Umbrali espera

Tema en 'Relatos' iniciado por DoctorSpring, 25 Enero 2017.

  1.  
    DoctorSpring

    DoctorSpring Disgregrador

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Septiembre 2016
    Mensajes:
    268
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Umbrali espera
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Horror
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1134
    Señor Tragedia como es conocido en los libros de historia, era un hombre común pero guapo, de rasgos finos y un cuerpo perfecto, ni tan delgado ni tan gordo pero era un hombre trágico, ya habrá deshonrado a más señoritas que la historia pudo inmortalizar. 30 años de edad y ya se había casado 5 veces, cada damisela que tenía la tragedia de buscar un hombre para casarse y que se haya topado con el Monsieur Tragedia sabrá de lo que hablo, si aun estuvieran entre nosotros.

    Había acabado de enterrar a su quinta esposa cuando ya le estaban ofreciendo otra, una niña morena de unos 15 años con semblante amable y pechos pequeños pero mejor formados que su anterior esposa de unos 32 años.

    Su primera esposa tenía 14 años pero no era una sin encanto, la habían preparado desde que nació y sus atenciones eran muy artificiales, como si fuera un autómata programadq para cumplir sus deseos.

    Ella haría todo lo que quisiera incluso lanzarse de un barranco y en efecto, lo hizo. Cayo sobre unas macetas que en vez de amortiguar su caída la agravó y varios pedazos de cerámica se le enterraron en el estomago y la cara.

    La segunda la habían recogido de un pueblo que se incendió por una mujer que olvidó unas velas prendidas durante la noche, tenía unos 16 años pero era mucho mas inocente que la anterior, en cuanto la vio se enamoraron y se casaron. El problema de esta señorita era su obsesión con la limpieza en donde su menester en la vida era limpiar cada pequeña mota de polvo de la casa del monsiuer.

    Un día cayó enferma, en un momento de desesperación pensó que podría tragarse un poco de lejía para quitarse la suciedad de su cuerpo, así lo hizo pero no paso más que otorgarle una muerte horrible y dolorosa mientras su cuello ardía. Lo peor del asunto es que solo tenia un poco de gripe.

    La tercera era un poco más grande, tenía unos 20 años y padecía de una enfermedad que la mantenía delgada por mucho que comía. El hombre pensó que la gente podría ver sospechoso los atracones de la Madame, pensarían en que el señor obligaba a vomitar a su esposa, usaba sanguijuelas o algo así.

    Se decidió en intentar engordar a su esposa de una manera o otra, usaría cualquier método que pudiera y un día se le ocurrió hacer un vestido especial para ella, llamó al mejor modista de la ciudad.

    Lo que el pobre no sabóa era entonces que la muchacha tenia una alergia al satén, era uno de los materiales que usaba el modista al carecer de los fondos necesarios. En medio de un paseo a la mujer se le cerró el cuello y murió.

    A la cuarta el monsiuer ya estaba sospechando de su suerte pero eso no le evito casarse con una niña de ojos brillantes y verdes que contaba con trece años de edad, el problema era lo fría que era con tan solo 13 años. El hombre se veía en la necesidad de esforzarse por un simple beso, ya no hablamos de una caricia o incluso una linda mirada.

    Lo máximo que anheló en su relación con ella era que se desvistiera enfrente de el pero siempre insistía en desvestirse aparte, podía verla en camisón pero eso no le complacía lo suficiente.

    Un día la muchacha captó la atención de un ser despreciable conocido como el señor Basterna.

    Más temprano que tarde la atrapó en un callejón y después de divertirse con ella, se fue silbando, dejando el cadáver en el piso con una sola apuñalada en el pecho. El señor Basterna fue uno de los pocos que la vio desnuda, aparte de su madre cuando la parió.

    Si nuestro querido señor Tragedia se casó otra vez, era por el mero hecho de la rutina, a esta la había conocido en el entierro de su cuarta esposa y era una mujer menuda de mediana edad, cuando se casaron se dio cuenta de que no era lo mismo.

    La inocencia de las jóvenes féminas le había enamorado y no aceptaba una mujer madura que no le aguantara sus tonterías. Un día el hombre se hartó y se fue a una biblioteca con la esperanza de encontrar una manera de matar a su esposa sin causar sospecha. El bibliotecario le habló de alguien llamado Umbrali, un hombre que acabaría cualquiera por el simple hecho de llamarlo.

    El chico urdió un plan para llamar a ese tal Umbrali de una manera de que no lo matara, decidió prepararle una sorpresa a su mujer, llenó su cama de pétalos de rosa y puso velas a cada lado, como rezaba el libro.

    La mujer siguió el camino de pétalos y vio a su marido desnudo con una rosa negra en la boca, se preguntó cuanto había gastado para obtener todas esas flores.

    No le presto mucha atención, se sentó en la cama y se empezó a desnudar. Su fantasía—al menos el le había dicho—era que su esposa pronunciara ciertas palabras en latín.

    -Et crescit in umbra anima torn.

    En medio de la alfombra una especie de agujero se ensancho para dar paso a un brazo de sombras, su mano terminaba en una garra y en la palma tenia un ojo rojo que parecía ver el universo.

    Agarro a la mujer de la cintura y se la llevó consigo, el vacío se la tragó sin posibilidad de que vuelva.

    En cuanto cumplió su cometido Umbrali salio del agujero y expresó unas palabras en latín, nuestro amigo lamentablemente no podía entender esas palabras.

    Posteriormente en un ataque de ansiedad recordó con exactitud las palabras y se dedicó a traducirlas, aquí ofrecemos estas traducciones al lector.

    Hace tiempo tu ancestro me convocó y yo me deshice de su carga, a cambio lance una maldición sobre su semilla, un varón por generación tendrá la desgracia de ver a sus esposas morir, una y otra vez.

    Ahora se duplicara tu condena, dos hombres por generación tendrán esta maldición y no me quedare satisfecho hasta que vea a una mujer más muerta entre tus brazos. De no pasar esto me quedare con tu alma inmortal, recuerda, Umbrali sigue esperando.

    Ahora el señor Tragedia esta mirando a su quinta esposa, sus ojos ajenos a que la muerte le llegaría pronto y así fue. El señor Basterna no se quedó conforme, la encontraron desnuda y con varias apuñaladas en un cubo de basura, tan cruel como suena.

    Aquí como me ven escribó esto en el velorio de mi séptima esposa, cerca de su ataúd esta mi hija, lamentablemente aun me faltan cinco para quedarme con mi alma pero.

    ¿Acaso no la perdería si hiciera lo que pienso hacer?

    ¡Al demonio!, Umbrali no estará esperando en vano.
     
    Última edición: 14 Octubre 2017
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,191
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    HOLY SHIT!!!! D:

    En serio que el Señor Tragedia tenía una suerte de mierda... o eso pensé, hasta que leí hasta el final y me di cuenta que era un maleficio de mierda o_oU. Vaya cosas... ese Umbrali no se anda con pendejadas. Todo un demonio sanguinario y cruel.

    Momento... ¿Siete esposas muertas y faltan cinco para quedarse con su alma? ¿En qué momento menciona Umbrali que quiere doce esposas muertas en total? O_oU. Totalmente raro todo esto

    El único detalle técnico sucede con el párrafo final:

    Pues yo hubiera eliminado la coma que marqué en rojo y daba un salto. Nada más. Se vería la cosa más pulcra... y obviamente pondría "Al" en lugar de "al" :P

    Detalles, detalles... a seguir mi exploración xP
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    DoctorSpring

    DoctorSpring Disgregrador

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Septiembre 2016
    Mensajes:
    268
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Explicación

    El ultimo párrafo esta escrito por un descendiente del señor Tragedia que por x o y hizo lo mismo que este.

    Si te has fijado el señor Tragedia tuvo un total de 6 esposas y todas murieron. Al momento que el señor tragedia hizo el ritual este tenia 5 esposas muertas, Umbrali le pidió una mas para cumplirse 6.

    Se supone de esto que aparte de duplicar el numero de descendientes, Umbrali duplico a la vez el numero de esposas necesarias 6x2=12 por lo cual el maleficio para el narrador se duplico por haber hecho lo mismo que su ancestro.

    Lamento no haberlo explicado mejor, saludos
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Accel

    Accel Deprimente

    Capricornio
    Miembro desde:
    17 Diciembre 2014
    Mensajes:
    965
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Eu.

    Cada vez me sorprendes más con tus escritos, tienen cierta esencia de perversidad que me gusta mucho. No me esperaba tampoco la maldición, igual que @J.Nathan Spears pensé que era una suerte simplemente mala, me sorprendió mucho, la verdad.

    Algo tienes con las esposas, cómo bien dices todas son jóvenes y sumisas. x'D

    En fin, está súper el relato. ¡Sigue así, prro!
    Nos leemos~
     
  5.  
    DoctorSpring

    DoctorSpring Disgregrador

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Septiembre 2016
    Mensajes:
    268
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Gracias prro :v/
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso