siete días (Sasukarin)

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por karin uchia, 7 Noviembre 2010.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    karin uchia

    karin uchia Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2009
    Mensajes:
    57
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    siete días (Sasukarin)
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    734
    hola pues es un Sasukari bazado un poco en el manga, y lo demas de mi loca imaginación,
    Karin es capturada y sentnciada a muerte en siete días de los sacare un poco de su pasado cada día

    primer día
    ( Mi infancia)

    Todo empezó una noche magnifica para convertirse en una triste historia, no pienso doblegarme a mártir no va con mi personalidad en lo absoluto pero de cualquier manera pienso a ver como salgo de este lió en el que tu mi odiado amor me has dejado caer, si caer en este pozo sin retorno.
    Solo puedo sentarme en este piso frío y ver como caen las gotas, de este lugar tan triste que poco a poco se cae en pedazos, pero no es de mi incumbencia después de todo se decidió que moriré en siete días.

    Algunas personas creen que es genial saber la fecha de su propia muerte, de esa manera no tendrían miedo de gozar su vida , sin embargo este caso no estaba bajos esas reglas
    Cómo puedes ver en mis ojos, como si fueran puertas abiertas
    Que te guían hacia mi núcleo
    Donde me siento tan aturdida
    Sin alma
    Mi espíritu dormido en algún lugar frío
    Hasta que lo encuentres y lo guíes de vuelta a casa

    iba a morir sin consideración alguna pero no sin antes reflexionar los actos que me llevaron a tal desenlace.
    Suspiro mientras trato de pensar en el por que ¿Por qué? Debería tratar de salvarme la vida si para mi, ase tiempo que no debería estar en este mundo, ¿entonces debo escapar o dejar que me maten?
    Doy un suspiro y me acuesto tratando de recordar lo que era realmente vivir.
     

    — ¡Karin chan!— mm dije mientras me levantaba del suave césped, y me acomodaba las gafas de tal manera que pudiera ver con claridad a los que me hablaba, no pude evitar sonreír al ver a Izumí chan y a amy acercarse a mi lado.

    — ¿Que sucede?

    —Vamos a jugar atrapadas y tu empiezas — decía feliz Izumi mientras se echa a corre

    — ¡Hey no es justo!-dije mientras me ponía a correr para atraparlas.

    Era tan feliz, todo era tan perfecto el pasto el cielo, el panorama, las risas de mis amigos podía sentir el aire en mi cara, si todo era perfecto en mi niñez mi pequeño mundo, no necesitaba más todo lo que quería era detener el tiempo y que se repitiera ese momento una y otra vez,
    Como un video y así eternamente.


    Te atrape dije feliz mientas atrapaba de una vez a haru e Izumi.

    Eso no es muy justo Karin, al final de cuentas eres la mejor kunuichi de la generación.
    —A
    sí es y ahora voy por ti Amy.
    No me resultaba difícil es juego era la más rápida después de todo, era la favorita para los temibles exámenes Jounín pero realmente solo los aria
    Por diversión no me interesaba mucho ese tipo de vida, quería ser gennin para siempre tener un a vida sencilla y conservar todo lo que tenia, si no ningún otro interés.
    Hasta ese maldito día, la primera sección de examen la pasamos sin ningún problema pero …

    Les encargo el pergamino de cielo creo tener a los tontos perfectos para quitarles el pergamino de la tierra.

    Muy bien
    Me acerque lo suficiente como asechar a mi enemigo por lo visto no estaba tan difícil la situación, de echo era un regalo, solo había uno en condiciones para luchar los otros dos estaban totalmente noqueados,y tenia el pergamino de la tierra no le salte por atrás y le quite el pergamino, como predije me persiguió pero no pudo atraparme era demasiado lento una vez que lo perdí de vista regrese con mis compañeros en lugar acordado pero tal fue mi sorpresa al no verles.

    ¿Chicos?
    Entonces fue cuando un oso se me abalanzo haciendo que soltara el pergamino.
    Estaba tan segura que iba morir que nadie me salvaría que moraría de la manera más humillante que pudiera morir un ninja, entonces fue que me salvaste.
    Ese chico de cabellos azul marino, tez blanca y ojos profundos, de color negro

    Parece que tienes el mismo que nosotros que decepción.
    Dijiste con esa voz tan profunda con un ligero toque de decepción y te fuiste, sin más sin decirme tu nombre ni dejar que te agradeciera, te fuiste tan rápido como llegaste a mi vida.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    ManaKarin

    ManaKarin Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    30 Octubre 2010
    Mensajes:
    136
    Pluma de
    Escritora
    Oh! Muy bonito Fic pero se nota que también estará triste >.<
    Bueno pues la única observación que puedo hacerte es que en algunos nombres propios se te fueron las minúsculas al principio. De ahí en fuera no noté nada más jeje

    Yo espero ver continuación pronto *w*
     
  3.  
    Rainbow

    Rainbow Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    14 Octubre 2008
    Mensajes:
    56
    A decir verdad la pareja es de mi total agrado XD pero se nota que le colocaste
    empeño en hacer este capitulo y eso lo valoro demasiado. Aunque deberias ir a taller literario
    y pedir ayuda a algun beta por tu ortografía ya que hay palabras o frases que estan mal escritas
    yo te ayudaria pero no soy bueno en eso.

    ojala lo continues.
    besos.
     
  4.  
    karin uchia

    karin uchia Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2009
    Mensajes:
    57
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    siete días (Sasukarin)
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    599
    CAPLITULO 2 “ NUEVA VIDA”

    Despierto con cierta nostalgia aun puedo recordases por lo visto, la ingenuidad y carisma de Izuki y la fortaleza y seriedad de Ciro ,ambos eran mis compañeros de equipo y yo era su capitana pero no pude salvarles ni si quiera fui capaz de divisar quienes los mataron, estaba tan preocupada por obtener el pergamino de la tierra que no pude ir en su ayuda
    No puedo evitar dejarme caer, y que una desobediente lagrima saliera para demostrar lo débil que era, siempre había presumido de ser la mejor, de ser especial, pero nunca se lo pude demostrar realmente a los míos, es como si todo aquel que se relacionara con migo estuviera destinado a la muerte.

    Sabia que esa cosa era viles fantasías pero eran muchas pero simples coincidencias, primero mis compañeros, después mi familia y mi aldea, Orochimaru sama, Jugo y Suigetsu, y ahora Sasuke estaba condenado a mi misma suerte, si definitiva mente debería morir.
    No puedo dejar de sentirme decepcionada de mi misma, hacías tiempo atrás que me había dicho que debía olvidar y avanzar, sin voltear atrás y simultáneamente lo había logrado. Tiempo hacia que había olvidado mi infancia mis amigos todo aquello que una vez ame, pero sin embargo el día que me dejaste a mí propia suerte el pasado me alcanzo y ahora me estoy uniendo en el sin ver como puedo escapar de aquí.
    — Karin sabes que nadie te culpa por lo sucedido.

    —Izumi — la vi. parada ahí, esperando por que le escuchara y fuera con ella pero yo no tenia ganas de jugar o entrenar simplemente quería asimilar lo que había pasado a mi manera.
    Sabia que estaba preocupada por mi pero …

    — Lo ciento Izumi chan pero necesito estar sola.
    Ella me miro con tal tristeza, sus ojos azules, la forma en la que me vio, su cabello rizado del mismo color, su forma excéntrica de vestir tan sulla.
    Por alguna razón sentía como si fuera la ultima vez que la viera.

    — Lo siento pero, necesito estar sola.

    — Como quieras, adiós.
    Me volteé sin querer, ese adiós parecía …
    No debía sacudir esas ideas absurdas de mi cabeza, claro que volvería a verla a ella y a todos los demás, pero tenia un extraño presentimiento.
    Vi el cielo y me deje caer al suave pasto necesitaba despejar mi mente olvidármele todo por un instante, dejar pasar la muerte de mis compañeros y seguir con mi vida pero ese pasado me acosaba y me ahogaba sin dejarme salir de ahí.
    Además ese chico, aquel que salvo mi vida, su recuerdo era aquel que más me pesaba no podía olvidarlo, su chacra, a pesar de solo verle por unos momentos no podía olvidar su chacra era tan genial, tan perfecto.

    Abrí mis ojos para ver como las hojas caían igual que mis recuerdos y el viento las Asia volar a su suerte. Entonces pensé que sería genial ser una hoja simplemente dejar que el viento decidiera mi suerte y me hiciera volar y caer al azar sin responsabilidad alguna.
    Volteé haber la hoja que cayo en mi mano y sin razón alguna me quede contemplándola un rato, me quede inmóvil.
    Entonces fue cuando sentí tantos chacras junto viniendo a toda velocidad que i primer reflejo fue correr y esconderme dejando a tras todo lo que alguna vez ame deje la aldea, mis amigos, maestros y familiares, deje al viento todo y corrí por mi vida, ya que nuevamente valore mi sobre la de los demás, seguía siendo tan débil que no podía salvar a nadie que no fuera yo mismo.
     

     
     
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    karin uchia

    karin uchia Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2009
    Mensajes:
    57
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    siete días (Sasukarin)
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    753
    hola si un poco cortos pero, bueno gomen nasai

    DÍA 3

    (OROCHIMARU SAMA)

    No había mucho que hacer en una celda solamente podía dejar que mis recuerdo me consumieran y sentir los chacras de la gente libre, los cuales no tenían preocupaciones ni temores, cero que es cierto lo que dicen acerca de que uno no le teme a la muerte asta que te alcanza.

    Y eso es un poco curioso porque de todas las experiencias cercanas a la muerte ,con esta es la con la que más e sentido pánico ya sea por la espera, por que esta vez no e intentado burlarla como siempre o tal vez por el simple echo de que Sasuke me abandono y por tal motivo perdí toda esperanza de que alguien acuda a mi ayuda.

    Sacudí esas tontas ideas de mi cabeza claro que nadie vendrá en mi ayuda, nadie aquí tiene motivos reales para ayudarme, acepto claro dar información, pero me decidí a morir como un verdadero ninja sin perjudicar a nadie, primero había pensado en decir todo lo que sabia de Sasuke como venganza por desecharme, sin embargo recordé las palabras de Orochimaru sama.

    Me negué a seguir la corriente como siempre hacia y esta vez hacerme cargo de las consecuencias de mis actos.

    Además esa celda me hacia sentir un poco de nostalgia, a un que claro nunca me imagine que alguna vez me encontraría de lado de prisionera , supongo que es algo irónico y desde cierto punto de vista gracioso, ya que realmente me siento extraña y hasta un poco cúlpale desde este lado de las rejas por todos aquellos que mantuve cautivos mientras estaba al Servicio de Orochimaru sama

    Aun recuerdo el día que le conocí fue el mismo día que comencé mi nueva vida y probablemente el día que selle mi destino.

    Solo veía escondida como un ratón, como era consumido todo por las llama y yo ahí sin hacer nada comportándome como una cobarde estaba como espectadora.

    Cerré mis ojos y me dispuse a alejarme de ese lugar, sin tener a donde ir, pero seguía viva …

    No eso no era vivir, aquel termino “vivir” consistía en tener un objetivo y un propósito y eso era exactamente lo que las llamas consumían entonces ¿Por qué vivir?, ¿realmente me podia considerar viva? Todas esa preguntas llegaron a mi mente sin respuesta a aparenteBage por un rato intentado encontrarle sentido a mi nueva vida cuándo sentí un chacra bastante peculiar

    No se veia peligroso pero algo mr decia que tuviera cuidado, me acerqe con cierto recelo, ocultando mi chacra para asegurarme que o corria riesgo alguno. El dueño de ese chacra tia una piel increiblente blanca, sus ojos parecian los de una serpiente y tenia un cabello extremadamente liso.

    — ¿Quién es usted?

    El hombre se volteo a verme, su manera tan penetsantre de mirar iso flaquear mis fuerzas pero debia hacer algo lo que fuera, si el era parte del
    grupo que hacecino a todos debia matarlo, ya no me importaba si moria me negaba a perder esa oportunidad.

    — ¿Como te llamas?

    — No necesita saberlo Dije mientras sacaba un cunai.

    — ¿Por qué me atacas?

    — Usted ayudo en la destrucción de mi aldea.

    El hombre simplemente rio por lo bajo y después me vio de reojo como queriendo comprobar algo.

    — Siento decepcionarte pero yo no tuve nada que ver con esa catástrofe.

    Suspire con un poco de decepción sabia que no mentía esa era otra habilidad de la que siempre me inorgulleses

    — Crees la cosas con mucha facilidad.

    — Se que no miente tengo algunas habilidades especiales.

    El hombre me vio aun con más curiosidad como si e tratara de un científico que encontró una rata de laboratorio que supiera deletrear.

    — Tengo curiosidad como es que estas viva?

    — Puedo ver cuando muchos chacras se acercan.

    — Ya veo, entonces ven conmigo te enseñare a explotar tu habilidad y te are más fuerte, para que puedas defender a más de una persona.

    Me tomo por sorpresa la velocidad con la que descifro la condición en la que me encontraba pero claro que no tenía muchas opciones así que acepte ir con ese hombre.
    Y de ese modo comenzó mi un nueva vida, pero gracias a el obtuve una nueva vida una razón y un objetivo una razón por la cual entrenar duramente y pelear si, de una extraña manera volví a ser feliz.
    Me sentía orgullosa cuando Orochimaru me felicitaba, me sentía tan útil volví a ser considerada un “prodigio” me sentía tan orgullosa de mí misma.
     
     
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    karin uchia

    karin uchia Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2009
    Mensajes:
    57
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    siete días (Sasukarin)
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    1358
    Cuarto día
    (No más juegos)

    Mis días eran iguales de no ser por las comidas no tendría conciencia del tiempo que a pasado, pero bueno ya estaba acostumbrada a situaciones como esta.

    Todo era igual no tenía sentido, pelarse por alguna habitación ya que todas eran iguales, pero no solo las habitaciones también los pasillo, al principio me parecía divertido como un laberinto sin embargo poco a poco comencé a aburrirme de ver siempre lo mismo. Sin ningún cambio mi vida comenzó a ser muy cotidiana.
    — ¿Qué sucede porque estas tan deprimida?— me pregunto

    — Estoy un poco aburrida.

    — Bueno te tengo una misión.
    Me levante totalmente ansiosa estaba tan feliz, por fin le sería útil a Orochimaru sama, demostraría que no era sobre valorada que cada titulo me lo había ganado.
    — ¿Deberás Orochimaru san? — Dije con una gran sonrisa, sin poder evitar sonrojarme cuando me acariciaba la cabeza.

    — Karin, debes ir a la guardia de sur, necesito que le entregues información importante a Kinimaru.

    — No es justo Orochimaru sama, yo estoy capacitada para una mejor misión — dije enojada, por lo visto todo seguía siendo igual, aún no me confiaban cosas importantes.

    — No te molestes, pero desde ahora entrenaras lejos de mi — dijo seríamente, tanto físicamente como interiormente. No pude evitar que algunas lagrimas me salieran es que acaso me ¿había vuelto una carga para Orochimaru sama?.

    — ¡¿Porque me hace esto?! pensé que era útil para usted.

    — No llores Karin, es necesario , veras necesito tres años para entrenar a mi nuevo cuerpo.

    — ¿Cuerpo nuevo?

    — Te lo explicare después, ahora necesito que lleves rápido esta información, ¿puedo contar contigo?

    Di un suspiro y recibí el pergamino conformada, no es que hubiera entendido bien la situación pero decide dejar el beneficio de la duda al final de cuentas todo se arregla solo y me beneficiaba mucho que Orchochimaru sama estuviera feliz conmigo.

    De tal modo que sin darle más rodeos al asunto me dirigí a toda velocidad al escondite del sur a ver a tal Kinimaru, ahora que lo pensaba bien no tenia ni idea de quien se trataba peo era más que suficiente su nombre para encontrarle, dudaba mucho que lo guardianes no le ayudaran al final de cuentas todos traban para el mismo objetivo, ( hacer todo pa que Orochimaru fura feliz).

    No tuve ningún problema para llegar después de todo era conocida como “el ojo de halcón” era uno de mis tantos títulos debido a mi sentido de la orientación y mi poder especial para encontrar a cualquier persona sin importar su tipo de chacra.

    Entre sin ningún problema e incluso me quitaron la molestia de buscar al tal Kinemaru, solamente me dieron algunas advertencias por lo visto, el hombre al que siempre le hacia compañía Kimimaru era muy peligroso.

    — ¿Quién eres?— cuestiono un hombre alvino bastante alto de ojos violetas.

    — Soy Karin, busco a Kimimaru — dije con la máxima dureza que pude hacer, aunque en realidad aquel hombre me causabas cierto recelo.

    — Aquí me tienes.

    Baya hombre, me daba escalofríos el tan solo estar cerca de el y para colmo debía entrenar con el los próximos tres días, pero bueno ordenes son ordenes además lo más seguro es que Orochimaru sama debía tener alguna especie de plan.

    Tome tanto aire como pude y con la máxima frialdad que pude le entregue el pergamino que traía en mis manos. El hombre me vio con cierta curiosidad y se agacho a mi altura.

    — ¿No eres un poco joven para estar aquí?
    El miedo se me fue por un instante y me puse roja de ira
    — No me subestimes Orochimaru sama me envió aquí por que soy totalmente capaz de lidia con personas como tu.
    — Ya veo, dijo aquel hombre en tono calmado, por cierto ya que serás mi aprendiz quiero presentarte a alguien.

    Definitivamente no pude ocultar mi asombro, apenas le había visto ojear el pergamino y no creía que Orochimaru sama le hubiera infamado anticipadamente, entonces realmente tenia una lectura rápida.

    — Yo …

    — En realidad solo leí las primeras líneas de los primeros y últimos párrafos — afirmo anticipando mi pregunta.
    Bueno eso era suficiente para mi, le seguí hasta una celda bastante asegurada a mi parecer, una vez abierta divisé a un hombre de pelo anaranjado, igualmente alto, bastante musculoso, de ojos cafés claro, los cuales expresaban gran amabilidad.
    — Soy Juugo, encantado de conocerte — dijo con una sonrisa.
    ¿Ese era el tal Juugo? no se veía tan peligroso como todos decían, pero bueno la gente siempre solía exagerar, en verdad no se le veía malo sino todo lo contrarío. Por lo general no era una persona muy confiada, pero de igual manera era una cortesía decir el nombre si alguien ya que te decía el suyo, además ellos también estaban de lado de Orochimaru sama, sin mencionar que el tal Kimimaru sería mi sensei provisionalmente, claro que por el lado negativo el tal Juugo estaba como prisionero.
    — Soy Karin — dije al fin después de considerar que no era un gran riesgo.

    — Bueno será mejor que te duermas mañana tendrás un largo día — Dijo el tal Kimimaru.

    Ahora se ponía darme y eso realmente me molestaba, si había algo que realmente odiaba era ser subestimada y que me dieran ordenes amenos claro que fueran de parte de Orochimaru sama.

    — No te molestes.
    Contuve mi ira y me dirigí a alguna de la habitaciones disponibles, no puede dormir muy bien que se diga y fue justamente por culpa de mi ojo, tantos chacras frustrados me ponían muy alerta, sin mencionar que era demaciada presión soportar tanto, nunca imagine que ser guardián fuera algo tan difícil pero bueno alguien tenia que hacerlo al final de cuentas y yo soñaba con estar a cargo de algún escondite.

    Al empezar mi entrenamiento con Kimimaru estaba muy segura de mi misma, pero al pasar el rato me di cuenta de lo realmente fuerte que era, definitivamente era un hueso difícil de roer con mi velocidad y largo entrenamiento apenas y había conseguido sobrevivir sin ninguna herida grave.

    Los siguientes tres día fueron lo más difíciles de mi vida nunca había entrenado tan duramente como estaba haciendo en este momento además de que cualquier ataque podría ser mortal, los huesos de Kimimaru eran sumamente fuertes, sin contar cuando utilizaba la marca maldita, pero por otro lado había simpatizado mucho con Juugo, cuando Kimimaru se fue Juugo se quedo muy triste y yo iba para hacerle compañía y darle aliento, para que no se deprimiera tanto.
    — Ya debería a ver vuelto.

    — No te deprimas, seguro que ya viene — le dije con una sonrisa.

    — Karin puedes venir un momento — Me llamo uno de los guardias.

    — Mira que no me dan ni un respiro, te veo luego Juugo.

    — Si claro.
    Me dirigí hasta donde estaba el cual se veía muy serio, como si estuviera condenado algo horrible
    —¡¿Sucede algo?
    — Acaban de infórmanos que Kimimaru a fallecido.

    Sentía como si me echaran agua helada, que recorría mi piel tan lentamente como si fuera una especie de tortura, el tiempo pasaba tan lento que apenas y podía articular palabra.
    No podía creerlo, no quería creerlo,¿Por qué siempre era lo mismo?,¿Por qué moría todo aquel a su alrededor?.

    — Quien se lo dirá a Juugo.— dije con voz temblorosa.

    — Bueno …
    Entonces paso, Juugo perdió el control en ese momento y nadie sabía que hacer, siempre era Kimimaru el que le detenía y evitaba que hiciera desastre, pero el no estaba aquí y nadie se atrevía a detenerle, no por que no pudieran, sino porque se habían permitido tener vínculos con el. Entonces fue cuando comprendí lo ue realmente significaba ser guardiana, comprendí que no podía tener lazos con mis prisioneros y más importante comprendí que solo yo podía hacer que los demás también lo entendieran.

    Sin pensarlo dos veces ataque a Juugo con todo el dolor que condenaba aquella acción, fue aque mismo día que decidí matar mi pasado, mis emociones y el día que decide seguir ciegamente a Orochimaru sin importar lo que pasara.
    ya se que me tarde pero tenia examen
    como sea.
    INER: en el proximo capi estara mi amado Sasu.
    YO:¿TU?
    INER:si lista para criticarte
    mmm
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    karin uchia

    karin uchia Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2009
    Mensajes:
    57
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    siete días (Sasukarin)
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    1117
    día 5
    (Sasuke Uchiha)
    Me había levantado y como una loca empecé a patear paredes y la puerta con tantas fuerzas, que hasta mi me dolieron esas acciones, te odiaba y no sabes cuanto, sin embargo gracias a ti había logrado vivir más de lo que en un momento pensé que viviría, fue gracias a ti que volví a ver a mis amigos una vez más, fue gracias a esa vez que me salvaste que conocí a Orochimaru sama, gracias ti logre hacerme realmente fuerte y eso es lo que más odiaba de ti que a pesar de todo lo que me hiciste aún seas importante n mi vida, ¿Por qué ?, tal vez por el simple echo de que me allá vuelto un poco masoquista.
    Me senté resignada en suelo pensando que lo que había conseguido antes de que llegaras nuevamente a mi vida.
    — Karin por lo visto las actividades medicas no son lo tuyo — decía Orochimaru de tras de mi, al verme fallar en mi quinto intento.

    — No es mi culpa, es de Kabuto, el no es buen maestro como usted — deje mientras señalaba al alvino aburrido detrás de mi.

    — Yo soy un gran maestro, lo que pasa es que tu no pones suficiente atención — decía Kabuto tratando de ocultar su incapacidad para enseñar.
    Estaba apunto de azotarle un buen golpe a Kabuto, pero Orochimaru sama anticipando mi acción me detuvo, resignada me voltee a ver a Orochimaru sama, con la esperanza que me alejara de esas practicas inútiles sin sentido alguno, amenos para mi no lo tenia, mi sangre y chacra eran una especie de antídoto para las heridas mucho más efectivo que el jutso medico de Kabuto.
    — Ven conmigo — me decía mientras me acariciaba la cabeza.
    Adoraba que Orochimaru sama hiciera eso, aquellas acciones me hacían realmente feliz y me daban suficiente seguridad para seguir a Orochimaro sama asta el fin del mundo si era necesario.
    El me enseño su laboratorio y fue en ese lugar dónde descubrí que si bien no tenia habilidades con el jutsu medico, las tenía en lo que respectaba a las áreas de biología, ciencias y química.
    Me puse a estudiar día y noche e hachees tía cada experimento que se realizaba en las guardia de tal modo que Orochimaru sama termino por ascenderme como jefa de su quinto equipo de investigación .
    Mi primer encargo y el de nuevo equipo era lograr juntar las moléculas de un hombre con las del agua haciendo que se convirtieran en una sola, dándole a una serie de poderes especiales y un control sobre el elemento de agua nunca antes visto, eso no era nada fácil y casi todos nuestros prisioneros murieron al tratar de hacer la fusión de moléculas y los que lograron sobrevivir no eran capaces de tomar forma humana de nuevo, a excepción de dos personas una era una chica de un clan de la aldea de la lluvia y el otro era un hombre nada especial, a ecepcion de su entrenamiento. Por lo que sabía el venía de la aldea de la niebla y entrenba para ser sucesor de uno de los maestro de espada y justamente con ese sueño no se moría a pesar de todo alo que fue sometido de aluna extraña manera continuaba vivo, era muy molesto de verdad y a veces me daban unas ganas terribles de matarlo pero era el segundo sujeto con los mejores resultados que tenía.
    — ¡Déjame ir! — se quejo el chico
    Yo simplemente lo ignore, no tenía ningún interés en relacionarme con el además ya tenía demasiado con su gran parecido físico a Ciro si le hablaba corría el riesgo de poder encariñarme con el, como había echo con Juugo, me retire ignorando sus quejas, ni siquiera le hablaba incluso si me molestaba, por que temía que su parecido me hiciera tener algún lazo con el.
    Entonces paso en una de nuestras tantas crujías casi mueres y fue entonces que recordé lo que era n los sentimientos que trataba que solo fueran para Orochimaru, por un momento vi a mí compañero en ti y decidí transferirte mi sangre para evitar que murieras, gracias a tu resistencia y mi sangre lograste sobrevir, entonces di por concluido el experimento y te encere en un tanque con la esperanza de no volverte a ver de nuevo.
    — ¡No puedes dejarme aquí!

    — Adiós Suigetsu.
    Después de esa experiencia mis demás experimentos los hice con la dureza que se requería, nunca volví a tener a sentir nada especial por mis “prototipos”.
    Dos años después Volví a ver Orochimaru sama, el cual me encargo ir ayudar a un tal Sasuke a capturar a unos presos que habían escapado, ya había escuchado algunos rumores del tal Sasuke, pero no creía que fuera la gran cosa nadie lo era además todos los que trabajábamos para Orochimaru sama éramos realmente fuertes .

    — Sasuke soy Karin y vengo a ayudarte.

    — Varios prisioneros escaparon entre la tarde de hoy a juzgar por el tiempo aún deben estar por aquí.

    — Bien entonces comencemos.
    Primero me ignorabas pero como todos no pudiste evitar impresionarte por mi gran habilita sin alguna duda esa habilidad mía era todo un orgullo para mi, por desgracia yo también quede impresionada a causa de tu gran velocidad, pero claro que no pensaba dejarte toda la gloría yo también estaba en ese lugar para capturar piconeros y no para quedarme como una simple espectadora, es no era mi estilo en lo más mínimo
    — Sasuke ¿Por qué no los matas?.

    — Solo hay alguien a quien deseo matar.
    Entonces fue cuando me di cuenta de lo genial que eras. Tu chacra era como una especie de imán no podía resistir, de todos los chacras que había visto el tuyo era el mejor por mucho, no quería dejarte además había algo muy familiar en tu chacra.
    Entonces lo recordé jamás podría olvidarlo tu fuiste el chico que me salvo aquella vez, era una gran sorpresa encontrarte, tiempo atrás me había resignado a volverte a ver pero estabas aquí con migo a mi lado.
    Debido a mi detracción caí y estaba apunto de ser acecina pero tu me salvaste una vez más, no hiciste más que eso mataste a aquel hombre, a pesar de que no te gustaba lo hiciste.
    — ¿Hiciste eso por mí?

    — Si te pierdo sería más difícil capturarlos.

    — Ya lo se — dije recuperando mi tono habitual.
    Regresamos con Orochimaru sama y para buena suerte me haciendo ese mismo día como directora de una de sus guardias, no solo eso me confió la guardia a mi sola, no podía estar más feliz, sobretodo que lo hicieron sobre la ingreida presencia de Uchiha Sasuke.

    bueno gracias por tus comentarios aun que no se porque se borran
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    ManaKarin

    ManaKarin Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    30 Octubre 2010
    Mensajes:
    136
    Pluma de
    Escritora
    XDD Pobre Suiguetsu, quedó completamente ignorado XDDDD
    D= Karin reconoció a Sasuke con ver su cara... quién no olvidaría esa cara? ♥¬♥ XDD
    Y tampoco sé por que se borran >.< se me hace muy extraño >.< Pero al menos los alanzas a leer :p
     
  9.  
    blackrose18

    blackrose18 Usuario VIP Comentarista Top

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2006
    Mensajes:
    3,371
    Pluma de
    Escritora
    Usa word tienes faltas algo feas.. aCeCina...
     
  10.  
    karin uchia

    karin uchia Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2009
    Mensajes:
    57
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    siete días (Sasukarin)
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    973
    bueno perdonenme la tardanza si ya se que tengo faltas horribles, trabajo en ello
    bueno ya estamos por ultimos capitulos

    Día 6

    (Taka)

    Mañana, será mañana el día de mi ejecución, pero ya no tenía duda ni miedo, estaba lista para morir, después de todo ya no tenía motivos para continuar, tú me quitaste y me diste un motivo para finalmente volver a quitármelo y dejarme si nada más que dolor y una muerte cruel.
    — Sasuke.
    Estaba organizando mis informe cuando me di cuenta que venías, no pude evitar emocionarme me encantaba verte aunque jamás lo demostraba, pero la sonrisa se esfumo tan rápido como vino al darme cuenta que no venías con Orochimaru sama.
    Me quede sorprendida no podía, no quería creer que todos aquellos rumores que había silenciado a costa de las vidas de la mitad de mis prisioneros fueran ciertos y para variar tenías a tu lado traías al prisionero que más ganas me daban de matar, pero como sea era mi orgullo debido a todo lo que logre modificarle.
    Cuando llegaste me confirmaste justo lo que yo no quería oír, sentí que mi mundo se desvanecía en pequeños pedazos.
    Entonces me ofreciste una nueva vida, un futuro y un nuevo objetivo para vivir. Entonces me enoje con tigo por haberme quietarme lo yo ya tenía, por haber matado a la única persona que vio por mi, te odiaba, quería matarte con mis propias manos y de esa manera vengar a Orochimaru sama. Pero me di cuenta que si te mataba estaría sola y moriría en vida además siempre me avías gustado, así pues pese a el tipo de persona que eras decidí seguirte sin importar nada porque tu eras más que un propósito o un amor, tu eras igual a mí, los dos sabíamos lo que era perder familia y amigos, ambos nos unimos Orochimaru por necesidad.
    A pesa de que me hiciste viajar con un gran fastidio y con un recuerdo de mi humanidad me negué a dejarte, no importaba cuanto te digiera lo poco que te necesitaba o lo mucho que me molestaba tu forma de ser lo cierto es que me enamore como una niña tonta de ti, por que creía ciegamente en que algún día seriamos nosotros solos, unidos por lo parecidos que éramos, por lo mucho que nos entendíamos, porque estaba segura que no encontrarías a nadie más que comprendiera tu dolor como yo, deje segarme por la esperanza de un futuro anhelado.
    Y cuando te enteraste de la verdad de Itachi no disolviste el grupo, si no que lo reforzaste junto con tu decisión de no volver nunca a Konoha. Eso me basto para creer que era cosa del destino que estuviéramos juntos, pensaba que con la matanza de Itachi me abandonarías a mi suerte, ¡pero no fue así!,seguía contigo y así sería, me recitabas me llegaste a tener un poco de afecto y eso me basto para seguirte ciegamente, sin importarme que tan oscuro o bajo cayeras yo te seguiría si objeción, por la esperanza de un día caminar junto a ti y que me pudieras ver más que como una compañera.
    En la pelea contra el demonio de ocho colas casi mueres, pero claro que me negaba a que todo terminara de ese modo, use todo lo que estuvo en mi poder para poder salvarte , hasta el punto que casi muero consumida por las llamas de tu técnica, llegue a pensar que todo se acabaría para en ese momento. Sin embargo no fue así, lograste salvarme de tu fuego y no solo eso l reforzaste tus lazos con migo y con el resto del equipo.
    Pero ese hombre siempre te alejaba de nosotros y nos pedía misiones suicidas. Nos mando capturar a el actual hokage de Konoha para eso primero tuvimos que interrumpir la reunión de Kages en la cual perdimos a Juugo y Suigetsu sin mencionar que terminaste seriamente herido pero aquel hombre de la mascara no llevo a un lugar done no había nada aunque eso me ayudo para poder atender tus heridas mi jutso medico no funciono entonces tuve que curarte dejando que absorbieras un poco de mi chacra.
    A la hora de pelear contra Danzo, te resulte muy útil, gracias a mi habilidad fui capaz de descifrar el secreto tras su sharingan, lo cual te ayudo a derrotarlo, al finalizar deje que volvieras a absorber mi chacra para que pudieras recuperarte, sin embargo ese traidor aprovecho para levantarse y usarme como un rehén. Tu trataste de hacer un juego psicológico con el, pero el se negaba a dar su bazo a torcer.
    Entonces sucedió decidiste que no te era útil y me atravesaste con tu técnica de espada de rayo.
    — ¿Por qué?

    — Te volviste una carga para mi.

    Dijiste mientras me dejabas caer al suelo frío ¿una carga? Después de todo lo que pasamos juntos, de lo mucho que te había que te había ayudado ¿eso era todo lo que significaba para ti?, ¿una herramienta desechable?, fue cuando me di cuenta de lo vacías que eran tus palabras, de lo mucho que te parecías a las personas que tanto odiabas, tu que decías que odiabas a los que utilizaban a los demás, los que cobardemente daban ordenes y se escondían bajo argumentos de poco valor.
    Tu no eras diferente a ninguno de ellos, no eras diferente a Orochimaru.
    Tu definitivamente mereces estar en i situación por ser un cobarde oculto en la mascara e un vengador, para ti nunca sería suficiente, para ti no habría niveles más bajos, tu eras la persona más cobarde que existía. Puede decir todo lo que sabía de ti, pensaba hacerlo así, pero si lo así caería como tu y yo ya no quería caer, por eso aceptaría mi muerte sin temor, para evitar seguir cayendo con tigo.
     
    INER: proximo capi ejecución
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    ManaKarin

    ManaKarin Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    30 Octubre 2010
    Mensajes:
    136
    Pluma de
    Escritora
    Vaya, es otro punto de viste que no había visto en Karin conr especto a lo sucedido. >.<

    Espero que pronto nos traigas el siguiente capítulo, y otro detalle fuera de la ortografía es que luego pones otras palabras que no van, si estas usando Word a lo mejor el programa te las cambia, dale una checadita y si no, antes de subir el capítulo dale una leídita.
     
  12.  
    karin uchia

    karin uchia Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2009
    Mensajes:
    57
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    siete días (Sasukarin)
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    640
    DÍA 7
    (Ejecución)
    1/2

    Estaba algo nerviosa, pero después de todo, ya me había resignado, después de todo no tenía amigos ni familia que vieran por mi, estaba absolutamente sola, sin esperanza ni motivo por el cual vivir, lo único que lamentaba era no poder pisotear tu mascara de niño sufrido, con la cual te parecías al resto del mundo y habías dejado de ser tu.
    Ya no importaba que me ayudaras, porque tu no eras más el Sasuke del que me enamore, habías pasado a ser como todos los demás, que buscaban poder, tu causa ya carecía de sentido, por esa razón estoy aquí, ya no tenía ningún sentido seguirte, para mi habías muerto, porque dejaste de ser especial.
    Los minutos me parecieron eternos, no es que me agrada la idea de morir pero la espera comenzaba a inquietarme, pero después de todo si hubieran programado mi ejecución en la mañana, no hubiera sido capaz de dormir, aunque en realidad no había dormido muy bien que digamos.
    Me hubiera gustado que todo acabara rápido, pero se les perdieron los papeles, tenían que alistar las cosas, la cosa era que se prolongo una hora mi ejecución. Sonreí, al perecer estaban desesperados por sacarme información lo más probable era que eso fuera cosa de el investigador, en realidad tenía que reconocer que era realmente hábil, pero con tantos años de interrogar y torturar me hicieron inmune a todos sus métodos, aunque era realmente persistente.
    — Es hora — dijo uno de los guardias que llego con dos ambus y unas esposas especiales, que servían para absorber chacra.
    Por lo visto no me subestimaron después de todo, después de todo era mejor así, no me agradaba la idea de dejarme morir así como así, además eso me quitaba mi único motivo por el cual luchar, simplemente deje que me esposaran y los seguí sin oponer resistencia.
    Era un día hermoso, no asía ni mucho calor ni frío y una suave y fresca brisa cubría el área, mejor momento no podía haber pensaba que era irónico morir en un día tan lindo como este. Aunque para mi estaba bien el panorama amenos tendría una linda vista antes de morir.
    Llegamos hasta un gran patio que era conocido como la cámara de ejecución, estaba rodeada por ciento cincuenta ambus para ser exacta, al parecer se tomaron muy enserio mi ejecución, todos esos chacras me ponían nerviosa, claro que oculte cualquier signo de miedo o duda, deje que pudieran aprovechar ellos para sacarme información.
    Los ambus me dejaron en medio del campo junto a dos ancianos bastante amargados a mi parecer, ambos me miraron sin expresión alguna, pero sabía que estaban ansiosos. Al parecer tenían la esperanza de sacarme información que yo me llevaría al otro mundo.
    — Es tu ultima oportunidad, di lo que sabes o mueres — Dijo la mujer con voz terrorífica.
    Yo solo me voltee para otro lado para ignorar las advertencias de aquella vieja, aferre mis pies al suave césped y espere a que esa mujer terminara por enojarse con migo. No paso mucho para que se diera cuenta que la estaba ignorando y se retirara gritando.
    — Mátenla de una vez.
    La mire alejarse y después mire al cielo, al parecer obtuviste lo que querías mi muerte silenciosa, eso era mi fin, nunca más me consideraría una carga, nunca más me atizarían, no más moriría con dignidad, vi. al cielo convencida de que sería la ultima vez volvería verlo.
    — Uchiha
    — Apunten.
    — Sasuke.
    — Disparen.
    Dijo el general e inéditamente miles de kunais fueron arrojados hacía mi.
     
    bueno se que esa muy corto pero los proximos seran más largos
    ahora, una cosa este es el ultimo capitulo la proximo apitulo 2/2 el definitivo
    pero el proximo capi sera un relleno
    INER: por cierto el relleno lo cuenta mi adorado Sasu
    bueno proximo capi...
    INER:eres igual a mi.
    :rolleyes:
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    ManaKarin

    ManaKarin Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    30 Octubre 2010
    Mensajes:
    136
    Pluma de
    Escritora
    D= >.<
    Supongo que dentro de lo que cabe fue bueno que tuviera un día predilecto para morir >.<
    Waaa vaya, creo que el siguiente capítulo de la parte de Sasuke tendrá algo oculto o algo por el estilo >.<
    Ya quiero saber!!!
     
  14.  
    karin uchia

    karin uchia Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2009
    Mensajes:
    57
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    siete días (Sasukarin)
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    1408
    Relleno
    Eres igual mi
    Narración Sasuke.
    Igual mis días eran siempre iguales, lo único que me mantenía al pendiente del mundo era la compañía y palabras de aquel hombre del el que desconfiaba, pero tenía la garantía de Madara que no sería comido por el simple echo de que yo le era una pieza clave para su plan, en lo personal nada de eso me interesaba, lo único que ambisíaba era la destrucción de Konoha y nadie interferiría en ello.
    — Sasuke — me llamo con aquella voz chillona que tanto me molestaba.

    — Madara ya te he dicho que odio esa voz — exprese con molestia.

    — Como quieras — dijo recuperando su tono grave y agresivo.

    — ¿Bueno que quieres?

    — Hoy ejecutan a Karin.

    No exprese emoción alguna pero no podía evitar sorprenderme estaba más que seguro que con toda la información que tenía de nosotros le dejarían vivir, pero por lo visto los de Konoha caían tan bajo como suponía lo más seguro es que como ya tenían lo que querían le sentenciaran el castigo por ser miembro de akatsuki, servirle a Orochimaru y finalmente ayudarme con todo.

    — No es mi asunto.

    Dije sin más me negaba a expresar más de la cuenta, por mis propias razones sabía que no podía confiar ciegamente en Madara ni en nadie en particular, todos me habían engañado y jugado con mi sentido común a su conveniencia.
    Pero nadie jugaba con un Uchiha, después de vengar a mi hermano pensaba en matar a Madara y a todos los que sobreviran. Aunque ahora que estaba solo tenía que ser más cuidadoso, sabía que podía contar en ellos “taka,” Juugo me necesitaba por si bipolaridad, Suigetsu no me traicionaría mientras yo le ayudara a el con su objetivo y por ultimo Karin, quien necesitaba un objetivo, estaba enamorada y más importante, sabía lo que era el dolor sabía lo que era perder algo importante.
    Pero ya no estaban y no podía volver a tras, debía matarlos a todos y después, ¿Qué?, no importaba mis objetivos empezaban como terminaba estaba seguro que una vez que acabara con todos …
    Bueno no sabía con exactitud.

    — Sasuke, aunque no diga nada, tenemos razones para creer que quieren matarla, para extraer información de su cerebro.

    — ¿Y Juugo y Suigetsu?.

    — An resistido todas las torturas hasta ahora.

    Medite unos segundos la situación era obvio que a Madara le interesaba un comino, la información que se pudiera filtrar, entonces ¿Qué quería?

    — Al grano — exigí saber.

    — Tan parecido a Itachi, bueno siento que sería una pena, perder la habilidad de Karin …

    — De tal modo que quieres su cuerpo para extraer su habilidad — concluí.

    Nadie respondió, pero tal silencio, me ayudo a saber que la respuesta era, “si”. Empecé a arrancarme las vendas de los ojos para poder mirarlos a todos, agarre mi capa de viaje y mi fiel espada.

    — Si me apuro, llego antes de su ejecución.

    — No es necesario que este viva, de echo me quitarías de encima. la tarea de matarla.

    Le eche una mirada de odio antes de irme, definitivamente todos eran iguales, hablaban de vidas humanas como si fueran simples juguetes, y e eso era algo que odiaba desmedidamente, personas como el y Horochimaru no tenían porque vivir, eran escorias que utilizaban a la gente para cumplir sus propósitos.
     

    — Sasuke, veo que no se te quita la maña de llegar tarde — dijo aquel anciano, que tenía una desagradable personalidad.

    Pero hasta entonces fue cuando me di cuenta de l acrecencia de esa chica.
    Era la misma pelirroja con la que había trabado aquella vez ¿Pero que asía en este lugar?,
    La chica ni me miro estaba concentrada en un rompecabezas de bolsillo, por lo visto no sabía cual era mi lugar junto a Orochimaro, ni que odiaba que me ignoraran.

    — Bueno, tengo falta de personal, asi que quiero que lleves unos prisioneros a la guardia del norte y ella te acompañara — dijo señalando a la pelirroja que por primera ves hizo acto de presciencia.

    La chica se acerco a Orochimaru y tomo los informes una vez cerca realizo una reverencia sumamente exagerada, para luego voltear a ver me, como ordenándome que yo la imitara, Orochimaru simplemente sonrío al ver la escena y se dirigió
    asía la chica lo cual le provoco un gran sonrojo en las mejillas e izó que se le escapara una sonrisa, cando el hombre se le acerco lo suficiente para revolverle el pelo.

    Le susurro algo en el oído, con lo cual me volteo a ver con sorpresa, para después retirarse y dejarnos solos, me extraño un poco su comportamiento, incluso al empezar nuestro camino relajo su carácter un poco.
    El camino se volvió muy silencioso, me agradaba pero ya me había acostumbrado a charlas innecesarias.

    — tu eres el cuerpo de Orochimaru, así que deberías entrenar más.

    La mire no volteo ni nada, pero parecía más sería de lo que ya estaba, lo más lógico a pensar era que quería una respuesta, de culpa o algo por el estilo.

    — No me interesa, yo solo quiero matar a mi hermano.

    Paro su caminata y me miro con arrogancia, pero después volteo asía otro lado como tratando de visualizar algo en particular, entonces fue cuando sentí varías presencias acercándose asía nosotros.

    — Son solo saqueadores.

    Menciono ella cuando llegaron asta nosotros, pensaba en simplemente dejarlos ir, al final de cuentas no veía ningún problema,
    No teníamos nada que les interesaran robarnos, y bueno les pagaban a ninjas para capturar ese tipo de personas al final de cuentas.
    Cuando me di cuenta Karin empezó a matarlos a todos su nivel de sadismo era algo impresionante con un cuchillo que le quito a uno de los asaltantes empezó a descuartizarlos a todos ,su nivel de pelea era impresionante.
    Pero me izo reconsiderar mi idea de llevarla conmigo para empezar era sumamente leal a Orocimaru y para varía era el tipo de personas que mataban sin razón y eso era algo que odiaba, esas personas me recordaban a Itachi y la manera en a que acabo con todo lo que quería.
    Al final la chica se dirigió asía mi estaba empapada en sangre pero no de ella si no de todos los que mato, la mire con odio y reproche.

    — Casi lo olvido dijo aventando el cuchillo por detrás, dándole al único sobreviviente para finalmente acabar con todos mientras sacaba una toalla y empezó a quitarse la sangre de encima.

    Volteo a verme y como adivinando lo que quería decirle, se acomodo los lentes, me miro directamente a los ojos y luego me aventó la toalla.

    — No eres el único que as perdido a tu familia.

    Dijo para seguir con su camita y seguir ignorándome.
    Sus palabras me dejaron pensando, para finalmente confirmar que definitivamente la llevaría con migo, no solo por su por su fuerza, habilidad o personalidad sino por que era la primera persona que paresia comprender mi venganza y se veía que fuera a juzgarme por que aparentemente sabía lo que era el dolor.
    Eras igual a mi.
    Ya había llegado y te vi vestida con el traje blanco de los prisioneros, supongo que era algo irónico verte vestida así, visto que tu eras la encargada de los prisioneros con Orochimaru, no parecía que trataras de resistirte si no todo lo contrarío parecías resignada incluso cuando te dieron la ultima oportunidad de hablar volteaste asía otro lado.
    Los guardias se retiraron y tu solo mirabas el cielo, después me miraste, pero no encontré emoción en tu rostro como la ultima vez.

    — ¿Por que?

    — Te volviste una carga.

    Dije mientras te veía caer, luchando por tratar de vivir, no quería matarte pero que diablos asía, no sabía nada de jutso medico y aunque tuve cuidado de no darte en órganos vitales, no podía ayudarte.

    — Si ya no te sirve mátala, sabe demasiado de nosotros — menciono Madara detrás de mi

    — ¿Nosotros? ¿Desde cuando somos nosotros?

    — Como quieras.

    Te mire y empecé a reunir chacra para hacer mi espada relámpago, era mejor así, yo no podía ayudarte y Madara no iba hacerlo, si te dejaba así solamente, sufrirías más.
    Pero entonces llego mi ex compañera de equipo, pidiéndome como siempre que la llevara con migo le di una falsa esperanza con la cual bajo la guardia inmediatamente.

    —¡ Sasuke no!

    Regrese al presente era más que obvio que dejarías que te mataran.

    — Uchiha

    — Apunten.

    — Sasuke.

    — Disparen.
     
    hola siento la dmora pero estaba en examenes y o había tenido tiempo bueno el proximo sera el ultimo 
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    ManaKarin

    ManaKarin Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    30 Octubre 2010
    Mensajes:
    136
    Pluma de
    Escritora
    D= Me perdí de un pequeño tramito, lamento no haber podido comentar antes >.<

    Quiero saber que pasará, al menos se ve que Sasuke si le tenía un mínimo de aprecio a Karin.
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso