Explícito de Naruto - Serás mía

Tema en 'Fanfics Terminados de Naruto' iniciado por Luix, 30 Octubre 2019.

  1.  
    Luix

    Luix Orientador del Mes Orientador Duende bloguero Stalking girl ♡

    Tauro
    Miembro desde:
    21 Mayo 2015
    Mensajes:
    1,057
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Serás mía
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1594
    Actividad: Pecados Capitales
    Pecado: Lujuria
    Personaje: Boruto
    C. De Palabras: 1638
    Serás mía
    Sintió el pórtico de su departamento sonar, aproximándose cuidadosamente, apoyando su antebrazo en el sitio, abrumado por la falta de sueño. — ¿Quién es?

    —Boruto, soy yo —

    Abrió la puerta lentamente, en realidad no esperaba visitas después de la misión de la noche. Después de todo, no se sentía bien el haber fallado. Le dio la espalda después de un chasquido con la lengua, sintiendo como la azabache sostenía su brazo con esa fuerza bruta característica. —Renuncié a la misión de hoy, ¿Que es lo que vienes a hacer? Le dije a ese viejo que no iría

    —Boruto. — alzó la voz firme —Se que ayer no tuviste buenos resultados, pero a cualquiera puede...

    —Ya no soy un gennin, ¡Y mi error ha sido ridículo! ¡Ni un gennin se distrae así! ¡Me siento un idiota!

    — ¡Eres un idiota! — vociferó — ¡El Boruto que conozco es un hiperactivo cabeza dura! ¡No alguien que se tira abajo! ¡Y no se rinde así de fácil!

    El blonde golpeó la entrada de su puerta, sorprendiendo a su compañera, quedándose ambos en un silencio abrumador; él no conseguía mirarla a los ojos, ella mantenía la presión entre sus dientes. El tiempo transcurría, lenta y dolorosamente, Boruto estaba de acuerdo con Sarada, tenía toda la razón. —Solo... vete, prometo ir a la próxima misión-dattebasa

    —No me iré

    — ¿Qué?

    La Uchiha se introdujo en la casa, mirando por todo el lugar, estaba ordenado, pero el ambiente parecía pesado, aplastante, e incómodo. Se aproximó a la pequeña cocina, para hurgar en la nevera y comenzar a cocinar. Él simplemente río, no podía parar, la azabache siempre estaba para apoyarlo, incluso cuando las circunstancias podrían tachar sus nombres para la eternidad. Ciertamente era correcto lo que expresaba, su error había sido algo que a cualquiera podría ocurrir, aunque no dejaba de sentirse culpable, habían perdido algunos planos y pergaminos de una importancia no tan relevante, sin embargo, no eran papeles vacíos.

    Se acercó hacia ella, tomando algunas de las verduras que había dejado en la mesada, su compañía le miró extrañada. —Te ayudaré con esto.

    —Así que si sabes cocinar, ¿Eh?— se burló. —No eres un fracaso total.

    — ¡No soy un fracaso total-dattebasa! — vociferó, moviendo bruscamente su brazo, tirando una fuente, empapando a su compañía y a el mismo.

    Se miraron, Boruto estaba nervioso, la expresión de "voy a matarte" de Sarada lo habían dejado atónito, congelado, no haría movimiento, esperándose un golpe. Sarada rió, —No cambies nunca "dattebasa"

    El pálpito propio lo puso aturdido, el rubor creciente por sus pómulos lo obligaron a girar la cabeza y darle la espalda. Ella lo observó confundida, —Gracias. Siempre me estas apoyando, aún cuando sólo atraso tu rutina...

    —Hey— impuso, tomándolo de los hombros, causando un estremecimiento en su cuerpo —Siempre que pueda te apoyaré, nadie en la aldea pelea solo, como futura Hokage, no dejaré que nadie salga herido

    —Lo sé — tomó sus mejillas, propinado un suave beso. Al ser correspondido, el contacto de sus labios se extendió, él no deseaba soltarla, sentía su cuerpo quemar cada rincón. La falta de aire los separó, causando un impactante cruce de miradas. Sarada simplemente ignoró el asunto, sentía vergüenza, aunque él pensaba que se había equivocado.

    *
    *
    *

    Sus manos pasaban por su cuerpo, de forma delicada, deleitándose de cada centímetro de su pecho, llegando a su estómago, deslizando su pantalón y su ropa íntima en conjunto. La respiración agitada de la de ojos ennegrecidos contactando su piel cerca de las caderas simplemente lo estremecía, esos labios delicados y humedecidos besando su cuerpo, acoplando a sus movimientos una risa pícara.


    El golpe en su puerta lo alarmó, buscando en su panorama, suspirando pesadamente. Era la quinta vez en lo que llevana de la semana que tenía ese tipo de sueños. Despertándose siempre encontraba la misma situación, su miembro presionando sus pantalones. —¡Dame un segundo!

    Tomó la responsabilidad rápidamente con un vaivén de manos, cogiendo la campera y saliendo de su departamento. Le sonrió a sus anchas para tomar a Mitsuki por el cuello e irse de su casa. —Aún no me acostumbro a estar solo, ¿Cómo lo haces-dattebasa?

    —Ya que están de tan buen humor deberían de llegar más temprano a la misión— expuso furiosa.

    —No seas así, no hemos llegado tarde, estamos a tiempo— manifestó. Había pasado una semana después de aquello, las misiones habían sido gratas, pero el mantenía distancia de ella, el pálpito que le provocaba solo mirarla, le habían hecho malas pasadas desde entonces. Aunque también era consciente de que ella en cualquier momento se daría cuenta, no quería hacer un escándalo. — ¡Empecemos la misión-dattebasa!

    — ¡Sí! — exclamaron a unísono.

    *
    *
    *

    Llegaron a la aldea vecina, Uchiha se encargó de hablar con los aldeanos y con la gente que tenia cargos altos en la aldea, un señor acepto darles posada por la noche, hasta que obtuvieran los materiales y pergaminos que les habían encargado traer esta vez. Debían llevarlos a otra aldea cercana a esta, pero debían de cuidar de posibles ladrones tratando de impedir que llegasen a la aldea contigua.

    —No olviden que los que tratan de quitarnos estos objetos también deben haber contratado algún servicio a profesionales que vagan por ahí, si cae en manos equivocadas no podremos disfrutar de la paz con la aldea vecina— explicó.

    —Tranquilo señor, ¡Lo protegeré con la vida-dattebasa!

    Ambos compinches sonrieron ante su seguridad, afirmando que nada los haría fallar. Así es como la noche tomo posesión, el señor de la aldea les había ofrecido una posada con ingreso a un baño termal. Sarada como líder de la misión, no pudo resistir a tomar un "descanso". El trío ingresó a su habitación, la líder propuso ir a la aguas termales para un refrescante momento de tranquilidad para a la mañana partir tranquilos. Luego de un grato momento relax, se encontraban preparando los futones, cayendo rendidos casi instantáneamente.

    *
    *
    *

    Se encontraba arriba, con una vista perfectamente reveladora desde su posición, respiró por su cuello, sintiendo los suspiros deseosos escapar de ella. Con su lengua recorrió su busto, abrazando su cadera, mientras pegaba una ojeada a sus labios húmedos. No podía resistirlo más, se despojó de sus pantalones, sintiendo como la azabache se apoderaba de su falo con suaves movimientos de sus manos, intentando provocarlo cada vez más. El distar del sus latidos era tedioso en sus canales auditivos, divisó hacia ella, su rostro se encontraba cerca de su estómago, deslizando su lengua hasta topar con su miembro.

    Abrió los ojos, sentándose como reflejo involuntario, exhalaba e inhalaba repetidas veces, golpeó su pecho al notar que sus pantalones se sentían húmedos. Se levantó, corriendo hasta el baño privado de aquella morada que les habían ofrecido, suspirando con cansancio. El ruido en la puerta fue inesperado, pero temía que fuera Sarada, esta vez no pensaba abrir la puerta, no pensaba decir una palabra.

    —Boruto, ¿Sucede algo? — cuestionó, sin recibir respuestas —Has estado extraño todo este tiempo, pensé que quizás... estabas enojado conmigo...

    Aquel seguía sin contestar, con su espalda en la puerta, mientras que ella mantenía sus manos apoyadas en el mismo sitio pero del otro lado. — ¡Shanaro! ¡Al menos dime que te paso! ¡Boruto idiota!

    Abrió la puerta, sujetando su muñeca para adentrar a la azabache al cuarto pequeño, estaba anonadada, cuando comprendió la situación una punzada en el pecho le hizo cobrar la razón, esquivando mirarlo al delatar la coloración en su rostro. Boruto tomó su mentón, aproximándose, posicionando delicadamente sus labios en los suyos, abrazando su cintura para encimar sus cuerpos al sucumbir al dulce y apasionado beso. Se separó para respirar, ahogando suspiros entre los gemidos que intentaba disimular. Boruto se deshizo de la remera propia, colocando los ojos en ella. Lo comprendió sin necesidad de emisiones ruidosas, paso sus manos por el pecho de su compañero, hasta llegar a su estómago. Boruto introdujo las manos en su top rojo, sin quitar la vista. Esos ojos azules la estaban absorbiendo.

    Pero no sabía cómo responder, del otro lado de la pared se encontraba otro de sus compañeros, dormido. Sin embargo, no podía parar, negarse, había algo que la estaba incitando a ser lo suficientemente inconsciente para no tomar razón aparente de que podían oírlos.

    —No nos escuchará. Por favor... yo...— susurró.

    — Pero... no está bien —

    Le miró fijamente, aguantando cada impulso—Desde ese día... no he podido dejar de pensar en esto... contigo... ni siquiera se las razones por las que esto empezó... pero... ahora que te tengo aquí, con esto que deseo... ¿Quieres que me detenga-dattebasa?—

    Se quedo en silencio un par de segundos. Sonriendo instantáneamente. —No. No te detengas.

    Elevó a Sarada al despojarse de sus pantalones y del suyo, besándola a su vez que la apoyaba en aquella puerta, un escalofrío recorrió su espalda, aferrándose aun mas al catrie. Un ruido proveniente de afuera los hizo guardar silencio. Los pasos aproximándose a la puerta, seguido de un golpe en ella, hicieron que ambos se quedarán perplejos.

    — ¿Boruto? ¿Sarada?

    — ¡Soy Boruto-dattebasa! ¡Sí buscas a Sarada debe andar en los baños seguramente!

    —Escuche un ruido y al no verlos, pensé que había pasado algo

    —Lo lamento, algo que comí me ha caído como una bomba-dattebasa

    —Iré por Sarada si necesitas algo— finalizó, alejándose de la puerta.

    La chica al pisar el suelo golpeó el hombro de él, sin decir una palabra salio del cuarto. Mientras tanto, tiraba su espalda contra la pared, deslizándose hasta quedar en el suelo, cubriendo su rostro actualmente serio.

    —Se que serás mía... Sarada.
     
    Última edición: 30 Octubre 2019
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Zukulemtho Zukulemtho x 1
  2.  
    Pire

    Pire Equipo administrativo Usuario VIP Comentarista Top

    Escorpión
    Miembro desde:
    13 Noviembre 2010
    Mensajes:
    3,697
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Omg me ha encantado!
    Boruto imaginando una y otra vez como tomaba a Sadara ha estado buenísimo. Aunque pensé que podrías que si lo.cumplia, que se iba a adentrar a ella cuando su compañero llamó a la puerta que hubiera sido omg por que podrían escucharlo pero no era tu idea al parecer xD era seguir dejando ansioso al Boruto sobre esas cosas.

    Me es extraño imaginarme a él con ganas de algo(? Que ese niño no quiere mucho más que una hamburguesa D: pero me encantó.

    Ha sido bastante intento pero rápido, un poco más largo no estaría mal.

    Un buen escrito como siempre ♡
     
    • Adorable Adorable x 1
  3.  
    Rahzel

    Rahzel Usuario popular Comentarista empedernido Ganador ¿Shinobi, quién?

    Aries
    Miembro desde:
    12 Mayo 2018
    Mensajes:
    816
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Tenía una imagen de Boruto totalmente opuesta a la que has mostrado. No es de mis personajes favoritos, pero que te has lucido para que yo lea hasta el final el fanfic. Los sueños húmedos y por un momento, creí que se trataba de otro sueño de ese tipo ¡y eran ellos, joder! Maldita interrupción, quería ver qué tan lejos llegaban los dos :kushi:
    ¡Un abrazo!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Luix

    Luix Orientador del Mes Orientador Duende bloguero Stalking girl ♡

    Tauro
    Miembro desde:
    21 Mayo 2015
    Mensajes:
    1,057
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Gracias Pire~
    La idea era poner a Boruto ansioso hasta el final si, pero mi miedo a ser muy explícita a veces me juega en contra (?)

    También quería hacer que lo cumplieran, pero me divirtió hacer que se desesperen 7u7

    Prometo que la próxima va mejor y más extenso (?)

    Gracias Rahzel :3
    Sobre su actitud, tome un poco la iniciativa y también me base en parte de la actitud del manga, si bien en ambos es un hiperactivo y desobediente muchacho, en el manga es un poco más "relajado" por ponerle una palabra.

    Me olvido que en el anime es un poco diferente también :'v
    Pero sirvió para ponerle drama (?)

    Nuevamente ¡Gracias por leer!
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso