Solo un sueño

Tema en 'Relatos' iniciado por kagomeG, 21 Julio 2012.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    kagomeG

    kagomeG Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Septiembre 2009
    Mensajes:
    364
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Solo un sueño
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1570
    Intuitivamente me siento en un sillón amarillo y suelto un gran soplido ¿qué rayos hago aquí? Alzo la mirada y frente de mi hay un grupo de muchachas que charlan emocionadas ¿un suceso? Ahora que veo bien en una de complexión un poco robusta, alta , de cabello ondulado color café con tez clara y lentes gruesos se me hace conocida ¡oh, si la conozco! pero… nunca la eh visto en persona y las otras chicas también las conozco por fotografías pero ninguna es de mi ciudad… que extraño ¿qué hacen ellas aquí?.

    Confundida veo mi alrededor, este lugar parece una casa antigua; por el viejo olor a madera y la fina decoración antigua, a mi izquierda hay un pequeño pasillo con cuatro recamaras al parecer muy acogedoras. En eso una chica delgada, no muy alta, de tez morena y cabello corto pero muy abundante y chino grita un nombre, uno que en verdad no esperaba escuchar: “¡Jennifer!”

    ¡¿Qué?! ¿Y ella qué hace aquí? No me agrada mucho esa chica, pero tampoco le odio ¡ah! aun así no me siento con muchas ganas de verla.

    — ¡Hola chicas! ¿cómo sigue Alexander? Ya mejor, ¿verdad?— dijo al acomodarse la falda después del gran abrazo que recibió por parte de sus amigas, acomodó su fleco de lado y el ramo de rosas ¿azules? que traía entre sus brazos pálidos. Ellas le indicaron el camino, que era justamente uno de los cuartos del pequeño pasillo, y desapareció tras la puerta de decorados rojos.

    Al escucharla abro los ojos de golpe ¿se referirá al Alexander que conozco? al parecer estas muchachas no me ven de lo interesadas que están platicanto así que corro a esconderme tras de la puerta donde Jennifer desapareció, que bueno que está ésa pequeña mesita con unas rosas blancas ¿marchitas? Vaya, aun su muerte no ha opacado su belleza, tras esconderme con curiosidad pego mi oreja a la puerta para oír la voz de Jennifer, al escuchar la otra voz compruebo que si es el Alexander que conozco mis manos se ponen frías y empiezo a sentirme nerviosa, ya no me acordaba de como se escuchaba su voz, provocando que una pequeña sonrisa de lado se asomara en mi rostro.

    — Gracias por venir Jenni, ya estoy mucho mejor, en una semana podré salir de aquí.

    — ¡Que bueno! Me alegra mucho, la verdad es que me espanté como no tienes idea cuando me enteré lo que esos rufianes te hicieron y te traje éstas rosas, espero que te gusten para que te sientas mejor— hump ¿rufianes? ¿A qué se refiere? — te quiero mucho Alex y aunque me voy a otro país por un tiempo espero que cuando regrese nos podamos ver más seguido.

    — Claro Jenni, me alegraría como no tienes idea que nos viéramos más seguido, ya te extrañaba mucho — ¿qué hago aquí? esto ya lo he visto varias veces, no me debería de sorprender y será mejor dejarlos solos ya que se han extrañado mucho. Me levanto para irme por una gran puerta que veo al fondo, tal vez sea la salida de este tonto lugar, en ese momento golpeo la mesita, la logro estabilizar pero al levantar una de las rosas me pincha el dedo provocándome un pequeño “¡auch!” y escucho abrirse la puerta y la voz de Jennifer en mi espalda.

    — ¿Lillen? ¿Qué… haces aquí?

    — No tengo la menor idea — volteo a verla un tanto seria, y decididamente sigo— perdón por interrumpirlos, ya me tengo que ir.

    Y justo cuando doy un paso escucho la voz de Alexander preguntando mi nombre con un tono un poco ¿desesperado? empuño mis manos con la esperanza de decidir largarme de ahí y no correr a abrazarlo como tanto he deseado en estos años pero una mano me detiene tomándome de los hombros.

    — ¡Lillen! — volteo al escuchar su grave voz, tal y como la recordaba, tiene una bata de hospital y ¡vaya! no lo recordaba tan alto.

    — Alexander, perdón por interrumpirlos, ya me iba.

    — ¿A quienes? — volteo a ver a los lados y no veo a Jennifer, tampoco están sus amigas, que extraño, desaparecieron de la nada, solo había una pequeña niña de vestido naranja jugando con una mariposa que volaba sobre su cabeza.

    — Ah… bueno, yo… ¡Alexander! — grito aterrada tras verlo caer al piso apretando con sus dos manos el area del estomago con dolor, en ese momento lo alzo y trato de llevarlo con cuidado al interior del cuarto donde estaba una cama de sabanas blancas, con todo mi esfuerzo y con un poco de su ayuda se logra acostar.

    — ¿Qué te pasó? ¿Quién te hirió?

    — Bueno, digamos que antier en la noche fuí al hospital a ver a un amigo y de regreso unos muchachos de ropas oscuras se me acercaron y el más alto del grupo me enterró un vidrio en el estomago, lo bueno es que una señora vio todo y al verlos alejarse corrió a ayudarme — al ver mi cara de susto dijo — No te preocupes, ya estoy mucho mejor, esos tipos jugaron sucio y no me dieron tiempo de defenderme, pero el que me enterró el vidrio dejó sus huellas impregnadas y al parecer ya lo encontraron o almenos hasta eso me he enterado.

    No me aguanté las ganas y lo abrazé fuertemente del cuello, era injusto que le hicieran eso, siento sus grandes manos rodear mi espalda de manera protectora y unas cuantas lagrimas rodean mi rostro, lo he extrañado como nunca creí y verlo ahí me dan ganas de nunca separarme de su lado hasta verlo bien y llevada por la emoción empiezo a decir:

    — Tal vez te suene aburrido porque te lo he dicho casi siempre pero… Eres una persona muy fuerte y valiente— tomo su rostro entre mis manos mirándole a los ojos, ¡oh oh! no me tengo que ver intimidada por esa mirada así que inhalo fuertemente y sigo— pero sabes que a mi no me puedes engañar así que no pienso salir de este lugar hasta que estés mejor, claro que si a tu familia no le incomoda.

    — Hump no creo, pero créeme que estarás más tiempo aquí si sigues encima de mí y mi herida— sorprendida inmediatamente me siento en una silla junto a su cama, la cual no recuerdo haber visto cuando llegamos.

    — Je, perdón — siento un poco caliente mi cara, lo más probable es que esté sonrojada así que mejor bajo la mirada para que no me vea ¡que vergüenza!

    — Gracias por venir Lillen, me hace sentir mucho mejor tu compañía — sonríe mientras me dedica una tierna sonrisa… ¿eh? ¡Hay Dios! ¡no me tengo que dejar llevar por esas miradas! pero mi cuerpo me traiciona y recuesto mi cabeza junto a la suya y su mano juega con mi despeinado cabello como un dueño a su cachorro.

    — ¡Hey! ¡No soy un perro con el que juegues con su cabeza después de traerte la pelota! — lo volteo a mirar con cara de pocos amigos.

    — ¡jaja! No tienes remedio, mujer.

    Tengo frio y me pongo en posición fetal, siento la ligereza de las las sabanas y escucho la voz de mi madre gritándome desde la cocina.

    Tomo conciencia.

    ¡AH! Era otro… ¿sueño? ¡uy, que coraje! me volveré a dormir... ¡si! ¡Y tal vez vuelva al sueño! sumerjo mi cabeza en la almohada y me tapo lo más posible tratando de conciliar paz y volver a dormir.

    — ¡Lillen baja ahora, son las diez de la mañana, tu padre está a punto de llegar y no has lavado los trastes de la cena! ¿Quieres que tu hermano lave éstos y tú los del desayuno? — dice seguida de la voz de mi hermano diciendo “¡Si, yo los hago ahorita!”

    Bueno y aquí acaba otro buen sueño, otro de los muchos que nunca me gustaría despertar, pero tristemente siguen siendo eso: solo un sueño.
    .................................................................................................................................................................

    ¡HOLA!
    ¿Qué tal, eh? espero que les fuera agradable este one-shot, la verdad es que tengo un montón de sueño ya que no eh dormido muy bien que digamos, pero de momento me vino a la mente: "¡voy a hacer un One-shot!" y hasta esta hora se los "cuelgo". (espero no haberla regado por ahí en el tiempo ya que fue en "presente" y por lo normal escribo en "pasado")
    Fue inspirado en un sueño que tuve... ¿antier?, me parece que si fue antier solo que le modifiqué algunas cosas que de plano carecían de sentido ^^

    Gracias, con cariño: KagomeG :)
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso