[Superpoderes para navidad] El viajero errante del tiempo.

Tema en 'Fanfics abandonados TV, Cine y Comics' iniciado por LuKe, 23 Diciembre 2015.

  1.  
    LuKe

    LuKe Usuario popular

    Géminis
    Miembro desde:
    4 Diciembre 2004
    Mensajes:
    508
    Puntos en trofeos:
    208
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    [Superpoderes para navidad] El viajero errante del tiempo.
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1412
    Si estas leyendo esto, significará que ya no estoy aquí. Mejor dicho, ahora. He decidido escribir esta carta para dejar constancia de mi existencia. No se cuanto tiempo tengo antes de dejar de escribir. Si no lo lees tu, probablemente lo lea otra persona, en otro tiempo. Eso en el mejor de los casos, si hay alguien para leerlo. Te contaré mi historia.

    Todo comenzó mis primeras Navidades del 2015. 25 de diciembre. Toda la casa bullía de alegría. Mis padres, mis hermanos, los tíos del pueblo habían venido a desayunar… Yo me levanté de la cama alegre, con espíritu navideño. Me encanta la navidad, y todo lo que ello trae. Las fiestas, los regalos, la decoración, estar con la familia… No sabía que eso se convertiría en la montaña rusa que me dejó como estoy.

    Por muy ilusionado que estuviera, esa mañana desperté con una sensación extraña. No sabía exactamente el qué, pero no era como siempre. Me levanto de la cama y me pongo la bata de casa. Ya comenzaba a hacer frio por esas fechas, así qué que menos que abrigarse. Pero, una vez que me puse la prenda, levanté la persiana. Y para mi sorpresa, la luz me hacía un poco de daño a los ojos. Normalmente te acostumbras al rato, pero a mí no me pasó eso. Es más, veía todo un tanto borroso. En cambio, oía todo lo que decían en el piso de abajo sin problema. No me preocupé demasiado, y fui a bajar las escaleras.

    Entonces todo se torció. En cuanto entré en la cocina, vi a toda mi familia sentada a la mesa, desayunando dulces navideños, vestidos con el pijama con renos que nos regaló la abuela. Saludé con una amplia sonrisa. Me fui a por el café a la mesa, y de repente me vinieron unas ganas de estornudar increíbles. Me llevé la mano a la boca y dí la vuelta para no estornudar a nadie en la cara. Me vino el estornudo, y me encorvé de lo fuerte que era.

    -¡Achusss!

    Me mareé y todo de lo fuerte que había sido. Al momento todo se volvió negro, no entraba luz de la ventana. Fui a quejarme a quién hubiese bajado la persiana de golpe, cuando me giro y veo que no hay nadie en la mesa. Que extraño. Recorro la vista por todos lados, era imposible que se hubieran ido en un segundo. Mi mirada se cruza con el reloj del microondas y me quedo de piedra. Eran las dos de la mañana. ¿Estaba sonámbulo, y me había imaginado todo? Ni idea, nunca me había pasado nada parecido.

    Por raro que fuera, tenía una actividad en el cuerpo fuera de lo normal. Quería hacer de todo, salir a correr, jugar al baloncesto, cazar algún ratón… Sí, en el momento me quedé alucinado por haber pensado eso. “¿Qué me está pasando?” pensé. Fui a subir las escaleras de casa de nuevo, a ver si estaba la gente en la cama.

    Subí un peldaño, y me vinieron otras ganas increíbles de estornudar. ME puse la mano y:

    -¡Achusss!

    Levanto la mirada y… Toda mi familia está sentada a la mesa del comedor. Pero lo peor es, que están cenando. Todos andan cantando villancicos y dando palmadas, como si nada raro pasase. Corro al comedor y agarro a mi tía por el brazo, con cara de asustado.

    -¿Qué está pasando aquí? – Mi tía me miró con una sonrisa.

    -Estamos a punto de cenar, estábamos esperándote –No parecía extrañada por nada, era como una navidad cualquiera.

    Me asusté tanto que no podía moverme. Lo único que podía hacer era mirar de lado a lado, a ver si había algo diferente. Y me vino otro estornudo.

    -¡Achusss!

    Que sorpresa la mía, cuando vi una explanada con montañas al fondo. Mi casa había desaparecido. No se veía nada aparte de vegetación, ni la ciudad, ni nadie. Era como… Como si todo hubiese desaparecido. Como si nunca hubiese existido. Entonces, con el terror que sentía mi cuerpo, todo encajó. El cambio de hora, las distintas comidas, ahora un páramo yermo…

    ¡Estaba cambiando de tiempo! Y casualmente, cada vez pasaba después de los estornudos. Ya decía yo que no eran muy normales. Pero entonces por qué no era como en las películas, que van de aquí para allá por ciudades y demás. Parecía que tenía algún tipo de capacidad de moverme a través del tiempo, pero no en el espacio. No era tan útil, incluso es peligroso. Me senté en la hierba, pues no tenía nada mejor que hacer, hasta que estornudara de nuevo. Deseé que no construyeran ningún edificio donde estaba y apareciera en el hormigón, moriría al instante.

    -¡Achusss!

    Y vuelta a cambiar. Esta vez me encontré en un bosque inmenso. Unos árboles de diez metros o más, como edificios. Las plantas eran todas exóticas, nada que hubiese visto antes. Me costaba un poco respirar. Era pleno día, el sol estaba encima mío. Y como nadie dijo que podrían pasar más cosas raras, me entraron ganas de dormir. Muy oportuno. Pero el sol tenía un efecto somnoliento en mí. Me acosté en el suelo y me dormí, deseando el momento en el que un estornudo me llevara a la civilización.

    Como crees que me desperté. La cosa más extraña, escalofriante, traumática que había vivido, más que la transportación. El susto que me llevé no era normal.

    Caía la tarde, apenas el crepúsculo había comenzado, cuando desperté en un árbol. Pero no en una rama echado. Tenía los pies apoyados en la rama, y mi cuerpo se balanceaba boca abajo. No me caí de milagro del susto. Pero para añadirle más, cuando abrí los ojos no solo tenía el suelo enfrente mío, sino un Tiranosaurus-Rex lanzando dentelladas a mí.

    No le deseo esta sensación a nadie. Despertar así… Yo casi me caigo de la rama a las fauces de aquella bestia. No se cómo, pero conseguí subirme a la rama. Por suerte, el árbol era mucho más grande que el Tiranosaurus y, por mucho que saltara, no podía alcanzarme.

    Me apoyé en el árbol, intentando calmarme. Entonces me vino otro.

    -Achusss

    Me desperté en mi cama. No sabía como había llegado hasta allí. Recordaba la horrible experiencia que había tenido, y estaba muerto de miedo. De golpe me vinieron todos los temores que no había sentido. Creo que suelen llamarlo shock traumático, cuando no reaccionas a las desgracias que te ocurren. Pero en ese momento me vinieron todos los horrores imaginables que podían haberme pasado.

    Miré la hora en mi móvil. Eran las diez de la mañana del 25 de diciembre de 2015. Pensé que todo era un mal sueño. Ya estaba despierto, no tenía que temer. Pero había sido tan real… Qué peligrosa es la mente humana.

    Me vestí con la ropa de calle, curiosamente tenía un frio impresionante. Notaba mi piel muy suave, pero débil.

    Y no puedo contar mucho más. Lo siguiente que paso fue ver la sonrisa de todos mis seres queridos. Esas sonrisas que recordaré por toda la eternidad. La última vez que las ví.

    En cuanto me vino el estornudo, fue una locura. Mi percepción del tiempo se desdobló como una masa de galletas por un pastelero. No sabía en que tiempo estaba, en que hora, siglo, año, década…

    Escribo esta carta para dejar constancia de mi existencia. No tengo ni idea de cómo funciona la dimensión del tiempo. ¿Alguien me recordará? ¿Habré existido alguna vez?

    No puedo decirte cuantos años tengo, puesto que he viajado tanto que no controlo mi propio tiempo de vida. Para mí ha sido una eternidad. Y este maldito resfriado no se cura de ninguna forma. He de decir que conseguí en la antigua Grecia a controlar un poco cuando estornudo, pero nunca se cual es mi siguiente destino.

    Una última cosa. Hay un patrón que suelo ver en cada tiempo. No sabría explicarlo, pero algo hay que me sigue. ¿Cómo me van a seguir por el tiempo? Mi percepción me dice que no es algo amigable. Tengo miedo por lo que pueda ser. Si he quebrantado las leyes del tiempo, y algo me persigue para hacérmelo pagar… No puedo ni imaginar el destino horrible que me depararía.

    Siempre me quedará el recuerdo de mis últimas navidades. No he vuelto a coincidir en esa fecha, sea el siglo que sea. En mi recuerdo quedaron, y eso no me lo podrán quitar.

    El viajero errante del tiempo.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Creativo Creativo x 1
  2.  
    Fenix Parker

    Fenix Parker Spider-man Comentarista destacado

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Noviembre 2011
    Mensajes:
    2,172
    Puntos en trofeos:
    451
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Me gustó bastante este relato, me agrada ver lo que terminaste haciendo con las habilidades que te tocaron en la actividad. No lo sé terminaste dandole mucha profundidad al personaje que en pocos renglones siento que se vio obligado a evolucionar por las circunstancias de un chico, alguien desesperado a alguien que sabíamente a aceptado su destino.
    Me refuerda al personaje de "Te amaré por siempre", tal vez no la hayas visto. Bueno te paso tu calificación:

    5/5

    Te agradece tu participación tu amigable vecino y amigo Fenix Parker.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  3.  
    Ichiinou

    Ichiinou Maestre Comentarista destacado Crítico

    Sagitario
    Miembro desde:
    4 Septiembre 2015
    Mensajes:
    3,494
    Puntos en trofeos:
    521
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Ay, en serio. Este one-shot me ha sorpendido muchísimo, es genial. Has hecho algo grandioso con el poder que te tocó y lo has plasmado de tal manera que me encantaría leer más. No sé, una historia larga que quizás fuese sobre esto estaría genial. <3

    Ojalá algún día en el tiempo se vuelva a encontrar con su familia. Ojalá. <3

    Te felicito por tan perfecto escrito.

    ¡Un saludo! :)
     
  4.  
    LuKe

    LuKe Usuario popular

    Géminis
    Miembro desde:
    4 Diciembre 2004
    Mensajes:
    508
    Puntos en trofeos:
    208
    Pluma de
    Escritor
    Os agradezco a los dos muchísimo vuestras valoraciones. Me encontré inspirado, y quería hacer algo diferente a la Navidad. No me había planteado continuarla, pero puede que fuera interesante saber más sobre los temas que planteé. Sino que malo, meto incógnitas y no las resuelvo, las dejo en el aire.

    Me quedé un poco flojo en el efecto secundario, creo yo. Se supone que sería demasiado inconveniente, pero lo puse como un proceso de transito, ni de lejos el problema principal de la historia. Supongo que adivinaron que animal era :P.

    Repito, miles de gracias por vuestras felicitaciones, así dan ganas de continuar de cabeza :D
     
    • Fangirl Fangirl x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso