[TCG] Mundo de las Cartas

Tema en 'Pokémon Rol Championship' iniciado por GalladeLucario, 17 Septiembre 2019.

Cargando...
  1.  
    Juanjomaster

    Juanjomaster Rey del colmillo

    Aries
    Miembro desde:
    24 Junio 2012
    Mensajes:
    2,324
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ian Lockhart

    No pude evitar sentirme mal cuando mencionó ser Mega-Blastoise, pues había olvidado la existencia de esa carta casi por completo. La había ido relegando por cartas que consideraba mejores y ciertamente a penas la había usado en una o dos ocasiones. Por supuesto, jamás me había preocupado por eso, pues consideraba que sólo eran cartas. ¿Había habitantes del mundo de las cartas que de verdad disfrutaban combatir? Supongo que era una buena forma de disipar un poco la monotonía del lugar. Además, parecía que Urko era cercano a mi época. Quizá aún no se había llegado a cansar de combatir.

    —Hey, lo siento Urko —me excusé—, pero supongo que tampoco hay mucho que pueda hacer ahora al respecto, ¿eh? —sonreí melancólico—. Pero es un lindo gesto que te alegres de verme; es un cambio de aires positivos. Los que se alegran de verme usualmente es porque quieren capturarme, je.

    >>Por cierto —me aclaré la garganta, yendo a lo que me interesaba—, por tu forma de hablar y lo entusiasmado que pareces estar con combatir, ¿Debo asumir que no llevas demasiado siendo una carta? Dime amigo, ¿De qué época eres?

    >> Hablar con Urko: ¿De qué época eres?
     
    Última edición: 1 Octubre 2019
    • Adorable Adorable x 1
  2.  
    GalladeLucario

    GalladeLucario Game Master

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    2,834
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Urko rió jovialmente.

    —Ya, ya, ¡ahora tienes la excusa perfecta, eh! Ahora no eres más que otra carta, ay. A saber quién nos tiene en su poder ahora. ¡A mí me gustaba ser tu carta, eras un duelista muy competente con tus cartas, aunque nos vieses como objetos de coleccionista, eh! Pero bueno, mira el lado positivo: así puedo saludarte, ¿es o no?

    ... madre mía, ¿lado positivo? ¿En serio se podía ser así de optimista?

    En cualquier caso, arrugó la nariz al oír la pregunta de Ian.

    —Oh, ¿de qué época soy? ¡Pues de la tuya, chaval! Aquí es difícil saber cuánto tiempo pasa en el mundo real, pero recuerdo que hace unos años vi un torneo de cartas y al duelista supremo Lion, ¡así que no debe de haber pasado mucho! Pero es curioso. No recuerdo gran cosa de mi vida antes de ser convertido en carta. Ni siquiera sé cómo es que acabé así. En fin, supongo que cuantas más vueltas le dé y cuanto más lo piense, ¡peor para mí, eh! Total, no es como si fuese a salir de aquí por pensarlo mucho, así que es mejor no pensar y dejarse llevar. ¡Al menos aquí tenemos compañía y vivimos eternamente, algo bueno tenía que tener!

    ... su optimismo es preocupante.

    Pero dijo algo curioso: no recordaba parte de su vida, ni cómo fue transformado en carta. Eso era raro, Fénix parecía recordarlo perfectamente. ¿Por qué él no? ¿Tendrá algo que ver con la época? ¿Tal vez a él le habían hecho algo distinto a lo que le hicieron a Fénix? A lo mejor los convertidores modernos borraban parte de la memoria...

    ... no, eso no tenía sentido, porque Ian recordaba perfectamente lo que había pasado. Entonces, ¿por qué Urko no...?


    >> Hablar con Urko: preguntarle algo (pregunta libre)
    >> Hablar con Fénix: preguntarle algo (pregunta libre)
    >> Charlar: niño pequeño vestido de forma antigua.
    >> Charlar: mujer grande.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  3.  
    Juanjomaster

    Juanjomaster Rey del colmillo

    Aries
    Miembro desde:
    24 Junio 2012
    Mensajes:
    2,324
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ian Lockhart

    Tsk, lo de Urko era muy raro. Rarísimo, de hecho. ¿No recordaba gran parte de su vida? Algo debía haberle pasado; eso, o me estaba ocultando algo. Pero no iba conseguir mucho más de momento, porque no sabía cómo presionar. Necesitaba recabar más información.

    Me despedí efusivamente de Urko y procedí a seguir hablando con el resto de personas que estaban allí. La siguiente persona que llamó mi atención fue una mujer grande; ésta vez no iba a hacer suposiciones sobre quién era, ya había visto que era malo para eso.

    ...cofcofSlowbrooWobbuffetcofcof.

    Charlar: mujer grande.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
  4.  
    GalladeLucario

    GalladeLucario Game Master

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    2,834
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    La mujer a la que se acercó Ian tenía la piel tersa, cuidada, y un cuello algo largo, que destacaba ligeramente. Al mismo tiempo, era de complexión grande, y pálida en todo su cuerpo. Llevaba ropas modernas... seguramente sería también de la época de Ian, más o menos.

    —... oh, hola, hijo —hablaba con mucha calma. Transmitía cierta paz...—. Encantada. Soy... Pay. Me apena enormemente verte aquí, cielo. Te estaba muy agradecida por haberme rescatado de aquella playa. Llevaba tanto tiempo sola, abandonada...

    Sacudió su cabeza.

    —Pero bueno, nada puede hacerse. Has caído aquí también tú, ¿eh? Pobre criatura... oh, olvidaba decirlo: soy la que conocías en el mundo real como "Lapras-Udan". Fui abandonada y perdida como carta hace un tiempo, hasta que tú me encontraste de nuevo, y me uniste a toda esta gente.

    >> Lamento haberme inmiscuido, pero... escuché tu conversación con Urko, y debo decir que mi situación es similar: no recuerdo gran parte de mi vida en los momentos previos a la transformación. Desconozco el por qué, sin embargo. Urko, tú y yo debemos ser más o menos de la misma época; los que son de otras épocas parecen haber sufrido destinos distintos, en su mayoría. Al menos ellos sí recuerdan lo que les pasó.

    Y suspiró, algo apenada.

    >> Hablar con Pay: sobre el antiguo dueño de "Lapras-Udan"...
    >> Hablar con Pay: preguntarle algo (pregunta libre)
    >> Hablar con Urko: preguntarle algo (pregunta libre)
    >> Hablar con Fénix: preguntarle algo (pregunta libre)
    >> Charlar: niño pequeño vestido de forma antigua.
     
    • Fangirl Fangirl x 2
  5.  
    Juanjomaster

    Juanjomaster Rey del colmillo

    Aries
    Miembro desde:
    24 Junio 2012
    Mensajes:
    2,324
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ian Lockhart

    Oh, era Lapras-Udan, aquella carta que había encontrado de casualidad en la arena, ¿Así que, de cierta manera, le había ayudado? Bueno, me alegraba por ello, supongo. Aunque dudaba que el suplicio hubiese mitigado demasiado; sin embargo, lo que de verdad llamó mi atención fue el hecho de que ella tampoco recordaba su vida antes de ser transformada. Aquello era demasiado extraño, ¿Qué era lo que lo provocaba? No podían ser los convertidores modernos, pues tanto Seur como yo conservábamos nuestros recuerdos. Entonces, ¿Qué lo provocaba?

    Aunque deseaba preguntarle algo a Pay, ¿Qué podía preguntarle a alguien que ya había admitido no poseer a penas memorias de su vida antes de ser una carta?

    ...

    Un momento, eso era. No recordaba su vida anterior a ser una carta, pero sus recuerdos posteriores deberían seguir intactos. ¿Qué podía servirme de su vida como carta? Seur había dicho... él había dicho que cuando las cartas combaten, tanto el cuerpo como el alma van a otra dimensión, y las personas pueden ver lo que vería la carta. Por tanto, Pay debería haber visto a su antiguo dueño alguna vez, ¿no? No parecía un dato útil en lo absoluto, pero por preguntar pues...

    >> Hablar con Pay: sobre el antiguo dueño de "Lapras-Udan"...
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  6.  
    GalladeLucario

    GalladeLucario Game Master

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    2,834
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    —... bueno, esto es un poco embarazoso. He hablado con la gente de aquí, de tu baraja, y parece que el anterior dueño de mi carta no te ha hecho precisamente favores. Se llamaba... Prince. Él estaba de camino, desde la capital, hacia una posada bastante alejada, porque ahí esperaba su objetivo. Tenía que atrapar a alguien, y... ese alguien, supongo, eras tú. De camino allí, me debí caer en algún momento, o me dejó olvidada, y quedé en aquella playa por largo tiempo.

    >> Prince no me usó demasiadas veces, pero, al menos, pude estar un tiempo con el resto de espíritus que él tenía. De entre ellos, sobre todo, destacaban tres chicos: dos de ellos eran mellizos, un niño y una niña, y el otro, algo mayor, era su hermano mayor. Ellos eran las cartas de "Latios", "Latias", y "Mega-Lati@s". Los favoritos de Prince. Eran niños engreídos que casi parecían estar disfrutando de su situación como carta, y vivían emocionados con la idea de combatir. Al parecer, ellos... eran nobles, parte de cuatro hermanos de una familia importante de hace muchos años, cuando las conversiones llevaban solo poco tiempo realizándose. Los chicos afirmaban que decidieron, voluntariamente, sellar sus almas en cartas para vivir para siempre. Habían decretado que las cartas de "Latios", "Latias" y "Mega-Lati@s" pasarían a manos del único de los hermanos que se "sacrificaría" y seguiría viviendo su vida normalmente... y luego, las cartas pasarían a sus hijos, y luego a sus nietos, y bisnietos... y así, perdurarían eternamente.

    >> Todo eso me hace pensar que... Prince debe ser un descendiente directo de aquellos chicos, y, por tanto, parte de una familia noble, aunque sean sus antepasados. Según aquellos niños, sin embargo, en su familia siempre nacían mellizos, así que... creo que Prince debe tener una hermana. Y eso casi puedo confirmarlo ahora, gracias a que estás aquí.

    >> No sé cómo de útil será esta información, pero... he comprobado de primera mano que el aspecto que toma este mundo depende de la persona que posee las cartas en el mundo real. Verás, cuando estaba sola, abandonada, me encontré en el vacío, totalmente a oscuras. Tal y como se puede ver que es el resto del mundo de las cartas fuera de aquí. Cuando tú me rescataste, y me uní a toda esta gente, el lugar era... agradable, pero extraño. Era una especie de ciudad, de edificios oscuros, vacía, pero grande, y... se disponía en una especie de semicírculo. Como si le faltase una parte. Con todo, era un lugar mucho más agradable que este plano desértico... y he ahí donde tengo algo que aportar: este lugar, el lugar en el que estamos, es exactamente igual que el lugar en el que estaba cuando era parte de la baraja de Prince. Sin embargo, no fue Prince el que te transformó, ¿verdad? Entonces... podría ser que este sitio... ¿sea la baraja de la hermana de Prince?

    >> S-Siento no poder aportar nada más, Ian. Espero haber sido de utilidad.


    >> Hablar con Pay: preguntarle algo (pregunta libre)
    >> Hablar con Urko: preguntarle algo (pregunta libre)
    >> Hablar con Fénix: preguntarle algo (pregunta libre)
    >> Charlar: niño pequeño vestido de forma antigua.
     
    • Fangirl Fangirl x 2
  7.  
    Juanjomaster

    Juanjomaster Rey del colmillo

    Aries
    Miembro desde:
    24 Junio 2012
    Mensajes:
    2,324
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ian Lockhart

    La sangre comenzó a hervirme nada más escuchar el nombre de Prince. Aunque sólo era un maldito perro de caza comandado por otras personas, había sido él quien me había dado caza directa estos días, y sobre todo, había sido él quien había convertido a Prince en carta. Y su hermana había sido la que me terminó capturando y convirtiendo en carta en la fábrica de cartas, por lo que le guardaba un enorme rencor a esa familia.

    Sin embargo, por lo que Lapras siguió contándome parecía que había miembros de su familia al menos tan insoportables como ellos: El grupo de pokémon Eon, aquel que había admirado tanto en mi primer combate contra Prince, resultó ser nada más y nada menos que antiguos nobles que muy posiblemente estuviesen emparejados con Prince y su hermana, sobre todo tras escuchar el dato de los mellizos. Al parecer, y por insólito que me resultase, había decidido convertirse en cartas para vivir eternamente, ¿Qué sentido tenía aquello? El mundo de las cartas, y específicamente la baraja de Prince y su hermana, no era más que un lugar vacío y oscuro, ¿Cómo podía alguien de verdad disfrutar algo como eso? No les conocía personalmente, pero ya me causaban repulsión.

    Pay comenzó entonces a contarme cómo era este lugar cuando la baraja me pertenecía, ¿Una ciudad con edificios oscuros, y una superficie incompleta? Me resultaba extraño imaginar algo como eso, pero no dejaba de tener sentido si veía la baraja como un tipo de reflejo del alma de su poseedor. ¿Quizá los edificios oscuros, el amplio lugar vacío y el semicírculo representaban el hecho de que carezco de recuerdos gracias al culto? Una manera de representar que, en realidad, soy una persona incompleta.

    ...Si es que siquiera soy una persona de verdad.

    —Descuida —asentí, con expresión seria, mientras trataba de procesar lo que me había contado—, ha sido cuanto menos interesante. Aunque desconozco si tendrá alguna utilidad práctica lo que me has dicho, al menos me ha esclarecido algunas cosas.

    Mi última visita fue a un niño, vestido de forma antigua, como si viniese de la misma época de Fénix. Me perturbaba un poco, debo decir.

    Charlar: niño pequeño vestido de forma antigua.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  8.  
    GalladeLucario

    GalladeLucario Game Master

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    2,834
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    No he puesto temas musicales en los otros, pese a que podría haberlo hecho, pero... este señor lo merece, aunque sea solo para él (?)

    Finalmente, Ian se acercó al pequeño muchacho que, por sus vestimentas, parecía ser también de una época antigua. El chico parecía reírse pícaramente al verle acercarse... y, de camino hasta él, alguien agarró del brazo a Ian con gran dureza.

    —... —no decía nada... era un tipo grande, desaliñado, con dientes afilados y enormes y larga cabellera, prácticamente desnudo, que estaba tirado en el suelo. Le miraba con unos ojos amarillentos, cargados de ira...

    —Ya, ya, déjalo, perrete —le dijo el niño, divertido ante la situación—. No me va a hacer daño.

    Y, de mala gana, el tipo le soltó, sin dejar de mirar a Ian con cara de pocos amigos.

    Se acercó, al fin, lo suficiente al niño. Era pequeño, bastante pequeño, con el pelo recogido en una corta coletilla y los ojos verdes y grandes. Multitud de aros decoraban todo su cuerpo: como pendientes pequeños, como un collar, como pulseras... y tenía el rostro pintado con diversos símbolos, en rojo.


    —¡Hola, hola, Ian-san! Ñehehehe. ¡Qué ganas de conocerte! Soy Farce, y ese de ahí es mi perrete. ¡Hihihi! ¿Te gusta tu nuevo hogar? Al principio es una mierda, pero luego te acostumbras y... —no pudo contener la risa, y estalló, escupiendo a Ian en el proceso en que emitía una carcajada más—. ¡Pffffhahahaha, es broma, es broma! ¡A esto no te acostumbras nunca, es una mierda lo mires por donde lo mires!

    Inclinó la cabeza a un lado, mirando a Ian, que parecía extrañado por la actitud de aquel chico.

    —¿Te resulta raro que hable tan bien tu dialecto y parezca ser tan antiguo? Ñeeeeh. No te confundas, yo soy más "moderno" que Fénix, pero vengo de mucho tiempo atrás. Lo que pasa es que soy un niño superdotado, y, como tal, pues aprendo rápido, claro. Aunque bueno, tú no sabrás nada de eso, de superdotado no tienes pinta. ¡Ñeeehehehehehehehe!


    ... ugh. Qué niño más... irritante.

    —Eeeeeeen cualquier caso, ¡hooooola! Soy.... redoble de tambor... ... ... se construye la tensión, señoras y señores... ¡HOOPA! ¡Mwehehehehe, apuesto a que lo imaginabas! Esa carta es fantástica, mi alma me va como anillo al dedo.

    >> ... ¿¡lo pillas!? ¡¡ANILLO!! ¡HAHAHAHAHAHA! —miró entonces al tipo mudo, que seguía observando en la lejanía—. ¡Perrete, ríete, hombre!

    —... —sin variar su expresión de desagrado, con esfuerzo, el otro tipo esbozó una sonrisa muy forzada, mostrando los dientes, que parecían... e-ensangrentados, probablemente por su propia encía, pero... ugh...

    Sin embargo, Farce siguió riendo.

    —¡Ay, que me meo! Ay... en fin, Ian, ¿qué puedo ofrecerte? Hum, no suelo dejar que plebeyos como tú me hablen gratis, y mucho menos respondo a sus preguntas, pero supongo que haré una excepción contigo, ¿no? Por eso de que eras el que tenía mi carta, y bla, bla, bla. Pero no te acostumbres, ¡que ahora eres uno más! Me pregunto qué carta serás. Un Caterpie o algo así, bien triste, ¡seguro! ¡Hihihihihi!

    >> ¡Perrete, ríete, que este tipo es un Caterpie!

    —...

    M-Madre mía.


    >> Hablar con Farce: sobre él y "perrete"...
    >> Hablar con Farce: preguntarle algo (pregunta libre)
    >> Hablar con Pay: preguntarle algo (pregunta libre)
    >> Hablar con Urko: preguntarle algo (pregunta libre)
    >> Hablar con Fénix: preguntarle algo (pregunta libre)
     
    • Ganador Ganador x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  9.  
    Juanjomaster

    Juanjomaster Rey del colmillo

    Aries
    Miembro desde:
    24 Junio 2012
    Mensajes:
    2,324
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ian Lockhart

    Lo que había pasado los ultimos minutos era, dentro de todo lo que ya me había pasado, bastante surrealista. Cuando intenté acercarme al chico un hombre con aspecto se bestia me sujetó fuertemente por la pierna, y estuve seguro de que iba a rompermela de no ser porque el niño le detuvo.

    Y ese niño resultó ser nada más y nada menos que... Hoopa. Sus aires tenía, ciertamente. Con esa coleta y anillos. Y por tanto, aquel al que llamaba perrete debía ser... Hoopa desatado. Que irónico, la versión mayor y desatada de la carta no era más que un simple esclavo sin cerebro de su versión infantil.

    Hoopa era... desagradable. Aunque en realidad se estaba "comportando bien conmigo", en verdad podía notarse lo que sus palabras querían decir a cada momento. El hecho de que me escupiese en la cara al reírse tampoco ayudó. Pero no podía aún así desaprovechar una oportunidad como esa.

    Farce parecía, sin duda, ser la persona que podía despejar algunas de mis dudas.

    —De acuerdo Farce, me has contado un poco sobre ti. Pero me gustaría saber quiénes eran Farce y "perrete" antes de ser convertidos en cartas.

    Ugh, esto iba a ser complicado. Pero mientras aquel animal no me matara, podría manejarlo.

    Hablar con Farce: sobre él y "perrete"...
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  10.  
    GalladeLucario

    GalladeLucario Game Master

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    2,834
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Farce rio mientras miraba a "perrete".

    —¡Ah, te interesa él, eh! Hehehe. Perrete es mi perrete. ¡¡Qué más quieres que te diga!! —y volvió a reír, escandaloso, como si fuese aquello lo más divertido del mundo—. Nah, que sí, que te cuento. Pues verás, ¡yo fui un niño huérfano en mi época, pero me hice rico gracias a mis habilidades! Hehehe. En mi época, llegué a fundar y crear una organización criminal. Nada, hacíamos poca cosa: robar, asesinar por encargo, en fin, lo normal. Era un niño muy listo, ¡y lo sigo siendo! Así que lograba granjearme los favores de todo el mundo, y por eso me hice el líder todopoderoso del mal. ¡Me pega, a que sí!

    >> La cuestión es que, una vez, secuestramos a uno de los hijos de una familia noble, para chantajearles. Yo ya era conocido en todas partes, y era respetado por los demás nobles estirados y tal, ¡pero esa familia no me respetaba! ¡Tsk! Así que quise darles una lección... pero, ¡bam!, mis subordinados, bien estúpidos, secuestraron al hijo equivocado. Y se trajeron al mayor, desheredado y odiado por su familia entera por haber nacido con un... cerebro un poco... ehm... frito, vaya. ¡No hay más que verlo, neuronas le quedan pocas! ¿A que sí, perrete?

    —... —perrete solo le miraba, sin hablar ni hacer ningún gesto.

    —Hihihi. Pero bueno, aunque no me sirvió mucho para chantajear a la familia, resultó estar taaaan falto de cariño que se apegó mucho a mí. ¡Y empezó¡ a actuar como mi perrete! Era mi esclavo, básicamente, ¡una maravilla! Desde entonces, estuvo todo el tiempo protegiéndome y haciendo mis trabajos sucios, ¡y era letal! Mucho mejor que cualquiera de esos subordinados.

    ... vaya. Así que Farce era, hum... una especie de gangster antiguo. P-Pero, ¿cuántos años tenía? ¿No era muy... pequeño para ser el líder de una mafia? Uhm.

    Farce suspiró.

    —Bueeeeeno, al final me terminaron pillando. No fue mi culpa, eh, en absoluto. Fue porque se infiltraron entre mis subordinados y me tendieron una trampa. Tché. Cuando me atraparon a mí y a perrete, me condenaron a la sepultura en el mundo de las almas, y pretendieron ganar méritos al "devolverle" a perrete a su familia. Sin embargo... perrete no quiso, y se "inmoló". Se acabó entrometiendo en la transformación, y, como resultado, él fue sepultado conmigo.

    Oh. Parecía que, en el fondo, esos dos se tenían mucho cari-

    —¡Hahahahahaha, hay que ser tonto, perrete! —... desde luego, ese niño no tenía remedio—. ¡Mira que suicidarte de ese modo! Como se nota que eres medio lelo, ¿eh? Hihihihihi.

    >> Bueno, a lo que vamos. A ti lo que te interesa de todo esto es... saber que las almas cambian. Bueno, esa es mi teoría, al menos, y si es mi teoría, ¡eso es porque es cierto! El ejemplo es perrete: él no me conocía de nada, creció en un familia independiente a la mía, pero, por azares del destino, terminamos siendo cercanos. Y ahora resulta que mi alma y la suya están ligadas: yo soy Hoopa, y él, Hoopa-Desatado. Evidentemente no estábamos ligados de nacimiento, así que de eso deducimos que las almas pueden cambiar, el aspecto del pokémon que la representa refleja a la persona no ya de forma inamovible, sino según vaya evolucionando en su vida. ¡Y eso es muy interesante! O sea, piénsalo: tú igual eres un Caterpie penoso, pero, tal vez, si te hicieses más fuerte en el mundo real, ¡acabarías siendo un gran Giratina!

    >>... ah, pero claro, no puedes, ¡¡porque ya has sido transformado!! ¡Jaaaaa, qué triste tu vida!

    ... bueno, por molesto que fuese Farce, aquello era interesante, cuanto menos.

    Gracias a las distintas conversaciones que había tenido, Ian, ahora, había sacado varias conclusiones...

    Los humanos tenemos un "alma", una manifestación con forma de lo que llamamos "pokémon" que está representada en el mundo de las almas, como una existencia paralela a la nuestra.
    Las almas dependen de cada persona, pudiendo cambiar en distintos aspectos o distintos pokémon según cómo la persona se desarrolle en su vida. Cuando crece la persona, puede crecer el alma.
    Existe desde tiempos inmemoriales la posibilidad de "cambiar" la ubicación de cuerpo y alma. El cuerpo, la persona, es recluida en el mundo de las almas, mientras que el alma es llevada al mundo de los humanos.
    Como las almas no tienen forma física tangible, adoptan la forma de objetos en los que son encerradas, albergando todo su poder ahí. Antiguamente, como castigo, se recluía en piedras a la gente; hoy en día, se hace en cartas.
    Es posible transmutar el alma de un objeto a otro, de alguna manera.
    No parece conocerse forma de salir del mundo de las cartas o de las almas; los encerrados aquí no envejecen, como si el tiempo no pasase, y nadie ha logrado, nunca, salir.
    El mundo de las cartas no tiene forma definida, es completamente oscuro y vacío. Solo adquiere forma cuando el objeto en el que se ubica el alma (una carta, en la actualidad) está en posesión de alguien, y tomará una forma acorde a ese alguien.
    Cuando varias almas, en el mundo humano, están juntas (por ejemplo, varias cartas en una baraja), los humanos recluidos en el mundo de las almas pueden interactuar entre ellos.
    Al ser usadas para combatir las cartas, los humanos recluidos son transportados a otra zona, en la que pueden ver parte de lo que sucede en el mundo real e interactuar con los humanos correspondientes a las otras cartas usadas en el duelo.
    Quienes son recluidos y generan cartas hoy en día no parecen recordar partes de su vida, mientras que quienes fueron recluidos tiempo atrás lo recuerdan perfectamente. Seur e Ian, sin embargo, son excepciones a esa regla.


    Sí, todo eso estaba muy bien, pero... ¿de qué servía? ¿Por cuánto tiempo... estaría ahí? ¿Cómo iba a salir? Por mucha información que recopilase... estaba... atrapado.


    Punto de guardado.

    La historia de Ian no puede proseguir de momento; podrá interactuar todo lo que quiera con Farce, Pay, Urko o Fénix, pero no podrá seguir avanzando por el momento. Se requiere que otras historias progresen para que la de Ian pueda progresar.

    >> Hablar con Farce: preguntarle algo (pregunta libre)

    >> Hablar con Pay: preguntarle algo (pregunta libre)
    >> Hablar con Urko: preguntarle algo (pregunta libre)
    >> Hablar con Fénix: preguntarle algo (pregunta libre)
     
    • Ganador Ganador x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  11.  
    Juanjomaster

    Juanjomaster Rey del colmillo

    Aries
    Miembro desde:
    24 Junio 2012
    Mensajes:
    2,324
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ian Lockhart

    Así que las almas podían cambiar si experimentábamos una evolución o cambio importante como personas, ¿Eh? Por supuesto, eso sólo debía aplicar antes de ser convertido en carta. De otra manera, cada cierto tiempo las cartas de los duelistas se verían alteradas y eso desataría confusión. O quizá es que dentro del mundo de las cartas, un lugar tan inamovible donde ni el tiempo pasaba, era muy difícil experimentar ese cambio.

    Tsk, fuese como fuese, eso no cambiaba el hecho de que no tenía idea alguna de como salir de allí. Sin embargo, en un lugar donde el tiempo no fluye, lo último que podía hacer era rendirme. Seguiría atosigando a todos con preguntas, hasta que lograse dar con algo, o hasta que se hartasen de mí. Además, así podía conocer realmente el mundo de Valm.

    —Fénix —saludé, habiéndome alejado de Farce y su "perrete" y vuelto con el viejo—, quería preguntarte ¿Qué fue lo que descubriste?
     
    Última edición: 19 Octubre 2019
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso