Historia corta The Calamity World

Tema en 'Novelas' iniciado por April BookLover, 10 Enero 2021.

  1.  
    April BookLover

    April BookLover 

    Tauro
    Miembro desde:
    31 Marzo 2016
    Mensajes:
    1,046
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    The Calamity World
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    3110
    Hola, soy April :D,
    Solo quisiera aclarar esto para evitar posibles confusiones entre los trabajos y el foro y por si a alguien le es de interes.
    Esta es una historia creada por mi (Aunque tuve ayuda de algunos amigos), pero tiene una contraparte animada elaborada en youtube que relata los mismos eventos aunque algo distinta, ambos proyectos son de mi autoria y...me di permiso para hacerlo supongo xD(?)
    Bueno, solo era eso, puede proseguir con la lectura del capitulo y si le es de interés ver su versión audiovisual en el siguiente enlace:
    PRELUDIO I
    República de Zaoka Lamell
    10 de Marzo de 2003 1:32 AM



    Era una noche como cualquier otra, una suave brisa recorría las silenciosa ciudad, la tenues luces de los faros iluminaban las oscuras calles acompañadas de una inmensa luna postrada en el centro del manto estelar, misma que dejaba en segundo plano hasta a la más brillante de las estrellas en aquel calmo cielo...

    Cuando de repente...
    sucedió.


    Un retumbante sonido abrió los cielos, un intenso resplandor se empezó se expandió desde el centro de la ciudad, y un terremoto que fuere tan intenso como efímero sacudió los suelos.

    La calma y el temple de la noche fueron remplazados por las potentes alarmas de los autos, los desesperados ladridos de las mascotas, por la confusión, la incertidumbre y el miedo que nublaban las ya difusas mente de las personas.

    Muchos fueron a investigar origen de aquel sonido, al origen de aquel resplandor, viendo con miradas perdidas como el parque de la ciudad, en antaño centro turístico, rebosante de grandeza, estaba devastado, reducido a un conjunto de polvo y escombros dispersados dentro de un cráter de aproximadamente 10 kilómetros.

    Pero la tristeza, la impotencia y los lamentos fueron remplazado por una poderosa intriga al ver como un objeto de forma esférica empezaba a alzarse desde los escombros, emitiendo en ciclos pausados pitidos agudos y destellos azules.

    La desconocida esfera, situada en los cielos empezó a girar velozmente, mientras que de él empezó a surgir un espiral de tonos azulados que se expandían de forma descontrolada.

    y entonces...

    CAPÍTULO 1
    La incursión​
    Estado de Arlécia
    Provincia de Ikárial - 10 de Mayo 2003


    —Agh...mi...¡Mi espalda!—dijo una chica pelirroja caminando con una postura curva y con dificultad hacia un grupo que portaban un mismo uniforme de color verde agua.

    —¡Bien hecho!— un señor mayor le tomó del hombro felicitándole con voz eufórica

    —Exactamente, ¿Bien hecho el qué?...¿¡He perdido muy bien!?— Le responde ella con un tono algo quejoso quitando de allí su mano y procediendo a sentarse en un asiento vacío junto a una de sus compañeras de equipo.

    —¡Hola Layla!— exclamó ella, muy energética
    —Hola Sara, ¿Ya viste por qué inscribirnos aquí fue una pésima idea?— intentó reprocharle desde un altavoz se escuchó la voz del subdirector, exclamando

    —Por favor antes de iniciar el descanso presten atención al siguiente mensaje en la pantalla central—

    "Un mensaje de la Junta Global de Paises (JPB)"
    "Nuestro mundo, y todo lo que hay en él está bajo un grave peligro, nuestra primera linea de defensa es el proyecto GMKX (Gardfel. Mixchel. Korant. Xinal) y sus 3 grupos, en esta ocasión exploraremos al...GRUPO A"
    "El famoso científico y el creador del Templerdite... ¡Nícolas Temple!, innumerables aportes a la humanidad lo respaldan, su mente brillante le ha hecho ganar premios y reconocimientos a nivel mundial, con una inteligencia incomparable...él es la mente maestra detrás de esta operación"
    "Una supersoldado y el símbolo de todo un país, ¡La comandante María Elizabeth!, quien menos para ser la que guíe a este grupo al éxito que la mayor responsable de la victoria de los E.S.A durante la enorme guerra Octa, experta en la estrategia, la táctica y la logística...que en esta ocasión no luchará solo por su país, sino por todo el mundo, la líder táctica de este grupo"
    "Un oficial sencillo de gustos sencillos que no busca llamar la atención, ¿Aunque cómo no hacerlo cuando haces lo que él hace?, el oficial perfecto ¡!capacidades tan sobresalientes que no dejarían a nadie mas ocupar su lugar, él es la fuerza, la velocidad, y la destreza de este equipo"
    "¿Quieres ayudar al mundo como ellos?, si la respuesta es afirmativa y estas entre los 16 y 70 años debes ir ya mismo a formar parte de las fuerzas armadas de tu país para proteger al mundo y a todos los qu-"

    Sin dejar que esa transmisión concluya la pantalla fue apagada y un grito se escucho de alguien que estaba en el centro del lugar para exclamar mientras tiraba un pañuelo hacia arriba.

    —¡Empieza el descanso competidores!, ¡Wen Shu Sang!—

    Dicho eso las puertas del estadio fueron abiertas y la gente se dispersó, algunos saliendo para comer, recrearse o descansar, otros prefirieron quedarse o algunos otros ir a la sala de descanso que había en el lugar, como ser...

    —Espera, ¿Dices que nuestro equipo no tiene futuro?— preguntó Sara terminando de degustar un caramelo
    —¿Sabes?, cuando digo que un equipo no tiene futuro tal vez a lo mejor intente decir que un equipo no tiene futuro— respondió de forma cortante la pelirroja —No se, solo digo—

    —¡Vamos Layla!, por lo menos debes admitir que fue muy divertido—

    —Había olvidado lo divertido que es que te extrangulen con un palo—

    —Ahm...no juzgo a nadie por sus fetiches—

    —¿¡Qué!?—al ver la expresión de su amiga Sara intentó desviar la conversación

    —Jeje...bueno, ¿Qué opinas al respecto de Lamell?—

    —Sobre eso....hm... ¿Has leído el cómic de Watchwomen?— Layla, algo emocionada no pudo evitar juntar sus manos en forma de triángulo y ver expectante a su compañera, misma que encogida de hombros dijo

    —Aaahm...nope—

    —oh...¡Bueno!, escúcha... trata de un grupo de super héroes tomados de manera "realista", salió durante la guerra fría entre los estados soviéticos y la Unión Americana, en la que uno de los personajes se percata que si las cosas continuan así se desataría una guerra que podría llevar a la extinción de la humanidad en el planeta, ante lo cual decide hacer parecer que una gran ciudad fue atacada por el mas poderoso de los super héroes, cosa que unifica al mundo haciendo parecer que tienen un enemigo en común...creo que eso fue lo que ocurrió, para aliviar la tensión entre los paises uno de ellos o un grupo terrorista atacó a Lamell, y ahora tooodo el mundo está unido para combatir esa amenaza—

    Sin haber entendido bien, y una vez terminó de explicar Layla, Sara prcguntó
    —Ah...¿Okey? ¿Irás a comer conmigo en la casa de mi hermana?—
    Layla tuvo una expresión de shock y luego algo apenada observó hacia otro lado —no creo que a eso se le pueda llamar comida, jejé— su expresión se volvió a centrar en su amiga —Iré a comprarme alguna comida por la calle, ¿Va?—

    —¡Va!, pero no olvides regresar, recuerda que aún tenemos otra oportunidad para clasificar las regionales— ella escuchó como se abrió la puerta y a Layla cruzándola, Layla se dió la vuelta y dijo

    —See ya!—

    Mientras ella inicíaba su travesía hacia el restaurante donde solía comer con sus familiares, habían 2 sujetos conversando, uno vestido de una manera formal y adoptando una postura que denotaba sumisión mientras recibía un sobre del otro.

    —que no te importe lo que diga el vecino, trabaja para Temple Inc. después de todo, no le conviene enemistarse en contra mía, ¿queda claro?—

    Aquel de traje recibió el sobre y procedió a guardarlo en su bolsillo—Entendido señor Temple, ¿Necesita algo más?—

    —Puees ya que lo mencionas sí, escúchame bien— le comentaba mientras una chica pelirroja pasaba por el lado de ellos, mirando hacia abajo cuando su visión periférica pudo divisar una apariencia familiar.

    ¡Un momento!, ¿Ese no es...?— pensó para sí dando la vuelta a una distancia relativa de ellos, viendo incrédula al pelinegro que hablaba al de traje, reconociéndole como "Nícolas Temple" el científico del grupo A en la operación GMK que habían visto en el anuncio del coliseo, una autentica coincidencia evidentemente, pero sus pensamientos se dirigían a otra zona, cerró sus ojos por unos momentos visualizando su plan.

    —¿Qué hace aquí?...¡Lo sabía!, era todo una tapadera para ocultar un ataque terrorista, seguro deben hablar de ello— ella acarició el teléfono puesto en su bolsillo y una sonrisa se esbozó en su rostro, pretendiendo desenmascarar aquella supuesta mentira, observó a la distancia como aquel sujeto se alejaba caminando y sin importarle el comer procedió a seguirle de la forma mas sigilosa posible para él.

    Aquello fue algo extenuante para ella, ya que el lugar de destino para Nícolas no estaba para nada cerca, tuviendo que caminar varios kilómetros hasta que por fin lo vió detenerse al frente de una extraña base manteniendo una conversación con un aparato en la puerta de este.

    —es un honor contar con alguien como usted en esta operación— mencionaban desde aquel comunicador , ante lo que Nícolas y sonriendo egocéntrico respondió

    —Sí, eso ya lo sé, pero bueno, ¿Cómo van los otros?, ¿Ya partieron o cómo?—

    —Ellos ya han llegado hace un tiempo, se espera a que el equipamiento se termine de trasladar, pero puede ir pasando a interactuar con los otros, minutos antes de que la operacion inicie el general les dará un repaso rápido a todos—

    —Está bien, me parece correcto— las puertas se abren frente al sujeto y Nícolas sonriente procede a ingresar dentro de aquellas instalaciones.

    A la distancia Layla se encontraba observando la charla e intentando oirles pero no había conseguido lograr ninguno de sus 2 objetivos, algo se dijo para sí misma

    ¡Genial!, ¿Cómo entraré allí?— de forma molesta se dice para sí dando una patada contra un contenedor de basura que provoca que caiga adolorida al suelo y vea hacia arriba, observando un ducto de ventilación en la parte alta del lugar

    ¡Lo tengo!— mas justo luego de decir eso una paloma se asienta en ese ducto, recibiendo una descarga tan intensa que la hace explotar ante la mirada atónita de Layla

    —..ok, mejor pensar en otra cosa— se da la vuelta viendo en el suelo una ficha de identificacion.
    —¡Ajá!, solo necesito pasar como una doctora con esta id- — antes de que pudiera terminar de pensarlo un poco de excremento de paloma cae sobre esta, manchándola, ella da una patada a la ficha y se tira de los pelos mientras dice

    —¡Estúpidas ratas voladoras!, ¡Arruinan mis planes!— aunque un sonido desde abajo llama su atención, un chillido potente, era una rata voladora de la especie "Rattus Volanticus"

    —Tranquila amiga, que hablaba de las palomas...—le respondió ella en un tono tranquilo, cuando al ver mas arriba observó como el camión de las cajas que introducían en la instalación estaba abierto y sin vigilancia

    —¡Bingo!— comprobando que no hubiera nadie presente que la pudiera ver procedió a correr hacia el camión lo más rápido que pudo y procedió a analizar sus opciones

    —Hmm, nope, porque es demasiado grande , porque es demasiado pequeña, porque es demasiado plana, ¿Por qué tiene la forma de un pato?, ¡Ajá!, esta es la ideal— sin mediar mas palabra con ella misma se introdujo en la dichosa caja entre toda la protección que allí había y procedió a taparla, empezando a esperar el traslado.


    —¿No oíste nada Daniel?, sonó como si algo de metal se cerrara con fuerza, tal vez debas ir a revisar el equipamiento que trasladas—
    —No te preocupes, es solo la rata voladora golpeando el contenedor de basura con un tenedor—
    —Oh—

    Luego de un tiempo esperando y pasando la hora del almuerzo por fin sintió como fue levantada y trasladada.

    Al fín, ¿tanto se tarda en meter ilegalmente a una chica?, que mal servicio...2 estrellas de 64— entonces siente como la caja se detiene y escucha a la voz de aquel que la trasladaba al comunicador

    —Señor, esta caja está muy pesada, pero es de las G ¿Dónde la pongo?—

    —¿me estás llamando gorda hijo de @#$%?—pensó ella entrecerrando los ojos

    —Oh, ¿Aún quedan de las pesadas? seguro fue un error, solo llevala hasta el borde del sector 2 y tírala, con ellas no hay peligro— respondió el recepcionista por medio del comunicador con su característico tono apagado.

    —¡De acuerdo!— Afirmó Daniel con energía mientras volvió a caminar con aquella caja

    Esperen un momento... ¿¡Me van a tirar!?, oh no, oh no, ¿Debo salir?, si salgo y me ve me va a meter en problemas, pero si no terminare lastimada, creo que esto fue un poco mucho demasiado una mala ide- a-....—Al sentir como la caja se detuvo y sabiendo que seguiría se sostuvo de los bordes, cuando fue lanzada, empezando a golpearse contra otras cajas hasta caer abajo, por suerte para la pelirroja gran parte del golpe fue amortiguado por la protección que traía la caja.

    —A-ah... ay..—Aunque claro, no todo, siendo el suficiente para que Layla quede noqueda de manera momentanea.

    Mientras aquello ocurría dentro del cuarto de espera se encontraban los 3 miembros del grupo A.

    La comandante María se encontraba sentada en una postura recta y con una mirada perdida hacia delante suyo, dando hasta la impresión de estar en shock de no ser por pestañeos ocasionales que ella tenía, temple se le acercó y extendió su mano hacia ella diciendo.

    —Hola linda, me llamo Nícolas, ¿Y tú?—

    Ella desvió su mirada hacia él y sin cambiar su expresión dijo de forma seca
    —Octava Comandante de E.S.A, María Elizabeth— su mirada se siguió centrando en Nícolas luego de dar esa respuesta, el científico empezó a incomodarse por la situación y en un tono extrañado le dijo

    —Está bien María...cuídate jeje— se alejó y la observó volviendo a adoptar la postura inicial viendo exáctamente el mismo punto

    Nícolas, encontrándose algo aburrido por la espera procedió a intentar hablar con su otro colega, un castaño que vestía una sudadera de color azul y se encontraba comiendo un sándwich
    —Hola, soy Nícolas ¿Tú?—

    —Hola, ¡Yo soy Brend!, un gusto— le dijo él mientras proseguía a echarle un poco de sal a su sandwich ante lo que Nícolas le dijo

    —¿sabías que colocarte tanto cloruro de sodio a tu sandwich podría traerte diversos tipos de problemas cardio vasculares en un futuro relativamente cercano?—

    —...ahm....claro, es cultura general—

    Nícolas tuvo una expresión algo fastidiada y procedió a decirle — ¿No me entendiste nada cierto?—

    —Eehm.... no — le respondió él teniendo una sonrisa incómoda, Nícolas le dijo en forma sencilla

    —Osea que la sal te puede dar problemas del corazón—

    —Problema del Brend del futuro, no de mí — procedió a darle una mordida contento cuando de repente escuchó abrirse la puerta, ante lo que María dijo

    —Buenos días general—

    Los otros 2 que estaban distraidos procedieron a darse la vuelta y ver a la general, una persona de baja estatura y de pelo largo suelto de un color oscuro, ella, poniendose firme alzó la voz

    —Bie- —
    —¡¿No quiere un poco de mi sándwich?! queda aún y es muy rico —Le dijo alzando su sándwich cuando vió a la general viéndole molesta, bajando el alimento y desviando la mirada algo avergonzado

    —De acuerdo, escuch- — cuando de repente se escuchó un silbido
    —¡Pero que linda eres!— era Nícolas, mismo que no pudo evitar el coquetear con ella, misma que volvió a mirar molesta
    —Me encantan las rudas, si regreso háblame, les di mi número, puede seguir—

    Ella, algo desconfiada procedió a mirar a María pensando que podría interrumpirla pero sin embargo le vió nuevamente con su mirada enfocada y sin ningún indicio de querer interrumpir o decir algo.

    —Bien, escúchenme, ya saben que esta misión es importante, una vez entren no sabemos si podrán regresar, pero en caso de no poder hacerlo cada vez que progresen regístrenlo en la base de Datos Tk que estará transmitiéndolo hasta que llegue la siguiente misión dentro de 2 meses, sabemos que ya han leido varias veces los protocolos pero síganlos al pie de la letra, no es necesario seguir riesgos innecesarios, todos confiamos en ustedes, son nuestr- —

    —No es necesario tanto drama— Le dijo Nícolas, a la distancia —¿Cres que no lo sabemos?, si le conseguimos información importante al mundo estan contentos pero si no tambien, se que lo que mas les importa es que sirvamos como propaganda militar por el mundo, a ustedes no les importamos como personas, quieren que seamos un símbolo....— Ella le vió ojiabierta y sorprendida de aquello
    —Jé, siempre lo supe...pero como científico— el se encojió de hombros y en tono irónico dijo—no podía negarme a esta oportunidad de obtener tantos conocimientos y explorar nuevos horizontes yo mismo—

    Ella estaba por decir algo para tratar de contradecirlo cuando María habló
    —Así es, siempre lo supe pero si sacrificarme beneficia a mí país no tengo ninguna objeción de participar—
    —Todos lo sabemos, no hay ninguna necesidad de esos monólogos, sabemos que hay que hacer, vamos—
    —Ah...—Brend a diferencia de aquellos se acababa de enterar de ello, pero no podía quedar mal, no debía —Sí, claro que si ajajá..ay—

    —Bien, si ese es el caso pueden ir pasando a los contenedores—

    Ellos fueron dirigidos hacia los contenedores al mismo tiempo que en otra parte del mismo lugar se encontraba una chica tirada en una caja que estaba desmayada, empezando a recobrar la conciencia de a poco y levantándose.

    —¿Ah?, ¿D-donde estoy?, ¿Qué?— ella se apoyo contra una de las paredes de la caja y empezó a recordar

    —Creo que estaba infiltrándome en una base militar para descubrir una conspiración mund- ¿Saben?, viéndolo en retrospectiva suena muy estúpido— mientras decía eso pudo escuchar una voz muy fuerte hablando a la distancia, la voz de la general encargada de la misión

    —¡Inicien!— se escucharon varios sonidos tecnolícos y eléctricos mientras se escuchaba un giro continuo que progresivamente aumentaba en velocidad y fuerza, Layla estaba desconcertada y no supo que estaba pasando, tardando en reaccionar

    —Oh no... —Empezó a preocuparse, no sabía que hacer, pero ya no le importó si la castigaran, no quería estar en medio de algo posiblemente mortal

    —¡Esperen!—
    De un salto abrió la caja y salió al exterior esperando que alguien la viera y cancelara lo que sea que se llevara a cabo, pero era muy tarde, todo el lugar se llenó de un cegador destello, seguido de un potente y fuerte sonido.

    CONTINUARÁ
     
    Última edición: 10 Enero 2021

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso