Maestre Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,169
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Hola InunoTaisho me encanto el capítulo, estuvo gracioso. Adoro a Sesshomaru *-* como Lin puede calmar a la fiera en él. Me encanto cuando InuYasha dijo

    "— ¿Anotaron la placa del camión que me arrolló? — preguntó un tanto ido"

    ¿Qué pasará? ¿Quién ganará? Waa no puedo esperar OwO
     
  19.  
    pinkprincess

    pinkprincess Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    28 Octubre 2008
    Mensajes:
    135
    Pluma de
    Escritora
    Wiii! Me encantó la contii! jejeje Y me encanta el Poker *-* jijiji

    Ainss... Lin es monisima! ^///^ jejeje siempre solucionándolo toodooo jeejej ^^
    Jajajaja! Pobre Naraku! Ya está endeudado! xD Eso le pasa por TOOONTOOO -O- XDDDD
    Vaya con Shippo, está bajo protección del manual! xD Que fuertee...
    Y la porra de Japón! xD Todos con Sess, incluso Totosaii! xD

    Bueno, lo siento por el comentario taaan corto, pero no tengo la moral como para escribir mucho u.u problemas personales, lo siento deberas.... Nos vemos
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  20.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador ejemplar Orientador Waku-waku

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,764
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Un juego por la vida de... naraku?
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    3664
    conti para mis fieles seguidoras y prometo ahora si la cena para el proximo capitulo... lean que se van a divertir y no se pierdan pasado mañana el jueves o viernes... depende de mi banda ancha jajajaja

    Capitulo 11 parte 3

    En cuanto salieron del aire…

    — Bestia presumida — le espetó Koga a Inuyasha de fea manera.

    — Sarnoso idiota — le contestó con arrogancia.

    — Si creen que por un simple juego ya me ganaron… — dijo también Naraku, lanzándoles una mirada cruel — están equivocados.

    — Ya verás como te va, pedazo de… — el Hanyō lo encaró mirándolo con enfado.

    — Apenas estoy calentando — contestó el engendro con su alarde característico de grandeza.

    — Reconócelo Naraku, — intervino el lobo — eres un apestoso “looser”.

    — Mejor guarde silencio Comandante, — lo miró fijamente con sus rojas pupilas malvadas — el próximo podría ser usted.

    Shippou únicamente los escuchó, haciendo gesto de resignación, y volvió a poner el barajador a funcionar. Igualmente Sesshōmaru continuó ignorándolos como es su forma habitual de ser, y fijó un poco la dorada mirada en la porra… en la pequeña Lin que brincaba alegremente junto a Kagura, y también… en la miko, el antiguo amor de su hermano. Se sonrió un poco y desvió la vista al percatarse de que el par de descerebrados se golpeaban otra vez. Afortunadamente a él no le brotan gotas anime ni hace gestos bobos.

    — Vamos al aire en un minuto, — espetó el pequeño zorro un tanto enfadado y desesperado ante la conducta infantil de dos “animales” adultos — cálmense ya par de tarados.

    — No te metas chaparro — le dijo Inuyasha de malos modos.

    — No es de tu incumbencia — observó Koga igual de fúrico.

    — Por mí hagan todo el ridículo que quieran, — sonrió Naraku con su arrogancia de siempre — son patéticos peleando por cualquier estupidez.

    — ¡CÁLLATE! — gritaron al unísono golpeándole la cabeza al seudodemonio.

    — Díganme quien quiere ser el primero en salir del juego — intervino Sesshōmaru con un poco de rabia, taladrándolos con la dorada mirada y tronando levemente la garra derecha.

    Esto sirvió para serenarlos… al momento de volver al aire.

    — ¡Hip, hip, hurra! — gritaban las chicas de la porra haciendo coreografías de saltos y luciendo sus falditas.

    — Regresamos al torneo inaugural. — dijo Miroku con tono alegre y efusivo, con la sonrisa sincera reflejada en su cara — Y antes de continuar… con ustedes…

    — … ¡los integrantes de la porra oficial! — completó Sango igual de efusiva, señalando hacia el lugar de las porras.

    La cámara enfocó a todos los personajes que se encontraban allí, quienes aplaudían con emoción, incluidos los de Naraku, aunque se habían colocado… tras el área de porra de Sesshōmaru.

    — ¡La porra de Inuyasha! — señalaron al unísono.

    — ¡Arriba Inuyasha! — saltaron Aome y Kikyō, mientras los demás aplaudieron y chiflaron.

    — ¡La porra de Koga! — volvió a decir la pareja indicando donde se encontraba.

    — ¡Koga, Koga, Koga! — decía Ayame seguida de Guinta, en lo que Hakkaku dirigía un aullido bajo y sincronizado de los lobos.

    — ¡La porra de Sesshōmaru! — y la cámara enfocó hacia ese lugar.

    — ¡Sesshōmaru es el mejor! — gritó Kagura muy feliz.

    — ¡Viva el Señor Sesshōmaru! — dijo Lin al mismo tiempo.

    Jaken agitó la matraca y Ah – Uh las banderolas que llevaba. Atrás de ellos… los demás de Naraku aplaudieron efusivamente.

    — Y… ¡la porra de Naraku! — esta vez indicaron hacia donde estaba Byakuya, completamente solo, con los cadáveres de los insectos muertos.

    Hubo un silencio… todas las porras dejaron de gritar, junto al público espectador, y fijaron la vista en el de las ilusiones. Byakuya puso tonta expresión avergonzada, saludó a la cámara y dijo con su tono raro:

    — ¡Arriba el Señor Sesshōmaru!

    Naraku por poco se azota de la impresión mientras a todos los presentes les brotó una gotota anime… excepto ya saben a quien.

    — Eee… — tartamudeó Miroku, para después sonreír otra vez — ¿qué sigue Sango linda? — la miró un tanto apenado.

    — Vamos con Shippou para la segunda ronda de hoy — indicó la castaña con la misma expresión de pena.

    — Toda tuya la narración, pequeño amigo — terminó el monje, y la cámara volvió a enfocar hacia la mesa central.

    — Gracias. — dijo el kitsune con la misma expresión tonta de la pareja. Después recuperó la serenidad — Bien, continuaremos con el torneo y recordemos la puntuación del jue…

    — No es necesario eso chaparro, — interrumpió Inuyasha con molestia — ya sabemos quien ganó.

    — Es parte del show, eso me señalaron — contestó el zorrito un tanto desesperado.

    — Pues a mí me tiene sin cuidado el estúpido show — dijo alzando un poco la voz.

    — Pues te aguantas, — respondió el pequeño con el mismo tono grosero — lo indica tu contrato.

    — Ya cállate Bestia, — intervino Koga antes de que el peli plateado hablara otra vez — deja que el zorro haga su trabajo.

    — ¡Keh! — se cruzó de brazos después de lanzarle al Ōkami una mirada enojada — Habla entonces — le indicó a su amiguito.

    — Ejem… — carraspeó también lanzándole a su ojidorado amigo una mirada de enojo — Sesshōmaru obtuvo cinco puntos, Inuyasha tres, Koga dos y Naraku sólo uno. Ahora continuemos.

    Repartió una vez más las cartas correspondientes, haciendo la indicación de cual sería el modo de la siguiente partida.

    — Esta vez será póquer cerrado, el comodín es el 2. Empezará nuevamente Sesshōmaru porque él ganó el anterior. — dijo con seriedad — A mi señal comenzarán.

    Acomodó lo que sería el juego y las cartas abiertas… sólo con un 2, el cual fue tomado por el gran demonio, sin decir nada, sin mirar a nadie, sin cambiar la expresión de “poker face”, concentrado únicamente en su juego y sus posibilidades. Dejó en ese lugar la carta que ya no le era de utilidad.

    — ¡Carajo, otra vez tú y tu perra suerte! — exclamó Inuyasha mirándolo feo — Se me hace chaparro que te vendiste — desvió al vista al kitsune mirándolo de igual manera.

    — Si como no… desconfiado. — le espetó Shippou de forma retadora — Agarra de una buena vez o “toca” ya si tienes juego.

    — Si Bestia, — intervino Koga fulminándolo también con sus azules ojos — deja de perder el tiempo y continúa la partida.

    — Nadie pidió tu opinión, Sarnoso. — contestó de malos modos — Y no me presionen.

    Revisó sus cartas, tomó otra baraja y dejó una que tenía.

    — A ver si esta me ayuda — murmuró.

    — Bueno… tal vez sirva — Koga tomó la que dejó Inuyasha, desechando su carta correspondiente.

    Naraku la tomó sin decir nada, al parecer creía tener algo bueno pues se sonrió un poco. Sesshōmaru tampoco habló y solamente realizó el “toque” indicativo de que ya tenía “juego”. Los otros tres lo vieron fijamente, después de parpadear por enésima ocasión.

    — Te gusta humillarnos, ¿verdad? — soltó Inuyasha sin cambiar la cara de asombro y molestia, para después “tocar” también — Ya no hay nada que sirva — dijo y se cruzó de brazos.

    Koga realizó la misma acción, con un gesto similar a la de su compañero, mirando al gran demonio. Naraku tomó su última carta.

    — Entonces creo que deben mostrar sus cartas — indicó Shippou en cuanto el engendro hubo terminado.

    Todos bajaron su “juego”, y estos son los resultados:

    Sesshōmaru: Póquer con todos los 2, y un as.
    Inuyasha: corrida con 7, 6, 5, 4 y 3, de diferente palo.
    Koga: dos pares de K y Q.
    Naraku: Full de dos 10 y tres 7.

    — Sarnoso idiota, perdiste — dijo irónicamente Inuyasha.

    — Se lo dije Comandante. — habló Naraku mirando arrogantemente al Ōkami — Subiré poco a poco.

    — Cállate Bestia, — espetó Koga — y tú también cierra la bocota, apestoso.

    — Admítelo Sarnoso, eres “looser” por naturaleza — indicó el peli plateado con burla.

    — No te confíes Inuyasha, — dijo Naraku viéndolo con superioridad — el próximo puedes ser tú.

    — ¿Me dejan terminar? — dijo Shippou hablando un poco alto, haciendo que se callaran otra vez — Gracias. — ironizó de igual manera que su amigo Hanyō — La puntuación de la segunda ronda es la siguiente: Sesshōmaru volvió a ganar cinco puntos al obtener póquer de 2, Inuyasha obtuvo tres puntos más con una corrida, Naraku rescató dos puntos con un full y Koga sólo obtuvo un punto al perder con dos pares. — los aplausos no se hicieron esperar, aunque los lobos de la porra exhalaron un suspiro de pena — Vamos con ustedes Miroku.

    — Se te agradece pequeño amigo. — contestó el aludido — Sango nos dirá cuál es el premio especial de esta noche. Adelante linda, es todo tuyo.

    — Gracias Excelencia. — dijo muy contenta en otro lado del foro — Aquí tenemos la pizarra en donde se muestra la puntuación obtenida por los contendientes, y capturada por Shippou. — señaló una pantalla electrónica… marca SHONY, en la que se veía el puntaje acumulado — Al término de las cinco partidas de esta noche se verá quien acumuló más puntos… y el ganador tendrá el honor de una cena especial con unas lindas señoritas… — miró nuevamente a la cámara sin dejar de sonreír — diez fans que ganaron este derecho por ser las primeras en enviar sus respuestas a un cuestionario publicado vía Internet, en el sitio oficial del anime, antes del inicio del torneo. — y señaló hacia donde se encontraba el público en las gradas — ¡Y ellas están aquí con nosotros! — dijo en tono emocionado.

    Las chicas señaladas brincaban de gusto y traían pancartas en apoyo a su favorito, así como las playeras concedidas generosamente por la producción. Lanzaron alaridos extasiados al ser nombradas.

    — ¡Qué suerte, lindas muchachonas! — exclamó Miroku sin pensarlo ni un momento — Procura ganar Inuyasha y me invitas.

    — Ni creas que voy a hac… — contestaba el aludido con expresión de molestia cuando…

    En menos de una fracción de segundo… ¡PLONC!, un golpe en la cabeza con el puño cerrado y una mirada de furia de unos lindos ojos cafés.

    — ¿Acaso dijo algo… EXCELENCIA? — Sango se encontraba a su lado, fulminándolo con la mirada.

    Al bocón ojiazul le salieron como tres chichones en lo alto de la frente.

    — ¡Aquí nada más de hablador! — dijo sobándose con cuidado — No te enojes encanto.

    — No crea que me enojo por nimiedades. — le dio la espalda cruzada de brazos — Vamos a comerciales — le sonrió nuevamente a la cámara, como si nada hubiera pasado.

    La voz en “off” mandó saludos de costa a costa en lo que el público parpadeó un tanto apenado por lo ocurrido, para después volver a aplaudir muy contentos.

    — Sanguito… — el monje rogón se agachó frente a ella — tú sabes que eres la única — y la abrazó por las piernas, frotando su mejilla a la altura del muslo.

    — Compórtese por favor Excelencia, — dijo la joven bastante sonrojada ante su actitud — ¿no ve que nos están viendo? — y trató de alejarse de su contacto.

    Efectivamente todos los estaban viendo, con una gotita anime en la frente, hasta el personal del área y ni que decir de los de Japón; solamente alguien no se preocupaba por ellos… ni por nadie más.

    — Eee… — sonrió el ojiazul como bobo — si nos disculpan.

    Se levantó rápidamente y la jaló con él detrás de las mamparas.

    — Oiga Excelencia ¿qué…? — se sorprendió un poco la castaña antes de perderse de vista.

    — Creo que eso no fue lo mejor que podía hacer — se sonrió Aome murmurando un poco alto desde las gradas.

    — Miroku es un idiota — dijo Inuyasha con gesto de fastidio.

    — A veces es peor que tú — agregó Shippou mirándolo por un instante con un gesto de enfado similar.

    Naraku y Koga sólo parpadearon un tanto asombrados. Después el engendro se sonrió con un poco de malicia en tanto que el lobo hizo gesto de resignación. Sesshōmaru no dio muestras de incomodarse por nada… como es su costumbre. Luego de treinta segundos de silencio… ¡PAF! se escuchó un buen golpazo, y la exterminadora salió echando chispas.

    — ¡Y encima de todo… sinvergüenza! — espetó caminando con rumbo a su lugar en el foro — ¡No se le ocurra ni una cosa más de esas!

    — Sango, en serio… — Miroku salió atrás de ella, sobándose ahora el cachete — eso es para demostrarte lo mucho que te quiero…

    — ¡No sea tan…! — lo encaró con molestia, con ganas de matarlo por... atrevido.

    ¡Al aire! — le dijeron por el apuntador en tanto la cámara volvió a enfocarlos y la voz en “off” anunciaba la entrada nuevamente.

    Ambos parpadearon por enésima ocasión al encontrarse en una situación comprometedora y delatora de su conflictiva relación “amor – enfado”, y retornaron a su sonrisa haciendo como si no hubiera pasado nada y recuperando la compostura. Sus amigos únicamente exhalaron un suspiro de resignación.

    — ¡Eso es todos los días! — dijeron al unísono por la bajo, con expresiones apenadas.

    Nuevamente los aplausos del público no se hicieron esperar. Esa noche se realizaron otras tres rondas más con sus respectivos incidentes menores: un zape contundente a Koga por haberse dejado ganar por Naraku, dado generosamente por el gran demonio; una discusión más entre ambos “animales”, con sus respectivos golpes; la burla de Naraku cuando Inuyasha perdió el tercer juego, ganado por Sesshōmaru; el Hanyō golpeado por su hermano; miradas de enfado hacia el Daiyōkai por parte de los “animales”; el cuarto juego fue ganado por el peli plateado menor y el mayor en segundo lugar, donde el engendro volvió a perder, e Inuyasha fue “premiado” con un coscorrón por parte del gran demonio ; y el último juego fue ganado por el Ōkami, con Sesshōmaru nuevamente en segundo lugar y el seudodemonio siendo vencido… otra vez. Y el golpe al Comandante no se hizo esperar. Así que…

    — Y con estos resultados concluimos el torneo inaugural. — indicó Shippou después de dar la puntuación obtenida por los contendientes — Regresamos contigo Miroku — y la cámara enfocó al ojiazul en lo que el pequeño zorro levantaba las cartas, mientras detrás se podía ver a los dos “animales” peleoneros… pelando como acostumbran.

    — Gracias Shippou. El torneo de hoy fue bastante interesante. — observó el monje, con la mejilla aun enrojecida, pero sin borrar su sonrisa — Ahora analizaremos los resultados de esta noche con Sango. — señaló a la castaña, que se encontraba del otro lado, junto a la pantalla con el puntaje acumulado — Vamos contigo primor — le dijo en tono un tanto tierno, a modo de disculpa.

    — Bien. — dijo ella al ser enfocada por la cámara, después de dedicarle un leve mohín de disgusto al ojiazul — Como pueden ver, el puntaje quedó de la siguiente forma: — señaló al pizarra electrónica, leyendo lo que estaba escrito — De un total de 25 puntos en juego, Sesshōmaru acumula 21 puntos, Inuyasha 14 puntos, Koga 13 puntos y Naraku 7 puntos; por lo que el ganador de esta noche es… ¡Sesshōmaru!

    Sonaron fanfarrias y las luces volvieron a iluminar el área de juego, especialmente al gran demonio y su rostro de “poker face”, en tanto los demás tenían cara de molestia. Las porras en todo lo alto y las fans ganadoras gritaban mucho más porque cenarían con el ídolo de todas. La pareja de presentadores se dirigió hacia donde estaban los jugadores, los cuales ya se habían levantado de sus asientos.

    — Gracias a todos por venir, igualmente gracias a todas las personas que siguieron esta transmisión. — dijo el ojiazul muy sonriente, colocándose cuidadosamente al lado de su dulce tormento, junto a su peli plateado amigo, algo alejado de Koga y de Sesshōmaru, y ni que decir de Naraku — La siguiente noche será mucho mejor.

    — Felicidades Sesshōmaru, — agregó la exterminadora en tono amable y alegre — tu premio te espera.

    — ¡Señor Sesshōmaru, — se dirigieron a él las fans ganadoras, casi desmayadas de la impresión de verlo cerca — lo admiramos!

    — No dejen de sintonizar mañana su canal favorito, o su página de Internet ideal, para seguir el desarrollo de este torneo — despidió Miroku el show, abrazando a Sango suavemente por los hombros, mientras sonaba una alegre música de fondo y ya se divisaban en pantalla los nombres de los patrocinadores junto a la voz en “off” que los mencionaba.

    — ¡Adiós! — dijeron Sango y Shippou saludando hacia la cámara, en compañía de las fans que mandaban saludos a sus familiares y amigos que las veían.

    Los que ni se despidieron fueron los molestos perdedores y el inexpresivo ganador.

    Ya fuera del aire se les acercó el señor Zaotome, con una gran sonrisa que expresaba muchas cosas, en lo que el público se retiraba ordenadamente siguiendo las indicaciones del personal.

    — ¡Fue un verdadero éxito, son ustedes muy buenos conductores! — les estrechó la mano a los tres que condujeron el show, y después se dirigió a Inuyasha y a Koga — Se les agradece su participación y los felicito por su esfuerzo, — también les estrechó la mano — pueden ir a descansar. — luego se dirigió a Naraku, ya un poco más serio — Usted también debe regresar al relleno sanitario municipal, el permiso de tránsito vence en una hora.

    — Vamos chicas. — se escuchó la voz de Aome, y todas las porristas bajaron al foro — Estamos listas señor Zaotome — dijo sonriente dirigiéndose al buen hombre.

    — Excelente, pasen por favor. — les indicó una puerta, posteriormente le hizo una reverencia a Sesshōmaru mientras las fans se encaminaban hacia la salida que les señaló — Señor Sesshōmaru, si me hace el honor, la limusina espera. Lin, señor Jaken, adelante.

    — ¿Y dónde viajarán las demás? — preguntó la chiquilla.

    — Otras limusinas les esperan para conducirlas al Hotel — contestó sonriente el buen hombre mirándola un poco más.

    Desde el momento en que Aome había hablado con el señor Zaotome, Inuyasha y los demás habían parpadeado con incredulidad… excepto Sesshōmaru, el cual sabemos a la perfección que sabe ocultar muy bien lo que piensa y siente, a menos que lo hagan perder el control como lo hizo Naraku. Al escuchar lo último no pudo reprimir la pregunta que tenía en la punta de la lengua.

    — ¡¿Qué?! — soltó el Hanyō con tono de asombro, en tanto que Miroku y Koga no entendían a lo que se referían, porque Sango también se había apartado delicadamente del monje y se integro con las demás chicas anime para seguir a las fans — ¿Qué significa esto?

    — También estamos invitadas — contestó la pelinegra, y todas hicieron un gesto muy sonrientes.

    — ¿Significa que… — señaló a su gran hermano — te vas… se van con él?

    — ¡Sí! — afirmaron al unísono las cinco muchachas: Aome, Kikyō, Sango, Ayame y Kagura.

    — Sanguito… — dijo el ojiazul en tono preocupado — ¿tú… también?

    — La producción nos invitó, — contestó la castaña — pero no se mortifique — le dijo dirigiéndole una dulce mirada por un breve instante, sin dejar de sonreír.

    — Ayame… — Koga miró a la pelirroja loba con un poco de molestia.

    — No te enfades Koga, — le indicó igual de sonriente — te traeré un recuerdo de la cena.

    — Kikyō… ¿por qué? — esta vez el joven peli plateado se dirigió a su antiguo amor, mirándola confundido.

    — Porque Sesshōmaru ganó — contestó ella con tono cariñoso.

    — Vamos ya, — intervino Kagura con una expresión de éxtasis total — no hagamos esperar a las fans… ni a Sesshōmaru.

    — Kagura… — Naraku y todos sus “hermanos”, excepto Kanna, le lanzaron miradas asesinas.

    — Trágate tu rabia Naraku — le dijo en tono descarado y caminó delante de todas.

    — ¡Nos vemos más tarde! — se despidieron Sango y Aome de sus galanes y se fueron con las otras chicas, incluida Kirara, la cual maulló de gusto y se encaramó en el hombro de su ama.

    Miroku estiró un brazo como queriendo agarrar a su dulce tormento; Koga sólo parpadeó otra vez para volver a su gesto de enojo; Naraku y sus “hijos”… decidieron ya no decir nada más, aunque Byakuya hubiera querido ir también; e Inuyasha encaró a su hermano, quien no se había movido aun en un gesto educado para que las damas se retiraran primero.

    — ¿Qué mierda pretendes hacer con todas esas mujeres? — le espetó mirándolo de fea manera — Sabía que eras peor que este monje pervertido — señaló al ojiazul, el cual ni se inmutó y sólo tenía un gesto de desesperación en tanto Kohaku intentaba confortarlo palmeándole un hombro.

    ¡PLONC! El duro golpe en la cabeza, tan rápido que únicamente se dieron cuenta cuando vieron los chichones en la cabeza del Hanyō.

    — Inepto. — le dijo Sesshōmaru mirándolo con un poco de rabia — Lin, Jaken, andando… y tráete a Ah – Uh — se encaminó con su elegancia habitual a través del corredor, seguido por sus acompañantes y el señor Zaotome.

    — ¡Adiós! — dijo Lin agitando la mano en señal de despedida.

    Nota: La cena… no será demasiado, el asunto aquí era volver a picarle la cresta a los despistados… pero no desesperen las que confirmaron su asistencia… serán mencionadas y les agradezco su participación breve pero significativa dentro del fic… lo que sigue será tan divertido y emocionante como todo lo anterior. Y no pierdan “Pasado Mañana” que aun no termina hasta que termine. Sayo y les agradezco que le presten atención a mis locas ideas.
     
    • Me gusta Me gusta x 3

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso