Soy la hija de...¿¡Inuyasha!?

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Sumi Chan, 10 Diciembre 2010.

?

¿Les gusta el fic?

  1. Siii me encanta esta genial

    23 voto(s)
    82.1%
  2. Pues...¿Creo?

    4 voto(s)
    14.3%
  3. Mejor no te digo ¬¬

    1 voto(s)
    3.6%
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Sumi Chan

    Sumi Chan Usuario común

    Cáncer
    Miembro desde:
    11 Junio 2008
    Mensajes:
    400
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Soy la hija de...¿¡Inuyasha!?
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    779
    Como se los prometí a mis queridas lectoras, el fic que tanto esperaban, ahora mejorado y más estructurado ¡Aquí está! Ojala les guste, le estoy poniendo todo mi empeño para que les guste y créanme que sí, después de todo inventar una personalidad referente al anime es difícil o al menos intento. Los quiero. ;D

    Prefacio:


    Una canción de la verdad.


    Sentía el viento que jugaba con mis cabellos, la fina brisa me acariciaba el rostro limpiando todo rastro de tristeza que estaba en mi, al igual que este mismo elemento me forzaba sonreír. Solo era un minuto de silencio antes de volver a ver la triste realidad, era ese tiempo crucial en donde por un momento no tenía nada en que me atormentase; volteé mientras una simple sonrisa cruzaba por mis labios. Suspiré llenándome del aire con fragancia a flores, recogí alguna que estaban por allí no pude evitar soltar un suspiró mientras las escogía sin ningún apuro mientras las examinaba y las olfateabas…

    Hace diez años…

    ¡Qué gran secreto guarda esta vida! A pesar de los golpes fuertes de la realidad podías seguir adelante, aunque doliese…Pero la vida es una batalla al menos eso lo tenía entendido. Recogí una flor que sobresalía de las demás… ¿Cómo se llamaba? ¿Flor de campanilla? La dejé mientras me retiraba, ese nombre…Alguna vez lo escuche al menos el significado. Volteé viendo el paisaje del campo de flores, esa flor siempre daba un aspecto diferente tan melancólico y distante a pesar de sus pétalos entreabiertos…Caminé un poco más mientras sentía nuevamente la melancolía pero no dude más y la ignoré.

    Hace diez años volvió a repetirse lo mismo… Una muerte.

    Cerré los ojos mientras seguía con mi camino, no había necesidad de abrirlos yo conocía el camino como la palma de mi mano.

    Cuando era una niña una vez mi madre me dijo que el destino era una fuerza tan poderosa, que era impredecible pero siempre encontrabas el camino adecuado, pero no es así el destinos era un juego cruel y sucio a veces podías distanciarte de las personas que mas amas o acercarte de las personas que mas odias. El destino solo es una jugarreta que hiere a los demás. Eso era un hecho…Siempre lo era…

    Respiré hondamente al llegar a mi destino tal y como lo había pensado, ese árbol milenario y junto a él se encontraba entre sus raíces aquellos dos ofrendas, el dolor a incienso me invadió respire hondamente mientras suavizaba la mirada, me arrodille y rece un poco. Era extraño saber que pasar del tiempo aun podía sentir tan tranquila en este lugar… Alce la mirada viendo como las hojas de los arboles se mecían lentamente…

    — Tal vez…Por que se que están allí…—musité mientras cerraba los ojos y suspiraba…

    Sonreí mientras extraía las flores tan apreciadas mientras las dejaba allí y sonreí un poco. Di la espalda y volví a mirar el cielo…

    ¿Recuerdas aquella historia sobre una chica del futuro y un hanyou sellado en un árbol? Digamos que ellos eran…

    — Adiós mamá, adiós papá…Nos veremos luego.

    Sonreí mientras comenzaba a caminar mientras una tristeza volvía en mí. Hace diez años murió mi madre y mi padre…Murió cuando apenas era una niña de cinco años… Volví a mirar el cielo, viendo como so castillos del pasado me atormentaban una vez más…¿Hasta cuándo podre ignorarlo? Volví a caminar mientras daba un respiro hasta que un olor amargo lleno mi nariz… ¿Sangre?

    Si la eternidad sabe cuando la oscuridad y cuando el dolor se desvanecerán, la verdad esta canción será mi guía…

    Hola bueno muchos de seguro se quedaron con la cara de ¿Qué onda? Pero les repito no se arrepentirán, ojala les guste estoy poniendo todo mi esfuerzo xD y bueno pues este fic está inspirado también en la canción de Shinjitsu no uta de Do As Infinity, de hecho como existen varias traducciones tome una que me pareció perfecta para este fic.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    Nopal

    Nopal Usuario VIP

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,469
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Hola Kicsu (para mi Sumi)
    Yo habia leido hace mucho tu historia...cuando todavia no era mienbro ni de CZ.
    me encantó como mejoraste la estructura...lo único que vi fue que en el primer parráfo vi que usaste mucho la palabra "momento" algo inadecuado pero corregible...
    Y bueno no comento mucho por que capaz y hablo de la historia.
    Lo que no me gusta es que Inu y Kag estan muertos...Eso lo detesto...no me gusta para nada..pero así es la historia ¿no?
    Espero ansiosa la conti.
    pd: soy la primera juju.
     
  3.  
    amymikosixx

    amymikosixx Guest

    Esta muy lindo y refrescante pero en una parte escribiste dolor a incienso ¿no sera olor?. Recuerda debes leer detenidamente algo antes de publicarlo para que no se te escape un error.
    sige esta muy bueno.^^
    chau!
     
  4.  
    Kyouko Kiryuu

    Kyouko Kiryuu Adicto

    Sagitario
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2008
    Mensajes:
    1,601
    Pluma de
    Escritor
    ¡Hola Kicsu!
    Gracias por invitarme a leer tu fic =).
    Ciertamente tu fic ya lo había leído tiempo atrás y me atrapó por completo. *-* Aunque por el momento no recuerdo como empezaba x'D.
    Haz mejorado mucho la estructuración y te felicito, el escrito no se me hizo ni muy largo ni corto ;).
    Es cierto a mí tampoco me gusta saber que Inuyasha y Kagome murieron Ù_U, pero sé que es para darle trama a la historia ;).
    Una cosa que quisiera comentarte:

    Repetiste 2 veces una palabra en un mismo contexto, te sugiero que uses sinónimos para evitar caer en lo monotonía. Lo que señalé en rojo es porque acentuaste en donde no debías, ya que hablas en primera persona, va tildada cuando se habla de otra persona, ejemplo:

    "Él suspiró al darse cuenta que estaba equivocado."
    "No pude evitar soltar un suspiro."

    ¿Notas la diferencia? Vi por ahí que en algunas palabras te pasaste con una letra, tienes que tener cuidado con eso, ya que son muy escurridizas x'D.
    Bueno sin más que decir me despido, nos vemos luego.

    Adiós.
     
  5.  
    kagomeG

    kagomeG Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Septiembre 2009
    Mensajes:
    364
    Pluma de
    Escritora
    Kyyyaaa..!!! Falto 3 días sin cemzoo y te cambias el Nick: bueno... Kicsu Hehe
    Me súper alegra que sigas con este fic (remodelado... Remodelado...) bueno...
    Aun que tienes razón me quede con cara de ¡¿que onda?!, la que habla creo que es su hija (ovio) se llamaba... ¿izayoi? Creo...
    Me gustó mucho... Pero algo no entendí... Recordó lo que había pasado de lo que después paso hace 10 años (?) ok esta muy revuelta mi pregunta esta muy revuelta... Ammm
    Amm... Aver ¿como me explico? Al principio recuerda (cuando está con las flores) ¿lo que había pasado hace 10 años y en el recuerdo recuerda lo que había pasado otra ves 10 años atrás?
    Haver si me di a entender... Hehe
    ¡Pero me alegra que lo sigas! (^∇^)
    (aaa... Por cierto ganamos 2do lugar a nivel zona por el cuento del otro dia ¿recuerdas? ¡Gracias por tus consejos!)

    KagomeG y ukyo
     
  6.  
    Sumi Chan

    Sumi Chan Usuario común

    Cáncer
    Miembro desde:
    11 Junio 2008
    Mensajes:
    400
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Soy la hija de...¿¡Inuyasha!?
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    2293
    Gracias por apoyarme en verdad, mis lágrimas de sangre tuvieron frutos XD bueno pues aquí con la continuación, me costó un poco el inicio tarde bastante ¬¬ aun así aquí está.


    Capitulo Uno: El sol manchado de rojo.


    “Una vez pensé que él hubiera solo es una palabra tonta, sin sentido. Solamente daña a los demás o a sí mismo, recordándote las cosas que quisiste hacer en ese momento antes de lo que pasara, intentando llenarte de esperanza, cosa inexistente; dándote cuenta que tenias posibilidades de tener lo que perdiste, lo que quisiste y lo que tuviste. Sí, era algo ridículo pensar en esa palabra, solo era una razón más del sufrir de las personas, como si una daga te atravesara y el remordimiento te atacara como el dolor y la sangre que emana la daga…”

    A parte cruelmente la vista mientras sentía como el dolor me atravesaba.

    ¿Por qué?

    Los olores me mareaban sintiendo que todo perdía sentido, tuve que parpadear mientras enfocaba la mirada hacia el suelo…Manchado de rojo… Cerré los ojos…

    ¿Por qué?

    No había hecho nada, absolutamente nada, no podía haberlos ayudado ni siquiera muerto con ellos, solamente había sido una a masacre que se presenció enfrente de mis ojos, no podía ayudarlos, ni siquiera mover un musculo, era como si me hubiese paralizado pero no era así, sabía muy bien que alguien había hecho algo para no me moviera, solo por un insignificante instante y así poder disfrutar ese horrendo escenario. Gritos, fruirá, dolor, pena, sangre, cadáver… Esas eran las palabras que estaban a mí alrededor. Levanté la vista, tendría que acostumbrarme a ver esto. Mi cuerpo no reaccionaba después de todo, mis ojos pestañeaban, podía respirar pero no podía moverme…Di un suspiro mientras hacia un intento de mover mi brazo derecho ya que esta estaba totalmente inmóvil. Jadeé un poco esperando que reaccionara el brazo. Intento fallido. Maldije mentalmente; cansada de hacerlo despacio comencé a forcejar, la paciencia no era una de mis cualidades y ahora no quería hacerlo con cuidado. Pude escuchar el pequeño crujido de mis articulaciones y eso me impulsó a seguir, tenía la sensación de que mi cuerpo poseía espinas de cristal, al menos me daba la idea. Así mismo hice con el resto de mi cuerpo hasta que caí en el suelo.

    El esfuerzo me degasto y respiré a bocanadas de aire, espere a que el mareo desapareciera; tantee un poco el suelo y pude encontrar un liquido…Abrí los ojos y exclame de horror alejándome de allí, mis manos al igual que mi cuerpo habían sido machados de sangre… El corazón, me latía con fuerza y desvié la mirada, tarde un poco en reaccionar; un hormigueo retundo corrió por mi cuerpo, era una extraña sensación… El olor a sangre mezclado ahora con cadáver atacó mi nariz sin piedad… Las nauseas siguieron después y solo cerré los ojos, apretando mi puño. Me levanté y caminé, aun con los ojos cerrados…No podría verlos…si lo hacía…

    No…Esto no está pasando…—esperaba con ansias para abrirlo, engañándome, creyendo que fuese un sueño pero…incluso los del infierno desena agua helada en este momento…Ahogué un sollozo mientras me detenía, sabía cuál era el lugar y los abrí sin pensarlo, la horrenda imagen se presento ate mis ojos y yo solo apreté mas fuerte mi mano.

    Las personas que había amado y conocido en mi vida estaban desechas, destruidas…Muertas. Era sorpréndete pensar que ellos que antes se había luchado al lado de mis padres hubiesen muertos…Pero eran humanos…Además… El caos era tan fuerte que no dio tiempo ni siquiera de defenderse. Lentamente apreté mi puño mientras caía de rodillas, el remordimiento comenzó a invadirme mientras las lágrimas se acumulaban de mis ojos; esto no podría ser cierto…

    ¿Por qué? ¿Por qué en este día tenía que suceder en este momento?

    La impotencia me atravesó al igual que el dolor y el remordimiento, con rabia me tomé el rostro entre las manos y lloré, las lágrimas se deslizaban con furia mientras intentaba calmarme…No podría hacerlo Aunque quisiese, las lagrimas salían sin cesar…El dolor era demasiado casi imposible de tolerar. Alce el rostro al ver un pequeño brillo que estaba en los restos de una casa-que más bien era un templo- me acerque hacia ella y mi mano temblorosa logro capturar aquel artefacto que brillaba. Me quede sin aliento al verla.

    La perla de Shikon.

    Me sorbí la nariz mientras la observaba detalladamente, estaba sin brillo de hecho no tenía ese color rosado que la caracterizaba, al menos como aquellas leyendas que me narraban…Estaba hueca, solo el brillo reflejado por el sol brillaba como si tuviera…

    Un poder mágico—musité mientras me aclaraba la garganta, los sollozos silenciosos morían en ella mientras me levantaba…No podía hacer nada más que observar, el horrendo escenario que nunca quise ver…Desvié la mirada, un viento frio me acaricio el rostro, no era ese viento que daba paz y tranquilidad, solo me recorrió un escalofrió mientras concentraba la mirada en mi izquierda, abrí los ojos con sorpresa al ver una sombra, me levante enseguida esperanzada. Tal vez era un sobreviviente…Di unos pasos hacia adelante pero me detuve…No tenia aroma, de hecho no percibía solo dos olores. Retrocedí mientras ponía atención en aquella sombra que comenzaba a aclararse… Sus facciones eran humanas de hecho su cuerpo era totalmente humano pero…No lo era. Para mi sorpresa comenzó caminar lentamente, su mirada estaba fija en mí mientras cada paso que daba comenzaba a mover sus labios, sin emitir ninguna voz. Ningún sonido proveniente de sus labios. Tragué duro esperando algo, un ataque por parte de él. Se detuvo de pronto, aun su mirada estaba fija en mi, sus pupilas azules como el zafiro dejaban de ver su frialdad y al mismo tiempo algo planeado.

    ¿Qué…?—intente preguntar algo cuando se detuvo sus movimientos en los labios. Mi corazón latió tan rápido que creí que saldría; un ruido atroz se escucho en mis espaldas, volteé rápidamente sin embargo un golpe cayó en mi espalda entonces lo sentí.

    El dolor fue tan insoportable como miles de cuchillas de atravesaban mi espalda, perdí el aliento, estaba distraída y solo intentaban respirar, las bocanadas de aire comenzaron a escasear mientras mi cuerpo azotaba en el suelo. Mi cabeza se golpeo horrendamente, pude sentir el liquido caliente de la sangre. Me levanté aun aturdida. Fijando la mirada en el demonio que estaba en busca de mi muerte. Me quede helada; agujas de hielo paralizaron mis articulaciones al darme cuenta que ese ser era el asesino de todos los de la aldea, jadeé retrocediendo….Tenia que atacarlo si no morirá…Aunque ya no valdría la pena.

    Su aspecto era desagradable, sus ojos rojos y sus labios sangrientos daban un aspecto macabro, su espada era más larga que todo su cuerpo, me sorprendía su facilidad con ella. Hice un gesto de dolor al percatarme que estaba totalmente manchada con sangre. Era mi sangre. Se movía con tanta agilidad, esquivaba los golpes como podía mi cabeza aun dolía y la verdad….Dudaba seguir así; me detuve sintiendo un increíble mareo, todo se movía y daba vueltas…Allí fue cuando todos se volvió carmesí el golpe fue tan fuerte que caí cruelmente al suelo, me incorpore viendo mis manos que ahora se ponían en defensa, el filo brillo al mismo tiempo que me abalanzaba contra a él; para mi sorpresa no salió como esperaba, una flecha atravesó mi brazo volviendo a derivarme. Volteé, ese sujeto tenía entre sus manos un arco mientras lo soltaba sonreía, su sonrisa me perturbó. Una extraña sensación recorrió mi cuerpo, instintivamente miré mi brazo este estaba dislocado, no había sangre….Solo la flecha pero sin ningún rastro de sangre.

    ¿Qué?—pregunté, no sentía nada, ningún dolor alguno, tan sólo la cabeza y los hilos de sangre que abarcaban mis labios.

    Intente mover el brazo pero no podía, mi ante brazo tampoco…

    Veneno…Lastima…Su sangre era tan dulce—la voz del msotro se hacía tan distante a pesar de que estaba en unos sentimenteros delante de mí. Lamia con desesperación su espada mientras su ojos se fijaban en mi—morirás dentro de poco…Pero quiero divertirme…

    Otro golpe fue directamente al estomago, mi cuerpo azoto en una cabaña, el ruido de la madera torturó mis oídos conforme caía. Exclamé de dolor, estaba cubierta de escombros y el polvo hacia que mi espiración fuera tan difícil. Busque entre los escombros algo con que pudiera apoyarme, ahora tenía que huir, sí, era un veneno lo sentía recorrer por mi cuerpo, era el dolor tan agudo pero insoportable, me lastimaba mi brazo y comenzaba por mi garganta, la sentía seca y adolorida. Respiré hondamente mientras seguía con mi búsqueda, los nervios me atacaban como nunca. Si él me encontrara…Mi muerte ya estaba escrita. Me paralicé cuando oí los ruidos de su respiración, y levantaba los trozos de madera, la luz me alumbro y me encontré con sus ojos sedientos de sangre. Me quede sin palabras y mi mano siguió buscando hasta encontrar algo…

    Sabrá algo amarga pero que importa, de todas formas tu cuerpo se ve exquisito…

    Me…Me ¡Repugnas!—en un intento de supervivencia di un zarpazo cegándole la cara, grito de dolor mientras cubría con sus manos sus ojos que de seguro estaban desechos. Eso me dio tiempo de liberarme, me arrastre como pude, mis quejidos era apenas unos jadeos por el esfuerzo, mientras seguía con mi labor me percate que tenía enfrente de mi aquella espada que tenía entre sus manos. La tomé y sin pensarlo dos veces la lancé con las pocas fuerzas que quedaban en mi cuerpo, lastimándole el pecho atravesándolo con rigidez. Eso hizo que se cayera, no dude más y como pude comencé a correr sin cesar, con los gritos de dolor que se ahogaban en mi garganta al ver que mi pierna estaba herida.



    Corrí desesperada, jadeaba de dolor mientras me impulsaba como podía, de aboles y rocas que se encontraban por doquier, no sentía absolutamente dolor en mi brazo y eso era inquietante…Había dicho veneno… ¿Estaba envenenada? ¿Es por eso que no dolía mi brazo? No me percaté de que atardecía…Estaba absorta de mis pensamientos que no me di cuenta de que había huido bastante. Me recosté en un árbol, pude sentir el estruendo de mis articulaciones, la pierna no se movía al igual que el brazo; estaba tan cansada y adolorida, quería refugiarme en alguien, llorar, quitarme esta pena que comenzaba a crecer aun más. ¿Por qué?

    Mis lagrimas volvieron a mis ojos pero no permití que se derramaran, no podría arreglar anda llorando miré el sol manchado de rojo, hice un gesto de dolor al recordar el cruel escenario que vi. Cerré los ojos por un momento imaginándome aquel lugar antes de que todo se viniese abajo…Ese lugar a flores tan coloridas y su fragancia daba paz al alma.

    ¿Moriría? Creo que era un hecho.

    El sol manchado de rojo…
    Ilumina todo…

    Nota: ¡Muchas gracias a todos en verdad por apoyarme! si hay errores no me aniquilen xD
    Kag Love Inu: *Se inca mientras da alabanzas* ¡Gracias! Muchas gracias por pasarte en este fic, me alegra que te acordaras que día leyendo mis antiguos fics me tope con este y OMG ¿Ese fic hice yo? a penas entendía los nombres así que pues empecé de nuevo mas estructurado y con mas sentido gracias xD

    amymikosixx: Gracias querida por leerlo, aprecio tu agrado :)

    KagomeXinu: *La baraza* gracias, no había notado ese error ¡Soy una mosca despreciable! (?) Exagere X´D gracias por marcarme en los errores, fíjate que no me percaté de eso, si tengo errores en este lloraré ¬¬ También aprecio que et hayas acordado...Sí, sabia que te encantaría...¡Si!

    KagomeG: ¡Mi querida tocalla! Gracias por pasarte xD me da gusto que hayan ganado *Lalalala* Bueno respondiendo a tu pregunta fue un error mio, digamos que la chica (Cuyo nombre es Iz)Recordaba que hace diez años moría su madre, solo fue un error al emplearlo disculpa si te enruede ;D amé tu spot

    Espero que les guste Bye.
     
    • Me gusta Me gusta x 5
  7.  
    Whitemiko

    Whitemiko Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    9 Agosto 2010
    Mensajes:
    230
    Pluma de
    Escritora
    T.TT.T.T.T.T.T.T.T.T.T.T.T.T.T
    kicsu quieres verme sufrir verdad???es tan triste de solo imaginarmelo lloro(creelo es una sentimental)aunque quiero decirte que..me encanta sufrir!!!!esta increible!!!me encanto tu forma de narrar los sucesos y luego eso de El sol manchado de rojo…
    Ilumina todo… me mató amiga!!!!!fue increible!!!!te doy un diez!!(no un veinte)creí que estaba leyendo una obra de un escritor profesional!!!!sigue así me agrada la trama!!!!continua avisandome amiga!!!
     
  8.  
    kagomeG

    kagomeG Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Septiembre 2009
    Mensajes:
    364
    Pluma de
    Escritora
    NOOO ME GUSTO!:eek:
    Me ENCANTO!!!:p
    Dios!!! si que esta mejorado... (a mi me gustan los dos) me dieron muuuchos escalofrios (aparte de que hace mucho frio) amo tu manera de expresarte. Lo dices TAN detallado que hasta dolor me dio... sufrí lo que ella sufrió. Hace rato me puse a leer la primera version y has mejorado mas de lo que te imaginas, cuando descriviste la mirada del tipo (Naraku?) hasta a mi me dio miedo la verdad, y sin exagerar.
    Te quedo de pelos!! y gracias por la aclaracion... pero que no muera!! en la otra versión estabas a punto de matarmela... que llegue la perla!!!
    OK, Ya me emocioné... aaaaa... y vas a llorar... (yo no lo dire, tu dilo!) ok, yo lo digo... tuviste algunos errores... el que mas recuerdo fue este:
    "A parte cruelmente la vista mientras sentía como el dolor me atravesaba."
    no seria?...:
    "Aparté cruelmente la vista mientras sentía como el dolor me atravesaba."

    hehehe... pero no me mates... ni te cortes las venas con galletitas de animalitos, si?
    tqm..sumi... perdon Kicsu... hehe no me acostumbro

    sayoo!!! te esperamos con ansias!!!

     
  9.  
    Kyouko Kiryuu

    Kyouko Kiryuu Adicto

    Sagitario
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2008
    Mensajes:
    1,601
    Pluma de
    Escritor
    ¡Hola amiga!
    Gracias por avisarme de la continuación, bien aquí me tienes =) *aceptando el abrazo*.
    ¡Nah! No creo que seas una mosca despreciable, sólo se te pasó ese error, a cualquiera le puede pasar =).
    Te lo juro que me fui imaginando cada cosa que narraste que hasta sentí terror D: ... Como no me quiero adelantar a los hechos no puedo decir si fue Naraku o no, ya que hasta ni siquiera yo sé quién es el atacante (¡Nah! Mentira ¬.¬U).
    Amiga, por ahí vi uno que otro error de dedo, por ejemplo escribiste "abol" en vez de "árbol". D: Hay que tener cuidado a la hora de escribir, porque a veces las letras se esconden x'D.
    Bueno yo me despido, nos vemos luego.

    Adiós.
     
  10.  
    Nejiki

    Nejiki Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    8 Julio 2010
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    gracias por mostrar un trabajo tan agradable como este, me gusto el como describiste, narraste e ilustraste ese momento en que hubo esa escena como ese tipo(naraku), miedo que palabra tan galante para esta escena

    hubo algunos errores de dedo como dijo la user de arriba sin mas que decir os dejo y espero ver mas trabajos tuyos.
     
  11.  
    YouraiMitala

    YouraiMitala Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Diciembre 2010
    Mensajes:
    12
    Pluma de
    Escritora
    Pero pobre niñaaaa!
    En fin, me encanto tu fic...Quiza te faltaron algunas comas en lugares determinados pero es un detalle completamente menor :D
    Es muy triste, eso si...Me encanta como describes, me pude imaginar toda la escena de piez a cabeza ¬¬
    En serio, por mi parte diez pulgares arriba, te felicito...Sigue asi, espero con ansias otro Fic (Avisame si comienzas otro, si?)
    Saaludos y felicitaciones :cool:
     
  12.  
    Nopal

    Nopal Usuario VIP

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,469
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Linda aqui me reporto.
    Adore tu forma de narrar, tan envolvente, me imaginé toda la escena, sentí escozor en mis ojos pero o lloré por qdespues me pongo sentimental, supongo que los que murieron mas cerca de ella fueron Sango y Miroku ¿no?, hay madre que dolro tan horrible. Digamos que es realmente dificil que nuestro querido grupo tuviera una vida pacifica como una eutopia pero era algo inevitable.
    Quizas batallaste con el comienzo, pero particularmente a mi me gustó mucho, siempre pensando en el hubiera y nunca en el fue...todo tiene una razon ¿no?

    Vi errores de dedo, te comiste unas letras y palabras como tal, me percaté que escribiste Centrimetros con S y bueno es con C, otra cosa que detecté por alli, fue la repetición de palabras......Creo que es todo, sigue asi y ¡animo!, no olvides tus inicios ....
     
  13.  
    Sumi Chan

    Sumi Chan Usuario común

    Cáncer
    Miembro desde:
    11 Junio 2008
    Mensajes:
    400
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Soy la hija de...¿¡Inuyasha!?
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    3024
    Capitulo dos: Iluminando el pasado y el presente.

    “La perla de las cuatro almas…Mejor conocida como la perla de Shikon, la poseedora del verdadero poder mágico que se encuentra en ella; puede ser tan poderosa para convertirte en el mismo dios…Pero la verdad oculta es que ella tiene la habilidad de destruir todo, absolutamente todo a tu alrededor. A pareció por tercera vez cuando yo tenía cinco años, sin embargo estaba totalmente hueca, sin poder alguno…Pero trajo demasiadas desgracias…
    Valor, sabiduría, amor, amistad… ¿De que servían si no hacían más que dañar? La valiosa perla de Shikon…Aquella esferas que posee las cuatro almas no es más que un arma…Un arma sin valor alguno…”

    Abrí los ojos anonada, el dolor estaba esparcido por mi cuerpo al intentar moverme, pude sentir el crujido de mis articulaciones conforme estiraba cada pedacito de mi cuerpo. Intenté mover el brazo pero este no respondía, me alarmé y enfoqué mi mirada en él. Estaba totalmente oscuro era difícil saber qué hora era exactamente de hecho, había quedado inconsciente…Al menos eso esperaba. Examiné mi brazo, lo toqué un escalofrió interno me recorrió por todo el cuerpo, solamente sentía ese escalofrió y nada más. Arrugué el ceño al saber que estaba envenenada como habían dicho… ¿Moriría? Sonreí, si fuese cierto ya estaría muerta.
    Me percaté que la flecha aun estaba allí, no recordaba haberla quitado solo quería huir y escapar. Mis dedos se aferraron a la flecha y suspiré tenía que quitarla si no lo hacía podría empeorar mi brazo.

    Sólo…Tengo que contar hasta tres—me dije a mi misma. Mi voz sonaba áspera y cansada, no había hablado mucho tiempo, respiré nuevamente armándome de valor.

    En algún momento especial en mi vida antes de que se desmoronara como hoy, recordaba que la abuela Kaede ayudaba los heridos, lo hacía con mucha precaución, de hecho casi una hora para sacar las cosas punzantes. Por lo que había oído era muy peligroso; si no se hacía algo tendría consecuencias ya que podría infectarse la herida. Suspiré esperando que todo fuese un sueño, quería despertar y no saber de esta pesadilla…Si fuera un sueño.
    Empujé un poco la flecha, pude sentir como esta comenzaba a moverse…Entonces sentí. El dolor fue tan agónico y desagradable me detuve, intentando captar aire que no había respirado en ese trascurso. Di la cabeza hacia atrás esperando que desapareciera. No fue así. Me contuve por un largo rato. Ahora entendía todo ese trascurso de tiempo que tomaba para vedarlos. Pero no podía esperar más.
    Estaba alarmaba por lo que había sucedido, aunque hubiese muerto ese demonio, el sujeto que me clavó esta flecha andaba por allí eso era un hecho. No tenía tiempo…No tenía nada, ¡Nada de tiempo!
    Cerré los ojos con fuerza, tenía que tener fuerza de voluntad para hacer esto.

    Uno…

    Dos…dos…

    ¡Tres!

    Pude sentir el pequeño ruido de que la flecha terminara de travesar el brazo, la saqué tan rápido como pude. El dolor fue tan rápido y la sangre brotó de una manera tan audaz al igual que el dolor. Era la mezcla perfecta para que una persona muriese, el corazón latía con fuerza mientras tosía para disimular mi sollozo. Lentamente y como pude apreté el brazo, no paraba de sangrar. Vi la flecha que estaba tirada ya que la había aventado. No era común como las otras flechas, tenía en su punta algo extraño, un punto negro o algo así.

    ¿Estaré delirando?

    A pesar de los mareos que volvieron hacerse presentes y el olor a sangre, cerré los ojos intentando apaciguar mi tormenta que llevaba a dentro. Aun tenía esos sentimientos que estaban en mi mente, las muertes de mis seres queridos. Que cruel juego me puso esta vida…Siempre pensé que era por culpa del destino y ahora… ¿Qué?
    Sonreí, a pesar de tener la cabeza hecha un lio podía distraerme y perderme en los recuerdos esperando que el dolor no me matara tan cruelmente.
    Esperaba que jamás se me olvidaran sus rostros aunque para confesar a veces olvido el rostro de mi padre, solos sus ojos, tan radiantes…Al menos algo así. Alce el rostro y sentí un nudo en la garganta.

    ¿Por qué esperar más?

    ¿Para qué torturarme más? Si tan solo quiero desaparecer….

    ¿Por qué esto sucede?

    Mordí mi labio mientras apretaba más mi brazo. Podía sentir como las lágrimas se acumulaban en mis ojos ya que la vista comenzó a nublarse. Tragué duro esperando que el nudo en mi garganta desapareciera pero creo que fue en vano ya qué aumento más impidiendo continuar con la lucha en retener todos los sentimientos que tenia adentro. Ahora que lo pensaba era mejor estar inconsciente

    — ¿Hasta cuándo terminara así?—pregunte entrecortadamente esperando que todo cesara ya de una vez.

    Te por seguro que por muy poco tiempo si sigues así—alarmada volteé tan rápido, miré quien era la persona que tenía esa voz. Me estremecí pensado que fuera ese sujeto, de tan sólo recordar su rostro sonriente… Hice una mueca esperando que todo se acabara pero…Sonaba su voz como una mujer…Aunque no había escuchado su voz…
    Volteé, mi corazón latió con fuerza al notar que era una mujer, tuve desconfianza. Era una mujer esbelta, sus ojos marrones eran tan profundos que me recordaban a mi madre, su cabello era tan negro y oscuro podría perderse en la penumbra de la noche; caminaba despacio, tenía como vestimenta una armadura manchada de sangre y lodo, se apoyaba en los arboles como si ella estuviese herida. Su rostro emblanquecido también era víctima de las manchas de lodo. Caminaba despacio como si le costara dar un paso hacia a mí, respiró hondamente mientras daba otro paso.
    La miraba fijamente, no podía apartar mi vista de su aspecto, su respiración era pausada…Como si agonizara.

    ¿Quién…quien eres?—pregunté arrugando un poco el ceño, ignore el dolor. Mi voz sonaba áspera y fría.

    Soy…Mi...Midoriko—levantó el mentón mientras se sentaba al lado mío—soy…La guardiana de la perla—enseguida abrió su mano y apareció la perla de Shikon, me quede totalmente helada al recordar que la deje abandonada, me reprendí mentalmente mientras suspiraba.

    Esto debe ser una broma.

    Pensé mientras daba la cabeza hacia atrás, sabía que era un producto de mi imaginación, claro que lo era no me era extrañar que estaba muriendo. Casi riéndome solté mi brazo sangrante abrí los ojos con sorpresa al ver que no tenía nada, ningún rastro de ese liquido carmesí, solo la piel blanca que yo poseía. Titubeé un poco y lo toque, sentía la piel suave y libre de heridas, al igual que me cuerpo y el dolor rotundo de mi cabeza…

    Ya lo dije…Soy la guardiana de la perla Midoriko—nombró nuevamente y esta vez la miré con seriedad.

    No es posible—argumente mientras tosía un poco—ella está muerta hace siglos…Además no es posible…De seguro estoy muerta…

    Lo estarás—me dijo con determinación. Su mirada buscó a la mía mientras esta la esquivaba. Una inquietud me gobernó, mordí mi labio izquierdo… ¿Entonces no era real? ¿O lo era? Estaba confundida, tenía pensado que todo era una farsa… ¿Podría ser un producto de mi imaginación?—el veneno que ahora recorre tus venas es la sangre de Naraku.

    Alcé el rostro completamente sorprendido, el corazón comenzó a latir más rápido y la inquietud aumento…

    ¿Qué?

    Ella me observó por unos instante mientras cerraba sus ojos y dibujo una sonrisa de resignación en su rostro como si contuviera un enojo o tolerancia.

    —¿Acaso creías que el estaba muerto?—me preguntó con ironía, yo no supe que contestar; entendía que a los siete años Naraku estaba vivo, al menos pensaba que mi madre lo había asesinado ya que utilizo todo su poder espiritual para hacerlo—tu padre…Al utilizar su médium mando el lado demoniaco de Naraku al inframundo, solamente quedo la parte humana aun así quedo esencia de Naraku en su ser…Es por eso que tiene ese veneno, el mismo que utilizo para asesinar a su madre.

    ¿Qué dices?—interrogué alarmada, la boca quedo seca al escuchar tal afirmación.

    Tu madre no murió por sacrificarse…Fue herida de la misma manera que tu—musitó, cada palabra que decía apretaba mas mi puño.

    No es posible…Entonces…Todo…Todo ¿fue una farsa?

    No era cierto…Simplemente ¡No era cierto! Jamás creí que Naraku estuviese vivo…Ahora entendía todo, era bastante obvio para no verlo ¡Estúpida! Negué la cabeza conteniendo la ira conmigo misma; alce la mirada llena de rabia mientras ella suspiraba…

    ¿¡Cómo…como sabes eso!?—pregunté ella abrió los ojos sorprendida por mi actitud…Repito la paciencia no era una de mis virtudes.

    Ella comenzó a ponerse nerviosa, un mordisqueo tuene de sus labios y luego volteó a verme. Apretó la perla que tenía en su mano izquierda.

    La perla y yo somos una…—hizo una pausa, su postura cambio mientras se concentraba al cerrar sus ojos—después de todo yo la cree sin embargo, tenemos una conexión constante, estoy atada a ella y ella está atada a mi—ella abrió sus ojos cafés, me sorprendí como me miraban, llenos de un sentimiento cargado de nostalgia, de una melancolía tan grande que me cautivo. Por un momento pensé que era yo misma al ver esa mirada—Izayoi…Naraku no está muerto, cuando tu padre y madre pelearon con él la primera vez una parte de su alma quedo atrapa en la perla de Shikon como lo hizo conmigo, también el tiene una conexión…Es por eso que volvió. Cuando apareció la perla yo también volví a este mundo y Naraku igual.

    Pero…¿Por qué? ¿No murió? Ellos pelearon con él y ganaron la batalla…Al menos eso entendí.

    Cuando creé la perla de Shikon ella me absorbió a voluntad propia, quede atrapada al igual que Naraku...Fue por mi…Ah…bueno—suavizó su mirada y vio la perla hueca—la perla solo funciona para cumplir cualquier deseo, pero solo lo concede correctamente…Tu madre….Kagome hizo el deseo correcto, sin embargo no pensó en algo muy importante. Ella deseó: desaparece perla de Shikon —abrí los ojos llenos de sorpresa ella continuo: —pero nunca dijo por cuanto tiempo, es por eso que volvió después de ocho años… ese es el truco de los deseos, ya que no tuvo límite de tiempo volvió y consigo apareció conmigo y…

    Naraku también—interrumpí y ella asintió. Me di cuenta que todo había sido un error, perla, el deseo la destrucción…Mi destino.

    Dime Izayoi—respingue al oír mi nombre— si tuviera un deseo que pedirías.

    No lo sé—respondí mecánicamente—tal vez muchas cosas…Pero es tarde, la perla llego sin poder alguno, eso fue lo que dijo mi madre cuando murió mi padre…

    Pero… ¿Qué hubieras deseado?—insistió y yo solo suspiré.

    Que nunca hubiera existido Naraku. Él solo causo problemas, incluso antes de que naciera—respondí encogiéndome de hombros la resignación cayó en mi espalda—pero es tarde, mi padre y madre están muertos….Los demás también y no tardando yo estaré con ellos…Ese es mi consuelo.

    ¿Y si volvieras al pasado?—me preguntó alzando una de sus fians cejas—derrotas a Naraku y todo se resuelve…

    Y todos los demás vuelven…Incluso…Yo…viviría…—miré mi brazo y este comenzó a palpitar…— ¿Acaso…?

    Si la perla y yo existimos volveremos como antes—cerro su puño y al abrirlo la dicha joya parecía diferente…Con un brillo rosado al rededor—Izayoi si tienes esa oportunidad para cambiar…Aprovéchala…

    ¿Eh? ¿A qué te refi…refieres?—titubee un segundo, una ráfaga de viento sentí en mi ser.

    Volveré a unirme con la perla seré una otra vez con ella…Si eso sucede la perla podrá cumplir cualquier deseo incluso puede retroceder el tiempo…Ahí Tienes esa oportunidad para poder cambiar todo….

    Si destruyo el Naraku del pasado destruiré al Naraku del futuro—dije tan apresuradamente, la emoción me impactó y sonreí…Pero no por mucho ya que vi mi brazo…—pero aunque pudiese…No podría…Moriría…Eso es un hecho por el veneno.

    Combato con él, si luché con mil demonios un veneno será lo de menos…Sin embargo también estoy conectada a Naraku…Podría retenerlo, pero jamás destruirlo de hecho solo bloqueó el paso… Es decir; tu muerte seria lenta ya que él y yo tenemos una cierta unión al ser absorbido por la perla parte de su alma también quedo atada en la mía…Si destruyo ese veneno ten por seguro que también seré destruida…

    Y eso significa un desequilibrio por la perla y entonces no habría más poder.

    Ella sólo asintió, comenzó a cerrar sus hermosos ojos castaños, mientras un destello iluminaba su cuerpo invitándola a desaparecer, ahogué una exclamación al ver como su cuerpo era absorbido por la perla, su rostro tenía una expresión pacifica…Podría decirse que estaba a acostumbrada a este tipo de cosas. Dio la cabeza hacia atrás mientras la luz era mas fuerte hasta no quedar nada, sólo la joya ahora con ese tuene brillo rosado. Me acerqué cuidadosamente y antes de poder tocarla esta se introdujo a mi cuerpo…Sentía su palpitar, cada rincón de mi cuerpo era explorado por ella…Hasta que aquella energía quedo incrustada en mi brazo izquierdo…Justo donde tenía la flecha envenenada.

    Pero que…

    Hasta la segunda Luna nueva del tiempo pasado…

    Sacudí la cabeza aun aturdida viendo fijamente a todos lados…Esa voz era de Midoriko… ¿Dónde estaba? No tarde unos segundos en reaccionar. Suspiré viendo ahora el cielo, sus primeras luces eran increíbles…Tan distantes y valerosas. Moví mis brazos estirándome, el crujido de mis articulaciones no me hicieron esperar mientras me aseguraba que mi brazo estaba perfectamente bien, al igual que mi pierna y ,mis heridas...Un consuelo que me cautivo era que había desaparecido por completo ese dolor de cabeza.

    Crujido.

    Volteé pero antes de que pudiese distinguir bien, el sujeto quien me había clavado la flecha se abalanzó ante mí, me horroricé al ver que en su mano tenía una espada y no era normal…Exactamente como la flecha, manchada de negro.
    No estuve segura que paso después, la primera reacción fue protegerme con mi brazo izquierdo era un movimiento involuntario pero algo pasó; era extraño…como la corriente de lava caliente travesando mi cuerpo, en cada rincón de mi ser para después expulsarlo con sublime fuerza fui empujada hacia atrás, pude ver con exactitud un muro con una mezcla de plata y cuarzo…¿Un campo de fuerza? Había sombras que chocaban entre si y vi la silueta de aquel hombre que se ocultaba entre los arboles…No fui consciente de anda…Salvo que estaba cayendo. Ahora que recuerdo…Estaba al borde de un precipicio…

    En pasado y el presente
    Es lo que me había imaginado
    En esta luz del ocaso


    Si me tarde pro que era largo, al menos a mi parecer. Muchas gracias a todos por apoyarme, en verdad agradezco su tiempo. Me animan mucho a seguir y darme apoyos XD bueno en verdad tomo tiempo haciendo esto...Sin embargo es por ustedes, notaran si hice cambios sobre Midoriko espero no molestarles xD
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  14.  
    Tomoee

    Tomoee Elfases de los bosqueses Espectroses Comentarista destacado

    Virgo
    Miembro desde:
    31 Octubre 2007
    Mensajes:
    2,180
    Pluma de
    Escritor
    Orales xD Esto si ya va fuera de lo cotidiano al leer, aunque cada FF tiene lo suyo. Me tardé porque en cemzoo tengo varias cosas que ver, pero si iba leyendo =)

    Cambiar eh... pues a ver qué pasa xD Espero que lo mejor °-° me dio cosita ver lo de las muertes ._. mucha muerte xD Pero pues si se va a arreglar xD Pues vamos a verlo °-°

    Espero no te desanimes y continues con entusiasmo x3 cuidate!
     
  15.  
    kagomeG

    kagomeG Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Septiembre 2009
    Mensajes:
    364
    Pluma de
    Escritora
    Ah! Se borró -.- bueno...
    Me dio mucha alegría ver tu mensaje en mi perfil!
    Amo AMO tu manera de expresar los sentimientos, emociones, escenarios y el ambiente que le das.
    Siempre que pones que al personaje le cruje o se rompe algo por dentro de el... Aveces hasta yo lo ciento.
    Y bueno el trama... Maravilloso...¡ En vez de kikyo pusiste a Midoriko! y fue una buena idea la unión de Naraku, Midoriko y la perla.
    Y espero que Izayoi pueda volver al pasado antes que el tipo ese, que hasta a mi me da miedo, le de final... O que al matarla pueda pedirle el deceo a la perla.... Ah! Tu eres tan impresindible! Haha
    Y... Si te vi faltas de acentos, antes (en luna Roja) no estabas así ¿que pasó?

    Bueno amiga me despido y ¡te deceo feliz Navidad y año nuevo! *se abalanzan con un abrazo*

    KagomeG y ukyo
     
  16.  
    Nopal

    Nopal Usuario VIP

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,469
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Todos tus escritos son tan sorprendentes...
    Realizaste un cambio cuando Kagoem pide el deso ¿verdad?
    LA perla simepre fue engañosa y aqui lo demostraste...
    Pobre Iz las cosas pasan por algo, pero tiene la opotunidad de acabar con Naraku y la estupida perla como debe ser...espero asi sea...
    Vi que te faltó un acento pero nada grave. Lo compensaste muy bien con la situación y el capi...Siempre me dejas con ganas de más yy más y mucho más... Quiero saber cómo será cuando llegue al pasado y vea a los chicos reunidos y la miren extrañados Kyaaaa, me emociona sólo pensarlo...No tono es color de rosa pero puede ser de untono pastel....
     
  17.  
    Sumi Chan

    Sumi Chan Usuario común

    Cáncer
    Miembro desde:
    11 Junio 2008
    Mensajes:
    400
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Soy la hija de...¿¡Inuyasha!?
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    3813
    ¡Felicidades por todas las fiestas que han pasado, espero que este año les de la gran fortaleza de seguir adelante, creyendo en si mismos y que superen sus metas, ojala lo hagan ;D espero mucho cariño y gracias por sus apoyos. :D


    Capitulo tres: Una gran mirada.

    “A decir verdad no recuerdo mucho como era mi padre…A penas era una niña cuando él murió, simplemente recordaba su fisonomía y a veces era por las historias que mi madre contaba sobre él antes de dormir que volvía su escaso recuerdo…Ha pasado el tiempo y temo perder la única memoria de él, aquella mirada ambarina que cautivó a mi madre, solo con sueños la recuerdo a la perfección. Esas orbes doradas que destilaban dulzura, enojo, motivación y determinación…Incluso burla...Él era un obstinado de primera y la poca paciencia heredé de él...Pero… ¿Cómo era él? Sería fantástico volverlo a ver, para observar esa mirada de nuevo que sin duda la última vez que la vi destilaban… ¿Miedo?”

    Sentía mi cuerpo flotar, era algo extraño…No respiraba, no podía hacerlo y costaba tener mi mente en claro, había un ruido extraño, como un choque de dos paredes; quise mover mi mano pero me era tan pesada, de hecho todo mi cuerpo pesaba, una fuerza brutal que estaba sobre mí. Quería respirar, pero no podía hacerlo si lo hacía me ardía la nariz y un intenso dolor que recorría todo la garganta se acumulaba en mi pecho.

    Esta sensación ya la conocía.

    Abrí los ojos desesperada, oscuro, la negrura era impredecible, volteaba atónita aun con el ardor en mi pecho, moví mi mano y la densidad aun seguía en pie.

    Pánico.

    Era aquella sensación de querer respirar, comencé a mover mis manos con desesperación mientras mis pies luchaban contra aquella fuerza pataleando sin cesar. Aun sin respirar el poco oxigeno que me queda lo comienzo a soltar, duele el pecho, duele, demasiado.

    Este ardor…

    ¡Oh!—exclamé, el agua volvía hacia a mí, no sabía nadar y la corriente del agua era demasiado rápida, intente luchar con ella manteniéndome quieta pero volvía arremeterme en lo profundo chocando con rocas e incluso con el mismo suelo. Volví a impulsarme con la fuerza de mi cuerpo, me quedé sin aliento al chocar con otra roca en mi costado, eso hizo perder el poco oxigeno que me quedaba, el ardor volvió y yo comencé a tener pánico nuevamente. Abrí los ojos pero estos me picaron, todo sucedía otra vez…Hace diez años… No sabía qué hacer, el dolor era fuerte que me recordaba cuando apenas era una niña, cuando la muerte de mi madre era reciente…

    El aire fresco me bañaba nuevamente, suspiré mientras cortaba algunas flores en aquel lugar donde solía estar cerca del rio, siempre me separaba de la aldea que incluso sabía el camino de ida y de regreso. Corté unas flores amarillas y violetas, incluso unas rojas. Sonreí al pensar que mi madre adoraba estas flores. Lentamente aspire profundamente el olor hermoso de las flores; antes de que pudiese levantarme un ruido se oyó, alcé el rostro mientras me levantaba rápidamente. Un olor extraño llegó a mi nariz. Un mezcla de amargo con aceite, tierra y agua.
    Un gruñido brotó en lo más profundo del bosque y sin darme tiempo se acercó hacia a mi; se detuvo en seco, su penetrante olor me mareó y tuve que cubrirme la nariz mientras retrocedía. Tenía miedo, su expresión del rostro la había visto en otra parte.

    —Mancharme las manos con un hibrido—me dijo y yo seguí retrocediendo, me asechaba y yo volteaba a todos lados temerosa—es mejor que mueras de una vez por todas, una sucia mezcla no merece vivir.

    Solo me empujó, no sabía que pasaba hasta cuando el viento chocaba en mi cara tan rápido que apenas respiraba. En aquel paisaje había un rio pero era tan salvaje que no me atrevía a acercarme a él.

    Un sonido del agua.

    Era evidente que mi respiración cesó en ese momento, no sabía nadar ni mucho menos flotar, el agua me inundaba y me era posible escapar de aquella embestida; lentamente como pude saqué mi cabeza y en ese momento respiré. Tenía miedo de volver a caer pero no podía soportar por mucho tiempo. Era un juego, respiraba y me hundía, se acaba el oxigeno y volvía a respirar agua…Comencé a pensar que morirá aquí, después de todo no había avisado a nadie ya que me escapaba de la aldea para venir hacia aquí.
    Deje de luchar y no respiraba más, me daba igual el dolor en mis brazos era insoportable y la turbina solo dejaba que me moviese sola. Una sombra me capturó, era difícil saber quién era entre movimientos bruscos puede volver a la superficie y vi a mi rescatador, no era más un amigo mío…Como un hermano. Ya en la bendita tierra corrí y lo abracé mientras el llanto me gobernaba. Nunca toque el agua nuevamente, el miedo de no poder respirar era horrendo…A pesar de todo, la mirada de él era tan cálida, los ojos Esmeraldas y su grande altura me brindaba protección.

    Abrí los ojos ante el recuerdo. No podía dejarme vencer, ahora no tenia nadie pero tampoco no estaba perdido, había olvidado hasta ahora aquellos sucesos antes del amanecer en donde había otra oportunidad, otra solución. Me impulsé con las pocas fuerzas que tenia y volví a respirar, el aire llegó tan pronto como me lo esperaba. Bajo en mis pies sentí la textura de algo rasposo, sin dudarlo me aferré a él esperando que fuese una árbol caído o un tronco. Tenía esperanzas de no rendirme, la corriente era rápida y muy fuerte pero me aferraba con mayor razón. Alcé el rostro y con la mirada pude encontrar que la altura en donde caí era grave, bastante alta tal vez por eso perdí el conocimiento en el fondo del rio y era por eso que me llevaba. Tensé la mandíbula y me aferre más en aquel áspero tronco. Por la fuerza comenzaba a mis manos a resbalarse y lastimarme; hice un esfuerzo más para poder seguir con esta posición, de hecho mi cuerpo estaba cansado y no podría continuar por mucho tiempo a menos de que pensara en algo…

    ¡Oye! ¡Aquí!—me gritó una voz, alerta alcé el rostro y a pesar de la cruel corriente vi un espectro, una esfera rosada flotante. ¿Estoy delirando?— ¡sujétate!—se aproximó hacia a mí y sin pensarlo dos veces lo tomé pero el estúpido tronco no soportó más el peso, se hundió conmigo y también aquel sujeto…Después se escuchó un pequeño ruido como un pequeño estallido. Como pude me impulsé sin ser azotada por la fuerza de la corriente, respiré una bocanada de aire antes de ser hundida nuevamente. Esta situación está comenzando a hartarme.

    Mientras mis manos se aferraban en buscar algo se encontraron con algo pequeño hizo que me alzara y pudiese respirar…Era un ¿Tronco? No, era una especie de cosa flotante, como una serpiente o lo que sea.

    Sujétate de mí—dicho esto la cosa parlante comenzó a moverse hasta arrastrarme a la orilla en donde por fortuna había ramas ya secas en donde me impulsé. Respiré hondamente mientras mi cuerpo caía cansado y miraba a mi pequeño salvador. No obstante la pequeña serpiente – o no sé qué cosa sea- se esfumó con un pequeño puf, entonces observé a un pequeño niño; sus ojos me eran familiares, esmeraldas en donde me envolvían en mis recuerdos de ser rescatada en el agua.

    Gracias—dije con esfuerzo mientras me levantaba,

    De nada, no podía ignorar a una chica.

    Ah, ¿gracias?—lo miré el pequeño era un zorrito mágico—mi nombre es Izayoi…y el tuyo es…

    Shippo.

    Me quede helada.

    ¿Shi…Shippo? ¿Shippo? ¿El zorrito mágico?—me acerqué bastante a él, creo que lo asusté ya que retrocedió. Y sólo asentía. Me quede petrificada…No podia ser cierto, Shippo era muy alto y bueno…Sus transformaciones...Desvié la mirada algo apenada por mi atrevimiento de impresión pero… ¿Había viajado al pasado? ¿Cómo? ¿Cuándo? Muchas preguntas para una sola cabeza. Me resigné y suspiré, tenía que admitir que Midoriko cumplió su palabra pero… ¿Esa cosita era el gran Shippo? ¿El gran zorro mágico que alcanzo el máximo rango? Vaya sorpresa.

    Disculpa—susurré, esperando que me creyera, la impresión cayó en mi estomago…Aunque pudiese ser que era el agua en mi estomago—creo que te confundí con alguien—sonreí y a él le pareció complacerle.

    ¿No sabias nadar verdad?—cerré los ojos y apreté mi puño, me molestó su comentario y solo pude esbozar una sonrisa.

    Ah…Un mala experiencia cuando era pequeña—sonreí mientras movía mi mano mientras lo observaba—por cierto Shippo ¿Estas solo?—no pude evitar la emoción en mi voz, recordaba que una vez mi madre dijo que Shippo y los demás viajaban juntos…Tal vez había la posibilidad de verlos ¿Cómos era mi padre? La ilusión golpeó mi corazón tan fuerte que contuve el aire. Me sorprendió la mirada de Shippo, este tan sólo alzo su rostro y hubo un temblor de labios antes de volver a cerrarlos. —¿sucede algo Shippo?

    Ah…No…Sólo que…Me fui…

    ¿Te fuiste?—pregunté mientras me acercaba a él, mi cabello plateado goteo mojándole su hombro.

    Es que tenía que ir hoy…Hoy…es el aniversario de la muerte de mi madre—me miró y una punzada de dolor se acumuló en mi pecho. Ahora fui yo quien tuvo el temblor de los labios.

    Shippo tan sólo me miraba buscando algo, una respuesta, una palabra. Suspiré y le di una sonrisa eso le iluminó su rostro mientras se levantaba y exprimía su manga.

    Bueno…Ah… Adiós—levantó su mano y me devolvió la sonrisa.

    Quise decir algo pero no me atreví ¿Quién era yo? Era absurdo que él me hubiese salvado del agua pero…Además no podía pedir semejante cosa y bueno… Mis labios se abrieron y emitieron la palabra que deseaba decir.

    Espera…

    ¿Eh?— se detuvo y me quede sin palabras suspiré y me levanté estaba pesada por lo mojada que estaba.

    Ojala que no pesque un resfriado.

    ¿Puedo ir contigo?— Shippo tan sólo sonrió y movió la cabeza—¿se puede saber por qué no estás con ellos?

    No podemos perder el tiempo, Inuyasha dice que Naraku cada vez tiene más ventaja, así que pensé que sería innecesario que ellos fueran conmigo y mejor que esperaran, además Kagome aun no regresa.

    Ah… Me imagino que ellos son tus padres ¿No?—sonreí para mí misma. Tenía que hacer una charla bastante larga y sacar la verdad en algunas cosas…

    No ¡No! Inuyasha es un perro tonto siempre me golpea y es un indeciso y…Kagome…Bueno ella…Si, puede decirse que sí. —me dijo mientras sacudía su cabeza y sus cabellos comenzaron a secarse. Miré el sol que comenzaba a perder su brillo… ¿Tan rápido se volvía de noche? Miré mi vestimenta y estaba seca… Que rápido paso el tiempo—¡Llegamos!

    Mis ojos se abrieron como dos platos, no podía ser posible…Era ese prado, lleno de flores, de rosas cualquier color estaba allí y sin dudar el aromático aroma que embargaba el lugar. Volví a sentir ese dolor mientras apartaba la mirada…No podía ser cierto. Este prado era bastante lejano de la aldea de hecho casi medio día para llegar hasta aquí. Vi a Shippo acercarse a una roca mientras dejaba en ella un ramo grueso de flores…Sonreí mientras el dolor aumentaba más. Los simples recuerdos vinieron a mí como ráfagas de viento, cada pedazo de miseria, dolor, angustia y sufrimiento regresaron a mí como cadenas que condenaban mi escasa alma.

    Tengo la forma de solucionarlo.

    ¿Es ella?—pregunté a mi pequeño amigo y él asintió, observé como la piedra tenía un grabado, de hecho era borroso así que no pude ver claramente el nombre…

    Hola padre, madre—susurró con emoción y por un momento su delicada mirada me recordó a mí. Mordí mi labio inferior conteniéndome a llorar— ¿pasa algo Iz?

    Ah…No… Es solo que…

    Tu tampoco tienes padres ¿Verdad?—eso me tomó por sorpresa, no dije nada creo que mi silencio dijo mil palabras….

    Así es Shippo, fueron asesinados por Naraku—eso le pareció sorprenderle ya que sus orbes esmeraldas se abrieron enormemente— es por eso que necesito eliminarlo, si lo hago tal ve todo…—deje que mi voz se apagara al darme cuenta que iba a cometer una estupidez, el deseo de confesar todo o al menos desahogarme surgió como el hambre, hasta ahora no me percataba que no había comido en estos dos días. Respiré mientras sonreía— no me hagas caso en verdad.

    También nosotros…Oye—me llamó mientras saltaba y se quedaba en mi hombro—¿y si viajas con nosotros?

    A pues…No lo sé—contesté mientras rascaba mi mejilla.

    ¿Es buena idea o no?—cruzó los brazos mientras buscaba una respuesta en mi rostro.

    Puede ser que sí...

    Un olor familiar estuvo en el aire, también Shippo lo presintió, hubo tensión. El ruido y un gruñido no se hizo esperar y entre los arboles cortándolos con furia apareció aquel demonio que me había enfrentado ahora sangrando pero con sus ojos de regreso. Retrocedí, él demonio alzó su colosal espada para dañarme cuando me di cuenta que iba a destruir aquella cripta. Shippo exclamó de horro y antes de que pudiese destruirla la tomé entre mis manos. La fuerza con al que arrebatia era enorme.

    Shi…Shippo…¡Huye ahora!—grité con fuerza. No dejaría que esta vez… ¡Los asesinará! No tardo en obedecerme, solo se detuvo y me miró. El mounstro pareció mi plan y se dirigió hacia el pequeño zorro, enseguida me interpuse; quiso cortarme en dos pero como pensé aquella energía avanzo en mi cuerpo rechazando el ataque como lo hizo con aquel sujeto de las flechas envenenadas. Supe que nada podría pasarme…Podría ser inmune en aquellos ataques.

    Vaya vaya…Al parecer la sangre de Naraku se volvió e nuestra contra—su voz resonó en mis oídos— es tu bendición y al mismo tiempo tu maldición ¿Eh?

    Shippo…Huye…Ya, rápido—pude escuchar el movimiento de sus pies en el campo—¿Cómo llegaste aquí?—cuestione tenía que saber cómo volvió a este tiempo.

    ¡Ja! De la misma manera que tu…Con la perla.

    Mientes…No es posible que un idiota como tu tenga ese poder, además ¿No estabas muerto?

    Yo soy inmortal.

    Otra mentira más.

    No murmuró nada, solo se limito a tacar, tenía en su mirada el odio que yo le habría provocado, mientras yo los esquivaba con facilidad. No daba marcha a tras, ya no tenía más miedo. En un momento inesperado me abalancé contra él bloqueando un golpe y pateándolo en la cara torciendo su cabeza, sin embargo no se rindió, de hecho con lentitud movió su cabeza a su sitio y gruñí, esto nos sería fácil. Mientras intentaba hacerme trocitos con esa espada yo propinaba golpes, no obstante él me tomó del brazo y me azoto con fuerza en el suelo, aquel campo de flores no era más que un campo ahora de batalla, la mayor parte de aquel paisaje ahora estaba destruida. Claro, me aseguraba que nada dañaría aquella cripta por un momento sentí lastima al ver el paisaje destruido, ya no sería lo mismo. Enfocándome en el golpe intente levantarme pero este con su mano me inmovilizo.

    Vaya, vaya… ¿Ya no me temes?

    Nunca te temí, de hecho solo dabas asco, ¿Cómo un ser como tú no puede morirse?—sonreí, por un momento sentí que nada me importaba tan sólo luchar con él.

    ¿Qué era ese sentimiento de solo asesinarlo?

    Yo creo que sí, incluso hasta la más asquerosa cucaracha puede destruirse—dije escupiéndole la cara.

    Con que la hibrida muestra sus garras.

    ¡Y con estas te cortaran el cuello!—grité mientras liberaba mi mano y travesaba su cuerpo, un gran agujero se abrió entre mi camino dándome la oportunidad de escapar. Miré el lugar, todo destruido excepto aquella cripta que estaba intacta.

    ¡Maldita!—volteé y el lanzó su espada pero…No iba dirigida hacia a mí, como si los segundos fuese horas volteé lentamente en donde se dirigía aquella arma hasta impactar la roca en donde se encontraban los restos de la madre de Shippo, esta se destruyó dejando solo restos, desboronados como si fuese polvo.

    Ah…—el recuerdo de la mirada de Shippo volvió en mi mente, llena de esperanza, de tranquilidad, recordándome a mi misma… ¿Por qué? Tense la mandíbula haciendo que mi mano se convirtiera en puño—tu…tu siempre destruyes todo…Este lugar…Mis amigos…Mis memorias…Mi felicidad y ahora esto…¿Por qué?—le clave la mirada, la ira me lleno el alma y odio inundo mi corazón y sin dar tiempo de nada, destrocé su mano. Como pensé soltó la espada y eso me dio oportunidad de tomarla, era tan pesada como lo había imaginado. Sonreí ante mi plan—te cortare la cabeza.

    No lo harás…

    Con su otra mano la tomo del filo, creí que iba acortarle pero solo la sostuvo y en seguida sentí una descarga eléctrica embargándome todo el cuerpo, eso hizo que la soltara y cayera al suelo. Me sujeto el cuello.

    Ahora es mi turno de vengarme la mano—susurró con su voz cruel.

    Nuevamente me azoto al suelo, inmovilizándome contra su pie. Mi mano quedo libre, al parecer quería cortarla, en una fracción de segundo corte su otra mano, eso me dio oportunidad de escapar y sin desaprovechar la oportunidad su espada quedo en el airé y cayó en su cabeza. Sólo cayo el demonio. Mi respiración era agitada y observe mis garras…Manchadas de sangre. Exclame de horror al darme cuenta que hice todo esto, el prado, la cripta…No quise ver al demonio, de tan solo pensar en lo sádica que fui.

    Me estoy convirtiendo en alguien que no deseo ser.

    Entre en pánico, no era posible que fuera así tan cruel. Estaba enloqueciendo por la rabia e ira; una punzada de dolor en mi hombro me hizo voltear tenía una cortada pequeña pero se derramaba sangre.

    ¿Por qué mi sangre es negra?

    ¡Por aquí!—gritó la voz de un niño que lo reconocí.

    Alcé la mirada y vi al niño que miraba alrededor, estaba tonito observando el lugar hasta centrarse a mí y bajo la mirada. Me di cuenta que miraba mis manos y las oculte nuevamente. Suspiré lentamente subí la mirada. Me quede sorprendida al ver a una exterminadora, un monje al parecer y…

    ¿Papá?


    Quise dar un paso, pero el joven de la cabellera plateada me detuvo con su mirada. Un ardor se centro en mis ojos al darme cuenta que me miraba…¿Con odio?

    Espero que les guste, gracias por sus post. Después de todo son ustedes que me animan a seguir xD
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  18.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    ¡Jo! xD Mi niña linda (?) Ya tenía ganas de escribirte un comentario... me encantó la historia aunque realmente no recuerdo si la reescribiste (se me hizo sin muchos cambios de historia) aunque he de decir que has mejorado bastante de tus inicios solo que sigues faltando con los acentos xD Pobre de mi nieta ToT huerfana tan temprano y además con semejantes problemas. Como lo prometí te dejo mi post aquí, estaré más al pendiente :D
     
  19.  
    Nopal

    Nopal Usuario VIP

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,469
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Dios..hola linda...Me gusto mucho.
    Shippo la salvó dos veces, en el pasado y en el futuro..que lindura...
    Me encata como va todo lo narrado, lo único es que te comes unas letras o separas las palabras, es cómo tu firma ¿no?
    Ejemplo.
    a tras, atras.
    En una parte pusiste POSIBLE, creo que quedaría mejor IMPOSIBLE.

    Era evidente que mi respiración cesó en ese momento, no sabía nadar ni mucho menos flotar, el agua me inundaba y me era imposible escapar de aquella embestida;

    Digo yo, no sé si eso era lo que querias decir.
    Volviendo al capi...¡Inuyasah le miraba con odio! ¿y eso? creo que no es odio pero debe ser por el parecido??
    Buneo dejalo así lo sabré en el otro capi...¿Y Kagome? debe estar en su época ¿no?...
    Bueno ya lo sabré...nos leemos...
     
  20.  
    kagomeG

    kagomeG Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Septiembre 2009
    Mensajes:
    364
    Pluma de
    Escritora
    Pero... que??!!! ahhhhhhhh!!!!!! no! con un pepino!!! NO LO DEJES ASI!!!!!!!!!!!
    eres tann... MALVADA!!! ahh!! ya hablare con tigo!!
    pobre iza!!! pero./.. en que momento le pidió el deceo a la perla??!!!
    por que el baka de inu la ve asi??!!! es Su hija!!
    sabes... me gusto mas esta versión que la otra (a mi el como dejaste a la otra versión... no te lo he perdonado) hehe
    pobre shippo!! inche monstruo de pacotilla!! no quiero saber que carita pondrá shippo cuando vea la cripta de su madre... de imaginármelo me dan ganitas de llorar....
    bueno amiga me dio mucho gusto que lo continuaras, y claro que has mejorado!
    *aparece aura malévola* si no lo continuas pronto traeré la soga y una silla
    bueno mi adorada Kicsu te adoro!!! besos!! y felices fiestas... atrasadisimas pero te deceo lo mejor de lo mejor con mis deceos especiales para ti....

    kagomeG
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso