Long-fic de Inuyasha - [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

Tema en 'Inuyasha, Ranma y Rinne' iniciado por siberian, 29 Enero 2010.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    ahomexInu

    ahomexInu Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    13 Octubre 2009
    Mensajes:
    152
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Hola amiga lamento haberme perdido tantos capítulos pero lo bueno es que estoy de regreso!!!
    (espero que sea bueno para ti) Admiro tu narrativa haces que odie y ame a Inuyasha al mismo tiempo, pero me dio mucho pesar Kag cuando se termino el mes y Inu dejo de ser su guia la trato muy feo, ese insensato no se da cuenta que ella lo quiere, aunque sospecho que el ya esta sintiendo cositas por ella ese de MI esperpento y ME PERTENECE ummm dejan mucho que pensar.
    Bueno espero que pongas conti muy pronto.
    Besos!!
     
  2.  
    dulcekagome

    dulcekagome Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2010
    Mensajes:
    206
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    ***!!!ola a todos!!!***
    me encanto este fic esta muy bueno le veo futuro
    jejeje..... me alegra k inuyasha halla defendido a
    kagome de las burlas de yura y kouga(nuca lo pense de el O.O)
    en fin ojala k salaga luego la conti ia k me tiene muy interesada
    contiiiiiii contiiiiiiii xfa siiiiiiiiiiiii
    ia nu digo nada mas xoa kuidense salu2 kiss bye bye
    ***atte dulcekagome*** n.n
     
  3.  
    machi_ritsuk

    machi_ritsuk Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    14 Octubre 2005
    Mensajes:
    134
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    ya ahora quedo como protector de kagome y se esta mostrando mas atento
    espero saber pronto que pasara ademas eso de que koga de malño no me gusta mucho bueno cuidate nus leemos
     
  4.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    3328
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Cáp. 12
    Las típicas excursiones
    El viaje había sido cansado y largo pero finalmente habíamos llegado. Nos encontrábamos en la isla Hokkaido después de algunas horas de viaje y ya estábamos listos para comenzar la excursión, lastimosamente el viaje se había efectuado de forma completamente distinta a lo previsto pues fueron necesarios mover algunas personas ya que, luego del incidente en el parque Ueno, Yura se había enojado completamente conmigo y había decidido irse al lado de Kouga pero para su mala suerte, el miserable ya había acordado irse al lado de Eri por lo que mi desquiciada ex novia tuvo la desdicha de irse al lado de la rarita Ayame.

    En fin, ya habíamos llegado a la isla Hokkaido y salimos del aeropuerto para dirigirnos a las cabañas donde nos estaríamos quedando ese fin de semana. El lugar era realmente llamativo y hermoso pues la diversidad de naturaleza era abundante al igual que los ríos que rodeaban la zona de las cabañas. A final de cuentas que habían decidido que, a causa de pequeños incidentes y bromas ocurridos en el viaje del año pasado –niego rotundamente mi participación en tales-, las cabañas de los jóvenes y señoritas (como nos decía Totosai) debían estar separados por un riachuelo para la prevención de sucesos indeseados.

    *****Flash Back*****

    Si bien es cierto que detesto a Kouga desde lo más interno de mi ser, había existido solo una época… ¡una sola!... una sola época en la que podíamos estar juntos en algo sin discutir y finalmente estar de acuerdo en algo. Y es que habíamos estudiado juntos desde que íbamos en tercero de primaria –en la misma primaria que donde estudia Shippo- y habíamos llegado como amigos hasta graduarnos de primaria y nos matricularon a ambos en la misma secundaria que estamos. Nuestro primer año de secundaria se había convertido en el año perfecto para hacer bromas en especial cuando llegó el tan mencionado –y esperado- día de la excursión pues habíamos planeado las mejores bromas para ese entonces.

    La verdad es que ese año el viaje se realizó a una simple playa donde nos hospedaríamos –tal y como siempre se hace en esas excursiones- por tres días en cabañas de niños y niñas; no estaban separadas por ningún riachuelo. El decano Totosai y, en ese entonces simple ayudante Naraku no nos conocían a plenitud por ser nuestro primer año en la Institución Shikon no Tama y por esa razón no desconfiaban de aquellos pequeños e “inocentes” chicos que pensaban que éramos.

    Grave error… la confianza.

    Kouga y yo habíamos esperado pacientemente a que llegara la noche para realizar nuestros oscuros planes. Se pensaría que era algo simple pero para esa época y nuestras edades era más que suficiente con robar la ropa de las chicas mientras éstas dormían en sus cabañas. A decir verdad, ese había sido apenas nuestro plan pero éste último se extendió ya que ese mismo año conocimos a quien se convirtió en nuestro secuaz: Miroku Sekigawa. Así es, nuestros planes se volvieron más perversos gracias a la presencia de nuestro libidinoso amigo quien, a tan corta edad, ya conocía los métodos de conquista de una mujer y no era de extrañar que hubiese llevado aquél pequeño libro que nos causó tantas complicaciones en ese entonces… el Kama Sutra.

    He de admitir que tanto Kouga como yo desconocíamos los objetivos de ese libro y su contenido, pero la mirada jovial que nos había extendido nuestro amigo Sekigawa había sido más que suficiente para que confiáramos en él y no dudáramos de sus conocimientos. Por lo mismo fue que nuestros planes se habían extendido al punto de no solo robar la ropa interior de las chicas, sino que también iríamos a tomarles fotos mientras dormían, las cuales pegaríamos a cada árbol que rodeaba las cabañas para que fueran vistas por todos y cada uno de los visitantes de esa playa.

    A final de cuentas que nuestros planes se vieron problemáticos pues mientras nos encontrábamos dentro de una de las cabañas habíamos podido observar una luz por la ventana y al asomarnos nos dimos cuenta que se trataba del ayudante del decano. Recuerdo bien que Miroku y yo corrimos apresuradamente con la esperanza de poder salir por la puerta trasera de la cabaña sin ser vistos pero Kouga había quedado enredado con la ropa de las chicas y cayó al piso.

    –¡¡¡Inuyasha, espera!!! –había gritado el susodicho con la esperanza de verme regresar hacia él para ayudarlo.

    –¡Feh! No seas flojo, levántate tú solo. –le contesté secamente desde el marco de la puerta trasera.

    Finalmente me había ido dejándolo solo en esa cabaña pues no esperaba que nos atraparan a los dos y ya Miroku se había ido como para que lo ayudáramos entre los dos. Solamente recuerdo la razón…. Exacto, la razón por la que Kouga y yo dejamos de hablarnos y nos convertimos en completos enemigos… y es que el miserable había conseguido escapar a tiempo antes de ser encontrado en la cabaña con la ropa de las chicas en su mano y no le había bastado con estar libre sino que debía vengarse de nosotros. El muy cobarde había escondido toda la ropa que habíamos conseguido robar, en mis maletas y le había comentado al decano Totosai que me había encontrado esa noche rondando las cabañas de las chicas.

    ¡Era el colmo!

    No solo me había hecho quedar en mal con respecto al robo de ropa interior de las chicas, sino que también había escrito mi nombre en el mencionado libro de Miroku y lo había entregado como prueba del pervertido chico por el que me acusaba. Había estado perdido pues todas las pruebas acusaban en mi contra y fui suspendido del colegio por una semana que al ser finalizada se convirtió en rivalidad entre nosotros al ser mi regreso a clases. La guerra había sido declarada entre Kouga y yo.

    *****Fin del Flash Back*****
    ¿La razón de mi recuerdo? Se preguntarán, pues la verdad es que no estoy muy seguro pero creo que se debe a que nuevamente nos encontrábamos en uno de los viajes escolares –milagrosamente no me habían quitado el derecho a ellas luego de los hechos planteados- y eso me daba la energía de nuevas bromas. La verdad es que todos los años acostumbrábamos a hacer bromas –claro que sin ser descubiertos- y eso despertaba el espíritu bromista en cualquiera… en especial en Hakudoshi y Akago los gemelos quienes siempre nos acompañaban a Miroku y a mí en nuestras fechorías a pesar de ser dos grados menores.

    Exacto, el viaje del Shikon no Tama se hacía de todos los grados y eran esos dos particulares compañeros de Rin quienes siempre acostumbraban a hacerle la vida imposible a su hermana mayor –y compañera nuestra- Kanna. Ese par de gemelos quienes siempre estaban dispuestos a ayudarnos en nuestras bromas eran hijos de la gran familia Urogataya siendo el padre de ellos el tan serio y propio subdirector Naraku Urogataya. Exacto, el subdirector se había casado con una mujer de casi su misma edad y habían tenido 4 hijos: La mayor de ellos había sido Kagura quien ahora, para mi mala suerte, pertenecía a mi familia; seguidamente iba Kanna quien tenía 17 años de edad y le seguían los gemelos Hakudoshi y Akago –de 15 años- quienes eran los compañeros de Rin.

    La madre de esos 4 –y esposa del subdirector Naraku- era una mujer de carácter fuerte y casi la misma edad que el mismo pero he de admitir que era una hermosa mujer. Una estatura promedio y larga cabellera negra sin mencionar sus ojos azules y labios rojos; toda una hermosa dama pero que a causa de su mal carácter me caía tan mal como su esposo.

    Tsubaki –desconozco su verdadero apellido- solía ser una reconocida modelo pero ahora era una empresaria de alto nivel económico y rango social entre las personas de clase alta. Toda una familia de esnobs a diferencia de sus dos hijos quienes eran gran parte de la diversión que se gozaba en esas excursiones y que a pesar de ser tan problemáticos nunca eran descubiertos. Por eso era interesante trabajar con ellos en lo que a bromas se refiere.

    En fin, Miroku y yo no podíamos esperar a que llegara la noche para poder planear toda clase de bromas que serían efectuadas al siguiente día con la ayuda de los gemelos Urogataya. A decir verdad, esos gemelos eran los típicos adolescentes aventados de 15 años a quienes no les interesaba en lo absoluto –en especial al mayor de ellos, Hakudoshi- el causar problemas por lo que comenzaban a arrojarles agua a todas aquellas personas quienes detestaban… en especial a su seria hermana Kanna quien parece una fantasma pues nunca sonríe…

    Es como si fuera un retrato…

    A final de cuentas que me encontraba un poco cansado y con intenciones de descansar un rato mientras esperaba que ya la comida estuviese lista y para mi buena suerte, sería preparada por los estudiantes de noveno por lo que no debía ayudar en lo absoluto; solo observar –mas que todo, vigilar- que Kohaku no intentara nada extraño en presencia de mi hermana.

    Me encontraba recostado bajo la sombra de un árbol cuando sentí que una persona se sentaba a mi lado. La verdad no estaba de humor pues tenía sueño –no había dormido la noche anterior por estar empacando y luego de haberme tomado tres tazas de café- y no quería que nadie estuviera interrumpiéndome por lo que simplemente gruñí ante la presencia de esa persona.

    Después de varios minutos podía todavía sentir su presencia a mi lado por lo que decidí abrir mis ojos y quedé atónito ante lo que vi. Y es que era Kagome quien se había sentado a mi lado y solo me observaba –aunque ahora había virado su mirada muy sonrojada al ver que me desperté-; la verdad me sentía un poco incómodo pues no habíamos hablado desde lo sucedido en el parque Ueno y no esperaba que se me acercara luego de haber empapado mi camisa con sus lágrimas.

    –Inuyasha…–titubeó un poco al hablar. –¿Tienes un minuto?

    –¿Qué sucede? –pregunté levantándome y sentándome para encontrarnos a la misma altura.

    –Yo… yo…–suspiró resignada. –La verdad solo quería agradecerte por haberme defendido de las bromas del joven Kouga y la señorita Sakasagami.

    –Como quieras. –repliqué con disgusto. –¿Eso era todo?

    –¿Eh? La verdad no, aquella vez me llamaste por mi nombre en lugar de decirme “esperpento” y me parece una buena señal de amistad. –sonrió; vaya momento para hablar de querer entablar una amistad.

    –Te llamé “Kagome”, ¿acaso no es ese tu nombre? –asintió en silencio por lo que continué. –¿Es que acaso prefieres que te siga llamando Esperpento?

    Se sobresaltó ante mi comentario y una gota de sudor apareció detrás de su cabeza.

    –Creo que sería mejor si me sigues llamando por mi nombre. –dijo sonriente. –¿Sabes? Creo que podríamos ser buenos amigos.

    –¡Feh! Como quieras. –Me crucé de brazos pero en ese momento noté algo diferente…–¿Acaso tú…?

    En definitiva, no lo había notado pero el esperpento finalmente se había deshecho de esos horribles y enormes anteojos de abuela y ahora su rostro se veía más… ¿hermoso? Sus ojos brillaban más gracias a los lentes de contacto y ahora me era posible apreciar a plenitud su rostro… en verdad que se parece a Kikyo. Era increíble el parecido entre ellas, ¿cómo era posible que dos personas tan diferentes se parecieran tanto? La verdad desconozco la razón pero no pude continuar pensando en ello pues la voz de Kagome me sacó de mis pensamientos.

    –¿Hablas de mis lentes? –preguntó señalando la ausencia de ellos. No me había percatado que señalaba su cara. –Pues ya que se me quebraron a causa de las bromas del joven Kouga y la srta. Sakasagami, Sango me acompañó ayer por la tarde a comprar lentes de contacto. ¿Te molesta?

    –¿D-D-D-De qué demonios hablas? –me crucé de brazos nervioso. –Por lo menos ya no pareces un esperpento…

    ¡Plaff! Se escuchó la enorme cachetada que me había dado ante mi comentario.

    –¡Inuyasha eres un grosero insensible! –gritó Kagome antes de alejarse encolerizada mientras yo seguía con su mano marcada en mi rostro.

    ––––––––––––––––
    Ya habíamos almorzado y nos encontrábamos en uno de los ríos que rodeaban las cabañas. Aparentemente el decano y el subdirector esperaban que se hiciera una competencia de natación en ese río y ¡claro, ¿por qué no?!... el profesor Suikotsu nos había acompañado y sería quien estaría pendiente de ese concurso de nado. La verdad es que siempre tuve mis sospechas sobre ese hombre desde el momento en que se fijó en el esper…. En Kagome. En fin, los participantes serían el miserable de Kouga contra Hiten Shirai –otro compañero nuestro-.

    La verdad es que no me interesaba en lo absoluto esa carrera pero si me encontraba interesado en la vista frente a mí. Y es que sentadas a orillas del río se encontraban Sango, Ayame, Eri, Yuka, Ayumi y Kagome, todas luciendo el traje de actividades físicas el cual constaba en una camisa blanca pegada al cuerpo y shorts de licra. Realmente valía la pena estar viendo en esa dirección pues he de admitir que todas tenían hermosas piernas pero el par que más me interesaban eran… la verdad el par de piernas que más me llamaban la atención eran las de Yura quien estaba cerca del agua.

    En fin, Miroku, Hakudoshi, Akago y yo habíamos colocado un enorme balde de pintura roja al otro lado del río para que mojara al competidor que ganara cuando éste llegara a la meta. Era muy sencillo pues los gemelos –quienes esperaban pacientes sobre el agua- dejarían caer la pintura roja sin ser descubiertos y Miroku solamente se encargaría, esta vez, de tomar las fotos. Mi trabajo era el más sencillo pues solamente debía vigilar que ningún profesor –o el mismo subdirector- se posaran en ese lugar para evitar graves problemas.

    El plan hubiese resultado más sencillo de no ser porque me distraje y no noté tanto la presencia del subdirector como la de Kagome bajo la sombra del árbol donde estaba el balde de pintura y ya que como la carrera aún no comenzaba, los gemelos no estaban sobre el árbol. Nuevamente me encontraba alerta y sabía que debía de hacer algo o Kagome arruinaría nuestros planes causando un desastre.

    –¡¡¡KAGOME!!! –grité desesperadamente corriendo a lo que mis piernas daban y abalanzándome sobre la aludida.

    No tuvo tiempo de reaccionar y ya nos encontrábamos ambos arrojados en el agua y, pese a todo el esfuerzo en evitar una desgracia, Hakudoshi –quien había escuchado el sonido del agua y por ende supuso que ya había terminado la carrera- soltó la soga que sostenía el balde de pintura roja haciendo que ésta cayera sobre el subdirector.

    Me había abalanzado como un desquiciado frenético sobre Kagome y ambos habíamos caído al agua ¿para qué? Pues para que más desgracias ocurrieran.

    Por loco que pueda sonar…. Kagome y yo no pudimos evitar soltar una carcajada en el agua.

    Continuará……….
    Perdonen q sea tan corto pero no he tnido tiempo y además q me habia kedado sin inspiración =S!!
    El lunes comienzan los examenes asi q no podré actualizar sta semana pero spero q les haya gustado mi continuación y agradezco sus comentarios ;)
     
  5.  
    inuXahome

    inuXahome Iniciado

    Capricornio
    Miembro desde:
    16 Septiembre 2009
    Mensajes:
    46
    Pluma de
    Escritor
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Que bien veo que soy la primera en leer el nuevo capi
    Veo que inuyasha siempre se encuentra pendiente de Kagome aunque él diga que es para evitar desastres yo creo que él tiene la necesidad de siempre protegerla
    En verdad que me gusta este ficc porfa conti pronto si?
    Bueno dicho esto me despido nos estamos leyendo chaitos...
     
  6.  
    Yrim

    Yrim Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    31 Diciembre 2009
    Mensajes:
    101
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    2 palabras: Ge-nial :P
    Ya era hora deque Kagome se quitara las gafas, ¿no?
    Jajaj Pobre Inu, Kouga de verdad es malo... ¬¬ ¡Pero ya hay más contacto entre Inu y Kag! Qué monos, me los imagino a los dos riéndose en el agua... kawaiiii ^^
    ¡Que risa con el libro de Miroku por Dios! Jajajajaj xD
    Bueno, con muchas ganas de conti me despido,un beso y cuídate :D
     
  7.  
    Pam

    Pam Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2006
    Mensajes:
    491
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Creo que el subdirector no estará muy contento de enterarse quien fue el culpable de semejante broma, pero espero que no lleguen a expulsar a Inuyasha, eso sería el fin para él.
    Seguramente Hakudoshi y Akago pagarán las consecuencias, pero quien sabe, tal vez no se llegue a enterar el subdirector al respecto xD.
    Te quedó muy bien este cap. amix y te deseo buena suerte en tus exámenes. Estaré esperando pacientemente el próximo cap.
    Salu2.
     
  8.  
    razon

    razon Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    23 Junio 2009
    Mensajes:
    487
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    aaaaaaaaaa me sorprendes cada ves mas
    sensei-razon te ha enseñado mucho *sentada en una silla llorando y ablando dramaticamente*
    Mejor me callo xD
    no se por que pero me da la sensacion de que cosas mas sorprendentes pasaran en este ff
    Muajajajajajajaja *riendo dramaticamente*
    en fin espero conti.

    atte:razon
     
  9.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Con todo lo que ha avanzado el fic no veo a donde va la relacion de Inuyasha y Kagome, el la defiende pero igual la trata con brusquedad, y ella es tan inocente y torpe pero de pronto se enfada y lo golpea, sus personalidades son bastante peculiares.

    Mas y mas desgracias, no me esperaba esa razon tan...jaja tan tonta para que Inuyasha y Kouga se declaren enemigos, pero bueno, ellos dos son un par de tontos, asi que su excusa tenia que ser igual de tonta xD

    A mi no me parecio tan corto el capitulo, tal vez no fue uno de los mas creativos pero al menos vimos el pequeño cambio de look de Kagome, aunque insisto, no me agrada que Inuyasha la compare con Kikyo, tengo un mal presentimiento.

    Nos estamos leyendo ;) bye
     
  10.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    848
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Me dio gracias al saber las bromas que se le ocurrían a InuYasha, creo que la presencia de Miroku le a afectado un poco, también debo admitir que disfrute la escena cuando Kagome le agradeció a InuYasha por “salvarla” por así decirlo de los comentarios de los demás, el mismo se describe con carácter y que no le interesa la amistad de muchos, sin embargo es todo lo contrario, claro a su manera de ser, me gusta como llevas este personaje y a decir verdad creo que a Kagome exageró un poco con aquella cachetada, la verdad no era para tanto, ya debería estar acostumbrada. Me gusto el final que le diste. — claro, al capitulo. — muy cómico y lindo, en vez de que el apuesto de InuYasha la regañara se rió junto con ella, lindo e inocente detalle.
    Sayonara
    :brillo:
     
  11.  
    ahomexInu

    ahomexInu Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    13 Octubre 2009
    Mensajes:
    152
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    hola yo nuevamente por aquí :) estuvo muy bueno el capitulo ¿porque Inu siempre termina en problemas cuando quiere ayudar a Kagome? me imagino que ahora toda la culpa por lo de la pintura caerá sobre el pobre de inu pero bien merecido se lo tiene. Cada cap me convenzo de que Inu ya va sintiendo cositas por Kag aunque el lo niegue o no se halla dado cuenta.
    Bueno amiga estare pendiente de tu fic... Besos... Cuidate :)
     
  12.  
    kagometaisho

    kagometaisho Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    19 Abril 2009
    Mensajes:
    64
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    hola!!! por fin actualizaste!!! que alegria!!! muchas gracias por regalarnos con este grandioso fic, lo amo!! y ahora aun mas al ver que inuyasha y kagome empiezan a llevarse mejor!! te felicito! quiero saber que sucedera en el proximo, seguramente los castigaran... y ya era hora de que kagome usara lentes de contacto en vez de esos otros XD espero con ansias la conti ^^

    Sayonara!
     
  13.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    2851
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Wiii!!!! Finalmente las vacaciones por lo q tndré mas tiempo para scribir xD!!! Espero q me disculpen x la tardanza pero staba en semana d exámenes (q x cierto los pasé todos) :)!!! En fin, disfruten la conti ;)
    Cáp. 13
    Desconfianza y sospechas
    (Parte I)
    –Inuyasha… Inuyasha… –su voz era suave pero insistente. –¿Inuyasha?

    –¿Q-Qué sucede? –abrí mis ojos precipitadamente. –¿Kik… Kikyo?

    –Perdóname…–murmuró sollozante mientras frotaba su mano con la mía. –Dime, ¿estás enojado?

    –¿De qué hablas? –pregunté mirándole de frente. –¿Me estás prestando atención? –al intentar tocar sus hombros para hacerla reaccionar noté claramente como mi mano traspasa su piel y en verdad me encontraba al lado de ella en el asiento de conductor.

    –Inuyasha, sabes que esto no fue…–palideció repentinamente. –¡¡¡Cuidado!!!

    Oscuridad. No podía ver absolutamente nada y ¡BAM! Una explosión.

    –¡Inuyasha! ¡Inuyasha! –podía escuchar su estridente voz pero no conseguía verla por ninguna parte.

    –¡Kikyo! ¡Kikyoooo! –repentinamente me encontraba en el asiento trasero del carro con mis manos heridas.

    –Esto debía pasar alguna vez. –era una voz idéntica a la mía pero ¡eso era imposible! Es decir, me encontraba en el asiento trasero… o al menos eso creí.

    –Por favor, perdóname…–murmuraba apoyando su cabeza sobre el hombro del conductor quien, sospechosamente, se parecía a mí. –¡Cuidado!

    ¿¡¿Qué estaba pasando, por qué actuaban como si no hubiese sucedido la explosión?!?

    Repentinamente sentí mi pecho húmedo y Shippo, Rin y la vieja Kaede me observaban confusos y ésta última sostenía un balde con agua en sus manos. Había sido un sueño…

    –––––––––––––––
    Injusticia, la exacta definición que describe perfectamente los hechos ocurridos, y es que se había cometido una especie de conspiración que apuntaba en mi contra. Las acusaciones de Kouga y sus acompañantes ya eran suficientes como para tener que soportar las risotadas exageradas de los molestos gemelos y lo bochornoso que fue tener que explicar que mis intenciones no eran abrazar a Kagome sino evitar una desgracia; ¿qué conseguí con eso? Pues que el miserable de Kouga dijera que seguramente ya tenía idea de lo que pasaría y que posiblemente había sido mi idea la de colocar un balde de pintura en el árbol, ¡que absurdo!

    A fin de cuentas que mi castigo por haber “bañado” al subdirector con pintura roja resultó ser tener que hacer el trabajo como conserje durante una semana (además de pintar las paredes) al regresar de la excursión.

    Ya habían transcurrido los tres días de excursión en la isla Hokkaido y habían pasado cuatro largos días desde el regreso a clases por lo que ya me había acostumbrado a limpiar el patio en los recesos. Debo admitir que al principio me frustraba el hecho de tener que trabajar como conserje en mis tiempos libres pero me acostumbré al poco tiempo pues Kagome –quien, por cierto, se sentía todavía culpable por mi castigo aunque tratara de convencerla de lo contrario- se sentaba en las bancas del patio para hacerme compañía en los recesos y de vez en cuando me preparaba el almuerzo.

    Debo admitir que ya no me molestaba su presencia como antes y había aceptado el hecho de entablar una mejor amistad con Kagome por lo que no me incomodaba que se sentara a observarme mientras pintaba las paredes o recogía la basura del patio y a veces simplemente me miraba sin decir nada; era realmente extraño pero ya no frustrante como cuando era “Esperpento”. Eso había quedado en el pasado cuando cambió sus anteojos de abuela por lentes de contacto y había comenzado –gracias a la ayuda de Sango y de Rin- a vestirse mucho mejor; finalmente parecía un ser humano.

    Lamentablemente, ese ser humano me traía recuerdos de la persona que es una de las mayores causas por las que escribo en este diario, y es que el parecido entre Kagome y Kikyo no solo me incomoda sino que me ocasiona esos extraños sueños que la verdad no tengo la más mínima idea de qué se tratan… y tampoco me interesa saberlo.

    A fin de cuentas que me encontraba pintando –como de costumbre- las paredes de la institución pero había algo que me mantenía intrigado: y es que el ex esperpento no se había presentado en esa zona para sentarse a mi lado como solía hacerlo en los recesos. No es que me estuviese quejando de su ausencia pero la verdad me extrañaba el no verla por esos lugares por lo que supuse se habría metido en alguna clase de problemas y sería mejor cerciorarme que no matase ni golpease a nadie. Aunque no era de extrañarse ni sobresaltarse por mis sospechas ya que, conociéndola perfectamente y sabiendo lo torpe que es, era perfectamente razonable que creyera lo peor; los lentes no le quitan lo torpe y eso es algo que creo que ningún exorcismo será capaz de hacer.

    En fin, me había parecido extraño no verla por los pasillos pues allí era donde usualmente se sentaba a platicar con sus amigas por lo que me alarmé pues mi primer pensamiento fue que se habría caído del segundo piso o probablemente hubiera ocasionado la caía de algún pobre tonto que insiste en coquetear con ella sin saber las consecuencias; cosa que, por cierto, no me ponía muy feliz. Por si fuera poco, además que ya me encontraba sumamente alerta y preocupado, no entendía la razón por la que no podía dejar de imaginarme que algo pudiese haberla lastimado y, ¡para colmo! –Y para empeorar las cosas- cuando finalmente la encontré mi cuerpo se llenó de coraje al ver la razón por la que no estaba sentada en las bancas del patio: el profesor Suikotsu. Así es, Kagome y el nuevo profesor de natación estaban hablando solos en la parte trasera de la institución por lo que –sin razón aparente o conocida para mí- me escondí detrás del paredón para saber que tanto tramaba ese profesor pues siempre me trajo sospechas además de enojarme pues insistía en hablar con ella luego de haber sido rechazado la primera vez…

    –Kagome, ¿no te gustaría, talvez, salir a comer conmigo esta noche? –preguntó tranquilamente pero en tono seductor. Vaya ridículo.

    –Lo siento mucho pero la verdad es que…–titubeó ruborizándose como si se hubiese detenido a recordar y continuó mirándolo de frente. –… es que tengo otros planes esta noche.

    –Pues no hay problema. –sonrió con galantería. –Podría ser cualquier otra noche, tú decide.

    –No. –replicó rápidamente causando confusión en el joven maestro. –Es decir… no creo que deba, eres un profesor y yo…

    –Si es por la edad que te preocupas no deberías hacerlo, no es algo que me importe mucho. –repuso jovialmente. –Además que soy el único aparentemente interesando en ti y no me parecería justo ser rechazado si no hay competencia.

    El maestro de natación soltó una risa pero se serenó al ver la melancolía en el rostro de Higurashi.

    –¿Qué sucede? –se acercó para observar más claramente su ruborizado rostro. –Si hay competencia… ¿no es así?

    Kagome asintió en silencio a lo que el joven maestro suspiró resignado.

    –Pues considero con suerte al afortunado que captó tu atención. –suspiró cabizbajo. –Pero dime una cosa, ese sujeto aún no te corresponde ¿cierto? –ella simplemente asintió con tristeza. –Pues vaya tonto, de lo que se pierde. En fin, no me rendiré porque aún tengo oportunidad. –dijo sonriente mientras se alejaba.

    Sobre la cabeza de Kagome se dibujó una enorme gota ante las palabras del profesor de natación. Cuando la susodicha se vio completamente sola, sin razón aparente comenzó a llorar cubriéndose el rostro con ambas manos. No me encontraba en lo absoluto cómodo con esa situación pues no estaba acostumbrado a ver a una mujer llorar y en especial si se trataba del ex esperpento pues la única ocasión que la encontré llorando estaba a punto de romperle el rostro al idiota que había causado esas lágrimas pero esta vez era diferente; no tenía la más mínima idea del por qué de sus lágrimas y si mis sospechas eran ciertas y estaba llorando por su amor no correspondido, no conocía al sujeto como para reclamarle algo.

    A pesar de habernos convertido en amigos no me sentía dispuesto a acercarme por lo que decidí sería mejor si la dejaba sola y buscaba a Sango para que la consolara; seguramente ella sabría que hacer. A fin de cuentas que me dirigí al patio nuevamente para localizar a la vampiresa cuando me topé con mi hermana quien me observaba muy confundida. La verdad desconocía por qué me miraba de una manera tan extraña pero no tenía tiempo como para detenerme a preguntar por lo que seguí caminando pero finalmente Rin me había tomado del brazo deteniendo mi andar.

    –¿Qué sucede? –gruñí frustrado. –En estos momentos estoy algo ocupado como para prestar atención a tus asuntos así que será mejor que…

    –¿Acaso estás buscando a Kagome? –preguntó con completa preocupación en su tono de voz lo que hizo que me virara con asombro. –Noté que no estaba sentada a tu lado por lo que supuse que estarías buscándola.

    –¡Feh! Pues no es a ella a quien busco, ¿por qué lo preguntas? –repliqué con tono frío tratando de ocultar mis intenciones.

    –Creí que talvez se habría metido en problemas y traje esta bolsa de ropa extra por si la necesitaba. –contestó con una enorme gota sobre su cabeza mientras observaba la aparentemente llena bolsa de ropa. –Ya me acostumbré. –suspiró.

    –Pues no está metida en ningún problema…–suspiré con una gota sobre la cabeza. –…de esa clase.

    –¿De qué hablas? –preguntó sobresaltada.

    Repentinamente me había surgido una brillante idea por lo que me sobresalté y tomé a mi hermana de los hombros.

    –¡Rin, tu sabes de noviazgos ¿no es así?! –me consideraba un completo idiota al hacer esa pregunta pues se ruborizó ante la pregunta. Mi semblante se volvió un serio y enojado.

    –¿Por… por qué lo preguntas? –replicó nerviosamente.

    Me encontraba aún más encolerizado.

    –Olvídalo… si permanezco más en esta conversación contigo es posible que sea capaz de golpear a ese gusano de Kohaku. –suspiré. –Dime, ¿dónde está Kaede?

    –¿Qué no lo sabes? Se fue esta mañana a la ciudad de Kyoto… aparentemente tenía algunos asuntos que…–me miró y supo que no debía seguir hablando.

    –Lo sé…–suspire. –Muy bien, seguiré buscando a la vampiresa.

    –¿A Sango? La vi hace rato caminando hacia la parte trasera de la institución, supongo que estaba buscando a Kagome.

    –¡Muchas gracias Rin! –exclamé antes de irme tranquilamente a continuar en mi labor de pintar las paredes.

    Ya se solucionarían los problemas del ex esperpento…

    ––––––––––––––
    Me encontraba barriendo los pasillos de la institución cuando repentinamente me detuve al escuchar sollozos al otro lado de un paredón. Me detuve en seco al reconocer las voces de Kagome y de Sango por lo que me pegué a la pared para no ser visto y poder escuchar con claridad la conversación. Por alguna extraña razón quería saber cuales eran los motivos del sufrimiento de Kagome y no me quedaría tranquilo hasta saber el nombre del sujeto que la cautivó y no se atreve a decirle algo. Vaya imbécil. Sujetos como ese no deberían llamarse hombres.

    –Ya tranquilízate Kagome, pareciera que estás llorando por alguien…

    La aludida simplemente secó sus lágrimas y asintió ante el comentario de la castaña.

    –Con que de eso se trataba…–rió la vampiresa con cierta picardía en su voz. –Ya dímelo, ¿cómo se llama?

    –Pues la verdad es que yo… no sé si deba…–Higurashi se encontraba tan rojo como un tomate y tartamudeaba con nerviosismo.

    Sango suspiró al verla de esa manera.

    –Por lo menos dime como es.

    –Pues él es…–repentinamente su rostro se puso serio y apareció una especia de vena sobre su cabeza. –Un serio buscapleitos, no le interesa nadie además de sí mismo y a veces puede ser muy grosero con las personas.

    La vampiresa palideció terriblemente y yo comenzaba a maldecir a Kouga en voz baja.

    –¡¡¡Kagome tú… tú… te gusta Inuyasha!!!

    Por un momento me sentí a punto de desmayarme. El ex esperpento… ¿¡¿enamorada de mí?!?

    Continuará………
    Espero les haya gustado y dejen sus comentarios….. actualizaré lo más pronto posible pues ya q stoy d vacas tndré mas tiempo d scribir (claro, si no es q salgo xD)
     
  14.  
    Puru

    Puru Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    3 Diciembre 2009
    Mensajes:
    150
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    GENIAL!
    primera?
    debo decirte que has mejorado notablemente, tus puntuaciones tambien las as corregido al igual que varios acentos, no te confies y sigue cuidandolos, con respecto a la narracion y el tema, simplemente buenisimo! poco a poco vas poniendo mas interes (al menos en lo personal) para seguir la historia! sigue asii
     
  15.  
    princess

    princess Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    20 Enero 2008
    Mensajes:
    91
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Mal mall Osea Bien Bien ! Pero Malllllllllllllllllll ! porq lo dejastes JUSTAMENTE ahiiiii ! queria saber q pasaba q haria Inuyasha le corresponderia ? O seria grocero Como siempre ! Y estoyyyyyyyyy feliz como una lombris por el cambio de Kagome ! Al fin aunq si la torpeza es algo q no se le quita y que atrevido el profesor ese ! invitando a salir a una Alumna :S
     
  16.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    848
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Siberian, ten cuidado en combinar los guiones: (—, -) en una que otra ocasión los note combinados. Amiga me mataste con esa frase, casi me caía de la silla XD:
    ¡Dios! En un momento de desesperación le pregunta eso a su hermana y luego se arrepiente; ahora Inuyasha ya sabe la razón del sufrimiento de Kagome, espero que no se aleje mucho de ella, este capitulo me gusto en especial, narras muy bien, además que Inuyasha ya se abrió de sentimientos con Kagome, los sentimientos de Kagome los confesó Sango, así que no estoy tan alarmada por que no los confesó ella misma, así que Inuyasha todavía no te desmayes XD.
    Sayonara
    :mala:
     
  17.  
    Yrim

    Yrim Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    31 Diciembre 2009
    Mensajes:
    101
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Kyaaaa! Me encantó, me encantó, me encantó!!!!!
    Aish (L) Qué interesante, me muero de curiosidad por saber qué va a pasar ahora que Inu lo sabe... Espero que no se ponga borde ni nada aunque... algo me dice que no va a ser todo color de rosa, ¿verdad?
    Bueno, me despido esperando que ne revivas con tu conti :P
    Cuídateeee
     
  18.  
    kagometaisho

    kagometaisho Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    19 Abril 2009
    Mensajes:
    64
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    kyaaaa!!!! adore este capi!!! que hara inuyasha? el que queria golpear al que no correspondia al amor de kagome... *suspiro* jajaja quiero ver que sucede ^^ me dejaste aun mas intrigada que la vez anterior!!! por favor no tardes en subir el siguiente capi!!!
     
  19.  
    razon

    razon Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    23 Junio 2009
    Mensajes:
    487
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    Tan tan tan ooooooo dios
    me dara un paro cardiaco ¡¡ O_Ò
    Debo admitir que me gusto mucho ^-^
    aunque casi me muero, por que inuyasha se entero de lo que paso, y que bueno que dejo de ser ese esperpento y se combirtio en una "persona normal", creo que se me han pegado las palabras de inuyasha xD ajajaja en fin este capitulo me gusto mucho y es como para reirse en algunas partes cosa que yo ise al pensar en unas cosillas que tenia escondidas en mi mente.


    Atte:razon
     
  20.  
    Pam

    Pam Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2006
    Mensajes:
    491
    Pluma de
    Escritora
    Re: [UA] ¿Cómo ignorar tu torpeza?

    ¡NO PUEDO CREER QUE YA SABE LA VERDAD!
    Ni me imagino la manera en que se ha de sentir el pobre de Inu-sama con semejante noticia. Es peor que un camión arrollándonte en plena carretera xD (parece que me pase de la raya, ¿no? xD). Sango en verdad es una experta reconociendo a las personas porque ni dudo en afirmarle de quien estaba enamorada, admiro su talento.
    Me re encanto la manera en que se llego a enterar Inuyasha del hombre imbécil que hacía llorar a Kagome xDxDxD. Creo que de ahora en más no lo consideraremos como tal.
    Sigue así. Te quedó fabuloso.
    Salu2.
     
Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso