Secretos de una sonrisa

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Idaly, 17 Noviembre 2010.

?

les gusta la historia?

  1. si

    15 voto(s)
    93.8%
  2. no

    0 voto(s)
    0.0%
  3. podrias mejorarla

    1 voto(s)
    6.3%
Se permite votar por más de una opción.
  1.  
    Idaly

    Idaly Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Septiembre 2005
    Mensajes:
    367
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Secretos de una sonrisa
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    646
    Alguna vez se han preguntado, ¿Que hay detrás de las sonrisas que nos regalan día a día?, si realmente es una sonrisa genuina o simplemente intentan ocultar algo, eso nunca lo sabrán, sin embargo, yo quiero contarles uno de los secretos que con recelo guarda mi sonrisa.

    Mi nombre es Kagome Higurashi, tengo veintitrés años, físicamente no soy muy llamativa, soy delgada, solo mido un metro con sesenta centímetros, tengo el cabello largo y ondulado, mi piel no es blanca ni morena, mi padre dice que tengo la piel sabor canela jaja me causa mucha gracia cuando lo dice, mis ojos son café oscuro y creo que me he descrito muy bien, así que comenzare a revelar uno de esos secretos.

    Todo comenzó el día en que mi padre firmó el contrato de la sociedad entre las empresas Higurashi y las empresas Takeda, pasando a ser la empresa Hikeda, después de cerrar el trato se realizo una reunión en casa de mi padre, donde todos pasábamos un buen rato, en ese tiempo yo solo contaba con dieciocho años, pero aun así disfrutaba de la reunión que muchos considerarían como algo solo para personas mayores, hasta ese momento la “fiesta” solo consistía en extrañas anécdotas de la juventud de mis padres y del Sr. Onigumo Takeda, se conocieron en la secundaria, y tiempo después se toparon en una reunión, después de eso siguieron en contacto y luego de unos años decidieron crear una empresa nueva, la que ahora se conoce como Hikeda, personalmente no me gusta para nada ese nombre, pero al parecer es algun tipo de broma entre ellos que no quieren contar en presencia de mi madre Sonomi Higurashi y de la nueva esposa del Sr. Takeda, una hermosa mujer, algo joven para él, con unos ojos color rojo intenso, piel blanca y cabello negro, se ve realmente elegante, su nombre es Kagura, como decía, todo estaba tranquilo, hasta que llego el resto de mi familia, mi pequeño hermano Sota que en ese momento contaba con trece años, desde pequeño fue un deportista nato, ha practicado karate, basketball, futbol, natación y futbol americano, es un niño (sí, leyeron bien, porque para mi siempre será un niño) enérgico, de carácter fuerte, inteligente y para mi desgracia popular entre la chicas, o como yo las llamo, “lagartonas”, un montón de mocosas aprovechadas y con las hormonas alborotadas que solo quieren... bueno, dejemos ese tema, mi hermano llegó junto con mi hermana mayor, Kikyou, una hermosa joven que en ese momento contaba con veintitrés años, con largo cabello lacio y negro, piel blanca, ojos grandes color café oscuro igual que los míos, pero los suyos demuestran una gran elegancia y bondad, ella es mi ejemplo a seguir, una exitosa mujer, bondadosa, elegante, sencilla y además muy divertida, a veces creo que se le safó un tornillo, como dice mi madre, de nosotros tres no se hace uno, después de su llegada todo fue mas divertido, las locuras de mis hermanos hicieron la reunión mucho mas amena.

    Todo parecía felicidad, la empresa de mi padre y del Sr. Onigumo estaba prosperando, mi familia estaba feliz y sana, yo estaba en segundo semestre de la licenciatura, mi hermana ya toda una licenciada y con un trabajo estable, mi pequeño hermanito para mi desgracia una de las lagartonas le lavo el cerebro y le hizo pedirle que fueran novios, pero debo admitir que no me desagrada tanto, todo estaba bien, hasta que llego la época navideña y lo conocí a él, a ese atractivo y simpático chico, ese chico que hizo que aprendiera a disfrazarme con una sonrisa.
    ______________________________________________________________________

    espero disfruten la historia, la proxima semana pongo la continuación y espero me ayuden a mejorar, voy a necesitar ayuda cuando empiece con los dialogos.
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  2.  
    Kyouko Kiryuu

    Kyouko Kiryuu Adicto

    Sagitario
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2008
    Mensajes:
    1,601
    Pluma de
    Escritor
    ¡Hola!
    Tienes muy buena narrativa, me gustó la manera en la que haces que Kagome vaya narrando los hechos.
    Me da gusto ver que pones a Kikyo como una persona amable y bondadosa =).
    Me imagino que ese chico es Inuyasha ¿O acaso es Sesshomaru?
    Yo deseaba tener un hermano como Souta, pero nació una niña, que justamente tiene 13 años x'D.
    Tu historia se ve interesante y la seguiré, puedes contar con ello ;).
    Bueno, yo me despido, nos vemos luego.

    Adiós.
     
  3.  
    Idaly

    Idaly Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Septiembre 2005
    Mensajes:
    367
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Secretos de una sonrisa
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    1494
    Capitulo 1

    La época navideña llego, y como dueños de la empresa mi padre y el Sr. Takeda organizaron una posada para todos los empleados, para ello rentaron un hermoso salón de tres pisos, todo completamente blanco y decorado con adornos navideños en tonos dorados y plateados, la iluminación también estaba hermosa, no eran los típicos reflectores enormes, sino pequeñas luces amarillas y blancas que daban un toque acogedor, las mesas acomodadas alrededor de la enorme pista de baile, tenia manteles dorados y como centro de mesa unas pequeñas peceras con una vela blanca encendida con forma de flor, también se podían ver árboles navideños por todas partes, y además, uno de los detalles que mas me gustaron es que ese salón también ofrecía exposiciones de cuadros de artistas no reconocidos y la verdad la mayoría eran bastante buenos.

    Cuando mi familia y yo llegamos el salón ya estaba lleno, por suerte todos tenían sus mesas designadas, en cuanto mi padre atravesó la puerta todos sus amigos lo saludaron con cariño, a pesar de trabajar para él mi padre nunca los menospreció, uno de los sabios lemas de mi padre es “cuando te respetan con amor siempre tendrás su lealtad”, a lo lejos pudimos ver otro montón de gente de donde sobre salía una agitada mano queriendo llamar la atención de mi padre.

    ― mira papá, el señor Onigumo intenta llamar tu atención ― dijo mi hermana Kikyou señalando hacia el montón de gente

    ― donde hija?― preguntó mi padre haciendo una visera con su mano

    ― allá junto al pilar, entre ese montón de gente! ― dijo Kikyou señalando y dando brinquitos

    ― no lo veo hija, donde?!― haciendo ademanes con las manos

    ― ash papi!!, ahí!― dijo tomando su cabeza y dirigiéndola hacia el Sr. Onigumo

    ― oh! Es verdad, vallamos con él ― dijo caminando tranquilamente mientras se masajeaba el cuello por el repentino movimiento que fue obligado a hacer

    Mientras nos dirigíamos hacia la mesa que compartiríamos con el Sr. Onigumo y su familia, mis padres recibían afectuosos abrazos de parte los empleados que durante una vida construyeron la empresa junto con mi padre, cuando al fin llegamos saludamos al Sr. Onigumo y a su esposa, la cual robaba miradas de jóvenes que estaban en la empresa, usaba un hermoso aunque algo escotado vestido rojo ajustado al cuerpo y la Sra. Kagura no era la única que robaba miradas, mi hermana con un precioso vestido blanco strapless de ceda, ajustado hasta la cintura, con pedrería brillante en la parte de arriba y en la cintura, con una caída hasta el piso que parecía flotar en el viento con cada paso que daba, aunque ese efecto era suyo y no del vestido, la elegancia y presencia de mi hermana era hermosa, su largo cabello estaba recogido en un elegante chongo solo dejando su fleco suelto, su maquillaje sutil y unos pendientes plateados, yo llevaba un vestido azul marino tambien strapless ajustado hasta la cadera y de ahí se iba soltando hasta llegar a mis pies, bajo el busto tenia una cinta con pedreria brillante, para esa ocasión mi hermana me presto un collar de brillantes y unos aretes sencillos, mi cabello lo recogí en una media cola dejando suelta una gran parte y resalte mis rizos, mi maquillaje gracias a mi hermana fue sutil y elegante, de haberlo hecho yo parecería payaso.

    Estuvimos platicando todos durante un breve momento hasta que él llego, con un elegante porte, vestido con un traje negro, con camisa blanca y una corbata de moño de satín negro, su largo y ondulado cabello recogido en una coleta alta, note que se acercaba a nuestra mesa sin embargo no le di mucha importancia, creí que se trataba de otro amigo de mis padres o del Sr. Onigumo quien también era muy querido entre los empleados, sin embargo, el Sr. Onigumo se puso de pie.

    ― hijo mío! Al fin llegas, te hemos estado esperando! ― dijo el Sr. Onigumo poniéndose de pie y abriendo los brazos para recibir a quien al perecer era su hijo.

    ― disculpa la demora padre, mi vuelo se retraso y para colmo perdieron todo mi equipaje ― dijo el muchacho con una voz grave y varonil y abrazando a su padre con cariño

    ― lo importante es que llegaste, hijo ― dijo el Sr. Onigumo pasando un brazo por el cuello de su hijo y dirigiendo su atención hacia nosotros ― les presento a mi hijo Naraku Takeda ― dijo él presentándonos con gran orgullo a su hijo

    Todos le dimos la bienvenida, era realmente simpático e inteligente, estuvo durante 3 años en el extranjero estudiando negocios internacionales y ahora venia con su padre para terminar la carrera en su país y poner en practica sus conocimientos en la empresa de su padre, en ese momento contaba con 22 años, durante la noche estuvimos hablando, mi hermana y yo congeniamos muy bien con él, durante un rato mi padre y el Sr. Onigumo se lo llevaron para presentarlo a algunas personas y en ese tiempo mi hermana y yo hablamos sobre él.

    ― Kagome dime que te diste cuenta de cómo te miraba! ― dijo mi hermana dándome unos leves codazos en las costillas

    ― porfavor Kikyou, no me veía de manera diferente que a ti ― dije con un leve sonrojo por el comentario de mi hermana
    ― nop, el se mostró muy interesado por ti, esa mirada que te mandaba y que tu tontamente ignoraste, yo sí la note ― dijo ella, exagerando el “tontamente” con un tono burlón y algunos ademanes con sus manos

    ― vamos Kikyou no digas tonterías, yo no vi ningún tipo de interés fuera de lo normal ― dije mas avergonzada que antes, sin embargo cuando iba a reclamarle y además pedirle que dejara de decir esas cosas un apuesto chico se acerco a mi hermana y le extendió la mano para invitarla a bailar y ella, no se si fue para librarse de mi o si en realidad le agrado el chico, acepto su invitación.

    Durante un rato estuve sola viendo bailar a mi hermana, aun conservaba un leve sonrojo y ella me miraba divertida desde la pista, sin percatarme alguien toco mi hombro, causando un ligero susto en mi, al darme la vuela vi que era un apuesto chico el cual me estaba invitando a la pista de baile.

    ― me haría el honor de aceptar bailar conmigo? ― me pregunto él un tanto avergonzado

    Por el susto yo no le respondí de inmediato, pero cuando me disponía a hacerlo alguien mas tomo mi mano y me jalo, acercándome a su pecho

    ― lo siento mucho pero ella ya había aceptado mi invitación ― dijo el desconocido sujeto que me tenia contra su pecho, no pude reconocer su voz ya que mi rostro estaba atrapado entre su pecho y su fuerte mano, que aunque fuerte no dejaba de ser delicada conmigo

    ― entiendo, siento mucho la interrupción ― escuche decir al primer chico que me invitó a bailar... mejor dicho, al único chico que me invito a bailar.

    Al razonar un poco en lo que paso y encontrándome aun atrapada en el pecho de ese extraño, lo único que atiné a hacer es separarme de una forma un poco brusca y verlo a la cara

    ― Naraku? ― dije con sorpresa, y de pronto un fuerte sonrojo se apodero de mi rostro

    ― lo siento mucho, pero quería bailar contigo esta pieza ― dijo haciendo una señal con la mano y comenzó una melodía lenta y suave ― aceptas bailar conmigo? ―

    En ese momento las palabras no me salieron, simplemente tome su mano y nos dirigimos a la pista, en un momento que aparte la vista de Naraku pude ver la sonrisa burlona de mi hermana y un extraño gesto de mi hermano menor que me dio a entender que me estaba vigilando.
    _____________________________________________________________
    pensaba poner la continuación la proxima semana pero me di cuenta que solo puse la introducción asi que dejo el primer capitulo, espero lo disfruten

    kagomeXinu: hola que bueno que te gusto, espero y esta continuacion te guste tambien y respecto al chico te equivocaste jeje
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  4.  
    Kyouko Kiryuu

    Kyouko Kiryuu Adicto

    Sagitario
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2008
    Mensajes:
    1,601
    Pluma de
    Escritor
    ¡Hola!
    Algo en mi interior me dijo que ibas a poner a Naraku, no sabes como me encanta esta pareja tan crack. *-*
    Me encantó la parte en la que él tomó la mano de Kagome y la pegó a su pecho, lo sentí tan real. *¬*
    Te quisiera dar algunos consejos, ¿puedo? Espero que sí.


    Cuando pongas el guión, la primer letra debe ir en mayúscula y te recomiendo que no separes el guión. Más abajo te explicaré como debe ser ;).
    Cuándo utilices algún signo ya sea de admiración o exclamación se ponen los dos (¡!) y (¿?). El último guión que pusiste después del signo de interrogación, no era necesario, ya que el mismo signo cuenta como punto, y aunque no hubiera un signo, no se pondría el guión, si no el punto y aparte.


    Así es como debería ser ;).
    Por ahí vi que te comiste alguna que otra letra tienes que tener cuidado con eso ¿Vale?
    Bueno yo esperaré la continuación con ansias.
    Me despido, nos vemos luego.

    Adiós.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Idaly

    Idaly Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Septiembre 2005
    Mensajes:
    367
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Secretos de una sonrisa
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    2334
    Hola muy buenas madrugadas, el capitulo pensaba ponerlo mañana... osea hoy...jeje pero ya que estoy aqui y que se me espanto el sueño, lo pongo hoy.

    KagomeXinu: muchas gracias por postear y espero que me sigas ayudando y mas con los dialogos y yo se que se me van errores de dedo pero... es que escribo por las noches, es a la hora que tengo tiempo... intentare poner mas atención, gracias por ayudarme a corregir errores.

    Y a los y las demas que también lo leen pero que no postean, muchas gracias por leer, espero que la historia les este gustando.

    Capitulo 2

    Los días pasaron y Naraku y yo nos llevábamos cada vez mejor, el era divertido, inteligente, con un carácter muy fuerte y algo sobreprotector, se había convertido en alguien en quien yo podía confiar, incluso mi hermanito Sota había bajado la guardia con él, ya que al principio cada vez que se lo topaba entornaba los ojos y le hacia señas de que lo estaba vigilando, pero al darse cuenta de que yo solo podía verlo como amigo, se relajó.

    Uno de esos días normales y calmados, por no decir aburridos, yo salía temprano de la escuela, porque la última clase se había cancelado ya que el profesor no llegó, salía a paso lento y flojo pensando en lo lejos que estaba mi casa y tendría que ir en autobús y para colmo sola ya que mi buena amiga Sango tenía que quedarse en la escuela con otras compañeras a terminar un proyecto, yo ya me imaginaba dormida en el bus como siempre que me iba sola, y dando una vuelta extra ya que se me pasaba la parada.

    ―¡Kagome! ―escuché de una voz conocida mientras caminaba sumida en mis pensamientos.

    ―¿Naraku? ―dije dando la vuelta para asegurarme que fuera quien yo creía.

    ―¡Hola! ―dijo notablemente agitado.

    ―¿Pasa algo?, te veo demasiado agitado―

    ―¡Es porque te estoy siguiendo desde hace tres cuadras y tu no me escuchabas!, ¿Acaso tenias puestos los audífonos?―

    ―En realidad no jeje, es solo que venia pensando en... algunas cosas ― dije recordándome dormida en el bus en mi imaginación, aunque eso me dio pena decírselo ―Por cierto, ¿Qué haces aquí? ―le cuestioné al darme cuenta de la hora, ya que en ese momento se supone que debería estar trabajando.

    ―Pues... yo solo pasaba por aquí y... pensé en invitarte un helado o un café ―me ofreció él algo nervioso.

    ―¡Me encantaría un helado! ―le dije yo con una sonrisa.

    ―¡Perfecto! Vamos entonces ―halándome del brazo y llevándome de regreso las tres cuadras que ya había caminado mas otras tantas hasta su automóvil.

    Cuando por fin llegamos se comportó de lo mas caballeroso ya que abrió la puerta del coche para que yo saliera, también abrió la puerta del establecimiento y además me acercó la silla para que tomara asiento, pero lo que me sorprendió no fue la caballerosidad, sino que todo lo hacia con algo de nerviosismo, cosa demasiado rara en Naraku ya que siempre parecía que lo tenia todo fríamente calculado, sin embargo no le di importancia y disfrutamos de una tarde tranquila y divertida.

    Ya habían pasado unas semanas de esa salida y curiosamente me encontraba con Naraku en todas partes, sin embargo ya no podía aceptar tantas salidas porque estaba demasiado atareada en la escuela y además en ese tiempo tomaba clases de ingles, simplemente me era imposible salir y disfrutar de un agradable rato con él, y a pesar de que sabia las razones de porque no podía aceptar sus invitaciones, cada vez que le decía que no, en su mirada se formaba una extraña sombra durante algunos segundos, a lo cual yo simplemente lo dejaba pasar.

    La temporada de frío por fin terminaba y la temperatura comenzaba a subir, el clima estaba perfecto para una agradable tarde en la piscina y por supuesto mi hermana y mi madre tenían ya todo listo.

    ―Kikyou por favor dile a tu padre que ponga el carbón porque ya llego la carne y quiero que comiencen a asarla ―dijo mi madre quien recibía con una gran sonrisa una pesada carga de enormes pedazos de carne.

    ―¡Papá, dice mamá que dejes de estar de flojo, que ya te llego el trabajo! ―le gritoneo mi hermana a mi padre el cual estaba tranquilamente sentando bajo la sombra de los árboles.

    ―¡Esta bien, pero dile a tu hermano Sota que venga a ayudarme, porque seguramente tu madre compro la vaca entera! ― le respondió mi padre a Kikyou y poniéndose de pie.

    ―¡Sota, dice papá que bajes a ayudarle con la carne para... ― mi hermana no pudo terminar de hablar cuando mi hermano ya estaba afuera con papá prendiendo el carbón.

    ―¡Valla! Este niño con tal de ser el primero en comer no le importa asar toda la carne ―me dijo mi hermana ya en voz baja, a lo que yo solo atine a sonreir, ya que era verdad.

    Cuando entre en la cocina acompañada de mi Kikyou me sorprendió ver toda la comida que había ahí.

    ―¡Wow! Mi padre no bromeo cuando dijo que habías comprado la vaca entera! ―le dije a mi madre, quien estaba preparando otras cosas para la carne asada.

    ―Es que invitamos a la familia Takeda y a la familia Taisho y además esta tu hermano en casa ―dijo con una risita sabiendo lo glotón que era mi hermanito.

    ―¿La familia Taisho?, no había escuchado hablar sobre ellos, ¿Quiénes son? ―le pregunte a mi madre.

    ―Son unos amigos que hace mucho tiempo se fueron a vivir al extranjero, yo solo había tenido contacto con Izayoi y me dijo que hoy regresarían a vivir aquí y que su marido quiere invertir en algunas empresas y es por eso que tu hermana y yo organizamos una deliciosa carne asada en el jardín trasero e invitamos también a la familia Takeda ―me dijo mi madre muy emocionada.

    ―¡Claro!, así el Sr. Taisho podría considerar invertir en las empresas de mi padre ―dijo Kikyou pasándole un brazo por los hombros a mi madre y sonriendo.

    ―Tienen una mente maquiavélica ― les dije entornando los ojos y dando la media vuelta para dejarlas solas con sus planes y sus sospechosas risitas.

    Durante la mañana mi hermana y mi madre prepararon lo de la comida, mi padre y mi hermano tuvieron una batalla campal con el asador ya que el carbón no quería prender y después ya no podían apagar el casi incendio que ocasionaron, mientras que a mi me traían de mandadero, cuando por fin se terminó de preparar todo mi padre y mi hermano fueron a tomar una ducha, ya que estaban completamente ahumados y mi hermana y yo nos pusimos nuestros trajes de baño.

    ―¿Kagome que traje usaras?

    ―Creo que me pondré el azul que es de una sola pieza, el que no tiene espalda ¿Y tú?

    ―¡Oh! Ya se cual, es el que te regale, jejeje te veras muy sexy... a Naraku le va a gustar ― me dijo con una picara sonrisita.

    ―¡Kikyou! No empieces con eso porfavor, te he dicho que Naraku y yo solo somos amigos ―le dije con un leve sonrojo en mis mejillas.

    ―Jijiji esta bien, no diré mas sobre eso y creo que usare... el bikini blanco con rosa.

    ―Mira quien habla, tu usaras algo mas sexy que yo, y me criticas ―le dije haciendo un puchero.

    ―Yo no me meteré mucho al agua ya que quiero broncearme, así que esta bien que use un pequeño bañador de dos piezas.

    ―Pues yo si pienso nadar todo el día, así que es mejor que use uno de una pieza y este es el único que tengo de una pieza, y para no enseñar tanto como tu Kikyou, me pondré un short cuando salga del agua.

    ―Pobre Naraku, no podrá disfrutar bien de la vista ―dijo haciendo una cara de falso sufrimiento.

    ―¡Kikyou basta! ―lanzándole una almohada.

    Después de una no muy larga guerra de almohadas bajamos a la piscina, cuando salimos ya estaban ahí el Sr. Onigumo y Naraku, la Sra. Kagura por alguna razón que no me importo, estaba ausente.

    ―Hola ¡Buenas tardes! ―dijimos mi hermana y yo al unísono.

    ―¡Hola chicas! ―saludó el Sr. Onigumo con su habitual entusiasmo y de nuevo volvió a la platica con mi padre.

    Kikyou se dirigió a una de las sillas un poco alejada del agua para broncearse, mientras que yo fui con Naraku quien por alguna extraña razón se había quedado mudo .

    ―Hola Naraku, ¿Te pasa algo? ―pregunte un poco incomoda por una extraña mirada que jamás había visto en sus ojos.

    ―No me pasa nada, ¿Quieres ir a Nadar?

    ―¡Claro! Vamos ―dirigiéndome a la piscina y quitándome el pequeño short, sin embargo, esa mirada de Naraku se hizo más fuerte, no obstante, lo deje pasar, y me lance al agua.

    Estuvimos nadando solo nosotros dos durante un muy buen rato, ya que Kikyou seguía bronceándose y Sota... a él simplemente no lo podían separar del asador, todo estaba bien y después de un rato llego la familia Taisho, así que mi madre nos llamo para presentarnos, Kikyou se puso un pequeño velo alrededor de la cadera y yo me seque un poco con una toalla y me puse mi short, Naraku simplemente salio del agua se seco un poco y me acompaño, mientras que mi padre y el Sr. Onigumo seguían platicando en alguna parte fuera de mi vista.

    ―¡Oh querida! ¿Cómo has estado?, tanto tiempo sin verte, tengo tantas cosas que contarte... ―dijeron mi madre y una hermosa mujer de largo cabello negro, piel blanca y perfecta figura, al unísono

    ―Izayoi, te presento a mis hijas, Kikyou y Kagome, y el es un amigo de la familia, su nombre es Naraku ―señalándonos a cada uno después de decir nuestro nombre.

    ―¡Oh! Pero que hermosas jovencitas y un apuesto joven, pero, ¿Dónde esta el pequeño Sota del que tanto me hablas?, ¿Y tu marido? Hace años que no lo veo.

    ―Mi esposo esta en el jardín bajo los árboles platicando con Onigumo el padre de Naraku y Sota... él esta junto a la comida ―dijo con una sonrisita

    ―Valla, al parecer Sota se parece a mi Inuyasha jaja, ¡Oh mira! Ahí vienen ―señalando a tres hombres muy parecidos físicamente, ya que los tres eran altos, fuertes y tenían el mismo extraño color de cabello, plateado, era hermoso y largo, conforme se acercaron me percate que los tres también tenían ojos color dorado, pero los del que se veía más joven me parecieron los más bonitos.

    ―¡Sonomi! Cuanto tiempo sin verte ― dijo el hombre mayor abrazando a mi madre, era muy apuesto, lo que lo diferenciaba de los otros es que era un poco mas fornido y su largo cabello plateado lo llevaba atado en una cola alta, y los otros dos lo tenían suelto ―¿Dónde esta Higurashi? Un chismoso pajarito me dijo que hablar con el de negocios sería muy interesante ―dijo viendo a su esposa

    ―Él esta junto a los árboles, en un momento te llevo con él... ellos deben ser tus hijos, ¡Pero que apuestos muchachos!, espero se diviertan mucho en esta reunión ―les dijo mi madre haciendo una señal para que entraran al patio trasero.

    ―Pues parece que esta reunión será mas divertida de lo que pensé, mi nombre es Sesshoumaru ―se presentó el mayor sin despegar la mirada de Kikyou, quien para mi sorpresa también estaba viendo fijamente al joven Sesshoumaru.

    ―Lo mismo digo hermano, mi nombre es Inuyasha ―dijo el menor llamando mi atención, haciendo que me diera cuenta que me veía de una manera que me hacia sonrojar y aunque no me molestaba su mirada, aparte mi cara para que no notara mi sonrojo y es cuando vi a Naraku, le lanzaba una escalofriante mirada al joven Inuyasha.

    ―Chicos porfavor comportense ―les advirtió su padre, mientras los abrazaba del cuello y sonreía.

    ―Pero porfavor, pasen y diviertanse y coman algo antes de que mi hijo Sota extermine la comida ―dijo mi madre con una sonrisa.

    P.D.
    Despues de este capitulo talvez haya escenas que ofendan a la sensibiladad de algunas personas, no pondre nada tan fuerte como lemon o algo asi, pero si tendra partes fuertes y espero que lean con atencion.

    Gracias.
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  6.  
    Kyouko Kiryuu

    Kyouko Kiryuu Adicto

    Sagitario
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2008
    Mensajes:
    1,601
    Pluma de
    Escritor
    Tú si que eres mala, mira que dejarle hasta ahí ToT. Ya veo que se avecina un trío amoroso y son de mis favoritos*-*.
    A mí también me hubiera llamado la atención Inuyasha (y a quién no) seee...

    Se nota la mejoría que tuviste en los diálogos, te felicito, pero por ahí vi uno que otro diálogo que terminaba con un guión, recuerda usar el punto y aparte, te voy a señalar donde...


    Hubo otro que también llamó mi atención:

    Lo que puse en naranja es porque ahí lleva acento, ya que es un pronombre personal, cuando no lleva acento es porque es un adjetivo posesivo, ejemplo:
    Pronombre personal=.
    tendrás un buen futuro.

    Adjetivo posesivo=tu.
    Tu regla es de plástico.

    ¿Se nota la diferencia? =).
    Lo que puse en azul es porque ahí la letra "A" va en minúscula, ya que antes del signo de interrogación hay una coma, cuando no hay coma sí va en mayúscula. Y pues te marqué el guión con rojo, porque ahí no debería de ir ;).

    Así es como debería de ser:



    Una cosa más:

    Evita ser repetitiva a la hora de escribir, no escribas más de dos veces una misma palabra en un párrafo, puedes utilizar las comas o el punto y seguido (pero que tampoco se excedan).

    Es todo lo que diré por el momento ;).
    Ya sabes estaré esperando con ansias el próximo capítulo. Yo me despido, nos vemos luego.

    Adiós.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Idaly

    Idaly Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Septiembre 2005
    Mensajes:
    367
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Secretos de una sonrisa
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    1261
    Y como siempre término de escribir en la madrugada y lo público, si hay errores de dedo, faltas de ortografía, redacción o lo que sea, diganme, y porfavor lean atentamente, esta historia tendra una lección y espero que uds la aprendan.

    KagomeXinu- muchas gracias por tu ayuda, espero tener menos errores, cosa que dudo porque tengo mucho sueño jeje pero de verdad muchas gracias por tomarte el tiempo de leer y ayudarme.

    Tifanny- muchas gracias por el "me gusta" que dejaste, lo mismo hago yo cuando no tengo nada que escribir en un post o no tengo tiempo, pero quiero demostrar mi apoyo al escritor, espero te siga gustando la historia.

    Y a todos los que leen, pero no postean por X razón muchas gracias por seguir leyendo.

    Sin más que decir, disfruten de la continuación.

    Capitulo 3

    La familia Taisho paso al jardín trasero, el Sr. Taisho fue a donde mi madre le señalo que estaba mi padre, en cuanto llego se escucharon unos gritos y risas que por un momento nos espantaron a todos, mi hermana y el joven Sesshoumaru fueron hacia las sillas cerca de la piscina, mejor dicho, mi hermana fue hacia las sillas para seguir asoleándose y el joven Sesshoumaru la siguió, se sentó a su lado y comenzó a decirle no que cosas que le estaban causando un fuerte sonrojo a mi hermana, mientras que mi madre, la Sra. Izayoi, Inuyasha, Naraku y yo fuimos hacia la parrilla, donde estaba mi hermano, sin embargo al llegar nos llevamos una desagradable sorpresa.

    ―¡Sota! ¡¿Te has comido todo?! ―dije completamente sorprendida, ya que había visto la cantidad de carne que era.

    ―Lo siento, es que estaba muy buena, pero no te preocupes, voy a la cocina por más ―corriendo hacia la cocina.

    ―Sota ―llamó mi madre a mi hermano, quien se detuvo al instante― ya no hay más carne hijo, te la terminaste toda ―dijo con una escalofriante y calmada sonrisa mi madre.

    ―¿Oh si?, ¿de verdad?, ¿no quedo nadita? ―preguntó Sota con nerviosismo al sentir el aura de mi madre.

    ―No hijito, nada ―recalcando el “nada” con la misma siniestra sonrisa.

    Todos sentimos una terrorífica aura saliendo de mi madre hasta que a la Sra. Izayoi se le ocurrió hablar.

    ―Vamos querida, no te preocupes, simplemente mandaremos a los chicos a comprar más comida, es más, Inuyasha se ofrece a ir ―empujando levemente a Inuyasha.

    ―¿Yo? ―dijo como acto reflejo Inuyasha― ¡Pero yo no se donde comprar la carne!

    ―¡No te preocupes!, Kagome te acompañará― dijo mi madre dándome un leve empujón también.

    ―¡Claro! Yo voy contigo Inuyasha ―sonriéndole y agradeciéndole mentalmente a mi madre por darme la oportunidad de estar con él a solas, sin embargo poco me duró la felicidad.

    ―¡Yo también los acompaño! ―dijo Naraku levantando la voz haciendo que notara que aun se encontraba a mi lado y al parecer algo molesto por alguna razón que desconocía.

    Inuyasha y Naraku parecían no llevarse muy bien ya que durante el trayecto se sintió una atmosfera densa y hostil, Inuyasha solamente reaccionaba a la hostilidad de Naraku, pero no encontraba razón alguna para dicha hostilidad.

    Ya de regreso a la reunión todo siguió igual con esos dos, sin embargo, decidí ignorarlos y disfrutar de la agradable tarde, Sota, Inuyasha, Naraku y yo estuvimos nadando por un buen rato, hasta que a Sota e Inuyasha les dio un calambre, seguramente por haber comido tanto, así que seguí nadando junto a Naraku, ya estando solos en el agua lo note más relajado y eso me agradó, mientras que el joven Sesshoumaru y mi hermana seguían hablando en un lugar apartado, al parecer se estaban llevando muy bien.

    Después de un rato y de que la comida se acabara creo que por tercera vez, mi padre, el Sr. Onigumo y el Sr. Taisho pensaron ir a “discutir” sus negocios a alguna otra parte, lo que levanto sospechas a mi madre y a la Sra. Izayoi por lo que decidieron acompañarlos, por otro lado Kikyou y el joven Sesshoumaru decidieron ir a cenar a un restaurant, ya que ellos no probaron bocado por culpa de Sota e Inuyasha, además de que era un pretexto para estar más tiempo solos, Inuyasha le pidió a Sesshoumaru que lo dejara en casa para ir a descansar, aunque yo sospechaba que tenia lo mismo que Sota, una gran indigestión por comer de más, por cierto, casi olvido a Sota, el ya estaba tirado en la casa de la piscina, se metió a descansar y quedo ahí, eso le enseñara a medirse a la hora de comer, mientras que Naraku se iría por su cuenta a casa, ya que traía su propio coche.

    Se preguntaran, si hubo una fiesta, ¿quién limpio el desastre?, adivinen... por supuesto que yo, ya que mis padres se fueron a seguir con sus “negocios”, mi hermana se fue a seguir romanceando y mi hermano estaba inconsciente, por suerte Naraku se compadeció de mi, se quedo a ayudarme, al principio todo estaba bien, solamente limpiábamos y pusimos algo de música, hasta que comenzó a decirme que no le gustaba la forma en la que Inuyasha me miraba, así comenzamos a discutir.

    ―¿Cómo me miraba según tú? ―enfrenté ya cansada y disgustada.

    ―¡Con deseo! ― espetó él con algo de rabia.

    ―Estas inventando cosas Naraku, y ya es demasiado tarde, así que será mejor que te vallas, ya sabes donde esta la salida, yo me voy a mi habitación ―dando la vuelta y entrando a mi casa.


    Llegue a mi habitación, aun tenia el traje de baño con el pequeño short sobre el, estaba mojada, así que comencé a desvestirme para darme una ducha caliente y relajarme, ya desnuda me enredé en una toalla, cuando di la vuelta para dirigirme al baño me di cuenta que Naraku me había estado observando todo ese tiempo, tenia en sus ojos una mirada que no pude descifrar, me causo un gran escalofrío, y quede paralizada cuando vi que se acercaba, me tomó de la cintura, se acercó a mi rostro y tomo posesión de mis labios en una forma que me aterraba y a la vez me cautivaba, no supe que hacer, no era algo que me desagradara, pero simplemente no lo deseaba, sin embargo, no hice nada para detenerlo, el siguió besándome de esa forma salvaje y a la vez delicada, explorando mi boca con desesperación, mi miedo llego a tal grado que no podía moverme, simplemente derramaba gruesas lagrimas y cuando el sabor salado de mis lagrimas llego a nuestras bocas, él se detuvo, observo mi rostro, el cual reflejaba temor, el se alejó a paso lento de mi y desapareció, lo escuche salir de mi casa y yo simplemente quede ahí, sin saber que hacer, parada en la puerta de mi habitación, con mil sentimientos a flor de piel.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  8.  
    Kyouko Kiryuu

    Kyouko Kiryuu Adicto

    Sagitario
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2008
    Mensajes:
    1,601
    Pluma de
    Escritor
    ¡Hola!
    Me gustó, me gustó *-*.
    Por algo me encanta Naraku, no me resisto a sus arrebatos, quisiera estar en el lugar de Kagome y ser besada de esa manera *-*, aunque sí me daría miedo que estuviera en mi habitación y yo estuviera semidesnuda, por eso comprendo a Kagome x'D.
    ¡Wah! Yo quería que ella interactuara más con mi adorado Inuyasha *¬*, pero tranquila que tengo paciencia para esperar :D.
    Está vez no vi ningún error o al menos no lo noté ^-^.
    Bueno yo me despido, nos vemos luego.

    Adiós.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    Tomoee

    Tomoee Elfases de los bosqueses Espectroses Comentarista destacado

    Virgo
    Miembro desde:
    31 Octubre 2007
    Mensajes:
    2,180
    Pluma de
    Escritor
    Antes que nada....
    Looool xD Morí de la risa con eso, ya que mi madre esta a unos metros de mí y me grita despues de cuatro veces es cunaod ya la oigo. Me pierdo en pensamientos también.

    Ahora :3 Comenzé a leer tu FF y ya lo acabé hasta dónde vas. Me gusta mucho cómo lo llevas, es nuevo para mí leer algo de Naraku&Kagome y la parte de Sesshômaru&Kikyou también. Espero todo se de bien.

    Tienes algunos errores, que te han marcado, y sobre todo cuando pones un verbo en pasado. Recuerda leer tu escrito otra vez y ver dónde la falta la tilde a lo que quieres expresar.

    Me gusta cómo va xD Naraku es un babosa al estarla viendo *0*! xD Y luego pobrecita, no se esperaba nada, al menos Naraku se detuvo al ver su reacción.
    Espero ver tu continuación pronto :3 Saludos!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    Idaly

    Idaly Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Septiembre 2005
    Mensajes:
    367
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Secretos de una sonrisa
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    1101
    Hola, pensaba poner la continuación ayer pero no he tenido mucho tiempo de escribir, de hecho creo que esta muy corta la continuación pero no he podido hacer más porque ¡Ya tengo fecha para mi primer seminario de investigación! es donde voy a presentar los resultados de mi tesis y estoy muy contenta porque ya tenia medio año intentando tener fecha, eso si, el que tenga menos tiempo no quiere decir que no ponga continuación cada semana.

    kagomeXinu: muchisimas gracias por tus comentarios, realmente me has ayudado y que bueno que no notaste errores pero seguramente si los hay jeje, a mi tambien me encanta Naraku pero en esta historia le voy a dar un giro extraño a su personaje, no será malo ni bueno, pero aún así muchos lo odiaran y no puedo decir nada más porque sino van a predecir lo que pasará, espero te siga gustando la historia.

    Meelissa: jaja a mi también me pasa mucho eso, me pierdo en mi cabeza y la mayor parte del tiempo es dificil que me saquen de ahí y si es nuevo para ti leer sobre Naraku y Kagome entonces te recomiendo uno muy bueno, se llama Silencio, es de Kayasarami y esta muy bueno, es de mis favoritos de esta pareja, te dejo el link http://fanficslandia.com/index.php?threads/silencio-narakuxkagome.616/ disfrutalo y espero también sigas disfrutando de esta historia.

    Muchas gracias a VANEZITHA, Meelissa y Tifanny por el "me gusta" que me regalaron y tambien gracias a los y las que leen, espero les siga gustando.

    Bueno, les dejo la continuación, aunque sea algo corta, es continuación.

    Capitulo 4

    Estuve parada en la puerta de mi habitación no se cuanto tiempo, hasta que reaccione, entonces me dirigí a la ducha, con la mirada perdida y mil cosas en la cabeza, me relaje un poco cuando sentí el agua caliente sobre mi cuerpo, despejando lentamente mis pensamientos, ese beso me había dejado tan confundida, realmente no sabía que pensar, Naraku me atraía y le había tomado cariño pero, no sentía nada más por él, no voy a negar que me agrado por un momento, sin embargo, los sentimientos que me quedaron al final fueron miedo y confusión, esos no son los sentimientos que deberían dejar un beso.

    ―¡Suficiente! ―me dije a mi misma en voz alta, cansada de darle vueltas al mismo asunto― solo es un beso, nada más, no es nada del otro mundo ―me repetí esta vez en voz baja, dejándome relajar por el agua que ya no estaba tan caliente.

    ―¿Sucede algo Kagome? ―escuché decir al otro lado de la puerta.

    ―No, nada Kikyou ―respondí un poco asustada ya que estaba metida en mis pensamientos.

    ―Es que escuche que gritaste, ¿segura que todo esta bien? ―insistió mi hermana.

    ―Sí, no te preocupes, es solo que... se me calló el jabón.

    ―mmmm, no te creo, pero ya me contaras, ¡ahora sal de ahí para que pueda contarte como me fue con Sexymaru!

    ―¿Sexymaru?, ¿de quien hablas Kikyou?

    ―¡Sal y te cuento! No quiero platicar contigo através de una puerta ―golpeando la puerta con sus manos para que yo me apresurara a salir.

    ―¡Espera! ¡Ya voy! ―cerrando la llave del agua que ya estaba fría, había pasado demasiado tiempo en la ducha y ahora me llegaba el remordimiento de haber tirado tanta agua.

    Salí del baño, me enrede de nuevo en la toalla, fui a mi habitación, me puse ropa interior y una pijama ligera de color azul marino y de inmediato me dirigí a la habitación de mi hermana, al entrar me la encontré cepillándose el cabello y con su pijama puesta que era igual a la mía pero la suya era rosa pastel.

    ―Ahora si Kikyou, ¿dime quien es Sexymaru? ―pregunté arrebatándole el cepillo para peinar el largo y sedoso cabello negro de mi hermana.

    ―¿Pues quien va a ser? ¡Sesshoumaru! ―haciéndome un ademán con sus hombros como si fuera obvio.

    ―¡Jajajajaja! Pero, ¿por qué llamas así al joven Sesshoumaru? ―riéndome por la nueva ocurrencia de mi hermana.

    ―No lo se, solo se que en el momento en que lo vi y se presento, yo inmediatamente lo bautice mentalmente con el nombre de Sexymaru, y no me vas a negar que le queda bien.

    ―Pues es muy atractivo, pero... ―le dije mientras le trenzaba su largo cabello.

    ―¡Oh claro!, me fije bien que a ti te llamó más la atención el peque Inu, ¿verdad pícara? ―entornando sus ojos y emitiendo una leve risita.

    ―Sí, me pareció muy atractivo y simpático.

    ―¡Mi hermanita es una pícara! Traes a dos galanes tras de ti, porque, por lo que noté tampoco le fuiste indiferente a Inuyasha hee, además de que traes a Naraku cacheteando las banquetas por ti.

    Naraku, en cuanto escuche ese nombre mi cuerpo se tenso nuevamente y sentí un calosfrío recorrer mi espalda.

    ―¿Te pasa algo Kagome? ―preguntó preocupada mi hermana.

    ―No es nada, es solo que ya estoy muy cansada, es bastante tarde y además ¡Me dejaron la limpieza a mi sola! ―cambié el tema, por alguna razón decidí ocultarle ese beso a mi hermana.

    ―Nadie te pidió que limpiaras todo hoy, pudiste dejarlo para mañana y así todos te ayudaríamos, pero tienes razón en algo... ya es demasiado tarde, mañana te contare como me fue con Sexymaru ―dijo para después soltar un largo bostezo.

    ―Bien, descansa Kikyou porque no termine de limpiar y mañana te toca hacerlo a ti ―remarcando bien cuando dije “a ti”.

    ―¡Pero dijiste que lo habías hecho todo tu!

    ―Nop, dije que me lo habían dejado todo a mi, sin embargo, no dije que lo había terminado todo jajaja, hasta mañana hermanita ―saliendo de su habitación para dirigirme a la mía e irme a la cama también.
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  11.  
    Kyouko Kiryuu

    Kyouko Kiryuu Adicto

    Sagitario
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2008
    Mensajes:
    1,601
    Pluma de
    Escritor
    ¡Hola!
    Me gustó el capítulo, yo me hubiese quedado como Kagome, sin saber que pensar con respecto a Naraku... ¿Sexymaru? Ok. concuerdo con Kikyo Sesshomaru es muy sexy *-*. Siento algo de Ooc por parte de Kikyo :/.
    Noté que se te escaparon algunas tildes, tienes que tener cuidado con ellas, ya que son escurridisas x'D
    Bueno, yo me despido, nos vemos después.

    Adiós.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Tomoee

    Tomoee Elfases de los bosqueses Espectroses Comentarista destacado

    Virgo
    Miembro desde:
    31 Octubre 2007
    Mensajes:
    2,180
    Pluma de
    Escritor
    JAJAJAJAJAJA xD

    Looooooooool recuerdo cuando yo le decía así unos años atrás xD

    Me causó simpatía tu capítulo, ya que sí, fue corto, pero en un momento bastante importante antes los pensamientos de Kagome, y con lo de Kikyou o,o enserio que sonreí cuando leí "Sexymaru" xD

    Y cómo dice kagomeXinu, es verdad, Kikyou es un poco menos aventada, más seria, no del todo, pero está un poco volada su actitud, pero no me desagrada o,o xD

    Espero te vaya bien en tu trabajo :3 *-*! suerte!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    Idaly

    Idaly Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Septiembre 2005
    Mensajes:
    367
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Secretos de una sonrisa
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    1157
    Ni fue en la noche ni en la mañana jeje, como siempre en la madrugada, espero disfruten el capitulo.

    kagomeXinu: sí lo se, tengo esa mala costumbre de no poner tildes, incluso cuando escribo casi no le pongo los puntos a las "i" jejeje y miedo de parecer ignorante, tengo una pregunta... que significa Ooc...? lo he visto en muchas partes pero no tengo idea de que es jeje, espero disfrutes este capitulo.

    Meelissa: se que cambie las personalidades de los personajes pero, al final de la historia les dire el porque, solamente lee con mucho cuidado y con respecto a mi presentación de tesis me fue genial, era de esperarse que dominara el tema a la perfección, ya casi tengo 2 años haciendo la investigación.

    Hubo 2 comentarios que fueron borrados pero sí los leí y les agradezco mucho su apoyo, espero seguir contando con el.

    A kagomeXinu, Meelissa y Tifanny, muchisimas gracias por el "me gusta" y a quienes leen pero por sus razones no pueden comentar, muchas gracias por leer, y como siempre les digo... ¡Disfruten de el capitulo! y se que esta corto y que tarde en ponerlo, por eso les ofresco una disculpa e intentare poner otro pasado mañana como disculpa, gracias!

    Capitulo 5

    Al día siguiente me levante temprano como de costumbre, fui a la habitación de mi hermana para levantarla y no pude, solo conseguí un extraño balbuceo-gruñido de su parte que parecía decir “Sexymaru” para después taparse hasta la cabeza con las cobijas, así que solamente deje una nota en el espejo de cuerpo completo de su armario que decía así:

    Querida hermana:

    Intente levantarte como siempre lo hago pero creo que la fiesta de anoche te dejo más cansada de lo que imaginé, así que te dejaré descansar para que recobres energías y te pongas a limpiar el desastre que dejaron ayer, te amo hermanita, te dejo para que sigas soñando con tu “Sexymaru”.

    P.D.

    Te dejé tu parte favorita de la casa… ¡la cocina!

    Al salir de la habitación de Kikyou me dirigí a despertar a Sota el cual no estaba en su habitación, así que supuse se había quedado en la casa de la piscina, decidí llevarle algo para el dolor de cabeza y estomago que seguro tendría al despertar, después de eso me dispuse a buscar a mis padres, pero entonces recordé que habían llegado demasiado tarde y lo mejor sería no molestarlos.

    Me sentía sola y aburrida pero no quería ayudar en la limpieza como lección por dejarme todo a mi, así que tome un baño rápido, me arregle de forma sencilla y me fui a dar un paseo por uno de mis parques favoritos, uno de los más antiguos de la ciudad, me encanta ir ahí, es enorme, las áreas verdes están muy bien cuidadas, el césped siempre esta verde y corto, tiene enormes arboles de todas clases, también hay una enorme biblioteca y una piscina olímpica, sin embargo en ese momento no tenía ganas de ejercitarme, solamente fui a sacar un libro de la biblioteca para después sentarme a leer tranquilamente bajo la sombra de un enorme y antiguo árbol, necesitaba sentirme tranquila.

    Y así pase un buen rato, leyendo tranquilamente, me encantaba hacerlo, ya que los problemas parecían desaparecer mientras me perdía en ese mundo ficticio de mi lectura, sin embargo, mi vista se canso un poco y decidí parar y descansar los ojos en el paisaje que tenia frente a mi, pero enorme fue mi sorpresa al encontrar a un hermoso par de ojos dorados viéndome fijamente, sentado frente a mi en el césped con las piernas cruzadas y sus brazos también cruzados a la altura de su pecho, vestía una pantalonera negra, una camiseta blanca con manga corta y unos tenis negros y su hermoso y largo cabello plateado suelto.

    —Me preguntaba, ¿cuándo notarias mi presencia? —dijo de forma burlona.

    —¡Inuyasha!

    —Al menos recuerdas mi nombre.

    —… —las palabras simplemente no me salieron, solamente sentí la cara caliente.

    —Tu si que eres distraía, fácilmente pude haberte robado tus pertenencias o raptado o aprovecharme de ti, tú si que te concentras en la lectura —dijo levantando una ceja.

    —Sí, lo siento, es que el libro esta muy interesante.

    —Al parecer sí —dijo él levantando aún más su negra ceja.

    —¿Y, que haces por aquí? —pregunté intentando cambiar de tema.

    —Simplemente vine a ejercitarme, estaba jugando baloncesto en la cancha de enfrente y luego te vi aquí sentada leyendo, luego me senté frente a ti y tu ni me notaste, yo solamente veía como pasabas página tras página, esperando a que notaras mi presencia —decía con una falsa mueca de sufrimiento, dándome a entender que no me dejaría cambiar de tema tan fácilmente—

    —Lo siento mucho Inuyasha, de verdad no fue mi intención.

    —No te preocupes, solamente es un pequeño libro como de 500 páginas y según mis cuentas, si llegue cuando estabas en la página 145, entonces en este momento estas en la página 326 —haciendo cuentas mentales.

    —“De hecho voy en la 328, pobre, creo que si a pasado mucho tiempo ahí sentado” —pensé mientras soltaba una pequeña risa nerviosa y una gota de sudor resbalaba por mi frente.

    —Al parecer mis cálculos son acertados, ¿verdad?

    —jejeje ¿Porque no vamos por un refresco?, sirve que estiramos un poco las piernas —ofrecí para cambiar de tema… de nuevo…

    —Pues, todos mis compañeros de juego se fueron y ya no hay nadie en la cancha para jugar y realmente estoy casando de permanecer en esta posición por tanto tiempo —dijo encogiendo los hombros— Aunque por ver ese hermoso rostro el tiempo que quiera, lo volvería a hacer —mostrándome una sensual sonrisa de lado que causo que sintiera que salía humo de mis orejas.
    —¿Vas a venir o no? —dijo sacándome de mis pensamientos, lo que me hizo dar cuenta que el ya estaba avanzando y que yo me había quedado estática en mi lugar con la cara completamente roja.

    —¡Ya voy! —apresurándome a llegar a su lado y evitando el contacto con sus ojos.
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  14.  
    Tomoee

    Tomoee Elfases de los bosqueses Espectroses Comentarista destacado

    Virgo
    Miembro desde:
    31 Octubre 2007
    Mensajes:
    2,180
    Pluma de
    Escritor
    Omg, estuvo cortito =) pero lindo.

    Jajajajajajajajajajaja xD Inuyasha, se pasa de coqueto, no lo imagino tan así, pero bueno xD Me causó risa xD

    Me pregunto si verá por ahí a Naraku, :eek: Inuyasha contó hoja por hoja xD

    Espero puedas poner la otra pronto =)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    Kyouko Kiryuu

    Kyouko Kiryuu Adicto

    Sagitario
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2008
    Mensajes:
    1,601
    Pluma de
    Escritor
    ¡Hola!
    Perdón por no pasarme antes, las alertas luego no funcionan ¬_¬U.
    He de decir que me ha gustado mucho este pequeño capítulo, cuando llegué a la parte en la que Kagome estaba leyendo, me recordó a mí, ya que cuando me concentro en un libro no me doy cuenta de quién me rodea x´D.
    Es cierto, yo tampoco me imagino a un Inuyasha tan seductor, pero me encanta *¬*...
    Con respecto a tu pregunta, la respuesta es: Out of Character (Ooc= Se le dice así cuando el personaje originario del fandom se sale de la personalidad que le dio su creador).
    Comprendo lo de las tildes, lo mencioné antes, son muy escurridizas, esta vez noté en una palabra "tu", la "u" lleva acento ya que estaba dando función a un pronombre propio "tú".
    Estaré esperando la continuación ansiosa, yo me despido, nos vemos luego.

    Adiós.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    Idaly

    Idaly Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Septiembre 2005
    Mensajes:
    367
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Secretos de una sonrisa
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    1147
    Lo prometido es deuda y aqui tienen otra pequeña continuación, que por cierto tarde mucho en escribir porque me interrumpian a cada rato, pero al fin termine.

    Meelissa: sí toda la historia será de capitulos cortos jeje sino terminaria muy rapido, pero intentare ponelos un poco más seguido por que la verdad si son demasiado cortos, espero que te siga gustando.

    kagomeXinu: lo se, las alertas a mi también se me pasan, por eso mejor checo las suscripciones jeje, yo también me pierdo en la lectura, puedo leer por horas sin cansarme y a veces no paro hasta terminar el libro y muchas gracias por responder mi duda y creo que mi fic esta lleno de Ooc jaja sin embargo, espero que te siga gustando.

    Muchas gracias a kagomeXinu, Meelissa y Tifanny por el "me gusta" y tambien gracias a los y las demas lectoras y ahora estuve al pendiente de los comentarios y creo que no me borraron ninguno jeje, al menos eso creo.

    Me retiro y espero disfruten del capitulo.

    Capitulo 6

    Seguimos caminando y disfrutando de la mañana juntos, Inuyasha era muy simpático y amable, aunque demasiado orgulloso, impulsivo y para mi gusto muy coqueto, definitivamente con él si se aplica eso de “ponle falda a una escoba y tu vas tras ella”, no dejaba ir sin al menos un piropo a cuanta chica pasaba junto a él, de pronto ya no me sentí tan especial como hace rato, cuando dijo que tenia un hermoso rostro, ahora me sentía una del montón, en ese aspecto Naraku sí me hacia sentir única, él no volteaba a ver a ninguna otra cuando estábamos juntos, siempre estaba al pendiente de mi y además…

    —“¿Pero que estoy haciendo?” —me pregunté sorprendida al recordar de esa forma a Naraku— “¿Acaso Naraku esta comenzando a interesarme de otra forma que no sea como amigo?”

    —¡¿Kagome?! —gritó Inuyasha sacándome de mis pensamientos.

    —¡¿He?!.....¿Qué pasa?.... —pregunté totalmente distraída y además sorprendida al darme cuenta que ya habíamos llegado a la tiendita.

    —Te estoy preguntando si quieres un helado o un refresco o simplemente agua, ¿te sientes bien? —pregunto poniendo una de sus manos en mi frente para checarme la temperatura, haciendo que me sonrojara al contacto de su piel.

    —¡Claro que estoy bien! No me pasa nada —dije quitando su mano de mi rostro y dando media vuelta, para evitar de nuevo su mirada.

    —¿Estas molesta conmigo? —le escuche decir con un tono un poco triste.

    —Seguro sí estas molesta conmigo, y todo por seguir los consejos de ese tonto de Miroku.

    —¿Consejos?, ¿a que te refieres?

    —Es que el me dijo que cuando te interesa una mujer, la mejor forma de atraerla es hacerla sentir celosa, es por eso que coqueteo con cuanta mujer me topo —me dijo como si se tratase de un niño que cuenta arrepentido una travesura.

    “Un momento, ¿acaba de decir, ‘cuando una mujer te interesa’?” —pensé sorprendida.

    —¿Cuándo una mujer te interesa? —repetí sin darme cuenta lentamente en voz baja.

    —Sí Kagome, tú eres una chica muy linda, divertida, inteligente… un poco enojona, pero es algo que se puede soportar, me encanta verte sonreír, me gusta cuando te pierdes en un libro y no te das cuenta de lo que pasa a tu alrededor, me gusta cuando te enojas y a tu ceja le da ese tic nervioso —cuando comenzó a decir todas esos detalles de mi, sentí que un poderoso sonrojo llegaba a mis mejillas y lo único que atine a hacer fue voltear de nuevo el rostro para evitar sus ojos.

    —Y también eso me gusta de ti, cuando volteas tu rostro para evitar que note tu sonrojo, pero de una vez te aviso que es inútil, de todas formas me doy cuenta —dijo tomando mi mentón y haciendo que viera a sus ojos dorados los cuales se acercaban y se cerraban lentamente, me sentí un poco nerviosa al darme cuenta que Inuyasha planeaba besarme, recordé de pronto el miedo de mi primer beso con Naraku y eso hizo que me tensara, sin embargo, cuando los suaves labios de Inuyasha tocaron los míos, un sentimiento completamente diferente me inundó, ese sentimiento era de tranquilidad, ternura, seguridad, de pronto un extraño hormigueo invadió mi estomago, entonces sentí la necesidad de aferrarme a Inuyasha y profundizar el beso.

    Cuando por fin nos separamos, pude notar en Inuyasha un leve sonrojo y una seductora sonrisa de lado, además de un hermoso destello en sus ojos dorados.

    —Kagome… ¿Puedo hacerte una pregunta? —dijo nervioso.

    —Claro, dime

    —Te gust…. emm… ¿Quieres ser mi novia? —me dijo, haciendo que se intensificara nuestro sonrojo.

    —P…pues… —no sabia que responder, el nerviosismo se había apoderado de mi y justo cuando creí tener una respuesta afirmativa, a mi mente llegó el recuerdo de Naraku, eso me hizo dudar.

    —Necesito pensarlo —fue lo único que pude decir y en verdad era cierto, ya que por alguna razón Naraku venia demasiado a mi mente y por Inuyasha también estaba sintiendo algo especial.

    —Creo que tienes razón, tenemos muy poco de conocernos, jeje de hecho te conocí ayer, así que lo mejor será conocernos mejor, aunque te advierto que no me rendiré, tú me gustas mucho Kagome y te voy a conquistar.

    —Tú también me gustas mucho, pero si es muy precipitado, será mejor tomarlo con calma.

    —Entonces, ¿te parece si paso por ti mañana para salir? —me dijo con un simpático brillo en los ojos.

    —¡Me encantaría! —dije con una enorme sonrisa.

    —Pero, por ahora podríamos seguir caminando por el parque y platicar mientras disfrutamos de un helado, ¿qué te parece?

    —mmm…. ¡quiero uno de limón! —le dije sonriente, aceptando su propuesta.

    Y así seguimos caminando por el parque, disfrutando de la compañía del otro, por un momento pensé en sacar el libro porque quería saber como terminaba, pero al parecer Inuyasha supo lo que planeaba hacer y me lo quito diciendo que aunque disfruto mucho de la vista mientras yo leía, él prefería platicar lo que queda de la mañana y la tarde conmigo, jeje al parecer se canso de contar las páginas que pasaba.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  17.  
    Tomoee

    Tomoee Elfases de los bosqueses Espectroses Comentarista destacado

    Virgo
    Miembro desde:
    31 Octubre 2007
    Mensajes:
    2,180
    Pluma de
    Escritor
    Yaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaay! *se le sale lo fangirl del Inu&Kag*

    Omg, omg x3 fue tan hermosooooooooo ¿Será Inu&Kag o Nara&Kag? O es sorpresa:eek: Oh Dios mio, Inuyasha con un día y ya pidiendo a Kagome ser novia... bueno, está bien seguiré viendo a dónde llevas con estas personalidades xD Está cooooooooool

    En definitiva eso de "alertas" no avisa del todo xD

    Está que lo dejas intrigante :eek: ¿Naraku qué pensará? Omg, ya me imagino. Kagome anda besando a todos (?) Bueno, es besada por todo xD

    Ya veo... distinta sensación =( pobre Naraku (?)

    Espero ver más de tu FF :) Besos!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  18.  
    Minami

    Minami Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    8 Diciembre 2010
    Mensajes:
    15
    Pluma de
    Escritora
    No no no, tuve que leer todo lo que perdí xD.

    Ummm... ¿Qué te digo? Casi no noté faltas de ortografía, sólo en algunas palabritas pero nada con mayor importancia. Creo que en el último capítulo estuvo muy apresurado lo de "¿Quieres ser mi novia?" principalmente por que... se acaban de conocer! xD Aún así, me gusta la pareja (s) que estas manejando.

    Sexymaru xD me quedaré de por vida con ese apodo. ¡Es perfecto!

    Saludos!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  19.  
    Kyouko Kiryuu

    Kyouko Kiryuu Adicto

    Sagitario
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2008
    Mensajes:
    1,601
    Pluma de
    Escritor
    ¡Hola!
    Perdón por no comentar antes, ya lo había leído pero creo que me faltó comentar. n.nU
    Me gustó mucho la manera en la que Inuyasha admitió que le gustaba Kagome y que si le coqueteó a las otras era por la influencia de Miroku. x'D
    Me encantó el beso, yo hubiera hecho lo mismo que ella. *¬*
    Ahora hay que esperar a que Naraku se de cuenta que es verdad que ya tiene un rival. :D
    Estaré esperando la continuación ansiosa ;). Nos vemos luego.

    Adiós.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    Idaly

    Idaly Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Septiembre 2005
    Mensajes:
    367
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Secretos de una sonrisa
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    1738
    Y la costumbre de ponerlo en la madrugada no se me va a quitar, queria ponerlo antes pero por exceso de pago me cortaron el internet jejeje ahora estoy robando señal del vecino pero no es muy buena y además estas nauceas, vomitos y mareos no ayudan mucho, pero ya me había tardado mucho en poner continuación así que aqui esta, disfrutenla.

    Meelissa: la pareja por ahora es sorpresa, pero más adelante será demasiado obvio con quien se queda Kagome.

    Minami: espero que ahora tampoco notes faltas de ortografia jeje aunque tuve que dejar de ver la pantalla a cada rato por mis mareos me esforce porque las faltas fueran minimas, y se que todo va muy rapido pero, así pasó.

    kagomeXinu: tambien me pasa muy seguido eso de leer o dejar un "me gusta" y olvidar comentar jeje no te preocupes y creeme, Naraku se dio cuenta que ya tiene rival, el todo lo ve.

    Muchas gracias a Meelissa y Tifanny por el "me gusta que dejaron y a todos los que solo leen, muchas gracias, ahora si disfruten del capitulo y me voy porque si estoy muy mareada.

    Capitulo 7

    Pasamos un agradable día paseando y platicando por la ciudad, al caer la tarde decidimos ir a comer a un establecimiento de comida rápida, aunque Inuyasha quería llevarme a un lugar lujoso le hice ver que no estábamos vestidos para la ocasión, ya que el seguía en ropa de deporte y yo con una blusa de tirantes, un pescador y sandalias, sinceramente me hubiera sentido muy incomoda.

    —¡Bah! Como quieras, pero aunque vistieras tu pijama para mi seguirías hermosa —dándome la espalda y poniendo los brazos detrás de su cabeza.

    “Y ahí va de nuevo, con esos comentarios que hacen que sienta mi cara arder, muchas veces he recibido piropos, pero, ¿porque con él siento esto?, el corazón me late tan fuerte que siento que él puede escuchar, mi cara se pone tan roja que ni mis manos pueden ocultarlo y además están esas malditas hormigas en mi estomago.”

    ¿Te quedaras ahí parada para siempre o vamos a comer? —me dijo en un tono mandón.

    “Y también esta ese ‘detallito’, cuando creo que es el hombre mas tierno, bondadoso y romántico, sale con comentarios o actitudes que lo hacen ver arrogante, orgulloso, mimado y tonto”

    —¿Vienes o no? —dijo él de nuevo con “ese” tono.

    —Valla, que manera de matar a las hormigas —susurre entornando los ojos.

    —¿Hormigas? ¿Qué hormigas? —dijo mirando al suelo y levantando los pies buscando las dichosas hormigas.

    —Nada, olvídalo… vamos ya tengo hambre —dije adelantándome mientras el seguía buscando a las hormigas.

    —O..oye espérame —dijo acelerando el paso para ir tras de mi

    Durante la comida hablamos solamente de tonterías, mas bien, peleábamos por tonterías, una de esas tonterías fue que yo alucinaba con asesinatos de hormigas ficticias, no dejo de molestarme por eso durante un buen rato, y mas de una vez me hice la nota mental de no pensar en voz alta.

    Después de comer y pelear mucho, Inuyasha me llevo a casa, estuvimos platicando en la entrada durante un rato hasta que de pronto la puerta se abrió fuertemente.

    —¡Te odio!, ¡me dejaste demasiadas cosas que limpiar, mis padres no están, Sota no sale del baño y yo me estoy volviendo loca con tanto desastre! —gritó Kikyou, aun tenia la pijama puesta y sobre esta un delantal, además de un pañuelo cubriendo un desastre de cabello que más bien parecía un nido de pajaro, también tenia puestos unos guantes de latex y sus pantunflas de conejito, era realmente un desastre.

    —Y eso que limpie la mayor parte —dije aguantando la risa y tratando de verme despreocupada.

    —Jajajajajajajajaja —se escuchó de pronto a nuestras espaldas, al voltear nos dimos cuenta de que era Inuyasha quien estaba en el piso riendo a carcajadas.

    —Y tú, ¿de que te ríes? —preguntó mi hermana con una temible mirada a Inuyasha, lo cual ocasiono que el callara de inmediato al verla.

    —Nada, no pasa nada —dijo asustado Inuyasha.

    —Hermanita linda, hermosa, preciosa, ¡por favor ayúdame! —me dijo suplicante con esos ojitos de perrito que ponía cuando quería convencerme de algo.

    —Lo siento pero yo hice muchísimas más cosas anoche y solo Naraku medio me ayudo.

    De pronto la mirada de mi hermana cambió drásticamente a una diabólica.

    —Esta bien, entonces tu ve a comprar cosas para hacer la comida, puedes traer lo que quieras —dijo seria y mirando fijamente a Inuyasha.

    —Bien, regreso en un momento entonces. —dije dando media vuelta para irme.

    —Yo te acompaño —se apresuró a decir Inuyasha.

    —¡No!, tú te quedas —dijo mi hermana con un aura maligna a su alrededor de ella y posando su mano en el hombro de Inuyasha.

    Mientras que Inuyasha solo la miraba asustado y sudando a chorros, sin poder decir palabra alguna mi hermana lo metió a la casa, yo simplemente solté un suspiro y me dirigí a hacer las compras.

    Después de un rato me encontraba en el mercado comprando vegetales frescos ya que tenia antojo de una ensalada, terminando de comprar me senté a comer un helado para descansar un poco y fue cuando sentí una extraña punzada en mi cuello que me da cuando estoy estresada, la sentí desde que salí de casa por la mañana pero ahora que estaba sola la sentía con más fuerza, de pronto sentí una mano sobre mi hombro.

    —Hola Kagome.

    Al distinguir su voz sentí como si una descarga eléctrica pasara por mi cuerpo y toda mi piel se erizó.

    —H…hola Naraku —dije tímidamente.

    —¿Descansando?

    —He, sí, estuve haciendo unas compras y pare a descansar.

    —Entiendo, ¿me puedo sentar? —señalando la silla frente a mi.

    —Claro —respondí con una sonrisa.

    —Kagome, quiero… ofrecerte una disculpa —dijo serio mientras me veía fijamente a los ojos.

    —¿Disculpa?, ¿Por qué?

    —Por lo de anoche —dijo sin titubeos, mientras que yo desvié la mirada con un fuerte sonrojo en mi rostro al recordar tal escena.

    —De verdad, lo siento mucho, no se lo que me paso —al volver la mirada hacia él, pude notar que tenía sus ojos clavados en la mesa y una clara mueca de arrepentimiento.

    —N… no te preocupes, todo esta olvidado —dije un poco nerviosa al tener esa imagen aun en mi cabeza, sin embargo, su arrepentimiento parecía ser sincero.

    —Intente decírtelo esta mañana, pero…

    —Sí, lo se, esta mañana fui a caminar —le interrumpí

    —¿Sola?

    —Sí

    —Para haber ido sola, fue un paseo muy largo —al decir eso note un tono molesto en su voz, pero no quise preguntar que le sucedía.

    —Es que me encontré con Inuyasha y fuimos a comer —sentí como si le tuviera que dar explicaciones o una excusa.

    —Al parecer se llevan muy bien, sin importar que se acaban de conocer. —dijo ocultando sus ojos bajo su fleco.

    —La verdad es que sí, Inuyasha es muy simpático y me agrada su compañía —dije recordando alegremente el día que pasamos juntos.

    —Ya veo… te gusta.

    —¡¿Qué?! —cuestioné nerviosa y demasiado sonrojada— eso no puedo respondértelo aún, como tú dijiste, nos acabamos de conocer.

    —Pero eso no evita que pasen el día juntos —dijo ya más molesto y levantando un poco la voz.

    Al notar su tono de voz yo también me molesté.

    —Lo que haga con mi tiempo no es asunto tuyo Naraku, no eres mi dueño, yo decido con quien estar y con quien no —dije molesta, hablándole con el mismo tono con el que él me habló y levantándome dispuesta a irme.

    Ya fuera de la nevería sentí una mano deteniéndome del brazo.

    —Se que no soy tu dueño, pero me gustaría ser algo más que tu amigo, Kagome, me gustas y me atrevería a decir que te amo, es por eso que cuando te veo con otro me molesto y cuando te veo con ese maldito… me vuelvo loco de celos, al ver como te toma de la mano, como ríen juntos, como te sonrojas cuando estas con él, ¡me vuelvo loco!... Kagome ¡te quiero! y te quiero para mi —al escuchar todo eso no supe que decir o que hacer, mi cuerpo simplemente no me respondía, siempre ví a Naraku como un amigo, un amigo que de alguna forma de atraía pero un amigo al fín, y ahora el se me estaba declarando.

    —Por favor, di algo —dijo mirándome de forma suplicante.

    —Yo… no se que… no se que decir Naraku, tú eres mi amigo.

    —¿Y no podrías verme como algo más? —dijo viéndome directamente a los ojos.

    —No lo se —dije dándome cuenta que se acercaba lentamente a mi rostro.

    —Por favor, solo necesito… una oportunidad —dijo antes de besarme tiernamente en los labios, un beso muy diferente al de la noche anterior, aunque, no sentí lo mismo que cuando Inuyasha me besó.
     
    • Me gusta Me gusta x 3

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso