Microrrelato Telaraña

Tema en 'Nano y Microrrelatos' iniciado por Kathya, 24 Enero 2015.

  1.  
    Kathya

    Kathya Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    437
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Telaraña
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    447
    Telaraña



    Se despertó esa mañana porque supo que había escuchado un ruido. Al parecer, su marido no había oído nada, ya que seguía impasible en la cama. Se levantó silenciosamente, quiso saber de dónde provenía aquel sonido: un chasquido suave, apenas perceptible. Recorrió todo el lugar hasta que las vio. Telarañas. Un arácnido enorme sobre la puerta de entrada la miraba profundamente. Se asustó. Se sintió una tonta… ¡Preocuparse por ese bicho! Volvió a su habitación, se acostó y quiso seguir soñando hasta que el extraño ruido retornó a sus oídos. Cubrió su rostro con una almohada intentando apaciguar las molestias. No lo lograba. No lo logró. Se preguntó unos segundos el por qué de esto… no era una gran amenaza.


    –Amor, amor… hay una araña…

    Desperezándose, su marido atinó a contestar semidormido.

    –Otro día la mato… descansá.

    –Por favor…

    Se levantó pesadamente y siguió las instrucciones para llegar al lugar.

    –Sólo hay una telaraña.

    –¡No! ¡Mirá! ¡Ahí está! –y la señaló.

    –Acá no hay nada. Volvé a la cama.

    Lo miró irse de la puerta, sorprendida. ¿Por qué no la veía? Ahí estaba, negra, enorme, mirándola.


    Su credibilidad era cada día más cuestionada. Llevaba casi cinco días viéndola. Inmutable, como burlándose de ella. Y su marido no le creía, no la veía. Ella sí. Él sólo podía distinguir la cantidad de telarañas que colgaban de toda la casa. Le reclamó. Pero Clarissa no limpiaría ni una sola, hasta que él advirtiera lo que ella veía.


    Marcos intentó llevarla a un hospital, pero ella no accedió. Comenzó a preocuparse seriamente por su mujer. Su obsesión por las arañas comenzaba a hacerle daño: ya no se arreglaba, no salía, vivía pendiente de que su bendito animal invisible dejara de mirarla. ¡No sabía ya que hacer! Ella necesitaba ayuda…necesitaba…


    Sintió un grito que venía de la sala. Era su esposa. Corrió a su ayuda y la encontró en el suelo agazapada detrás del sillón. No lo podía creer. Miles de arañas alrededor de su mujer la miraban de forma profunda, por unos instantes le pareció que reían… La comprendió. Entendió que había estado ciego. Se acurrucó en ella y la abrazó tan fuerte que emitió un pequeño quejido de dolor. Cerraron los ojos y se durmieron, sintiendo miles de patitas delgadas caminar sobre sus cuerpos.


    El estruendo de la puerta rota se oyó desde lejos. La vista era terrible: una pareja inerte abrazada sobre el suelo, a su alrededor sólo restos de polvo, cabellos y comida. No había huellas. Un policía se dirigió a la salida y suspiró. Ahí vio, al marcharse, una enorme telaraña sobre la puerta y una araña negra, mirándolo mientras se iba.
     
  2.  
    Ebru

    Ebru Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    11 Enero 2015
    Mensajes:
    2
    No suelo comentar pero es que noto algo incoherente en tu relato; ¿Por qué el marido la abrazó en vez de hacer algo? Eso no tuvo ni pies ni cabeza, como el porqué el bicho la tomó contra ella, aunque eso último no es tan importante como lo primero.

    Bueno, sinceramente no me termina de agradar.
     
  3.  
    Bugs Bunny

    Bugs Bunny Die Hexe Usuario VIP

    Piscis
    Miembro desde:
    5 Junio 2014
    Mensajes:
    820
    Pluma de
    La verdad es que me hubiera encantado que el escrito diera un giro loco loco, pero esto aunque loco también, deja un gran vacío. No sé, me decepcionó un montón el final, el accionar de él es muy cuestionable, y en general siguen los vacíos. ¿Por qué él no los veía? ¿Por qué al final los vio? No puedo siquiera atribuir lo que al principio parecían alucinaciones a una locura, porque al final fue algo que los dos vieron y compartieron y nada indicó que el tipo también estuviera inclinándose a perder la cabeza.

    Me hubiera gustado, me estaba gustando, pero ese final más todos los vacíos de la historia decepcionaron.

    En fin.
     
  4.  
    Kathya

    Kathya Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    437
    Pluma de
    Escritora
    Gracias por comentar, los dos. En principio, es un relato corto, la idea es ir dejando la historia de forma concisa. Después, (aclaro que no soy muy fanática de tener quexplicar un cuento, es como si me pusiera a explicar un chiste: ya no tendría gracia) se juega con otra enfermedad mental (que de hecho, es lo que trato de representar), en la que cierta persona de la pareja comienza a tener algún tipo de problema, en este caso, una alucinación (por eso es que ella se sintió perseguida por la araña), que luego es transmitida hacia su pareja. Por ello, él no ve lo que ella ve, y en un momento lo descubre y la entiende, ahí estarían los aparentes vacíos... ¿por qué reaccionó así, y no antes? Simple, porque no lo veía, hasta que logró mimetizarse con ella. E irónicamente, traté de calcar esa mimetización en el final, haciendo que el policía también la sufriera. Los otros dos, simplemente murieron de su locura.

    Es una lástima que no les haya gustado, si me gustaría aclarar que no es algo para una sola lectura, por lo que cada oración está pensada por algo, pero es buenísimo poder leer sus opiniones, así ver que se puede marcar, o aclarar, para que sea clara la temática.

    De nuevo, muchísimas gracias por leerlo y comentarlo. =)
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso