Explícito Un último encuentro

Tema en 'Relatos' iniciado por ManaWYsalm, 10 Abril 2019.

  1.  
    ManaWYsalm

    ManaWYsalm Orientador del Mes Orientador

    Virgo
    Miembro desde:
    21 Diciembre 2015
    Mensajes:
    380
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Un último encuentro
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1384
    Advertencia: Esta historia contiene vocabulario no apto para menores de edad.

    Un último encuentro
    La joven caminaba por las solitarias calles nocturna de su vecindario de regreso a casa, caminaba con paso ligero por miedo de las anécdotas que contaban los vecinos, últimamente se había escuchado sobre muchos casos de asaltos y secuestros en medio de la noche.

    Lidia continuó caminando, intentando ignorar cada mínima sombra que veía, caminó cerca de aquel parque de juegos infantiles y en una de las bancas logró observar una persona sentada bajo un foco, ella no le dio importancia y siguió caminando, no hasta que escuchó un silbido proveniente de esa persona.

    −No puede ser −susurró para luego dar un leve suspiro.

    Lidia no tuvo más opción que caminar hacia la persona que se encontraba sentada en aquella vieja banca.

    −Darrel ¡qué sorpresa! −exclamó la chica con una sonrisa un poco falsa.

    −Lidia ¿qué hace una chica tan hermosa caminando por la calle a las 11:00p.m? −le responde el chico con una mirada pícara.

    −Lo mismo te pregunto yo a ti.

    −Bueno pues solo quise salir a relajarme.

    −¿Qué tal el trabajo? −dice ella evadiendo el tema.

    −Bien, supongo ¿y tú con la universidad?

    −Muy bien, estaría mejor si pudiera encontrar empleo, de hecho pasé todo el día tratando de encontrar uno.

    −Ufff… deberías solicitar en un restaurante de comida rápida, están contratando siempre.

    −No me he matado estudiando toda mi vida para trabajar en un restaurante de comida rápida. ¿Sabes qué? Necesito irme a casa, estoy muy agotada y mañana debo salir de nuevo a buscar empleo.

    −Está bien, tienes razón, seguro debes descansar.

    −Sí, pasa buena noche −dice solamente para empezar a caminar de nuevo y dejar a Darrel solo.

    −¿Entonces te vas así como si nada después de la aventura que tuvimos? −dice Darrel esperando que la chica no escuchase, pero se equivoca y Lidia voltea.

    −Darrel, ya hemos hablado de esto.

    −Sí, lo siento.

    −Escucha, yo llegué a sentir un poco, pero solo un poco por ti, pero yo amo a Joan y lo que tuvimos tú y yo solo fue algo pasajero, jamás creí que te enamorarías de mí, de hecho creí que tú solamente querías una aventura, no creí que sintieras algo por mí, creo que nuestro peor error fue haber dejado que sucediera, y yo por estar contigo aún cuando ya estaba con Joan, y por haberlo engañado a él contigo.

    −No te preocupes, sé que ambos teníamos cierta atracción por el otro, si no hubiera sido así, entonces no te hubieras metido conmigo, y yo, yo me enamoré de ti. Y no te sientas mal por Joan, es probable que él pudiera hacer lo mismo y… −es interrumpido por Lidia.

    −No hables incoherencias, Joan no es como tú, él jamás me haría eso.

    −¡¿Y a ti qué te consta?! ¿eh? ¡Dime Lidia! −grita Darrel, enfadado.

    −¡Porque él jamás me haría consumir drogas y solo usarme para tener sexo conmigo, como lo hiciste tú, y todos tus malditos amigos! Porque así son todos ustedes, sus mundo son las drogas, el alcohol, y Dios sabrá que más, solo fui un objeto para todos ustedes, se aprovecharon de mi baja autoestima y que me sentía sola para usarme… −dice Lidia tratando de contener las lágrimas.

    −¡Eso te pasa por meterte con el primero que se te cruzara! No me compares a ellos, la diferencia es que ellos te usaron y yo te amaba!

    −Si me hubiera quedado contigo estaría peor −ya no contiene más las lágrimas −. Si me hubiera quedado contigo seguiría consumiendo y acostándome con cualquiera, en cambio Joan cambió eso, él me enseñó un mundo distinto.

    −Lidia, mira…

    −Ya no hay nada Darrel, entiende, entre tú y yo ya no hay nada, yo amo a Joan y no vas a cambiar eso −dice Lidia, mientras Darrel solo asienta la cabeza con la vista hacia abajo.

    −Será mejor que te vayas, seguro Joan te está esperando.

    −¡Sí, eso haré mejor, me iré con un hombre de verdad! −dice ella mientras comienza a caminar de nuevo.

    −¡Si Joan supiera lo zorra que eres! ¡Y deja de estar jodiendo que el día que…! −Darrel no terminó su oración al momento que vio una figura masculina parado frente a Lidia.

    −¡Joan! −Exclama Lidia mientras abraza al muchacho.

    −Lidia ¿qué pasa? Te estuve llamando, es muy tarde y no llegabas, tuve que salir a buscarte.

    −Sí, perdóname, tuve algunas dificultades para llegar.

    −¿Quién es tu amigo? −pregunta Joan.

    −Cariño, yo… −Lidia es interrumpida al ver que Darrel se levanta de donde estaba y camina hacia ellos.

    −Con que tú eres Joan.

    −Es un gusto ¿quién eres tú? −pregunta Joan.

    −Mi nombre es Darrel y conozco a Lidia igual o hasta más que tú, no sabes realmente que sucedió con ella.

    −Darrel este no es un buen momento −le dice Lidia tratando de evitar lo que Darrel estaba a punto de decir.

    −Déjame decirte un par de cosas, Joan −vuelve a hablar Darrel.

    −¿Lo que sucedió con ella? ¿algo le sucedió a Lidia? −dice Joan preocupado y empieza a interrogarla −. ¿Lidia estás bien? ¿te ha pasado algo? ¿alguien te ha hecho algo?

    −No, tranquilo cariño, pero será mejor que nos vayamos ya −responde Lidia, mientras trata de halar a Joan.

    −Espera Lidia, es de mala educación dejar así a las personas ¿Qué es lo que ibas a decir? Eh…. ¿Darrel, verdad?

    Darrel se quedó pensativo, él amaba a Lidia, ha sido una de las únicas mujeres con quien ha podido complementarse, él quería que Lidia fuera feliz y esa era la misión de él si pudiera estar con ella, y al ver a Joan preocuparse tanto por Lidia le hizo pensar que ella ya era feliz, estaba con la persona que la amaba, y decirle a Joan sobre el engaño que le hizo ella sería acabar con la relación de ambos en ese mismo instante.

    −Joan vayámonos −le vuelve a insisitr Lidia.

    −¿Darrel? −le habla Joan.

    −Joan, lo que te quería decir es que… −es interrumpido por Lidia.

    −Por favor Darrel, no lo hagas.

    −Es que... cuides y protejas a Lidia.

    −¿Eh? −Lidia se sorprende.

    −Ella es una mujer excepcional, y no sabes lo maravillosa que es, cualquier hombre en la tierra la querría tener, y tú eres el afortunado. Créeme una mujer como ella no volverás a encontrar jamás por eso no la dejes ir, jamás lo hagas, porque terminarás arrepintiéndote, cuídala y ámala, ella se merece lo mejor del mundo, ella no merece menos.

    −Claro amigo −dice Joan sonriendo y tomando a Lidia del hombro.

    −Y por favor, jamás le hagas daño, porque también te arrepentirás, y tendrás que vértelas conmigo.

    −¡Oh! Tranquilo, amo a esta mujer más que a mi vida.

    −Entonces, eso era todo lo que quería decirte −dice Darrel para luego solo agachar la mirada.

    −Gracias amigo, eso haré, pasa buena noche. Lidia vayámonos.

    Joan toma a Lidia y la hala suavemente. Ella aún no salía de su asombro y solo siguió los pasos de Joan, dejando a Darrel con la mirada baja.

    −¿Qué acabo de hacer? −susurra Darrel sabiendo que acababa de entregar a la mujer que ama a otro hombre.



    −Darrel −escucha una voz femenina lo que hace que levante la mirada.

    −¿Lidia? −dice Darrel sorprendido y observa que Joan se encuentra lejos esperando a Lidia.

    −Solo quiero saber ¿por qué le dijiste todo eso a Joan y no la verdad?

    −Porque −suspira Darrel −. Tú eres feliz con él, él te ama, y yo solamente quiero velar por tu felicidad y si eres feliz con él no puedo hacer nada, sería muy egoísta de mi parte hacer que termines con Joan, y yo no te puedo obligar a que me ames y estés conmigo.

    −Gracias Darrel −dice Lidia mientras le da una sonrisa.

    −Y recuerda que estés con quien estés yo te amo, y eso no va a cambiar.

    Lidia le vuelve a sonreír y se da la vuelta para volver a correr hacia los brazos de Joan.

    −Adiós, Lidia −dice Darrel para luego voltearse y caminar en sentido contrario a la chica que ama y su nuevo amor. Y él, él estaba conforme con eso.
     
    Última edición: 10 Abril 2019
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,465
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    No creo que esto entre en la categoría de explícito, definitivamente, jajaja. Me quedé esperando la parte subida de tono, la violencia u algo así, pero sólo tiene implicaciones.

    Vamos al relato, una historia simple, un trío disuelto, donde una de las partes no está satisfecha con el final. Digo que allí, Lidia es la que tiene las de perder, eso le pasa a la gente que juega con fuego y luego no se quiere quemar.
     
    • Impaktado Impaktado x 1
  3.  
    ManaWYsalm

    ManaWYsalm Orientador del Mes Orientador

    Virgo
    Miembro desde:
    21 Diciembre 2015
    Mensajes:
    380
    Pluma de
    Escritora
    Claro, tienes razón, es que ya que una que otra palabrita no adecuada iba allí creí que sería mejor colocarlo así. Sino lo corregiré mejor :0

    Muchas gracias por leer :3
     
Cargando...
Similar Threads - último encuentro
  1. Kay Greenwish
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    53
  2. Yoko Higurashi
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    258
  3. Anthony el escritor
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    258
  4. D Fang
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    202
  5. NeverMore
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    89

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso