Un Baile en la Obscuridad (inu x kag)

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Manuxinun, 22 Mayo 2009.

Cargando...
  1.  
    Manuxinun

    Manuxinun Iniciado

    Capricornio
    Miembro desde:
    2 Mayo 2009
    Mensajes:
    27
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Baile en la Obscuridad (inu x kag)
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1658
    Re: Un Baile en la Obscuridad (inu x kag)

    Wiii yo aqui, mejorando ene sto y poniendo un capitulo especial para desenredarlas, alguna otra duda: posteen y yo la respondere (porfavor que no sean preguntas, que logicamente se responderan a lo largo del fic)


    Capitulo especial: ¿Cómo aprendí del mundo de Kagome?
    Bien pues…yo estaba tirado por el mundo actual, andando solo, sin tessaiga, en búsqueda del amor que perdí, el que jamás reconocí, el que quien sabría si encontraría. Siempre me escondía, no quería que nadie me viera, aunque tenía el cabello plateado…había perdido mis orejas y garras en el mundo de Kagome, la noche en que ocurrió eso fue una de esas, donde dormía en un árbol...Siempre en un árbol…

    -Noche de luna nueva-dije para mí mismo, sabía que esa noche perdería mis poderes, esa noche seria un humano. Curiosamente cuando era el momento, nada ocurrió, todo normal, nada de qué preocuparse…hasta la mañana siguiente. Esa mañana, fui a cazar, siempre comía una paloma hecha en una fogata, me internaba en el bosque, y comía tranquilamente, solo, sin nadie. Eran esos momentos, en los que recordaba lo revoltosas que eran las comidas antes, Shipo robándome la comida, yo dándole un golpe, Kagome gritando aquel típico y tan doloroso, ¡OSUWARI! , los gritos, las corridas, los golpes…pero ahora estaba solo, completamente. Y me limite a eso, a seguir solo, buscando, sin rumbo fijo, el sentimiento de vacio…te inundaba, era exasperante. A la mañana siguiente desperté, me fui por el desayuno, esperando algo nuevo de comer, en el rio vi si había peces y cuando intente coger uno…

    -¡MIS GARRAS!-grite estrepitosamente al darme cuenta de que no estaban-pero…mi cabello sigue siendo blanco-me dije a mi mismo tomándome un mechón de cabello- ¿Qué rayos pasa aquí?

    -¿Hay alguien allí?-se oyó la voz de un hombre de aproximadamente 60 o más años. Yo intente ocultarme en la rama de un árbol, pero al intentar saltar resbale. Malditas debilidades humanas.

    -Oye niño-Estaba a punto de romperle la cara por haberme llamado niño cuando el hombre al parecer adivino lo que iba a hacer-tranquilízate, se que tienes al parecer 17 años, y que no tienes hogar, y esas ropas están muy viejas, aunque muy bien cuidadas claro, pero parecen de la época feudal…

    -¡Oiga anciano si me vino a criticar mejor lárguese, o le rompo la cara!-dije en un ataque de furia.

    -No, yo solo vine a dar un paseo por el bosque, es relajante, tu deberías hacer lo mismo niño*se acerco a mí y me tomo del hombro presionándomelo hasta dolerme tan terriblemente, que solté un quejido- ¿lo ves niño? Estas tensionado.

    -Oiga viejo…-presiona tan fuerte que me doblo de dolor-¿Qué le pasa?-pregunto en un gemido, tirado en el piso.

    -Sí que necesitas un masaje…o mejor una buena ducha…-¿ese viejo que se creía? Ay personas a las cuales no se les da ese privilegio por ser mitad bestias, aunque claro, yo ya no lo era…creo-vendrás conmigo-se apresuro a decir- ¿tienes un hogar?

    -N-no, yo vivo…solo, completamente solo-mire al piso y deje que mi cabello me tapara los ojos.

    -Tranquilo muchacho, tu vendrás conmigo, desde ahora serás mi hijo-el anciano me sonrió con dulzura, el tipo tenia buen corazón, hay que admitirlo, pero presiono mi hombro y me dolió mas. Reprimí un grito de dolor- y te daré un consejo: relájate, estas tensionado. Ven sígueme, te llevare a mi casa- el viejo comenzó a caminar y me dejo ahí tirado, tomándome el hombro de dolor.

    “ay maldito anciano, y a peores me deja tirado con este dolor…”

    -¡oiga espere, no me deje tirado!- me levante a duras penas, y seguí al viejo hasta una casa un tanto extraña, no era como la de Kagome, era muy alta, creo que ni volando hubiera llegado hasta allí arriba, tenía muchos vidrios, y tenía reja en la entrada, también estaba un hombre extraño manejando la reja, el maldito hombre me miro con cara de susto. Subimos por unas escaleras, y al final de ellas había un pasillo bastante amplio, y vi una puerta de metal, el anciano apretó un botón extraño que brillo al instante, el botón ese tenía una flechita que miraba hacia arriba. Cuando estaba detallando la flechita esa la puerta de acero se abrió y dentro de ella estaba un pequeñitisimo salón con un espejo, y una barra en la pared de en frente, en el que me vi reflejado, y note que estaba sucio a todo dar…con razón aquel hombre de vestimenta extraña, y sombrero ridículo me había mirado de tal forma.

    -Vaya que estoy sucio-dije para mí mismo.

    -¿Y apenas lo vienes a notar chico?-ese es el precio de pensar en voz alta- ¿hace cuanto no te vez en un espejo?

    - hace como unos…12 años a decir verdad- dije restándole importancia.

    -Oye niño-el tipo rio- ¿es enserio?

    -Si anciano ¿Qué tiene de malo?-le mire con reproche.

    -Que por lo general la gente se mira al espejo, pero si te miro, me doy cuenta de que tú no tienes uno- el anciano alzo una ceja- y al parecer tampoco tienes mucha ropa que se diga.

    - Este traje es muy bueno anciano, no lo critique-bufe y me cruce de brazos.

    - Yo no lo critique-sonrió y la puerta del aparato se abrió, dejando a la vista una hermosa casa, toda pintada de blanco, y muy limpia. Nada parecida a la de Kagome, aunque la de Kagome era organizada, la de ella era un poco más pequeña, y justo en ese momento lo recordé: ella ya no estaba. Y me pregunte: ¿Cómo demonios la voy a encontrar? El anciano noto mi concentración y puso cara seria- ¿Qué te pasa muchacho?- pregunto con verdadera preocupación en los ojos.

    -No, nada anciano-le respondí con una cálida sonrisa.

    El anciano medito un tiempo.

    -¿Cuál es tu nombre?-pregunto después de unos cinco segundos de silencio.

    -Yo me llamo Inuyasha- respondí- ¿y usted?- pregunte sin interés.

    -Solo dime Oto-sama…

    -¿Eso no es padre…?-interrumpí.

    -Oh y tú eres mi nuevo hijo-me recordó.

    -Si claro…Oto-sama-dije pareciendo que me atragantaba.

    -Ya mejoraras- dijo con una sonrisa paternal- Allí hay un poco de ropa, si quieres ve y cámbiate- dijo señalando una puerta amplia y grande.

    -C-claro- camine hacia la puerta señalada, era una habitación, y si estaba en lo correcto, lo que estaba en frente mío era un armario, lo abrí y allí encontré mucha ropa extraña, igual a la que usaban los chicos de esta época, en ese momento me hice una pregunta a mi mismo: “¿Es normal tener ropa de jóvenes e esta época?” Comencé a mirar la ropa, saque lo primero que encontré. La habitación en la que me encontraba, era totalmente blanca, y solo tenía una de esas… ¿camas? Creo que así les llama Kagome, perfectamente arreglada, y un armario. Comencé a ponerme la ropa que encontré, era una cosa rara, de color negro, pegada al torso y sin mangas, después tome el pantalón y me lo puse, era bastante tieso y de un color azul, me lo abroche y salí. El viejo estaba sentado en la mesa con dos tazas de té.

    -Oh, se te ven muy bien-dijo el anciano- tienes un gran cuerpo chico-sonrió, y la duda surgió en su rostro- ¿ese color de pelo es natural?

    -Si naci con el- dije rascándome la cabeza- ni que fuera tan raro.

    -Ah, creo que naciste con poca pigmentación en el cabello-sonrió ¿Qué tenía ese viejo, que me hacía sentir en casa? Me paso la taza de té, y yo bebí de ella.

    -¿Quieres ir al cine?-pregunto el viejo.

    -¿Qué es un cine?-pregunte con la duda en mi rostro.

    -Es un lugar donde dan películas.

    -¿Qué es una película?

    -Es una historia que hacer en actuación para pasarla por el cine.

    -Ah- mire mi taza y arremoline el té con un palito.

    -Te inscribiré en el instituto, ene l que tú quieras-el anciano tenía un buen corazón, y eso era lo que me hacía sentir bien. Sonreí con ironía.

    -Yo no sé de eso- el viejo me miro con cara comprensiva, y así me enseño del mundo de Kagome…
     
  2.  
    Kyouko Kiryuu

    Kyouko Kiryuu Adicto

    Sagitario
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2008
    Mensajes:
    1,593
    Pluma de
    Escritor
    Re: Un Baile en la Obscuridad (inu x kag)

    Hola! :rosa:
    Vaya que interesante conti, mi lindo Inu nunca cambia, siempre anda de agresivo con la gente xD, pobrecito si que extraña estar con sus amigos y con Kagome en especial, me alegra saber que alguien lo ayudo y lo adopto como su hijo...^^
    Te quisiera recomendar algo no mezcles los tiempos, ya que vi que en una parte se hablaba en 3ra persona, cuando en realidad Inu es el que esta hablando por lo que tendría que ser en 1ra persona todo lo relatado por él tanto las descripciones, como los sentimientos. Bueno es una recomendación espero que no te moleste; espero la conti con ansias. :rosa:

    Nos vemos...
    :bonito:
     
  3.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    848
    Pluma de
    Escritora
    Re: Un Baile en la Obscuridad (inu x kag)

    Konichiwa amiga!! me encanto se nota mucho que mejoraste en este capitulo, detallaste
    muy bien cada parte de la historia eso es bueno ya que el lector puede irse metiendo
    a la historia poco a poco, pero en tu ortografia una que otra palabra no tiene tildes, ten
    cuidado con eso ya que son cosas pequeñas pero muy significativas, de lo de la historia
    que cuenta mi querido novio Inuyasha pues se me hace muy bien, espero la conti amiga
    estare muy pendiente de tu historia, saludos.
    sayonara
    :aplauso:
     
  4.  
    Sumi Chan

    Sumi Chan Usuario común

    Cáncer
    Miembro desde:
    11 Junio 2008
    Mensajes:
    400
    Pluma de
    Escritora
    Re: Un Baile en la Obscuridad (inu x kag)

    ay me encanto en pequeño especial. BUeno la verdad nunca imagine que inuyasha no se viera en el espejo; el ancianito es bien padre siii:) aok espero que esta especial siga!!

    bye
     
  5.  
    Manuxinun

    Manuxinun Iniciado

    Capricornio
    Miembro desde:
    2 Mayo 2009
    Mensajes:
    27
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Baile en la Obscuridad (inu x kag)
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    29
    Re: Un Baile en la Obscuridad (inu x kag)

    Lo lamento, he perdido toda la informacion que tenia en la carpeta del fanfic, asi que me demorare mas...
     
  6.  
    Manuxinun

    Manuxinun Iniciado

    Capricornio
    Miembro desde:
    2 Mayo 2009
    Mensajes:
    27
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Baile en la Obscuridad (inu x kag)
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    642
    Re: Un Baile en la Obscuridad (inu x kag)

    ASDFASDF y como aqui nadie me quiere.... como escribo tan mal... les dejo mas tortura XD


    Capitulo 9: ¿Qué demonios…?

    ***Kagome***

    Me desperté confundida y con un fuerte dolor en el cuello. Mire a mí alrededor y note que estaba en una especie de celda, ya saben, una de esas de películaen donde siempre matan a la chica atrapada allí y el héroe muere intentando rescatarla. La celda no era nada grande, solo tenía una especie de cama incomoda y de colchón duro donde me encontraba, y a peores, no tenía una almohada.

    -¡OYE!- me grito un hombre, el cual en conclusión instantánea, supe que era el carcelero- al parecer te despertaste…- el tipo era el típico carcelero de película, con un traje de cuero horrendo y unas botas de animal, y no creo querer saber de que eran. Era alto, fornido, y su piel era de un color asqueroso entre rosa y naranja. Puaj. Estaba calvo. Doble puaj. Y ni hablar de su voz… ¡ERA ESPANTOSA! Era chillona, y molesta, bastante femenina, y no encajaba con su cuerpo. Contuve la risa.

    -¿Dónde estoy? –Deje después de respirar profundamente y recordar en la situación en la que me encontraba- ¿y quién es usted?- el tipo soltó una carcajada que me resulto tan graciosa, que hice un sonido extraño y el tipo me miro de forma amenazante. Yo cambien mi expresión a una seria.

    -¿Qué te crees niña? Es obvio que estas en una celda, y que yo soy el guapo y genial carcelero que te va a cuidar…- casi me caigo de la risa. El hombre me miro con una expresión sombría y eso solo incrementó mis ganas de reír- maldita mocosa…-dijo el “guapo” carcelero y se marcho de mi vista.

    El resto de la noche –concluí por el sueño que me invadía- me la pase pensando en Inuyasha…y en qué rayos paso con aquel hombre extraño. El hombre extraño al que me refiero, es el que –pensé- me había levado hacia allí.

    ***Inuyasha***

    Me senté enfadado en el pupitre, coloque mis cosas en su sitio, y mire enfadado a “Kagome” quien estaba coqueteando con el primero que se le cruzó. Y yo ya sabía que esa no era Kagome, pero me molestaba que tuviera su apariencia, y se le ofreciera al primero que se acercara. Ya habían pasado dos días desde el “encuentro” en casa de Sango, la bruja -así le puse de apodo- nos dijo que ella no era Kagome, en fin, la mujer dijo que era “alguien” que venía a cumplir una misión importante, que Kagome, ¿Quién sabría donde estaría? Y que nos iba a hacer la vida imposible, ah y se me olvidaba, les devolvió la memoria a Sango y Miroku.

    -Oye, Inuyasha- me pregunto alguien por la espalda. Me altere, y salte del mi puesto.
    -Oye Miroku, no me hagas eso ¿sí?- dije de mal humor y sentándome de nuevo en mi silla.

    -Andando muchachos, hoy hay mucho que hacer… -dijo la maestra entrando al salón. Todos se sentaron- hoy tenemos que hablar sobre el campamento anual de la escuela, pero, este año todos los cursos irán a lugares distintos, los preparativos para nuestro viaje se comenzaran desde mañana, intenten pensar en buenos lugares, y recuerden: será una excursión a un bosque, o al campo. ¿Entendido?

    -¡SI SENORITA!-dijimos todos al unisonó para después seguir con la clase.


    CORTITAAAA si lo se, pero com aqui nadie me quiere... como escribo tan mal... ahi los torture poquito... :si:
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso