Long-fic Un juego por la vida de... naraku?

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por InunoTaisho, 3 Octubre 2010.

  1.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador ejemplar Orientador Waku-waku

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,764
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Proximo capitulo la entrada triunfal de...Sesshomaru! jajaja no se lo pierdan. Agradezco sus post, y la cena con el grande es parte del juego, pues se daran invitaciones especiales para diez fans (tengo cuatro confirmadas), asi que falta un poco para eso y estoy afinando detalles, disfruten mientras de la llegada triunfal, las entrevistas y la cena de gala en honor de los personajes. Sayonara
     
  2.  
    blackrose18

    blackrose18 Usuario VIP Comentarista Top

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2006
    Mensajes:
    3,369
    Pluma de
    Escritora
    Si sabes que si sabes eso se volvería colectivo que no se permite y la verdad, qué tiene que ver con tu fic?
     
  3.  
    Kai

    Kai Usuario VIP

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,467
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    hola!!!!
    Me reporto nuevamente....me gusto mucho la conti.
    Yo que queria la cena ..pero no impota...
    Kouga no puede ser mas tozudo ¡que insensible!.
    Inuyasha debe de estar mas feliz, con Kikyo y Kagome buehh no puede pedir más...¡hasta yo estoy celosa!.
    Con respecto a lo que dice blackrose18 no se muy bien el termino de colectivo pero ¿si el personaje no tiene el nombre de nick se considera así? es uqe en mi caso no sera con eso seria como un personaje cualquiera de relleno ¿eso no se puede? digo que si lo haces asi pero con alguna idea por fuera ¡sigue siendo colectivo?...Quiero ayudar y saber...sino sigue con tu historia sin invitadas y solo pon personajes inventados...como hiciste con la aeromoza y la recepcionista..¡No quieron que cierren la historia!
    Sayo....
     
  4.  
    rhapsodic

    rhapsodic кучко. Comentarista empedernido

    Géminis
    Miembro desde:
    12 Julio 2010
    Mensajes:
    2,243
    Pluma de
    Escritor
    ¡Me encantó la conti amiga! Wow, esos lobos n_nU
    InuYasha y kouga nunca dejarán de pelear?
    Y Kikyo y kagome igualitas n_n valla...
    Oye amiga...
    ¿Cuando vas a hacer un capi en donde Aome converse con Kikyo?
    Eso sería genial *--* no voy a prtesionarte si no quieres no lo hagas u.u
    ¡Genial! +10
     
  5.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador ejemplar Orientador Waku-waku

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,764
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Un juego por la vida de... naraku?
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    4343
    Y para todas ha llegado el capitulo esperado, la llegada de... leanlo y disfrutenlo, se van a divertir jajaja

    Capítulo 6 parte 3

    En el Gran Casino del hotel Caesars Palace se llevaría a cabo una gran ceremonia de gala en honor a los invitados distinguidos de la ciudad de Las Vegas, los personajes del anime número uno, “Inuyasha”. A la entrada del lugar se encontraban miles de fanáticos de todo el mundo que habían venido para ver aunque sea de lejos a sus ídolos. Y no paraban de gritar y lanzar consignas de apoyo en lo que esperaban el arribo de los famosos. Estaban extasiados.

    Nos encontramos transmitiendo en vivo por cadena nacional, pago por evento e Internet, la llegada de los ídolos del anime que todo el mundo ama… “Inuyasha”. — dijo la voz empalagosa de una reportera, rubia artificial con un maquillaje exagerado y un vestido verde chillón — Soy Rita Skiter, conduciendo para la CeNeNe, la BeBeCe, el canal eMeTV, SONHY TV, y reportera estrella del diario “El Profeta” de Londres, Inglaterra, enviada especial junto con Chinita McCree, mi camarógrafa.

    Entre el público se oyeron gritos alucinados y muy agudos, que anunciaban el arribo de un vehículo.

    ¡Ya están aquí! — dijo Skiter mientras la camarógrafa enfocaba al área de acceso a la alfombra roja — ¡La crema y nata del anime!

    Llegó la primera limusina, un elegante vehículo negro del que descendieron… Inuyasha y Aome. Ella saludaba feliz y él parecía avergonzado.

    ¡Los protagonistas! ¡Sus atuendos son soberbios! — mencionaba Skiter emocionada, McCree hacía un acercamiento enfocando primero a la pelinegra y después al azorado Hanyō — Disfrute amado público del show mientras transmitimos para ustedes las imágenes, y en cuanto estén todos tendremos entrevistas exclusivas con ellos.

    ¡Saluda al público, Inuyasha! — le dijo Aome jalándolo suavemente — ¡Gracias a todos!

    Eee… — tartamudeó el aludido, y levantó el otro brazo para saludar — Sí, gracias por venir.

    ¡Aaahhh! — gritaron muchas chicas locas.

    Algunas exhibían letreros sugerentes y sugestivos: “Inuyasha te amo”; “Olvida a Aome y a Kikyō, aquí estoy yo”; “Manda a volar a Aome y quédate con Kikyō”; “Deja a Kikyō, te conviene más Aome”; y otros por el estilo. Y también “Olvida a ese bobo de Inuyasha, Aome, y quédate con Koga”; “Mejor quiere a Sesshōmaru, Aome, es muy buen partido”; “Fíjate en Koga, él si te quiere”. Aome sonrió como bobita e Inuyasha parpadeó asombrado mientras los fans lanzaban gritos y suspiros.

    Camina un poco. — le dijo ella y empezó a andar junto con él — Sonríe y saluda.

    Al momento descendieron Miroku y Sango, que también arrancaron suspiros y gritos de locura.

    ¡Los coprotagonistas! — dijo Skiter señalándolos — ¡Y grandes amantes a pesar de todo, aunque digan lo contrario!

    ¡Monje Miroku, lo amamos y le daremos hijos!— dijeron algunas locas.

    ¡Qué bien! — contestó el aludido mirando de un lado a otro — ¡Cuántas chicas lindas! — pero cerró la boca al sentir un pellizco de Sango... en pleno trasero.

    Caballero… — le dijo enfadada — Es usted un…

    No faltaron fans masculinos que le chiflaron a la castaña.

    ¡Fiu, fiu! ¡Sanguito, olvida a ese pervertido y ámanos a nosotros! — le dijeron viéndola con ojos de maniáticos.

    La pobre exterminadora se sonrojó de más y el monje… mejor caminó con ella después de ver a esos atrevidos con enfado… pero les dedicó una sonrisa hipócrita.

    Con permiso caballeros, se les agradece. Vamos Sango — y la llevó suavemente del brazo.

    Los letreros sugerentes y sugestivos seguían apareciendo, esta vez para esta linda pareja. “Monje Miroku, yo le daré los hijos que quiera”; “Sango, no seas tan… deja a ese atrevido”; “Ámense mucho y tengan 20 hijos”; “Son la pareja más bonita”; y otros algo subidos de tono. Miroku y Sango les dedicaron a sus fans saludos y sonrisas, los dos se mostraban muy apenados. Llegaron donde estaban sus amigos y esperaron a los demás. Shippou y Kirara descendieron y recibieron muchos saludos también, pero sin letreros atrevidos.

    Después llegaron los lobos, que por supuesto arrancaron gritos y suspiros como los demás.

    ¡Koga! — gritaron algunas locas y casi se desmayan de la emoción.

    ¡Ayame! — le chiflaron otros atrevidos.

    Koga y sus acompañantes parpadearon de asombro. También empezaron a aparecer letreros sugestivos. “Koga, ¡dale a Inuyasha su paliza y quédate con Aome!”; “Aome no te conviene Koga, ama a Ayame”; “Ayame eres muy linda, olvídate del torpe de Koga y busca a Sesshōmaru”; y otros. La loba sonrió como bobita y caminó junto a Koga, que aun no se reponía de la sorpresa. Los jóvenes lobos caminaron como en un sueño junto a su Comandante y su linda prometida.

    ¡Esto es lo máximo! — señalaba Skiter con su empalagosa voz — Todos lucen espectaculares… ¡Ahí viene alguien más! — la camarógrafa enfocó nuevamente al acceso, mientras los lobos llegaban con los otros.

    En cuanto estuvieron con nuestros amigos, Koga e Inuyasha volvieron a verse feo, pues el Ōkami miró más detenidamente a Aome. Los fans seguían gritando de emoción.

    Animal — le espetó Koga.

    Tarado — le contestó Inuyasha.

    Babosos los dos — puntualizó Shippou.

    Los dos animales miraron con furia al kitsune, que se escondió detrás de Sango, hasta donde pudo, pues también Miroku le lanzó una mirada fea.

    ¿¡QUÉ DIJISTE!? — le gritaron con sus signos de enfado en la frente.

    ¡Osuwari! — dijo Aome cruzándose de brazos y viendo a Inuyasha con enfado, mientras él caía al suelo como acostumbra.

    ¡Aome! — le dijo con enojo al momento de azotarse.

    ¡Idiota! — golpeó Ayame a Koga en la cabeza con su bolso, al mismo tiempo, haciéndolo caer también.

    ¡Ayame! — el lobo rezongó como el Hanyō.

    Los demás pusieron ojos de puntito y les brotó su gotita anime. En ese momento llegó Kikyō con Kaede y Kohaku, a los cuales también gritaron emocionados los fans… y algunos le dedicaron insultos a la pobre miko. “¡Ya muérete de una vez, Kikyō!”; “¡Me caes mal Kikyō!”; “Club de fans “Yo odio a Kikyō” te desean la muerte más horrible”; “Te amamos Kikyō, eres lo mejor para Inuyasha”; “Eres lo máximo Kikyō, Aome es boba”; “¡Púdrete Kikyō!”. Ella sonrió como acostumbra y caminó suavemente por la alfombra roja, sin prestar atención a nada y saludando levemente. Kohaku y Kaede parpadearon.

    Inuyasha querido, — volvió a tomar el brazo derecho del Hanyō, con una linda sonrisa, cuando él se levantó — ¡las cosas que dice la gente! — haciendo que el muchacho se sonrojará otra vez.

    Al instante se escucharon… los acordes de una música macabra que anunciaba… (Tan tan tan tan taaaan tan…)

    ¡Ahora, el más malo del anime! — dijo Skiter con énfasis.

    Muchos fans gritaron “¡Buu!”, aunque no falta quien ame a los malvados. Naraku y compañía descendieron de una limusina negra, no muy grande. Como que venían apretados.

    ¡Muévete Moryumaru! — decía Hakudoshi con enfado mientras Naraku ya había salido, en sus mismas fachas, y les lanzó a los fans una mirada de… enfado.

    Agradezco a mi público, que me dejó salir de mi confinamiento — dijo seriamente taladrando a todos con sus oscuros ojos rojos.

    Moryumaru salió… igual que siempre, para ellos no hay ropa que les quede. Tras el deforme ser salieron Kanna, Hakudoshi y Akago, al cual pusieron en una andadera, vestidos como niños “popis”, o sea como si fueran ricos, pero sin estilo. Kanna tenía cara de indiferencia… como siempre, Hakudoshi con su aire arrogante y Akago… como su otra mitad.

    ¡Al fin! — volvió a decir Hakudoshi — ¡Aire puro! — y respiró hondamente.

    Kagura descendió luciendo un vestido de seda, blanco, largo y floreado, de cuello alto y sin mangas, como un kimono moderno, y lindas sandalias de tacón alto a tono; y ahora llevaba su oscura cabellera suelta y un poco de maquillaje tenue que resaltaba sus ojos color rojo brillante. Se veía… linda, no se podía negar. Tras ella salió Byakuya, con una ridícula camisa con flores y un pantalón café claro. Se había puesto brillo labial. Todo el equipo Naraku le lanzó una mirada de disgusto. No faltaron gritos y letreros a favor o en contra de ellos “¡Naraku, eres despreciable!”; “¡Imitador bueno para nada!”; “¡Ser asqueroso!”; “Naraku, eres mi ídolo, mi ejemplo a seguir”; “Si quieres que alguien te ame yo estoy disponible”; “Kagura eres muy linda”, etc.

    ¡Gracias amado público! — dijo Byakuya lanzando “besos” a todos, con su tono raro — ¡Los amamos!

    ¡Cállate ya y no nos avergüences más! — le espetó Kagura golpeándolo con su bolso en la cabeza — ¡Nadie te conoce todavía fuera del manga, inútil!

    ¡Es cierto! — contestó sobándose — Perdón “hermana”, lo había olvidado.

    La de ojos rubí atravesó rápidamente la alfombra roja ignorando a los demás, y se acercó ansiosa a Aome.

    ¿Y Sesshōmaru? — preguntó parpadeando coquetamente, como practicando — ¿No ha llegado?

    Acomódense por allá, — le saludó Aome con sonrisa bobita — no ha de tardar.

    Los demás se acercaron con su aire de siempre, menos Byakuya, que también buscó al imponente Daiyōkai con la mirada, recibiendo nuevamente un generoso golpe de su “hermana”. Ayame y los jóvenes lobos parpadearon de espanto.

    ¿Esa cosa es… Naraku? — susurró Ayame apretando más el brazo de Koga y tapándose delicadamente la nariz — Si que apesta.

    Sí, — contestó el lobo viendo a Naraku de fea manera — ese maldito apestoso es Naraku.

    Sango se acercó más a Miroku, como si estuviera asustada, y hasta permitió que la abrazara suavemente. Kohaku también se juntó a su hermana y su Excelencia, y Shippou… sobre el muchacho.

    Tanto tiempo sin verlo y sigue igual de horrible, — le susurró ella — no ha cambiado mucho.

    Aome y Kikyō también se juntaron más con Inuyasha, el cual, al igual que Koga, fulminaba al malvado con la mirada. Alguien… hecho a perder un poco el momento.

    ¡Excelencia! — ¡PAF!, una sabrosa cachetada y una mirada de enfado de parte de la hermosa exterminadora al mañoso monje — ¿Por qué siempre tiene que arruinar nuestros ratos bellos?

    Perdón… — dijo el indecente sobándose el cachete. “Bueno”, pensaba “al fin pude desahogarme un poco y sentir… sus lindos atributos” — Es que luces maravillosa con ese hermoso vestido que… mi mano “maldita”… Naraku tiene la culpa.

    Todos, incluido el equipo Naraku y algunos fans que lo habían notado, pusieron ojos de puntito y les brotó una gotita anime en lo alto de sus cabecitas. Hasta la camarógrafa lo grabó. Inuyasha le arrimó a Sango el Hiraikotsu (¿de dónde lo sacó?), y ella, ni tarda ni perezosa, le hizo un doloroso chichón al monje mientras lo regañaba:

    ¡Hipócrita, sinvergüenza, manolarga, coscolino, libertino, pervertido, descarado… infiel! — y le dejó caer el arma varias veces.

    Sango, — le dijo Aome con una sonrisita, deteniendo un poco a su amiga, y compadecida del pobre monje que ya tenía varios chichones — ¿querrías ver del otro lado?

    ¿Qué pasa? — preguntó la castaña con el Hiraikotsu al aire mientras Miroku se agachaba otra vez… esperando el golpe y admirando también a su amada desde otro ángulo. Hasta los castigos los aprovecha — ¡Ooohhh!

    Música de… (Los compases de una conocida melodía entre misteriosa y tenebrosa).

    ¡OH MY GOD! ¡Es élllll! — dijo Rita Skiter en éxtasis total — ¡El más deseado por todas! ¡El más atractivo de todos! ¡Aaaahhhh! ¡¡SESSHŌMARU!!

    ¡¡AAAAHHH!! — gritaron también las del público espectador.

    Los gritos de júbilo casi dejan sordos a los que ya estaban ahí, llantos incontrolables de felicidad al extremo, y muchas fans cambiaron sus letreros de antes por otros mucho más grandes en los que se leían… todo tipo de declaraciones, al arribo de una impactante limusina blanco perla con un escudo heráldico en las puertas. El chófer descendió rápidamente y abrió la puerta para que bajaran los pasajeros. “¡Sesshōmaru, te amamos!”; “¡Eres lo máximo!”; “¡Mi hombre ideal!”; “¡Nadie como tú!”; “¡Quiero tener hijos contigo!”; “¡Soy sólo tuya!”; “¡Te deseo!”; “¡Eres mi máximo sexual!”; y otros más indecentes, mientras de fondo se escuchaba la tonada característica del imponente Daiyōkai.

    Las chicas del anime también pusieron cara de bobitas, incluyendo la anciana Kaede, Kanna y Byakuya, porque él es medio raro. Querían ver que tal lucía Sesshōmaru vestido de forma diferente. A Sango se le cayó el Hiraikotsu… en la cabeza de Miroku.

    ¡Hola a todos! — salió Lin de un salto y agitó la mano para saludar a la concurrencia.

    Lucía un precioso vestidito blanco con pequeños lunares negros y otros adornos similares que la hacían ver muy coqueta. Una linda banda de la misma tela del vestido adornaba sus negros cabellos. Llevaba medias blancas y unos bonitos zapatos negros con blanco. Completaba su atuendo una pequeña bolsa blanca.

    ¡Qué bonita! — dijeron los del público al verla, poniendo caras tiernas.

    ¡Niña grosera, no seas así! — Jaken salió detrás de ella y le gritó pero… cayó como fardo, empujado por una fuerza extraña. El pobre sirviente, el cual vestía sus mismas prendas, fue pisado por… un impecable calzado oscuro en fina piel.

    Sesshōmaru descendió con elegancia y habilidad, acostumbrado a andar en esos impactantes vehículos, y le pasó por encima al pequeño demonio para pararse junto a la niña. Chinita McCree no paraba de enfocarlo desde varios ángulos. Lucía un elegante y fino traje blanco en muy buen corte, una camisa negra en finísima tela, que dejaba al descubierto un poco de piel de su pecho. Llevaba también una finas y modernas gafas oscuras, marca Rai Ban, que acentuaban su aire de misterio y su gran atractivo. La estola adornaba su hombro derecho de manera que no desentonaba con el resto del atuendo. Entre la concurrencia hubo suspiros y hasta le… tiraron ropa íntima mientras gritaban como locas desquiciadas.

    ¡Esas mujeres me habían pedido un hijo a mí! — dijo Inuyasha con enfado, viendo la reacción de todas las damas presentes… incluidos sus amores, que miraban a su hermano con ojos de admiración.

    A mí también, — suspiró Miroku enderezándose y sobándose la cabeza, pues su adorado tormento se olvidó de él para concentrarse en Sesshōmaru — ya hasta Sanguito me ignoró.

    Pues… — Koga parpadeó asombrado al ver también a su loba prometida, que le soltó el brazo y se mostraba extasiada sin quitarle la vista al gran demonio — creo que a mí también.

    Kagura… por favor… — dijo Naraku, mientras su equipo cerraba sus ojos de puntito al ver a la Teynnō admirando al Daiyōkai, y en sus rojas pupilas se reflejaban corazones.

    Bueno, Byakuya adoptó la misma expresión de su “hermana”, haciendo que a los del equipo… también les brotaran gotitas anime. Y Kanna… ni se diga. Hasta sus mejillas adquirieron color por primera vez y su mirada se había vuelto soñadora.

    Kanna… ¿tú también? — dijo Hakudoshi observándola, y abrió la boca con sorpresa.

    ¡Pobres caballeros olvidados por sus damas, por sus “hijas” y por sus “hermanas”! Sesshōmaru esquivó la ropa interior lanzada… levantando a Jaken como balón de futbol y utilizándolo de “escudo protector”. Zarandeó al pobre sirviente con rapidez y desvió la ropa arrojándola sobre los demás… con tal velocidad que ni siquiera se le movió de más uno solo de sus cabellos plateados. La camarógrafa parpadeó de asombro, pues no pudo captar el movimiento con la cámara.

    A todos los “inútiles”, en opinión del Daiyōkai, les tocó su “regalito”. Inuyasha recibió un brassiere en pleno rostro, a Miroku le cayeron unas tangas en la cabeza, Koga tomó otro brassiere y Naraku… se le atoraron tres pantis en sus tentáculos.

    ¡Keh! ¿Qué diablos es esto? — el Hanyō se arrancó bruscamente el brassiere del rostro y lo observó detenidamente — Oye Aome, ¿qué tú no usas de estas cosas? — le preguntó a la chica del futuro, la cual volteó a verlo algo apenada.

    ¿Qué? — dijo ella — ¡Inuyasha, qué dices! — se sonrojó más.

    Miroku también tomó delicadamente la tanga, y escuchó lo que había dicho su amigo.

    ¡Ah, esto lo usan las mujeres! ¡Sango, — le dijo a su prenda amada — se te vería espectacular! — y le mostró a la castaña la breve ropita.

    ¡Excelencia, — se sonrojó ella — qué cosa dice!

    ¿Cómo lo sabes? — le preguntó Aome a Inuyasha, bastante más apenada, mientras Kikyō, Ayame y la anciana Kaede parpadeaban de la sorpresa.

    Yo se que te pones de estas cosas. — dijo Inuyasha tranquilamente mirando fijamente a Aome — Lo vi en tu casa.

    ¿Cuándo hiciste eso? — le preguntó ella extrañada, sin dejar de ruborizarse.

    Una vez, buscando los fragmentos de la Shikon no Tama que te habías llevado. — contestó sin pizca de vergüenza — Por cierto, ¿para qué lo usas? No he visto donde lo pones.

    ¡Osuwari! — le gritó ella y… al suelo.

    ¡Aome!

    ¡Por indecente!... ¡Y dame eso! — le quitó el brassiere.

    Al mismo tiempo… A Naraku le quitó Moryumaru esos calzoncitos que se le atoraron en sus tentáculos.

    ¿Se me verán bien? — preguntó Byakuya mientras se probaba uno encima del pantalón.

    ¡Idiota! — lo golpeó Kagura con su bolso, los demás del equipo le pusieron ojos de puntito una vez más — ¡Eso es para mujeres!

    A Sesshōmaru le tomaban fotos y le lanzaban besos y gritos alborotados en lo que él caminaba elegantemente y sin prisa por la alfombra roja, con su expresión indiferente y sus ambarinos ojos ocultos tras las gafas (ya le gustó lucirse). Lin caminaba a su lado, examinando también un brassiere que alcanzó a pescar. “¿Qué será y por qué se lo regalan al Señor Sesshōmaru?”pensó la niña. Jaken había ido a parar cerca de Inuyasha y sus ojos le daban vueltas, del mareo.

    Y con Sango y Miroku al mismo tiempo… la pobre chica estaba bastante apenada mientras el mañoso monje la miraba pícaramente…

    Se te verían hermosos. — le dijo en tono galán sin soltar la prenda íntima — ¿Me los mostrarías? — y puso cara de… baboso pervertido al pensar en la bella castaña modelando ropa interior y guiñándole un ojo, “¡Excelencia, son para usted!”.

    ¡PAF! El golpe mortal del Hiraikotsu sacó a Miroku de sus ensoñaciones.

    ¡Ni lo piense, maniático! — le espetó ella muy enojada — ¡Y deme eso! — también le quitó la tanga.

    Si eso no es comestible — dijo Ayame a Koga, mientras a todos les salió su gotita anime al ver lo último — más te vale que me lo des.

    Eee… — tartamudeó el lobo, pues también miraba el brassiere con cara de incredulidad — Bueno, no creo que se coma — y se lo entregó a su prometida.

    Sesshōmaru llegó a donde estaban ellos. Sin quitarse las gafas los miró a todos. Y después… les hizo una pequeña mueca de desagrado a Inuyasha y a Naraku para inmediatamente hacer como si no estuvieran ahí.

    ¡Sesshōmaru! — le saludó Kagura extasiada y con una sonrisa coqueta, dedicándole una caída de pestañas — ¡Ya te esperaba!

    ¡Hola Gran Señor! — dijo Byakuya con su tono raro. Kagura miró ofendida a su “hermano”.

    El Daiyōkai volteó a ver nuevamente a Kagura por un segundo más y le dirigió a Byakuya el mismo gesto de desagrado mientras hablaba… por primera vez.

    ¡Mph! Naraku… — le dijo con voz pausada y grave, pero sin dignarse a mirarlo otra vez — ¿no tienes cosas mejores que hacer?

    Señor Sesshōmaru, — contestó el aludido con una breve reverencia — se hace lo que se puede. Es difícil conseguir personal de confianza en estos días. — y miró a Kagura muy elocuentemente. Ella le hizo un mohín de enfado y concentró su vista en el atractivo demonio.

    En ese momento se acercó Rita Skiter con su camarógrafa.

    ¡Esto es fenomenal! ¡El gran acontecimiento del siglo en el mundo “mundial” del anime! — dijo con su empalagosa voz (frase célebre de un comentarista deportivo mexicano).

    Los miró a todos y se detuvo a admirar a Sesshōmaru de arriba a abajo con la boca abierta, y la camarógrafa lo enfocó muy bien para no perder detalle de su atractivo.

    Divinamente. — continuó la comentarista — Todos los fans esperan las entrevistas, así que pasemos por favor a la sala de prensa.

    ¡Cierto! — afirmó Aome reaccionando — Por favor compañeros y amigos, sigamos a la reportera.

    Y todos caminaron detrás de Rita Skiter, con Sesshōmaru y compañía a la cabeza, seguidos de Inuyasha y los demás.

    Notas y comentarios de la autora, entre paréntesis y en cursivas: ¿Alguien conoce a Rita Skeeter? Fans de Harry Potter ya saben quien es. Chinita Macri también salió en una novela de suspense de Dan Bronw, de la cual tal vez haga una adaptación estilo Inuyasha. Todas ustedes mis amables lectoras se pueden contar entre los fans presentes, les invito. Naraku tiene que presentar sus respetos a quien le representa mayor peligro, Sesshōmaru. Recalco que tendrá un cambio sutil por estar fuera de la realidad manga - anime y para… picarle la cresta a unos cuantos bobos, (jejeje). Pero seguirá igual de imperturbable como una estatua griega. Por cierto vean imágenes de John Travolta en “Saturday’s Night Fever”, Sesshōmaru usa un traje igual; obvio que nuestro Daiyōkai lo luce mucho mejor (jejeje). Saludos y sigan divirtiéndose.

    P.D. Pregunta: ¿Qué letrero escribirían ustedes en apoyo o en contra de los personajes? Y que conste que los insultos a Kikyō los tome prestados por ahí, pues a mi no me cae mal la miko. Sayonara y no se pierdan mi pequeño fic navideño.
     
  6.  
    Kai

    Kai Usuario VIP

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,467
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Me encanto todo el capi...Estuvo super comico.
    Te dije la comedia es tu fuerte y el de tu mami jeje.

    Me sonroje de la super pena cuando Inuyasha le pregunto a Kagome
    Demasiado comico...como te dije me sonroje con ella....
    Ya decía yo que INuyasha tenía que hacer algo cuando estaba en la época de Kagome a parte de romper la bici claro esta....Que vergueza...bueno más adelante sabrá donde van esas prendas *¬*
    Letrero: <<Inuyasha, Kagome dejen de ser tímidos. ¡Demuestren su amor!>>
    Eso es lo que se me ocuure son muy penosos en cariño, ¡un abracito al menos!

    Sayo.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Cinderella

    Cinderella Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    29 Octubre 2010
    Mensajes:
    225
    Pluma de
    Escritor
    Ok, O________________________________________________________________O
    Este capitulo me hizo caer de la silla, en serio. WTF? COMO QUE LE DIJERON ESO A KYKIO? QUIENES FUERON LOS TARADOS? Ugh, dios me da rabia como le dicen, ella no es un cadáver vivo.
    Uhm, me mato de risa la manera en que los fans se vuelven locas y locos.
    Sango y Miroku: mi pareja favorita. Me mato la parte donde le dicen que quieren tener hijos con él! ¿Uhm, todas quieren con Miroku?, y el como siempre aceptando, y Sango pegandole con su arma ¡Vamos Sango!
    SESHOMARU! Dios, eres Adonis *-*. Tontas fans que lanzaron ropas interiores, ¿Anda mal verdad? Que linda se veia la pequeña Rin, aunque no hablo mucho ._. En serio, Seshomaru ¿No me quieres conocer TT__TT?
    Naraku, mi mamá tiene algo para quitar los malos olores, si quieres te lo envio x'D
    Byakuya me das miedito, ¿eres demasiado raro o son mi ideas? Dios, y Kagura mas atrás, DATE CUENTA QUE A SESHY NO LE GUSTAS! (O eso quiero creer). ¿Kanna te sonrojastes, acaso el mundo se acaba?
    Me a encantado, quiero esa cena y conocerlo *-* (a Seshy)
    Sayonara~
    PD: Este es el post es el mas largo que he escrito, Saludos =), Y FUI YO LA PRIMERA EN LEER, PERO EL INTER SE PUSO OBTUSO >.<
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Whitemiko

    Whitemiko Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    9 Agosto 2010
    Mensajes:
    228
    Pluma de
    Escritora
    ayyyy que genial!!!!definitivamente apoyo a las demás la comedia se te da, me imagino la cara de kagome cuando inu le dijo eso jajajajajaja sería genial ver eso pero...acaso eso ya existia en la epoca sengoku O.o? !se me escurrio la baba de imaginarme a sesshomaru!!y luego lei como 5 veces (y se reía como loca, su abuela nos miraba raro)la parte en donde agarra a jaken para repartir la ropa a inu, koga y miroku!!!!!sigue asi amiga ahh y una cosita sigueme avisando!!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    rhapsodic

    rhapsodic кучко. Comentarista empedernido

    Géminis
    Miembro desde:
    12 Julio 2010
    Mensajes:
    2,243
    Pluma de
    Escritor
    ¡OMG! Sessho! te amo!!!!!!!!!!!!!
    Fans estúpidos... ¡Kikyo es la mejor! qué mal gusto e__é
    Inu, Miroku y Kouga todos "¿qué esto?" LOOL!
    ¡Esperaré las entrevistas amiga *--*
    Mi quiere la entrevista de Kikyo!!!
    bye!
     
  10.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    354
    Pluma de
    Escritora
    Hola!!! :) Lamento de verdad no haberme presentado en cuatro capitulos anteriores [el capitulo 5 y las 3 partes del capitulo 6] que por cierto estuvieron Buenisimas!!!! ^^ ... Bien, empiezo.

    En el capitulo 5: Sólo diré que Sesshomaru es el ser más sensacional que haya visto x'DD o al menos así lo pintas en tu fic jajaja Es la súper estrella de todo el elenco. Por cierto, la inocencia de Rin me mata de ternura, la pones como en realidad me la imagino: una niña inocente que con sus preguntas tan transparentes hace cambiar hasta el más duro corazón. Jaken ni se diga, creo q ya se convirtió en la bolsa personal de boxeo de Sessho jaja :P Y es que lo paran cogiendo de punto para los golpes al pobre. Bueno en fin ... éste capitulo me ha gustado mucho sobre todo porque compartimos la misma opinión sobre la relacion SesshxRin: también lo veo como una relación padre e hija, más no otra cosa.

    En las partes de los capitulos 6: Bueno es lo que mayormente ha tratado ésta página enterita que me acabo de leer. Todo ha sido relacionado con la fiesta de gala que se realizará en el hotel xD que dicho sea de paso, los preparativos para trasladar a los personajes y su instalación en el hotel fue un constante mate de risa para mi. Miroku no cambia sus mañas eh... creo que cada 5 párrafos se la pasaba manoseando a la pobre de Sango. Inuyasha y su constante indecisión... Uffaa es deno acabar en realidad.

    Al menos me gustaron los vestidos que las chicas se pusieron para la celebración jajaja xD sobre todo el de Sango ... ¿qué tanto cuerpo tiene la mujer para que hasta Ginta y Hakkaku se la quieran comer? LOL ... Y bueno al menos me gustó cuando Kouga por fin peló a Ayame al menos por un ratito ¬¬ Ya iba siendo hora que se percatara de lo bellisima que es ella.

    Ah!!! Por fin llegó Naraku ... qué mala que eres con él xD Pobrecito, no creo que apeste en realidad jajaja aunque admito que esa parte sí causó gracía. Mmmm... Byakuya era rarito lo sabía, pero ponerse una tanga ¿? ¡Qué horror! Merecido se la tenía el carterazo que le mando Kagura.

    Y bueno contestando a la pregunta que hiciste ahí último... ¿Qué letrero escribirían ustedes en apoyo o en contra de los personajes?

    Sobre los letreros que les mandaron a Inuyasha, Kagome, Kouga, Ayame, Sango y Miroku no tengo ningún problema es más me causó gracia ... Sobre los de Kikyo xD menos mal que dijiste que eras fan de ella, yo también lo soy, no tanto como para con Kagome pero eso no quiere decir que odie a Kikyo.

    Sobre los letreros de Naraku xD ¡Hombre! Pobrecito, de verdad se ha hecho odiar eh? Jajaja. Bueno yo escribiría un letrero apoyando a Naraku, si todos son "actores" en la serie él no tiene la culpa que le haya tocado ser el villano ò.O? Se la paran chantando caray xD ...

    Bueno me ha gustado mucho las continuaciones, en parte fue bueno atrasarme tanto... tuve un momento de relajación leyendo tu fic y me sirvió para apartar mi mente de un problema academico T_T maldición ... Nos estamos leyendo eh :) Me avisas cuando pongas el siguiente capitulo!!!! SayOoOoPpPp!!!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador ejemplar Orientador Waku-waku

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,764
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Un juego por la vida de... naraku?
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    3508
    Gracias a todas las que han comentado gracias por seguir las ideas de mi loca cabeza jajaja y todavia no se acaba aqui viene la conti q la disfruten chicas y chicos:

    Capítulo 7 parte 1

    El gran evento en el mundo del anime estaba siendo transmitido por las principales cadenas televisivas e Internet red global, para que todos los fans, en todo el mundo, admiraran a sus estrellas favoritas. Antes del baile de gala, se haría una entrevista exclusiva para que los personajes… aclararan las especulaciones de muchas cosas.

    En una gran mesa, bueno, realmente en dos, se acomodaron todos nuestros conocidos. Al imponente Daiyōkai le asignaron una mesa especial, un poco alejada de los demás, pero en un ángulo privilegiado. De hecho, la mayoría de las cámaras lo enfocaban muy bien. Lin y Jaken se sentaron junto a él. La pequeña había saludado a Kohaku con una enorme sonrisa, y guardó en su bolsa el brassiere que atrapó a la entrada… tal vez más tarde le preguntaría a la señorita Aome para que se utilizaban y por qué se los regalaban al Señor Sesshōmaru. La sala de prensa era amplia y distribuida como un gran foro, para que en todos los rincones se escucharan con claridad las palabras pronunciadas por los entrevistados. Rita Skiter, la reportera, les entregó unos pequeños micrófonos, que se acomodan en la ropa, y… unos brazaletes negros.

    Por favor, — les dijo con su voz empalagosa, mientras les daba los aparatitos — es para que se escuchen mejor. — se detuvo un poco más, admirando nuevamente a Sesshōmaru, el cual ya se había quitado las gafas — Divinamente — dijo extasiada.

    Oye Aome, — le preguntó Inuyasha a la pelinegra del futuro, después de que todos los personajes vieron a la reportera con cara de incredulidad — ¿cómo se pone esto?

    Permíteme — le contestó con una sonrisa y se lo acomodó en la camisa, haciéndolo sonrojar nuevamente.

    Aome ayudó a casi todos, a Kagura le explicó como se colocaba para que ella se lo pusiera a sus “hermanos” y a Naraku; a Koga se lo puso Ayame, provocando que también el lobo se sonrojara como Inuyasha; a Shippou, a Kaede y a Kikyō también les ayudó Aome, y a Kohaku le acomodó el micrófono su hermana con cariño, para después dirigirle a Miroku una tierna mirada y ayudarle al mañoso monje.

    A ver Excelencia — le dijo Sango amorosa y le colocó el aparatito en la solapa del saco, aunque para eso tuvo que acercarse un poco a él.

    Gracias. — le contestó con tono galán — ¿Te ayudó a ponerte el tuyo? — y lentamente subió su mano como para colocarla… en donde no debe.

    No es necesario, — le dijo ella con firmeza y se apartó — puedo hacerlo yo solita. — y lo miró enfadada — Compórtese como es debido.

    Miroku… mejor ya no insistió para que no lo golpearan en cadena nacional. A los demás se les dibujo una sonrisa tonta mientras les brotaba su gotita anime. Sesshōmaru se acomodó él solo el micrófono, con tal precisión que hasta Rita Skiter se quedó con las ganas de ayudarlo, y se cruzó de brazos. Lin fue ayudada por Aome y la niña le colocó el aparato a Jaken.

    Divinamente. — dijo Skiter en cuanto todos tenía puestos los micrófonos y los brazaletes en la posición adecuada — Bien Chinita, abre la toma.

    La camarógrafa enfocó a todos, se centro un poco más en el Daiyōkai, y nuevamente enfocó a Skiter, haciéndole una señal con el dedo, que indicaba que se podía empezar.

    Transmitiendo para ustedes, en vivo desde el majestuoso Caesars Palace, en Las Vegas, Nevada, el importante evento del anime más famoso… — empezó diciendo la reportera con ese tono tan empalagoso e irritante que tiene.

    Mientras Rita Skiter hablaba y presentaba el show, todos examinaban detenidamente los micrófonos y los brazaletes, bueno, menos Sesshōmaru, el cual se mostraba… imperturbable como siempre, con esa expresión de estatua que no refleja nada.

    Con ustedes, primeramente, los protagonistas y sus acompañantes, — mencionó Skiter y se acercó a ellos, señalándolos uno por uno, alzando un poco la voz al decir sus nombres — ¡Inuyasha, Aome, Shippou, el monje Miroku, Sango la exterminadora y la pequeña Kirara!

    La camarógrafa los enfocó en el orden mencionado. Aome pellizcó a Inuyasha y lo obligó a saludar. Al ver la acción, sus amigos también sonrieron tontamente a la cámara.

    Ahora, — continuó diciendo Rita, con su voz tan chocante — lo que todo el mundo quiere saber… “¡La verdad, verdad!” — exclamó, y se fue a colocar entre Inuyasha y Aome, sonriéndole con descaro al Hanyō y empujando un poco a la chica — Divinamente — mencionó al tiempo que miraba al ojidorado.

    El muchacho se sonrojó en extremo y casi pega un brinco. Aome se enfurruñó. Miroku y Sango parpadearon y se acercaron más entre ellos para no darle espacio a la reportera cuando fuera su turno. La exterminadora casi se sube a las piernas del monje… y él lo hubiera disfrutado.

    Bien Inuyasha, — le disparó estas palabras mientras le hacía “ojitos” descarados — es hora de que confieses lo que verdaderamente escondes dentro de ti, en tu corazón.

    ¡¿Qué?! — parpadeó asombrado, el sonrojo no le bajaba — ¿Qué… quieren saber? — tartamudeó un poco.

    Dinos Inuyasha, — se acercó un poquito más, mirándolo fijamente — ¿amas o no a Aome?

    El Hanyō abrió y cerró la boca asombrado. Aome casi asesina a Skiter con sus ojos capuchinos y ella… peló la mazorca ante el azoramiento del muchacho. Los demás lo miraban escrutadoramente y Kikyō sonrió brevemente, pensando “Ahora hablarás, querido Inuyasha”.

    ¡Keh! ¡Tonterías! — exclamó levantándose un poco — ¿Quién la va a querer si es tan tonta?

    ¡FIZZ! Algo hizo que se le erizara la cabellera e hiciera una mueca de dolor.

    ¿QUÉ DIABLOS FUE ESO? — exclamó asombrado y furioso, mirando fijamente el brazalete, que es en donde había sentido la descarga.

    Divinamente. — dijo Skiter con descaro mientras los otros personajes parpadeaban asombrados y tenían… gotita anime en sus cabecitas — Eso te pasa por decir mentiras. ¿Por qué no le dices a Aome que la amas? — continuó diciendo con su empalagosa voz, emocionada — Dilo ya.

    ¿Qué es esto? — dijo Inuyasha señalando el brazalete.

    Un detector de mentiras. — contestó la reportera guiñándole un ojo — Habla ya de lo que sientes por Aome.

    Pues… — Inuyasha volvió a enrojecer mientras los otros personajes lo miraban nuevamente — No…

    ¡FIZZ! Otra descarga casi lo hizo brincar del asiento.

    ¡Inuyasha!, ¿estás bien? — preguntó Aome con sincera preocupación, pero sin poder tocarlo, pues la reportera estaba en medio de ellos.

    No te preocupes. — le contestó sobándose el brazo, y después fulminó a Skiter con sus dorados ojos, mientras ella seguía sonriendo descaradamente — Oye arpía, ¿es necesario qué conteste y que utilice esto?

    Sí a lo segundo y sí a lo primero. — le dijo con su tono chocante — Esto es “¡Verdad, verdad!”. — y miró a Aome fijamente — Divinamente, ¿qué dices tú, querida?

    Sus amigos parpadeaban asombrados. Los lobos se mostraban… algo cohibidos, y en el equipo de Naraku… los “hijos” fulminaron a su “padre” con la mirada para después ver feo a la reportera. Sesshōmaru, indiferente como siempre, ni siquiera una miradita a la chocantita Rita; Jaken con el pico abierto hasta el suelo. “¿Qué me harán confesar?” pensaba muy asustado, “¡El amo bonito me va a matar si lo digo… no puede enterarse!”. Lin abrió de más sus ojos cafés.

    Señor Inuyasha, ya diga la verdad o seguirán atormentándolo. — interrumpió la niña muy seria, antes de que Aome dijera algo — Mejor confiese y todos lo dejarán en paz.

    ¿Qué sabes tú de mis sentimientos chiquilla? — le espetó enojado — ¡Mejor dile a Sesshōmaru que confiese los suyos!

    Sesshōmaru le dirigió una mirada de furia y por poco no lo golpea, lo que hubiera sido sencillito para el Daiyōkai.

    Por favor, — intervino Skiter con su tono chocante — ya le tocará su turno, así que continuemos. — y miró descaradamente al gran demonio — Divinamente — la camarógrafa lo enfocó una vez más.

    Inuyasha también miró a su hermano con molestia, y pensó que sería divertido verlo metido en un problema y recibiendo una descarga eléctrica.

    Eso no pasará, imbécil — le dijo pausadamente el Daiyōkai y volvió a desviar la mirada.

    El Hanyō parpadeó asombrado ante esas palabras, “¿Acaso es psíquico, que puede leer los pensamientos?”.

    Bien, — habló Skiter nuevamente; se había silenciado para no perder detalle de las palabras pronunciadas por el gran demonio, pero nadie entendió porque las dijo — ¿en qué nos quedamos? ¡Ah sí, ahora recuerdo! — sonrió tontamente a la cámara y volvió a mirar a Aome — Como este… miedosín de Inuyasha no parece dispuesto a hablar, a lo mejor si tú lo dices primero se anima. — ahora a la pelinegra le tocó sonrojarse ante la inquisitiva mirada de la reportera — ¿Tú lo amas, verdad? — dijo con énfasis — Y recuerda no mentir, porque si no… te va a doler — sonrió nuevamente enseñando su fea sonrisa.

    Pues… — tartamudeó Aome, y evitó ver a Inuyasha… y a Kikyō, tapándose la cara con las manos — ¡Sí lo amo, pero él es tan…! — y luego negó con la cabeza — ¡Por Dios, que pena!

    Divinamente. — siguió sonriendo Skiter, y se levantó triunfante, para dirigirse a la cámara — ¡Ya lo oyeron, fans de todo el mundo! ¡Aome ha aceptado que ama a Inuyasha! — aplausos desde las gradas, en donde había público espectador que pagó una fortuna por estar presentes — Divinamente — volvió a sonreír con descaro.

    Todos parpadearon una vez más, pues no se habían percatado de la presencia del público. El único que parecía indiferente a los hechos y que mostraba… nada, era Sesshōmaru. Fuera de ese pequeño enfado por lo que había dicho el idiota de su hermano, el Daiyōkai mantenía la serenidad y ni miraba a la odiosa reportera. Sólo de vez en cuando veía a “su” pequeña, que mostraba cara de incredulidad ante las acciones que se suscitaban en su presencia.

    Muy bien, — dijo Rita — ahora… ¿qué pueden decirnos ustedes, par de tórtolos conflictivos? — esta vez se abalanzó sobre Miroku y Sango, los cuales no se soltaron del abrazo que se habían dado desde hacía rato, así que Skiter se sentó muy junto a Miroku, haciendo a un lado a Shippou. El monje se arrimó lo más que pudo a su amada exterminadora para no tener contacto con la reportera — Divinamente. — sonrió una vez más con descaro — Creo que una imagen dice más que mil palabras.

    ¿Qué desea saber, dulce señora? — le sonrió hipócritamente Miroku pero sin dejar de apretar a Sango, la cual parecía dispuesta a levantarse con él y huir lejos de esa fastidiosa.

    “La verdad, verdad”, — puntualizó ella — a ver si el… indeciso de Inuyasha toma valor al oír su confesión, Excelencia. — y le guiñó pícaramente un ojo — Y yo aún puedo tener hijos con usted, si gusta. Soy señorita todavía.

    Miroku tragó saliva, y Sango fulminó a la descarada Skiter con sus lindos ojos cafés.

    Eee… — tartamudeó él, y abrazó más fuerte a su amor — gracias, pero con ella tendré todos los hijos que necesito.

    Divinamente. — le dijo la reportera con su empalagosa voz — Entonces, ¿tú amas a esta mujer?

    Sí — dijo sin dudarlo ni un poquito.

    ¿Quieres complacerla?

    Sí — contestó con presteza.

    ¿Acariciarla? — lo miró nuevamente con picardía.

    Pues claro — respondió el descarado… y su mano descendió en una suave caricia a donde más le gustaba agarrar, pero esta vez Sango no protestó, pues había escuchado la seguridad con que Miroku dijo que la amaba, y sonrió complacida.

    ¡Pues dale, dale, dale toda tu ternura… ah! — canturreó Skiter y se levantó — ¡Fans de todo el mundo, el monje Miroku se ha sincerado y le ha confesado su amor a Sango! — y volvió a pelar la mazorca mientras el público aplaudía — Divinamente.

    ¡PAF!, ahora sí, en cuanto Rita se apartó para dirigirse al público…

    ¡Excelencia! — le dijo enojada la exterminadora levantándose de la silla, aunque no lo golpeó tan fuerte como era su costumbre — ¡No sea tan… efusivo! — y se sonrojó de la pena — ¡Cálmese!

    Gotita anime y ojos de puntito… hasta Rita Skiter adoptó esa cómica expresión, pero recupero la compostura casi de inmediato.

    Divinamente. — y tomó a Sango del brazo mientras Miroku se sobaba el cachete — Pero si te encanta que te manoseé, ¿o no?

    La chica se sonrojó aún más.

    Pues… — murmuró y desvió la mirada del monje, que la observaba detenidamente con sus profundos ojos azules — ¡Ay, que pena! — se tapó la cara tal y como había hecho Aome y movió la cabeza de un lado a otro — ¡Sí, pero me molesta que sea tan… inoportuno! — y tomó un poco más de aire — ¡Y tan descarado con las otras mujeres!... ¡Que vergüenza!

    ¡Sango! — Miroku se abalanzó sobre ella y volvió a abrazarla, pero está vez no se midió y le agarró inmediatamente lo que más le gustaba — ¡Chiquilla mía! — al tiempo que casi le roba un beso.

    ¡PAF! El golpe de lleno a la mejilla, por enésima vez, pero sin tanta fuerza.

    ¡Contrólese!, ¿qué no ve que todo el mundo nos está observando? — le espetó ella con enfado mientras él volvía a sobarse, por enésima ocasión — ¿Qué van a pensar? — y se acentuó su sonrojo.

    Divinamente. — intervino Skiter — ¡Fans de todo el mundo, Sango ha aceptado que le encantan las mañas del monje Miroku, pero sólo con ella! — gritó a viva voz, con chocantería.

    ¡Oiga! — dijo la exterminadora mirando con enojo a la reportera — ¡Yo no dije eso!

    Sanguito, — le dijo Miroku con tono seductor y le tomó las manos suavemente — no nos neguemos más el uno al otro — y la miró con mucho amor.

    Ante la situación, los demás no hicieron más que sonreír tontamente o poner ojos de puntito, y con dos o tres gotitas anime en sus cabecitas.

    Excelencia… Miroku… — contestó Sango aún sonrojada, y por poquito no es ella la que lo quiere besar — espere a que todo termine y después… — y volvió a desviar su mirada de la de él — ¡Pero compórtese por favor! — y se dejó caer delicadamente en su asiento, sin soltarle las manos.

    Bueno, — dijo Miroku y se sentó muy junto a ella — me portaré bien — y a los dos se les dibujó una sonrisa, mientras las manos de Sango oprimían delicadamente sus manos, y también le dirigió una mirada amorosa.

    ¡Confiesa INUYASHAAAAA! — Rita Skiter volvió a sentarse junto al Hanyō, haciéndolo brincar del susto en su asiento, a él y a los demás, pues todos se habían quedado observando la romántica escena de Miroku y Sango, y el público había aplaudido lanzando expresiones de “¡AHHHH!”, chiflidos y otras palabras — Tus amigos ya se sinceraron con ellos mismos y Aome también, solo faltas tú.

    ¿Y el enano? — se quiso salir por la tangente.

    El pequeño Shippou es… pequeño. — le coqueteó con la mirada. Aome hubiera querido despeinar a esa… mujer — Así que sus amores son pasajeros… y no va a casarse con Kirara — y soltó una sonora y loca carcajada, mientras por enésima ocasión los del anime cerraban sus ojos de puntito y el público aplaudía como loco. Shippou se sonrojó intensamente y Kirara… mejor abrió y cerró sus ojitos.

    Eee… — tartamudeó Inuyasha en cuanto la loca Skiter se fijó otra vez en él — ¿Puedo abstenerme?

    No, no, no pillín — le negó Rita con un dedo mientras le movía la cabeza de un lado a otro — “Verdad, verdad”, así que habla. Kikyō no va a enojarse — y miró significativamente a la miko — ¿Tengo o no razón querida?

    Confiesa ya Inuyasha querido. — le sonrió Kikyō — No te preocupes por mí, el tiempo entre nosotros… ya acabó.

    ¿Qué quieres que… confiese? — parpadeó asombrado — No tengo nada que decirle a Aome.

    ¡FIZZ! Nueva descarga, y esta vez Inuyasha si se elevó, para caer enfadado sobre la mesa.

    ¡Mierda! — observó el brazalete con furia contenida — ¡Ya entendí, artefacto del infierno! — y fulminó a la reportera con su dorada mirada, mientras sus amigos y los demás lo miraban expectante — Sí Aome, te amo y por eso a veces me comporto como idiota, porque no sabía como decirlo. ¿Contentos? — y se cruzó de brazos.

    De quien sabe donde salieron fuegos pirotécnicos y sonaron fanfarrias mexicanas, a todos les cayó confeti y Skiter tenía una enorme matraca en sus manos, la cual giraba ruidosamente.

    “¡Verdad, verdad!”, el mejor show televisivo ha obtenido en exclusiva las confesiones de amor de los personajes protagonistas del súper anime… — dijo Rita emocionada, con su chillona voz elevada a la décima potencia por el micrófono — INUYASHA! El protagonista ha confesado que ama a Aome, y con esto terminamos la primera parte.

    Y se fueron a corte comercial, mientras el público seguía aplaudiendo y en la pantalla pasaban los nombres de los patrocinadores. Nuestros amigos suspiraron aliviados, exhalando la típica nubecita representativa. Al menos, no había sido tan difícil.

    Nota de la autora: El show debe continuar… así que no se pierdan lo que sigue que está comiquísimo. Y recuerden, un poco de OoC por ser un universo alterno fuera de la realidad manga – anime, sin ningún afán de adueñarme de los personajes propiedad de Rumiko Takahashi. Sayonara.
    P. D. Aclaramos una vez más que el único indiferente a todo lo que le rodeaba es… Sesshōmaru, porque así es él. Y recuerden que están presentes en la entrevista, cortesía de la producción, o sea yo. Sean felices.
     
  12.  
    Kai

    Kai Usuario VIP

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,467
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    ¡¡¡¡Ahhhhhhhh!!!!!
    Querida me tenias brinacando en una pata de lo cointenta que estaba. hasta me cuesrta escribir de la emoción...todo me encanto....me fascino.
    Me dejaste en estado catatonico de super.
    , hyper mega contenta que estoy. Casio me botan del concultorio en donde estoy ¡y es de mi mamá! A la proxima advierte para traerle tapones a mi mi mamá.

    Todo me encantó, es decir. Me dejaste con cara de What? y de verdad pegue brincos de emocion desefrenada.....
    Hay fue donde casi me caigo de la silla por andar brincando...

    Esta parte la leí como 10 veces y aun nop me la creia...Tanto le costaba a ese necio.Pero aun asi, casi me da un paro cardiaco mujer...Lo adore.
    Andaba tan esquivo que al final pss ¡pum! todo exploto y a buena hora que lo hizo...Me encanta tu historia...Y digo que todo lo adoré, sin ningun error (Lo único esa desquisiada reportera me tiene loca con los "divinamente" Me provoca ponerle una meida bien sucia en la boca)
    Si algo me falto es por la emoció...Es decir no esperaba una confesion, Gracias por ello.
    Sayo...
    PD: Soy la primera (No tengo nada en contra de Angels pero..) Soy la primera, ¡que alegría!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    Lucy J Watson

    Lucy J Watson Usuario común

    Aries
    Miembro desde:
    16 Agosto 2010
    Mensajes:
    241
    Pluma de
    Escritora
    increible, espectacular,buenisimo
    estuvo rebueno
    me encanto porfin inuyasha se confeso
    fue mi parte favorita
    ¡Mierda! — observó el brazalete con furia contenida — ¡Ya entendí, artefacto del infierno! — y fulminó a la reportera con su dorada mirada, mientras sus amigos y los demás lo miraban expectante — Sí Aome, te amo y por eso a veces me comporto como idiota, porque no sabía como decirlo. ¿Contentos? — y se cruzó de brazos.
    me encanto de enserio me sonroje totalmente al leerlo
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    354
    Pluma de
    Escritora
    xD Jajajaja como siempre tus capitulos me dejan riendo por un buen rato ... Este me ha gustado de a plano, sobre todo porque Inuyasha al final logra confesarle sus sentimientos a Kagome, y me agradó porque fue como verdaderamente él lo haría: estilo rudo pero tierno ¡¡Waa!! Fue sensacional ... 10 Puntos!!!

    xD Claro!!! Miroku y Sango no se podían quedar atrás ... Jajaja Sanguis!!! Picarona ... no le conocía esas mañas, así que le gustaba ser manoseada por el monje x'DDD Que horror por Dios ... Aunque muy gracioso es obvio.

    Sesshomaru como siempre ... Mmmm me pregunto que clase de preguntas le harán ¿contestará con la verdad? ¿el brasalete le dará toques electricos? Jajaja No lo creo pero capaz a Jaken sí ... y obviamente a Rin ni la tocará porque es la niña más honesta y tierna de todas xD ... Es un amor ...

    Bueno amiga, me ha gustado tu conti espero que pongas la que sigue pronto Nos estamos leyendo SayOoOpPpP :P
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    SangoxMiroKagoxInu

    SangoxMiroKagoxInu Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    21 Noviembre 2010
    Mensajes:
    91
    Pluma de
    Escritora
    ajajajajajajajaj xD awwwwwwwwwwwww que lindo la confesion de miroku y sango aunque a la vez comica
    ahh ahhh y tambn la de kagome y la de inu awwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww fueeeeeeeeetannnnnnnnnnnnnnliiiiiiiindooooooooooooooooooooo
    ^^ ahiiiiii hermooosooo y comico jajajjajajaj me encanto jajjaja esa reportera si que tal que tal jajajja bno
    contiiii rapidooo esta genial sayo
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    rhapsodic

    rhapsodic кучко. Comentarista empedernido

    Géminis
    Miembro desde:
    12 Julio 2010
    Mensajes:
    2,243
    Pluma de
    Escritor
    Juuuummm! u_ú
    .......
    Estuvo... linda la continuación InunoTaisho ù_u

    Que bien que InuYasha se le halla confesado a Aome...
    Pero no se me hace justo :( Todos con pareja y Kikyo solita como una vieja.

    Mi espera conti
    *se va a llorar*
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    Cinderella

    Cinderella Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    29 Octubre 2010
    Mensajes:
    225
    Pluma de
    Escritor
    LOL! No comente de primera y recien me entero que pusiste continuacion D:
    Pero bueh, estoy aquí, tarde pero seguro >.<
    LOL! y mas LOL con esa reportera, de verdad que fastidiosa es! Me dio risa los brazaletes, HICIERON QUE INU DIJERAN TE AMO *----*
    aww, estuvo medio romanticon (?) xD pero bueno, Sessh parece estatua, quiero ver cuando le hagan preguntas xD al igual que a Rin! xD
    Estuvo bueno el Cap, siento la demora D:
    Esperare el Proximo Capitulo *--*
    Saludos^^

    Sayonara~
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  18.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador ejemplar Orientador Waku-waku

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,764
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Un juego por la vida de... naraku?
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    4022
    Gracias a mis amables y fieles lectores y lectoras; lo de “Divinamente” es la frase común utilizada por Rita Skeeter cuando entrevistó a Harry Potter en el cuarto libro de la saga del mago consentido, sólo le di un toque más cómico porque ella era una verdadera chocante. La van a odiar más en este capítulo jajaja y tendrá un final de telenovela. Diviértanse con la lectura.

    Capítulo 7 parte 2.

    La entrevista a nuestros conocidos del anime “Inuyasha” se desarrollaba… con normalidad en el área de prensa del Caesars Palace. Los protagonistas han confesado… algo que de todos modos el público ya lo sabe, pero les encanta cotillear sobre la vida de los famosos, o sea, el chisme. Rita Skiter, famosa reportera londinense conocida por “ponchar” algunas personalidades infladas, era la encargada de la entrevista. En ese momento, después de la confesión de Inuyasha, caían papelitos de colores.

    Aplausos del público y chiflidos mientras terminaba de caer el confeti.

    ¿Qué dices a todo esto Kikyō? — Rita se acercó a su lugar — ¿Estás celosa?

    Ya no. — contestó serena la aludida, con una sonrisa — Antes sí, pero se que tengo que regresar a donde me fui hace cincuenta años en mi época. Así que ellos tienen que ser felices. — se dirigió a Inuyasha — Ya no seas malo con Aome, pues ella te quiere de verdad — y le sonrió con ternura.

    Divinamente. — dijo Skiter, mirando a Inuyasha una vez más. El Hanyō había enrojecido bastante, pues Aome lo había abrazado y lo miró amorosa cuando caía el confeti — Y ahora…

    Sin previo aviso, Rita Skiter se metió entre Koga y Ayame.

    Bien lobito picarón y embustero, — se arrejuntó con Koga, al cual se le erizó la cola al ver de cerca a la horrenda reportera — ya Aome confesó que ama a Inuyasha, así que pierdes con ella. Por lo tanto… — miró significativamente a la loba — debes cumplir lo prometido a esta bella criatura, ¿no crees?

    Eee… — tartamudeó el pobre lobo — Yo… no recuerdo…

    ¡FIZZ! El toque eléctrico hizo que también se le levantará la oscura cabellera.

    Divinamente, — sonrió una vez más con descaro — otro mentiroso que no aprende.

    ¡Oiga bruja, quíteme esto! — gruñó Koga e intentó quitarse el brazalete.

    No se puede, hasta que terminemos. — le negó con la cabeza — Ahora que… si prefieres a las humanas, también estoy disponible. — y se le acercó descaradamente — No seré tan joven, pero tengo experiencia animal — y volvió a soltar una risa loca.

    Koga se arrimó más atrás con sus subordinados y… Ayame hubiera querido devorarse a esa atrevida.

    ¡Keh! Sarnoso ya no seas cobarde. — intervino Inuyasha, ahora si Aome le tomaba de la mano — Di la verdad, que bien que te acuerdas.

    ¡Cállate Bestia! Te crees mucho por lo que dijo Aome, — lo fulminó con la mirada — pero yo no recuerdo…

    ¡FIZZ! Nuevo toque eléctrico por el que el lobo casi suelta un aullido.

    ¡Koga! — le dijeron sus muchachos — Creo que si te acuerdas que hasta ya querías besar a Ayame hace rato — puntualizó Guinta.

    Divinamente. — dijo Skiter mientras Koga se sonrojaba — ¿Así que ya la ibas a besar?

    ¡Cállense par de tontos! — se los coscorroneó su Comandante — Eso no es…

    ¡FIZZ! Y otro toque eléctrico, esta vez si que aulló.

    ¡Koga! — le dijo Ayame con preocupación, y botó a Skiter con todo y silla. La reportera cayó patas arriba y Chinita grabó su caída. Hubo risas y los del anime también sonrieron al ver a la fastidiosa mujer en el suelo — ¿Estas bien? — y le tomó tiernamente el brazo adolorido mientras lo miraba con dulzura.

    ¡Con un demonio! — gritó Koga, y abrazó a Ayame por un momento — Si me acuerdo pero… me siento… algo indeciso. — luego la miró intensamente tomándole suavemente los hombros — Ayame… ¿me darás… tiempo para…? — tartamudeó.

    ¡Fans de todo el mundo! — se levantó la chocante Skiter con presteza, e interrumpió la escena acomodándose el vestido y hablando alto, haciendo que los pobres lobos, y todos los demás, se sobresaltarán — ¡Koga lo ha recordado! Ahora sólo basta formalizar la unión. — música celestial, coro de ángeles — Divinamente. — aplausos y chiflidos de los fans — Y en seguida…

    Rita Skiter caminó con un movimiento exagerado hacia donde Sesshōmaru se encontraba sentado. La pobre tonta creía que se veía sensual, y como que no se dio cuenta que era… ridícula. Todos, hasta el público, sonrieron como bobitos. Chinita McCree la grabó un momento y después… toda la atención en Sesshōmaru. La loca Skiter se abalanzó en la silla cercana, con intención de juntarse con el Daiyōkai, pero súbitamente se encontró… junto a Jaken. Al sirviente se le paralizó un momento el corazón… de terror ante la fea reportera. La gélida mirada de Sesshōmaru le indicó claramente que ni pensará acercarse más a él.

    Divinamente. — dijo Skiter y suspiró como tonta — Dinos Sesshōmaru, la verdad. ¿Por qué reviviste a esta pequeña? — señaló a Lin — ¿Acaso la amas?

    El gran demonio miró “tiernamente” a la niña, por un breve instante, para después fijar su fría mirada ambarina en la reportera, con sus largas garras entrecerradas sobre ellas mismas.

    No lo se. — dijo sin inflexión en la voz — Podría ser.

    Inuyasha esperaba algo pero… nada.

    Oye arpía, — intervino el Hanyō — eso no puede llamarse una respuesta de verdad.

    Pues… — lo miró Skiter — tampoco es mentira, sino ya se le habría levantado su hermosa cabellera y otra cosa — se volvió a reír como loca, pero se calló al sentir por un momento la ira de Sesshōmaru ante la grosera observación.

    Si va a decir estupideces… — le dijo con un poco de molestia en la voz.

    Perdona, fue un chascarrillo. — la reportera recobró la compostura — Entonces, ¿sólo persigues a Naraku porque quiso tomar tus poderes por las malas, o porque se robó a tu niña?

    Por imbécil — remarcó Sesshōmaru sin agregar nada más, y volviendo a su tono… normal.

    Nada… de nada. El Daiyōkai continuaba imperturbable y hasta Skiter se asombró de que no hubiera… ni un toquecito. Los demás miraban expectantes y también el público guardo silencio.

    Bien, bien. — continuó la reportera, con su voz más chocante — Dinos, ¿te gusta Kagura… o alguien más? — la aludida adquirió en sus mejillas un tono brillante como sus ojos.

    Sesshōmaru la dirigió a la Teynnō una mirada… no tan fría por un segundo, y volvió a ver gélidamente a Skiter.

    Podría ser — contestó así como si nada.

    Disculpa Sesshōmaru, — le sonrió Rita coquetamente, Kagura tenía ganas de… cortarla en dos por metiche — pero ¿podrías contestar sí o no?

    Si tengo que contestar con esas palabras no sería mi contestación — observó el Daiyōkai. Su sabiduría es asombrosa — ¿Algo más? — dijo con dureza.

    Eee… — Skiter perdió un poco de seguridad ante ese tono tan duro — Sí… ¿De verdad odias a Inuyasha? No lo has matado aunque siempre se lo dices.

    “Veamos que responde” pensó Inuyasha mientras sintió sobre él la fría mirada de su hermano, por un momento.

    No vale la pena — respondió el Daiyōkai.

    El Hanyō se quedó en shock y, al parecer, todos también. Incluso Skiter pensó que ya lo tenía acorralado pero… nada.

    Divinamente. — salió Rita de su aturdimiento — Pequeña, — se dirigió melosa a Lin — ¿has pensado alguna vez casarte con alguien? ¿Alguien como Sesshōmaru?

    La niña parpadeó asombrada y le dirigió a la reportera una mirada de incredulidad.

    Oiga señora…

    Señorita querida, yo no me he casado — le corrigió de forma chocante.

    Pues a su edad yo creo que ya nadie querrá casarse con usted — puntualizó agudamente la chiquilla.

    No soy tan vieja, sólo tengo 24 años… — en ese momento… Rita Skiter recibió un choque eléctrico que le levantó la peluca — ¡Ay! — gritó — ¿Qué es esto?

    ¡Tu micrófono, querida! — se rió Chinita — Tú tampoco debes decir mentiras — y todos, incluidos nuestros personajes, se rieron sonoramente.

    (Aclaramos por enésima ocasión que Sesshōmaru no se interesa por nada que no le importe, y Rita Skiter no le importa).

    ¡Me hubieras dicho! — le reprochó, y se acomodó los artificiales rizos — Bien pequeña, ¿qué ibas a decir? — se dirigió nuevamente a Lin con su tono meloso.

    Creo que no estoy en edad para pensar en casarme y menos con el Señor Sesshōmaru, porque él es mi papá.

    ¡¿Qué!? — saltó Skiter — Eso no dice la historia.

    Todos miraron asombrados al Daiyōkai, que ni se inmutó.

    ¿Cómo? — tartamudeó la reportera — ¿Qué pasó Sesshōmaru?

    Mi turno acabó — le contestó fríamente.

    Perdón. — interrumpió Lin — No es mi papá de verdad, bueno… es mi papá porque me revivió y me cuida, y yo lo quiero mucho. El Señor Sesshōmaru es el más maravilloso de todos: el más fuerte, el más inteligente, el más amable, el más ágil, el más rápido, el más guapo, el mejor — y le dirigió una sonrisa, de las que más le gustan al gran demonio.

    ¡AAAHHH! — dijeron en el público, y le aplaudieron a la pequeña.

    Skiter volvió a parpadear, algo asombrada por la respuesta. Inuyasha pensó “Se ve que Sesshōmaru tiene embrujada a esta niña” mientras le brotaba una gotita anime y ponía cara de incredulidad. La reportera miró a Jaken, el cual tragó saliva.

    Divinamente. — volvió a decir con chocantería — Bien, pequeño ser verde… para ti la pregunta del millón.

    Jaken empezó a sudar frío. Lin lo miró con curiosidad y Sesshōmaru… como siempre indiferente. Los demás espectadores fijaron su vista en el pobre demonio.

    ¿Por qué sigues a Sesshōmaru si te trata tan mal? ¿Es únicamente agradecimiento o algo mucho más… profundo? — le soltó Skiter sin acercarse mucho, pero sonriéndole tontamente.

    Jaken abrió de más el pico y los ojos también.

    ¿Y por qué me pregunta eso? — le respondió enfadado.

    Sólo un tonto contesta una pregunta con otra pregunta — le guiñó un ojo con desfachatez — Únicamente tienes que ser sincero.

    El amo Sesshōmaru lo sabe y eso es todo — contestó con presteza.

    Así que… ni un toque por este lado. Aún así, Rita insistió.

    Pero tú sientes algo más que agradecimiento, ¿verdad?

    Bueno… — tartamudeó Jaken un poco, sintiendo sobre él por un breve instante una gélida mirada ambarina de su amo, que hizo que se le erizara la piel — al amo le debo mi vida, por eso estoy con él… — y cerró el pico para ya no decir nada.

    Ni una descarga.

    Creo que ya fueron muchas preguntas. — le soltó el Daiyōkai a la reportera sin mirarla, pero con un tono más frío que antes, que hasta Inuyasha tembló de sólo escucharlo — Continúe con su trabajo y ya déjenos en paz.

    Pero… — iba a replicar Rita, más Chinita la interrumpió.

    Ya se acabó con él Rita, es parte del trato con la SONHY.

    Ya veo. — parpadeó Skiter, algo desilusionada — Se te agradece, Sesshōmaru — y se levantó con un exagerado movimiento y su descarada sonrisa.

    ¿Cómo que…? — iba a replicar Inuyasha, pero Aome lo jaló de la manga.

    Son sus condiciones, recuérdalo — le puntualizó, mirándolo fijamente.

    ¡Pero si no confesó nada! — y fulminó a su hermano con la mirada.

    Pues… — sonrió Aome con su cara de tontita — ¿qué más le quieres sacar? Sabes que no habla mucho.

    ¡Fans de todo el mundo! — interrumpió Skiter gritando por el micrófono y sobresaltando nuevamente a todos los del anime — ¡El Gran Sesshōmaru ha dicho… lo que tenía que decir! Vamos con… ¡Naraku y sus achichincles!

    Aplausos y gritos de júbilo para Sesshōmaru, y chiflidos sonoros por Naraku, que observaba como Skiter se acercaba a ellos, y en su cara se notaba la molestia. Todos los de Naraku, menos Byakuya, con una sonrisa falsa, y Kanna, la cual también tenía el aire de estar ausente del lugar como siempre, hubieran querido asesinar a la entrometida reportera. Ella se plantó frente a Kagura.

    Divinamente. — por enésima ocasión — Querida, primero tú debes confesar, ¿amas a Sesshōmaru?

    La Teynnō le lanzó una mirada de furia a la chismosita Skiter, después se sonrojó un poco y miró al Daiyōkai fijamente. Él sólo la vio de soslayo con brevedad, y hasta se sonrió un poco… levemente antes de volver a su inexpresivo rostro de “El David” de Miguel Ángel.

    Sí. — contestó Kagura sin dudarlo, y luego miró retadoramente a Naraku — Podrás matarme si quieres, pero no me importa porque ahora ya todos saben lo que siento.

    Kagura — le dijo Naraku con su tono amenazador — eso ya lo sabía, me has desobedecido por él. Por eso… morirás. Hasta me palpita el rostro cada que lo ves, porque ahí esta tu corazón.

    ¿Y por qué lo pusiste ahí? — le espetó ella con un poco de curiosidad… ante algo tan raro.

    Pues… no quise ponerlo junto al mío o yo también… — contestó Naraku perdiendo un poco la serenidad — hubiera caído preso ante su encanto.

    A todos les brotó una gotota anime al escuchar la “confesión” de Naraku.

    ¡Yo también lo amo! — interrumpió Byakuya, haciendo que los de su equipo lo vieran con una mezcla de enojo y vergüenza — ¡Es usted fenomenal!

    Naraku… — dijo lentamente Sesshōmaru, después de casi matar a Byakuya con su gélida mirada y que se sintiera algo de su furia en el ambiente — Aparte de imbécil eres un… por “contratar” a ese tipo de “cosas”.

    Naraku y Kagura, la cual tenía un signo de enojo en la frente, golpearon simultáneamente a Byakuya con un puño cerrado, mientras le gritaban “¡CÁLLATE!”. “Él” se desplomó cómicamente al suelo, con dos chichones en la cabeza. Todos los demás personajes, incluidos el público, la reportera y la camarógrafa, pusieron ojos de puntito, mientras les brotaban como tres gotitas anime de sus cabecitas.

    Divinamente. — recuperó Rita Skiter la compostura — Bien Naraku, suelta la sopa, ¿quieres únicamente la perla para tener más poder o… deseas otra cosa?

    Naraku la fulminó con sus horrendos ojos rojos, y dijo pausadamente:

    Mi único deseo es ser el demonio más poderoso.

    ¡FIZZ! Una descarga le erizó hasta los tentáculos. Después… llegó un olor a quemado mientras los “hijos” casi se burlan de su “padre” al verlo en tan lamentable estado. Hasta Kanna sonrió complacida.

    ¡Ajá! — puntualizó Skiter señalándolo groseramente con un dedo — Así que tienes un deseo oculto. Divinamente. — y lo miró con su fea sonrisa en el rostro — Habla ya.

    ¿Quién pensaría que Naraku se… mostraría nervioso? Se delató solito al fijarse por un momento en… Kikyō, la cual le sonrió coquetamente al notar su mirada y después… le volteó la cara.

    Ni aunque me muera otra vez, Naraku — le dijo ella con presteza.

    Divinamente. — una vez más intervino Skiter — ¿Así que deseas a Kikyō por sobre todas las cosas?

    Miserable. — interrumpió Inuyasha — Por tu culpa Kikyō y yo nos odiamos… y ¿te atreves a pensar en ella?

    No hables Inuyasha. — le contestó Naraku mirándolo con enfado — Ya tienes a Aome, por lo tanto… mi deseo se cumplirá y tú no me estorbaras más. Ya sólo me faltan cuatro fragmentos y Kik… la perla será mía.

    Sobre mi cadáver, basura — le ladró Inuyasha, fulminándolo también con la mirada.

    Aome agarró a Inuyasha por la manga, pues ya pensaba arrojarse sobre Naraku.

    ¡Aquí no puedes matarlo! — le dijo — ¡No estamos en el anime y no es su tiempo!

    El Hanyō parpadeó… y se dio cuenta que tampoco tenía a Tessaiga en ese momento.

    ¡Mh, mh, mh, mh! — se rió Naraku con su risa macabra — No te va a ser nada fácil cuando volvamos, perr…

    Esta vez voló a la mitad… porque Sesshōmaru se levantó con su agilidad característica y le partió todo lo que se llama… limpiamente con su látigo de energía. Todos parpadearon, pues fue tan rápido que ni se dieron cuenta hasta que las mitades de Naraku salieron volando. El público aplaudió extasiado mientras la cara de Naraku reflejaba… miedo y dolor. Los “hijos” volvieron a sonreír, y también le aplaudieron al gran demonio.

    Cállate de una buena vez engendro. — le dijo el Daiyōkai con furia contenida — Tienes suerte de que aún no vas a morir.

    Divinamente. — intervino Rita Skiter una vez más — ¡Fans de todo el mundo… — gritó como loca y trato de colocarse junto a Sesshōmaru, pero éste ya se encontraba nuevamente en su lugar, con su misma expresión de esfinge — les trajimos en exclusiva entrevistas con los personajes del súper anime… INUYASHA! — gritó a todo pulmón — Esperamos hayan disfrutado el show y sus dudas se… aclararán; por si sí o por si no pues no dejen de ver el desenlace de esta historia en el Kanketsu - Hen. — volvió a decir con su empalagosa voz — Agradecemos a todos por su disponibilidad y los dejamos disfrutar de la fiesta en su honor — y dijo los nombres de cada uno, colocándose junto a ellos mientras la camarógrafa enfocaba, y sonriendo una vez más con descaro.

    Justo después de la toma final con Naraku tratando de regenerarse y un acercamiento a Sesshōmaru y su rostro de estatua griega, las chicas anime se juntaron y entre todas… golpearon a Rita Skiter hasta con la cuchara. Inuyasha le pasó una vez más el Hiraikotsu a la exterminadora. Lin, la anciana Kaede y hasta Kanna echaban porras. Y los caballeros… sonrieron como bobitos ante el comportamiento de sus damas, con su gotita anime en lo alto de sus cabecitas.

    Bueno, Sesshōmaru sólo lanzó una última mirada complacida al ver a la chismosita ser atacada, envuelta en una nube de polvo, y… se fue con su elegancia habitual, colocándose nuevamente las gafas oscuras. Lin corrió para alcanzarlo y se llevó a Kohaku con ella. El muchacho accedió al ver a su hermana golpear furiosamente a esa mujer que se le había insinuado descaradamente a su Excelencia y a los demás. Sabía perfectamente que Sango era bastante agresiva… si la hacían enojar.

    El público aplaudió con alegría y Chinita McCree filmó el ataque para… subirlo a YouTube más tarde.

    ¡Descarada, indecente, indecorosa, ofrecida, cínica, metiche, chismosa…! — le dijeron al unísono mientras descargaban su furia, dándole patadas y golpeándola con sus bolsas, y cualquier objeto que sirviera para ese fin.

    Después, recobrando la compostura, tomaron del brazo a sus galanes, y… se dirigieron a la fiesta.

    Nota de la autora: algunas confesiones pero eso… no cambia todavía la historia. Se confesaron ahí, pero a nuestros amigos animales (Koga e Inuyasha) aún les va a costar trabajo admitirlo. Miroku… seguirá con algunas de sus manías, aunque él no duda ni tantito de su amor por Sango, y ella tampoco, sólo que le molesta su actitud… que tal vez tenga que tomar drásticas medidas para corregirlo un poco, y las otras chicas también les darán su lección a los indecisos. Para eso les ayudara… un imponente y atractivo ser. Diviértanse con la siguiente tirada… perdón, capítulo. Y esto aún no empieza. Sayonara.

    P.D. No hay ningún video en YouTube, así que ni lo busquen (que pena T.T, quería una copia de la cinta). Y en cuanto a Kikyō… ella esta consiente de cual es su destino, pero se divertirá con los que están solteros, o sea los jóvenes lobos y… tal vez el más atractivo del grupo jajajaja, eso si él quiere, porque en mi fic ella no es aburrida ni amargada celosa... u otras cosas peores que he leído por este foro.
     
  19.  
    Cinderella

    Cinderella Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    29 Octubre 2010
    Mensajes:
    225
    Pluma de
    Escritor
    JAJAJAJAJAJAJAJAJA! Inuno! xD Me vas a ser estallar >.<
    LOL! ME fascino lo de Rin, aunque a mi me da igual como los pongan! Padre e hija o Relación amorosa es hermosa *---* Lo de Koga me dejo plasmada xD Confiésate e.e
    Kykou no seas mala con Naraku xD Es cierto con lo de ella ._. he leido fics donde ella queda mal e.e
    Pero bueh! Estuvo re-bueno! Aunque no me gustaron las respuesta de Sesshomaru: pude ser e.e
    LOL! Gracias por avisarme xD Estuvo muy bien >.<
    Oye, ¿y la cena? D:
    Saludos

    Sayonara~
     
  20.  
    rhapsodic

    rhapsodic кучко. Comentarista empedernido

    Géminis
    Miembro desde:
    12 Julio 2010
    Mensajes:
    2,243
    Pluma de
    Escritor
    ¡+100!
    Me encantó este capitulo!
    LOOOL me encantó lo de Naraku y su "confesión" por Sesshomaru
    ¡LOOL me mató esa parte, aún no dejo de reir, ah, y como olvidar a Byakuya! XD



    ¡Doble LOOOL XD
    ah, y esa parte en que Naraku dice que quiere estar con Kikyo, me mató también!
    

    ¡Waaa! y Kikyo "Ni que tuviese que morir de nuevo Naraku" o.o!
    XD
    
    Una conti fenomenal! sigue así ;)
     
    • Me gusta Me gusta x 3

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso