Long-fic de Inuyasha - Un Amor Del Destino

Tema en 'Inuyasha, Ranma y Rinne' iniciado por Aomecita, 12 Enero 2010.

Cargando...
?

¿Te gusta este fick?

  1. mucho

    111 voto(s)
    81.0%
  2. regular

    15 voto(s)
    10.9%
  3. poco

    2 voto(s)
    1.5%
  4. nada

    9 voto(s)
    6.6%
Se permite votar por más de una opción.
  1.  
    Alexa Hime

    Alexa Hime Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    20 Marzo 2011
    Mensajes:
    690
    Pluma de
    Escritora
    Hola Aomecita que comti dios me tuviste en suspenso todo el cap.
    por un momento crei que habria lemon pero aun no verdad tan linda
    las chicas tan buenas amigas me recordaron a cierto grupo jejejeje
    lo de la boda me tiene demasiado mal lo admito porque casrse sin amor
    en lo absoluto yo mejor me quedo sola a ser infeliz primero se debe ver por uno
    y por los demas tambien pero tmpoco el sacrificio ni que fue gran cosa dificil que hiso
    el chico al andar con ella los 4 años bueno espero que recapacite pronto Aome vacka

    el avance igual me dejo muchas dudas pero espero esa conti amiga muy pronto y bueno esas escenas subiditas de tono enserio que me gusto jejeje
    me despido gracias por tan buen cap y por avisarme tkmmmm amiga cuidate y nos posteamos bye.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    aomeinu

    aomeinu Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    18 Marzo 2011
    Mensajes:
    72
    Pluma de
    Escritora
    holaaaa! perdon por la tardanza es que he estado muy ocupada estos dias y no he tenido tiempo de leer...
    bueno gracias por avisarme, me gusto mucho...Aome no te cases con hoyou, sabes que no te enamoraste de el , si estas agradecida y el no se lo merece pero tu, tu tampoco mereces ser infeliz el resto de tu vida, entiende Aome NO AMAS A HOYOU, NO TE CASES CON EL!!...
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Aomecita

    Aomecita Usuario popular

    Piscis
    Miembro desde:
    8 Agosto 2009
    Mensajes:
    732
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Un Amor Del Destino
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    90
     
    Palabras:
    4007
    Hola mis amigas y lectoras como no tengo nada que hacer decidì traerles conti antes de lo dicho veo que a muchas les gusto bastante mi pqueño lime en especial a mi amiga AleDark jejeje en serio me mataste con tu comentario XD gracias por todos sus posts y me gusta recuerden si sigo publicando es por ustedes sin màs disfruten.

    Capítulo 62 Dulces Mentiras YSentimientos Prohibidos

    Esa noche transcurrió como un suspiro para Houyo, ya que estaba muy feliz en cambio para Aome fue eterna, ya que por dentro su corazón estaba llorando lágrimas de dolor por haber renunciado a su verdadero amor, aun así termino de cenar con una sonrisa en su rostro, ya que al menos tenia el consuelo de que le retribuiría, todo lo que le debía a Houyo.

    -Me has hecho el hombre mas feliz del mundo, gatita.-aseguro Houyo tomando su mano.

    -Yo también me siento, muy feliz Houyo.-mintió Aome sonriendo dulcemente.

    Después de que salieron del restaurante fueron al parque un rato, al llegar se sentaron en una de las bancas, durante un rato ninguno de los dos hablo ella estaba perdida en su mundo, recordaba a su amado ojidorado.

    -Gatita…-llamó Houyo.

    -…-no respondió.

    -Gatita…-volvió a llamar Houyo sacándola de sus pensamientos.

    -Eh si, ¿Qué pasa Houyo?- dijo Aome sacudiendo la cabeza levemente.

    -¿Te sientes mal?-preguntó Houyo algo preocupado.

    -No solo estoy algo cansada, es todo.-respondió Aome sonriendo levemente.

    -Entonces, te llevare a casa.-ofreció Houyo mirándola fijamente.

    -Lo siento…-se disculpo Aome agachando la cabeza.

    -No te preocupes.-respondió Houyo con una sonrisa.

    Entonces ambos se fueron a la casa de Aome, durante todo el camino Houyo la llevo abrazada de la cintura, pero ella volvió a sumirse en sus pensamientos su mirada reflejaba nostalgia y tristeza, pues al casarse con Houyo firmaría su sentencia de infelicidad eterna, pues su corazón estaría inmerso para siempre en la tristeza, jamás conocería ni sentiría lo que es la verdadera pasión, y entrega en cuerpo y alma al ser amado, a su alma gemela, ya que lo sacrificaría por gratitud, solamente.

    -Ya llegamos.-informó Houyo.

    -Gracias.- dijo Aome sonriendo tiernamente.

    -De nada gatita, descansa.-pidió Houyo tomando su mentón, y besándola dulcemente.

    -Si, tú también.-respondió Aome al despegarse de sus labios, y después entro a su casa.

    Como ya era tarde todos estaban durmiendo, así que la joven cerró la puerta con la mayor suavidad posible, se quito sus zapatos de tacón y subió a su habitación. Al entrar se quito su vestido, y se vistió con un sensual camisón de seda rosa, quito los cojines que estaban sobre el edredón lavanda que cubría la cama, y después quito este para meterse bajo las sabanas; dejo caer su larga y sedosa cabellera sobre la suave almohada de plumas, quedándose profundamente dormida.

    _______Sueño de Aome_______

    La chica de largo cabello color del ébano va caminando por la acera, cubierta con un paraguas ya que es una noche de tormenta, así que la luna esta oculta por las nubes, la oscuridad era iluminada fugaces momentos por los relámpagos, aun así sigue tranquila su camino.

    De pronto se percata de que alguien la sigue, así que voltea rápidamente para ver de quien se trata, pero debido a la fuerte lluvia y a la escasa luz que proporcionaban los violentos relámpagos, no pudo ver el rostro de aquella figura que la seguía cada vez mas de prisa.

    -No importa que corras, no podrás escapar de mi.-pronunció una voz masculina.

    Aome no le presto atención y empezó a correr por la acera esta vez mas rápido, debido a sus nervios pero tal parecía que entre mas rápido corría, aquella figura oculta por la oscuridad y la fuerte lluvia, se acercaba más, y más a ella.

    La muchacha de ojos chocolate se encontró en un callejón sin salida, por más que quisiera seguir corriendo no podría hacerlo más, ya que se encontraba atrapada contra la pared la oscuridad y la lluvia dificultaban su visión, además se encontraba demasiado aturdida y agitada como para poder pensar con claridad a quien pertenecía aquella voz que le causaba, ¿Miedo? O quizás ¿Terror? Estaba temblando como una hoja.

    -Al fin ya no podrás, correr más.-pronunció victorioso.

    Después de pronunciar esas palabras, aquella sombra la tomo por los hombros, ella intento alejarlo, defenderse pero fue inútil ya que con un movimiento rápido capturo sus muñecas aprisionándolas contra la pared del callejón.

    -Por favor, déjame… ir…-pidió Aome como suplica.

    -No, lo hare.- dijo firmemente la voz.

    -¿Qué es lo que quieres… de mi…?-preguntó Aome apunto de llorar, por el miedo que sentía.

    -A ti lo que quiero, es a ti.-respondió con un toque de maldad y perversión en la voz, hizo una pausa y agrego.- tú me obligaste, a actuar así.

    Esas palabras la sorprendieron y la atemorizaron más de lo que estaba, debido a la presión que hacían esas heladas manos sobre sus pequeños hombros, encima de su blusa blanca que se pegaba a su cuerpo debido a que su respiración era irregular, ya que estaba completamente empapada por la lluvia, que seguía cayendo sin parar.

    -¿De que… estas hablando…?-preguntó Aome con la voz temblorosa.

    Esta vez aquel individuo desconocido no respondió, en vez de eso acerco sus labios a su delicado cuello, recorriéndolo con fervor, llevo una de sus frías y rudas manos a una de sus suaves piernas rompiendo a su paso las medias transparentes, y la pequeña falda que le impedía llegar a su virgen intimidad, al tener una de sus manos libres intento con toda su fuerza, alejarlo zafarse de su agarre, pero fue inútil ya que eso aumento su furia, y la pego mas contra la pared del callejón, usando su fuerte cuerpo.

    -No… no… ¡Suéltame!-gritó Aome llorando.

    _______Fin del sueño________________

    -¡No me toques!-gritó Aome despertando asustada.

    Aome se despertó bañada en sudor, se sentó en su cama colocándose una mano en el pecho sintiendo los acelerados latidos de su corazón, intento tranquilizarse respirando lentamente, después de un momento sus latidos se regularizaron, así que busco a tientas la lámpara en su buro, cuando finalmente la encontró la encendió las lagrimas cubrieron sus ojos y rodaron por sus mejillas, pero no sé percato de ello, hasta que sintió su cuello húmedo.

    -Buenos días.-saludo Aome entrando al comedor, sonriendo dulcemente.

    -Buenos días.-respondieron Sukiomi y Karin.

    -¿Te sientes mal hermanita?-preguntó Rin al notar que su rostro estaba más pálido, que su color habitual.

    -Es cierto, estas muy pálida.-coincidió Sukiomi.

    -Estoy bien, no se preocupen.-respondió Aome sonriendo.

    Después de que terminaron de desayunar, se fueron los tres juntos a su trabajo en el camino se encontraron con Sango, y Áyame que para sorpresa de Aome y de Rin, ambas habían logrado cumplir su sueño profesional. Sango era una reconocida Psicóloga, y Áyame era una gran Veterinaria ambas tenían su consultorio, y clínica muy cerca del hospital, así que se fueron juntos todo el camino, el único que se separo del grupo fue Karin, ya que la compañía “Sugishiro” quedaba en otra dirección.

    -Bueno hasta aquí, las acompaño yo chicas.- dijo Karin.

    -Si gracias Karin, nos vemos luego.-respondieron unísonas.

    -Adiós.- dijo Karin y después empezó a caminar, en otra dirección distinta.

    Las chicas continuaron caminando un poco más, hasta que casi llegaron al hospital.

    -Nos vemos.-dijeron Sango y Áyame.

    -Si.-respondieron Rin y Aome.

    Cuando entraron al hospital hicieron lo habitual tomaron el elevador y al llegar al segundo piso cada una se dirigió a su área de trabajo, con la excepción de que esta vez estaban solas, ya que sus compañeras de turno se encontraban enfermas.

    A pesar de no tener la ayuda de Nayumi, y Natsumy Rin y la joven de ojos chocolate se las arreglaron para cumplir con sus deberes sin problemas, ni complicaciones, hasta que llego la hora de comer, ambas entraron a la enorme cafetería tomaron sus bandejas y se sirvieron lo de costumbre, cuando terminaron buscaron una mesa en la cual pudieran sentarse, pero aparentemente todas estaban ocupadas.

    -Rin, Aome, por aquí.-se escucho la voz de Akari, que les indicaba con una mano que se acercaran, a donde ella se encontraba.

    -Gracias.-dijeron unísonas colocando sus respectivas bandejas, en la mesa donde Akari estaba sentada.

    -De nada.-respondió Akari sonriendo.

    -¿Ya tienes todo lo de la boda listo Akari?-preguntó Rin con curiosidad y entusiasmo en la voz.

    -Si ya casi, esta todo listo.-respondió Akari.

    -Que bien.- dijo Aome hizo una pausa, y después agrego.-Si hay algo en lo que necesites o quieras que te ayude, lo hare encantada.

    -Lo mismo, digo yo.-coincidió Rin.

    -Gracias a las dos ahora que lo dicen la verdad es que necesito su ayuda, en el detalle más especial de la boda.-mencionó Akari con un tono de ilusión en la voz.

    -¿Cuál?-preguntaron al unisonó.

    -Quisiera que me ayudaran a elegir, mi vestido de novia.-respondió Akari con gran alegría.

    -Claro que si, Akari.-dijeron unísonas emocionadas.

    Así que esa tarde cuando terminaron sus turnos en el hospital, Rin y la chica de cabello azabache se fueron junto con Akari a la mansión Taishio, para ayudarla a escoger su vestido de novia, ya que después de todo ambas terminarían emparentando de cierta manera con Sesshomaru e Inuyasha, cuando se realizara la boda de Karin con Akari, y si habían decidido comprometerse en matrimonio con Kohaku y Houyo por gratitud mas que por amor; deberían de comenzar a ver a aquellos atractivos jóvenes de ojos dorados como oro liquido, simplemente como sus cuñados pero… muy en el fondo sabían que eso jamás podría suceder, ya que ellos habían sido y siempre serian, su único amor.

    -Ya llegue.- dijo Akari entrando quitándose los zapatos, y colocándose las pantuflas que se encontraban en el enorme tapete hecho de lana azul.

    -Bienvenida, señorita Akari.-respondió Mitzuki abriéndole la puerta.

    -Gracias Mitzuki, ¿Dónde esta mi mamá?-preguntó Akari.

    -Aquí estoy, hija.-respondió Izayoi mientras bajaba las largas escaleras, hacia la puerta de la entrada.

    -Mamá invite a comer, a Rin, y a Aome.-informó Akari guiñándole el ojo a Izayoi, discretamente.

    Ya que lo que Akari realmente pretendía al invitar esa tarde a Rin y a Aome a su casa, más que la ayudaran a escoger su vestido de novia, era reconciliarlas con Sesshomaru e Inuyasha.

    -Que gusto me da, pero adelante pasen.-ofreció Izayoi sonriendo dulcemente.

    -Gracias señora, Izayoi.-respondieron unísonas mientras se colocaban unos pares de pantuflas iguales a las que traía Akari, que estaban dispuestas para las visitas.

    -De nada saben que esta es su casa, por favor Mitzuki avísales a Sesshomaru e Inuyasha que ya vamos a comer, y tú Satzuki por favor pon dos sitios mas en la mesa para Rin y Aome.-les indico Izayoi.

    -Si, señora.-respondió Mitzuki.

    Mientras Mitzuki subía a avisarles, Satzuki guio a Rin y a la muchacha de ojos chocolate al enorme comedor. Al entrar ambas se sorprendieron mucho, ya que no estaba como lo recordaban; la enorme mesa de fino caoba chocolate ya no estaba en su lugar había otra mesa igualmente grande pero hecha de delicado cristal, a su alrededor habían 10 sillas de madera fina forradas de piel canela, las paredes eran azul pálido con finos listeles de hermosas orquídeas blancas, a lo largo de ambas paredes había distintas pinturas con bellos paisajes y flores, en el centro de la mesa había un bello jarrón hecho de porcelana china, el cual contenía un gran ramo de orquídeas frescas, recién cortadas.

    -Es más hermoso, de lo que recordaba.- dijo Aome.

    -Es que mi papá quiso sorprender a mi mamá, y lo mando re decorar.-comentó Akari.

    -La ama demasiado.- dijo Rin sonriendo y después le preguntó.- ¿Dónde esta por cierto?

    -Se quedo en hospital, tenía una cirugía.-respondió Akari.

    -Si nuestro padre ama demasiado, a nuestra madre.-coincidieron un par de voces a sus espaldas.

    -I… Inuyasha-tartamudeo Aome volteando lentamente, cuando su mirada se encontró con la de aquel atractivo chico de cabellos plateados, que llevaba puesta una camisa de vestir blanca, y un pantalón azul oscuro que marcaban su cuerpo bien formado, y lo hacían verse mas atractivo, de lo que era.

    -Hola Aome, bienvenida.-saludo Inuyasha sonriendo dulcemente.

    -Sess… Sesshomaru-musitó Rin cuando lo vio entrar detrás de Inuyasha, llevaba puesta igualmente una camisa de vestir, pero de color azul y un pantalón negro, que lo hacían lucir, realmente gallardo.

    -Hola Rin, bienvenida.-saludo Sesshomaru mirándola tiernamente.

    -Bien ahora que estamos todos, vamos a comer.-indicó Izayoi.

    Después de eso Sesshomaru e Inuyasha les sacaron las sillas educadamente como todos unos caballeros, Rin y Aome se sonrojaron levemente ante ese gesto, ya que a pesar de los años que habían pasado sin estar a su lado no habían olvidado ninguno de aquellos detalles que tanto les gustaban, y tomaron asiento junto a ellos de manera muy delicada, tanto que parecían princesas.

    Cuando terminaron de comer tanto Rin como Aome se levantaron de la mesa, con la misma delicadeza con la que se sentaron, y siguieron a Akari subiendo por la larga escalera hecha de caoba. Al llegar arriba caminaron por un largo pasillo cuyo piso era de azulejo crema perfectamente lustrado, a los lados había distintas puertas hechas de madera oscura, con perillas de oro.

    -Adelante, chicas.- dijo Akari abriendo la puerta.

    La habitación era muy grande y linda, había una gran cama con un edredón rosa pálido con encaje, una gran almohada de plumas muy esponjada cubierta por una funda de satín perla, y un par de pequeños cojines igualmente esponjados. Al lado derecho de la cama, había un pequeño buro con una lámpara de noche, y al lado izquierdo había un pequeño tocador hecho de madera con un gran espejo, junto a este había otra puerta de madera que era la del gran armario, lleno de toda clase de ropa realmente linda. A los pies de la cama había un gran ventanal, con cortinas perla con pequeños bordados, rosa. En la esquina derecha de la habitación, había una pequeña sala con un gran sofá de piel blanco, y un pequeño sillón reclinable y en el centro había una mesita de madera para el té, color chocolate.

    -Gracias.-respondieron unísonas sentándose en el sofá.

    -No tardo.-informó Akari.

    Minutos después Akari regreso a la habitación con varias revistas de vestidos de novia, y comenzaron a hojearlas, cuando llamaron a la puerta.

    -Adelante.-índico Akari.

    -Permiso señorita Akari, aquí esta el té y los bocadillos que pidió.- dijo Satzuki con una bandeja de plata en las manos.

    -Gracias Satzuki, puedes retirarte.-indicó Akari tomando la bandeja.

    -Si, con permiso.-respondió Satzuki cerrando la puerta al salir.

    Después de que Satzuki se fue, Akari regreso a la salita coloco la bandeja en el centro de la pequeña mesita, sirvió el té con cuidado, y coloco un bocadillo en los pequeños platos cuando terminaron siguieron hojeando las revistas durante un rato más, y comentando sobre algunos de los vestidos.

    Sin embargo el plan de Akari no resulto, ya que se quedaron toda la tarde en la habitación riendo y recordando, hasta que anocheció.

    -Vaya, que se hizo tarde.- dijo Aome mirando el reloj de la pared que marcaba la 10:30.

    -Es cierto, debemos irnos.-coincidió Rin.

    -Esta bien, las acompaño a la puerta.- dijo Akari.

    Dicho esto las tres salieron de la habitación, y bajaron la larga escalera de madera hacia la puerta de salida, estaban por irse cuando escucharon.

    -Hijos por favor acompañen, a Rin y a Aome a casa.-pidió Izayoi gentilmente.

    -Claro, mamá.-respondieron unísonos con una gran sonrisa.

    -Suerte, hermanitos.-susurró Akari con voz casi inaudible.

    Durante todo el camino ninguno de los cuatro menciono ni una sola palabra, no se escuchaba ningún ruido más que el latir de sus corazones, que no deseaban otra cosa más que sentir los labios, que tanto amaban.

    -Llegamos.-informaron unísonos tomando delicadamente sus manos, para ayudarlas a salir del coche.

    -Gracias.- dijo Rin cuando llegaron a la puerta.

    -De nada.-respondió Sesshomaru.

    -Buenas noches.- dijo Inuyasha.

    -Buenas noches…-contestó Aome.

    Cuando Sesshomaru e Inuyasha se fueron ambas entraron a su casa, y subieron directamente a sus cuartos, ya que no tenían apetito como para cenar, pues sentían un gran nudo en el estomago, por las mil emociones que habían vuelto a surgir, dentro de ellas.

    Rin entro a su habitación, se quito la ropa y se coloco una blusa de tirantes crema y unos shorts del mismo color, retiro el edredón con estampados de jazmines que cubría la cama. Se sentó en la orilla izquierda de esta, se quito las pantuflas se metió bajo las sabanas, y encendió la lámpara de noche, para leer un poco de su libro favorito; sin embargo cuando abrió el cajón de su buro al ver la fotografía que conservaba de Sesshomaru, la tomo entre sus manos con sumo cuidado, y la apretó con suavidad contra su pecho, dejando salir finas lagrimas, de sus ojos.

    Perdóname Sesshy, mío…-pensó Rin en silencio y se deslizo bajo las sabanas, mientras las lágrimas seguían brotando de sus ojos.

    En cambio al entrar a su habitación Aome, igualmente se quito la ropa y se vistió con un sensual camisón de seda verde que marcaba perfectamente su pequeña cintura, y resaltaba sus perfectos senos, se sentó frente a su tocador y cepillo su largo cabello. Una vez que termino apago todas las luces excepto la de su escritorio, ya que sentía una gran necesidad por escribir para así desahogar todo lo que estaba sintiendo su corazón, al no poder estar junto a su amado Inuyasha después de cuatro años de estar separados, abrió el pequeño cajón del lado derecho del escritorio saco una hoja blanca, un sobre, una pluma, y comenzó a escribir.

    Inuyasha:

    No sabes como quisiera abrirte mi alma cada vez que nos encontramos, que pudieras ver dentro de mí y poder decirte que en esos cuatro años en los que estuve lejos de ti, no hubo ni un solo momento, ni instante en el que no estuvieras presente, en mi alma, y corazón en el que no anhelara besarte, acariciarte… Ya que el verdadero amor solo lo conocí una vez en mi vida, cuando tenia 15 años fuiste tú quien me enseño a besar, el que despertó mis primeras caricias, y el deseo en mi interior; aun puedo recordar claramente nuestro primer beso, fue tal y como soñé que seria al sentir tus labios rozar mis labios, miles de mariposas inundaron mi estomago, y una especie de descarga eléctrica me recorrió todo el cuerpo, fue maravilloso no sabes como extraño estar en tus brazos, todo lo que viví a tu lado me pareció un hermoso cuento de hadas, pero ese hermoso cuento jamás podrá realizarse, quiero que sepas que si las circunstancias hubieran sido otras, me habría quedado a tu lado…Ahora mi lugar es junto a Houyo, él me brindo su amor cuando mas lastimada me encontraba, es por eso que me casare con él, para así devolverle de alguna forma todo lo que me a dado, pero jamás lo podre amar, ya que todo mi corazón y amor siempre te pertenecerán solamente a ti, mi tierno y único príncipe…
    Atte:
    Tu dulce princesa, para siempre solo tuya Aome.

    Cuando termino de escribir la carta, doblo la hoja a la mitad la metió con gran delicadeza en el sobre y lo cerro con cuidado, después tomo su habitual labial rosa y retoco sus suaves labios con el, para después marcar suavemente un dulce beso, en el sello del sobre. Al terminar esto metió el sobre dentro del cajón de su escritorio, y cerro este con llave ya que sabia que el “Te amo”, que le diría a Houyo por el resto de su vida al casarse con él, y todas las demostraciones de afecto que se esforzara por darle, jamás serian reales no serian mas que dulces mentiras, y lo que había escrito en esa carta y encerrado para siempre en ese cajón, eran sus verdaderos sentimientos pero al estar comprometida con Houyo, se habían transformado en sentimientos prohibidos…

    Continuarà---------------------------------------------------------

    Espero que les haya gustado no me maten la reconciliaciòn se acerca ya veran a un detalle el siguiente capìtulo esta dividido en 2 partes es que cuando lo hice me quedo de 10 paginas XD

    Pequeño adelanto:

    -Aome… te vez… exquisita…-musitó Inuyasha mirándola con deseo.

    -Inu… Inuyasha…-nombrò Aome sonrojada.

    [FONT=Verdana][FONT=Verdana][FONT=Verdana][FONT=Verdana][FONT=Verdana][FONT=Verdana][FONT=Verdana][FONT=Verdana][FONT=Verdana][FONT=Verdana][FONT=Verdana]La primera parte se las traigo el viernes cuidense mucho sayo...[/FONT][/FONT][/FONT][/FONT][/FONT][/FONT][/FONT][/FONT][/FONT][/FONT][/FONT]
     
    • Me gusta Me gusta x 7
  4.  
    Fernandha

    Fernandha Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,223
    Pluma de
    Escritora
    ¡OH amor poderoso! Que a veces hace de una bestia un hombre, y otras, de un hombre una bestia.
    Gracias por el aviso.
    Querida Aomecita, me gustó mucho el capítulo.
    Amargo, pero a su vez dando leves toque dulces, fue estupendo leer la melancolía de esa mujeres, ¿acaso la azabache mayor firmara con la unión a Hoyou su entrada al infierno? ¡Awww~! No sé, pero siento que me da un poco de felicidad su "mundo" ya que ellos lo crearon. ¿Qué harán ahora?

    tTienes leves fallos en la colocación de tildes.

    ¡Excelente avance! ¿Qué hará InuYasha?

    Esperaré la continuación, que tengas un buen día.
    Adiós.
    At: Fer-chan.

    El sabio no se sienta para lamentarse, sino que se pone alegremente a su tarea de reparar el daño hecho.

     
    • Me gusta Me gusta x 2
  5.  
    Tifanny

    Tifanny Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    11 Junio 2009
    Mensajes:
    98
    Pluma de
    Escritora
    hola amiga gracias por avisarme que pusiste conti,me encanto que lindo que aome haya escrito todos sus sentimientos n una carta ojala que esa carta la podiera leer inu y no que se quede en ese cajon toda una vida para que haci inu y aome sean felices y ojala que sessh y ri sea igual.Bueno espero la proxima conti.
    Atte:
    Tifanny
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Freya Scarlet

    Freya Scarlet Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Marzo 2011
    Mensajes:
    555
    Pluma de
    Escritora
    Hola amiga ahhhhh que hermosa conti, fue de lo más tierna e intrigadora relamente ya la esperaba dios amiga
    tu fic se pone cada vez mejor y más bello en cada conti, ese sueño que tuvo Aome fue ¿con inuyasha? si es así
    que perver es jajaja pero me encanta, la parte en donde van a la casa de los taisho me puso nerviosa pense
    que quizá pasaría algo en todo eso pero al parecer no fue así sin embargo la carta de aome fue muy sentimental
    y tierna, expreso todo lo que sentía por Inuyasha y fue muy romantica bueno como tu ya sabes que yo soy amante del
    romance jeje.
    Amiga, hermanita, la dejaste en la mejor parte ya quiero ver la conti, y con ese adelante guau más quiero ver.

    ¡¡Saludos y sayonara!!
    156706_173954095962284_156389264385434_470162_7513064_n.jpg TE AMO
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    AlexMarie Kagamine

    AlexMarie Kagamine Usuario popular

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Enero 2010
    Mensajes:
    765
    Pluma de
    Escritora
    Wiiiiiiii que linda conti amiga me encanto como llevaste todo, el capitulo fue genial, ayer lei tu conti y me encanto pero no pude comentar porque me fui a una reunion de un amigo y regrese noche pero bueno ya estoy aqui y lista para decirte muchas cosas entre ellas...
    ¡Te odio Bobo! y en parte digo otra cosa como puede ser Kagome sea tan sope, InuYasha ya hasta quizo otra cosa, casi le ruega, la seduce, la adora, la ama, le dice palabras hermosas y todo para que?! para que tanto amor para ilusionarte para que ena...ah no perdon me clave con esa cancion jajaja ok pero y eso para que! para que llegue un inutil a destrozar todo con su tonto Celular y luego para colmo ese sueño, Kagome piensa que InuYasha se la va a violar bien feo, tranquila querida ese tipillo es mas lindo de las canciones de Ricardo Montaner y eso ya es decir bastante jajaja ok olvidalo, pero si amiga tienes un talento nato para escribir y hacer que me atrapen cada uno de tus capitulos, esta parte me mato que mala suerte, espero que Inu-sama reaccione al menos ya me devolvio el trofeo al inutil del año.
    me imagino su cara y abuuuuuu me pongo sentimental y con ganas de ahorcar al inutil saben que le marque como 30 veces para decirle pudrete pudrete, salte del anime, eres un asco!, hasta Brad pitt la haria mejor que tu y saben que me contesto? me dijo...soy yo y cuando lo soy hago este tipo de cosas y si le di toda la razon solo un tarado como el arruina todo! pero ese adelanto me encanto y me hace volver a pensar cosas raras ahhhh que lindo de verdad que me encanta como lo llevas querida Aomecita eres muy genial bueno me despido esta vez pero sin antes decir que ¡Te amo Inu-sama! y ¡Te odio estupido Bobo! largate del fic nadie te quiere dibujate un amigo a no perdon olvide que ni las moscas te hacen caso ok me voy y nos veremos luego
    Atte: Alex
    Pd: no olviden marcar y decir sus quejas y sugerencias
    5578pudrete4657
    escupanle por telefono si llega les doy un premio jajaja
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    lunabetz

    lunabetz Usuario VIP

    Cáncer
    Miembro desde:
    29 Abril 2011
    Mensajes:
    532
    Pluma de
    Escritora
    Hola de nuevo n.n bueno como lo prometí estoy aquí n.n ahora, veo que tiene muchísimos lectores, felicidades n.n bueno a lo que vine (acosada y amenzada de muerte xDD).
    Muy tierno capítulo, maravilloso, e impactante de cierto modo (se te quedó lo del capítulo anterior y ese sueño que tuvo Aome donde la querían lastimar, bueno sinceramente pienso que era Inuyasha, está loco por ella y desesperado por su negativa que tal vez era él). Pero me quedo con la duda porque Houyo puede que nunca lo muestre y sea muy pacífico, (tal vez sea él en sus momentos de delirio y locura), pero sinceramente no sé.
    Aunque me cueste admitirlo eso fue muy sensual, a pesar de que fue forzado (no me odien ¬¬) en verdad, fue muy noble para ser un acoso (sinceramente) a no ser que pasara algo después.
    Omo, ¿por qué no les dicen a los chicos que los aman?
    Por cierto tengo una pregunta Aomecita, ya nos hiciste suspirar y deleitarnos con el amor de Inu y Aome (cap. anterior), ¿cuándo harás lo mismo con Rin y Ssesshomaru? Jaja, oki soy un poco imprudente jeje.Bueno tengo una duda en esta parte (¿una persona puede ser tan endemoniadamente agradecida? Mmm).

    ...Ahora mi lugar es junto a Houyo, él me brindo su amor cuando mas lastimada me encontraba, es por eso que me casare con él, para así devolverle de alguna forma todo lo que me a dado...

    Eso estuvo, algo doloroso, muy doloroso, porque es obvio que Aome no quiere hacerlo; pero bueno sólo el destino que le des al fic nos dirá la verdad n.n
    Saludos que estés bien Aomecita, avísame del siguiente n.n
    Bye-bye.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    rin chan

    rin chan Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    28 Abril 2010
    Mensajes:
    128
    Pluma de
    Escritora
    ahhh ya fuee demasiiado, aver cuandoo se reconcilian, kagome lo ama, inuyasha la ama, que mas se puede pedir, si le puso los cuernos, bueno en realidad fue una trampa , pero mientras haya amor y un verdadero arrepentimiento , todo se perdona y es que el amor todo perdona y kagome , ella no sea feliz con hoyou , pork insiste en querer ser infeliz es lo unico que puede sacar de esa relacion y ella lo sabee, agradecimeinto patrañas xD, ambos se aman y se que terminaran juntos , pero aver cuando leere el capitulo donde por fin se reconcilian u_u
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    Cami Chan

    Cami Chan Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    10 Marzo 2011
    Mensajes:
    305
    Pluma de
    Escritora
    Ay amiga! Primero que nada espero que me perdones, se me pasaron demasiadas cosas! Perdón! No puedo creer que haya sido tan distraída de perderme todo esto! Fue increíble!
    Noooo! ¡Kagome no te cases con Houyo! Me ilusioné tanto con el lime de Kagome e Inuyasha y luego... ¡matrimonio con Houyo! Pobre Kagome, debería hacer lo que le dice su corazón o no podrá ser feliz nunca. La carta fue algo que me encantó.

    Eso fue hermoso. Le confesó TODO en esa carta. ¿Qué hará Inuyasha si la lee? ¡Me gustaría saber eso! Amiga, por un momento me dejaste en depresión al ver que aceptó el matrimonio, pero con los avances ya me ilusioné denuevo! ¡Espero que vuelvan a estar juntos muy pronto esos dos! Al igual que para Sesshomaru y Rin! Ellos también merecen ser felices juntos!
    Bueno amiga, simplemente no puedo esperar para la conti. Gracias por el aviso y lamento no haberlo visto antes! No volverá a pasar!
    Saludos!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    MzzMuñeQuitaInu

    MzzMuñeQuitaInu Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    7 Julio 2010
    Mensajes:
    163
    ayyyy pero amiga que benga el viernessss ese avancito
    estubo mucho de que pensarr ayyyy aome no acpetes
    la propuesta de hoyo noooo ayy inuyasha que aras cuando
    te enteres de esooo X.X.ay amiga esperare al conti ansiosisisima bueno
    gracias por todo y pro el esfuerzo que ases :D bueno cuidate mucho
    un beso bye!!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    aomeinu

    aomeinu Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    18 Marzo 2011
    Mensajes:
    72
    Pluma de
    Escritora
    hayy!!!! pero que preciosa carta...Aome, no te cases cases con Hoyou porfavor, si el te quisiera de verdadcomprenderia tus sentimientoss...pdta: perdon por no haber revisado antes es que ultimamente he tenido mucha tarea, exposiciones, examenes etc....bueno espero la conti con intriga
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    Alexa Hime

    Alexa Hime Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    20 Marzo 2011
    Mensajes:
    690
    Pluma de
    Escritora
    Hola amiga millll perdon por no postear antes pero sabes este cap. a sido genial demasido melancolico y super triste y tierno en la parte final realmente es uno de los fic que amo por todo los sentimientos que incluyes y la manera en la que los expresas pero esta parte realmente me hizo tener un enorme nudo en la garganta.

    Inuyasha:


    No sabes como quisiera abrirte mi alma cada vez que nos encontramos, que pudieras ver dentro de mí y poder decirte que en esos cuatro años en los que estuve lejos de ti, no hubo ni un solo momento, ni instante en el que no estuvieras presente, en mi alma, y corazón en el que no anhelara besarte, acariciarte… Ya que el verdadero amor solo lo conocí una vez en mi vida, cuando tenia 15 años fuiste tú quien me enseño a besar, el que despertó mis primeras caricias, y el deseo en mi interior; aun puedo recordar claramente nuestro primer beso, fue tal y como soñé que seria al sentir tus labios rozar mis labios, miles de mariposas inundaron mi estomago, y una especie de descarga eléctrica me recorrió todo el cuerpo, fue maravilloso no sabes como extraño estar en tus brazos, todo lo que viví a tu lado me pareció un hermoso cuento de hadas, pero ese hermoso cuento jamás podrá realizarse, quiero que sepas que si las circunstancias hubieran sido otras, me habría quedado a tu lado…Ahora mi lugar es junto a Houyo, él me brindo su amor cuando mas lastimada me encontraba, es por eso que me casare con él, para así devolverle de alguna forma todo lo que me a dado, pero jamás lo podre amar, ya que todo mi corazón y amor siempre te pertenecerán solamente a ti, mi tierno y único príncipe…
    Atte:
    Tu dulce princesa, para siempre solo tuya Aome.

    Cuando termino de escribir la carta, doblo la hoja a la mitad la metió con gran delicadeza en el sobre y lo cerro con cuidado, después tomo su habitual labial rosa y retoco sus suaves labios con el, para después marcar suavemente un dulce beso, en el sello del sobre. Al terminar esto metió el sobre dentro del cajón de su escritorio, y cerro este con llave ya que sabia que el “Te amo”, que le diría a Houyo por el resto de su vida al casarse con él, y todas las demostraciones de afecto que se esforzara por darle, jamás serian reales no serian mas que dulces mentiras, y lo que había escrito en esa carta y encerrado para siempre en ese cajón, eran sus verdaderos sentimientos pero al estar comprometida con Houyo, se habían transformado en sentimientos prohibidos…

    Porque hacer eso porque? bueno debe ser demasiado doloroso todo el cap estuvo genial pero esto de la carta es mucho.... bueno se que que me tarde pero ya que estas por actualizar sere de los primeros post eso te lo garantizo bueno amiga linda hermanita gracias por ser tan linda y esperarme cuidate y nos seguimos posteando bye.


     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14.  
    Aomecita

    Aomecita Usuario popular

    Piscis
    Miembro desde:
    8 Agosto 2009
    Mensajes:
    732
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Un Amor Del Destino
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    90
     
    Palabras:
    3666
    Hola mis amigas y lectoras como lo prometì aquì esta la primera conti de este cap que consta de dos partes gracias por todos sus posts y me gusta no saben la alegrìa que me causa que les guste tanto la historia cuya fuente de inspiraciòn es... un secreto que muy pocas de ustedes conocen en fin difruten.

    Capítulo 63 La Boda De Akari Y Karin (Primera Parte)

    El tiempo había transcurrido rápidamente, solamente faltaba una semana para la boda de Akari con Karin, estaba todo prácticamente listo solo faltaban los últimos detalles de los vestidos de las damas de honor, y los trajes para Inuyasha y Sesshomaru, como era de esperarse las damas de honor serian Aome, Rin, Sango, y Áyame por ser las mejores amigas de Akari, incluso para que no hubieran inconvenientes ni presiones, Inutashio e Izayoi que eran los jefes de las áreas de Pediatría y Enfermería del hospital, les dieron toda la semana libre, a Aome y a Rin.

    Esa tarde en casa de los Higurashi, ambas azabaches estaban arreglándose para ir a recoger sus vestidos.

    -Chicas, llego Akari.-llamó Sukiomi desde la sala.

    -Ya vamos.-respondieron unísonas.

    -¿Están listas?-les preguntó Akari al verlas al pie de la escalera.

    -Si.-contestó Aome feliz.

    -¿Y Sango y Áyame?-preguntó Rin extrañada al ver que aun no habían llegado.

    -Siempre no pudieron, acompañarnos Rin.-respondió Akari tranquila.

    Cuando salieron de la casa cuan grande fue su sorpresa al ver a Inuyasha y a Sesshomaru, recargados de una manera sumamente seductora en la puerta lateral de unos hermosos convertibles uno plata, y junto a este había otro exactamente igual, pero de color negro.

    -Nos iremos en ambos ya que mis papás necesitaban la limosina hoy, y además en uno solo no cabríamos todos.- dijo Akari al notar sus miradas de perplejidad.

    Una vez dicho esto ambos les ofrecieron sus manos cortésmente para ayudarlas a subir. Inuyasha y Aome se fueron solos en el convertible plateado, y Rin, Sesshomaru, y Akari se fueron en el convertible negro para dejarlos, “juntos” Akari se fue en el asiento trasero.

    En pocos minutos llegaron a la enorme y lujosa boutique atravez de las vitrinas podían verse cientos de vestidos, hechos para toda clase de ocasiones desde una ocasión casual hasta para una boda. En la parte alta se podía observar un letrero dorado que indicaba el nombre del lugar “Boutique Okami”.

    -Buenas tardes, ¿En que puedo servirles?-les preguntó amablemente una linda joven de piel apiñonada cabello negro y ojos verdes.

    -Soy Akari Taishio vengo a ver los últimos detalles y pruebas de los vestidos para mis damas de honor, y de los trajes para mis hermanos.-respondió Akari sonriendo.

    -Ah si por aquí señorita Taishio, la modista los esta esperando.-indicó la muchacha guiándolos a la parte trasera de la boutique, hasta que llegaron a una pequeña puerta.

    -Aquí esta la señorita Akari, señora Kaoru.- dijo la chica al entrar en la gran habitación cuyas paredes eran de color crema, y en estas había varios percheros de los cuales colgaban distintos vestidos muy hermosos, habían también varias mesas de fina madera en las cuales habían distintos tipos, y colores de telas.

    -Que bien, ya los esperaba.-expresó una mujer de aproximadamente unos 35 años de largo cabello chocolate oscuro, piel apiñonada, y ojos color miel, que mostraban una gran gentileza.

    -¿Ya esta todo listo Kaoru?-preguntó Akari con entusiasmo en la voz.

    -Si en un momento, se los muestro Akari.-respondió Kaoru sonriendo.

    Dicho esto Kaoru paso por una pequeña puerta, que se encontraba en medio de las tres puertas de madera que había detrás de ella, y minutos después salió con un par de vestidos, realmente hermosos.

    -Están preciosos, Kaoru.- dijo Akari con una gran sonrisa.

    -Si están realmente hermosos, mucho mas que en los dibujos que nos diseño.-mencionaron ambas con gran alegría en la voz.

    -Me alegra que les hayan gustado, pasen a probárselos entonces por favor, para ver esos detalles.-les indicó Kaoru con gran gentiliza y agrego.-los probadores son aquellas puertas.-señalando ambas puertas que se encontraban a los lados, de a la que había entrado, hace unos minutos.

    La primera en salir de su probador fue Aome lucia realmente bellísima, su vestido era rosa pálido el cuello era corte “V”, con un escote bastante provocativo pero a la vez elegante, dejando ver perfectamente sus bellos senos donde terminaba el escote había un delicado encaje de seda que marcaba su pequeña cintura, donde se unían ambas partes del escote, se formaba una figura como si fuera el capullo de una rosa, lo que hacia que el nacimiento de sus exquisitos pechos, resaltaran aun mas, cayendo en forma delicada dejando admirar también sus sensuales piernas, las mangas permitían ver sus pequeños hombros, y tenían un pequeño listón que caía delicadamente, formando un pequeño moño.

    -Aome… te vez… exquisita…-musitó Inuyasha mirándola con deseo.

    -Gra… Gracias… Inuyasha…-agradeció Aome el cumplido algo nerviosa por su mirada.

    Minutos después Rin salió de su probador se veía realmente encantadora, su vestido también era rosa pálido pero el cuello era corte “U” donde terminaba el cuello se pegaba bastante a su pequeño abdomen y marcaba su delicada cintura, en el centro del pecho había la figura de un jazmín, bordado con lentejuela tornasol y chaquira dorada simulando los pistilos, caía delicadamente en corte semicircular, marcando sus curvas y dejando ver sus suaves piernas, las mangas dejaban ver sus hombros, perfectamente.

    -Rin… te vez… bellísima…- dijo Sesshomaru seductoramente.

    -Gra… Gracias… Sesshomaru…-musitó Rin algo sonrojada.

    -Creo que no hay ningún detalle, fuera de lugar Kaoru.-mencionó Akari notando como las miraban Inuyasha y Sesshomaru.

    -Al parecer así es, Akari.-coincidió Kaoru.

    -Gracias.-dijeron unísonas.

    Una vez dicho esto ambas entraron de nuevo a los probadores se quitaron los vestidos colocándolos en los ganchos con gran cuidado, y se vistieron con la ropa que traían puesta, hace unos minutos.

    -De nada me alegra que les hayan gustado.-respondió Kaoru entregándoles ambos vestidos en un par de cajas blancas.

    -¿Y los trajes de Inuyasha y Sesshomaru?-inquirieron algo extrañadas.

    -Ah sus trajes, aun no están listos.-respondió Kaoru.

    Una vez que les entregaron las cajas que contenían los vestidos que usarían para la boda, salieron de la boutique aunque no lo mencionaron en ningún momento la verdad era que tanto Rin como la chica de ojos chocolate, se morían de curiosidad por ver como serian los trajes que usarían Inuyasha y Sesshomaru en la boda. Pero como aun no estaban listos tendrían que esperar hasta ese entonces aunque incluso ese día los verían desde lejos, al asistir en compañía de Houyo y Kohaku.

    Pero realmente los trajes de Inuyasha y Sesshomaru ya estaban mas que listos, los habían entregado el mismo día que el vestido de Akari, pero ella le había pedido a Kaoru que dijera la “pequeña” mentira de que los trajes aun no estaban listos para así excusar la presencia de ambos, y no verse descubierta en su nuevo intento de reconciliarlos ya que no sé daría por vencida hasta lograr que volvieran a ser novios, y asistieran juntos a la boda.

    El tiempo se fue demasiado pronto, cuando se dieron cuenta ya había anochecido y se podía observar en el cielo un precioso manto de estrellas que brillaban con gran esplendor, igualmente se podía observar la luna que en ese mes estaba en su fase menguante realmente hermosa; pero no tanto como cuando era luna llena, era una noche clara sin ninguna nube, por lo que sus rayos plateados podían iluminar perfectamente todo el lugar, bajo su luz el delicado rostro de Aome, lucía como el rostro de un ángel.

    -Pareces una ninfa, de los bosques.-musitó Inuyasha acariciando su rostro.

    -Inu… Inuyasha…-nombró Aome sonrojada.

    -No he podido olvidar tus labios, recorriendo mi piel…-susurró Inuyasha con voz cálida junto a su oído tomando sus manos.

    -Ya no me lo recuerdes… por favor…-pidió Aome sintiendo sus manos deslizarse hacia su cintura.

    -Esa noche estabas… acalorada, ansiosa, deseosa… respondías a mis caricias.-continuo diciendo Inuyasha, mientras acariciaba sus mejillas suavemente, con la mano que tenia libre hasta sus tiernos labios.

    -No… por favor Inuyasha… llévame a casa…-musitó Aome mientras sentía latir su corazón fuertemente.

    -Esta bien lo que desees, mi princesa.- dijo Inuyasha separándose de su cuerpo.

    Algo lejos de ahí…

    -Pareces un ángel, caído del cielo.-musitó Sesshomaru tomando sus pequeñas manos.

    -Sess… Sesshomaru…-tartamudeo Rin observando sus ojos.

    -Quiero sentirte, en mis brazos…- dijo Sesshomaru con voz dulce halándola suavemente hacia su cuerpo, y rodeándola con sus brazos.

    -No lo hagas… por favor…-pidió Rin sintiendo como le acariciaba el cabello, provocando así que recostara su cabeza en su pecho.

    -Extrañaba tanto, tenerte así…-susurró Sesshomaru tiernamente junto a su oído deslizando sus manos lentamente por su espalda.

    -Por favor… basta Sesshomaru… debo volver a casa…-musitó Rin sintiendo su respiración entrecortada.

    -De acuerdo lo que tú quieras, mi niña.- dijo Sesshomaru deshaciendo el abrazo.

    -Ya no falta mucho, para que se rindan.-susurró Akari riendo levemente saliendo de unos frondosos arbustos, desde los cuales había observado atentamente y en silencio ambas escenas esperando que rindieran frutos, escabulléndose con cuidado de regreso al convertible negro de Sesshomaru.

    Puesto que al llegar al parque con la excusa de que quería “dormir” un poco, Akari no los acompaño y se quedo en el coche tomando una siesta, pero si regresaban y no la veían ahí durmiendo, Rin y Aome sabrían que todo había sido una mentira para dejarlas solas con Sesshomaru e Inuyasha, y eso no era muy conveniente. Al llegar al coche abrió la puerta con suma suavidad, y se acomodo en el asiento trasero de piel negra, su cubrió con el abrigo que traía puesto, recargo su cabeza en el asiento y cerro los ojos para simular mejor que estaba dormida, hasta que escucho que el coche arranco.

    -¿Ya es hora de regresar a casa?-preguntó Akari frotándose los ojos.

    -Si, ya se hizo tarde.-respondió Rin.

    Lo que paso hoy fue un gran avance, para su reconciliación.-pensó Akari sonriendo y mirando de reojo a Sesshomaru.

    -¿Tuviste un sueño agradable Akari?-preguntó Rin al notar su sonrisa.

    -Si muy agradable, Rin.-respondió Akari.

    En lo que pareció un suspiro llegaron a casa, Sesshomaru se estaciono detrás de Inuyasha mientras este ayudaba a salir del convertible plateado a la bella joven de cabello de ébano ofreciéndole su mano, después de eso ambos las acompañaron hasta la puerta de su casa, pero ellas en vez de entrar en seguida se quedaron en el umbral mirándolos perdidas en sus ojos dorados, como si esperaran que dijeran o hicieran algo mas.

    -Buenas noches, mi princesa.-musitó Inuyasha con voz tierna junto a su oído, sonriéndole con la misma ternura con que solía hacerlo hace años.

    -Buenas noches I…Inuyasha…-pronunció Aome con cierta dificultad debido a su sonrisa, y a que ella también deseaba llamarlo “mi príncipe”.

    -Buenas noches, mi niña.-susurró Sesshomaru suavemente junto a su oído, rosándolo levemente con sus labios y mirándola dulcemente como solamente él lo hacia.

    -Buenas noches, Sess… Sesshomaru…-mencionó Rin algo nerviosa debido al rose de sus labios por su mirada, pero sobre todo porque ella también quería llamarlo “mi Sesshy”.

    Sin que se percataran Sukiomi observaba la tierna escena desde el interior de la casa atreves de la ventana, ya que aunque estaba de acuerdo con los compromisos matrimoniales de Aome y Rin, con Houyo, y Kohaku ya que eran buenos muchachos. Ella sabía perfectamente que nunca serian felices por completo, ya que sus almas gemelas eran Inuyasha y Sesshomaru, y aunque se resistieran el destino se encargaría de reunirlos nuevamente, así como los había reencontrado, después de tantos años.

    Al salir del trance en el que las habían dejado las acciones que realizaron los ojidorados se despidieron de Akari, entraron a su casa y por primera vez en mucho tiempo pudieron dormir plenamente, toda la noche sin pesadillas.

    El resto de la semana transcurrió muy rápido, en lo que pareció un abrir y cerrar de ojos finalmente había llegado el gran día para los Taishio, y para los Higurashi, la boda de sus hijos más pequeños Akari, y Karin. Todos se encontraban muy ocupados arreglándose, Aome estaba en su cuarto junto con Sango, Áyame, y Rin. Koga y Miroku estaban en el cuarto de Karin, que obviamente era el más nervioso de los tres.

    -Karin tranquilízate, por favor.-pidió Koga poniéndose frente a él.

    -No puedo calmarme Koga, hasta que escuche a Akari decir “acepto”.-mencionó Karin algo inquieto marcando más la ultima palabra.

    -Akari y tú han esperado mucho, este momento.-recordó Miroku.

    -Tranquilo Karin todo saldrá muy bien, ya no te muevas.-pidió Sukiomi que había escuchado todo desde la puerta. Entro a su habitación, y le acomodo las solapas del saco que estaban salidas, al terminar lo miro un momento observando cada detalle del elegante traje color gris que llevaba puesto, y después agrego.-Te vez tan guapo como tu papá, el día de nuestra boda mi niño…

    -Mamá… me apenas, frente a los chicos.- dijo Karin algo sonrojado.

    -Solo digo, la verdad.-susurró Sukiomi junto a su oído abrazándolo.

    Mientras en el cuarto de Aome ocurría algo parecido…

    -Te vez preciosa, Rin.- dijo Áyame sonriendo.

    -Tú también, Áyame.-mencionó Rin devolviéndole la sonrisa.

    -Akari escogió un color realmente lindo, para nuestros vestidos.-comentó Sango.

    -Si.-coincidieron unísonas.

    Todas las chicas ya estaban listas por lo que se encontraban charlando en la pequeña salita de estar que se encontraba en una de las esquinas de la habitación, la única que aun no estaba lista era Aome, ella se encontraba dentro del espacioso baño terminándose de arreglar.

    Cuando salió todas las presentes se quedaron sorprendidas ya que sabían que ella poseía una gran belleza natural, pero esta vez se veía como nunca el vestido caía en forma delicada acentuando su pequeña cintura marcando sus prominentes curvas, al igual que sus perfectos pechos dejando ver a la perfección sus sensuales y largas piernas; sus encantadores ojos estaban pintados con una sombra rosa un poco más fuerte que el del vestido, su rostro estaba maquillado con una leve base, sus mejillas tenían algo de rubor, y sus dulces labios estaban perfectamente delineados, y pintados con su habitual labial rosa. Llevaba también unas zapatillas de cintas plateadas. Como detalle final de su cuello colgaba aquella sencilla cadenita que el ojidorado le regalo hace tanto tiempo atrás, y su larga cabellera del color del ébano, caía con gran elegancia tras sus pequeños hombros, en largos y perfectos, rizos.

    -Aome vas a encantar, a mas de uno.- dijo Sango sonriendo.

    -Todos se quedaran boquiabiertos, al verte.-mencionó Áyame.

    -Es cierto.-coincidió Rin.

    -Ya basta, chicas.-pidió Aome ruborizada.

    -Nos esperan abajo, ¿Vienes ya Aome?-preguntó Sango al pie de la escalera.

    -Si en un momento voy solo tomo mi abrigo y mi bolso, pero adelántate tú Sango.-respondió Aome.

    -Ok.- dijo Sango bajando las escaleras.

    Cuando regreso a su habitación tomo su abrigo que estaba sobre la cama, y después su bolso que estaba sobre su tocador, pero cuando se coloco el abrigo bajo un brazo, y estaba por colgarse el bolso en el hombro sonó su celular. Así que volvió a dejar el bolso sobre el tocador y lo busco, cuando lo encontró vio que era un mensaje, de texto.

    Hola gatita,

    Se que seguramente me odiaras, por lo que te diré

    Pero es que me surgió,

    Un problema de trabajo en la empresa,

    Y no podre acompañarte a la boda,

    En verdad lo siento mucho… perdóname…

    Te amo…

    Atte:

    Houyo

    Esta vez a diferencia de las anteriores cuando termino de leerlo, no sintió culpa alguna ni deseos de responderle como normalmente solía hacerlo, ni siquiera se sintió mal por ser otra ocasión especial para ella en la que su “prometido” la dejaba plantada, ya que no lo amaba así que solamente cerro el celular lo metió de nuevo dentro de su bolso, se lo colgó en un hombro y salió de la habitación soltando un enorme suspiro de pesar, antes de bajar con los demás ya que en esa ocasión tan importante, se encontraría sin compañía.

    Al salir de la casa afuera ya se encontraba esperándolos la gran camioneta que había enviado Inutashio por petición de Akari, para llevarlos a la iglesia era realmente amplia y lujosa, los asientos eran de piel gris, todos cabían perfectamente. Durante todo el trayecto a la iglesia Karin se mostraba tranquilo, pero realmente estaba muy nervioso.

    Cuando llegaron a la iglesia toda la familia Taishio ya estaba ahí, a excepción de Akari obviamente que llegaría después en la gran limosina, todo lucia realmente lindo la alfombra roja desenrollada a lo largo del pasillo, donde esta terminaba se encontraba dispuesto un pequeño altar, y a los lados del pasillo se encontraban varios arreglos de tulipanes, con pequeños listones rosas.

    -Hola, Izayoi.-saludo Sukiomi al bajar de la camioneta, ayudada por Karin.

    -Hola, Sukiomi.-contestó Izayoi, con una sonrisa tierna.

    Todas bajaron de la camioneta ayudadas por sus respectivas parejas, las ultimas en bajar fueron Rin y Aome, cuando sus miradas se encontraron con las de los ojidorados ambas se quedaron atónitas al ver lo guapos que lucían con sus trajes.

    Sesshomaru llevaba puesto un elegante traje gris, con botones de plata, y una corbata tono perla, su cabellera estaba peinada en una cola alta, y en el ojal del saco llevaba un pequeño jazmín. Mientras que Inuyasha portaba un traje negro con botones de oro, y una corbata color azul marino, su sedosa cabellera plateada estaba igualmente peinada en una cola alta, y en el ojal llevaba una pequeña rosa lila.

    -Estas hermosa, mi niña.-musitó Sesshomaru tiernamente.

    -Gracias…-contestó Rin algo apenada.

    -Estas espectacular, mi princesa.- dijo Inuyasha mirándola dulcemente.

    -Gracias…-respondió Aome sonrojada.

    Después de un momento de perderse en sus miradas de dorada miel ambas reaccionaron y se reunieron con sus amigas y familia, que ya se encontraban en las puertas de la iglesia, Sango, y Áyame ya tenían en sus manos las pequeñas canastas con los pétalos de flores que arrojarían cuando terminara la ceremonia, entonces al igual que ellas Rin y Aome tomaron el otro par de canastas que quedaban, y se acomodaron, en sus lugares.

    -¿Dónde esta Houyo Aome?-preguntó Sango al no verlo por ningún lado.

    -Es cierto… ¿Dónde esta Kohaku Rin?-preguntó Áyame al notar que tampoco estaba.

    -No vendrá me mando un mensaje, que tuvo un problema de trabajo.-respondió Aome tranquilamente.

    -Tampoco vendrá me llamó antes de salir de casa, me dijo que también tiene pendientes de trabajo.-respondió Rin suspirando.

    Continuarà---------------------------------------------------------------------

    Espero que les haya gustado la segunda parte se las traigo el lunes o martes

    Pequeño adelanto:

    -Hay… Acepte solo por cortesía, Sango.-mintió Aome inocentemente.

    -Eh… Nada en especial, Áyame.-respondió Rin haciéndose la indiferente.

    Cuidense mucho sayo...
     
    • Me gusta Me gusta x 7
  15.  
    Alexa Hime

    Alexa Hime Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    20 Marzo 2011
    Mensajes:
    690
    Pluma de
    Escritora
    Hola amiga wow que conti estuvo larga wiiiii bueno lo de la boda esta genial enserio sabes que me gsuto imaginar a los hermanos ahi parados tan sexis en los autos jejejeje y que lindas y lindos se han de ver todos con esos trajes realmente soñaria con verlos de esa manera enserio que si.

    Cuando regreso a su habitación tomo su abrigo que estaba sobre la cama, y después su bolso que estaba sobre su tocador, pero cuando se coloco el abrigo bajo un brazo, y estaba por colgarse el bolso en el hombro sonó su celular. Así que volvió a dejar el bolso sobre el tocador y lo busco, cuando lo encontró vio que era un mensaje, de texto.


    Hola gatita,


    Se que seguramente me odiaras, por lo que te diré


    Pero es que me surgió,


    Un problema de trabajo en la empresa,


    Y no podre acompañarte a la boda,


    En verdad lo siento mucho… perdóname…


    Te amo…


    Atte:


    Houyo
    No es que sea mala pero realmente me alegro de que el fulanito no vaya me agrda pero es lo unico que se interpone entre mi pareja favorita y se que kagome terminara al final con Inu mas que se ve super bella y el ni se diga son la pareja perfecta pero cielos como es dificl las bodas espero que asi sea la mia jajajaja.

    Amiga no se si sere la primera pero bueno corri y lo lei y me encanto nos vemos amiga bye.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  16.  
    lunabetz

    lunabetz Usuario VIP

    Cáncer
    Miembro desde:
    29 Abril 2011
    Mensajes:
    532
    Pluma de
    Escritora
    Qué bien terminé de leer y ni me di cuenta de cuando terminó, quería saber más de la boda xoxo pero creo que me tendré que esperar.
    Lo que más me gustó fue como detallaste lo que sucede en una boda, todo eso es maravilloso, y por supuesto muy romántico, aunque es una boda para juntar las almas de Akari y Karin, también fue una gran estrategia para juntar a esos cuatro, pobrecitos, ya llevan años sin amarse propiadamente, ¿que acaso no sientem deseos de unirse? Yo que ellos no aguantaría para nada y me los robaría muajaja xDD (toy loca lo sé).
    Aomecita, a comparación de tus primeros capítulos, debo admitir que mejoraste muchísimo y ahora, las descripciones son maravillosas.
    Sus vestidos, ¡benditos vestidos! Yo quiero uno así jaja, (pero no tengo dinero u.u) me los imaginó demasiado hermosos y me hiciste recordar varias cosas. (¡¡Todas, yo soy una de las chicas que Aomecita mencionó al principio, de su inspiración, yo sé!!) Jejeje es que estaba contenta xDD.
    Esas escenas sensuales y pasionales estuvieron extraordinarias lol, y luego a la luz de la luna *U* me encantaron *U*
    Esperaré el siguiente y todas las locuras que pasarán en la fiesta wiii, tendremos boda.
    Saludos y NTR.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    Tifanny

    Tifanny Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    11 Junio 2009
    Mensajes:
    98
    Pluma de
    Escritora
    hola amiga gracias por avisarme que pusiste conti me encanto que bien que huoyo no pueda acompañar a aome a la boda no es que me caiga mal solo que quiero que inu y aome esten juntos.Bueno espero la proxima coti.
    Atte:
    Tifanny
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  18.  
    Fernandha

    Fernandha Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,223
    Pluma de
    Escritora
    Te siguen fallando un poco los acentos, nada grave realmente, pero ten cuidado. El punto (o cualquier signo de puntuación utilizado) debe de ir después del guión.


    Gracias por invitarme :3

    Me gustó la continuación, buena forma de juntar a los "in-juntables" (?) LOL xD y especialmente en una boda *--*

    Esperaré el siguiente cap.

    Adiós y buen día tenga usted.

    At: Fer-chan.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  19.  
    Freya Scarlet

    Freya Scarlet Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Marzo 2011
    Mensajes:
    555
    Pluma de
    Escritora
    Hola amiga gracias por el aviso de tu conti, hermanita que te puedo decir fue hermosa y genial y por supuesto larga que lo
    fue lo mejor, la boda fue esplendida y los vestidos de ambas pelinegras los describiste de una forma que te juro que me las imagine
    fue muy genial, también la parte en donde Inuyasha y Sesshomaru seducieron levemente a Aome y Rin fueron realmente pasionales
    las palabras que les dijeron:
    -Pareces una ninfa, de los bosques.-musitó Inuyasha acariciando su rostro.

    -Inu… Inuyasha…-nombró Aome sonrojada.

    -No he podido olvidar tus labios, recorriendo mi piel…-susurró Inuyasha con voz cálida junto a su oído tomando sus manos.

    -Ya no me lo recuerdes… por favor…-pidió Aome sintiendo sus manos deslizarse hacia su cintura.

    -Esa noche estabas… acalorada, ansiosa, deseosa… respondías a mis caricias.-continuo diciendo Inuyasha, mientras acariciaba sus mejillas suavemente, con la mano que tenia libre hasta sus tiernos labios.

    -No… por favor Inuyasha… llévame a casa…-musitó Aome mientras sentía latir su corazón fuertemente.

    -Esta bien lo que desees, mi princesa.- dijo Inuyasha separándose de su cuerpo.

    Te lo juor que en esta parte me estremecí toda ahhh que lindo, bueno amiga sin mas que decir, sin palabras
    genial, espero ansiosa la conti y la boda por supuesto jeje.

    ¡¡Saludos y sayonara!!;)
    156706_173954095962284_156389264385434_470162_7513064_n.jpg TE AMO
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  20.  
    Cami Chan

    Cami Chan Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    10 Marzo 2011
    Mensajes:
    305
    Pluma de
    Escritora
    ¡Hola amiga!

    Esta vez sí que no me atrasé! Acabo de leerlo y todo y simplemente me encantó. Pero eres mala conmigo... siempre espero a que algo pase entre Inuyasha y Kagome, y justo cuando tienen el momento perfecto, ella se echa para atrás. Ay! Ya me imagino cómo debían verse todos con sus respectivos atuendos! Y ni hablar de los sexys hermanos Taisho! Por otro lado, aunque me gusta la idea de que Houyo no vaya a la boda, me dan ganas de matarlo porque siempre deja plantada a Kagome por su trabajo. Si la amara tanto se haría un espacio en la agenda para situaciones especiales como esa. ¡Ojalá que ya pronto esten todos con quien deberían! Quería seguir leyendo... ): Bueno amiga, espero la conti!

    Saludos!
     
    • Me gusta Me gusta x 2

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso