The reality of two worlds(shonen-ai)

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Mr Fey, 14 Septiembre 2007.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Mr Fey

    Mr Fey Usuario popular

    Sagitario
    Miembro desde:
    8 Septiembre 2007
    Mensajes:
    723
    Puntos en trofeos:
    218
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    The reality of two worlds(shonen-ai)
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    2611
    The Reality Of Two Worlds(shonen-ai)

    Este es mi segundo fic publicado aquí, y la verdad no pude evitar el no ponerlo. Me encanta el Yaoi y Shonen-ai, así que decidí hacer un fic Shonen, es mi primer fic en este genero, así que no sean tan duros.

    es un fic origianl con personajes originales de mi autoria.


    Aclaraciones:

    -"THE REALITY OF TWO WORLDS".- Dialogo de los personajes.

    -"THE REALITY OF TWO WORLDS".-pensamientos de los personajes.

    -0+0+0+0+0+0.- cambio de escena.


    Resumen:

    Quimey Abellán: un muchacho de 18 años que quiere ser pintor, desea enseñar al mundo la belleza tras un papel. A tenido una vida muy difícil, sus padres murieron cuando el tenia 10 años, fue transferido a un orfanato donde sufrió diversos abusos.

    Pero saliendo adelante con sus buenas calificaciones, obtuvo una beca en la escuela de Arte “Benedit World “. Donde por obra del destino conocerá al hijo del fundador de esa escuela, creando en el ,diversos sentimientos.

    Pasmado por la belleza del chico, desea grabar en sus lienzos la mas grande belleza del mayor de los Benedit.

    Adonis Benedit : un joven de 20 años, sueña con ser una de los mejores Cirujanos del país, pero aun siendo tan joven fue considerado un genio, geduandose así con honores a sus 18 años.

    Ahora tenia un consultorio en una de las mas prestigiadas Clínicas del país. “Benedit´s”. su familia es muy grande y se están ahogando en dinero, siendo así una de las mas ricas.

    Es un joven frió y calculador. Auque al conocer a un muchacho todo lo contrario a el, descubrirá que a través de la pintura se puede apreciar hasta la mas mínima belleza.

    Ambos se conocen en la Escuela de Arte “Benedit World”, aunque el mayor solo ve al mas pequeño como otra persona mas en el mundo, el menor ve con ojos soñadores la obra de arte frente a el.

    THE REALITY OF TWO WORLDS


    INTRODUCCION

    El pequeño pincel recorría con suaves líneas, el lienzo frente a el. Las manos que los sostenían se movían con una elegancia nata, el que pintaba. Deseaba plantear sentimientos y pensamientos que llegaba a sentir en ese instante, sus ojos verdosos recorrían con firme delicadeza cada línea o borde que hacia en el. Sus cabellos ahora un poco opacados por la pintura aun conservaban esos pequeños destellos marrones en el.

    Su obra estaba casi terminada, una casi perfecta copia de la Mona liza del gran Leonardo Da Vinci. es lo que se pida apreciar en el papel. Los colores mezclados daban el toque de elegancia en la obra y la pequeña sonrisa casi inexistente podía apreciarse en todo su esplendor.

    Satisfecho por su obra, dejo en el suelo los instrumentos que utilizo al pintar, se quito el delantal que cubría su delgado cuerpo y lo dejo en el suelo junto a los demás, tomo una pequeña manta y tapo su obra por si llegaba a mancharse, no quería una imperfección en ella.

    Se levanto, sus pasos lo llevaron directamente al baño, necesitaba una ducha. Se despendió de sus ropas y con pasos vacilantes se adentro en el pequeño baño. Sus músculos se relajaron instantáneamente al sentir el frío toque del agua en ellos.

    Mañana tendría que entregar ese cuadro, realmente estaba nervioso. Hacia dos semanas que había entrado en una de las escuelas mas prestigiadas del país, al parecer tantos años de sufrimiento habían valido la pena. Con cuidado tomó el jabón del lavabo y recorrió su cuerpo con el, suave y delicadamente, como si en el estuviera pintando una preciada obra.

    Una ves acabado, salio de baño cubierto solo por una fina toalla atada a su cintura. Camino hacia el pequeño armario de su cuarto y de él, saco un short largo hasta las rodillas de color azul, y una camiseta de un azul oscuro, no se preocupo en peinarse, pues simplemente no iba a salir.

    El reloj marcaba las diez de la noche, debía dormir. Mañana seria un día largo y tenia que estar preparado. Cuando su cabeza estuvo en contacto con la pequeña y suave almohada, sus ojos se cerraron al instante y su mente pronto fue llevaba al mundo de los sueños.


    0+0+0+0+0+0+0



    Camina con pasos apresurados, sus cabellos largos y rubios se movían con elegancia a cada paso que daba, sus ojos grises y fríos en ese momento mostraban algo de preocupación. Y eso en un hombre como el no se veía mucho.

    Había llegado como todos los días a la Clínica. Donde su Tío Daniel´s Benedit, lo esperaría. Pero ese día no lo espero como todo los días, al parecer su Tío estaba protagonizando una de las mas difíciles cirugías, ya que a uno de los Enfermos de la parte baja de la clínica, se le había reventado la apéndice , poniéndolo en un estado entre la vida y la muerte.

    Con pasos ágiles llego a la sala de operaciones, toco un momento la puerta y casi al instante un enfermero sudando lo recibió.

    -"Doctor Adonis, pase por favor , el Doctor Benedit lo espera".-

    Entro en la sala, encontrándose a su Tío, tratando de salvar al paciente que se veía mas pálido de lo normal. Poniéndose un cubre boca y la bata correcta se acerco donde estaba su Tío y comenzó a ayudar.

    .- "Decidí hacer la Laparotomía, la apéndice se reventó, tendremos que drenar el liquido infectado y lavar la base con suero".- dijo el hombre sin parar de atender al paciente, sus manos ágilmente se deslizaban por el ciego y el intestino grueso. Tratando de extraer el apéndice afectado.

    Estuvo abundándolo todo lo que pudo, con dos Cirujanos era mucho mejor hacer un trabajo. Su Tío incluso se había relajado cuando se hizo cargo de la Cirugía.

    0+0+0+0+0+0+0

    El Doctor Daniel´s Benedit, había salido fuera de la Sala de urgencias donde su sobrino luchaba por la vida de uno de los pacientes, pero el como Doctor general tenia que dar la noticia a los familiares y eso era algo muy difícil.
    Sus pasos cesaron cuando llego a la sala de espera, en ella dos mujeres lloraban, quienes al verla corrieron hacia el.

    -"¿¡DOCTOR COMO ESTA MI HIJO!?¡DIGAME NO SE CAYE!."- grito fuera de control la madre del paciente, una mujer de no mas de treinta años, de cabellos y ojos negros.

    -"Señora tranquilícese, su Hijo se pondrá bien, esta en buenas manos, descuide".-dijo al notar como la señora daba inicios de querer volver a gritar.

    -"enfermera, por favor traiga un calmante para la señora".-le dijo una de las enfermeras que estaba de asistente, y dirigiéndose a la señora.- y usted por favor intente calmarse.

    Salio de ahí sin decir otra palabra, tendría que estar con su sobrino para ver al paciente.


    0+0+0+0+0+0+0

    Al llegar pudo apreciar a su sobrino haciendo el trabajo, al parecer por su expresión en el rostro algo malo había pasado y a decir verdad no le agradaba.

    -"¿qué a pasado?".-pregunto, los fríos ojos de su sobrino se posaron en el, para después dirigir toda su atención en lo que estaba haciendo.

    .- "eh logrado dejarlo estable, eh lavado y desinfectado toda la base del abdomen, dormirá por dos horas mas, pero al parecer le dieron demasiada anestesia, esto puede provocar un pequeño desenfoque".-dijo mirándolo fríamente por el descuido.

    -"no lo creo, soy uno de los mejores Doctores del país, no cometo errores."- después de ello salio de la habitación.

    Adonis, simplemente se quedo viendo al paciente, era un muchacho de no mas de dieciséis años, cabellos y ojos negros, su piel debido a la operación y la anestesia había adquirido un tono pálido. Asiéndolo parecer muerto.

    Salio de la habitación, esa fue una de las operaciones mas riesgosas de su vida. El paciente había tenido una complicación de septicemia, lo bueno fue que estaba en la clínica y no lejos quizás incluso no hubiera sobrevivido.

    0+0+0+0+0

    Eran las siete de la mañana cuando el ruidoso despertador comenzó a sonar, una maño delicada lo tomo y lo arrojo con fuerza lejos, haciendo que el pequeño reloj se rompiera en mil pedazos.

    -"¡rayos!". Lo hice de nuevo y ni siquiera tengo el dinero suficiente para comprar otro.- enojado. Quimey se levanto de la cama. Se fue directamente al baño y tomo una ducha.

    Hoy seria el gran día, donde expondría una de las obras que mas le había fascinado del mundo de los pintores, aunque no era un trabajo suyo estaba realmente feliz por haber hecho una obra idéntica.

    Después de su ducha diaria, se vistió con unos Jeans blancos y una polera amarilla. Se intento peinar sus desordenados cabellos pero simplemente no lo consiguió.

    Cubrió su cuadro con una manta, se colgó su mochila al hombro donde tenia todo lo necesario y sin mas salio de ahí, rumbo a la escuela.

    0+0+0+0+0+0


    Ayer simplemente fue uno de los peores días de su vida, estuvo a punto de perder a un paciente y para su buena suerte su “queridísimo” padre lo había invitado, si el obligarte era invitarte. A una estupida exposición de Arte, en la que no pintaba, que se supone que debe hacer un cirujano en una exposición, sin embargo tuvo que aceptar, ya que tenia que arreglar unos pequeños asuntos con el viejo.

    Se vistió con unos pantalones negros y una camisa del mismo color, asiendo que sus ojos resaltaran, tomo las llaves de su mercedes de la pequeña mesa, y salio de su lujoso departamento.

    Mientras manejaba, no pudo evitar mirar los edificios de la gran ciudad de Nueva York, que sin duda era una de las ciudades mas grandes de los Estados Unidos, Con mas de 157,000 personas, aunque la mitad de ellos eran personas insignificantes que no tenían un oficio.

    Ubicada en las grandes islas Manhattan, State Islandy la parte oeste de Long Island. Realmente era una ciudad hermosa si la veías de noche. La ciudad de las grandes Industrias. Con esos rascacielos que llegaban a ser un gran atractivo turístico.

    Después de un viaje de por lo menos 20 minutos, llego a la escuela de Arte “Benedit World”. era un imponente edificio que con verlo a lo lejos desprendía elegancia, las grandes paredes de un color beige y los grandes ventanales que parecían romperse con el mínimo toque.

    Por mas que viera la escuela que fundo su padre jamás dejaría de sorprenderse de lo imponente que lucia.

    Con pasos firmes y elegantes llego a la sala donde se iniciaría la exposición, que no era nada menos que el gran patio de la misma Escuela.

    La tranquilidad que se respiraba era realmente relajante. Su padre le había mencionado que tendría que ser juez, la verdad el simplemente no se consideraba alguien bueno en lo referente a la pintura. Nunca le encontró chiste alguno.

    “Aunque pensándolo bien, quizás necesite un aire.”

    TO BE CONTINUE.

    Esa es la introducción, si un poco larga, pero tenia que dar eso. Ojala y les guste, pueden dejar sus comentarios, ya sean dudas, quejas o incluso consejos todo es bien recibido.

    Estoy segura que los amantes de este genero lo leeran espero les guste y ojala no haya roto alguna regla.
     
  2.  
    Canvas

    Canvas Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    18 Agosto 2007
    Mensajes:
    198
    Puntos en trofeos:
    18
    Pluma de
    Escritora
    Re: The Reality Of Two Worlds(shonen-ai)

    Simplemente precioso *-*
    me encanto!
    no sabes cuanto me encantan las historias de esas parejas
    son demasiado fascinantes y la tuya no es la excepción,
    te ha quedado genial, escribes muy lindo, te felicito!
    y espero la continuación del fansfic :)
    espero que sea lo más luego posible, para leer como se conocen!
    Te felicito y deseo suerte!
    Sayonara!
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso