Long-fic Un juego por la vida de... naraku?

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por InunoTaisho, 3 Octubre 2010.

  1.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador ejemplar Orientador Comentarista destacado

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,560
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Un juego por la vida de... naraku?
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    2455
    Un juego por la vida de... naraku?

    holaaaw pos aqui esta my nuevo fic espero q les guste y se rian tanto como yo al pensarlo y escribirlo
    p.d: no dejare pasado mañana (hasta el fin claro) diviertanc

    Capitulo 1

    ¡Extra, Extra! Las estrellas de nuestro anime favorito, “Inuyasha” tendrán un tiempo de descanso antes del inicio de las grabaciones de la parte final del manga, el “Kanketsu – hen “.

    Y… en ese tiempo pasarán muy divertidas anécdotas y otros sucesos, porque jugarán un torneo de póker apostando… la vida de Naraku.

    Habrá invitados especiales y, por supuesto, la participación de nuestros conocidos:

    · Inuyasha y compañía: Aome, Shippou, Miroku, Sango y Kirara.
    · Sesshōmaru y sus acompañantes: Lin, Jaken y Ah – Uh.
    · Koga y su grupo: Guinta, Hakkaku y la linda Ayame.
    · Y… el que juega por su vida (más bien dicho por su muerte), Naraku y algunos de sus “hijos”: Kagura, Kanna, Hakudoshi, Akago, Moryumaru – Goryumaru, y el nuevo integrante para la siguiente temporada, Byakuya.

    Todo esto pasará en la época actual, la de Aome. Así que es posible que algunos presenten cambios de personalidad a lo largo de la historia porque no se encuentran en su época, restringidos por la realidad del anime. Recordemos que la historia original y los personajes son propiedad de Rumiko Takahashi. Les aseguro que se van a divertir ¡Comenzamos!

    Nota de la autora: parte de la información de Las Vegas la tomé de la Wikipedia y otras páginas relacionadas, y parte es de mi imaginación. No hay plagio, solo quería tener información precisa.



    Una fresca mañana de verano, después de terminar de transmitir la primera parte animada del manga “Un cuento de hadas de la época feudal”, nuestros amigos de ese pasado se encontraban descansando cerca del pozo devorador de huesos. El campo lucía hermoso, verde y lleno de vida. Habían colocado una sábana debajo de la sombra de los frondosos árboles para recostarse cuando…

    ¡Buen día amigos! — dijo una chica de larga cabellera negra, que salía del pozo muy alegre — ¡Qué hermoso día! Tengo una gran noticia que darles.
    ¡Buen día Aome! — contestaron Sango y Shippou al unísono.
    ¡Buen día señorita Aome! — dijo Miroku al mismo tiempo que los demás.
    Y, ¿dónde está Inuyasha? — preguntó Aome buscando al rudo Hanyō de cabellos plateados — No lo veo, creí que…
    No se preocupe señorita Aome, — le interrumpió Miroku con una sonrisa — en cuanto se percate de su presencia vendrá corriendo, ya está muy aburrido.

    Y efectivamente, el chico llegó rápidamente, con ansias reflejadas en sus ojos dorados.


    ¡Keh! ¡Aome, al fin llegas! — le dijo por saludo — ¿Cuándo podemos irnos? ¡Ya quiero eliminar a ese maldito de Naraku!
    ¡Tranquilo! — le respondió ella mientras le sonreía — Están afinando los detalles para iniciar las grabaciones. Pero — continuo, y esta vez también se dirigió a sus amigos — la producción nos invita a pasar un tiempo de vacaciones en ¡¡Las Vegas!! — concluyó muy emocionada.
    ¿¿Las Vegas?? — preguntaron todos al unísono mientras veían a Aome con cara de “¿What?”
    Perdone señorita Aome, — intervino Miroku — ¿y eso para qué?
    ¡Keh! Yo no quiero perder más tiempo en tonterías, no quiero más vacaciones — interrumpió bruscamente Inuyasha — ¡Quiero acabar con ese desgraciado de una vez!
    Momentito Inuyasha, — le contesta Aome un poco más seria — mientras no este completo el equipo de grabación, los libretos, el equipo de seguridad, etc., no podemos empezar.
    ¡Keh! Me tiene sin cuidado todas esas estupideces — dijo Inuyasha y le dio bruscamente la espalda a Aome — Por mí que se vayan a la mierda.
    ¡Inuyasha! (“¡Oh, no!”) — dijo la muchacha viéndolo fríamente (“Que tonto” pensaron sus amigos) — ¡Osuwari!

    ¡PAF! Inuyasha dio con toda su humanidad en el suelo, mientras que los demás, excepto Aome, tenían gotitas anime en sus cabezas.

    ¿En que me quedé? — dijo Aome nuevamente mientras Inuyasha hacía el intento de levantarse — ¡Ah, si! La producción nos invita a Las Vegas para un evento especial… ¡Osuwari! — terminó Aome volviendo a enviar a Inuyasha de cara al suelo (“¡Aome!”).
    ¿Y eso para que Aome? — preguntó Sango mientras sonreía con cara de “no entiendo”. Shippou y Miroku contemplaban a Inuyasha con cara de “que tarado eres”.
    Pues será un torneo de póker, — contestó Aome y sus amigos volvieron a poner cara de asombro — por la vida de… Naraku.
    ¡Keh! ¡Al diablo con eso! — se levantó bruscamente Inuyasha mostrando su enfado — ¡No necesito nada más para acabar con ese imbécil! ¡Mierda!
    ¡Osuwari! — volvió a gritar Aome enojada — ¡Osuwari! ¡Osuwari! ¡Osuwari! (“¡Agg Aome, basta!”) ¡Osuwari! — ahora Inuyasha yacía como tres metros bajo tierra ( y los demás con cara de “no entiendes” y su gotita anime)
    Bueno, — dijo Shippou al fin — no lo vayas a matar Aome o nos quedamos sin protagonista.
    Inuyasha, mejor no te levantes — le dijo Miroku mientras se asomaba a verlo en su “tumba” artificial — o tus vacaciones serán por más tiempo.
    En fin. — Aome respiró hondo — Inuyasha será uno de los participantes por ser el protagonista (ni modo que no) — y volvió a sonreír — ¡Será divertido porque todos estaremos ahí!
    Aome, ¿qué es el póker? — le preguntó Sango con la duda dibujada en su bello rostro y su dulce mirada — suena… complicado.
    ¡Ah, perdón! — Aome se sonrojó un poco — Es un juego de barajas, ya hemos jugado aquí. Y se pueden hacer varias combinaciones con ellas. ¡Será emocionante verlos apostar por la vida de Naraku!
    ¿Y quiénes jugarán? — preguntó Miroku con curiosidad — ¿Nosotros? Porque no recuerdo nada del póker si alguna vez lo jugamos.
    Bueno… en realidad sólo serán cuatro los jugadores, — contestó Aome ya sin sonrojarse — uno por supuesto es Inuyasha, el otro es Naraku que debe defender su vida… bueno, más bien elegir su muerte — y volvió a sonreír con una carita como diciendo “es algo complicado” mientras sus amigos la miraban absortos.
    ¡Ah! — exclamaron, cuando Inuyasha se levantó de su “tumba” para decir:
    Oye Aome, ¿cuándo dices todos y dices cuatro te refieres a…? — aunque intuía la respuesta.
    Si, — le contestó Aome viéndolo fijamente con sus achocolatados ojos — aparte de nosotros y de Naraku, por supuesto con su grupo, vendrán Sesshōmaru y Koga con su respectiva compañía.
    ¡Keh! ¡Mierda! — volvió a enojarse Inuyasha — ¿soportar a esos tres despreciables para mí? ¡Yo no voy!
    ¡Osuwari! (vuelta Inuyasha al suelo) — Aome también se enojó — ¡Por supuesto que irás! ¡Eres el protagonista! Y — continuo para concluir, ya más tranquila — ¡El público lo pide!
    Inuyasha, por favor — le dijo Miroku a su amigo el Hanyō en el suelo — es una buena oportunidad para que te desaburras y conozcamos… a lindas y bellas jóvenes.

    ¡PAF! Miroku recibió un golpe en la cabeza, con el Hiraikotsu de Sango, que le hizo un chicón momentáneo, mientras ella le decía con reproche:

    ¿Ya va a empezar con sus cosas, Excelencia?
    ¡Sanguito, no te enojes! — y rápidamente la abrazó haciéndola sonrojar — ¡Sabes que tú eres la mejor, mi preferida! ¡Por eso me gustas tanto! — y su mano “maldita” tocó… la mejor parte del lindo cuerpecito de Sango.

    ¡PAF! Esta vez fue una cachetada directa en la mejilla derecha

    ¡Ya le dije que no haga eso, Excelencia! — le dijo mientras le soltó el golpe y lo miro con furia.
    Es mi forma de demostrar mis sentimientos hacia ti — le dijo mientras se sobaba el cachete — no te enojes.
    Pues sea más discreto — le respondió ella y le dio la espalda.

    Sus amigos vieron todo con cara de “Otra vez Miroku y sus…”, ojos de puntito y una gotita anime.

    ¡Eje! — dijo Aome interrumpiendo a los “enamorados conflictivos” y sonriendo como diciendo “vamos a continuar” — Tenemos que ir al aeropuerto, porque iremos en avión.
    ¿¡En qué!? — volvieron a decirle todos con el asombro reflejado. Sango agregó, ya recuperando la compostura — Pero Aome, ¿cómo vamos a llegar allá?
    Cierto — observó Shippou — ¿Qué no esas cosas son de tu época?
    Así es, — respondió Aome — es que Las Vegas está en América.
    ¿América? — volvieron a preguntar asombrados.
    Si, — respondió sonriendo nuevamente — pero ya hablaremos más tarde porque nos va a dejar el avión.
    ¡Keh! ¡Tonta! — le interrumpió Inuyasha — ¿Cómo vamos a llegar si solo tú y yo pasamos por el pozo?
    No te preocupes — contestó Aome sin dejar de sonreír — Con la magia de las caricaturas todo se puede. Ya verán.

    Y dirigiéndose a una esquina de la pantalla, levantó la escenografía y… se encontraban en el aeropuerto de Tokio.

    ¡Órale! — dijo Shippou sorprendido — ¿Por qué no hacen esto más seguido?
    En este momento estamos fuera de la historia original — dijo Aome — es un universo alterno. Por eso fue tan fácil.

    Miroku y Sango veían asombrados a su alrededor, y hasta Inuyasha, que había ido varias veces a la época de Aome, se mostró un poco sorprendido. Por cierto… sus ropas habían cambiado por algunas más normales de la época, por lo menos los humanos. El pervertido monje cambió sus hábitos por unos jeans oscuros, una camisa polo blanca, zapatos tenis del mismo color, y a su lado había unas maletas negras con ruedas (“el resto del equipaje” dijo Aome); la hermosa exterminadora llevaba también unos jeans claros que remarcaban bien su figura, una suave blusa en tela de algodón semitransparente, también en blanco, y unas sandalias cómodas que hacían juego. Se avergonzó muchísimo cuando Miroku le dijo, con la baba casi escurriéndosele de la boca:

    ¡Sango, te ves mejor que nunca! Ojala te vistas así más seguido en esta época. — y ni tardo ni perezoso se abalanzó sobre ella al tiempo que su mano buscaba… lo que siempre le gustaba agarrar.
    ¡Ya le dije que no sea tan descarado! — le dijo Sango mientras le soltó el golpe mortal en la mejilla (¡PAF!) — Aome, ¿es necesario usar esta ropa? (aunque internamente también le gustó como lucía Miroku en pantalón), — y se sonrojó otra vez — no va a haber quien soporte a su Excelencia.
    Es a petición del público — le contestó su amiga, también muy sonrojada — Por favor monje Miroku, compórtese como es debido.
    Lo siento señorita Aome — contestó Miroku avergonzado sobándose la mejilla, y recobró la compostura.

    Aome también había cambiado su uniforme por unos pants negros, tenis del mismo color y una playera holgada azul (hay que viajar cómoda). Inuyasha y Shippou, como les comentamos, con sus mismas garras.

    Bien, ¿qué les parece? — dijo nuevamente Aome, muy emocionada — Ahora síganme que tenemos que documentar el equipaje y esperar a los demás.
    ¿Y Naraku? — preguntó Shippou — ¿ellos también irán con nosotros en el mismo avión?
    Ehhh… Naraku no — respondió Aome un poco “apenada”. — Sus demás acompañantes si viajarán, en tercera clase.
    ¡Keh! ¿Viajaremos con esa peste? — dijo Inuyasha indignado — ¡Yo no voy!
    No sigas con lo mismo — lo miró Aome enojada (“Ta bueno, ya cierro la boca”) — Ahora síganme, ya habrá tiempo para hablar.

    Y caminaron todos juntos al interior del aeropuerto.


    esperen la conti
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  2.  
    Kai Stavros

    Kai Stavros Usuario VIP

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,468
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Re: Un juego por la vida de... naraku?

    OMG

    Me encanto...es un univero alterno..muy alternado querida...
    Si que tienes creatividad...te propongo algo..
    Playa-traje de baño-chicos y amor que tal? ;)
    Jeje me entuciasma mucho..aunque yo estoy igual que los chicos copn cara de What?
    S e que es el poker pero ni la minima idea de como se juega o en que consiste...jeje
    Perdona mi ignorancia en el asunto...
    Espero la conti con ansias...Sayo
     
  3.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador ejemplar Orientador Comentarista destacado

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,560
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Por ahi va la cosa, tal vez no en la playa, porque en Las Vegas no hay mar, pero si habrá mucha diversión. No soy experta en el juego, de hecho solo conozco un poco y habra maestros que puedan decir que estoy mal en las jugadas, pero todo es para divertirme, no para enseñar a jugar. El juego por la vida de naraku es solo un pretexto para darle un giro divertido a la historia, no es lo prinicpal. Sayonara y sigan comentando

    Amor amor amor, si habra amor, pero mas diversion por las ocurrentes anecdotas de nuestros personajes, y algunos cambios sutiles de personalidad, como ya les dije, porque no estan dentro de su realidad manga-anime. Esperen conti en 10 dias maximo, porque me entretengo afinando detalles para el anterior "pasado mañana" el cual me interesa terminar como debe ser, y este tambien va en proceso. Sayonara y sigan divirtiendose con las dos historias.
     
  4.  
    miko kagome

    miko kagome Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    8 Junio 2010
    Mensajes:
    286
    Pluma de
    Escritora
    Re: Un juego por la vida de... naraku?

    hola!!!
    disculpa por no haber podido postear antes ^^!
    y muchas gracias por invitarme a leer tu fic n_n
    con solo este primer capitulo te puedo decir que tu fic ya se ha convertido en uno de mis favoritos!!!
    me entretuve mucho leyendolo y me quede muy intrigada ya quiero saber que sucede después, y dejame decirte que no cabe duda que tienes una gran imaginación, porque tu fic esta muy original y es muy divertido, espero que entre Inuyasha y Kagome ocurran más situaciones divertidas y con algo de romanticismo >///<
    espero la contiiiii
    bye n_n
     
  5.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador ejemplar Orientador Comentarista destacado

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,560
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Un juego por la vida de... naraku?
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    2819
    Re: Un juego por la vida de... naraku?

    Diviertanse con lo que sigue, y tal vez en 10 dias el tercer capitulo, estoy afinando detalles para "pasado mañana" que me interesa terminar saludos


    Capítulo 2.

    El extraño grupo siguió a su amiga al interior del aeropuerto de Tokio.

    Vamos para allá, — señaló la chica de cabellos negros hacia la derecha — documentaremos el equipaje en ese lugar.

    El monje Miroku veía embobado de un lado a otro, porque en todos lados había chicas lindas (“¡El paraíso!” dijo extasiado). A Sango no le agradó para nada la cara de estúpido del mañoso monje y… le dio un fuerte pellizco en la posadera (o sea la nalga).


    ¡Si no se mueve, quítese! — le dijo y lo apartó de un caderazo, y después volteó y le lanzó una mirada de furia, para seguir caminando en la dirección que señaló Aome.


    Miroku se quedó en shock por un momento (“Sango nunca me había tocado así”), mientras los demás la vieron caminar por delante, con una gotita anime en sus cabezas y mirándola con cara de “Se enojó”. Miroku reaccionó al momento que se percató… de lo bien que le ajustaba el jeans a su amada y lo bonito de su andar… bueno, reaccionó para después poner nuevamente cara de idiota y abrir la bocota como menso. Kirara, desde el hombro de Sango, le lanzó al mañoso una mirada de reproche.


    ¡Sango, espérame! — dijo Miroku y tomando sus maletas, apuró el paso para alcanzarla.


    Algunos hombres que estaban por ahí también pusieron cara de tontos al verla pasar. Miroku se dio cuenta y rápidamente la alcanzó (“Nadie más puede ver a Sango con cara de idiota, no señor”).


    ¡Ejé! — le dijo Aome a Inuyasha — creo que también debemos alcanzarlos — Shippou se subió a su hombro, mientras el muchacho tomó también su respectivo equipaje.
    ¡Keh! — dijo bruscamente Inuyasha mientras caminaban para alcanzar a sus amigos — Yo no entiendo porque a veces Sango se comporta como si Miroku no le importara en absoluto, y otras veces se le restriega en la cara.
    ¡Inuyasha, que lenguaje! — lo miro Aome enojada — Tú no entiendes nada. Sango a veces tiene que picarle la cresta al monje Miroku porque se distrae con facilidad.
    Es que Miroku se pasa de baboso — confirmó Shippou — pero nunca pensé que Sango hubiera adquirido malos hábitos.


    Alcanzaron a sus amigos al tiempo en que la castaña volvía a golpear al monje manolarga.


    ¡Qué manía la suya Excelencia! — le decía al tiempo que lo golpeaba — ¡Ya le dije que se comporte!
    Perdóname Sanguito — le respondió él sobándose la mejilla (“Este bruto no entiende” pensó Inuyasha mientras Shippou y Aome solo parpadearon), — es que la carne es débil. Además tú me pellizcaste primero. — y la miró pícaramente haciéndola sonrojar.
    Es que usted no se movía, estaba parado como tonto. — le contestó aún ruborizada y molesta — No piense mal, nunca haría algo descarado.


    Sus amigos volvieron a poner ojos de puntito. De repente, a Inuyasha le llegó un olor pestilente y se escucharon gritos de protesta. La gente curiosa los observaba (“Miren, son colsplayers” decían por lo bajo).


    ¡Basta! ¡Suéltame! — decía un joven de oscura y larga cabellera, forcejeando con una linda chica de cabellera pelirroja. Los dos vestían pieles en algunas partes de su cuerpo, y una pequeña armadura. — ¡No quiero ir con esa Bestia estúpida!


    Inuyasha lo miró con furia, mientras Aome lo agarraba del brazo y le susurró: “Tranquilo”.


    ¡Ya hablamos de esto Koga! — tiraba Ayame de él, jalándolo de las pieles — ¡El público lo pide!


    Junto con ellos llegaron Guinta y Hakkaku, acompañados por algunos lobos. En cuanto Koga notó que Aome estaba ahí, se soltó de Ayame para ir a saludarla.


    ¡Aome! — le dijo en cuanto llegó cerca de ella — ¡Qué gusto verte! — y le iba a tomar las manos cuando… Inuyasha se le puso enfrente.
    ¡Sarnoso! ¿Ya vas a empezar a molestar? — le ladró furioso.
    ¡Bestia! ¡Tú como siempre tan gruñón! — le contestó el lobo, también con rabia.
    ¡Cálmense por favor! — dijo Aome y, haciendo a un lado a Koga, fue a saludar a Ayame, quien miraba a su lobo prometido con sus verdes ojos como fuego. — ¡Hola Ayame! — la saludó alegremente acercándose a ella — ¿Cómo estás?
    Bien — contestó la aludida sin dejar de fulminar a Koga con la mirada; éste, en cuanto sintió la molestia de su prometida, mejor dejó de gruñirle a Inuyasha.
    ¡Qué gusto! — le sonrió Aome y, tomándola del brazo, la llevó con ella ignorando por completo a los dos animales — ¡Muchachos, que bueno que vinieron! — saludó a Guinta y Hakkaku.
    Señora Aome, ¿cómo está? — le respondió Guinta el saludo, pero se habían quedado viendo a Sango y a Miroku con la baba de fuera. — ¡Se ven suculentos! — dijo Hakkaku relamiéndose.


    Ellos habían notado como los lobos los veían, y Sango se acercó a Miroku mientras él le dijo por lo bajo: — No te preocupes, no pasa nada.


    Koga también se percató de ello y puso la misma cara que sus muchachos:


    En serio que sí, — dijo también relamiéndose — el monje y su mujer serían un buen platillo.


    Ayame también los miró así por un rato. — No me había percatado de eso. — dijo — Tienen la carne en su lugar.


    ¡Ejé! — intervino Aome sin soltar la mano de Ayame — ¿Qué es lo que les ven?
    Perdón Aome — le contestó la pelirroja y la miró — lo que pasa es que a veces comemos humanos, y el monje y su mujer no están nada mal.
    Disculpen, — interrumpió Miroku, tomando a Sango suavemente de la cintura (y haciéndola sonrojar una vez más) — admito que esta hermosa mujer se ve exquisita, y agradezco sus cumplidos — pero su mano “maldita” bajó nuevamente… a la parte más prominente de la anatomía de la castaña (la que más le gusta jejeje).
    ¡Excelencia! — le reclamó ella molesta mientras lo cacheteó, por enésima vez (¡PAF!) — Me parece que usted sería más peligroso que los lobos. ¿Qué no puede guardar la decencia?


    Nuevamente sus amigos pusieron sus ojos de puntito, a Aome le salió su gotita anime, mientras los lobos se quedaban sorprendidos.


    Solo quiero protegerte. — le dijo él mientras se sobaba por enésima vez — No cualquiera puede echarte el diente. — y volvió a mirarla con picardía en sus ojos azules, haciéndola ruborizarse nuevamente (por enésima vez).
    Por favor Excelencia, — le contestó Sango desviando la mirada de la de él — ¡qué cosas dice!


    En ese momento llegaron junto a ellos dos mujeres, una joven de larga cabellera negra y una dulce anciana. La joven vestía como Aome.


    ¡Inuyasha! — saludó Kikyō al Hanyō dándole un abrazo (provocando que se ruborizara y Aome se pusiera seria) — Vamos a estar en tu porra.
    ¿Porra? — dijo él extrañado — Oye Aome, — le preguntó a la chica de la época actual — ¿Por qué no me dijiste que también Kikyō iba a venir? Pensé que solo iríamos nosotros, la peste del Sarnoso, el tonto de Sesshōmaru y el maldito de Naraku.
    ¿Es qué ya no me quieres Inuyasha? — le dijo Kikyō poniéndole unos ojitos tristes, haciendo que él le dedicara su atención (“No, yo no decía eso” tartamudeó Inuyasha) — Venimos a disfrutar las vacaciones también, y nos divertiremos. No me digas que te estorbo — concluyó mirándolo con ojos tiernos (y haciendo que Aome fulminara al Hanyō con la mirada).
    Ehhh… No te preocupes — le dijo Inuyasha a Kikyō, mientras ella le sonreía. — Agradezco tu apoyo.


    Aome hizo a un lado a Inuyasha de un empujón, para saludar a Kikyō con una sonrisa sincera.


    ¡Qué bien que ya estén aquí! — y se dirigió a Kaede — Se ve usted muy bien anciana Kaede.
    Gracias Aome, — respondió ella muy sonriente — ustedes también se ven bien. Esta ropa es cómoda (vestía también un conjunto sport de marca Wilson en azul con gris y tenis Nike), ¡voy a disfrutar esto! — concluyó emocionada.
    Bueno — dijo Aome y miró a todos sus amigos — ya casi estamos todos, solo faltan los acompañantes de Naraku y…
    Y Sesshōmaru — interrumpió Shippou — ¿El también viajará con nosotros?
    No. — contestó Aome mientras una gotita anime salía de su frente y sonreía con cara de “¡Qué pena!” — Eso fue una parte de sus condiciones.
    ¡Keh! ¡Mierda! — interrumpió Inuyasha bruscamente — ¿Cómo que sus condiciones? ¡Si el protagonista soy yo!
    Cálmate, — le dijo Aome aún sonriendo como bobita — esto… porque él es el gran atractivo visual de la serie.
    ¿¡Qué!? — dijeron al unísono Inuyasha, Shippou, Miroku y Koga.
    ¡Keh! ¿Escuché bien? — le dijo bruscamente Inuyasha — ¿Cómo que el atractivo visual de la serie?
    Bueno — contestó ella sin dejar de sonreír — todo el público femenino lo aclama, y no porque ustedes no tengan a sus admiradoras ni su atractivo (las otras chicas asintieron con la cabeza). Además, los niños lo ven como un héroe… — continuo Aome — y nuestro principal patrocinador le ha concedido sus deseos.


    Todos parpadearon asombrados.


    ¡Keh! ¿Patrocinador? — espetó Inuyasha — ¡Mierda! ¡A quién le importa!
    Disculpe señorita Aome, — interrumpió Miroku, — ¿quién es nuestro principal patrocinador?
    El gerente general y accionista mayoritario de la SONHY — le respondió ella.
    ¡Keh! — dijo bruscamente Inuyasha — Seguro es una mujer… boba.
    No. — le contestó la muchacha mirándolo con enfado — Te sorprenderías si lo supieras… ¡Osuwari! — Inuyasha volvió a caer con estrépito (y algunas personas se asustaron al verlo caer con fuerza) — ¡Y esto es por ser grosero!


    Las muchachas dijeron: “¡Bien hecho Aome!” mientras le dirigieron miradas furibundas a Inuyasha.


    En eso… otro aroma, más repugnante que el de Koga, invadió el ambiente (Ayame también lo notó y se tapó la nariz mientras le susurraba a Koga. “¿Qué ese horrible olor?”).


    ¡Ya llegó la peste! — dijeron al unísono Inuyasha y Koga cuando vieron que Kagura entraba acompañada de Kanna, Hakudoshi, el infante (Akago), un muchacho y… otro al que no conocían. Todos vestían como de costumbre. (“¡Una reunión de colsplayers!”, decían por lo bajo algunas personas mientras los señalaban).
    Kagura, — le saludo Aome, pero sin sonreírle abiertamente a la aludida cuando ella llegó donde ellos estaban, fue la primera. — los esperábamos.
    Gracias, — contestó ella observando a todos fijamente con sus ojos rojizos — veo que ya casi estamos todos. Por cierto — se dirigió a Sango — alguien viajará con ustedes (Sango la miró extrañada “¿Alguien?” se preguntó, Miroku también se quedó pensando “¿Quién será?”).
    ¡Es verdad! — intervino Aome y se dirigió también a su amiga — Sango, la producción ha concedido… — pero fue interrumpida cuando el jovencito que acompañaba a Kagura apareció detrás de ella (de Kagura)
    ¡Hermana! — saludó Kohaku a Sango, él también iba vestido en jeans y una playera azul — ¿Cómo estás?
    ¡Kohaku! — Sango se abalanzó sobre su hermano haciendo a un lado a Miroku (“Bueno, es su hermano” pensó Miroku mientras observó, con una mezcla de alegría y un poco de celos (jejeje por Kohaku), como su amada abrazaba a su hermano con ternura), — ¡Qué gusto que pudiste venir con nosotros! — y le plantó un beso en la mejilla.
    La producción me lo permitió. — respondió Kohaku muy sonriente y un poco avergonzado (es que su hermana es tan bonita que hasta le da pena que lo bese en público, se parecen tanto por tímidos) — Así que no estaré con Naraku lo que duren estas vacaciones.
    Bienvenido Kohaku, — intervino Miroku saludándolo alegremente — es bueno tenerte con nosotros. Y me da gusto que tu querida hermana este feliz.
    Gracias Excelencia — le contestó el aludido.
    Un momento, — interrumpió Kagura — ¿dónde esta Sesshōmaru? — se dirigió a Aome — Me dijiste que estaría aquí. Yo no vine a apoyar a Naraku, por mí que se muera de la forma más horrible.
    ¡Keh! Ese idiota no ha de tardar — contestó Inuyasha bruscamente — Se da sus aires, pero, ¿por qué te…? — y fue interrumpido al recibir un brusco golpe en la cabeza dado… por una pesada maleta.


    Todos voltearon para ver al responsable del suceso, menos Aome que se dirigió a Inuyasha: “¿Te encuentras bien?”, él parecía algo inconsciente.


    Una pequeña niña de negros cabellos y grandes ojos achocolatados, vestida con un lindo short de mezclilla con flores, una playera rosa y un lindo par de tenis del mismo color, llegó corriendo hasta donde estaban. Venía de la misma dirección de donde había sido lanzada la maleta.


    ¡Hola a todos! — saludó Lin alegremente — Lamentamos la tardanza, es que el señor Jaken no podía cargar la maleta (todos vieron la maleta nuevamente y después a Jaken que venía corriendo “No pudo haber sido él” pensaron).
    ¡Oye Lin, no te apartes así! — llegó Jaken sacando la lengua — Sabes que al amo no le gustan los comportamientos infantiles.
    ¿Quién demonios…? — dijo Inuyasha, levantándose con trabajo, y se interrumpió al ver frente a él a su gran hermano.


    Sesshōmaru lo miraba duramente con su mirada ambarina, aunque su rostro de finas facciones no reflejaba emoción alguna. Las muchachas susurraron “¡Ah!”. Aunque vestía igual que siempre, se veía más que imponente, mientras algunas personas lo quedaron viendo con una mezcla de asombro, admiración y… miedo en sus rostros (“¡Son colsplayers peligrosos!”).


    Inuyasha, — le dijo Sesshōmaru desviando la mirada y sin pizca de emoción en su profunda voz — tan lento como siempre, no pudiste esquivar esa cosa.


    Nota de la autora: Los colsplayers, para quien no sabe, son gente que se disfraza como personajes de anime, en este caso. Sayonara y sean felices.

    [​IMG]
     

    Archivos adjuntos:

    • Me gusta Me gusta x 3
  6.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador ejemplar Orientador Comentarista destacado

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,560
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Re: Un juego por la vida de... naraku?

    Tenia algunas imagenes por aqui, pero no salieron, a ver si las puedo subir a los albumes (ya no los encuentro jajaja) para que las admiren, sayonara y sigan esta divertida historia
     
  7.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    848
    Pluma de
    Escritora
    Re: Un juego por la vida de... naraku?

    InunoTaisho cuando te mencioné sobre las fotos me refería a que los colocaras al final, ya que en medio de una narración interrumpe totalmente el ambiente al que quieres darle ;). Ya lo edité para que no tengas problemas.

    Hablando del capitulo gracias por invitarme a leerlo. NO es la primera vez que leo algo parecido, es bueno debes en cuando tener una historia que se dedique al humor, en vez de amor imposible o algo que se le parezca. Es bueno tener variedad en esta zona. No es necesario que coloques en paréntesis “()” lo que piensa el personaje, puedes escribirlo en la misma narración, éstos no cumplían la función que tú les das.
    Puede que sea divertido escribir algo así, pero eso no te salva de que tienes que describir muy bien las cosas, por ejemplo en el segundo capitulo va un poco apresurada, trata de especificar cómo son las cosas o cómo están posados los personajes.

    Por instantes me recordó a un OVA que vi de otra serie, hicieron algo parecido con todos los personajes después que el anime se acabara, fue muy chistoso. Me divierte mucho tu escrito, sobre todo esta frase:
    Ésa escena sí me la imaginé perfectamente, hasta me reí inconcientemente cuando pasé a leer ese fragmento.
     
  8.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador ejemplar Orientador Comentarista destacado

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,560
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Re: Un juego por la vida de... naraku?

    gracias maestra windmiko, sin tu ayuda esto seria dificil. disfruten todos ahora si como es el capitulo y en cuanto tenga la conti de "pasado mañana" les aviso a mis fieles lectores. sayonara.
    P.D. es una imagen del interior del aeropuerto de narita, cerca de tokio, en donde salen los vuelos internacionales.
     
  9.  
    Kai Stavros

    Kai Stavros Usuario VIP

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,468
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Re: Un juego por la vida de... naraku?

    Querida me gustó mucho el capi...me dejkas con la intriga yo que queria ver como se iban en el avión...Inu al lado de KAg y yyy. mejor me calló.
    Me gusto mucho..lo unico es que la imagen ponla de ukltima, es que alli se ve rara e incomoda un poco la lecutra...SAyo...
     
  10.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    Re: Un juego por la vida de... naraku?

    Bueno, te recomendaría que separaras los diálogos para que se entienda mejor. Fue divertido, me recordó a mi anterior Periódico del anime, (¡Que tiempos!) pero me vi obligada a dejarlo por cuestiones de tiempo. Bueno, ciertamente esperaba otra cosa por la descripción (y remarcando el hecho de que me parece absurdo apostar en póquer por la vida del villano… es más fácil piedra, papel o tijeras) *Iza le tapa la boca con un calcetín* De verdad, si no dices algo productivo te callas ¬.¬ Seguiré leyendo para ver si puedo deshacerme de mi nudo mental xD
     
  11.  
    shirope

    shirope Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    27 Septiembre 2010
    Mensajes:
    27
    Pluma de
    Escritora
    Re: Un juego por la vida de... naraku?

    que bueno estuvo la conti, con lo de Sesshoumaru, es muy cierto XD, jajaja, ya me imagino la cara de Kagome cuando vio a Kikyou :P, -chechi ¿has visto mi pony?, bueno me despido tengo que ayudar a Hakudoshi a buscar su pony,espero la conti con ansias, Sayonara
     
  12.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador ejemplar Orientador Comentarista destacado

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,560
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Re: Un juego por la vida de... naraku?

    El juego por la vida de naraku es el pretexto perfecto para sacarlos del anime y aprovechar el tiempo entre el final y el inicio del kanketsu... esto es algo de comedia semirromantica, pues el romanticismo como tal me... aburre un poco, yo no soy romantica aun no me he enamorado. jajaja bueno mis queridos lectores disfruten el juego y la siguiente baraja... capitulo en por lo menos una semana pues "pasado mañana" tambien me interesa terminar como es debido sayonara
     
  13.  
    rhapsodic

    rhapsodic кучко. Comentarista empedernido

    Géminis
    Miembro desde:
    12 Julio 2010
    Mensajes:
    2,244
    Pluma de
    Escritor
    Re: Un juego por la vida de... naraku?

    Amiga!!!!! me encanta este fic! OMG!
    Dios que genial! me hizo reir muchisimo amiga! ajajajaja, "el atractivo visual de la serie"! que baina vale...
    espero conti, de verdad me encantò, has progresado mucho en tus fics ^^
    Sayonara la amiga que te quiere mucho ^^
    AnnaKagome
     
  14.  
    sesshoyasha

    sesshoyasha I, Ore, Je... yo

    Leo
    Miembro desde:
    7 Enero 2009
    Mensajes:
    87
    Pluma de
    Escritora
    Re: Un juego por la vida de... naraku?

    me encanta... adoro este fic....
    me rio demasiado en solo imaginarme los rostros de los personajes.....
    jejejeje... sesshomaru como siempre....
    me imagino a miroku y sango vestidos asi....
    debe ser genial.... por que sesshomaru no????
    apuesto que el se va en primera clase...
    mientras que a los demas les toca en tercera....
    jejejejeje.... puedo pedirte un favor personal..???
    adoraria tu arte (aun mas) si me consedieras....
    QUE HAYA SESSHOXKAGO.....
    si si si????? por fa....
    es que se me haria muy gracioso....
    pero es decicion tuya.....
    arigato por escucharme....
    actualñizalo pronto....
    SAYONARA!!!!
     
  15.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador ejemplar Orientador Comentarista destacado

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,560
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Re: Un juego por la vida de... naraku?

    pos lamento decir q las parejas seran las mismas salvo q.... pondre a cierta personita con "el atractivo visual" de la serie alguien q para mi quedaria muy bien con el gueno ya sabran de quien c trata sayo
    y gracias por su apoyo
     
  16.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador ejemplar Orientador Comentarista destacado

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,560
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Un juego por la vida de... naraku?
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    2742
    aqui la esperada conti

    Capítulo 3

    En el aeropuerto internacional de Tokio…

    El imponente Daiyōkai de finas facciones, larga cabellera plateada que parecía agitarse suavemente (como si a su alrededor soplara una suave brisa) y penetrante mirada ambarina, recorrió con la vista a todo el grupo ahí reunido, para después posarla por un segundo más en la mujer de ojos rojos y negros cabellos, haciéndola sonrojar. “¡Me esta mirando a mí!”, casi se le escapa un suspiro. Volvió a desviar la mirada sin mostrar emoción alguna, y le preguntó a ella con su profunda voz.


    Kagura, ¿dónde está ese engendro de Naraku? — sin cambiar su expresión indiferente — ¿No viajará con ustedes?

    De ninguna manera, — respondió Kagura con voz melosa — él ya se fue, mejor para todos. ¿Qué tú no viajarás con nosotros? — lo miró con la ansiedad reflejada en sus ojos rojos.


    Todos se habían quedado boquiabiertos al ver a Sesshōmaru aparecer casi de la nada. “¡Keh!” pensó Inuyasha, “a ésta le gusta el bobo de mi hermano”.


    No — respondió Sesshōmaru, y hábilmente levantó la pesada maleta, que había golpeado a Inuyasha, con una sola mano… su mano izquierda.

    ¡¿Qué?! — preguntó Inuyasha sorprendido al ver el movimiento y se plantó frente a su hermano con cara de “¿What?” — ¿Qué no te corte ese brazo? (había que ser muy valiente o muy tonto para enfrentar a Sesshōmaru, porque de cerca resulta más intimidante).


    ¡PAF! El puño derecho de Sesshōmaru se estampó en el rostro de Inuyasha. Sus amigos pusieron cara de “¿Por qué haces preguntas tontas?” con una gotita anime en sus cabecitas, los demás pusieron cara de asombro y… dolor, “¡ay!”


    Fuera de mi camino. — le dijo mientras Inuyasha caía como fardo, y el Daiyōkai le pasó encima sin voltear a verlo — Lin, Jaken, caminen — y avanzó elegantemente hacia donde documentaban el equipaje.

    ¡Sí! — contestó la pequeña y… también pasaron encima del Hanyō. Ah – Uh casi le saca los intestinos.


    Así que él es el Gran Sesshōmaru. — habló Hakudoshi por primera vez — ¡Kagura, quita esa cara de tonta!, porque Kagura lo miró irse, con una cara de “¡Qué hombre es ese!”.

    ¡Es majestuoso! — respondió la aludida con un suspiro contenido.


    ¡Ejem!... — intervino su desconocido acompañante — ¿qué no me vas a presentar?

    ¿Qué? ¡Ah! — dijo Kagura recuperando la compostura — Perdón, les presentó a Byakuya, la nueva adquisición de Naraku para la siguiente temporada.


    Mucho gusto. — contestó Byakuya. — Espero podamos llevarnos bien… antes de que todo concluya — tenía un tono de voz medio raro y ciertas maneras.


    Todos parpadearon con el asombro reflejado en sus caras. Hakudoshi interrumpió para decir, señalando a Koga:


    ¿Y este es el lobo tonto que tiene dos fragmentos de la Shikon no Tama? ¡No puedo creer que Naraku aún no haya acabado con él!

    ¿¡Quién te crees tú que eres escuincle!? — lo miró Koga con rabia — Apestas a Naraku, ¡así que seguramente eres igual de imbécil!


    ¡Cálmense! — intervino Aome con preocupación, pues ya Koga estaba dispuesto a abalanzarse sobre Hakudoshi, y éste tenía una mano en su alabarda — No vinieron aquí para pelear. Ayame por favor. Kagura, o Kanna, se los pido.


    Ayame sujetó a Koga por un brazo y le lanzó una mirada suplicante “Koga, no pelees”, y éste sólo le lanzó a Hakudoshi una mirada furibunda y un gruñido ahogado. Ni Kagura ni Kanna parecían haberse preocupado por su compañero, pero su otra mitad, el infante Akago, desde los brazos de Kanna, le habló con firmeza, con un tono de voz semejante al suyo (al de Hakudoshi).


    Cálmate hermano, no le facilites las cosas a Naraku.


    “No sabía que ese niño hablaba” le susurró Shippou a Kohaku. Todos pusieron también cara de sorpresa al escucharlo, menos sus acompañantes, ellos ya sabían que hablaba.


    Tienes razón — contestó Hakudoshi y aparto su mano de la alabarda — Mejor vámonos ya.

    Síganme por favor, — dijo Aome recuperando la compostura — por aquí.


    Llegaron a donde documentaban y revisaban el equipaje (nunca he viajado en avión, así que no se exactamente como es el procedimiento). Sesshōmaru ya estaba ahí. Al parecer no había problemas pero…


    Señor, — le dijo un guardia encargado del área, mirándolo con un poco de temor — debe entregar sus armas.


    Sesshōmaru lo miró escrutadoramente, pero sin dignarse a entregar sus espadas. De un rápido movimiento le quitó el Báculo de Dos Caras a Jaken y lo colocó en donde le habían señalado. Jaken solo atinó a abrir el pico, pero no se atrevió a contradecir a su amo.


    Eeeh… También las espadas. — dijo otro guardia con temor — Las pondremos en una caja de seguridad en su vuelo.

    Por favor Señor Sesshōmaru, — le dijo Lin mientras le lanzaba una mirada tierna al Daiyōkai, — es para que nos vayamos más rápido.


    ¡Keh! — intervino Inuyasha. “¡Oh no!” pensaron sus amigos mientras ponían sus ojos de puntito, “no puede tener la boca cerrada” — ¡Si con Tenseiga no cortas ni un queso! ¡No puede ser peligrosa!


    ¡PAF! Esta vez el movimiento del brazo fue tan veloz que todos parpadearon al ver a Inuyasha en el suelo con un golpe en la cara y a Sesshōmaru tomando suavemente a Tenseiga con la mano derecha.


    ¿Quieren comprobarlo? — le dijo a los guardias sin siquiera mirarlos, como dispuesto a desenfundar a Tenseiga.

    No… es necesario. — tartamudeó el primer guardia — Bien… la otra espada por favor.


    Esta te mataría con solo tocarla — respondió el Daiyōkai sin inflexión en su profunda voz.


    Aome se había agachado para ayudar a Inuyasha, “¿Estás bien?”, y, al escuchar las últimas palabras de Sesshōmaru, se levantó dejando que Inuyasha se azotará otra vez (¡PAF! “¡Aome!”).


    ¡Lo había olvidado! — buscó entre su maleta mientras todos la veían con curiosidad. Bueno, Sesshōmaru tenía la mirada clavada en la lejanía, no le prestaba atención a nadie en especial. Inuyasha mejor se enderezó solito — Toma — le dio algo a Lin, — el maestro Totosai me la dio para controlar los poderes de Tōkijin por un tiempo.

    ¡Gracias! — respondió la pequeña — Señor Sesshōmaru, — le entregó al Daiyōkai la funda que le había dado Aome — ahora sí podremos irnos — y le sonrió… con esa linda sonrisa que derrite el corazón de cualquiera, incluso de un Daiyōkai.


    Sesshōmaru le lanzó a Lin una mirada de… ¿cariño? por un momento, tomó la funda especial y rápidamente enfundó a Tōkijin, mientras retorno a ver al vacío.


    Las garras no se quitan — le dijo al guardia mientras colocaba a Tōkijin junto a Tenseiga y al báculo de Jaken, como adivinando lo que le diría al notar sus largas, filosas y peligrosas garras, pero sin dirigirle la mirada.

    Gr..gracias — tartamudeó el guardia, había algo en la voz del Daiyōkai que le dio una temblorina — Si son tan amables a su derecha está la entrada que los conducirá a su jet privado, los espera un comité de bienvenida.


    Sesshōmaru caminó sin prisa, con la cabellera ondeante, y seguido de sus acompañantes, menos de Ah – Uh, que lo habían sedado y llevado por una puerta especial. Lin le dijo “Adiós, nos vemos allá” a Kohaku y se despidió de todos con un movimiento de su pequeña mano. Los demás los vieron alejarse con la boca abierta. “De verdad que es atractivo” pensó Kikyō. “¡Qué hombre!” suspiró Kagura por lo bajo. “¡Es tan increíble!” meditó para sí mismo Byakuya (él es medio raro). “Tiene un gran estilo, por eso Naraku lo envidia y quiere ser como él” observó Hakudoshi. “Es muy guapo” pensó Ayame, “no se parece mucho a Inuyasha”.


    ¿Qué tanto le ves al perro ese? — preguntó Koga al notar que su prometida miraba absorta el lugar por donde el Daiyōkai se había ido (¿celoso?).

    Nada — respondió la aludida, volteando nuevamente a ver a su prometido — Creo que también debemos entregar nuestras armas.


    Sango y Kohaku pasaron primero, después de que Sesshōmaru se fue y recuperaron la compostura.


    Muy bien hermano — le dijo Sango con ternura — saca lo que traes.

    Bien — contestó el muchacho, y abrió su maleta sacando… su cuchilla de exterminador, algunas bombas, sus hombreras, la máscara anti veneno y su espada. — Me parece que es todo. — y los colocó en donde Sesshōmaru había entregado sus armas.


    Ahora voy yo… — continuo Sango, y también abrió su maleta, de donde salió… — veamos, el Hiraikotsu (con la magia de las caricaturas, cualquier cosa entra en una maleta jajaja), bombas pestilentes, ungüentos venenosos, sogas, ganchos, garfios, cuchillos, puñales, dardos venenosos, tranquilizantes,… — decía mientras sacaba varios objetos y los colocaba junto a los de Kohaku — mis hombreras, la espada, las navajas, creo que ya es todo… ¡Ah! lo olvidaba... — y sacó de entre el pantalón… otra espada. — Ahora sí es todo.


    Todos parpadearon de asombro, más Miroku, él cual vio detenidamente a Sango por delante, a los objetos que ella sacó, y después le echó una mirada a la parte de atrás de su cuerpecito.


    ¿Qué hace Excelencia? — dijo la castaña, avergonzada de que el mañoso monje la observara escrutadoramente.

    ¿En dónde metes todo eso? — le dijo él sin dejar de mirarla atentamente — Nunca se nota nada en tu traje… que me consta que te ajusta bien y esto es natural — continuó y agarró… lo que más le gustaba agarrarle a la hermosa exterminadora.


    ¡PAF! Un rápido movimiento de Sango y ahora Miroku tenía un chichón en la cabeza… dado por el Hiraikotsu. Todos, incluidos los guardias, pusieron ojos de puntito y les brotó de sus cabecitas la típica gotita anime. “¡Keh!” pensó Inuyasha sin cambiar de expresión “cuando se lo propone, Sango puede ser tan rápida como Sesshōmaru”.


    ¡Ya le dije que guarde la decencia, Excelencia! — le dijo Sango a Miroku, muy enojada.

    Lo siento, — respondió el aludido sobándose la cabeza — es que de verdad no comprendo donde cabe todo y no se note, nada se te deforma — concluyó volviendo a mirarla con picardía.


    Mejor guarde silencio Excelencia, — contestó ella y desvió su mirada de la de él. “Me gusta pero me molesta que sea así” pensó — y entregue ahora lo que trae.

    Por favor señor, — intervino el guardia dirigiéndose a Miroku — si es tan amable de entregar sus armas.


    Bien, no es mucho. — dijo él más serio y tomó su báculo — Soy un hombre que ama la paz.

    “Lo que te gusta es que te den ¡PAS!” pensaron Inuyasha y Shippou y sonrieron divertidos.

    Adelante Inuyasha, — le dijo Aome — ahora entrega a Tessaiga.


    ¿¡Qué!? — ladró Inuyasha — Sin Tessaiga me siento desnudo. No lo haré.

    Señor por favor, — intervino el guardia — son las normas de seguridad.


    ¡Keh! ¡Mierda! — le espetó Inuyasha — Su seguridad me tiene…

    ¡Osuwari! — gritó Aome enojada. Inuyasha se estampó en el suelo. “Por lo menos el Kotodama tiene una gran utilidad” pensó Kikyō sonriente al ver al Hanyō caer, y todos volvieron a poner cara de “¡Qué necio eres!” Tessaiga se le escapó de las manos y Aome la tomó — Aquí tiene — le dijo al guardia con una sonrisa.


    Gracias señorita — respondió él, y la guardó junto con los objetos de sus amigos.

    Mis juguetes no son armas, ¿verdad? — preguntó Shippou al tiempo que sacaba su trompo.


    No Shippou, no te preocupes — le contestó Aome sin dejar de sonreír.


    La revisión continuó y todos entregaron sus “objetos peligrosos” que serían guardados en cajas de seguridad especiales. Las espadas de Koga y Ayame (que nunca utilizan jejeje, son parte de su atuendo), las flechas de Aome, Kikyō y la anciana Kaede y la albarda de Hakudoshi, fueron depositadas en cajas especiales, y todo fue transportado al avión, junto con el resto del equipaje, que no era mucho. El abanico de Kagura no podría considerarse un arma. Los lobos, al igual que Ah – Uh, también habían sido sedados y viajarían con el equipaje en un sitio especial.


    Gracias, que tengan un feliz vuelo. Por la izquierda por favor — les sonrió el guardia de seguridad, que en cuanto Sango pasó puso cara de baboso.


    Miroku le lanzó al guardia una mirada furiosa y caminó junto a la exterminadora… a una distancia prudente porque ella aún se mostraba molesta con él. Junto a ellos iba Kohaku, al que Sango había tomado por el hombro, el cual llevaba a Kirara en su regazo.

    ¡Keh! ¿Oye Aome, cuánto tardaremos en llegar? — dijo bruscamente Inuyasha, en cuanto los separaron de Koga y los acompañantes de Naraku. Los lobos viajarían en segunda clase, los otros en tercera clase.

    Algunas horas — sonrió Aome, — no te esponjes y disfruta el viaje.


    ¡Keh! ¡Me purga!

    Inuyasha, — le dijo Kikyō interrumpiendo — tranquilízate o volverás a caer — y le sonrió también.


    Eee… — tartamudeó Inuyasha pues Kikyō lo tomó del brazo — creo que sí. Aome lo taladró con su mirada café.

    ¡Buen chico! — le dijo Kikyō, y lo soltó para agarrar a su hermana de la mano — Pequeña Kaede, hay que pasarlo en grande.


    Tienes razón. — sonrió Kaede — No seas aburrido Inuyasha, relájate. “¡Keh!” pensó Inuyasha, “todas las mujeres son iguales”.

    Oye Aome, ¿y por qué…? — iba a decir Inuyasha — No, nada.


    ¿Por qué que? — Aome lo miró fijamente.


    Sango, Miroku y Kohaku iban un poco delante de ellos, Kikyō y Kaede se habían quedado atrás y acariciaban a Shippou. “Shippou convenenciero” pensó Inuyasha viéndolo un momento.


    No, nada. Ya recordé que Sesshōmaru tiene un trato especial — respondió él — ¿Y cómo diablos va a llegar Naraku?

    Ya platicaremos en el avión — le dijo Aome volviendo a sonreír.



    ok se hace lo que se puede tal vez por ahi se me fue un signo, pero trato de complacer a mis lectores en ciertos aspectos como la ortografia o la presentacion. por lo demas amigos y amigas no me presionen que la historia se ira desarrollando. tengo que cuidar los detalles para no ser tan ooc con alguien que no debe cambiar mucho. siguiente tirada... capitulo en aprox. 10 dias porque mi banda ancha es muy floja saludos y sayonara
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  17.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador ejemplar Orientador Comentarista destacado

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,560
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Un juego por la vida de... naraku?
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    3390
    Capítulo 4

    ¿Está cosa vuela? — preguntó Kohaku asombrado al ver el enorme avión.

    Habían llegado al área del hangar, donde se abordaba el avión. Todos parpadearon de la sorpresa al admirar el tamaño del aparato, menos Aome, que sonreía complacida del asombro de sus compañeros.

    Sí, — contestó ella — es obra de la ingeniería aeronáutica.

    ¡Ahhh! — dijeron todos al unísono, aunque no entendieron ni jota de eso.

    Sería muy largo de explicar. — dijo Aome desilusionada al ver que no le comprendieron — Olvídenlo, mejor subamos ya.

    A lo lejos alcanzaron a observar otro avión, no tan grande, en el cual se distinguía la silueta de Sesshōmaru rodeado como por siete personas que le hacían reverencias. Ese era su jet privado. También pudieron observar que sus acompañantes de vuelo, Koga y compañía, y los sirvientes de Naraku, estaban abordando por otras puertas.

    Llegaron a la puerta de acceso, en la cual se encontraba una aeromoza dando la bienvenida a los pasajeros. Miroku, ni tardo ni perezoso, fue a hacer… lo que acostumbra.

    Linda señorita — le habló a la muchacha con su tono conquistador y tomándole las manos — ¿le gustaría…? — Pero sintió detrás de él una fuerza maligna y le dio un escalofrío en la espalda. La furia de Sango en todo su esplendor, con varios signos de enojo en su frente. Del susto hasta soltó a la chica y se le levantó el copete.

    ¡¿Ya va a empezar con sus tonterías, EX CE LEN CIAA?! — lo miró con sus ojos cafés cargados de enfado y… ¡PAF! lo golpeó en la cabeza con el puño cerrado, haciéndole un chichón momentáneo.

    Yo sólo quería preguntar donde nos acomodaremos, — contestó el mañoso sobándose la cabeza — no hay porque molestarse.

    Será que lo conozco muy bien, Excelencia. — le espetó Sango muy enojada.

    Todos los demás los miraron con una sonrisa de “siempre lo mismo con ustedes” y su gotita anime. Hasta la azafata se quedó sorprendida, pero recuperó la compostura y les dijo:

    Primera clase, por favor — y se encaminó delante de ellos para guiarlos a sus lugares.

    Esta vez Sango botó a Miroku para atrás de ella y pasó hacia adelante con Kohaku.

    A un lado Excelencia — y lo miró con reproche. Él mejor agachó la cabeza y caminó después de ella. Los ojitos enojados de Sango le dan miedo.

    Una vez acomodados en sus respectivos asientos, y después de seguir las indicaciones y escuchar las recomendaciones para tener un vuelo seguro, el avión despegó.

    Bien, — dijo Aome sonriente — disfrutemos del viaje y pónganse cómodos. — y se estiró en su asiento, junto al de Inuyasha y Shippou.

    La anciana Kaede y Kikyō iban en los asientos al lado de ellos. Miroku, junto a Sango y Kohaku, con Kirara en sus brazos, en los asientos de atrás. Aún así, había espacio suficiente como para que se dieran la vuelta. Solo viajaban con ellos como cinco personas más, los cuales susurraron por lo bajo “¡Son colsplayers!” y los señalaron muy discretamente. Inuyasha les lanzó una mirada de furia con sus dorados ojos que hizo a las personas desviar la mirada y fingir indiferencia.

    ¡Keh! — dijo Inuyasha al fin, desviando también la mirada de los curiosos — ¿Ahora si puedes explicarme? — se dirigió a Aome.

    ¿Qué cosa? — preguntó la chica.

    ¡Keh! ¿Cómo diablos va a llegar Naraku?

    ¡Ah! — respondió ella volviendo a sonreír y cerrando un poco sus grandes ojos — es una larga historia. Verán…

    Todos escucharon la narración muy atentos.

    ********** Flash Back **********

    Naraku y compañía se encontraban en el último refugio que habían conseguido, y esperaban aburridos el inicio de la última temporada. Kagura, apoyada en un barandal, contemplaba molesta como Naraku, el cual se había sentado en las escaleras, discutía con Hakudoshi sobre la nueva contratación. Kanna estaba parada cerca de Naraku, llevando al infante Akago en brazos. Ella se notaba indiferente como de costumbre, pero el niño escuchaba atentamente la disertación de sus compañeros.

    No me importa lo que pienses, — decía Hakudoshi — ese es medio raro.

    Pues les guste o no, lo he decidido. — contestó Naraku — Byakuya será mi mano derecha.

    ¿Qué no ese era mi papel? — preguntó el muchacho dirigiéndole una mirada de molestia.

    Niño, conozco tus intenciones. — le respondió Naraku — Ya no eres digno de confianza. Se te han pegado las mañas de Kagura. A mí no pueden engañarme.

    ¡No me confundas con… esa! — dijo Hakudoshi molesto, y lanzándole a Kagura una mirada de soslayo.

    Esa… — interrumpió Kagura fulminándolo con la mirada — tiene su nombre.

    Se interrumpieron cuando un enorme ser deforme entró… acompañado de una linda chica de cabellera negra y ojos cafés, con una vestimenta extraña.

    Disculpen la intromisión, — dijo Moryumaru — ella viene a hablar algo importante.

    ¡Aome! — dijeron todos sorprendidos.

    ¡Hola! — saludó Aome con una sonrisa fingida — Vengo a comunicarles las últimas novedades.

    Naraku se levantó y rápidamente se acercó a ella, tomándole una mano.

    ¿Al fin vamos a salir de aquí? — preguntó mirándola fijamente con sus ojos rojizos — Ya era hora.

    Aome se separó de él lo más que pudo, soltándose sin delicadeza.

    ¡Guarda tu distancia Naraku! — le dijo enojada — No, aún no iniciaremos. Pero… la producción te concede una gracia.

    ¿Y qué es? — preguntó Hakudoshi con curiosidad.

    Ya lo sabrán. — respondió la muchacha — Por ahora solo les diré que debemos viajar a Las Vegas.

    ¿¿Las Vegas?? — se asombraron todos, menos Kanna, ella no cambia su expresión indiferente.

    Sí, será una experiencia maravillosa. — confirmó la muchacha con su sonrisa fingida — Pero… Naraku, debes irte cuanto antes, porque…

    ¿Cómo que debó irme ya? — preguntó el aludido con sus ojos muy abiertos — ¿Qué pasará con mis “hijos”?

    ¿Tus “hijos”? — le espetó Kagura — ¡Ahora si te importamos, “padre” desnaturalizado!

    Y ella, Hakudoshi y el infante, lo miraron con reproche. Moryumaru tenía una expresión de no entender nada y Kanna… como siempre.

    Naraku, no te apures por detallitos, nosotros sabemos cuidarnos. — le dijo tranquilamente Hakudoshi, el librarse de su “creador” los puso muy contentos — Tu presencia es importante, por eso te vas primero.

    En realidad… — interrumpió Aome, con una gotita anime en su frentecita — tienes que pasar por controles de seguridad anticontaminantes y guardar cuarentena para que te desintoxiques, te satinizes y esterilices (jajaja como si eso fuera posible).

    ¡¿Qué?! — se asombró el aludido, mientras sus “hijos” ponían cara de “¿What? ¿De qué hablas?” — ¿Qué es todo eso y por qué?

    Bueno — continuo Aome con sonrisa bobita — como estas llenó de shōki y otras porquerías, tendrás que viajar por paquetería especial junto con Moryumaru. Al llegar al aeropuerto en América te colocarán en un sitio apartado y ahí te quedarás por cuarenta días, hasta el inicio del torneo. Los americanos son muy estrictos en esas cuestiones — terminó diciendo seriamente.

    Naraku puso ojos de puntito mientras una gotita anime brotó de su cabeza, no entendía absolutamente nada de lo que la chica decía. Sus “hijos” sonrieron complacidos, hasta a Kanna le brotó una breve sonrisa, menos Moryumaru, el cual no veía la razón de tener que soportar eso.

    ¿Ira Sesshōmaru también? — preguntó Kagura esperanzada.

    Si, todos estaremos presentes. — le respondió Aome mirándola, para después dirigirse nuevamente a Naraku, que no se reponía de su sorpresa — Bueno, entonces más tarde vendrá un representante de la producción con todo listo para tu partida. Ya se pagó el envío… — en eso, un desagradable olor invadió el ambiente. — ¡Naraku, ya te estas pudriendo! — la pobre Aome casi se desmaya y le salieron lágrimas mientras se alejaba precipitadamente a la entrada.

    Kanna soltó al infante, que cayó al suelo quejándose. Los demás, incluido Naraku, le dirigieron al pequeño miradas enojadas.

    Perdón, — dijo el niño — no puedo controlar mis esfínteres.

    ¡Naraku!, — le reprochó Kagura tapándose la nariz. Hakudoshi y la misma Kanna la imitaron — ¿qué este niño come pastura?

    Cállate Kagura, — le contestó Naraku — y vayan a cambiar los pañales a Akago.

    Bien Moryumaru, — le dijo Hakudoshi al ser deforme, mientras se hacía para atrás con sus “hermanas” — cumple con tu obligación y cámbialo.

    Me retiro para no estorbar — dijo Aome saliendo lo más rápido que pudo, y sin destapar su nariz.

    ********** Fin de Flash Back **********

    ¡Keh! ¡Maldito degenerado! — ladró Inuyasha con furia, el solo pensar que Naraku se había atrevido a tocar a Aome le molestó bastante. — ¿Cómo se atrevió a hacerte eso?

    Perdone señorita Aome, — interrumpió Miroku curioso — ¿sólo por eso Naraku se tuvo que ir así?

    En verdad… — respondió ella con una sonrisita — es que para él no hay mucho presupuesto… Aunque por su vida… perdón, por su muerte se hace este torneo, no tiene muchos admiradores (yo personalmente no lo admiro, por eso hice este fic, para burlarme un poco de Naraku), no hay dinero de más para gastar en él.

    Los demás la miraban asombrados.

    ¡Keh! — espetó Inuyasha — Y seguramente si hay dinero de más para gastar en el tonto de Sesshōmaru.

    ¡Pues claro! — contestó Aome — Él tiene muchísimos admiradores, los que gustosamente cooperaron; además, ya te dije que nuestro principal patrocinador cumplió sus deseos.

    ¡Keh! Aunque sea así — interrumpió nuevamente el Hanyō — no entiendo como es que aceptó venir.

    Ciertamente, — intervino Shippou — sólo alguien con un gran poder de convencimiento sobre él pudo haberlo logrado. — Todos asintieron con la cabeza, Kikyō y su hermana abrieron más los ojos.

    Eee… pues verán, — dijo Aome tartamudeando un poco — si costó trabajo convencerlo de que aceptara…

    ********** Flash Back **********

    En un lugar no muy alejado del pozo devorador de huesos, cerca de un tupido bosque, se encontraba un grupo de lo más extraño. Un apuesto Daiyōkai, de finas facciones de estatua griega, y fría mirada ambarina que en ese momento se dirigía a la lejanía, reposaba apoyado en el tronco de un frondoso árbol. Su larga cabellera plateada caía con elegancia sobre su espalda. Cerca de él se encontraban una pequeña niña de negros cabellos y grandes ojos cafés, y un diminuto demonio verde, recostados en el pasto. En la lejanía trotaba un dragón de dos cabezas, como masticando la hierba.

    Señor Jaken, ¿cuándo nos iremos? — preguntó la pequeña Lin.

    No me preguntes, no lo sé. — le respondió enojado Jaken.

    Es aburrido estar de aquí para allá sin hacer nada. — dijo Lin mientras suspiraba — Mejor vamos a jugar al escondite señor Jaken.

    No molestes, no quiero. — le espetó Jaken pero… recibió una pequeña piedra en la cabeza, lanzada por su amo, el cual parecía no prestarles a ellos atención.

    Cállate Jaken. — dijo Sesshōmaru con calma sin voltear a verlos — Alguien viene… es esa mujer.

    A lo lejos se acercaba una chica de negros cabellos y ojos como los de Lin. Al verla, la pequeña corrió a alcanzarla.

    ¡Señorita Aome! — la saludó en cuanto llegó junto a ella — ¿Ya nos vamos a ir?

    ¡Hola Lin! — respondió Aome al saludo — Si nos vamos, pero de vacaciones, aún faltan detalles para iniciar las grabaciones. — y regresaron por donde Lin había llegado, hasta estar cerca del Daiyōkai. — Sesshōmaru… — le dijo Aome con… temor. “¡Qué intimidante es!” pensó y tuvo que respirar hondo para continuar hablando — La producción los invita a… unas vacaciones en Las Vegas…

    Yo no voy de “vacaciones” — contestó el aludido sin levantarse y sin mirarla, y con un tono de voz calmado y grave.

    Eee… — tartamudeó Aome, y tuvo que respirar otra vez — No son cualquier día de descanso… se jugará por la vida de Naraku.

    No me interesa, — respondió Sesshōmaru como si nada — a ese maldito lo puedo matar aquí mismo — Jaken afirmó con la cabeza, se había acercado al ver a Aome hablándole a su Señor.

    Sí… pero todavía no. — continuó la muchacha, ya se sentía algo nerviosa — El público solicitó algo divertido antes del inicio de las grabaciones… y la producción consideró que el jugar la vida de Naraku sería atrayente.

    Esta vez Sesshōmaru le dirigió una mirada de soslayo, por un momento, haciéndola tartamudear otra vez. Lin miraba absorta a Aome y Jaken parecía molesto, pero no se había atrevido a interrumpir.

    El público… — dijo Sesshōmaru sin terminar la frase, volviendo a desviar la mirada.

    Por favor — le suplicó Aome — tu presencia es importante, eres un elemento esencial, la gente te admira…

    Señorita Aome, — interrumpió Lin — ¿cómo es que van a jugar la vida de Naraku?

    Bueno — dijo ella mirándola fijamente — en este torneo se decidirá quien tendrá el honor de acabar con él. Y si Naraku ganara, que lo dudo, podrá escoger como morir. — Lin abrió los ojos como platos — Sesshōmaru, por favor — volvió Aome a ver al Daiyōkai, el cual había escuchado bien sus palabras.

    A Naraku lo mataré yo. — dijo levantándose, ahora si se escuchaba algo molesto, y Aome se hizo un paso para atrás. La verdad Sesshōmaru le daba un poco de miedo. — No necesito esas estupideces.

    Señor Sesshōmaru — dijo Lin mirando al Daiyōkai con una mirada entre triste y tierna, y tomándolo de la manga — yo si quiero ir de vacaciones. El señor Jaken es muy aburrido. Además usted puede ganarle a todos. Y el público lo quiere como yo — Jaken miró a Lin con los ojos y la boca bien abiertos, y Aome no supo que reacción esperar de Sesshōmaru.

    ¿Qué dices Sesshōmaru? — Aome le lanzó una mirada de súplica.

    ¡No digan boberías! — ahora sí habló Jaken y miró a las dos con enojo — El amo Sesshōmaru no necesita… — fue bruscamente callado por un golpe que recibió en la cabeza, dado generosamente por su amo, el cual le dijo:

    Prepara todo para irnos, Jaken — y le dirigió a Lin una mirada complaciente de sus dorados ojos, el sirviente se quedó en shock.

    ¡Gracias Señor Sesshōmaru! — dijo Lin muy sonriente.

    ¡Gracias Sesshōmaru! — sonrió también Aome.

    Solo quiero agregar algo — volvió el Daiyōkai a ver a Aome, con su mirada gélida.

    Eee… — tartamudeó ella nuevamente.

    Nada de estar donde esté el imbécil de Inuyasha y el desgraciado de Naraku, fuera de lo necesario. — habló con voz que no admite reproche — Y quiero cosas mucho mejores que ellos. ¿Quedó claro? — y desvió nuevamente la mirada. La pobre de Aome por poco se infarta ante la dureza de su tono.

    No te preocupes. — respondió al fin, después de volver a respirar hondo — Nuestro principal patrocinador ha dispuesto todo para tu estancia en Las Vegas. Pronto vendrán a verte. Espera su llegada — Jaken seguía en shock.

    ¿Entonces nos veremos allá? — le preguntó Lin.

    Por supuesto — le respondió Aome con una sonrisa, y se alejó del lugar — Allá nos vemos.

    Lin le dijo “Adiós” agitando la mano, Jaken mejor se desmayó, y Sesshōmaru no volteó a verla ni una vez más. Se quedó de pie, con la cabellera ondeando al viento, y la vista perdida nuevamente en la lejanía del horizonte. Tal vez, después de todo, sería un viaje provechoso.

    ********** Fin de Flash Back **********

    ¿¿Qué?? — dijo Inuyasha con la bocota abierta — ¡Lo oigo y no lo creo!

    Sus compañeros también tenían una cara de sorpresa, ¿quién hubiera pensado que eso podría ocurrir?

    Inuyasha, — le dijo Kikyō — recuerdo que alguna vez me comentaste que tu hermano odiaba a los humanos.

    Pues eso es lo que siempre me ha hecho saber… por eso me desprecia. — respondió el Hanyō — ¡Keh! Como si me importara.

    De verdad que esa pequeña lo ha hecho cambiar — meditó Miroku.

    Bueno — dijo Sango — si puede comportarse como una mejor persona por la niña, eso me parece bien.

    ¿Quién le va a decir que no a una tierna carita? — razonó Shippou, y se sonrojó un poco.

    Si, — afirmó Kohaku — Lin es una bella persona — y también se sonrojó.

    Inuyasha y Miroku les lanzaron a los niños una miradita significativa “¿Les gusta la pequeña?” mientras sonreían.

    Pues ya ven, Lin lo convenció porque ella ya estaba aburrida. — sonrió Aome volviendo a reclinarse en el asiento — Y que bueno, porque sin él, el juego no tendría sentido.

    ¡Keh! Y yo que, ¿acaso estoy pintado? — le espetó bruscamente Inuyasha, mirándola con reproche.

    No te enojes Inuyasha, — lo miró sin dejar de sonreír — mejor disfrutemos del viaje y veamos la película que van a poner. Ya habrá tiempo para platicar de otras cosas.

    Acomodaron sus asientos y se reclinaron en ellos, para disfrutar de una buena película por el resto del viaje.

    Nota de la autora: Para los admiradores de Naraku, porque los hay aunque a mí me cuesta creerlo, no se enojen y vean esto como lo que es, diversión. Naraku al final del Kanketsu me dio… penita, pues murió como basura y ni siquiera pudo ir con Kikyō a pesar de que sintió paz en sus últimos momentos. Bueno, al cabo gracias a que Naraku sembró la discordia pudimos tener historia…. Pero eso no lo hace nada especial para mí. Sayonara
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  18.  
    rhapsodic

    rhapsodic кучко. Comentarista empedernido

    Géminis
    Miembro desde:
    12 Julio 2010
    Mensajes:
    2,244
    Pluma de
    Escritor
    Ah! Amiga! jajajajajajaja me encantò!
    OMG! Sesshomaru callò presa de las redes de la inocencia y los dulces ojitos de la pequeña y dulce Rin! Y Jaken con cara de "No me lo creo!" jajajajajajaja me dio risa la parte en que el bebe se tiro ese peo que hasta Kanna lo soltò! todo el capi me dio mucha risa! Inu no tiene remedio!
    "Y yo que? estoy pintado?" jajajajajajaja!
    Me avisas de la prox conti amiga!
    bye! jajajajajajajajaja es el fic que mas me ha hecho reir!..... jajajajajajaja!
     
  19.  
    Whitemiko

    Whitemiko Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    9 Agosto 2010
    Mensajes:
    230
    Pluma de
    Escritora
    jajaja estubo muy bueno, me gusto mucho, la parte en donde akago hace que hasta kagome llore, jajajaja y lo de que come pastura jajaja sigue asi!!!avisame de la conti tienes muy buen sentido del humor!!!es muy bueno tu fic, por cierto, no encuentro el de pasado mañana, mandame el link porfa, nos seguimos leyendo a por cierto pronto continuare el mío, solo espero que no me asesinen jajaja por lo que habrá en la nueva conti, nos vemos!!
     
  20.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador ejemplar Orientador Comentarista destacado

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,560
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Agradezco a mis fieles lectores sus comentarios que me levantan el ánimo y prepárense porque todo el siguiente capítulo es para el Gran Señor Sesshomaru y compañia, un poco de comedia con nuestro frío y atractivo Lord, porque no olviden que en este fic estan fuera de su realidad manga - anime, pero nada de OoC, no se preocupen, la comedia será por parte de... ya saben quien.

    El link de "pasado mañana" es el siguiente: http://fanficslandia.com/index.php?threads/pasado-mañana-inu-kag-mir-san-sess.11927/

    Tampoco se lo pueden perder Sayonara y diviertanse con la siguiente mano... perdon, capítulo.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso