One-shot de Inuyasha - Simples respuestas [Re-editado]

Tema en 'Inuyasha, Ranma y Rinne' iniciado por Fernandha, 12 Junio 2012.

  1.  
    Fernandha

    Fernandha Maestre Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,171
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Simples respuestas [Re-editado]
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1171
    Advertencias: Ooc y faltas de ortografía. Narración ¿Horrible? No sé, no pude cambiar mucho al original x'D​


    Simples respuestas.




    La noche brilla más, la Luna despejó todo y quedó flotando en medio del cielo junto a las estrellas. Ahí, debajo de aquella tenue iluminidad se encontraba una chica de pelo azabache sentada en el césped cercana a un río.

    *En esta noche estoy recordando mucho lo que sucedió tiempo atrás, donde aún era feliz con InuYasha, pero absurda fuí al pensar que él estaba enamorado de mí.* Pensaba mientras una melancólica sonrisa sobresalió en las comisuras de sus labios. *Tengo que olvidarlo, debo y puedo…pero no quiero*

    La joven chica suspiró, en ese suspiro también estaban sus ganas de vivir. Se desechó de aquella maldita cosa que tanto odiaba; la vida. Sin embargo, en un suspiro no se puede ir todo. Estaba cabizbaja su pecho bajaba y subía entrecortadamente, lloraba, una mejor forma de desahogar penas quemantes.

    —Humana —se pudo escuchar una voz masculina, fría, severa...vacía, y más que duda presentía que sentenciaba su muerte.

    Sí, exacto, su vida terminó de arruinarse con la aparición de él. Carraspeó un poco y con la yema de sus dedos quitó unas lágrimas que luchaban por no resbalar por sus sonrosadas mejillas. Se levantó y con la manga de su blusa limpió la evidencia.

    —¡Ja! —dijo ella sacándo una leve fuerza de su interior, ¿podrías ser quizás que si actuaba así él le cumpliría el deseo de finalizar con su vida?—, lo último que me faltaba para empeorar mi día eras tú —prosiguió mientras volteaba a ver con los labios temblorínos—. A ti, el mismísimo Lord Sesshomaru.

    —Hmp...—soltó irritado, ¿por que debía hacer éso? Sí, el maldito tiempo de convivencia con ésa escoria de humanos estaba logrando afectarlo de una forma espíritual—. Basta de estupideces, he venido ha hablar contigo…

    —A petición de Rin —terminó de decir la azabache después de haberlo interrumpido, ¿cuánto más podría jugar con su vida?, ¿cuánto más faltaría para sólo cerrar los ojos y jamás volver a abrirlo?—. Dime, ¿qué quieres?

    Las miradas cruzaron unos segundos, que parecieron eternos momentos de agonía pues en cada mirada un sufrimiento se veía envuelto.

    —Rin dice que te vio llorar —no lo preguntaba, lo afirmaba, éso era magnífico más de tres oraciones habían salido de su boca—. Vendrás conmigo.

    —¿Así? —dijo sin prestar atención—. Que bueno, creí que no te gustaban los humanos pero veo mí error—sin saber porqué una sonrisa de victoria se formó en sus labios sólo un poco más, un par de oraciones y todo terminaría.
    Lo vio apretar las manos hasta el punto de que podía escuchar la tensión de ambas al querer resistir en matarla.

    —Tienes la razón —admitió él sin perder la elegancia—. Los odio y aborrezco por ser inservibles costales de hueso y sangre, de cuerpo simplemente frágil que podría ser cortado en cuestión de segundos o menos. Pero no puedo comparar a aquella niña humana con los demás.

    —¿Por qué?

    Aquello se había convertido en una conversación, la brisa golpeó los rostros de ambos, la melena azabache se confundió con la platinada, el rostro de perplejidad departe de la muchacha, quedó a escasos centímetros de una helada mirada, de ojos ambarinos opacos y deseosos de sangre.

    —Por que simplemente yo lo digo —gruñó éste.

    —¿Qué ofensa hice a vuestra presencia Lord? —habló ella recobrando la cordura pidiendo a gritos en su interior que todo terminara.

    Los chocolatazos ojos de ella brillaban y por un momento los de él, la luna los iluminaba con una tenue luz que hacía una gran vista. Un último suspiro salió de los labios de la morena y su sonrisa volvió.

    —¿Por qué los humanos son tan humanos? —Otro gruñido salió de los perfectos labios del Youkai.

    —¿Por qué los demonios son tan demoniácos? —contraatacó ella—. ¿Por qué los Taisho son tan estupidos? —prosiguió—, ¿por qué hay deseo en los ojos pero matanza en las manos? Preguntas sin respuestas —finalizó

    Sesshomaru recobró su postura y se alejó de ella, mientras Kagome se paraba; y las miradas no eran desviadas. Cuando las dos anatomías estaban en la misma posición una última pregunta rompió el silencio.

    —¿Por qué tengo que ser una chica de corazón vulnerable que sólo siente amor por los Taisho?

    Una sonrisa de victoria se formó en sus labios y giró sobre sus talones para caminar hacía sus amigos, éso sólo éso le serviría para acabar con su vida.

    —Cómo he dicho, simples preguntas, simples respuestas que con él tiempo pierden su encanto.

    Y fue así como ella desapareció entre la penumbra del bosque dejando a un Sesshomaru gruñendo, y se paró cuando recién había caminado unos cuantos metros esperando, esperándolo para que su muerte fuera lo más pronto y sin dolor pero cuál fue su sorpresa al no sentirse seguida.

    —¿Porqué los tengo que odiar y aborrecer si algo de mí pertenece a ustedes? —susurró Sesshomaru, cerró los ojos y comenzó adesaparecer—. Por la simple razón de que mí corazón ya no es demoniáco —mostró sus colmillos y concluyó despareciendo completamente sabiendo que ella lo había escuchado.
    Cierto, allá en lo más espeso del bosque la chica lloraba, lloraba no solo por seguir con vida; lloraba porque sabía que todo en ella había cambiado hasta el punto de amarlo. A aquel ser tan inexpresivamente frío, se odiaba, se aborrecía pero se alegraba porque sabía que jamás en la vida volvería a encontrarlo de ésta forma.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  2.  
    FiraLili

    FiraLili Usuario común

    Aries
    Miembro desde:
    15 Febrero 2011
    Mensajes:
    350
    Pluma de
    Escritora
    ¡Awwww! Lo adoré.

    Tiene un no se que me encanto, hacia mucho que no leía un SessKag tan hermoso como este, porque a pesar de no tener ese romance al que soy adicta, tiene esa tensión de peligro, que lo hace simplemente perfecto y real. Además la simple mención de Inuyasha me pone de malas, odio, odio, que haga sufrir a mi linda morena, ¿cómo puede estar con ella mientras piensa en Kikyo? Ahhhh!!! Pero de eso a que Kagome quiera quitarse la vida, ¡puff! ya es otro nivel D: jajaja y ahora pretende que mi Sessho la mate! ¡NO! Sessho la ama (bueno... en mi mente loca así es xDD)

    Ortografía no te puedo decir nada, no soy buena en eso, además de que estoy casi segura de que no tienes error alguno.

    Un beso,

    FiraLili​
     
    • Me gusta Me gusta x 2
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso