Long-fic de Inuyasha - [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

Tema en 'Inuyasha, Ranma y Rinne' iniciado por siberian, 29 Enero 2010.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    ANIME DAYANA

    ANIME DAYANA Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    5 Junio 2009
    Mensajes:
    54
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    holaaaaaaaa

    ok, tenia rato que no pasaba por la discu para ver que habia de nuevo,
    pero lo que acabo de leer me ha dejado boquiabierta..
    ¿¿¿COMO RAYOS KIKYO ESTA VIVA???

    la verdad estoy mas perdida que la mamá del chavo,
    espero y no demores en aclararme esa incognita.
    sobra decir que como siempre te has lucido con tu inigualable ortografia,
    y forma de narrar.

    sayo y se me cuidan............
     
  2.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    4262
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Hola! Pues que mal q ste capítulo no presente comedia ya q es puro drama, pero stoy segura q les aclarará sus dudas. Este capítulo quisiera dedicárselo a Pan-chan ya que ella siempre ha stado pendiente d los detalles q serán rebelados en ste capítulo :D. En fin, disfrútenlo ;)
    Cáp. 17
    El pasado de Kikyo
    Parpadeé varias veces sin poder creerlo y finalmente me levanté de golpe.

    –¿¿¡¡Kikyo!!??

    La aludida terminó de ingresar a la habitación y se detuvo en seco al verme.

    –¡¡¡Inuyasha!!! –exclamó con el mismo tono de sorpresa.

    Un silencio sepulcral reinó en la cocina de la residencia Higurashi por varios minutos. Kikyo y yo nos mirábamos fijamente a los ojos como si no diéramos crédito de ello; ¡es que era imposible! No podía estar de pie frente a aquella persona… no, no podía ser verdad… ¡No! Algo debía estar mal, había pasado la tarde anterior en el consultorio del Psiquiatra y me había advertido de no involucrarme sentimentalmente con Kagome (cosa que ya arrepentía del casi beso de la noche anterior) como para desear verla a ella, ahí, parada frente a mí con una mirada de asombro al igual que la mía, Kikyo estaba igual de pasmada que yo y no podíamos hacer o decir nada, era como si nuestras bocas no respondieran y afortunadamente la mamá de Kagome decidió participar.

    –¿Ya se conocían? –preguntó con una sonrisa claramente inocente.

    –S-si señora…–contesté regresando a la realidad con el sonido de su voz.

    –Disculpa mi intromisión tía, pero, ¿cómo se conocen ustedes dos? –preguntó Kikyo mientras despegaba su mirada de mi rostro y la centraba en la sonrisa de la aludida.

    –Pues verás Kikyo, Inuyasha es amigo de…

    –¿¿¡¡Tía!!?? –exclamé casi sin poder creerlo y aún más sorprendido de antes; ¡algo casi imposible! –K-Kikyo… la acabas de llamar… ¿¿tía??

    –Pero, ¿qué haces tú aquí de todas maneras? –preguntó con su típica actitud desdeñosa.

    –¡Eso no importa en estos momentos, lo que quiero saber es qué demonios haces aquí y por qué llamaste a la mamá de Kagome “tía”! –repliqué tajantemente.

    –Pues ¿por qué otra razón la llamaría mi tía si no lo fuera? Además que tú aún no me explicas que… espera un momento, ¿dijiste Kagome? –parpadeó rápidamente y me vio con desconfianza inusitada. –¿Qué tienes tú que ver con ella?

    Mi rostro se ruborizó levemente pero me serené para tratar de ocultarlo pues la presencia de la madre de la aludida me ponía nervioso.

    –No trates de cambiarme el tema. ¡Quiero que me expliques ya mismo que haces aquí o sino…

    Un estrepitoso sonido me interrumpió. Los tres nos viramos hacia la entrada de la cocina y vimos como la sonriente y nerviosa –sin mencionar el prominente chichón en su cabeza- figura de Kagome ingresaba a la cocina vistiendo ya su ropa diaria la cual consistía en un pantalón jeans azul y una simple camisa amarilla y unas zapatillas blancas sin tacón. Se veía inocente pero realmente hermosa; aunque claro, el mencionado chichón la desacreditaba un poco.

    –Kagome, hija, ¿qué te pasó? –preguntó con una gota sobre su cabeza y una disimulada sonrisa.

    –Etto… pues yo… je je je…digamos que no vi… emm… no vi la puerta…–dicho esto, comenzó a reírse nerviosamente mientras se tocaba la nuca.

    Los tres presentes resoplamos con resignación ante el comentario antes de retomar nuestro interrogatorio pero fue entonces cuando Kagome notó la presencia de Kikyo…

    –Kikyo…–susurró aparentemente asombrada. Me miró a mí y luego paseó su mirada hasta la aludida. –¿Q-qué haces aquí?

    –Hija, tu prima ha venido a visitarnos desde Kyoto. Sabes bien que se mantiene muy ocupada trabajando en el hospital Takeda por lo que raras veces nos visita. –interrumpió la afable señora para luego dirigirse hacia la aludida. –Y dime Kikyo, ¿cómo está tu esposo?

    –¿Esposo? –repetí aún sin poder creerlo. –¿Acaso se refiere a… Onigumo?

    Kikyo asintió en silencio.

    –Inuyasha, ¿no crees si sería mejor si saliéramos tú y yo al centro comercial? Es fin de semana y creo que podríamos aprovecharlo. –ofreció Kagome tomándome del brazo con infructuosos intentos por desvanecer la fría atmósfera que se presentaba en la habitación.

    –¿No piensas explicarme a qué has venido? –pregunté sin prestar atención al comentario del ex esperpento. –¿Kaede lo sabe?

    –Así es. Prometí verme con ella dentro de una hora. –contestó observando su reloj.

    –¿Te verás con Kaede en la tarde? ¡Vaya eso sería maravilloso! –exclamó la señora Higurashi. –¿Podrías hacerme el favor de llevarle estas hiervas medicinales? Sé que a tu mamá le encantan y enseña sobre eso en la misma institución que Kagome e Inuyasha asisten… el colegio Shikon no Tama.

    –¿¿Inuyasha y Kagome estudian juntos?? –exclamó con asombro en su tono de hablar.

    –Esperen un momento, no comprendo nada de lo que sucede aquí. –replicó Kagome con clara confusión dibujada en su rostro.

    –Creo que ya no vale la pena ocultarlo. –comenté mientras recobraba la serenidad. –Será mejor que aclaremos esta situación de una vez por todas.

    –Tienes razón. –concordó Kikyo mientras me miraba con seriedad.

    Los cuatro nos dirigimos a la sala donde tomamos asiento respectivamente. Sota, el hermano de Kagome, quien parecía haber estado viendo la televisión todo ese tiempo simplemente hizo un mohín al ver la seriedad de las cosas y darse cuenta que sería mejor dejarnos a los cuatro en privado por lo que subió las escaleras hacia su habitación. Finalmente nos encontrábamos sentados y expresándonos miradas de desconfianza y algunas que otras muecas confusas. Finalmente la mamá de Kagome decidió tomar las riendas del asunto.

    –¿Cómo se conocen ustedes dos? –preguntó con seriedad inusitada.

    –La vieja loca de Kae… su madre me adoptó y vivo con ella y las otras dos personas de las que se hace cargo. –contesté secamente.

    –Ya veo… Kaede nunca me lo había mencionado.

    –Y estoy segura que tampoco te mencionó el accidente, ¿cierto? –replicó Kikyo fríamente.

    La señora Higurashi, quien se había mantenido con total calma todo ese tiempo, pareció inmutarse ante la pesadez en el tono de voz de su hermana pero simplemente negó con la cabeza.

    –Era lógico, en esa época habías viajado a Hong Kong para cuidar de tu esposo, mi tío, en los mejores hospitales de China y mamá no quiso preocuparte con los problemas que teníamos aquí para ese entonces.

    –Cuando viajamos a China para cuidar de papá…–repitió Kagome en un susurro poco audible como si estuviera reflexionando las cosas. –¿Hablas de hace 3 años?

    –Así es. Para ese entonces Inuyasha y yo ya nos conocíamos y nos llevábamos muy bien hasta que…bueno, eso ya no tiene importancia.

    –Si la tiene. Dijimos que lo diríamos todo, ¿lo recuerdas? Así que será mejor que nos cuentes con detalle sobre el accidente. –repliqué tajantemente.

    –¿Qué acaso no lo recuerdas Inuyasha? –preguntó con un dejo de asombro en su voz.

    –No te hagas, estoy seguro que Kaede ya te ha de haber contado todo acerca de la terapia. Sabes muy bien que no recuerdo nada porque después del accidente me diagnosticaron amnesia aunque ahora creen que son simples recuerdos reprimidos…. Aunque he comenzado a recordar un poco al respecto.

    –Bien, creo que será mejor si simplemente comienzo con el relato. Sé que tendrán algunas dudas así que espero esto se las aclare…

    *****Flash Back de Kikyo*****
    Era una lluviosa tarde un domingo, Inuyasha y yo nos conocíamos desde que él había cumplido los trece años y para la época que les narro era su cumpleaños número quince; hace tres años. Para ese entonces, yo tenía veinte años y trabajaba en una pequeña tienda que había logrado formar con la colaboración de mi madre y mi tía quien, en esos días, se encontraba en China por la salud de su ahora difunto esposo. Recuerdo que esa tarde había recibido una llamada que me confirmaba que mi solicitud como pasante en el hospital Takeda en Kyoto –la cual había emitido meses antes- había sido aceptada y comenzaría a trabajar la próxima semana pero que debido a problemas con mis documentos tendría que salir esa tarde a realizar los trámites de mi acta de nacimiento y mi currículum.

    –Yura, necesito que te quedes en la tienda esta tarde. –dije apresurada mientras pasaba al lado de mi joven y de apenas 14 años asistente –y para esa época, novia de Inuyasha- y le entregaba las llaves del local. –Cierra la tienda temprano por favor. Saldré esta tarde a realizar unos trámites importantes así que tienes el resto del día libre.

    Finalmente había abandonado el pequeño local y me apresuré a la caseta telefónica más cercana. Debía llamar a Inuyasha –quien ya poseía su licencia para menores de edad- para pedirle que me llevara a casa a recoger los documentos que necesitaba.

    Finalmente me había llevado a mi destino cuando vio que tomé las llaves y mi bolso y me dirigía al carro nuevamente.

    –Espera, ¿a dónde vas? –me preguntó confuso.

    –Necesito salir esta tarde para terminar unos trámites importantes. Me llamaron del hospital Takeda y adivina qué…

    –¿Qué? –me preguntó con total seriedad.

    –¡Pues que aceptaron mi solicitud de pasantía y comienzo a trabajar la próxima semana! –exclamé completamente entusiasmada.

    El rostro de Inuyasha dibujó una mueca extraña y difícil de interpretar causando confusión por mi parte.

    –¿Qué sucede? –pregunté viendo cierto enojo en sus ojos.

    –Prometiste que saldríamos esta tarde. –reprochó mirándome fijamente.

    –Tienes razón pero de verdad necesito hacer estos trámites. –repliqué dulcemente colocando una mano en su rostro. –Prometo no tardarme mucho y regresar a tiempo para celebrar tu cumpleaños.

    –De acuerdo, te esperaré. –contestó con una leve sonrisa. –Llamaré a Miroku y a Yura para avisarles del cambio de planes.

    –Muchas gracias Inuyasha, prometo no tardar. –dicho esto, le di un pequeño beso en la mejilla y me encaminé hacia la puerta cuando…

    –Que manera de recibirme. –dijo sarcásticamente una voz masculina que pertenecía a la persona con quien acababa de chocar.

    –¡Sesshomaru! –exclamamos Inuyasha y yo al unísono con total asombro.

    –Miserable de Sesshomaru, ¿qué demonios haces acá? –preguntó el menor de los Taisho con total arrogancia.

    –Deberías agradecer que he venido el día de tu cumpleaños. Ciertamente no vales la pena. –contestó cínica y tajantemente.

    –Por favor, compórtese. –repliqué mientras me acercaba más a la puerta.

    –¿A dónde vas con tanta prisa? –escuché la gélida voz de Sesshomaru quien además me retenía del brazo.

    –Debo ir rápidamente a mi departamento. Creo que dejé mis documentos allá. –contesté mientras me soltaba de su agarre.

    –Yo te llevo. –dijo secamente mientras se acercaba a la puerta.

    –¿Lo dices en serio? –pregunté con cierto tono de sorpresa.

    Simplemente se encogió de hombros y tomó las llaves del carro. Ambos nos aproximamos hacia la puerta para poder salir.

    –¡Esperen! Si va Sesshomaru también iré yo. –escuché la demandante y decidida voz de Inuyasha a nuestras espaldas.

    –Tres son multitud. Además no necesitamos de tu patética compañía. –replicó fríamente Sesshomaru.

    –No voy por estar contigo. –repuso el menor tajantemente. –No confío que estés solo con Kikyo.

    Inuyasha y yo habíamos sido grandes amigos desde que nos conocíamos y sabía perfectamente lo sobre protector que podía llegar a ser, en especial si se trataba de su hermano quien se me acercaba. Ya me había enterado –por palabras de Rin y un muy fastidiado Inuyasha- de la atracción que sentía el mayor de los Taisho hacia mí y no era de extrañar que Inuyasha se sintiera así cada vez que su soltero y joven hermano trataba de estar a solas conmigo por lo que simplemente sonreí y accedí a que nos acompañara.

    *****Fin del Flash Back de Kikyo*****
    –Espera, ¿es aquí dónde comenzarás a hablar del accidente? –interrumpí abruptamente en la realidad.

    –Así es. –contestó Kikyo impertérrita.

    –Aún me sorprende que no me dijeras que eran primas…–murmuré dirigiéndome a Kagome.

    –¿Eh? ¿Por qué lo dices? –preguntó claramente confusa.

    –Pues porque recuerdo perfectamente aquella tarde hace 2 semanas…

    *****Flash Back*****
    Había estado buscando a Kagome porque francamente nos quedaba poco tiempo del receso y quería acabar rápido con nuestra conversación. Me encontraba mareado de caminar tanto sin encontrarla en lugar de estar descansando; bien podría haberlo hecho de no ser porque la encontré a último momento en el patio del colegio…

    Lo que vi me había dejado indignado… ¿¡¿Acaso estaba hablando con…Kikyo?!?

    Me escondí detrás del paredón del patio para no interrumpir la llamada telefónica y poder escuchar con mejor claridad la conversación.

    –¿Lo dices en serio Kikyo? ¿Vendrás a visitarnos dentro de dos semanas? –preguntaba Kagome emocionadamente hacia su teléfono celular. –Si, de acuerdo, te llamaré luego. –dicho esto colgó su teléfono.

    –¿¡¿Acaso dijiste… Kikyo?!? –pregunté histéricamente frente a ella.

    –¿¿Estabas escuchando mi conversación??

    –Olvida eso. Dime, ¿de dónde conoces a Kikyo? –pregunté tomándola de los hombros y agitándola fuertemente.

    Sus mejillas se tornaron de un color carmesí ante el acercamiento por lo que la solté y me retiré un poco.

    –Solo contesta, ¿conoces a Kikyo? –repetí con más serenidad.

    Kagome simplemente asintió en silencio.

    *****Fin del Flash Back*****
    –¿Por qué no me habías dicho que era tu prima? –pregunté con total reproche en mi rostro.

    –La tía Kaede me prohibió mencionar que éramos familiares. Desde el primer día que asistí al colegio Shikon no Tama me advirtió no mencionar nada al respecto porque te hacía mal, pero aún no entiendo por qué tanto misterio al respecto.

    –Es muy sencillo…–interrumpió Kikyo. –El accidente dejó a Inuyasha muy marcado y un grupo especializado de psiquiatras sugirió que lo mantuvieran lo más alejado posible de los recuerdos que puedan perjudicarlo y…

    –… por esa razón Kaede siempre debía viajar a Kyoto para visitarte. –completé la frase.

    Kagome asintió en silencio como si comprendiera la situación.

    –Pero dime Kikyo, ¿qué tan grave fue ese accidente del que hablan? –preguntó la señora Higurashi.

    –Pues verás…

    *****Flash Back de Kikyo*****
    Las calles estaban empapadas y apenas si se podía observar la carretera a consecuencia de las fuertes lluvias y la neblina que comenzaba a propagarse por la atmósfera. La tensión en el automóvil era muy notoria pues Sesshomaru –quien iba manejando- era detalladamente vigilado por Inuyasha pues yo iba sentada al lado del conductor. Me sentí incómoda pues sabía que era el cumpleaños de Inuyasha y le había prometido una salida entre amigos la cual debía ser postergada por mis propios planes, por lo que me di la vuelta y coloqué mi mano sobre la suya.

    –Inuyasha…–insistí sacudiendo su mano; parecía estar concentrado en la autopista y no reaccionaba a mis bruscos movimientos. –¡Inuyasha!

    –¿Kikyo? –reaccionó me vio de frente. –¿Qué sucede?

    –Perdóname…–murmuré sollozante mientras frotaba su mano; me había estado ignorando y se veía molesto. –…dime, ¿estás enojado?

    –¡Feh! Como sea…–refutó cruzándose de brazos y con el entrecejo fruncido.

    –Por favor perdóname. –murmuré mientras recostaba mi cabeza sobre el hombro de Sesshomaru lo que pareció encolerizar al menor. –Inuyasha, sabes que esto no fue…–palidecí terriblemente al ver la carretera. –¡¡¡Cuidado!!!

    Recuerdo bien como Sesshomaru trató de mover bruscamente el timón del carro para sacarnos de la autopista pues un camión –que aparentemente se había resbalado por la incesante lluvia- venía hacia nosotros a gran velocidad. En un momento (no sé cómo pero estoy segura que fue a causa del choque) Inuyasha y yo nos encontrábamos tirados en la autopista y el automóvil se encontraba volcado a orillas de la misma. Sesshomaru yacía inerte a mi lado y sangraba de un costado; había recibido el mayor impacto.

    La sangre brotaba por montones de mis piernas a causa de los raspones pero nada grave. Pensé que toda aquella pesadilla había terminado con el solo choque pero nos dimos cuenta que se trataba de algo aún más grave cuando una ambulancia resbaló –por las mismas causas que el camión- y chocó contra un furgón de cargas pesadas y residuos tóxicos.

    –¡¡¡Inuyasha, Inuyasha!!! –gritaba entre la terrible oscuridad que nos rodeaba, con las intenciones de ponernos a todos a salvo.}

    –¡¡¡Kikyo…. Kikyoooooooo!!! –pude escuchar sus fuertes y estrepitosos gritos; temí lo peor.

    Y fue en ese momento que sucedió. La explosión había sido enorme.

    Lo último que recuerdo fue despertar en el hospital Takeda de Kyoto –donde había sido enviada por las mismas personas que me contrataron- luego de recibir la noticia de que a Inuyasha le habían diagnosticado amnesia en el hospital general de Tokio y posiblemente daños psicológicos, por lo que tendría que mantenerse alejado de cualquier pensamiento que le recordara lo sucedido con respecto a lo que él imaginaba mi muerte.

    *****Fin del Flash Back de Kikyo*****

    Continuará……
    Que mal q el foro haya permanecido en mantenimiento :( hubiera publicado mi continuación antes de no ser así. En fin, Espero les haya gustado sta continuación y les haya aclarado sus dudas xD!!
     
  3.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Bueno, primero que nada gracias por dedicarme este capítulo :shaaa: estuve eserando bastante tiempo por tu conti y me has dejado sorprendida. No pensé que se tratara de un problema de amnesia, con razon en algunas ocasiones pensaba que Kikyo estaba muerta y en otras parecía que estaba viva, admito que te quedó muy bien esa parte.

    Bueno, a decir verdad pensé que Kikyo iba a aparecer de nuevo para hacerle la vida imposible a Kagome, pero ella está casada así que lo veo dificil, el detalle es qué siente Inuyasha ahora que ha visto nuevamente a Kikyo? ¿Como tomará todas esas verdades ocultas durante tantos años? debe ser dificil para él, y en cierta forma ya entiendo por qué al principio le molestaba la apariencia de Kagome (su extraño parecido con Kikyo removía sus peores recuerdos)

    Bueno, ya se han aclarado muchas cosas, no puedo esperar a ver lo que va a ocurrir en el proximo capitulo. No te tardes mucho ;) chaito
     
  4.  
    SangoHanyou

    SangoHanyou Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    4 Marzo 2010
    Mensajes:
    90
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Me dejaste impactada... jeje...
    Todo por culpa del cretino de Sesshomaru.!!
    Ya voy a poder dormir porque aclaraste la duda de con quien hablaba Kagome capítulos atrás... jeje... espero que la llegada de Kikyo no arruine la linda relación que se estaba dando entre Inuyasha y Kagome... te está quedando perfecta la historia... espero que actualices pronto...
    En fin... me despido... me gustó mucho el capi...
    :ANYWORD:
     
  5.  
    Pam

    Pam Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2006
    Mensajes:
    491
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Así que Kagome y Kikyo son primas. Bueno, eso explica muchas cosas, y realmente este cap aclaro la mayoría de las dudas que pudo haberse quedado por ahí xD. Ahora comprendo los viajes de Kaede cada tanto y el hecho de que Inuyasha soñara todo el tiempo con Kikyo. Pero lo que en verdad no pude creer era el hecho de que Sesshomaru estuviera interesado en la bella Kikyo. Eso si fue una gran sorpresa puesto que se caso con otra persona, jeje.
    Pude habermelo imaginado con antelación pero creo que deje que las cosas se aclaren por si solas xD. Ahora lo que me deja preocupada es la reacción de Inuyasha después de enterarse del accidente que por desgracia no recordaba (en parte era mejor olvidarlo). Sólo espero que no empeore su situación. Además quisiera saber que sucederá con él y Kagome puesto que ahora también esta Kikyo de por medio (Kikyo + Inuyasha + Kagome = ¿?).
    Verdaderamente te esta quedando fabuloso todo.
    Sigue así.
    Salu2.
     
  6.  
    Dark Phoenix

    Dark Phoenix Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    4 Marzo 2010
    Mensajes:
    161
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Hola mi querida Siberian jeje, te juro que ya era justo una explicacion,
    pues me has dejado con la duda por mucho tiempo y esta me carcomia
    grax por haber aclarado todas nuestras dudas, te avias tardado un
    poquito con la conti, pero valio la pena esperar pus ya entendi mas
    espero que mi Inu pronto recuerde bien las cosas y que apesar de todo
    eso escoja a Kagome la ex-esperpento, jejejeSabes yo conosco a un
    angel de las desgracias muy parecido al que tu marcas en tu ff, ella es mi
    amiga, y no sabes todo lo que le ha pasado a ella sola y tambiencon migo
    si quieres un dia de estos te cuento sus penaa, alomejor y puedes usar
    unas en tu ff jejeje bueno espero pronto la conti, te mando un abrazo y un kiss...sayo
     
  7.  
    Puru

    Puru Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    3 Diciembre 2009
    Mensajes:
    150
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    primero... ¿que es un mohín ?
    despues!!! quede impactada una explosion? wau!!!, despues de leerlo encerio que sacas cada cosa que no me espero! jamas pense ke kikyo estuviera viva... y menos que fuera prima de kagome!... mucho menos que fuera hija de kaede que por consecuencia seria kaede tia de kagome!!! JAMAS LO IMAGINE" ME GUSTO MUCHO y kisiera saber porque decidieron dejar a inu con la duda de si murio kikyo o no, me parece que ahora sufrira mas al saber que esta viva, (¬¬ un psicologo diciendo que no tiene que saber que vive?) eso no es legal!! pero me gusta!!! espero que aclares todo en el proximo capitulo y me digas que es un MOHÍN ANTES DE COMENZAR EL CAP. xfa!
     
  8.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    848
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Esta bien, no le atine a mis inútiles esfuerzos de poder saber: ¡¿Por qué estaba Kikyo ahí?! Bueno, es su prima, y tienen por que si tienen bastante parecido, ahora Kagome no se cayó ni tropezó ni lastimó a alguien — ya era hora xD — este fue un capitulo sobre la explicación de cómo fue la relación de Inuyasha y Kikyo, lo del impacto mas o menos así me lo imaginaba, pero lo que mas me intriga ahora es: ¿Qué ahora InuYasha? Si sabe que Kikyo no había muerto, pero según lo que leí ella esta casado, ¿no? ¡Hay dios si estoy equivocada corrígeme por que estoy en shok! Siberian, creo que ya te había comentado sobre la repetición de los signos seguidamente: (¿¿¿¿????!!!!!!) recuerda que con uno basta, mejor dicho con el par.
    Sayonara
    :baile:
     
  9.  
    Ahome Uchiha

    Ahome Uchiha Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    16 Febrero 2010
    Mensajes:
    40
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    me gusto mucho tu conti amiga, jajaja fui la unik q adivino q Kikyo y Kagome eran primas siiii viva yooo jajaja xD estuvo muy buena tu conti, y otra vez Kagome y su torpeza xD bueno espero luego tu conti amiga chau.

    ATT.

    Ahome Uchiha ;)
     
  10.  
    yuriko

    yuriko Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    21 Noviembre 2007
    Mensajes:
    98
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    hola
    que tal jeje hace timpo que no entro al cemzoo
    y esta historia me dejo

    enganchada te felicito y espero con ansias la
    continuacion
    bye cdt te kelo besos
     
  11.  
    Yrim

    Yrim Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    31 Diciembre 2009
    Mensajes:
    101
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Ha sido estupenda, menos mal que ya me he enterado de todo, tenía un cacao mental por todos los sueños y pensamientos de Inuyasha... xD
    Wa, Kagome y Kikyo primas... me imaginaba algo parecido, aunque a Kagome no se le ve muy contenta de que esté allí jajaja Me sorprendió que se diferenciaran tanto de edad Inu y Kikyo, y contando también con que esta última está casada, no creo que se meta entre Inu y Kag, ¿no?
    Pobre Inuyasha, lo que tuvo que pasar por el accidente... pero, ¿Sesshomaru está muerto? no me digas esoooo :llorar: ¿o lo de inerte es solo una expresión? espero que sea esooo
    Bueno, me ha gustado muchííííííííííísimo, así que espero que la continues pronto :P
    Besitoooooos :besito:
     
  12.  
    kagomeG

    kagomeG Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Septiembre 2009
    Mensajes:
    365
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Kyyaaaa!!.!!!
    Lo savia!!! Eran familiares!!!!!
    Yuppiiii.!!!
    Haun que no me imagine lo de la explosión!!
    Bueno!!!
    Te kedo súper!!!!! Siii que mal que el foro estuvo en mAntenimiento igual yo paso todos los días por los 6 fanfics que toii leyendo incleyendo la actividad buajajaja..!! Aparte de estar creando y ensalllando con mi fic que tooi creando..!!
    Bueno sayonarita!!!
    Atte:kagomeg y ukio..!!
    Tkm!!!
     
  13.  
    Voodoo

    Voodoo Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    16 Enero 2010
    Mensajes:
    297
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Amiga, perdón por no comentarte antes. Actualizas muy rápido *-* te admiro *estrellitas en los ojos* Bueno ahora vamos a los capítulos.

    Me encantó el capítulo dedicado al Inu&Kag, te quedó muy hermoso. Y romántico. Además fue cómico, que por la torpeza de Kagome no se hayan podido besar :@ Y como se ve que Inuyasha se está enamorando del "ex-esperpento " Sabes manejar muy bien los personajes, y te adaptas a la personalidad de cada quien.

    En el último capítulo, bueno, digamos que no soy 100% fan de Kikyo. Me cae less more pero le tengo mucho aprecio. Además creo que tuvo un final digno de heroína. Pero volviendo a tu ff, ¡Ya apareció! ¡Sólo espero que no trate de separar a Kagome y a Inuyasha! ¡Porque la mando al diablo xD! Además tuvo un accidente trágico, menos mal que no murió. Y creo que Inuyasha aún siente cosas por ella. No sé si Kikyo, pero me imagino que sí. Aunque, por lo que veo, se casó.

    Bueno amiga, muchas dudas, ¡y nada que aparecen respuestas xD! Espero pronto la continuación. Cuídate!
     
  14.  
    kagomeG

    kagomeG Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Septiembre 2009
    Mensajes:
    365
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    kyyaa..!! oiie...!! onegaiii contiii(( te voii a demandar contra continuaciones atrasadas eeee!!)) tienes razon ukio te vamos a demandar tambien por no seguir continuaciones de los mejores fanfics...!!

    enserio amoo tu fic..!!(( y valla que somos exigentes en gustos de fic, solo leemos los mejores)))
    onegaiii, contiii kiero saver que pasa!!!!!
    sayo...!!
     
  15.  
    Dark Phoenix

    Dark Phoenix Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    4 Marzo 2010
    Mensajes:
    161
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Hola niña, veo que no has subido conti, que mal, pero bueno yo la esperare con ancias
    de verdad que escribes lindo, ademas de que la trama esta bien.Ya quiero que mi Inu
    se de cuenta de queverdad uiere a Aome, x dios casi se dan un kiss la noche pasada,
    que malo que el angel de las desgracias alla trabajado en ese momento... espero un lindo y tierno kiss
    jejeje bueno te mando un abrazo, cuidate...sayo...
     
  16.  
    inuXahome

    inuXahome Iniciado

    Capricornio
    Miembro desde:
    16 Septiembre 2009
    Mensajes:
    46
    Pluma de
    Escritor
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Por fin se aclararon mis dudas te lo agradezco mucha querida amiga porque asi ya entendi cosas que no estaban claras para mi. Pero segun entendi a Inuyasha lo mantenieron engañado durante todo este tiempo y al parecer estaba enamorado de Kikyo. Pero ahora me pregunto como seran las cosas de ahora en adelante ya que Inuyasha sabe toda la verdad? (acaso cambiaran sus sentimientos hacia a Kagome)
    Bueno espero pronto el proximo capi, nos estamos leyendo chaitos...
     
  17.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    3372
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Cáp. 18
    La fiesta en el club Shibuya
    (Parte I)

    Calle pavimentada y completamente húmeda a causa de la incesante lluvia. El rostro lloroso de Kikyo frente al mío mientras frotaba sus suaves manos contra las mías en unos infructuosos intentos por hacerme perder aquél semblante serio y enojado. Lentamente la oscuridad me cegó luego de escuchar una terrible explosión; simplemente era sangre y los exánimes cuerpos de Kikyo y Sesshomaru los que yacían sobre la carretera, se trataban de las últimas figuras que pude diferenciar antes de caer en un coma que, según me informaron cuando desperté, había durado dos semanas. Unas enfermeras y un hombre en una gabardina blanca –parecida pero a la vez diferente al del resto del personal del hospital- me hicieron unos exámenes diagnosticándome amnesia y haciéndome creer –a causa de mis confusos recuerdos- que Kikyo había muerto. Finalmente, cuando me encontraba recuperado, la vieja loca de Kaede me había informado de las recomendaciones del psiquiatra y de la recuperación lenta pero segura de su hija menor.

    –¡Inuyasha, se nos hace tarde! –el estridente grito me hizo sobresaltarme de mi cama e interrumpir mi sueño. –Sé que le prohibiste a Shippo mojarte con agua para despertarte así que no tuve otra opción. Toma, ponte tu uniforme y vámonos, recuerda que el subdirector se enoja cuando no llegas a tiempo para pintar su oficina.

    –Como molestas, Rin, deberías tranquilizarte… solamente son las…–miré el reloj de pared de mi habitación y una enorme gota de sudor surgió sobre mi cabeza mientras tragaba pesadamente. –¿¿Qué?? ¿¿Por qué no me avisaste que faltan solamente diez minutos para que comiencen las clases??

    –Pues… has estado muy agotado y compungido desde… bueno, ya sabes, desde que hablaste con Kikyo y no has podido dormir durante éstas dos semanas así que decidí darte más tiempo para descansar. Es la primera vez que duermes tan apaciblemente pero Kaede y el subdirector Naraku llamaron hace cinco minutos para avisarme que ya no podrías faltar más días. –suspiró y se levantó tomando su mochila con decisión. –Dos semanas ausentes han sido suficientes y Miroku te envía los reportes para que te pongas al día con las actividades.

    –¿Ya terminaste con tu discurso? Debemos tomar el bus que sale en dos minutos. –advertí mientras abandonada la habitación con la mochila en mi espalda y mi overol cubierto de pintura el cuál me protegía de manchar el uniforme escolar.

    –¿Eh? ¿Ya te cambiaste? ¡Inuyasha, espérame!

    Rin y yo caminábamos –bueno, yo corría con ella sobre mi espalda- a gran velocidad pues el bus nos había dejado y debíamos llegar a tiempo antes que cerraran el portón de la institución y no nos permitieran entrar. Para nuestra suerte –y confusamente, nuestra sorpresa- en la entrada había una gran aglomeración que rodeaba un suceso no menos extraño: y es que se estaba presentando una especie de revuelta alrededor de un sujeto de vestimentas extrañas quien repartía volantes a los acalorados y eufóricos estudiantes del Shikon no Tama quienes no parecían haber notado que bloqueaban la entrada por lo que los profesores no estaban siquiera en los salones de clase.

    ¡Y claro que me aprovecharía de aquella situación!

    Atravesé lo mejor que pude hasta poder llegar al campus de la institución y dirigirme a la oficina del subdirector donde continuaría mi interrumpida labor de pintar aquellas cuatro paredes. Mientras continuaba con mi antes mencionada labor, no pude evitar pensar en el casi beso con Kagome de hacía dos semanas y ello me hizo pensar en la posibilidad de… como sea, de igual manera no había terminado la conversación sobre la verdadera persona que le gustaba y por lo que veía, las posibilidades apuntaban hacia el inepto de Houjo y el miserable de Kouga; ambas haciéndome enojar. Podría haber continuado maldiciendo a esos dos sujetos en voz baja cuando una pervertida y lujuriosa mano se aproximaban desvergonzadamente a mi trasero haciéndome salir precipitadamente de mis pensamientos.

    –¿Se puede saber cómo esperas que pinte si tengo tus manos en mi trasero distrayéndome? –pregunté cínicamente mientras me giraba sobre los talones para encararla. –¿No deberías estar acosando al imbécil de Kouga?

    Esbozó una carcajada y me miró fijamente a los ojos.

    –Pero que temperamento, Inuyasha, juraría que no has estado descansando en tu casa por las dos últimas semanas a juzgar por tu carácter. –replicó divertida. –Me pregunto qué habrá sido tan importante para hacerte desaparecer justamente durante la semana de obras por la caridad.

    –¡Feh! Creo que ya sabes de qué se trata…–repliqué cruzándome de brazos y apoyándome sobre el escritorio del subdirector. –… vi a Kikyo.

    Los ojos de Yura parecieron abrirse como platos ante su sorpresa. Un silencio sepulcral reinó en la habitación por varios minutos hasta que decidí continuar.

    –No creo que debas estar aquí. Después de todo, si el subdirector te ve en su oficina es capaz de mandarte a detención. –sentencié tajantemente.

    –Pues que maneras de tratar a tus invitados. –replicó adquiriendo un porte más serio. –Solamente venía a entregarte este volante; después de todo, eres “el protector de esperpentos” por lo que supongo que esto te dará alguna pista. Aunque pensándolo bien… tienes razón, no te distraeré más y me iré.

    Dicho aquello, abandonó la oficina dejándome realmente confundido. Suspiré resignado; después de todo, jamás comprendería la mente femenina y menos la de Yura Sakasagami. En fin, reanudé mi trabajosa labor de pintar aquellas fastidiosas cuatro paredes que tan bien conocía –gracias a las numerosas veces que debía asistir ahí para mis castigos- hasta que escuché ciertos murmullos que me llenaron de curiosidad e hicieron que me asomara a la ventana para ver de qué se trataba:

    Se trataba del inepto de Houjo hablando con Kagome. ¡Por supuesto que eran celos! Estaba completamente frustrados al verlos en un lugar tan apartado y hablando tan cómodamente… estaba celoso no del hecho que estuviera hablando con alguien más sino que se tratara del inepto que estaba como mi posibilidad uno del idiota que le robó el corazón a ella. ¡Justamente a ella! En fin, aguanté mis ganas de golpearlo en el rostro y escuché sigilosamente su conversación.

    –Por favor, Higurashi, necesito que me acompañes. –suplicaba patéticamente mientras se acercaba más a ella. –Además, hace una semana que te confesé mis sentimientos y solo tú sabes de ellos, por favor te pido que me acompañes.

    Seguía con sus patéticos intentos por hacerla ceder pero ya ni siquiera prestaba atención a sus palabras. ¿¡¿Es que acaso le había dicho que le había confesado sus sentimientos?!? Estaba completamente ensordecido y era en ese momento cuando más quería partirle el rostro a golpes pero recordé lo enojona que podía llegar a ser el ángel de las desgracias cuando se daba cuenta que espiaba sus conversaciones. Y es que para colmo –y empeorando aún más la situación, si es que era posible- aún debía pedirle a Kagome que me acompañara a la cita en el consultorio del Dr. Aoki; bien recordaba yo como había reaccionado mi “loquero” en mi relato aquél fin de semana…

    *****Flash Back*****

    Tartamudeaba palabras in entendibles y murmuraba completamente transpirado; lo podía notar en su camisa. Me miraba aún sin poder creerlo por lo que le alcancé un vaso con agua para que se tranquilizara. ¡Increíble, ahora era yo quien debía tranquilizar a mi propio Psiquiatra! Si de algo estoy seguro es que el mundo está de cabeza…

    –Inu… Inu… Inuyasha, aún me cuesta creer esto que acabo de leer en tu diario. –murmuró resecamente mientras observaba el inanimado objeto en sus manos. –Me parece sorprendente que sigas tan tranquilo luego de haber hablado con Kikyo y francamente…

    –No se equivoque, doctor, si bien leyó que hablé con ella hace poco más de una semana eso no quiere decir que me haya dejado intranquilo. –había replicado interrumpiendo su frase. –No he podido dormir bien éstos últimos días ya que me despierto a media noche exhausto y continúo luego sin poder dormirme; y es que tengo los atormentadores sueños sobre el accidente los cuáles se intensifican a medida continúo con ellos.

    El doctor hizo una breve pausa y asintió en silencio como si comprendiera la situación; se reclinó en su asiento y tomó un extraño papel donde empezó a escribir algo y me lo extendió.

    –Veo que no has traído a la chica Higurashi. –dijo tras carraspear casi inaudiblemente. –Tampoco puedo ignorar eso que cuentas que estuviste apunto de besarla y como ya te lo había dicho, Inuyasha, no te conviene involucrarte con ella de “esa” manera y menos en circunstancias tan delicadas como ciertamente lo es ésta.

    –¿¿Qué tiene ella que ver con esto?? –pregunté claramente frustrado y apretando los puños.

    –Tranquilízate, claramente estás alterado y es que sientes atracción por esa chica, lo sé. Pero te recomiendo que desaceleres el paso o por lo menos hasta haber hablado con ella en la sesión que quiero que la traigas el próximo fin de semana.

    *****Fin del Flash Back*****

    En la realidad, apreté los puños con fuerza tras recordar aquella tan incómoda sesión con el Dr. Yasunao Aoki hacía pocos días; estaba dispuesto a convencer a Kagome de acompañarme a la sesión del viernes pero no desistiría en mis intentos por mantenerla alejada de aquellos dos sujetos que tanto me fastidiaban. Y claro, si bien había aceptado a desacelerar las cosas eso no quería decir que no haría todo lo posible para mantenerla lejos de cualquiera que quisiera hacer de las suyas con ella, ¡eso jamás!, si podía impedirlo lo haría…. Y sí que lo haría.

    Salí corriendo decididamente de la oficina del subdirector para encarar al inepto de Houjo y, si era necesario, le daría un par de golpes en su rostro para que comprendiera bien mis intenciones. “¡Mi esperpento!” aquellas palabras iban resonando en mi cabeza a cada paso que daba pero fue finalmente que algo interrumpió mi andar, y es que Miroku apareció repentinamente haciendo que ambos chocáramos y cayéramos contra el piso del patio.

    –Lo siento, Inuyasha, pero prefiero a las rubias.

    –No seas idiota Miroku. –repliqué irritado mientras me levantaba. –¿Se puede saber qué demonios haces apareciéndote de la nada frente a mí?

    –Pues acabo de encontrarme con tu hermana y me dijo que estabas pintando la oficina del subdirector así que quise venir a saludarte. –contestó impertérrito mientras se acomodaba el arrugado uniforme a causa de nuestro choque. –Kagome nos contó a Sango y a mí lo sucedido en su casa con… Kikyo.

    –¡Feh! Como sea, de igual forma ya estoy aquí. –repliqué adquiriendo mi clásico porte de brazos cruzados y entrecejo fruncido.

    Ambos asentimos en silencio y tras una breve pausa, continuó.

    –¿Crees que tu hermana vaya con Kohaku? –preguntó un poco pensativo.

    –¿De qué estás hablando?

    –¿No te lo han dicho? Pensé que la señorita Sakasagami te había dado un volante. Dijo que iría a verte a la oficina del director y que…

    –¿Decirme qué? ¡Habla de una vez, Miroku! –estaba realmente comenzando a irritarme y él parecía no inmutarse.

    –Se estará inaugurando una discoteca en el centro de Tokio y se hará una fiesta esta noche. –contestó con toda tranquilidad mientras me mostraba uno de los volantes. –Un joven vino ésta mañana a entregarnos los volantes para asistir a la fiesta.

    –¿Dices que habrá una fiesta? –de repente una idea se me cruzó por la cabeza. ¡Estaba tan clara como el agua! – Dime, ¿sabes si irán el patético de Houjo y Kagome?

    –Pues no tengo idea aunque la verdad no me sorprendería ya que esos dos se llevan muy bien y, después de todo, se trata de una fiesta en parejas.

    –¿Fiesta en parejas? –repetí incrédulo.

    –Así es, no puedes asistir si no tienes pareja y ciertamente no te dejarían entrar. –me explicó con su serenidad acostumbrada.

    Maldición… con que de eso se trataba: ese inadaptado de Houjo espera llevar a Kagome a esa fiesta porque sabe que es en parejas. Seguro piensa sacar provecho de eso pero no dejaré que nadie además de mí lleve ventaja. –pensaba malévolamente sin si quiera prestar atención a los comentarios perversos de Miroku.

    Repentinamente, una manada de chicas alborotadas y claramente encolerizadas corrió hacia Miroku y la aparente líder de ellas gritó:

    –¡Ahí está, ese es el sujeto pervertido que nos estuvo espiando en los baños! –gritó haciendo que el aludido se pusiera claramente nervioso. –¡Vamos, hacia él!

    El alborotado y azorado grupo de chicas se arrojó hacia mi pervertido amigo gritando banalidades sin sentido y dándoles diversas cachetadas. Pero fue entonces que la “mano maldita” –como solía llamarle Miroku a su mano derecha- decidió hacer aparición y tomar las riendas sueltas.

    –Tranquilas chicas, no hay necesidad por la que debamos actuar tan incivilizadamente. –dijo colocando una mano en el trasero de la líder haciendo que ésta se ruborizara notablemente. –Vamos a actuar como personas normales y aclaremos esta situación de la forma más racional posible y…

    –¡Maldito infiel y embustero! –aquél grito hizo helar la sangre del aludido mientras las demás chicas miraban de dónde provenía aquél estrepitoso sonido. –¡No puedo dejarte solo ni un minuto sin que andes detrás de otras muchachas, eres un infiel y un mentiroso!

    –Sanguito… hay, hay, hay… perdóname, sabes que no fue mi intención… hay, hay, hay…–se quejaba Miroku mientras era jalado de la oreja por su celosa novia. –Todo es culpa de mi mano maldita…hay, hay, hay…

    –Mano maldita… si claro. –murmuró enojada llevándoselo a rastras.

    Miré aquella escena con una enorme gota de sudor sobre mi cabeza y suspiré con resignación; esos dos nunca cambiarían. En fin, todavía tenía las intenciones de –y mi nuevo plan- de hacer que el ex esperpento se olvidara por completo que aquél geek inadaptado y fuera conmigo a la fiesta de esa noche. Corrí con intenciones de encontrarla en su habitual sitio para leer –la banca del patio que quedaba justo frente al laboratorio de ciencias- pero para mi mala suerte acababa de levantarse e irse de allí justo cuando finalmente había llegado al susodicho lugar. Me senté en la banca suspirando con resignación cuando encontré un pequeño objeto que, aparentemente, se le había caído y ahora yacía a mi lado en el patio del colegio: su celular.

    ––––––––––––––––
    El día había sido largo pero finalmente habían terminado las clases y estaba saliendo del Shikon no Tama cabizbajo pues no había tenido la oportunidad de hablar con el ángel de las desgracias para evitar que fuera a aquella fiesta acompañada de Houjo. ¡Es que no lo podía permitir! Si había algo que podía hacer lo haría pero no tenía ni siquiera la más mínima idea de dónde se inauguraría la discoteca y eso me quitaba esperanzas de poder encontrarla…

    Esperanza…

    Aquello fue como una ayuda del cielo ya que había sentido vibrar el celular de Kagome –aún en mi poder- en mi bolsillo, y es que acababa de caer precisamente un mensaje de Sango como dándome ayuda.

    “T rcu3rd0 q !a f¡3sta s3rá 3n 3! C!ub
    Sh¡buya.... N0 vaiias a !!3gar tard3 ¬¬
    H0uj0 pasará a r3c0grt a lãs 8:00pm.
    N0 t tards ehh... x0x0, Sang.”

    Había quedado con numerosos signos de interrogación –de todos los tamaños y colores- dibujados sobre mi cabeza y con una gruesa gota de sudor; definitivamente jamás comprendería los escritos de una chica, y menos de una como Sango. A fin de cuentas que me habían tomado varios minutos el poder comprender lo que aquellos jeroglíficos querían decir pero ya tenía clara una idea de dónde se realizaría la tan mencionada fiesta:

    “Te recuerdo que la fiesta será en el Club
    Shibuya… No vayas a llegar tarde ¬¬
    Houjo pasará a recogerte a las 8:00pm
    No te tardes ehh… xoxo Sang.”

    No tenía tiempo que perder así que tomé el primer bus que pasara frente a mis ojos. Estaba dispuesto a entrar a ese club a toda costa y ningún guardia me haría ceder ante sus intentos…le partiría el rostro a Houjo por intentar llevar la ventaja.

    Continuará…….

    De verdad q lo siento MUCHO!!!! Me tardé demasiado pero stoy con muchas tareas y una exposición que debería star imprimiendo ahorita mismo (xD) en fin, spero q les haya gustado y ste capítulo va dedicado a mi tan paciente amiga: Dark Phoenix.
     
  18.  
    Voodoo

    Voodoo Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    16 Enero 2010
    Mensajes:
    297
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    ¡Hola! ¡Primera! ¡Quién lo diría! Siempre soy la última en comentar. Jaja xD
    Me fascinó el capítulo. Lo amé <3<3 Inuyasha se enamoró de su "esperpento" Y Houjo, nunca pensé que sería tan hábil. Usar su confesión, como algo para llevarla a esa fiesta. Calamar que se duerme, se lo lleva la corriente (Eso va para ti Inuyasha!) Bueno te doy permiso, para que le partas la cara a Houjo, se lo merece por robarte a tu chica *-*
    Jaja me dio risa, la reacción del psiquiatra de Inuyasha, aunque debe estar en sus límites, para recurrir a un psiquitra. ¿Qué dice en el diario? Tengo curiosidad!
    Y Miroku ¡Por Kami! ¡Siempre tan mujeriego! Bueno, aprende tu lección a golpes pues.
    Los jeroglíficos de Sango xD ¡Bak-no! En verdad, nadie entiende a las mujeres, hasta yo que soy una, no las entiendo...
    Muy buena ortografía y narración. Pero cuando es una expresión de asombro o dolor (como el caso de Miroku) es ¡ay! Sin H. Cuando es con H, es una conjugación de haber.

    De resto, todo estuvo perfecto. Espero impaciente la continuación. ¡Sayo!
     
  19.  
    Yrim

    Yrim Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    31 Diciembre 2009
    Mensajes:
    101
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Holaaa! ^^
    Vaya, vaya... asi que Inuyasha ya esta admitiendo que le gusta Kagome... QUE MONO! xD Lo siento, mis instintos me juegan una mala pasada de vez en cuando. Pero esta super chulo! Aunque alucine un poco con la confesion de Houjou jajaja A ver que hara Inu para evitar que Kagome vaya con el a la disco... estoy impaciente :D
    Oh, y me harte de reir con Miroku! jajajaj este chico no tiene arreglo... Pobre Sango, no se como lo aguanta asi d pervertido.
    Jooo y todavia no han ido a la consulta... no se por que pero tengo muchas ganas de que llegue esa parte... (nu se, puede que sea una falsa corazonada :P )
    Bueno, me despido
    Un besiitooooooo
     
  20.  
    SangoHanyou

    SangoHanyou Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    4 Marzo 2010
    Mensajes:
    90
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    :hi:
    Que bueno que ya pusiste la conti... ya me estaba empezando a desesperar... je.. ok no..!
    Me gustó mucho (como todas tus contis)... Veo que Kikyo no significó un graaan problema para Inuyasha, pensé que se olvidaría de que Kagome existía pero nop... Que lindo que ya se está empezando a dar cuenta de lo que siente por ella. espero que no haya mayores complicaciones entre ellos.
    Ya quiero saber lo que pasará en la fiesta.! Ojala que Kagome esté con Inuyasha, y que no golpee al pobrecito Housho.! jeje...
    Los jeroglíficos de Sango me divirtieron mucho... es porque yo también escribo mis mensajes de texto así... jeje... es verdad que los chicos no entienden nada de eso... a veces ni yo misma me entiendo y eso que soy mujer... jeje...
    En fin... me encantó sigue así... ojala actualices pronto... Nos leemos... Bye..!
    :ANYWORD:
     
Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso