de Inuyasha - Tan sólo Aléjate

Tema en 'Inuyasha, Ranma y Rinne' iniciado por aLeTheia_anGeL, 12 Septiembre 2010.

  1.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    360
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Tan sólo Aléjate
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1625
    Tan sólo Aléjate

    Fandom: Inuyasha.
    Titulo:
    Tan sólo aléjate (A falta de un título mejor xD)
    Canción:
    Aléjate de mí de Camila.
    Pareja:
    Rin – Sesshomaru.
    Cantidad de letras: 1303.
    Advertencia:
    No estoy segura pero preferible avisar, supongo que algo de Ooc.

    Tan sólo Aléjate


    Hace cuatro años que ellos tenían una relación; el decir que eran una pareja perfecta era prácticamente mentir ya que sus personalidades eran muy opuestas: él era de carácter frío y algo inexpresivo y ella muy risueña y amable con todo el mundo. Pero algo que tenía esa chica llamó la atención en aquel hombre; se conocieron en una cafetería cerca al lugar dónde él trabajaba, ella era la mesera del lugar y siempre lo atendía con una sonrisa. Finalmente se limitó a preguntarle si alguna vez deseaba salir a caminar con él y ella aceptó con esa alegría que la caracterizaba.

    A partir de ahí pasó algún tiempo para que él “rompiera el hielo” y se animara a formalizar la relación, por ello muchos decían que ella lo había cambiado pero la realidad era muy diferente.

    Aléjate de mí y hazlo pronto antes de que te mienta.
    Tu cielo se hace gris, yo ya camino bajo la tormenta.
    Aléjate de mí, escapa ve que ya no debo verte.
    [FONT=&quot]Entiende que aunque pida que te vayas, no quiero perderte[/FONT]

    No hacía más de dos semanas que él ya no se pasaba por la cafetería y eso obviamente la empezó a preocupar. Esa tarde pidió permiso en su trabajo para visitarlo a su oficina antes de que llegara su hora de salida; todos los empleados ya sabían de la “amiga cariñosa” que el joven Taisho tenía así que la dejaron entrar sin problemas. Tocó la puerta y se oyó su voz dejándola ingresar.

    —Buenas tardes señor ¿Cómo ha estado? —le dijo ella siempre con aquel respeto en sus palabras, a pesar de que era su novio aún le gustaban las formalidades.
    —Rin ¿Qué haces aquí? —le respondió cortante y sin voltear a darle la cara.
    —Me preocupé por ti, ya no te pasas a verme —caminó hasta tomar asiento frente a su escritorio pero él seguía mirando a través del vidrio.
    —Vamos… —y diciendo esto se puso de pie para caminar hasta la puerta y abrirla.
    —¿A dónde vamos? —sonrió amorosamente pensando que saldrían a caminar un rato.

    Sin responderle tomó la gabardina que estaba colgada en el perchero y se lo tendió.

    —Ten, ha empezado a llover —hasta que por fin se digno a fijar su ambarina y seria mirada en la de ella.
    —Está bien, vamos —ya sabía cómo era él por lo que sólo tomó el abrigo y se lo puso.

    Pero aunque no lo haya mencionado, Rin pudo notar una profunda tristeza en los ojos de Sesshomaru.

    La luz ya, no alcanza...
    No quieras caminar sobre el dolor descalza...
    Un Ángel te cuida...
    Y puso en mi boca la verdad para mostrarme la salida...

    Desde la mañana ya se sentía que el clima iba a cambiar así que la llovizna en estos momentos no era de extrañarse. Caminaban por la mojada vereda del parque, él iba adelante, ella detrás mirando cada árbol y cómo las gotas repiqueteaban en cada hoja. De pronto Sesshomaru detuvo su caminar y volteó a verla. Ella sin percatarse siguió caminando por lo que chocó contra su pecho, levantó su cabeza sonriéndole un poco sonrojada.


    —Lo siento —y sin más que decir se recostó en su pecho. Se sentía tan cálido que deseaba permanecer así por la eternidad.

    —Ya no podemos seguir juntos Rin —le dijo la verdad sin medir la gravedad que sus palabras le causarían.


    Ella se apartó bruscamente de él y lo miró incrédula, como si “la broma” que le acababa de decir no era precisamente divertida.


    Y aléjate de mi amor...
    Yo sé que aún estas a tiempo...
    No soy quien en verdad parezco...
    Y perdón no soy quien crees yo no caí del cielo

    —¿Por qué me dices esto? ¿Hice algo mal? —se sentía a morir. No podía creer lo que él le estaba diciendo.

    —No, las cosas se me están complicando y no tengo tiempo para estar metido en una relación —trataba por todos los medios que su faceta de ser hostil saliera a relucir, en verdad lo estaba intentando, por ello no deseaba mirarla a la cara.

    —Pero… Sesshomaru, yo… —era inútil, por más que se esforzaba las lágrimas desbordaban por el contorno de sus mejillas.

    —Es mejor que te alejes, no puedo seguir con esto —no deseaba decirle la verdad, sería humillante y a la vez triste.


    Qué ironía, jamás se había preocupado por lo que significaba sentirse triste, pero ahora llega ella a su vida dándole la oportunidad de ser algo diferente y al final de todo, tristeza es lo único que está experimentando.


    Si aún no me lo crees amor...
    Y quieres tu correr el riesgo
    Verás que soy realmente bueno
    En engañar y hacer sufrir
    A quien más quiero…

    —¡No quiero! ¡No voy a apartarme de ti hasta que me des una buena razón! —pidió ella a gritos y con una furia contenida. Hasta ahora él nunca la había visto tan molesta.

    —Haz lo que quieras, ya te di mis únicos motivos —y seguía sin mirarla, sí quería convencerse a sí mismo que era lo mejor eso debía hacer… no mirarla.

    —¡Sesshomaru, yo te amo! ¡¿Por qué me dices esto?! —exclamaba con mucha impotencia, sus sentidos parecían desmoronarse cada segundo que pasaba.


    Aquella frase fue la gota que rebalsó su paciencia; ella seguía llorando tapando su rostro con sus manos. De pronto sintió un abrazo cálido que la cubría, levantó su rostro y le pareció ver algo sorprendente: ¿acaso él también lloraba? No, no podía ser. A pesar de que él permanecía mirando de frente debía ser la lluvia que se deslizaba por su tan perfecto rostro la que causaba aquel efecto.


    —Hay algo que no sabes de mí, lo mejor es que hagas tu vida con alguien normal —y la verdad agradecía internamente a la llovizna de esta tarde, no permitiría que nadie jamás lo vea tan vulnerable… ni siquiera a ella.

    ¿Normal? —aquella palabra pasó por la mente de la chica varias veces. ¿Qué trataba de decir con eso? —Es que yo… soy incapaz de ver a otro hombre en tu lugar.


    Aléjate de mí pues tu bien sabes que no te merezco
    Quisiera arrepentirme, ser el mismo y no decirte esto
    Aléjate de mi, escapa, vete ya no debo verte
    Entiende que aunque pida que te vayas no quiero perderte.

    —¡No Rin! ¡Entiende que no puedo! —de pronto su pacifica pose cambió, ya no soportaba el tener que repetírselo a cada momento. Ella debía entender de una vez.

    —A qué te refieres con “normal” —preguntó de frente, no podía sacarse esa palabra de su mente.

    —Nada que te incumba, es mi problema —y nuevamente prefirió alejarse de ella y darle la espalda.

    —¿Las cosas van a quedar así? —sus lágrimas salían en mayor cantidad, se había dado cuenta que ya no había marcha atrás.
    Y aléjate de mi amor...
    Yo sé que aún estas a tiempo...
    No soy quien en verdad parezco...
    Y perdón no soy quien crees yo no caí del cielo

    —Adiós Rin —y diciendo esto último emprendió su caminar con las manos metidas en ambos bolsillos.

    —¡Sesshomaru! ¡Sesshomaru! —gritaba ella sin parar, la voz se le iba apagando, las lágrimas no dejaban de salir y ella seguía gritando el nombre de aquel chico que jamás dejaría de amar —Sesshomaru…


    Él ya se había alejado lo suficiente, la lluvia ya había parado. Doblaba la esquina cuando no pudo más y se apoyó en una pared escondiendo su mirada en su plateado flequillo; se podía ver como apretaba los dientes de la impotencia y raíz de esto temblaba un poco.
    [FONT=&quot]

    —Prefiero esto a que en seis meses lloré por mí en una tumba… Leucemia… Qué estupidez —se dijo a sí mismo antes de volver a caminar, no sin antes haberse limpiado aquella agua salina que por primera vez invadió su rostro.

    [/FONT]
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Andreína

    Andreína Usuario VIP

    Virgo
    Miembro desde:
    6 Marzo 2010
    Mensajes:
    717
    Pluma de
    Escritora
    Re: Tan sólo Aléjate

    Hola.

    Vi un error de ortografía, pero no me importa, por primera vez, no me importa. Seré sincera, adoré el texto. Es algo original, que no se lee todos los días. Muy pocas veces leo un SessxRin, y admito que la mayoría de las veces no termino de hacerlo, pero esta vez, esta vez por pura casualidad me atreví a terminarlo, y me gustó.

    Una trama muy interesante, un contenido triste pero refrescante. ¿Sabes? Sería lindo que hicieras un Fanfic de ésto. Me parecería algo agradable. Y ten por seguro, que hastayo, una SessxKagFan hasta la médula, lo leería, porque sería algo lindo que leer.

    Ya lo dije, adoré el tema. Te felicito, y sigue adelante.

    Saludos, Aneiina.
     
Cargando...
Similar Threads - Aléjate
  1. zakustars
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    1,823

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso