This Is Not My Life...

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Bloody Rabbit, 31 Mayo 2011.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    NanakoGrey

    NanakoGrey ¡Holo!

    Libra
    Miembro desde:
    17 Diciembre 2007
    Mensajes:
    1,083
    Pluma de
    Escritora
    Kukukukuku~
    ¡Gracias por la dedicatoria! ¿Y Mi Shika-kun? ¿Por qué no aparecio? ¡¡Waa!! No me imagino que sucedera cuando Kakashi vuelva a persegir a los mafiosos. Me gusto mucho la conti, lo de las tildes es un problema aparte y ahora solo queda mejorar más y más con el tiempo, muy buen trabajo.

    También ¿Dónde estan las chicas? Sakura, Hinata y Tenten... supongo que me tendras proximamente una sorpresa con eso jejejejeje.

    Tenía un par de correcciones pero se me olvidaron, me metí de lleno en el fic y ya no las recuerdo. :P

    Bien, sin más que decirte espero con ancias la conti :D Jujuju sonreí como tonta cuando leí rubio de ojos azules
    Matta ne...
     
  2.  
    Bloody Rabbit

    Bloody Rabbit Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    14 Febrero 2009
    Mensajes:
    359
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    This Is Not My Life...
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    3291
    Bueno aqui esta el otro capitulo cualquier comentario que quieran decir, sera bienvenido

    Aclaratoria: La comunicacion que tendran Aiko con Riko esta en Cursiva.
    -------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Capítulo XI

    Aun tenía a la chica abrazada a él, no habían articulado una palabra porque sólo querían dejar que ese viento tranquilizara la entristecida escena que se había creado hace unos minutos atrás, Rio después de tanto llorar se había logrado calmar aunque ahora su rostro se había vuelvo más frió y seco que antes pero, como era momento de que volviera a su labor encomendada esta mañana subió su mirada hacia su compañero que la miraba con seriedad.

    Hidan, es mejor volver a nuestro trabajo. Dijo en un tono de voz baja.

    El chico de ojos rojos no le había dicho nada, pero lo que sí hizo fue subir una mano hasta la mejilla de la joven que acaricio su suma delicadeza con su dedo índice notando en ella un leve sonrojo está se soltó de tal caricia para bajar su mirada al suelo aunque eso no era lo que quería esta vez tomo su mentó para volver a subir su mirada hacia la suya en donde miro por unos cuantos segundos su ojos brillantes sin siquiera notar como se le acercaba al rostro para poder unir sus labios con los de ella.

    Al principio tenía dificultades para corresponderle el beso ya que era la primera vez que la besaban y como el joven estaba esperando una respuesta se separo de golpe porque no quería que esté se burlase del hecho de que nunca había sentido la sensación de ser besada.

    No vuelvas a hacer eso ¿Entendido? Habló con frialdad para aparentar des concertación a su atrevido acto.

    ¿Qué te pasa? ¿Nunca te han besado? Preguntándole con arrogancia vio como esta lo empujaba hasta un árbol que tenia detrás para comenzarse a ir con esos pasos firmes y serenos hasta el auto. Está definitivamente le hace competencia a Riko en lo que es el carácter. Murmuró para sí mismo, incorporándose un poco se acomodo la ropa que tenia desarreglada para seguir a la chica que se había montado en el asiento del copiloto.

    Se fue hasta el asiento del piloto en donde se monto colocándose sus lentes oscuros le puso arranque al motor del auto para irse a toda velocidad al lugar que le fue encomendado limpiar cualquier evidencia que pudiera vincularlo con ellos. Cuando llegaron al muelle abandonado se dieron de cuenta que este estaba siendo invadido por el cuerpo policial que ya tenía rato de haber llegado por lo que la chica suspiró de forma fastidiosa.

    Ahora si Pain los va a matar a esos dos. Fue lo único que dijo mientras recostaba la cabeza en el copete del asiento para mirar el auto.

    Sí y que no te extrañe que nos mande a llamar a todos para replicarle sus actos al frente de todos. Agregó Hidan mientras que hacia retroceder el vehículo para esta vez tomar rumbo a la guarida.

    En la escena del crimen estaban parado Kakashi al final del puente con un oficial que tomaba nota de cualquier argumentación que esté daba del dicho asesinato.

    Hasta ahora sabemos que el negociador estaba parados en el sitio en donde esta usted parado, y en el lugar en donde me encuentro se debió encontrar uno de los miembros de la organización. Explicó el hombre.

    Por lo que a los pocos minutos uno de sus compañeros le debió disparar desde este ángulo. Agregó Sai quien se encontraba parado al comienzo del puente cerca de un poste de madera.

    Entonces, si nos podemos a pensar el trayecto de la bala venia justamente al brazo izquierdo del negociante por lo que la herida fue hecha justamente en el hombro. Aportó el otro oficial que los acompañaba.

    Esto lo hicieron en un acto de desesperación al ver como este no aceptaba su oferta lo hirieron en el brazo para darle oportunidad al otro de arrebatarle el maletín con el dinero adentro para así poder huir del lugar, dejando que esté se murieran al mantenerse por casi doce horas bajo el agua. Concluyó el hombre de cabellos grises mientras que desviaba la mirada hacia el agua.

    ¿Todavía no podemos hacer un rastreo para localizar su guarida? Pregunto el chico de cabellos negros.

    Aun no, con esta escena no conseguiremos una pista clave que nos conduzca de una vez a su escondite. Respondió Kakashi.

    ¿Qué hacemos entonces? Pregunto nuevamente.

    Por ahora, busquen e la bases de datos cualquier asalto o negocio que hayan hecho ellos que nos pueda relacionar con lo ocurrido horita.

    En la guarida de la organización de Akatsuki, se encontraba un Pain enojado por la estupidez que cometieron uno de sus miembros al dejar un cadáver en dicho lugar en donde estaban cerrando un trato para la transportación de arma ilegales hacia otro país extranjero.

    Ven lo que acaban de hacer par de imbéciles, de seguro en estos momentos la policía debe estar buscando cualquier pista para encontrar nuestro paradero. Replicó enojado a los dos jóvenes que se encontraban parados al frente de su escritorio.

    El rubio mantenía la mirada fija en su jefe mientras que la castaña de ojos negros desviaba la mirada hacia un lado ya que estaba cansada de que siempre que las cosas les salía mal era por culpa de su compañero.

    Pain-sama, esta vez no fue mi culpa; si no fuera porque Deidara intervino hubiera cerrados ese negocio si tener que herirle el hombro. Habló en su defensa mirando a dicha persona con cara de pocos amigos.

    Ahora resulta que la culpa la tengo yo. Reprochó con fastidio.

    Déjame decirte que si la tienes porque yo no te dije en ningún momento que te metieras. Replicó todavía enojada.

    Ya cálmense ustedes dos, mas tarde los mandare a llamar para comunicarles cuál será su castigo. Dijo desviando la mirada hacia un lado por unos momentos, mirando esta vez a la rubia de ojos color morado. Rima, saliendo de aquí busca la forma de infiltrarte en el cuerpo policial y averigua quien esta a cargo de esa investigación. Ordenó.

    La joven montó queja por ello y asintió a las instrucciones que le fueron dadas.
    Movió esos ojos color metal por toda la sala para notar que habían ya cuatro parejas faltantes en este lugar sin contar que el equipo Taka tampoco estaba presente en la reunión Dos chicas desaparecidas y ese grupo que actúa por sí solo, ¿Qué es lo que estarán tramando? Pensó en seco fijando la mirada al frente.

    Vuelvan inmediatamente a sus labores. Ordeno el líder viendo como cada miembro se iba del lugar.

    Se estaba estacionando al frente de un edificio un auto negro del que bajo una figura femenina que se encontraba vestida con una chaleco cerrado negro y una falda de ejecutiva que le llegaba hasta cuatro dedos mas arribas de su rodillas del mismo color, pero que en si escondía el arma dentro de ella. Miro a ambos lados de la acera y se volvió al auto al momento en que cerró la puerta viendo a la azabache bajar el vidrio negro del vehículo mirándola con unos lentes oscuros lo que hizo fue sonreír divertida.

    Odio hacer esto y lo sabes. Reprochó lo molesta la joven de cabellos grises para escuchar una risa de burla de su parte. Aiko, esto no es para nada gracioso. reprocho nuevamente pero con mas enojo que antes.

    Primero déjame recordarte que a ti fue a quien le asignaron esta misión yo solo seré tu guía en este arte del camuflaje. Dijo la Uchiha.

    De todas maneras, ¿Por qué no te lo asigno a ti que sabes más que yo? Pregunto aun sin aceptar lo que tenía que hacer.

    Porque ya lo he hecho muchas veces y me negué a hacerlo. Respondió con esa misma tranquilidad que era oculta con su fría actitud.

    La chica de ojos rojos la miro con unas ganas de matarla pero a la final suspiró resignada ya que de nada le servía seguirse quejando porque de todas maneras tenía que cumplir con esta misión. Recibió de sus manos su comunicador que se coloco en su oreja derecha para ocultarlo con sus cabellos grises, después se volteo hacia la puerta para soltar un profundo suspiro y caminar con esos pasos firmes hasta su interior, Aiko la miro con esa burla de arrogancia ya que no muchas veces se le veía a Riko vestirse de esa forma ya que odiaba usar no únicamente falda sino zapatos de tacón ya que no caminaba muy bien con ellos.

    Caminaba como si nada a las instalaciones para dirigirse al ascensor en donde se metió en él para pulsar el botón que la llevaría a su destino. En su trayectoria de llegada miro esos zapatos con odio, diciéndome mentalmente el porqué tenía que ser ella la que realizase esta misión si para eso estaban Aiko y Rima que eran las maestras en el arte de la infiltración.

    ¿Me escuchas, Riko? Habló esta por el comunicador.

    Te escucho perfectamente. Dijo con seriedad.

    Escucha bien una cosa que te diré, cuando estés hablando conmigo estando cerca de alguien solamente te vas a mantener callada y escucharas las instrucciones que te daré desde aquí. Explicó la azabache.

    Me parece bien, ahora ¿Qué es lo que voy a hacer? Pregunto la joven de ojos rojos.

    Vas a hablar con el presidente Sabaku no de una transportación de armas que tenía que haber llegado hace unos días para la organización Tsukuyomi. Respondió la chica.

    Todavía sigo insistiendo que no debí haber hecho esto. Reprochó nuevamente con el mismo fastidio que sentía antes.

    Riko, concéntrate en lo que tienes que hacer, cuando terminemos te puedes quejar por ahora. Dijo está con la poca paciencia que tenia. Otra cosa, mientras que yo te dirija en esta misión nada saldrá mal, además si estos idiotas te intentan hacer algo sabes cómo defenderte ¿o me equivoco? Citó con ese tono arrogante que le molestaba a veces de ella.

    Antes de responderle eso, se cayó en seco cuando el ascensor se detuvo abriendo sus puertas dejo entrar a una joven de más o menos la edad que la chica de cabellos grises solo que se le notaba mayor que ella, de una hermosa piel blanca sus cabellos cortos de un color rubio brillante los tenía amarrado en cuatro alta coletas y sus orbes miraba con suma frialdad a la persona que se encontraba dentro de el y sin mucho de qué hablar solamente se encamino hasta quedar a su lado, dándole al piso en donde tenía que ir este se volvió a mover.
    Deteniéndose casi en la cima Riko salió de el con esos pasos firmes y elegantes, encaminándose hasta la oficina del presidente vio a las afueras a una chica de cabellos castaños oscuros y ojos negros que tecleaba en su computadora concentrada en su labor sin haber notado la presencia de está.

    Disculpe, ¿Me puedes atender? Pregunto con un tono serio pero mostraba poca clase.

    Eso es lo peor que pudiste decir. Dijo Aiko fastidiada escuchándose un golpe a causa de que está se golpeaba la frente con una mano.

    La joven desvió la mirada hacia ella y sin decirle nada tomo el teléfono para intercambiar unas cuantas palabras con la persona que se encontraba en la otra línea, luego volvió a dirigir esa mirada hacia la mujer que se encontraba todavía para al frente de su escritorio.

    La están esperando. Dijo.

    Riko sin decir nada continua con su paso entrando por la puerta de la oficina sin siquiera tocar la cerro cuidadosamente para caminar hasta el escritorio de un chico de piel blanca, cabellos rojizos y ojos verde agua que la miraba con seriedad al darse cuenta de su presencia por el sonido de sus tacones Esto mas incomodo no puede ser pensó con fastidio manteniendo aun esa misma compostura.

    Usted debe ser la que mandaría la líder de la organización Tsukuyomi. Habló con frialdad.

    La única que estaba disponible. Dijo eso desviando la mirada.

    Llevo hasta donde se encontraba para sentarse en una de las sillas que estaba al frente del escritorio.

    Riko, haz las cosas bien. Replicó la Uchiha.

    ¿Qué era lo que necesitaba hablar? Preguntó el pelirrojo.

    Quisiéramos saber que fue lo que paso con el cargamento que tenía que haber llegado ya hace dos días. Respondió ella.

    Tuvimos ligeros inconvenientes con nuestros contactos ya que al parecer fueron atrapados por el cuerpo policial de la ciudad Sunano. Explicó.

    ¿Confiscaron toda la carga? Preguntó Riko.

    Según tengo entendido, solo la mitad de ella. Respondió el muchacho.

    Pregúntale sobre el nuevo trato que le propuso a Konan. Dijo está.

    ¿De qué se trata el nuevo acuerdo que le propuso a nuestra líder? Preguntó la joven.

    Estuve considerando las circunstancias de lo que ocurrió que esta vez mandaremos la carga con el doble de seguridad que tenía al momento en que fueron atrapados. Respondió el Sabaku no.

    Que te hable de las armas que dispondremos en ese cargamento que viene y de cuantas hablamos. Ordenó nuevamente la azabache.

    ¿De cuantas armas hablamos esta vez? Y ¿Cuáles son las que dispondremos? Preguntó la chica de ojos rojos desviando la mirada hacia abajo.

    Esta vez tendrían, 30.000 pistolas silenciadoras, 20.000 metralletas, 5.000 escopetas y 3.500 lanza cohetes. Respondió Gaara.

    Nos sigue faltando un arma en ese inventario.Dijo Aiko.

    ¿Cuántas granadas dispondremos? Preguntó nuevamente manteniendo esa misma compostura seria,

    Qué bueno que me las acordó, de ellas tendrán a su disposición unas 10.500. Respondió.

    Duplícalo.

    Que sean 20.000 Propuso.

    ¿Por qué tantas? Preguntó confundido.

    Para lo que estamos planeando es necesaria esa cantidad. Respondió la joven.

    Eso es todo ya puedes regresar. Ordeno ella.

    Si ya no hay más que hablar yo me retiro. Dijo mientras que se levantaba de la silla para poder tomar su camino de regreso.

    Espera… Eso la detuvo. ¿Quién va a recoger la carga? Preguntó.

    Una de mi compañera lo estará esperando. Respondió para así finalmente irse.

    Salió de la oficina, tomo el ascensor y llego al vestíbulo para irse al vehículo que la estaba esperando en las afueras del edificio, al momento en que cerró la puerta este arranco, mirando esta vez a la azabache notando algo extraño en ella.

    Ya esta todo listo. Anunció.

    Sí lo sé, solo nos falta sacar ese pequeño estorbo de encima. Acotó.

    ¿A qué te refieres con “pequeño estorbo”? Pregunto la chica de cabellos grises confundida haciendo la comilla con los dedos.

    Ya lo veras muy pronto…
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  3.  
    NanakoGrey

    NanakoGrey ¡Holo!

    Libra
    Miembro desde:
    17 Diciembre 2007
    Mensajes:
    1,083
    Pluma de
    Escritora
    Konbanwaa!!
    ¡Interesante, me encanta como va la historia! Me pregunto que va a hacer kakashi y que haran los akatsukis cuando se enteren que el lidera la investigación contra ellos.
    Kukuku~ me encanta como vas a gregando los personajes que todos conocemos poco a poco.
    Encontre que muchos pedazos no eran coherentes y errores en tildes, ahora solo recuerdo "frió", ese es el pasado del verbo freir, la tilde se coloca en la i "frío" en el contexto de la historia (ese error esta al principio)
    Bien, estare esperando con ancias la conti
    Matta ne~
     
  4.  
    Bloody Rabbit

    Bloody Rabbit Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    14 Febrero 2009
    Mensajes:
    359
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    This Is Not My Life...
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    3614
    sorry por ese mal calculo, es que escribir con tu hermana menor encima nunca es bueno >.<
    aqui esta el nuevo capi que creo que los dejara impactados.

    cualquier errorsito me lo dice.
    -------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Capítulo XII

    Una patrulla de policía estaba estacionándose en las afueras del lugar dejándose ver al salir del vehículo a una rubia de ojos morados amatis que cargaba puesto unos short semi corto que le llegaba casi hasta la mitad de sus rodillas, una camisa de tirantes color blanco en donde dejaba semi descubierto sus pechos y un chaleco de color azul royal con las siglas de la comisaria, siendo acompañada por una joven de cabellos rosados cortos y ojos color verde jades que cargaba la misma vestimentas que ella, se fueron las dos al interior del lugar en donde se dirigieron hasta la sala de reuniones.

    Justo tiene que llamarnos cuando estamos en la hora del almuerzo. Comentó Sakura con seriedad.

    Sakura-chan no debería quejarse de ello, sabes cómo es el jefe Hyuga al momento de mandar a llamar a todas las patrullas. Dijo Rima de forma tranquila.

    Más le vale que esta vez sea importante. Seguía comentando con esa misma serenidad ignorando por completo lo que le había dicho su compañera.

    Por lo visto la joven se pudo infiltrar con facilidad en el cuerpo policial, ya que tenía cuatro meses que trabaja con ellos, asignándole a Haruno Sakura como compañera tenía ya forma de saber cada uno de sus movimientos porque estos no tenían la menor idea de que esta chica trabajase para los mafiosos de la organización Akatsuki.

    Llegando a la sala de reuniones, estaban todos los presentes de dicha comisaria por lo visto esperando por la llegada de estas dos para poder comenzar con la reunión. Cada uno todo asiento y tomo el cuaderno que tenia consigo un lápiz tinta de color negro para que pudieran hacer importantes anotaciones de la investigación que se llevara a cabo.

    Bueno, señores es momento de decir que de nuevo volveremos a retomar el caso de la organización Akatsuki. Anunció el castaño.

    ¿No habían dicho que no teníamos un líder para ese caso? Preguntó una rubia de coleta alta y ojos azules que se encontraba dos asientos a la izquierda de donde estaba la chica de cabellos rosados.

    Ahora si lo tenemos. Respondió. Déjenme decirles que luego de su retiro de cinco meses, vuelve a retomar el caso Hatake Kakashi. Anunció al hombre de ojos negros que entraba en ese instante por la puerta de la sala de reuniones.

    Rima intento mantenerse seria ante su aparición pero le era imposible porque con ese hombre a cargo del caso las cosas para la organización se complicaría mucho y eso que muchos a sus alrededor murmuraban cosa bastante interesante sobre su persona Esto sí que será todo un lio para nosotras, si ese hombre nos llega a encontrar pensó de forma serena tomando nota de un punto de vista que acababa de encontrar, Sakura la mira extraña porque aun no empezaba la reunión y ya estaba comenzando a tomar apuntes.

    Como de costumbre, escribes tus apuntes antes que los demás. Dijo en un murmuro para llamar su atención.

    Está no le dijo nada y desvió la mirada hacia ella.

    Es que para tener un buen conocimiento de un caso hay que tener hasta el más mínimo detalle anotado. Dijo de la misma forma regalándole una sonrisa.

    Antes que nada tenemos que recordar todos que estamos persiguiendo a una organización muy peligrosa y difícil de encontrar porque entre sus miembros hay personas que son, rastreadoras, conocen lo que es el arte de la infiltración y saben realizar no solamente buenos negocios sino también crear sus propias armas para venderlas ilegalmente en el mercado negro. Explicó el Hatake haciendo un par de anotaciones en una pizarra acrílica.

    Todos en el lugar comenzaron anotar lo que esté escribía a excepción de la rubia que miraba con seriedad lo que colocaba.

    Lo primero al tratar son sus distribuciones. Dijo. Ellos trabajan en pareja por lo que se puede decir que el total de miembros son de diez personas para poder crear cinco parejas que trabajan en distintas formas. Citó.

    ¿Cuáles son precisamente las funciones que cada una de ellas realiza? Pregunto el Inuzuka.

    Básicamente, éstas están empleada de la siguiente manera: la primera pareja son las que hacen las negociaciones, la segunda se encarga de cuidar el cargamento que serán transportado a otra regiones, la tercera son estafadores que engaña a los más poderosos empresarios, la cuarta se encarga especialmente lo que es el arte de la infiltración y la última es la cabeza de todos ellos por lo que se pueden considerar como la multiusos. Respondió a su pregunta detalladamente sin dejar de hacer anotaciones en la pizarra.

    La rubia miraba detalladamente cada cosa que apuntaba y tenía que admitir que tenia la razón, solamente se equivoco en una cosa que no mencionó, que la ultima pareja, la que supuestamente dice ser la cabeza de esas cinco es en realidad la pareja de rastreadores, aquella cuya función tiene el rastrear la base de datos de su enemigo, o hacer el plan perfecto a base de lo que se le informa.

    Según, nos informaron solamente han podido conseguir nada mas información de los miembros masculinos de la organización. Menciono una chica de piel semi bronceada, cabello castaños oscuro amarrado en dos chulos y ojos negros.

    ¿Qué intentas decir con eso, Tenten? Preguntó Kakashi.

    ¿Qué tal si en esa organización hay también mujeres instruidas? Pregunto ella, haciéndole saber a todos su duda.

    Puede que tenga la razón. Habló la de ojos jades. Pongamos todos a pensar, ¿Por qué razón le sale bien cada negocio o asalto que ellos hacen? Preguntó.

    Por la buena planificación que hace. Respondió Naruto.

    Esa es una, pero… una de las mejores formas de tener en la palma de sus manos a los más poderosos empresarios es que una imagen femenina este entre ellos. Respondió la chica.
    Muchos murmuraron ante tal expectativa ya que daba mucho a entender.

    Haciendo entender que lo que dice Sakura es cierto, entonces… tendríamos que decir que habrán dentro cinco mujeres en la organización. Agregó el de cabellos grises.

    ¿Qué razón dice eso, Kakashi-senpai? Preguntó uno de ojos negros y cabellos del mismo color que lo tenía amarrado en una alta coleta haciéndolo parecer al de una piña.

    Porque para tener tan buena sincronización en una organización debe haber un balance. Respondió el hombre.

    ¿Qué clase de balance? Preguntó Lee.

    —Un balance de funciones, que cada pareja trabajen en la misma cosa. Respondió Rima inconsciente.

    Exacto. Afirmó. Cada uno de ellos, tiene que tener la misma función para que todo le salga como lo planean. Agregó.

    Entonces, con lo recopilado horita de ellos. Habló el jefe de la comisaria. ¿En qué lugares en específicos trabajarían estas parejas? Preguntó.

    Mayoritariamente en bares. Respondió Kakashi.

    ¿Por qué lo dice? Preguntó la joven de ojos morados.

    El perfecto lugar para cerrar tratos son eso, o si no lo hacen en lugares abandonados en donde no podrían ser visto por ninguno del cuerpo policial. Respondió.

    Acertó en cada una de las expectativas de la organización, pero… pensó la joven en seco, planeando una estrategia para embromarle en juego.

    ¿Qué es lo que haríamos entonces? Preguntó Shikamaru.

    Yo propongo que estemos pendiente por las noches de cada lugar al que posiblemente podrían aparecer, más si están abandonados. Propuso Sakura.

    Frentona eso no ayudaría mucho. Negó Ino.

    Digo que es mejor ir a los bares. Propuso Kiba.

    Eso sería demasiado obvio para ellos si hacemos eso, porque se darían de cuenta que los estamos siguiendo. Respondió Neji en negación a eso.

    Por ahora, la prioridad de todos será descubrir quienes son las cincos miembros de la organización. Dijo Kakashi.

    ¿Por qué hacer eso? Preguntó Rima.

    Si descubrimos quienes son ella tendremos más facilidad de arruinarle los planes y saber la ubicación exacta de donde se encuentran. Respondió el hombre.
    Si hace eso, entonces nos vincularía con ellos y pondría en peligro la otra organización pensó de forma analítica mordiéndose la uña de su pulgar.

    Si es lo que cree conveniente entonces no se hable más. Dijo el Hyuga quien dejaba sus cosas en la silla para levantarse. A partir de ahora todos los presentes tendrán sus metas fijas en descubrir la identidad de estas cinco chicas. Ordenó esté a lo que escuchó un “Sí, señor” por parte de todos.

    Kakashi todavía se mantenía en silencio, mirando de forma fija a Rima se dio de cuenta que algo escondía esa chica, aunque tuviera muy buenas expectativas durante la reunión eso la hacía sospechosa porque decía cosas que no muchos dirían y mas por su forma de pensar que era casi idéntica a la de Shikamaru.

    ~o~

    Bajándose de la motocicleta una chica de cabellos castaños claros y ojos negros que miraba con fastidio el lugar en donde se encontraba, desviando la mirada hacia su rubio compañero se dieron de cuenta que ahora es que las cosas se les complicarían si no hacían esta vez bien el trabajo que se les asigno.

    ¿Dónde se supone que estamos? Pregunto Deidara.

    En el muelle del rayo. Respondió la chica.

    ¿Qué es lo que supone que venimos a hacer? Preguntó de forma confusa aunque lo hacía con sarcasmo.

    Vamos a recoger un cargamento de armas que pidió Pain hace dos días. Respondió seriamente mientras que se arreglaba sus cabellos en una coleta baja.

    El chico suspiro y coloco el casco en el asiento para guardarse el arma en la parte de atrás para encaminarse con la chica hasta el puente.

    ¿Qué compañía nos dará tal aportación?Preguntó sin dirigirle la mirada.

    Una que es manejada por el empresario Killerbee creo que es “El Trueno Destellante” Respondió ella manteniendo la misma compostura.

    Al llegar se llevaron una sorpresa porque vio al azabache mayor acompañado de la pelirroja perteneciente al equipo Taka. Ambos suspiraron al mismo tiempo porque se dieron la idea de que su jefe los mandara para evitar que metieran la pata de nuevo Se nota que Pain-sama ya no nos tiene confianza pensó Yuu mientras que se encaminaba con el chico al lado hasta donde se encontraban.

    ¿Qué hacen ustedes dos aquí? Preguntó el rubio.

    Nos asignaron la misma misión que a ustedes. Respondió Itachi.

    ¿Tanta desconfianza nos tiene? Preguntó está de forma directa.

    Lo único que dijo que es que esta vez no podía haber ningún error. Respondió esta vez la chica de cabellos rojizo.

    La castaña se sentía algo incomoda porque esta chica la miraba de una forma extraña como si la buscaba investigar a través de su mirada así que hizo todo lo posible para no hacérselo saber. Al estar los cuatro juntos de una vez se fueron a reunir con un hombre de unos 35 años, de una piel morena que parecía más bien de un color marrón tierra, tenia los cabellos de un color amarillo pálido aunque los tenía todo peinados para tras, no se le podía decir el color de ojos ya que estos los tenia oculto en unos lentes de color negro.

    Ustedes deben ser lo que vienen por esta carga. Habló con una sonrisa arrogante el hombre.

    Sí, Killerbee-sama, somos los encargados de llevarnos la mercancía que esta siendo cargada al camión. Respondió el Uchiha mayor.

    Perfecto, díganle a su jefecito que esta todo lo que pidió y que no tuvimos ningún inconveniente con la policía esa que se la pasa patrullando los muelles. Dijo con esa misma arrogancia de antes.

    Se lo haremos saber inmediatamente. Hablando por los demás, le hace una reverencia para dejar que el hombre se retirara, así que esta vez se dirigió a sus otros compañeros. Creo que las cosas nos están saliendo como quería Pain porque ya la mercancía esta segura en el camión. Dijo.

    Espero que con esto recompense la metida de pata que hice en mi última misión. Dijo Deidara rascándose la nuca.

    Karin y Yuu no han dicho nada desde que llegaron es como si algo le molestase a esas dos, pero… ¿Qué era? Lo que si es que éstos se dieron de cuenta de ellos que mantuvieron la mirada fija en su respectiva compañera.

    ~o~
    Después de su misión con Riko las dos se habían reunido con sus compañeros para poder hacer sus labores, la chica de cabellos grises se fue con el pelirrojo a llevar una mercancía a la ciudad Susano mientras que los dos Uchihas se encontraban en un almacén abandonado tratando de exterminar a un traidor que quiso implicar a la organización con la policía.
    Aiko estaba escondida entre unas cajas viejas a unas cuantas distancia de donde estaba se encontraba el menor de los Uchihas escondido en unos barriles ambos con sus pistolas en manos solo esperaban que dicho hombre saliera de su escondiste.

    ¿Qué tanto se esconde? Parece una rata de alcantarilla. Dijo está fastidiada.

    Cerró por unos momentos sus ojos para poder analizar sus pasos, saliendo de su escondite le apunto en la cabeza para disparar a su dirección pero este de forma ágil esquivo tal tiro para detenerse al frente de ella con la pistola apuntándole en la cabeza.

    Eres muy lenta, pequeña. Dijo con arrogancia.

    Déjame informarte que eso no era para ti. Habló divertida viendo como su compañero le apuntaba en la cabeza.

    Por lo visto el lento es otro. Dijo el azabache mientras que disparaba.

    Matándolo el seco, le salpico a su compañera quien desvió la mirada hacia otro lado con una sensación de asco ya que no le gustaba mucho que le hicieran ese tipo de cosas.

    Ten más cuidado por donde apuntas, me manchaste toda. Reprochó sacando un pañuelo para limpiarse.

    Deja de quejarte que pareces una niña pequeña. Acotó mientras que tomaba el cuerpo. Apresúrate que tenemos que destruir el cuerpo.

    Está murmuro un par de cosas de su molesta actitud para después seguirlo, yéndose hasta la parte de atrás del almacén se adentraron a un bosque en donde depositaron al cuerpo cerca de unos árboles en donde fue quemado con fuego y gasolina para que fuera descubierto.

    Con esto terminamos nuestra misión. Dijo Aiko intentando irse.

    ¿Para donde crees que vas? Preguntó Sasuke quien la tomo de un brazo para apegarla a él.

    Tengo cosas que hacer te pediría que me soltaras. Respondió con cara de pocos amigos.
    Sonrió con arrogancia para hacerla retroceder a un árbol que tenia por detrás, aprisionándola en el vio como mantenía la mirada desviada por lo cerca que estaba de su rostro.

    Mírame cuando te hable. Dijo esté.

    Lo obedeció y lo miro, haciendo un enfrentamiento con sus ojos no se dio de cuenta como tomaba sus muñecas para aprisionarlas en el mismo lugar logrando inmovilizarla por completo.

    ¿Qué es lo que estas haciendo? Preguntó ella.

    ¿Para quién trabajas realmente, Aiko? Pregunto de vuelva y con una voz fría.

    No sé de qué me estas hablando. Respondió ella.

    Tú y las otras cuatro de la organización van en contra de su jefe ¿Verdad? Preguntó de nuevo.

    Claro que no, ¿Qué te hace pensar eso? Respondió para volver a preguntar.

    La forma en cómo actúan ustedes por separado. Contestó su pregunta acercándose aun más. Muchas de las misiones que hacen cuando trabajan ustedes en parejas van en contra a lo que Pain les ordena hacer. Explicó en un susurro para que solamente ella lo escuchara.

    La había callado en seco con eso, porque no podía creer como es que hacia sido descubierta por su hermanastro si había sido cuidadosa en cada movimiento que ha realizado.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  5.  
    NanakoGrey

    NanakoGrey ¡Holo!

    Libra
    Miembro desde:
    17 Diciembre 2007
    Mensajes:
    1,083
    Pluma de
    Escritora
    Kukukuku~ ¡Soy tan intensa que no se te olvidaron las tildes del los verbos en pasado!
    Konbanwa Nanami-chan,
    la conti de hoy me guso más que nunca, creo que tengo mpas interes por el equipo de los buenos que de los malos... pero fue muy facil la infiltración :S
    Espero Kakashi logré ver a travez de Rima.
    Me encanta la actitud fría de Aiko, es 100% una mujer de su trabajo... lastimosamente no es el mejor de todos ¿No?
    Bien, Nanami-chan solo tengo dos cosas a rescatar:
    1. La repetición de palabras ("escondia")
    2. "horita" es "ahorita"
    Es todo Nanami-chan ;) buena conti
    La espero con ancias
    Matta ne~
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Alex Jordison

    Alex Jordison Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    28 Julio 2010
    Mensajes:
    174
    Pluma de
    Escritora
    Oh por dios, oh por dios, Sasuke lo sabe, oh por dios!! :O

    SasukexAiko un solo corazón, :D lastima que ella no lo quiera aceptar pero se ven tan genial, ademas como la trata como es... es que hacen una pareja tan genial!! al igual que Hidan y la otra xD no me acuerdo a un los nombres.

    por cierto me encanto de veraz me a encantado, la trama si que te deja perpleja, me encanto, amor de veraz que me a fascinado, me encanta por que las continuaciónes son super largas; las actitudes de todos son muy geniales!! lo que me gustaría saber es qeu le paso a los otros Akatsukis xD

    Bueno como siempre, no encontre errores, (NOBUSCO) y te quería decir que... deidaratehacetirarbabaporél,meencantalaparejaquehaceconyuu me fascina como escribis y espero continuación pronto a un que quiciera que me avisaras porqeu no me aparece como que edites algo.

    Otra cosa que note mucho es la inspiración que tienes y como te concentras en escribir tan bien, me fascina ello, bueno te dejo hermosa, espero leer pronto la continuación.

    Att: Mili hyuuga.

    PDS: Avisa la contiiiiii!!! wua,notepocoyuuxdeidara.... espero pronto divertirme.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Bloody Rabbit

    Bloody Rabbit Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    14 Febrero 2009
    Mensajes:
    359
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    This Is Not My Life...
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    3178
    And back y con nuevo capitulo....

    Julia-chan: al fin, ningun problema con las tildes aunque me salte algunas cuando lo volvi a leer =P sabes, la personalidad de Aiko es algo, pesada parecida a la de Sasuke solo que a veces es un poco terca cuando las cosas no son como ella dicen que tienen que ser ;)

    Mili Hyuuga: tranquila que te mantendre informada, y con esos dos... si te entiendo, aunque creeme las cosas se pondran mejor, lo que si te digo es que de los Akatsuki no los puse a todos sino que tome en cuenta lo que de verdad me hacian falta y le darian el trama que busco xD
    -------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Capítulo XIII

    Aun manteniéndose apegado a ella estaba esperando que la chica de cabellos azabaches le dijera la verdad, aunque para Sasuke había otra cosa más que no se entendía de estas cinco y eso que muchas de las cosas que éstas hacían les determinaba varias sospechas.

    ¿Cuál es el nombre de esa organización? Preguntó.

    No tengo porque responderte eso. Respondió ella.

    Claro que responderás, porque tú a mí no me engañas y si no quieres que te mate me dirás en este momento todo lo que sabes. La amenazó.

    Si quieres lo haces, pero ni creas que te diré lo que se. Siendo tan leal a su jefe miraba de forma desafiante a su hermanastro.

    Con que no vas a querer retroceder antes tus palabras, suenas igual a Naruto cuando habla así pensó el azabache mientras que se le acercaba a su cuello para soltar un frío aire que erizo el cuerpo de la chica, enrojeciendo instantáneamente sus mejillas, había llevado la mirada hacia arriba.

    S-Sasuke… ¿Qué… e-es… lo que… h-haces? Preguntó su hermana con la voz entre cortada.

    Entiendo porque no dices nada pero, no te preocupes no te hare nada… solamente quiero protegerte. Decía en un murmuro erizándola por completo con cada onda de su aliento que chocaba contra su morena piel.

    Se mordía el labio inferior para mantenerse callada porque en la palabra de su hermano no podía confiar, y como el moreno estaba consciente de que lo dura que se pone para sacarle información tomo su mentó con una de sus manos libres para desviar su mirada hacia la suya, mirándose unos segundos a los ojos lo único que hizo fue rozar sus labios con los de ellas sorprendiéndola con eso sus mejillas se enrojecieron todavía más.

    ¿Por qué quieres saber esto? Preguntó la chica.

    No tengo porque responderte eso. Respondiéndole con la misma frase que antes había usado, vio como se comenzaba a enojar. Si me dices lo que quiero saber, te diré porque insisto tanto con saber todo. Propuso.

    La azabache no estaba convencida de eso porque algo quería este chico para que le hiciera tanta insistencia y si le decía todo tal vez la dejaría en paz, pero también esta la posibilidad de que lo mate por intentar usar dicha información que le fuera a dar en su contra ¿Quieres jugar? Perfecto, te daré lo que quieres pensó ella mientras que se soltaba del agarre de sus muñecas para colocar sus manos en los hombros del moreno, apartándolo unos cuantos centímetros de ella.

    Primero, quiero mi espacio. Dijo desviando la mirada hacia abajo. Segundo, te diré lo que quieres saber solo… si me prometes que no intentaras nada en mí contra. Acotó.

    Esté le sonrió de forma melancólica para después cruzarse de brazos.

    Promételo, Sasuke. Insistió la Uchiha mientras que le quitaba las manos de encima.

    Ya tranquilízate, prometo no hacerte nada. Aceptó el moreno.

    Suspiro de forma honda, era la primera vez que incumplía su juramente por lo que no era muy evidente esto que hacía ya que muchas cosas de este chico no entendía y esta era una de ellas por lo que comenzó a pensar cada una de las palabras que usaría para contarle toda la verdad sin necesidad de ser engañada.

    ~o~

    Con el camión estacionado cerca de un edificio abandonado en donde entregaría la mercancía que contenía más de 3.500 kilos de cocaína, tenían que mantenerse dentro de ese vehículo hasta las ocho de la noche en donde harían los trámites de entrega para recibir el dinero antes acordado con su líder.

    Entre los dos había una fuerte tensión ya que la joven había decidido contarle toda la verdad al pelirrojo, quien se sorprendió mucho al saberlo porque no pensaba que la chica fuera capaz de hacer tal cosa y ahora que tenía muchas preguntar en la cabeza no sabía cómo realizárselas.

    ¿Por qué no me dijiste esto antes? Hizo la primera pregunta manteniendo su mirada al frente.

    Porque las cinco bajo un juramento prometimos no decirle esto a nadie. Respondió.

    Entonces, Madara Uchiha es su verdadero jefe ¿Verdad? Dijo dudoso.

    Riko asintió.

    Muchos pensaron que era Konan la que nos daba las órdenes pero ella solo nos comunica lo que nuestro jefe nos manda a decir. Explicó.

    ¿Por qué razón lo hace? Preguntó nuevamente.

    Porque así nadie sabría que él es la cabeza de la organización Tsukuyomi. Respondió.

    De ese escuadrón que tienes con las demás, ¿Quién es la líder? Preguntó Sasori.

    La asignada a ese cargo fue Aiko. Respondió de nuevo.

    ¿Por qué dijiste que Rima no podía serlo? Preguntó confundido.

    Porque a comparación con ella, tiene más conocimiento sobre esta industria de mafiosos ya que la verdad sobre esa chica es que su padre era conocido como uno de los mafiosos más buscados no solo por la policía sino también por el FBI. Respondió la de cabellos grises.

    El pelirrojo aun no comprendía del todo lo que sabía de ella y eso lo molestaba demasiado porque siempre que supo conocer todo acerca de su novia resulta que ella le oculta una importante información, entendía que bajo juramente no puede decir nada y mucho hizo con romperlo por él, pero de igual forma seguía siendo lo mismo.

    ¿Qué es lo que planean hacer? Preguntó desviando la mirada hacia ella.

    En eso Riko se mantuvo callada, por lo visto eso si no se lo quería decir No debería seguir insistiendo mucho hice con decirle lo que sabía, y aun así todavía tiene sus dudas hacia esto pensaba de forma seca sin tener que dirigirle la mirada.

    Discúlpame, Sasori pero… no creo que deba responderte eso es… confidencial… Fue la respuesta más sabia que le pudo dar.

    ¿Por qué dices eso? Preguntó soltando un suspiro profundo.

    Mucho hice con… decirte lo demás, así que no me presiones para decir una cosa que no te incumbe y por tú bien nos busque otra forma de saberlo. Respondía con algo de incomodidad desviando la mirada hacia la vista que tenia al otro lado de la ventana.

    Estaba en lo cierto mucho hizo con contarle la verdad de esa organización pero de todas formas, aun estos chicos tenían la misión de saber todo sobre las personas que tenían como compañeras pero… como era la única persona que lo entendía y tenía como algo más que una simple acompañante la protegería de lo que pudiera hacerle Pain si se enterase de todo.

    Riko. La llamó sintiendo su mirada en él. A pesar de que me contaras esto, no va a cambiar nada entre nosotros pero eso si te digo algo, si éstos intenta hacerte daño no dudes en que te protegeré como siempre lo he hecho. Dijo viendo como sus ojos rojos se abrían hasta más no poder.

    Le sonrió de forma cálida por tales palabras que se le acerco para poder darle un beso corto en sus labios, tomando con una mano la mejilla izquierda del chico de ojos café pego su frente con la suya.

    A pesar de todo lo que te dije, igual me proteges… Dijo divertida.

    Eres importante para mí, aunque no muchos sepan lo nuestro. Dijo.

    Gracias, Sasori-sama…

    ~o~

    En el despacho de la mansión abandonada en donde habitaban las personas que son pertenecientes a la organización Tsukuyomi se encontraba la chica de cabellos rubios y ojos morados quien hablaba con su compañero que resulta ser su jefe informándole de todo lo que averiguó se lo tuvo que decir antes de pasarle los datos al hombre de cabellos anaranjado.

    Con que Kakashi volvió de nuevo al caso. Comentó en bajo desviando la mirada al techo.

    Pero, esta vez se le nota mucho la determinación de atraparnos. Dijo ella.

    Dirás de atraparlos, recuerda para quien trabajas Rima. Corrigió el hombre.

    Se para quien trabajo, pero de todas formas si lo descubren a él nos descubrirá a nosotros y ahí si tendremos problemas. Acotó.

    Tal vez tengas la razón en lo que estas diciendo. Afirmó a tal punto de vista. Pero… de todas maneras no tendrían forma de vincularlo a él con nosotros. Especuló.

    ¿Qué hacemos entonces? Preguntó la rubia.

    Por ahora sigan con las instrucciones que se les fueron dada. Respondió el de la máscara.

    ¿Mando a las chicas a ir contra el policía? Preguntó de nuevo.

    No creo eso necesario todavía, lo que si te voy a pedir es que intentes estar lo más cerca posible de él y que Aiko guie a las demás chicas con esta pequeña misión que le tengo. Dijo entregándole en manos un sobre amarillo.

    ¿Qué contiene este sobre? Preguntó confundida.

    Cuando estén reunidas todas lo abrirás y leerás cada detalle de su misión, eso si no quiero errores de las personas a la que se las asigne. Respondió.

    Estaba muy confundida por eso, que desvió la mirada hacia el sobre viendo en su papel de sellado la palabras “Exterminar” sorprendiéndola por completo de ellos ahora recordó que de su grupo había solo tres personas que mataban sin piedad alguna y estaba segura que eso no sería problemas para ella porque ahí es donde éstas comienzan a sacar el estorbo encima.

    ¿Por qué tenemos que matar? Preguntó de forma repentina.

    Rima, ten en cuenta que en la mafia nada es justo y más si para lograr lo que se desea tienes que exterminar a tus peores enemigos. Explicó su jefe.

    Aun así, no creo justo este tipo de método para conseguirlo. Mencionó para sí misma bajando la mirada.

    Créeme que para las personas que escogí no será ningún problema tener que hacer este trabajo. Dijo eso con una sonrisa.

    Con callarla al decirle eso, le hizo entender que de todas maneras tenía que cumplir la misión por lo que se levanto de la silla para poder retirar del despacho esta vez yéndose al lugar en donde siempre se reunía con las demás chicas del grupo.

    ~o~

    Llegando a su punto de encuentro, Yuu quien estaba acompañada de Rio se fueron de camino a la sala de juntas que estaba ubicada en el sótano de la casa en donde vivían Rima con Riko, bajando con tranquilidad por las escaleras éstas se sorprendieron al ver a su líder acompañada por el equipo de Taka por lo que de un movimiento alarmante las dos estaban con las armas preparadas.

    Tranquilícense las dos. Ordenó está.

    ¿Qué es lo que esta pasando, Aiko? Preguntó la castaña.

    Taka sabe la verdad sobre nosotras. Respondió la Uchiha con la mirada desviada hacia un lado.

    ¿Cómo que saben la verdad? Preguntó esta vez Rio, quien se encontraba confundida.

    Nosotros sabíamos que algo nos ocultaban por lo que nos tomamos la molestia de investigarla a cada una de ustedes. Respondió el chico de cabellos blancos.

    ¿A qué te refieres con investigarnos? Preguntó Yuu con la poca paciencia que tenia.

    Pues, deja y te respondo eso. Habló la única mujer del grupo. Ustedes, se dieron la idea de que era rastreadora ¿Verdad? Dijo.

    Las tres chicas asintieron a ello.

    Bueno, les digo que antes de entrar a la organización de Akatsuki ya sabíamos la vida de cada una. Comentó.

    ¿Cómo es que saben eso? Pregunto la pelirroja.

    Les sugiero que Rima y Riko estén aquí para hablar sobre eso. Sugirió Sasuke.

    Riko esta de misión así que no puede venir sino hasta la medianoche. Mencionó su hermana.

    ¿Dónde esta, Rima? Pregunto Juugo.

    Justo detrás de ti. Respondió la dichosa quien le apuntaba a esté en la cabeza con su magnum de 9mm.

    Todos los presente se sorprendieron de eso, y de un sorpresivo movimiento Aiko pudo emboscar a la chica de cabellos rojos mientras que las otras dos tomaban como rehenes a los otros miembros del grupo.

    Si no quieren salir mal herido nos dirán de una vez que es lo que quieren saber. Acotó la rubia.

    Tenía la razón Karin con la sincronización que tienen ustedes cuando una del grupo entra en acción. Comentó Suigetsu con una sonrisa.

    ¿Qué tanto saben de nosotras? Pregunto la Uchiha.

    Lo suficiente como para contarle a Pain toda la verdad. Respondió Karin en forma de amenaza.

    Lindura, déjame decirte que si abres la boca yo misma me encargare de tu muerte. Le advirtió la castaña.

    Mantente tranquila, se nota las emociones que tienes para matar, guárdalo para las misiones. Dijo Aiko enojada.

    ¿Quieren saber todo? Perfecto, se lo diremos pero… con la condición de que nos digan que es lo que ustedes quieren. Propuso Rima.

    Sasuke miro de reojo a su negociadora y con esa sonrisa arrogante desvió esta vez la mirada hacia Karin.

    Me parece bien, pero tienen que estar todas completas. Puso como condición.

    Esta bien se hará como digas, a la medianoche le contaremos todo lo que desean saber. Aceptó la líder.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  8.  
    NanakoGrey

    NanakoGrey ¡Holo!

    Libra
    Miembro desde:
    17 Diciembre 2007
    Mensajes:
    1,083
    Pluma de
    Escritora
    Konbanwa~
    Misteriosa como siempre Nanami-chan.

    Kukuku cada vez se vuelve más interesante.

    Ya me olía a que la chica con la que anda Sasori-sama y él tenían algo, pero Rima, si no estoy mal, no tiene la personalidad que deberia tener alguien en ese negocio; creo que se le va a hacer muy difícil actuar cuando las cosas se vuelvan de vida o muerte, literalmente.

    ¡Wow, el equipo de Sasuke totalmente Owneado, x'D!

    Bién a ¿Qué no adivinas que tilde falto? ¡Sí! Tuerce los ojos y piensa "¡Qué chica más intensa!" ;)
    Es "erizó" si no la lleva se vuelve el animalito ;)

    Me encatna y como siempre espero la conti :)
    Matta ne~
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    Bloody Rabbit

    Bloody Rabbit Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    14 Febrero 2009
    Mensajes:
    359
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    This Is Not My Life...
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    4320
    llego con nuevo capi *--* gracias a mis lectores por seguir leyendo Julia-chan gracias por la correccion no me fije en ese tilde ¬¬

    ahora sin mas les dejo el conti
    -------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Capítulo XIV

    Estaban todos reunidos en la sala de juntas esperando la llegada de la chica de cabellos grises que aun no hacia acto de presencia, por lo que se aislaron un poco de Taka para poder hablar entre ellas.

    Yo que vengo con una misión y me encuentro con esto. Comentando en un murmuro miró esta vez a su líder. ¿Me puedes explicar lo que paso? Preguntó desconcertada.
    Aiko suspiró.

    En la misión que nos encargaron a los dos, Sasuke me acorralo y me hizo romper el juramento al contarle todo. Respondió.

    Riko se enojara cuando se entere de esto. Dijo la pelirroja.

    Enojarse es poco, esa me va a matar. Acotó.

    No que lo entiendo es el porqué nos amenazan. Dijo la castaña.

    Sea cual sea esa razón tenemos que averiguarla sin importa como debamos hacerlo. Dijo la azabache.

    Pero eso sí, tenemos que ser cautelosas con nuestras palabras. Acotó Rima.

    ¿Por qué lo dices? Preguntó Rio extrañada.

    Es mejor hacerle caso, porque pueden usar eso en nuestra contra aunque no sean así las cosas. Explicó Yuu.

    Aunque tengas la razón, creo que no esta de más decir que hay algo mas en todo esto. Comentó la rubia algo confundida.

    ¿A qué te refieres? Preguntaron las tres al mismo tiempo.

    Lo digo por Sasuke. Respondió.

    ¿Qué tiene que ver él en todo esto? Pregunto Aiko confundida.

    Antes de responderle su pregunta no se dieron de cuenta que la chica de ojos rojos estaba bajando por las escaleras completamente extrañada con lo que estaba viendo.

    ¿Qué esta pasando aquí? Preguntó llegando hasta donde se encontraban.

    Nos descubrieron. Respondió Riko.

    ¿Quién les dijo? Preguntó nuevamente cruzándose de brazos.

    Sasuke acorralo a nuestra líder en su misión, pero nos dijeron que ya tenían tiempo de saber esta información. Respondió Yuu.

    ¿Qué tanto saben? Preguntó descruzándose los brazos.

    Eso es lo que averiguaremos para eso faltaba que llegases. Respondió, volteándose hacia su hermano. Estamos completas. Anunció.

    No dijeron nada y todos tomaron asiento para mirarse con suma seriedad dejando que los invadiera el silencio ninguno podía decir ni una sola palabra porque era algo incomoda la situación, aunque había una de las chicas que no soportaba tal silencio por lo que estaba dispuesta a hablar.

    ¿Cómo es que saben todo acerca de nosotras? Pregunto la chica de cabellos grises.

    Para mí no fue nada difícil averiguar sus vidas y eso que sé que tienen una organización secreta llamada Tsukuyomi. Respondió la pelirroja.

    Es hora de que hagamos más divertido las cosas y ver que tanto saben de nuestra organización pensó la chica de cabellos castaños y ojos negros mientras se cruzaba de brazos.

    También sabemos que cada misión que ustedes hacen son diferente o similares a la que han realizado con anterioridad en la organización en la que están actualmente, solo que… aquí hacen una clase de pedidos que su líder les dice. Comentó esta vez el chico de cabellos anaranjado.

    No puedo negar decir que tienes la razón en ese aporte que acabas de dar. Afirmó Rima.

    Aunque se les nota la curiosidad de saber más, comiencen a preguntar. Acotó Rio.
    Teniendo razón en lo que dijo éstos se reunieron entre sí para murmurarse varias cositas que no alcanzaron a escuchar, y ya listos con esas preguntas miraron seriamente a las cinco chicas.

    Si lo haremos, tendrán que darnos la afirmación a cada pregunta que se les haga. Agregó Sasuke.

    Por algo es que dijimos que les diríamos lo que quieren saber. Habló su hermana con un toque de sarcasmo.

    ¿Quién es la líder? Preguntó Suigetsu.

    Yo soy la líder del grupo, aunque muchas veces antes de comenzar con nuestras misiones analizamos que es lo que tenemos que hacer para escoger a una persona en específico que pueda tomar el cargo. Respondió la Uchiha.

    ¿Dependiendo de qué? Preguntó de nuevo intentando que completara su frase.

    En que campo estemos adentrándonos. Respondió Rima. Para hacerlo más entendible, eso depende de la cualidad de cada una. Citó específicamente.

    ¿Qué objetivo tiene esta organización? Preguntó Karin.

    La misma que tienen todas las demás organizaciones, ser una de las más buscadas por la policía para tener un rango de popularidad en donde los demás mafiosos no se puedan meter con ella. Respondió la pelirroja de ojos grises.

    ¿Cuál de ustedes es la rastreadora? Preguntó Sasuke.

    Yo tengo ese cargo, porque tengo métodos que otros rastreadores no tienen para conseguir información sobre el enemigo y el área que estos ocupan. Respondió la rubia.

    ¿Qué tanto puedes llegar a saber? Pregunto Karin interesada en lo que dijo.

    Todo lo que sea necesario para cumplir la misión. Respondió nuevamente.

    De todas ustedes, ¿Quiénes son las que saben el arte de la tortura? Pregunto el chico de cabellos blancos.

    Ese es mi campo. Respondió la castaña. Riko trabaja en conjunto conmigo para torturar a nuestros enemigos. Agregó.

    ¿Han exterminado personas con anterioridad? Preguntó con el mismo interés que tenía su compañera hace unos minutos.

    Sí, ya tenemos una lista de veinte personas exterminadas. Respondió Riko.

    A lo que nos dieron a conocer solo tres de ustedes pueden matar sin tener piedad, ¿Quiénes son? Preguntó Juugo.

    Yuu, Aiko y Rima son las que pueden hacerlo. Respondió la pelirroja de ojos grises.

    ¿Ustedes planeando ir en contra de Pain? Preguntó el menor de los Uchihas.

    Eso dependerá si nuestro jefe quiera o no tal petición. Respondió su hermanastra.

    ¿Quiénes de los miembros sabe de esta secreta organización? Pregunto Karin.

    Por ahora ninguno, a excepción de ustedes. Respondió Rima.
    Con eso se mantuvieron callados y dejaron que éstas fueran las que hicieran las preguntas.

    ¿Qué intenta hacer con sacarnos la información? Preguntó de primera la chica de ojos grises.

    Conocer al enemigo. Respondió Juugo.

    ¿Conocer al enemigo? Repitió Rima confundida.

    ¿No confían en la organización? Preguntó Riko evadiendo la pregunta de su compañera, quien la miro con mala cara.

    Nunca nos dieron razones para dárselas. Respondió el de ojos morados.

    Tenía razón Yuu cuando dijo eso, estos tipos no dan confianza a la organización y eso que Sasuke aparentar tenerle confianza a su hermanastra pensó Riko fijando la mirada en la pelirroja. De ellas Aiko se había mantenido callada porque estaba pensando en una cosa que tenía que hacer pero, se encargaría luego. Después de que terminaran su charla todos los de Taka permanecían en el lugar por unos cuantos minutos, pero del grupo Yuu tenía minutos de haberse ido al igual que Rio por lo que la Uchiha, Rima y Riko eran las que se mantenían en el lugar.

    Aun así, la situación fue demasiado incomoda. Acotó la de ojos rojos mirando el techo con seriedad.

    Los miembros del grupo Taka se levantaron porque tenían que retirarse, viéndolos irse solo uno se mantuvo en el lugar quien miraba a su hermanastra con frialdad.

    ¿Te vienes o no? Preguntó.

    Vete, tengo que hablar con ellas. Respondió.

    No le dijo nada y se fue, dejándolas finalmente solas las tres suspiraron de forma cansada al sentirse de nuevo seguras en la sala.

    Tengo que hablar con ustedes de la misión que tienen, pero eso lo hare mañana así que asegúrense de estar todas presente. Dijo Rima quien se levantaba para irse del lugar.

    Aiko… quiero que sepas algo ya que estamos solas. Comentó Riko con la mirada hacia abajo.

    ¿Pasa algo? Preguntó ella.

    Sí, uno de los de Akatsuki también sabe la verdad sobre nosotras. Respondió.

    No mostros ninguna expresión en su rostro solamente mantenía esa mirada fija en su amiga.

    ¿Quién lo sabe? Preguntó de nuevo.

    Sasori. Respondió. Te confesare una cosa pero, quiero que me prometas que nadie sabrá de esto. Pidió la chica.

    Le sonrió de forma cálida llevando la mirada al frente.

    Deja de preocuparte que no diré nada, así que háblame con confianza. Dijo.

    Hace ya dos años que tengo una relación con él y pues… Fue interrumpida por la chica.

    Para que no haya secretos entre ustedes, decidiste romper el juramente para decirle la verdad. Dijo la azabache.

    Riko asintió.

    Se que prometí no decir nada pero… sentí que tenía que decírselo. Explicó verdaderamente apenada con lo que hizo.

    La Uchiha le sonrió a su amiga para después incorporarse y poder abrazarla, sorprendiéndola a ella por completo lentamente le correspondió ese gesto ya que era muy extraño de ver eso en la joven.

    Riko, es raro verte sincerarte de esa forma pero… entiendo por completo como te sientes, aunque de todas maneras tienes que tener cuidado con que Sasori no le diga eso a los demás. Murmuró alejándose un poco para poder verla.

    Tranquila, que lo mantendré vigilado por si dice algo. Dijo.

    ~o~

    Todos los miembros de Akatsuki se encontraban en una reunión de emergencia que había hecho su líder al saber que los miembros femeninos no se encontraban presente en la guarida por lo que muchos a su alrededor se comenzaron a preguntar qué era lo que estaba pasando.

    ¿Qué vamos hacer ahora que Kakashi volvió? Preguntó Hidan.

    Recuerden que solo sabe que la organización tiene miembros masculinos y tiene la ligera sospecha de quienes son. Respondió Pain.

    ¿Cuál será el plan entonces? Preguntó el pelirrojo.

    Por ahora será proteger a las chicas. Respondió nuevamente.

    Entonces, lo primordial será cuidar sus identidades y que no sean descubiertas por la policía. Dedujo Deidara.

    Si así son las cosas es mejor que Rima se salga del cuerpo policial lo más pronto posible. Propuso Tobi.

    No podría hacerlo porque sino seria una sospecha clara de que es una espía si después de esa reunión salga repentinamente del caso. Especuló el Uchiha mayor.

    Itachi tiene la razón, es mejor que ella continúe pero, que se mueva con mucha discreción para que no sea descubierta. Acotó Sasori.

    Cambiando de tema, les informo que tenemos nueva competencia. Anunció el líder.

    Esto sorprendió a todos los presentes que de una vez Tobi se mantuvo tranquilo para poder saber lo que estaba informando.

    ¿Quiénes son esta vez? Pregunto Hidan cruzándose de brazos.

    No sé muchos detalles sobre ello pero hasta ahora lo único que les puedo decir que tienen como nombre Tsukuyomi. Respondió.

    ¿Ese es el nombre de la organización? Pregunto el de la máscara para aparentar interés.
    Pain asintió.

    Itachi…

    Esté se encamino hasta el escritorio de su jefe.

    ¿Qué necesita que haga? Preguntó casi de forma directa, dándose una idea de lo que podía decirle.

    Necesito que con la ayuda de Hidan intenten averiguar quiénes son estas personas y que intentan hacer, para poder formar un buen plan para acabar con ellos.Respondió con detalles lo que haría.

    Como usted ordene. Eso fue lo único que le dijo para después volverse a su lugar.
    Miró por última vez a todos los miembros de su organización para cerrar los ojos y llenar sus pulmones con aire para así después dejarlo salir en un profundo suspiro.

    Retírense. Ordenó.

    Sin decir nada cada uno tomo su camino de regreso dejándolo solo, esté lo que hacía era pensar Si tengo razón en quienes son estas personas, me voy a sentir muy mal al mandarlas a matar se dijo mentalmente mientras que se recostaba en la silla de su escritorio mirando el techo distraídamente.

    Deidara caminaba desconcertado por los pasillos ya que ahorita tenía que irse para un sitio que de seguro debe estar esperándolo y eso que antes de venirse la había notado muy fuera de sí.

    Flash Back

    Parecía algo inquieta como si algo le molestase, y eso que después de que terminaran la misión le había pedido que la llevase a un cierto lugar en donde la dejo a unos cuantos kilómetros lejos de este, la miraba de reojo con sus orbes azules notando en sus ojos negros la necesidad de confesarle un terrible secreto o algo por el estilo.

    ¿Qué es lo que te pasa? Te noto muy distraída y eso es raro en ti. Dijo para sacarla de sus pensamientos.

    No es nada… Respondió fríamente.

    Si no pasa nada entonces me voy. Dijo mientras prendía el motor de la motocicleta.

    Cuando termine la reunión con Pain, búscame en el lugar en donde nos conocimos. Pidió de forma repentina.

    Extrañado de lo que le dijo asintió a eso para después colocarse el casco e irse del lugar.

    Fin del Flash Back

    ¿En donde se encontraba ahora? De camino al lugar en donde quedaron los dos en verse, llego a un muelle que estaba ubicado cerca de un bar al que llamaban “The Parada”; apago el motor y se bajo de la motocicleta quitándose el casco lo coloco en el asiento para buscar con la mirada a la castaña de ojos negros que se encontraba sentada en el puente por lo visto esperándolo ¿Qué es eso tan importante que me tienes que decir? Pensó confundido mientras que se encaminaba hasta donde se encontraba.

    Estaba sentada al final del puente mirando distraídamente el agua, segura de lo que le iba a decir volteo su mirada hacia atrás al sentir unos pasos firmes pero serenos que se le acercaban por lo que su corazón se comenzó a acelerar ya que no tenía idea de cómo iba a tomar su compañero lo que estaba por decirle Solo espero… que no me llegues a odiar por esto pensó ella llevando su mirada hacia arriba al tenerlo parado al lado de ella.

    ¿Tienes rato esperando? Preguntó.

    Solo unos escasos minutos, no tengo rato que llegue. Respondió.

    Con eso no dijo mucho ya que se había sentado al lado recostándose con una mano miro distraídamente el cielo.

    Deidara…

    ¿Qué pasa? Preguntó en bajo.

    Hay algo que quiero que sepas. Respondió la chica.

    ¿Qué es lo que me tengo que enterar? Preguntó de nuevo como si no fuera la gran cosa.

    Yuu pensó muy bien las cosas antes de decirlas, ya que no era la primera persona que quebrantaba su juramento para decir la verdad, sabía que no iba a guardar por mucho tiempo este secreto y mentirle a su compañero se le hacía más difícil y más si… por el sentía algo más que una simple amistad por lo que soltó un hondo suspiro.

    Deidara… yo tengo una organización secreta con las otras chicas. Confesó.

    No parecía estar muy sorprendido y eso que no le había dicho algo al respecto ya que estaba esperando que ella le dijera con más detalle esa confesión.

    Hace ya un año que esta fundada la organización Tsukuyomi. Con tan solo escuchar la última palabra que pronunció de una vez desvió la mirada hacia ella. Hemos realizado varias misiones con el único propósito de acabar con cualquier otra organización que intente interferir con nuestros planes. Explicó con tanta serenidad que ni siquiera le dirigía la mirada.

    El silencio los incomodaba a los dos y eso que la noticia no lo tomó como ella quería, pero lo que si estaba segura es que preguntas le haría y eso fue lo que precisamente comenzó a hacer.

    ¿Quién es el líder de esa organización? Preguntó.

    Uchiha Madara, aunque esa persona lo que hizo fue apoderarse de nuestra organización al momento en que se dio cuenta de su existencia. Respondió la castaña.

    Entonces… ¿Quién es el verdadero líder? Preguntó de nuevo.

    Aiko.

    Esta bien, ¿Ustedes son dirigidas por ese hombre? Preguntó en un tono seco.

    Yuu afirmó.

    Nos dice con detalles lo que tenemos que hacer y nosotras cumplimos con ello al pie de la letra. Dijo.

    ¿Cuál es el objetivo que tienen fijado? Preguntó con ese mismo tono seco que incomodaba a la chica.

    Te lo acabo de decir hace un rato, eliminar por completo cualquier organización que intente interferir en nuestros planes. Respondió.

    Con decirle eso se había levantado para encaminarse hasta su vehículo de transporte desconcertándola por completo, está lo miro extrañada.

    Deidara espera… Con eso lo había detenido en seco. Hay una cosa más que quiero que sepas. Dijo en bajo.

    Sea lo que sea que me tengas que decir no lo hagas mucho hiciste con contarme todo esto. Se lo decía con tanta frialdad que ni la misma Yuu podía captar sus palabras.

    Sentía un escalofrió recorrer columna vertebral de verdad que se sentía muy extraña por la manera en como su actitud cambio de un momento para otro.

    Dei…

    Yuu si no me vas a decir algo que tenga que ver con nuestro trabajo o con la organización no digas absolutamente nada. Esas fueron sus últimas palabras antes de irse del lugar.

    Entrando en un estado de shock, jamás pensó que su compañero se pondría de tal forma y más por lo que le había contado, ese corazón se devastó rompiéndose en mil pedazos, esas lágrimas se deslizaban lentamente por sus mejillas pensando una y otra vez en cada una de sus palabras Ahora sé que… jamás sabrás que yo no te quiero, sino que… te amo… Deidara pensó la chica mientras desviaba la mirada hacia el mar dejando que esas lágrimas cayeran ahora en el agua.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  10.  
    NanakoGrey

    NanakoGrey ¡Holo!

    Libra
    Miembro desde:
    17 Diciembre 2007
    Mensajes:
    1,083
    Pluma de
    Escritora
    Konbanwa Nanami-chan,
    Conti de hoy: ¡Super interesante! Y no noté errores ortograficos o de tildes para molestarte otro rato, muy buen trabajo x'DDD
    ¿Cúales serán los planes de la organización Tsukuyomi?
    Me agrada bastante, pobrecitas las chicas irse enamorando de los chicos de la prganización que tienen que destruir.
    ¡Wow! Aiko es muy fría, 20 exterminios entre solo tres :S

    Nanami-chan, me gustaria ahora comenzaras a narrar más, pues su te dedicas a mirar el fic, en muchas ocasiones solo hay dialogos, aunque adecuas bastante bien el ambiente, tiempo y lugar donde se desenvuelven los hechos esto se queda ahí. Puedes narrar mucho mejor los sentimienntos y pensamientos de los personajes, tengo una fé total en eso y creo deberías intentarlo.

    Bien, ¡Me gusta como va quedando el fic! Me tienes bastante intrigada :D
    Mtta ne~

    PD- ¡PRIMERA!
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  11.  
    Alex Jordison

    Alex Jordison Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    28 Julio 2010
    Mensajes:
    174
    Pluma de
    Escritora
    No tengo comentario... Fue una desgarradora escena en mi mente la que ensanche... pero a la vez fue tan... con tantas ganas de seguir leyendo, me encanta como escribís, como dejas el suspenso, como extendes los largos momentos de incomodidad que hacen quedar perfecto en cada momento. me gusta demasiado tu narración, otra cosa curiosa, me estas dejando con intrigda, demasiada... espero el proximo capitulo con muchas ansias...

    Maldición aun me confundo con los personajes, pero estan entretenido es como si estubiera leyendo el manga de Naruto.

    att: Mili hyuuga.

    PDS: Sigue así Aiko-sama, se que puede más.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Bloody Rabbit

    Bloody Rabbit Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    14 Febrero 2009
    Mensajes:
    359
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    This Is Not My Life...
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    4712
    Vuelvo con una conti nueva perdon la tardanza pero creo que cumpli el pedio que le diera un poco de sentimiento a esto xD

    PD: cualquier comentario emocional, quejas, criticas y correcciones son todas aceptables xD
    ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Capítulo XV

    Hace horas que había subido a su habitación luego de que esa reunión terminase, mirando distraídamente el techo estaba muy fuera de lugar como si la mente la tuviera desconectada de su cuerpo, lo único que tenía en sus pensamientos fue lo ocurrido con su compañero en el cementerio esta mañana.

    No es que no le gustase lo que hizo porque sería mentirse a sí misma sino que para la joven de cabellos rojos era algo complicado sentir otro tipo de emoción que no sea el cariño paterno que era en lo único que pensaba, en su padre, todo lo que hacía era por él, todo lo que hablaba, escuchaba o realizaba era por él no existía otra persona en su vida que no fuera su progenitor, porque era su única existencia y eso que para Hidan no parecía un juego al haber tocado sus labios lo que si es que Rio no se acostumbraba mucho al suceso porque con el tiempo que tiene conociendo al muchacho de cabellos grises nunca se espero que hiciera tal cosa.

    Siendo una chica de pocas emociones, muchos en la organización decían que parecía hermana de la joven azabache por la actitud fría que tenia está y eso que ella era un poco peor porque no expresaba muchas veces lo que de verdad sentía. Hubo un tiempo en que había sido una niña como cualquier otra de mente inocente y buenos modales, todo eso se fue para abajo al momento en que asesinaron al frente de ella a su mejor amigo, a lo que muchos consideraban un buen hombre y un… buen padre.

    El sonido de la puerta la saco de su trance porque estaba siendo tocada de forma leve.

    Adelante…

    Abriéndose lentamente pudo ver a la joven de cabellos rubios y ojos morados que se recostaba a un lado con los brazos cruzados preguntándose mentalmente que era lo que tenía distraída a su compañera.

    ¿Todo bien? No bajaste a cenar. Comentó para captar su atención.

    Llevó su mirada al frente dándole una repuesta clara de que no tenía mucho apetito para bajar a comer algo y eso que con ella se llevaba de maravillas era muy raro que la tratase de esa forma sabiendo la personalidad que tenia. Rima se le quedo mirando unos minutos para ver si descifraba lo que pensaba parecía confundida, como si algo la desconcertada por completo pero… ¿Qué es lo que le molesta? Si se ponía a pensar, la joven que estaba recostada en la puerta era la persona que la podía entender pero no tenía muchos ánimos de hablar con alguien por lo que tranquilamente se mantenía en silencio.

    ¿Quieres hablar? Preguntó.

    Manteniéndose en la misma compostura le había hecho entender que solamente quería tener su espacio para pensar con tranquilidad.

    Estaré abajo por si quieres conversar. Dijo eso para poder retirarse de la habitación.


    Perdóname, Rima pero… no sé si de verdad me puedas ayudar en esta situación pensó la pelirroja mientras que soltaba un suspiro que había sido escuchado en el silencioso lugar en donde se encontraba. Parecía tener vacía su mente y eso que recordó algo que le dijo su líder hace un tiempo y eso que se lo dijo porque entendía perfectamente lo que sentía, y eso que al momento en que hablo con ella le había dicho esa vez: “Muchas personas dicen que somos mujeres que no tenemos corazón sabiendo que eso no es cierto, lo que hay que tener en claro es que ellos no pueden es comprender por lo que pasamos”.

    Evidentemente, tenía razón en lo que decía porque muchas de las personas que las rodeaban no entendían muy bien sus sentimientos y eso que mayoritariamente los mostraba de forma leve pero ¿Para qué le servía eso? Si de igual forma nadie sabría comprender la situación que ha pasado esta chica. Hidan quien sabe todo de ella la entendía solo un poco porque no había pasado por la misma experiencia pero como le puede importar un hombre como él. Su forma de ser era de locos, porque tenía tantas ideas locas y más si se trataban de su amado Jashin-sama, aunque tenía que admitir que al estar a su lado se sentía segura, cómoda, en un ambiente agradable casi familiar, sentía alivio de tener a alguien de confianza, y también… ¿Amor? Bueno ese último si era algo difícil de entender porque como se había dicho anteriormente para Rio era algo extraño sentir otro tipo de emoción que no fuera el amor paterno No me entiendo, ¿Por qué me pongo a pensar en este tipo de cosas? No tiene ningún sentido alguno pensó extrañada mientras que se metía en sus sabanas para poder dormir.

    Aun no quería irse a la cama porque no cargaba sueño, el simple hecho de que su mente la estuviera atormentando no la dejaba descansar en paz, no se debería decir que estaba viendo la televisión porque era lo menos que hacía y mirando de reojos su teléfono miraba una foto suya con esa persona que ahora tienen un año de noviazgo, si que era mala amiga por ocultarle esto a sus compañeras, pero es que todas ellas aparte de tener ese juramento tenían otro que decía: “Bajo ninguna circunstancia tenemos que mezclar nuestra vida laboral con la sentimental porque serian un punto débil para nuestro enemigos y lo usarían como ventaja”.
    Suspiró por eso porque sabía que tenía la razón, si de verdad quería a ese chico tenían que mantener lo suyo en secreto por ahora hasta que llegue un momento en donde puedan decirle a los demás sobre lo suyo. Rima, era de las chicas que no le gustaba mucho usar la fuerza para conseguir las cosas, prefería trabajar con un buen plan elaborado para poder completar su misión sin ningún problema; cuando hablamos de personalidad se podía decir que era igual a sus cuatro amigas, solo que ella comprendía muy buen la situación y sabia aconsejar a una persona cuando se sentía perdida, por algo es que era la confidente de la pelirroja cuando está necesita auxilio en sus problemas personales.

    También cabe destacar que era hija de unos de los mafiosos antes conocidos en la ciudad de Dianestown, que fue asesinado brutalmente al igual que el resto de su familia por unos mafiosos pandilleros que lo único que querían era sacarlo del rango de popularidad para no tener a nadie en su camino, ahí fue cuando comenzó a depender por sí misma para llevar su vida adelante aunque en ese trayecto se cruzó con Pain quien la instruyó en su organización. Se podía decir que era la cerebrito del grupo y eso que trabajaba en conjunto con Tobi quien le había caído bien al principio hasta que se entero que esté era Uchiha Madara; cuando hablaron hizo que la joven le prometiera no decirle a nadie su verdadera identidad y como no le era difícil esconder un secreto había aceptado sin montar ninguna queja por ello.
    Metida en sus pensamientos recordó la vez en que habían ido a la casa de su novio para decirle la verdad sobre la organización en donde estaba metida y se sorprendió por completo al ver la forma en cómo lo había tomado que no se esperaba que se mantuviera tan tranquilo.

    Flash Back

    Tenían tres meses juntos y prácticamente la chica se le mantenía muy cerrada al joven que intentaba conocer todo sobre su vida, incluso todo se le hizo muy fácil cuando le dijo lo sentimientos que tenia hacia ella ya que no solo había sido correspondido por la misma sino que también había aceptado la petición que le había hecho de que fuera su novia. Cuando la presento antes sus hermanos, éstos no se esperaban tal aparición de Rima porque nunca tuvieron la idea de que a su hermano mayor le gustase dicha persona, pero claro Sasuke lo que hacía era echarle broma a los dos cada vez que estaban juntos en la casa y Aiko solo decía que si su hermano era feliz con esa chica, ella también lo seria además… no tenía nada en contra de su amiga porque siempre tuvo la sospechas de que ésos dos se gustaban.

    Estando en la sala de la mansión, ambos jóvenes se encontraban en el sofá mirando la televisión pero, Rima quien estaba acostada en el pecho del azabache mayor quien la tenia rodeada con sus brazos le hizo notar que se encontraba muy distraída.

    ¿Qué te pasa? Preguntó esté.

    No es nada, tranquilo. Respondió en un tono de voz bajo.

    Rima…

    Itachi es en serio, no pasa nada. Dijo para tranquilizarlo.

    Un pequeño problema que tenían estas chicas es que al momento de decir lo que sentía se mantenían encerrada en su propio mundo porque no sabían cómo éstos las pudiesen ayudar. Otra razón por la que hacían esto era porque no podían mostrar ninguna otra emoción ya que les recordaba una cosa que les había dicho Pain a todos los de la organización: “Aquel que muestra sus emociones al enemigo se muestra débil ante esté”.

    Subió una mano hasta sus dorados cabellos en donde se los acarició de forma lenta enredando de vez en cuando sus dedos en ellos. Itachi era un hombre con una personalidad demasiado fría que lo hacían ver como todo un verdadero Uchiha, fuerte y con un alma de oro, solamente mostraba sus sentimientos hacia dos personas que eran importante en sus vidas, pero lo que si no les mostraba era preocupación porque sabía perfectamente que estas dos personas se cuidarían por sí solas.

    Aún sigo sin entender el porqué no te enojaste cuando te dije toda la verdad. Habló finalmente, diciéndole lo que le molestaba.

    Rima… eres mi novia y eso no tiene nada que ver con lo nuestro. Dijo esté sin entender su molestia.

    ¿Cómo puedes decir eso? Itachi, puede que me convierta en tu enemigo. Habló esta vez desconcertada.

    Mira, el hecho de que mates sin razón, seas rastreadora y la cerebrito de dos organizaciones lo que me interesa es que estés conmigo, porque me gustas tú mas no lo que haces. Dijo eso para hacer entender su punto de vista.

    Se volteo a su dirección para quedar recostada en su pecho besando de forma corta sus labios esté la miro de forma serena acariciando lentamente una de sus enrojecidas mejillas.

    Gracias, Itachi… Murmuró en bajo.

    ¿Qué es lo que me agradeces? Preguntó el azabache.

    Todo, te lo agradezco todo… pero sobre todo te agradezco la comprensión que me tuviste con lo que te dije. Respondió la joven.

    Fin del Flash Back

    Colocó su teléfono a un lado de donde estaba para poder subir las piernas en el sofá abrazándose a ellas recostó la mandíbula en sus rodillas. Al igual que su amiga parecía muy perdida en sí, como si las cosas pasaran por alguna extraña razón porque… no era entendible que estuviera tan pero tan metida en sus pensamientos.

    Pensando en la reunión de esta mañana, tenía que decir que se incomodo por completo con la presencia de Hatake Kakashi, y eso que era porque conocía la vida completa de tal hombre, se comenzaba a dar muchas especulaciones de lo que podía hacer y eso que una de sus amigas piensa que es el asesino de su padre Si ella no se encarga de esa persona yo misma me hare cargo así ponga en riesgo mi misión pensó la joven mientras que se levantaba del lugar para irse finalmente a la cama.

    ~o~

    Suspiraba de forma honda porque le costaba entender cómo es que había pasado eso ya que era la segunda vez que su hermano la besaba, primero el cuarto después la cocina ¿Qué era lo que pretendía al hacer eso? Aunque tampoco olvidaba los roces que le hacía a sus labios cada vez que estaban cerca del otro.

    Se había ido al jardín a mirar las estrellas que se mostraban igual de hermosa que cada fría noche, completamente distraída solamente pensaba en la razón por la cual le hacia estas cosas tenía que existir una simple explicación del porqué Sasuke estuviera pendiente de ella.

    Yuu le dijo que ese chico sentía cosas hacia su persona y en varias ocasiones lo había demostrado, pero como Aiko se hacía ver como si fuera una Uchiha de sangre se negaba a sí misma de que eso fuera cierto, que no podía decir cosas que no tenían sentido alguno pero… puede que en cierto punto tuviera la razón en gustar de ella aunque lo que se preguntaba era el porqué de eso. No era muy interesante su vida o su forma de ser, y más si muchos le dicen que era una persona que no tenia corazón; hay otras que dicen que era dura consigo misma por actuar de tal manera y sin mostrar ninguna emoción cuando debería era como decir que parecía un robot humano, pero a la vez la comprendían porque para ser la persona que era ahorita tenían que culpar por completo al padre por menospreciaba como su hija y le hizo hacer cosas para poder ganarse su aprecio aunque a la final nunca lo obtuviera.

    Siendo una jovencita de buenas notas, y la más popular del salón. Aiko se mostraba como una líder ante sus compañeros quienes le decía que tenía sentido de liderazgo y no precisamente por la actitud que tenía que era tan fría como el mismo hielo, comparada con Sasuke está si no tenia piedad de nadie pero, la verdad razón era porque cuando tenía que decidir algo por los demás ella analizaba cuidadosamente la situación para decir lo que de verdad pensaba basada en la información que le dieran sus aliados. Aunque después de que perdiera a sus padres a los 9 años había abandonado la escuela, cayendo en un orfanatorio la habían adoptado a los dos días por la familia más poderosa de toda la ciudad… la familia Uchiha.

    Una de las razones por la que la adoptaron es porque Fugaku Uchiha no podía darle más hijos a su hermosa mujer Mikoto Uchiha quien desde siempre había deseado tener una niña por lo que entre los dos habían decidido adoptar. En eso recordó la vez cuando la presentaron ante sus dos hijos varones que parecían sorprendido de la forma en cómo era ella porque se sentían identificado con su persona.

    Flash Back

    Estaban los tres sentados en la sala, Aiko estaba en uno de los sofás individuales con las manos posicionada en sus piernas mirando con serenidad a los dos chicos que tenía al frente, sentados en un sofá para tres, éstos la miraban con mucha frialdad. Incomoda no se sentía, pero si un poco intimidada porque sentía que estos eran más frio de lo que ella podía llegar a ser.

    ¿Cómo te llamas? Preguntó el menor de los dos Uchiha.

    Aiko... Respondió ella con poca cortesía.

    ¿Cuándo llegaste a la casa? Preguntó esta vez el mayor.

    Hace unas horas pero primero me dijeron sus padres que me instalara antes de conocerlos. Respondió nuevamente la niña.

    Dirás tus padres. La corrigió el azabache.

    Ellos nada más me adoptaron, los míos están muertos. Negó en seco lo que le había dicho.

    ¿No lamenta su trágica muerte? Preguntó Itachi intrigado.

    La verdad no, aunque lo único que lamento es que mi madre tuviera que pagar los platos sucios de mi padre. Respondió Aiko manteniendo esa misma actitud.

    Ambos se miraron de reojo, pero no parecían sorprendido de la actitud que tenia aunque se le notaba el interés en su pasado para que una jovencita de su edad tenga tal actitud ante la muerte de sus progenitores era verdaderamente extraño a menos que la hagan hecho pasar por una situación que no sería verdaderamente fuerte para ella pero si incomoda.

    Fin del Flash Back

    Suspiró profundamente dejando que ese viento revolviera sus cabellos azabaches, buscó la forma de levantarse pero se dio cuenta que unos brazos fuerte la tenía abrazada de la cintura por lo que le inmovilizaba cualquier movimiento. La fue apegando más a su pecho para mover su cabello a un lado al soltar uno de sus brazos, soltando en su cuello un frío aire que erizó todo el cuerpo de la joven quien sintió escalofríos por ello.

    No se supone que estabas dormido. Murmuró ella en bajo.

    Sasuke le respondió a eso cuando repartió corto besos por su cuello, haciéndola suspirar de forma constantes sus mejillas la traicionaron al enrojecerse levemente.

    ¿Qué… te pasa…? Preguntó con la voz entrecortada.

    Mantente callada. Ordenó el moreno.

    Haciendo caso aunque no quisiera hacerlo dejaba que esté siguiera besando su cuello abrazándola más a él parecía querer volverse posesivo con su hermanastra. Se podía notar que era la primera vez que Sasuke se sentía de tal forma hacia una chica, en donde ninguno tuviera que ponerle una mano encima porque si no tendría serios problemas y eso que mayoritariamente le daba igual que hiciera con las otras chicas con la que ha estado pero ninguna mostraba lo que Aiko si, su personalidad que parecía la de una superior lo atraía porque en un cierto punto se reflejaba con ella pero más porque se ponía retadora y no se embobaba con cualquier cosa que le decía así fuera un tonto halago.

    Sa… Sasuke… ba… basta... Pedía con dificultades para hablar.

    Acabo de decirte que te mantuvieras callada. Dijo esté.

    Algo no estaba bien y se dio cuenta de eso cuando junto sus manos con los brazos del chico y cerraba por completo sus ojos buscando conciliar el sueño pero, como eso era una misión imposible para la azabache de nuevo los abrió.

    ¿Te cuesta dormir? Preguntó el chico.

    ¿Cómo te diste cuenta? Preguntó extrañada.

    Porque según lo que dijo mi mamá, cuando te daban besos en tu cuello te quedabas profundamente dormida. Respondió su hermanastro.

    Se calló por unos momentos para poder analizar muy bien sus palabras, dándole la razón en lo que decía en estos días se le había sido difícil poder dormir con tranquilidad.

    Últimamente no he podido dormir, y si lo hago solo duermo unas dos horas. Explicó.

    ¿Pesadillas?

    Algo así. Respondió. Es como si algo me molestara interiormente. Agregó.

    Dejando que el silencio los invadiera, el Uchiha menor pensó en lo siguiente que haría y solamente esperaba que la joven de ojos negros correspondiera a ello.

    ¿Qué tanto piensas? Preguntó Aiko al notarlo muy callado.

    En como reaccionaras cuando te confiese algo. Respondió.

    ¿Qué me tienes que confesar? Preguntó ahora confundida.

    Aiko… no soy bueno para este tipo de cosas pero, siento que no puedo callarlo más así que… te lo diré de una vez, me gustas desde siempre y quiero que seas mi novia. Respondió Sasuke.

    La Uchiha quedo impactada con esa confesión que no sabía que decirle, es mas ni siquiera pensaba porque intentaba poder canalizar cada una de sus palabras imposible de que Sasuke gustara de ella y eso que sus amigas se lo habían dicho un par de veces de todas maneras era sorprende no solo que tuvieran la razón, sino porque el mismo se lo estuviera confesando en estos momentos.

    ¿Por qué? Eso fue lo único que se atrevió a preguntarle.

    Eres diferente a las demás chicas con la que estuve. Respondió.

    Eso no es cierto, yo soy… muy cruel y mas… porque he matado a más de veinte personas así que no puede existir una razón de que te guste. Respondió desconcertada como si todo lo que le había dicho era una broma.

    Aiko… olvídate de todo lo que haces, lo que me interesa es la forma en cómo eres mas no lo has hecho. Dijo. Mira, al igual que tú he matado casi la misma cantidad de personas, incluso yo mismo me considero tener la misma personalidad pero no es lo que me interesa, lo que si es que de una forma inexplicable me atraes y quiero tenerte como mi novia. Explicó el moreno.

    Sasuke, quisiera serlo pero… no sé si esto funcione. Dijo la chica todavía en negación.

    La mente de la Uchiha daba vuelta como si las cosas no tuvieran un buen camino, estaba desviada de sus pensamientos y no podía pensar con claridad. De que sentía algo por su hermanastro no era algo del todo cierto, más bien se sentía confundida con sus emociones porque siempre que lo tenía cerca o le hacia ese tipo de cosas se ponía muy nerviosa y buscaba la forma de mantenerse fuerte para no mostrarse débil ante él, se sentía como Rio que estaba en la misma situación y eso que el único detalle de todo esto era que está sentía un extraño cosquilleo en el estomago con cada beso que ambos se daban.

    Sasuke no es que se sentía nervioso, pero si estaba inquieto porque estaba esperando una respuesta de su parte por lo que le acaricio una de sus morenas mejillas cuando está había decidido mirarlo a los ojos.

    Aiko di algo. Dijo.

    ¿Qué te puedo decir? Sasuke yo no sé que siento por ti. Dijo con esa misma des concertación.

    Con la forma en cómo te estas poniendo me hace entender que te gusto. Especuló.

    Eso no… Antes de contradecirlo se había callado en seco, dándole la razón en ello.

    No tenia como defenderse porque siempre que estaban cerca se incomodaba, y más cuando se besaban porque hace que sienta mariposas en el estomago, como si fuera una adolescente enamorada del chico mas soñado por las demás jóvenes que lo miraban al pasar.

    Deja de negarte a ti misma de lo que estas sintiendo porque lo único que conseguirás es confundirte todavía más. Mencionó en seco.

    Todavía la mantenía callada y mas con eso ultimo que dijo, haciéndola pensar más de la cuenta pudo ordenar algunas de sus ideas y aunque esto fuera nuevo para ella no perdía nada si por lo menos hacia el intento.

    Tienes la razón, tal vez me gustes… pero… aun no sé cómo actuar ante tu confesión. Murmuró en bajo, aceptando finalmente la realidad.

    Dame el sí y te enseñare lo que tienes que aprender. Solo quiero que seas mía, que seas únicamente mía y que nadie pueda tenerte. Habló de forma posesiva enrojeciendo más a la joven de cabellos azabaches.

    Lo miró de reojo y bajo la mirada para ocultar aquel sonrojo que tenía en sus mejillas.

    Esta bien, a partir de ahora seré tu novia y solamente te perteneceré a ti, Sasuke. Aceptó manteniendo esa mirada hacia abajo.

    ~o~

    Después de lo que paso lo único que quería era hablar con su amiga a ver si ella podía aconsejarla y el único lugar en donde podía encontrarla era en ese bar. Sabiendo que dicho sitio no era de su agrado, siempre había tenido algunos inconvenientes en ese lugar por la forma en cómo le había hablado acepto verla ya que no era muy normal verla así de deprimida.

    Llegó a dicho sitio y entro por la puerta como si no fuera la gran cosa, con sus orbes rojos comenzó a buscarla a ver si la encontraba y fue justamente en la barra que la vio; se encaminó hasta ella para sentarse a su lado enseriándose más por la actitud que tenia está en esos instantes que había decidido mirarla.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  13.  
    Yuriko Fate Granger

    Yuriko Fate Granger Usuario popular

    Cáncer
    Miembro desde:
    15 Abril 2011
    Mensajes:
    530
    Pluma de
    Escritora
    Hola Nanami! Muy interesante y a la vez misteriosa tu historia, la vengo siguiendo desde hace rato pero nunca tuve tiempo de comentarla, en verdad me encanta tu forma de narrar, tengo demaciada curiosidad por saber los planes de Tsukoyomi y que van a hacer las chicas ahora con sus enredos con sus compañeros. Eso sí me confundo un poco con los personajes femeninos más porque tienen los nombres un poco parecidos y se me da vuelta la cabeza intentando saber cual es cual, si pudieras aclararmelas en el perfil, te lo agradecería!!

    P.d: me podrías avisar la conti?
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14.  
    Alex Jordison

    Alex Jordison Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    28 Julio 2010
    Mensajes:
    174
    Pluma de
    Escritora
    Siempre mi vida, esta hermoso, como de costumbre, haber mmmm... la intriga me mata, grite Kyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa cuando vi lo que dijo Aiko a Sasuke, me quede muy sorprendida a cada momento cada parte de la historia es tan genial, te deja con mas intriga y te obliga a terminar.

    Me encanta tu forma de narrar y hasta ahora me da mas gana de seguir leyendo.

    ATT: Mili Hyuuga.

    PDS: avisame cuando lo sigas, Te amo!!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    Bloody Rabbit

    Bloody Rabbit Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    14 Febrero 2009
    Mensajes:
    359
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    This Is Not My Life...
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    4811
    perdonen la tardanza, pero después de un largo periodo traigo el nuevo capitulo espero que les guste
    -------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Capítulo XVI

    Ambas pidieron un jarrón de cerveza para tomar pero a penas es que lo habían tocado porque no la tenían ni por la mitad, para Riko era difícil ver a su amiga en ese estado ya que la última vez que la había visto de esa manera fue hace ya tres años.

    Esa vez, había sido duro para su forma de ser tolerar a una persona que llorase de forma dolorosa, como si todo en su vida se hubiera ido hacia abajo al perder a sus dos seres queridos, primero fue su madre a quien perdió cuando tenía ocho años al morir de cáncer en el seno, después fue a su padre a quien perdió cuando tenía al año siguiente cuando lo habían asesinado de forma brutal y misteriosa en su propia casa. Ese era un caso que la policía nunca logro resolver ya que jamás se descubrieron las razones por la cual cometieron dicho acto.

    Yuu era de las chicas que tenía una buena educación porque nunca se metía en problemas en la escuela y pues sus calificaciones escolares no se podrían decir que eran las mejores del salón pero si eran aceptables para sus profesores quienes le veían un futuro adelante.
    Ese día… cuando llego de la escuela vio cuatro patrullas estacionadas en las afueras de su casa algo que de verdad la había extrañado toda porque no sabía qué era lo que estaba pasando, así que entro al lugar porque lo único que pensaba era en el bienestar de su progenitor y que esté se encontrara en buenas condiciones pero fue todo lo contrario cuando un oficial la miro con suma seriedad y le había anunciado su muerte.

    Con el seguro de vida de su padre fue que logró sobrevivir en esa casa del terror por decirlo en cierto punto ya que siempre tenía pesadillas cada noche que intentaba dormir en el lugar en donde habían asesinado a su padre que sería su habitación, cada noche era larga para la joven castaña y más porque se le pasaba horas llorando lamentando haberse ido ese día a clases ¿Por qué no se quedo con su padre cuando más la necesitaba? Se culpaba a sí misma de lo que paso pero… ¿Cómo iba a saber lo que ocurría si no le decía nada?; a los catorce años fue que comenzó a trabajar en el bar en donde estaba con la chica de cabellos grises a quien conoció dos días después de haber comenzando a trabajar, un pequeño detalle que se podría decir de dicho encuentro es que estas dos no se llevaban bien al principio.

    Riko es una chica que creció sin el cariño de un padre o de una madre ya que desde bebe fue abandonada en un orfanatorio hasta los trece años que había decidido irse del lugar ya que no iba a esperar más tiempo por una familia quien la pudiera adoptar. De personalidad fría, su carácter era lo único que la mantenía fuerte porque en algunas ocasiones se podrían ver las emociones que está tenia, y solo se los reflejaba a las personas de confianza de la misma. Lo que si tiene esta chica es determinación ya que cumplía con lo que se le ordenaba cuando se le daban instrucciones en ese momento; toda su vida ha estado luchando por si sola para conseguir todo lo que tiene ahora por lo que era un poco más entendible el porqué era así de… fría y… calculadora.

    Lo único que la tranquilizaba en este mundo era su novio, ese pelirrojo de ojos cafés conocía perfectamente lo que había pasado la chica por eso que la cuidaba en cualquier situación que estuviera metida y mas… si su vida corría peligro, pero ella le ha dicho muchas veces a esté que no tenia porque preocuparse tanto porque se sabía defender sola aunque no estuviera de acuerdo con ello.

    Aunque estas chicas se tuvieran confianza de todas formas se escondían un secreto a la otra porque muy dentro de ellas se daban de cuenta que no podrían comprender a la perfección por lo que estaba pasando. Yuu finalmente decidió hablar y con esos bajos ánimos que cargaba le contó a su amiga todo lo que paso, notando esa cara enseriarse más lo que Riko se pregunta era el porqué Deidara reacciono de esa forma para despreciar de forma fría a su mejor amiga.

    ¿Por qué reacciono de esa manera? Preguntó confundida.

    Esa es la misma pregunta que me estoy haciendo y aun no tengo respuesta de ello. Respondió la chica.

    Aun así lo hubiera detenido, no entiendo porque te paralizaste. Dijo todavía extrañada con lo que había hecho.

    Riko… es la primera vez que Deidara me habla de esa forma, de verdad me sentí impactada con eso que no sabía qué hacer. Dijo está mirando a su mejor amiga.

    Así estuviera en shock por ello de todas maneras lo detengo y le pido una explicación. Habló de forma seca.

    No voy a discutir esto contigo, me siento destrozada por ser tratada de esta forma y más si es la persona que más amo en este mundo. Con esa voz quebrantada, Riko miraba esas lágrimas resbalarse lentamente por sus mejillas.

    Para ser una persona con un fría actitud tendría que decir que de verdad duele verla de esa forma porque jamás aprendió a sentir el cariño de una persona que no fuera sus padre, aunque nunca compartiera tiempo con ellos era lo mismo No sé cómo ayudarte porque no entiendo lo que estas sintiendo, Yuu pensó desconcertada desviando la mirada a un lado.

    ¿Qué harás ahora? Preguntó en bajo.

    Solo continuar con mi trabajo en esta organización y trabajar con él sin ningún tratado alguno solo… trabajo… Respondió adolorida mirando con esos orbes ónix las frías gotas de aguas que resbalaban hacia la mesa.

    No parecía sorprendida que tomase tal actitud porque era algo extraño que su amiga no aceptase las cosas con rapidez lo que si podía verse era lo adolorida que se sentía pero… tenía que seguir adelante así tenga que aceptar el hecho de que tendrá que guardarse en lo más profundo de su ser lo que siente por su compañero Odio que me trates de esta forma y mira la hora en la que me enamorarme de ti… de verdad soy una tonta al pensar que aceptarías la verdad Deidara pensó Yuu en un suspiro profundo.

    ~o~

    A la mañana siguiente Rima, Aiko y Rio estaban en la sala de reuniones esperando por la llegada de las dos últimas chicas de su grupo para poder hablar de lo que iba a ser su misión.

    ¿Cuánto más tendremos que esperarlas? Preguntó la pelirroja.

    Déjate de quejas y esperemos un poco más. Respondió la rubia.
    Rio suspiró.

    Viendo a su líder está parecía distraída es como si estuviera planeando mentalmente su siguiente movimiento, por lo visto ya tenía un idea de lo que tendría que hacer por lo que solamente se mantenía recostada en el sofá de brazos cruzados con la mirada perdida en un punto ciego de la mesa que tenia al frente.

    Llegando tres minutos tarde las dos chicas faltante se dirigieron de una vez a lo que eran los dos sofás individuales que tenían al frente de la azabache y la chicas de ojos grises que por lo visto no mostraron ninguna expresión de enojo por su tardanza.

    Ahora que estamos completas quiero que me presten atención. Anunció Rima para sentir la mirada de las otras cuatro en ella. Madara hablo conmigo anoche y me pidió que les leyera lo que contenía este sobre. Dijo.

    Por lo visto nos toca hacer el trabajo sucio. Acotó Riko.

    En realidad… solo tres de ustedes harán el trabajo. Corrigió la chica.

    ¿Quiénes?

    Abriendo finalmente el sobre miro su contenido y se sorprendió de una de las personas que tendría que matar.

    ¿Qué ocurre? Preguntó Yuu.

    Se sorprenderán de esto. Respondió para darle la vuelta a la página. Primero que nada nos vamos a deshacer de algunos mientras de la organización Akatsuki. Comentó.

    ¿Lo que se encuentran presente? Preguntó la pelirroja.

    No exactamente, solamente vamos con los que están en misiones en el exterior. Respondió.

    Dinos de una vez quienes son para empezar. Pidió la castaña, por lo visto con lo que le paso estaba algo ansiosa.

    Muy bien… Acepó mirando a Rio. Te encargaras de Kazuku, el que administra todo el dinero de la organización. Dijo.

    ¿En dónde esta? Preguntó la chica.

    En este papel te dirá todo lo que tienes que saber y en donde se encuentra tu víctima. Respondió entregándole su hoja de vida.

    La chica no dijo nada y la tomo para mirarla detalladamente, por lo visto estaba lista para poner en marcha una de sus técnicas especiales que era la muerte súbita.

    Yuu tienes como presa a un hombre de piel azul y dientes de tiburón. Anunció.

    ¿Hoshikage Kisame? Preguntó con una sonrisa. Perfecto, un digno oponente para entretenerme un buen rato. Comentó divertida.

    Mucha emoción. Fanfarroneó su compañera quien estaba sentado a su lado.

    Cállate, Riko… Ordenó con una venita en la frente.

    Aiko te sorprenderás de saber que… tú exterminaras al famoso mafioso Orochimaru. Al decir eso todas las presentes la miraban totalmente sorprendidas.

    Eso no puede ser posible. Dijo la chica de ojos negros.

    ¿Cómo es posible que ese hombre este vivo? Preguntó la Uchiha.

    Por lo visto muchos piensan que Hatake Kakashi fue quien lo mato pero, la verdad detrás de todo esto es que recupero lo que tenia esté en su poder mas no logro arrestarlo porque había escapado antes de capturarlo. Respondió detalladamente.

    Entonces, ¿Dónde esta? Preguntó la azabache.

    Sin responderle a eso le entrego los documentos que de un momento a otro había comenzando a leer para saber con más claridad lo que tenía que hacer, al parecer a la Uchiha le toco el trabajo más fuerte y eso que ni compañera tenia pero claro con las habilidades que está posee no tendría necesidad de tener uno Esto si va a ser divertido y mas… si tengo que acabar contigo… Orochimaru… pensó de forma seca sin quitarle la mirada de encima a las hojas de papel.

    ¿Qué harás tú? Preguntó la chica de cabellos grises a la joven de cabellos rubios.

    Estaré fuera de las misiones mientras siga conectada con la policía. Respondió.

    ¿Por qué no solo te sale del caso? Preguntó Yuu.

    Es mejor que se mantenga en ese lugar antes de que Kakashi monte sospechas sobre ella. Dijo la líder.

    Aiko, tiene la razón es mejor mantener todo en un perfil bajo hasta que llegue el momento de actuar. Habló Rima. Lo que si es que cada una lleve su comunicador para estar atenta a lo que haga. Dijo.

    Por ese corto tiempo hubo un silencio entre ellas como si algo les molestara, pero las dudas que tenía una de ellas eran muy fuertes por lo que no se quedo más tiempo callada y decidió hablar.

    ¿Cuál es el verdadero objetivo de nuestra organización? Preguntó Rio.

    La misma que tiene Madara Uchiha. Respondió Aiko.

    ¿Qué sería? Preguntó esta vez la castaña.

    Acabar con la organización Akatsuki. Respondió.

    Las otras tres no decían nada porque siempre han tenido la ambición de acabar con dicha organización ya que la opacaban mucho en lo que era hacerse conocer ante los demás mafiosos y mas porque durante mucho tiempo estas chicas han mantenido esta organización en total secreto para todos que nadie tiene conocimiento de ella.

    Esto no era lo que queríamos las cincos. Murmuró la pelirroja.

    No deberías decir eso, sabes que desde siempre hemos deseado ser mejores que ellos. Acotó Yuu.

    Si es cierto, pero aun así la idea que teníamos desde un principio es ser por lo menos las segunda mejores Argumentó Rima.

    Pues eso no es lo que la mayoría queremos Rima, porque sabes muy bien como nosotras que la idea es ser las primeras y derrocar a cualquiera que se nos intente oponer. Dijo Riko cruzándose de brazos.

    Si es verdad, pero de todas maneras si lo hacemos Pain se sentirá amenazado con nosotras y sobre todo… traicionado. Añadió a tal comentario una posible contra de su plan.

    Solo lo dices porque es quien nos dio lugar en esa organización y una vida que no muchas deseábamos. Acotó Aiko.

    Nada más porque estamos vinculadas con la mafia, Aiko… sabes perfectamente que esta vida no la escogimos nosotras, ella nos escogió y no tenemos retorno sabiendo las cosas que hemos hecho. Especuló.

    Aun así date cuenta que ahora lo que interesa es destruir esa organización, no solo porque Madara no los ordene sino porque ya nos cansamos de ser un completo secreto para todos. Acotó Yuu.

    Con tan solo decir eso muchas se habían mantenido calladas porque estaba dándole la razón a ese punto de vista no es que hayan deseando tener este estilo de vida pero… con las cosas que les toco hacer y las cosas que les toco vivir pues el destino no le había dado otra opción que no fuera esta misma.

    ~o~

    En la guarida de la organización Akatsuki, estaba el hombre de cabellos anaranjados quien hablaba con el azabache mayor y el chico de cabellos grises sobre la misión que se les había encargado con anterioridad. Mirando detalladamente cada hoja de papel que tenia a la mano no parecía sorprendido de saber quiénes eran los integrantes de la organización enemiga.

    Muy buen trabajo ustedes dos. Fue lo único que les dijo.

    ¿Qué haremos con ellas? Preguntó Hidan.

    Por ahora, harán como si no supieran nada hasta no saber lo que realmente planean. Respondió Pain.

    Es necesario mantenerlas vigiladas. Habló Itachi.

    Por los momentos, si… tenemos que saber cada uno de sus movimientos cuando ponen un pie hacia afuera de este edificio y más si… intentan derrocarnos. Dijo.

    ¿Qué hacemos si ese es su plan? Preguntó de nuevo.

    No será más que matarlas. Respondió.

    Ninguno de los dos parecían conforme con tal decisión, primero por Hidan quien le había tomado un cariño especial a su compañera y mas por ese beso que ambos se habían dado, después esta Itachi quien apreciaba a su hermanastra. Desde que se la presentaron a intentado conocerla a fondo y, pues que le pida tal cosa ya es algo verdaderamente difícil para él porque mucho le costaba con eliminarla del planeta que en este caso sería matarla.

    ¿Algo más que deseé que hagamos? Preguntó el chico de ojos rojos.

    Por ahora eso es todo se pueden retirar. Respondió esté.
    Sin decirle más nada los dos chicos se fueron de la oficina, caminando por esos pasillos en sumo silencio ninguno de los dos decía ni una palabra sólo dejaban que el sonido de la silueta de sus zapatos se escuchara a sus alrededores, parecía que la noticia no le gustase del todo porque tanto a Itachi como a Hidan se les iba hacer difícil eliminar a las personas que tienen como compañera Ahora es que las cosas se dificultaran, y de verdad no quiero llegar a ese extremo con ella pensó el azabache mayor desviando la mirada hacia un lado.

    ¿Mataras a Aiko? Preguntó Hidan de forma repentina.

    No quiero responder esa pregunta. Fue la respuesta más seca que le pudo dar. Parecía que estuviera enojado.

    La quieres demasiado que no eres capaz de matarla ¿Verdad? Dedujo el chico.

    Te voy a decir que… no toleraría el simple hecho de matar a un ser querido, y más si ella es parte de mi familia así no sea de mi misma sangre. Aclaró la duda que tenía en su mente.

    Sabiendo por lo que está ha pasado ha intentado más de una vez acercársele pero la misma Aiko se le cerraba no solo a él sino a Sasuke quien también tenia curiosidad de saber sobre su vida. Itachi siempre los cuido a los dos desde el momento en que se quedaron sin padres al instante en que estos fueron asesinados, lo más difícil que puede hacer es matarla a ella porque el aprecio que le tenía era grande tanto que la protegería de cualquiera que intentase lastimarla ¿Por qué tenias que hacer esto? ¿Por qué razón nos traicionas sabiendo que te afrontaras a las consecuencias, Aiko? Esas eran las preguntas que se hacía mentalmente, porque aun le costaba mucho poder canalizar todo lo que estaba ocurriendo.

    ~o~

    Estaban alistando todo para comenzar con encargo del día, el silencio no era incomodo para ellos porque siempre los acompañaba y eso lo tenían como ventaja para cumplir cada una de sus misiones.

    ¿Cuántas de ellas están en movimiento? Preguntó Sasuke.

    Solo tres, las otras dos permanecen en la guarida. Respondió la pelirroja.

    ¿Quiénes son? Preguntó de nuevo.

    Rio, Yuu y Aiko. Respondió nuevamente.

    Perfecto, Suigetsu y yo tenemos a nuestros objetivos en movimientos, Juugo encárgate de Rio porque dudo que Riko vaya a salir a menos que sea el respaldo de una de ellas. Acotó el Uchiha menor.

    Recuerden que desde aquí les dale cualquier tipo de información que vayan a necesitar. Agregó Karin.

    Con tener ya sus objetivos bien determinados se fueron de una vez a los lugares en donde éstas se encontraban.

    Estaba completamente callado el lugar y eso que solamente se escuchaba el sonido de la contadora que era usada de forma constante por un hombre al que no se le podía dar una clara descripción de su apariencia ya que estaba adentrado en la completa oscuridad, lo único que se podía visualizar de dicha persona y era por la ayuda de una pequeña lámpara que apenas mostraba la silueta de su rostro que era tapado por una máscara, solamente los ojos que eran de un color verde brillante que estaban al completo descubierto.

    Entre las sombras estaba escondida la chica de cabellos rojos quien tenía en manos una cuchilla por lo visto estaba preparada para realizar una de las más fatales técnica que tenia para matar, la muerte súbita. Con una increíble forma de moverse su víctima nunca la logra identificar porque siempre realizaba sus asesinatos en las sombras y con una cuchilla o arma en manos los mataban sin que tuvieran que mirarla a la cara. Observa al hombre con sumo cuidado mirando el perímetro en donde se encontraba y con la distancia en la que estaban, guardó la cuchilla para sacar una pistola silenciadora miró el techo unos cuantos minutos pensando con mucha cautela lo que iba a hacer le apuntó en su sienes para matarlo de forma directa y sin mucho rodeo para ver como ese liquido coagular de color rojo manchaba los billetes de 100 dólares que estaba contado.

    Suspiró con fastidio y con pasos firmes pero a la vez serenos se le acerco para mirarlo con mucha frialdad.

    Eres demasiado patético, como para perder mi tiempo en torturarte. Acotó en bajo buscando con la mirada algo para llevarse el dinero que no había manchado con su sangre.

    Lo primero que agarro fue una bolsa de tela que tenia a un lado de la mesa y con rapidez metió todo el dinero en ella para después poder irse del lugar. Ya a las afueras del edificio se dirigió a su convertible azul marino y coloco la bolsa en el asiento del copiloto, lo que hizo que se paralizara en seco fue que alguien detrás de ella le estaba apuntando en la cabeza con una pistola.

    Ya decía cuando pretendías salir de tu escondite. Dijo en seco y con la mirada al frente.

    Por lo visto no eres del todo lenta para detectar a las personas. Dijo esté.

    De algo me sirve el entrenamiento que me aplicaron en la organización Akatsuki. Mencionó. ¿Qué es lo que estas haciendo aquí? Preguntó de forma directa.

    Digamos que estoy estudiando sus movimientos. Respondió Juugo.

    ¿Por qué razón? Preguntó Rio.

    Recuerde lo que hablamos aquella vez, lo único que hacemos nosotros es conocer a nuestros enemigos. Respondió con algo de lógica al punto de vista que tenia la chica.

    Se les nota que no confían en nosotras. Comentó en un tono arrogante.

    Digamos que… puede que uno de sus planes sea asesinarnos. Dijo.
    Se quedo callada porque le estaba dando la razón, pero a la vez lo hacía porque no tenía ninguna intención de revelar información valiosa sobre los movimientos de su organización.

    Entonces… ¿Eres mi niñera? Esa pregunta era de sarcasmo, de verdad que no toleraba el hecho de que la estuvieran observando.

    Se podría decir que sí. Respondió el chico mientras bajaba el arma para guárdala. Solamente cumplo con lo que se me ordena. Dijo.

    Está se volteo hacia él con la pistola apuntándole en la frente.

    Te voy a dar una advertencia. Acotó con suma frialdad. Si me vuelves apuntar con un arma, te juro que te mato. Esas palabras eran de miedo y más porque la expresión en su rostro era demasiado fría tanto que hasta un niño de seis años saldría corriendo.

    Juugo sonrió por eso, sorprendido de saber que la chica tuviera tal actitud y eso que cuando hablaron aquella vez está se mostraba muy serena a diferencia de las otras cuatros.

    Por lo visto me equivoque contigo. Dijo.

    Eso es lo que dicen los demás cuando piensan que soy la más tranquila de las cinco. Habló en seco.

    ¿Por qué lo dice? Preguntó de forma seria, aunque a la vez se sentía confundido.

    Porque yo no tengo dudas al momento de matar a una persona a sangre fría. Respondió la chica.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  16.  
    Alex Jordison

    Alex Jordison Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    28 Julio 2010
    Mensajes:
    174
    Pluma de
    Escritora
    ya no miento más, ya leí la continuación, no me equivoque a sacar concluciones antes de tiempo. Me encanto y estuvo perfecta la continuación a mi gusto. ¡Ja! ¿Qué se cree Akatsuki contra las mujeres? ¡Ja!. Lo único que espero es movimiento alguno de Konan, ya que solo se a movido poco por la organización, Kakuzu fuera de juego, pronto Kisame, esto se pone intersante, así que Hidan e Itachi deben matar a dos del grupo, mmm... eso espero verlo, veremos que tan fuerte puede ser Itachi, más si tiene que matar a Aiko. muero de intriga por la posición de Hidan con ella, esto se pone interesante... no puedo sacar muchas concluciones, pero esto me parece bastante divertido. Espero continuación.

    Att: Mili Hyuuga, Yuu Hyuuga, Alee Hyuuga... o simplemente La persona que te ama con toda su alma.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    Yuriko Fate Granger

    Yuriko Fate Granger Usuario popular

    Cáncer
    Miembro desde:
    15 Abril 2011
    Mensajes:
    530
    Pluma de
    Escritora
    Esta esta cada vez mejor, asique Hidan e Itachi tienen que matar a dos miembros, que dificil va a ser eso, un Akatsuki fuera a ver como va a ser Kisame...Y concuerdo con Mili Hyuuga sobre que Konan haga algo está muy silenciosa...
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  18.  
    Bloody Rabbit

    Bloody Rabbit Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    14 Febrero 2009
    Mensajes:
    359
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    This Is Not My Life...
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    26
     
    Palabras:
    4822
    capi nuevo y con una mini sorpresita de un personaje que estuvieron pidiendo.

    Dedicado a Yukiro y Mili Hyuga (mi secreto amor)
    -------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Capítulo XVII

    Estaba en lo más alto de un edificio con un lanza cohetes en manos preparada completamente para su misión, pero antes de eso primero que nada prefirió estudiarlo para saber qué era lo que hacía en la organización aunque también tenía la ayuda de la chica de cabellos rubios que le daba información que le servía como una fuente vital para su conocimiento.

    ¿En dónde te encuentras? Preguntó la joven.

    Estoy en el edificio que esta al frente de donde se encuentra. Respondió la castaña.

    ¿Qué es lo que esta haciendo? Preguntó nuevamente.

    Con lo que logro ver, esta haciendo un negocio con un mafioso de una ciudad lejana. Respondió de nuevo, mirando lo que pasaba a través de unos binoculares.

    Recuerda, si lo vas a matar a tú manera tienes que mantenerlo alejado de cualquier persona que se le intente acercar, no queremos escándalo en esto. Replicó su forma de actuar.

    Quédate tranquila que no va a ocurrir nada, bueno no por ahora… solo quiero mantenerme al tanto de lo que hace y analizar la manera más silenciosa de asesinarlo. Dijo sin tener que quitarle la mirada de encima.

    Háblame dentro de media hora para saber tus progresos. Dijo ella cortando la transmisión.

    Suspiró por eso porque se sentía vigilada por su mami aunque eso no sería problema porque ya tenía planeado lo que quería hacerle solo que antes lo haría pelear para después matarlo sin piedad Es hora de divertirnos un rato, desgraciado pensó Yuu bajando los binoculares al suelo. Tomando el lanza cohetes miró por el retrovisor de este el auto negro que tenía el hombre de piel azul y como le gustaba llamar mucho la atención le disparo para destruirlo el miles de pedazos viendo por el mismo retrovisor como esté se asomaba al ver el gran humo negro subir por los aires.

    Espero que te guste mi comité de bienvenida, Kisame. Murmuró con una sonrisa arrogante. Se le quedo mirando y notó que esté enfurecido por lo que hizo le sonreía de forma divertida porque sabía que volvería por más y se nota que la guerra se daría.

    Buscando leerle los labios entendió perfectamente lo que le había dicho que fue: “Es hora de comenzar con nuestro juego, mocosa”, viéndolo bajar las escaleras con rapidez y con el arma en manos la castaña de una vez cargo de nuevo el arma para apuntarle con determinación a matarlo, se mantuvo así por unos momentos analizando muy bien la dirección en la que venía y a los pocos metros de llegar al edificio en donde se encontraba le disparo nuevamente para ver como su tiro había fallado cuando logro esquivar el cohete a tiempo.

    Maldita sea, ¿Por qué te moviste si mis cálculos fueron correctos? Preguntó exaltada y a la vez enojada.

    ¡Eso es lo mejor que tienes! ¡Porque si no me aburrirás con solo dispararme a larga distancia! Gritó Kisame. Con eso estaba buscando desafiarla.

    ¡Mejor cierra la boca, si no quieres que te acabe de una vez! Gritó enojándose aun más.

    ¡Eso quiero ver que lo intentes, porque dudo que llegues a lograrlo! Gritándole de forma arrogante sabía que la provocaría más con eso porque la estaba subestimando.

    Si que le molestaba esa personalidad porque se hacía ver como el mejor de todos, pero estaba completamente equivocado por lo que guardo el lanza cohete para poder sacar una metralleta cargada con dos cuerdas de municiones de más o menos cinco centímetros, se enrolló esas dos cuerdas en el pecho de forma cruzada al sentido contrario de la otra y con la arma cargada bajo las escaleras para comenzar a correr al sentido contrario de donde estaba el Hoshikage aunque estaba siendo seguida por esté que por lo visto pensaba jugar con ella Veremos quién de los dos es el mejor, señorita pensó divertido sacando su magnum de 9 mm cargada y lista para usar.

    Yuu no lo miraba solo corría al lugar en donde tenía pensado ir que era el lugar perfecto para no solo el asesinato sino también era perfecto para el campo de batalla porque esta vez se iba a cobrar la que le debía el tirano esté al momento en que había ingresado. Lo que sí se puede decir es que la primera pareja de la chica era esta persona que tenía que exterminar, pero como no le gustaba la forma en cómo trabajaba pidió de una vez un cambio de compañero aunque claro al hombre no le había gustado la decisión que había tomado por lo que antes de irse le había dejado dicho algo que tomo como una advertencia: “La próxima vez que te vea, te matare, porque no creas que me voy a olvidar lo que estas haciendo” y pues, la oportunidad se le presento con esta misión.

    ¿Cómo va todo por allá? Preguntó Rima.

    No me molestes en estos momentos que ando ocupada. Respondió está desviándose hacia un edificio que tenía cerca porque le estaba disparando a sus pies para hacerla caer.

    ¿Qué esta pasando? Preguntó extrañada de escuchar el disparo.

    Te dije que no me molestes. Cortando la comunicación, tomó la metralleta para disparar en dirección a donde venia el disparo.

    Esté se escondió detrás de una pared que estaba cerca intentando evadir sus continúo disparos haciéndola enojara enojar de nuevo tomó una granada que tenía un mini bolso rectangular que se encontraba a unos cinco dedos más abajo de su rodilla, quitándole el gatillo lo lanzo en dirección a donde estaba dándole la oportunidad de escapar antes de que explotara.

    Cuando esta se detono exploto por completo el lugar en donde estaba viendo ese lugar incendiarse, sentada en el piso con una pierna doblada de la cual se sostenía dejaba la otra completamente extendida y miraba las fuertes llamas que crecían cada vez más al consumir cualquier objeto que tuviera a su alcance haciendo que sus orbes ónix brillaran con intensidad, sabía que todo acabo antes de comenzar aunque no era lo que quería pero al sonreír de forma arrogante sentía esa sensación de victoria recorrer todo su cuerpo porque estaba completamente segura que no podía escapar de tal impacto era casi imposible.

    Fue demasiado fácil. Murmuró. Antes de levantarse se detuvo en seco porque alguien le estaba apuntando en la cabeza. Eres de lo peor. Masculló en bajo al saber de quién se trataba.

    Kisame le estaba apuntando en la parte de arriba de la cabeza casi en la frente, la miraba con tanta seriedad pero a la vez con arrogancia que sabía muy bien que esto no será fácil para ella.

    Todavía te falta mucho por aprender, Yuu. Acotó.

    Eso es lo que tú piensas. Habló con determinación clavándole un cuchillo que saco de su zapato.

    Con el arma incrustada en su pierna derecha, logró inmovilizarlo por completo haciendo que cayera sentado en el piso, tomó eso como ventaja y se levantó para despojarlo de su arma apuntándole en la frente con ella.

    ¿Tus últimas palabras? Peguntó en seco.

    ¿Me vas a matar así como así? ¿Por qué no antes me interrogas? Preguntó divertido.

    Eso la desconcertó por completo porque no pensó que esté le dijera tal cosa ya que no era de esos que se rendían con facilidad.

    ¿Escuchaste lo que dijo, Rima? Preguntó al establecer conexión con la chica.

    Perfectamente, que diga lo que sabe. Ordenó.

    ¿Para qué no tendría que hacer? ¿Acaso sabes algo que yo no? Preguntó de forma simultánea.

    Déjame decirte que ustedes cinco no están enteradas de que su mismo líder las vendió a Pain al revelarle que son parte de la organización Tsukuyomi Respondió.

    ¿Cómo así? Preguntó de nuevo, pero esta vez confundida.

    Hace unos días le dio una información a Hidan para que se le diera a nuestro líder en donde contenía en su interior toda la base de datos de los miembros de dicha organización. Respondió. Consiente de todo lo que pasa ahora lo que esta es esperando que revelen sus planes para así determinas su exterminación. Contó.

    ¿Nos piensa matar? Preguntó nuevamente.

    Eso dependerá de ustedes. Respondió.

    ¿A qué te refieres con eso? Cada pregunta era más fría pero eso no intimida para nada al hombre que tenía aspecto de tiburón.

    De si piensan o no exterminarnos a nosotros. Respondió Kisame.

    ¿Quiénes están enterados de esta información? Preguntó de nuevo.

    Todos en la organización lo sabe que nos ordenaron estar encima de ustedes para estudiar todo y cada uno de sus movimientos. Respondió.

    Acabaló de una vez y regresa tenemos que formar un plan. Ordenó la rubia.

    Concediéndole el deseo lo termino el trabajo al atravesarle la cabeza de un balazo la sangre del hombre había manchado la pared que tenia detrás. Bajó el arma y lo miró con suma frialdad por lo visto no le dio mucha importancia al simple hecho de haberlo matado ya que era una de las cosas que se había propuesto hace mucho tiempo y ahora que le cumplió solamente veía su como su sangre se convertía en un gran charco.

    Fuiste muy bueno, aunque la verdad me dio lastima no seguir con nuestra jugada en el lugar que te tenia Kisame. Dijo en bajo comenzando a colocarse unos guantes para poder limpiar el lugar.

    Dejando el sitio como estaba nadie se daría cuenta de su pelea lo que sí tuvo que hacer fue llevarse el cadáver que se encontraba envuelto en una bolsa plástica hasta un lago en donde lo tiró para que esté se hundiera en lo más profundo del lugar. Ya con la misión cumplida no le quedo de otra que volver con las demás para saber que harían ahora que se enteraron de la traición de su supuesto líder.

    ~o~

    Teniendo horas de haber llegado todo el lugar estaba en completo silencio y eso que con ella fue que se dio a conocer la organización que tenía como enemigo, pero lo que no saben los demás es que lo siguiente en la lista era conocer los planes de la misma y que es lo que realmente buscan hacer.

    Konan siendo desde siempre su mano derecha le había confesado que Madara la manipulo para que pudiera manejar bajo su custodia la organización que había formado la Uchiha con la única intensión de poder mantener en secreto la identidad de su “supuesto” líder. Ahorita había sido convocada por Pain quien le tenía unas cuantas instrucciones que darle y como sabia que el trabajo era perfecto para ella, sabría cumplirlo sin montar sospechas.

    ¿Qué es lo que tengo que hacer? Preguntó.

    Tendrás que buscar infiltrarte en la base de datos de la organización Tsukuyomi y averiguar quiénes son sus proveedores de armas. Respondió el hombre de ojos metales.

    ¿Solo eso? Preguntó.

    Sí, lo demás ya están haciendo las otras cosas que les pedí. Respondió.

    ¿Por qué no simplemente las exterminas de una vez? Preguntó extrañada con las órdenes que les daba.

    Tenemos que ser muy cauteloso con ellas, recuerda que tuvieron un entrenamiento previo antes de instruirla como era debido en la organización y pues tienen un alto conocimiento de nuestro funcionamiento tanto interior como exterior. Respondió el líder.

    De igual forma tenemos que acabarlas antes de que sus habilidades sean superiores a las nuestras. Dijo la mujer de cabellos azules.

    Mantente tranquila que todo se dará a su tiempo, por ahora lo único que tenemos que hacer es estudiarlas profundamente para saber contraatacar cada una de sus jugadas. Dijo Pain.

    Ella no parecía muy convencida con eso que le decía pero, como era su líder no le quedaba de otra que obedecer la orden.

    Entonces me retiro. Habiendo dicho eso se dio la vuelta para irse.

    Konan. La llamó deteniéndola en seco. Deja de preocuparte por todo y no intentes hacer algo imprevisto. Le aconsejó al saber lo que posiblemente podía llegar a hacer.

    No le dijo nada solamente abrió la puerta para poder salir por ella. Desde siempre Konan se ha mantenido al lado de Pain cuando más la ha necesitado, ayudándolo en cualquier cosa que pidiera nunca pensó que tuviera tener que tomar esta clase de medidas para conseguir lo que quería, siendo una de las seis mujeres que tenia la organización Akatsuki se daba cuenta que las misma ambiciones que poseían las otras cincos eran las misma que tenía ella porque los hombres nunca lograban tomarlas en serio solo porque eran mujeres y eso era lo que le enfadaba porque siempre se hacía ver como la cerebrito que sabía todo a parte de Rima, Konan era la segunda rastreadora del grupo y en conjunto con la misma es que conseguía cumplir con las misiones sin ningún inconveniente.

    Ahora es que las cosas se pondrían más difíciles porque hace unos días había hablado con las demás chicas y les dijo que formaría parte de su organización solo que ahora no era momento de atacarlo porque ellos les ganaban en recursos, así que tenían un plan que habían preparado en conjunto con Madara para destruir su almacén de armas que era donde tenían todas y cada una de sus municiones conseguidas de los mejores mercados negros que habían en el país Solo tengo que buscar la forma de llegar hasta ella para poner en marcha el plan pensó la mujer con determinación sin detener su paso.

    Lo único que tenían en mente era acabar con dicho lugar porque al conseguirlo los pondría a ellos en desventaja.

    ~o~

    Caminando con pasos determinados en estos momentos se encontraba fuera de la ciudad para ser más precisos, cerca de la ciudad Sunano solo que a unos cuantos kilómetros atrás había un pequeño pueblo que según dicen se encontraba el mafioso más buscado por todo el FBI; lista para exterminarlo tenía en manos una escopeta de municiones 9 mm que puedes disparar a una distancia de 25 m desde el punto de comienzo en donde se encuentra el disparador. No esperaba que ella fuera la persona que tendría que exterminarlo y eso que antes de tomar la misión lo había investigado un poco, y para tener contacto con la organización Akatsuki puede que también tenga contacto con el asesinato de sus padres porque en uno de los asesinos pudo ver lo que era la marca de una serpiente igualita a la que él tiene tatuado en la espalda.

    Escondida detrás de un árbol miró sus zapatos por unos cuantos minutos pensando con cautela lo que haría no esperaba ser sorprendida por un hombre de piel blanca, cabellos color blanco que los tenía amarrado en una coleta baja y ojos negros que eran encerrados en dos esferas de cristales semi grandes.

    Tú eres el único que puede detectar mi presencia, por eso es que no me atreví a moverme. Dijo en bajo.

    Por lo visto viene a darnos una cálida visita, Aiko-chan. Sonriendo melancólicamente le quitó cuidadosamente el arma al tenerla completamente inmovilizada. Por su bien va a tener que hacerme caso si no quiere salir herida. Habló en un murmuro sin quitarle la mirada de encima.

    Se le acercó y la tomó de sus muñecas para poder llevársela al interior del lugar, llegando a lo que era la sala de estar de la casa de campo vio sentando en una silla de brazos cruzados a ese hombre que desde hace mucho odiaba pero, sobre todo era el terror de casi todos los mafiosos que existían en este país. Orochimaru, un mafioso que no le tenía miedo a nada, conocido desde la organización Akatsuki al momento en que la abandono había crear su propio imperio que no solo eran desconocidas para algunos, sino que también le proporcionaba el dinero necesario para convertirlo en todo un millonario empresario.
    Sonriendo con melancolía miraba a la Uchiha de arriba abajo haciéndole ver esa lengua de serpiente que tanto asco le producía.

    Hace mucho tiempo que no te veo, Aiko; mira cómo has cambiado. Habló con cortesía.

    Déjate de idioteces y dile que me suelte. Ordenó está molesta.

    ¿Dónde quedaron tus modales? Preguntó mientras se levantaba para poder acercarse a donde estaba. No me digas que los de la organización te quitaron todo lo que aprendiste de tus padres. Comentó tocándole uno de los mechones de su cabello.

    Al menos tuve una educación de los seres a los que tú mandaste a asesinar. Lo atacó con eso que ladeo el rostro a un lado para arrebatarle el mechón que había agarrado con su mano.

    Mi pequeña creo que ya hemos hablado de eso. Dijo tomando delicadamente su mentó para acercarse de forma peligrosa. No tengo nada que ver con la muerte de tus padres para que me estés acusando de esa forma. Murmuró con esa misma tonalidad para que solo Aiko lo pudiera escuchar.

    Entonces… ¿Por qué uno de los asesinos que vi esa noche tenia tu marca? Preguntó la azabache.

    De seguro habrá formado parte de mi imperio mas no tengo nada que ver con eso por lo que no tienes pruebas para involucrarme con la muerte de esos seres que tanto quisiste. Respondió astutamente. O mejor dicho a tu ser, porque si nos ponemos a sacar cuenta nunca quisiste a tu padre, es mas lo odiabas demasiado que estabas deseando su propia muerte. Acotó divertido viendo el desvió que le hacía a sus ojos.

    Sabía que no podía sacarle la verdad y eso que muchas veces tenía una mentalidad que retorcía la mente de sus oponentes para sacarle la información que necesitaba. Pero, con la forma en cómo le devolvía el ataque no podía hacer nada porque le estaba dando en el punto que más le dolía, y era el desprecio que le tenía a su padre por la forma en cómo la había tratado.

    Aiko… Ahora me darás la razón por la cual tengo el honor de tu visita. Dijo Orochimaru.

    Vengo a terminar lo que Kakashi dejo inconcluso. Habló con frialdad.

    Esté con esa misma actitud melancólica movió la cabeza de una lado a otro en sentido de negación.

    No creo eso posible porque de seguro la que termine exterminada seas tú. Acotó yéndose para su silla en busca de un cuchillo.

    Una de las cosas que le enseño su hermanastro Itachi es que no tenia porque mostrarle miedo a sus enemigos porque estos lo usarían como ventaja para poder persuadirla, por lo que al momento en que esté acerco el cuchillo hacia todo el centro de su cuello se mantuvo con la mirada fija en los oscuros y fríos ojos miel que le transmitían el deseo de sangre.

    Has madurado mucho como para no mostrarme miedo. Aspecto con una sonrisa.

    He tenido que vivir muchas cosas, como para aprender a no tenerle miedo a mis enemigos. Murmuró Aiko.

    Lástima que tenga que matarte porque hubieras sido una buena aliada si hubieses abandonado la organización y te me hubieras unido. Dijo con lamento preparando su arma.

    Cuando estaba por cortarle el cuello el cuchillo salió volando por los aires a causa de un disparo que le había impactado, mirando hacia un lado se sorprendieron de ver a un azabache de ojos negros parado en la puerta con su arma en manos.

    Sasuke… Mencionó su nombre sorprendida de su llegada.

    Si no quiere que te vuele la cabeza, suéltala. Ordenó esté molesto.

    El asistente del hombre de cabellos castaños oscuro la soltó dejando que ella lo despojara de su arma con una patada que le metió en la mano.

    Wow, que inesperado. Dijo sorprendido. No esperaba ver a Sasuke-kun aquí, pensé que estabas sola en esto Aiko. Citó fijando la mirada en la chica que tomaba el arma para apuntarle en la sienes a su asistente.

    Para serte sincera pensamos de la misma forma, porque no espere que mi hermano estuviera aquí. Acotó desviando la mirada hacia el recién llegado.

    Que forma de agradecer que te salvara, Aiko. Dijo con sarcasmo.

    Giró sus ojos de forma fastidiosa y soltó el arma para tomar el cuchillo que tenía a su alcance, matando sin piedad al joven que había tomado como rehén.

    Bien terminemos con esto. Dijo intentando tomar de nuevo la pistola que estaba en el piso.

    A unos cuantos centímetros cerca de tomarlo Orochimaru saco el arma que tenia escondida detrás de su espalda para dispararle en la pierna izquierda a la azabache que se había caído al piso al perder el equilibrio de su cuerpo, buscando terminar de matarla lo que impidió que consiguiera eso fue que Sasuke le había disparado en el pecho logrando darle en su corazón.

    Este imbécil… Masculló del dolor apretándose fuertemente la herida que tenía en la pierna. Viendo que esté aún seguía con vida agarró de un ágil movimiento el arma que había soltado para volver a darle en el pecho haciendo que esté cayera muerto al piso.

    ¿Te encuentras bien? Preguntó el moreno acercándose a donde estaba.

    No, tengo una severa herida en la pierna izquierda casi cerca de mi rodilla y me cuesta mucho darle movilidad. Respondió con la mirada fija en ella.

    Sasuke agarró un pañuelo que cargaba en el bolsillo y retiró la mano de su hermana para amarrar la herida con el haciéndole presión en ella, se medio levantó para poder alzarla tipo recién casados.

    ¿Para dónde me llevas? Preguntó ella.

    Vamos con los demás para que Karin te pueda atender. Respondió el Uchiha menor comenzando a irse del lugar.

    No necesito de tu ayuda, así que déjame ir. Pidió.

    Te recuerdo que eres mi novia y así me estés pidiendo eso no lo voy a hacer porque sabes perfectamente que cuido lo que es mío. Replicó de forma posesiva su petición.

    Sasuke…

    Aiko no hables más ¿Quieres? Pidió él sentándola cuidadosamente en el asiento del copiloto.

    Lo miró con una ceja arqueada y suspiró para ver como esté se iba al asiento del piloto y se montaba en el auto para prender el motor y darle marcha. Como se encontraban en un lugar apartado no había necesidad de limpiar la escena del crimen porque nadie se daría de cuenta sobre el atentado que había ocurrido en ese lugar.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  19.  
    Yuriko Fate Granger

    Yuriko Fate Granger Usuario popular

    Cáncer
    Miembro desde:
    15 Abril 2011
    Mensajes:
    530
    Pluma de
    Escritora
    Y qué sorpresita nos diste! Pero creo se le va a hacer difícil, ya me cayó muy mal Konan, pero bueno que se le va a hacer? entonces aiko se llama diana? y menos mal que Sasuke apareció sino Aiko es historia, ahhhhhhhhhhhhhhh me matas con la intriga, quiero saber como sigue!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    Bloody Rabbit

    Bloody Rabbit Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    14 Febrero 2009
    Mensajes:
    359
    Pluma de
    Escritor
    Disculpeme todos lo que siguen este fic, por el retraso pero lo que es la universidad y mis problemas personales no me dejan continuar con el relato.
    Así que haré todo lo posible para poder continuarla lo mas pronto posible...

    disculpen las molestias.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso