Teenage days [sxs-nxh-gxm-sxi-sxt-nxt]

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Selene-chan, 29 Septiembre 2010.

  1.  
    Kuro Neko

    Kuro Neko Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    26 Agosto 2009
    Mensajes:
    185
    Pluma de
    Escritora
    Nyaaaa!!! que hermoso fic! no puedo dejar de leerlo, es simplemente perfecto.Todo lo que describes con unas cuantas lineas. Me encanto la broma de Hinata.

    Esa parte me mato de risa, aunque Hinata no es así pero eso no me importa mucho, me gusta como modificas –aunque sea un poquito– a los personajes.

    ¿Que opinan de que Gaara haya rechazado a Matsuri?

    Muy mal, muy mal!! pero interesante, ahora con que nuevas cosas nos vas a sorprender.
    ¿Kiba enamorado de Matsu?

    Linda pareja pero…no tanto como el GaaMatsu
    ¿Que fue realmente lo que le pasó a Sakura?

    Mmm… lo mas probable es que alguien haya abusado de ella, por como o describes es lo mas probable.
    ¿Parte favorita?
    Toooooodoooooo!!! Es perfecto, sin ninguna falta de ortografía, nada inadecuado.

    Jeje yo me despido y espero tu aviso de la próxima continuación. Bye bye.

    TQM:Midorico
     
  2.  
    ira mangaka

    ira mangaka Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    1 Julio 2010
    Mensajes:
    74
    Pluma de
    Escritora
    Holaaa =)
    Perdon k haya comentado tan tarde, pero esk se me había roto el ordenador =P
    En fin, este cap está muy emocionante, me encanta ;)

    ¿Que opinan de que Gaara haya rechazado a Matsuri?
    Gaara!! tu sabes k en realidad te gusta!! >=(
    ¿Kiba enamorado de Matsu?
    No hacen tan mala pareja... pero prefiero el Gaamatsu ^^
    ¿Que fue realmente lo que le pasó a Sakura?
    Bastante obvio, no? ^^U
    ¿Parte favorita?
    El cap entero ha estado impresionante, no podría decidirme =)

    Atte:
    Ira xD
     
  3.  
    Selene-chan

    Selene-chan Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Junio 2008
    Mensajes:
    319
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Teenage days [sxs-nxh-gxm-sxi-sxt-nxt]
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    6207
    ¡Hola!

    Vengo por fin con la conti del fic, perdonen la demora pero aquí se las dejo ^^ Espero que les guste.

    -----------

    Sakura acababa estaba yendo a su cuarto. Iba por el pasillo, cuando se sorprendió al ver a cierta persona que al parecer la esperaba a ella, pues estaba parado ahí, apoyado contra la pared, pero al verla se levantó enseguida.

    —Sakura – Saludó Itachi con una sonrisa, mientras hacía un gesto con una de sus manos. Sakura sonrió, aunque en el fondo se sintió un poco nerviosa.

    —Hola Itachi ¿Qué te trae por aquí? – Preguntó la peli rosa, recordando por un momento el beso que él le había dado, lo que la hizo sonrojar.

    —Necesito hablar contigo, sé que la última vez dije todo eso de que lo pensaras pero… bueno, ya ha pasado mucho de eso – Dijo Itachi, mostrándose aún algo serio.

    Sakura no sabía que decir, pero definitivamente tenía que terminar con esta situación de una vez o las cosas podrían ir mal.

    —Itachi, discúlpame pero yo sólo quiero ser tu amiga – Dijo Sakura bajando la mirada. Itachi la tomó del mentón.

    —¿De verdad? ¿No será que hay alguien más en tu vida? – Interrogó.

    —Bueno… — Ella se quedó paralizada, no sabía que decir, por un lado quería decírselo, decirle que estaba con Sasuke, pero por el otro no quería herir a Itachi de esa manera – N-no ¿Cómo crees? Sin embargo, no creo que quiera tener una relación por ahora – Pero que mentirosa Sakura, estás con Sasuke y dices que no quieres una relación – Pensó mirando hacia su costado de reojo, pero sus pensamientos se vieron interrumpidos al sentir como Itachi tomaba su mano con delicadeza.

    —Entiendo – Dijo el azabache acercándose a ella, para susurrarle al oído – Pero si cambias de opinión ya sabes donde buscarme – Al terminar de hablar besó la mejilla de la sonrojada chica y luego se fue sin más, dejando a Sakura bastante sorprendida.

    —Cielos… — Suspiró hondamente, pero al menos las cosas ya estaban solucionadas con Itachi.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Temari estaba yendo hacia su cuarto, después de la extraña discusión con Ino ahora sólo quería descansar un momento, sin embargo al ir subiendo la escalera notó a cierto vago bajándola.

    La rubia sólo lo miró con el ceño fruncido y quiso alejarse, pero Shikamaru se paró en frente de ella, mirándola con cierta rabia.

    —¿Se puede saber que te he hecho yo para que estés enojada conmigo?

    —Nada – Respondió Temari bajando la mirada. La verdad era que no se había olvidado de lo sucedido hace meses en aquella fiesta en donde Shikamaru la besó. Pero lo peor no era que la había besado, sino que después de eso se había hecho el idiota y jamás volvieron a tocar el tema, lo que ciertamente le molestaba bastante.

    —Temari… — La llamó Shikamaru, haciendo que ella lo mirara por un momento, en que de pronto fue como si nadie más existiese – Ya sé por que estás enojada conmigo – Dijo poniéndose muy serio, mientras tomaba ambas manos de la chica, la cual se sonrojó en el acto.

    —¿A sí? – Preguntó algo avergonzada, así que por fin él se daba cuenta de sus sentimientos.

    —Sí, en verdad he sido un idiota, lo siento mucho – Se disculpó. Temari lo veía hacia arriba -pues él estaba un escalón más arriba que ella- y no le quitaba la vista de encima, expectante de lo que él iba a decirle. El corazón de la rubia se aceleró cuando sintió como él se le acercaba – Lamento no haberte ayudado en el examen de matemáticas, pero prometo que la próxima vez lo haré con gusto.

    A Temari se le marcó una venita en la frente, mientras cerraba los ojos con fuerza y apretaba las manos de Shikamaru ¿Realmente llegaba a tal grado de estupidez?

    —¡Que imbécil eres! – Gritó la chica dándole un golpe en la cabeza, el cual lo dejó confundido. Después de eso Temari subió furiosa, dejando a un desconcertado Shikamaru.

    —Creí que se pondría feliz si le decía que iba a ayudarla ¿Por qué se habrá enojado así? – Se preguntó mientras se sobaba la cabeza, pues Temari si que pegaba fuerte – Que problemática es…

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Matsuri se secó rápidamente las lágrimas y se puso de pie muy avergonzada, ante la mirada preocupada de Kiba.

    —No sé de que hablas, yo no estaba llorando – Dijo sonriendo fingidamente, mientras movía ambas manos delante de su rostro con nerviosismo.

    Kiba entrecerró la mirada.

    —Sí claro, y yo soy la estatua de Hachiko – Dijo el castaño, siendo levemente sarcástico, lo que hizo reír por un momento a Matsuri.

    —Está bien, si estaba llorando – Dijo bajando la mirada, lo que volvió a hacer sentir mal al muchacho pues no le gustaba verla así.

    —¿Puedo preguntar por que?

    —Me declaré a Gaara y fui rechazada rotundamente – Fue la respuesta de ella, la que hizo que los ojos de Kiba se abrieran por la sorpresa, pues jamás esperó que Matsuri se le fuese a declarar a Gaara, además él sabía que a Gaara le gustaba Hinata por lo que oyó el otro día.

    —Ya veo… — Kiba no sabía que decir para levantarle el ánimo, pero no quería ver como esas lágrimas -que ya se habían detenido pero querían volver a salir- empañaban ese rostro tan alegre – Pero ¿Sabes? Si ese idiota no sabe apreciarte es porque no te merece, así que en vez de llorar por él deberías olvidarlo.

    —Pero yo… — Matsuri volvió a sentarse, sin mirar a Kiba pues sólo quería que la luz no llegase a sus ojos, tal vez se sintiera mejor en completa oscuridad – Yo de verdad lo quiero y no sé si pueda hacer eso que tú dices…

    —Pero al menos deberías intentarlo – Dijo el castaño acuclillándose frente a ella – Si él te hace sufrir es lo mejor, te lo digo porque sé que es difícil enamorarse de alguien que no se da cuenta que existes.

    —¿A ti te ha pasado? – Preguntó la chica mirándolo. Notó como Kiba viraba su vista hacia su costado, con una evidente expresión de tristeza.

    —El año pasado me gustaba una chica que me rechazó, me dijo que yo no le gustaba y eso… la verdad era que me gustaba mucho.

    —Ah… — Ese pequeño relato no hizo más que hacer sentir peor a Matsuri, aunque se diera cuenta de que ella no era la única con esos problemas no se sentía nada alentada. Sin embargo se sorprendió un poco al ver a Kiba sonreír.

    —En fin, la vida sigue ¿No es así? Tarde o temprano superarás lo de Gaara y te darás cuenta de que no fue tan malo, pues uno aprende de los golpes – Dijo sonriendo ampliamente, logrando hacer sonreír a Matsuri también.

    —Tienes razón, gracias Kiba-kun – Dijo la chica con una pequeña sonrisa, que al verla Kiba se sonrojó levemente, pero miró a otro lado para que ella no lo notara.

    —Bueno, yo venía por un libro, pero creo que no lo encontraré tan fácil.

    Matsuri miró toda la biblioteca y se dio cuenta de que era tan grande y estaba tan llena de libros que encontrar algo ahí sería una verdadera hazaña. Se puso de pie y se inclinó hacia Kiba, el cual al verla acercarse se sintió un poco nervioso.

    —Como tú me has ayudado a sentirme mejor, entonces te ayudaré a buscar ¿De acuerdo?

    —Si – Respondió el castaño sonriendo. Le agradaba al menos haber hecho aparecer esa sonrisa en el rostro de ella.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Ya eran como las doce de la noche y todos dormían en sus cuartos, o al menos así debía ser, ya que Sakura estaba desvelada estudiando.

    Miró hacia las camas de sus amigas; Hinata al parecer tenía un dulce sueño con Naruto, pues murmuraba su nombre con ternura y un leve sonrojo en sus mejillas. Temari por su parte, al parecer tenía una pesadilla, pues no hacía más que balbucear “Shikamaru idiota”, mientras lanzaba unos cuantos golpes al aire.

    —Me pregunto que clase de cosas estarán soñando – Susurró para sí la peli rosa, pero luego de observar un momento más puso una expresión un tanto incómoda – Aunque pensándolo bien mejor no quiero saber.

    En ese momento sintió un extraño ruido desde la ventana del cuarto y unos golpes al vidrio. La peli rosa se quitó de encima el cubrecamas y dejó su cuaderno sobre la mesita de noche.

    Se acercó lentamente a la ventana y abrió los ojos con sorpresa al ver a quien estaba ahí afuera. Abrió la ventana con apuro.

    —¿Qué estás haciendo ahí Sasuke? – Preguntó en voz baja, ya que no quería despertar a ninguna de las chicas.

    —Menos mal abriste tú, si hubiera sido una de las chicas me muero – Dijo Sasuke con una leve sonrisa en sus labios. Sakura se acercó a la ventana y miró hacia abajo, notando la gran altura.

    —¿Pero en que estás pensando Sasuke? ¿Estás loco? – Lo regañó la ojijade – Esto esta altísimo, si te hubieras caído te podrías haber matado.

    —Bueno, pero no me caí, y sí estoy loco… — Dijo el azabache, quien de pronto la miró fijamente, haciendo que ella se avergonzara – Pero loco por ti.

    —I-idiota… — Susurró Sakura sonrojada. Sasuke no dijo nada, sólo se acercó a ella para abrazarla, pues quería sentir de cerca el calor de su cuerpo — ¿Por qué has venido y además a esta hora y de esta forma?

    —Es que me quedé muy preocupado por lo de esta tarde – Dijo Sasuke sin dejar de abrazarla – Sólo quería saber que estuvieras bien.

    —Estoy bien – Dijo Sakura, recargando su cabeza en el pecho de Sasuke – Pero abrázame un poco más.

    —Claro… — Dijo Sasuke mientras acariciaba los cabellos rosas de la chica.

    No podía entender como estar junto a ella lo podía hacer tan feliz, si siempre había pensado que eso jamás le pasaría, siempre creyó que él jamás conocería el amor verdadero, pero ahora veía que estaba equivocado.

    Sólo quería estar junto a ella, abrazarla y hacerle saber que él estaba ahí y que contaba con él para todo, pues deseaba protegerla con todas sus fuerzas, para ya no verla llorar nunca más.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Al día siguiente las clases de educación física comenzaban muy temprano, así que todos estaban cambiándose en los camarines.

    —¿Desde cuando eres novia de Naruto? – Preguntó Ino asechando a la pobre Hinata con preguntas. La ojiperla estaba algo nerviosa y sonrojada, pues todas las chicas la estaban viendo fijamente, esperando a que respondiera.

    —Desde hace unos días – Dijo Hinata con una gotita recorriendo su sien.

    —Vaya que superaste rápido lo de Sasuke – Comentó Temari algo dudosa, sin que nadie se diera cuenta de que al mencionar a Sasuke, todo el cuerpo de Sakura se había tensado tanto que parecía una estatua.

    Tenten fue la única que se dio cuenta de aquel pequeño detalle, pero se quedó callada, aunque no dejaba de ver a Sakura con sospecha.

    —Bueno, lo que hubo entre Sasuke y yo realmente nunca fue amor – Dijo Hinata respondiendo a Temari – Sólo estábamos juntos por compromiso y costumbre, nada más.

    —¿Eso quiere decir que de Naruto si estás enamorada? – Cuestionó Tenten mientras pasaba su brazo sobre el cuello de su sonrojada amiga, la cual bajó la mirada con una leve sonrisa en sus labios.

    —S-si, a él lo amo de verdad.

    Todas las chicas soltaron un gritillo de emoción al oír la afirmación de la ojiperla.

    —Que suerte tienes, el chico que al que quieres te corresponde – Dijo de pronto la castaña con un semblante triste, aunque nadie entendió por que fue.

    —Es verdad… – Susurró Matsuri bajando la cabeza, pues había recordado lo sucedido ayer con Gaara y de pronto dejó de sentirse alegre junto a sus amigas, sólo quería volver a llorar.
    Mientras las chicas se terminaban de arreglar Hinata se acercó a ella, pues se había dado cuenta de su tristeza.

    —¿Qué te sucede Matsuri-chan? ¿Pasó algo con Gaara-kun?

    —Él me rechazó… — Fue la respuesta de la joven, haciendo que Hinata se sintiera mal al verla así, pues pensaba que era su culpa que esto estuviera pasando.

    —Fue todo mi culpa, lo siento tanto.

    —No, no, no es tu culpa Hinata-chan, por favor no digas eso… — Matsuri volvió a bajar la mirada – Si él no me quiere a mí y a ti sí no tienes por que culparte, además yo estaré bien – Aseguró sonriendo, aunque Hinata sabía que no era una sonrisa sincera, decidió dejar el tema hasta ese punto pues no quería hacerla sentir peor.

    Ino se acercó a Hinata, poniendo una mano sobre su hombro y sonriendo.

    —Oye Hinata, pues que bueno que te olvidaste del idiota ese de Sasuke – Dijo la rubia. Nuevamente Sakura se tensó.

    —Sí, ese tipo no te merecía – Acotó Temari – No es más que un mujeriego que no tiene respeto por las mujeres con las que sale.

    —Es verdad, es un descarado – Dijo ahora Tenten.

    —Hasta yo me di cuenta y eso que apenas he llegado este año – Dijo Matsuri. Hinata les miró a todas con una gotita en su frente.

    —Chicas, no es para tanto… — Decía algo nerviosa, pues aunque pensaba que todas ellas tenían razón no le gustaba demasiado que hablaran así de su ex novio.

    Sakura terminó de guardar sus cosas en su casillero y saló en completo silencio. Todas se le quedaron viendo algo asombradas, ya que usualmente la peli rosa no se comportaba de esa manera.

    —¿Alguien sabe que le pasa a Sakura? – Preguntó Ino, a lo que todas negaron con la cabeza, pero Tenten no se quitaba una idea de la mente.

    Ay Sakura ¿Qué te traes tú con Sasuke?

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Los chicos también se alistaban para la clase de educación física. Naruto se veía realmente feliz mientras que Gaara le miraba con rabia, no entendía como Hinata se pudo fijar en él, además estaba todo lo ocurrido ayer con Matsuri, de sólo acordarse de sus lágrimas se le revolvía el estómago, nunca pensó que él la lastimaría alguna vez.

    —Maldita sea… — Masculló enfadado consigo mismo, pero no sabía ni como sentirse. Desde hace tiempo que le gustaba Hinata, la quería incluso aunque fuera la novia de Sasuke, pero no sabía que le pasaba ahora con Matsuri aún después de haberla rechazado y haberla hecho llorar. Si que se sentía como el peor de los idiotas.

    —¿Qué te pasa? – Le preguntó Sasuke parándose a su lado. Gaara lo miró con sus ojos aguamarina. Desde hace unos días notaba a Sasuke más amistoso y alegre que nunca, cosa rara en él ya que siempre había sido un amargado.

    —No me pasa nada, son tonterías – Respondió el pelirrojo guardando sus cosas en el casillero – A todo esto ¿Qué te traes?

    —¿Yo? Nada – Respondió el azabache rápidamente, pero se veía algo nervioso. Aún así Gaara decidió no ahondar más en el tema, ya descubriría que se traía su amigo.

    Naruto seguía cantando muy alegre mientras charlaba a todo volumen con Sai, ya que estaba usando unos audífonos. Su desafinado canto terminó por hartar a Gaara, quien desde hace rato le tenía ganas de dar un buen golpe al rubio.

    —¡Bueno ya cállate idiota! – Gritó molesto. Naruto no le hizo caso y eso sólo lo exasperó más — ¡¿Qué no me oíste?!

    —No tengo por que hacer lo que tú dices, mejor déjame en paz… — El rubio pareció ponerse a pensar en que decir, hasta que por fin se le ocurrió – Cabeza de tomate podrido.

    Gaara apretó su puño con mucha rabia ¿Cómo se atrevía a llamarle de semejante manera? Además todos se estaban riendo de él.

    —¿Se puede saber de donde has sacado semejante estupidez, cabeza de ramen? – Preguntó molesto. Al instante todos comenzaron a reír de Naruto – Yo que tú no estaría tan feliz, ya vas a llorar cuando te quite a Hinata.

    —¡Quiero ver que lo intentes! – Gritó el rubio poniéndose celoso, pues odiaba que tocaran a Hinata, ella era su novia y nadie se la iba a quitar.

    —¡Cuando quieras! – Respondió Gaara. Naruto estuvo a punto de estamparle un puñetazo en la cara, pero alguien le puso una mano en el hombro.

    —No le hagas caso Naruto – Le dijo Sai con su típica sonrisa. Últimamente Naruto se llevaba bastante bien con él — ¿Por qué mejor no dejas solo a este resentido?

    —¿Quién te invitó al baile? – Recriminó el pelirrojo, ahora enfadado con aquel pelinegro, pero Sai sólo lo ignoró y salió junto a Naruto y Kiba del lugar. Gaara le dio un golpe a un casillero, el cual resonó muy fuerte.

    —Tranquilízate Gaara – Le aconsejó Sasuke. Gaara sólo lo miró enfadado y salió de ahí – Rayos… nunca lo había visto así ¿Qué le habrá pasado?

    Sasuke terminó de guardar sus cosas y se fue hacia la cancha para comenzar con la clase.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Neji se encontraba encerrado en el cuarto de aseo, junto con su novia Eri. Él la mantenía acorralada contra la pared, mientras la besaba apasionadamente.

    —Ya debo ir a clases – Susurró el castaño separándose un poco de ella. La chica frunció levemente el ceño y lo volvió a besar.

    —Ay no, no te vayas Neji, estábamos muy a gusto aquí los dos juntitos – Dijo ella abrazándolo por el cuello. Neji volvió a besarla y luego se separó por completo.

    —Lo siento, en verdad debo ir a clases, pero te prometo que luego nos veremos – Después de eso el Hyûga besó la frente de Eri y salió del lugar. La chica soltó un suspiro y se apoyó sobre la pared.

    —Demonios… ¿Qué voy a hacer? – Se preguntó confundida, llevándose una mano al pecho – Yo no tenía que quererte Neji…

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Ya todos se encontraban en la cancha de la escuela para las clases, aunque la mayoría no tenía muchas ganas de estar ahí pues conocían lo loco que era Gai-sensei.

    —¡Bien, para empezar quiero cincuenta vueltas alrededor de la cancha! – Gritó completamente animado y con los ojos en llamas. Los chicos sólo comenzaron a trotar sin ánimo alguno, mientras que Lee corría dejando sólo una estela de humo detrás — ¡Bien hecho Lee, tú si que tienes la llama de la juventud contigo! – Decía orgulloso.

    Sakura corrió hasta llegar junto a Sasuke.

    —Eh, Sasuke – Lo llamó sin parar de trotar. El azabache la miró con una sonrisa.

    —Sakura ¿Sucede algo?

    —Sí, quiero hablar contigo, es algo importante – Dijo la peli rosa muy seriamente. Sasuke frunció un poco el ceño ¿Qué sería eso tan importante?

    —Pues luego nos vemos en la azotea ¿De acuerdo? – Sakura asintió con la cabeza y se alejó de él, corriendo hacia Tenten.

    —¿Qué onda con Sasuke? – Interrogó la castaña. Sakura se sintió algo nerviosa, pero siguió corriendo como si nada.

    —Ninguna onda, como crees que voy a tener algo que ver con ese – Respondió la ojijade haciéndose la desentendida, pero no engañaba a su amiga para nada.

    —Si, no creo que te metieras con ese idiota – Dijo Tenten entrecerrando la mirada. Sakura la miró algo molesta.

    —Sasuke no es… — Se dio cuenta de lo que iba a decir y desvió la mirada otra vez – No, nada.

    Naruto y Hinata trotaban tomados de las manos y se sonreían alegremente. La ojiperla llevaba un ligero sonrojo adornando sus mejillas y el rubio no hacía más que mirarla en lugar de mirar al frente.

    Gaara los miraba a ambos con mucha rabia, y Matsuri que iba atrás de él bajó la mirada con tristeza al verle apretar los puños; era obvio que estaba celoso de Naruto y Hinata y eso la hizo sentir muy mal.
    Quiso adelantarse a él para ya no tener que verlo, pero justo al pasarlo de largo pisó mal y tropezó, cayendo al suelo.

    —Auch, pero que torpe – Se regañó a si misma la castaña. Gaara -que la había visto caer- se acercó a ella preocupado.

    —¿Matsuri estás bien? – Preguntó agachándose junto a ella. La chica lo miró sonrojándose un poco al verlo acercársele con esa expresión en el rostro.

    —Eh s-si, eso creo – Respondió nerviosa. Trató de levantarse pero enseguida volvió a caer debido al dolor en uno de sus tobillos – Duele… — Susurró en voz baja.

    Kiba la vio sentada en el suelo y rápidamente dejó de correr para acercarse a ella.

    —¿Qué te sucedió Matsuri? – Cuestionó preocupado por ella.

    —Soy tan torpe que me tropecé y creo que me he lastimado el pie – Respondió sobando su tobillo, el cual comenzaba a doler mucho más.

    Gai-sensei se dio cuenta de que ellos no estaban corriendo y se acercó a ver por que una de sus alumnas se encontraba tirada en el suelo.

    —¿Qué pasó aquí?

    —Lo que pasa es que Matsuri se lastimó el pie, creo que debe ir a la enfermería – Dijo Kiba viendo a la chica, pero ella negó con la cabeza.

    —No, estoy bien – Dijo volviendo a intentar pararse, pero el dolor se lo impidió. Estuvo a punto de caer al suelo otra vez, pero Gaara la sostuvo a tiempo.

    —No estás bien, esto podría ser grave – Replicó el pelirrojo frunciendo el ceño. Matsuri lo miró tan cerca de ella y no pudo evitar sentir como su corazón se aceleraba y su rostro volvía a arder. Gaara junto a Kiba la ayudaron a llegar hasta una de las gradas para que el sensei la revisara.

    Mientras tanto, Ino corría llamando -sin querer- la atención de todos los chicos que iban detrás de ella. Sai observó la escena con algo de molestia y corrió hasta quedar junto a la rubia.

    —Eh, hermanita, deberías cubrirte un poco, todos están mirando tu trasero – Comentó con su sonrisa odiosa, pero Ino no lo quiso ni mirar, aunque se sonrojó levemente.

    —No soy tu hermana, y deja de decir tonterías – Dijo corriendo un poco más rápido para pasarlo de largo, sin embargo el pelinegro llegó a su lado otra vez.

    —Pero es verdad, esos chicos al menos podrían disimular – Sai miró de reojo a los idiotas que observaban a Ino pervertidamente y se volvió a disgustar. En realidad no entendía que le pasaba, pero no lo soportaba.

    —Sai, déjame en paz ¿Por qué siempre estás molestándome?

    —Porque eres mi hermanita, y no te molesto, te cuido – Aclaró el pelinegro. La rubia entornó los ojos.

    —No soy tu hermana ¿Cuántas veces tengo que repetirlo? – Dijo con molestia, para después adelantarse un poco más. Sai la miró con su sonrisa y fue corriendo detrás de ella.

    —¡Espérame hermanita!

    —¡No soy tu hermana!



    —Auch – Se quejó Matsuri mientras Gai-sensei revisaba su pie derecho – Me duele mucho al mover el pie.

    —Esto es serio, creo que es un esguince, tendrás que dejarlo por hoy e ir a la enfermería, no podrás caminar durante el resto del día.

    —Cielos… — Susurró Matsuri algo avergonzada por haber sido tan torpe.

    —Tienes suerte, pudo ser peor – Le dijo Kiba con una sonrisa. Gai-sensei se puso de pie y miró al pelirrojo, el cual había estado todo el tiempo en silencio observando a la joven lastimada.

    —Señor Sabaku No, por favor llévela a la enfermería, usted señor Inuzuka regrese a la clase.

    —Si – Dijo Gaara asintiendo con la cabeza mientras ayudaba a levantarse a Matsuri, la cual lo veía de reojo, pues trataba de no mirarle demasiado. Kiba se molestó un poco, pues esperaba ser él quien la llevara, pero sonrió igualmente.

    —Espero que te mejores Matsuri, nos vemos luego – Después de eso el castaño salió corriendo para juntarse con sus demás compañeros.

    —Apóyate en mí Matsuri – Le dijo Gaara mirándola, ella sólo asintió con la cabeza esquivando su mirada.

    —Claro – Respondió la chica algo sonrojada – Que tonta soy, cayéndome así y en frente de él. Gaara… ya no quiero ilusionarme contigo, me hace tanto daño…

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Las clases de educación física ya habían terminado y todos estaban en receso. Sasuke se había escapado a la azotea para hablar con Sakura como ella le pidió, mientras Matsuri era revisada en la enfermería por Shizune. Gaara estaba con ella aún mientras a la castaña le vendaban el pie y se encontraba sentada sobre una silla.

    —Quédate aquí mientras voy por un calmante para el dolor – Le dijo le pelinegra con una amable sonrisa. Matsuri asintió con la cabeza – Gaara-kun por favor cuida de ella – Dicho esto Shizune salió de la enfermería.

    —De acuerdo – Dijo el chico asintiendo con la cabeza. Miró a Matsuri, la cual otra vez esquivaba su mirada.

    Ay no, a solas con él no… no quiero – Pensaba la chica evitando mirarlo.

    —¿Por qué no me miras? – Preguntó Gaara. Matsuri por fin lo miró y él pudo notar la tristeza en sus ojos, lo que le hizo sentir mal – Quiero hablar contigo, quiero decirte algo.

    —¿Qué cosa? – La chica estaba levemente sonrojada y volvió a bajar la mirada. Gaara se acercó a ella, agachándose para que su rostro quedara cerca del de ella. Matsuri lo miró fijamente en ese momento.

    —Quería… pedirte disculpas por lo de ayer, sé que fui un idiota, fui muy duro contigo y…— Fue interrumpido por la chica.

    —Ya no importa, era mejor que me dijeras de una vez que no podía haber nada entre nosotros, así ya dejaba de ilusionarme de una vez por todas – Ella miró al suelo de nuevo. Fue triste para ella decir esas palabras, pero era lo mejor que podía hacer, fingir que estaba bien y tratar de olvidarse de él.

    —Pero Matsuri yo… — Gaara volvió a tratar de hablar, pero ella nuevamente lo interrumpió.

    —De verdad está bien – Dijo sonriendo dulcemente, provocando que de pronto el corazón del pelirrojo se acelerara de forma violenta.

    Justo en ese momento entró Kiba a la habitación.

    —Eh Matsuri ¿Estás bien? – Preguntó el castaño muy sonriente. Gaara se puso de pie al verlo entrar y se alejó de la chica, la cual sonrió al ver a Kiba.

    —Sí, gracias – Respondió alegremente.

    —Ten, te traje un chocolate, dicen que algo dulce es bueno para el dolor – Dijo entregándoselo. La chica lo recibió con una enorme sonrisa.

    —¿De verdad es para mí? Vaya, gracias, no sabes cuanto adoro el chocolate.

    —Sí lo sé, es decir… — El castaño carraspeó mientras se sonrojaba levemente – Una vez te escuché decirlo, por eso sabía.

    Matsuri lo miró algo sorprendida y con un ligero sonrojo adornando sus mejillas. De verdad no sabía que Kiba fuera un chico tan atento y dulce, además se portaba muy bien con ella.

    —¿En serio? Que buena memoria – Comentó la castaña sonriendo dulcemente.

    —Sí – Fue todo lo que dijo Kiba esbozando otra sonrisa.

    Gaara veía todo sintiendo una extraña rabia crecer dentro de él ¿Pero quien se creía Kiba para venir a agasajar a Matsuri? Además de todo en frente de él. No entendía por que de pronto ellos eran tan amigos, y por que Kiba sabía tanto de ella, pero trató de ignorar aquello pues no tenía por que molestarle, después de todo ella era sólo su amiga y el malentendido ya había sido aclarado.

    —Bueno, yo me voy, nos vemos luego Matsuri – Dijo Gaara interrumpiendo aquel extraño ambiente que había entre esos dos, el cual comenzaba a molestarle más de lo debido.

    —Sí, gracias por traerme y descuida, de verdad todo está bien – Aseguró Matsuri sonriendo nuevamente. Gaara asintió y salió de la enfermería, dejándolos solos.

    —¿Qué pasó? ¿Se arrepintió de haberte rechazado?

    —No, sólo se disculpó por no quererme… — Respondió la chica con tristeza, pero la sonrisa de su nuevo amigo le hizo levantar un poco el ánimo.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    —¿De que querías hablar Sakura? – Preguntó Sasuke al llegar a la azotea. Apenas cruzó la puerta abrazó a la peli rosa y besó su frente. Sakura lo miró hacia arriba.

    —Es sobre algo que dijeron las chicas hoy en camarines – Dijo ella con seriedad – Me hizo sentir muy mal.

    —¿Pues que dijeron?

    —Hablaron pestes de ti, no me gustó nada – Respondió Sakura frunciendo el ceño, para después recargar su cabeza en el pecho del Uchiha.

    —Vamos, son sólo chismes de chicas – Dijo Sasuke despreocupadamente mientras acariciaba el cabello rosa de su novia.

    —Lo peor de todo es que ellas tenían razón en todo lo que dijeron – Dijo la chica volviendo a mirarlo a los ojos. Sasuke frunció el ceño.

    —Sakura…

    —Es verdad, has sido un patán con todas, en especial con Hinata, yo no quiero que todo el mundo siga pensando mal de ti, me duele Sasuke…

    —¿Y que quieres que haga? ¿Qué me disculpe con Hinata? Sé que fui un idiota con ella, pero yo jamás me he disculpado con nadie.

    —Conmigo lo hiciste – Replicó Sakura. Sasuke la soltó de pronto, cruzándose de brazos.

    —Contigo es distinto – Dijo enfadado. Sakura hizo que él la mirara a los ojos, viéndola enojada.

    —¿Qué es distinto? – Cuestionó – Sasuke, por favor, no sabes como me dolió oírlas decir todo eso de ti – El azabache la miró de reojo, esbozando una leve sonrisa.

    —¿Eso es porque me quieres?

    Sakura sonrió y lo volvió a abrazar. De pronto se sentía como si estuviera cuidando de un niño berrinchudo.

    —Por supuesto, y sólo quiero que todos dejen de pensar mal de ti, yo que sé como eres en verdad… al menos quiero que una parte del verdadero Sasuke la conozcan ellos.

    Sasuke la rodeó por la cintura, abrazándola muy fuerte mientras cerraba sus ojos.

    —De acuerdo, lo haré y sólo porque tú me lo pides – Le susurró al oído, haciéndole estremecer por algunos segundos. Sakura sonrió levemente, pero él no pudo verla.

    —Quiero estar orgullosa de ti – Le dijo acariciando sus cabellos azabaches. El Uchiha la tomó del mentón, viéndola fijamente a los ojos.

    —Lo vas a estar – Aseguró antes de besarla.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Tenten iba por el pasillo, cuando al doblar una esquina chocó de frente con Neji.

    —Lo siento Neji – Se disculpó la joven apenada, pero él sólo le sonrió.

    —No, no pasa nada ¿Estás bien? – Le preguntó el ojiblanco. Ella bajó la mirada apenada.

    —Si, oye… no, nada olvídalo – Dijo mirando hacia su costado. Tenía muchas ganas de preguntarle sobre esa Eri, pero no lo podía hacer o él se daría cuenta de lo que le estaba pasando.

    —Tenten – Dijo el castaño haciéndola salir de sus pensamientos – Quería aprovechar de darte las gracias por guardar mi secreto, eres una buena amiga, de verdad gracias.

    La chica se sintió algo mal por esas palabras que deberían hacerla feliz, pero es que simplemente no podía soportar la idea de ser precisamente ella quien tuviera que guardar el secreto de Neji, pues le dolía.

    —No hay de que, no sabes cuantos secretos tengo que guardar – Respondió con una sonrisa.

    —Vaya, eso es bastante misterioso – Dijo el Hyûga a modo de broma, ella sólo sonrió tratando de olvidar lo que sentía hacia él, de verdad era sólo una tontería.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Hinata estaba junto con Naruto sentados en el patio, en una de las bancas bajo la sombra de un gran árbol. Ambos hablaban sobre el examen de matemáticas que habría pronto y Hinata ayuda a estudiar al rubio.

    —Pero es que no entiendo esto de la x ¿Cómo se supone que la despeje? – Preguntó con un enorme signo de interrogación sobre la cabeza. Hinata sólo lo miró con su dulce sonrisa.

    —Naruto-kun, mira bien como lo hago, si este número aquí es positivo, al otro lado pasa negativo, y así vas haciéndolo hasta despejar la x ¿Lo ves? – Decía la chica mientras hacía el ejercicio en el cuaderno del rubio, el cual sonrió alegremente al haber comprendido.

    —Ya entiendo, vaya Hinata-chan eres toda una genio – Dijo abrazándola muy tiernamente, haciendo que ella se sonrojara sin darse cuenta. Hinata adoraba estos momentos con su rubio, antes no se sentía así con Sasuke.

    —No, es no es cierto… — Susurró avergonzada.

    —Claro que sí, eres mi bella genio, y me concediste mi único deseo – Le susurró al oído, provocando un cosquilleo en todo el cuerpo de su novia.

    —¿Cuál?

    —Poder estar contigo… — Le respondió Naruto antes de besarla dulcemente, sin darle tiempo si quiera de sonrojarse, pues no se podía resistir a esos besos que la enloquecían. Ahora sabía lo que era realmente estar enamorada y le gustaba de sobremanera.

    En ese momento se les acercó Sasuke, quien tuvo que carraspear para que la feliz pareja lo notara.

    —Sasuke – Dijo Hinata con desagrado, tanto en su voz como en la expresión de su rostro.

    —¿Se puede saber que quieres aquí? – Interrogó Naruto en las mismas que la ojiperla, pero Sasuke sólo miró a Hinata, ignorándolo.

    —Hinata, quería hablar contigo, si es posible a solas – Dijo sin rodeos. La ojiperla bajó la mirada.

    —Sasuke, yo…

    —Ella no va a hablar contigo a solas, si quieres decirle algo será frente a mí – Intervino Naruto poniéndose de pie y mirando al Uchiha de forma desafiante. Sasuke volvió a mirar a Hinata, observándola ponerse de pie con una expresión decidida.

    —Así es Sasuke, todo lo que tengas para decir Naruto-kun también puede oírlo, a diferencia de lo que hubo entre tú y yo entre nosotros no hay secretos.

    —Está bien – Aceptó Sasuke al fin tras unos segundos de silencio. Naruto y Hinata se tomaron de las manos, y estaban tan tensos como si se prepararan para una guerra. Vieron a Sasuke tomar aire y al fin habló – Hinata, sólo quería disculparme por todo lo que te hice, sé que no estuvo bien y lo siento de verdad.

    —¿Qué? – Preguntó la ojiperla desconcertada, mientras Naruto parpadeaba sorprendido, pues ninguno se esperaba una disculpa por parte de Sasuke Uchiha.

    —Mira, yo no acostumbro a hacer estas cosas, pero en verdad me pasé contigo y tú no lo merecías, y por supuesto que no voy a pedirte que regreses a mi lado porque veo que ahora eres feliz con este dobe – Dijo sonriendo y mirando a Naruto, que aunque se molestó no dijo nada – Sólo quiero que sepas que estoy arrepentido y que te deseo lo mejor.

    —Sasuke… yo… no sé si creerte…

    —Por lo menos fuiste valiente y pediste disculpas – Dijo Naruto aún sin poder creerse lo ocurrido, pero de alguna forma no desconfiaba de él – Al menos reconozco eso en ti.

    —Naruto – Sasuke esta vez miró al rubio de forma seria – Hinata es una gran chica y yo fui un idiota con ella, pero tú no lo seas.

    —Descuida – Respondió el rubio sonriendo alegremente, pues le daba gusto que Sasuke se bajara de su nube de arrogancia y reconociera que se había equivocado y que se había perdido a una gran chica como Hinata, aunque por lo último él daba las gracias, si no, no tendría el placer de que ella fuese su novia ahora.

    Naruto extendió su mano y Sasuke la estrechó, para después mirar a Hinata.

    —Espero que podamos volver a ser amigos – Fue todo lo que dijo antes de marcharse. La ojiperla se dejó caer sentada sobre la banca.

    —No puedo creerlo – Dijo aún sin salir de su asombro.

    —Me pregunto que lo habrá hecho cambiar tanto, o quien – Dijo Naruto mirando hacia donde se había ido Sasuke. No sabía por que, pero tenía una leve sospecha y le daba gusto por ella, por su amiga Sakura.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Ino y Sai entraban a un caro restaurante donde sería la comida que el día anterior él había mencionado. Llegaron a la mesa en donde se quedaron a esperar a sus padres, pero Ino se veía de pésimo humor.

    —Cambia la cara hermanita – Le susurró Sai al oído, pero en ese momento Ino lo pateó por debajo de la mesa – Auch – Se quejó.

    —No soy tu hermana – Dijo Ino, quien trataba por todos los medios de mantener la compostura al estar en un lugar tan elegante.

    —No tenías para que golpearme ¿Qué no sabes que eso duele? – Se volvió a quejar Sai – Podrías habérmelo pedido amablemente y te hubiera llamado sólo Ino-chan – Al decir eso Ino lo fulminó con la mirada, pues había tratado por todos los medios de que él dejara de llamarla hermana y ahora le decía esto.

    —Ino-san, eso estaría mucho mejor – Dijo apoyando su rostro sobre una de sus manos con expresión de aburrimiento. Sai la miró arqueando una ceja.

    —No, eso suena como si fueras una figura de autoridad o alguien a quien haya que respetar – Replicó cerrando los ojos y poniendo una mano sobre la mesa. Ino sintió que un aura maligna se apoderaba de ella y tomando un cuchillo de la mesa lo enterró justo entre el dedo índice y medio del pelinegro, el cual sólo sudó frío.

    —¿Estás diciendo que no merezco respeto? – Cuestionó enfadada. Sai estuvo a punto de responder, pero en ese momento llegaron Inoichi y Reiko muy sonrientes.

    —Que bueno que se están llevando tan bien – Dijo el hombre rubio con una sonrisa mientras se sentaba a la mesa.

    —Hola Ino-chan – Saludó amablemente Reiko, pero Ino sólo entornó los ojos.

    —¿Vamos a perder el tiempo hablando o vamos a ir al grano?

    —Si eso quieres – Dijo Inoichi algo molesto por la actitud de su hija, ya que era ella la única que ponía problemas con todo esto – Hemos puesto la fecha de la boda, será dentro de seis meses y a partir de la próxima semana viviremos todos juntos – Comunicó con una enorme sonrisa.

    —¡¿Qué?! – Preguntaron Sai e Ino parándose y golpeando la mesa, más afectados por la segunda noticia que por la primera, pero el padre de Ino sólo seguía sonriendo.

    —Me alegra que lo tomen tan bien.

    No puede ser… — Pensó la rubia con tristeza, pues realmente no quería esta nueva familia.

    Continuara…


    ----------

    Bueno, hasta aquí se queda por ahora.

    Nos leemos en el siguiente capítulo ^^

    ¡Bye!
     
    • Me gusta Me gusta x 9
  4.  
    Natsukoalice

    Natsukoalice Guest

    Me encantaa tuu fic selene (:
    La verdad es que lo leo en otro foro que tienes que est amas adelantado xDDD
    Pero bueno solo decirte que me encanta tu fic, que es de los mejores que he leido (y eso que he leido muchos jej) y que espero que no lo abandones :SS
    Asi que sin más dilación te pido CONTI (:
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Kuro Neko

    Kuro Neko Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    26 Agosto 2009
    Mensajes:
    185
    Pluma de
    Escritora
    Me matas de risa con las locuras de Sai e Ino!!
    Es inugualable la manera en que escribes, Sasuke disculpandose?? eso si que tenia que verlo en primera fila. Los celos de Gaara para con Kiba me encantarón y pobre de Tenten; definitivamente va a ser la pareja que mas va a sufrir, Que horror!!!!!!!!! pero bueno espero y todo termine con un "Y vivieron felices para siempre"…o por lo menos algo parecido y no contradictorio Jeje por ahí note una o dos palabras con ausencia de letras jeje y de ahí en fuera todo perfecto.
    Me encanto esta parte, por poco y me ahogo con la cena por estar riendome!!
    Mas especificamente la parte de de rojo =)
    Espero ansiosamente la continuación y no te tardes!!! plis…(mmm… pensandolo bien tarde todo lo que quieras, así podremos disfrutar de un mejor escrito)

    TQM:Midorico
     
  6.  
    ira mangaka

    ira mangaka Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    1 Julio 2010
    Mensajes:
    74
    Pluma de
    Escritora
    Este capítulo me ha encantado, al fin Sasuke-kun va a dejar de lado su arrogancia y va a ser más cariñoso y agradable con la gente, VIVA!! ^^
    También me ha gustado mucho la parte en que Gaara-kun se ponía celoso, aunque ni él mismo se diera cuenta, de Kiba y Matsuri, qué tiernoooo ^w^
    En fin, sigue así, que lo haces muy muy bien ;)
    Espero con ansias la conti

    Atte:
    Ira xD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    VampireTenten

    VampireTenten Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    14 Diciembre 2010
    Mensajes:
    85
    Pluma de
    Escritora
    konnishiwa!!! ^^ aqui estoy de nuev leyendo tu lindo fic , como siempre me encanto!!!! ^^
    Pobre de Tenten T-T es muy feo callar un amor T-T wwwaaaa!!!! ¬¬" Estupido Neji solo lo estan usando o almenos eso es lo que yo pienso ^^U
    Gaara con Matsuri me encantaron sus Celos de mi Gaa-kun!! jejej si Kiba vamos ayudale a darce cuenta de su estupidez ^^.
    Nunca pense que Sasuke se disculpara O.O eso si fue super ^^ asi le quitaran un poco su mala fama ejejeej ^^.
    Espero estes muy bien ^^ Sigue asi !!!
    Mee Espera con ansias la Conttiiii!!! ^^
    Sayonara nos estamos leyendo
    ATTE:
    +♥Vampire Tenten♥+​
     
  8.  
    zuki

    zuki Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    19 Noviembre 2010
    Mensajes:
    252
    KYAAAA! este capitulo te quedo increible OMG! ya vane inala y exala *se calma* me encanto que sasuke se disculpara, pork sakura tenia razon el es muy mujeriego y malo con las chicas, por lo menos por fin siente algo bueno por una, que bien que mi kiba- kun ayuda a matsuri la pobre merese algo de ayuda, pork el esupido de gaara no se pork no la quiere, mujaja gaara celosito ya veo que todo esta surgiendo, tenten debe estar muy mal debe ser feo callar, yo no puedo callar, los secretos no son lo mio, que bien que hinata y naruto esten felices, aunque veo que nmaruto aun no cambia en su cerebro, las matematica naruto... NO SON LO TUYO, la cena de ino y sai omg INO es malavada muajajaja pobre sai el intenta ser amable y ella solo lo golpea, ahora me imagino a ino y a sai viviendo juntos O_O espero la continuacion sayonara
     
  9.  
    Selene-chan

    Selene-chan Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Junio 2008
    Mensajes:
    319
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Teenage days [sxs-nxh-gxm-sxi-sxt-nxt]
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    3832
    ¡Hola!

    Bien, como hoy es sábado, aquí les dejo la conti.

    Gracias por los comentarios y espero que la disfruten ^^

    ------------

    Capitulo 11: Cruel noticia

    Ino estaba en su cuarto llorando amargamente, escondiendo su rostro entre sus almohadas. Matsuri y Tenten no sabían que hacer y mucho menos sabían por que su amiga estaba llorando desde que había llegado de ese dichoso almuerzo familiar, ni siquiera había asistido a las clases de la tarde. Era increíble ver como no paraba de llorar, tomando en cuenta que era bastante poco sensible.

    —Ino-chan, por favor deja de llorar – Le pidió Matsuri con preocupación, pero la rubia sólo la ignoraba.

    —Sí, dinos que pasó, vamos – Le trató de animar también Tenten, pero el llanto de Ino no cesaba.

    —Es que… no puedo… parar… — Volvió a esconder su rostro entre las almohadas. Sus amigas la miraron preocupadas una vez más, pero el sonido de la puerta las distrajo.

    —Yo voy – Dijo Matsuri poniéndose de pie, ya que estaba sentada al lado de Ino.

    —Sí claro – Dijo Tenten, quien se quedó al lado de su amiga para tratar de consolarla, aunque no tenía ni la más remota idea de que le había pasado – Vamos Ino, ya deja de llorar.

    Matsuri abrió la puerta y le sorprendió un poco ver a cierto pelinegro del otro lado.

    —Sai-san…

    —¿Está Ino-chan aquí? – Preguntó Sai apenas le abrieron. Matsuri volteó a ver a Ino -quien parecía no haberse dado cuenta de quien buscaba- y luego miró a Sai otra vez.

    —Sí, y no ha parado de llorar desde que llegó del almuerzo con su padre – Respondió abriendo la puerta, para así hacer pasar a Sai y éste comprobara con sus propios ojos sus palabras.

    —Ino-chan… — La llamó el pelinegro. Ino al instante dejó de llorar, mirándolo con enfado, aunque sus ojos seguían llenos se lágrimas y sus mejillas estaban enrojecidas, al igual que su cabello estaba algo despeinado por haberse puesto las almohadas en la cara.

    —¿Qué haces aquí? – Preguntó molesta al verlo, secándose las lágrimas rápidamente pues era humillante que él la viera llorar.

    —Disculpen – Habló Sai sin responderle a Ino — ¿Me pueden dejar a solas con mi hermana?

    —No soy tu hermana, deja de llamarme así – Exigió la rubia, a la cual le sonaba la voz algo quebrada pues aún tenía deseos de llorar.

    —Claro, nosotras íbamos al… comedor ¿Verdad Matsu? – Preguntó Tenten algo nerviosa, mas la castaña sólo asintió con la cabeza.

    —Eh, sí, nos vemos – Y las dos se fueron corriendo de la habitación ante la mirada de Ino, la cual las veía con los ojos entrecerrados.

    —Traidoras… — Susurró.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    —No puedo creer que lo hayas hecho – Dijo Sakura mientras se abrazaba de su novio Sasuke. Ambos se encontraban en la azotea, pues se había convertido en su lugar especial.

    —Te dije que lo haría, por ti haría lo que fuera – Le dijo Sasuke, quien la sostenía por la cintura. Sakura sintió un extraño cosquilleo en su pecho.

    —Sasuke… — Se alejó un poco de él para poder mirarlo – No sé que decir, de verdad me siento orgullosa de ti, de que hayas cambiado.

    —Me sorprendo de mí mismo – Dijo Sasuke sonriendo mientras observaba a Sakura, para después acariciar su rostro – Sakura, tú eres la única a quien jamás podría hacer sufrir, y sé que esto sonará raro pero… yo… te amo.

    La peli rosa en un principio se sorprendió. La única persona que le había dicho “te amo” la había traicionado, le había hecho un horrible daño, pero ahora que lo escuchaba de Sasuke, se sentía extrañamente feliz.

    Sonrió levemente mientras volvía a abrazarlo – Yo también Sasuke, yo también te amo – Dijo sin poder creer que estaba diciendo esas palabras que pensó no diría nunca más.

    Por otro lado, Sasuke jamás lo había dicho a nadie, nunca le dijo a Hinata que la amaba, o si lo había hecho no había sido en serio como ahora, no se lo dijo a ninguna otra chica tampoco, Sakura era la única.

    —Espero que algún día confíes lo suficiente en mí como para contarme que te pasó – Le dijo Sasuke. Ella sólo asintió, sin separarse de él.

    —Te prometo que lo haré – Fue todo lo que dijo, para quedarse así, abrazándolo.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Matsuri fue a la biblioteca para buscar algo que leer mientras Sai e Ino hablaban. Tenten se había ido al comedor como dijo, pero ella necesitaba distraerse, pues no hacía más que pensar en Gaara todo el tiempo y eso la estaba matando, además del insoportable dolor de su tobillo.

    Al llegar a la biblioteca escuchó un ruido y al acercarse pudo ver a Kiba buscando un libro.

    —Kiba-kun – Dijo con una sonrisa. Aún recordaba lo amable y dulce que había sido con ella en la mañana y por eso le agradaba encontrárselo.

    —Ah, me asustaste – Le dijo el castaño, al cual se le cayó el libro al suelo. Se agachó a recogerlo mientras Matsuri sonreía algo apenada.

    —Perdón, no sabía que estaba tan fea.

    Kiba la observó entonces, de pies a cabeza y se sonrojó levemente, pues no era para nada fea.

    —Nada que ver ¿Qué dices? – Dijo sonriendo mientras agitaba sus manos – Fue sólo la impresión de que te aparecieras de repente.

    —¿Y que hacías? – Preguntó Matsuri mientras entrelazaba sus manos en la espalda. Kiba le mostró su libro y sonrió.

    —Estaba buscando un libro sobre detectives, las novelas de ese tipo me encantan – Respondió, notando como de pronto los ojos de la castaña se iluminaban — ¿Qué te pasa?

    —¡Yo adoro esas novelas! – Gritó Matsuri mientras le quitaba el libro de las manos a Kiba, el cual sólo la miró con una gotita en su frente pues esa reacción no se la esperaba, pero enseguida la mirada de ella se mostró decepcionada – Este ya lo leí…

    —¿En serio te gustan esos? Yo pensaba que eras más… romántica, ya sabes como Romeo y Julieta y eso…

    —Pues sí me gustan, pero créeme cuando te digo que no estoy de humor para nada romántico ahora – Respondió la chica bajando la mirada, la cual de pronto se notaba apagada.

    —Bueno, no quería hacerte sentir mal – Dijo algo apenado el chico – Si quieres te busco una novela allá arriba, están todas en ese estante – Señalando un estante bastante alto, al cual sólo se podía llegar por medio de una escalera. Matsuri miró hacia arriba y luego volteó a ver a Kiba ¿Acaso intentaba consolarla? No necesitaba de eso, no quería que nadie sintiera lastima por ella.

    —No gracias, yo puedo hacerlo sola – Dijo algo molesta, mientras ponía la escalera en su sitio para después mirar al castaño – Sostenme la escalera ¿De acuerdo?

    —¿Estás segura que vas a subir? Te lastimaste el tobillo en la mañana y… — Pero fue interrumpido por la chica.

    —¡Yo puedo hacerlo perfectamente sola! – Respondió. Kiba sólo asintió con la cabeza y se dispuso a sostener la escalera para que ella subiera, pero tenía un mal presentimiento de todo esto.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Naruto se encontraba estudiando en su cuarto con el método que Hinata le había dado, mientras que Neji leía una novela para la clase de literatura y Gaara oía música en su mp3.

    —Gaara deberías ir y leer la novela, o si no te irá mal en el examen – Le dijo Neji dejando de mirar su libro. El pelirrojo se quitó los audífonos y le miró con fastidio.

    —Es que me da flojera, pero creo que tienes razón – Dijo levantándose de su cama y miró de reojo a Naruto, para luego ver a la cama de Sasuke — ¿Dónde se habrá metido Sasuke?

    —Creo que tengo una vaga idea – Dijo Naruto sin despegar su vista de sus libros. Gaara le miró con fastidio.

    —¿Quién te preguntó a ti idiota?

    —Gaara, ya deja de ser tan mala onda con Naruto – Lo reprendió Neji para después voltear a ver al rubio — ¿Qué decías Naruto?

    —Que lo vi de camino a la azotea – Respondió el rubio mirando a Neji, para después volver sus ojos a los libros que Hinata le había prestado. Gaara chasqueó su lengua y se dirigió a la puerta.

    —Iré por el libro y luego por Sasuke – Avisó antes de salir, sin imaginarse con que sorpresas se encontraría.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Ino estaba ignorando a Sai, el cual se había sentado a su lado, pero ella sólo se había recostado dándole la espalda.

    —Vete Sai, no quiero cerca de mí al hijo de esa mujer – Dijo con tristeza en su voz, pero en lugar de irse o de molestarse, Sai la miró con comprensión.

    —Ino-chan, entiéndelo, ellos se aman y quieren estar juntos ¿Por qué no lo aceptas de una vez? – Trató de convencerla, pero sus palabras sólo lograron volver a alterarla.

    —¡Cállate! – Gritó mirándolo con los ojos llenos de lágrimas — ¡Tú no entiendes el dolor de haber perdido a tu madre desde pequeño y soportar ver a tu padre cambiando de novia como de ropa!

    Sai la miró algo sorprendido, pero luego bajó la mirada y por primera vez Ino pudo ver tristeza en sus ojos.

    —Yo nunca conocí a mi padre, mi madre siempre ha cuidado sola de mí, él nos dejó cuando se enteró de que estaba embarazada, así que… tal vez no te entienda del todo, pero también entiendo el dolor de no tener a uno de tus padres a tu lado, y el dolor que ella siente al estar sola, por eso quiero que sea feliz.

    —Yo… yo… no sabía… — Dijo Ino sorprendida, pues no imaginaba que eso le hubiese pasado a Sai, ni que pensara de esa forma de la relación entre sus padres.

    —Ino-chan… — Sai se acercó un poco a ella – Yo entiendo lo que sientes, pero también debes entender que ellos tienen derecho a ser felices ¿Tú crees que me gustó ver a mi madre con un novio? Yo estaba acostumbrado a que fuésemos sólo ella y yo, pero ahora resulta que tendré un padrastro y una hermana.

    —No soy tu hermana… — Dijo Ino comenzando a llorar otra vez. Sai sonrió, era la chica más terca que había conocido, pero era muy linda.

    —Tú ya no eres una niña Ino-chan, tienes quince años y puedes entender que ellos tienen su propia vida.

    —Sai… ¡Sai! – Gritó la rubia lanzándose a sus brazos, comenzando a llorar otra vez, aunque de alguna forma sentía menos tristeza que antes – Yo sé que ya no soy una niña, pero no soporto ver a mi padre con nadie, no es sólo tu mamá, son todas la mujeres, y siento como he sido con ella, ella es muy amable conmigo pero… pero…

    —Ya, deja de llorar – Dijo Sai mientras acariciaba su cabello, pero después la rodeó por la cintura, abrazándola más fuerte. De pronto sentía una enorme calidez al tenerla así.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    —Oye Matsuri ¿Segura que está bien que te subas ahí? – Preguntó Kiba una vez más, tratando de convencer a la castaña de bajar, pero ella ya estaba arriba y se quería hacer la valiente a pesar de que le dolía mucho el tobillo – No me gustaría que te lastimaras más – Dijo, pero miró hacia arriba sin querer, sonrojándose completamente con lo que vio.

    La falda de Matsuri era muy corta y pudo verle las bragas con claridad, por lo que un hilito de sangre se asomó por su nariz.

    —S-son rosas… — Susurró sin darse cuenta, pero ella logró oírlo.

    —¡Kiba no veas mi ropa interior! – Gritó Matsuri completamente sonrojada y tratando de cubrirse, pero al hacer ese brusco movimiento la escalera comenzó a tambalearse y al pisar mal con su pie lastimado inevitablemente cayó — ¡Ah!

    —¡Cuidado! – Gritó Kiba tratando de atrapar a la castaña, pero al hacerlo pisó mal y cayó al suelo también.

    Gaara iba por el pasillo hacia la biblioteca cuando oyó un fuerte ruido provenir de ahí y como alguien gritaba “¡Cuidado!” así que se sobresaltó y fue corriendo al lugar a ver que había sucedido.

    —¡¿Pasó algo?! – Preguntó apenas entró, pero se quedó con la boca abierta ante aquella escena.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Shikamaru en su cuarto pensaba en cierta rubia problemática, la cual se encontraba molesta con él y no sabía por que. Se devanaba los sesos tratando de pensar en que podría tenerla así, pero aunque fuese un genio nada se le ocurría. Además de todo, no sabía como decirle a Temari que ella le gustaba, que ese beso que le había dado en la fiesta había sido por esa razón, pues eso de declarase era algo muy problemático.

    —Pff, esto es tan problemático – Susurró mientras miraba al techo de su cuarto.

    —Eh Shikamaru ¿Tienes algún problema? – Preguntó Lee muy animado como siempre — ¡Porque si es así tu llama de la juventud lo solucionará! – Gritó haciendo la pose del tío guay. Shikamaru le miró con una gotita recorriendo su sien.

    —No, ninguno – Negó rápidamente el Nara.

    Chouji –que se encontraba comiendo— notó que Kiba aun no regresaba, a pesar de haber dicho que iba y volvía.

    —Kiba no ha llegado – Comentó llevándose un puñado de papas fritas a la boca.

    —Me pregunto que estará haciendo… — Dijo Shikamaru, como quien no quiere la cosa.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Gaara observaba sorprendido la posición en la que se encontraban Matsuri y Kiba. No sabía por que le pasaba esto, pero estaba tan molesto que en ese preciso momento habría podido golpear a Kiba en la cara, si tan sólo Matsuri no estuviese encima de él.

    La castaña había caído sobre Kiba en una posición bastante sugerente. Las dos piernas de Kiba estaban entre las de Matsuri mientras que sus manos estaban sobre la cintura de ella. Las manos de la castaña estaban en el suelo, una a cada lado del rostro del chico y sus rostros estaban demasiado cerca, casi como si se fuesen a besar, o lo hubiesen hecho ya. Además la falda de Matsuri era demasiado corta, por lo que Gaara pudo ver también su ropa interior.

    Había un montón de libros a su alrededor, lo que hacía notar que definitivamente se habían caído y no que estaban haciendo lo que parecía que estaban haciendo, aunque tal vez los libros podrían estar ahí precisamente porque estaban haciendo “eso”.

    —Perdón ¿Interrumpo? – Preguntó cruzándose de brazos el pelirrojo y frunciendo el ceño.

    Kiba y Matsuri -al darse cuenta de cómo estaban- se separaron rápidamente, completamente sonrojados, quedándose ambos sentados en el piso.

    —Etto, esto no, no es lo que crees… — Trató de explicar Matsuri muy avergonzada, pero más que nada por haber sido vista por Gaara –el chico al cual se había declarado- en esa situación comprometedora con otro.

    —Así es, es que Matsuri cayó de las escaleras y yo… — Kiba también trató de explicarse, pero Gaara sólo desvió la mirada.

    —No tienen que darme explicaciones, ustedes pueden hacer lo que quieran, yo sólo venía por un libro – Dijo algo enojado, aunque Matsuri no lo notó pues estaba mirando al suelo. El pelirrojo notó uno de los libros que estaban tirados y lo recogió – Venía por esto, ahora me voy.

    Gaara se dio la vuelta y apretó su puño con fuerza, pues en verdad le había molestado lo que vio ¿Desde cuando pasaba eso entre Matsuri y ese idiota? Al salir de la biblioteca se paralizó, estaba sorprendido, Kiba siempre le había caído bien ¿Por qué ahora pensaba en él como un idiota? ¿Que le importaba a él lo que hicieran él y Matsuri?

    —Rayos, lo siento Matsuri – Le dijo Kiba apenado a la castaña, pues sabía que a ella le había dolido la indiferencia de Gaara – Gaara pensó que nosotros…

    —No, no importa – Lo interrumpió Matsuri mientras le sonreía – Al fin y al cabo yo a él no le importo, no soy más que una amiga, o hasta menos que eso, así que no te preocupes… — Su mirada volvió a apagarse otra vez, cosa que de cierta forma hacía que a Kiba comenzara a caerle mal Gaara ¿Cómo había podido rechazar a una chica como ella? Si era tan linda – Pero eso sí eh, me di cuenta de que viste mi ropa interior – Dijo la castaña cruzándose de brazos enfadada.

    Kiba se puso nervioso mientras una gotita recorría su sien y agitaba sus manos frente a su rostro.

    —E-eso fue un accidente, lo juro Matsuri, por mi vida que lo juro – Decía, aunque no había sido un accidente del todo.

    —Kiba pervertido – Dijo Matsuri haciéndole un desprecio. A Kiba le apareció una gotita aún más grande, pero luego hizo un gesto de plegaria.

    —¡Lo siento mucho! ¡Juro que no lo haré de nuevo!

    Matsuri lo miró enojada, pero al cabo de unos segundos comenzó a reír a carcajadas, pues la reacción del castaño había sido muy graciosa.

    —Ya está bien, te perdono sólo por esta vez – Dijo alegremente, notando como Kiba suspiraba aliviado – Además fue mi culpa que nos cayéramos por subirme con el pie lastimado y aún así tú me atrapaste, gracias a ti no me lastimé más.

    —¿Te duele mucho? – Preguntó Kiba, pero ella negó con la cabeza.

    —Sólo un poco nada más.

    —Que bien… — Dijo el castaño sonriendo.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    —Mierda… ¿Qué me pasa? – Se preguntó Gaara mientras iba por el pasillo hacia la azotea a ver si encontraba a Sasuke. Verdaderamente no se podía explicar que le estaba pasando, pero se sentía furioso, enojado, no podía sacar de su cabeza aquella imagen.

    Se volvía a imaginar a Matsuri en esa “situación” con Kiba y sentía que una ira se apoderaba de todo su cuerpo ¿Qué no se suponía que ella estaba enamorada de él? ¿Qué hacía entonces con Kiba?
    Y lo peor de todo ¿Qué era lo que le molestaba? Si al final había sido él quien rechazó a Matsuri, al menos debería sentirse feliz de que ella lo superara tan rápido. No, no era eso, sólo estaba así porque Matsuri era su amiga y no quería que Kiba le hiciera daño, sí, eso tenía que ser, pero esa estúpida conclusión no lo dejaba satisfecho.

    —Demonios… no puedo dejar de pensar en eso… Matsuri es sólo mi amiga ¿Entonces por que…? – Se preguntaba mientras subía las escaleras que daban a la azotea dando enormes zancadas por lo furioso que estaba. No tenía idea por que estaba tan enojado, pero definitivamente eso que sentía no podían ser celos eso estaba más que claro.

    Llegó hasta el final y observó la puerta de metal, la cual estaba extrañamente entreabierta; seguro que Sasuke se había ido ahí a tomar un poco de aire, pero al entrar jamás se esperó ver lo que vio.

    Como si no tuviera suficientes sorpresas para una noche, ahí estaba su mejor amigo abrazando y besando a una chica, pero no era cualquier chica, de ser así no se habría sorprendido a tal grado de quedar con los ojos como platos y la boca abierta hasta casi topar el suelo; eso era sólo porque la chica era Sakura Haruno, la peor enemiga de Sasuke.

    ¿Es que el mundo se había vuelto loco?

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    —Sakura no ha llegado – Dijo Hinata mientras guardaba su diario de vida en el cajón de su mesita de noche. Temari terminó de leer la novela para la clase de literatura y miró a la ojiperla.

    —Últimamente Sakura siempre llega tarde y muy misteriosa ¿No crees que nos esté ocultando algo?

    —Tal vez – Dijo Hinata observando la cama de la peli rosa. No sabía por que, pero sentía que su amiga les ocultaba algo muy importante.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    —¿Sasuke… y Sakura? – Susurró Gaara atónito ante lo que sus ojos veían. Los dos recién nombrados se separaron de inmediato, igual de sorprendidos que el pelirrojo.

    —G-Gaara… — Pronunció Sasuke — ¿Qué haces aquí?

    —Venía a buscarte, pero no sabía que estabas ocupado – Dijo Gaara con cierto sarcasmo. Sakura se sonrojó y bajó la mirada, pues no esperaba ser descubierta de esa manera y menos por uno de los amigos de Sasuke.

    —Ay no – Murmuró totalmente avergonzada, sin siquiera saber que decir. Sasuke la miró adivinando que le pasaba y luego volteó a ver a Gaara.

    —Escucha Gaara, no le digas a nadie que nos viste juntos por favor – Pidió el azabache, sorprendiendo en parte a su amigo, el cual aún no salía de su asombro por lo ocurrido.

    —Lo haré con una condición – Respondió cruzándose de brazos y mirando a la parejita de forma inquisidora — ¿Qué se supone que es esto? ¿Alguien me lo puede explicar?

    —Mira, andamos desde hace unos días, pero el punto es que no queremos que nadie se entere aún, por todo lo que ha pasado y eso – Fue la respuesta de Sasuke. Gaara suspiró y se apoyó contra la pared.

    —En realidad no entiendo nada, pero si quieren que me quede callado lo haré.

    —Gracias Gaara – Le dijo Sakura esbozando una sonrisa sincera. Gaara la miró un momento fijamente, llegando a intimidarla, pues eso provocaba su mirada, pero al cabo de unos segundos sonrió.

    —Supongo que a ti se debe el extraño cambio de Sasuke – Dijo. Sakura bajó la mirada algo sonrojada – Wow, te felicito, a mi parecer eres la única chica que se ha tomado en serio.

    —Cállate – Le dijo Sasuke dándole un leve golpecito en el hombro.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Al día siguiente todos se estaban yendo a sus casas muy temprano ya que era sábado. Sasuke había invitado a Sakura al parque de diversiones, así que sólo se iban a quedar un rato en casa. Gaara se encontraba de mal humor por lo sucedido con Matsuri y no quiso salir de su habitación apenas llegó a casa, además su padre aún estaba molesto con él por haberse peleado en la escuela. Hinata se fue con su primo y a Naruto vino a buscarlo su padre, el cual se dio cuenta cuando el rubio se despidió con un beso de la Hyûga.

    Naruto entró al auto de su padre con una sonrisa y cerró la puerta del copiloto. Minato estaba más serio de lo normal.

    —No me habías comentado que tenías novia hijo – Dijo el hombre rubio, quien miraba todo el tiempo al camino y no a su hijo. Naruto cruzó los brazos sobre la nuca y se apoyó en el respaldar.

    —¿Ah no? Pues pensé que lo había hecho – Respondió desinteresadamente. No era que ser el novio de Hinata no le interesara, claro que así era porque la amaba, pero si se ponía a hablar de eso con su padre seguro que éste lo molestaría hasta el fin de sus días por haber tenido razón.

    —Naruto… — Lo llamó su padre. Naruto le miró de reojo.

    —¿Sí?

    —Esa chica… ¿Era Hinata Hyûga verdad? – Preguntó algo dudoso, esperando que sólo lo haya imaginado, que la respuesta de su hijo fuese un no y que él sólo haya confundido a la chica, pero no fue así.

    —Así es ¿Por qué?

    —Cielos Naruto ¿No podías buscarte otra novia? – Inquirió algo molesto y deteniendo el auto de golpe. Naruto descruzó sus brazos y lo miró confundido.

    —¿Eh? ¿Q-que quieres decir?

    ---------

    ¿Gaara celoso? ¿Que opinan de eso?
    ¿Kiba y Matsuri? Al parecer se llevan muy bien.
    ¿Que creen que suceda ahora entre Sai e Ino?
    ¿Sakura y Sasuke, saldrá todo bien entre ellos?

    Bueno, pues ya verán xD

    ¡Bye!
     
    • Me gusta Me gusta x 6
  10.  
    Seiko

    Seiko Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    7 Noviembre 2010
    Mensajes:
    48
    Pluma de
    Escritora
    Hola! Ashhhhhhhhhhhhh de verdad amo tu fic.

    ¿Gaara celoso? ¿Que opinan de eso?
    o.o Nunca esperé eso de Gaara, luego que rechazó a Matsuri.

    ¿Kiba y Matsuri? Al parecer se llevan muy bien.
    Muy bien, y más aún en esa pose, tan...comprometedora.

    ¿Que creen que suceda ahora entre Sai e Ino?
    ¿Se harán amigos?

    ¿Sakura y Sasuke, saldrá todo bien entre ellos?
    ¡Espero que sí! No soy gran fan de esa pareja, pero me gusta como se ven juntos n_n.
    Nos leemos pronto.
    Bye!
     
  11.  
    zuki

    zuki Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    19 Noviembre 2010
    Mensajes:
    252
    Kyaaaa te odio!! pork?! por dejarme con esta duda! no mentira yo no te odio te adoro, ayudas a usar la computadora para algo productivo, mi mama te lo agradece xD, okey como eso, no me digas que un amor prohibido, mi narutiko T_T va a sufrir, y kiba pervertido, aunque es cula de matsuri por usar una falda tan corta! esta muy bueno el fic! arigato!


    ¿Gaara celoso? ¿Que opinan de eso¿
    mauajajajjaa lo sabia!! aunk me da pena por kiba, pork seguramente se enamoro y luego terminara destrozado, a menos que le consigas una novia xD
    ¿Kiba y Matsuri? Al parecer se llevan muy bien.
    Kyaaaa si!! no es genial!? gaara celosito me lo imagino
    ¿Que creen que suceda ahora entre Sai e Ino?
    que ino lo golpeara con un palo o le dare lñas gracias y hasta un beso (ojala)
    ¿Sakura y Sasuke, saldrá todo bien entre ellos?
    no! muajajjaja bueno en realidad no se!

    Sayonara! amo tu fic! arigato!
     
  12.  
    YukiHyuga

    YukiHyuga Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    16 Diciembre 2009
    Mensajes:
    152
    Pluma de
    Escritora
    ¿Gaara celoso? ¿Que opinan de eso¿
    Haaa lo hace ver mas sexiii xDD
    ¿Kiba y Matsuri? Al parecer se llevan muy bien.
    Ojala, y que le den por el c----- a Gaara por ser mala onda ¬¬
    ¿Que creen que suceda ahora entre Sai e Ino?
    sEE ENamorarn y luego conflictos ;D
    ¿Sakura y Sasuke, saldrá todo bien entre ellos?
    Ojala, an sufrido muucho xDD


    Haaaaaa sigo con el trio D tenten con alguien TT,TT
    Ojala y aparezaca ;D

    YH


    PD: Hace rato0 Q no comentaba xDD
     
  13.  
    Gizeth As

    Gizeth As Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    1 Diciembre 2010
    Mensajes:
    78
    konichiwa!!!!
    me encanto esta sugoiiiiii necesito la otra conti xD
    cada vez se me hace k es mas lenta T.T ..pero lo bueno es k vale la pena tanta espera n.n
    ¿Gaara celoso? ¿Que opinan de eso¿
    jum se le nota k ama a matsuri pero como es de bobo no se da de cuenta lo k siente por hinata es aprecio no amor.....esta enamorado de matsurio pero como es de terco no lo acepta
    ¿Kiba y Matsuri? Al parecer se llevan muy bien.
    jijijiji siiiii se llevan demasiado bien jajajajajajaa la pose me mato de la risa
    ¿Que creen que suceda ahora entre Sai e Ino?
    mmmm ojala k amor... mucho amor..pero si los padres no los dejan por ser medio hermanos????? ay me da un patatus jajajajajajajaa
    ¿Sakura y Sasuke, saldrá todo bien entre ellos?
    ojalaaa!!!! no sea k itachi intervenga...(yo siempre keriendo un trio jajajajajaja aub k el gaamatsukiba esta sugoiiiii) xD
    espero la conti
    cuidathe
    sayo!!!!
     
  14.  
    Kaguya Ootsutsuki

    Kaguya Ootsutsuki Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    30 Septiembre 2010
    Mensajes:
    213
    Pluma de
    Escritora
    super hermana que historia de veras
    ¿Gaara celoso? ¿Que opinan de eso?
    jejeje lo veo y no lo creo
    ¿Kiba y Matsuri? Al parecer se llevan muy bien.

    demasiado bien para mi gusto
    ¿Que creen que suceda ahora entre Sai e Ino?

    pos quien sabe, solo tu lo sabes
    ¿Sakura y Sasuke, saldrá todo bien entre ellos?

    mmmmmmmmm, eso si es algo que se ve dificil de veras
    amiga te felicito escribes lindo, sigue asi y no te rindas
    xoxo, besos y abrazos :cool:
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    ira mangaka

    ira mangaka Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    1 Julio 2010
    Mensajes:
    74
    Pluma de
    Escritora
    Primero que nada, buen trabajo con el cap, me ha gustado mucho, como siempre ^^
    Aunque ha sido un poco corto, algunas escenas me han impresionado bastante xD

    ¿Gaara celoso? ¿Que opinan de eso?
    Qué bonitooo ya era hora ^^
    ¿Kiba y Matsuri? Al parecer se llevan muy bien.
    Si, qué pena (por Kiba) que Matsuri solo le vea como un amigo, pobrecito =(
    ¿Que creen que suceda ahora entre Sai e Ino?
    Emmm... Que se llevarán mejor?
    ¿Sakura y Sasuke, saldrá todo bien entre ellos?
    Ojalá, siempre que a nadie más se le ocurra ir a la azotea... xD
     
  16.  
    pinkprincess

    pinkprincess Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    28 Octubre 2008
    Mensajes:
    135
    Pluma de
    Escritora
    Hola! Dios mio... cuanto tiempo sin postear! XDDD Pero que sepas que aunque no posteo, te sigo y seguiré leyendo ;D
    ¿Gaara celoso? ¿Que opinan de eso?
    Muajajajaja! Ahí tienes tu merecido por tontooo! ¬o¬ Sino la hubieras rechazado v.v Pero espero que ya mismito se ponga en marcha para recuperarlaa! ¬¬
    ¿Kiba y Matsuri? Al parecer se llevan muy bien.

    Si... no tengo nada encontra de Kiba, pero como se inteponga... lo rapo! XDDD Amigos sip`, pero nada mas, oki?? ;p
    ¿Que creen que suceda ahora entre Sai e Ino?

    Buenoo... los ambientes se están caldeandoo! Pero son hermanos, bueno, políticos pero hermanos!!
    ¿Sakura y Sasuke, saldrá todo bien entre ellos?
    Siiippp!! Al final se descubrirá todo entre ellos dos, pero acabarán bien :p Espero que pronto Sakura confio lo suficiente como para contarle a Sasuke lo que le sucedio... :)
    Bueno, chica, me tengo que irr! Besitos! Y pon la conti prontoooo! -3-
     
  17.  
    Selene-chan

    Selene-chan Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Junio 2008
    Mensajes:
    319
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Teenage days [sxs-nxh-gxm-sxi-sxt-nxt]
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    33
     
    Palabras:
    5086
    ¡Hola!

    Bueno, hoy es sabado y como ya me lo andan recordando, aquí les dejo la conti ^^

    Gracias por los comentarios, espero que la disfruten.

    ---------


    En la mansión Hyûga, específicamente en el despacho de Hiashi, se encontraban Hinata y su padre. La ojiperla –después de despedirse de Naruto- subió a su limusina junto a su primo y llegó a casa rápidamente. Ahora se encontraba hablando con su padre.

    —¿Por qué no me habías dicho que terminaste con Sasuke Uchiha? – Cuestionó Hiashi totalmente furioso. Su hija lo miró como si nada, después de todo ya estaba más que acostumbrada a los ataques de furia de Hiashi, así que uno más no le importaba.

    —Eso ya fue hace tiempo, Sasuke y yo terminamos porque no estábamos enamorados.

    —¿Acaso importa estar enamorado? – Reclamó el Hyûga, ganándose una mirada de sorpresa por parte de su hija, la cual no podía creer sus palabras.

    —¿Qué quieres decirme con eso papá?

    —Tu relación con Sasuke Uchiha es un negocio, su padre y yo tenemos muchos negocios juntos y era un bien común que ustedes terminaran casándose para así poder compartir nuestros bienes en familia ¿Es que no lo entiendes?

    Hinata no podía creer esto, a su padre ni siquiera le importaba lo que ella sentía, sólo le importaba su dinero, tener más y más, sin tomar en cuenta lo que podía perder; el cariño de su hija. Algunas lágrimas se asomaron por los ojos de la chica, pero no llegó a llorar.

    —¿Un negocio? ¿Mi felicidad es un negocio para ti papá?

    —No trates de manipularme con lágrimas niña malcriada, y piensa en como recuperar a ese muchacho, no voy a perder ese negocio por tu culpa – Le ordenó Hiashi mirándola con indiferencia, como si esa joven que estaba frente a él no fuese nada suyo, como si ella no fuese su hija.

    —No, entiende que no queremos estar juntos papá, yo amo a otra persona – Dijo La ojiperla con firmeza, desafiando a su padre por primera vez, porque no estaba dispuesta a perder lo que tenía con Naruto – Yo estoy saliendo con Naruto Uzumaki.

    —¿Qué? – Preguntó Hiashi sorprendido – Uzumaki… Naruto Uzumaki es el hijo de Minato… no puedo permitir esto…

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    —¡¿Qué me estás queriendo decir papá?! – Gritó Naruto furioso mientras entraba a su casa, llamando la atención de su madre que estaba sentada en la sala — ¡¿Qué no puedo estar con Hinata porque tú crees que no es conveniente?!

    —¿Qué sucede? ¿Minato, Naruto? – Preguntó Kushina algo asustada, pues ellos jamás se gritaban de esa forma y no entendía que podía estar pasando.

    Minato entró a la casa dando un portazo y miró a Naruto severamente.

    —Eso dije, aléjate de ella, Hiashi nunca aceptará una relación entre ustedes – Dijo el rubio mayor, pero su hijo sólo le miraba con rabia ante la preocupación de su madre.

    —¿Y tú crees que a mí me importa lo que diga ese señor?

    —Debería importarte, es el padre de tu novia ¿Y no habías dicho que no soportabas a los fresitas? ¿Por qué simplemente no terminas con ella?

    —¡Porque la amo! – Gritó Naruto aún más furioso, no podía creer que su padre le dijera esas cosas – Es verdad que dije que no soportaba a esa gente rica, pero Hinata es diferente, yo la amo y eso nadie lo va a cambiar, ni tú ni nadie – Aseguró con mirada decidida, pero eso sólo hizo enojar más a Minato.

    —Tienes quince años ¿Qué puedes saber sobre el amor?

    —Al parecer más que tú – Fue la respuesta de Naruto, para después irse corriendo escaleras arriba. Minato se quedó sorprendido por esa respuesta y golpeó la mesa de la sala completamente furioso.

    —¡¡Naruto!!

    —Minato… — Fue todo lo que pudo decir Kushina ante tal situación, ni siquiera se había metido, pero para ella ver a los dos hombres más importantes de su vida peleando de esa manera había sido muy doloroso.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Sasuke estaba bajando las escaleras para dirigirse al comedor. Hoy se sentía muy animado, así que por extraño que pareciera iba con una sonrisa. Al llegar abajo se cruzó con Sakura y la jaló de la muñeca para abrazarla.

    —Eh, Sakura ¿Dónde vas? – Le preguntó. La peli rosa se alejó un poco, avergonzada y temerosa de que los fueran a ver.

    —¿Qué crees que haces? Estamos en tu casa, y voy a almorzar porque estoy muerta de hambre – Respondió Sakura. Sasuke la miró arqueando una ceja.

    —¿A la cocina?

    —Claro ¿Dónde más? Por si no te acuerdas yo soy la hija de una empleada de esta casa y mi lugar está en la cocina – Le recordó la ojijade, aunque no lo hacía con mala intención, ni tampoco quería que él se sintiera mal, sólo estaba diciendo la realidad, pero el azabache la sorprendió cuando sonrió.

    —Ya no irás ahí, vendrás conmigo al comedor – Dijo comenzando a jalarla. Sakura trató de liberarse ¿Qué se proponía Sasuke?

    —S-Sasuke, no, suéltame ¿Qué haces?

    —Vamos – Le decía Sasuke, quien la jaló hasta llegar al comedor, en donde toda su familia ya se encontraba almorzando.

    Fugaku, Mikoto y también Itachi comían un delicioso plato de carne y arroz, mientras que Sakuno (la madre de Sakura) servía un poco de refresco, pero al notar a su hija de la mano del joven Sasuke de pronto tuvo un mal presentimiento y frunció el ceño.

    —¿Sakura? – Susurró para si, preguntándose que hacía su hija con Sasuke.

    —Mamá ¿Verdad que está bien que mi novia coma junto a nosotros? – Preguntó el azabache menor. Sakura se soltó de su mano sin que nadie se diera cuenta.

    —Sasuke… — Susurró en tono de regaño. Mikoto miró a su hijo con una sonrisa, ella sabía desde el principio lo que había entre Sasuke y Sakura y le daba gusto por ambos, pero más por Sasuke, pues se veía realmente enamorado.

    —Así es hijo, no hay problema — Aseguró Mikoto. Sasuke sonrió ante la aprobación de su madre.

    —Entonces Sakura puede sentarse con nosotros, ya que ella es mi novia – Dijo el azabache, causando la impresión de los presentes.

    Al oírlo Fugaku escupió el jugo que estaba bebiendo, Itachi se atragantó con la carne y Sakuno dejó caer la bandeja con algunas cosas que resonaron fuertemente al quebrarse. Sakura estaba más roja que un tomate y miraba al suelo.

    —¡¿Qué?! – Cuestionó Fugaku mientras apretaba el tenedor en su mano — ¡¿Es que tú no eras novio de Hinata Hyûga?! – Gritó enfadado, pero Sasuke sólo desvió la mirada. Mikoto se levantó ignorando la pelea para ir a ayudar a su empleada con las cosas.

    —¿Estás bien Sakuno? – Preguntó amablemente.

    —Sí señora, no se moleste – Le respondió Sakuno con una sonrisa.

    —Yo ya terminé con Hinata hace tiempo – Dijo Sasuke desinteresadamente — ¿Qué no te contó tu hijo preferido? – Preguntó mirando a Itachi, el cual sólo tosió un poco pues aún no se recuperaba de haberse atragantado.

    Fugaku sólo miró a Sakura con fastidio, pues no la consideraba digna de su hijo.

    —¿Y ahora sales con la hija de una empleada? Que bajo has caído Sasuke, me decepciono de ti.

    Sakura no se sorprendió, se lo esperaba, pero eso no evitó que le doliera, tanto a ella como a su madre. La chica no dijo ni una palabra, simplemente salió corriendo hacia su habitación.

    —¡Sakura! – Gritó Sasuke al verla salir corriendo, además de que le dolió verla llorar. Miró a su padre con furia — ¡¿Ves lo que hiciste?! ¡¿Por qué siempre te empeñas en arruinar mi vida?! – Después de eso salió corriendo detrás de Sakura.

    —¡Sasuke vuelve aquí! – Gritó Fugaku, quien ahora estaba mucho más molesto.

    Itachi se limpió con una servilleta y se puso de pie, aún estaba sorprendido por la revelación de su hermano, pero no le gustó nada la forma de actuar de su padre.

    —Padre, no debiste ofender así a Sakura – Dijo también molesto, para luego alejarse sin decir una palabra.

    Mikoto fue a la cocina junto a Sakuno y Fugaku se quedó solo en la mesa, la cual golpeó con fuerza, pues se encontraba realmente enojado por todo lo ocurrido.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Tenten estaba deprimida viendo la televisión en la sala de su casa. No era una casa demasiado grande, pero era hermosa y muy bien decorada, aunque Tenten jamás quisiera admitir que los gustos de su madre eran bastante buenos, excepto por su padre, pues ese hombre se aparecía una vez cada mil años y sólo era para dejar dinero, la verdad era que a Tenten no le interesaba llevarse con él, porque su padre tampoco la quería a ella.

    Mientras trataba de concentrarse en el programa que estaba viendo, no dejaba de pensar en Neji. Desde que lo había conocido ocupaba la mayor parte de sus pensamientos, y lo que era peor ¿Por qué tenía que estar saliendo con Eri? ¿Por qué tenía que gustarle alguien ni sabía que ella existía?

    —¿Qué hay linda? – Preguntó Mitsuko sentándose junto a su hija. Tenten soltó un suspiro de cansancio y entornó los ojos mientras se alejaba del sofá.

    —¿Qué quieres Mitsuko? – Preguntó con fastidio. Su madre la miró con tristeza por un segundo, pero luego su sonrisa alegre regresó.

    —Sólo quería estar contigo un rato hija, porque mañana no puedo.

    —Claro, ahora quieres estar conmigo, ni siquiera fuiste por mí al colegio – Dijo la castaña cruzándose de brazos.

    —Estaba grabando – Se defendió la joven actriz – Además mandé a Natsumi por ti.

    —Noticias, Natsumi no es mi madre, eres tú – Dijo Tenten con sarcasmo. Mitsuko tomó el control remoto y puso un canal musical, mostrando una sonrisa sin importarle la indiferencia de su hija, o al menos aparentándolo.

    —Pero si tú siempre te molestas cuando voy por ti ¿Quién te entiende?

    —Eres tan… tan… — Tenten no sabía ni que decir, su madre siempre la sacaba de quicio, era una persona tan diferente a ella que no sabía como podía ser su madre — ¿Sabes que? Olvídalo – Y dicho esto subió las escaleras corriendo.

    Mitsuko soltó un suspiro, no sabía como acercarse a su hija sin que terminaran peleando ¿Acaso había alguna manera?

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Hinata estaba llorando sobre su cama, escondiendo su rostro entre sus almohadas. No podía creer las palabras de su padre, no entendía como podía decirle que no le importaba su felicidad, que sólo le importaban los negocios. Como su padre él al menos debería entender sus sentimientos, entender que ella quería estar con Naruto y no con Sasuke, pero no, él sólo se comportaba fríamente con ella, siempre había sido así.

    —¿Por qué no me quieres papá? – Se preguntó aún sin poder parar de llorar.

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    —¿Para que me llamas? – Preguntó Minato hablando por su celular, pero al oír lo que le decían del otro lado sólo suspiró con cierta resignación – Sí, yo le dije lo mismo ¿Qué quieres que haga eh? Mi hijo me desafió y eso jamás lo había hecho, no te preocupes Hiashi, no dejaré que esto dure demasiado – Y sin más cortó la comunicación.

    Se sentó en su estudio y tomó una fotografía que estaba dentro de un cajón con llave, el cual acababa de abrir. En él, aparecía de joven, junto a un Hiashi Hyûga también más joven, a Kushina y a otra mujer, una mujer muy parecida a Hinata.

    —Hanako… ¿Crees que esté bien lo que hago? – Preguntó pasando sus dedos sobre el rostro de aquella mujer – Si estuvieras viva ¿Dejarías que nuestros hijos estén juntos?

    _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_• *•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*• _•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_•*•_

    Neji acababa de salir de la casa de su novia Eri, pues había ido a visitarla. La chica sonrió viéndolo marcharse y se dispuso a entrar a su casa, pero justo cuando iba a entrar alguien más apareció y entró a la casa con ella. El chico la tomó por la cintura y trató de besarla, pero ella volteó la mirada.

    —¿Qué haces Takano? – Preguntó Eri algo enfadada. Takano, un chico de cabello castaño oscuro y ojos grises, la miró con una sonrisa.

    —¿Qué tiene? Si ya se fue el niño rico – Respondió como si nada, volviendo a tratar de besarla, pero Eri lo apartó.

    —¿Y que pasa si regresa? Mejor vete Takano.

    —Vamos Eri, si es sólo un besito ¿O vas a decirme que te has enamorado del riquillo? – Cuestionó el castaño frunciendo el ceño, pero Eri sólo negó con la cabeza.

    —Su nombre es Neji, y claro que no estoy enamorada de él.

    —Más te vale – Advirtió Takano tomándola del mentón y mirándola fijamente – Recuerda que tu deber es sólo sacarle el dinero, pero tú eres mía Eri ¿Me oyes?

    —Sí, ya lo sé – Respondió ella algo intimidada, pues su "novio" era a veces muy agresivo. Cuando le propuso salir con uno de los chicos de la nueva escuela donde trabajaba pensó que sería algo más fácil, pero Neji era una buena persona y no quería hacerle daño, aunque sí amaba a su novio y tampoco quería dejarlo.

    Takano la besó posesivamente y después se separó sonriendo de forma un tanto arrogante. Se acercó a la puerta y la miró.

    —Así me gusta, vendré a verte esta noche – Dijo antes de salir. La chica suspiró y cayó sentada en el piso de su casa, ella vivía sola pues sus padres habían muerto, cosa que no le había dicho a Neji para nada.

    —Soy una tonta, lo siento Neji… — Dijo sintiéndose un poco culpable.

    _·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_· *·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*· _·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_

    Sakura estaba tirada sobre su cama, no podía parar de llorar y ni siquiera se molestó en cerrar la puerta antes de entrar. Sasuke entró corriendo al cuarto, sin tocar la puerta y sin cerrarla tampoco, simplemente se acercó a Sakura sentándose a su lado.

    —¿Por qué lo hiciste? – Cuestionó Sakura sin mirarlo. Sasuke sólo acarició su cabello.

    —¿Hacer que?

    —Decirles que yo soy tu novia, tú sabías como iba a reaccionar tu papá, no tenías para que hacerlo – Dijo la peli rosa secándose las lágrimas, pero aún seguía sin mirar a Sasuke.

    Sasuke bajó la mirada.

    —Sakura, eres mi novia, te amo y me importa un carajo lo que piense mi padre, sólo quería que te sintieras a gusto a mi lado…

    —Sasuke… — Sakura no podía creer esas palabras tan lindas. Se levantó y observó a Sasuke, quien la veía sintiéndose un poco culpable. La chica sólo lo abrazó volviendo a llorar, pero esta vez no se sentía tan mal. Sasuke la recibió abrazándola fuertemente, acariciando su cabello rosa una vez más.

    —Tranquila, no importa lo que pase yo siempre estaré contigo – Le aseguró susurrándole al oído. Sakura se estremeció por un momento.

    —Gracias, gracias de verdad – Dijo sin poder parar de llorar. Sasuke se separó un poco de ella para mirarla a los ojos y con una sonrisa le secó las lágrimas, pasando sus dedos por las mejillas de la chica.

    —No sabes cuanto te amo – Dijo antes de besarla. Sakura correspondió a su beso, sintiéndose tremendamente feliz y reconfortada, no podía creer que este era el mismo Sasuke que ella había conocido en un principio, aquel idiota nada tenía que ver con la persona que tenía en frente, ese chico atento y tierno, que sólo buscaba hacerla sentir bien, que sólo quería amarla y protegerla.

    —Te amo Sasuke… — Susurró Sakura al separarse, para luego volver a besarse con mayor intensidad.

    Itachi estaba fuera de la habitación escuchando toda la conversación. Era cierto que le dolió un poco enterarse de que su hermano y Sakura estaban juntos, pero más que eso se sentía bien por ellos, porque Sasuke hubiese encontrado a una persona que de verdad amaba y porque Sakura había hecho cambiar al arrogante de su hermano.

    Él estaba dispuesto a apoyarlos en todo.

    _·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_· *·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*· _·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_

    Matsuri se encontraba sentada en el parque. Había salido a dar un paseo un rato para despejar su mente, pues no dejaba de pensar en lo ocurrido con Gaara y Kiba, como Gaara los había visto en esa situación comprometedora y después la forma fría en que él la trató.

    —Gaara… ¿Por qué no puedo sacarte de mi mente? – Se preguntó con tristeza, pues le dolía demasiado amarlo de esa manera y saber que él jamás la amaría.

    —¡Eh, Matsuri! – Escuchó que la llamaban. Levantó el rostro y se encontró con cierto castaño, aunque al verlo sus mejillas se tiñeron levemente de rojo, por el sólo hecho de recordar lo de anoche.

    —Kiba-kun, hola – Lo saludó sonriendo y haciendo un gesto con su mano. Kiba llegó corriendo a su lado, quedándose parado en frente y con las manos en las rodillas debido al cansancio de haber corrido. Matsuri se fijó en que estaba oyendo música en un mp3 — ¿Y que haces aquí?

    —Salí a dar una vuelta – Respondió Kiba, ya un poco más repuesto – No tenía idea de que te iba a encontrar aquí, que bien.

    —Sí, que bueno verte – Dijo Matsuri alegremente, ya menos avergonzada — ¿Y vas a algún lado?

    —No ¿Y tú?

    —Tampoco – Respondió la chica. El castaño sonrió ampliamente y una idea pasó por su cabeza.

    —Entonces ¿Qué tal si caminamos un rato? – Propuso animadamente. Matsuri asintió con la cabeza y él le extendió su mano para ayudarla a levantarse. Matsuri la estrechó y Kiba la jaló, haciendo que se quedasen muy juntos entre si, por lo que ambos se sonrojaron – Perdón – Se disculpó.

    —No pasa nada, vamos – Fue todo lo que dijo Matsuri, quien comenzó a caminar delante de Kiba.

    Él no estaba seguro, pero sentía cada vez más que lo que sentía por esa chica era un cariño muy especial.

    _·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_· *·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*· _·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_

    Gaara se encontraba encerrado en su habitación oyendo música a todo volumen. Sólo de esa forma podía relajarse, pero esta vez no lo conseguía, no había forma de que dejara de pensar en ella.

    No se podía quitar de la cabeza la imagen de Matsuri sobre Kiba, haciendo quizás que cosa, y por ende ya le dolía la cabeza. Se sentía como un estúpido, se sentía enojado y molesto con todo el mundo y lo peor era que no sabía ni por que, sólo no le agradaba la idea de que Matsuri pudiera tener una relación con Kiba, y aún así no se sacaba de la cabeza que eso era así, que ellos dos eran novios, que estaban juntos.

    —¿Qué me sucede? No dejo de pensar en ella, además… ella y Kiba… — Se dijo mientras se cubría los ojos, pues la luz del día le molestaba – No quiero, no quiero que Matsuri sea novia de Kiba, no lo acepto…

    _·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_· *·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*· _·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_

    —¿Y como fue que te enamoraste de Gaara? – Preguntó Kiba un tanto enojado, aunque no lo quiso demostrar para que Matsuri no se diera cuenta. La castaña se sentó en una banca mientras comía un helado y Kiba se sentó al lado de ella.

    —B-bueno… la verdad es que ni siquiera lo sé, sólo, cuando lo miro… siento que mi corazón late más fuerte – La chica sonrió mientras se sonrojaba y miró al cielo – Siento deseos de abrazarlo, de… de besarlo… creo que me gusta su forma de ser, él es un chico tan lindo y siempre sabe lo que quiere, es tierno, no como todos piensan que es un matón y un mujeriego, pero eso no es verdad y yo lo sé…

    —Y-ya veo… — Dijo Kiba, quien se sintió un poco decepcionado por todo aquello que dijo Matsuri, pues se notaba que ella de verdad estaba enamorada – Me imagino que debe dolerte mucho ahora que sabes… lo que él siente.

    —Claro que me duele, es triste que la persona que tú tanto amas no te vea como otra cosa que no sea un amigo, pero no sé que hacer para quitármelo del corazón.

    —Pues si no logras olvidarlo ¿Por qué no tratas de conquistarlo? – Aconsejó Kiba, aunque más tarde se arrepentiría de aquel consejo y de lo que estaba a punto de hacer – Podrías darle celos con alguien, anoche me pareció que al vernos juntos se puso celoso.

    —¿Qué dices? – Matsuri soltó una risita incrédula – Eso no puede ser verdad, y aunque tratara de ponerlo celoso ¿Quién va a ayudarme?

    —Si quieres puedo hacerlo yo, además Gaara ya nos vio juntos, seguro se piensa que somos novios o algo.

    Matsuri bajó la mirada pensando en aquella propuesta, pero al cabo de unos segundos la levantó mirando a Kiba con cierta duda.

    —¿Por qué haces esto por mí? – Cuestionó, pues le parecía extraño que él la quisiera ayudar en algo como eso. Kiba sonrió y tomó su mano, provocando un leve sonrojo en la chica.

    —Porque creo que tú eres una chica muy especial y no me gusta verte sufrir, te prometo que si esto no funciona lo dejamos, sólo quiero que estés con la persona que te haga feliz.

    La castaña sonrió satisfecha de aquella respuesta, de verdad Kiba le parecía un chico increíble, si no fuese porque amaba a Gaara tal vez se podría haber fijado en él.

    —Gracias Kiba-kun, eres una gran persona.

    —Quiero ser tu amigo, alguien en quien puedas confiar, no tengas miedo de contarme lo que sea ¿De acuerdo? – El castaño sonrió mientras guiñaba un ojo. Matsuri sólo sonrió y asintió con la cabeza.

    _·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_· *·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*· _·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_

    Ino se encontraba encerrada en su cuarto. Las cosas estaban peor de lo que pensaba, en estos momentos Reiko y Sai se estaban mudando a su casa y estaban trayendo todas sus cosas, incluso su nuevo hermano ya tenía una habitación al lado de la suya.

    Sin embargo, a pesar de todo, recordaba el tierno abrazo de Sai y no podía evitar que su corazón latiera más rápido y su cuerpo se estremeciera, de sólo pensar en eso se sonrojaba, pero debía recordar que lo odiaba.

    —Tonta ¿Cómo puedo ponerme así por ese idiota? Yo lo odio… — Se dijo con las mejillas aún sonrojadas y el ceño fruncido. En eso alguien golpeó su puerta.

    —Ino-chan – Escuchó la voz de Sai. Al menos esta vez no le llamó hermana.

    —¡¿Qué quieres?! – Preguntó molesta, pero sonrojándose al oír la voz del pelinegro.

    —¿Puedo entrar? Quiero hablar contigo – Pidió Sai amablemente. Ino se puso de pie y le abrió la puerta, pero mirándolo enojada como siempre.

    —¿Qué quieres? – Volvió a preguntar de forma brusca, aunque a Sai no le molestó, pues ya estaba más que acostumbrado a los malos tratos de su hermanita.

    —Quería saber como estabas, es que ayer no te veías muy bien y estaba algo preocupado – Confesó desviando la mirada. Usualmente esas cosas no le pasaban, eso de tener que mirar a otro lado por sentirse demasiado nervioso ante la presencia de una chica linda, pero debía admitirlo, Ino era muy linda, realmente era una chica muy atractiva.

    —¿Estabas preocupado por mí? – Preguntó Ino con una sonrisa en sus labios y un leve sonrojo en sus mejillas, pues no pensó que él fuera tan lindo, y ella queriendo odiarlo.

    —Sí, lo que pasa es que ayer parecías una nenita llorona y quería saber si ya se te había pasado la pataleta – Dijo Sai con su típica sonrisa, sin darse cuenta de que sus palabras enfurecieron a la rubia, a la cual se le marcó una venita en la frente.

    —Eres un completo imbécil, no te soporto – Dijo completamente enojada y empujando a Sai fuera de su habitación, para después cerrarle la puerta en la cara — ¡No regreses!

    —¡Vaya, pero que genio! – Gritó Sai del otro lado. Ino golpeó la puerta aún más enojada.

    —¡Lárgate idiota! – Gritó para después correr a su cama y abrazar la almohada, mientras en su rostro se formaba una mueca de berrinche – Sai, eres un tonto…

    _·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_· *·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*· _·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_

    Sasuke y Sakura se encontraban en el parque de diversiones. Ambos estaban sentados en una banca mientras ella comía un helado de frutilla y él la observaba con una sonrisa.

    —¿Ya estás mejor? – Preguntó Sasuke, quien apoyó su antebrazo sobre el respaldo del banco mientras Sakura lo miraba con una sonrisa.

    —Sí, gracias por esto Sasuke, eres un novio maravilloso – Dijo Sakura con las mejillas ligeramente sonrojadas, pues nunca esperó que diría esas palabras a Sasuke. Ciertamente él había cambiado mucho y se sentía muy feliz por eso, de que él hubiese cambiado por ella, sólo por ella.

    —Vaya, es primera vez que me dicen eso – Bromeó el azabache sonriendo – Y me halaga más viniendo de ti, que antes pensabas en mí como un maldito bastardo.

    Sakura no pudo evitar reír ante aquel comentario, pero era cierto, antes el sólo hecho de ver a Sasuke le enfermaba, pero ahora sentía que no podía tener un buen día sin verlo aunque sea unos segundos.

    —Confío en ti – Aseguró la peli rosa – Sé que jamás me harías daño – De pronto recordó las palabras que una vez le dijo Itachi; que estando con Sasuke ella iba a sufrir, pero era todo lo contrario, era tan feliz que hasta se sentía una estúpida. En ese momento comió un poco de helado y le quedó algo en la nariz.

    Sasuke soltó una carcajada al verla.

    —¿Qué? – Se preguntó frunciendo el ceño.

    —Tienes helado en la nariz – Respondió Sasuke señalándola. Sakura sonrió algo apenada.

    —S-Sasuke, no te rías – Se quejó, pero se sonrojó al sentir como Sasuke tomaba su rostro entre sus manos.

    —Déjame quitártelo – Dijo con una mirada muy seria, acercándose a la peli rosa para quitarle el helado con su boca. Sakura se tensó por completo mientras Sasuke se alejaba de ella, pero la distancia no duró demasiado, porque el azabache volvió a acercarse a ella, esta vez atrapando sus labios. Comenzaron a mover sus labios despacio, disfrutando de aquel beso embriagador, sintiendo como sus lenguas se tocaban entre si, y Sakura –al estar tan distraída con aquel beso— dejó caer el resto de su helado al suelo, para así rodear el cuello de Sasuke con ambas manos y volver el beso aún más intenso.

    Cuando estaban juntos ya nada más les importaba.

    _·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_· *·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*· _·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_

    El fin de semana se había pasado muy rápido y ya todos estaban llegando al colegio el lunes por la mañana.

    Gaara traía una cara de vente metros, pues estuvo todo el fin de semana encerrado en su habitación sin poder dejar de pensar en Matsuri. Se estaba arrepintiendo seriamente de haberla rechazado, más porque odiaba, detestaba la idea de que Kiba y ella estuviesen juntos, sin embargo todo se le olvidó al ver llegar a la castaña.

    Ella lucía tan alegre, tan radiante y llena de luz que de pronto sintió como todo su día se iluminaba y una sonrisa se dibujó en sus labios.

    —Hola Matsuri – Se acercó a ella para saludarla. Matsuri se tensó por un momento al oír su voz, pero luego de eso sólo sonrió.

    —Buenos días Gaara.

    —¿Vamos a tomar algo a la cafetería? – Le invitó el pelirrojo. La castaña asintió sonriente.

    —Claro.

    Una chica de larga cabellera negra y ojos azules vio llegar a Sasuke, quien estaba tomado de la mano con una peli rosa que ella no conocía. Estaba dudando de si hablar o no, pero tenía que hacerlo, era su única opción para salvarse de lo que vendría; Sasuke Uchiha era su única salida. Y armándose de valor, se acercó a ellos dos.

    —Sasuke… — Lo llamó. Sasuke enseguida puso una expresión seria, pues no se temía nada bueno con el repentino saludo de esa chica, la cual había dicho que no le hablaría jamás.

    —Yayoi… ¿Qué quieres? – Preguntó intrigado.

    —Tengo algo que decirte, lo he estado intentando por muchos días pero tenía miedo – Dijo Yayoi, quien miró a Sakura de reojo, notando como su mano se aferraba con más fuerza a la de Sasuke ¿Acaso ellos eran novios? No importaba en este momento.

    —¿Quién es Sasuke? – Interrogó Sakura preocupada, ya ni siquiera le importaba ocultar lo que tenía con Sasuke, simplemente esa chica le daba mala espina.

    —Sólo es una amiga – Respondió Sasuke como si nada, aunque sus palabras causaron cierto dolor en la chica, después de todo era triste ser llamada "sólo una amiga" cuando pasaron cosas entre ellos que nada tenían que ver con una amistad — ¿Qué sucede Yayoi? – Volvió a preguntar Sasuke. Yayoi miró a Sakura, sintiendo cierto arrepentimiento por lo que iba a hacer, pero ya no había vuelta atrás.

    Sonrió y miró a Sasuke de nuevo, mientras llevaba una mano a su vientre.

    —Sasuke… ¿Recuerdas lo que pasó entre tú y yo? – Preguntó aún observándolo fijamente — ¿Qué crees? Estoy embarazada, vamos a tener un bebé – Aseguró, notando como los ojos del azabache se abrían por la sorpresa, pero sin negar ni una sola de sus palabras.

    Sakura inmediatamente soltó la mano de Sasuke, sintiendo como si de pronto le hubiesen clavado una daga directo en el corazón. Así que al final, Sasuke seguía siendo el mismo.

    Un… un bebé… — Fue todo en lo que pudo pensar. Se sentía destrozada.

    Continuara…



    ¿Que creen que suceda ahora?
    ¿Gaara está realmente celoso de Kiba y Matsuri?
    ¿No creen que Sai es un idiota con muy poco tacto?
    ¿Que se traerán Minato y Hiashi entre manos?


    Avance:

    —Sakura por favor escúchame, yo no sabía, no tenía idea que ella…

    La peli rosa se alejó de Hinata y miró a Sasuke con la más fría de las expresiones, lo cual le dolió a él más que nada en toda su vida.

    —Te acostaste con ella – Dijo secamente, pero Sasuke no soportó aquello, no podía dejar que ella pensara lo peor de él, no iba a permitirlo.

    —¡Eso fue antes de enamorarme de ti! – Gritó casi histérico. Hinata y Temari se quedaron con la boca abierta y Sakura no hizo más que bajar la mirada. Hinata no podía creer lo que oía, era la primera vez que oía a Sasuke decir que amaba a alguien con tanta seguridad.

    _·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_· *·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*· _·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_

    —¡Mierda, mierda! – Gritaba Sasuke con desespero mientras golpeaba su cama. No podía creer lo que había pasado, tan sólo esta mañana todo era fantástico con Sakura y ahora ella no quería ni verlo, no quería saber nada de él.

    Naruto entró a la habitación y lo vio golpeando su cama, lo que le inquietó un poco pues parecía fuera de si.

    —Rayos, te vas a quedar sin un lugar donde dormir esta noche – Dijo el rubio arqueando una ceja, pero se quedó de piedra al ver como el azabache se volteaba con los ojos cristalizados.

    —¡No me jodas Naruto! – Gritó sintiendo sólo deseos de llorar.

    _·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_· *·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*· _·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_·*·_

    —Matsuri yo… quiero saber si tienes onda con Kiba – Preguntó Gaara, notando como su amiga castaña se sorprendía un poco por aquella pregunta.

    —¿Con Kiba-kun? Claro que no – Respondió ella, sin darse cuenta de que causaba un gran alivio en el pelirrojo.

    .......

    Jejeje, bueno los dejo con ese avance.

    Espero que les haya gustado el capítulo, nos leemos la próxima semana.

    ¡Bye!
     
    • Me gusta Me gusta x 8
  18.  
    Kaguya Ootsutsuki

    Kaguya Ootsutsuki Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    30 Septiembre 2010
    Mensajes:
    213
    Pluma de
    Escritora
    kyaaaaaaaaaaaaaaaa
    COMO QUE NARUTO Y HINATA HERMANOS, ESPERA NO ENTENDI BIEN ESA PARTE
    ¿Que creen que suceda ahora?
    NO LO SEP, SOLO ESTOY ALTERADA Y LLORANDO
    ¿Gaara está realmente celoso de Kiba y Matsuri?

    ESO SE NOTA, BUENOA ALGO BUENO PASA DENTRO DE GARAA
    ¿No creen que Sai es un idiota con muy poco tacto?

    JEJEJEJE ESO SE SABÍA, DESDE UN PRINCIPIO
    ¿Que se traerán Minato y Hiashi entre manos?

    SEPARAR A LOS CHICOS, como siempre amiga es una ecxelente historia
    me diverti y llore leyendola
    xoxo, besos y abrazos y no te rindas JAMÁS
    T.Q.M: Marlex :cool:
    si una de las primeras
     
  19.  
    Gizeth As

    Gizeth As Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    1 Diciembre 2010
    Mensajes:
    78
    konichiwa!!!!!
    esta genial...me encanto..es alucinante
    COMO!!!!! me separas asi a sakura y a sasuke T.T .......ay pobre itachi y tanto k keria saku T.T
    ¿Que creen que suceda ahora?
    lios...problemas y mas problemas entre las parejas.
    ¿Gaara está realmente celoso de Kiba y Matsuri?
    ufff eso es muy obvio ..claro k si...eso se llama amor....
    ¿No creen que Sai es un idiota con muy poco tacto?
    no k va (sarcasticamente)........claro k es un idiota y claro k no tiene tacto
    ¿Que se traerán Minato y Hiashi entre manos?
    jum mas problemas para los enamorados....pork no los dejan en paz.......y k sean felices
    esperare con ansias la conti
    sayo!!!!!
    cuidathe
     
  20.  
    pinkprincess

    pinkprincess Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    28 Octubre 2008
    Mensajes:
    135
    Pluma de
    Escritora
    Holaa! Por fin conti :)

    ¿Que creen que suceda ahora?
    Qué??!! Nooooo! T-T Como se pudo quedar embarazadaa?? Es que no saben que hay proteccioness!!!! >< Pobre Sakura :( Le ha tenido que doler eso... Anda que la otra, tiene menos tacto que una piedra ¬¬ Como se le ocurre soltárselo delante de Sakura?? Ainss... como están las cabezass.... u.u
    ¿Gaara está realmente celoso de Kiba y Matsuri?

    Muajajajaja! Siii! Si que lo está :P Que aprenda ¬¬
    ¿No creen que Sai es un idiota con muy poco tacto?

    Nooo! Solo Idiota :) xD Me parece supermono :p Con sus cariñitos y tooo esoo... xD Ino debería de ser más cariñosa también! xD
    ¿Que se traerán Minato y Hiashi entre manos?

    Noooo! No me digas que Naruto y Hinata son hermanos!!! Nooooo, porfisss!!

    Bueno, me tengo que ir ;) Por ciertooo... muy buen adelantoooo.... jijijii ..... XDDDD Nos vemos ;) Bss! Hasta el próximo sábadoooo! -3-
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso