One-shot Semana [Pokémon Rol]

Tema en 'Mesa de Fanfics' iniciado por Kurone, 4 Noviembre 2019.

  1.  
    Kurone

    Kurone Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    856
    Puntos en trofeos:
    361
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Semana [Pokémon Rol]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1914
    Título: Semana
    Fandom: Pokémon Rol
    Personajes: Mimiko Honda, Emily Hodges.
    Summary: "Mimi escribe cartas desde Sinnoh".
    N/A: Tenía pensado esto desde hace mucho. Puede considerarse canon todo lo escrito aquí uvu <3

    ****


    Ciudad Jubileo, Sinnoh. Domingo.

    ¿Por qué estoy haciendo esto? ¿De verdad soy tan estúpida?


    Querida Em:

    He estado pensando mucho en nuestra relación últimamente. Simplemente se me viene a la cabeza el día que empezamos a llevarnos bien. Nuestra relación era un poco tirante al principio. No por ti, sé que no era la persona más agradable con la que estar. El día que nos conocimos hacía sol y yo apenas tenía catorce años… y estaba discutiendo con Effy para que cargara con mis bolsas de ropa ¿lo recuerdas? En aquel momento jamás pensé que fueras a convertirte en alguien tan importante para mí.


    Creo que todo empezó cuando después de mi discusión con Alpha tras aquel cooperativo viniste a buscarme, me abrazaste por la espalda y me dijiste que era demasiado orgullosa. Enrojecí y te pedí soltarme y las palabras trastabillaron en mi garganta. Nadie había sido nunca tan… atrevida como tú lo fuiste. ¿Abrazarme por la espalda? Solo se te podía ocurrir a ti.

    Tonta.


    En ese momento saltó una chispa. Un no-sé-que-rayos-fue. Pero algo. Quizás el hecho de que te acercaras, de que me abrazaras… de que te decidieras a ignorar nuestro brusco primer encuentro para ver si estaba bien. Para consolarme. Algo… me hizo darme cuenta de que eras diferente. De que eres diferente, de hecho.

    Verás... siempre he sido demasiado orgullosa, lo sabes de sobra. Por eso termino escribiendo mis sentimientos en cartas que jamás leerá nadie. Como esta... cosa. Podría hablarte de cómo me ha ido el día y usar esto como una especie de diario cutre pero importa bastante poco porque de igual forma no lo vas a leer. Digamos... que es una forma de sacar lo que llevo dentro. Lo que desesperadamente necesito decir y no encuentro la forma.

    Recuerdo con claridad el día que me regalaste ese llavero que tan ridículo me pareció y que ahora llevo conmigo a todas partes... solo porque tú me lo diste.


    Jirachi. Tu legendario favorito. ¿Por qué Jirachi? Si tuvieras que pedirle algún deseo... ¿qué le pedirías? ¿La paz mundial? ¿El reparto equitativo de las riquezas? ¿Volver con Dante?

    Yo pediría... unos zapatos de Donna Karan. ¡Sí! ¿Los has visto? ¡Son monísimos! Creo que me los compraré mañana. Oh sí, aquí tengo dinero para eso y más . La princesita y su lujoso castillo de plástico

    Lunes.

    Dijiste en tu carta que pensabas en mí como una amiga y deseabas que yo pensase en ti de la misma forma. Me sentí feliz de tener al fin una amiga. Nunca había tenido nada similar y no sabía que esperar de una relación como esa. Pero mentiría si dijese que no me hacía ilusión. Aquel día me dijiste que así tendría un recuerdo por si nos separábamos.

    ¡Me hizo tan feliz!

    Separarnos parecía algo bastante posible en ese entonces. Quiero decir... odiaba Galeia. Odiaba todo lo que implicaba y odiaba la libertad fuera de mi palacio de cristal, mi jaula de oro. Pero a medida que conocía más de Galeia y entendía realmente cual era mi papel en mi familia esa posibilidad se reducía. Hubo un momento en el que abandonar la región me pareció imposible. Luego... bueno, no sabes el resto porque Alpha no te lo dirá. Espero. Por su bien espero que no te diga que regresé a Sinnoh.

    A pesar de todo... no quiero preocuparte ni hacerte sentir peor. Qué cosas, ¿no? Yo, que soy una desconsiderada patológica. Imagino que eso es lo que Dante debe pensar de mí. No me tiene en muy buenos términos. No le culpo... pero es ridículo.

    Martes.

    Cierro los ojos y pienso en todo el tiempo que estuvimos juntas y todas las cosas que hicimos en estos tres años. Todo lo que aprendí a tu lado, todo lo que me enseñaste sin pretenderlo. Paciencia, cariño desinteresado, respeto y comprensión. Siempre he sido una persona solitaria. He estado sola casi toda mi vida. Tener a alguien tan especial como tú a mi lado parecía una bendición. Lo digo en serio. A veces creía no merecer todo el amor incondicional que me dabas. Al principio me daba vergüenza y no sabía como reaccionar a tus repentinas muestras de cariño. Tus abrazos me ponían tan nerviosa… pero con el tiempo empecé a apreciar la calidez que me transmitías con ellos. Mi cuerpo se relajaba y todos mis problemas se iban volando a otra parte. Y ese sentimiento cálido, el solo relajarme y sentir el calor de tu cuerpo descongelaba poco a poco ese corazón que siempre estuvo helado y el frío que sentía dentro desaparecía para ser reemplazado por sentimientos mucho más agradables. Ahora me siento arrullada, feliz y llena de calor con tus abrazos. Los odoro. Te adoro a ti.

    Para ponerlo en palabras simples...


    Eres la perla de Spoink. El cráneo de Cubone. La cuchara de Alakazam. Emily eres única. Tu amor incondicional, tu forma de ser, el cariño que le tienes al mundo. Siempre te he comparado con un diamante pero brillas aún más que estos. Eres maravillosa por como eres, por como piensas y actúas, por lo que haces y dejas de hacer. No pienso permitir que nadie te haga pensar lo contrario. Ni siquiera tú misma.

    Precisamente porque soy demasiado orgullosa no podía devolverte el mismo nivel de cariño ni demostrar con palabras todo lo que significabas para mí. Por eso decidí cuidarte y protegerte. Asegurarme de que estabas bien y eras feliz… no iba a permitir que nadie te lastimase. Le arrearía una patada en la cara a todo aquel que pretendiese hacerte daño.

    Protegerte o… sobreprotegerte —lo siento— se convirtió en mi forma de pagar la enorme deuda que tenía contigo. Era mi forma de decirte que me importabas, que te quería y que eras alguien preciada para mí. Sé que era un poco brusca y quizás te asusté más de una vez o hice cosas que no debería. Te acostumbraste pero para ti era más un "ya estamos otra vez" que una muestra de cariño y actuabas con condescendencia tratando de apartarme del foco del problema cuanto antes. Lo siento. Solo pretendía… pagarte un mínimo de lo que me dabas.

    Pero no sabía cómo. ¿Cómo iba a saber como actuar? Nunca tuve nada parecido. Me aterraba la sola idea de perderte.


    Siempre estuviste ahí para mí. Yo traté de estarlo para ti. Hice tantos sacrificios, tantas cosas Emily… La masacre, Justice… verte morir delante de mis propios ojos y convertirte en polvo. Fue como si hubieran hecho trizas una parte de mi alma. Ocupabas tanto espacio dentro de mi corazón que cuando desapareciste fue como si hubiera dejado de existir. Y cuando Tau me atrapó y me hizo desaparecer lo único que pensé fue que no quería vivir en un mundo en el que tú no existías.

    El amor te hace hacer estupideces inmensas ¿te das cuenta? Es un poco... poético y nostálgico. La verdad es que suelo leer novelas románticas... y siempre creí que los autores exajeraban con sus descripciones de amores imposibles y "te bajaría la luna" y bla, bla, bla. "Me venciste, toma mi medalla Corazón". Pero es cierto.


    Miércoles.

    Creo que nunca había llorado tanto como cuando tomé el avión. Miraba por la ventanilla de la cabina y era como si el corazón se rompiese en millones de pedazos. Nunca pensé que extrañaría tanto algo que en un principio detesté. Imagino que debe ser... por todo lo que Galeia me ha dado estos años. La gente que tengo allí. Mi familia.


    Tengo el llavero a mi lado en el escritorio mientras te escribo esto. Arceus Emily... te odio tanto por hacerme extrañarte. Es raro, porque simplemente no puedo obligarme a odiarte. De verdad, ¿qué me has hecho? Soy una idiota sumisa cuando se trata de ti. Un fiero Luxray convertido en un Shinx mimoso y tímido. En cualquier caso no podía seguir en Galeia. Era superior a mis fuerzas. Me siento una cobarde pero no tengo el coraje necesario para afrontar esto. Me sentía atrapada, angustiada y era un sentimiento opresivo que me asfixiaba, como si mi corazón estuviese apresado por duras cadenas de acero.

    Si tan solo... pudiera tratarte con la frialdad con la que trato a todos, todo esto sería mucho más fácil. Pero no puedo.

    Por eso me fui.


    ¿No es mucho más sencillo de esta forma?

    Jueves.


    La verdad no sé cuando volveré. Necesito sacarte de mi cabeza, eso es lo principal. Alejarte lo más que pueda de mí para reordenar mi lista de prioridades. Quiero seguir siendo tu amiga sin que se entrometan estos sentimientos. Procesar por ti un cariño platónico y ya está. Pero ahora no puedo hacerlo. Desearía tanto simplemente tomar estos sentimientos y sacarlos de mí pecho. ¿Por qué no puedo? ¿Por qué es tan difícil? Dímelo Emily, tú también estás enamorada. ¿Va a ser así siempre?

    Es una maldita tortura medieval.

    PD: Hoy Miria dijo mi nombre. ¡Nunca me había alegrado de que alguien me llamase "Mii-chan"! Ahora que lo pienso no te hablé de ella. Miria es mi hermana. Media hermana en realidad, como sea.

    Viernes.


    Ojalá Dante deje de ser un maldito cobarde de una vez y te haga feliz como tanto deseas y mereces. De verdad. Quiero ayudarte con eso. Quizás lo haga. Mereces ser feliz. Pero yo también lo merezco. Y ya no puedo serlo en Galeia. Supongo que mi tiempo como holder llegó hasta aquí. ¿Qué irónico no? De verdad llegué a creer que nunca terminaría. Quizás Galeia esté mejor sin mi.

    Sábado.

    Sé feliz.


    No cerraré con un adiós porque no me gustan las despedidas. Son demasiado trágicas y hay ya de por sí demasiadas tragedias en nuestra vida. Nuestra historia es una novela de Shakespeare. Además esto no es un adiós. Oh chica, estás tan equivocada si piensas que te librarás tan fácilmente de mí. ¡Soy como unos jeans de ocasión! ¡Si los pruebas tienes que llevártelos! Creo que estoy comprando demasiado.

    Es un… hasta que volvamos a vernos. Puedes llamarlo así. Hasta que volvamos a vernos Em.


    Cuídaos. Tú y Galeia en general. Cuando vuelva quiero que al menos siga existiendo la región... pero sé que está en buenas manos con todos vosotros. Quiero creer eso.

    Me siento orgullosa de teneros en mi vida. Pero bueno... esto no va a salir de este papel... ¿así que qué más da si lo escribo?

    Bien, ahí va:

    Os quiero mucho. A todos. De verdad. Puedo admitirlo sin dudas. Estoy segura de que estos sentimientos son genuinos y no cambiaría nada ni por todos los zapatos caros del mundo. Lo que me habéis dado no puede comprarse ni venderse... y aún así es mucho más valioso que todo lo que alguna vez tuve. Gracias por tanto. Vosotros sí que sois mi familia.


    Mimi❦
     
    • Ganador Ganador x 2
    • Adorable Adorable x 2
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso