Tarde de Aburrimiento

Tema en 'Relatos' iniciado por Coraline Rosée, 23 Noviembre 2010.

  1.  
    Coraline Rosée

    Coraline Rosée Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    7 Febrero 2009
    Mensajes:
    240
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Tarde de Aburrimiento
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    582
    Otro FF, sí. Este es para ''Ábreme de par en par'', actividad del taller literario.
    Y, siendo sincera, me encanta participar en esto, me da juego cuando no sé qué escribir.

    Allá voy con esto.
    primero dejo la ficha para mi archivo.

    Título: Tarde de Aburrimiento
    Fandom: Original
    Summary: La pequeña Lily y su hermano están en casa, se aburren, ya que llueve. Pero no hay nada como jugar a las escondidas.
    Pareja: ----
    Tipo: Mini-relato
    Clasificación: +13 ¿? No estoy segura, pero si no les gusta el terror no lo lean
    Advertencias: Algo de escenas de terror.
    Género: Suspense/Terror



    Y ahora sí, la historia. Espero que les guste.

    TARDE DE ABURRIMIENTO

    1... 2...3...

    17...18...

    38...39...40

    — Ya voy, Lily— anunció el joven Louis.

    El muchacho, rubio de ojos oscuros, comenzó su camino por la enorme casa. Poco a poco avanzaba por escaleras y pasillos, registrando una por una las habitaciones en la búsqueda de su pequeña hermana.

    —¿Lily? ¿Dónde estás? ¿Lily?

    Pero nadie respondía a la cada vez más desesperada llamada del muchacho de 12 años.
    Ya subía las escaleras hacia el segundo piso. Poco a poco... intentndo hacer el mínimo ruido posible, aún cabía la posibilidad de que Lily no se hubiera escondido. Tal vez por aquello mismo era por lo que ella no contestaba.

    Su respiración se iba agitando a medida que no hallaba el paradero de su pequeña y querida hermana. Tan solo tenía apenas los 8 años...
    Aquella tarde estaba solos en casa. No podían salir al jardín a jugar como acostumbraban, ya que la lluvia golpeaba violentamente los cristales amenzando con dejar caer rayos.
    ¡Qué verguenza para Louis si sus padres se enteraban de que no era capaz ni de cuidar de su propia hermana menor!

    No escuchaba absolutamente nada. Caminando más rápido, llegó al pie de las escaleras que daban al desván, lugar al que jamás habían subido ninguno de los dos hijos del matrimonio Louvre.

    Desde ahí... ¡sí! Una voz... La voz de Lily, que le llamaba. La voz medio desvaída por el eco y la distancia, pero era la de ella.

    — ¡Lily! — exclamó el niño mientras subía aceleradamente las escaleras.
    Llegó pronto a la puerta, mas no podía abrirla, ¡maldición! Estaba cerrada.

    Giró nerviosamente el pomo de la trampilla una vez y otra en ambas direcciones.
    Empujó la trampilla hasta liberarla del peso que tenía colocado encima.
    Por fin, logró acceder a la amplia estancia que ocupaba todo el techo de la mansión.
    Era baja de altura, pero sin problemas para un niño de su edad.
    Nadie...
    La ventana estaba abierta, la lluvia penetraba a la casa y comenzaba a formar un charco por el suelo que no tardará en filtrar hasta pisos inferiores.

    Louis hizo ademán de cerrarla, pero decidió echar un vistazo antes.

    Y nunca olvidaría lo que vio.
    Sí, era ella... Lily...

    Tendida en el césped del jardín, con una espada atravesándola.
    A su alrededor un charco de sangre mezclado con agua de lluvi.
    Sus ojitos azules abiertos de par en par. Y una expresión de terror en su blanca piel.

    Todo en aquella tarde... La tarde de lluvia. La tarde en la que Lily fue asesinada.

    FIN

    Espero que les haya gustado!

    saludos
    Yuki
     
  2.  
    Quelconque

    Quelconque Usuario popular

    Virgo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2004
    Mensajes:
    796
    Pluma de
    Escritor
    Gracias por participar de la actividad, ya vengo a importunar.

    En mi opinión, salvo algunos saltos en la narración que hacía que me perdiera entre comentarios tangenciales/complementarios al cuento y la narración del momento; el suspenso estuvo bastante bien manejado, pero la conclusión se me hizo... accesoria.

    Me explico, me tenías bien concentrada en lo que hacía el personaje, en cada uno de sus movimientos y estaba incluso alerta a lo que pudiera ocurrir, pero al final, toda la tensión se laxó porque apresuraste el final, pusiste un arma que el lector no sabe por qué está ahí, si tiene un motivo de ser o no y no se entreve en el relato cómo o por qué podrían querer asesinar con una espada, ni más ni menos, a una niña de menos de 10 años. O sea, claro que un cuento puede ser todo lo ficción o tan acercado a la realidad como uno quiera, pero esto no está ni en lo uno ni en lo otro; siento que fue lo más cómodo terminarlo así que entretejer una trama.
    Por ejemplo, retomando lo que te dije sobre los comentarios que hacía el chico y la acción del momento en que buscaba a su hermana, pudiste dejar entrever pistas como que había escuchado ruidos extraños días antes, que la ventana de otro cuarto en el que buscaba estaba entreabierta, que se escuchaban portazos, que hubo un sonido de pasos apresurados y corrió hacia donde los había escuchado sólo para ver otra ventana abierta por donde entraba la lluvia de lleno, y al cerrarla se dio cuenta de que había un rasguño profundo, fino, como hecho por un cuchillo, en el marco de la ventana, etc., etc.

    Mmm... además el título del cuento no me convence en absoluto. Digo, sí, el motivo por el que empezaran a jugar fue por aburrimiento, pero creo que hay elementos más importantes a tomar en cuenta que ése móvil inicial.

    Te recomiendo leer la Tesis sobre el cuento de Ricardo Pligia (no te espantes, no es un texto demasiado largo aún teniendo ese título tan intimidante), donde puede darte luz sobre el asunto de las dos historias que deben desarrollarse en un cuento.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso