Si solo te hubiera dicho que te amaba...

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Sayuri UF, 27 Mayo 2009.

Cargando...
?

¿Quieren que haga una segunda temporada?

  1. Sip, me encantaria *¬*

    70.0%
  2. No lo se, es tu decision ^^

    10.0%
  3. Pues, hasta que sepa más de la historia te dire

    10.0%
  4. No, con la primera es suficiente

    10.0%
Se permite votar por más de una opción.
  1.  
    Jinn Kimura

    Jinn Kimura Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    16 Mayo 2009
    Mensajes:
    147
    Pluma de
    Escritor
    Re: Si solo te hubiera dicho que te amaba...

    Galletas *¬* -.- ...
    xD Ana es muy hiperactiva xD Me reí un poco con ella xD
    -.- Pobre de Mikoto ._. Estar así es difícil -.-
    xD Los tortura con el yaoi o_o Tambien mi hermana lo hace *verguenza*
    Ese libro da escalofríos -.- Te quedó muy bien este capi n_n

    Gracias a tí, amor :3
    Está genial tu fic, amor :si: Es el mejor que he leído :P (Sin menospreciar a los que he leído *verguenza* xD) Siguelo pronto n_n
    :beso:
     
  2.  
    Sayuri UF

    Sayuri UF Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    5 Febrero 2009
    Mensajes:
    194
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Si solo te hubiera dicho que te amaba...
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    1672
    Re: Si solo te hubiera dicho que te amaba...

    Holas!!
    Como siempre, este capítulo tendrá dedicatorias :D Para Jinn :beso:, mis lindas amorAs Lizi y Aline, mi querido hermano gemelo Ricardo y a toda mi familia n.n

    Capítulo 10: Una noche de misterios


    Los seis jóvenes caminaban tranquilamente para llegar al cine. Ana no podía estar más feliz, estando acompañada por sus cinco mejores amigos, se sentía en realidad bendecida, por ello sonrío, radiante.


    -Dime Natsu-chan, ¿Qué tipo de música te gusta?- preguntó Aline, estando a lado de ella.
    -Pues…. Baladas y un poco de rock.- respondió, con una gotita de pena.
    -Amiga, mis hermanos y ellas forman un grupo musical, ¿te unes al club de fans?- intervino Ana, mirándola con un brillo en sus ojos.
    -Jeje, vale. Seguro que tocan muy bien.- dijo Natsumi sonriendo.
    -No digas nada antes de escucharnos.- Hasaki le guiño un ojo.


    Natsumi desvió la mirada y Ana se fue junto a ella para evitar que los demás vieran que se había sonrojado. Unos minutos después, por fin llegaron al cine. En bolita, se acercaron a la taquilla a elegir la película y comprar los boletos.


    -Veamos… ¿Qué prefieren: terror o acción?- preguntó Arai, mirando a los presentes.
    -¡Terror!- exclamaron Ana, Natsumi y Aline.
    -¡Acción!- dijeron al mismo tiempo Lizeth, Hasaki y Arai.
    -¡Terror!- Ana miro fijamente a Arai.
    -¡Acción!- respondió su hermano, mientras los demás les observaban con una gotita de pena.
    -¡Terror!-
    -¡Acción!
    -¡Acción y después yaoi!- Ana miró con ternura a su nii-chan.
    -Ok, quedamos en terror.- finalizó Arai, mientras su hermana festejaba.


    Compraron los boletos para la película “Actividad paranormal”. Entraron al cine, Arai, Hasaki y Aline se quedaron en la entrada para comprar las palomitas, refrescos y dulces, mientras que el resto fue a buscar la sala y formarse en la muy larga fila que ya se había creado.


    -Nee, ¿por qué será tan larga?- preguntó Ana, aburrida.
    -Cuando se trata de una película de terror, casi siempre es así.- respondió Liz con una sonrisa.
    -¡Ahh!- se deja caer al suelo, sentándose después en posición de loto.


    Ya reunido de nuevo el grupo, Ana peleaba por tomar las palomitas, siendo detenida por sus hermanos, ya que quien las llevaba eran Aline y Liz, Natsumi reía. Después de unos eternos cinco minutos, según Ana, pudieron entrar a la sala. Corrieron, tratando de no tirar la comida, hasta los asientos de arriba de la izquierda, sentándose allí todos: Arai, Liz, Aline, Ana, Hasaki y Natsumi.


    La película comenzó tranquila, todos se entretenían comiendo, hasta la primera noche de esta.


    -¿Oyeron? ¡Se escucharon pasos!- dijo Ana.
    -¡Shh!- se escucho alrededor de toda la sala.
    -Pero…
    -Anita, corazón mío… ¡Guarda silencio o te sacamos!- susurró Aline, Ana asintió con la cabeza, la chica le dedico una sonrisa.


    Después de eso, no tuvieron otro percance. Todos los integrantes de la sala lanzaban uno que otro gritito y se estremecían en las escenas de terror. En una parte de la película, se ve como la chica protagonista es jalada de su pie, tirándola de la cama y siendo sacada de su habitación. Al escuchar los desgarradores gritos de la pareja principal, Natsumi se asustó y por reflejo, abrazo a Hasaki, cerrando los ojos. El chico se sonrojo levemente, pero respondió el abrazo, acariciando su cabello.


    -Tranquila, es solo una película.- susurró, comprensivamente.


    Al darse cuenta de lo que había echo, Natsumi se alejo de él, sonrojándose violentamente-. P-perdón- murmuró.


    -No te preocupes.- respondió el Kamichika sonriendo.


    No mucho tiempo después, salieron de la sala. Se habían acabado toda la comida y tiraron los envases a la basura.


    -¡No puedo creerlo!- exclamó Ana.
    -Cierto… pobre chico, debió de haberla dejado desde el principio.- comentó Liz.
    -Nee, es solo una película.- opinó Arai, hasta que es callado por las miradas casi asesinas de su hermana y Aline.
    -Yo digo que eso puedo ocurrir en la vida real.- participó Aline.
    -Quien sabe.- susurró Natsumi, suspirando después.


    La luz de la luna y los faroles de la calle eran lo único que iluminaba el camino de regreso del pequeño grupo de amigos. Ana se encontraba sentada en los hombros de su hermano Hasaki, Arai platicaba delante de ellos con Natsumi y las nuevas pueblerinas caminaban junto a él. El castaño veía a su hermano, sin saber la razón del porque le molestaba verlos juntos.


    Todo iba bien, hasta que los faros comenzaron a parpadear y el cielo se nublo. Hasaki bajo de sus hombros a su hermana, apoyándola en el suelo y presintiendo algo malo. Ana corrió a abrazar a su otro hermano, todos pararon de caminar, quedando frente a todos Hasaki junto con Natsumi.


    -¿Qué esta pasando?- preguntó la joven de cabellos violetas, con un deje de miedo en su voz.
    -¡Tengo miedo!- exclamó Ana, abrazando más fuerte a Arai.
    -Tranquilos todos…- dijo Hasaki, caminando unos pasos.
    -Hasaki…- lo llamó Natsumi.
    -¿Qué?- volvió su rostro, todos, a excepción de la chica, estaban tirados en el suelo, inconscientes-. Que rayos…- se acercó a ellos, agachándose y tomando su pulso.
    -¿E-están bien?- preguntó la Furumiya, colocando una de sus manos junto a su boca, en signo de preocupación.
    -Si, sólo cayeron desmayados.- respondió, poniéndose de pie-. No te separes de mi, ¿vale?- Hasaki la tomo del brazo, atrayéndola más hacia su cuerpo.
    -Etto…si…- Natsumi se sonrojo levemente.
    -No me sorprende verles juntos…- dijo una voz, un tanto fría.


    Ambos voltearon sus miradas detrás de ellos, encontrándose con un chico de cabello blanco, ojos grises claros y piel muy blanca. Los miraba, sus ojos no mostraban emoción alguna. Hasaki frunció levemente el entrecejo cuando le reconoció.


    -¿Quién eres?- preguntó Natsumi, tratando de mostrar seguridad en sus palabras.
    -¿No sabes quien soy yo, pequeña?- cuestionó el joven, quien aparentaba una edad de 18 años-. ¿Tal mal informada te tiene Hasaki-kun?- preguntó, riéndose después.
    -¡Cállate, Shioya!- grito enojado, pasando a Natsumi detrás de él.
    -Oh, vamos, la chica merece saber la verdad.- Shioya esbozó una leve sonrisa-. ¿No te has preguntado el por qué de tus sueños?, ¿por qué tienes una katana en tu casa y qué haya sido de tu madre?- a cada pregunta, se acerco un par de pasos a la pareja.
    -Yo…- Natsumi paró, pensando en lo que el chico había dicho-. Etto… ahora que lo pienso…
    -¿No has leído la profecía?- Shioya la miró, curioso.
    -¿De qué habla?...
    -El libro que te di, Natsumi…- intervino Hasaki, bajando la mirada.
    -El…- calló al pensar en lo poco que había leído-. ¿Qué tiene que ver eso?
    -Hay muchas cosas que el querido Hasaki te ha ocultado…- mencionó, cruzándose de brazos-. Yo que tú, no confiaría tanto en él…- fueron sus últimas palabras, antes deshacerse en el aire.
    -E-etto…- Natsumi se asustó un poco, pero volteo a ver a Hasaki-. ¿De qué hablaba?- Hasaki titubeó-. ¿Qué es lo que me ocultas, Hasaki?- preguntó, viéndole seria.
    -Es mejor que no sepas nada…- susurró, mientras sus los demás comenzaban a despertar-…. Siempre será lo mejor.- finalizó, dándole la espalda.
    -Idiota.- dijo antes de echar a correr a su casa, dispuesta a leer completamente el libro, odiaba que le ocultaran algo.
    -¿Qué paso?- preguntó Ana con los ojos entrecerrados, sentada en el piso.
    -Nada, hay que irnos a casa.- respondió Hasaki sin expresión alguna en su voz.
    -¿Y Natsu-chan?- cuestionó Liz, levantándose junto con los demás.
    -Decidió irse…

    Partieron a sus casas, sin mencionar palabra alguna en el camino…
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso